Está en la página 1de 15

Estudios geotécnicos: constituyen una técnica excelente para conocer en detalle

las características de cualquier terreno.

A través de estos estudios se obtiene una información muy valiosa para definir la
tipología y las dimensiones de las cimentaciones y obras de contención, evitar
situaciones de inestabilidad o movimientos excesivos de las estructuras y
determinar problemas de construcción.
Estudios geotécnico para obras viales :

El objetivo principal de un estudio geotécnico para viales es el de caracterizar los


suelos según el PG3, y así poder definir explanadas, firmes, excavabilidad de los
materiales, aptitud para prestamos, desmontes, taludes,

En este tipo de estudios, se realizan calicatas con toma de muestra de los niveles
encontrados (30-40kg por muestra).

Dependiendo del tipo obra, si es lineal o para una urbanización, el número de


ensayos y metodología varía. Mientras que para obras lineales, se suele realizar
una calicata cada 500 m (en función de la variabilidad del subsuelo) en
urbanizaciones, el tipo de investigación suele ser sistemático en cuadrícula,
intentando aprovechar los datos de las calicatas para las futuras edificaciones.

En cuanto a la profundidad de las calicatas, en zonas de desmonte es conveniente


tomar una muestra por cada nivel estratigráfico encontrado en una profundidad de
3-4 m (o hasta alcanzar la roca) mientras que en zonas susceptibles de relleno
suele ser suficiente con profundizar 1 m. Aunque en este caso, habrá que tener en
cuenta si estamos en terreno natural o en una zona de rellenos para establecer
esa profundidad.

Todas las muestras se deben caracterizar según el PG3 (apartado 330).

Los ensayos de laboratorio que hay que realizar son:


– Materia orgánica (UNE 103 204)
– Sales solubles en agua, incluido yeso (NLT 114)
– Granulometría (UNE 103 101)
– Límite líquido (UNE 103 103)
– Límite plástico (UNE 103 104)
– Contenido en yesos (NLT 115)
– Asiento ensayo de colapso (NLT 254)
– Hinchamiento ensayo expansión (UNE 103 601)
– Proctor modificado (UNE 103501)
– Índice CBR (UNE 103502)

Y en función de los valores obtenidos, podremos saber si un suelo es:


– Inadecuado
– Marginal
– Tolerable
– Adecuado
– Seleccionado

Y en función de éste, podemos conocer el tipo de uso óptimo para el suelo:

ETAPAS de un estudio geotécnico:

ETAPA 1. Semana 1. INVESTIGACIÓN DOCUMENTAL

Esta etapa se puede asociar a la etapa de oferta. En esta etapa se realiza la


investigación de la documentación geotécnica disponible.

Mapas geológicos y geotécnicos (IGME.ES)


Información topográfica del entorno y mapas

Investigación del uso de la parcela y/o entorno , Evaluación de posibles


alteraciones de la topografía

Climatología

Consultas de trabajos realizados en la zona

Información del edificio a construir para determinar sus necesidades geotécnicas.

ETAPA 2. Semana 2. TRABAJOS DE CAMPO

Esta etapa puede considerarse la mas importante. En esta etapa se desarrollan


los trabajos de investigación de campo según la propuesta de la etapa 1. Se
destacan como más habituales los siguientes:

– Sondeos con extracción de testigo continuo

– Sondeos de penetración dinámica– Catas de investigación

–Ensayos de penetración estándar (SPT)

– Exploración geotécnica del entorno– Medición y seguimiento niveles freáticos

–Caracterización de macizos rocosos– Muestreo. Toma de muestra alterada –


Inalteradas– Geofísica
ETAPA 3. Semana 3. TRABAJOS DE LABORATORIO

Esta etapa completa la anterior y permite completar una identificación y valoración


cualitativa de las propiedades geotécnicas. En general, se realizarán los trabajos
de laboratorio siguiente:

– Identificación física– Identificación química

– Resistencia mecánica y deformabilidad

– Expansividad

–Permeabilidad

– Resistividad

ETAPA 4. Semana 4. TRABAJO GABINETE

Etapa final, donde se desarrolla el estudio o informe geótecnico, recogiendo la


información de las tres fases anteriores y las recomendaciones y conclusiones en
base a los resultados y las necesidades geotécnicas planteadas:

–Descripción, parametrización y caracterización geotécnica del terreno

– Recomendaciones de cimentación. Propuesta tipología y parámetros diseño

Estudio geotécnico preliminar:

se define como estudio geotécnico preliminar el trabajo realizado para


aproximarse alas características geotécnica de un terreno, con el fin de establecer
las condiciones que limitan su aprovechamiento, los potenciales problemas que
puedan presentarse los criterios geotécnicos para la elaboración de un proyecto.

