Está en la página 1de 96

13.

FERMENTO DEL MUNDO I (Charla para dos secciones)

OBJETIVOS
 Ayudar a descubrir la vocación con una perspectiva atractiva para los
adolescentes y jóvenes: llamados a ser FERMENTO salvador en medio
de la Iglesia y del mundo.
 Situar la vocación sacerdotal en el conjunto de las vocaciones en la
Iglesia: llamados a ser FERMENTO salvador del mundo, como Jesús.

ORACIÓN
CANTO: Pon aceite en mi lámpara, Señor

HECHO REAL

1. EL TRIGO Y EL PAN
 Se invita a los adolescentes y jóvenes a describir cuál es la historia de
un trozo de pan.
 Se van poniendo sus respuestas en un cartel o tablero.
El resultado del aporte podría ser éste:
 El sembrador lanza granos de trigo en el campo, después de preparada
la tierra en el tiempo de la sementera.
 El grano de trigo cae en tierra y allí se fermenta de donde sale la
espiga; de un grano, salen muchos más.
 Después de la cosecha, el trigo es llevado al molino y otro poco se
guarda para la siguiente siembra. El trigo triturado se convierte en
harina.
 Para hacer el pan se mezcla la harina con agua y se comienza a formar
la masa.
 Cuando se tiene la masa preparada, se mezcla un poco de levadura
(que es una harina puesta antes a fermentar) y se mezcla con toda la
masa.
 Se deja que la levadura fermente cada trozo de pan, para que luego,
metido en el horno, se haga más esponjoso y digerible.
 Posteriormente se saca el pan del horno y una vez enfriado se puede
comer.

Del grano de trigo fermentado en la tierra, sale la espiga. De la masa


fermentada por la levadura, sale el pan.

A continuación, se estudia la importancia de la fermentación en el proceso. La


levadura hace que el pan sea esponjoso y digerible. Se invita a descubrir cómo
actúa la levadura como fermento de la masa, como ejemplo: se podría
encontrar que actúa de modo silenciosos, de manera lenta, invade toda la
masa...

A continuación, se les indica la necesidad de que cada persona que quiera


seguir a Jesús, debe tener un tiempo de fermentación, de preparación en
donde experimente una conversión sincera de corazón a través de una
experiencia profunda del amor de Dios. De igual manera, se recuerda que
Jesús se valió, de la imagen de la levadura como fermento que penetra toda la
vida para explicar el misterio del Reino de Dios. Se puede leer en Mt. 13, 33;
Además, se recuerda que Jesús se valió, también, de la imagen del grano de
trigo que cae en tierra y que da mucho fruto, para hablar de la importancia de
entregar la propia vida al servicio generoso y desinteresado para producir
mucho fruto.
Se puede leer Juan 12, 24ss

2. JESÚS, FERMENTO SALVADOR


Pero Jesús no sólo puso ejemplos. Él mismo fue grano de trigo y levadura. Él
mismo fue fermento salvador, como se encuentra en los Evangelios. Lc. 4, 18-
19; Lc. 7, 22

Se invita a los participantes a hacer un estudio comparativo de estos dos textos


y así descubrir mejor la función salvadora de Jesús. Los dos textos coinciden
en señalar, como prueba de la mesianidad de Jesús, que los “pobres son
evangelizados”, que en ellos se anuncia y se realiza la salvación. Y que la
identidad del Mesías Señor no es la conquista del poder, sino el ofrecimiento
de sí mismo como siervo, como ungido, es decir como Cristo.

1. LA COMUNIDAD CRISTIANA FERMENTO SALVADOR

La comunidad cristiana, la Iglesia, como prolongación de Jesús en la historia,


ha heredado de Él la misma misión de ser fermento salvador.

Hoy también hay muchos ciegos, voluntarios, no de los de nacimiento sólo,


sino aquellos que no quieren ver. Hay muchos sordos, no de los que
necesitan audífono, sino de los que no quieren escuchar. Hay también mucha
lepra, no de la del cuerpo, sino de la que deshace la convivencia y la ética y
el modo de comportamiento en la sociedad. Y hay muchos oprimidos, no sólo
por el pecado y la injusticia de los otros, sino por el egoísmo personal y
comunitario de todos los hombres...
 Hay una pérdida del sentido de Dios.
 Materialismo y consumismo.
 Delincuencia y terrorismo.
 Droga.
 Desocupación.
 Aborto.
 Amenaza de guerra nuclear.
 Contaminación de la naturaleza: del aire, del mar, de los ríos...

Y no se arregla sólo por condenar el mal o con soluciones policiales. Es


necesario orar, pero también fundar y participar en asociaciones que
luchen contra esos males. Las cosas no se arreglan por sí solas. Es
necesario, poner todo lo que esté en nuestras manos para que se
comunique por todas partes la salvación.
Individual o grupalmente se hace una lista, por orden de importancia de las
necesidades que el mundo experimenta y de las soluciones que cada uno
puede aportar.
4. EL LAICO ES TAMBIÉN FERMENTO

“Laico es aquel fiel cristiano que ha optado por seguir a Cristo desde sus
ocupaciones y condiciones ordinarias de la vida familiar y social, ejerciendo su
apostolado en medio del mundo a manera de fermento”

Los laicos tienen también su puesto hacia el interior de la Iglesia, en la que


pueden colaborar en diversos oficios y ministerios.

 En el ámbito de la PALABRA podrán ocuparse de la catequesis y de


la educación de la fe, así como de algunas encomiendas
evangelizadoras como la predicación en las misiones populares.
 En el servicio de la CARIDAD apoyando a las instituciones de acción
social o de promoción de las personas y obras de caridad.
Colaborando en la administración de los bienes de la Iglesia.
 En la LITURGIA podrán ejercer los ministerios laicales de lectores y
acólitos, organizar las celebraciones desde las comisiones de la
liturgia, ser ministros extraordinarios de la comunión, coordinadores
de pequeñas comunidades evangelizadas.

Pero hay, además, unas personas en la Iglesia que de un modo especial están
llamados a ser ese fermento dentro de la sociedad y dentro de la Iglesia, son
los sacerdotes y religiosos o religiosas.

5. EL SACERDOTE ES UN FERMENTO SALVADOR

Con la Palabra de Dios


 Ilumina las conciencias
 Da respuesta a los problemas acuciantes de los hombres
 Da fuerza para llevar adelante el programa cristiano.
Con los Sacramentos
 Pone en relación al creyente con Cristo
 Da culto a Dios
 Ayuda en momentos decisivos de la vida: en el bautismo, en el momento
del matrimonio, en la enfermedad, en el arrepentimiento...
Con el Amor Cristiano
 Hace un servicio de unidad en la comunidad.
 Conecta a la comunidad con el obispo y con toda la Iglesia.
 Hace solidaria la comunidad con toda la sociedad.
 Ayuda a los necesitados y enfermos.
 Anima a los cristianos a ser ellos fermento salvador.

Con su propio estilo


 Siembra el bien a manos llenas
 Se dona todos los días.
 Con espíritu de gratuidad.
 Con alegría e ilusión.
 En clima de confianza.

Después de explicar estos puntos, el sacerdote o animador vocacional:


 Invita a estudiarlos por grupos para completar y ampliar su contenido.
 Se hace una puesta en común.
 Un equipo se compromete a hacer un gráfico elaborado con todo lo que
ha salido de los grupos y se pone en la pared como mural.

6. EL RELIGIOSO, FERMENTO DE SANTIDAD EN LA IGLESIA Y EN EL


MUNDO

Religioso es aquel que, desde la vivencia radical de los Consejos Evangélicos,


manifiesta por la profesión de los tres votos, que quiere ser testimonio ante el
mundo de los valores absolutos de Dios y anticipación escatológica de la vida
futura.

Existen diferentes formas de vivir la vida religiosa de acuerdo con el carisma:


contemplativos, educación, enfermos, pobres, etc. Pero la vida religiosa no se
identifica por las tareas que realiza, sino por ser testimonio vivo de la realidad
de los valores del Reino. Las obras son solo un medio.

ORACIÓN
 Oración de petición de acuerdo a la charla.
 Se leen los dos trozos de san Lucas que se ha reflexionado.
 Se hace silencio.
 Se puede terminar orando despacio el Padre Nuestro y cantando:

Canto: sois la semilla que ha de crecer.

ACTIVIDADES
Es bueno hacer con harina y levadura un pan para que se experimente cómo
fermenta la masa. Se puede coger algún frasco y alguna semilla para que se
vea cómo germina. Al dejarlo luego a la vista del grupo, es conveniente tomar
el texto del Evangelio para que recuerde que hay que ser como la levadura en
la masa o como el grano que sembrado, germina y crece.

15b. FERMENTO DEL MUNDO II (Charla para dos secciones)

OBJETIVOS:
 Que los adolescentes y jóvenes descubran la Buena Noticia del anuncio:
“El Reino de Dios está cerca; conviértanse” (Mc. 1, 15). Interpelarlos a
cerca de quién y cómo se debe proclamar en nuestro mundo.
 Que los adolescentes y jóvenes reconozcan la vocación como
“fermento” en la misión de la Iglesia de ser germen de Dios. El sacerdote
“fermento” que garantiza la comunión y posibilita la evangelización.

ORACIÓN
CANTO

I. METODOLOGÍA
Se presenta un esquema, ya que los objetivos de esta charla pueden
conseguirse a través de muy distintas actividades: Convivencia un fin de
semana, sesión catequética ocasional en grupos o comunidades catequizadas,
actividades complementarias, vigilia de oración, etc.

1. Se parte de una experiencia común de los jóvenes: los ideales (la


“utopía”)

Buscar una dinámica dirigida.


¿Qué ideales tienen?
¿A qué llaman la “utopía” a conseguir?
¿Qué escuchan de los “mayores”?

el cristiano ha recibido una Buena Noticia, que es más que un ideal o una
utopía, es una esperanza:
 La esperanza es posible.
 La esperanza ya ha comenzado.
 La esperanza está abriéndose camino.
 La esperanza implica también un esfuerzo, una lucha.

2. ¿Cuál es la Buena Noticia?


Buscar un símbolo o clima para proclamar cada uno de los pasos: Anuncio-
caminos-metas-oración, tal vez como semilla...

 Un anuncio a proclamar: Marcos 1, 14-15.


 Una realidad que se abre camino: Lucas 2, 16-22.
 Unas metas o ideales y unos caminos para llegar: Isaías 42, 1-6.
 Resumida en una oración: “Venga a nosotros tu reino, hágase tu
voluntad en la tierra como se hace en el cielo”. La Soberanía del Señor
frente a los “señores” del mundo.

3. Una misión, muchos servicios


 Ayer, hoy y mañana.
 Tú, yo y nosotros.
 Todos y siempre: la misión de la Iglesia y servicios de los cristianos.

4. Dos imágenes muy bellas:


 La Iglesia germen del Reino de Dios.
 El sacerdote y el Religioso fermentos para la comunión y la
evangelización.

1. Se vuelve a una experiencia común: Vale la pena hacer realidad


la Buena Noticia en todo el mundo. Pero ¿por dónde empezar?
Necesidad de comunión y dedicación al servicio de la Buena
Noticia por parte de algunos cristianos.

2. Jesucristo llamó a los Apóstoles para una misión específica. (Mc.


3, 13-14).

3. Aquí y ahora: una urgente necesidad de la Iglesia.

II. DESARROLLO

1. Planteamientos de esperanza:
Algunos planteamientos de nuestro tiempo:

“Amar debe ser tan natural como respirar. No intentes acciones


espectaculares” (Teresa de Calcuta).

“Soñé un día que en las rojas colinas de Georgia, los hijos de los
antiguos esclavos y los hijos de los amos se sentarán juntos en la mesa
de la hermandad. Soñé que un día el ancho estado de Misissipi, un
estado asolado por el calor de la injusticia, con el peso de la opresión,
se transformaba en un oasis. Soñé que un día, niños y niñas de color,
entrelazarán sus manos con niños y niñas blancos como hermanos y
hermanas. Soñé que un día los valles serán rellenados, las montañas
serán aplanadas, serán redondeadas las aristas, los caminos tortuosos
serán enderezados y la gloria del Señor se revelará y todos la
contemplaremos juntos. Esta es nuestra esperanza” (Martín Luther
King).

“El amor es la fuerza más humilde, pero la más poderosa de que


dispone el mundo” (Gandhi).

“Si algún día dejamos de buscar y acabamos por no querer sino lo que
ya somos, será señal de que estamos maduros para la muerte. Morimos
cuando estamos satisfechos de nosotros mismos” (Gabriel Celaya).

 ¿Es verdad que la juventud es idealista?


- ¿Cuáles son los “ideales” de la juventud postmoderna? (Después de
Medellín y Puebla). ¿Cómo influye esta visión “Light” en nuestra vida
como cristianos?
o “Las flores no las queremos para el funeral”.
o “El placer es el alfa y la omega, el principio y el fin”.
o “Vale lo que me agrada. No vale lo que no me agrada”.
o “todos los pensamientos son malos pensamientos... El hombre no
debe pensar”
o “Queremos una religión confortable, alérgica a todas las
exigencias radicales”.
o “¡No hay nada que hacer! Por tanto no hagamos nada”.

- ¿Qué ideales presenta el rock y en especial el Rock nacional? ¿Con


cuáles te sientes identificado? (Recordar frases de canciones.
 ¿Cuáles son los ideales que hoy te mueven? ¿Son ideales más allá de
los intereses inmediatos? ¿Quién los provoca?
 Tú eres joven. ¿te sientes identificado con alguna “esperanza” de las
descritas? ¿Cuáles son tus ideales? Formúlenlos en proposiciones (se
pueden exponer en un cartel, un manifiesto o mural). “Eres idealista.
Hay que ser prácticos”. Cuántas veces has escuchado esta frase o
alguna similar. Comentar alguna situación concreta.

El creyente sabe que.


 La esperanza es posible: “Creemos en la resurrección de la carne y en
la vida eterna”.
 La esperanza ya ha comenzado. “Con Jesús, el Reino de Dios ha
llegado a nosotros”.
 La esperanza está abriéndose camino: “El Reino de Dios se parece a un
grano de mostaza...” (Mc. 4, 30-32)
 La esperanza implica también un esfuerzo y una lucha: “Los envió a
proclamar el Reino de Dios y a curar enfermos...” (Lc.9, 1-6).

2. ¿Cuál es la Buena Noticia?


 Un anuncio a proclamar: “Se ha cumplido el plazo, está cerca el Reino
de Dios: Conviértanse y crean en el Evangelio” (Mc. 1, 15).

Ahora y aquí, en el momento en que Jesús aparece ante el pueblo se


está realizando la salvación prometida por Dios. Es el tiempo para la
conversión: para en rutar el camino mal andado, para volver hacia Dios y
hacia el prójimo, amarlos con sinceridad y verdad.

Esta vuelta o conversión significa también desprenderse eficazmente de


cuanto tiene poder para destruir: el pecado personal y social, cualquier
explotación del hombre o idolatría o adoración de un dios falso. “Crean
en el Evangelio”: La llegada del Reino de Dios en la persona de Jesús es
la Buena Noticia...
Una realidad que se abre camino:

“Fue Jesús a Nazareth...” (Lucas 4, 16.18.19.21). Con Jesús, el mundo


y las personas han empezado a ser nuevas: los pobres, los cautivos, los
oprimidos... se ha declarado la amnistía, el perdón de Dios, el año de
gracia: Todo ha empezado a ser nuevo. Algo nuevo ha empezado con
Jesús: es el Reino de Dios que nace.

 Unas metas y unos caminos: este Reino de Dios ya fue anunciado por
los profetas. Isaías 42, 14.6.7
Dos metas tiene el Siervo de Dios que se hace presente en el Mesías.
Una general: Traer el derecho a las naciones, ser alianza de un pueblo y
luz de las naciones. Otra, concreta la general: abrir los ojos, liberar a
cautivos y rescatar de las mazmorras.

 ¿Cómo concretarías hoy estas metas o ideales? Jesús lo hizo en su


tiempo. Con Él estas ideales se hicieron realidad. Para llegar a ellos
Jesús escoge unos caminos muy concretos y originales:
o No buscar el poder: “No gritará, no clamará, no voceará”.
o Respetar al otro en la situación en la que se encuentre aunque
sea débil como una “caña cascada” o un “pabilo vacilante”.
o Exigirse Él al máximo: Él “no vacilará ni se quebrará”.

 Estos fueron los caminos de Jesús para implantar el Reino de Dios.


o El Reino de Dios llega con Jesús. Los cristianos tenemos que
seguir su Evangelio y colaborar con Él para su extensión en todo
el mundo y circunstancia. Ya conocemos cuáles son las metas y
los caminos. Por eso ésta es la petición central de la oración que
Jesús nos enseñó:
“Venga a nosotros tu Reino, hágase tu voluntad así en la tierra
como en el cielo”

Sólo cuando la voluntad de Dios sea en la tierra como ya lo es en


el cielo, Él será el Rey, el Soberano y el Señor. Ese día ya no
habrá “señores”, “dominadores”, “emperadores”, “manipuladores”.
Ese día ya no existirá el “endiosamiento”... ese día ya empezó con
Jesús y llegará a completarse...

Ese día se producirá este diálogo:


“Pregunté a la tierra y me dijo: no soy yo. Pregunté al mar y a las
profundidades, a los seres que allí se arrastran y todos respondieron: no
somos tu dios. ¡Búscalo por encima de nosotros!

Pregunté al viento que sopla y contestó todo el reino del aire con sus
habitantes... no soy dios. Pregunté al cielo, al sol, a la luna y a las
estrellas y todos contestaron: ¡Nosotros tampoco somos dioses!

Entonces me dirigí a todos: me dicen solamente de mi Dios que ustedes


no lo son, pero, afírmenme algo de Él... Y ellos contestaron a coro. ¡Él
nos ha creado!”. San Agustín.

Ese día, en el que ya estamos, aunque todavía no se ha acabado, podremos


escribir a un mundo materialista una carta como ésta:

“Querido Titov:
Los diarios han reproducido sus palabras, de vuelta de sus exploraciones
espaciales: son extraordinariamente instructivas y ciertas.

¡Figúrese usted que hay católicos y sin duda protestantes (y tal vez
musulmanes y judíos) que han protestado! Se engañan de medio a medio. Las
palabras de usted eran en resumen: “Me he paseado por el cielo, estaba vacío
y no encontré a Dios”.
Nada más cierto, yo quisiera querido Titov hacerle saber sólo que siento por
usted y por sus camaradas cosmonautas la mayor admiración. Todos ustedes
nos han demostrado con sus hazañas que eran los campeones de la ciencia y
del deporte a la vez. Eso me ha hecho bien y me he sentido – se lo digo con
toda sinceridad – un pobre tipo, incapaz de hacer la milésima parte de una
proeza como la de ustedes. Y, por eso mismo, me he sentido tanto más
orgulloso de ustedes.

Pero tengo otra cosa que decirle: Si bien sus palabras son ciertas, había detrás
de ellas un sobreentendido: luego Dios no existe. Con esto, usted ha
subrayado de una manera trágica que se limitaba a ser sólo un hombre. Les
falta una dimensión a ustedes, los cosmonautas del espacio: la dimensión de la
fe.
La más pobre campesina rusa, aunque lo embrolle todo un poco – el trueno, la
plegaria, el Buen Dios, los iconos y el cielo - , posee una dimensión que le
hace encontrar a Dios. ¿Cómo explicárselo, querido Titov?.

Como usted dice que no ha visto a Dios en el cielo es – con todo el respeto
que le debo y le tengo a usted – como si una planta puesta en una sala de
concierto dijera: “Estuve ahí donde los hombres dicen escuchar a un tal
Beethoven. Es falso, no oí nada: Beethoven no existe”. ¿Se imagina usted en
serio que los cristianos conciben a Dios como un cometa o un meteoro que se
encuentra en el cielo? No, ¿no es cierto? O si no habría que contarle algunas
cosas...
Y eso es lo que me da pena por usted, querido y simpático Titov: le falta a
usted un sentido, el que capta a Dios. Y lo desesperante es que la grandeza
misma de sus hazañas parece cerrarle el horizonte por ese lado.

Querido Titov: creo que muchos de los que tienen fe han rezado por usted y
siguen haciéndolo, para que la dimensión de Dios invada un día su existencia.

Muy fraternalmente y afectuosamente suyo, le reitero otra vez mi admiración. Y


gracias por lo que nos enseña por otros lados”. Jacques Loew.

Comentar la carta y sacar conclusiones prácticas


3. Una misión, muchos servicios.

Jesucristo realizó la misión que había recibido del Padre: anunciar y hacer
visible en Él, el Reino de Dios. “Cómo lo hizo... “ya conocen sus caminos. El
Espíritu de Dios continúa la obra de Jesucristo y actúa en la Iglesia. La Iglesia
es en el mundo “Sacramento Universal de Salvación”.

LA MISIÓN
MI REINO ES UN GRANO DE MOSTAZA
QUE ALGUIEN EN LA TIERRA SEMBRARÁ
Y QUE CUANDO CREZCA SERÁ GRANDE,
Y LAS AVES EN ÉL ANIDARÁN.

ES TAMBIÉN COMO LA LEVADURA,


QUE TOMA EN SUS MANOS LA MUJER,
Y QUE SI SE MEZCLA CON LA HARINA
FERMENTA Y LA MASA HACE CRECER.
TU TIENES MI REINO ENTRE TUS MANOS,
TRABAJA PARA QUE PUEDA SER,
TU ERES LA SEMILLA Y EL FERMENTO,
HAZ QUE EN MÍ OTROS PUEDAN CREER.

HOY, QUERIDO AMIGO, YO TE LLAMO,


A QUE CONTINÚES LA MISIÓN,
DE LLEVAR AL MUNDO MI MENSAJE,
Y CONSTRUIR EL REINO DEL AMOR.

La misión de la Iglesia, impulsada por el Espíritu santo y en comunión, es


continuar la obra de Jesús hasta que “ese día” se complete. Fue su misión
ayer, lo es hoy y lo será mañana. La misión de la Iglesia es mi misión, tu
misión y la misión de todos.

EL MISTERIOSO DRAGÓN
HUBO HOMBRES QUE SE HICIERON A LA VIDA
COMO QUIEN UN CHINCHORRO SE HACE AL MAR,
EN PEQUEÑOS BOTECITOS DE COLORES
AFRONTARON LA TERRIBLE TEMPESTAD.

CON SUS MANOS FABRICARON FLOTADORES,


SALVAVIDAS, REMOS, VELAS Y UN TIMÓN;
PERO EL VIENTO DERRIBÓ LAS ILUSIONES
Y EMPEZARON OTRA VEZ LA CONSTRUCCIÓN.

MARTILLANDO CON SU PROPIA SANGRE ESPERAN,


TERMINAR ANTES QUE DESPIERTE EL DRAGÓN.
SI QUEREMOS AYUDAR A CONSTRUIR LA PAZ
UN LADRILLO HAY QUE LLEVAR,
UNA FLOR, UN CORAZÓN,
UNA PORCIÓN DE SOL
Y ESTAS GANAS DE VIVIR.

LA COLINA HAY QUE SUBIR


NADA ES SENCILLO AQUÍ
Y ANTE TODO ESTÁ EL DRAGÓN:
CON SU FUEGO INTENTARÁ
PARAR LA CONSTRUCCIÓN.

PERO HABRÁ UNA SOLUCIÓN:


UNA FLOR, UN CORAZÓN,
UNA PORCIÓN DE SOL,
Y ESTAS GANAS DE VIVIR.

a. La Iglesia germen del Reino de Dios


Está creciendo... ¿no lo notas? A veces parece que no. Parece que lo que
crece es la injusticia, la desigualdad, el endiosamiento... Miren bien... ¿no lo
notan? Miren bien... Es un germen, hay que mirar bien...

¿No ven quién alza su voz para los que no tienen voz: Los ancianos, los
pobres, los deficientes, los todavía no nacidos? ¿No ven quiénes luchan
porque no se ahoguen los ideales para todo el mundo? ¿No ven quiénes oran
para no perder “el sentido de la fe” y para que todos tengan despierto ese
sentido?

Sí, ya lo sabes, todavía no se ve muy claro... Es un germen, y crece... crece...


Alguien lo hace crecer. Es el Espíritu de Dios.

b. El cristiano fermento en el mundo.

Cuando se mezcla la levadura con la masa, la levadura ya no se ve, pero ha


hecho fermentar la masa de harina. La Iglesia está en el mundo y es germen
del mundo nuevo. Parece que no se nota su presencia, pero puede, gracias al
Espíritu santo fermentar el mundo.

¿Cómo? Sólo hay un camino. Se intuye por la experiencia, y lo afirma la


Palabra de Dios: Si vivimos en comunión como miembros de la Iglesia el
fermento será eficaz, si no, el mundo no nos creerá: “La señal por la que
conocerán todos que son discípulos míos, será que se aman unos a otros ” Jn.
13, 35.

¿Qué intuimos desde nuestra experiencia?

Que esto es así. Que ningún grupo es capaz de hacer algo si no vive en
comunión. La misión de la Iglesia es continuar la de Jesús. Con más razón
necesita comunión.
Pero también se intuye que alguien tiene que servir a la comunión. Alguien que
sea el centro de comunión. Alguien que se desviva para limar asperezas.
Alguien que se dedique totalmente a lograr, con la colaboración de todos, un
grupo en comunión.

Jesucristo llamó a los Apóstoles para una específica misión: “A doce los
escogió para estar con Él, para enviarlos a predicar”. Mc. 3, 14

Alguien en la Iglesia tiene que consagrarse a estar en comunión con Jesucristo


y poder ser el centro de comunión entre los cristianos de una comunidad. Sólo
desde esa comunión con Jesucristo y entre todos se puede ser fermento.

