Está en la página 1de 2

CAUSAS QUE HAN PROVOCADO LA POBREZA EN LAS

COMUNIDADES
Entre las causas los mismos pobres resaltan los bajos salarios, incremento
continuado de precios en los productos de primera necesidad, y carencia de tierra
y falta de trabajo, por ese mismo orden. Las consecuencias las identifican con
escasez de comida, mal estado de las viviendas y estancamiento de puestos de
trabajo.

Al ser esencialmente de naturaleza política, económica, estructural y social, se


refuerzan por la ausencia de voluntad política y por la inadecuación de las medidas
que toman los poderes públicos, especialmente en lo que toca a la explotación de
los recursos locales. La carencia de programas y planes que ofrezcan soluciones a
largo plazo para erradicar la pobreza. Gobiernos que no hacen más que endeudar
al país, y usar los fondos públicos para cualquier cosa excepto el bienestar
económico de la población.
En el plano social-económico, las causas principales son las desigualdades en el
reparto de los recursos, de los servicios y del poder; Estas desigualdades a veces
están institucionalizadas en forma de tierras, de capital, de infraestructuras, de
mercados, de crédito, de enseñanza y de servicios de información o de asesoría.
Lo mismo ocurre con los servicios sociales: educación, sanidad, agua potable e
higiene pública. El acaparamiento de la industria.
- las desigualdades en el reparto de los recursos, de los servicios y del poder. Estas
desigualdades a veces están institucionalizadas en forma de tierras, de capital, de
infraestructuras, de mercados, de crédito, de enseñanza y de servicios
de información o de asesoría. Lo mismo ocurre con los servicios sociales:
educación, sanidad, agua potable e higiene pública. Esta desigualdad en los
servicios perjudica más a las zonas rurales, en las que no es sorprendente que vivan
el 77% de los pobres del mundo en desarrollo.
Todas estas dificultades afectan más a las mujeres que a los hombres A pesar de
la protección jurídica e institucional, esta desigualdad persiste y se extiende. El
rostro de la pobreza en el mundo es cada día más femenino.

- La desigualdad en el reparto de los ingresos y de la riqueza que se acrecienta. Las


ciudades y el campo están separados por grandes desigualdades tanto en lo que
se refiere a los servicios de salud como de educación y de planificación familiar.
ACCIONES ECONÓMICAS Y POLÍTICAS QUE AFECTAN LA CALIDAD DE
VIDA DE LAS COMUNIDADES
Calidad de vida es un concepto que hace alusión a varios niveles de generalización
pasando por sociedad, comunidad, hasta el aspecto físico y mental, por lo tanto, el
significado de calidad de vida es complejo y contando con definiciones desde
sociología, ciencias políticas, medicina, estudios del desarrollo, etc.
Hay muchos tipos de condiciones de vida:

 Condiciones económicas
 Condiciones sociales
 Condiciones políticas
 Condiciones de salud
 Condiciones naturales
La calidad de vida se evalúa analizando cinco áreas diferentes. Bienestar físico (con
conceptos como la salud, seguridad física), bienestar material (haciendo alusión a
ingresos, pertenencias, vivienda, transporte, etc.), bienestar social (relaciones
personales, amistades, familia, comunidad), desarrollo (productividad, contribución,
educación) y bienestar emocional (autoestima, mentalidad, inteligencia emocional,
religión, espiritualidad).
Un indicador comúnmente usado para medir la calidad de vida es el Índice de
Desarrollo Humano (IDH), establecido por las Naciones Unidas para medir el grado
de desarrollo de los países a través del Programa de las Naciones Unidas para el
Desarrollo (PNUD), cuyo cálculo se realiza a partir de las siguientes variables:

1. Esperanza de vida.
2. Educación, (en todos los niveles).
3. PIB per cápita.
Los países con el IDH más alto son Noruega, Nueva
Zelanda, Australia, Suecia, Canadá y Japón.
La producción industrial y el crecimiento económico eran, en el pasado, los únicos
elementos considerados en el nivel de desarrollo de un país. Aunque esta
perspectiva dejaba de lado otros aspectos no tan directamente materiales, que el
IDH sí considera. Si bien el IDH, se considera más adecuado para medir el
desarrollo, este indicador no incorpora algunos aspectos considerados importantes
para la medición del desarrollo, como el acceso a la vivienda, a una buena
alimentación y a la cultura y las artes; entre otros.