Está en la página 1de 6

ALGUNAS TENDENCIAS

DEL C ONCRETO E STRUCTURAL


SM. Akocer Martínez de Castro

fimru de dy {artes
En los últimos años, la crecrente emanda e structuras de concreto, los avances en la
producción de materiales de alta resistencia y de materiales sintéticos, los desarrollos en las
industrias de comunicación y computación, así como los danos en estructuras de concreto por
sismos, han fomentado cambios importantes en el análisis, diseno, construcción, evaluación e
instrumentación en el campo del concreto estructural. Se presentan, de manera breve, algunas

Este artículo fue presentado en su vewon orl


en el XI Congreso Nacional de Ingeniería Estru
Monterrey, 1998.

PROTECCIÓN DEL AMBIENTE calidad de la construcción, incluyendo sistemática, desde hace 1 OO años, y los
el control de los desechos sólidos, así de concreto presforzado desde hace 50.
La protección del ambiente será, sin como el uso del agua. En el futuro cer- En las décadas abarcadas, se ha acumu-
duda, una de las cuestiones más apre- cano, experimentaremos una mayor exi- lado una pletórica cantidad de informa-
miantes y difíciles para el futuro de una gencia por un mejor control de las ción, teorías, reglamentos, enfoques em-
población que crece continuamente. El obras, con esquemas basados en los píricos y semi-empíricos. Esta diversidad
mejoramiento de la calidad de vida no procesos de aseguramiento de la cali- de opiniones sobre fenómenos físicos
se puede lograr sin un cierto crecimien- dad de procesos industriales, que oblì- medibles incluye contradicciones y
to de la infraestructura y de la genera- garán a disponer y aprovechar ade- falacias, lo que ha obligado u revisar los
ción de energía. En este sentido, el con- cuadamente los desechos de la enfoques fundamentales del concreto re
creto es un material natural que es construcción (cascajo) y u usar aguas forzado y presforzado, con el objetivo de
ecológicamente aceptuble, si se usa tratadas conforme se hagan disponibles. desarrollar enfoques unificados de análi-
adecuadamente. Los conceptos de pro- En este último aspecto, se han dado sis y diseño. Uno de los cambios más in-
tección al ambiente y desarrollo soste- pasos ya para normar el consumo de teresantes en esta línea es el concepto del
nible promoverán la eliminación paula- agua para uso de la construcción. concreto estructural (Breen, 199 1).
tina de las estructuras utilitarias,
diseñadas descuidadamente desde to- El CONCRETO ESTRUCTURAL El concreto estructural se puede definir
dos puntos de vista, Como se verá en el como toda la gama de concretos que se
tema de durabilidad, la alta presión Los fundamentos de una teoría que ex- pueden usar para propósitos estructura-
para terminar las obras lo antes posible plicara el comportamiento del concreto les, es decir, para resistir cargas/accio-
y con el costo mínimo, en particular las reforzado y los métodos para su diseño, nes; cubre desde el concreto simple
públicas, ha conducido Q descuidar la se empezaron a desarrollar, de manera (como el usado en cimentaciones y

