Está en la página 1de 13

PACTUS

KADI A MPEMBA

La fuerza negativa existente en el mundo visible, y su homóloga del mundo invisible, ha nacido de
la propia naturaleza positiva, por lo que actúan en el mismo ámbito. Son representadas con
elementos y símbolos, por supuesto distintos, y con fines diferentes. Kadi a Mpemba se alimenta
de animales deformes, mutilados o enfermos, su Unganga se fabrica con elementos siempre
carentes de la gracia de Nzambi, palos, hierbas y bejucos secos que se recolectan cuando ya están
caídos del árbol, restos de animales que hayan sido devorados por otros, como alimento o
simplemente deteriorados por la putrefacción, su Nkisis tienen que ser algún difunto muerto con
violencia, en accidente o con enfermedad muy dañina, y en casi todo los casos, de otra raza y
condición social, para no entrar en conflicto con antepasados benévolos. Pueden ser personas con
defectos físicos congénitos, de aquí que dentro de la comunidad Bakongo, se trate a las personas
discapacitadas con mucho recelo y desconfianza, ya que creen que poseen mucha negatividad. En
algunos casos, las personas que a consecuencia de enfermedad o hecho fortuito, quedan
mutiladas de algún órgano o discapacitadas, se las consideran marcadas por Kadi a Mpemba, ya
sea porque las eligió para que le rinda culto, o porque incumplió un pacto con él.

Por este motivo, es importante que el Tata Nganga se proteja de esta fuerza nefasta pactando
mágicamente con ella, de esta forma, no solamente consigue protección ante accidentes y
enfermedades, sino que impide la interferencia directa o indirecta en su vida. Aunque son dos
cosas muy distintas, pactar para protegerse de él y obtener su gran poder destructor para utilizarlo
en la magia contra enemigos del Tata Nganga —lo que se considera una manera lícita de
defensa—, que convertirse en su discípulo, y actuar solamente en este tenebroso y repudiado
sendero místico que la comunidad condena y combate, ya que quienes son denunciados o
descubiertos utilizando estas prácticas son condenados a muerte, y luego ya cadáver, mutilados y
abandonados a la intemperie lejos de la comunidad sin ningún rito funerario, con lo que se cree
que no podrán regresar a la aldea, ni insertarse en su complejo sistema de antepasados.

En Cuba, las Unganga que se dedican a Kadi a Mpemba se les denomina “judías” y las otras son
“cristianas”. La diferencia suele ser, la utilización de elementos religiosos cristianos en su
construcción, ya que ambas cumplen las mismas funciones, y se alimentan y fabrican con los
mismos elementos. De aquí, que existan Unganga mixtas, que son aquellas que cuando el Tata
Nganga les retira los símbolos religiosos como pueden ser crucifijos, rosarios y elementos
alegóricos a la Iglesia, esta Unganga, automáticamente, se convierten en judías y actúan solo en
sentido negativo.

Los Tata Nganga, admite sin contradicciones las propiedades ambivalentes de su acción mágica,
por lo tanto, saben que los mismos elementos que pueden utilizar en sus hechizos para hacer el
bien, pueden ser utilizados con fines maléficos, ya que quien manipula la potencia mágica de la
Unganga, es quien la induce a la acción.

La magia maléfica, es utilizada siempre que algo negativo irrumpe en la armonía de la vida diaria, o
imposibilita el alcance de algún objetivo del Tata Nganga. Con ella se defienden, aunque se
desconozca quien lo provoca, o de donde procede. Basta una simple sospecha, para activar este
mecanismo que privar al enemigo de su influencia, anulando su fuerza mágica. Todos los
acontecimientos nefastos en la vida de un Mayombero, son provocados por la acción mágica de
un adversario, que puede incluso proceder del mundo invisible.

Cada Tata Nganga tiene una forma particular de hacer el pacto, pretenden con ello que nadie sepa
cómo fue, y qué elementos intervinieron como protección, pero todos coinciden en sus pasos, e
incluso en mucho de los elementos, ya que son imprescindibles para lograr atraerlo a esta
dimensión y, concretamente, materializarlo.

