Está en la página 1de 7

DATOS ACTUALES: 394337 ha POBLADAS

60 ha bosque y áreas verdes

10200 habitantes

2150 lotes

DIRECTIVA O REPRESENTATES ACTUALES LEGALES:

Sr. Manuel Tituaña PRESIDENTE

Sra. Carmen Padilla TESORERA

UBICACIÓN: NOROCCIDENTE DEL DMQ

LÍMITES: NORTE: En una parte del Dr. Alejandro Almeida Terán en otra quebrada Santa Ana

SUR: Terrenos del fundo San Carlos, borde a los medios terrenos de Antonio Abad y un callejón y de
allí los terrenos del fundo San Carlos quebrada al medio a continuación terrenos de la familia Puertas

OCCIDENTE: Terrenos que se reserva el señor Luis Enrique Román Checa, llano denominado “Cal y
Canto” separados por un lindero natural llano Chaupi Grande y Chaupi Chico

ORIENTE: Casitas y terrenos Particulares cuyos frentes dan a la carretera Quito-Cotocollao, por otra
parte, continuando el camino hacia Hacienda Atucucho, y bifurca que bordea la loma Troje Pamba.

TESTIMONIO DE UNA PERSONA (PRIMEROS INVASORES)

FECHA DE INVASIÓN: 7 DE ABRIL DE 1988

HORA APROXIMADA: 15:00 hrs

Ingresamos un aproximado de 100 personas, se ingresó el 7 de abril “jueves santo” del 88, a tumbar árboles en un
bosque.

El viernes santo, nos siguió la policía, por suerte no se apresó a nadie, el señor Segundo Aguilar quien era el encargado
de entregar los lotes a cambio de una cierta cantidad de dinero.

Nos hallábamos en una situación inicial en donde no había agua, ni luz, ni siquiera un camino, pues se tumbó árboles
para hacer un chaquiñán, cada dueño de su lote, cuidábamos la noche para que ninguna otra persona venga a
despojarnos de lo nuestro, por que en el día nos íbamos a trabajar.
Cuando era invierno los diluvios ocasionaban que bajen los árboles, piedras y demás deshechos que paraban a la Av.
Occidental, en el año 1990 tanto así fue que se inundaron los departamentos circundantes a la Av. Occidental, cuando
llovía y si había la oportunidad recolectábamos agua de la misma lluvia para sasear nuestra sed.

Todas las personas iniciamos formando nuestra “choza” con paredes de palos y techo de plástico y ramas de eucalipto,
del sector del Triunfo, de San Anita, cargábamos en nuestras espaldas botellones, baldes, tanques, todo lo que
podíamos para abastecernos de agua para nuestros alimentos, y para lavar la ropa nos íbamos para el río de la
quebrada Santa Anita, o a su vez nos levantábamos a las 3 de la mañana a donde la Sr. Lucrecia de Muñoz.

Los alimentos cargábamos desde la Av. De la Prensa y de igual manera para irnos a nuestro trabajo día a día por
algunos años.

“Don Arturo” también fundador del barrio inició con el transporte de bus, que pasaba por un camino culebrero que
pasaba por un camino culebrero.

Años después de haber pasado en tinieblas, comenzamos a robar luz con cables conectados de los postes del sector
del Triunfo, pero era muy débil la luz, hasta que la empresa eléctrica comenzó las instalaciones en 1997
aproximadamente.

El agua igualmente por grifos y llaves comunales, enterradas en mangueras, y después la EMMAP comenzaron las
mingas conjunto a los moradores en el año 1998 aproximadamente.
HISTORIA DE ATUCUCHO

Atucucho más que un barrio es una comunidad. Una población cuyos inicios datan de 1988, cuando en el Ecuador se
hablaba de “Pan, techo y empleo”.

Las 600 familias migrantes que se instalaron sobre el barrio San Carlos (noroccidente), iniciaron su lucha por la tierra,
por el techo y por el pan en esos años.

Atucucho (en quichua Atuk Kuchu – “rincón del lobo”) está ubicado entre la quebrada del mismo nombre (sur) y la de
Rumiurco (norte).

Para llegar es necesario cruzar la avenida Mariscal Sucre (Occidental) y subir bastante. El recorrido que hace el bus
hacia el sitio es prácticamente en sentido vertical. Si Quito está situado a 2.800 msnm., el barrio está en promedio a
3.500 msnm.

La vía de acceso es asfaltada, aunque no deja de ser “culebrera”, y la mayoría de las 30 calles (se identifica por número)
es adoquinada; no obstante, aún hay algunas que recuerdan el pasado de abandono en el que vivió el sector.

El barrio vivió décadas de pobreza y exclusión, algo que no se imaginaron sus primeros pobladores cuando invadieron
la hacienda del mismo nombre, propiedad del Ministerio de Salud, alentados por el Ejército y con el permiso del
Gobierno.