Estudio geotécnico definitivo:

se define como estudio geotécnico definitivo el trabajo realizado para un proyecto


específico en el cual el ingeniero debe consignar todo lo relativo a las condiciones
fisicomecanicas del subsuelo y las recomendaciones particulares para el diseño
para la construcción de todas las obras relacionadas con forme a las normas
contenidas en el titulo H.

El suelo como material de construcción:

Más abundante del mundo y en muchas zonas constituye, de hecho, el único


material disponible localmente. Desde el período neolítico, la tierra se ha utilizado
para la construcción de monumentos, tumbas, viviendas, vías de comunicación y
estructuras para retención de agua. En este apartado se describen tres estructuras
construidas con tierra.

Cuando el ingeniero emplea el suelo como material de construcción debe


seleccionar el tipo adecuado de suelo, así como el método de colocación y, luego,
controlar su colocación en la obra. Una masa de suelo colocada por el hombre
constituye un relleno y el proceso se suele denominar rellenado. Uno de los
problemas más habituales en este tipo de construcción se debe a la gran
diversidad de los puntos de extracción, denominados zonas de préstamo. Una
parte esencial de la tarea del ingeniero es cerciorarse que las propiedades del
material colocado correspondan a las supuestas en el proyecto, o modificar el
proyecto durante la construcción, teniendo en cuenta cualquier diferencia entre las
propiedades de la obra construida y las que se consideraron en el proyecto.

El suelo: está compuesto por minerales, materia orgánica, diminutos organismos


vegetales y animales, aire y agua. Es una capa delgada que se ha formado muy
lentamente, a través de los siglos, con la desintegración de las rocas superficiales
por la acción del agua, los cambios de temperatura y el viento. Los plantas y
animales que crecen y mueren dentro y sobre el suelo son descompuestos por los
microorganismos, transformados en materia orgánica y mezclados con el suelo.

 Los minerales provienen de la roca madre, que se deshace lentamente.


También pueden ser aportados por el viento y el agua, que los arrastran
desde otras zonas erosionadas.
 La materia orgánica es el producto de la descomposición de vegetales y
animales muertos. Puede almacenar gran cantidad de agua y es rica en
minerales.
 Los microorganismos o pequeños organismos son de dos tipos: los que
despedazan la materia orgánica (insectos y lombrices) y los que la
descomponen liberando los nutrientes (hongos, bacterias). Viven dentro del
suelo y, además de intervenir para que la materia orgánica sea nuevamente
utilizada por las plantas, ayudan a pulverizar las rocas. Lombrices e
insectos forman poros que permiten la aireación, el almacenaje del agua y
el crecimiento de las raíces.

 Agua y aire ocupan los poros, espacios entre las partículas de suelo que se
producen por las irregularidades de su forma y tamaño. La distribución y
tamaño de los poros es importante. Una excesiva cantidad de poros
pequeños origina suelos compactos, pesados, húmedos y un pobre
crecimiento de las raíces. Demasiados poros grandes forman suelos
sueltos que se secan rápidamente. Cuando más pequeño es el poro, más
difícil es para la planta absorber agua de él.

 Los organismos del suelo y las plantas necesitan agua para vivir. Las
plantas la utilizan para mantener sus tejidos, transportar nutrientes y
realizar la respiración y nutrición. El agua del suelo es absorbida por las
raíces y utilizada en el proceso de fotosíntesis. La disolución de minerales y
materia orgánica en el agua facilita que sean captados por las plantas.
Cuando el agua del suelo escasea, se detiene el crecimiento de las plantas,
que llegan a marchitarse y morir. Un exceso de agua desplaza el aire del
suelo. Este es importante porque aporta oxígeno para la respiración de las
raíces. Además es la fuente del nitrógeno que transforman las bacterias,
haciéndolo aprovechable por las plantas.