El sacerdote es el fermento de comunión, tiene una misión específica como la


levadura. Cuando no hay sacerdote la Iglesia no se extiende, como ocurre con
la harina, sin levadura: no fermenta ni esponja, ni crece. Los religiosos son
signo de esta comunión. El laico construye la comunión en el mundo.
Para que la Iglesia sea fermento en el mundo, se necesitan sacerdotes,
fermentos de comunión, religiosos signos vivos de esta comunión y laicos para
la evangelización de esta comunión en todos los ambientes del mundo. Aquí y
ahora.

Recordar lo vivido en la charla anterior... Vale la pena hacer realidad la Buena


Noticia en todo el mundo. Es lo que más necesita nuestro mundo, y es posible.
Ya ha empezado. Está creciendo...

Pero ¿quién? ¿Quién quiere ser fermento para la comunión, condición


necesaria para que la Iglesia sea fermento y para que el Reino de Dios se
instaure definitivamente?

Oremos en silencio... Es necesario que entre los cristianos alguien se sienta


llamado a este servicio dentro de la comunidad. Oremos.

CANCIONES

TODO CAMBIA
CAMBIA LO SUPERFICIAL
CAMBIA TAMBIÉN LO PROFUNDO.
CAMBIA EL MODO DE PENSAR,
CAMBIA TODO EN ESTE MUNDO.

CAMBIA EL CLIMA CON LOS AÑOS,


CAMBIA EL PASTOR SU REBAÑO,
Y ASÍ COMO TODO CAMBIA
QUE YO CAMBIE NO ES EXTRAÑO.

CAMBIA, TODO CAMBIA.


CAMBIA, TODO CAMBIA.
CAMBIA EL MÁS NO BRILLANTE
DE MANO EN MANO SU BRILLO,
CAMBIA EL NIDO EL PAJARILLO
CAMBIA EL SENTIR UN AMANTE.

CAMBIA EL RUMBO EL CAMINANTE


AUNQUE ESTO LE CAUSE DAÑO.
Y ASÍ COMO TODO CAMBIA,
QUE YO CAMBIE NO ES EXTRAÑO.

CAMBIA EL SOL EN SU CARRERA


CUANDO LA NOCHE SUBSISTE,
CAMBIA LA PLANTA Y SE VISTE,
DE VERDE LA PRIMAVERA.

CAMBIA EL PELAJE LA ERA,


CAMBIA EL CABELLO EL ANCIANO,
Y ASÍ COMO TODO CAMBIA,
QUE YO CAMBIE NO ES EXTRAÑO.
PERO NO CAMBIA MI AMOR
POR MÁS LEJOS QUE ME ENCUENTRE,
NI EL RECUERDO, NI EL DOLOR
DE MI PUEBLO Y DE MI GENTE.

Y LO QUE CAMBIÓ AYER,


TENDRÁ QUE CAMBIAR MAÑANA,
ASÍ COMO CAMBIO YO
EN ESTA TIERRA LEJANA.

16. EL VALOR DE LA ESPERANZA (Charla para dos secciones)

OBJETIVO
Llenar la vida de esperanza cristiana, poniendo la confianza en la amistad o
gracia regalada por Dios para el bien de la humanidad.

ORACIÓN
CANTO

I. EL MUNDO ¿TIENE FUTURO?


1. Desde la realidad...
Se descubre que todo lo que rodea al ser humano tiene su historia y nos
preguntamos hacia dónde vamos, qué puede pasar en el futuro, si podemos ir
hacia algo mejor. En una palabra, lo que vivimos ¿tiene futuro? Se descubre
que cada uno habla desde sus esperanzas, desde sus “ganas de vivir”.

Por ello se propone un juego de imaginación en grupo:


El sacerdote o animador vocacional selecciona varios países (dependiendo de
los grupos que quiera formar): Por ejemplo: Japón (con un alto grado de
tecnología y cultura); Ruanda (con una situación de miseria y empobrecimiento
generalizada); Bolivia, Canadá, Argentina, etc. Se pretende que cada grupo
analice, con algunos datos reales, las esperanzas de estas gentes: ¿Qué se
puede esperar a nivel familiar, cultural, de profesión...?
Después de una primera aproximación a estas situaciones, se hace una
reflexión por grupos. Puesta en común para descubrir esperanzas y las
diferencias que existen entre unas y otras.

2. La Palabra ilumina esta realidad


Se descubre que las esperanzas de vida de los jóvenes son muy distintas,
pues depende de las situaciones en las que cada uno de ellos se encuentre.
No son las mismas para el joven japonés que para el etíope, o para el
canadiense, o para el boliviano o para el español.

La Palabra de Dios ilumina y ayuda a profundizar esta realidad: El pueblo de


Israel vive la vuelta del Exilio. Al volver de Babilonia se encuentra una tierra
destruida, sin Templo, sin viviendas, dominada por pueblos poderosos. En esta
situación de pobreza y abandono, aparece un profeta, un hombre de Dios que
logra darles ánimo y reanima las esperanzas perdidas. Así habló el profeta de
Israel a esta gente desanimada: Is. 40, 1-2; 9-11.

Algunas cuestiones para comprender mejor:


 ¿Cuál es el mensaje del profeta?, ¿Qué quiere transmitir?
 ¿Entiendes por dónde van los deseos de Dios?, ¿Qué quiere Dios para
su pueblo?
 ¿Hay a tu alrededor personas que te anuncian un futuro mejor, una vida
más humana, un mundo más habitable?, ¿Las conoces?, ¿Qué hacen?

Juntos buscamos el encuentro con Dios porque a pesar de las dificultades y


problemas, ¡no podemos desanimarnos! Tenemos motivos para la esperanza,
¿Cuáles son estos motivos?

Se abre un diálogo con los jóvenes:


 ¿Te has preguntado qué pasaría si nadie esperara nada del futuro?
Además nuestras raíces cristianas se hunden en un pueblo de
esperanza.
 Se presenta un signo en torno a él: Una estrella.
 ¿Para qué puede servir una estrella?
 En ambiente propicio, con música de fondo, se deja que el signo evoque
evidencias, significados. Los jóvenes podrán expresar recuerdos,
experiencias.
 Como sugerencias para el sacerdote o animador, podría valer entre
otros muchos, estos significados (emite luz, evoca gratuidad, no
depende de nosotros, belleza, misterio, nos trasciende...).
 Para finalizar esta charla se podría terminar en actitud de oración,
oyendo las palabras del profeta Isaías 5, 17 – 18. ¿Nosotros podríamos
ser para otros signos de esperanza?, ¿tu concretamente, para quién
eres signo de esperanza?

II. HOMBRES ABIERTOS A LA VERDAD: “LOS SABIOS”

1. Desde la realidad
Tener esperanza es ir por la vida con los ojos abiertos, descubrir aquello que
favorece la vida, el futuro, la felicidad. Siempre ha habido personas que han
sabido descubrir las causas de la vida, de la muerte, del sufrimiento, del mal,
del amor. Desde la verdad han buscado el arte de vivir. Esta es precisamente la
SABIDURÍA: descubrir el significado que tiene la vida para cada uno de
nosotros. Muchos han intentado desentrañar los secretos de la vida, han ido
encontrando respuestas, formas de convivencia, acciones que favorecen la
vida.

 Los invito a contemplar unas imágenes y a escuchar un texto que nos


ayude a pensar. Se hace a través de un Montaje audiovisual:

Texto
1. Los hombres de todos los tiempos se han hecho preguntas.
2. ¿Por qué existe el sufrimiento?, ¿Por qué sufre el inocente, por qué
se muere injustamente?
3. ¿Por qué Dios permanece silencioso ante los dramas de la
humanidad?, ¿Por qué no pone fin a todo esto?
4. ¡No tenemos respuesta! Sólo podemos acercarnos a los sabios de
todos los tiempos – Ellos han buscado.
5. Los grandes pensadores: Ramón y Cajal, Cervantes, Fleming,
Pasteur...
6. Hombres que supieron convivir con sus semejantes desde el respeto
y la tolerancia: Gandhi, Luther King...
7. Los grandes conocedores de la naturaleza y de las personas: Baden
Powell, Darwin, Rodríguez de la Fuente...
8. Los sabios que estudiaron al ser humano como Unamuno, Ortega y
Gasset.
9. Los que supieron aprovechar y disfrutar bien el tiempo...
10. Todos estos “sabios” ahondaron en la vida y extrajeron de ella lo
mejor, lo bueno y lo bello, aportando algo de ellos mismos para
hacerla más humana.

Imagen:
1. Un rostro pensativo.
2. Niños llorando.
3. Personas marginadas.
4. Adulto y joven.
5. Adulto estudiando.
6. Uno de estos personajes:
7. Hombre contemplando la naturaleza.
8. Foto de alguno de ellos.
9. Un reloj
10. Una fuente y un arco iris.

Después de abrir un tiempo para el diálogo:


- ¿Conocías a estas personas?, ¿Qué es lo que más admiras de ellas?
- ¿Podrías nombrar a otros “sabios” por sus aportaciones en favor de los
demás?
- ¿Por qué estas personas dedicaron su vida en favor de los otros?
La Palabra ilumina nuestra realidad
A todos se dirige hoy la Palabra de Dios por medio de un “sabio israelita”
QOHELET: Él descubre la relatividad de la vida, de las cosas, sólo el amor que
Dios ha puesto en el ser humano es eterno. Ecl. 3, 1-8.

Algunas cuestiones para mejor comprender:


- ¿Cuáles son las afirmaciones que más te llaman la atención? ¿Por qué?
- ¿Qué te querrá transmitir este sabio judío?
- Busca personas, situaciones, cosas que te parecen importantes y que
sin ellas sería difícil vivir.

Juntos buscamos el encuentro con Dios


Se presenta el signo que ayudará a orar: El agua.
1. Te presentamos Padre, esta agua que sacia la sed de los hombres. La
sed material porque en sus países no llueve, no hay fuentes, no hay
agua para todos... (se vierte un poco de agua en un recipiente).
2. Te presentamos Padre, esta agua que simboliza la ciencia. Que ella
consiga saciar la sed de muchos. Que siempre haya personas que
ayuden a otros a descubrir la verdad. (Se vierte agua en otro recipiente).
3. Te presentamos Padre esta agua que simboliza el amor de la vida. Que
muchos puedan saciar su sed. Que haya personas dispuestas a dar su
vida en favor de la dignidad de otros. (Se vierte agua en otro recipiente).
4. Te presentamos Padre esta agua que simboliza el amor a la naturaleza y
el amor a todo lo que Tú nos has dado. Que con esta agua, todos
nosotros saciemos nuestra sed de tener un sol para todos, un aire
menos contaminado, unos bosques más limpios, una naturaleza más
amiga del hombre. (Se vierte agua en otro recipiente).

Se puede continuar la oración hecha por todos aquellos que deseen intervenir.

ATENTOS A DIOS
Desde la realidad de los hombres sabios, son aquellos que van adquiriendo la
experiencia de la vida a medida que descubren a Dios presente en ella. Y todo
esto de forma muy sencilla: basta con estar atentos y descubrir lo que pasa a
nuestro alrededor.

Pero no basta descubrir la superficie, lo que dice la televisión, el periódico, los


medios de comunicación. ¡Hay que mirar adentro!
- Vamos a intentar saber, como ellos, lo que ocurre a nuestro alrededor a
través de un debate sobre tres acontecimientos.
Se sugieren estos tres:
- Malas noticias de un estudiante.
- Una noticia de actualidad.
- Una situación social que impacta.
Pueden escogerse otros acontecimientos, lo importante es:
 Analizar la situación y debatirla en profundidad.
 Buscar las causas y los sentimientos que provoca.
 Intuir las consecuencias de todo esto.
 Buscar entre todos, posibles respuestas que remedien estas situaciones.
La Palabra ilumina nuestra realidad
Muchos han sido los sabios de todos los tiempos y todos coinciden en algo
fundamental: ¡Hay que aprender a vivir bien!, Descubrir lo que favorece la vida
y lo que conduce a un camino sin salida.

La Biblia recoge muchos testimonios de estos sabios:


 Un poeta judío se pone a pensar sobre el dolor y el sufrimiento y dice
cosas así: Job 28, 20-30 ¿Qué hace el sabio ante las dificultades y
problemas?, ¿Resignarse, aceptarla? ¿Dónde encuentra la respuesta?
 Otro sabio de Israel se pregunta por la vida e intenta descubrir su
sentido: Ecl. 39, 12... ¿Cómo ve este sabio la creación?, ¿Para qué crea
Dios la vida?
 Estos hombres hablan también de la amistad. Ecl. 6, 5... ¿Qué realidad
refleja esta experiencia de amistad?, ¿Por qué alerta el sabio a aquellos
que la buscan?, ¿Por qué es importante este valor para vivir?
Se distribuyen los textos bíblicos por parejas para que pueda trabajarse,
después puede haber una puesta en común.

Juntos buscamos el encuentro con Dios


Imágenes, ruidos, sugerencias, noticias... nos bombardean constantemente.
¡Hay que estar atentos! Atentos a la moda, a la TV a la publicidad, a los
estudios, al deporte, etc. Pero hay otro tipo de atención que parece no
preocupar a muchos jóvenes...
- ¿Qué clase de atención ejerces en casa, con tu familia?
- ¿Estás atento a tus amigos, a tu grupo?
- ¿Te preocupas por los que sufren, están marginados, solos...?
- Y ante Dios, ¿estás atento a su Palabra?
- Se presenta el signo que ayude a orar: Unos auriculares.
- ¿Para qué sirven? ¿Para qué los utilizas? ¿Se puede ir por la vida con
los auriculares siempre puestos?...
- Se deja un tiempo para interiorizar y expresar lo que sugiere el signo.

Oración:
Señor que no necesitas auriculares para comunicarte con nosotros.
Haznos ir por la vida con los oídos atentos para escuchar las
necesidades de los demás, Haz que tengamos la vista clara para
distinguir quién nos necesita.
Que nuestras manos estén dispuestas para ayudar a los demás.
Que nuestro corazón esté en sintonía con los que nos rodean.
Que nuestro corazón se disponga a dar la respuesta que Tú esperas.
Te lo pedimos con la seguridad de que así estaremos atentos a Ti.
17. LA VOCACIÓN SACERDOTAL

OBJETIVOS:
- Descubrir el llamado de Jesús a la vida sacerdotal como un don gratuito.
- Fomentar el amor y el respeto por los sacerdotes.
- Orar por los sacerdotes.

ORACIÓN
CANTO: El Señor eligió a sus discípulos

MOTIVACIÓN.

Reflexión para el sacerdote o animador vocacional:


El sacerdocio es un don de Dios para la humanidad y fue instituido por Cristo
para continuar su misión. No es el prestigio ni el poder, sino el servicio a la
humanidad en la transformación de la sociedad y en la liberación integral del
hombre y de la mujer.

La vida:
Las chicas estaban muy felices con la visita de su tío Roberto, un muchacho
lindo e inteligente. La pequeña Luisa se sentó en las rodillas de Roberto y le
preguntó:

- Tío, ¿Es verdad que vas a ser sacerdote?


- Sí, es verdad. Este año, si Dios lo permite.
- Ser sacerdote quiere decir celebrar la misa, ¿no es verdad?
- Sí Luisa, pero no es sólo eso. Muchos hombres están siguiendo a Jesús
en la vocación sacerdotal: Predican la Palabra de Dios, presiden la
Eucaristía, perdonan los pecados, consuelan a los enfermos, ayudan a
los pobres, forman a los laicos...
Mientras Roberto hablaba, sonó el timbre. Luisa dio un salto y fue corriendo a
abrir la puerta. Eran tres amigos de Roberto. Ellos también eran seminaristas.
Están estudiando y profundizando su vocación especial. Luisa los llenó de
preguntas sobre la Iglesia, la misa, el matrimonio...

Preguntas:
1. ¿Eres amigo de algún sacerdote? ¿De dónde viene?
2. ¿Qué se puede hacer para tener más sacerdotes buenos y santos?
3. ¿Te gustaría consagrar tu vida al servicio del Evangelio, en la vida
sacerdotal?...

ILUMINACIÓN:

La Palabra de Dios: Jn. 10, 11-16 Dramatizar el texto, o un canto que exprese
el mismo contenido.

Canto: “El Señor es mi Pastor”


Preguntas:
1. ¿Cómo puedo ayudar y servir a Jesucristo en este período de
preparación en el seminario ambiental?
2. ¿Conoces a algún pastor de otra confesión religiosa?
3. ¿Cuál es tu concepto de las otras religiones? Orientar las respuestas

ORACIÓN:
Jesús, Buen Pastor, en la mente y en el corazón de los cristianos,
muchas veces falta claridad. Es fácil percibir la falta de misericordia, de
perdón, de compartir, de solidaridad, de justicia y de paz. Te pido Jesús,
que nos ayudes a caminar como un solo rebaño, pues eres nuestro
único Pastor. Bendice también a nuestro párroco y a todos los
sacerdotes del mundo entero que se dedican incansablemente a tu
Reino... Amén.

COMPROMISO

MATERIALES
Biblia Jn 10, 11-16
Cuadros o fotografías de sacerdotes, obispos, del Papa junto al pueblo.
18. MUCHOS CAMINOS, UNA SOLA FE: ENCIENDAN
SUS LUCES E ILUMINEN AL MUNDO

OBJETIVO
 Que los jóvenes descubran la diversidad de servicios en la Iglesia,
siendo luz para los demás.

ORACIÓN
CANTO: Un solo Señor...
HECHO REAL
EL HOMBRE VELA
Había un hombre vela que cansado de las tinieblas que rodeaban su
existencia, quiso abrirse a la luz; esas eran sus ansias. Un día la luz
verdadera que ilumina a todo hombre lo encendió y vela se sintió feliz. Otro día
se dio cuenta que había recibido la luz, era no sólo una alegría, sino también
una exigencia. Tomó conciencia que para que la luz perdurara en él, debía ser
alimentado desde dentro, por medio de un diario derretirse.

Entonces su plegaria tomó una dimensión nueva, pues entendió que su


vocación era consumirse al servicio de la luz. A ratos pensaba que era más
cómodo no haber recibido la luz, pues en su doloroso derretirse, su vida
hubiera sido un estar ahí tranquilamente, y hasta tuvo la tentación de no
alimentar más la llama.
También se dio cuenta de que en el mundo existen muchas corrientes de aire
que apagan la luz y recibió otra exigencia, defenderse de las corrientes de aire
que circulan por el mundo. Más aún, la luz que había recibido le permitió mirar
que a su alrededor había muchas velas apagadas. No habían tenido la
oportunidad de ver la luz ni de recibirla, otras por miedo a derretirse, y otras
porque no tuvieron cómo defenderse de las corrientes de aire.

Entonces vela se preguntó preocupado: ¿Podré encender otras velas? Y


pensando, descubrió con profundidad su vocación de apóstol de la luz.
Entonces se dedicó a encender velas de todos los tamaños, características,
edades, colores, para que hubiera mucha luz en el mundo.

A cada momento crecía su alegría, porque en su diario derretirse, encontraba


velas jóvenes y viejas pero encendidas. Y al presentir hombre vela que se
acercaba su final porque se había consumido totalmente al servicio de la luz,
identificándose con ella gritó con voz fuerte y con profunda alegría: ¡He servido
a los demás... he sido luz... he entregado la antorcha a los otros para que
sigan siendo luces¡

Dialogar sobre la historia y sacar conclusiones prácticas.

DESARROLLO:
1. El mundo necesita la luz porque tiene muchas zonas oscuras:
a. Donde hay odio y falta el amor. 1Jn. 2.9-11
b. Donde hay maldad, injusticia, mentira y toda clase de pecados:
Ef. 5,8 –14; Rom. 13,11-14 Prov. 4, 18-19
c. Donde hay desconocimiento de la verdad y de la Palabra de Dios:
Ecl. 2,13-14
d. Donde no luce la lámpara de la oración: Mt. 25, 1-8; cfr. Mt. 26-
41
e. Donde falta la fe en Jesús: Jn. 1, 4-9; 8, 12, 46; Mt. 4,12-16;
Hech. 26, 17-18.23

METODOLOGÍA:
1. Investigación bíblica: Repartir los textos por grupos y poner en común
los resultados.
2. Investigación sobre la realidad: Que cada grupo diga un caso real de
hoy, relacionado con el tema que han descubierto en la Biblia, donde
haya oscuridad.

2. Jesús, en sí mismo y con su Evangelio del amor y de la verdad, es la


luz para el mundo.
1. Oración breve de cada grupo donde confiesan: “Jesús, tú eres la paz
para...” (el caso que han dicho anteriormente).
2. Al final se puede encender el cirio o una vela, queriendo representar la
luz que es Jesús.

3. Distintas formas de ser luz, como Jesús.


a. Los cristianos tenemos vocación de ser luz y lámparas
encendidas.
Leer y comentar Mt. 5,14-16.
b. Hay muchas cosas que sirven para dar luz cuando hace falta.
También existen formas de vivir la vocación de ser luz para el mundo.
Pero todas las personas tienen que estar unidas por la fe y el amor a
Jesús, lo mismo que las lámparas, que no lucen, si no se encienden o
no están conectadas a la corriente eléctrica.

Metodología:
Los jóvenes van diciendo cosas y personas – vocaciones que sirven
para iluminar. Se van escribiendo en el tablero. En lo referente a las
distintas formas de vocación, el sacerdote o animador vocacional
tendrá que ayudarles. Se pueden explicar un poco comentando cómo
son luz. Probablemente se pueda hacer un paralelo entre las personas
y las cosas, para que la imagen quede más gráfica. Saldrán datos
como estos:

Cosas que dan luz: faro, farol, farola, linterna, candil, bombillo, vela,
cirio, cerilla, fósforo, lámpara de casa, lámpara de minero, lámpara de
quirófano, lámpara de endoscopio, lámpara de sagrario, foco de cine,
flash, semáforo, gusano u oruga de luz...

Personas-vocación que dan luz: sacerdotes, diáconos, religiosos/as.


o en hospitales
o en guarderías
o con ancianos
o en la enseñanza
o con los pobres
Monjes/as, misioneros/as, miembros de institutos seculares, catequistas,
animadores litúrgicos, servidores de caridad, padres de familia,
maestros cristianos, etc.

4. Yo también tengo que ser luz, porque sigo a Jesús.

Metodología:
1. Cada adolescente o joven escoge una cosa que le guste de las que dan
luz, y en el cuaderno la dibuja explicando por qué le gusta y también
cómo puede dar luz él, pareciéndose a esa cosa.
2. Cada joven escoge una vocación (de las escritas) que le gustaría vivir
cuando sea mayor y explica por qué (hablando o en el cuaderno).
3. Se acaba orando por las personas que viven la vocación de ser luz. (Se
puede hacer mientras cada uno va encendiendo una vela en el cirio o
rodeando todos el cirio).

Actividades complementarias:
1. Invitar a una persona consagrada a que les cuente cómo es luz, si eso
es difícil, etc.
2. Hacer por equipos un mural, siguiendo el esquema de la ficha de
trabajo, pero con dibujos o fotografías.
ORACIÓN DEL PAPA POR LAS VOCACIONES

“Oh Jesús, Buen Pastor, acoge nuestra alabanza y nuestro sincero


agradecimiento por todas las vocaciones que, mediante tu Espíritu, regalas
continuamente a tu Iglesia.
Asiste a los obispos, presbíteros, misioneros y a todas las personas
consagradas, haz que den ejemplo de vida verdaderamente evangélica.
Da fortaleza y perseverancia en sus propósitos a aquellos que se preparan al
sagrado ministerio y a la vida consagrada.
Multiplica los evangelizadores para anunciar tu nombre a todas las gentes.
Protege a todos los jóvenes de nuestras familias y comunidades.

Concédeles prontitud y generosidad para seguirte.


Vuelve también hoy tu mirada sobre ellos y llámalos.
Concede a todos los llamados la fuerza de abandonar todo para elegirte solo a
Ti que eres el amor.
Perdona la no correspondencia y las infidelidades de aquellos que has
escogido.
Escucha, ¡oh Cristo!, nuestras preces por intercesión de María Santísima,
Madre tuya y Reina de los Apóstoles.
Ella, que por haber creído y respondido generosamente, es la causa de
nuestra alegría, acompañe con su presencia y su ejemplo a aquellos que
llamas al servicio total de tu Reino. Amén”.
19. AMIGOS QUE LO ANUNCIAN

OBJETIVOS:

 Profundizar en las cualidades de la amistad


 Descubrir, desde la propia experiencia, que el hombre no quiere estar
solo: necesita amigos, los busca.
 Descubrir que, a lo largo de la historia, Jesús ha seguido buscando
amigos.
 Lograr que los adolescentes y jóvenes descubran la importancia de la
amistad con Jesús, para que así compartan su misión.

ORACIÓN
CANTO: Si una buena amistad tienes tú

HECHO REAL

1. EXPERIENCIA HUMANA

Diálogo

Se puede proponer al grupo un primer trabajo sobre la amistad. ¿Qué es para ti


la amistad? ¿Qué cualidades te gusta que tengan tus amigos?...
Después de hablar sobre la amistad, cada adolescente o joven del grupo
piensa cómo va a presentar a su amigo. Qué cosas va a comunicar de él.
Puede hacerlo por medio de un dibujo si le resulta más fácil.

El sacerdote o animador vocacional permite la puesta en común, procurando


que queden bien señaladas las cualidades de la amistad o la necesidad de la
amistad.

Para contrastar experiencias de otras personas, se convierte el grupo en


“reporteros” con la misión de preguntar entre su familia y profesores qué
piensan de la amistad, cómo encontraron a sus mejores amigos.

Todo esto se presenta de una manera ilustrativa, para que centre la charla y
ambiente la sala mientras dure el tema.

