Está en la página 1de 114

LA VENUS MAGICA

..

Sec.-etos para
hacerse a%nar

AMSTERDAM
UNICÁ EDlCIÓN ESPAÑOLA AUTOR IZADA
.. 190 8

© Biblioteca Nacional de España


{

~
¡

© Biblioteca Nacional de España


1

..

LA VENUS MÁGICA

© Biblioteca Nacional de España


1

'

© Biblioteca Nacional de España


LA VENUS MAGICA
FILTROS DE AMOR

COLECCJÓi\ DE RECETAS Y SECRETOS MÁGICOS

PARA HACERSE AMAR

BARCELOXA
Ro:-.:oA DE LA 'CNtVERSIDAD, 13
IU'I'I IIMJ~ t.- nt

© Biblioteca Nacional de España


,_'
l

..
© Biblioteca Nacional de España
A NUESTROS LECTORES
Reulslo de los libros ·cupidinescos mas célebres

Desde el célebre tratado amatorio De Arte


amandiJ que el dulce poeta latino Ovidio Naso-
nis imaginara, hasta el último de los manuales(!)
del galanteador, que edita de continuo la baja
librería, el númerp de semejant es libros es tan
elevado, que con ellos se podrfa formar un
extensfsimo catálogo. Efectivamente: el «arte
de amar y de ser amado>>, el «arte de seducir»,
el «arte de enamorar>> y el «arte de hacer con-
quistas» han sido los temas predilectos, más
literarios que científicos, que se han explotado
hasta la fecha con más ó menos ingenio y dono-
sura, y siempre con éxito lisonjero.
Nuestro libro no pertenece á esta categoría
de obras pseudo-psicológicas, y sus propósitos
son mucho más transcendentales.
No nos proponemos dar un curso de psico-

© Biblioteca Nacional de España


6 LA \'EXl:S )t.\C !CA

logia del Amor, es decir, contar minuciosamente


los estados del alma enamorada, las tonterlas
que comete el hombre más discreto ante la
mujer á quien adora, etc., etc .. pues todo ello,
á lo sumo, puede convertir á una persona en
psicólogo, más ó menos perspicaz, pero no
podrá, las más de las veces, hacerse amar por
una coqueta, por ejemplo.
La psicología es muy útil, no sólo tratándose
de enamorar, sino en todos los actos sociales,
y el mejor psicólogo tiene siempre ventajas
sobre otra persona menos' avisada; esto nadie
lo pone en duda. Pero el objeto de nuestro libro
es enseñar, es revelar los secretos más incom-
prensibles, pero eficaces, para triunfar en las
lides amorosas. T ú, querido lector, por ej em -
plo, sientes una pasión ardiente por una seño -
rita á la cua l te es imposible conmover con tu
dialéctica amorosa, ni puedes interesarla con
toda clase de dádivas, aunque, según el refrán,
dádivas quebrantan peñas, y mientras tanto, te
consumes pensando en ella, no duermes, enfla-
queces, pierdes el apetito, etc., etc. ; pues bien:
acude á la Magia, y con ella lograrás desper·
tar la simpatía sexual que atrae á los seres,
y por fi n, aquella muj er se ablandará como la
cera y te amar á con frenesí.

© Biblioteca Nacional de España


I'ILTROS DE A:UOR 7

¿Podrías lograr todo esto aunque fueras más


psicólogo que Balzac ó que Paul Bourget de
nuestros días?
Y tú, amable lectora, que no puedes atraerte
el joven por el cual sientes más simpatía, ó bien
notas que se te quiere escapar el novio que has
pescado ... pues la Magia, la Magia cierta y ve-
rídica explicada en este libro, resolverá tus
dudas y te sacará de toda clase de apuros que
con el amor se relacionen.
¿Podrías hacer otro tanto aunque conocieras
el corazón de los hombres más que Mme. Stael
6 que la Signorina de Escuderi? Nada de esto
podrlais hacer, querido lector y amable lectora.
No basta conocer el funcionalismo de los
sentimientos (pura 'hipótesis de ciertos psicólo-
gos), para triunfar en el amor. Cuando la anti-
patía, ó solamente la indiferencia, reina en el
corazón de la persona elegida, el galanteador
más hábil no realizará su conquista. Sin em-
bargo, no estará de más que nuestros lectores
conozcan algunos principios de la psicología
amorosa, pues ella os ayudará á usar con más
disimulo de los filtros que en este libro se
revelan.
Una de las obras que tratan de esta materia
con más arte es la de Luis de Saint-Ange,

© Biblioteca Nacional de España


8 LA \"E XI::S )L~GICA

escrita en francés, la cual se tradujo en español


y vió la luz en t.~adrid el año 1827. El titulo es
como sigue : «Secretos para triunfar de las mu-
j er es y fijarlas en el am or; seguido de las seña-
les que indican la inclinación del amor, etc.» El
autor de este libro demuestra ta lento y grandes
dotes de observador del pensamiento femen il.
Después de un excelente capítulo titulado «Arte
de triunfar», siguen otros dedicados á la mujer
coqueta, á la mojigata, á la indiferente, á la de
genio vivo, á la romántica, á la caprichosa, á la
envanecida, á la pérfida, á la devota, á la eru-
dita, á la lujuriosa, etc. En todos ellos el lec-
tor atento encontrará alguna observación feliz
y algún consejo de utilidad. El capitulo titulado
«La declaración» es_también interesante, como
asimismo lo son los dos siguientes: «Preceptos
generales» y «Triunfo».
Otro libro, pero éste es difícil de encontrar,
que tiene por título De arte amatoria el de
rcprobatione amoris, escrito por el cura André,
de la Cour de Francc, es una obra rarísima
y de mucho provecho, en la cual, aunque no se
dan recetas para el amor , se encuentran en ella
algunos preceptos para los amadores que acre-
ditan de sutilísimo psicólogo á su autor.
Y por fin, el célebre t ratado indio llamado

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE Al!OR 9

Kama-Soulra, es de suma importancia y deben


conocerlo Jos que se sienten atraídos por esta
literatura suigeneris.
Todos estos libros, sin embargo, se limitan
á dar á sus lectores algunas lecciones sobre el
problema del amor y de la manera de inspirarl o
por medios naturales, con los cuales no se logra
más que lo fácil y ·lo posible de obtener, mi en·
tras que la Ciencia Oculta tiene por objeto
realizar lo que normalmente se tiene por MUV
DIFICIL Ó POR IMPOSIBLE.
Pero aquellos de nuestros lectores que de·
seen estudiar con provecho el arte de cautivar
los corazones por procedimientos mágicos, les
r ecomendamos especialmente la lectura de las
siguientes obras:
Les a:uvres magiques de Henri- Comeille
Agrippa, mises en fran~ais par Pierre d'Aban,
avec des secrets occultes, notamment celui de
la Reine des Mouches velues. Approuvé par
moi Sargatas o&. A Rome, 1744. Un volumen
en 18.0 Este librito es hoy rarísimo, y cuando un
bouquineur encuentra uno, pide por él de 40 á 50
francos.
Paclum ó Clave de la Hechicería . Este
* Por error de imprcnt:l dice «Snrgal:tS», pero llene que
decir «S:u·gntnnns,., que es el nombre de un súbdito de Luclrer.

© Biblioteca Nacional de España


10 LA \"EXGS )1.\GICA

libro fué escrito en latín por un discípulo de


Agrippa. El original es un precioso manuscrito
en caracteres góticos y se halla en la B/iotheque
de l'Arsenal, en la sección de Ciencias y Artes,
n. 0 70. En 1721 apareció en la ciudad de Barce-
lona una traducción espaiiola de esta valiosa
y curiosísima obra. Hoy un ejemplar del Pactum
se pagaría á peso de oro. Según un catálogo de
libros raros que tengo á la vista, Pactum es un
libro altamente peligroso, pues contiene una
infinidad de secretos de hechicería á cual más
terrible. «Afortunadamente-dice el bibliógrafo
-este libro hoy anda muy escaso.»
La Jllfagia Natural) del napolitano Juan Bau-
tista Porta, edición latina, contiene raros secre-
tos para inspirar el amor y para curar la impo-
tencia.
La ¡lfagie Rouge) creme des sciences occul-
tes, naturelles ou divinatoires, par l'hélléniste
Aaron.-A Paris, 1821.- Es un libro raro y cu-
rioso, impreso en papel de color de r osa.
Les \féritables Clavicules de Salomen, Tré-
sor des sciences occultes, suivies d'un grand
nombre de secrets, et notamment de la gran
Cabale dile du Papillon vert.- A Memphis,
chez A libecl<, I'Egyptien.-Obra rarísima, la
cual contiene, además de secretos para el amor,

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE A.\IOR 11

las ceremonias mágicas para evocar los espíri-


tus infernales, sacadas del valioso libro Pactum.
De todas las obras modernas que tratan de
dichos asuntos, quizá no hay más que dos que
tengan un mérito excepcional.
La primera tiene por título La Clef de la
Jlfagie Noire, del profundo ocultista francés
Estanislao de Guaita, y la segunda es la titu-
lada Los Jl!fisterios Fálicos. Un libro relativa-
mente de poca extensión, pero es, sin duda
1
alguna, el que da á conocer los más profundos
misterios de la generación, sus leyes fisiológi-
cas, psicológicas y mágicas. Su autor, Rosen
Snop, no ha querido defraudar á sus lectores,
cosa corriente en los ocultistas, callándose la
clave de la Alta Magia, pues en su libro lo dice
todo, con una claridad que sorprende. Son tan
estupendos los secretos que en este libro se
descubren, que su autor no tuvo valor para po-
nerlo á la venta, y se limitó á hacer un corto
tiraje, el cual fué r epartido entre los iniciados
que costearon la obra.
Muchos libros más de este género podrlamos
señalar, pero los que hemos mencionado son lo
mejor que se conoce, y los cuales han servido
para formar el presente.
Honradamente, pues , confesamos que LA

© Biblioteca Nacional de España


12 LA \.EXUS MÁGICA

VENUS MÁGICA. fu.TROS DE AMOR, no es una


obra original; pero también debemos hacer cons-
tar que para su confección hemos tenido que
vencer l as muchas dificultades que ofrece la
inter pretación de textos antiguos y asimismo
hemos resuelto obstáculos tan grandes como el
de hallar las obras rarísimas de que hemos hecho
mención.

He aquí el plan que nos hemos trazado al


intentar la confección de esta curiosísima obra.
La dividimos en dos partes: en la primera nos
ocupamos, aunque muy ligeramente, de la pasión
amorosa, según han escrito los más célebres
pensadores y literatos de todas las épocas y na-
cionalidades. y en la segunda part e nos propo·
nemos dar á conocer las prácticas de la Magia
Carnal) según expresión del célebre ocultista
Barón Du Potet, con la cual pueden las personas
del uno y del otro sexo y en todas edades gozar
de los infinitos placerl's que proporciona la
pasión genésica.
Además, y como apéndice, daremos á cono-
cer las fórmulas más acreditadas de los afrodi·
sfacos usados en la antigüedad y en los tiempos
presentes.

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS OE AMOR 15

Si somos, como pide el clásico, «Iitiles y


dulces» á nuestros lectores, quedarán colmados
los deseos del autor de LA VENUS MAorcA
y dará por muy bien empleados los desvelos que
su co nfección le han costado.

EL T RADUCTOR

© Biblioteca Nacional de España


© Biblioteca Nacional de España
..

..
PR IMERA PARTE

DEL AMOR

i Cuántas frases, cuántas hipérboles} cuán-


tos denuestos, cuántos ayes de dolor y de pla-
cer han determinado esta pasión indefinible
llamada AMOR!
L os actos más heroicos, así como los actos
más baj os y viles que ha cometido la Humanidad,
deben su causa, casi siempr e, á la extraordina-
ria fuerza del AMOR.
i El Amor! dulce palabra, sentimiento gene-
roso, indefinible, pasión arrebatadora, fuente
inagotable de luz y de vida ...
Ni el Arte, ni la Ciencia, ni la Política, ni
ninguna de las infinitas fases de la vida tendrían
motivo de existir á no ser por esta fuerza miste-
riosa que impele á los hombres á luchar por la
vida.

© Biblioteca Nacional de España


.. .
.

16 LA \"E:\1.:::. )IÁGICA

El Amor es, resumen y de una manera abso-


luta, el quid divinum) el alma maler que anima
el Universo, es lo Absoluto de los metafísicos,
es el punto de interrogación de la Esfinge Egip-
cia, es la Palabra Perdida de los Rosacruces, la
cual, según estos ,guardianes de la Ciencia Mfs-
tica, es la clave reveladora del Misterio de la
Vida .. .
Mas, bajemos de los altos peiiascos en que
se ciernen tales pensadores y limitémonos á re-
cordar lo que sobre el Amor han escrito los
hombres y mujeres de talento, cuya pasión les
ha abrasado el alma enamorada.
Un poeta español canta el Amor en los
siguientes términos:
El Amor es el sol primaveral que despierta
los campos, fecunda las semillas, revienta los
capullos, siembra nidos y frutas, y engalana á la
tierra de pájaros y flores.
El Amor es el dios de los milagros que des-
cubre fuentes en la roca viva y transforma las
piedras en pan, y cura enfermos y seca mares y
detiene soles, y dulcifica á los tigres y da bra-
vura á los ciervos.
El Amor es el soplo universal que inflama á
las almas grandes y todo lo diviniza.
E l Amor es el astr o dorado de nuestra exis-

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE .UICR 17

tencia que nos da calor y alientos y valor y


esperanzas, y convierte la vida en eternal
aurora.
Una sagrada lnz arde en los corazones que
nos enca nta y atrae y nos subyuga y fascina con
inefable dulzura, dándonos fuerza y grandeza.
Es la luz·del Amor.
Un poder inagotable anima todos los seres y
da verdor A los campos y tormentas á los mares
y brillantez á los soles y esplendidez j los mun·
dos y á los pechos juventud.
Esta potencia es Amor, divino padre del
universo.
Ni la luz es luz, ni la lucha existe, ni nos
place el mundo, ni la belleza es bella si no sen-
timos amor.
Cantos y r isas, placeres y besos, heroísmos
y entusiasmos, fecundidad y acci ón; tal es la
obra generosa de este dios inmortal.
Antonio Herrero

He aqui ahora cómo describe Mme. Dufres-


noy el estado del hombre enamorado:
Pasar el tiempo deseando sin saber lo que se
desea; reir y llorar en el mismo instante, sin
motivo de llorar, ni causa par a reir; temer por
la mañana y dejar de temer por la tarde; te ner
2

© Biblioteca Nacional de España


18 LA \"E~vS )!ÁGICA

derecho á quejarse; temer cuando se tendría


que estar satisfecho, y estar satisfecho cuando
se debiera temer; adorar y aborrecer su tor-
mento; espantarse é irritarse á la vez de las
trabas que se imponen; tratar ligeramente Jos
asuntos graves y gravemente las cuestiones más
triviales; mostrarse alternativamente disimulado,
sincero, trmido, audaz, crédulo, desconfiado;
temblar al verificarlo todo por temor de no
hacer bastante; ver ri vales en los que se debe
estimar; estar día y noche en guerra co nsigo
mismo: he ahí lo que se queja el hombre de
sentir cuando ama, y de no sentirlo cuando ha
dejado de amar.