Problemas fundamentales de la mecánica de suelos:

La Mecánica de los Suelos, como disciplina científica, se interesa en estudiar, la


estabilidad del suelo, su deformación y el flujo de agua, hacia adentro, hacia a
fuera y a través de la masa de suelo, con el riesgo asociado de que resulte
económicamente tolerable. Tomando en cuenta estos tres aspectos, los
problemas fundamentales a ser considerados son los siguientes:

Compactación de suelos:
El suelo, como cualquier elemento natural, posee un equilibrio entre los diversos
factores que lo influyen. Un cambio de este equilibrio puede provocar una
alteración física, química o biológica. La compactación es la principal causa de
alteración del suelo.

Permeabilidad
Es la capacidad de un cuerpo (en términos particulares, un suelo) para permitir
en su seno el paso de un fluido (en términos particulares, el agua) sin
que dicho tránsito altere la estructura interna del cuerpo. Dicha propiedad
se determina objetivamente mediante la imposición de un gradiente hidráulico en
una sección del cuerpo, y a lo largo de una trayectoria determinada.

La capilaridad:
Es una propiedad física del agua por la que ella puede avanzar a través de
uncanal minúsculo (desde unos milímetros hasta micras de tamaño) siempre y cua
ndo el agua seencuentre en contacto con ambas paredes de este canal y estas
paredes se encuentren suficientemente juntas.

Estabilidad de taludes:
Estabilidad de Taludes; Depende también. Al igual que la Permeabilidad y la
Capilaridad, del tipo de grano que constituye el suelo. Generalmente, los suelos de
grano grueso poseen una mayor estabilidad que los finos, por lo que pueden
resistir mayores pendientes sin cambiar su forma.

Estabilidad en excavaciones:
Proporcionan el medio para que las cargas de las estructuras, concentradas en
sus columnas o muros, se transmitan al terreno, produciendo en éste un sistema
de esfuerzos que puedan ser resistidos con seguridad sin producir asentamientos
o con asentamientos tolerables, ya sean uniformes o diferenciales. La profundidad
de las fundaciones va a depender del tipo de estructura y del suelo presente

Las fundaciones: es aquella parte de la estructura que tiene como función


transmitir en forma adecuada las cargas de la estructura al suelo y brindar a la
misma un sistema de apoyo estable.

La fundación estará’ bien diseñada si cumple adecuadamente con su doble


función, estabilidad y resistencia, controlando dos estados límites a saber, las
condiciones de servicio y las condiciones de falla por resistencia.

A estas dos condiciones de falla se les llama estados limites, porque ambas
determinan si una fundación sirve o no.

Aunque la estructura, incluyendo la fundación, no presente un daño físico de ella


misma se considera que falla cuando ella no tiene un comportamiento adecuado
que hace que esta salga de funcionamiento. Se puede llegar al estado límite de
servicio cuando se presentan los siguientes problemas en el suelo o la
cimentación.

Los asentamientos diferenciales se limitan a los siguientes valores dependiendo


del sistema estructural de la edificación:

En pórticos L/300
En muros L/500 a L/1000

Donde L corresponde a la distancia horizontal entre apoyos.

Note que para muros se es mucho más exigente ya que los muros son mas rígidos
(admiten menos deformaciones) que los pórticos.

Asentamiento: Descenso que experimenta un edificio o estructura a medida que


se consolida el terreno situado bajo el mismo. También llamado asiento. .

Tipos de Asentamientos:

 Inmediatos: por deformación elástica (suelos arenosos o suelos arcillosos no


saturados)
 Por densificación: debidos a la salida del agua del suelo (suelos arcillosos):
 Por flujo lateral: desplazamiento de las partículas del suelo desde las zonas
más cargadas hacia las menos cargadas (suelos no cohesivos)

Causas de los Asentamientos

Cargas estáticas: presión transmitida por las estructuras, por el propio peso del
suelo, etc.

