Está en la página 1de 9

Taller de Inteligencia Emocional Febrero 2018

Taller de
Inteligencia Emocional

Psic. Luis Manuel Vizcarra Página 1


Taller de Inteligencia Emocional Febrero 2018

El Cerebro Emocional

En la década de 1950, el neurocientífico norteamericano Paul MacLean


desarrolló la teoría del cerebro triuno, sus investigaciones sugieren que
nuestro cerebro se desarrolló incorporando cada
vez funciones más complejas, sin embargo en
lugar de integrar las funciones más primitivas en el
resto del cerebro, estas funciones continuaron
siendo gestionadas por la estructura más antigua
ya que era la que estaba altamente especializada
en gestionar dichas funciones.

Esta teoría, dice que el cerebro se puede dividir en


tres estructuras principales, según la complejidad
de sus funciones:

 El cerebro instintivo o reptiliano, Su función es actuar y ante posibles


amenazas sólo tiene dos tipos de respuesta: ataque o huida. Es el
responsable de nuestra resistencia al cambio ya que evalúa a lo
conocido como seguro y a lo desconocido como peligroso para la
supervivencia.
 El cerebro límbico o mamífero, evalúa los estímulos en dos grupos:
Dolor o placer, el dolor lo considera malo para la supervivencia y el
placer como bueno para la misma. El cerebro emocional es adaptable
y por lo tanto acepta situaciones o estímulos nuevos, a los que evalúa
como placer o dolor.
 El cerebro cognitivo-ejecutivo o cerebro humano, su función
cognitiva-ejecutiva hace referencia a la capacidad de procesar la
información de forma consciente. Es donde se llevan a cabo los
procesos intelectuales superiores, el desarrollo social, el proceso
racional de entendimiento y análisis, la planificación y la habilidad de
procesar experiencias futuras y la creatividad mediante la imaginación.

El Cerebro emocional o sistema límbico

Se sitúa inmediatamente bajo la corteza cerebral y comprende el tálamo,

hipotálamo, hipocampo y la amígdala cerebral.

 El tálamo: envía mensajes sensoriales al neocortex (la parte pensante).

 El hipocampo: se cree que juega un papel muy importante en la

memoria e interpretación de lo que percibimos.

Psic. Luis Manuel Vizcarra Página 2


Taller de Inteligencia Emocional Febrero 2018

 La amígdala es el centro de control emocional. Además influye en la

capacidad de aprendizaje y la memoria.

El sistema límbico está presente en ambos hemisferios cerebrales y regula

las emociones o impulsos que experimentamos. Es el centro de la

afectividad.

Este sistema límbico y el neocortex trabajan juntos mediante la transmisión

de señales y esto es lo que explica que podamos tener control sobre

nuestras emociones.

El cerebro racional

Por encima del bulbo raquídeo y sistema límbico, hace millones de años, en

los mamíferos el cerebro evolucionó apareciendo el neocortex, corteza

cerebral o cerebro racional.

A las emociones se les añade entonces la capacidad de pensar de forma

abstracta, de comprender las realidades globales y de desarrollar un yo

consciente y una compleja vida emocional.

La corteza cerebral engloba las partes más primitivas y es la más

distintivamente humana. De esta zona proviene la mayor parte de nuestro

pensar, lenguaje, imaginación, creatividad y capacidad de abstracción.

Los lóbulos prefrontales y frontales juegan un papel fundamental en la

asimilación de las emociones.

 Moderan nuestras reacciones emocionales frenando el

comportamiento espontáneo del cerebro límbico

 Desarrollan planes de actuación para situaciones emocionales

coordinando nuestras emociones

Psic. Luis Manuel Vizcarra Página 3


Taller de Inteligencia Emocional Febrero 2018

Funcionamiento del cerebro emocional y racional

Las emociones resultan de la activación del sistema nervioso. Tienen dos

componentes: la sensación subjetiva que sentimos en nuestro interior y la

manifestación externa que hacemos de la emoción.