Su lucha por vivienda se relaciona con la vida de los traficantes de tierras Segundo Aguilar y Carlos Yacelga, quienes
promovieron la ocupación, auspiciados por un partido de derecha. Para entonces, Aguilar y Yacelga ya tenían
experiencia por la invasión de la Hacienda Pisulí, también propiedad del Ministerio de Salud Pública. Incluso quienes
se asentaron en Atucucho, fueron quienes ya no lograron hacerlo en el sector de la cooperativa Jaime Roldós.

En los primeros años, el sector fue conocido como “La Ciudad de los Palitos”, recuerda Luis Robles, un exdirigente. La
expresión hacía referencia a que las viviendas eran palos sobre los que se levantaban plásticos y bajo los cuales se
acomodaron sus pobladores. El agua era entubada, no había alcantarillado, luz y peor vías de acceso.

La organización fue clave para cambiar paulatinamente la situación. Tras la creación del Comité Promejoras, en 1991,
se empezaron mingas para el mejoramiento de las casas y la construcción de una red de grifos públicos de agua filtrada
y el alcantarillado, en convenio con el Municipio de Quito.

El trabajo comunitario tuvo éxito porque la zona era una comunidad de albañiles, electricistas, plomeros, cerrajeros,
etc., que pusieron su propia mano de obra para construir sus casas, sus calles y la infraestructura para los servicios
básicos, afirma Robles.

Así, los fines de semana se volvieron mingas, y eran los días en los que pasaron de los palitos a casas de bloque con
techo de zinc. Todavía quedan algunas de estas, pegadas a grandes construcciones, fruto de las remesas de los
migrantes.

Muchos crecieron y se casaron allí y ahora han formado su familia en el sector. Ese es el caso de José Paloma, quien
llegó a Atucucho cuando tenía 12 años, las calles eran de tierra y las casas se armaban con la misma madera del
bosque.

“Hemos luchado bastante. Hoy puedo decir que nos hemos superado bastante. Ya tenemos nuestras casas con
escrituras, servicios básicos. Yo me he criado aquí. Es un sitio bonito. Me he enseñado al barrio, a los vecinos, al
paisaje”, comenta Paloma.

Pero si bien la organización de los habitantes ayudó a mejorar sus condiciones de vida, no tenían seguridad jurídica.
En 1996, mediante ley y decreto ejecutivo, el sector fue reconocido como un asentamiento de hecho y dejaron de ser
invasores, para llamarse posesionarios sin escrituras.

Para entonces, la Dirección de Avalúos y Catastros municipal valoró la exhacienda en 370 millones de sucres. Los
vecinos tardaron 2 años en reunir parte del dinero (250 millones de sucres), pero cuando quisieron entregar esa suma,
les respondieron que se necesitaba el pronunciamiento del Procurador.

Entonces llegó el Gobierno de Jamil Mahuad, el feriado bancario y, por supuesto, la dolarización. Los millones de
sucres se convirtieron en 12 mil dólares y era necesario un nuevo avalúo. Así empezaron los problemas de
organización, la pelea entre vecinos, la especulación de la tierra por parte de los dirigentes y, por años, se olvidaron
de las escrituras.

Pero esta historia tuvo un punto de giro en 2010, cuando en un acuerdo entre los dirigentes barriales, el Cabildo y el
Ministerio de Salud, solicitaron a la Asamblea Nacional una Ley interpretativa del decreto legislativo de 1996 y la Ley
2003-5, en vigencia desde mayo de 2003.

El objetivo era actualizar los instrumentos legales y facultar a la cartera de Estado a vender 66 ha de lo que fue la
hacienda a los “legítimos posesionarios de los barrios San Jacinto de Atucucho, Nuevos Horizontes y Asociación
Agrícola Rumiloma”.

Tras 2 debates, el 29 de julio de 2010, la Asamblea aprobó por unanimidad la ley que permitió la venta de los terrenos
a sus actuales propietarios.

Según registros municipales, el 4 de mayo de 2013, se entregaron 480 escrituras; el 15 de diciembre pasado, 220 más
y hace unas semanas 182 adicionales.

El presidente del barrio, Manuel Tituaña, comentó que están en trámite 650 escrituras más y que esperan que en 2015,
las 2.142 familias de esa zona tendrán seguridad jurídica sobre sus tierras.

Tituaña dice que hay un antes y un después a la ley: “Las condiciones de vida han mejorado. Tenemos la inversión en
obra pública y vial y se solucionaron temas de convivencia (peleas entre familias por los linderos). También firmamos
un convenio con el Consejo Provincial para el adoquinamiento de unas calles y se implementó un recorrido más de
buses”, asegura.

Han pasado más de 25 años desde que llegaron los primeros habitantes y el sector no ha perdido su identificación a
través de las mingas. De hecho, para suplir la falta de seguridad se organizan en brigadas nocturnas. Además, han
creado el Banco Comunal de Atucucho (hoy con 800 socios); cuyos réditos se reinvierten en programas en favor de
niños, niñas y adolescentes.

http://www.telegrafo.com.ec/noticias/quito/item/atucucho-una-historia-de-organizacion-y-paciencia.html
Historia de Atucucho:
• 1986: Inicia el proceso de asentamiento en el sector, con el nombre de Plan de Vivienda San Carlos impulsado en el
Gobierno del Ing. León Febres Cordero.
• En 1996 se expide el decreto Legislativo No. 971, en el cual se autoriza al Ministerio de Salud Pública para que, en
forma directa y sin el requisito de pública subasta proceda vender a los actuales posesionarios del Barrio Atucucho.
• Ley No. 90 del 27 de mayo 2003. Complementa al Decreto de 1996 incorporando a más del barrio Atucucho, a los
Asentamientos de San Jacinto de Atucucho, Nuevos Horizontes y Rumiloma.
• A pesar de la existencia de estas leyes, hasta la fecha no se ha hecho efectivo quedando las familias en una
situación de inseguridad jurídica e irregularidad.