 Cargas dinámicas: clavado de estacas, terremotos, etc.


 Erosión del subsuelo
 Variaciones del nivel del agua: rebajes
Efectos de los Asentamientos
Daños a la estructura del suelo, cambios en la apariencia, funcionalidad y
estabilidad.

La formación: el suelo es un proceso muy lento: se precisan cientos de años para


que el suelo alcance el espesor mínimo necesario para la mayoría de los cultivos.

 Al principio, los cambios de temperatura y el agua comienzan a romper las


rocas: el calor del sol las agrieta, el agua se filtra entre las grietas y con el
frío de la noche se congela. Sabemos que el hielo ocupa más lugar que el
agua, y esto hace que las rocas reciban más presión y se quiebren. Poco a
poco se pulverizan y son arrastradas por las lluvias y el viento. Cuando la
superficie es en pendiente, este sedimento se deposita en las zonas bajas.
 Luego aparecen las pequeñas plantas y musgos que crecen metiendo sus
raíces entre las grietas. Cuando mueren y se pudren incorporan al suelo
materia orgánica que es algo ácida y ayuda a corroer las piedras.

 Se multiplican los pequeños organismos (lombrices, insectos, hongos,


bacterias) que despedazan y transforman la vegetación y los animales que
mueren, recuperando minerales que enriquecen el suelo. Este suelo, así
enriquecido, tiene mejor estructura y mayor porosidad. Permite que crezcan
plantas más grandes, que producen sombra y dan protección y alimento a
una variedad mayor aún de plantas y animales.

La meteorización: representa la respuesta de minerales que estaban en equilibrio


a profundidades variables en la litosfera a condiciones de la superficie terrestre o
cerca de esta. En este lugar los minerales entran en contacto con la
atmósfera, hidrosfera y biosfera originando cambios, generalmente irreversibles,
que los tornan hacia un estado más clástico o plástico de manera que aumenta el
volumen, disminuye la densidad y el tamaño de las partículas además de formarse
nuevos minerales que son más estables bajo las condiciones de interfaz.

Tipos de meteorización:

Meteorización química: Produce una transformación química de la roca


provocando la pérdida de cohesión y alteración de la roca. Los procesos más
importantes son los atmosféricos, el vapor de agua, el oxígeno y el dióxido de
carbono que están implicados en:

 Oxidación. Se produce al reaccionar algunos minerales con el oxígeno


atmosférico. Se forman nuevos minerales con elementos en uno o más
estados oxidados (mayor carga positiva)
 Disolución. Es muy importante en minerales solubles como cloruros, nitratos,
en rocas calcáreas y en el modelado kárstico.
 Carbonatación. Se produce al combinarse el dióxido de carbono con el agua
formando ácido carbónico, el cual se combina con ciertos minerales como
el carbonato de calcio que se transforma en bicarbonato: el primero es
insoluble en el agua pero el segundo no lo es, por lo que es arrastrado por ella.
 Hidratación. En esta reacción, el agua es incorporada a la estructura de
algunos minerales aumentando de volumen como sucede con el yeso o sulfato
de calcio hidratado. Este proceso es fácil de ver, por ejemplo,
mezclando anhidrita con agua, lo que produce una reacción exotérmica
(desprende calor) al transformarse en yeso (sulfato de calcio hidratado).
 Hidrólisis. Es la rotura en la estructura de algunos minerales por la acción de
los iones de H+ y OH- de agua, fundamentalmente en la meteorización
del feldespato, que se transforma en arcillas y del granito que puede llegar a
la caolinización (transformación en arcillas, especialmente en caolín).
 Bioquímica. La acción de los ácidos orgánicos procedentes de la
descomposición de materiales biológicos en el suelo o por la acción físico -
química de los propios vegetales vivos.