INGENIERíA CIVIL 359 Marzo 1999 43


pedestales) hasta aplicaciones con com-
binaciones de concreto reforzado,
presforzado y/o postensado. Dentro de
esta nueva filosofía del concreto, se han
extendido las siguientes definiciones. El
refuerzo activo se refiere al refuerzo es-
forzado mecánica, eléctrica o química-
mente durante el proceso de construc-
ción; en oposición se encuentra el re&erzo
pasivo. Las cargas depresfuerzo son oque
Ilas aplicadas por el constructor de ma-
nera controlada mediante barras, cables
o alambres de presfuerzo. Estas accio-
nes deben considerarse como cargas
actuando sobre la estructura, capaces de
afectar la fuerza axial, el momento
flexionante (debido a la excentricidad en
el punto de aplicación), así como el cor- foque claro y coherente permite a los la selección de los dobleces y ganchos,
tante y la flexión debido a la curvatura o diseñadores entender el comportamien- secciones de corte del refuerzo, uniones
perfil curvo de los tendones. to y desempeño estructural, y considerar, y otros aspectos similares. En ocasiones,
en segundo término el comportamiento el proceso de detallado se ha dejado
Con la adopción del término concreto de elementos y secciones. En todo ello, en manos de los ingenieros residentes
estructural, los siguientes conceptos, a ve- se busca que el dimensionamiento y el en obra o, peor aún, de los obreros de
ces contradictorios o confusos, resultan detallado sigan modelos trasparentes que la construcción. La división de estas ta-
superfluos: concreto con presfuerzo to- arrojen fluios de fuerzas claros y eficien- reas, hechas por personas diferentes
tal, concreto parcialmente presforzado, tes para asegurar el desempeño estruc- incluso, es incorrecta, ya que los deta-
concreto reforzado, momentos secunda- tural esperado; el modelo de puntales y lles del refuerzo en las discontinuidades
rios (o parásitos). A manera de ejemplo tensores (MPT) es un eiemplo. En este (geométricas o de carga) de un elemen-
del nivel de confusión, para algunos cole artículo se presentan algunos impactos to, controlan la resistencia y deformabi-
gas el término “concreto parcialmente positivos del desarrollo de este enfoque. lidad en esas zonas, de modo que de
presforzado” significa que una parte del Debemos hacer esfuerzos para modifi- ben ser responsdbilidad del ingeniero
refuerzo es presforzado, mientras que car los programas de estudio de las uni- diseñador. El detallado debe conside-
para otros se refiere a un nivel de versidades del país, así como para ac- rar cuidadosamente todas las medidas
presfuerzo tal, que existen esfuerzos a ten- tualizar al cuerpo docente, sobre estos pertinentes para proteger contra proble-
sión por flexión en condiciones de servi- conceptos básicos. mas de durabilidad, como la corrosión,
cios diferentes de cero. Mast ( 1992) pre así como contra fatiga.
sentó las bases para unificar los criterios DISEÑO: FLUJOS DE FUERZAS,
de diseño de elementos de concreto refor- DIMENSIONAMIENTO, La aplicación de los conceptos anterio-
zado y, presforzado, mismas que están DETALLADO Y DURABILIDAD res no es sinónimo de cálculos precisos
en el Apéndice B de las Recomendacio- de esfuerzos en nudos, anchura de pun-
nes para Diseño de Edificios de Concreto El dimensionamiento y detallado de una tales, longitudes de anclaie, cuantías de
Esructural (American, 1995). Actualmen- estructura se refiere al proceso de selec- refuerzo o varibles similares imposibles,
te se discuten alternativas para corregir ción de las dimensiones de los elemen- o innecesarias, de calcular. Más que
,las pequeñas inconsistencias de la meto- tos y uniones, así como a la selección de destinar grandes recursos o tiempo para
dología propuesta (Gamble, 1998). la cuantía, arreglo, posición y detalles realizar análisis refinados, basados en es-
del refuerzo. Tradicionalmente, el dimen- timaciones gruesas de rigideces y accio-
Un enfoque unificado como el propuesto sionamiento, o diseño, se ha interpreta- nes, los diseñadores deben dar prioridad