Los amores, y quiero hablar de los más no-


bles, suelen extinguirse por la falta de altivez
en la mujer y por la poca delicadeza del hombre.
Aquélla pasa de la medida de la condescenden-
cia y cansa; éste traspasa la medida de las exi-
gencias y subleva. Una concien cia más cierta
del propio va ler que tiene la mujer, un senti-
miento menos fiero de su superiorid ad en el
hombre , sostendrían la armonía y prolongaría
la duración de un sentimiento que no es tan

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE MIOR 19
---------
voluble y efímero como entre nosotros se apa-
renta creer.
El hombre que posee el amor de una mujer
suele poseerlo por completo, al contrario de
una mujer que poseyendo el amor de un hombre,
no tiene de él más que una parte pequeña de su
alma. - Sra. de C. Baclti.

PENSAMIENTOS, PRECEPTOS
MÁXIMAS, CONSEJOS, ETC., SOBRE EL AMOR

El Amor es el más matutino de nuestros sen-


timientos . -***

En Amor, cuando dos ojos se encuentran, se


tutean. - A. Karr.

El Amor engendra el ocio, y el ocio engen-


<lra el Amor. - Balzac.

No hay amores inmorales cuando son since-


ros. Es más inmoral el amor fingido entre espo-
sos, que el amor secretamente practicado entre
una esposa y un amante. - A1me. George Sand.

© Biblioteca Nacional de España


LA \"EXt:S ~1..\CJCA

El Amor es el mediador del mundo y el


redf!ntor de todas las razas humanas.- Micllelel.

Amaos los unos á los otros, dijo j ehová,


y no estableció ning1ín código para el ejercicio
del Amor. - H. Lacroi.l-.

Al hombre diestro y astuto, y que no está


enamorado, le es más fácil persuadir á su que·
rida que le ama, y lograr su fin, que á otro que
se halle muy apasionado. El amor verdadero, el
que se siente con sinceridad, va siempre acom-
pañado de mil zozobras, impaciencias, dudas
y resquemores que hacen al amante poco atra·
yente á los ojos de la persona cuyo corazón
desea cautivar ; además está lleno de temores,
se abate su espíritu , deja pasar las ocasiones
más propicias para declarar su pasión amorosa,
se siente torpe, se encuentra ridfculo, y, aun
siendo el amante persona de reconocido talento,
no hace más que decir tonterías, sobre todo
cuando desea distinguirse.
Por el contrario, cuando el galanteador no-
ama, hace la corte con desenvoltura, cautiva el
corazón de la mujer con facilidad, y esto es
debido á que el amante es dueño de sf mismo.
No obstante, la mujer inteligente distingue,.

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE A~IOR 21

tardeó temprano, quién de entre sus adorado·


res la ama con sinceridad, pues la mujer, más
que el hombre, conoce el lenguaje de los ojos,
y en ellos ve, en el amante tímido su buena fe,
y en los del hombre vol uble, su inconstancia.-
Adisson.

L as leyes del A mor son divinas; las leyes


del Código que se oponen al Amor son humanas.
Stlkuntala.

El amor exclusivamente físico es una bestia·


lidad; el amor puramente platónico, una nece·
dad. El amor verdadero y sano es físico y moral
á la vez. -Señora de Lambert.

Las mujer es son sensibles, y muchas veces


reconocidas. E 1 amante que las hace algún ser·
vicio importante, y que cr een enteramente
afecto á su persona, logra enarnorarlas con más
facilidad. Es raro que ellas no entreguen su
corazón al que en ocasiones oportunas se ha
declarado· su defensor. Aprovechad todos los
momentos en que podáis ser útil á la que amáis,
y defended con ardor sus inter eses; pero cui·
dando siempre no comprometerla.
Luis de Saint-Ange

© Biblioteca Nacional de España


LA VEXUS l!ÁG ICA

El adulterio no es ningún crimen, si no una


necesidad irresistible, y sólo las preocupaciones
y el egoísmo del hombre lo han considerado
como un acto punible. Si los hombr es fuesen
más justos y si el estado social fuera más per-
fecto, no se po"ndrían diques e~<clusivos para la
mujer. - Mlle. Zinna.

No e~<ijáis nunca de la persona amada que os


declare su pasión, ni que os prometa colmar
vuestra esperanza; la que os adora sabrá hace-
ros conocer sus deseos, y á vosotros toca el
comprenderlos. - ***
Vivir sin amar es despreciar la vida.-Heine.

¡Cuán dulce es ser amado! Todos hemos


hecho esta e~<clamación, y sin embargo, si se
hablase de buena fe cada uno confesarla que
todas las inquietudes, todas las borrascas, todas
las lágrimas, todas las angustias y todos los
remordimientos de la vida le han venido de esa
felicidad tan dulce ... - Emilio de Girardin.

La boca es el trono en que residen los amo-


res y comunica directamente con el corazón.
El beso que se estampa en unos labios de rosa

© Biblioteca Nacional de España


F ILTROS DE AMOR

es el verdadero gaje que asegura la próxima


felicidad. El que tiene· la boca fresca y limpia
aventaja mucho porque convida y excita á impri·
mir en ella un tierno beso. i Y qué placer si es
correspondid o! Besar es sorber en una copa de
oro llena de néctar de Jos dioses.
Un beso, según un escritor italiano del
siglo XVII, es un aldabonazo dado en el primer
piso para que le abran en el entresuelo.
El arte de besar es un arte delicadlsimo que
todos aprenden sin cansancio. -E. Pnlisardi.

Para hacer una declaración con éxito debe


aprovecharse un momento en el cual se tenga la
seguridad de no ser interrumpido, pues al rea·
nudarla es difícil adoptar el mismo tono y hallar
en la mujer la disposición favorabl e del princi·
pio. Es tambi én de necesidad hallarse á solas
con la mujer al hacer la declaración ; ésta se
hará empezando corno si se hallara el amante
algo embarazado, con un corto silencio, procu·
rando no llegue hacerse pesado. Luego, en
forma algo incoherente, se expone el estado
de vuestra alma enamorada, y súbitamente,
como si vu estrQ corazón estallase á consecuen-
cia de un esfuerzo intenso, pintadle el amor con
los colores más vivos que os sugiere vuestra

© Biblioteca Nacional de España


r
.•

24 LA \ ' E:>i liS MÁC!CA

imaginación. Una declaración en esta forma,


y aprendidos de memoria los párrafos más
salientes de vuestro discurso amatorio, y todo
ensayado previamente en casa, y ante un espejo,
creed que obtendréis el éxito más lisonjero. '·
Tened en cuenta que en el Amor, el buen come-
diante triunfa siempre. -El caballero X.

Las declaraciones por escrito son muy difí-


ciles y peligrosas. No debe r ecurrirse á ellas
en lo posible. Estas declaraciones tienen la
grande desventaja de que pueden leerse y re-
leerse y encontrarse en ellas lo artificioso
muchas veces, y lo cursi en bastantes otras.
Una declaración por carta r equiere mucho
talento en quien la escribe, y si el amante care-
ciendo de él la copia de algün formu lario, se
expone á un ridículo despampanante. - Gerson.

El adulterio está en la mente de toda mujer


que ve á un hombre de su agrado, y en los ojos
de todo hombre que mira á una mujer que le
gusta. -***

Mis deseos estarían satisfechos si el Sexo


Femenino tuviese sólo una boca, para besar
á todas las mujeres de una sola vez. - Byron.

© Biblioteca Nacional de España


' ..
-. ' "\

.. FILTROS DE A)IOR

La continencia es la virtud de los eunucos.


No se comprende porque se da el nombre de vir-
tud á una cosa de la cual no resulta nada. -***

Dos amantes inteligentes pueden hablarse


y entenderse con el uso sapientfsimo de la mi-
rada.
Cuando dos amantes mirándose solamente en
los ojos logran decírselo todo, es que se aman
de verdad. - Cautier.

Cuando el hombre es amado debe, sin alar-


mar el pudor de una mujer y bajo motivo
honesto, proponerla una cita; si ella acepta, ya
puede atreverse á lo demás.
Las épocas y días memorables son aquellos
en que una persona escoge de preferencia para
responder á los votos de su amante. No os olvi-
déis de verla en los momentos más favorables,
y sobre todo el día de su santo; en él será más
sensible á la expresión de vuestro amor. No
la hagáis en esta ocasión regalos magníficos;
haceos amar por vuestras prendas personales
más bien que por vuestros sacrificios pecu-
niarios.
El que pretenda cautivar á la mujer prodi-
gándola su oro, no logrará poseerla sino hasta

© Biblioteca Nacional de España


26 LA YE;>;US ~IÁGICA

que otro amante, más rico y más generoso, le


ofrezca ventajas de diversa clase. - N. N.

***
El A mor es el único bien que el cielo nos ha
conced ido; es un hechizo delicioso esparcido
sobre la faz de la Naturaleza. Esta fuerza mis-
teriosa que atrae los sexos y une dos almas fun -
diéndolas en una sola, esta unión sublime nos
deja entrever la felicidad inmortal. Sí; el Amor,
adorables mujeres, sigue vuestros pasos, os
envuelve el ser en sus dulces y acariciadores
efluvios, os habla sin cesar, os hace sentir las
más inefables vibraciones de que es el alma
capaz, anima vuestros ojos, y os hiere, ¡oh ado-
rables mujeres!, para nosotros, eternos juguetes
de vuestra sensibilidad.
¡Y podríais ser ingratas á sus beneficios!
Oecidme: ¿sin este dios de los amores de qué
os servirían y cuáles ·serían vuestros atractivos?
Tendríais valor para aborrecer á aquel por quien
sois hermosas?
¡Oh, mujeres! Ángeles del hogar, amables
compañeras: obedeced los decretos supremos
del dios-Amor, y no os rebeléis contra su poder
inmenso. Consider ad que todo se ha creado en

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE .~MOR

la tierra para el Amor y por el Amor; es el dios


de nuestro corazón y del vuestro i oh, amables
mujeres! En vano afectáis ser su enemiga. ¿Os
creeríai s más felices no amando? i Ah, no! No
es posible que despreciéis la felicidad suprema.
Una sensación t ierna, un1f llama amorosa, pue-
den sólo regocijar vuestro corazón, de suyo
inflamable, y llenar sus deseos de voluptuosidad
y de indefinidas ansias. N osotros, vuestros ado-
radores sempiternos, nos rendimos á vuestras
plantas.

© Biblioteca Nacional de España


V
1

© Biblioteca Nacional de España


L;._
SEGUNDA PARTE

MAGIA CAixNAIJ

Secretos para los hombres

Para hacerse amar de una joven soliera

Procúrese obtener de la joven que se pre-


tenda enamorar un cabello largo; hágase con
él tres nudos, pronunciando al hacer el primer
nudo: Astaroth) haz que me quiera/ al segundo
nudo : Scheva) ltaz que me quiera, y al hacer el
tercer nudo, dirás: Td serás mía porque lo
quieren Astaroth y Scheva. Luego te arrancarás
un cabello y unirás los extremos de éste con los
extremos del cabello de la joven; colócate este
aro que acabas de formar en el brazo izquierdo;
y cuando tengas ocasión de tocar á tu elegida,
hazlo con la mano izquierda, procurando que tus
dedos toquen á la piel suya, y no en sus ropas.
En el acto de tocarla deberás decir mental-
mente: ¡ Ya eres mía 1 Puedes entonces reque-

© Biblioteca Nacional de España


50 LA VE:\US )lÁGICA

brarla de amores y en pocos días serás dueño de


su cora zón.
Este secreto es de los más fáciles de ejecu-
tar y los r esultados son infalibles, si el amante
pone mucha pasión en todos sus detalles.
Esta receta está sacada del famoso libro
titulado Pactum.

Para obtener los favores de una mujer casada

Arrancarás el corazón de una paloma, la


cual deberás enterrar después en un lugar
desierto; harás exactamente lo mismo con los
órganos genitales de una liebre joven, y ambos
despojos los meterás en una bolsita de seda
verde; en la misma deberán permanecer veintiún
días, expuestos en un lugar bien aireado y que
les dé el sol. Pasados estos días recogerás el
contenido y lo reducirás á polvo por medio del
fuego. Ponte en seguida este polvo en la mano
derecha, diciendo con fe y pausadamente las
siguientes palabras: «AMAPOYLFAC! Ctím-
plense mis culpables deseos. T OFTOJ.» Dicho
esto pasaráste el polvo de la mano derecha á la
izquierda, y dirás: «AMAPOYLF AC! Serán
cumplidos mis culpables deseos. TOFTOJ.»
Convidarás á la mujer casada á comer algo en

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE AMOR 51

cuya comida habrás metido la séptima parte de


estos polvos, y el sobrante los pondrás en un
ramillete de flores, y bastará que las huela la
mujer deseada para completar el efecto mágico
de dichos polvos.
o\
¡

Otro para el mismo objeto

Teniendo en cuenta que .el anterior secreto


no es fácil siempre de realizar, damos á conti·
nuación otro para el mismo objeto.
Cógese en la noche de San Juan, al dar las
doce, un puñado de hojas de verbena y d!gase,
en el momento de arrancarlas, las siguientes
palabras: Por la virtud de Scfreva, te mando
¡oh planta mágica! que Fulana de tal (aquí el
nombre de la mujer ) me ame como yo deseo.
Hecho esto, debéis ~sconderos la planta en el
pecho, que os toque la piel, é iros en seguida á
vuestra casa. Durante el camino r epetiréis las
palabras que habéis pronunciado al coger la
planta. Cuando estéis en casa, procurando que
nadie os vea, envolveréis las hojas y las flores
de verbena en un pañuelo de seda verde, nuevo,
y exponed lo todo junto en un lugar bien aireado,
durante veintitin días, como se ha dicho en la
anterior receta. Pasados estos días recoger éis

© Biblioteca Nacional de España


.....
52 LA YE Xl:S MÁGICA

el contenido y lo reduciréis á polvo, por medio


del fuego 6 por otro medio cualquiera. Cuando
habléis con la mujer casada que deseáis con·
quistar, debéis buscar algún pretexto para to·
carie las manos 6 la cara, habiéndoos antes res·
!regado las vuestras con los susodichos polvos.
Un buen pretex to. Si un dfa esta mujer se que-
jase de cualquier enfermedad 6 de un malestar
cualquiera, os ofreceréis para curar sus dolen·
cías con el remedio siguiente: Oecidla que tenéis
unos polvos milagrosos para dicha enfermedad
(la que ella os diga) y que basta ponérselos
en el pecho izquierdo, de manera que la toque
en la piel, para que sane en seguida. Ctírese
J 6 no, lo cierto será que despertaréis en ella un
amor irresistible hacia vos.
Si se presenta esta ocasión, venceréis de
una manera indudable.