 Laterización. Es un proceso de meteorización química generalizada y


profunda en la que el sílice y las bases son extraídas, por la lixiviación (lavado)
de la roca madre, en la que se producen concreciones de hierro y aluminio.
Son depósitos residuales de color rojo asociados a relieves de superficie
plana. En realidad el proceso no se circunscribe solo a la formación de suelo
(latosoles) sino que es un auténtico proceso morfogenético. Régimen de
formación de un suelo (pedogenético) que se da en climas cálidos, con
precipitaciones abundantes, tanto en las regiones de selva como en las
de sabana, donde una gran actividad bacteriana hace que el humus se
consuma con rapidez. Los minerales arcillosos se disuelven, mientras que el
hierro y el aluminio se acumulan en forma de óxidos y dan lugar a la formación
de una costra dura, llamada laterita (del latín later, ladrillo). No son suelos
fértiles.

La meteorización física/mecánica es la disgregación de las rocas en


fragmentos cada vez más pequeños que conservan cada una de las
características del material original; el resultado final son muchos
fragmentos pequeños procedentes de uno grande.1 Las principales causas
de este proceso son los cambios de temperatura, humedad y actividad
biológica. Tras la meteorización física, los fragmentos formados quedan
expuestos a la acción de la meteorización química.
 Las rocas permanentes a profundidad, dentro de la litosfera y desde luego,
elevadas a altas presiones, salen a la superficie y se descomprimen, debido
a la pérdida de carga que se transmite a la roca, generando la ruptura de la
misma y conservando sus propiedades químicas.
 En el lajamiento también consiste en una estructura de losas arqueadas de
hasta 10 m de potencia y se considera 0,2 m como espesor mínimo. El
lajamiento corta las estructuras del substrato y, por consiguiente, postdata
la consolidación de la roca afectada. Se encuentran en la mayoría de los
ambientes clímaticos.2
Los suelos residuales :se originan cuando los productos de la
meteorización de las rocas no son transportados como sedimentos, Si la
velocidad de descomposición de la roca supera a la de arrastre de los productos
de descomposición, Entre los factores que
influyen sobre la velocidad de alteración en la naturaleza de los productos
de meteorización están el clima (temperatura y lluvia), el tiempo, la naturaleza de
la roca
original, la vegetación, el drenaje y la actividad bacteriana. Los suelos resid
uales
suelen ser más abundantes en zonas húmedas, templadas, favorables al at
aque
químico de las rocas y con suficiente vegetación para evitar que los produc
tos de meteorización sean fácilmente arrastrados.

La erosión: es el desgaste o denudación de suelos y rocas que producen distintos


procesos en la superficie de la Tierra.

La erosión implica movimiento, transporte del material, en contraste con la


alteración y disgregación de las rocas, fenómeno conocido como meteorización y
es uno de los principales factores del ciclo geográfico. Entre los agentes erosivos
están la circulación de agua o hielo, el viento, o los cambios térmicos.23 La erosión
produce el relieve de los valles, gargantas, cañones, cavernas y mesas, y puede
ser incrementada por actividades humanas.

Suelos transportados: de sedimentos lo realizan los llamados agentes


transportadores, tales como el agua, el hielo, el viento, la gravedad y ciertos
organismos.

El depósito de los sedimentos varía con al agente transportador y con el medio en


el cual son depositados.

El agua produce depósitos aluviales, lacustres y marinos.

Los depósitos aluviales se encuentran en los lechos de los ríos y están


constituidos por suelos gruesos generalmente. En las zonas aledañas en
ocasiones inundadas por desbordamiento del río se encuentra gran variedad de
suelos arcillosos y limosos.

Los depósitos lacustres se presentan en los lagos donde desembocan corrientes


de agua. En las entradas se depositan las partículas gruesas que arrastran el
agua durante la época de creciente y las partículas finas se asientan en aguas
más profundas formando estratos horizontales alternados cuya estructura
depende de la composición electro-química del agua.

Los depósitos marinos son diferentes ya sean de playa o altamar. En la playa


predominan partículas granulares mientras que en altamar predominan las de
tamaño coloidal, depositadas especialmente por floculación debido a la salinidad
del agua.

El viento propicia a formación de los llamados depósitos eólicos entre los cuales
están las dunas y los loess.

Las dunas son depósitos de arena cuyas partículas han sido transportadas por el
viento arrastrándolas o levantándolas ligeramente habiendo sido, por tanto,
sometidas a un desgaste muy intenso.