simplifica la enseñanza, la notación y do simplemente como la selección de a considerar todas las posibles fuentes de
conceptos, el uso de reglamentos y nor- todos los tamaños y cuantías de refuerzo inestabilidad, así como las combinacio-
mas de países distintos, y mejora la prác- en las zonas más esforzadas, mientras nes de carga y revi’siones de equilibrio.
tica profesional. La aplicación de un en- que el detallado ha tenido que ver con En el diseño se debe considerar, aunque
sea de modo grueso y aproximado, los como la extensión del esfuerzo a flexión de los casos, en particular en elementos
efectos de las cargas de construcción, así debido a la presencia de fuerzas cortan- con peraltes moderados o baios, adole
como los del ambiente, tales como flu- tes. Una desventaia de estos métodos es ce de considerar de manera explícita los
jos, relajación, contracciones, dìferencia- que una condición de carga diferente, modos posibles de falla. Peor aún, no
les de temperatura, y asentamientos di- requiere un arreglo de fuerzas internas toma en cuenta la interacción que existe
ferenciales. En todos los casos, las distinto; así, condiciones múltiples de entre el deterioro del anclaie y la falla
estructuras se deben diseñar por durabi- carga obligan al desarrollo de varias por corte. En algunos de estos casos, las
lidad, cuidando los recubrimientos, pro- armaduras. Sin embargo, con experien- soluciones son inseguras, mientras que
piedades de los materiales y aseguran- cia, el desarrollo de las armaduras se en otros, el diseño es extraordinariamen-
do la calidad. vuelve un proceso fácil, y por qué no, te conservador (Schlaich, Schäfer y
divertido; además, la solución para una Jennewein, 1987). Estas variaciones
DISEÑO POR FUERZA * aplicación puede ser útil, e incluso igual, ponen de manifiesto inconsistencias en
CORTANTE: ¿POR SECCIONES 0 para otra. Un ejemplo de esto es el dise- el método vigente de diseño, que arro-
POR ELEMENTOS COMPLETOS? ño de una viga diafragma (de gran pe ian factores de seguridad variables e
ralte) ante carga distribuida uniformemen- incluso desconocidos. Lo anterior asegu-
El enfoque tradicional de diseño del con- te en su cara superior, y el diseño del ra la necesidad de buscar métodos más
creto estructural en México, y en otros patín superior de una viga cajón confiables de diseño.
países, supone que uga viga se puede postensada.
diseñar sección por sección para la com- El Efecto de Tamaño
binación de flexión y corte más desfavo- El método vigente de diseño por cortan-
rable en esa sección. Generalmente, se te es semi-empírico; una parte se basa Uno de los temas que serán abordados
considera que la flexión y el cortante se en resultados experimentales de vigas de en el futuro es el efecto del tamaño del
pueden desacoplar y estudiar de mane- concreto reforzado sin refuerzo en el elemento estructural en el comportamien-
ra separada -primero se diseña por alma, cuyo ajuste se interpreta como la to del mismo; a saber, en su deformabi-
flexión usando la envolvente de momen- contribución del concreto a la resisten- lidad, resistencia a tensión y cortante,
tos, y después se diseña por corte según cia nominal al corte, y otra parte, desa- capacidad de rotación de las articula-
la envolvente de cortante. La interacción rrollada a partir de un modelo simplifi- ciones plásticas, capacidades de
flexióncortante se ignora comúnmente, cado de una armadtira plástica, que redistribución de momentos, tamaño de
o bien se trata de manera empírica; en proporciona la contribución de los estri- grietas, entre otros. El efecto de tamaño
ocasiones, se puede considerar median- bos (Alcocer y Rosas, 1993). Si bien el se refiere a que, según la teoría de me-
te expresiones derivadas de modelos sim- enfoque ha funcionado para la ’ ánica de la fractura, cuando la falla está
plificados de armadura. Este tipo de en-
foque de diseño se conoce como diseño
por secciones. Estos métodos no funcio
na en regiones con discontinuidades
geométricas o con cargas concentradas,
como las tipo D definidas adelante.