Para lograr el amor de una viuda

Para lograr el amor de una viuda puede


hacerse uso de los polvos de la verbena, tal como
se ha dicho en el anterior secreto, con la sola
diferencia de que al coger la planta deben pro·
nunciarse las palabras siguientes, en vez de las
que en su lugar se dicen: ¡ Sozteb 1 Stapell,

© Biblioteca Nacional de España


J' ILTROS D E .\ .\ lOR 35

Niug is sle suem /)'O te cojo en el nombre de


Scheva para que me procures el amor de ...
(aquí el nombre de la viuda).
Empléanse dichos polvos como se ha dicho
en el anteri or secreto. Si os es posible hacerle
comer 6 beber algo en que habréis metido un
poco de dichos polvos, el efecto será más r ápido.

Para conocer si una muchacha es virgen

Tomaréis azabache y lo machacaréis hasta


reducirlo á pol vo impalpable, del cual haréis
tomar á la muchacha una cantidad de igual peso
de medio duro. Si la muchacha ha cohabitado,
aunque sea una sola vez, no podrá aguardar la
orina, y meará inmediatamente; pero si vi ve con
castidad guardará la orina más tiempo que de
costumbre. El ámbar blanco 6 amarillo produce
igual efecto, usándolo del mismo modo.

Otro para lo mismo

Este secr eto es facilísimo de usar, con la


ventaja, además, de que no hay necesidad de
que se entere la muchacha para nada. Cógese
una lagartija y se pone viva encima de una
plancha de hierro candente y quedará al ins-
3

© Biblioteca Nacional de España


l. A VE~US MÁC ICA

tante reducida á polvo. Póngase un poco de


éste en la mano y désela á la muchacha. Si no
es virgen, á los pocos momentos le darán unos
mareos y se le escapará la orina. Si es casta no
le ocur rirá nada. Secreto sacado del famoso
libro titulado Pactum.

Otro para lo mismo

Este secreto, que no lo es por ser conocido


de mucha gente, lo transcribimos aqul para com-
pletar esta colección. Además, no es infalib le,
pues se basa en una observación de orden fisio-
lógico, y puesto que se tiene como una regla
) general, tiene también su excepción.
Helo aquí: <<Cógese una hebra de hilo con la
1 cual se medirá el cuello de la muchacha; dóblese
esta medida y háganse sostener los cabos del
hilo con los dientes de la joven; extiéndese el
hilo para que forme un círculo, en el cual deberá
pasar la cabeza de la muchacha. Si pasa con
mucha facilidad la joven ha conocido varón;
pero si por el contrario le cuesta mucho trabajo,
puede asegurarse que es doncella.>>
No obstante, una niña anémica y desmir riada
podrá haber sido desflorada, y como á causa de
su miseria orgánica tendrá el cuello muy del-

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE AMOR 55

gado, la medida del hilo nos hará creer que la


muchacha es virgen. Es , pues, este medio muy
poco eficaz.

Para conocer
si una esposa es fiel d su marido

Para convencerse de la fidelidad de una


esposa sin someterla á la vigilancia de tercera
persona ni al propio espionaje del marido, cosas
ambas ridículas y de éxito dudoso, ofrecemos al
lector el siguiente secreto mágico, que sacamos
de «Les ceuvres magiques de Henri-Corneille
Agrippa mises en fran¡;ais par Pierre d'Aban»:
Arránquese el corazón de un perro vi rgen
y redúzcase á polvo y ponedlo en una bolsita de
seda. Cógese una moneda de oro y guárdese
tres días en dicha bolsa. Por la noche, cuando
conozcáis que vuestra esposa duerme profunda-
mente, salpicadle el pecho izquierdo con dicho
polvo y ponedle encima la moneda de oro. Si
vuestra mujer os es fiel , no ocurrirá nada; si
por el contrario, os engañase, ella misma, dur·
miendo, os lo dirá todo. Empezará suspirando
como si gozase en los brazos de su amante, y lo
llamará por su nombre, acompañándole de fra-
ses dulces que os lo revelarán todo. Así, pues,

© Biblioteca Nacional de España


LA YE:'\1:5 liÁCICA

no sólo conoceréis la infidelidad de vuestra


esposa, sino que conoceréis, ó sabréis al menos,
el nombre del que os ha «coronado».

Para adivinar
si una mujer tiene relaciones sc.rualcs

Si al lector le conviniere averiguar la vida


privada de una mujer, sin recurrir á los chismes
de vecindad, podrá hacer uso de este secreto :
Procúrese la amistad de la mujer para poder
frecuentar su casa, y cuando estéis en ella
haréis lo siguiente: colocad una piedra imán
debaj o de la silla ó sofá donde acostumbra sen-
tarse la señora ó señorita, ó viuda, y entáblese
con ella conversación, haciendo que recaiga ésta
sobr e el Amor. El lector, si es un poco experto,
la hará habl ar en cierto sentido, y como la
mujer estará bajo la influencia de la piedra imán,
no podrá por menos la viuda (supongamos que
sea una viuda) que decir la verdad 6 dejarla
entr ever muy claramente.
La piedra imán tiene esta propiedad, y tiene
otra más rara que conviene al lector conocer.
Si en un ángulo de una habitación que esté com-
pletamente cerrada colocáis una piedra imán,
haréis que riña n y se enfaden por la cosa más

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE AMOR 57

fútil las personas que en ella se encuentren. Por


esto, pues, para averiguar el secreto de la viu·
dita es preciso tener en cuenta esta propiedad
del imán, es decir, que si la viuda se sentara en
un ángulo de la habitación, podría darse el caso
que os dijera todo lo que deseáis saber y más de
lo que os importa.

Para adivinar si una mujer tiene relaciones


amorosas con otra mujer

El vicio llamado lésbico, 6 sea el acto anti·


natural á que se entregan ciertas mujeres entre
ellas, para procurarse los placeres del amor,
está más extendido de lo que parece. Los médi·
cos-psicólogos y hasta los meros observadores
que han tenido ocasión de tratar á algunas les·
bias, encuentran ciertos rasgos que delatan el
vicio que las aparta de los hombres.
El secreto que vamos á dar aquí pertenece
á la Magia, y, por lo tanto, el lector que haga
uso de él, verá en seguida con claridad lo que
á los hombres de ciencia y experiencia les cuesta
grandes esfuerzos.
Si tenéis alguna duda acerca de una mujer
que se presenta arisca á los galanteos varoniles,
haréis la siguiente prueba :

© Biblioteca Nacional de España


1

LA VEl\liS )IÁGICA

Si sois casado y dudaseis de vuestra mujer,


haced lo que se explica en el secreto titulado:
Para conocer si una mujer es fiel á su ma-
rido, y os dará el mismo resultado. Si tratáis de
conocer otra mujer á la cual no podéis aplicarle
el secreto aludido, haréis uso del que sigue :
Tomaréis de sperma viris fmmanae una can-
tidad aproximada á la de una cucharadita de las
de café; la haréis secar al horno, y os dará por
resultado una pasta dura amarillenta. Encerrad
esta pasta en una bolsita de seda verde, y expo-
ned! a á los rayos lunares durante veintiún días.
Incontinenti perfumaréis la bolsita con los per-
fumes gratos á Venus"'· Hecho todo esto, saca-
réis la pasta y la reduc iréis á pol vo, haréis uso
de él en la siguiente forma: Echaréis con disi-
mulo sobre la mujer sospechosa los polvos indi-
cados, de manera que le vayan á caer encima
la piel. Si la mujer tiene el vicio lésbico, sentirá
desvanecerse, ser á presa de un fuerte vahído,
perderá el color, sobre todo los labios se le
pondrán blancos y de su boca le saldrán abun-
dantes espumarajos. Nada de esto le ocurrirá
si la mujer no tiene el vicio feo que se ha des-
crito.

* Vlo!nsc ni final de esro Segunda parte.

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE ii~IO!l 59

Para que una mujer sea siempre fiel


á su marido

He aquí un secreto que hemos hallado en


diferentes gri morios de hechicería antiguos
y modernos: «Procura obtener de tu mujer siete
cabellos largos; quémalos después, y, recogida
su ceniza, la esparcerás sobre el lecho, un sofá,
ó un mueble á propósito, que previamente habrás
untado con miel pura de abejas. Luego consu-
marás el acto sobre dicho mueble, y puedes
est ar seguro de que, desde aquel momento, des-
deñará los galanteos de otro cualquier hombre,
por caprichosa que haya sido tu mujer.»

Otro secreto para lo mismo

En un libro latino de Albertus Atagnus, titu-


lado De secretus mulierum, sacamos el que
sigue :
«Poniendo un diamante sobre la cabeza de
una mujer dormida, se conoce si es fiel 6 infiel
á su marido, porque si es infiel se despierta en
seguida, sobresaltada y de mal talante, y si por
el contrario es casta, abraza á su marido con
ternura.>>

© Biblioteca Nacional de España


40 LA VEXliS l!ÁGICA

Otro para lo mismo

«Tomad el prepucio de un lobo, el pelo de


sus ojos y el que tiene debajo de su boca; redu-
cidlo todo á polvo por medio de la calcinación,
hacedlo ingerir, mezclado en la comida, á la
mujer, sin que ella lo sepa, y entonces podréis
aseguraros de su fidelidad.»

Otro

«El tuétano de la espina dorsal de un lobo


produce el mismo efecto.»
Este secreto y el anterior están sacados de
un librito titulado: Sccrels mervcillcu.t· de la
Magia naturelle et cabalistique da Patit Albert.

Para atraerse
la simpatía de todas las mujeres

Para hacerte simpático de todas las mujeres


debes llevar encima, y que te toque la piel del
pecho izquierdo, una bolsita de seda verde que
contenga lo siguiente: el corazón de una paloma
y los ojos de un gato, todo puesto á secar, y
reducido á polvo. Hay que advertir que este

© Biblioteca Nacional de España


·. FILTROS DE A~I O R 41

filtro debe prepararse en un viernes de prima-


vera ó en el solsticio de verano.

Para reconciliar á dos amantes

Cuando un amante ha reñido con su novia,


ó viceversa, y desea hacer las paces, tiene que
hacer lo que sigue: hallarás en los riñones del

' milano una piedrecita; ponla en los manjares


y convida á comer de ellos á la persona des·
afecta, y volveréis á disfrutar de una dulce
amistad y de un amor duradero.

Otro para lo mismo

Si por la misma razón de estar r eñidos no te


fuera posible convidar á la persona de quien
solicitas recuperar su amor, puedes hacer uso
del secreto siguiente :
Tomarás la piedrecita que se encuentra en
los riñones del milano, un huevo de abubilla
y un manojilo de mejorana silvestre; ponlo todo
junto en un almirez de barro, que no haya ser-
vido, y macháquese bien. Lo que resulte debes
exponerlo veintiún días á los rayos de la luna,
pasados los cuales reducirás á polvo el conte-
nido y podrás servirte de ello en la forma

© Biblioteca Nacional de España


42 L A YEXUS ~.\CIC.\

siguiente: Irás en busca del amante que te


rechaza, y cuando le encuentres le llamas por
su nombre en voz alta, le tirarás un puñado de
dichos polvos, y en voz baja dirás: ¡Por Scheva,
quiero que me ames!
Y te amará, porque este secreto lo he pro-
bado yo mismo.

Para triunfar de un rival

Si sois dos ó más los que pretendéis enamo-


rar ó seducir á una mujer, ya sea soltera, casada
6 viuda, y quieres vencer á tus rivales de una
manera brillante, harás lo que ahora voy á de-
cirte: Procurarás, por los medios que estén á tu
alcance, obtener de la mujer deseada un cabe-
llo, con el cual harás tantos nudos como sean
tus rivales, diciendo en voz baja al hacer cada
nudo el nombre y apellido de cada rival. Luego
tirarás este cabello encima de una pequeña
hoguera alimentada por hojas de laurel-cerezo,
de hojas y flores de verbena y ramitas de mejo-
rana. (Todas estas plantas se habrán hecho
secar previamente cuarenta y cinco días á la
luz del sol.) Y en el instante mismo de tirar el
cabello al fuego dirás tres veces, en voz alta:
¡ Cur ed cos Neuq! ¡ Cur ed cos Neuq 1¡ Cur ed

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE A~IOR 45

cos Neuq! Por Scheva) pfdote que destru¡•as


de una manera absoliJta el poder de mis riva-
les. Desde este momento, puedes estar seguro
de que tu elegida no hará caso de ningún otro
hombre que no seas !tí.

Para que los mancebos p viudos


vean en sueños la mujer con quien se casarán

Tomarán coral pulverizado y piedra imán,


también reducida á polvo, y desliarán ambas
cosas en sangre de pichón blanco, con Jo cual
forTTJarán una pasta, que luego envolverán en un
pedacito de tafetán azul celeste, y lo colgarán
del cuello con una cinta de seda del mismo
color, acostándose con ello, colocando debajo
de la almohada una ramita de mirto, pronun·
ciando la oración siguiente: Kirios clementis-
sime) qui Abraham servo tuo detisti u.l'O·
rem,· Saram el filios ejus obedientissimo, per
admirabile signum, indiscuti Rebecam u.l'O·
rem; indica mi/u' servo tuo quam nuplurus
sim raorem.
Hecho esto, se ,acostarán, y una vez dormi·
dos, verán en sueños lo que desean saber, y si
no diera resultado á la primera vez, repetirán la
operación en las noches de los tres viernes

© Biblioteca Nacional de España


44 LA VEXUS )IÁC ICA

siguientes; y si tampoco obtuvieran la visión


reveladora, pueden estar seguros que no han de
casarse nunca.

Para hacer bailar á una mujer desnuda

Este secreto, que á decir verdad, no he que-


rido ensayar nunca, lo hallo consignado en casi
todos los grimorios de Magia negra, así latinos,
como franceses, italianos y españoles, y así en
los más antiguos como en los más modernos tra-
tados de Goecia. El secreto para hacer bailar
á una mujer desnuda es como sigue: En la noche
de San Juan, al dar las doce, cógense tres hojas
de nogal, tres matas de mejorana, tres de mirto
y tres de verb~na; hágase secar todo á la som-
bra, redúzcase á polvo y échese un poco encima
de la mujer á quien se desea ver danzar de una
manera tan ... jovial.

Secreto fácil para hacerse amar

Este secreto lo mismo sirve para el hombre


que para la mujer.
Para hacerse amar de una persona basta
escribir, con sangre propia, en un pergamino
virgen, las poderosas palabras siguientes: Sator,

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE A)IOR 45

Arepo, Ten el, Opera , Rotas ~ . }ah, }ah,


}ah, En am, }ah, }ah, }ah, f{etfrer, Cfrokmalr,
Bina!t, Tedula!t, Teburafr, Tiplteretll, Nctzalr,
Hod,jesotlr, Malkout, Abrallam, Isaac, jacob,
Slwdrac, Jl1cshach, Abednego... Venid todos
á ayudarme en mi empresa amorosa.
Se llevará siempre este pergamino encimo,
en el lado izquierdo del pecho, procurando que
la parte manuscrita toque la piel. Al escribir l as
palabras misteriosas arriba indicac!as, es preciso
hacer uso de la pluma de auca*.
Hecho todo esto, bastará hacer aceptar por
la persona elegida un objeto cualquiera.