Conviene resaltar: ¿Se puede ser amigo de alguien sin conocerle? ¿Sin saber
cómo piensa, los gustos que tiene, sus costumbres?...

Y cuando se ha encontrado a ese amigo: ¿Creemos que hemos encontrado


algo muy importante en nuestra vida, o no le damos importancia?... ¿por qué?

Hay quien dice que “quien encuentra un amigo, encuentra un tesoro” ¿qué
opinan de esto?
¿QUIÉN ES TU AMIGO?

“El que siendo leal y sincero te comprende.


El que te acepta como eres y tiene fe en ti.
El que sin envidia reconoce tus valores, te estimula y elogia sin adularte.
El que te ayuda desinteresadamente y no abusa de tu bondad.
El que con sabios concejos te ayuda a construir y pulir tu personalidad.
El que goza con las alegrías que llegan a tu corazón.
El que sin penetrar en tu intimidad, trata de conocer tu dificultad para ayudarte.
El que sin herirte te aclara lo que entendiste mal o te saca del error.
El que levanta tu ánimo cuando estás caído.
El que con sabios cuidados y atenciones quiere menguar el dolor de tu
enfermedad.
El que perdona con generosidad olvidando su ofensa.
El que ve en ti un ser humano con alegrías, esperanzas, debilidades y luchas.
Este es el amigo verdadero que con su amor evidencia que conoce a Dios a
través de sus hermanos. Si lo encuentras, consérvalo como un tesoro”.

Se puede compartir sobre este hermoso mensaje

2. EXPERIENCIA CRISTIANA:

Jesús también tuvo amigos; y ellos necesitaron conocerse antes de ser buenos
amigos. Nos lo cuenta San Juan. Jn 1, 35-42

Por el texto leído se han dado cuenta, que cuando alguien se hace amigo de
Jesús, tiene una fuerte necesidad de cambiar por dentro; se da cuenta que
puede ser mejor, especialmente respecto a los demás: más sincero, mejor
compañero, más servicial. Algo así, como si el trato con Jesús volviera nuestro
corazón más acogedor y bueno con todos.

Y la amistad con Jesús no es algo, que se quedó allá, en sus primeros


discípulos, no; ahora también hay jóvenes, hombres y mujeres que se sienten
llamados a vivir esa amistad. Que la encuentran como el gran tesoro en su vida
y que como los discípulos, se entusiasman con la idea de mejorar el mundo,
haciendo que todos los hombres sean hermanos, y comparten su misión
hablando de Jesús, llevando la Buena Noticia a la gente...

EXPRESIÓN DE FE

Mientras los adolescentes y jóvenes hacen una reflexión sobre el Evangelio de


Juan, el sacerdote o animador vocacional coloca esta canción, que si hay lugar
procura comentarla:

¡QUÉ DETALLE SEÑOR!

Qué detalle, Señor, has tenido conmigo.


Cuando me llamaste, cuando me elegiste,
cuando me dijiste, que Tú eras mi amigo.
¡Qué detalle Señor has tenido conmigo!

Te acercaste a mi puerta, pronunciaste mi nombre:


Yo temblando te dije: “Aquí estoy Señor”.
Tú me hablaste de un reino, de un tesoro escondido,
de un mensaje fraterno que encendió mi ilusión.

¡Qué detalle Señor has tenido conmigo!...

Yo dejé casa y pueblo por seguir tu aventura.


Codo a codo contigo comencé a caminar.
Han pasado los años y, aunque aprieta el cansancio,
Paso a paso te sigo sin mirar hacia atrás.

¡Qué detalle Señor has tenido conmigo!...

¡Qué alegría yo siento cuando escucho tu nombre!


¡Qué sosiego me inunda cuando oigo tu voz!
¡Qué emoción me estremece cuando siento en silencio,
tu palabra que aviva mi silencio interior!.

Terminada la reflexión se reanuda el diálogo:

¿Tienen algún familiar que sea sacerdote o religioso/a? Podrían pedirle que les
hable de su amistad con Jesús, y de lo que hace, cuál es su misión.

Seguramente después de todo lo que se ha hablado, más de uno está


pensando ¡qué suerte ser amigo de Jesús! ¡Hacer lo mismo que hacía Él!
¡Pues claro que puedes ser amigo suyo! Basta que quieras serlo y que pongas
atención en descubrir cómo es Jesús, qué cosas te enseña y, poco a poco, te
vas haciendo un íntimo de Jesús.

COMPROMISO

Es conveniente contar a los demás compañeros de clase o amigos lo que tú


sabes de Jesús, lo que vas descubriendo de él, por medio de estos encuentros
e invitarlos a pertenecer al seminario ambiental.

ORACIÓN

Señor Jesús, tú eres siempre


quien da el primer paso y viene hacia mi.
Mi casa es tu casa, Señor.
Ven, entra y siéntate. Estás en mi casa,
que es la tuya. Yo te invito.

Me sucede a veces que no reconozco tu rostro,


porque mi corazón está demasiado agitado.

Entonces recuerdo que todos los días,


incluso de noche,
tienes tu lugar reservado en mi casa.
¡Es el espacio de Dios en mi casa,
el espacio de vida!
Entra, Señor, llama a mi puerta,
siéntate a mi mesa y hablaremos.
Mi casa es tu casa.
Si estoy despierto, sé que me conoces;
si estoy dormido, sé que tú velas mi sueño.

Yo estoy contigo y tú conmigo,


y eso me hace enormemente feliz.

¡Tú eres el corazón de mi casa, Señor!


De pies a cabeza... mi oración es para Ti,
(Charles Singer. Sal Terrae)
2O. COMPAÑERO EN MI CAMINO

OBJETIVOS:

 Descubrir las distintas soledades en las que vive el hombre de hoy.


 Presentar a Jesús como modelo de vocación que sale al encuentro de
los hombres y se hace compañero de camino.
 Reflexionar sobre la vocación de consagrado como una llamada de Dios
para hacer compañía.
 Brindar amistad de modo totalmente desinteresado, sin límite de
personas y de situaciones.

ORACIÓN
CANTO

HECHO REAL:

 A pesar de que se han hecho avances espectaculares en la ciencia y en


la técnica, el hombre de hoy siente una gran soledad, experimenta en sí
mismo grandes carencias afectivas...
 Jesús vivió muy de cerca la relación con su Padre y al mismo tiempo
estuvo muy cercano a los sufrimientos, a las dificultades, a los
problemas de los hombres.
 El consagrado es un amigo de Jesús, que ofrece generosamente su
amistad y enseña a los hombres a ser amigos de Jesús.
PRIMERA PARTE:

 Se invita a los adolescentes y jóvenes a descubrir el abanico de


soledades en que vive el hombre de hoy. Se comienza poniendo en una
columna las situaciones de soledad que se detectan en los diversos
ambientes. He aquí algunas:
 Los adolescentes y jóvenes que están marginados de nosotros en
el colegio.
 Los hijos de las familias rotas, los que no tienen amigos.
 Los jubilados.
 Los enfermos.
 Los que viven en pueblos pequeños.
 Los que viven en grandes urbanizaciones en la ciudad.
 Los que no tienen fe en Dios, los que no conocen a Jesucristo.

Después de que se ha elaborado esta columna, se invita a los adolescentes y


jóvenes a que pongan casos concretos que conocen, en los que se dan esas
soledades (pueden realizar un collage y exponerlo).

El sacerdote o animador vocacional habrá previsto algunos casos para


comenzar, si es que los muchachos no saben, de momento, poner ejemplos
concretos.
SEGUNDA PARTE:
 Se hace una lectura muy cuidadosa del Evangelio de Lucas 24, 13-35.
puede hacerse, previamente preparado, escenificando el relato,
representando a los diversos personajes: Jesús, Cleofás y su amigo, los
discípulos en el cenáculo, el narrador.
 Se realiza un análisis del texto bíblico, siguiendo estas pautas:
- Se intenta ver dónde se refleja la soledad de los discípulos en el texto, el
animador las puede encontrar:
 En la huida de Jerusalén con el propósito de encerrarse en su
casa. (Huyen de los demás, de sí mismos, de Jesús muerto).
 En que no fueron capaces de reconocer a Jesús, vivo y
resucitado.
 En que iban frustrados y preocupados.
 En que se mostraban incrédulos a las palabras que les habían
comunicado las mujeres.
 En que invitan a ese peregrino a que les siga alentando en medio
de su soledad, hospedándose en su casa.

- Es bueno reflexionar cómo Jesús demuestra que es un verdadero


compañero en el camino. Esto se puede reconocer en lo siguiente:
 Salió a su encuentro por su propia iniciativa.
 Escucha largo rato con mucha atención.
 Para responder a las inquietudes que llevaban en su corazón, se
refiere a una palabra privilegiada: La Sagrada Escritura.
 Acepta la invitación de los discípulos y se hospeda en su casa.
 Realiza con ellos la “fracción del pan”.
- Después se ve cómo en este mismo hecho “Jesús sale al encuentro de
los hombres”, lo hizo en otras muchas ocasiones:
 Cuando va a llamar a los primeros discípulos, Jn. 1,35-41
 Cuando sale al encuentro de Zaqueo. Lc. 19, 1-10
 Cuando se encuentra con un leproso. Mt. 8, 1-4
 Cuando se dirige al buen ladrón en la cruz. Lc. 23,33. 39-43

- A medida que se van estudiando estas actitudes de Jesús, se va


tomando nota en el cuaderno.

COMPROMISO
ORACIÓN

21. PARA SER TUS COMPAÑEROS (Charla para dos o tres secciones)

OBJETIVO: Procurar descubrir la vocación para vivir en la felicidad de los hijos


de Dios.

CANTO
ORACIÓN:

I. EXPERIENCIA HUMANA

A. Introducción
Estamos viviendo en una sociedad en la que, a veces, algunos hombres son
como lobos para otros hombres. La insolidaridad y la injusticia aparecen como
actitudes frecuentes. La vida confortable, el consumismo despiadado, la falta
de sentido en la vida, el espíritu acrítico y un indiferentismo cada vez más
generalizado, son vividos como actitudes normales y corrientes. Como si sólo
contara la ley del más fuerte o como si las relaciones humanas estuvieran
mediatizadas únicamente por el dinero.

Desde este esquema de “valores” (¿?) no es extraño encontrarse que esta


situación provoca en los jóvenes amargura y aburrimiento, manipulación o
esclavitud. Personas que van por las calles como sonámbulos, con el letargo
de toda esa “muerte viva”. Sin futuro, sin proyecto de vida. Igual que lo
observó Jesús: “como ovejas sin Pastor”.

B. Testimonio: De un joven toxicómano de un pueblo grande de los


alrededores de una gran ciudad.
“Dicen que la vida es bella y que merece la pena vivirla. Pero bella ¿para
quién? Yo todavía no he conocido eso. Continuamente pienso en mi infancia
cuando todo era bonito. Mis padres me querían y yo era feliz jugando, sin
preocupaciones de nada más.

Pero me fui haciendo mayor como algo inevitable y empezaron los problemas.
Quizá los problemas ya existían y yo no me daba cuenta de ellos. No quería
enfrentarme con ellos. No tenía, ni tengo todavía trabajo, y estaba todo el día
en la calle. Iba sobreviviendo. Aunque me juntaba con amigos, me sentía
solo, solo, solo. Sin nadie que me quiera de verdad. Y poco a poco me fui
enganchando a la droga.

Los amigos son amigos de media hora. Lo que dura el dinero para ir a
“gastar”. Luego, lo de siempre: la soledad. Si esto es vida, que venga alguien y
me lo diga. En ocasiones hasta me entran ganas de morirme, de ponerme una
sobredosis y dejar de sufrir porque nadie me quiere ni me ayuda. Es como si
quisiera volver a mi niñez, y pudiera al menos hacerlo, para dejar de sufrir. La
vida me parece oscura y cuando reflexiono todo me parece absurdo.
Quiero vivir bien y no puedo. Quisiera salir de este mundo y no sé si tengo
remedio. Sería inaguantable que la vida fuera siempre así. Pero estoy tan
enganchado que tampoco sé si quiero salir realmente de donde estoy.”

Cirilo

C. Actividades
1. Leer este testimonio y analizar las causas que dice y que le han llevado a
esta situación.
2. Recoger textos de prensa donde se resalten situaciones parecidas y analizar
las causas sociales que provocan un desencanto en la adolescencia.
3. Hacer una encuesta preguntando sobre las ilusiones de la adolescencia de
hoy.
4. Escribir una carta de respuesta a un joven toxicómano donde se explique el
sentido de la vida, las razones que tiene para esperar y para construir una
humanidad mejor y cómo podría salir de esa situación.

II. ILUMINACIÓN BÍBLICA

A. ¿Qué quería Jesús?


Jesús quería inaugurar y construir el Reino de Dios: que Dios Reinara en esta
tierra, desde el amor, la justicia y la verdad, el servicio a los otros por el amor
de Dios. “Se ha cumplido el plazo, está cerca el Reino de Dios” (Mc. 1, 15)

Proclama por los pueblos y ciudades la Buena Noticia y se dirige a todas las
multitudes. Unos cuantos le siguen más de cerca. Otros siguen su mensaje de
conversión permaneciendo en sus pueblos. Se acerca a todos los que sufren
el peso de su vida y el peso de sus pecados. Las curaciones y el perdón de los
pecados son signos de que efectivamente ha llegado el Reino de Dios y quien
quiera verse libre de sus cadenas, puede unirse al grupo de los seguidores de
Jesús.
El reino no llegaba de un modo espectacular o fascinante, a la manera de los
hombres. Jesús rehúsa ser rey de esa manera. Su Reino no es para
satisfacer intereses particulares, o únicamente para alcanzar el éxito y recibir
aplausos.

Su Reino no está hecho con los esquemas de este mundo. Llega en silencio,
como fermenta la levadura a la masa de harina o como la sal da sabor a los
alimentos. Es como un grano de mostaza, pequeño e insignificante que luego
se convierte en árbol donde pueden anidar los pájaros. Los sencillos de
corazón, que quieren convertirse, en él encuentran su verdadera liberación.

B. ¿De quién se rodea?


Jesús quería hacer posible que todos llegaran a vivir ya en este mundo el
Reinado de Dios, porque su alimento era cumplir la voluntad del Padre. Y para
ello, llama a vivir con El a un grupo de personas para que sean sus
compañeros. Lo acompañan en sus desplazamientos, le escuchan en sus
predicaciones, viven su vida. Algunos, posteriormente, harán parte de los
“doce”, elegidos por él. Y recibirán un encargo específico. Y dentro de esos
doce, a Pedro le dará la misión de confirmar la fe de sus hermanos y lo hace
Roca de la Iglesia.

Se verán sorprendidos por el gesto de lavatorio de los pies, antes de padecer,


pues El, que es el Señor, va y se sienta a la mesa como el que sirve. Quiere
poner de relieve que en la fraternidad eclesial el servicio mutuo será señal de
ser compañeros suyos, y de ser compañeros los unos de los otros.

Les confía en la última Cena, realizar el memorial de su muerte y resurrección.


Con la Eucaristía, les encarga renovar y actualizar la vida fundante de la
comunidad para el servicio del Reino. Su Cuerpo entregado y su Sangre
derramada estarán así presentes, acompañando la vida de cada uno de ellos,
como alimento para el camino y como aliento para la misión.

C. Actividades

1. Leer despacio, reflexionar y orar tranquilamente sobre estos pasajes


evangélicos:
Mc. 1, 16-20: Jesús llama a sus primeros discípulos
Mc. 3, 13-19: Jesús elige a los Doce, a los que El quiso, para que
estuvieran con El y para enviarlos a predicar.
Mt. 4, 18-22: Los llama en el propio trabajo.
Lc. 11, 1-4: Les enseña a orar y comparte con ellos su oración con el
Padre.
Mt. 10, 5-33: Los envía en su nombre y les encarga predicar el Reino.

2. Responder, por grupos, a estas preguntas:


¿Por qué siguen a Jesús de una manera tan incondicional?
¿Qué estilo de vida propone Jesús a los que llama a ser verdaderos
discípulos suyos?
¿Qué cambios deberán darse en tu persona para ser verdadero
discípulo de Jesús?
¿Cuáles son las tareas fundamentales de los que son compañeros de
Jesús”?
¿Cómo podríamos hacerlas realidad hoy en nuestras vidas?

III. EXPERIENCIA CRISTIANA

A. Contenidos

1. Nos decimos cristianos, pero “vamos de cobardes” por la vida, pues no


somos capaces de arriesgarlo todo por el Todo. Nos da vergüenza decir que
somos de Jesús. Vivimos un cristianismo “descafeinado”. Hacemos un
Evangelio de “rebajas” para todos los meses del año.

2. Si queremos cambiar es necesario dejarnos encontrar por Jesús y para eso,


quitarnos las vendas de los ojos internos del corazón: La comodidad y la apatía
que nos impiden acercarnos a Jesús.
3. El es el COMPAÑERO “a todo dar”. EL AMIGO fiel que nunca nos defrauda.
EL ÚNICO por quien se puede dar la vida entera.

4. Los apóstoles, en aquel tiempo, y los grandes cristianos, los santos en todas
las épocas de la historia, han acogido la invitación de Jesús. Aceptaron formar
parte del grupo de los que le siguen de cerca y comenzaron a ser compañeros
del Maestro para ser seguidamente compañeros de los demás discípulos.

5. La invitación, hecha directamente por el mismo Jesús, fue una palabra:


“Sígueme”. Y esa misma palabra es la invitación que hoy todavía reparte a
muchos corazones. Seguramente el tuyo es uno de ellos.

6. Jesús, cumplidor fiel de la voluntad del Padre, no quiso navegar sólo,


“pescar” sólo. Necesitaba y quiso compañeros para ser pescadores de otros
hombres, y a su vez pescadores de otros pescadores. En cada tiempo y en
cada lugar, Jesús sigue necesitando compañeros, porque la mies es mucha y
los obreros pocos. Por eso hay que rogar también que El envíe obreros a su
mies.

7. Cristo, hoy necesita de nuestros labios, de nuestros pies, y de todo nuestro


ser para anunciar la liberación a los oprimidos y a los afligidos el consuelo, para
acercar el año de gracia del Señor, para pregonar el Evangelio a todos los
hombres.

8. El nos pide que nos fiemos de su Palabra. El nos invita a vivir en un


abandono total en las manos del Padre. El nos llama a servir a Dios en el
servicio de los hermanos.

9. Al decirle “sí” a su llamada, nunca te arrepentirás en toda tu vida.

B. Actividades
1. Mesa redonda con personas consagradas en distintas vocaciones eclesiales
donde cuenten su proceso vocacional y la misión que están desempeñando por
el Señor en la Iglesia y en la sociedad.

2. Visita a algunos seminarios o casas de formación de religiosos y de


religiosas, o a distintas comunidades de vida religiosa y consagrada, para tener
un intercambio entre adultos y adolescentes sobre la vocación y las
vocaciones.

3. Pedir a jóvenes seminaristas, religiosos o religiosas, a novicios y novicias,


que den el testimonio de su vocación en un grupo y se sometan a las distintas
preguntas de los participantes.

4. Organizar una vigilia de oración (o un rato de oración comunitaria) en torno a


las vocaciones. Con una monición de entrada preparada por los mismos
adolescentes, como resumen del trabajo realizado durante todo el proceso
catequético.

Lectura de alguno de los textos evangélicos citados anteriormente y ya


estudiados. Dejar un espacio de silencio suficiente para la oración y para la
interiorización del texto. Dar participación a la oración de súplica a todos los
miembros de grupo. Dejar un tiempo para la oración en silencio.

Terminar con la Oración del Papa Juan Pablo II en la Jornada Mundial de


Oración por las vocaciones de 1989. Y la recitación del Padre Nuestro. Como
canto, puede utilizarse: “Ven y sígueme”.

ORACIÓN DEL PAPA JUAN PABLO II

¡Señor Jesús!
Pastor de nuestras almas,
que continúas llamando con tu mirada de amor
a tantos y a tantas jóvenes que viven en las dificultades del mundo hoy,
abre su mente para oír entre tantas voces que resuenan a su alrededor,
tu voz inconfundible, suave y potente, que también repite hoy: “Ven y sígueme”.
Mueve el corazón de nuestra juventud a la generosidad
y hazla sensible a las esperanzas de los hermanos
que piden solidaridad y paz, verdad y amor.
Orienta el corazón de los jóvenes hacia la radicalidad evangélica
capaz de revelar al hombre moderno las inmensas riquezas de tu caridad.
¡Llámalos con tu bondad, para atraerlos a Ti!
¡Préndelos con tu dulzura, para acogerlos en Ti!
¡Envíalos con tu verdad, para conservarlos en Ti! Amén.

C. La indispensable cercanía a nuestras comunidades

74. El Buen Pastor conoce sus ovejas y es conocido por ellas (cf. Jn. 10, 14).
Servidores de la comunión, queremos velar por nuestras comunidades con
entrega generosa, siendo modelos para el rebaño (cf. 1 Pe. 5, 1-5). Queremos
que nuestro servicio humilde haga sentir a todos que hacemos presente a
Cristo Cabeza, buen Pastor y Esposo de la Iglesia (cf. PDV 10).

La cercanía a cada una de las personas permite a los pastores compartir con
ellas las situaciones de dolor e ignorancia, de pobreza y marginación, los
anhelos de justicia y liberación. Es todo un programa para vivir mejor nuestra
condición de ministros de la reconciliación (cf. 2 Cor 5, 18), dando a cada uno
motivos de esperanza (cf. 1 Pe. 3, 15), por el anuncio salvador de Jesucristo
(cf. Gal. 5-1).

75. Nosotros, obispos, nos proponemos organizar mejor una pastoral de


acompañamiento de nuestros presbíteros y diáconos, para apoyar a quienes se
encuentran en ambientes especialmente difíciles. Todos los ministros queremos
conservar una persona humilde y cercana en medio de nuestras comunidades
para que todos puedan sentir la misericordia de Dios: Queremos ser testigos de
solidaridad con nuestros hermanos.

76. Para el servicio de la comunión en América Latina tiene importancia el


ministerio de los diáconos. Ellos son, en forma muy privilegiada, signos del
Señor Jesús “que no ha venido a ser servido sino a servir y a dar su vida como
rescate por muchos” (Mt. 20, 28). Su servicio será el testimonio evangélico
frente a una historia en que se hace presente cada vez más la iniquidad y se ha
enfriado la caridad (Cf. Mt. 24, 12).

Para una nueva evangelización que, por el servicio de la Palabra y la doctrina


social de la Iglesia, responda a las necesidades de promoción humana y vaya
generando una cultura de solidaridad, el diácono permanente, por su condición
de ministro ordenado e inserto en las complejas situaciones humanas, tiene un
amplio campo de servicio en nuestra Arquidiócesis.

LA MISIÓN DE LAS MANOS

“Quien cultiva su tierra


se hartará de pan;
quien persigue sombras,
es un imbécil”.
(Proverbios 12, 11).

No tenemos en nuestras manos las soluciones para los problemas del mundo.
Pero frente a los problemas del mundo, tenemos nuestras manos. Cuando el
Dios de la historia venga, nos mirará las manos.

El hombre de la tierra no tiene el poder de suscitar la primavera. Pero tiene la


oportunidad de comprometer sus manos con la primavera. Y es así que la
primavera lo encuentra sembrando. Pero no sembrando la primavera; sino
sembrando la tierra para la primavera. Porque cada semilla, cada vida que en
el tiempo de invierno se entrega a la tierra, es un regalo que se hace a la
primavera. Es un comprometer las manos con la historia.
Sólo el hombre en quien el invierno no ha asesinado la esperanza, es un
hombre con capacidad de sembrar. El contacto con la tierra engendra en el
hombre la esperanza. Porque la tierra es fundamentalmente el ser que espera.
Es profundamente intuitiva en su espera de la primavera, porque en ella anida
la experiencia de los ciclos de la historia que ha ido haciendo avanzar la vida
en sucesivas primaveras parciales.

El sembrador sabe que ese puñado de trigo ha avanzado hasta sus manos de
primavera en primavera, de generación en generación, superando las
dificultades, dejándolas atrás. Una cadena ininterrumpida de manos
comprometidas ha hecho llegar hasta sus manos comprometidas, esa vida que
ha de ser pan.

En este momento de salida del invierno arquidiocesano es fundamental el


compromiso de siembra. Lo que ahora se siembra, se hunde, se entrega, eso
será lo que verdeará en la primavera que viene. Si comprometemos nuestras
manos con el odio, el miedo, la violencia vengadora, el incendio de los campos,
el pueblo nuevo sólo tendrá cenizas para alimentarse. Será una primavera de
tierras arrasadas donde sólo sobrevivirán las hierbas silvestres o las semillas
invasoras de afuera.

Tenemos que comprometer nuestras manos en la siembra. Que la madrugada


nos encuentre sembrando. Crear pequeños tablones sembrados con cariño,
con verdad, con desinterés, jugándonos limpiamente por la luz en la penumbra
del amanecer. Trabajo simple que nadie verá y que no será noticia. Porque la
única noticia auténtica de la siembra la da sólo la tierra y la historia, y se llama
cosecha. En las mesas se llama pan.

Si en cada tablón de nuestro pueblo cuatro hombres o mujeres se


comprometen en esa siembra humilde, para cuando amanezca tendremos pan
para todos. Porque nuestra tierra es fértil. Tendremos paz y pan para regalar a
todos los hombres del mundo que quieran habitar en nuestro suelo.

Si amamos nuestra tierra, que la mañana nos encuentre sembrando.

COMPROMISO
ORACIÓN FINAL
22. “CON USTEDES SOY CRISTIANO, PARA USTEDES SOY
SACERDOTE”

OBJETIVO: Definir con perfiles claros y atractivos la identidad de la vocación


sacerdotal, teniendo en cuenta el lema de la campaña vocacional para el
presente año.

