Está en la página 1de 9

EL EVANGELIO SEGÚN SATANÁS

Micro obra de terror


De Raúl Sánchez McMillan y Rodrigo Falla Brousset

Tercera versión

Lima
03 de agosto de 2017

-1-
PERSONAJES (en orden de aparición):

Padre Fernando Gálvez: 30 años.

Mayor Sergio Rodríguez: 45 años.

TIEMPO:
Verano, actual.

LUGAR:
Un cuarto de manicomio.

-2-
“Desmoralizar al enemigo,
desde dentro, por sorpresa,
terror, sabotaje, asesinato.
Esa es la guerra del futuro.”

--Adolf Hitler

-3-
EL EVANGELIO SEGÚN SATANÁS
De Raúl Sánchez McMillan y Rodrigo Falla Brousset
Micro obra de terror.

ACTO ÚNICO
Escena única

En escena está el PADRE, con camisa de fuerza y encadenado por la espalda a


la pared, de manera que el público no puede verlo. Parece estar en un estado de
meditación profunda. Lleva marcas en el rostro y se le ve desgastado para su
edad. Hay una silla alejada del PADRE. Sueña el prólogo en off, con una voz
grave.

PRÓLOGO (en off)


Desmoralizar al enemigo, desde dentro, por sorpresa, terror, sabotaje,
asesinato. Esa es la guerra del futuro. – Adolf Hitler.

Entra el MAYOR, con vestimenta de civil elegante.

PADRE
Buenas noches.

Pausa.

PADRE
Era cuestión de tiempo.

MAYOR
¿Me estaba esperando? ¿Sabe quién soy?

PADRE
No, pero supuse que algún día alguien querría saber qué pasó.

MAYOR
Entonces si sabe para que vine.

Pausa.

PADRE
Yo no la maté.

El mayor saca un file.

MAYOR
¿Entonces qué pasó? (Pausa) No se preocupe, yo no creo que usted la mató.
Pero quiero saber--- necesito saber qué pasó. La encontraron en esta posición,
muerta. Paro cardiaco, según la autopsia. En un rincón, estaba usted con la
mirada perdida y aferrado a esta biblia. (Saca una biblia rota y quemada)
¿Qué pasó?

PADRE
Ella era una buena chica. Fui su consejero desde el día de su matrimonio…
-4-
MAYOR
¿Qué pasó?

El MAYOR saca de su bolsillo una grabadora y la pone en la silla. Empieza a


sacarse el saco y lo pone en la silla.

PADRE
Ella me comentó que se sentía perturbada hace un buen tiempo. Había
iniciado una relación fuera del matrimonio. Mi consejo fue que se entregara a
Dios, lea la biblia y ore. Después de eso no supe más, hasta el día en que su
madre me llamó.

MAYOR
¿Por qué no llamarón a un médico?

PADRE
Porque no era una cuestión médica.

MAYOR
Entonces, ¿qué necesitaba?

PADRE
Un exorcismo.

(Pausa)

MAYOR
¿Usted también me va a tratar de vender esa historia?

PADRE
¿Usted cree en Dios, Mayor?

MAYOR
No me cambie de tema, padre. Esa noche ella murió, usted estaba a su lado.
Se quedó mirando el cuerpo por horas hasta que llegara la policía. Todos
pensaron que estaba en shock. Cuando se acercaron para ayudarlo, usted
mordió en el rostro al policía. Tan fuerte que lo desfiguró. Empezó a decir
cosas en latín. Lo tuvieron que dormir. Hoy está acá, encerrado por demencia.
¿Qué pasó esa noche, padre Gálvez?

(El padre voltea)

PADRE
Si le hace sentir mejor, su muerte era necesaria, su muerte la liberó.

MAYOR
¿La liberó de qué?

PADRE
“Si alguno comete adulterio con la mujer de su prójimo, morirán los dos, el
adúltero y la adúltera.” (Levítico 20:10).

-5-
MAYOR
No me cite la biblia padre.

PADRE
¿Siempre suele involucrarse tan personalmente con los casos que le asignan?

MAYOR
Eso no le incumbe.

PADRE
¿No fue con usted que ella cometió adulterio?, ¿no es usted el Mayor Sergio
Rodríguez?

MAYOR
¿Quién le dijo mi nombre?

PADRE
Él

MAYOR
¿Quién?

PADRE
¿Cree en Dios, Mayor? Porque ella creía.

MAYOR
Si cree que lo nuestro fue algo de una noche pues se equivoca. No necesito ni
su juicio ni su absolución. Su esposo es un borracho que la golpeaba. Si no se
separaba de él era por su hijo. Pero entre ella y yo sólo había amor y del
sincero. ¿No es acaso eso lo que dicen ustedes? ¿Dios es amor? No nos juzgue
padre. Nos amábamos.

PADRE
No me ha respondido la pregunta. ¿Cree en Dios?

MAYOR
No. No creo.

PADRE
Vaya, vaya. Entonces, tampoco cree en el demonio.

MAYOR
Padre, le pido que se limite a---

PADRE
El Padre Gálvez se sacrificó por ella. Fue un intercambio justo, del cuerpo de
ella, al del padre.

(Pausa)

MAYOR
Ya entiendo por qué está usted acá encerrado. ¡Loco de mierda!