SECHETOS V ARIOS
DEL

"PEOUEl"!O ALBEHTO"

Como no hay nada más natural en el hombre


- \
que amar y hacerse amar, empezaré la abertura
de mi Pequeño Tesoro por los secretos que con-
ducen á este fin, sin entretenerme en invocar
á Venus y á Cupido, que son las dos divinidades
dominantes sobre esta noble pasión del hombre.
• Vénse al flnnl de esta Segunda parte.

© Biblioteca Nacional de España


LA YEXl.:S lL{GJCA

DEL HIPPOMANÉS

Se halla frecuentemente en la frente del


pollino y de la yegua un pedazo de ca rn e que es
de una maravillosa utilidad en asuntos de amor.
Si se obti ene este pedazo de carne, que los an-
tiguos lliunar on Hippomanés, y se hace secar
dentro de un horno, llevándolo luego encima,
y procurando hacerse tocar por la persona que
se desea ser amado, se conseguirá.
Si se puede tener la facilidad de hacer comer
de dicha carne la cantidad de un guisante mez -
clada en algun vi no 6 e:- un guisado, el efecto
será nlllcho más r ápido.
Como el viernes es el lía consagrado á Ve-
nus, que preside los mi~tuios del amor , ser á
bueno hacer esta exp eriencia en dicho dfa.

Otro secreto para el Amor

En un viernes de primavera sáquese una pe-


queña cantidad de vuestra sangre (cosa de una
cucharadita), y añádesele otra cantidad igual
de semen propio ey aculado el mismo dia; junto
á esto pondréis l os testículos de una liebre y el '
hígado de una paloma. Esta extraña mescolanza

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE AliOR 41

ha de reducirse á polvo, poniéndola antes en


un pucherito de barro, que no haya servido, para
hacerla secar en un horno.
Para cautivar á una mujer basta hacerle t n·
gullir, en una for ma ú otra, un dracma escaso
de estos polvos. Es infalible.

Otro para el Amor

.Mantente castamente en cuerpo y espíritu


durante seis días, y el séptimo, que deberá ser
viernes, come y bebe alimentos excitantes, y
cuando sientas sus efectos, procura tener tuia
conversación, aunque s~ frívola, con el objeto
de tu pasión, y hazlo de modo que puedas mi·
rarla fija mente en los ,Jjos ~ólo por espacio de
un Avemaría. Los ra¡)l<li> que saldrán de los
tuyos serán vehículos poderosos del amor que
penetrarán hasta el corazón, haciéndose irresis·
tibies.
Como es muy difícil lograr de una doncella
honesta que mire fijamente á un hombre, se la
puede obligar á ello por medio de una estrata-
gema ingeniosa, como la siguiente: Se la dice,
bromeando, que se ha descubierto un arte de
adivinar por la inspección de los ojos, si debe
uno casarse dentro de poco, si se vivirán muchos

© Biblioteca Nacional de España


48 LA VENUS )JÁGICA •

años, si la felicidad nos espera, ó alguna otra


cosa que pueda despertar su curiosidad. Este
secreto es infalible.

Otro para el Amor

Procurate una sortija de oro, guarnecida de


un pequeño diamante, que no haya sido llevada
desde que salió de las manos del artífice; en-
vuél vela en un pedacito de seda y llévala durante
nueve días y nueve noches, entre camisa y
carne, por la parte del corazón. El noveno día,
antes de salir el sol. grabarás con un punzón
nuevo en la parte interna de la sortija la palabra
SCHEVA. Después procura obtener tres cabe-
llos de la persona de quien se desea ser amado,
y los ligar ás con tres de los tuyos, diciendo:
«Oh, cuerpo! pudieras tú amarme ta n ardi ente-
mente como te ama el mío, mediante la virtud
eficaz de Scheva.»
Habiéndola envuelto en la t ela de seda, la
llevarás de nuevo sobre tu corazón otros seis
días, y el séptimo desenvolverás la sortija, sepa-
rarás los cabellos enlazados en la misma, y harás
de modo que te la admita la persona amada.
Toda esta operación debe hacerse antes de salir
el sol y en ayunas.

...
© Biblioteca Nacional de España
Fll.TIWS DE A~ I O R 49

Otro para el amor

El corazón de una golondrina y tres gotas de


sangre del operador , mezclado todo y reducido
á polvo, es un filtro poderoso, cuando es pro-
porcionado con el vino ó con un licor cualquiera.

P.zra que el ámor que liemos inspirado á una


mujer no disminuya ni se enj'rlc

Como el hombre no se contenta en inspirar


un amor pasajero , sino que por el contrario ,
desea que éste vaya en aumento y se haga cada
día más indisoluble, vamos á darle á conocer un
secreto infalible para obtener la estabilidad amo-
rosa en la mujer que se desea .
Para que el amor que hemos inspirado á una
mujer no disminuya en lo más mínimo, sino que
aumente cada ella más, es preciso tomar tuétano
de lobo, del cual se formará, añadiéndole ámbar
gris y polvos de ciprés , una pomada; la cual
llevará encima, en un bote artístico, para darla
á olfatear de vez en cuando á la mujer escogida.
Es natural que el amante deberá valerse de
algún ingenioso pretexto par a convencer á la
dama á que huela el bote.

© Biblioteca Nacional de España


50 LA \'EXt:.S M.I.C ICA

Para apagar los ardores amorosos


en la mujer

Si tuvieses la desgracia de poseer una esposa


6 una amante ·en exceso lujuriosa y deseares
apagar el fuego devorador en que ella se con-
sume, con riesgo de su propia salud y de la
tuya, harás lo que sigue:
Si la mujer fuese viciosa de naturaleza y no
deseara por ningún concepto modificar su modo
de vida, será preciso proporcionarle, sin que
ella lo advierta, una pócima mágica, como la
que á continuación daré, mas, si se tratara de
una mujer juiciosa y fuese ella misma la intere-
sadlf en aplacar su natur aleza C{ilida, lo mejor
será, en este caso, acudir á la ciencia médica,
y ésta le proporcionará las aplicaciones adecua-
das de un excelente anafrodisiaco, como el
bromuro de alcanfor, por ejemplo.
Vamos, pues, á dar á conocer la pócima
mágica prometida para atemperar los deseos
venéreos:
<<Redúzcase á polvo el miembro genital de
un toro y dé el peso de un escudo de este pol vo
en un caldo compuesto de ternera, verdolaga
y de lechuga á la muj er demasiado ansiosa por

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE A~IOR 51

los goces de Venus, y no será más importunado,


por el contrario, que sentirá de día en día más
aversión al acto generativo.» Secreto sacado de
Alberto el Grande, edición latina.

Otro secreto para lo mismo) mucho mds fticil

T omarás polvos de ágata y los echarás en


una vasija, en la que habrás puesto en ebulli-
ción una cantidad de agua y otra de hojas de
laurel cerezo. Déjalo todo en el fuego por espa-
cio de un cuarto de hora, retíralo después,
y úsese el mismo día. Basta proporcionarle á la
mujer ardorosa una cucha radita de esta agua
mezclada con el vino tí otra bebida.
Creo innecesario advertir que la mujer uo
debe sospechar nada.

AFRODISÍACOS MÁGICOS

Los afrodisiacos son unos preparados para


excitar las naturalezas gastadas, despertar los
apetitos venéreos dormidos ó duplicar las fuer-
zas viriles en el hombre. Esto, como se com-
prende, es altamente perjudicial á la salud del
individuo; por eso solamente va mos á reprodu-

© Biblioteca Nacional de España


52 LA YE~US MÁGICA

cir tres recetas de las de más efecto entre las


conocidas como benignas.
Antes quer emos advertir que hay afrodisia·
cos mágicos y afrodisíacos farmacéuticos. Los
que van á continuación pertenecen al primer
grupo. De los otros daremos á conocer algunas
recetas al fina l de este libro.

Si el hombre no se muestra vigoroso en el


altar del Amor, se expone necesariamente á dis·
gustar á la mujer que se ofrece al sacrificio
venéreo, y por lo tanto lograr que se extinga la
pasión amorosa que antes hablamosle desper·
tado. Para no ene' · : en tan triste como
ridfculo caso, el hon. , antes de entrar en
acci6n> deberá hacer ust del bálsamo siguiente,
cuyos efectos son experimentados por el mismo
que estas lineas escribe:
Se toman en proporciones discrecionales
ceniza de estelión, aceite de coranzillo y alga-
lia, y con estos ingredientes fórmase un bál·
samo, con el cual se untarán la espina dorsal en
tota su longitud, los testículos y las extremida·
des de los dedos de los pies.
Este unto debe hacerse una hora, poco más

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE A)IOR /

6 menos, antes de entrar en combate, del cual


ha de salirse victorioso.

La pomada co mpuesta de médula de macho


cabrío, que sea joven, ámbar gris y algalía pro-
duce el mismo efecto que la pomada anterior.
Con ésta sólo hay que untarse el glande minutos
antes del acto sexual.

Pónganse en infusión durante seis días los


componentes que siguen : hierba buena; langosta
de mar, hecha á 1'"-lacitos; un apio machacado,
~. :.. ¡' ,
dos alcachofas, hoj. • :!rbena, y los testícu-
los de un macho e~. ·' ,'~ j oven. Se hará hervir
esta infusión un par· de horas, fíltrese; déjese
luego tres días al inilujo de los rayos de la luna,
en cuarto creciente.
Este poderoso afrodisíaco se usa de la ma-
nera siguiente: tómese una cucharada grande
de este licor mezclado con tres cucharaditas de
miel de abejas, media hora antes de entregarse
á la lucha, y se saldrá victorioso.
Es probado.

© Biblioteca Nacional de España


54 LA n::~US ~lÁGICA

Secretos para las mujeres

Para hacerse amar de un joven soltero

Procura, amable lectora, obtener de tu galán


un objeto que haya llevado mucho tiempo enci-
ma, como un pañuelo, una corbata, una petaca,
un corta plumas, etc. Cuando lo tengas en tu
poder harás lo siguiente: Por la noche, al acos-
tarte, colócate dicho objeto en el centro de los
pechos, piensa intensamente con tu amado hasta
que te duermas. Esto lo harás, por lo menos,
nueve noches seguidas. Luego tomarás una parte
pequeña del objeto co1~ el cual has dormido y lo
quemarás en un viernes, al salir el sol. Guarda
las cen izas, y cuando tengas ocasión procura
hacerlas deslizar en su cuerpo, e:> decir, que se
pongan en contacto con la piel del hombre que
se desea. Si esto no te fuera posible, procura
hacérselas tocar cuando os deis la mano.

Otro secreto para obtener el amor


de un hombre soltero
Coge tres cabel los, y si no, tres pelos del
bigote 6 de la bar ba (es indiferente), del joven
que se desea hechizar; arráncate tres cabellos

© Biblioteca Nacional de España

i
FILTROS DE AltOR 55

largos, los más próximos á la nuca, y amídalos


con los otros tres de esta manera : cogerás pri-
meramente un pelo del hombre, y á continua-
ción le anudarás un cabello tuyo, luego amida le
otro pelo del hombre y á seguida, un cabello
tuyo, y así sucesivamente hasta formar un solo
cabel lo largo, el cual UN IRÁS EN SUS EXTREMOS.
Al hacer el primer nudo dirás: Astnrotll j al
hacer el segundo nudo dirás Scllevn, y así suce-
sivamente irás alternando los nombres de estas
dos potencias hasta el último nudo. Advirtiendo
que al UNIR LOS EXTRE)\OS DEL CABELLO dirás:
«Tú serás mío, fulano de tal, porque lo quieren
Astaroth y Scheva. » Y ahora te digo, i oh joven
hechicera !, que al hacer los nudos, procures
poner en ello toda la fuerza de tu alma.
Si así lo haces, para obtener el amor de tu
elegido, sólo tendrás que ponerte en el brazo
derecho, á modo de br azalete, el f iltro descrito,
y tocar con la mano derecha la cara ó las manos
de tu elegido.

Para conquistar el esposo de otra mujer

En un viernes de primavera arrancarás el


corazón de un pichón y las part es sexuales de
una liebre joven ; me terás ambos despojos

© Biblioteca Nacional de España


56 LA \"EiiUS MÁC ICA

en una bolsita de seda verde, la cual debe


llevarse seis días colgada en el cuello, yendo
á parar encima del corazón de la mujer que la
lleve. Pasados estos días se expondrá la misma
bolsita á los rayos de la luna por el término de
nueve días. Llévese otros seis días la bolsita
colgada en el pecho; luego reducirás á polvo el
contenido, poniéndolo sobre una plancha de
hierro candente.
Al marido que quieres hacerte tuyo le con·
vidarás á comer un guiso cualquiera, en el que
habrás puesto la séptima parte de dichos polvos .
En el momen to de echar los polvos en la
comida, dirás con toda la fuerza de tu volun·
tad: «i Amapoplfac 1 Cúmplanse mis deseos !»

Para enamorar f uertemente á un vtitdo

Si quieres enamorar fuertemente á un viudo,


lo lograr~s con mucha facilidad haciendo lo que
sigue:
Un viernes por la noche te dirigirás á un
lugar donde haya un manzano que esté bañado
por los r ayos de la luna y cogerás, sin escoger,
una manzana. Vete en seguida á tu casa y graba
en el fruto las palab r~s siguientes : PELL ~
ALMA ~ AGIF ffi BASY ffi SAR ffi QOL ~

© Biblioteca Nacional de España


l'ILTROS DE AMOR 5i

SEU ffi 08. Para grabar estas palabras te ser-


virás de un punzón bien fino hecho de madera.
, Una vez hecho lo que antecede, envuélvese
la manzana en una bolsita de seda verde, expón-
gase nueve días (t los rayos del sol y nueve
noches á los de la luna. Hágase secar después
en un horno, r edlizcase á polvos y métense des-
pués en una botella de vino ó de licor, pr~nun­
ciando las palabras siguientes : «i Oh, Scheva!
Haz que esta bebida tenga la virtud que yo
quiero que tenga.» Y al tapar la botella dígase
en voz baja: « iAmapoylfac! ¡Se cumplirán mis
deseos!»
Si has puesto toda tu fe en esta operación ,
el filtro no fallará, pues Scheva te habrá escu-
chado.

Para saber si un marido es fiel á su mujer

Si una esposa duda de la fidelidad de su


marido y desea co nvencerse de la verdad, no
tiene que hacer más que lo siguiente:
Cuando vuestro marido se halle dormido
profundamente, co locadle encima del pecho una
llavecita de oro (la cual habréis llevado encima
del vuestro por espacio de nueve días); decidle
en voz muy baja y al oído las siguientes palabras

© Biblioteca Nacional de España


58 LA \"E:\I.:S ~IÁGICA

kabalisticas: «Kadmon, Kether, Folyac, ChaoS»,


y en voz un poco más alta, dirás: «Dime, esposo
mfo, cómo se llama la mujer que me ha robado
tu corazón. »
Si vuestro marido os es fiel no contesta rá
nada, mas si por el contrario, os engañara , dirá
el nombre de la mujer vuestra rival.
Este secreto, tan fácil de ejecutar, es infa-
lible.