Diagénesis:

Incluye todos los procesos físicos y químicos que afectan al sedimento después
del depósito y hasta antes del metamorfismo de bajo grado. Los procesos
diagenéticos no operan con uniformidad y regularidad, por lo que el tiempo y edad
geológica de las rocas o sedimentos no son factores cruciales en los productos de
la diagénesis. Por tanto, si se tiene el mismo grado de litificación no implica la
misma historia depositacional para los dos.

Etapas de los procesos diagenéticos

1) Diagénesis temprana: la cuál ocurre a baja profundidad del sepultamiento ( a


menos de 50 mts), durante pocos miles a cientos de miles de años, y en algunos
casos se lleva a cabo por interacción de agua marina y procesos del fondo
marino. Durante esta etapa se desarrollan los procesos iniciales de litificación y
compactación.

2) Diagénesis tardía: durante estos los eventos posteriores son más lentos y de
mayor duración.
Tipos de suelos

Existen dos clasificaciones para los tipos de suelo, una según su estructura y otra
de acuerdo a sus formas físicas.
Por estructura

 Suelos arenosos: No retienen el agua, tienen muy poca materia orgánica y no


son aptos para la agricultura.
 Suelos calizos: Tienen abundancia de sales calcáreas, son de color blanco,
seco y árido, y no son buenos para la agricultura.
 Suelos humíferos (tierra negra): Tienen abundante materia orgánica en
descomposición, de color oscuro, retienen bien el agua y son excelentes para
el cultivo.
 Suelos arcillosos: Están formados por granos finos de color amarillento y
retienen el agua formando charcos. Si se mezclan con el humus que es la
sustancia compuesta por ciertos productos orgánicos de naturaleza pueden
ser buenos para cultivar.
 Suelos pedregosos: Formados por rocas de todos los tamaños, no retienen el
agua y no son buenos para el cultivo.
 Suelos mixtos: Tiene características intermedias entre los suelos arenosos y
los suelos arcillosos mezclados.

Por características físicas

 Litosoles: Se considera un tipo de suelo que aparece en escarpas y


afloramientos rocosos, su espesor es menor a 10 cm y sostiene una
vegetación baja, se conoce también como leptosoles que viene del griego
leptos que significa delgado.
 Cambisoles: Son suelos jóvenes con proceso inicial de acumulación de arcilla.
Se divide en vértigos, gleycos, eutrícos y crómicos.
 Luvisoles: Presentan un horizonte de acumulación de arcilla con saturación
superior al 50%.
 Acrisoles: Presentan un marcado horizonte de acumulación de arcilla y bajo
saturación de bases al 50%.
 Gleysoles: Presentan agua en forma permanente o semipermanente con
fluctuaciones de nivel freático en los primeros 50 cm.
 Fluvisoles: Son suelos jóvenes formados por depósitos fluviales, la mayoría
son ricos en calcio.
 Rendzina: Presenta un horizonte de aproximadamente 50 cm de profundidad.
Es un suelo rico en materia orgánica sobre roca caliza.
 Vertisoles: Son suelos arcillosos de color negro, presentan procesos de
contracción y expansión, se localizan en superficies de poca pendiente y
cercanos escurrimientos superficiales.
Suelo de acuerdo al tamaño de la partícula:
La textura del suelo se refiere a la cantidad y tamaño de las sustancias
inorgánicas que posee: arena, limo y arcilla.

Una clasificación más detallada de los suelo se presenta en la tabla siguiente, la


que da una primera indicación de las características de la constitución de los
suelos y de la influencia que estas tienen en las propiedades de carácter
agronómico de los mismos, como son la aeración del terreno, la permeabilidad, la
capacidad de retención del agua, etc. Sin embargo, esta clasificación no tiene en
cuenta la calidad y propiedad de determinados componentes del suelo, los cuales
pueden provocar acciones determinantes sobre la dinámica del suelo mismo y
sobre la relación agua suelo.