CANTO
ORACIÓN

SITUACIÓN CONCRETA
El ambiente masificado de hoy ha diluido muchas identidades, oscureciendo o
suprimiendo su perfil original. Eso le ha pasado, en parte, también a la
vocación sacerdotal. Este ambiente influye sin duda en los adolescentes. Por
eso se hace preciso dibujar ante sus ojos una figura nítida de la vocación
sacerdotal.

Además, no todos los adolescentes de hoy tienen la oportunidad de tratar


directa y asiduamente a un sacerdote. Por eso algunos de ellos suelen verlo
como una figura lejana.

Supuestos estos datos se impone acercar la figura del sacerdote a los


adolescentes, y ofrecerles una definición clara y atractiva de su vocación, si
queremos hacer después una buena promoción de las vocaciones
sacerdotales.
CONTENIDOS BÁSICOS
- Con ustedes soy cristiano: el sacerdote es hermano entre hermanos.
- Para ustedes soy sacerdote: el sacerdote es Padre entre hijos.

DESARROLLO DE LA CHARLA

1a Sesión:
1. Se pregunta a los adolescentes si son amigos de algún sacerdote. Se van
nominando y la función que desempeñan actualmente. De entre los que se
han enumerado, elegir a uno de ellos para hacerle una entrevista.

2. Para hacer esta entrevista hay que elaborar primero el cuestionario. Se


diseña entre todos, escribiéndolo en el tablero. El cuestionario podría quedar
así:
 Datos personales.
 Cómo nació su vocación.
 Cómo se formó esta vocación en el Seminario.
 Qué servicios ministeriales (puestos) ha ocupado a lo largo de su vida.
 Qué le dice esta frase de san Agustín: “CON USTEDES SOY
CRISTIANO, PARA USTEDES SOY SACERDOTES”.
 Preguntas espontáneas del momento.

3. Los adolescentes o los jóvenes copian el cuestionario en su cuaderno.


 Dos o tres adolescentes y jóvenes quedan encargados de ir a hablar con
el sacerdote elegido para que vaya a la siguiente sección a someterse a
la entrevista. Le dejamos el cuestionario. Si no es posible que el
sacerdote esté presente hacer una grabación de sus respuestas.

2a Sesión:
1. Se tiene la entrevista con el sacerdote, directa en la clase, grabada en
casette o vídeo.

2. Según va dando el sacerdote entrevistado respuesta a las preguntas del


cuestionario, los adolescentes y jóvenes copian en sus cuadernos las
respuestas de modo resumido, de tal forma que puedan luego dar el contenido
de todas ellas con su propia elaboración (no un dictado).

Si está presente el sacerdote se somete a las preguntas espontáneas de los


presentes. Si no está presente, se puede hacer expresar por alguno de los
adolescentes o jóvenes las respuestas del sacerdote que ha escrito en su
cuaderno, y luego hacer un comentario general entre todos sobre las
contestaciones que han consignado y que ha dado el sacerdote.

3a Sesión:
Se presenta el cartel o afiche apropiado al tema
1. Se comienza por explicar los dibujos del cartel:

En el centro vemos un joven, que quiere ser sacerdote (puede ser ya


seminarista) y que sueña con:
 Celebrar un día la Eucaristía con su pueblo
 Ser amigo de los niños y jóvenes
 Ser el padre de todos los necesitados.

2. Se estudia el lema haciendo un análisis de cada una de las palabras:


 “CON” significa unión, hermandad, igualdad de los hijos de Dios
 “USTEDES” significa la comunidad cristiana compuesta de niños,
jóvenes, adultos, ancianos.
 “CRISTIANO” significa discípulo de Cristo, que está dispuesto a
seguirle
 “PARA” significa entrega, oblación, dedicación en exclusiva a los
demás.
 “USTEDES” como en la frase anterior (aquí también hay que tener en
cuenta a todos los hombres, aunque no pertenezcan a la comunidad
cristiana).
 “SACERDOTE” significa representante de Cristo, y al vivir ese “PARA”
en exclusiva renuncia a formar una familia humana propia para que todos
los demás sean como su familia y para que todos le tengan a él como un
familiar.

“El Señor, no según mis merecimientos, sino según su infinita misericordia, ha


querido que yo ocupara el lugar de pastor y me dedicara al ministerio pastoral;
por ello, debo tener presente dos cosas, distinguiéndolas bien, a saber: Que
por una parte soy cristiano y por otra soy obispo. El ser cristiano se me ha
dado como don propio; el ser obispo, en cambio, lo he recibido para su bien.
Consiguientemente, por mi condición de cristiano debo pensar en mi salvación,
en cambio, por mi condición de obispo debo ocuparme de la de ustedes.

En la Iglesia hay muchos que, siendo cristianos pero sin ser prelados, llegan a
Dios; ellos andan, sin duda, por un camino tanto más fácil y con un proceder
tanto menos peligroso cuanto su carga es más ligera. Yo, en cambio, además
de ser cristiano, soy obispo; por ser cristiano deberé dar cuenta a Dios de mi
propia vida, por ser obispo deberé dar cuenta de mi ministerio”. (San Agustín,
sermón 46, 1-2)

4a Sesión:
Se hace una celebración. Se puede invitar al sacerdote al que se ha
entrevistado. Es posible desarrollarla así:

1. Se pone en la pared el cartel y los dibujos que han hecho los adolescentes y
jóvenes, como ambientación.

2. Se lee, estando de pie, y con gran silencio la Palabra de Dios. Mateo 4, 18-
22

3. En el comentario, se destaca, de este texto, lo siguiente:


 Jesús es el que toma la iniciativa de llamar a sus apóstoles.
 Les invita a dejar de ser pescadores de peces para ser pescadores de
hombres.
 Los apóstoles lo dejan todo y le siguen.
4. Hacer después peticiones
 Para que todos los sacerdotes sepan reproducir en su vida el ejemplo
de Jesús.
 Para que haya adolescentes y jóvenes que quieran dejarlo todo y ser
pescadores de hombres.
 Para que los cristianos ayuden a los sacerdotes en su misión.
 Hacer otras peticiones espontáneas.

4. Se canta como final una canción, por ejemplo, TÚ HAS VENIDO A LA


ORILLA, etc. Antes de cantarla se explica que su letra se refiere al
texto bíblico que se ha leído y comentado; señalar, también, el
significado de las estrofas que se van a cantar.

TÚ HAS VENIDO A LA ORILLA

Tú has venido a la orilla,


no has buscado ni a sabios ni a ricos;
tan sólo quieres que yo te siga.

SEÑOR, ME HAS MIRADO A LOS OJOS,


SONRIENDO HAS DICHO MI NOMBRE;
EN LA ARENA HE DEJADO MI BARCA,
JUNTO A TI BUSCARÉ OTRO MAR.
Tú necesitas mis manos,
mi cansancio, que a otros descanse,
amor que quiera seguir amando.

SE RECITA LA SIGUIENTE ORACIÓN

Señor Jesús,
escucha la plegaria humilde y confiada de tu Iglesia,
que necesita nuevos sacerdotes.
Nuestra oración hoy es por los jóvenes,
para que muchos de ellos,
al encontrarse con tu mirada,
se sientan llamados a seguirte,
y, sabiendo dejar todo,
encuentren en el sacerdocio,
la razón y el sentido de su vida.
Concédeles fortaleza y generosidad
para responder a su vocación sacerdotal.
Haz que todos los seminaristas tengan como meta y compromiso:
“ser con nosotros auténticos cristianos
y ser para nosotros santos sacerdotes”.

Te pedimos también
por todos los presbíteros,
para que vivan ilusionadamente
su entrega y servicio a los hombres
y a la comunidad de hermanos,
que es tu Iglesia.
Que sean por la santidad de su vida,
signos de amor y misericordia,
de paz y esperanza
en medio del mundo.
Y, unidos a su obispo y al papa,
acrecienten la fe de todo tu pueblo. Amén.

23. VENGAN Y VEAN

OBJETIVO: Suscitar en los adolescentes y jóvenes el deseo de “ir hacia


Jesús”, de “conocerlo y quererlo”.

ORACIÓN
CANTO

HECHO REAL

Se coloca en un sitio visible un afiche en que aparezca Jesús de espaldas,


como dentro de su casa, llamando a algunos jóvenes y adolescentes que están
a la puerta. Se pregunta al grupo que haga una interpretación. ¿Quién es el
que está esperando que vayan y vean y se queden a vivir con él en su casa?
¿Quiénes son los que aparecen por la puerta y entran en una estancia de luz y
de gracia, de vida y de verdad?

Se pide a los adolescentes y jóvenes que reproduzcan esa imagen en sus


cuadernos, o que inventen otras con el mismo sentido. Los dibujos se colocan
todos alrededor del cartel para que estén durante la charla.

TEXTO EVANGÉLICO

El grupo, con el Nuevo testamento, pone en escena la perícopa evangélica de


Juan 1, 35 –51. Se reparten los personajes para que cada muchacho haga un
papel: De Juan, de sus dos discípulos Andrés y el otro, de Jesús, de Pedro, de
Felipe, de Natanael.
Se lee como en forum escenificado la cita bíblica.
Después se abre un diálogo, pueden servir estas preguntas:
- ¿Por qué estaban dos discípulos con Juan?
- ¿Por qué le dejan y siguen a Jesús?
- ¿Por qué le preguntan dónde vive?
- ¿Por qué les responde: vengan y vean?
- ¿Por qué Andrés le cuenta a Simón que han encontrado a Jesús y se lo
presenta?
- ¿Por qué Jesús dice a Felipe “sígueme”?
- ¿Por qué Felipe se lo cuenta a Natanael y le presenta a Jesús?
- ¿Por qué le dice ven y lo verás?

De las respuestas que se van dando, cada uno escribe la suya y las de los
demás en su cuaderno.
Después se hace reflexionar sobre estas otras.
- ¿Podemos ir a Jesús sin conocerlo?
- ¿Podemos conocer a Jesús sin ir a él?
- ¿Cómo podemos decir a los demás, a algún amigo o amiga, quién es
Jesús?
- ¿Cómo lo podemos llevar a él, para presentárselo?
PRESENTACIÓN DE ALGUNOS TESTIMONIOS

El grupo debe salir en búsqueda de algunos testimonios de personas que han


seguido una vocación de especial consagración. Valen los sacerdotes,
diáconos, seminaristas, religiosos y religiosas, sus novicios y novicias de vida
activa y contemplativa, también religiosos, sacerdotes o seglares que hayan
estado en misiones.

Para la charla “periodística” de estos testimonios pueden valerse si es posible


de una grabadora. Se elabora entre todos un cuestionario para preguntárselo a
algunos de los consagrados.

- Que cuenten cómo nació su vocación.


- Como conoció a Jesús, en profundidad de amistad y cómo se fue a vivir
con Él en la experiencia apostólica.
- Que digan algo para los muchachos de hoy que quieren conocer, amar y
seguir a Jesús en la propia vocación que él pueda dirigir.

En la siguiente parte se aportan testimonios. Si no han podido ser grabados, se


deberá tomar nota y cada grupo de reporteros vocacionales informa al grupo de
todas las respuestas que se les ha dado. Después, se ponen las razones más
importantes de estos testigos en el tablero y se añaden al mural con los
dibujos que se han colocado en la pared.

EJERCICIO DE REDACCIÓN

Cada uno dedica un rato a pensar y a escribir un relato de un amigo suyo que
fue llamado por Jesús y se fue al seminario, a la vida religiosa, a las misiones.
Y pone en diálogo las razones que Jesús le daba para seguirle y las razones
que él daba a los demás para seguirlo. Si no conoce al amigo religioso, puede
inventar el cuento.

Cuando se ha terminado el rato para la redacción, cada uno lee su historia. Y


todos los miembros del grupo votan por el mejor, explicando el por qué les ha
gustado. Después se pone ese relato junto al mural.

ORACIÓN EN COMÚN

Se explica al grupo que Jesús nos pidió que oráramos a Dios Padre para que
enviara obreros a su mies. Se indica el valor que tiene la oración en común.

Se hace un breve silencio para que los corazones se dispongan a orar.


Del texto escenificado, se leen dos versos, el que dice: “Vengan y vean”, y “Ven
y verás”.

Quien da la charla hace una reflexión de unos minutos poniendo de relieve en


ambiente de oración lo que el grupo destacó en las respuestas del cuestionario
para llevarlos a la oración.
- Se entona un canto vocacional.
- Se abre un rato de peticiones y de expresión directa de oración a Jesús,
que está en medio porque nos hemos reunido en su nombre.

Todos juntos terminan cantando el Padre nuestro, poniendo de relieve antes


“venga tu reino” y “hágase tu voluntad”. Además, recitan la oración del papa
Juan Pablo II que se ha distribuido previamente:

ORACIÓN DEL PAPA JUAN PABLO II

¡Oh Espíritu de Verdad!


Que has venido a nosotros en Pentecostés
para formarnos en la escuela del Verbo Divino.
Cumple en nosotros la misión a la cual el Hijo te ha mandado.

Llena de ti mismo todo corazón


y suscita en muchos jóvenes el anhelo
de lo que es auténticamente grande y hermoso en la vida.
El deseo de la perfección evangélica.

La pasión por la salvación de las almas.


Sostén a los obreros de la mies.
Y da fecundidad espiritual
a sus esfuerzos en el camino del bien.

Haz nuestros corazones completamente libres y puros


y ayúdanos a vivir con plenitud
el seguimiento de Cristo,
para gustar como tu último don
el gozo que no tendrá jamás fin.
Amén.
24. SIGNOS DE DIOS EN EL MUNDO (Charla para dos o tres secciones)

OBJETIVO: Que los adolescentes y jóvenes descubran que por medio de la


entrega gozosa al servicio del Evangelio se puede implantar la fraternidad, la
justicia y la paz.

CANTO
ORACIÓN

1ª Parte

OBSERVACIONES PREVIAS:

La charla que se ofrece se estructura en cuatro momentos. La realización y


vivencia de estos cuatro momentos constituye “La catequesis”. Esta no sería
tal si únicamente desarrollara uno de los apartados que se señalan.

1. Arranca de la observación de la “historia”, de lo que ocurre a nuestro


alrededor; de lo que sucede en nuestras propias personas, en nuestro propio
grupo. Es el apartado denominado: DESCUBRIMOS LA VIDA.

2. Y la vida “descubierta” se contempla a la luz nueva de la Palabra de Dios.


El Mensaje Salvador aporta perspectivas nuevas, de ella surgen alternativas
insospechadas. Esta palabra es Jesús, el Cristo de Dios. Es el apartado LA
VIDA ANTE LA PALABRA.

3. Y la vida se celebra, pero no de cualquier manera. La vida descubierta a la


luz de la Palabra se hace signo “transparente” de otra realidad. En la
celebración no se olvida la vida, se la contempla y se la expresa de otra
manera. Es el apartado CELEBRAMOS LA VIDA DESDE LA PALABRA.

4. Finalmente se vuelve a la vida. De ella se arranco y a ella se vuelve,


porque en la vida estamos. Pero se llega de “otra manera”. Se vuelve a la
misma vida con la “experiencia de la Palabra y de la Celebración”. Es el
apartado APOSTAMOS POR LA VIDA.

El momento de la celebración conviene realizarlo, a ser posible, en un lugar


apropiado, una capilla que favorezca la interiorización y la expresión. Este
detalle como otros que se sugieren en el material, deben estar previstos para la
buena marcha de la catequesis.

Toda ella se desarrollará en clima de diálogo. Diálogo alrededor de la vida,


desde la Palabra de Dios, en la celebración y en el compromiso por apostar por
la vida.

Desde que el mundo y el hombre es humanidad, el proyecto de Dios ha sido el


mismo: Que seamos una familia de hermanos ya que lo tenemos a El por
Padre y que todos podemos vivir como personas.
A veces, muy a menudo, a la humanidad se le olvida el proyecto de Dios y
comienza a montar su propio proyecto… Desde luego, el parecido de este
mundo con la realidad es pura coincidencia.

Por eso, periódicamente, aparecen personas que nos dicen o nos recuerdan
con sus vidas y sus palabras, lo que Dios quiere de nosotros. Estas personas
son los “seguidores de Jesús”. Normalmente, la humanidad se ha portado
bastante mal con ellos; algunas veces hasta los ha hecho desaparecer. Pero
han sido durante su vida, y lo siguen siendo, SIGNOS DE DIOS EN EL
MUNDO, (sacramentos-manifestaciones) de la voluntad de Dios.

Dios Padre no pudo aguantar más de amor y nos envió a Jesús, su hijo: A ver
si de una vez por todas entendíamos qué es lo que quiere Dios de nosotros.
Jesús, con sus palabras y sus actuaciones nos recordó el plan de Dios, fue EL
SIGNO DE DIOS EN EL MUNDO, (el sacramento-manifestación) de la voluntad
de Dios.

1. DESCUBRIENDO LA VIDA

Entre todo el grupo o en grupos pequeños se tratará de responder a estos


interrogantes teniendo siempre presente la realidad y la situación del mundo:
La actitud de estar al servicio de:

LA PAZ
LA JUSTICIA
LA FRATERNIDAD
EL AMOR…

-¿En qué situaciones o acontecimientos de los que conoces se


viven estos valores?
-¿En qué gestos humanos concretos se muestra esta actitud?
-¿Qué personas concretas realizan esos gestos humanos?
-¿Por qué te imaginas que estas personas hacen estos gestos?
Jesús fue un hombre que vivió en profundidad la actitud de estar al “SERVICIO
DE…”
2. LA VIDA ANTE LA PALABRA

INTRODUCCIÓN

 LA PAZ:

“Entonces Pedro habló:


Dios ha enviado su Palabra a Israel anunciando la Buena Noticia de la paz por
medio de Jesucristo que es el Señor de todos. Ustedes saben lo sucedido en
toda Judea… cómo Jesús pasó haciendo el bien y curando a todos los
oprimidos… porque Dios estaba con él, y nosotros somos testigos de todo
esto…” (Hch. 10, 34-39).
Actualmente, nosotros ¿De qué manera estamos al servicio de la Paz? ¿A
quiénes conoces que estén al servicio de la Paz?

 LA JUSTICIA: QUE ES “GRACIA”

“Vino a Nazareth, donde se había criado… entró en la sinagoga y leyó: El


Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido. Me ha enviado a
anunciar a los pobres la Buena Noticia, y a proclamar la liberación a los
cautivos, y la vista a los ciegos y la libertad a los oprimidos, y a anunciar un
año de gracia en el Señor… Esto que está escrito y que acaban de oír, se ha
cumplido hoy”. (Lc. 4, 14-21)

Actualmente, en nosotros ¿De qué manera se cumple esta actitud de estar al


servicio de la justicia? ¿Quiénes de nuestro alrededor están realmente al
servicio de la justicia?

 LA FRATERNIDAD:

“Les dice Jesús: si no cambian y se hacen como niños no entraran en el


Reino de los cielos. Quien se haga pequeño como este niño será el
mayor en el Reino de los cielos. El que recibe a un niño como este en
mi nombre a mí me recibe… (Mt 18, 1-5).

Actualmente, ¿Cómo tendríamos que hacernos niños para vivir juntos la


fraternidad?

 EL AMOR:

“Les dijo Jesús: Este es el mandamiento mío: Que se amen unos a otros como
yo los he amado. Nadie tiene mayor amor que aquel que da la vida por sus
amigos. Ustedes son mis amigos…” (Jn. 15, 12-14.

Actualmente, nosotros, ¿De qué manera expresamos la actitud de estar al


servicio del amor? ¿Quiénes, a nuestro alrededor, son testigos y signos de este
amor?

3. CELEBREMOS LA VIDA DESDE LA PALABRA


(Procurar tener la Palabra en un lugar apropiado. Después de un tiempo de
silencio o después de unos momentos de música ambiental suave iniciar…)

Motivación:
Todos los hombres nos pueden revelar algo del rostro escondido de Dios.
Jesús es la plena, estupenda, clara y evidente revelación de Dios. Todo lo que
él dijo, todo lo que él hizo, todo lo que él vivió es pura transparencia de Dios.
Jesús es el signo de Dios Padre en el mundo. Es el rostro del Padre entre
nosotros.

Nosotros no hemos tenido como los apóstoles, sus amigos, contacto directo
con El. Tenemos el testimonio de los seguidores. El testimonio de los “signos
de su presencia en el mundo”. Después de recoger lo que más les impresionó
de Jesús las comunidades cristianas pidieron a algunos de sus miembros que
lo pusieran por escrito. Así han llegado a nosotros los Evangelios, la Palabra
de Dios escrita. Y así han llegado hasta nosotros los Evangelios vivos, la
Palabra viva, también los seguidores fieles, los consagrados a Dios y a Jesús
para siempre… Estos son los testigos, los signos de Dios en el mundo.

Presentación del símbolo:


- Uno del grupo presenta la Biblia y la coloca en un lugar destacado.
- Música ambiental, silencio contemplativo.

Los cristianos rastreamos a Dios, buscamos signos que nos ayuden a


descubrirlo. Signos como la Escritura y signos vivos como las personas que se
han decidido a ser “seguidores de Jesús”.

¿Por qué la Sagrada Escritura nos puede revelar a Dios? ¿Qué significa la
Palabra de Dios para los seguidores de Jesús? ¿En qué personas concretas
podemos leer el mensaje de la Escritura?

Se deja tiempo para interiorizar estas preguntas. Luego, cada miembro del
grupo puede comunicar a los demás, en forma sencilla, aquello que ha
interiorizado.

A continuación de cada intervención o bien sólo al final se puede cantar alguna


canción sobre “La Palabra”.

4. APOSTAMOS POR LA VIDA

- ¿Te has preguntado alguna vez cómo tú puedes ser SIGNO DE DIOS
para los demás?
- ¿De qué forma te gustaría ser SIGNO DE DIOS para los demás?
- ¿Dónde y cómo puedes realizar mejor tu actitud de estar al servicio de la
paz, la justicia, la fraternidad y el amor en favor del mundo, los hombres y
Dios.

2ª Parte
Los ministros ordenados, los religiosos y miembros de institutos seculares y los
misioneros son signos de Dios en medio del mundo. El laico es fermento en la
sociedad actual cuando supera la instalación, la masificación, la autonomía
egoísta y es signo de utopía, esperanza y solidaridad con los más necesitados.

Jesús de Nazareth representa la mayor novedad en la historia: su persona,


vida y Evangelio son germen y prefiguración de la historia como gracia: por lo
mismo, la Eucaristía como “memorial” de la cruz y la resurrección, entrega
personal y total para la salvación de todos y banquete escatológico de unidad,
es el punto de partida y de llegada, el centro de la identidad y del ministerio del
presbítero que construye la comunidad en el mundo al servicio del Reino de
Dios y de la vida consagrada y misionera que reflejan el rostro de Dios en todos
los pueblos.
Esta segunda parte consta de los siguientes apartados:
1. Nuestra realidad.
2. Interrogantes que ahí percibimos.
3. Las aspiraciones e intuiciones de los adolescentes y jóvenes.
4. Iluminación de fe: Palabra de Dios y del Magisterio.
5. Los consagrados por el bautismo, signos de Dios y fermento del mundo.

1. DATOS DE NUESTRA REALIDAD

1.1. Mundo

Se vive en una sociedad que produce personas empeñadas en no tener más


referencia que su propia autonomía y cerradas a los demás y a lo trascendente.
Esta actitud engendra injusticias, falta de sentido, superficialidad y
consumismo.

1.2. Iglesia

Muchos bautizados viven cómodamente instalados en la sociedad y


despreocupados por los grandes problemas humanos y de las urgencias del
Reino de Dios. Esta actitud mundanizada diluye la fe e impide ser testigos y
mensajeros de la Buena Noticia.

1.3. Relación Iglesia-Mundo

Las comunidades cristianas necesitan el talante misionero y hacerse más


presentes entre los alejados. A los cristianos nos falta decisión y coraje para
testimoniar lo que somos, trabajar por los valores del “hombre nuevo” e
inculturar la fe.

1.4. Adolescencia

Muchos adolescentes viven de lo inmediato, dedicados a lo individual-privado y


con una escala de valores que indica cierto relativismo ético y falta de espíritu
solidario.
(Buscar una dinámica para presentar estas realidades).
2. INTERROGANTES
- ¿Estamos instalados en un mundo así o trabajamos por la paz, la unidad y la
fraternidad?
- ¿Por qué las comunidades cristianas no son algunas veces signos de la
trascendencia y lugares de comunión?
-¿Vivimos acobardados o somos cristianos confesantes en medio de los
hombres?
- Como adolescente y joven que eres, ¿qué aportas a los otros muchachos con
quienes convives?

Recursos didácticos. Para facilitar el análisis de la realidad y suscitar los


interrogantes que ayuden a profundizar en las situaciones vividas y a tomar
conciencia de las mismas, se pueden utilizar algunos montajes inventados por
el asesor.
3. ASPIRACIONES E INTUICIONES DE LOS ADOLESCENTES

3.1. De los adolescentes en general

La enumeración que sigue tiene un carácter orientador y se puede confeccionar


a partir de los mismos muchachos con alguna técnica apropiada como la de
“Palabras – clave”, “Bombardeo de ideas”...

- Aspiración a la libertad individual para todos los hombres


- Poca valoración de las diferencias entre los seres humanos y apoyo de
la igualdad real.
- Sensibilidad por todo lo relacionado con la amistad, ayuda, solidaridad.
- Capacidad para emprender tareas que exigen esperanzas e ideales.
- Preocupación porque el peso de la sociedad recaerá en sus hombros en
un futuro próximo.
- Deseos de llevar al mundo la bondad, la verdad y la honradez.
- Insatisfacción por todo lo que es falta de dominio entre sí y de entrega al
prójimo.
- Necesidad de ser puente entre el pasado y el futuro, los adultos y los
adolescentes, la realidad y la utopía, la esperanza.