Para que un marido sea siempre fiel


á su mujer

Dice Alberto el Grande que esto 1("1 'rá


la mujer que haga llevar 1cima l1 Sil n.. io,
sin que éste lo sepa, un pedacito de cuerno de
ciervo .

Para hacerse amar e.rtrnordinariamente


por su marido

Pro. írale un pedazo de pergamino virgen,


y dibuja en él dos circunferencias concéntricas;
~n el espacio comprendido entre las dos lineas,
escribirás con sangre de tus venas, sacada en
un viernes de primavera, por la mailana, las dos
palab:·as misteriosas siguientes: MuROGANSIP
'l

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE AMOR 59

ffi MuRONOX. Perfuma este talismán con el


perfume de Venus, y puedes servirte de él,
colgándotelo en el cuello, sin que tu marido lo
advierta.

Para atraerse la simpatía de todos


los hombres 1' triunfar de todas las rivales

Si tú, amiga lectora, fueses de aquellas mu-


jeres caprichosas y deseares conquistar á los
hombres al por mayor, voy á revelarte un se·
creto relativamente fácil de ejecutar y de resul-
tados tan ciertos como maravillosos.
F erás las partes sexuales de una liebre
y la! ..ducir{IS á pol · y harás lo mismo con
los ojos de una paloma. Ambos despojos los
meterás en una bolsita de seda verde, la cual
deberás llevar colgada en la cintura, de manera
que venga á caerte sobre 1a sínfisis pubiana
6 sea un palmo (aproximadamente) más abajo
del ombligo.
Esta bolsita debe ser preparada en .ernes
y perfumada con los perfumes de Venus.
Si te presentas en una reunión donde haya '
muchos hombres y mujeres, podrás observar los
efectos de este secreto, pues tu serás IR r eina
de aquella reunión; todos los hombres se dirigí-

l
© Biblioteca Nacional de España
60 LA \'E X!iS ~lÁGICA

rán hacia ti, haciendo bien poco caso de las


demás mujeres, por guapas que éstas fueren.
Igualmente si deseares algún hombre y éste
tuviera ya su esposa ó su querida, bastará que
ttí le mires con voluntad de conquistarlo para
que deje de amarla.

Para tinpedir que se duerma 1111 marido

Si te conviniese alguna noche que tu marido


no se durmiera, lograrás tu intento con suma
facilidad: ponte debajo de la almohada un ojo
de golondrina, y no se dormirá mientras tú no se
lo saques.

Para conocer una joven qué hombre fe tocará


en matrimonio

Dice un tratado de Magia negra: Váyase,


á media noche, á un aposento apartado en el
que debe haber preparados dos espejos iguales,
colocados uno frente de otro y alumbrados por
dos velas de cera. Siéntese y pronuncie en alta
voz, por tres veces: Kto> enop> sonnjop; kto>
mop> viajnoy> tot pokaietsia ninie.
Dirija, después de esto, su vista á uno de
los dos espej os, que por medio del ref lejo de

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE -~:IIOR 61

uno y otro presentan una serie de ellos. Su vista


debe fijarse en un espacio lejano y el más obs-
curo, en donde se verificará la aparición.
Como quiera que las palabras misteriosas
arriba indicadas son de difícil pronunciación
(pertenecen á la Gcetia slava ), hemos creído
dar la traducción kabalística neojudaica, que
es mucho más fácil de pronunciar, y da los
mismos resultados, si la mujer la repite con la
verdadera fe que es menester.
He aquí la traducción: Lucia, Sto[, Lub,
Salem, Sadil.

Para hacer ver á las muchachas !' viudas


el marido que tendrán

Las que deseen hacer esta prueba tornarán


una ramita de álamo blanco, á la cual atarán
sus medias con una cinta de hilo blanco, y lo
pondrán todo debajo de la almohada, y al acos-
tarse se untarán las sienes con un poco de san-
gre de abubilla, recitando fervorosamente la
siguiente oración: Kirios clementisseme, qui
Abralf(lm servo tuo detisti u.t·orem; Saram ol
filio ejus obedientissimo, per admirabilem
signum, indicusti, Rebecam u.rorcm indica
mihi anci/lae tuac, quem sim nuptura virum,

© Biblioteca Nacional de España


62 LA VENUS )I ÁGICA

per ministerium tuorum opirituum Balideth,


Aisiabi Abumalith. Amen.
Al día siguiente, al despertarse, procurarán
acordarse de lo que habrán visto en sueños
durante la noche; y si no han visto ninguna
aparición de hombr e, repetirán la operación en
las noches de los tres viernes siguientes, y si
en estas tres noches no han obteni do tampoco
ninguna visión de hombre durante el sueño pue-
den estar seguras que no se casarán.
La s viudas pueden hacer esta prueba lo
mismo que las doncellas, con la única diferencia
que deberán acostarse al revés, esto es, colo·
cando la almohada á los pies de la cama.

Para asegurarse una muchacha de si su novio


se casar á con ella

Hágase un enrejado con ramas de laurel


entrelazadas, y póngase en la cabecera del
lecho de la joven, sin que ésta lo sepa.
Al día siguiente se le pregunta qué es lo que
ha visto en sueños, y si contesta haber pasado
por debaj o de un arco formado por ramas de
árboles entrelazadas, es señal infalible de que
se casará dentro de breve tiempo.
Como se comprenderá, la muchacha que

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE .\~IO R 65

desee hacer esta experiencia, deberá encargar


á otra persona que le prepare todo lo que se ha
indicado, procurando no enterarse la interesada
qué noche tendrá lugar la experienci a.

Fara promover las r eglas d,e una mujer

Basta hacer orinar tres noches seguidas


sobre la tierra r ecientemente removida por un
topo. Secr eto sacado del precioso libro mágico
titulado Pactum.

Para remeda r la virginidad perdida

Si una muchacha ha cohabitado una 6 varias


veces sin haber llegado á la relajación de los
órganos genitales, puede fácilmen te aparenta r
ser virgen en tal manera que engañará al médico
y á la comadrona más expertos.
Tomad media onza de tierra de Venecia , un
poco de leche de hojas de espárrag os, un cuarto
de onza de cristal mineral (puesto en infusión
con zumo de limón 6 de ciruelas verdes) , la
clara de un huevo fresco y un poco de harina de
cebada. Con estos ingredientes formar éis una
pastilla afectando la forma cónica, la que debe-
rá introducirse en las partes sexuales de la

© Biblioteca Nacional de España


..
64 LA VE:>CS )IÁGIC,\

muchacha desflorada, después de habérselas


lavado con leche tibia de cabra y untado con
pomada blanc-rhasis ó bien con cold-cream.
Practíquese esta operación cuatro 6 cinco veces
mediando, entre una y otra vez, el término de
ve inticuatro horas.

Otro secreto para restablecer la virginidad

El agua de magarza (matricaria) destilada


con zumo de limón, é introducida por medio de
una jeringa en las partes sexuales de la joven,
previamente untadas con una de las dos pomadas
que se dicen más arriba, se obtiene el mismo
resultado, si se practica esta receta durante
algunos días seguidos.

Otro para lo mismo, mucho más fá cil


Si la joven que desea aparecer virgen se ha
entregado al coito una sola vez 6 muy pocas
veces, podrá lograr su intento con mucha facili-
dad. Lávese todas las mañanas las partes sexua-
les con agua tibia en la que habrá echado una
cantidad discrecional de alumbre de roca. Prac-
tíquese este lavado durante algunos días, y la
muchacha quedará más estrecha que antes de
perder el pudor.

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE A>JOR 65

Para que una mujer alumbre sin dolor

La lengua del camaleón atada sobre el vien -


t re de una mujer que vaya de parto hará que dé
á luz sin sentir los dolores que acompañan este
trance. Otros aseguran que se logra el mismo
fin presentando á la mujer una vibora.

Para curar los retortijones que íc1s mujeres


padecen antes ó después del parto

Tómense parles iguales de caracoles rojos ó


de romero, desmenúcense bien y métanse cua-
renta días en estié~col de caballo, dentro de una
cajita de plomo bien cerrada, y se obtendrá un
aceite; póngase éste en una vasija de barro
bien tapada y expóngase inmediatamente al sol.
Este aceite, aplicado en el vientre, cura los
mencionados retortijones.

Para hacer desaparecer las arrugas


del vientre de la mujer que ha parido mucho

También se obtiene con dicho aceite otro


maravilloso efecto, pues untándose con él el
vientre arrugado las mujeres que han parido
5

© Biblioteca Nacional de España


'

66

varios hijos, es muy cierto que en pocos días la


piel se les volverá á poner tan lisa y tersa como
si aun fuesen doncellas.

Para quitar la potencia viril á 11/Z hombre

Toma una luciérnaga, en estro; aplástala en


la mano y frota con ella la nuca del hombre que
desees hacer impotente. Aplica en esta opera -
ción todos los cinco sentidos, como se dice vul-
garmente, y obtendrás el fin apetecido.

Para devob•er á un hombre su potencia


perdida

Cógese la grana de lempaza y macháquese


en un almirez de mármol. Aiiádese después el
testfculo izquierdo de un macho cabrío de cuatro
años, y un pellizco de polvos resul tantes de los
pelos del lomo de un perro, cortados en el día
primero de novilunio y quemados siete días
después.
Todo esto se pondrá en infusión en un frasco
á medio llenar, de buen aguardiente, dejándolo
todo destapado durante veintitín días, exponién-
dolo á la influencia de las estrellas. Pasado éste
plazo, se pondrá á cocer hasta que la mixtura

© Biblioteca Nacional de España


•' .
FILTROS DE AMOR 67

quede reducida á consistencia de papilla espesa,


y entonces se ailaden dos gotas de esencia de
menta. Flltrese , y el liquido resu l tante se fro·
tará sobre las partes genital es del hombre
impotente, y curará.

Para dejar de amar á un hombre

Si una muj er se hallase intensamente enamo·


rada de un hombre y comprendiese, no obstante.
que es indigno de ser amado por ella, y quisiera
dejar de amarle, no lo lograría seguramente,
pues los lazos del amor son muy fuertes, y para
ro mperlos hay que acudir á los secretos mágicos.
H e aquí uno, que copio del famoso Libro de
San Cipriano: Contra el amor. - Un lunes,
cuando la luna esté en menguante, luego que el
gallo con su canto haya ahuyentado los demo·
ni os de la noche, salid de casa y dirigíos al borde
de un riachuelo , de un est anque 6 del mar;
echad en el agua tres florecita s de verbena, una
• á una, diciendo cada vez en voz baja, al tirar la
primera flor : On Alem Ape/1 Sar Yam Sem . Al
tirar la segunda: On Uqtitv Silo/me Sem (y al
t irar la tercera ): Uetle Nsip Yoga iJ!Ial ~ Ave
Ano.r Otson Narac Yam Sem. La cruz indica
que debe per signarse ant es de concluir la invo·

© Biblioteca Nacional de España


' 68 LA VENUS :MÁGIC A

cación. Terminada ésta, recogerás las tres


flores de verbena y las pondrás en una botella,
frasco ó vaso, que llenarás de agua, sacad a del
mismo Jugar donde habrás hecho la operación ya
descr ita. Volveos á casa antes que · el gall o
cante, y ya en ella, añadiréis á la redoma tres
cucharadas de miel, r ecogi da en otoño, y expo·
nedlo todo, por espacio de trece noches, á la
influencia de las estrellas. Durante este tiempo
ayunaréis y os abstendréis de tomar licores fer·
mentados, vinos, etc.
Una vez hecho todo esto harás uso de este
filtro en esta forma: Tomarás de él, en ayunas,
tres gotas; os lavaréis, con él, la frente, el
pecho y las manos, y á continuación os dirigiréis
al hombre que deseáis aborrecer, y quedaréis
asomb rada ante el efecto rápido del f iltro, pues
en el mismo momento que os hallaréis frente á
frente, disputaréis y quedaréis reñidos para
siempre.

© Biblioteca Nacional de España


FILTRO S DE A)IOil 69

LOS SORTILEGIOS DEL AMOR Y DEL ODIO

Nuestros queridos ~mig'>s Alfredo Nicéf oro


y Escipión Sighele, jóvenes é ilustrados antro-
pólogos, acaban de publicar un libro muy intere-
sante sobre la vida delict uosa en Roma, y, como
era natural, no se les olvidó dedicar un capítulo
á la Streg a (bruja ), tipo que subsiste aún en
Italia para sonsacar el dinero de la gente moza
é ingenua.
Del citado capítulo entresacaremos algunas
recetas:
Hechizo terrible.- Una hechicera pide á una
muchacha un rizo del cabell o de su novi o, toma
la mitad, y lo coloca sobre el pecho de un cru-
cifijo que descuelga de la pared y pone encima
de la mesa. Toma luego un braserillo en el que
arde carbón *, y recita los versos siguientes :
Mais tu mais tu che fu,
Sara, snril lo voglio :
I\Iais tu mais tu Gesil,
Adesso ti do !'olio.

Á continuación la bruja escupe tres veces en


el pecho del crucif ijo, lo cual produce en la
séponlo
• En el libro no consta qu6 etnsc de cnrbón ; pues,
o arden los perfumes de Abrte.
nuestros lectore s: en el braseriH

© Biblioteca Nacional de España


70 LA VEXUS :IIÁGICA

muchacha un efecto de aversión y horror. Invita


luego á la muchacha á rezar juntas tres Averna-
marias; concluidas éstas, la vieja repite los ver-
sos y vuelve á escupir. Esta práctica altamente
sacrflega se repite tres veces. Á la tercera, el
estribi llo se modifica en esta forma:

Mais tu mais tu che fu,


Va giu da Balzcbu.
Mais tu mais tu che (u,
Ti bruci Balzcbu.

Y la bruja echa al fuego los cabellos, asegu-


rando á la joven que su novio queda embrujado
de tal suerte que no podrá casarse sin amar
(1 otra mujer que á ella.
La escena descrita, como las que á conti-
nuación cop iaremos, son de lo más repugnante
que se registra en la baja hechicería ó Magia
negra.
Traducimos:
«Un pobre cantero, buscando la manera de
vengarse de una regazza> fué á parar en casa
de una bruja, á fin de que ésta, con sus artes
mágicas, hiciera morir la mujer por él odiada.
»La hechicera tomó una rana, extendióla
sobre una duela, fijándola con cuatro alfileres,
uno por cada pata, y dando algunos de éstos al

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE AliOR 71

cantero, le dijo que fuera clavándolas en el


pecho de la rana, diciendo que cada pinchazo
que diera en el animalito respondía por encan-
tamiento á otro en el corazón de la mujer*.
»Tomó el hombre los afileres, y fué claván-
dolos en el pecho de la ra na en tanto la vieja
bisbiseaba:
Sora Colomba, sora Colomba,
Se spnca er coree sona la tromba,
Sorn Giovanna, sora Giovanna,
Se spaca cr coree se rompe la cann:1.