“Ndoki — uno de sus nombres — no tiene sangre, por
eso no tiene vida, para vivir, necesita comer almas,
por eso atiende a todo el que quiere pactar con él y ser
su discípulo. Pacto, para él significa que tendrá alguien
más para comer”. Dice Tata Nge.

En muchas ocasiones, dos Tata Nganga enemistados entre ellos y con el mismo poder, se enzarzan
en una pelea mágica, en otro espacio, en la que, el que salga vencedor, será el más poderoso.
Básicamente, éste es el poder que concede Kadi a Mpemba a aquellos que pactan con él, amén
de mantenerlos protegidos de enfermedades y desdichas, lo que se traduce en bienestar y
riquezas para el Tata Nganga que pacta como ya manifesté anteriormente. La diferencia es que,
Nzambi da este bienestar de forma natural y Kadi a Mpemba exige retribución por otorgar algún
bien, ya sea un sacrificio, o algo similar.

Hacer el pacto con Kadi a Mpemba es el ritual mágico más secreto, como dije anteriormente, que
acompaña a este rezo, aunque se utiliza en muchas otras ceremonias, siempre
relacionadas con él.

“Tiene que ser una noche de cuarto menguante o sin
luna. El Tata Nganga, busca una zona de selva que sea
virgen —que nunca se haya cultivado— prácticamente
inaccesible y que no sea transitada”, “esto es muy importante:
si alguien interrumpe el ritual cuando ya se ha comenzado
puede ocasionar la muerte del Tata Nganga, y
habría que sacrificar al intruso para salvar la situación”.

Así de drásticos se muestran los Tata Nganga a la hora de hacer este rito, en el que nada puede
fallar.

“Además de quien hace el pacto, es indispensable otro
Tata Nganga como ayudante, que tiene por obligación
tener el pacto hecho, y que por supuesto sea de
la misma Nkanda —tribu, Munanzo o familia religiosa—,
él será el único participante en el rito de forma
activa. Los demás Tata Nganga se limitarán a ser espectadores,
a no ser que quien hace el pacto, decida
que haya algún otro testigo.
¡Por si Kadi a Mpemba no cumple! Exclama Tata Nge.
“Pero sólo para preparar el rito, y proteger al Tata
Nganga que hace el pacto, a la hora de la verdad tiene
que dejar solo al Tata Nganga para que él se entienda
con Kadi a Mpemba solo, si le sale bien, mejor, si no el
Tata Nganga se limpia las manos, y nunca debe superar
el número de siete”. Apunta Tata Nfuko.

Aquí, es donde hay que demostrar que se sabe, porque hay que llamar Kadi a Mpemba con
carácter, para que no se demore, ya que a veces quiere hacer ver que a él no le interesa el pacto,
pero es sólo para sacar ventaja en la negociación.

Mientras el Tata Nganga canta y reza, en intervalos, lanza hacia el chivo atado en el círculo central,
trozos de las vísceras de la cazuela de su derecha, mojados en el agua de la ablución de la cazuela
de la izquierda, exhortando a Kadi a Mpemba a manifestarse. También puede acercarse hasta
donde está el chivo y propinarle agudos golpes que pueden incluso mutilarlo de un cuerno, ojo,
lengua, oreja y que son arrojados a la hoguera a la vez que se reza, pero teniendo mucho cuidado
no le vaya a matar el berreo del animal que atrae a Kadi a Mpemba como el néctar a las abejas, es
algo que para esta fuerza mágica es irresistible. A Kadi a Mpemba se le trata como un semejante,
de aquí que el pacto se lleve a cabo como una negociación entre dos personas mortales.
El canto no puede parar, se irán turnando los Tata Nganga que participen de mayor a menor
consecutivamente, hasta que se manifieste si aun no sea presentado cuando está a punto de
amanecer, es mejor dejarlo para la noche siguiente. El pacto puede tardar varios días pero una vez
que se empieza, no se puede concluir sin haber pactado.

El amanecer posterior al pacto se destina para dispersar todas las piedras de los altares, ceniza de
la hoguera, romper las cazuelas de barro que se hubieren utilizado, en sitios donde les dé
directamente la luz del sol, al medio día, esto neutraliza por completo su influjo negativo y
seguidamente la purificación de todos los participantes y en especial él Tata Nganga que hizo el
pacto, con ablución de retoños de hierbas bien fuertes recogidas por uno de los asistentes y un
gallo blanco que es enterrado vivo, después de haberse limpiado todos con él, en el mismo sitio
donde el Tata Nganga estuvo sentado durante el pacto. Nunca más, ni el Tata Nganga, ni los
participantes volverán a este sitio, o al menos dejarán pasar varios años antes de volver para estar
seguros de que todas las influencias de Kadi a Mpemba desaparecieron del lugar.

Los vasallos de Kadi a Mpemba también poseen un poder reflejo de su relación directa con esa
fuerza mágica, que se puede materializar en una Unganga, con el fin de manipularlos contra los
enemigos del Tata Nganga o la comunidad, o simplemente para bloquearlos y prevenir de
esta forma sus efectos, siempre nefastos. En Cuba, se conocen como Unganga Ndoki los
recipientes que guardan estas energías y que todos temen. Innumerables relatos dan cuenta de la
perversidad y maleficios de connotados Mayomberos, que hacían del oficio de brujo, su arma más
temible para destruir a sus enemigos.

Este ritual, que puede parecer cruel y que en efecto lo es tiene por objetivo atraer con el
sufrimiento del animal a las fuerzas maléficas del mundo invisible. El odio, el sufrimiento, la
tortura etc. son sentimientos malos y por lo tanto pertenecen a Kadi a Mpemba, también lo son la
envidia, el egoísmo, la traición y todo acto que no sean para beneficio de la comunidad o atente
contra su unidad. La crueldad de este rito para con los animales, tiene su origen en la magia
análoga, este principio mágico establece que un objeto puede ser el mismo, y a la vez, influir sobre
su semejante, en este caso como el chivo representa a Kadi a Mpemba, el torturado infringe daño
a la fuerza de este Ndoki, con el fin de que responda a los ataques.

Tata Nfuko era una buena persona, pero como él mismo decía “así me gano la vida”, es de esos
pocos brujos africanos que reconocen hacer magia por encargo, por lo que para mí fue una fuente
de extremo valor más aún si como me recordaba a cada rato “algún día necesitaras saber hacer
esas cosas porque quien diga que no las hace miente y además deja de ganar dinero”. — Irónico
pero tenía razón—. En África y en Cuba ningún Palero reconoce que realiza estos hechizos salvo
excepciones, todos prefieren pasar por buenos, aunque en secreto se sepa que la mayoría de
personas que acuden a sus servicios piden cosas muy perversas.

“Un día vino a mi un señor que quería buscarle la
ruina a una persona —relata Tata Nfuko— en un principio
me negué porque conocía a su enemigo, pero
luego pensé, si no lo hago irá a otro y este otro lo hará
y ganará lo que a mi me corresponde y entonces lo
hice”.—¿Cómo?, ¿Qué hiciste? —Pregunto.
Un trabajo.
Le comenté que si podía alguien estar a salvo de esos hechizos y él orgulloso me dijo: “A mi
nada me hace daño, tengo un pacto con Kadi a Mpemba”. Entonces reconocí todo lo que me
habían dicho mis amigos Paleros de Cuba y corroborado en el Congo y Angola durante mis
pesquisas. Nadie que no tenga un pacto con esa maléfica fuerza mágica se libra de ser alcanzado
por ella. Además recordemos que sólo con esta deidad se alcanzan grandes riquezas y gran poder
político.

El animal que se usa para hacer el corazón de la Unganga y que constituye su mayor fuerza
mágica, es el secreto mejor guardado de los Mayomberos, así como el signo que se pone en el
fondo del caldero, y el nombre secreto que se le da al Nfumbe que lo habita.

“Siempre que un Tata Nganga activa esta fuerza tiene
que estar preparado, tener mucho conocimiento y
poderes suficientes para manipularla, de lo contrario,
Kadi a Mpemba puede anular su voluntad en el
ritual y convertirlo en su vasallo, lo devoraría, junto
con toda su personalidad mágica”. Enfatiza Tata
Nfuko.