3.2. De los adolescentes cristianos

Para elaborar estas intuiciones, nada mejor que recurrir a los mensajes del
Papa Juan Pablo II a los adolescentes y jóvenes de todos los países.

- Cristo da una respuesta plena a los interrogantes y aspiraciones de la


humanidad.
- La mentalidad y los valores cristianos son los que pueden hacer al
hombre más libre, feliz y solidario.
- La coherencia con la fe lleva a trabajar por un mundo más justo y
humano.
- Urge comunicar a los demás la alegría cristiana, el mensaje de Jesús y
la esperanza.
- Descubrir en cada hombre la imagen de Dios y sentirse hermano de
todos los hombres.
- El sentido comunitario de la fe y la comprensión de la Iglesia como
comunión y servicio.
- La corresponsabilidad en la Iglesia y la toma de conciencia ante el
problema de las vocaciones.

4. ILUMINACIÓN DE FE

En la historia de la humanidad, en el pueblo israelita y en la marcha de la


Iglesia siempre han existido pastores, profetas y testigos que procuran
mantener viva la fe, la esperanza y la caridad del pueblo en medio de los
avatares de la historia. Desde las primeras páginas de la Biblia, Dios ha estado
“en” la historia y aparece “con” los hombres en presencia cercana y cariñosa
para hacer de la humanidad un pueblo de hermanos. Llegada la plenitud de los
tiempos Dios Padre nos envió a su Hijo que tomó nuestra condición, se puso
en nuestro lugar y dio la vida por todos (Cfr. Flp. 2, 6-11); la revelación de Dios
es autocomunicación, presencia, entrega y promesa.

La persona de Jesús inicia una nueva forma de vida sostenida por Dios y
estructurada por el amor fraternal; es necesario convertirse al Reino de Dios y
creer la Buena Noticia. La conversión es apertura de corazón y disponibilidad
personal para que Jesús “nos alcance” y “atrape por dentro” haciendo de
nuestra vida una vocación, es decir, una respuesta al don recibido del Padre
que nos amó primero. La Iglesia como sacramento de Cristo es su
continuadora en la historia y depositaria del mensaje salvador que debe
anunciar con prontitud y alegría a todos los hombres, todos los días y hasta el
fin del mundo.

4.1. Textos Bíblicos y del Magisterio

Misión del Profeta

“El Espíritu del Señor está sobre mí,


porque el Señor me ha ungido.
Me ha enviado para dar la buena noticia a los que sufren,
para vendar los corazones desgarrados,
para proclamar la amnistía a los cautivos
y a los prisioneros la libertad,
para proclamar el año de gracia del Señor,
el día del desquite de nuestro Dios;
para consolar a los afligidos de sion;
para cambiar su ceniza en corona,
su traje de lujo en perfume de fiesta,
su abatimiento en cánticos. (Is. 61, 1-3)

La Buena Noticia
(Mc. 1, 14-15; Lc. 4, 14-15).
“Al enterarse de que habían detenido a Juan, Jesús se retiró a Galilea. Dejó
Nazareth y se estableció en Cafarnaún, junto al lago de Tiberíades, territorio de
Zabulón y Neptalí. Así se cumplió lo que había dicho el profeta Isaías:
País de Zabulón y país de Neptalí,
camino del mar, al otro lado del Jordán,
Galilea de los paganos.
El pueblo que habitaba en tinieblas
vio una luz grande;
a los que habitaban en tierra y sombra de muerte
una luz les brilló”. (Is. 9,1).

“Desde entonces empezó Jesús a proclamar:


Enmiéndense, que ya llega el reinado de Dios”. (Mt. 4, 12-17).
CRISTO OFRECE UN PROGRAMA PARA SUPERAR EL MAL
“En efecto, alguna vez me había preguntado: los jóvenes ¿Serán
capaces de mirar con valentía y constancia hacia el bien; ofrecerán un
ejemplo de madurez en el uso de su libertad, o se replegarán
desencantados sobre sí mismos? La juventud de un país rico de fe, de
inteligencia, de heroísmo, de arte, de valores humanos, de grandes
empresas humanas y religiosas, ¿Querrán vivir el presente abierto a la
esperanza cristiana y con responsable visión de futuro?.

Es necesario reflexionar sobre el texto de las bienaventuranzas. En la


base de ellas se halla una pregunta que ustedes ponen con inquietud:
¿por qué existe el mal en el mundo? Las palabras de Cristo hablan de
persecución, de llanto, de falta de paz y de injusticia, de mentira y de
insultos. E indirectamente hablan del sufrimiento del hombre en su vida
temporal.

Pero no se detiene ahí. Indican también un programa para superar el


mal con bien. Efectivamente, los que lloran, serán consolados; los que
sienten la ausencia de la justicia, y tienen hambre y sed de ella, serán
saciados; los operadores de paz, serán llamados hijos de Dios; los
misericordiosos, alcanzarán misericordia; los perseguidos por causa de
la justicia, poseerán el Reino de los cielos”. (Juan Pablo II a los jóvenes)

HAY QUE SER PARA PODER TRANSFORMAR EL MUNDO


“Somos nosotros, bautizados y confirmados en Cristo, los llamados a
acercar ese Reino, a hacerlo visible y actual en este mundo, como
preparación a su establecimiento definitivo. Y esto se logra con nuestro
empeño personal, con nuestro esfuerzo y conducta acorde con los
preceptos del Señor, con nuestra fidelidad a su persona, con nuestra
imitación de su ejemplo, con nuestra dignidad moral.

Así, el cristianismo vence el mal, y ustedes, jóvenes, vencen el mal con


el bien, cada vez que, por amor y, a ejemplo de Cristo, se libran de la
esclavitud de quienes desean tener más y no a ser más.

Cuando saben ser dignamente sencillos en un mundo que paga


cualquier precio al poder, cuando son limpios de corazón entre quien
juzga sólo en términos de sexo de apariencia o hipocresía; cuando
construyen la paz, en un mundo de violencia y de guerra; cuando luchen
por la justicia ante la explotación del hombre por el hombre o de una
nación por la otra; cuando con la misericordia generosa no buscan la
venganza, sino que llegan a amar al enemigo; cuando en medio del
dolor y las dificultades, no pierden la esperanza y la constancia en el
bien, apoyados en el consuelo y ejemplo de Cristo y en el amor al
hombre su hermano. Entonces se convierten en transformadores
eficaces y radicales del mundo y en constructores de la nueva
civilización del amor, de la verdad, de la justicia, que Cristo trae como
mensaje”. (Juan Pablo II a los jóvenes)

JOVEN CRISTIANO ¿CUÁL ES TU PROYECTO DE VIDA?


“Ante la manipulación de la que puede sentirse objeto mediante la droga, el
sexo, la violencia, el joven cristiano no buscará métodos de acción que le
lleven a la espiral del terrorismo éste le hundiría en el mismo o mayor mal que
critica y desprecia. No caerá en la inseguridad y la desmoralización ni se
refugiará en vacíos paradisíacos de evasión o de indiferentismo. Ni la droga, ni
el alcohol, ni el sexo, ni un resignado pasivismo acrítico son una respuesta
frente al mal. Su respuesta ha de venir desde una postura sanamente crítica;
desde la lucha contra una masificación en el pensar y en el vivir que a veces se
los trata de imponer; que se ofrece en tantas lecturas y medios de
comunicación social.

¡Jóvenes! ¡Amigos! Han de ser ustedes mismos, sin dejarse manipular;


teniendo criterios sólidos de conducta. En una palabra: Con modelos de vida
en los que se pueda confiar, en los que puedan reflejar toda su generosa
capacidad creativa, toda su sed de sinceridad y mejora social, sed de valores
permanentes dignos de elecciones sabias. Es el programa de lucha, para
superar con el bien y el mal. El programa de las bienaventuranzas que Cristo
les propone”. (Juan Pablo II a los jóvenes)

4.2. Profundización catequética

En unos textos se habla de la misión y del mensaje de Cristo; en otros el papa


Juan Pablo II interpeló e invitó a transformar el mundo con el programa de las
bienaventuranzas que Cristo propone. ¿Qué sentido tienen estas palabras?
Son una llamada a vivir el Amor, a encontrarse con Jesús a confiar
radicalmente en Dios Padre y a lanzarse en grupo a construir el reino de Dios
siendo sal, luz y fermento. Toda esta labor requiere corazones convertidos,
comunidades de creyentes y ministros que convoquen, presidan y animen a los
cristianos y a las comunidades a cumplir su misión: SER SIGNO Y LEVADURA
DE NUEVA HUMANIDAD.

La Iglesia tiene necesidad de adolescentes y jóvenes dispuestos a asumir el


servicio de hacer ministerialmente presente a Cristo en el mundo. ¿Eres
consciente de la gracia que esta elección supone para el que la recibe?

Muchos adolescentes y jóvenes afirman espontánea y rápidamente que ellos


no han oído ninguna llamada de Dios y que su futuro es el de “Todo el mundo”:
Estudiar, colocarse, casarse, vivir con desahogo y, mas adelante, cuando
tengan tiempo y posibilidades, hacer algo por los demás. Ante esta actitud
tenemos que responder:
- NO HAY VOCACIÓN SIN DIALOGO PERSONAL CON CRISTO
Creer en Jesucristo no es algo estático, sino un seguimiento con carácter
dialogal en triple sentido: con Jesús, con la Iglesia y con el Mundo. Cristo
condensó toda su persona y actividad en esta expresión: “No busco mi
voluntad sino la voluntad del que me envió” (Jn. 5, 30); los padecimientos y
problemas de los hombres, sobretodo de los más pobres y necesitados. Cristo
aprendió la obediencia (Cfr. Hb. 5, 8) y como buen Pastor “da la vida por sus
ovejas” (Jn. 10, 11).
Para saber que tengo que responder a Dios y cómo voy a encarnar esta
respuesta necesito contemplar una y otra vez la entrega de Jesús y dejar que
el Espíritu ilumine mi inteligencia y mueva mi voluntad para dar la respuesta
que a Dios le agrada. Como cristiano comprometido ¿La clave de tu vida
espiritual está en la disponibilidad total para lo que Dios te pida sea lo que sea?
¿Le firmarías a Dios un cheque en blanco para que Él te ponga lo que quiere
de ti aunque no coincida con tus proyectos?

- LA FIDELIDAD A CRISTO SE VIVE EN LA IGLESIA


En la Iglesia hemos nacido a la fe y en ella vivimos; a través de ella, como
“sacramento universal de salvación” (AG. 1) Cristo sigue acercándose a los
hombres para ofrecerles su salvación. Quien descubre en la Iglesia la
presencia de Cristo Resucitado, la ama con todo el corazón en su totalidad
mistérica, carismática e institucional.

La Iglesia como comunidad necesita servidores que anuncian la Palabra,


celebran los sacramentos y alimenten al Pueblo de Dios. Al sacerdote, pues, le
corresponde “obrar en persona de Cristo Cabeza” (PO 2) y mantener la unión
entre toda las vocaciones y carismas (PO 9).

El creyente ordenado se convierte en “anciano“, es decir, es responsable de la


comunidad para que ésta cumpla con la misión que Cristo nos ha confiado.
Ahora bien, el anuncio de la Buena Noticia, se desarrolla desde la experiencia
de comunión y servicio que hace de la comunidad lugar e instrumento del
Reino.

La Eucaristía celebra toda la existencia cristiana y es germen de nueva


humanidad por la entrega, el perdón, la paz y la fraternidad. Los sacerdotes
deben “imitar lo que tratan” y traducen en el ministerio y en la conducta propia
la imagen de Cristo Salvador entregado por Amor hasta la muerte.

- LA IGLESIA ES SERVIDORA DE LA HUMANIDAD


El servicio a los hombres es una dimensión constitutiva de la fe y de la Iglesia;
la disponibilidad para Dios se traduce en disponibilidad para con los hombres
que necesitan ser liberados de tantas opresiones e ídolos. Esta actitud de
servicio empieza por escuchar los gritos de los oprimidos: “Los gozos y las
esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo,
sobretodo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas,
tristezas y angustias de los discípulos de Cristo. Nada hay verdaderamente
humano que no encuentre eco en su corazón” (GS. 1).
La misión de los cristianos siguiendo el mandato de Cristo que nos envía no
para condenar el mundo, sino para salvarlo (Cfr. Jn. 3, 17) consiste en encarnar
el evangelio asumiendo la realidad humana rota y desgarrada para ayudar al
hombre a encontrarse consigo mismo y con los demás.

“Hay un solo camino: Es el camino experimentado desde hace siglos y es, al


mismo tiempo, el camino del futuro. Cristo Señor ha indicado estos caminos
sobretodo cuando -como enseña el Concilio- mediante la encarnación el Hijo
de Dios se ha unido, en cierto modo, a todo hombre”. La Iglesia establece, por
tanto, su cometido fundamental en lograr que tal unión pueda actuarse y
renovarse continuamente. La Iglesia desea servir a este único fin: Que todo
hombre pueda encontrar a Cristo, para que Cristo pueda recorrer con cada uno
el camino de la vida, con la potencia de la verdad acerca del mundo y del
hombre, contenida en el misterio de la Encarnación y de la Redención, con la
potencia del Amor que irradia de ella (RH, 13).

El sacerdote sirve a la comunidad procurando que dentro de ella se de el


encuentro con Cristo y animando a cada uno de sus miembros a la acción
misionera para que las personas con quienes convivimos puedan recibir el
anuncio gozoso de que la vida con Cristo cobra un sentido nuevo y definitivo.

4.3. Personalización del mensaje:

“Considere su llamada” (I Col, 26). El Papa Juan Pablo II en el mensaje para


Jornada Mundial de Oración por las vocaciones 1987, se dirigió
particularmente a los cristianos laicos dentro del compromiso al que les invitaba
al siguiente Sínodo: “Vocación y Misión de los laicos en la Iglesia y en el
Mundo a los veinte años del Concilio Vaticano II”.

Todas las vocaciones se ordenan a la “edificación del Cuerpo de Cristo” (Ef. 4,


11-12). “Todos en la Iglesia hemos recibido una vocación. El cuidado de ella
no debe limitarse a la esfera personal, sino contribuir también al desarrollo de
otras vocaciones” (Juan Pablo II, Mensaje de la XXV Jornada Mundial de
Oración por las vocaciones).

 ¿Te has planteado alguna vez cuál es tu vocación en la Iglesia? ¿Cómo lo


has hecho?
 ¿Has sentido la llamada al sacerdocio, a la vocación misionera, a la vida
religiosa o laical?
 ¿Qué puedes hacer para contribuir al desarrollo de las vocaciones dentro
de la Iglesia?

Los padres y la familia deben ayudar a los hijos a descubrir y seguir la llamada
de Dios (Cfr. GS. 52; FC. 53). La vocación sacerdotal o religiosa es una gracia
especial “de la familia” y “un don a la familia”. Hay una llamada de atención
muy especial a los catequistas: “En lo que concierne a la vocación de la vida
sacerdotal y religiosa, es cierto que, muchas veces, han surgido durante una
catequesis bien hecha en la infancia y adolescencia” (CT. 39).
La invitación se dirige también a los Movimientos, Grupos y Asociaciones
Católicas para que abran su horizonte al mundo y a la Iglesia universal y sean
semillero de vocaciones especialmente consagradas. La crisis de vocaciones
indica que no existen grupos y comunidades cristianas maduras, con calidad de
vida espiritual y con sentido misionero. Las comunidades tienen que plantear a
algunos de sus miembros la posibilidad de asumir el ministerio sacerdotal como
dedicación total definitiva al servicio del Reino de Dios y de la Iglesia. Por el
discernimiento personal y comunitario también habla el Espíritu Santo.

 ¿Cómo acogería tu familia el hecho de que Dios te premiara con el don de


la vocación sacerdotal. Religiosa, misionera o laical?
 Si eres catequista o animador de Pastoral Juvenil, ¿Hablas de la llamada de
Dios e invitas a los adolescentes y jóvenes al seguimiento de Jesús?
 ¿Se ha planteado en tu grupo juvenil el discernimiento de la vocación de
cada uno?

La mejor solución al problema de las vocaciones está en manos de Dios, pero


también depende en parte de nosotros. “La oración es nuestra fuerza; con ella
las vocaciones no nos faltarán, ni la voz divina dejará de ser escuchada.
Oremos al Maestro, para que ninguno se sienta ajeno o indiferente a esta voz,
antes al contrario se interrogue asimismo y mida su propia capacidad, o mejor,
redescubra sus propias reservas de generosidad y de responsabilidad”. (Juan
Pablo II XXV Jornada de Oración por las vocaciones, 1987).

ORAR PARA:
- Que muchos adolescentes y jóvenes tengan la fuerza (la gracia)
suficiente para responder a la llamada.
- Que los que ya están en el trabajo apostólico y misionero permanezcan
fieles.
- Que la humanidad no se pierda por falta de misioneros, pastores,
sacerdotes, religiosos y laicos consagrados.
- Que los laicos sientan que su vocación les impulsa a transformar el
mundo según el espíritu de las bienaventuranzas.
- Que tengamos como ejemplo de fidelidad vocacional a María, Madre de
la Iglesia y Reina de los Apóstoles.

5. PISTAS DE ACTUACIÓN
¿Cómo ser signos y fermento del evangelio en el Mundo?

Tanto el signo como el fermento tienen dos características muy significativas:


no se confunden con el contexto donde se encuentran, no son masa, pero
tampoco tienen razón de ser fuera de la realidad en la que tienen una función
específica. Recordemos aquí la gran preocupación de Jesús en la oración
sacerdotal de la última cena: “estar en el mundo sin ser del mundo para
transformar el mundo”. La vocación cristiana es en primer lugar un don que
afecta al ser y a la manera de estar, y continúa en la acción prometida.

Para ser signos de resucitado y levadura de Evangelio necesitamos:

NUEVO EXODO
1. Salir del sociologismo ético que confunde el bien con la opción mayoritaria y
superar la espontaneidad de vivir el momento presente sin planteamientos
de futuro: Es necesario cuestionar muchos soportes de la sociedad y
proyectar el futuro de manera más justa y solidaria. Se nos invita a salir, no
de Egipto, donde la esclavitud era evidente sino de Babilonia, donde la
esclavitud era menos evidente aunque no menos perniciosa, pues se vivía
desterrados y alienados en el acomodo y en la instalación. Hoy más que
nunca, la juventud debe recuperar los tesoros que le son propios: la
creatividad, la alegría, el esfuerzo, el ideal y la entrega.

RECUPERAR LA ILUSIÓN

2. Dejarnos atrapar por la causa de Jesús y sentir ánimos para


comprometerse en cosas grandes a pesar de las dificultades que presenta.
Frente a “Goliat” o el “gigante” del mal hay que situarse como el pequeño
David que ciega y hacer caer al “poderoso”

“¿Quieren ponerse de parte de Cristo y afrontar con El este combate de Amor,


animados de esperanza invencible y fortaleza llena de valentía?”. (Juan Pablo
II, “L’Osservatore Romano”, 19 – XI – 1978).

CONVERTIRSE A CRISTO

3. La alegría de vivir CON EL, POR EL y EN EL. (Cfr. Flp. 1, 21). Sólo Cristo
es la solución de todos los problemas, Él es la salvación y la esperanza de
Dios para el hombre. Cristo da un sentido nuevo a toda la vida y nos pide:
abandonar la mentalidad mundana, despojarse del hombre viejo y revestirse
del hombre nuevo (Cfr. Ef. 4, 17; 20-24). El hombre tiene que ir madurando
en relación con Dios; lo mediocre e incompleto no nos puede satisfacer.
Sólo los ideales altos pueden superar la tentación del tener la evasión, la
componenda y el cálculo interesado. A todo ello lo que más ayuda es el
conocimiento y la experiencia de Dios.

ACTUAR

4. “Transmitir la alegría del encuentro con Cristo en los ambientes donde se


desarrolla la vida: familia, universidad, amigos, etc., por coherencia con la
fe que profesamos.

Desdichadamente vivimos en una época en la que el pecado se ha


convertido incluso en una industria que produce dinero, mueve planos
económicos, de bienestar. Esta situación es realmente impresionante y
terrible… Vivan en gracia, permanezcan en su amor, poniendo en práctica
toda la ley moral, alimentando su alma con el Cuerpo de Cristo, recibiendo
periódica y seriamente el sacramento de la penitencia. Sean valientes. El
mundo tiene necesidad de testigos convencidos e intrépidos.

No basta discutir, es necesario actuar, que su “coherencia” se transforme en


testimonio y la primera forma de este compromiso sea la disponibilidad.
Como el buen samaritano siéntanse siempre disponibles a amar, a socorrer,
a ayudar, en la familia, en el trabajo, en las diversiones, con los cercanos y
alejados. Reflexionen también, con seriedad y generosidad, si el Señor
llama acaso a alguno de ustedes a la vida sacerdotal, religiosa y misionera.
En el mundo de hoy hambriento de Cristo y de su Evangelio, se necesita su
testimonio” (Juan Pablo II, “L’Osservatore Romano”, 7 – IX – 1980).

HACER JUNTOS

5. Ser presencia y anticipo de humanidad nueva desde la “amistad” y


“fraternidad”. La técnica, el consumo y el progreso no solucionan los
problemas humanos ni dan automáticamente la paz y la felicidad. La
sensibilidad ante los gritos de los más pobres y la respuesta solidaria en
términos de justicia, paz, solidaridad, etc., es lo que nos hace
verdaderamente más libres y felices.

“Ustedes pueden comprobar que la verdadera plenitud procede de la


donación de si mismo, y cuando la donación es completa, también lo es la
plenitud y la “alegría de vivir”. Ayudando a los otros que pasan necesidad,
se convierten para ellos en fuente y signo de esperanza. Del mismo modo,
el propio cansancio, el desánimo e incluso la propia desesperación pueden
ser ahuyentados por el poder de la esperanza, que procede de los demás.

Esta es la misión de la juventud hoy: Hacer frente juntos, a los retos de la


vida, estar preocupados unos por otros, y permanecer unidos en la lucha
por alcanzar las metas de la vida, como los montañeros se afanan por
alcanzar la cima” (Juan Pablo II, “L’Osservatore Romano”, 8 – III – 1981).

CONCLUSIÓN:

“Contempla y escucha”:
“Su vida esta escondida con Cristo en Dios” (Col. 3, 3), como también lo estuvo
toda la vida de Jesús. Por eso, El durante su vida terrenal se preguntaba
constantemente por el “momento” de la acción salvadora de Dios, por su
voluntad en favor de los hombres. Dios Padre quiere que todos los hombres
lleguen al conocimiento de la verdad y consigan la salvación eterna; el
Evangelio es la Buena Nueva en donde el Hijo de Dios da su vida para que
ninguno se pierda y en el trance difícil de la pasión su oración es: “Padre,
Hágase tu voluntad”.

Ante La mirada de Cristo expresada en tantos hombres y mujeres de cualquier


edad y condición, los adolescentes y jóvenes no pueden dejar de sentir la
responsabilidad que les corresponde: Cristo actúa a través de los cristianos en
este momento apasionante de la historia, su mensaje compromete nuestro
futuro, su acción salvadora depende en buena parte de la disponibilidad y
entrega de los creyentes, y sólo seremos creíbles cuando nuestros criterios,
actitudes, palabras y gestos transparenten a Cristo Resucitado. Escucha
también la mirada de Cristo en su Iglesia que dice a cada uno de ustedes:
DIOS LOS NECESITA
 “Jesús necesita que siga su llamada y quieran vivir con Él, pobres y célibes
para ser así un testimonio vivo de la realidad de Dios entre sus hermanos y
hermanas.
 Dios necesita sacerdotes que acepten la llamada a ser buenos pastores al
servicio de su Palabra y de sus Sacramentos.
 Necesita religiosos, hombres y mujeres, que dejen todo para seguirlo y
servir así a la humanidad.
 Dios necesita hombres que estén dispuestos a socorrer y servir a los
pobres, enfermos, abandonados, los oprimidos y los olvidados
espiritualmente”.
(Juan Pablo II, “L’Osservatore Romano”, 30 – XI – 1980).

25. “VAYAN Y ANUNCIEN EL EVANGELIO”


(Charla para dos o tres encuentros)

1ª Parte

OBJETIVO
Presentar la vocación al sacerdocio como un llamado de amistad especial con
Jesús, que lleva al sacerdote a identificarse con el Mesías en su ser y en su
obrar en virtud del sacramento del Orden.

ORACIÓN
CANTO

NOTAS DE SITUACIÓN

Hoy el ambiente social no favorece el nacimiento de vocaciones sacerdotales


entre los adolescentes y los jóvenes. Se piensa antes la “profesión” que la
“vocación”, y, generalmente, en una profesión técnica, que tenga una buena
“salida”. Algunos padres hablan de la posible futura profesión de sus propios
hijos antes de que éstos se planteen cristianamente cuál es su vocación dentro
de la Iglesia y cuál podría ser su servicio en la sociedad.

Antes que pueda pensarse en reflexionar sobre la vocación al estado del


matrimonio o al estado del celibato consagrado se presupone que el chico tiene
que casarse: lo contrario, se considera como algo raro, una excepción. Si un
hijo dice a sus padres -a su manera y según su edad- que está pensando en
ser sacerdote, en consagrar su vida a Jesucristo y a la Iglesia como ministro
suyo, no todos acogen esa propuesta con entusiasmo.

El mandato de Jesús: “Vayan y anuncien el Evangelio” muchos lo consideran


que es para obispos, curas y religiosos, o sólo para los misioneros, pero no
también para los laicos. Todos estamos llamados a ir y anunciar el Evangelio a
los demás. Algunos hasta los confines de la tierra. Otros, allí donde viven.
Unos como fieles cristianos laicos, pero también otros como fieles cristianos
sacerdotes, con un ministerio específico.

