Está en la página 1de 10

ADULTO JOVEN, DESARROLLO PSICOLÓGICO, COGNITIVO Y SOCIAL

1. ADULTO JOVEN

La adultez joven es una etapa del ciclo vital que es incluida en otra de mayor tamaño
llamada “Adultez” esta es la etapa más larga del desarrollo humano.

El adulto joven comienza alrededor de los 20 años y se concluye alrededor de los 20-35
años, dependiendo como lo defina el autor.

Esta etapa su característica principal es que el individuo debe comienza a asumir roles
sociales y familiares, es decir, hacerse responsable de su vida y de la de quienes le
acompañan en la conformación de una familia.

A pesar de que en esta etapa las características físicas alcanzan su plenitud, se debe
considerar que alrededor de los 30 años empiezan a declinar algunas capacidades.

También se hace nuevos contactos con diferentes personas, enfrenta nuevos desafíos como
la inserción al mundo laboral, elección de una pareja, formar una familia, etc.

Existe una construcción y establecimiento de un estilo de vida propio, se organiza la vida


de una forma práctica, se fomentan objetivos y se llevan a cabo propósitos.

El adulto joven se ve limitado o condicionado dependiendo el contexto en el que viva,


como económico, social, cultural, etc.

2. DESARROLLO FÍSICO

Para comenzar debemos denotar algunos cambios físicos que sufre el adulto joven en esta
etapa y que permite diferenciarlo de otros, estos son:

- Su crecimiento corporal llega a un punto final: Los hombres crecen hasta los 21
años y las mujeres hasta los 17-18 años, una de cada 10 mujeres puede crecer hasta
los 21años.
Su altura ronda entre 1,82 m y 1,62m en los hombres y En mujeres, 1,70m y 1,49m.
- Capacidades físicas al máximo de efectividad: Existe destreza manual y una
mayor agudeza visual. Los hombres y mujeres alcanzan su mayor plenitud, han
logrado el más elevado punto de coordinación, equilibrio, agilidad, fuerza y
resistencia. Entre los 25 y los 30 años el hombre tiene máxima fuerza muscular,
siempre y cuando la desarrolle. A pesar de que en esta etapa las características
físicas alcanzan su plenitud, se debe considerar que alrededor de los 30 años
empiezan a declinar algunas capacidades.

- Capacidad compensatoria: Los sistemas del organismo tienen en esta edad una
notable capacidad compensatoria, así el adulto joven es capaz de conservar la salud
en forma casi continua, por esta razón presentan poca o ninguna preocupación por
su salud.

3. DESARROLLO PSICOLÓGICO:

El aspecto psicológico de la persona es el que más cambia en esta época. Debido a que el
individuo tiene que tomar varias de las decisiones más importantes de su vida, pues estas
definirán su futuro. Por ejemplo, una de ellas es con quién contraerá matrimonio o si es que
lo hará.

Entre las características del desarrollo psicológico del adulto joven está:

- Consolidación de la identidad y el comienzo de la realización de su proyecto de


vida: Se empiezan a obtener pequeños triunfos sobre los objetivos que el se ha
trazado para su vida. Posee conciencia de quién es y qué desea más adelante.
Presenta un modo de vida definido.

- Sufre una crisis de realismo: Una vez superada esta se da paso a la adultez media.
Descubre cómo en realidad se maneja el mundo y los desafíos que éste presenta.

- Crisis entre la intimidad y el aislamiento: Pues con la intimidad se conforma con


la búsqueda de un compromiso con otra persona. Y el aislamiento, es necesario para
el desarrollo de la individualidad pero puede llevar a la soledad y a la incapacidad de
unirse con otro.

- Personalidad: Los cambios que se producen en la personalidad o que influyen en su


consolidación son:

a) Logro de identidad e intimidad.


b) Logro de independencia y límites con padres
c) Reconocer que sus caminos y metas son divergentes.
d) Prevalencia de los valores éticos, morales, sociales y culturales.
e) Preponderancia de metas por sobre satisfacciones inmediatas
f) Límites del yo establecidos, identidad. Sin temor a la fusión en la
intimidad

- Conocimiento más profundo de la persona: Desarrollo de la autenticidad,


tolerancia a la frustración y la concientización de las propias limitaciones.