El sistema nervioso determina cuál es la emoción en la amígdala cerebral.

Ésta decide si el estímulo es amenazador y así envía señales a los lugares

del cerebro para poner en marcha los componentes de las emociones. Por

un lado envía señales a la corteza cerebral para desencadenar la emoción

subjetiva interna y por otro envía señales para que se produzca la

manifestación externa.

El sistema nervioso se divide en dos partes: el simpático y el para simpático.

Cuando se produce una emoción intensa se activa el sistema nervioso

simpático produciéndose cambios ligados con la emoción como por

ejemplo el aumento de la frecuencia cardíaca, presión arterial, sudoración y

se estimula la médula suprarrenal que libera la hormona adrenalina a la

sangre.

Cualidades de la Inteligencia Emocional


“Podríamos caracterizar la inteligencia emocional como la capacidad para

conocer y controlar las emociones propias y ajenas, con el fin de obtener

determinados fines”.

Las principales cualidades de la inteligencia emocional son cinco:

 Conciencia de uno mismo

 Equilibrio anímico

 Motivación

 Control de los impulsos

 Sociabilidad.

Psic. Luis Manuel Vizcarra Página 4


Taller de Inteligencia Emocional Febrero 2018

Para fines de este taller no proponemos sofocar o eliminar las emociones,

sino de controlarlas: por ejemplo, reducir las emociones desfavorables a un

mínimo deseable o bien inducir las emociones favorables.

Conciencia de uno mismo

Es la capacidad de reconocer los propios sentimientos, emociones o estados

de ánimo. Sabemos que las emociones tienen diversos grados de

intensidad: algunas son lo suficientemente intensas como para poder

percatarnos de ellas en forma consciente, pero otras están por debajo del

umbral de percepción consciente.

Desarrollar esta primera cualidad implicará la posibilidad de poder modificar

este umbral que separa las emociones conscientes de las no conscientes,

haciendo que éstas últimas puedan ser percibidas. Mediante un esfuerzo

deliberado podemos hacernos más conscientes de nuestras reacciones

viscerales y, con ello de nuestras emociones antes imperceptibles.

La importancia de conocer nuestras emociones reside en el hecho de que a

partir de allí podemos controlarlas, pudiendo modificar los estados de ánimo

desfavorables. Las emociones no conscientes suelen, en efecto,

traicionarnos, y si estamos bajo su influjo sin ejercer sobre ellas un cierto

control, podremos fracasar en cualquier situación que represente un escalón

hacia el éxito.

Las tres cualidades siguientes se refieren, precisamente, a la posibilidad de

controlar los estados de ánimo.

 Equilibrio anímico

Capacidad de control del mal humor para evitar sus efectos

perjudiciales, entendidos estos en términos de conductas indeseables,

mediante:

Psic. Luis Manuel Vizcarra Página 5


Taller de Inteligencia Emocional Febrero 2018

o Reconsideración: lo que implica interpretar la situación de una

manera más positiva.

o Aislamiento: alejarse de la situación y estar unos momentos a

solas, con el fin de obtener serenidad.

o Distracción: hacer otra cosa, como por ejemplo salir a dar un

paseo a pie.

o Técnicas de relajación como la respiración profunda o la

meditación también ayudan.

 Motivación

Es la capacidad para autoinducirse emociones y estados de ánimo

positivos, como la confianza, el entusiasmo y el optimismo. La

predisposición al optimismo o al pesimismo puede ser innata, pero la

práctica puede revertir esta situación si la persona es capaz de detectar

el pensamiento derrotista y reconsiderar el problema desde un ángulo

menos sombrío.

 Control de los impulsos

Esta cualidad de la inteligencia emocional es la capacidad de aplazar

la satisfacción de un deseo en aras de un objetivo. De lo que se trata es

que el aparato psíquico pueda funcionar bajo el régimen del principio

de realidad a través del aplazamiento de la descarga.