Este rezo es extremadamente peligroso y los Tata Nganga, cuando lo realizan, hacen sendos ritos
de purificación, temerosos de quedar atrapados, en las fuertes redes de Kadi a Mpemba. Depuran
los fluidos que atrajeron durante el rito, antes de volver a su vida cotidiana, él mismo y todo lo que
se utiliza en los ritos, donde interviene este rezo, puede traspasar energía negativa y contaminar
todo lo que toque, si no se eliminan totalmente sus influjos, causará trastornos irreversibles. Con
esta oración se consagran los elementos que intervienen en las ceremonias destinadas a
manipular este tipo de fuerzas, así como la Unganga destinada a este fin.

Muchos Tata Nganga, aseguran que pactar con Kadi a Mpemba da muchas riquezas y poder
político, son muchos los casos de personalidades africanas que yo mismo he visto practicar rituales
a esta fuerza para hacerse con un poder militar, político y económico abundante.


La fama del Palero es producto de estos rituales, tan drásticos, que optan por destruir, fulminar, a
quien cree su enemigo. Pero que también, se prestan para ser usados de forma nada escrupulosa
por quienes persiguen dinero y riquezas, a costa de las desgracias de otros.

ENSERES PARA UNA PRENDA DE KADI A MPEMBA

El espíritu Exu Rei es el Rey, Mensajero y el Padre de todos los espíritus oscuros y ángeles
caídos que existen en el otro mundo. Exu Rei es la fuerza y tendencia entre lo bueno y lo
malo. Este espíritu Exu Rei es el mensajero directo del ángel Lucifer a la humanidad. Se
cree que a través de este espíritu puede nacer cualquier otro espíritu o se puede
manifestar en cualquier forma espiritual así como forma física. Exu Reí también es el Rey
de todos los caminos de lucero. No hay ningún camino específico de lucero que camina
con este espíritu porque Exu Rei es quién él es y no requiere ningún anuncio para su
presencia.
Es a través de esta nganga que un individuo hace un pacto con el reino espiritual y del otro
mundo.

- Un caldero grande de metal
- Una soga larga
- 21 piedras de rayo
- 21 cristales de cuarzo
- Una piedra redonda grande de la cima de una montaña
- 81 monedas nuevas y viejas de alrededor del mundo
- 3 monedas de oro
- 3monedas de plata
- Tierra de 21 cementerios
- Tierra de 21 bardas del cementerio
- Tierra de 21 travesías
- Tierra de las tumbas de nueve niños (9 – 17 años)
- Tierra de las tumbas de nueve asesinos o delincuentes
- Tierra de las tumbas de tres víctimas de suicidio
- Tierra de 12 medianoche en una luna llena
- Tierra de 12 mediodía en una luna llena
- Tierra del borde del río
- Tierra de nueve iglesias
- Tierra de una cárcel
- Tierra de una corte
- Tierra de una estación policíaca
- Tierra de un hospital
- Tierra de un depósito de cadáveres
- Tierra de la tumba de nueve soldados
- Tierra de una tierra del entierro india (pueblo indígena)
- Tierra del cruce del ferrocarril
- Nueve murciélagos
- Nueve serpientes venenosas
- El cráneo, huesos y corazón de un perro negro
- El cráneo, huesos y corazón de un gato negro
- Cráneo de un lobo o coyote
- La cabeza, los pies, alas y el corazón de un buitre
- La cabeza, los pies, alas y el corazón de un Cuervo
- La cabeza, los pies, alas y el corazón de un Búho
- La cabeza, los pies, alas y corazón de un Halcón
- La cabeza, los pies, alas y corazón de una gallina de Guinea
- La cabeza, los pies, alas y corazón de un gallo de pelea
- Los cuatro pies de un venado
- Nueve dientes de un caimán
- Un diente de león o piel o uña o carne
- Una garra de un oso o cualquier parte de este
- Nueve dientes de un lobo o coyote
- 2 dientes de un jabalí
- 21 arañas viuda negras
- 81 lagartos Camaleón (secos)
- 21 navajas de gallo de pelea
- 3 lenguas de loro
- Polvo de cuerno de venado
- 21 palos polvo
- 21 palos (24 pulgadas en longitud)
- Agua de río
- 21 hierbas de los Orisas
- Una libra de mercurio
- Ojos de lobo o coyote
- Ojos de un gato negro
- Ojos de un perro negro
- Ojos de un Búho
- Un cadáver de una tumba vieja (varón)
- Herramientas de metal grandes de Oggún
- Una saco de yute


