Está en la página 1de 2

NOMBRE. GRUPO.

1. ¿en qué consiste el ejericio? Pues es muy sencillo. A partir de la frase “El hombre de la gabardina metió el
sobre en el buzón” has de contestar a una serie de preguntas:

A. ¿Quién es el hombre de la gabardina?

B. ¿A quién va dirigido el sobre?

C. ¿Qué hay en el interior del sobre?

Cuando tengas estas respuestas escribe un texto de por lo menos 500 palabras comenzando con la frase “El
hombre de la gabardina metió el sobre en el buzón“

2. El siguiente ejercicio consiste en tomar como arranque la frase “Miró por el ojo de la cerradura”, y luego
responder a una serie de preguntas:

A. ¿Quién miró por el ojo de la cerradura?

En mi caso, yo usé “El escritor miró por el ojo de la cerradura” para comenzar a escribir, pero podría ser una
escritora, un bombero, un fantasma, una cocinera, un niño… El primer personaje que se te ocurra y que te
resulte sugerente para una historia.

B. ¿Por qué miró por el ojo de la cerradura?

Una vez sepas quién está fisgando a través de la puerta, analiza los motivos que le llevan a hacerlo.

C. ¿Qué es lo que vió?

Por supuesto, lo siguiente que hay que plantearse es lo que ve dicho personaje al mirar por el agujero de la
cerradura.

Una vez hayas respondido a todas las preguntas, puedes seguir dando forma a la historia y crear un texto
comenzando con la frase “Miró por el agujero de la cerradura…”

3.Para el tercer ejercicio La frase es la siguiente: “El taxista juró que se vengaría”. Imagínate un taxista (ponle
nombre, edad, estado civil, familia, personalidad…) y responde a las siguientes preguntas:

A. ¿Quién?

Quién es el objeto de su venganza, de quién quiere vengarse el taxista.

B. ¿Por qué?

Explica qué le han hecho para que quiera vengarse.

C. ¿Cuándo y cómo?

Si el taxista finalmente emprende la venganza, ¿cuándo lo hará y cómo?

D. ¿Qué consigue?

Cuando el taxista lleva a cabo (o intenta llevar a cabo) su venganza, ¿qué ocurre? ¿Lo logra o fracasa?¿Qué
consecuencias tienen sus actos?
Ahora haz una lista

Una vez hayas respondido a todas estas preguntas, haz una lista de los hechos en orden cronológico. Os
pongo un ejemplo a continuación, no es nada original, pero creo que servirá para que veáis a lo que me
refiero:

1. El taxista va a trabajar un día normal.


2. El taxista se encuentra las ruedas del coche pinchadas.
3. El taxista sabe que ha sido un compañero (con el que se lleva mal porque los dos están enamorados de la
misma mujer, con la que está saliendo el taxista).
4. El taxista jura que se vengará
5. El taxista va hasta el bar donde desayuna el compañero todos los días y lo espera
6. El compañero sale del bar y el taxista lo asalta en la calle para pegarle un puñetazo.
7. El taxista y el compañero se enzarzan en una pelea
8. El taxista manda a su compañero al hospital.
9. Otro compañero le explica que han aparecido pinchadas más ruedas en la misma calle (al parecer todo fue
una gamberrada de unos críos).
10. La mujer de la que está enamorado el taxista lo deja a causa de lo que le ha hecho su compañero.

Una vez hayas elaborado una lista de este tipo, reflexiona un poco sobre ella. Piensa en cómo se siente el
personaje en cada punto (en este caso, por ejemplo, cómo se siente el taxista cuando encuentra las ruedas
pinchadas, cuando espera por el compañero en la puerta del bar, cuando la novia le deja…) y analiza cuál es
el mejor momento para empezar a contar la historia. Tómate tu tiempo, reflexiona sobre ello. Seguramente no
funcione tan bien empezando la historia cuando el taxista se encuentra las ruedas pinchadas como el instante
en el que el compañero sale del bar. Busca un punto con la intensidad dramática suficiente como para llevar al
lector hasta el final y, cuando lo tengas, prueba a empezar ahí tu historia.

4. En éste cuarto ejercicio parte de la frase “Escuché un ruido y me escondí en el armario”. Para
realizarlo, empieza por dar cinco posibles respuestas a la pregunta: ¿quién dice esa frase y por qué se
esconde en el armario? Las cinco primeras que acudan a tu cabeza, por disparatadas que parezcan en un
principio. Una vez tengas las respuestas, elige la que más te guste o motive y escribe una historia a partir de
ella.

Resumiendo: toma la frase “Escuché un ruido y me escondí en el armario”. ¿Quién la dice y por qué se
esconde en el armario? 5 posibles respuestas

5.Por último en éste ejercicio parte de la frase “Se preguntó qué hacía aquella llave debajo de la mesa”. A
partir de aquí, anota 3 motivos que expliquen esa frase y 3 posibles personajes para protagonizarla. No te
preocupes porque tus respuestas sean disparatadas o sin sentido. Escríbelas sin preocuparte, déjate llevar.

Recuerda: “Se preguntó qué hacía aquella llave debajo de la mesa”. ¿Quién y por qué? ¿Qué abre esa
llave? 3 respuestas.

Cuando hayas terminado la lista, elige el personaje y el motivo que más te gusten. Con estos
elementos, crea un texto que, si quieres, puedes comenzar con la frase “Se preguntó qué hacía aquella llave
debajo de la mesa”, pero no es obligatorio.

Lo que sí debe tener el texto es un inicio (presentación breve de la situación), un nudo o medio (desarrollo de
la situación o de la acción) y un desenlace (en el que se soluciona la situación).

También podría gustarte