3. DESARROLLO COGNITIVO

Lo cognitivo: es aquello que pertenece o que está relacionado al conocimiento. Éste, a su


vez, es el cúmulo de información que se dispone gracias a un proceso de aprendizaje o a la
experiencia.

El desarrollo cognitivo (también conocido como desarrollo cognoscitivo), por su parte, se


enfoca en los procedimientos intelectuales y en las conductas que emanan de estos
procesos. Este desarrollo es una consecuencia de la voluntad de las personas por entender la
realidad y desempeñarse en sociedad, por lo que está vinculado a la capacidad natural que
tienen los seres humanos para adaptarse e integrarse a su ambiente.

En esta etapa suceden muchos cambios tanto cognitivos como psicosociales en la persona
entre ellos:
- Se alcanza la madurez suficiente para dejar atrás la adolescencia y entrar a la
vida adulta: Esto implica un crecimiento personal, autosuficiencia, plenitud física y
consolidación de la personalidad.

- El adulto joven ya no tiene el mismo interés por aprender que tenía durante su
niñez o su adolescencia: Lo anterior se debe a que la etapa que se está viviendo no
se presta para seguir dentro de una institución educativa sino para tener un empleo
formal, dando la impresión de que ya se obtuvo todo el conocimiento necesario y útil
para la vida diaria. En este lapso, el adulto joven tiene que buscar una motivación
distinta para seguir aprendiendo: esta puede ser su pareja, un asenso en el trabajo, un
cambio de puesto, etc.

- Los juicios morales parecen más complejos: la experiencia y la emoción juegan un


papel cada vez más importante.

- Pensamiento reflexivo: El adulto posee una forma compleja de cognición según


John Dewey, que involucra una evaluación continua y activa de la información y las
creencias a la luz de la evidencia y las consecuencias.

- Pensamiento postformal: es el tipo de pensamiento maduro que se basa en la


experiencia subjetiva, la intuición y la lógica; es útil para lidiar con la ambigüedad,
la incertidumbre, la inconsistencia, la contradicción, la imperfección y el
compromiso. Este tipo de pensamiento es relativista, igual que el pensamiento
reflexivo.

Por otro lado, K. Warner, habla de:

- Pensamiento dialéctico: consiste en la capacidad de considerar puntos de vista


opuestos en forma simultánea, aceptando la existencia de contradicciones.
Dichos pensamientos llevan a que un adulto joven sea más práctico, realista y
razonable Este tipo de pensamiento permite la integración entre las creencias y
experiencias con las inconsistencias y contradicciones descubiertas, favoreciendo así
la evolución de nuevos puntos de vista, los cuales necesitan ser actualizados
constantemente.

Lo cognitivo es aquello que pertenece o que está relacionado al conocimiento. Éste, a su


vez, es el cúmulo de información que se dispone gracias a un proceso de aprendizaje o a la
experiencia.

Jean Piaget es uno de los psicólogos e investigadores más importantes de la historia, y a él


le debemos gran parte de lo que hemos ido descubriendo por medio de la psicología del
desarrollo.

Es especialmente conocido por haber propuesto varias etapas de desarrollo cognitivo por
las que pasamos todos los seres humanos a medida que crecemos.

Jean Piaget y su concepción de la niñez:

La idea que planteó Jean Piaget es que, al igual que nuestro cuerpo evoluciona rápidamente
durante los primeros años de nuestras vidas, nuestras capacidades mentales también
evolucionan a través de una serie de fases cualitativamente diferentes entre sí. En un
contexto histórico en el que se daba por sentado que los niños y niñas no eran más que
"proyectos de adulto" o versiones imperfectas de ser humano, Piaget señaló que el modo en
el que los pequeños actúan, sienten y perciben denota no que sus procesos mentales estén
sin terminar, sino más bien que se encuentran en un estadio con unas reglas de juego
diferentes, aunque coherentes y cohesionadas entre sí.

Es por eso que Piaget consideraba que los patrones de pensamiento y comportamiento de
los más jóvenes son cualitativamente distintos con respecto a los de los adultos, y que cada
etapa del desarrollo define los contornos de estas maneras de actuar y sentir. Este artículo
ofrece una breve explicación acerca de estas fases del desarrollo planteadas por Piaget; una
teoría que, si bien ha quedado desfasada, es el primer ladrillo sobre el que se ha construido
la Psicología Evolutiva.