A pesar de esto, tenemos dos esperanzas claras: los adolescentes y los


jóvenes tienen mucha limpieza de corazón y por eso pueden ser atraídos por
los ideales nobles y generosos; la acción del Espíritu Santo es capaz de
derribar muchos muros y barreras.

Para despertar vocaciones al sacerdocio entre los adolescentes y jóvenes no


debemos ofrecer ideales rebajados, como si de este modo pudieran ser más
atractivos. Hay que presentarlos con toda su grandeza y, en consecuencia,
con toda su exigencia.

DESARROLLO

Momento 1°

Se invita a los adolescentes a dibujar en su cuaderno varios cuadros, tantos


cuantos amigos tengan. Dentro de cada cuadro escriben el nombre de uno de
sus amigos.
Algunos chicos leen la lista que han hecho con los nombres de sus amigos.

Después se explica que existen amistades verdaderas y amistades falsas.

Es conveniente preguntarse qué es lo que debe tener una amistad para que
pueda llamarse verdadera. Se responde utilizando la misma palabra AMISTAD.
De cada una de las letras de esa palabra se hace un acróstico que explique las
cualidades de una amistad verdadera. Es bueno escribir en el tablero y los
adolescentes y jóvenes en el cuaderno, en vertical (diseño).

Am
M ues
I gual
S acri
T rab
A yu
D a

Los adolescentes y jóvenes deben ir descifrando las siete palabras. Para


ayudarles les ponemos una segunda o una tercera letra en algún caso. Las
siete palabras completas son: AMOR – MUESTRAS –IGUALDAD –
SACRIFICIO – TRABAJO –AYUDA –DAR.

A continuación se explica cada una de estas palabras que son cualidades de la


verdadera amistad.

Momento 2°

Jesús consideró a todos los hombres sus amigos, incluso a los que se creían
sus enemigos. Dijo que había que amar a los enemigos. Pero se escogió doce
amigos especiales. ¿Cuáles fueron? Se dibujan trece cuadros en el tablero y
en el cuaderno y se van rellenando con los nombres de los apóstoles.

Cuando salen los apóstoles más destacados se pueden comentar algo de cada
uno de lo que cuenta el Evangelio.

Luego se observa cómo se han cumplido las cualidades de la verdadera


amistad en el seguimiento que los discípulos tuvieron con Jesús. Se estudia
por medio de citas del Evangelio que los adolescentes y jóvenes buscarán y
comentarán:
AMOR. “Simón, hijo de Juan. ¿Me amas? Pedro le contestó: Sí, Señor. Tú
sabes que te quiero”. Juan. 21, 15.
MUESTRAS. “No hay amor más grande que dar la vida por el amigo”. Juan.
15, 13. Todos los apóstoles dieron la vida por su amigo.
IGUALDAD. “Ya no los llamo siervos a ustedes, los llamo amigos”. Juan. 15,
15.
SACRIFICIO. “Dejaron Las redes y lo siguieron”. Marcos. 1, 16-18.
TRABAJO. “Escogió a doce para hacerlos sus amigos y enviarlos a predicar”.
Marcos. 3, 13.
AYUDA. “Los partió (los panes) y los fue dando a los apóstoles para que los
repartieran”. Marcos. 8, 6.
DAR. “Jesús les dijo: Sígueme, El se levantó y lo siguió”. Mateo. 9, 9.

Momento 3°

Se dibujan doce cuadros en el cuaderno y en el tablero y luego se van


rellenando con nombres de sacerdotes o religiosos que conozcan. En el centro
se pone el nombre del Obispo.

Cuando hayan escrito los nombres pueden dar referencia de donde están o en
qué ministerio pastoral trabajan.

Luego se describe cómo cumplen con las experiencias de la verdadera amistad


con Jesús. Es necesario poner en vertical las siete claves o palabras y
después rellenarlas con la colaboración de los adolescentes y jóvenes. El
resultado podría ser más o menos éste:
AMOR: No se casan porque se configuran con Jesús en su modelo y estilo de
vida y se desposan con la Iglesia para dedicarse plenamente a su misión.

MUESTRAS: Ofrecen su amor a Jesús, principalmente en la oración que es un


diálogo del sacerdote con Jesús, su amigo.

IGUALDAD: No sólo tratan a Jesús de “Tú”, sino que lo representan ante todo
el pueblo. Ellos no son Jesús, pero Jesús está en ellos y lo tienen siempre a
su lado.

SACRIFICIO: No tienen “horas de oficina” porque son sacerdotes todo el día y


deben estar siempre disponibles para todos a cualquier hora.

TRABAJO: Predican el Evangelio para hacer a otros amigos de Jesús y formar


una comunidad de hermanos que es la Iglesia.
AYUDA: Prestan su voz a Jesús cuando predican, el ministerio del perdón
cuando confiesan, sus manos cuando hacen caridad, su presidencia cuando
sirven a la comunidad con su autoridad...

DAR: Todo su tiempo, su talento, sus energías, su vida, los dan para predicar
el Reino de Dios y que se realice aquí hasta que El vuelva.

Momento 4°

Todos buscan en el Evangelio el texto de Marcos 9, 35-38.

El texto se lee despacio y luego se deja un espacio de silencio. Posteriormente


es conveniente señalar las frases que crean que son de mayor relieve. Se
resalta “para enviarlos a predicar”. Se invita a hacer peticiones que pueden
ser espontáneas o se pueden servir de éstas:
 Para que todos los hombres descubran lo maravilloso que es la
amistad con Jesús.
 Para que Jesús tenga siempre amigos que quieran dedicar su vida a
la predicación del Evangelio como sacerdotes en la Iglesia.
 Para que todos los amigos de Jesús formen una gran familia de
hermanos.
Unidos a nuestro amigo Jesús y unidos entre nosotros, oremos como El nos
enseño: PADRE NUESTRO.

Momento 5°

(Este momento puede adelantarse para cuando se ponga el cartel en la charla


y se repartan a los adolescentes un cómic, o una estampa con la oración, o una
pegatina, o una marca libros con calendario).

Todos buscan en el Evangelio el texto de Lucas 10, 1-9. Después van


subrayando las frases que les parezcan más importantes. Por ejemplo, Jesús
los envió “de dos en dos” como en fraternidad y en pequeños grupos de
amigos que tienen que ir a los pueblos y ciudades donde debe llegar El. De
cerca y de lejos, también de las misiones. Dice el Evangelio que los mandó por
delante de El, como si fueran su rostro, pues el texto original dice “por su
persona”, ya que en este caso el enviado, el sacerdote, es el mismo que
envía, Jesús en sus sacerdotes.

Es bueno subrayar las cualidades de los discípulos de Jesús y cómo tienen que
decir: “El Reino de Dios está cerca”.

Se explica en el cartel. Son dos amigos, dos sacerdotes, o dos seminaristas,


que llevan en su mano el Evangelio, la buena noticia y que van caminando
hacia un pueblo, que representa a todos los pueblos y hacia una ciudad, que
representa a todas las ciudades y a la gente que anda por ellas como “ ovejas
sin Pastor”.
Se pone el cartel en una pared, para que esté presente en el lugar donde se
realizan las actividades de catequesis del Seminario Menor Ambiental.

Es bueno terminar recitando la oración que tiene la estampa, invitando a los


adolescentes y jóvenes a que la guarden en el libro que más utilizan para que
puedan rezarla en particular o de dos en dos, como amigos, pidiendo al Señor
que haya nuevos sacerdotes en la Iglesia para evangelizar a todo el mundo.

Señor Jesús,
que prometiste tu presencia
en medio de quienes se reúnen en tu nombre,
y que enviaste a tus discípulos
de dos en dos
haciéndote presente en ellos:
mira a tu Iglesia en oración
pues intenta una nueva evangelización
por todo el mundo.
Tú eres el mismo Evangelio
que hemos de anunciar hoy
a quienes todavía no te conocen
o no te aman ni te siguen
en todos los pueblos y ciudades
a donde quieres llegar.
Tú Iglesia necesita que muchos adolescentes y jóvenes
provocados en su corazón por Ti,
se decidan a darte la vida
y quieran ser sacerdotes
configurándose contigo
tomando como único quehacer
el anuncio de tu Evangelio.
Te pedimos que escuchen tu voz,
atráelos hacia Ti y hazlos tuyos
para que emprendan el camino
de anunciar a todos los hombres, sus hermanos,
la buena noticia de tu amor.
Y que María, tu Madre y primera discípula,
que aceptó con generosidad su vocación,
sostenga y acompañe a quienes has elegido
para anunciarte aquí
y hasta el final de la tierra. Amén.

2ª Parte

OBJETIVOS:
□ Que los muchachos descubran cómo por su condición de bautizados
comportan la tarea de anunciar el Evangelio prestando así un
servicio a la comunidad eclesial.
□ Que el adolescente y el joven comprenda como los sacerdotes
realizan el envío de Jesús al mundo con un ministerio específico.
□ Que el adolescente y el joven experimente cómo él u otro compañero
puede sentir las señales de la vocación sacerdotal.

SITUACIÓN: LA VIDA DEL SACERDOTE

Algunas características de su vida social en la adolescencia:


 Busca estar en grupo (barrita) del que recibe su influjo.
 El contacto con el grupo le lleva a vivencias de compartir sus realidades
íntimas.
 El grupo nace de la necesidad de comunicación y amistad, de apertura
al otro.

Algunas características de su vida familiar:


 Anhela y desea la oportunidad de poder conocer el mundo del adulto.
Se siente gozoso cuando se le habla con sinceridad y no se le oculta la
verdad.
 Necesita recibir comunicaciones de sus padres que le ayudan a
encontrar su identidad y a desarrollar su personalidad.

EXPERIENCIA HUMANA

□ Narra lo que ocurre en ti cuando recibes una gran noticia.


- ¿A quién se la comunicas? Enumera, por orden, a las personas a las
que eliges normalmente para comunicar tus noticias. ¿Qué razones
tienes para seguir este orden?
- ¿Las noticias que tienes, las comunicas con alegría, fuerza, entusiasmo,
o más bien con frialdad, pereza, desgano?
- ¿Cuál es la última noticia recibida que más te ha afectado?
- ¿En tu familia, tus compañeros de estudio o los amigos te han hecho
participe de algún acontecimiento feliz para su vida?
EXPERIENCIA CRISTIANA

Lectura y dialogo sobre la Palabra de Dios.

1. Jesucristo el primer enviado:


a) El Nuevo Testamento recoge palabras de Jesús en las que El se reconoce
enviado por el Padre para “proclamar de ciudad en ciudad, sobretodo a los
pobres, el gozoso anuncio de las promesa de Dios…” (Evangelii Nuntiandi
No.6).

Lc. 4.43 al 44: “También a otras ciudades tengo que anunciar la Buena Nueva
del Reino de Dios, porque para esto he sido enviado…”.
Jn. 17, 18: “Como Tú me has enviado al mundo yo también los he enviado al
mundo”.
Jn. 20, 21: “Como el Padre me envió, también yo os envío”.

b) Cristo llevó a cabo esta proclamación del Reino de Dios (Evangelio),


mediante la predicación inagotable de una palabra, de la que se dirá que no
admite comparación con alguna otra: “¿Qué es esto? Una doctrina nueva
expuesta con autoridad”. (Mc. 1, 27).

- “Todos le aprobaban maravillados las palabras llenas de gracia que


salían de su boca” (Lc. 4,22).
- “Jamás hombre alguno habló como este” (Jn. 7, 46). “Sus palabras
desvelan el secreto de Dios, su designio y su promesa, y por eso
cambian el corazón del hombre y su destino” (Evangelii Nuntiandi,
No.12).

2. Los Apóstoles, enviados de Cristo:


“vayan por todo el mundo y proclamen la Buena Nueva a toda la
creación” (Mc. 16,15). “vayan, pues, y hagan discípulos a todas las
gentes…” (Mt. 28,19).

Antes los había llamado “para estar con El y para enviarlos a predicar” (Cfr. Mc.
3, 13) y esto, tanto allí como hasta los confines de la tierra a los que deberán
llegar como sus enviados.

San Pablo, consciente como los otros apóstoles de que es enviado a


evangelizar y que la tarea de la Buena Noticia de la salvación, cuyo centro es
Jesucristo, es un gozo para quien lo realiza, dice:

“Prediquen el evangelio… es un deber que me incumbe. ¡Y ay de mí si


no predico el Evangelio”. (I Cor. 9, 16).

“La tarea de la evangelización de todos los hombres constituye la misión


esencial de la Iglesia; una tarea y misión que los cambios amplios y profundos
de la sociedad actual se hacen cada vez más urgentes. Evangelizar ha
constituido la dicha y vocación propia de la Iglesia y su identidad más
profunda” (EN. 14). A través de los siglos desde que Cristo sube a los cielos y
envía sobre la Iglesia su Espíritu en Pentecostés. Ella existe para evangelizar.
Siempre es fiel al “vayan por todo el mundo…”.

3. Los enviados en el transcurso de los tiempos

- Todos los cristianos laicos están llamados a evangelizar: San Pedro,


escribiendo a los primeros cristianos, les decía:

- “Ustedes son linaje elegido, sacerdocio real, nación santa, pueblo


adquirido, para anunciar las alabanzas de aquel que los ha llamado de
las tinieblas a su admirable luz” (I Pe. 2, 9).

- “Los fieles laicos precisamente por ser miembros de la Iglesia, tienen la


vocación y misión de ser anunciadores del Evangelio: son habilitados y
comprometidos en esta tarea por los sacramentos de la iniciación
cristiana y por los dones del Espíritu Santo” (Christifideles laico No. 33).
- “Insertos por el bautismo en el cuerpo místico de Cristo, robustecidos
por la Confirmación en la fortaleza del Espíritu Santo, es el mismo Señor
el que los destina al apostolado… a todos los cristianos se impone la
gloriosa tarea de trabajar para que el mensaje divino de la salvación sea
conocido y aceptado en todas partes por todos los hombres”
(Apostolicam actuositatem No.3).

-
- “En el sacramento de la Confirmación los bautizados reciben una gracia
especial del Espíritu Santo: Que incorpora más perfectamente a la
Iglesia y los robustece para que difundan y defiendan la fe con mayor
fuerza, como verdaderos testigos de Cristo”.

“LOS SACERDOTES SON ENVIADOS CON UN MINISTERIO ESPECÍFICO”

Los sacerdotes son enviados:

Lo mismo que el Padre envió a Jesús, Este envía a sus apóstoles y a los
presbíteros con el encargo de prolongar su existencia en medio de los
hombres. Los llama para que estén cerca de él y así enviarlos a predicar. Son
aquellos que sienten su llamada, se van al seminario, forman una comunidad
que es el discipulado de Jesús para ser consagrados y enviados a todos los
pueblos y ciudades, encargándoles su misma tarea.

Los sacerdotes son representantes de Cristo. Hay que conocer la cultura del
tiempo de Jesús para comprender que “El enviado de un hombre es éste
mismo” (Baruc 5, 5). Esto sucede en el sacerdote. Es una mediación de
Jesucristo, pero no para interponerse entre él y los hombres sino para
representar ante ellos la inmediatez del enviado de Dios. No sustituye a Jesús,
sino que Jesús se hace presente en él.
Con un ministerio específico:

También los sacerdotes están enviados al mundo para predicar el Evangelio,


pero con un ministerio específico, el de Cristo Cabeza, Pastor y Esposo de la
Iglesia. Para ello reciben una consagración especial en el sacramento del
Orden, para la misión. Consagración y misión son dos aspectos de una única
realidad. La consagración es para la misión y la misión es para la
consagración.

- “El Señor Jesús, a quien el Padre santificó y envió al mundo, hizo


partícipe a todo su cuerpo místico de la unción del Espíritu Santo con el
que El fue ungido… pero el mismo Señor constituyó a algunos de ellos
ministros, por la potestad sagrada para ofrecer el sacrificio y perdonar
los pecados entre todos los fieles, se fundan en un solo cuerpo en que
no todos los miembros tienen la misma función” (PO, 2).

- Los presbíteros son ministros de la Palabra de Dios y tienen como


obligación principal el anunciar a todos el Evangelio de Cristo, no su
propia sabiduría, sino la sabiduría de Dios, aplicando a las
circunstancias de la vida la verdad perenne del Evangelio (PO, 4).
- Los presbíteros son enviados también para celebrar los sacramentos y
particularmente la Eucaristía, que es la fuente y la cima de toda
evangelización (PO, 5).

- Los presbíteros, son guías y pastores del Pueblo de Dios. En nombre del
obispo reúnen a la familia de Dios en cada lugar y presiden la caridad de
los hermanos como un servicio, el de la autoridad que les ha sido
conferida por Cristo en la ordenación (PO, 6).

- Aunque se deban a todos, tienen encomendados así de una manera


especial los pobres y los más débiles a los que el Señor se presenta
asociado (PO, 6). Tendrán encomendados a sus cuidados a todos los
que no conocen a Cristo como su Salvador (PO, 9).

RESPUESTA CRISTIANA – COMPROMISO

¿Cómo anunciar el Evangelio?

a. “La Buena Nueva debe ser proclamada, en primer lugar, mediante


el testimonio… que constituye ya de por sí una proclamación
silenciosa pero también muy clara y eficaz de la Buena Nueva” (EN
No. 21).

b. “La Buena Nueva… deberá ser proclamada también por la palabra


de vida. No hay evangelización mientras no se anuncie el nombre,
la doctrina, la vida, las promesas, el Reino, el misterio de Jesús de
Nazaret, hijo de Dios” (EN No. 22).
c. El mandato del Señor “vayan y anuncien el Evangelio” siempre ha
encontrado hombres y mujeres generosos, que con vivo ardor y
liberándose de otras preocupaciones materiales, han puesto toda
su vida al servicio de este anuncio. Ejemplos de ayer y de hoy son
muchos: San francisco Javier, Teresa de Calcuta, Juan Pablo II,
entre otros muchos…

Podría dialogarse con el adolescente y el joven:

□ ¿Conoces a algún hombre o mujer cercano a ti que esté respondiendo a


esta llamada del Señor? (Descúbrelo, porque lo hay).
□ ¿Realizas tú alguna tarea concreta de anunciar el Evangelio exigida por
tu ser de bautizado y también, si lo estás, de confirmado?
□ ¿Te has puesto a pensar que el Señor puede estar llamándote a dedicar
tu vida entera y en exclusiva a ésta tarea? ¿Si tu llamada es a ésta
vocación, qué le responderías?

Puede sugerirse a los adolescentes dedicar un tiempo a la oración personal o


comunitaria tomando como texto Lc. 10, 2ss, Mt. 4, 18-22.

“ID Y ENSEÑAD”
Sois la semilla que ha de crecer, sois estrella que ha de brillar,
sois levadura, sois grano de sal, antorcha que ha de alumbrar.
Sois la mañana que vuelve a nacer, sois espiga que empieza a granar,
sois aguijón y caricia a la vez, testigos que voy a enviar.

ID, AMIGOS POR EL MUNDO ANUNCIANDO EL AMOR,


MENSAJEROS DE LA VIDA, DE LA PAZ Y EL PERDÓN.
SED, AMIGOS, LOS TESTIGOS DE MI RESURRECCIÓN,
ID LLEVANDO MI PRESENCIA, CON VOSOTROS ESTOY.

ORACIÓN

Señor Jesús, que prometiste tu presencia en medio


de quienes se reúnen en tu nombre,
y que enviaste a tus discípulos de dos en dos haciéndote presente en ellos:
mira a tu Iglesia en oración, pues intenta una nueva evangelización
por todo el mundo.

Tú eres el mismo Evangelio que hemos de anunciar hoy


a quienes todavía no te conocen o no te aman ni te siguen
en todos los pueblos y ciudades a donde quieres llegar.

Tu Iglesia necesita que muchos jóvenes, provocados en su corazón por Ti,


se decidan a darte la vida y quieran ser sacerdotes configurándose Contigo
tomando como único quehacer el anuncio de tu Evangelio.
Te pedimos que escuchen tu voz; atráelos hacia Ti y hazlos Tuyos
para que emprendan el camino de anunciar a todos los hombres,
sus hermanos, la Buena Noticia de tu Amor.

Y que María, tu Madre y primera discípula, que aceptó con generosidad su


vocación, sostenga y acompañe a quienes has elegido para anunciarte aquí y
hasta el final de la tierra.
26. PARA LA NUEVA EVANGELIZACIÓN (Para dos o tres secciones)

OBJETIVO: Comprender el deseo que Dios quiere de cada bautizado en la


opción de comprometer la vida para la Nueva Evangelización.

ORACIÓN
CANTO

INTRODUCCIÓN
Este trabajo se ha dividido en dos partes bien diferenciadas: en la primera se
trazan unas líneas básicas para el tratamiento del tema, dejando a cada
sacerdote o animador vocacional en completa libertad para que lo adapte
debidamente a su situación concreta; en la segunda parte se presenta una
ejemplificación concreta, de las muchas que podrían caber, dentro de las líneas
básicas desarrolladas en la parte anterior

1ª Parte: CLAVES DE LA UNIDAD DIDÁCTICA

Fuentes de inspiración de la programación:


 Fuente sociológica: de la que se extraen los siguientes datos:

- Se está viviendo dentro de un proceso de desvertebración moral en


muchos aspectos de la vida social, que repercute con distintas
consecuencias, y entre ellas, por ejemplo, la drogadicción.

- Se observa cierta escasez de vocaciones sacerdotales. Y se constata el


envejecimiento, no sólo de la edad de toda la sociedad considerada en
su conjunto, por causa de una mayor carencia de nacimientos, sino
también se vislumbra el envejecimiento de los mismos sacerdotes.
Algunos de ellos van muriendo sin que su falta pueda ser compensada
con sacerdotes nuevos, es decir, con nuevos jóvenes que sean
generosos y entreguen su vida al servicio de la Iglesia y del mundo en el
sacerdocio.

- Ambos datos tienen algo que ver entre sí. Pues el sacerdote, en medio
de la Iglesia, pero también en medio del mundo, es una figura importante
para ayudar a la vertebración moral de la sociedad. El tiene que ser
evangelizador no sólo dentro de la Iglesia sino también en el ambiente
social

LOS LAICOS
Santo Domingo en el N° 97 dice: “Las urgencias de la hora presente en
América Latina y el Caribe reclaman:
- Que todos los laicos sean protagonistas de la Nueva evangelización, la
promoción humana y la cultura cristiana.
- Es necesaria la constante promoción del laicado, libre de todo clericalismo y
sin reducción a lo intraeclesial…”

N° 103: “La importancia de la presencia de los laicos en la tarea de la Nueva


Evangelización, que conduce a la promoción humana y llega a informar todo el
ámbito de la cultura con la fuerza del Resultado, nos permita afirmar que una
línea prioritaria de nuestra Pastoral… ha de ser la de una Iglesia en la que los
fieles cristianos laicos sean protagonistas…”.

LA VIDA CONSAGRADA

Puebla N° 120 dice: “La Vida Consagrada es una gran fuerza para la
evangelización de América Latina…”

 Fuente antropológica: de la que se deducen estos datos:


- Los niños (los adolescentes y jóvenes de hoy) a pesar de apariencias
engañosas están hambrientos de valores profundos y de altos ideales
- Y es que todo ser humano, por ser tal, necesita horizontes anchos y
profundos para poder sentir, dentro de sí mismo, la plenitud y la alegría
desbordante que va buscando, a veces por caminos equivocados.

 Fuente epistemológica: A la hora de preparar cualquier programación de


formación religiosa se debe tener en cuenta cuatro fuentes y realidades
cristianas:

- La Biblia
- La Liturgia
- La síntesis de la fe
- El testimonio.

 Fuente pedagógica:
- Para estas edades en las que se aprecia de forma especial lo concreto y
toda clase de actividad, se utilizará preferentemente el lenguaje narrativo
y un estilo participativo.
- En este momento de notable crecimiento físico y psicológico de los niños
y adolescentes se utilizará también un lenguaje constructivo y
significativo.

Objetivos didácticos:
Cognitivos: Contenidos claros de: “sacerdote”, “Laico”, “Religioso”,
“evangelizar” y “Nueva Evangelización”.

Afectivos: Alta valoración de la figura del sacerdote como persona y servidor


importante para renovar el mundo de hoy. Nueva imagen del Fiel Laico en la
Iglesia, visión renovada del Religioso.

Psicomotrices:
Enseñar a los adolescentes y jóvenes a observar la realidad que les
rodea implicándoles en la búsqueda de soluciones.
Relaciones:
Que los adolescentes y jóvenes tengan contacto con un sacerdote del
modo más directo posible. Lo mismo con un religioso y un laico
comprometido.

Sociales:
Que se sientan implicados en su propia aportación personal a la hora de
buscar soluciones a los problemas morales del mundo hoy.

CONTENIDOS:

Hechos:

 Datos que reflejan la desvertebración moral.


 Opinión que se tiene del sacerdote en nuestro ambiente.
 Narraciones del evangelio sobre Jesús evangelizador.
 Testimonios de sacerdotes, religiosos y laicos comprometidos.

CONCEPTOS:

SACERDOTE:

Es un cristiano bautizado que ha recibido el sacramento del Orden y por


eso presta a Jesús su voz, sus pies y sus manos, su vida entera para
seguir evangelizando hoy.

RELIGIOSO:

Es un cristiano que quiere vivir como Jesús y que da testimonio de una


vida profunda de Dios y la testimonia con la pobreza, la castidad y la
obediencia profesadas en comunidad.

FIEL LAICO:

Es un cristiano que se ha comprometido a transformar el mundo desde


los valores del evangelio.

EVANGELIZAR:

Es anunciar, para que se viva, a todos los hombres el mensaje del


Evangelio, en el que aparece de modo central el amor de Dios tal como
lo dio a conocer Jesucristo y tal como lo comunica el Espíritu Santo.