Animales vivos necesarios

- Una cabra negra grande
- 6 gallos negros
- Un cuervo
- Un gato negro
- Un perro negro
- Seis gallinas de guinea

Esta nganga a toma 81 días para completar la ceremonia y ritual. La iniciación y el
ritual tiene lugar y se realiza en 5 lugares diferentes, las travesías, el océano, el
cementerio, el río y la montaña.

ENSERES PARA LA MPAKA

El Empala es quizás una de las llaves más importantes al nganga. El mpaka está en sí
mismo un nganga de la miniatura que pueden transportarse fácilmente. El mpaka sostiene
los misterios del espíritu. Un Mayombero puede tomar su mpaka en cualquier parte en el
mundo y usando los misterios contenidos dentro de él, reconstruya su nganga. El mpaka
es
el tercer ojo y la oreja del espíritu. Cuando el espejo de vidrio se pone en el mpaka, es
terminado Vititi Mensu.

1 El Cuerno de un Toro grande (sin cerrar)
2 Una piedra de rayo mediana
3 Polvo del Hueso humano
4 Una cucharada de mercurio
5 tierra de las utilizadas en la nganga
6 Tres cristales de cuarzo
7 Veintiún monedas de alrededor del mundo
8 Murciélagos en polvo
9 Serpientes en polvo
10 Camaleones en polvo
11 Arañas en polvo
12 Veintiún palos en forma en polvo
13 Los cuernos de venado en polvo
14 Diente de un lobo o coyote
15 Diente de un tigre, piel o cualquier otra parte de este
16 Siete dientes de un humano
17 La lengua y ojos de un gallo
18 La lengua y ojos de una gallina de la guinea
19 La lengua y ojos de un loro
20 Ojos de Un búho
21 Ojos de un cuervo
22 Ojos de un lobo o coyote
23 Huesos de un Buitre
24 Polvo de oxido de hierro
25 Veintiún hierbas secas espirituales
26 Hierbas frescas para un Omiero
27 El pelo y uñas de todas las partes del cuerpo del dueño del nganga
28 Un espejo (el espejo debe encajar perfectamente en el extremo abierto del cuerno)


Los animales vivos necesarios
- Dos Gallos Negros


LA CAÑA BRAVA

La Caña Brava es otro elemento mágico para la manifestación exitosa del espíritu de la
nganga. La Caña Brava es un tipo específico de bambú usado por Mayomberos en la
preparación del nganga. El Caña Brava está lleno con una variedad de artículos y líquidos y
entonces se sella y se pone en una posición derecha en el nganga. La Caña Brava es
conocido como el termómetro del espíritu. La Caña Brava se usa para guardar la energía
del espíritu equilibrada y así permaneciendo fresca.

Los artículos:
- Un bambú (12 -24 pulgadas de longitud)
- Una cucharada de Arena del Océano
- Una cucharada de Arena del Río
- Agua del río
- Agua del océano
- Agua de lluvia de mayo
- Una cucharada de Mercurio líquido
- Cemento
- Cera Blanca virgen

NKUYU PARA KADI A MPEMBA

Este Nkuyu se hace usando los ingredientes siguientes. El makutu debe ponerse en la
cavidad de un cráneo humano. El cráneo debe sellarse entonces con cera. Las cavidades
de los ojos deben cubrirse con cera y caracoles caurí. El cráneo debe pintarse de rojo y
negro.