-6-
PADRE
El padre es inocente.

MAYOR
¡Deje de hablar de usted en tercera persona!

PADRE
Temo que el padre Gálvez no está entre nosotros. Son fuerzas mayores las que
hacen que usted y yo estemos en esta habitación. El pecado es abrir la puerta
del infierno. Usted uso la llave. Adulterio. Usted nos invitó a entrar. En ella.
En él. Tú no quieres ver, Sergio. ¿Has escuchado la parábola de la lámpara
encendida? Nadie enciende una lámpara para esconderla. Sino para que los
que entren tengan luz. Tus ojos son la lámpara de tu cuerpo. Si tu visión es
clara, todo tu ser disfrutará de la luz. La luz de la verdad. Pero tú te niegas a
ver la verdad ¿En qué crees? ¿A quién sigues?

MAYOR
¡Es suficiente! No voy a seguir escuchando sus estupideces.

El MAYOR trata de salir, pero es empujado hacia la pared por una fuerza.
El PADRE asfixia al MAYOR con la mirada contra la pared. El PADRE se
abalanza contra el MAYOR, pero la cadena de su espalda le impide llegar hasta
él.

PADRE
¡El mundo es una mierda por gente como usted! ¡Ego ubique terrarum
omnium corporum!
(Yo estoy en todas partes, en todos los cuerpos, en todo el mundo.)

MAYOR
(Asfixiándose) ¿Quién eres?

PADRE
¡Yo soy esa niñera que golpea salvajemente a un bebé! ¡Yo soy ese hijo que
mata a su madre! ¡Yo soy cada político que roba y destruye! ¡Yo soy ese policía
que mata a un inocente! ¡Yo soy ese cura pedófilo! ¡Yo soy ese ladrón que
dispara a la cabeza por robar un celular! ¡Yo soy ese marido que la golpeaba
para que hoy tú estés acá! Yo soy todas y cada una de las personas que hacen
que este mundo se vaya a la mierda. ¿No quieres creer? ¡Dios está perdiendo
la batalla!¡Yo escribí el evangelio según Satanás!

MAYOR
¡Basta!

(El mayor cae. Comienza a rezar el padre nuestro mientras trata de sacar de su
bolsillo algo)

PADRE
¡Oh! ¿Ahora crees?

-7-
MAYOR
Sí, creo.

PADRE
¿En qué crees, Sergio?

(El mayor logra sacar agua bendita de su bolsillo, se lo lanza al padre mientras
reza el credo. El padre se retuerce y habla en diferentes idiomas)

MAYOR
Creo en Dios,
Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo,
Nuestro Señor,
que fue concebido por obra y
gracia del Espíritu Santo,
nació de Santa María Vírgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado,
muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre
los muertos,
subió a los cielos
y está sentado a la derecha
de Dios, Padre Todopoderoso.
Desde allí ha de venir a
juzgar a los vivos y a los muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
la santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.
Amén.

PADRE
¡Lasciami andare! ¡luce! ¡luce!
¡It burns! ¡It Burns! ¡Tod jagen Sie!
¡O demonio me mata! ¡Me mata!
¡Deus! ¡Pietatem! ¡Umbra aeternam, mortem!
¡He’s talking to us! ¡Non ascoltare!

(¡Suéltame! ¡Luz! ¡Luz!


¡Quema! ¡Quema! ¡Que la muerte te persiga!
¡El demonio me mata! ¡Me mata!
¡Dios! ¡Piedad! ¡Sombra eterna, muerte!
¡Él nos habla! ¡No lo escuchen!)

(El padre está tumbado en el suelo. La bulla cesa. El mayor ya no está pegado a
la pared. De pronto la luz parpadea unos segundos, hasta que se apaga.

-8-
Cuando se prende, el padre está muy cerca del mayor, sin cadenas y la camisa
de fuerza desatada. Se vuelve a apagar la luz y se escucha el grito del mayor.
Se prende la luz y el padre está cerca del público, mirándolos fijamente,
mientras que el mayor está muerto en el suelo. Se oye la voz de una reportera
mientras el padre camina lento hacia la puerta pasando por encima del cuerpo
del mayor. La puerta se abre sola y el padre sale mientras la reportera habla).

REPORTERA
El cuerpo del mayor Sergio Rodríguez fue hallado sin vida en una celda del
centro psiquiátrico Nuestra Señora de la Salvación. La autopsia confirma un
paro cardiaco. El ex cura, Fernando Gálvez, es el paciente psiquiátrico que
estaba interno en dicha celda. Ha desaparecido. Se presume que ha escapado,
aunque nadie lo vio salir de las instalaciones y las cámaras de seguridad
fueron desactivadas a la hora de los hechos, por lo que no hay registro de lo
ocurrido. Definitivamente, un caso muy lamentable. El paciente podría ser
peligroso. Si lo ve tenga mucho cuidado y comuníquese con las autoridades….

(La reportera sigue hablando mientras el público sale de la sala. No hay


aplausos.)

FIN

©COPYRIGHT 2017. Ésta obra está protegida por la ley. En caso quiera ser
montada, debe pedir los derechos a raul.sanchez.mc@hotmail.com

-9-

También podría gustarte