¿Etapas de crecimiento o de aprendizaje?


Piaget sabía que es absurdo intentar tratar por separado los aspectos biológicos y los que
hacen referencia al desarrollo cognitivo.
Las cuatro etapas del desarrollo cognitivo

Se trata de la primera fase en el desarrollo cognitivo, y para Piaget tiene lugar entre el
momento del nacimiento y la aparición del lenguaje articulado en oraciones simples (hacia
los dos años de edad). Lo que define esta etapa es la obtención de conocimiento a partir de
la interacción física con el entorno inmediato. Así pues, el desarrollo cognitivo se articula
mediante juegos de experimentación, muchas veces involuntarios en un inicio, en los que se
asocian ciertas experiencias con interacciones con objetos, personas y animales cercanos.

Los niños y niñas que se encuentran en esta etapa de desarrollo cognitivo muestran un
comportamiento egocéntrico en el que la principal división conceptual que existe es la que
separa las ideas de "yo" y de "entorno". Los bebés que están en la etapa sensorio-motora
juegan para satisfacer sus necesidades mediante transacciones entre ellos mismos y el
entorno.

A pesar de que en la fase sensoriomotriz no se sabe distinguir demasiado entre los matices
y sutilezas que presenta la categoría de "entorno", sí que se conquista la comprensión de la
permanencia del objeto, es decir, la capacidad para entender que las cosas que no
percibimos en un momento determinado pueden seguir existiendo a pesar de ello.

Los niños y niñas que se encuentran en esta etapa de desarrollo cognitivo muestran un
comportamiento egocéntrico en el que la principal división conceptual que existe es la que
separa las ideas de "yo" y de "entorno". Los bebés que están en la etapa sensorio-motora
juegan para satisfacer sus necesidades mediante transacciones entre ellos mismos y el
entorno.

A pesar de que en la fase sensoriomotriz no se sabe distinguir demasiado entre los matices
y sutilezas que presenta la categoría de "entorno", sí que se conquista la comprensión de la
permanencia del objeto, es decir, la capacidad para entender que las cosas que no
percibimos en un momento determinado pueden seguir existiendo a pesar de ello.

2. Etapa preoperacional

La segunda etapa del desarrollo cognitivo según Piaget aparece más o menos entre los dos
y los siete años.
Las personas que se encuentran en la fase preoperacional empiezan a ganar la capacidad de
ponerse en el lugar de los demás, actuar y jugar siguiendo roles ficticios y utilizar objetos
de carácter simbólico. Sin embargo, el egocentrismo sigue estando muy presente en esta
fase, lo cual se traduce en serias dificultades para acceder a pensamientos y reflexiones de
tipo relativamente abstracto.

3. Etapa de las operaciones concretas.

Aproximadamente entre los siete y los doce años de edad se accede al estadio de las
operaciones concretas, una etapa de desarrollo cognitivo en el que empieza a usarse la
lógica para llegar a conclusiones válidas, siempre y cuando las premisas desde las que se
parte tengan que ver con situaciones concretas y no abstractas. Además, los sistemas de
categorías para clasificar aspectos de la realidad se vuelven notablemente más complejos en
esta etapa, y el estilo de pensamiento deja de ser tan marcadamente egocéntrico.

Uno de los síntomas típicos de que un niño o niña ha accedido a la etapa de las operaciones
concretas es que sea capaz de inferir que la cantidad de líquido contenido en un
recipiente no depende de la forma que adquiere este líquido, ya que conserva su
volumen.

4. Etapa de las operaciones formales

La fase de las operaciones formales es la última de las etapas de desarrollo cognitivo


propuestas por Piaget, y aparece desde los doce años de edad en adelante, incluyendo la
vida adulta.

Es en este período en el que se gana la capacidad para utilizar la lógica para llegar a
conclusiones abstractas que no están ligadas a casos concretos que se han experimentado de
primera mano. Por tanto, a partir de este momento es posible "pensar sobre pensar", hasta
sus últimas consecuencias, y analizar y manipular deliberadamente esquemas de
pensamiento, y también puede utilizarse el razonamiento hipotético deductivo.

¿Un desarrollo lineal?