Ingredientes

- Una piedra de rayo
- Veintiún monedas de alrededor del mundo
- Tres pedazos de plata
- Tres pedazos de oro
- Tres llaves de esqueleto
- Una piedra de las travesías a 12 medianoche
- Polvo de huesos humanos del muerto de la Nganga
- Veintiún palos en polvo
- Veintiún hierbas secas de Nkuyu
- Tierra con la que se preparó la Nganga
- Tres murciélagos secos
- Tres Cabezas de serpientes
- Tres víboras de cascabel
- Tres arañas de la viuda negras secas
- Huesos de perro en polvo
- Huesos de gato en polvo
- Una cucharada de polvo de cuerno de venado
- Tres cucharadas de camaleón en polvo
- Una tarántula seca
- La espuela de gallo de pelea en polvo
- Una lengua de un gallo
- Una lengua seca de una gallina de la guinea
- Una lengua seca de un loro
- Polvo del hueso humano de las varias partes del cuerpo (varón el del cráneo)
- Una cucharada de raíz seca de un árbol de Ceiba
- Una cucharada de raíz seca de un árbol de la Palma
- Una cucharada de raíz seca de un árbol de Framboyán
- Una cucharada de raíz seca de un árbol de Yaya



Invocaciones y Evocaciones Diabólicas.
Antes de empezar la descripción de invocar y evocar a las potencias infernales,
creemos necesario señalar la diferencia que existe entre ambas operaciones, así como
hacer algunas advertencias que sirvan de guía al prudente lector de este manual.
Invocar no es lo mismo que Evocar. El que invoca a los espíritus recita ciertas
fórmulas mágicas para conseguir de ellos protección y apoyo en sus necesidades, o bien
les requiere ayuda en la realización de un propósito cualquiera, cuya realización espera
conseguir sin necesidad de que los espíritus se manifiesten visiblemente.
En cambio, el Evocador es más audaz; quiere hallarse frente a frente con las
entidades del astral o con los espíritus infernales, para pedirles, o mejor dicho, para
mandarles le obedezcan en tal o cual empresa. Naturalmente, el mago negro, al celebrar
una evocación, conoce a fondo el terrible valor de las palabras que pronuncia en su
peligrosa ceremonia.
Temerario sería el que se lanzase a semejante empresa sin haber estudiado antes con
debida atención los preceptos de la Magia Evocatoria. El mago evocador, además de
conocer las facultades y poderes de los espíritus infernales, debe poseer una presencia de
ánimo a toda prueba, un valor y una serenidad tales que no debe inmutarse ante ningún
peligro.
El arte de invocar y evocar a los espíritus infernales ofrece numerosos
procedimientos. Nosotros, en el presente Grimorio, daremos a conocer los más usados
por los brujos de la Edad Media, cuyos procedimientos han sido puestos en práctica
recientemente por un grupo de ocultistas franceses, valerosos investigadores del Más allá,
los cueles han manifestado haber obtenido los más sorprendentes fenómenos que
prueban la realidad de una fuerza invisible y tenebrosa.
Al curioso lector que le interese esta materia le recomendamos la lectura del libro
titulado Los Secretos del Infierno. En dicha obra se exponen algunos medios de evocar
distintos de los que vamos a describir a continuación.

EVOCACION A SURGAT
Esta evocación se realiza en día domingo, entre once y doce de la noche, a la luz
de la luna, en una hondonada, procurando no ser visto ni oído por nadie durante la
ceremonia. El autor del "Grimorio" añade textualmente: "Antes de empezar la evocación
deberán barrer y allanar el sitio escogido para que te sea fácil el trazado de los círculos.
Tomaras un gallo de alas y cola grises y completamente negro del pecho y bajo vientre , y
con el cuchillo de mango blanco (*) lo degollarás, pronunciando al mismo tiempo la
palabras siguientes: «Recibe,¡oh, Súrgat!, la sangre de esta víctima que sacrifico en tu
honor.