 Sociabilidad

En este punto, cuanto más hábiles seamos para interpretar las señales

emocionales de los demás (muchas veces sutiles, casi imperceptibles),

mejor controlaremos las que nosotros mismos transmitimos.

Aspectos de la Inteligencia Emocional


La inteligencia emocional se refiere a la capacidad de una persona para

utilizar la emoción de manera proactiva, tanto sus propias emociones como

Psic. Luis Manuel Vizcarra Página 6


Taller de Inteligencia Emocional Febrero 2018

las de los demás a su alrededor, y tanto a nivel consciente como

subconsciente, como una herramienta para mejorar el razonamiento y la

toma de decisiones.

Existen cinco aspectos principales de la inteligencia emocional:

autoconciencia, autorregulación, motivación, empatía y habilidad social.

 Auto-conciencia

La autoconciencia es la capacidad para identificar las propias

fortalezas y debilidades, y de comportarse de manera de capitalizar las

primeras y minimizar las segundas. Franqueza acerca de las áreas de

debilidad, comodidad con uno mismo y "un sentido fuerte y positivo de

autoestima" caracterizan a las personas que son conscientes de sí

mismas. Parte de la autoestima es la voluntad de escucharse a uno

mismo antes que nadie. La conciencia de sí mismo va más allá de la

auto-evaluación consciente de un individuo, y más profundamente

involucra la capacidad innata de una persona para la toma de

decisiones, influyendo así en todos los aspectos del desempeño.

 Autorregulación

La autorregulación se relaciona con la conciencia de sí mismo, pero

describe más específicamente la capacidad de controlar las

emociones, ya sean negativas o positivas, con el fin de mantener un

comportamiento más adecuado a la práctica profesional y la actividad.

La auto-regulación no sólo es un enfoque reaccionario ante escenarios

que pueden empujar, movilizar y distraer, sino también como el

impacto constante hacia conductas razonables, capaces de crear un

ambiente de confianza y equidad.

 Motivación

Psic. Luis Manuel Vizcarra Página 7


Taller de Inteligencia Emocional Febrero 2018

El principio de la motivación representa la voluntad de logro

-entusiasmo, empuje, ambición- independientemente de los

obstáculos. Las personas motivadas son competitivas, se fijan metas,

ve oportunidades donde otros no pueden y asume que todos los

problemas se pueden resolver, y, más importante, está motivado para

aprovechar esas oportunidades y buscar la resolución.

 Empatía

La empatía es el cuarto pilar de la inteligencia emocional. La empatía

tiene un propósito profesional, claro y concreto, "no significa adoptar

las emociones de otras personas como propias y tratar de complacer a

todo el mundo". Describe la comprensión intuitiva de las necesidades

del otro y la capacidad de comunicar esa comprensión efectiva. "La

empatía es un antídoto. Las personas que la tienen están en sintonía

con sutilezas en el lenguaje corporal; pueden escuchar el mensaje

detrás de las palabras que se pronuncian. Más allá de eso, tienen una

profunda comprensión de la existencia e importancia de las diferencias

culturales y étnicas". La empatía también mejora la capacidad para

hacer que las personas se sientan respetadas.

 Habilidad social

Habilidad social, el quinto componente de la inteligencia emocional, es,

como la empatía, el reflejo de la interacción personal con el mundo, en

contraste con los tres primeros factores, que ponen de relieve

características más internas. Es la capacidad de aprovechar las

relaciones con los demás para promover ideas, a través de la simpatía,

confianza y respeto. Pero así como la línea no es clara entre la auto-

conciencia, la autorregulación, la motivación y la empatía, la habilidad

social representa también matices de los otros cuatro. Sin habilidades

sociales, los otros cuatro componentes de la inteligencia emocional

pueden caer por el piso.

Psic. Luis Manuel Vizcarra Página 8


Taller de Inteligencia Emocional Febrero 2018

Técnicas Básicas para un mejor aprovechamiento de la


Inteligencia Emocional

Psic. Luis Manuel Vizcarra Página 9

También podría gustarte