Está en la página 1de 7

Que es el internet

Podemos definir a Internet como una "red de redes", es decir, una red que no sólo interconecta
computadoras, sino que interconecta redes de computadoras entre sí.

Una red de computadoras es un conjunto de máquinas que se comunican a través de algún medio
(cable coaxial, fibra óptica, radiofrecuencia, líneas telefónicas, etc.) con el objeto de compartir
recursos.

De esta manera, Internet sirve de enlace entre redes más pequeñas y permite ampliar su cobertura al
hacerlas parte de una "red global". Esta red global tiene la característica de que utiliza un lenguaje
común que garantiza la intercomunicación de los diferentes participantes; este lenguaje común o
protocolo (un protocolo es el lenguaje que utilizan las computadoras al compartir recursos) se conoce
como TCP/IP.

Orígenes y evolución de Internet

Los orígenes de Internet se remontan a más de veinticinco años atrás, como un proyecto de
investigación en redes de conmutación de paquetes, dentro de un ámbito militar. A finales de los años
sesenta (1969), en plena guerra fría, el Departamento de Defensa Americano (DoD) llegó a la
conclusión de que su sistema de comunicaciones era demasiado vulnerable. Estaba basado en la
comunicación telefónica (Red Telefónica Conmutada, RTC), y por tanto, en una tecnología denominada
de conmutación de circuitos, (un circuito es una conexión entre llamante y llamado), que establece
enlaces únicos y en número limitado entre importantes nodos o centrales, con el consiguiente riesgo
de quedar aislado parte del país en caso de un ataque militar sobre esas arterias de comunicación.

Como alternativa, el citado Departamento de Defensa, a través de su Agencia de Proyectos de


Investigación Avanzados (Advanced Research Projects Agency, ARPA) decidió estimular las redes de
ordenadores mediante becas y ayudas a departamentos de informática de numerosas universidades y
algunas empresas privadas. Esta investigación condujo a una red experimental de cuatro nodos, que
arrancó en Diciembre de 1969, se denominó ARPAnet. La idea central de esta red era conseguir que la
información llegara a su destino aunque parte de la red estuviera destruida.

ARPA desarrolló una nueva tecnología denominada conmutación de paquetes, cuya principal
característica reside en fragmentar la información, dividirla en porciones de una determinada longitud
a las que se llama paquetes. Cada paquete lleva asociada una cabecera con datos referentes al destino,
origen, códigos de comprobación, etc. Así, el paquete contiene información suficiente como para que
se le vaya encaminando hacia su destino en los distintos nodos que atraviese. El camino a seguir, sin
embargo, no está preestablecido, de forma que si una parte de la red cae o es destruida, el flujo de
paquetes será automáticamente encaminado por nodos alternativos. Los códigos de comprobación
permiten conocer la pérdida o corrupción de paquetes, estableciéndose un mecanismo que permite la
recuperación. Este sistema de transmisión reúne múltiples ventajas:
Fiabilidad, independiente de la calidad de líneas utilizadas y de las caídas de la red.

Distribución más fácil de los datos dado que al contener cada paquete la información necesaria para
llegar a su destino, tenemos que paquetes con distinto objetivo pueden compartir un mismo canal o
camino de comunicaciones.

Posibilidad de técnicas de compresión que aumentan la capacidad de transmisión y de encriptado que


permiten una codificación, de forma que se asegure la confidencialidad de los datos.

Al igual que los equipos o las conexiones también se evolucionó en los servicios que ofrecía ARPAnet,
ya que si bien al principio sólo permitía ejecutar programas en modo remoto, en 1972 se introdujo un
sistema de correo electrónico, que liberó a los usuarios de la dependencia de los husos horarios (algo
de importancia evidente en Estados Unidos, por su gran extensión), y supuso un sorprendente
aumento en el tráfico generado, convirtiéndose en la actividad que mayor volumen generaba, en
contra de las previsiones iniciales.

Para que los ordenadores puedan comunicarse entre sí es necesario que todos ellos envíen y reciban la
información de la misma manera. La descripción de los pasos a seguir se denomina “protocolo”. En
1974, se presentó el protocolo “Transmission Control Protocol / Internet Protocol” (TCP/IP). Este
protocolo proporcionaba un sistema independiente de intercambio de datos entre ordenadores y
redes locales de distinto origen, eso sí, conservando las ventajas relativas a la técnica de conmutación
de paquetes.

A principios de los ochenta el Departamento de Defensa de Estados Unidos decidió usar el protocolo
TCP/IP para la red ARPAnet, desdoblándola en Arpanet y Milnet, siendo esta segunda de uso
exclusivamente militar, conectada a Arpanet bajo un tráfico extremadamente controlado. Igualmente
en Europa se creó la red Minet, como extensión de Milnet.