»Una vez clavados doce alfileres en el cuerpo


del infeliz batracio, la bruja obligó al cantero
á que rezara de rodillas y con las manos juntas
en el pecho ante el asaetado animalito:
Patcr Noster niche nichc,
E pcr !'anima di sciabiccbc
Scinbicche sta a prcga,
E per !'anima di papa,
Papa sta a prega Dio
E pcr !'anima der morto mio.

»La bruja, á continuación, recitó las preces


de difuntos, asegurando al cantero que el sorti-
legio de muerte estaba hecho.»
• Este seereto, con poc::a dirercnci3, se da ti conocer en el ra·
ríslmo libro ticulndo Pactum. S::tbios contempo•·6neos como Ro..
chns, Pnpus y otros cx¡)Jiean esto clen1ificnmcnte. Los ocultistas
llnmtln ~este fenómeno repercusión. - N. DEL. T.

© Biblioteca Nacional de España


72 LA \'EXI:S )IÁGICA

Un ejemplo de brujería para retener al


amante que trata de abandonar á la novia.
«La bruja trenzó cabellos del amante, que la
muchacha le trajo, con otros de ésta, y juntos
los echó al fuego, recogiendo luego las cenizas,
que mezcló con unos polvos de su in vención *,
aconsejándola echara la mezcla en el vino de
él cuando fuera á beber.»
Otro llecllizo.- Una muchacha, consternada
por haberle anunciado una bruja que su novio la
abandonaría dentro de poco, se decidió hacer la
prueba siguiente, llamada [afiara alfo squaglio
(maleficio de la fusión):
«Id mañana á un tendero de comestibles
cuya tienda tenga tres puertas - díjole la hechi-
cera - ; comprad dos velas de á libra, cuidando
de entrar por la puerta de la derecha y salir por
la de la izquierda. Al entrar diréis mentalmente:
Compro dos velas de una libra> y al salfr
diréis, también mentalmente: Que eL se con-
suma por mí como estas dos velas se consu-
mirán. Al día siguiente volved á la misma tienda,
entrad por la puerta del centro, comprad tres
sueldos de manteca de puerco y salid por la
misma puerta diciendo : Que tu coraz6n se con·
t1 Polvos de mcjor!!nn ó de vcrbcnn recogidas un viernes de
prlrnnver:a. - (N. I>HL T.)

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE AMOR í5

suma por mí como esta manteca se (tfndirá.


Volved á casa y poned en una mesa la manteca
y á cada lado una vela encendida. Poco á poco
haréis fundir la manteca en una cazuela nueva,
manteniendo siempre encendidas las velas á los
lados. Cuando esté derretida poned la cazuela
sobre las llamas de las velas diciendo:

Struuo, strutto;
Sqnajate tutto;
E se squaje er core su o
Come squaja er sangue tuo.

Y el sortilegio hará su efecto.»


Este último secreto, tal como !o exponen tos
ilustrados doctores Nicéforo y Sighele, está
mutilado en gran parte, sin duda con intención,
pues según confiesan ellos mismos hacia al final
del capftulo, «en la mayor parte de los casos
las operaciones mágicas recom endadas por las
brujas son de resultados seguros».
El secreto de la <<fusión>> debe permanecer
ocullo, á fin de evitar crímenes que seguramente
permanecerían impunes.
Un libro, afortunadamente hoy rarísimo ,
llamado Pactum, contiene este secreto terribl e,
con todos sus detalles para que el efecto mágico
se realice.

© Biblioteca Nacional de España


74 LA VENUS M.-i.GICA

CIENCIA TALISMÁNICA

La ciencia talismánica es antiquísima; su ori·


gen se pi erd e en la obscuridad de los t iempos.
En la India, en la Caldea, en Asiria y en Egipto
tuvo esta ciencia gran preponderancia. El insigne
argueótogo A. Laurent, en su importante obra
titulada La A1agie chez les Chaldéo-Asspriens,
cree que tos monstruos y tos animales gigantes·
cos colocados en las puertas de tos templos no
eran otra coso que figuras talismán icas, las cua·
tes poseían el poder misterioso de guardar los
tesoros encerrados y el de ahuyentar á los
malhechores, á los fantasmas, á tos malos espf·
ritus, etc. :' i
Al tratar de los talismanes no puede prescin·
dirse de dar alguna noticia r eferente á tos
amuletos. Estos son, quizá, los talismanes primi·
tivos, pues los talismanes propiamen te dichos,
tienen grande analogía con aquéllos.
En la India, desde la antigüedad m<ls r emota
hasta nuestros días, existe la superstición de
llevar co lgados en el cuello los amuletos más
indecentes y más grotescos que puede concebir
la mente humana.

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE A!llOR 75

Las partes genitales del hombre, llamadas


por los indios lingham *, desempeilan un papel
importantísimo en la variada colección de los
amuletos índicos. El lingham se lleva suspendido
en el cuello en la creencia del que lo lleva no
puede ser embrujado, ni enga11ado, ni herido , ni
calumniado. Por esto la venta de estos dijes
proporciona á los sacerdotes, que son los que
tienen la exclusiva, pingües ganancias. Se cons-
truyen linghams de barro coc ido, de maderas
olorosas, de marfil, de plata y de oro. En cier-
tos lugares de la India, los hombres llevan sus-
]" pendidos de las orejas y de la nariz dijes
( representando las partes sexuales de la mujer,
y las mujeres llevan otros dijes representando
el signo masculino.
Asimismo vemos que el arte gri ego elabora
elegantes falos, con los cuales se adornan no
solamente las hetairas, sino que los exhiben las
más virtuosas casadas y sus pudorosas hijas.
La superstición, entre los griegos tuvo, quizá,
menos fuerza que la vanidad, pues si bien las
consejas y la tradic ión afirman que aquellas for-
mas esculpidas en determinados metales y lleva-
dos encima traen la felicidad y la alegría, no es
* La palabrn lt'ngham slgnilicn uunblén et neto de la
cópulo.

© Biblioteca Nacional de España


í6 LA H:.XUS MÁGICA

• menos cierto que los elegantes de Atenas se


cuidaban demasiado de la riqueza y del arte de
tales dijes, y los vendían y cambiaban como se
hace con cualquier otro objeto profano.
Y vemos que sucede lo mismo en la Roma
antigua. El inmenso número de estatuas r ecluí-
das en el curiosísimo JJ!Iuseo secreto de Nápo-
les lo atestigua. Los collares formados de falos
adornan exuberantes pechos de muj er; se hallan
falos gigantescos que servían rlP. guardacantón, ó
de columna epigráfica par:. "'~ VI&J JS; y todos
estos falos respondían, no á una idea lujuriosa
sino á una superstición muy arraigada en ~
llas gentes. Cuando menos, así fué en su ori._
La ciencia talismánica cuenta con muchíSI-
mas inteligencias que la apoyan y la defienden
calurosamente. En la antigüedad te nemos á Por-
firio, á Jámblico y á Paracelso, que escribieron
sendos libros consagrados al arte ta lismánico
(pues es arte á la par que es ciencia); sobre
todo el último de estos autores, en su Sigillium
stel/arum, da cuenta de cómo se fué volviendo
escéptico en la ciencia médica autorizada y
cómo se entregó en cuerpo y alma al estudio
de la medicina spargírica ó sea la fusión de la
Alquim ia y de la Astrología aplicadas á la tera-
péutica. En su preciosfsima obra, cuyo título

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE AMOR 77

hemos citado, se hallan los preceptos alquí-


micos y astrológicos más exactos para la fabri-
cación de toda clase de talisman·es. Pasa r evista
á todos aquellos que se conocieron en la ant i-
güedad, da á conocer cómo formó el suyo (que
todavía hoy lleva su nombr e), y explica de
una manera altamente cientifica cómo un mago
inteligente puede preparar talismanes para todo;
esto es, para cura r toda clase de enfermedades,
para atraerse las simpatias, para precaverse
de hechizo" ~ - ·'la palabra, para influir en
.
un sentido o en otro "'· en las personas y en las
·as.
i el lector deseare ampliar sus conocimien-
:'· 'en la ciencia talismánica, le r ecomenda-
mos, además de las obras de Paracelso, las
siguientes, que son las más importantes que se
han escrito:
GAFE"AREL. - Curiositez inovyes sur la scvl-
tvre talismanique des persans. Paris, 1629.
De L'ISLE. - Des Talismans ou figures faic-
tes sous certaines constellations, pour faire
aymer les hommes, les enrichir, guérir les
maladies, chasser les bestes, etc. Paris, 1656.
ALBERT BELIN. - Traité des Talismans OU
fi gures astrales dans Jeque! es! monstré que
leurs effets, et vertus admirables sont naturel-

© Biblioteca Nacional de España


78 LA YE~t:S MÁCICA

les; ensemble la maniere de les faire et de s'en


servir avec profit et aduantage merueilleux.
Pero la obra maestra, la mejor entre las
mejores, que sobre la ciencia talismánica se
conoce, es la que sigue:
M ENESTRIER (L e P. Cl. Fr an¡;ois), de la
Compagnie de jésus. La Philosophie des lmages
Enigmatiques oii il est traité des Enigmes, Hié·
roglyphiques, Oracles, Propheties, Sorts, Divi-
nations, Loteries, Talismans, Songes, Centuries
de Nostradamus, de la Baguette. Lyon, 1694.
Esta magnífica obra contiene una curiosísima
lámina plegada, en la que se representan, entre
otros asuntos kabalisticos, los talismanes de
Parncelso, el Abra.ms, el Scarabceus, la Cor-
nalinc y un rarísimo Pentáculo.
En la actualidad, en este siglo XX en que ha
triunfado el determinismo, resurge el misticismo
y la filosofía hermética, y con ello el arte talis-
mánico cuenta con la defensa de personalidades
de reconocido talento en las ciencias físicas
ta les co mo el célebre médico francés Gerardo
Encausse, que se ha hecho popularísimo en el
mundo ocultista con el seudónimo de Papus, y
ha escrito muchísimo sobre esta materia con un
profundo conocimiento del arte y con una eru-
dición asombrosa. Son partidarios del arte talis·

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE AMOR 79

mánico, además, todos los modernos filósofos


del Esoterismo Oriental, los Teosofistas, los
kabalistas, etc., etc.
No es nuestro propósito escribir un tratado
de esta ciencia curiosa, pues á más de no
poseer conocimientos suficientes para ello, en
este libro solamente debemos ocuparnos de la
fabricación de aquellos talisman es relacionados
con el amor.
Los sabios kabalistas han hecho deducciones
sutiles que tampoco es necesario dar á conocer,
pues ello nos obligaría á escribir largos artículos
sobre la Kábala, así es que nosotros nos limi-
taremos á consignar sus afirmaciones, escuetas
de toda clase de comentarios.
Los talismanes capitales son siete, y corrr.s-
ponden á los siete planetas que influyen en los
siete días de la semana, á saber :
El talismán del Sol debe fabri carse en do-
mingo, con oro puro, y debe guardarse envuelto
en una bolsa de seda color amarillo.
El talismán de la Luna se fabrica en lunes,
con plata pura, y se guarda en una bolsa de seda
blanca.
El talismán de Marte se fabrica en martes.
con hierro puro, y se guarda en una bolsa de
seda roja.

l © Biblioteca Nacional de España


80 LA YEXUS MACICA

El talismán de J';\ercurio se fabrica en miér-


coles, con mercurio puro solidificado, y se
guarda en una bolsa de seda azul claro.
El talismán de júpiter se fabrica en jueves,
con estaño puro, y se guarda en una bolsa de
seda azul obscuro.
El talismán de Venus se fabrica en viernes,
sobre una plancha de cobre purificado, y se
guarda en' una bolsa de seda verde.
Y el talismán de Saturno se fabrica en sába-
do, con plomo refinado, y se guarda en una
bolsa de seda negra.
Todos estos talismanes, al momento de ser
fabricados, deben ser sometidos al perfume
correspondiente al dfa de la semana.
De los siete talisman es que acabamos de
mencionar solamente nos interesa para nuestro
objeto describrir el talismán consagrado á Venus,
diosa del amor, de las seducciones, de la fuerza
viril, etc.
De este célebre talismán daremos á conocer
á nuestros lectores las dos fórmulas de su fabri-
cación. La primera ha sido divulgada por todos
los libros de lV\agia; la segunda es muy poco
conocida, por ser la mejor, y sólo, que sepamos,
ha sido estampada en el rarísimo grimorio titu-
lado PACTUM.

© Biblioteca Nacional de España


FIL'l'llOS DE MIOR 81

TALISM ÁN DE VENUS

Este talismán debe formarse sobre una plan-


.. cha r edonda de cobre bien purificado '] pulido .
Se grabará en un
22 37 IG 41 10 25
5 23 48 17 42 11

30 6 2·1 49
J
lado el número miste-
rioso de ciento scsen-
18 J(i IZ
la y cinco, Jistl'ii.>uído
25 33 17 ;r¡
13 31
'
3S 14 32 1 2G .u 20
en sic/e líneas, con-
21 3!) 8 23 2 27 3!>
forme está indicado al
36 15 30 9 34 5 28 margen, '] al otro lado
de la plancha se impri-
mirá la figura del planeta, la cual estará repre-
sentada por una mujer lascivamente vestida, te-
niendo cerca del muslo
derecho un Cupido. La
mujer sostendrá en la
rnano izquierda un ins-
trumento antiguo de
música (una lira , un
sistro, etc.), '] encima
de su ca beza una es-
trella de cinco puntas
(pentágrama) '] la palabra VENUS. L a impre-
sión se hará en el preciso momento en que la
G

© Biblioteca Nacional de España


82 LA \'EXUS ~1 ;\CI C.\

constelación Venus se halle en conjunción con


un planeta favorable, habiendo entrado la luna
en el primer grado del signo Tauro ó Virgo.
Concluida esta operación, se envuelve el tal is-
mán en un pedazo de tela de seda verde, y se le
somete á los perfumes de Venus.
El que llevare este tal ismán puede estar
seguro de obtener los favores de todos los que
deseare, y de ser amado ardientemente tanto
de las mujeres como de los hombres. Tiene
también la virtud de reconciliar las enemistades
mortales dando á beber algún licor en que
hubiere sido sumergido dicho talismán.

TALISMÁN DE VENUS
( I'Óit~IULA 1 1)

Ténganse en cuenta las mismas observacio-


nes hechas en la fórmula 1, en lo que se refiere
á la preparación del metal y ll la disposición
astrológica.
En cuanto á las imágenes kabalísticas difie-
ren en un todo, como puede observarse en el
grabado de la página 83.
Además, este talismán, una vez fabricado
según se ha dicho en la fó rmula anterior, debe

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE AMOR 85

.dejarse á la influencia de los astros durante un


plenilunio.
Este maravilloso talismán, llamado por anto-
nomasia el Talismán del Amor, se debe, seglin
la más auténtica tradición de los Rosa- Cruces,
al poderoso y sabio Salomón.

El que lo llevare encima, suspendido en el


cuello por una cinta de seda verde, y le tocare
dicho talismán en el corazón, será afortunado
en amores en alto grado, se hará amar con fre-
nesí, y nadie le r esistirá.
Este secreto ha permanecido miles y miles
de años oculto. Sólo el libro titulado PACTUM
lo reveló y nadie más ha osado divulgarlo en
toda su integridad, como se hace en el presente
tratado.