Lo reconfigura y lo expande hacia varios ámbitos de conocimiento durante las primeras
etapas de desarrollo se reconfigura constantemente a partir de los desarrollos cognitivos que
vienen después.

Por lo demás, esta teoría de las etapas de desarrollo cognitivo no fija límites de edad muy
fijos, sino que se limita a describir las edades en las que son comunes las fases de transición
de una a otra. Es por ello que para Piaget es posible encontrar casos de desarrollo
estadísticamente anormal en las que una persona tarda en pasar a la siguiente fase o bien
llega a ella a una edad temprana.

4. DESARROLLO SOCIAL

Es una etapa de la vida en la que se da un cambio espectacular de obligaciones y deberes,


tanto en la planificación de su futuro, como en la estructura de una nueva vida. Todo esto
implica un giro en su estatus social y, por supuesto, en sus relaciones sociales y
comportamientos.

Entre los aspectos del desarrollo social están:

- Dejar de preocuparse por lo que digan los demás: Durante la adolescencia los
individuos se preocupan mucho por lo que dirán las personas que se encuentran en
su círculo social, de cierta manera necesitan su aprobación; pero al llegar esta etapa,
ese pensamiento cambia totalmente se sienten más seguros de sí mismo.

- Superación del egocentrismo: El adulto joven comienza a superar el egocentrismo


de la etapa anterior y logra colocarse en el lugar del otro, compartir experiencias y
comportarse de una manera altruista, que le permite establecer una relación de pareja
responsable y asumir una posible paternidad.

- Amistad: Se da con mayor frecuencia que en otras etapas de la vida. Implica


confianza, respeto, disfrutar de la compañía del otro, comprensión, entre otros. Las
amistades brindan un importante beneficio para la salud, ya que el apoyo emocional
de otra persona contribuye a minimizar los efectos del estrés, además fomentan el
sentimiento de fijarse un propósito en la vida y mantener la coherencia.
- Educación superior y trabajo: La época universitaria puede ser una etapa de
búsqueda intelectual y crecimiento personal, ésta ofrece la posibilidad de moldear
una nueva identidad personal. Los universitarios pueden presentar una crisis de
identidad que originan serios problemas (abuso de drogas y alcohol, desórdenes
alimenticios, suicidio), pero generalmente fomenta un desarrollo saludable.

Las diversas áreas de estudio que se presentan enseñan diferentes habilidades para
razonar y esto puede ayudar a las personas a enfrentar de manera distinta la
incertidumbre que se les presenta ante la vida. Los retos sociales e intelectuales de la
universidad conducen un crecimiento moral y cognitivo.

Con relación al trabajo, tenemos que este influye en muchos aspectos del desarrollo
tanto físicos, intelectuales, emocionales y sociales. Los trabajadores jóvenes se
preocupan por lo interesante que pueda ser su trabajo y por las posibilidades de
desarrollo que pueda presentar, pero cuando pasan por un proceso de consolidación
de su carrera, se sienten menos satisfechos con su trabajo que como lo estarán más
adelantes, se involucran menos con su trabajo y es más probable que cambien de
empleo.

- Intimidad vs aislamiento: La intimidad representa la unión del individuo con su


pareja sin que ninguno de ellos pierda las cualidades que los caracterizan, y el
aislamiento es la incapacidad o el fracaso en lograr la reciprocidad, a veces debido a
que la identidad del individuo es demasiado débil para arriesgar lo que podría ser
una perdida en la unión con el otro.

- Matrimonio: Este cambio suele ser uno de los más drásticos que atraviesa el
hombre a lo largo de su vida, implicando un nivel muy elevado de compromiso e
intimidad, pero dando como resultado un sentimiento de confianza y una identidad
de pareja que no se logra de otra forma.
- Paternidad: Al querer formar una familia, tanto el hombre como la mujer crecen en
el sentimiento de empatía y comprensión hacia el otro y hacia sus padres. En esta
etapa se busca el consejo para sobrellevar las inseguridades de criar a un hijo, sólo
para salir aún más fuertes y seguros de cada obstáculo que se presente. Cuando es el
nacimiento de los hijos, dicho acontecimiento marca un período de transición en la
vida de la pareja, ya que la llegada de un nuevo miembro a la familia, altera o
impacta en la dinámica de la pareja.
-

También podría gustarte