NUEVA EVANGELIZACIÓN:

Es la llamada urgente para que toda la Iglesia proclame con nuevo ardor,
métodos y expresiones el Evangelio de Jesús con el fin de que llegue a
todos los hombres para que pueda ser vivido por ellos.
Procedimientos: Hacer un análisis sencillo sobre algunos datos de la
desvertebración moral en el tiempo actual.

Valores:
 Alto valor moral de la vida cuando se proyecta como un don gratuito
de sí misma a los demás.
 Valor de la figura del sacerdote como una persona que trata de
ofrecer la salvación de Dios en medio de los problemas de esta vida

Actitudes:
 Aprecio por todas las vocaciones en la Iglesia.

Métodos:
 Usar el lenguaje constructivo, concreto y narrativo.
 Combinar trabajo personal y de grupo.
 Estilo activo y participativo.

Evaluación:
Se evalúa el objetivo cognitivo verificando si han asimilado los
conceptos de: sacerdote, religioso, fiel laico, evangelizar y nueva
evangelización.

Se evalúa el objetivo afectivo a lo largo del proceso didáctico por medio


de una observación atenta.

Se evalúa el objetivo relacional por su reacción ante el contacto directo


con la figura del sacerdote, del religioso y del laico comprometido.

Se evalúa el objetivo social por sus reacciones en el trabajo.

2ª Parte: EJEMPLIFICACIÓN

Paso 1:
1. Se deja un espacio de tiempo para que los adolescentes y jóvenes escriban
en su cuaderno una lista de problemas morales y algunas de sus
consecuencias, que ellos mismos ven en algunos sectores de nuestra
sociedad, o lo perciben a través de los medios de comunicación. (Falta de
respeto a la vida, injusticias sociales, falta a la verdad y manipulación de la
información, reducción del verdadero amor al sexo, exageración del consumo,
vale cualquier medio para conseguir lo que se quiera: la drogadicción, el paro,
etc.)

2. Leen lo que han escrito. Y se hace un resumen en el tablero. Al final se


propicia un comentario en conjunto, al mismo tiempo que se detectan las
claves trabadas entre sí.

3. Se buscan las causas de esta situación, que en definitiva se concreta en el


egoísmo de algunas personas, -también en los egoísmos personales-, en el
olvido de Dios, en querer construir una moral (comportamientos) cada uno a su
gusto, en triunfar por encima de otros, etc.

Si de todos los problemas se toma sólo uno, por ejemplo la droga, se analiza
detenidamente sus propias causas: se constata cómo puede ser consecuencia
de la falta de trabajo, de tener una familia rota, de querer huir de problemas
personales, de comenzar por drogas que llaman blandas, pero que son duras
porque conducen a las duras. También porque existen narcotraficantes que
quieren enriquecerse fácilmente sin que les importe la vida de los demás…Hay
permisividad en algunas autoridades…

4. Se buscan las soluciones a los problemas morales de nuestra sociedad: las


que pueden dar los padres, las que pueden ofrecer los educadores, las que
deben aplicar las autoridades, también las que tienen que aportar los
adolescentes y jóvenes y, por último, las que tienen que dar los sacerdotes, los
religiosos y los fieles laicos. Nos detenemos especialmente en éstas, en lo que
pueden hacer las distintas vocaciones en la construcción de un orden moral y
social más justo de acuerdo con el Evangelio.

Paso 2: se reflexiona cómo se comportó Jesús ante las miserias de su tiempo.


- Se lee Marcos 10, 46-52.

- Se construye un gráfico con esta narración o simplemente se interpreta


una vez construido.

- En la curación del ciego se observan estos detalles en Jesús:


 se detiene
 le llama
 le pregunta
 le cura los ojos y el corazón
 le invita a seguirle

En el texto del Evangelio se reflexionan los versículos que corresponden a


cada uno de estos detalles. Y a continuación se escriben en el cuaderno.

- Se observa cómo se cumple en este pasaje el concepto de Evangelización


expuesto más arriba, para tratar de imitar a Jesús en la Nueva Evangelización
de nuestro tiempo y de nuestra tierra.

Paso 3: Todos estamos llamados a continuar esta tarea de Jesús. Pero los sacerdotes
desde un ministerio específico, los religiosos desde su testimonio de santidad y los
laicos con su compromiso en el mundo.

1. Así lo expresa este trozo de un himno de la Liturgia de las Horas que oran
los sacerdotes por toda la humanidad:
“El fue Pastor y forma del rebaño, luz para el ciego, báculo del pobre,
padre común, presencia providente, todo de todos”.

Hacer un análisis literario de este texto

UN SACERDOTE HA OFRECIDO ESTE TESTIMONIO:


“Siempre procuro encontrar a Cristo en el rostro de los más débiles: de
los niños, adolescentes y jóvenes que están acomplejados o
desorientados, de las mujeres angustiadas y engañadas, de los
ancianos arrinconados y olvidados, de todos cuantos se acercan a mí
como un padre, compañero o amigo o a quienes yo debo acercarme en
el nombre del Señor”.

Se compara este texto con el anterior, buscando las coincidencias.

Paso 4:
Dos o tres jóvenes se encargan de ir a visitar a un sacerdote y le dejan escrito
los dos testimonios anteriores. Luego se le invita a que vaya al grupo del
seminario ambiental para expresar lo qué le dicen esos dos testimonios. Si no
puede ir personalmente, se recoge su respuesta en una cinta (casette o vídeo)
o se anotan en el cuaderno para poderla presentar a los demás muchachos del
grupo. A la luz de esto se aprende el concepto de SACERDOTE, anteriormente
descrito.

NOTA: Si es posible hágase algo similar con un religioso y un laico


comprometido.

Se puede terminar con esta oración: POR LOS SACERDOTES

Señor: Que hayan sacerdotes que te ofrezcan sus manos para que Tú nos
sigas bendiciendo,
que hayan sacerdotes que te ofrezcan sus labios para que Tú puedas
seguir hablándonos,
que hayan sacerdotes que te ofrezcan su corazón para que podamos
comprender como Tú nos sigues queriendo,
que hayan sacerdotes que te ofrezcan su persona entera para que Tú
por medio de su ministerio puedas seguir salvándonos.

“Los aspirantes al sacerdocio


han de vivir su formación
espiritual, humana e intelectual
en la perspectiva
de una entrega generosa
a todo el pueblo de Dios,
de ser enviados en nombre de Cristo
a evangelizar.
Ello se logrará en la vivencia intensa
del ministerio de Dios,
que les llevará
a un profundo crecimiento espiritual.
Para ello es preciso
dejarse evangelizar
antes de ser evangelizadores,
pues el mensaje que se predica
no es sólo una doctrina
sino una Persona:
Cristo,
el Hijo de Dios hecho hombre,
y sólo desde la intimidad personal
con El
podrán proclamar su mensaje Salvador”.
JUAN PABLO II

POR LOS RELIGIOSOS


Señor que los religiosos
sean testimonio ante el mundo
de los valores absolutos de Dios,
desde la vivencia de los consejos evangélicos.

Que vivan sus carismas


como un don que el Espíritu infundió en sus fundadores
para responder a las necesidades de sus contemporáneos.
Que consagren totalmente sus personas
a las tareas del Reino

POR LOS FIELES LAICOS


Que los laicos maduren en su compromiso de fe,
que hagan una opción clara
por vivir el Evangelio
en medio de las realidades del mundo.

Que animen y ordenen las realidades temporales


para que se formen continuamente
según los designios de Dios.

Que su función se cumpla


de una forma preferente
en las situaciones comunes, sociales y familiares:
el trabajo, la cultura,
la economía, las artes,
la política y el matrimonio…
27. LA GRAN ORQUESTA

OBJETIVO: Que los adolescentes y jóvenes descubran la variedad de estilos


de vida que hay a su alrededor y la aportación de cada uno al bien común y a
la realización del plan de Dios entre los hombres.

ORACIÓN
CANTO: A edificar la Iglesia del Señor

METODOLOGÍA

Es un material muy sencillo que se abre a la imaginación, tanto de los


sacerdotes como de los muchachos. No es un esquema rígido, sino una serie
de ideas que de muy diversas formas, adaptándose al ritmo que dan los
adolescentes y jóvenes, trata de ofrecer un contenido vocacional en el más
amplio sentido de la palabra.

El ritmo deberá ser ágil y dialogante.

Experiencia:
 Recuerda la banda que toca en los desfiles, “La gran orquesta” que viste
en la tele... ¡Qué melodías más lindas tocaban!
 ¿Recuerdas la canción? Era linda ¿Verdad?
 Pero aparte de oír... cantar, escuchabas la... música, que tocaba al fondo
la banda.
Te vas a fijar en la orquesta. Está formada por instrumentos que bien afinados y
en manos de buenos músicos, proporcionan unas estupendas melodías.

¿Qué pasaría si el que toca la batería le quitara el instrumento al violinista y


éste al de la trompeta, y así todos? ¿Se podría empezar a cantar? No,
¿verdad? ¿Por qué? Porque nadie está en su sitio. Cada uno debe tocar su
instrumento, si no la cosa no marcha. Y si al tocar cada uno su propio
instrumento, uno toca con el ritmo de un rock, otro con el de un vals, otro con el
de reggeton, otros un tango... ¿Se podría comenzar a cantar? Tampoco,
porque cada uno tiene un ritmo distinto. El que marca el ritmo de la canción es
el... director de la orquesta.

Experiencia
Que los adolescentes y jóvenes cuenten lo que han visto en alguna banda de
música, lo que hace cada actor, cómo actúa el director, los instrumentos que
más les llama la atención...

Después se puede intentar que cada uno escoja una canción distinta y cantarla
al unísono para observar el lío que se arma. Así de distinto y de variado es el
mundo, pero si todos cantaran o tocaran coordinados con un mismo espíritu
sería otra cosa. Entonces se podría sugerir cantar todos juntos y a la vez, cada
uno con su voz distinta, una misma canción.
MANOS ABIERTAS

QUÉ SUERTE ES TENER UN CORAZÓN SIN PUERTAS


QUE SUERTE ES TENER LAS MANOS SIEMPRE ABIERTAS

Manos abiertas para estrechar las de un amigo


manos abiertas para un hacer, no para un sueño.

Manos abiertas las de Jesús, las del Maestro,


manos abiertas las del que supo amar primero.

Manos abiertas, llenas de amor, las de María,


manos abiertas ellas son nuestra luz y guía.

Reflexión:

La gran Banda es la humanidad a veces desafinada, estridente, con vacíos en


sus voces...

Gran banda también es la Iglesia con sus múltiples instrumentos y funciones,


no todos están bien afinados; hay muchos puestos disponibles: forman una
familia cristiana los sacerdotes, el instituto secular, los religiosos-as, los
misioneros-as en sus muchas ocupaciones: los jóvenes, los enfermos, los
marginados, la educación, los ancianos, etc.

Ojo, tú tienes un sitio preparado en esta GRAN BANDA “la Iglesia”. Un sitio que
el director, CRISTO, te tiene reservado. ¿Ya sabes cuál es? Por ahora es difícil
que lo sepas, pero lo importante es que te fijes mucho en lo que pasa a tu
alrededor, las necesidades que hay... y, entonces, en completa oración veas
dónde puedes echar mejor una mano.

En una banda el director procura que no haya muchos instrumentos de una


clase y pocos de otra, intenta que haya equilibrio. De igual manera, se requiere
un equilibrio dentro de la Iglesia, por medio de un buen desempeño de los
ministerios que el Espíritu Santo da a cada persona.

El Sumo Pontífice, el representante de Cristo en la Tierra, ha dedicado un día al


año para orar por las vocaciones sacerdotales, religiosas, misioneras y laicales
porque hay muy pocas y mucho que hacer. Pero, es necesario que no
esperemos a que llegue ese día, sino que todos los días le pidamos a Dios
que nos envíe buenas y santas vocaciones para el buen desempeño de la
misión encomendada por el mismo Cristo Jesús en favor de los más
necesitados.

Por eso, es importante que desde ahora se vaya aprendiendo la Partitura, el


Evangelio, para que cuando veas con claridad dónde te quiere Dios, estés
dispuesto a responderle con todo el amor del corazón: Aquí estoy, ¡envíame!.

ACTIVIDAD
Escribir una breve redacción sobre la gran banda del mundo de las vocaciones,
y de las vocaciones consagradas en medio de todas.

Cantar una canción vocacional como introducción a una oración hecha entre
todos, espontánea, que podría constar más o menos de estas súplicas...

Nos unimos a la oración del Papa y de nuestro Obispo y rezamos ahora por
todos los que ya tienen un puesto en la gran BANDA y por los que lo están
buscando. Respondemos a cada petición: Dios, dueño de las vocaciones,
escúchanos.

 Te pedimos, Jesús, por el Papa y los sacerdotes para que no se desanimen.


 Te pedimos por las Hermanas que están con los ancianos.
 Quiero pedirte por el sacerdote de mi parroquia para que siga diciéndonos
cómo quieres que seamos...
 Nos acordamos de todos los misioneros y de forma especial por los que lo
pasan peor...
 Yo te pido por las monjitas que cuidan enfermos...
 Acuérdate Señor, de todos los que nos escriben los libros de Religión y las
oraciones, para que lo hagan cada vez mejor...
 Pedimos por los religiosos que están con los pobres, los presos, los que
nadie quiere...
 Y no te olvides de los monjes y las monjas de los monasterios...

Esta oración también puede tomar el cariz de acción de gracias.


28. JESÚS EL MEJOR AMIGO (Charla para dos o tres secciones)

1º CATEQUESIS: EL PAÍS DONDE VIVIMOS

OBJETIVO: Ver la realidad de nuestro país, ciudad o barrio, para concienciar a


los adolescentes y jóvenes de la responsabilidad que tienen frente al futuro de
la sociedad.

ORACIÓN
CANTO

HECHO REAL
El sacerdote o delegado centrará el tema desarrollando las siguientes ideas:
 Como seres humanos pertenecemos a una tierra, a un país, a un
pueblo. Somos herederos de nuestra cultura, sus costumbres, su
lengua.
 Nadie puede vivir renunciando a su pasado, es bueno tener raíces...
Ellas en parte, nos permiten ser lo que somos...
 Dependerá de nosotros que esta “herencia” recibida; se enriquezca y se
pueda transmitir a otras generaciones.
 En esta tierra y con la gente que conocemos, tendremos que desarrollar
nuestra vida y vivir como cristianos...

EJERCICIO DE MOTIVACIÓN

Presentado por el sacerdote o delegado vocacional:


a. Imagínense que ha pasado mucho tiempo, nosotros queremos
contar a otras personas cómo era nuestra tierra, los seres
humanos que convivían con nosotros, los valores que nos
caracterizaban, nuestras limitaciones, etc.
b. Se hace una lista de personas que nos parecían importantes.
c. Se seleccionan los valores humanos que más admirábamos en
las personas.
d. Se detecta lo más negativo, las limitaciones que menos nos
gustaban.
e. En grupo se comenta el trabajo realizado, primero
personalmente y luego se hace un elenco de: personas, valores,
limitaciones.
f. En una “puesta en común” se intenta una reconstrucción del
país, de manera que todo el grupo constate los rasgos
predominantes del entorno y momento histórico en el que se
está viviendo.

Lectura y reflexión desde la Palabra

El sacerdote o delegado presentará a Jesús de Nazareth como una persona


que nació y vivió en un pueblo concreto. Viajó y conoció su país, fue por la vida
con los ojos bien abiertos y se dio cuenta de todo lo que pasaba a su alrededor.
Le gustaba la gente, tenía amigos, y nadie puede imaginárselo fuera de su
pueblo, de su gente, de sus amigos.
En grupos se lee y se reflexiona:
1. ¿Cómo Jesús participa de la vida, las costumbres y las prácticas de su
pueblo? Lucas 2, 41-42, Lc 4, 16; Lc. 11, 37-38; Jn. 2, 1-2; Mc. 11, 11.
4. ¿Qué pueblos, regiones, personas, visita y encuentra Jesús en
sus viajes? Mc. 1, 9; Mc. 3, 7-8; Mt. 15, 21; Mc. 8, 27; Mc. 10, 46;
Jn. 3, 22; Jn. 4, 4-6.
5. ¿Qué personas y situaciones se le presentan a Jesús?, ¿cómo
las vive? Lucas 18, 35; Mc. 8, 2; Mt. 9,2; Lc. 7, 11-12

Lo que se ha trabajado en los grupos se puede compartir para descubrir la


tierra de Jesús, sus costumbres e instituciones. Los pueblos y regiones
visitadas por Jesús, las personas y situaciones que se le presentaron y cuál fue
su respuesta.

Momentos de Oración
 Con el “mapa del país” como signo, se dedicará unos momentos a la
oración:
o Jesús vivó, creció y realizó una misión en su tierra. Se daba
cuenta de los problemas, necesidades y deseos de su pueblo.
o Nosotros también tenemos una tierra, vivimos y crecemos en
nuestro pueblo, participamos de sus problemas, necesidades. El
mapa de nuestra región es el símbolo de nuestra tierra. ¿quiénes
formamos parte de ella?, ¿conocemos sus problemas y
necesidades?, ¿creemos que tiene futuro?
o Se puede terminar con una Acción de gracias:

“Gracias padre por lo que somos, por nuestra tierra, por el pueblo en donde
hemos nacido. Gracias por nuestras montañas, bosques, ríos, ellos alegran la
vida. Gracias por nuestras tierras de cultivo que sustentan a nuestro pueblo.
Gracias por nuestras ciudades, pueblos, en ellos vivimos, nos relacionamos y
crecemos juntos. Gracias por las grandes y pequeñas industrias, por los
talleres y las tierras que nos permiten trabajar y ganarnos la vida. ¡Gracias
Padre! Por todos los hombres que formamos parte de esta tierra”.

2º CATEQUESIS: LA PERSONALIDAD DE JESÚS

MOTIVACIÓN
 El sacerdote o delegado continuará el tema desarrollando brevemente
las siguientes ideas.
o A nadie le gusta ser un número, nos encanta que la gente nos
conozca, que cuenten con nosotros, al hacerlo vamos
construyendo nuestra personalidad.
o Para ser personas necesitamos de “modelos” a quienes
parecernos.
o Vamos a conocer más a fondo a una PERSONA que ha influido
en mucha gente y que también puede influir en nosotros. Vamos
a buscar y a conocer la identidad de Jesús, los rasgos que lo
caracterizan, sus valores, la misión que realizó en la tierra y con
su gente.

ELABORACIÓN DEL CARNET DE IDENTIDAD PERSONAL

 Se inicia preguntando en grupo:


o ¿Quiénes somos?
o ¿Cuáles son nuestros valores? (rasgos positivos que nos
caracterizan).
o ¿Qué limitaciones tenemos? (aspectos de la personalidad que
nos gustaría mejorar).
o ¿Qué deseo conseguir? (cualidades que me gustaría tener).

 Con todos esos datos cada uno elabora su carné de identidad:

Nombre__________________________________________
Lugar y fecha de nacimiento__________________________
Valores que poseo__________________________________
Límites que quiero superar___________________________
Aspiraciones que quiero conquistar_____________________
Fecha de caducidad_________________________________
Firma: _________________________________

LECTURA Y REFLEXIÓN DESDE LA PALABRA DE DIOS

Ahora te conoces un poco mejor, sabes tus posibilidades, límites, deseos.


Pero ¿cómo era Jesús: sus cualidades, deseos, etc.?

Por parejas buscar los siguientes textos bíblicos y hacer el perfil de Jesús:
o Uno igual a nosotros (Filp. 2, 4)
o Al servicio de los que lo necesitaban (Mc. 10, 45)
o Fiel a lo que su Padre quería de él (Jn. 4, 34; Lc 3, 22)
o Libre y coherente en su familia, ante el poder y la ley (Mc. 3, 21;
Lc. 13, 31-32; Jn. 4, 34)
Se puede terminar con una puesta en común para reconstruir juntos la
personalidad de Jesús.

3º. CATEQUESIS: JESÚS EL HOMBRE PARA LOS DEMÁS

MOTIVACIÓN

El sacerdote o delegado progresará en la presentación del tema exponiendo


brevemente las siguientes ideas:
o Se ha ido descubriendo la personalidad de Jesús, un hombre libre, no le ata
ni el poder, ni el dinero, ni la ley, pero su libertad es para dedicarse a los
demás. Es el hombre disponible para todos, a nadie le cierra la puerta de su
corazón.

Ejercicio de observación y reflexión (fotopalabra)


Se van presentando imágenes acompañadas de textos que ayuden a la
reflexión e interpelen a los adolescentes y jóvenes:
LA VIDA NOS INTERPELA

o Formo parte de una familia, ellos necesitan de mí. ¿Qué es lo que


necesitan?
o Soy estudiante, en mi colegio, en mi clase, mis compañeros, mis
profesores, esperan algo de mí... ¿qué esperan?
o Tengo un grupo de amigos, con ellos salgo y me lo paso bien, ¡ellos confían
en mí!, ¿qué puedo ofrecerles yo?
o En mi barrio hay problemas, dificultades, situaciones que necesitan alguna
respuesta, ¿qué puedo hacer yo?
o Las noticias de la tele, de la prensa, nos preocupan a todos y piden
soluciones, ¿tengo yo alguna solución?

Entre todo el grupo se reflexiona y se debaten las preguntas.


Imágenes

o Familia
o Colegio
o Amigos
o Calle, gente
o Periódicos.

LECTURA Y REFLEXIÓN DESDE LA PALABRA

Nuestro amigo Jesús también estuvo muy pendiente de los demás, vamos a
intentar descubrirlo desde el Evangelio.

Se reparten los distintos textos bíblicos y personalmente se reflexiona sobre


cada uno de ellos
o Jesús con los niños (Mt. 19, 13-15) y yo ¿qué?
o Jesús en el mundo de los políticos y gobernantes (Mt. 20, 26-28) y yo
¿qué pienso?
o Jesús en el mundo de los débiles y sencillos (Lc. 11, 25-30) y yo ¿los
despreció?
o Jesús en el mundo de la enfermedad y del sufrimiento (Mt 9, 35-37) y yo
¿consuelo?
En grupo se pone en común lo descubierto.

MOMENTOS DE ORACIÓN

A través del símbolo del pan se ora:


o Igual que a Jesús, también a nosotros nos toca vivir un tiempo en el que
estamos rodeados de necesidades, problemas. A veces no sabemos qué
hacer...
o Vamos a nombrar los problemas y necesidades de nuestro pueblo, barrio,
colegio, familia...
o Solo podemos ir dando respuestas, si somos capaces de hacernos pan, que
significa: compartir, comprender, querer, hacer algo por los demás. Pan
significa repartirse y darse a los amigos, familiares, necesitados...

ORACIÓN: “Cristo conmigo, dentro de mí, delante de mí, detrás de mí, a mi


derecha, en mi casa, en la calle, en el camino, en todos los ojos que me ven,
en los oídos que me escuchan, en la boca de todos.
Cristo conmigo y yo con Cristo siempre y en todas partes”. (San Patricio,
apóstol de Irlanda).

4º. CATEQUESIS. CRISTIANOS QUE VIVEN PARA LOS DEMÁS

MOTIVACIÓN

El sacerdote o delegado terminará este tema catequético presentando estas


ideas:
o La personalidad de Jesús que se ha ido indicando, no terminó cuando
Pilatos le condenó a muerte. A lo largo de la historia, muchas personas han
sido atraídas por la personalidad de Jesús y han procurado vivir como él.
o Algunas de esas personas las conocemos, otras nunca sabremos nada de
ellas, pero existen, gracias a toda esa gente Jesús está vivo entre nosotros.

PRESENTACIÓN DE UN TESTIGO

Los invita a conocer a un hombre, un educador de calle, se llama ADRIANO,


nunca ha salido en televisión. Pero lleva un montón de años dedicado a
trabajar con los marginados. Su barrio es el barrio chino.

“Dos horas por mi barrio”

“Trabajo como educador de calle. Y mi misión es precisamente estar en la


calle, conectar con los muchachos y jóvenes ya delincuentes o precipitados a
la delincuencia por todo el ambiente. Vean mi deambular por la calle en una
tarde de un viernes:

Después de una reunión agotadora, entré por el barrio y me encuentro a “x”


persona... charlando con tres hombres, “x” salió de la cárcel hace pocos días.
Me acompaña, hasta que en la misma calle me paro con “z” persona, va bien
vestido, entramos en el bar Amaya. Charlamos. Él no quiere volver a la
cárcel, y como no encuentra trabajo se dedica a tirar las cartas. A él le toca
vigilar y sabe que esto no es un delito. En el bar se nos ha juntado a la
conversación un desocupado. Se lamenta de estar en el paro hace ya un año.
Todo le va mal, gasta mucho más desde que está en el paro, no le llega la
plata...

“z” tiene 17 años, aparenta unos 15, y tampoco quiere volver a la cárcel, pero
sí contribuye a “tirar las cartas” (y tirarlas desde luego con trampa), no tendrá
dinero. ¿He de prohibirle que tire las cartas?, ¿ha de ponerle una multa la
policía? Me para la madre de Juan Carlos. Tiene 23 años el chico. Ha estado 6
en la cárcel. Lleva 7 meses en libertad pero no sale a la calle por miedo a
reincidir, la madre está contenta porque dentro de ocho días se va al servicio
militar, Juan Carlos estuvo de pequeño sin saber de su madre, que luego la
encontró de prostituta en la calle, supo que tiene cáncer y que la va
destrozando...

Y así me queda la angustia de esos pequeñines que nacen en la marginación.


Que vamos condenando desde su primer día a la delincuencia o a la
prostitución y que luego despreciaremos y encerraremos, usando de nuestra
justicia.

Cuando por la noche un educador de calle llega a su casa, ¿qué va a soñar?...