El limo: es un sedimento clástico incoherente transportado en suspensión por


los ríos y por el viento, que se deposita en el lecho de los cursos de agua o sobre
los terrenos que han sido inundados. Para que se clasifique como tal, el diámetro
de las partículas de limo varía de 0,0039 mm a 0,0625 mm.
Es típico el limo depositado por el río Nilo después de las inundaciones periódicas
que aportaban terreno fértil para la agricultura, desde el antiguo Egipto, hasta que
este flujo fue interrumpido por la construcción de la presa de Asuán.
Al no tener cohesión, es un terreno problemático para edificar sobre él, y en obras
de arquitectura o ingeniería, es necesario adoptar sistemas especiales
de cimentación.

 Limo orgánico o Légamo: barro, lodo, restos vegetales.


 Limo inorgánico: con inclusión de polvo de rocas. En este tipo se encuentra
el loess pampeano: limo fino sin estratificación.

Grava: son rocas formadas por clastos de tamaño comprendido entre 2 y


64 milímetros. Pueden ser producidas por el ser humano, en cuyo caso suele
denominarse «piedra partida», o resultado de procesos naturales. En este caso,
además, suele suceder que el desgaste natural producido por el movimiento en los
lechos de ríos haya generado formas redondeadas, en cuyo caso se conoce
como canto rodado. Existen también casos de gravas naturales que no son cantos
rodados.
Estos áridos son partículas granulares de material pétreo (es decir, piedras) de
tamaño variable. Este material se origina por fragmentación de las distintas rocas
de la corteza terrestre, ya sea en forma natural o artificial. En este último caso
actúan los procesos de chancado o triturado utilizados en las respectivas plantas
de áridos. El material que se procesa corresponde principalmente a rocas
de caliza, granito, dolomita, basalto, arenisca, cuarzo y cuarcita.

La arena: es un conjunto de fragmentos sueltos de rocas o minerales de pequeño


tamaño. En geología se denomina arena al material compuesto de partículas cuyo
tamaño varía entre 0,063 y 2 milímetros. Una partícula individual dentro de este
rango es llamada grano o clasto de arena. Una roca consolidada y compuesta por
estas partículas se denomina arenisca (o psamita) o calcarenita, si los
componentes son calcáreos. Las partículas por debajo de los 0,063 mm y hasta
0,004 mm se denominan limo, y por arriba de la medida del grano de arena y
hasta los 64 mm se denominan grava.

Estructuración de los suelos:

En los suelos formados por articulas relativamente grandes (grava y arenas) las
fuerzas que intervienen para formar la estructura son bastante bien conocidas y
sus efectos son relativamente simples de clasificar, por el contrario, en suelos
formados por partículas muy pequeñas (limo y arcillas), las fuerzas que intervienen
en los procesos de estructuración son de un carácter mucho mas complejo y las
estructuras resultantes son solo parcialmente verificable por métodos indirectos.
Existen varios tipos de estructuras:

Estructura simple: es aquella producida cuando las fuerzas debidas al campo


gravitacional terrestre son claramente predominantes en la disposición de las
partículas.

Estructura panaloide: esta estructura se considera típica en granos de pequeño


tamaño (0.002 mm de diámetro o algo menores) que se depositan en un medio
continuo, normalmente agua y, en ocasiones aire.

Estructura floculenta: cuando en el proceso de sedimentación, dos partículas de


diámetros menores de 0.02 mm llegan a tocarse, se adhieren con fuerza y se
sedimentan juntas; así, otras partículas pueden unirse al grupo, formando un
grumo, con estructura similar a un panal. Los fóculos se unen entre si para formar
panales, que se depositan conjuntamente, formando al tocar fondo nuevos
panales y dando lugar a una forma extraordinariamente difusa de estructura
floculenta.
Estructura compuesta: se considera que las estructuras anteriores rara vez se
presentan puras en la naturaleza, pues la sedimentación comprende partículas de
todos los tamaños y tipos. En esta formaciones, se define un esqueleto constituido
por los granos gruesos y por masas coloidales de floculas que proporcionan nexo
entre ellos.

Estructura en `castillo de naipes`: esta es de forma laminar típica de los


minerales de arcilla que es fundamental en la estructuración resultante para los
suelos finos. Tomando esto en cuenta se ha denominado castillo de naipes.
Estructura dispersa: cualquier perturbación que pueda existir, como deformación
por esfuerzo cortante, tiende en general a disminuir los ángulos entre las láminas
de material.