Está en la página 1de 2

La Reparación Del Daño

La reparación del daño como bien su nombre lo dice, es cuando se comete


un hecho negativo y tiene la obligación de reponerlo. Según el escritor Miguel
Sánchez en su obra “Derecho Administrativo” resalta que la reparación del daño
causado debe ser integral, según se desprende de la ley y de la jurisprudencia. Ya
que las partes tienen que asegurar que existe un daño y tener pruebas “ya que toda
persona que alegue un daño debe probarlo” del perjuicio causado.

El daño debe estar expresado en su totalidad, tanto “el daño emergente como el
lucro cesante acreditado” y, en caso de también existir, el daño moral. Entonces es
bueno preguntar, ¿Cómo se calcula la indemnización? Debe calcularse con
referencia al día en que se produjo el daño y puede ser sustituida por un buen
mueble o un servicio que éste le pueda ofrecer ya en cuanto a esto queda al criterio
del arbitrio judicial es decir a criterio personal de los jueces. Ya en cuanto a las
circunstancias concurrentes y, entre ellas, la participación de la víctima el autor
resalta que “en la producción del daño suelen tenerse en cuenta para fijar la cuantía
de indemnización”.

Según nuestras fuentes del derecho dominicano, basándonos en la


Constitución Dominicana, la ley 41-08 de Función Pública y crea la Secretaria de
Estado de Administración Pública, y la ley de responsabilidad patrimonial (ley
no.107-13). Encontramos temas que se fundamentan en la responsabilidad civil de
las entidades públicas, sus funcionamientos o agentes. Asimismo el tema de la
responsabilidad civil del Estado y del servidor público.

En nuestra carta magna en su artículo 148 sobre responsabilidad civil, en donde


“las personas jurídicas de derecho público y sus funcionarios o agentes” es decir
todo funcionario público tiene la obligación de pagar por los daños y perjuicios
ocasionados a las personas ya sea físicas o jurídicas por una actuación u omisión
administrativa antijurídica.
Ya en la ley sobre la función pública podemos destacar en sus artículos 90 y 91
sobre la responsabilidad civil del Estado y del Servidor público, que “el estado y el
servidor púbico o miembros del órgano colegiado actuante serán solidariamente
responsables y responderán patrimonialmente por los daños y perjuicios causados
por la acción u omisión del funcionario actuante” y además de que “en los casos en
que la persona perjudicada no haya dirigido su acción reclamatoria de daños y
perjuicios contra el funcionario responsable, el Estado, condenado a resarcir el
perjuicio causado por la gestión dolosa, culposa o negligente de dicho funcionario
podrá ejercer contra éste una acción en repetición”.

Por último, en la ley de responsabilidad patrimonial:

Respecto al tipo de daño indemnizable, el artículo 59 de la Ley No. 107-13


dispone que son indemnizables los daños de cualquier tipo, patrimonial, físico o
moral, por daño emergente o lucro cesante, siempre que sean reales y efectivo. La
prueba del daño corresponde al reclamante.

El párrafo de este artículo establece que la indemnización podrá sustituirse por una
compensación en especie o pagos periódicos siempre que exista conformidad del
lesionado.

Finalmente, el artículo 60 de dicha norma establece el plato de prescripción para la


reclamación de la responsabilidad patrimonial del Estado y su indemnización,
fijándolo en un plazo de 2 años de producida la actuación pública causante del daño
o, en su caso, de la manifestación de sus efectos lesivos.

Se dispone que en el caso de daños continuados, el plazo comenzará a computar


desde el momento en que se conozca el alcance definitivo del daño. Cuando el daño
derive de la aplicación de un acto declarado ilegal por sentencia firme, el plazo
prescribirá a los dos años desde la fecha en que sea dictada la sentencia, pudiendo
en todo caso solicitarse indemnización en el propio recurso que cuestione la
legalidad del acto en cuestión.

También podría gustarte