Se tiene la tentación, algunas veces, de hacer como casi todos, vivir como la
gente normal. Pero uno tiene el convencimiento de que nadie de todos los que
viven en el infierno de la marginación, pueden condenarse. Porque Dios es
bueno, porque Jesús es salvador ¿o no?”.

COMENTAR JUNTOS:

o ¿Por qué hace todas estas cosas Adriano?


o ¿Quién es su modelo?
o ¿Nosotros podemos hacer algo por los demás?

LECTURA Y REFLEXIÓN DESDE LA PALABRA DE DIOS

 Se ha visto a un cristiano que se toma en serio el “seguimiento de


Jesús”
 Para “seguir a Jesús” se debe tener claro qué es lo más importante:

Lectura de Mt. 25.

Cada uno se interroga:


- Esto que dice Jesús ¿lo dirá en serio?
- ¿Qué supone esto para mí?

MOMENTOS DE ORACIÓN

- A través del símbolo del “pañuelo” rezamos.


- Mucha gente va delante de nosotros en este “seguimiento de Jesús”,
mucha gente sencilla, pero con muchas ganas de servir a los demás.
- Tenemos delante de nosotros un “pañuelo”
- ¿Para qué sirve?, ¿qué representa?, ¿quién puede ser “pañuelo” para
los demás?

ORACIÓN POR LA PAZ

“Señor haz de mi un instrumento de tu paz


Donde haya odio, que yo ponga amor.
Donde haya ofensas, que yo ponga perdón.
Donde haya discordia, que yo ponga unión
Donde haya error, que yo ponga verdad.
Donde haya duda, que yo ponga fe.
Donde haya desesperanza, que yo ponga esperanza.
Donde haya tinieblas, que yo ponga luz.
Donde haya tristeza, que yo ponga alegría.
Haz que no busque tanto el ser consolado como el consolar,
El ser comprendido como el comprender, el ser amado como el amar.
Porque dando es como se recibe, olvidándose de sí es como se encuentra.
Perdonando es como se obtiene el perdón,
Muriendo es como se resucita para la vida eterna”.
San Francisco de Asís
29. ¿TIENES MIEDOS, DUDAS, DIFICULTADES?

OBJETIVO: Descubrir que las dudas, los miedos y las dificultades son
importantes en el discernimiento vocacional para dar una respuesta más
generosa.

ORACIÓN
CANTO: Arriesgate

HECHO REAL:
Todos los hombres y mujeres que han sentido una llamada especial de Dios se
han dado cuenta de las dificultades o los miedos que ello produce, veamos:

Moisés: ¿Quién soy yo para ir? (Ex 3,11)


Isaías: Soy hombre de labios impuros (Is 6,5)
Jeremías: Soy un muchacho, no se hablar (Jr 1,6)
María: ¿Cómo será eso? (Lc 1,34)
Pedro: ¿Apártate de mí Señor, soy un pecador? (Lc 5,8)
Pablo: ¿Quién eres Señor? (Hch 9,5)
¿Tú?

Jesús te dice: “No temas” y te invita a remar Mar adentro

Entra en la profundidad de tu ser, en tu interior; hay tesoros que sólo en alta


mar se descubren. En el mar no hay caminos, ni seguridades. Yo soy el
camino y voy contigo. Tienes por delante un mar de felicidad. Con riesgo sí,
pero atrévete a soñar.

En el mar adentro de la persona hay toda una red de cualidades, experiencias,


relaciones, saberes, ideas, proyectos, ilusiones, dudas, esperanzas,
sinsabores, que te permiten crecer. Es tu red la que tiene que pescar, para
navegar y vivir. Es tu vida la que tienes que llenar de sentido.

Eres único e irrepetible: Dios te ha querido así, con esa personalidad. Y, por
eso, tiene un proyecto para ti. Eso es la vocación: Lo que Dios quiere de ti en
la vida. Una red destinada a llenarse de peces, de proyectos realizados, de
felicidad.

Claro que hay “noche”, la de las dudas y el no ver nada claro. Pero en el Señor
tenemos la confianza puesta. Nosotros le podemos fallar (como Pedro), pero él
no nos fallará. ¿Has Hecho la Experiencia de orar todos los días?

30. APRENDO ORANDO (Tema para dos o tres encuentros)

OBJETIVOS
 Acostumbrarlos a hacer oración personal, entendiéndola como el elevar
el corazón a Dios, a Jesús, a María con frecuencia, y tener dos o tres
momentos al día de oración sistemática aunque sea corta. Procurando
que esto lleve a un trato amistoso con Dios.
 Que la oración provoque el cambio de actitudes y la asimilación de los
valores evangélicos en la vida.
 Que se abra su sensibilidad a la “escucha de Dios”; que se abra a la
revelación de Dios en su Palabra, en los acontecimientos, en todo.
 Que tome conciencia de que pertenece al “grupo de Jesús”.

ORACIÓN
CANTO

- Actitudes y sentimientos
Ofrecerle, pedirle, acogerle, servirle, admirarle, alabarle, quererle, prometerle,
pedirle perdón, obedecerle, recordarle, hacerse sensible a lo que nos da,
escucharle, sentirle, agradecerle, contarle cosas. Hacerme sensible a lo que
me pide, confianza en los momentos difíciles, seleccionar lo que pedimos,
presencia de Jesús entre nosotros. Además:

□ Respuesta a la exigencia de Dios como oración:


Promesa
Pequeño compromiso de cambiar
Petición de fuerzas
□ Empezar a acostumbrarme a que la Palabra de Dios me cuestione.
Fomentar mucho el trato de Jesús como amigo.
□ Empezar a tener presente a Dios en las decisiones.

- Formas de orar individual y colectivamente


Hay que acostumbrarse a la oración individual. Es bueno dejar unos
momentos de silencio con este fin. Además, en uno de los modos se habla de
“mi oración”, que es una forma de ir orando personalmente. En cuanto a la
oración comunitaria, conviene acostumbrarles a la “oración comunicada”, pero
llevándoles a que cada uno haga suya la oración del compañero: que haya un
silencio después de cada intervención, y algunas veces, se puede alternar con
un canto.

Con gestos y posturas del cuerpo


Utilizar posturas del cuerpo acordes con la oración que se haga:
- brazos en postura orante
- manos abiertas sobre las rodillas
- brazos bien en alto
- postrados
- cabeza baja
- golpes de pecho
- manos oferentes
- tomados de las manos o entrelazados los brazos.
□ Gestos simbólicos:
- aplaudir
- quemar papeletas con promesas, con…
- en un acto penitencial, poner en el centro del círculo un cartelón para...
Silencio
Cada uno puede ir saliendo e escribir una actitud negativa o hacerlo en un
papel. Cuando se ha hecho el gesto de perdón, se borra o destruye todo.

- Momentos de silencio y escucha


Para ello, es bueno utilizar modos de relajación-concentración...

Oraciones del cristiano

Oración-canon

Parecido a lo que llamábamos “jaculatorias”, pero quizás dándole más sentido


o, al menos, haciéndolo más consciente. La emplean mucho los orientales, en
concreto los cristianos ortodoxos. Se trata de adoptar una frase: evangélica,
inventada, tomada de la liturgia, de un canto, etc. Repetirla
ininterrumpidamente, despacio, durante un rato, desgranándola. Pero dejando
que nos empape, como si fueran gotas de agua.

Atentos al eco que nos produce en nuestro interior; o que nos sugiere para
nuestro comportamiento y nuestras actitudes. Si se trata de una frase de un
canto, como un estribillo, incluso cantarla interiormente, tararearla, silbarla. Si
es una frase que no tiene música, también se le puede poner voluntad.

- Cuando se emplea este sistema para orar comunitariamente:


Se proclama varias veces, se interioriza y personaliza. Se puede proclamar
comenzando en un susurro, e ir subiendo en intensidad de voz hasta gritarla.
Algunas de las frases se pueden emplear:

- en un primer momento como expresión de peticiones,


- luego como expresión de deseos, -como expresión de sentimientos,
- como expresión de hechos,
- como expresión de promesas,
- como expresión de acción de gracias, etc.

“Mi oración”: oración personal propia

Se trata de que cada uno invente una oración apropiada a su estado de ánimo,
a sus necesidades, la escriba y se la aprenda de memoria. Luego se procura
repetirla con mucha frecuencia a Jesús, o a María. Conviene cambiarla al cabo
de cierto tiempo, porque cambian las necesidades, los estados de ánimo.
Ayuda mucho para la oración personal:
 Uso del símbolo para orar, que se puede utilizar de muchas formas.
Ejemplo:
 Silencio. Motivación. Música de fondo.
 Tener un papel y lapicero sobre la mesa.
 Se lee un texto motivador.
 Ahora toma el lapicero y expresa con símbolos lo que quieres decirle
al Señor. Y al hacerlo, o al terminar, explica en voz baja lo que le
estás queriendo decir.

Los que quieran lo muestran al grupo, luego lo explican delante de todos en


voz alta, pero hablando en segunda persona del singular, dirigiéndose al Señor.

 Orar con diapositivas. Ir poniendo diapositivas y hacerlo del siguiente


modo:
 Primera pasada, hacer sólo lectura de imagen con interpretación
 Segunda pasada: haz de cuenta que eres el protagonista y te
introduces en la diapositiva, y oras en voz alta expresándole tus
sentimientos al Señor. (que no digan nada si no lo sienten). Si no te
atreves, hazlo en voz baja.
Al comenzar la segunda pasada conviene motivar, ambientar, tomar postura
adecuada, y poner algunos ejemplos en que se vea que uno se identifica con
algo o alguien de la diapositiva y como tal ora.

 Otra forma es:


 Un texto evangélico, o mejor una frase, una diapositiva apropiada.
Silencio. Personalizar.
 Un estribillo de canción o una frase-oración que se proclama y todos
repiten. Y así con varias.
Se trata de las oraciones tradicionales del cristiano. Conviene “RECREARLAS”
frecuentemente.

Oración – documento.

Hay que escoger un texto apropiado a la edad, al tema que se está tratando, a
la festividad que se esté celebrando, etc. (Al final se da algo de bibliografía
para ello).

Insertamos a continuación una serie de posibilidades, que se harán más o


menos, según el tiempo y la capacidad de profundización del grupo.

 Lectura de cada uno en silencio, con música suave de fondo.


Proclamación lenta de las frases:
o Cada uno proclama aquella frase que verdaderamente le “llegue”,
le diga, “le toque”, le cuestione.
o Se deja un minuto de silencio entre frase y frase para que dé
tiempo de personalizarla; es conveniente buscar en qué persona
de la conjugación de los verbos conviene proclamarla, y si en
singular o plural, con el fin de que interpele más. Y hasta
dirigiéndose a Dios –no se olvide que es oración-
 Palabras clave:
o Lo mismo, pero sólo palabras sueltas del texto que se consideran
importantes, oportunas, sugerentes…
o Aquí también se pueden lanzar por ejemplo diciendo: “Dios te
pide a ti “rezar”; o bien: “creerle”, al Señor”. Pero subrayando la
palabra.

 Evocando algunos momentos o lugares que sean símbolos vivos de lo


que se dice en el texto y que de alguna forma nos pongan en relación
con nuestro Dios (Belén, -la Cruz-, el Sagrario).

 Evocar personas que cumplan, que cumplieron, que encarnan o


encarnaron estos valores. Incluso nombrar alguna persona conocida,
que encarna algún aspecto. Y decir cómo ese ejemplo me mueve a mí.
O agradecer a Dios el hecho de darnos esos “profetas”.

 Cantos de los que saben –aunque sólo sea el estribillo- intercalar algún
canto que se refiera al tema del texto o a un tema que ha salido.
 Relatos: de sucesos propios, de sucesos de otros, de cuentos o de
pasajes evangélicos o bíblicos.

 Referencias: “Cuando hago, cuando nos encontramos…” Son


referencias que surgen del texto.

 Dificultades: “Señor, tú sabes que encuentro dificultad en hacer…”

 Gesto: Signos, movimientos, dibujos alusivos en el tablero…

 Sueños, anhelos: “Yo sueño con que un día nos levantaremos y…”
“Estaba deseando fuertemente que…” “Señor, déjame soñar que vamos
a…”

 Acción de gracias: por algo a lo que alude el texto o que tenga referencia
en la vida real.

 Promesas a Dios sugeridas por el texto.

 Reconocimiento de situaciones actuales: personales o del grupo.

Naturalmente, todo esto va orientando sucesivamente, paso a paso.


Siempre dándole tono y sentido de oración, que es hablar o escuchar a
Dios.

 La escucha e interiorización de frases de Jesús: Según el tipo de oración


o el tema se escogen las frases.

Oración – escrita

Cada adolescente o joven habla con Dios, con Jesús, con María por escrito.
Pero insistiéndoles que es una forma de dialogar espontánea, como hablando
con Él o Ella.
Luego pueden leerse en oración o pueden ofrecerse en una celebración, etc.

 Frase orientativa: frase – cauce de la oración. Ejemplo:


-Señor, te sentimos cerca de nosotros
-Ahora cada uno vive la cercanía de Dios y la expresa diciendo: Señor,
te sentimos cerca cuando...
-Ahora pensemos en distintas personas y situaciones del mundo y lo
expresamos: Señor, te sentimos cerca de… etc.

Notas:
- Estos modos de orar exigen buena motivación y mejor ambientación.
- En muchos de ellos ayuda una música “horizontal”, relajante.
- Conviene observar si se van cansando para cambiar
- No hay que forzar las intervenciones en público, pero muchas veces hay
que serenar a los adolescentes y jóvenes para que no se precipiten a
ellas.
- El ambiente, el lenguaje, el tono de voz tiene que ser tranquilo, suave,
relajante.
- No muchas explicaciones: es el adolescente o el joven quien debe orar.
- No mucha reflexión, si vivencia.

1. GESTO Y VIVENCIAS: “PIDO”, “SOY, “DOY”

En relajación suave. Manos sobre las rodillas con las palmas hacia arriba, en
actitud suplicante. Ojos cerrados. “Pide al Señor una o dos cosas, las que tú
quieras, con la máxima intensidad que puedas”. Si quieres se puede hacer –a
una señal del sacerdote o delegado- luego en voz alta y fuerte, individualmente,
permaneciendo con los ojos cerrados y relajados.

Lo mismo, con las manos juntas sobre el pecho. “Siéntete a ti mismo, piensa
en lo que eres, en cómo eres, busca una imagen de ti mismo entre los
animales o los árboles, etc. y díselo al Señor: soy…”. Lo mismo, con los
brazos alzados, palmas hacia arriba en actitud de dar, mira a ver qué estás
dispuesto a dar y di “doy…”

2. LOS MIL NOMBRES DE DIOS (DE JESÚS)

Relajación. Vas dando nombres a Dios (o a Jesús, o a María). Deja que suene.
Repítelo hasta que te canses, pero despacio. Otro. Y otro…

3. VEN SEÑOR JESÚS

Relajación. Voy pensando o ayudándole al chico a pensar en las distintas


partes del cuerpo: Piensa en tus ojos. Relaja los párpados. Di “Ven Señor
Jesús a mis ojos”… ¿cómo vendrá?... etc. Y lo mismo con la boca, con las
manos, con los oídos, con los pies, etc.

4. ORACIÓN – CANON (I)

 Que aparezca en el tablero escrito de forma destacada la frase:

“JESÚS QUIERO SER DE LOS TUYOS”

Concentración-relajación mirando a la frase:


- Repite la frase en tu interior muy despacio.
- Deja que penetre…
- Ahora escucha y deja que te empape como la lluvia a la tierra, como el
agua a una esponja.
- Y en este momento repite la frase el guía, despacio y dejando silencio
entre las repeticiones pero cambiándola así:

QUIERO QUE SEAS DE LOS MÍOS

Puede ponerse en grabadora, habiéndola grabado antes con una voz


que no conozcan...
- Ahora el que quiera dígala en un susurro que se oiga, pero muy
despacito (esto conviene hacerlo a ojos cerrados).
- Ahora todos en un susurro tres veces
- Ahora todos un poco más fuerte tres veces. “JESÚS QUEREMOS SER
DE LOS TUYOS”
- Ahora más fuerte tres veces

Se les saca de la relajación.

- Todos de pie: Con fuerza en forma parcial:

JESÚS / QUEREMOS / SER / DE LOS TUYOS/.

5. ORACIÓN – CANON (II)

Siguiendo con la misma frase, (pero que puede ser otra cualquiera):
Repetición individual o colectiva de: JESÚS QUIERO SER DE LOS TUYOS
(deseo)
Repetición individual o colectiva de: JESÚS HAZNOS DE LOS TUYOS
(petición)
Repetición individual o colectiva de: JESÚS GRACIAS POR HACERME DE
LOS TUYOS (acción de gracias)
Repetición individual o colectiva de: JESÚS, SOY DE LOS TUYOS SI
TRABAJO... (Expresión de hechos)
Repetición individual o colectiva de: JESÚS PROMETO SEA SIEMPRE DE
LOS TUYOS (promesa).

6. ORACIÓN – CANON (III)

Con el “Ave María”:

- Dios te salve María… pasarla a: te saludamos María… o a: Dios te


saluda María... o a: Alégrate María...
- Y hacer lo siguiente:
- “Ojos cerrados piensa en María”. Vamos a ir repitiendo el saludo
empezando todos fuerte y con rapidez normal, y bajando poco a poco la
voz y disminuyendo el ritmo hasta terminar en un susurro y lentísimo de
modo que se vaya apagando.
- “Llena de gracia” que podemos dejar así o traducir a “llena de
vida”…”llena de amor”…etc.
- Ahora vamos a hacer lo mismo pero con la música del Ave María que
conocemos.
- Incluso entre frase y frase podemos interrumpir y comentar.

7. ORACIÓN – CANON (IV)

Imaginemos el tema: “amistad con los demás y con Jesús”

Se les da un folio con:


1. Canción MANOS ABIERTAS u otra
2. Canción JESÚS EL AMIGO u otra
3. Pasaje evangélico de ZAQUEO (Lc. 19)
4. Canción MARÍA, VIDA Y CANCIÓN u otra

Estructurada como vamos a decir aquí, durará más de media hora.

 Se les pone la cinta, con la canción “manos abiertas” o cualquier otra,


teniendo ellos la letra delante, y advirtiéndoles antes que deben
escuchar la canción, pero cantándola en su interior, de modo que hagan
suyas todas las expresiones, todos los deseos que la canción va
desgranando.

 Luego se les pide que hagan ECO, es decir, que vayan diciendo de uno
en uno (si intervienen demasiados, conviene hacerlo a una señal del
sacerdote o del delegado, dejando espacio de silencio entre frases y
pidiéndoles que en este intervalo de tiempo interioricen y personalicen la
frase que se acaba de proclamar), la frase con la que mejor se
identifiquen o que más les guste. Puede ser también una palabra.

 Se coloca la segunda canción en grabadora. La misma actitud al


escucharla. Ahora se trata de que cada uno en el interior vaya
cambiando las frases hasta ponerlas todas en segunda persona de
singular, dirigiéndose a Jesús (ejemplo: “al orgulloso, de tu lado lo
rechazaste”). De todas ellas, que escojan una según sus necesidades o
gustos. EN VOZ ALTA SE VAN DIRIGIENDO a Jesús esas pequeñas
oraciones, uno a uno los demás interiorizan.

 Leer el pasaje de Zaqueo. Fijarse en dos aspectos ¿Cómo se refleja


Jesús aquí?... ¿qué modo tiene Zaqueo de responder a Jesús?

Diálogo:
o Cada uno va a leer en voz baja, pero siendo él Zaqueo, y va a ver
cuál es tu reacción frente a cosas que no tienes en tu vida de
acuerdo con Jesús, con su doctrina
o “Habla con él”. “Prométele”. “Escúchale a ver qué te pide
cambiar en tu interior”.

 La canción “María, Vida y Canción”. Si se sabe de antemano, mejor.


Se pone el casette y se canta, acompañando con palmas el estribillo y
haciendo un gesto o poniendo una postura determinada en cada estrofa
(si no se sabe, aprender al menos antes el estribillo).

Otro contenido con el mismo esquema o estructura puede ser: Para el tema
“Ser de los de Jesús”, “compromiso”:
1. Canción HACEN FALTA REDENTORES
2. Canción ALLANAD LOS CAMINOS
3. Pasaje evangélico: Mateo 5, 44; Mateo 5, 40-42; Lucas 6, 46-47
4. Canción ARRIESGATE

Otro Contenido posible: para el tema sobre Jesús:


1. Canción CRISTO ES UN HOMBRE NUEVO
2. Canción LIBERTADOR DE NAZARET
3. Pasaje evangélico: Juan 11, 1; 15, 9-16
4. Canción PIENSA EN SU NOMBRE

El esquema, puede verse que, sigue esta línea:


Una canción de ambientación en el tema con el eco. Una canción que se
presta en oración con la expresión oracional. Un pasaje sobre el tema, de la
Palabra de Dios, con el fin de orar con ella, escuchando y contrastando
actitudes. Y una canción celebrativa que debe cantarse alegremente, con
posturas y signos.

8. ORACIÓN – SÍMBOLO

Ejemplo, en el tema del BAUTISMO.


- Intentamos hacer que el adolescente y el joven hagan una expresión de
aceptación de su Bautismo ante sus compañeros y ante Dios.
- Recordamos las ideas fundamentales de lo que es el Bautismo y de lo
que hace.
- Motivamos de nuevo para la aceptación y personalización del Bautismo
que nos dieron de pequeños.
- Silencio, música de fondo. Expresa al Señor con un símbolo dibujado o
en forma de “cómic” tu actitud frente a este sacramento. Mientras lo
realizas, da explicaciones al Señor.
- Cuando han terminado todos se les dice: “Ahora quédate en silencio,
cierra los ojos, y escucha a ver si Dios te pide algo más que no has
expresado. Si es así, completa tu dibujo”.
- Y luego, el que quiera, puede exponer delante su dibujo y explicárselo al
Señor en voz alta en forma de oración.

Indudablemente, hay temas que se prestan más a usar símbolo: ejemplo: tema
de la alianza, tema de la muerte del Señor.

9. ORACIÓN – SÍMBOLO COLECTIVA

Ejemplo, en el tema de la MUERTE DE JESÚS.


- Bajamos la cruz que está colgada en la sala y la colocamos sobre una
mesa. Silencio. Ambiente de oración.
- Recordamos las ideas principales.
- “El que quiera, puede salir, ponerse delante, tomar la cruz con sus
manos, levantarla en alto y decir en forma de oración, muy proclamativa,
lo que quiera, ejemplo: Jesús, en tu cruz está toda la libertad, así,
clavado.

Ejemplo, en el mismo tema.


- Llevamos una jarra con agua, un cubo y una toalla.
- Situamos el momento en que Pilatos se lava las manos y la multitud
grita: ¡Crucifícalo!
- El que quiera puede salir, alguien que le eche agua, y él puede decir: Me
lavo las manos Señor, porque como Pilatos yo soy un cobarde en…
- Y cada tres o cuatro intervenciones se puede cantar “¡ES REO DE
MUERTE, CRUCIFICADLO!” (sólo esta frase).

10. ORAR CON DIAPOSITIVAS

Tema de las Bienaventuranzas.

- “Bienaventurados los pobres”.


- Se les pone una diapositiva que refleje miseria y hambre.
Silencio. En medio de este silencio, de la oscuridad, se oye una voz en
la grabadora: “Bienaventurados los pobres porque de ellos es el Reino
de los Cielos”.
- Cada uno debe colocarse en el lugar de una de esas personas de la
diapositiva y, como si fuera ella, decirle a Jesús lo que quiera en su
interior. Silencio.
- Ahora puede decirse en voz alta con quien se identifica.
- Puede cantarse cada cuatro o cinco intervenciones una estrofa de la
canción “Madre de los pobres”.
Y así se puede orar varios días con cada una de las bienaventuranzas.
Tema “El hombre contribuye a la creación”.
- Se recuerda y ambienta el tema
- Se pone una diapositiva de monte quemado o de desolación producida
por el hombre. Silencio. Oscuridad, proyectada por la diapositiva. Una
voz grabada dice:
“Luego dijo Dios: Brote la tierra verdor, hierba germinadora de simiente
y árboles frutales generadores de fruto conforme a su especie…Y así
fue. Brotó, en efecto, la tierra verde, hierba germinadora de simiente y
árboles generadores de fruto. Y vio Dios que estaba bien”.
- Cada uno puede colocarse en el lugar de un árbol que aparezca
quemado, de algún animal que aparezca muerto, de las nubes que son
testigo, de él mismo que lo ve, etc. y dirigirse al Señor para decirle algo.

11. INTERIORIZACIÓN DE FRASES DE JESÚS

Se puede intercalar el canto: “Trabajar es colaborar con el Señor”, u otro de los


de Creación.
- Preparación del ambiente, relajación.
- Invitar a escuchar al mismo Cristo, y atentos a la resonancia: reacción
en el interior.
- El delegado o sacerdote va dejando caer estas frases bien proclamadas
(o pueden ser grabadas).

Se procede así:
- SI TIENES OÍDOS PARA OIR OYE (Hec. 4, 9) recibe esa frase de
Jesús, te la dice Él; ¿la escucha de ordinario?... Pídele algo que haga
referencia al oírle.
- Así harás con las demás frases que te vaya diciendo.
- Silencio.
- Si quieres, pueden pedirle en voz alta.

Ejemplo. “Jesús, quiero escucharte siempre”


 DA A QUIEN TE PIDA (Mateo 5, 42)
 FÍATE DE MÍ (Juan 14, 1)
 DI SIEMPRE LA VERDAD (Mateo 5, 37), etc.

Al final, o al principio; o bien al final y al principio, se puede cantar “ TU,


SEÑOR, NOS HABLAS”.