Está en la página 1de 3

CURSO DE DEONTOLOGIA

PROPUESTA VIABLE TOMANDO UNA CAUSA EXOGENA DE CORRUPCION DE GOBIERNO:


*LA IMPUNIDAD DE LOS ACTOS DE CORRUPCIÓN

Propuesta.- La imprescriptibilidad de los delitos de corrupción cometidos por funcionarios y servidores públicos.

I. INTRODUCCIÓN

La CORRUPCIÓN es el mal uso del poder público en procura de obtener una ventaja o beneficio indebido para quien
actúa, o para terceros, que genera restricciones para el ejercicio de los derechos fundamentales. El principal
problema que aqueja a nuestra sociedad es la corrupción, y en consecuencia, los esfuerzos del gobierno se
encuentran enfocados a combatir este flagelo.

Para lograr dicho fin, presentamos como PROPUESTA: LA IMPRESCRIPTIBILIDAD DE LOS DELITOS DE CORRUPCIÓN
COMETIDOS POR FUNCIONARIOS Y SERVIDORES PÚBLICOS, ASÍ COMO LA INHABILITACIÓN PERPETUA DE LOS
MISMOS PARA EL EJERCICIO DE LA FUNCIÓN. De esta manera, se buscaría “EVITAR LA IMPUNIDAD de quien elude la
acción de la justicia, más aún si se trata de un funcionario o servidor público que en razón de su ubicación en el
aparato estatal tiene un status de privilegio”.

II. LA CORRUPCIÓN EN EL PERÚ: ALGUNOS APUNTES

El problema de la corrupción en nuestro país es de larga data. La corrupción en sí es un problema social, y desde que
existe el Estado, o en buena cuenta, desde que existe alguien que ostenta una situación de poder o de privilegio
respecto del resto de ciudadanos, en función de un cargo público, existe la corrupción. Explicar los orígenes de la
misma es un tema por demás complejo y en donde no existe una respuesta unánime; pero en donde no hay punto
de discusión es que es nociva para el país, no solo por las pérdidas económicas que genera, sino también porque
hace imposible la vida en sociedad, ya que implica un pérdida de valores y de respeto hacia el prójimo.

Si bien la corrupción es un problema de larga data, es recién en los últimos años que la sociedad ha tomado
consciencia de que la misma no puede ser tolerada, y de que las sanciones para quienes son partícipes de estos
actos deben ser ejemplares.

Según la Encuesta Nacional sobre Corrupción de Pro Ética (agosto 2010), la corrupción es el principal problema que
enfrenta el Perú en la actualidad, y la percepción a futuro sobre la misma no es alentadora: el 39% de los
encuestados cree que en los próximos 5 años ésta aumentará. Pero lo que es peor, es que cuando se les pregunta
sobre la utilidad de las denuncias por casos de corrupción, el 42% contesta que a su juicio la efectividad de éstas es
nula.

El Ranking CAD de Corrupción 2010, elaborado por Ciudadanos Al Día, arroja resultados interesantes. En éste se
evaluó a 6 tipos de entidades públicas a nivel nacional, para lo cual se realizaron 15,500 encuestas en 158 entidades
públicas de todo el país. De esta forma, se evaluó si los ciudadanos recibieron solicitudes de regalos, propinas,
sobornos y/o coimas de parte de algún funcionario o empleado del sector público, si accedieron a dicha solicitud,
y si los denunciaron.
Frente a estos resultados podemos advertir lo siguiente:
1. Que si bien la ciudadanía es consciente de que la corrupción es nuestro principal problema, en su
mayoría no denuncia este tipo de actos.
2. Que además de no denunciar este tipo de actos, una gran cantidad de personas es partícipe y
corresponde al pedido o solicitud de regalos, propinas, sobornos y/o coimas de estos malos funcionarios o
servidores públicos.
3. Que la ciudadanía no denuncia este tipo de actos porque percibe las denuncias como ineficaces; esto
debido a que el Estado, al momento de administrar justifica, es ineficaz.

Así las cosas, nos preguntamos si otorgarle a un Estado ineficaz más tiempo para investigar, juzgar y, de ser
el caso, sancionar a quienes efectivamente cometen delitos de corrupción, como se pretende con LA
PROPUESTA: LA IMPRESCRIPTIBILIDAD, servirá para solucionar este problema.

III. LA IMPRESCRIPTIBILIDAD

En realidad LA PROPUESTA de declarar la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción cometidos por


funcionarios tiene como sustento la POSICIÓN DOGMÁTICA JURISPRUDENCIAL del TRIBUNAL
CONSTITUCIONAL, que señala que los actos de corrupción “son conductas que no sólo resultan contrarias al
orden público penal, sino que se riñen con los más elementales designios de la ETICA y la MORAL y
consiguientemente con los valores hegemónicos de la axiología constitucional” .
FUNDAMENTO DE LA IMPRESCRIPTIBILIDAD DE LOS DELITOS DE CORRUPCIÓN

Con la PROPUESTA sobre LA IMPRESCRIPTIBILIDAD DE LOS DELITOS DE CORRUPCIÓN COMETIDOS POR


FUNCIONARIOS Y SERVIDORES PÚBLICOS tiene como finalidad el garantizar la plena vigencia de los derechos
humanos; proteger a la población de las amenazas contra su seguridad; y promover el bienestar general que
se fundamenta en la justicia y en el desarrollo integral y equilibrado de la nación (artículo 44º de la
Constitución). De igual manera, la medida busca defender el carácter democrático del Estado peruano
(artículo 43º) y a su vez, velar que los funcionarios y trabajadores públicos realmente estén al servicio de la
nación (artículo 39º).

La PROPUESTA resulta idónea para optimizar los principios y valores que se persiguen, ya que la prescripción
del delito actúa como incentivo para los funcionarios corruptos. Esto debido a que la impunidad será la única
consecuencia que traiga consigo el hecho de haber cometido delitos de corrupción si es que el funcionario
dilata las investigaciones o se esconde por el periodo de tiempo que solicita el CÓDIGO PENAL para la
prescripción de la acción penal. Si bien, esta medida no erradicará la corrupción en su totalidad, ya que no
solo se requieren políticas anticorrupción sino también un cambio de mentalidad, la imprescriptibilidad
constituye un importante avance en la lucha contra la corrupción.

Con esta PROPUESTA se generará un potencial efecto disuasivo en la comisión de futuros actos de
corrupción, sirviendo como herramienta para la lucha eficaz contra este flagelo, además de prevenir los
costos económicos y sociales que ella genera. Estos recursos públicos podrían ser utilizados en la prestación
de servicios públicos a favor de la ciudadanía.