Notas a Informe de visitas del INDH

Francisco Estrada V.

Cada publicación de un informe o estudio sobre los centros de Sename o los hogares del
circuito genera un momento de ruido mediático que tiende a decrecer sin que se logren
observar con claridad las persistencias o las discontinuidades en la crisis permanente que
vive Sename.
El Informe del INDH tiene mucho de eso. Y también suscita una serie de preguntas que la
apurada publicación no logra despejar. En esta minuta abordaremos solo algunas de ellas.

Una primera lectura, necesariamente rápida, deja una serie de preguntas sin respuestas en
el texto publicado ayer en la tarde.
Un grupo de ellas se refieren a cuestiones que podríamos denominar metodológicas, a
decisiones tomadas por el equipo directivo para las que carecemos de razones de esas
elecciones. Esta ausencia no es un prurito academicista sino las preguntas de quiénes
llevamos años trabajando en este campo y hemos visto experiencias como esta
anteriormente y suponíamos se había aprendido de los problemas antes vividos.
Justamente porque hablamos de los más vulnerados esas razones son más necesarias.
No se trata, evidentemente, de disminuir las graves violaciones a los derechos humanos de
los niños que el Informe levanta sino de buscar contribuir a su precisa delimitación, de
entender cómo se construyo este trabajo y de exigir respuestas sobre lo que ocurrió después
de terminadas las visitas.

Otro grupo de cuestiones se refiere a los resultados propiamente tales. Hay continuidades
en los nudos críticos con otros reportes y hay diferencias significativas con la información
oficial entregada por actuales autoridades al parlamento. En esta primera minuta no
abordaremos este punto pero sí en la próxima semana.

Y un tercer grupo de cuestiones se vincula con los que ocurrió después de las visitas con las
denuncias de delitos, con los requerimientos de protección y con las denuncias
administrativas. Nada se informa acerca de esto y esa opacidad también carece de
explicaciones.

I. Sobre cuestiones metodológicas

1. El capítulo Metodología abunda en expresiones vagas e imprecisas sin que se adjunten
explicaciones o protocolos.
P. ej., en el Informe dentro de las “Consideraciones éticas” hablan de que obtuvieron
asentimiento de los niños. No hablan de consentimiento informado que es la expresión
generalmente usada en investigaciones. No se observa en ninguna parte en qué consistía
ese "asentimiento" ¿era meramente verbal? ¿hay algún registro? ¿cómo se garantizó el
derecho de los niños a no responder?

2. No existe en ninguna parte del Informe explicaciones sobre la demora.
Si las visitas terminaron en abril y el grueso de ellas en febrero y marzo no se observa un
trabajo de análisis cualitativo que haya exigido tantos meses.

3. No se explican las razones para la contratación de consultores que realizaron los análisis.
No se entregan sus nombres ni su c.v.

4. Se reporta falta de entrega de información por parte de SENAME pero no se informa el
curso de acción ante esta falta de colaboración ¿se ofició al Ministro de Justicia?

5. En el informe se dice: “Se utilizó un instrumento que disminuía al máximo el riesgo de
daño, el cual fue elaborado en conjunto con especialistas en trauma e infancia vulnerada, y
consideró otros instrumentos validados internacionalmente”
¿Cuáles fueron los especialistas? ¿Cuáles fueron los instrumentos considerados? ¿Quién
tomaba las decisiones técnicas? ¿El Consejo Directivo del INDH? Esto últimos sería grave
pues los consejeros poseen numerosas virtudes pero muchos de ellos carecen de experticia
en estas cuestiones técnicas.

6. Se dice: “Se utiliza un conjunto de protocolos de manejo psicológico para los/as
profesionales a cargo de la aplicación del instrumento.”
¿Cuáles?

7. Dentro de las vaguedades en entrega de suficiente información resulta especialmente
preocupante no saber quienes realizaron las entrevistas a los niños, su perfil profesional,
cómo fue su selección, cuál fue su capacitación, cuál era su vínculo laboral con el Instituto,
etc. No da lo mismo que quienes pregunten a los niños carezcan de experiencia en esta
tarea o que desconozcan el funcionamiento del sistema proteccional.

8. Hablan en el Informe de terreno de un “Protocolo de Intervención Judicial” pero no lo
adjuntan ni explican. Lo mismo ocurre con un denominado “Protocolo de seguimiento”.

9. No hay explicaciones de por qué no visitaron centros de las instituciones coadyuvantes,
los menos visitados de todo el circuito residencial. Estos 50 centros están fuera de la Re
Sename y, por lo mismo, no son supervisados por nadie sino sólo son visitados dos veces al
año por una jueza de familia. Son –con algunas pocas excepciones- el principal foco
problemático del sistema residencial y ninguno de ellos fue visitado por el equipo del
INDH.

10. Se optó por un estilo de informe en cada capítulo que mezcla el estilo del paper y la
exposición de los hallazgos. No queda claro la razón de esto dada la abundante literatura
sobre los diversos temas que el informe reporta. La sola exhibición de los hallazgos logra
darle voz a los niños internados y plantea el tema de las violaciones a sus DDHH. Lo otro
es valioso pero de mucha menor urgencia y necesidad.

III. Sobre lo ocurrido con posterioridad a las visitas.

1. No se informa la fecha en que se informó a Fiscalia, a Sename y a los Tribunales de Familia
los delitos y requerimientos de protección

2. No se informan los resultados de las denuncias de delitos, los requerimientos de
protección y las denuncias administrativas. Informalmente hemos escuchado que hubo
tribunales de familia que no dieron lugar a requerimientos de protección. Esa información
es preocupante y exige la mayor claridad y precisión en configurar el panorama de lo que
ocurrió con estos reclamos. La Convención sobre derechos del niño configura un deber de
protección estatal que recae sobre todos los actores públicos y privados y también, por
supuesto, sobre el Instituto.

3. En ninguna parte se explican las razones por las que se mantendrá en reserva cuáles son
los 25 centros críticos. Esto es evidentemente una medida opaca que debe ser
transparentada. #PlanEmergenciaSename

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful