Está en la página 1de 3

Criterios para la selección de sitio.

Una vez que los encargados de urbanizar y planear una nueva población han entendido la
naturaleza del proceso de planeación que se debe seguir es necesario que evalúen los factores
necesarios para la selección del sitio adecuado; para identificar con claridad los criterios más
importantes se deben confrontar para clasificarlos como de larga duración o efímeros ; y es
necesario que la selección final se haga con mucho cuidado para asegurar que el sitio se pueda
adaptar a todos los cambios a futuro y lograr que la permanencia de la nueva población continúe.

El ministerio de vivienda y del gobierno local han preparado un conjunto de criterios para la
selección de sitio, los planeadores y urbanizadores de nuevas poblaciones han aceptado los
siguientes para seleccionar sitios de las nuevas poblaciones:

1. Físico
2. Social y económico.
3. Recurso potenciales locales
4. Ambientales y ecológicos
5. Políticos.

Criterios Físicos.

Pueden variar de un lugar a otro, por lo que se deben analizar en base a su relación con el uso del
terreno. El urbanizador se debe familiarizar con la política agraria de su región. Los criterios físicos
son de gran importancia en las zonas en las que se produce mareas y erosiones, y en las que hay
limitación de tierras disponibles o problemas de defensa militar.

Concretamente los efectos de los factores físicos son bastante duraderos. Están sujetas a un
cambio lento pero constante, debido a la acción de fuerzas externas como temperatura, viento,
precipitaciones pluviales u otras condiciones climáticas, erosión y deslizamientos del terreno.
También hay algunas fuerzas internas que provocan cambios, como los movimientos de la tierra y
la acción de volcanes y sismos. Los planificadores y urbanizadores consideran que los factores
físicos son los más influyentes en la construcción y los costos.

Las condiciones topográficas del sitio en que se construya una nueva población, pueden
determinar el patrón de usos del suelo, la forma de la población, la intensidad del desarrollo y el
paisaje urbano. La topografía se ocupa de elementos como la latitud absoluta y relativa, forma del
terreno, relieve general del medio ambiente físico y gradiente de pendientes. Hay varias maneras
de integrar los patrones de uso de suelo con la topografía del lugar, y una de ellas consiste en
construir edificios públicos o de usos generales en las partes más elevadas y edificios residenciales
en las franjas que quedan entre puntos altos y bajos del sitio.

El estado del suelo tiene relación con los posibles tipos de construcción y con el desarrollo de un
patrón óptimo de usos del suelo, al fundar una nueva población por lo que es indispensable contar
con estudios exploratorios de sus características.
El planificador y urbanizador podría preparar un mapa de la adaptabilidad del terreno, después de
estudiar la capacidad de carga del suelo; las zonas que no sean apropiadas para construcción
edificios o carreteras se pueden aprovechar como espacios libres, zonas boscosas o áreas verdes, o
excluirse de los planos. Otro aspecto que se debe de estudiar y medir cuidadosamente es el de la
frecuencia y la escala de actividades volcánicas, telúricas y de deslizamientos en el terreno.

El transporte eólico de los suelos ocurre principalmente en zonas de suelo sin vegetación y
contamina el ambiente, deteriora los edificios y ocasiona incomodidades a los habitantes. Los
planificadores de una nueva población deben de estudiar las características macro y micro
climáticas de un lugar, para investigar su relación con los usos óptimos del suelo, considerando:

1. Temperatura
2. Exposición al sol
3. Velocidad de vientos predominantes
4. Cambio de estaciones.

Muchos urbanizadores privados, antes de construir, desmontan todos los terrenos boscosos en vez
de quitar solo los árboles que representan obstáculos, a pesar de que la planificación y la
preservación de los arboles cuesta menos que la reforestación. El urbanizador pierde utilidades ya
que las casas ubicadas en zonas arboladas tienen un mercado más amplio y un precio mayor que
las viviendas sin árboles. Uno de los criterios principales y más versátiles que debe tomar en
cuenta el planificador es el del valor que representa el agua para la vida humana. La relación que
existe entre el agua subterránea y los escurrimientos depende de la forma en que se combinen la
cantidad y duración de la precipitación, la intensidad de la evaporación y la transpiración las
pendientes existentes, tipo de suelo y la estructura geológica. Una de las formas de aprovechar el
agua para crear paisajes en las zonas urbanas, consiste en agrandar la costa construyendo entradas
al mar. El agua se puede utilizar con varios fines pescar, esquiar, transportarse o para usos que
tiendan a modificar el clima de una localidad, es necesario establec4e un control rígido sobre las
posibles fuentes de contaminación industrial para evitar que los depósitos superficiales o los
recursos subterráneos se contaminen a causa de los desechos de las industrias. El planificador
debe anticipar todos los peligros que se pueden presentar en un sitio, zonas boscosas existe el
peligro de los incendios. Las zonas de almacenamiento de petróleo y gas son muy inflamables y
están sujetas a explosiones.

Las inundaciones constituyen otro peligro que se presenta en ciertas áreas. Para calcular el
volumen de agua que escurre por los cauces de una cuenca es necesario conocer la superficie de la
cuenca, la frecuencia y la magnitud de las precipitaciones así como la estructura del suelo de esta
manera se puede conocer la relación entre volumen escurrido y el que pueden soportar los cauces.

Hay otros peligros potenciales que varían de región en región, como la línea de alta tensión,
canteras y minas abandonadas, zonas de avalanchas, riscos, pantanos y topografía accidentada.
Existen tres niveles de acceso subterráneo utilizado principalmente para los servicios públicos y
para infraestructura superficial, utilizados por vehículos de motor, barcos y ferrocarriles y aéreo
empleado por aviones y helicópteros. La mayor parte de los factores que influyen en el éxito de
estos se relaciona con la topografía, con las condiciones del terreno y7 con las características
geológicas del lugar.

Criterios sociales y económicos

Para analizar los factores sociales y económicos que se desempeña una nueva población es
necesario saber cuáles son los servicios sociales de la región. El potencial recreativo de una región
es de dos tipos activo, como las instalaciones construidas por el hombre para realizar actividades
recreativas diarias o de temporada y pasivo, como los atractivos naturales. El urbanizador debe
conocer los problemas relacionados con las leyes ya que estas pueden obligar a los residentes de
una nueva población a que manden a sus hijos a la escuela ya establecida, lo que muy
probablemente no será del agrado de los residentes, una de las tareas del urbanizador será
determinar la forma en que se dará acomodo a cierto número de habitantes dentro de un espacio
fijo de antemano.

El centralismo es indispensable para que las instalaciones comerciales y educativas y las


oportunidades de empleo aumenten la eficacia del área de captación de mercado de la nueva
población. También contribuye a formar la identidad de la nueva población e influye en su fuerza.