Dado que una gran cantidad de las organismos tenían sus propias redes de area local (RAL) conectadas
a los nodos de la red se fue evolucionando hacia una red llamada ARPA Internet formada por miles de
equipos. El nombre sufrió algunos cambios más, como: Federal Research Internet, TCP/IP Internet y
finalmente, INTERNET.

Durante los últimos años ochenta Internet creció hasta incluir el potencial informático de las
universidades y centros de investigación, lo que unido a la posterior incorporación de empresas
privadas, organismos públicos y asociaciones de todo el mundo supuso un fuerte impulso para
Internet que dejó de ser un proyecto con protección estatal para convertirse en la mayor red de
ordenadores del mundo, formada por más de cincuenta mil redes, cuatro millones de sistemas y más
de setenta millones de usuarios.
Teniendo en cuenta que se estima un crecimiento del censo de usuarios de Internet de
aproximadamente un diez por ciento mensual, se deduce que para el año dos mil se superarían los
trescientos millones de usuarios conectados a la ‘Red de redes’. Internet no es simplemente una red
de ordenadores, es decir, unos cuantos ordenadores conectados entre sí. Se trata de una asociación de
miles de redes conectadas entre sí. Todo ello da lugar a la “RED DE REDES”, en la que un ordenador de
una red puede intercambiar información con otro situado en una red remota.

Características de Internet:

Universal

Internet es un fenómeno extendido, que abarca prácticamente el mundo entero. Gracias a Internet
podemos acceder a información generada en otros países, como así también a numerosos servicios
ofrecidos en lugares remotos.

Eliminó las barreras de tiempo y espacio

Con Internet podemos asistir en tiempo real a una conferencia que se dicta a miles de kilómetros de
nuestro hogar, o hacer una visita virtual al Museo del Prado, o hablar con los empleados de la misma
empresa en otros países, o transferir una suma de dinero a la cuenta de un familiar que vive lejos, en
el horario que nos quede cómodo.

Económicamente accesible

Una gran gama de actividades se pueden realizar por Internet a un costo mínimo: buscar información,
comprar productos, hacer gestiones bancarias, hacer videoconferencias, contratar servicios, tomar
cursos, etc. El ahorro de tiempo y dinero que se puede lograr gracias a Internet es realmente
significativo.

Facilita la interdisciplinariedad laboral

Mediante diferentes recursos de Internet es posible armar proyectos colaborativos en línea y que
diferentes grupos trabajen en forma coordinada, abordando objetivos desde diferentes disciplinas.

Trajo profundos cambios sociales

Es evidente que Internet abrió un nuevo capítulo de la historia en términos de interacción social.

Todos sabemos hoy que a través de las llamadas “redes sociales”, las personas interactuan
continuamente; ya no es necesario salir de la casa para conversar (hoy ‘chatear’) con personas
cercanas o incluso con personas a quienes nunca se ha tenido frente a frente. También se pueden
compartir recursos (fotos, películas, canciones, filmaciones caseras, etc.) y difundir actividades.
Facilidad de uso

Internet no requiere de conocimientos especiales, ya que no es necesario saber los fundamentos de la


informática para usarlo; con comprender que funciona sobre la base de motores de búsqueda y que
haciendo “clic” en los diferentes enlaces uno va accediendo a diferentes sitios y contenidos, es
suficiente. Aunque por supuesto, quienes investigan más pueden sacar más provecho de este recurso.

Esta sencillez es una de las principales razones por las cuales Internet se transformó en un fenómeno
mundial, utilizado y aprovechado por miles de millones de personas en todo el mundo.

Posibilita el anonimato

En Internet, uno puede acceder a numerosos sitios sin dar cuenta de su identidad; eso hace posible
que la gente participe con más soltura, por ejemplo, de blogs, foros, etc. También el anonimato o la
posibilidad de asumir una identidad oculta tienen sus desventajas, ya que puede tornarse peligroso
para los niños, por ejemplo.

Masificación de contenido

Dado que Internet llega a una cantidad inmensa de individuos, es muy útil para quien desea difundir
un contenido de valor social o comercial. Grandes campañas de solidaridad se han puesto en
funcionamiento y han resultado muy beneficiosas gracias a la red. Sin embargo, la masificación de
contenidos también tiene sus riesgos.

Otorga libertad de expresión

Al no haber un “dueño” de Internet, con posibilidades de efectuar controles de contenidos, cualquiera


puede subir contenidos o ideas a la red.

