Está en la página 1de 2

RESUMEN GENERAL DE LA CONSTITUCIÓN DOGMÁTICA

LUMEN GENTIUM

Uno de los documentos del Concilio Vaticano II es la Lumen Gentium, que en español significa: Luz de la
Gentes, y los aspectos contenidos en esta Constitución Dogmática nos iluminan para vivir la fe, la esperanza y
la caridad cristianas. Para su estudio y reflexión está dividida en ocho capítulos que resumo a continuación
brevemente, que son una idea general de la riqueza y profundidad de su contenido.

EL MISTERIO DE LA IGLESIA

En este primer capítulo se nos hace la invitación de anunciar el Evangelio a toda creatura (Mc 16,15),
señalando la presencia amorosa del Padre que se manifiesta con su sabiduría y bondad, decretando que el
ser humano fuera partícipe de su vida divina. Con la presencia de su Hijo Jesucristo, nos manifiesta que fue
enviado por amor; a él lo reconocemos como Salvador, y quiso quedarse presente entre nosotros mediante su
Palabra y la Eucaristía, convirtiéndose en nuestro alimento y luz que nos recuerda que de él
procedemos, vivimos y nos dirigimos hacia el Padre Celestial.

EL PUEBLO DE DIOS

Consta de 9 números en donde se nos describe cómo Dios ha escogido a su pueblo en el Antiguo Testamento
y cómo ahora nosotros, seguidores de Jesús, nos ha constituido como los herederos y descendientes de la
promesa hecha a los Israelitas por boca de sus profetas. También nos describe a la Iglesia, nuevo pueblo de
Dios, como “sacerdotal”, y resalta el sacerdocio común de los fieles y el servicio que le presta el sacerdocio
ministerial en virtud de la “potestad sacramental”. Así mismo, analiza el ejercicio del sacerdocio común a partir
de los sacramentos de la Penitencia y el Matrimonio, que inspiran la vida cristiana y a la familia, la cual
distingue como “Iglesia doméstica”.

CONSTITUCIÓN JERÁRQUICA DE LA IGLESIA PARTICULARMENTE DEL EPISCOPADO

Para acompañar al Pueblo que Dios Padre se ha escogido, luego de la institución de la Iglesia, Jesús instituyó
diversos ministerios, y sobre todo, insistió a vivir el mandamiento del amor expresando y conocido como el
servicio a la caridad, es decir, el de estar al servicio de los necesitados. Los obispos son los sucesores de los
apóstoles y los nuevos pastores en la Iglesia hasta el final de los siglos. Por lo tanto, los obispos, recibieron el
ministerio para su comunidad en relación con los presbíteros y los diáconos. Así mismo, desglosa el rol y
función que tienen los obispos en la Iglesia y las actividades concretas que desempeñan en la comunidad
eclesial.

LOS LAICOS

Contiene ocho números, dedicados a la función apreciada y valiosa de los Laicos en la Iglesia. Con el nombre
de Laicos se designa a todos los fieles cristianos, a excepción de los miembros del Orden Sagrado y de los
estados religiosos aprobados por la iglesia. Los laicos son todos los fieles que, incorporados por Cristo en el
bautismo se integran al Pueblo de Dios y se han hechos participes, a su modo, de la función Sacerdotal y
Profética. Se hace una invitación a que cada laico o seglar sea, ante el mundo, testigo de la resurrección y de
la vida del Señor Jesús y señal del Dios vivo.

UNIVERSAL VOCACIÓN A LA SANTIDAD EN LA IGLESIA

Este capítulo contiene cuatro números en los que se nos manifiesta cómo estamos llamados e invitados a vivir
la santidad todos los bautizados en Jesucristo: seglares, religiosos y quienes forman la jerarquía eclesiástica.
La reflexión de los Padres conciliares, insisten en la invitación del mensaje de Jesús: “Sean pues, ustedes
perfectos como nuestro Padre celestial es perfecto” (Mt 5,48).
LOS RELIGIOSOS

Contiene cinco números que hacen la reflexión sobre la Vida Consagrada, la importancia que tienen los
religiosos en la Iglesia tomando en cuenta las diversas etapas de la formación, señalando la profesión de los
Consejos Evangélicos y la relación que hay en relación con la Jerarquía de la Iglesia. Puntualiza que hay
actividades (apostolado) directas que realizan los religiosos con las personas, y también que hay otros
consagrados dedicados a la contemplación que viven en sus claustros. En cualquiera de los tipos de vida
consagrada, destaca que hay una estrecha relación con las autoridades de la Iglesia, ya sea a nivel diocesano
(las congregaciones de derecho diocesano) o bien a nivel pontificio (las congregaciones de derecho
pontificio).

ÍNDOLE ESCATOLÓGICA DE LA IGLESIA PEREGRINANTE Y SU UNIÓN CON LA IGLESIA


CELESTIAL
Los cuatro números que contienen este capítulo, son una invitación a continuar viviendo nuestra vida cristiana
confiando en la misericordia y la esperanza de la vida eterna, y se nos invita a mantener la confianza para
tener presente que nuestro Dios nos espera para gozar de Él después de nuestro paso por este mundo.

LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA, MADRE DE DIOS, EN EL MISTERIO DE CRISTO Y DE LA


IGLESIA.
Es un capítulo extenso de diecisiete números en los que se nos habla sobre el “rol” de María en la historia de
la salvación, desde el misterio del Verbo Encarnado, pasando por todos los momentos de la vida de Jesús,
hasta acompañarlo en su padecimiento en la Cruz y la espera de los discípulos a la llega del Espíritu Santo.
María es la persona más conocida después de Jesús por los creyentes.