Gomeret kailos oxo». La sangre del gallo debes recogerla en un pequeño pote, a la cual
añadiras una cacharadita de anilina amarilla, agitándola bien con una ramita verde de
nogal
silvestre. Luego mojarás la pluma de auca con dicha sangre y trazarás sobre una tirilla de
pergamino virgen los signos cabalísticos que se muestran en la figura siguiente:



"Con la espada de Adonay trazarás en el suelo tres circunferencias concéntricas: la
primera, de cinco palmos de diámetro; la segunda, de seis, y la tercera, de siete. En el
primer anillo debes escribir, con carbón consagrado, las siguientes palabras, separadas por
cruces: AGLA [+] ADONAY [+] ON [+] TETRAGRAMMATON [+] y en el segundo anillo
escribirás, con el punzón, lo que sigue: VEN, SURGAT - VEN, SURGAT - VEN,
SURGAT. Y por último, en el centro del círculo, con la espada de Adonay, trazarás los
signos mágicos correspondientes al Espíritu. Para mejor comprensión fíjate en la figura
siguiente.



Entre las palabras Agla y Adonay, al lado de la crucecita que las separa, colocarás un
braserillo de barro cocido, con la leña consabida (avellano, laurel y pino), en la cual
echarás los perfumes del Sol, poco después de haberse encendido el fuego.
Dispuesto todo como queda dicho, te colocarás en el centro del círculo cabalístico, de cara
a Occidente, y empuñando con la diestra la espada de Adonay y con el brazo izquierdo
extendido horizontalmente, harás, con voz reposada y ánimo sereno, el siguiente conjuro
al Espíritu Súrgat:

"CONJURO et confirmo super vos, Angelus fortis Dei et Sancti, in nómine Adonay,
Eye, Eye, Eye, qui est ille, qui suit, est, érit, Eye, Abiayeh, et in nómine Saday, Cados,
Cados, Cados alte redentis super Querubini, et per nomen mágnum ipsius; Dei fortis
et potenti exaltátique súper omnes Coelos, Eye, Eye, Eye, Saraye, plasmatoris,
seculorum, qui creávit Mundum, Coelum, Terraem, Mare et Omnia, qua in eis sun in
primo die, et figillávit ea sancto nómine suo Fa; et per nómina sanctórum, angelórum,
qui dominántur in quarto exércitu, et serviunt córam potentíssimo Salamia, ángelo
magno et honorato, et per nómen stella, qua est sol, et per signum, et per inménsum
nómen Dei vivi, et per nómina omnia predicta, conjuro te Micael ángelo magno, qui
est prepositus diei dominica, et per nómen Adonay, dei Israel, qui creávit múndum, et
quidquid infeo est, quo pro me labores, et adimpleas ómnem méam petitiónem yusta
méum velle et vótum méum, in negotio et causa mea. [+]Amén.
Tan pronto como hayas pronunciado la última palabra del conjuro, se te aparecerá el
demonio de las riquezas. Enonces, sin salir del círculo, dirás al Espíritu, serenamente y con
entereza:
"Por Adonay te mando me concedas al instante el poder de hallar los tesoros que se
ocultan bajo tierra y en otros lugares, así como la manera de desencantarlos, en el caso de
estar custodiados por los celosos Gnómos".
El Espíritu se quitará de un dedo de la mano izquierda un anillo de oro y te dirá: "Toma,
ahí tienes este talismán; con él conseguirás todos tus deseos".
Guárdate muy bien de tomar el anillo con tus manos. Y mostrándole la punta de la espada
de Adonay, dirás al Espíritu:
"Oxila Somux Oxo. Mete el anillo en la punta de esta espada".
El Espíritu se resistirá. Entonces no tienes más que pronunciar las siguientes palabras:
"Por TETRAGRAMMATON cumplirás mi mandato".
Tan pronto hayas pronunciado la palabra sagrada el Espíritu te entregará el anillo en la
forma indicada y desaparecerá dejando tras sí una espesa humareda, y oirás un ruido
espantoso que hará temblar la tierra.
Ponte en seguida el anillo en el dedo medio de tu mano izquierda y con ella tomarás la
tirilla de pergamino y la echarás al fogón para que se consuma.
Hecho lo cual el anillo entregado por el Espíritu tendrá la virtud por ti deseada.