Esto, por un lado, permite expresarse libremente, lo que es sumamente positivo en toda sociedad,
pero también puede operar de manera contraria y facilitar la diseminación de información falsa o
incorrecta. En temas delicados, como salud, puede derivar en conductas riesgosas por parte de los
individuos.

Dependencia o adicción

Aunque para muchos Internet es una ayuda de trabajo, para mucha gente con tiempo libre Internet
constituye un entretenimiento. Y lamentablemente cada vez más jóvenes y adultos se instalan frente a
la pantalla de su computadora durante horas, sin darse cuenta de que no se han movido durante todo
ese tiempo y no han intercambiado ni una palabra con las personas que están a su alrededor.

¿Quién controla Internet?

Alejandro Rulfo Méndez

¿Qué organización controla Internet? ¿Cómo está regulada? ¿Quiénes indican las reglas de
comportamiento social en Internet?.. Aparentemente Internet es un fenómeno de comunicación que,
desde 1995 fecha de creación oficial de este inmenso entretejido hecho con nada, se ha regulado por
sí mismo y por los usuarios, quienes también son actores de la telaraña cibernética. Aunque
técnicamente nadie controla Internet, existen una serie de organismos internacionales como la ICANN
(Corporación de Internet para la asignación de nombres y números), que es la encargada de asignar los
dominios (nombre del site) y controla el sistema de direcciones de Internet en todo el mundo.

En México, el organismo que se encarga de otorgar registros para que quede reservado cierto nombre
o site, es el Network Information Center de México (nic-México), cuya función particular es llevar un
control de los dominios con terminación “.mx”.

Si una persona física o moral registra ese dominio y prueba, en los casos correspondientes, que es el
titular de ese registro electrónico, es decir que no es una marca registrada protegida por otra persona
o empresa, ya nadie podrá utilizar ese dominio y no se puede repetir. Es el Instituto Tecnológico y de
Estudios Superiores de Monterrey la institución que tiene a su cargo el nic-México.

La World Wide Web (WWW)

Es un servicio de Internet con el que accedemos a la información organizada en bloque llamados


páginas Web.

Así podemos consultar información de instituciones, empresas, etc.

Estas páginas Web se organizan en conjuntos llamados genéricamente webs.

Las características de la www son:

Existe información muy abundante sobre cualquier temática.

Las páginas web son archivos que pueden incorporar elementos multimedia: imágenes estáticas,
animaciones, sonidos o vídeos.

Es muy fácil de utilizar:para pasar de una página a otra (navegar) empleando un ratón, basta con hacer
clic sobre elementos que aparecen resaltados en la pantalla (hipertexto).

Permite acceder a archivos situados en equipos remotos.

El correo electrónico
El correo electrónico sirve para enviar y recibir mensajes escritos entre usuarios de una red
informática.

Es uno de los servicios más antiguos y extendidos de Internet. Una de sus ventajas es que se pueden
añadir archivos de todo tipo a los mensajes: documentos escritos con un procesador de textos,
imágenes, etc.

Prácticamente todos los usuarios de Internet emplean el correo electrónico. Permite comunicarse con
otras personas que habitan en regiones diferentes del planeta con un coste reducido.

El servicio de conversación en línea (Chat).

En el correo electrónico no hace falta que los dos interlocutores estén conectados al mismo tiempo
para recibir los mensajes. Sin embargo, existen en Internet otros servicios que sí permiten la
comunicación simultánea.

El más conocido de ellos es el Chat.

El Chat, cuyo significado en español es “charla”, es un servicio en el que dos o más personas pueden
establecer conversaciones a través de ventanas de texto en las que van apareciendo
consecutivamente las intervenciones que cada interlocutor escribe con su teclado.
El control remoto de equipos (Telnet)

El servicio Telnet permite controlar un ordenador desde un lugar distante, sin sentarnos delante de él.

Esto facilita, por ejemplo, el acceso al ordenador de un empleado desde la sede de la empresa en
otra ciudad. En el ámbito científico este servicio permite acceder a base de datos o incluso
intrumentos que se encuentran alejados del investigador.

Los foros de discusión.

Los foros de discusión son un servicio de Internet en el que muchos usuarios acceden a los mensajes
escritos por un visitante de dicho foro.

La transferencia de archivos (FTP) El servicio FTP (File Transfer Protocol) permite transferir archivos
entre equipos informáticos.

Es uno de los servicios más antiguos de Internet. En algunos casos, los archivos almacenados se
protegen con una contraseña, de manera que sólo los usuarios autorizados pueden manipularlos.
Videoconferencia

El servicio de videoconferencia permite mantener comunicación sonora y visual entre dos usuarios
de Internet.