Tanto los métodos basados en armad


ras plásticas completas como el mode
de puntales y tensores, que se expli
enseguida, requieren considerar el di
ño de elementos completos, y
der, como ahora se hace, anal
diseñando por secciones. En es
dos, las armaduras desarrolla
equilibrar las cargas, y deben ser capa-
ces de resistir las fuerzas internas debi-
das a corte, flexión, carga axial, torsión.
En este enfoque, se consideran automáti-
camente aquellos aspectos de diseño

INGENIERíA CIVIL 359 Marzo 1999 45


controlada por tensión, mientras mayor creto, que cuando excede su valor límì- gunas contratrabes, Los estudios que so-
es el elemento, la carga de falla aumen- te asociado a la falla de tensión, el bre este tema se realicen, afectarán la
ta a una tasa menor que la superficie de material se desintegra y el material fa- manera en que se diseña por corte.
falla disponible; esto significa que el es- ll a “por compresión”.
fuerzo nominal a la falla disminuye. $e han observado fallas por corte re
El efecto de tamaño está asociado prin- cientemente?: un caso
Una idea muy extendida es que la re- cipalmente con la resistencia del concre
sisteticia a tensión del concreto es muy to a tensión, en particular en los casos Un ejemplo de los avances más recien-
pequeña, despreciable en diseño y que, de flexión de elementos no reforzados o tes en el diseño y &nstrucción de gran-
por tanto, no es requerida en comporta- con refuerzo de flexión cercano al míni- des estructuras de concreto son las plata-
miento estructural. Sin embargo, para mo y de resistencia de elementos de con- formas fuera de costa para extracción
mantener el equilibrio, la participación creto estructural sin refuerzos transversal de gas y petróleo del Mar del Norte: las
del concreto trabaiando a tensión es fun- (como losas). No en todos los reglamen- plataformas Condeep. Estas elegantes es-
damental en todos los niveles de car- tos de construcción del mundo se reco- tructuras, con alturas superiores a los
ga, incluyendo la falla. Los postulados noce el efecto de tamaño (en American 300m, constan en su parte inferior de
e hipótesis de normas de construcción 1995, por ejemplo, no se incluyen), lo varias celdas, una plataforma sobre la
en este sentido no consideran, de modo cual es evidencia de la falta de consen- superficie del mar, y elementos cilíndri-
realista, el comportamiento del material so en este tema. cos (chimeneas) que la unen con las cel-
compuesto que es el concreto estructu- das. Aunque parte de la construcción se
ral, cayendo, incluso en contradiccio- König y Meyer (1997) han demostrado hace en un dique seco, la mayor parte
nes. En su época, la decisión de no con- que la máxima deformación del concre- se hace en el mar. Así, las celdas se su-
siderar la resistencia a tensión del to a compresión depende del tamaño del mergen inyectando agua conforme la
altura de las chimeneas aumenta. Uno
de los factores críticos en su diseño es el
espesor de los muros de las celdas. Si
son muy delgados, pueden implotar por
la excesiva presión del agua; por el con-
trario, si son demasiado gruesos, la es-
tructura no flotará o será inestable du-
rante el transporte desde el sitio de
construcción hasla su destino. En 199 1,
durante la construcción de la plataforma
Sleipner, los muros de una de las celdas
fallaron por cortante, provocando que la
estructura se sumergiera y que el resto
de las celdas implotaran, destruyendo
completamente la estructura, en la cual
se había hecho una inversión de 180
millones de dólares. Para identificar la
concreto para fines de diseño se basó elemento estructural (peralte) de modo razón de la falla, se desarrolló una in-
en considerar que su magnitud era baia que su valor para fines de diseño se debe vestigación experimental y analítica
y poco confiable, y que probablemente adecuar a esto. Ensayes de laboratorio (Collins y otros, 1997). Los resultados in-
se hubiera agotado con los esfuerzos (Kuchma y otros, 1997) han indicado que dicaron que el análisis y el diseño por
de origen térmico. Aunque entendible, la resistencia a corte de vigas grandes secciones, como el que comúnmente se
esto llevó a que su contribución estruc- de concreto reforzado, con cuantías ba- hace en las oficinas de cálculo, sobre-
tural se olvidara totalmente. La resisten- ias de refuerzo, pueden fallar por corte estimaron los efectos benéficos de la com-
cia a tensión limita el uso del concreto a cargas menores que la mitad de la presión en la resistencia a cortante, y sub
en todos sus aspectos (Comité, 1997). magnitud predicha por las recomenda- estimaron la magnitud del cortante en los
Consecuentemente, la resistencia 0 com- ciones del ACI (american, 1995). Esta muros. Un análisis aplicando la teoría de
presión del concreto está determinada conclusión es importante en elementos de campos a compresión (Collins y Mitchell,
por la deformación transversal del con- gran peralte y poco refuerzo, como al- 1990) demostró que efectivamente la fa-
, ~en *>, s en FkL!r&& ( 1 i l
;, 1 ,. <’ .:;
swltbr-otra5 propuestas iara cialcular i
El concreto de un alma agrietada Gtc5 so- l& ~&i$&ia !%j$?fy(j&& I( 1990) .“i
MODELOS DE PUNTALES metido a esfuerzos inclinados a compre-
Y TENSORES sión que son paralelos, o sensiblem&te En 1978, Collíns sugirió que la resisten-
paralelos a las grietas inclinadas. Para cia a compresión del concreto agrietado
Regiones D y B evitar una falla por aplastamiento del con- era una función de la deformación per-
creto es indispensable conocer su resisten- pendicular a la dirección del esfuerzo
En 1982, Schlaich y Weischede intro- cia. En el caso de un puntal a compresión principal a compresión. Posteriormente,
duieron el concepto regiones D y B en ya agrietado, depende de: este concepto fue incorporado en la Teo-
el diseño de estructuras de concreto. El ._l,_lll.,,-.lllll--lll-. -.-I-.-I-_- .-XII--II
cI--,--“.,