Antecedentes asentamientos irregulares:


• A partir de los años 70 se inicia el proceso de ocupación informal del suelo en el DMQ. (migración campo ciudad) y
el progresivo crecimiento urbano que vive la ciudad.
• Ausencia de políticas públicas que den alternativas de suelo y vivienda en condiciones adecuadas para los sectores
populares.
• Los “barrios informales” han sido la manifestación más visible del déficit habitacional.
• La incapacidad estatal a resolver el problema habitacional y la imposibilidad de los sectores de bajos ingresos de
acceder a la oferta del mercado inmobiliario formal, genera una informalidad que origina la ruptura entre ciudad
formal y ciudad informal.
• La respuesta de los grupos más pobres de la sociedad para resolver su necesidad vital de habitación en las
ciudades, es frecuentemente criminalizada por la sociedad.
• La acumulación de esas dificultades genera incertidumbre y obstaculizan el desarrollo social, económico y humano
de sus pobladores.

http://www.noticiasquito.gob.ec/Noticias/news_user_view/atucucho_legalizara_su_situacion_a_los_24_anos_de_e
xistencia_3_mil_familias_seran_beneficiadas--801
SOBRE LA LEGALIZACION DEL BARRIO

El alcalde Augusto Barrera acompañado de 3 mil personas que residen en el barrio de Atucucho, ubicado en el
noroccidente de Quito, asistieron a la Asamblea Nacional para pedir una reformatoria a la ley que les permitirá
regularizar su situación para que puedan obtener escrituras individuales y los servicios básicos mejorando su calidad
de vida.

El alcalde Augusto Barrera fue recibido en Comisión General ante el Plenario de la Asamblea y expuso la situación de
este barrio y las reformas legales que se requieren. Mientras tanto la comunidad escuchó la intervención del Alcalde
en la parte alta del plenario y esperó la votación de los asambleístas sobre esta reforma.

Esta propuesta municipal es una reforma a la Ley Interpretativa al Decreto Legislativo publicada en el Registro
Oficial 971 de 20 de junio de 1996 y Ley No. 2003-5 de 27 de mayo de 2003, con el fin de resolver la situación de
inseguridad jurídica del suelo de los posesionarios, lograr el ordenamiento y planificación del territorio de esos
asentamientos y aportar en el mejoramiento de las condiciones de vida de esas familias.

Esta reforma facultará al Ministerio de Salud Pública, la venta directa, sin subasta previa a los actuales posesionarios.
El Ministerio de Salud Pública y el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, establecerán mecanismos para
viabilizar la venta directa del predio referido. El precio de venta será establecido por el Municipio de Quito, mediante
avaluó catastral, señaló.

Las áreas verdes, públicas y comunales serán transferidas directamente al Municipio. Ningún posesionario podrá ser
adjudicado con más de un predio.

El Municipio realizará un censo para determinar los legítimos posesionarios, dijo el alcalde Barrera.

“El día de hoy es histórico porque a los 24 años Atucucho será legalizado y sus habitantes ya no serán sometidos a
la extorsión y tráfico de tierras. El Municipio podrá desarrollar espacios públicos y áreas verdes para consolidar el
sector y mejorar sus condiciones”, finalizó el Alcalde.

Antes del ingreso al Plenario, varios dirigentes, en las afueras de la Asamblea agradecieron, el respaldo del Alcalde
Barrera y se mostraron contentos por conseguir un sueño anhelado por varias décadas.

Historia de Atucucho:
• 1986: Inicia el proceso de asentamiento en el sector, con el nombre de Plan de Vivienda San Carlos impulsado en el
Gobierno del Ing. León Febres Cordero.
• En 1996 se expide el decreto Legislativo No. 971, en el cual se autoriza al Ministerio de Salud Pública para que, en
forma directa y sin el requisito de pública subasta proceda vender a los actuales posesionarios del Barrio Atucucho.
• Ley No. 90 del 27 de mayo 2003. Complementa al Decreto de 1996 incorporando a más del barrio Atucucho, a los
Asentamientos de San Jacinto de Atucucho, Nuevos Horizontes y Rumiloma.
• A pesar de la existencia de estas leyes, hasta la fecha no se ha hecho efectivo quedando las familias en una situación
de inseguridad jurídica e irregularidad.

http://www.noticiasquito.gob.ec/Noticias/news_user_view/atucucho_legalizara_su_situacion_a_los_24_anos_de_e
xistencia_3_mil_familias_seran_beneficiadas--801

También podría gustarte