© Biblioteca Nacional de España


84 LA VE:'IU S M ..\C!CA

PAP IRU S DEL AMOR

Terminaremos este capítulo, consagrado á la


ciencia talismánica , con el rarísimo secre
to
conocido por el Papirus del Amor.
Si queréis amar y ser amados, si queréis
conse rvar vues tras fuerzas viriles hasta edad
muy avanzada, si queréis gozar de salud y
de
alegría, os bastará llevar encima del pech
o
izquierdo el talismán que á continuac ión vamo
s
á explicar.
Este maravilloso talism án debe ser fabricado
un viernes de primavera, al salir el sol.
Se
tendr á preparado un pedazo de pergamino
vir-
gen, y en él se dibujarán las palabra s siguientes
,
en caracteres kabalísticos, tal como se indica
en el grabado de la página 85.
En vez de ti nta debe empl earse sangre de
las venas del operador. Se hará uso de
la
pluma de auca. Expóngas e luego dicho perga
-
mino á los perfumes de Venus.
Este papirus mágico, tan sencillo de prepa
-
rar, tiene, además de las virtudes señaladas
en
el Talismán de Venus (fórmula segunda),
el
poder de acrecentar la fuerza viril en el homb
re
'

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE AMOR 85

y el de aumentarla voluptuosidad en la mujer.


El poder misterioso del Papirus del Amor

reside en l os caracteres estampados, cuyo valor


sólo pueden comprender aquellos que conozcan
el rarísimo Alfabeto Azul.

© Biblioteca Nacional de España


86 LA VEXUS !>!ÁGICA

EL NUDO DE LA VERGA
La operación mágica dedicada á anadar
la verga es antiquísima. Según los rabinos, su
invención es debida á Cham, hijo de Noé.
Los griegos tenían una ley que condenaba
á muerte á todo hechicero que con sortilegios,
palabras 'misteriosas, ligaduras, imágenes de
cera ú otro cualquier malefi<:io, encantase ó
hechizase á alguno, ó se sirviese de ellos para
hacer morir á los hombres ó al ganado, ó impi-
diese á un marido llevar á cabo la cópula con
su esposa.
Los romanos conocían también este sortile-
gio. El arte de anudar la verga pasó de los
mágicos del paganismo á los brujos cristianos,
y en la Edad Media esta costumbre estaba muy
e>ctendida.
La Iglesia reconoció la eficacia de estas
ligaduras mágicas, en tanto que muchos concilios
las anatematizaron. El cardenal Perron hizo
insertar en el ritual de Evreux algunas oraciones
contra el nudo de la verga. Es de hacer notar
que jamás fué tan frecuent e este maleficio como
en el siglo XVI, que fué al mismo tiempo el

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE .UIOR 87

siglo de los exorcismos, de las hogueras, de los


hechizos, de la magia y de los brujos.
Ovidio se preguntaba ya si la impotencia de
que estaba atacado no debía atribuirse á los
hechiceros:
Quid vctn.t c t nervos magicas torpcrc pcr artes? ~t~

<<Más de una vez, escribe Tibulo, estreché en


mis brazos ¡\ otra mujer, pero en el momento
feliz, Venus me recordaba á mi Delia y extin·
gula mi amor. Entonces la mujer aquella aban-
donaba el lecho, diciendo que me habían ligado.»
San Agust!n dice que puede anudarse la
verga con invocaciones: Certum est corporis
vkes incantationibus est carminibus vinciri.
Heredoto r efiere que Amasis, r ey de Egipto,
se casó con Laodicea, hermosísima j oven griega,
y él que siempre quedaba airoso, no pudo gozar
de ella, y la amenazó de muerte, juzgando que
sería alguna hechicera.
El hechizo ó nudo de la verga llegó á ser tan
común, escribe Oelancre, que casi todos los
matrimonios se hacían de escondite, pues encon-
trábanse los cónyuges atados sin saber cómo ni
por quién, resultando burlados los más astutos
de los novios.
" ¿ Qul~n me entorpece lOS nervios por m:lgicns Artes'?

© Biblioteca Nacional de España


8S LA \'EXUS ~IÁC ICA

Ya se embruja al hombre, ya á la mujer, ya á


entrambos; unas veces era por un día, otras por
un mes y otras por un año; el uno ama con fre-
nesí y se ve aborrecido; los esposos riñen y se
arañan cuando debían acariciarse, ó bi en el
demonio interpone entr e ellos un ser invisible
que les impide gozar del himeneo; unas veces
se les extingue el deseo de amar, ó por lo
menos el marido no puede concluir el acto vené·
reo, etc. ; otras veces el nudo de la verga toma
un aspecto mucho más terrible, por ser sus efec·
tos extraordinariamente más desagradables,
como por ejemplo : «Cuando el mal demonio, á
quien el brujo encarga practicar el nudo, ata las
par tes sexuales de la mnjer, lo hace de tal
suer te que se encuentran pegadas co n los órga-
nos genita les del hombre, y no hay fuerza
humana que los separ e.
»Este hechizo era común antiguamente en
la ciudad de Ter ento, en la que existía la cos·
tumbre de exponer al público las personas que
se hallaban atadas> como se encuentran los
perros al concluir la cópula, lo cual producía
grandes risas en el populacho.»
Para hacer el nudo.- «Tómese el vergajo
de un lobo recientemente muerto, diríjase á la
puerta de la casa de aquel á quien se quier e

© Biblioteca Nacional de España


Fl LTROS DE A~IOR 89

anudar y llámesele por su propio nombre; al


momento que haya respondido se atará el ver-
gajo con una hebra de hilo blanco, y el marido
quedará tan impotente para el acto de Venus,
como un capado.>>
Encuéntranse en Ovidio y en V irgil io los pro-
cedim ientos de que se servían en su tiempo esta
especie de hechiceros. T omaban una figurilla de
cera, la que rodeaban de cintas y cordones,
pronunciando sobre su cabeza conjuros, y apre-
tando los cordones uno después de otro, clava-
ban en el · lugar del hígado y en los órganos
genitales agujas 6 el avos, y el hechizo quedaba
concluido.
Bodin asegura que hay más de cincuenta
maneras de ligar, de las cuales vamos á explicar
una de las más eficaces :
Se tomará un cordón de cuero, de seda 6 de
algodón y se harán en él tres nudos: al hacer el
primer nudo se dirá: l?ibald, debiendo al propio
tiempo santiguarse el operador; al segundo nudo,
acompailado igualmente de la señal de la cru z,
se dirá: Nobal, y se terminará con una tercera
seilal de la cruz y un tercer nudo, diciendo:
Vartarbi. Todo esto se verificará mientras el
sacerdote une á los dos esposos, y el hechizo
queda co nsumado.

© Biblioteca Nacional de España


90 L A VEXUS )IÁGJC A

Puédese también, en vez de las tres palabras


que acabamos de indicar, recitar un versículo
del salmo cincuenta, ll1iserere mei Deus, repi-
tiendo tres veces l os nombres y apellidos de los
recién casados, apretando ligeramente el nudo
á la primera vez, un poco más á la segunda y del
todo á la tercera.
Contra la ligadJ¡ra. - Se anula este male-
ficio llevando engastado en un anillo el ojo dere-
cho de una comadreja, ó llevando un puñado de
sal, ó monedas de oro marcadas con una cruz,
en los zapatos, cuando uno se levanta de la cama
para dirigirse al altar.
Plinio aconseja á los novios que froten con
grasa de lobo mezclada con sangre de liebre
joven el dintel y goznes de la puerta que cierra
la cá mara nupcial.
Hincmar, arzobispo de Reims, aconsejaba
á los esposos, así fuesen recién casados ó bien
su matrimonio datare de muchos años, la con-
fesión como remedio muy eficaz; otros arzobis-
pos ordenaban el ayuno y las limosnas.
«Sujetos he conocido yo - dice Wierio -
que escribían siete veces en un pergamino virgen
el salmo Heripe me de inimicis meis, y que
ataban este t:scrito en las nalgas del marido;
también se hacia uso de otro medio que era el

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE AMOR 91

de hacer la evacuación en los zapatos de su


mujer.»
En algunos paises créese desatar el nudo
pasando tres veces bajo un crucifijo, sin salu-
darle. En otras partes pónense dos camisas al
revés, una sobre otra, ó bien se aguj erea un
tonel de vino blanco, haciendo pasar el primer
chorro por en medio del anillo de la desposada;
ó bien haciendo sostener dicho anillo por la
mujer, mientras tanto su marido se orina en él;
ó bien durante nueve días, antes de salir el sol,
se escribe en un pergamino virgen la palabra
Avipazirtor. En otros lugares se aconseja al
marido orinar por el agujero de la cerradura de
la iglesia en que se ha casado.
Oigamos ahora cuatro palabras acerca de
otro sortilegio muy parecido al del nudo de la
verga, llamado enclmnjamiento.
Este maleficio, empleado por los pastores.
tiene por objeto cerrar el conducto de la uretra,
lo cual impide la expulsión de la orina y del
semen.
Se llama enclallijamiento porque sus opera-
dores se sirven de una clavija de madera ó de
hierro que colocan sobre un muro ó una pared,
diciendo las palabras kabalísticas siguientes:
«Peanro, Pe/osen Tanetdo; que esto que yo

© Biblioteca Nacional de España


92 LA \.EXUS )IÁGICA

cierro se cierre en Fulano de Tal.» Y se pro -


nuncia el nombre del enemigo.
Para impedir el efecto de este hechizo es
preciso escupir sobre la orina que se acaba de
excretar, ó sobre el zapato del pie derecho
antes de calzárselo. Esta superstición parece
ser muy antigua, por cuanto se lee en Tíbulo
que sus contemporáneos escupían tres veces
sobre su pecho para impedir el sortilegio.

DE LA IMPOTENCIA

Nosotros creemos en la posibilidad de anu-


dar la verga por procedimientos mágicos, pero
bueno es hacer notar, no obstante, que las más
de las veces la impotencia viril es debida á cau-
sas naturales bien determinadas por los médicos
y los fisiólogos.
Así, pues, no estará de más que demos
á conocer algunos de los afrodisíacos farmacéu-
ticos más acreditados, que recomendamos efi-
cazmente á aquellos de nuestros lectores ·que
desgraciadamente lo necesiten.
Sin embargo, si no se tienen conocimientos
suficientes, conviene antes consultar á un mé-
dico especialista.

© Biblioteca Nacional de España


rli.TllOS DE AMOR 93

Pastillas del Serrallo


Vainilla . S gramos
Almizcle. 4 decigramos
Canela . 4 gramos
Azafrán . 12 »
Ambar gris. •1 »
Clavo . . 4 »
Cubeba . 30 »
Gengibre 12 ,.
Macias • 23 ,.
Mucilago con ;\gua de rosas. c. s.
( Dorvrmlt.)

Háganse, segím arte, pastillas de 15 centf-


gramos.

Pastillas de Ginseng

Azúcar en polvo . . 2,500 gramos


Vainilla pulverizada. 610 »
Ginseng en polvo . . 90 ,.

Mézclase y añádase :
Tintura de can táridas 10 gramos
Aceite esencial de canela . 25 gotas
Tintura de tambar, concen·
t radn . . . . . . . 10

Mézclase nuevamente, y con suficiente can-


tidad de mucílago de goma tragacanto, háganse
pastillas de 1 gramo cada una, para tomar 5 6 6
al día en la anafrodisia.

l © Biblioteca Nacional de España


94 LA \ "E:WS )IÁGICA

Poci6n estimulante

Aceite fosforado. } 8 gramos


Goma ar:\biga . aa.
Agua de menta . 90 •
Jnrabe de azúcar . . 60 •
(~o ubeirau.)

Hágase una poción emulsionada. Á cucha-


rada por hora.

Emulsi6n cantariada

Aceite de cantáridas, por in ..


fusión. . . 6 gr:unos
Yema de hue,·o N.• !
l\liel . . . . SO gramos
Goma arábiga . S •
Agua destilada de e nebro 9 •
( Va11 Alom.)

Hága~e,
según arte, una emulsión.
Una cucharada al día para excitar el aparato
genital.

Antes de terminar este capítulo, escuchad


al poeta:

Garde-toi de puiser dans ce philtrc pcrfide


La vigueur que réclamc un :~mourcux congres;
La myr the qu'a piqué l'ardcnte cnnthnride
Se cbange en luncbrc ciprés.

© Biblioteca Nacional de España


FILTRO:< D U MIOR 95

LOS AUXILIOS DE LA MAGIA CEitEMONIOSA

En el transcurso de esta obra se ha hablado


de perfumes mágicos, los cuales son indispensa-
bles para ciertas operaciones . Á continuación
vamos á darlos á conocer íntegramente, cosa
rara en la mayor parte de libros kabal!sticos.

PERFUME DEL DOMINGO


Cb•io los ouspCelos del Sol ) ,
Se prepararán para el perfume del domingo
las drogas siguientes: la cuarta parte de una
onza de azafrán, otra cantidad igual de lefia de
áloe, otra de leña de bálsamo, otra de simiente
de laurel, otra de clavos de especi es, otra de
mirra y otra de incienso de buena calidad¡ añá-
danse tres hojas secas de heliotropo, un grano
de almizcle y otro de ámbar gris. Estas drogas
se han de pulverizar juntas y formar granos
pequeños con la ayuda de la goma tragacanto
remojada en agua de rosas, y estando bien secos
se puede servir de ellos en la ocasión, echando
de tres en tres sobre el carbón encendido.

© Biblioteca Nacional de España


96 LA YEl\liS MÁG ICA

PERFUME DEL LUNES


( bajo los auspicios de In Luna)

Este perfume se compone de lo siguiente:


una cabeza de rana verd e, las nii1as de los ojos
de un toro blanco, un puñado de granos de
amapola blanca, siete ramas de laurel, un ma-
nojo de romero, incienso del más exquisito,
estoraque, benjuí y alcanfor. Todo lo dicho debe
pulverizarse bien y mezclarlo en seguida con
sangre de tórtola ; luego se hará una pasta, y
con ella se harán granos pequeños. Déjense
secar y úsense de tres en tres.

PERFUME DEL MARTES


(bajo los auspicios ~e Marie 1

Este perfume debe ser compuesto de eufor-


bio, de bedelio, de sal amoníaco, de raíz de
eléboro, de polvos de piedra imán, incienso del
más exquisito, estoraque, mirra y un poco de
flor de azufre; se pulverizará todo junto y se
hará una pasta con sangre de un gato negro y
sesos de cuervo. De esta pasta se harán granos
para servirse de ellos, de tres en tres en las
ocasiones.

© Biblioteca Nacional de España


FILTR O$ DE MlOR 97
.. ···················· .