ría de Campos a Compresión para dise-


término D se refiere a regiones con dis- a) la presencia o ausencia de grietas, así
como su orientación; ño por cortante y torsión (Collins y
continuidades geométricas o de carga Mitchell, 1990). A partir de ensayes en
(con concentraciones de esfuerzos; del b) el valor medio de la deformación a paneles de concreto reforzado sujetos a
inglés disturbed), y el B se asocia a tensión perpendicular al puntal de esfuerzos normales y cortantes en el pla-
Bernoulli (o a los vocablos ingleses beam compresión, calculado a partir de una
no, Vecchio y Collins derivaron la siguien-
y bending). Las regiones D se extienden anchura que incluya varias grietas, o
te relación entre la resistencia a compre
a partir de un cambio de sección, de c) el esfuerzo transversal de tensión. sión del concreto agrietado y la
agujeros o de puntos de aplicación con- 1.1 --. -ri_ l_l~ -.-“~11 I- ~l”..l- _ll_“_“~-. -_l~I.~.inll
deformación principal a tensión el:
centrada de cargas o reacciones, en una Schlaich y otros (1987) han propuesto f’cd=hf’c/(0,8+1 TOE,). El factor h varía
distancia igual a dos veces el peralte que la resistencia del concreto para fi- desde 1,O para concretos con peso nor-
del elemento (una vez el peralte a cada nes de diseñofni, en función de la exis- mal a 0,75 para concretos hechos con
lado de la discontinuidad), En estas zo- tencia de grietas, se calcule como: agregados ligeros.
nas, se supone que las cargas se resis-
ten mediante un modelo de armaduras, = l,Of’, para compresión oniaxial.
cuya versión simplificada es un modelo
de puntales y tensores (MPT). Las regio- -: 0,8f’, si las deformaciones transversales a tensión originar ”
nes D están limitadas por las B; en estas paralelas al puntal con anchura normal de grieta. I
últimas, es posible aplicar la teoría de
vigas; es decir, la hipótesis de seccio- = 0,6f’, si el agrietamiento, de anchura normal, na es parkelo al
nes planas es válida y se pueden dise- puntal o si el refuerzo es oblicuo con respecto al puntal (como en
ñar mediante las analogías de las ar- almas de vigas).
maduras plásticas desarrolladas por
= 0,4f’, si las grietas oblicuas tienen anchuras anormales (elementos
Ritter y Mörsch hace 100 años
con carga axial de tensión o en patines a ten&&).
(MacGregor, 1988).

INGENIERíA CIVIL 359 Marzo 1999 47


Otros autores, sin embargo, han meniio- Resistencia de los materiales. La resisten- Los modelos de análisis basados en prin-
nado que la resistencia a compresión del cia de diseño de los tensores será la co- cipio de equilibrio, como el MPT, impli-
concreto agrietado es, en realidad, afec- rrespondiente al esfuerzo de fluencia del can una ductilidad (capacidad de de-
todo aor el esfuerzo a tensión del con- acero. Para desarrollarla, se requiere aue formación) mínima oara alcanzar la
de esfuerzos supuesta. De
l refuerzo, tanto el material
b e n ser lo suficien-

concreto agrietada+

. . .. ..
P In FIP

En su forma más

tado límite de ser-

le al diseño de
nes monótonas 0
ås cuales no se pre-
rsihn* dekpartes de elemen-
zas en puntales y tentores. Hat%is* y 1 intervalo de com-
Fardis (1991) han mostrado la aplica- do. De acuerdo con
ción de las computadoras digitales en ‘néS sobre valores límite de los esfuerzos lo plicable directamen-
la construcción de MPT. Schlaich y otros de contacto a compresión sobre el nudo. te al diseño por sismo de elementos de
(1987) han sugerido dos criterios para Conviene señalar que no existe una gran concreto estructural. Actualmente, el
evaluar la idoneidad de un MPT desa- cantidad de información experimental comité técnico 445 “Cortante y torsión”
rrollado. Primero, se debe considerar sobre el comportamiento y resistencia de del Instituto Americano del Concreto
la compatibilidad de deformaciones de nudos. En 1991, Jirsa y otros presenta- evalúa las modificaciones que deben
manera aproximada orientando los ron algunos resultados del ensaye de dos hacerse a las Recomendaciones FIP-
puntales y los tensores de modo que tipos de nudos sometidos a cargas mo 1996 para diseñar por sismo. El mode
no difieran en más de 15” de las tra- nótonas. Sin embargo, todavía existen lo de puntales y tensores se ha usado
yectorias de esfuerzos o fuerzas obte- varios aspectos por estudiar y desarro- para detallar muros con aberturas suje
nidas de un análisis elástico lineal de llar, como son guías para análisis y dise tos a cargas laterales cíclicas (Taylor,
elementos y uniones no agrietados. El ño de nudos, sobre criterios de servicio Cote y Wallace, 1998); los muros exhi-
segundo se basa en que el modelo más y colocación de los estribos. Se necesita bieron un compromiso satisfactorio.
adecuado será aquel que minimice la evaluar el comportamiento de nudos con
cuantía de refuerzo, ya que correspon- diferentes separaciones de barras, altas
derá a la solución con la mínima ener- cuantías de refuerzos en tensores, almas
Continuará.. ’
gía de deformación. esbeltas, entre otras.

También podría gustarte