PER FUM E DEL MIÉ RCO LES


(bajo los auspicios de .\\ercur io)

Este perfume debe ser compuesto de granos


de fresno, de leila de áloe, de buen estoraque,
de benjui, polvos de azur y puntas de plumas de
pavo real. Se pulverizarán y juntarán estas dro-
.
gas· con sangre de golondrina y sesos de ciervo
rán granos
Se hará una pasta y con ella se forma
pequeños. Se usarán de tres en tres en 'las oca-
siones, estando secos .

PER FUM E DEL JUE VES


( bnjo los nuspicios \!e j1ipi1er)

Se prepararán para el perfume del jueves las


drogas siguientes: la cuarta parte de una onza
de azafr án, otra cantidad igual de áloe, otra de
alcanfor, otra de simiente de laurel, otra de
clavos de especies, otra de mirra y otra de in-
cienso; añádanse seis hojas secas de encina, un
grano de almizcle y otro de ámba r gris y grana
de paraíso.
Estas substancias hay que pulverizarlas jun-
tas y formar granos pequeños con la ayuda de
,
la goma tragacanto, remojada en agua de rosas
7
\

© Biblioteca Nacional de España


(

98 LA \'I>XUS MÁGIC A

y estando bien secos se puede servir de ellos


en la ocasión, echando de tres en tres en el
braserillo.

PERFUM E DEL VIERNE S


(b•jo los nuspleios de Venus)

Este perfume debe ser formado de almizcle,


de ámbar gris, de leila de áloe, de rosas secas
y de cora l bermejo; se reducirán á polvo todas
estas drogas y se mezclarán con sangre de
paloma ó de tórtola y sesos de tres gorriones.
Se hará una pasta, y de ésta se formarán granos
pequeños para servirse de ellos, de tres en tres,
en las ocasiones, cuando estarán completamente
secos.

PERFUM E DEL SÁBADO


( b>jo los •usplelos de Sotum o)

Este perfume debe ser compuesto de si-


miente de amapola negra, simiente de beleño,
de raíz de mandrágora, de polvos de imán y de
buena mirra; se pulverizarán bien todas estas
drogas, juntas con sangre de murciélago y sesos
de gato negro. Se hará una pasta, y de ésta se
formarán granos pequeiios para servirse de ellos,

1 '

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE A)JOR 99

de tres en tres, en las ocasiones, estando bien


secos.
Todos los perfumes indicados deben que-
marse en una pequeiia estufilla de tierra nueva,
alimentada con carbón de avellano, laurel ó
cerezo. Para encender el fuego debe valerse de
un pedernal, de una mecha, de una pajuela y una
vela, con la condición precisa de que dichos
objetos no hayan servido para uso profano al-
guno.

DE LA PLUMA DE AUCA

Todos los caracteres kabalísticos y talismá-


nicos deben escribirse con la pluma de auca,
tal como va á decirse: Toma la tercera pluma
del ala derecha de una auca macho, y quitándola
dirás las palabras siguientes: «Abrochar, Aba-
tor, Samator, Scrwdr, Adonar, quitad de esta
pluma todo lo impuro, á fin de que retenga en
si toda la potencia necesaria para escribir los
actos que necesito realizar.» Después recorta-
rás dicha pluma, con un cuchillo nuevo, de
mango de marfil, y la perfumarás con el perfu-
me de Mercurio, pronunciando á la vez las
palabra s mágicas que siguen: «]od, Hevau,
Jl1itralon, lac, lac, lac, Kados, Elor, Zcvao,

© Biblioteca Nacional de España


102 LA VENUS MÁGICA

¿Qué es el órgano masculino? Es el que pro-


duce la simiente, el germen rudimentario que el
órgano femenino recibe, reacciona, gesta, nutre,
elabora y desarrolla durante cierto tiempo ,
más ó menos breve, en la expiración del cual
dicho órgano da á luz un ser perfec to, es decir,
evolucionado en hecho, y conforme al germen
fecundador que no contenía este ser in potencia.
Estas cosas son evidentes al examinar el polo
genita l entre individuos de los dos sexos : nadie
negará que el .(alo del hombre es activo, es
decir, un instrumento de fecundación; la cteis
de la mujer pasiva, es decir un instrumento de
recepción, de gestación y de elaboración defi-
nitiva.
Inversamente, resulta ello no menos cierto
si estimamos el cer ebro como órgano donde se
manifiesta la contra-polaridad del sexo.
\
En vano se objeta r á la casi identidad del
cerebro, en los individuos de los dos sexos, en-
fr ente de la profunda diferencia que se obser va
en los órganos de la generación. Las ideas,
siendo de orden inteligible, no ti enen que ejercer
vehículo fálico ó de cavidad uterina para la
reali zación del himen ideal. Les basta un órgano
condensador, que es el cerebro, análogo en el
hombre y en la mujer, como dos botellas de

© Biblioteca Nacional de España


F ILTIWS DE AMOR 105

Leiden similares pueden ser cargadas de elec-


tricidad de corrientes opuestas.
Además, con frecuencia, resulta ilusoria la
creencia de que el esperma de orden inteligi-
ble sea transmitido por la mujer: son en este
caso, los centros anímicos ó medianos, que
vienen á parar en los lugares cercanos al fenó-
menos de la cópula, no en el de la fecundación:
pues el sentimiento, transmitido al centro aní-
mico del hombre, se sublimiza para impresionar
su cerebro, matriz apropiada donde va á reco-
brar su primera calidad de esperma ideal.
El cerebro masculino de la mujer es el que
1
fecunda el cerebro femenino del hombre.
Por consiguiente, de una parte, el cerebro
de la mujer está en el cerebro del hombre,
como el falo del hombre está en la ctais de la
mujer.
Por otra parte, en la mujer, el cerebro está
en la ctais 1 como en el hombre, el {t1/o está en
el cerebro.
El examen del presente esquema permitirá
al lector resolver geométricamente todas las
figuras. Más adelante otro grabado le ofrecerá
todavía más indicaciones, faci litándole la prose-
cución de investigaciones, si así le place.
Es ahora oportuno invocar la famosa ley que

© Biblioteca Nacional de España


104 LA VENUS ~IÁGICA

rige la psíquica general: los contrarios se


atraen, los semejantes se rechazan.
1-laciendo en nuestro esquema la explicación
de esta fórmula, comprendemos en seguida: el

~~ X ' ...._
4 0 X ' o
' X '
X '
X '
X '

horror de la mujer intelectual hacia el sujeto de


· vida regalona, manifestado por su grado de
completa bestialidad, y recíprocamente, el des-
precio de éste hacia la mujer intelectual, que le
trata ordinariamente de azul inferior (línea
positiva de las semejanzas). El desdén del hom-
bre pensador hacia la mujer puramente sen-
sual, y recíprocamente; la aversión de ésta para
aquél ( línea negativa de las semejanzas).

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE AMOR 105

¿La razón de estas antipatías? Hela aquí: la


cabeza positiva de la mujer desprecia el falo
del hombre igualmente positivo y viceversa. La
cabeza negativa del hombre tiene el más pro-
fundo desdén para el útero de la mujer, recí-
procamente y negativo tambi én; es que los
semejantes se rechazan.
No sería muy difíci l calificar del mismo modo
las simpatlas inversas de estas antipatías; es
que los contrarios se atraen.
De todos modos, en cuanto se r efiere al
centro moral (ó mediano) equilibrando los dos
puntos ocultos, intelectual ( ó cerebral) y sensi-
tivo ( ó genital), es nelllro, tanto en el hombre
como en la mujer. Además, falta ver en él el
punto de suspensión, no solamente de la compa-
ración bipolar, sino también de la comparación
cu adripolar en el andrógino humano.
El Amor, propiamente dicho es, en efecto, la
f uerza manifestada por este centro y que le
incumbe en sentido propio; es de semejante
esencia en el hombre y en la mujer. Se revela
idéntico aquí y allí, con su séquito miserable
y sublime de sacrificio y egoísmo, de ternura y
envidia, de eternos juramentos y de efectiva
instabilidad.
Hay que aiiadir que asimismo constituye

© Biblioteca Nacional de España


106 LA VENUS \JÁG ICA

todavía el término medio, la realidad sentimen-


tal entre individuos de sexo opuesto. Es siempre
central ó mediano, ya se examinen los indivi-
duos aisladamente ó en parejas.
Para saber •á qué atenernos respecto al
amor, separado respectivamente en el hombre
y en la muj er, conviene fijarnos en que la
lógica misma de nuestro grabado distfnguelo, en
uno y otro caso, en dos corrientes de dirección
inversa. La corriente, en el hombre, sube del
sexo (positivo) al cerebro (negativo); en la
mujer) por el contrario, desciende del cerebro
(positivo) hacia el tite ro (negativo).
La observación de este contraste debe bas-
tarnos; en él debe buscarse la causa profunda
de estos matices que diferencian el Amor en
uno y otro sexo.
Un ejemplo significativo: ¿Por qué el deseo
acostumbra en el hombre paralizar sus faculia-
des intelectuales, en cambio que las estimulan
en la mujer?... Es un hecho indudable, compro-
bado cien veces, que el hombre más docto vuél-
vese fácilmente torpe y á veces esttípido, en
presencia de la mujer que ama ó simplemente
cod icia, en el momento en que ésta se muestra
ul hombre que ha distinguido, con todos sus en -
ca ntos y más alarmante que nunca ... El hombre

© Biblioteca Nacional de España


FILTROS DE A.'IIOR 107

permanece al pairo ó quema sus naves tan pronto


desembarcado: tímido en exceso, parece necio,
ó resuelto, al instante tórnase verboso. La mujer
urde despacio y maravillosamente las más sutiles
tramas para atraer á su víctima, y, con la sonrisa
en los labios, acaba por seducirle, disimulando
sus artificios con refinada coquetería y la gracia
de su charla .. . Esto es debido á que en la mujer
la corriente pasional va del cerebro al útero,
dejando en libertad de acción al órgano del pen-
samiento. En el hombre, por el contrario, el
flúido erótico (valga la frase), súbesele brusca-
mente en ráfagas desde el órgano genital, aflu·
yendo al cerebro, le ofusca y determina tan
intensa congestión que no deja de ser fatal para
el libre desarrollo de sus facultades intelec-
tuales.
Puede asimismo obser varse esto de visu) é
inscribire en jeroglíficos puramente frsicos: el
semblante del hombre enrojece bajo la ardorosa
influencia del Deseo; y el de la mujer, en cam-
bio, palidece; los labios de aquél están febriles,
los de ésta quedan siempre fríos, etc.
El Andrógino se convierte en un imán cua-
terno, merced al desprendimiento de las cuatro
. corrientes elementales, cuyo esquema puede
trazarse del siguiente modo:

© Biblioteca Nacional de España


108 LA VE:-IUS MÁGICA

Queda formu lada la ley que rige la compo-


sición de los imanes en los tr es mundos; fór -
mula verdaderamente mágica para aquellos que
sepan aplicarla oportunamente. La poderosa lsis
puede ser conjurada por el adepto que esté en
plena posesión de la inteligencia de este apo-
tegma sagrado; y si sabe pronunciar el conjuro
en su lugar y tiempo, los postreros velos de la
diosa caerán á los enérgicos acentos de su voz.

FIN

© Biblioteca Nacional de España


ÍNDICE

Á 11rtestros lectores.
PRJ>IBIIA P ARTR. - Del Amor . 15
SBGUNOA PARTR.-Mag ia Carnal. (See~·etos para
los hombres.) Para hacerse a mar de una sol·
tera . . 29
Para obtener los favores de una mujer casada. 30
Para logrnr el amor de una viuda. . 32
Para conocer si una muchacha es virgen . 33
Para conocer si una esposa es fiel á su marido. 35
Para adivinar si una mujer tiene relaciones
sexuales . . 36
Para adivinar si una mujer tiene relaciones
amorosas con otra mujer. 37
Parn que una mujer sea siempre fiel á su marido 39
Otro secreto para lo mismo . . . 39
Para atraerse la simpatía de todas las mujeres. 40
Para reconciliar á dos amantes. . 41
Para tr inn ínr de un rival . 42
"
Pnrn. que los mancebos y viudos vean en sueilos
la mujer con quien se casarán . 43
Para hacer bailar á una mujer desnuda. 44
Secreto fácil para hacerse amar . 44
Secretos varios del Pequeiio Al!Jerlo 45
Del Hipomanés. . . . . . . 46
Otro secreto para el Amor . . . 46
Para c¡ue el amor c¡ue hemos inspirado A una
mujer no disminuya ni se enfríe . 49
Para apagar los ardores amorosos en la mujer. 50
Otro secreto para lo mismo . . 51
Afrodisiacos mágicos . . . . . . . . 51
Secretos pn1'a lns n.ujeres. Para hacerse amar
de un joven soltero . . . 54
Otro secreto para obtener el amor de un hom·
bre sol tero . 54

© Biblioteca Nacional de España


110 ÍXD!CE

Páginas
Para conqu istar el esposo de otra mujer . 55
Para enamo rar fuerte mente á un '·iÜdo .
56
Para saber si un mnrido es fiel A su mujer .
57
Para que un marido sea siemp re fiel ú su mujer. :;s
Para hacers e :tmar extrno rdinnr i:tmen te por su
marido 58
Par:t atraer se l:t simp:td:t de todos los hombr es
y triunf: tr de tod:ts lftS rivales . .
59
Pat·a imped ir que se du erma un marido . 60
Para conoce r una joven qué hombr e le tocará
en matrim onio. 60
Para baccr ver (L las muchac hos y viudas el
marido que tendrá n. . . . . . . 61
P:trn nsegur :trse una mucha chn de si su novio
se casnr(t-con e lla 62
Pnra promo ,•er lns reglns de una mujer . 63
Parn remed ar In virgin idad perdid a . 63
Ott·o secret o parn restab lecer la virgin idad 6-1
Parn que unn mujer alumb re sin dolor . 65
Para curar los rctortijoucs que las mujeres pn·
dccen :tntes ó despué s del pnrto . . · 65
Pnra hacer desnpn recer lftS arrugn s del vientr e
de la mujer que ha parido mucho . 65
Par:t quitat· In potenc ia viril á un hombr e. 66
Pnrn devolv er á un hombr e su pot~ncin perdid a. 66
Parn dejar de amar á un hombre . 67
Los Sortile gios del Amor y del Odio 69
Cieucia Tnlism áuica i4
El 1111do de la. ver ga . 86
J)e la /mpote ucía . .
92
Los attxíli os de la Nagía Ceremo11iosa. 95
De la Pluma de Auca . 99
APi<N otcs.- Las leyes psico- fálicas del Amor. 101

© Biblioteca Nacional de España


1
{
\

MAGNETI SMO
HIPNOTISMO
SUGESTION

POR U N OISCIP ULO DE

X . La mo te Sa ge
EDI CIÓN ÚN IC A EN ESPAÑ A New Yor k
13. - BAaC ELON A
D o venl n en In Rondn de la Unive rsidad ,

© Biblioteca Nacional de España


' '··'
.. ...
,..
..
o •• :


·. . .
...
\

..
1 •

• l

.'
•,

© Biblioteca Nacional de España


: /
t
1
BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAI'IA
.J
1103189801

© Biblioteca Nacional de España


© Biblioteca Nacional de España

También podría gustarte