Está en la página 1de 11

10

Atención al alumnado
con necesidad
específica de apoyo
educativo
tema

1. INTRODUCCIÓN
Es evidente que el alumnado es diferente, estas diferencias se refieren a diversos
factores: capacidades, motivaciones, intereses, situación social, etc., por lo tanto, el docente
deberá atender a esas diferencias y ajustar a ellas su intervención educativa. Entre esas
diferencias una parte del alumnado puede tener necesidades educativas específicas.
Los/as alumnos/as que tienen necesidades educativas específicas son aquellos que
o tienen más dificultades que sus compañeros para acceder al aprendizaje determinado
en los currículos correspondientes a su edad, o los que tienen condiciones personales de
sobredotación intelectual con altas habilidades.
En el artículo 36.3 de la L.O.G.S.E. se propugna que: “La atención al alumnado con
necesidades educativas específicas especiales se regirá por los principios de normalización
y de integración escolar”.
Y en el 37.2 que: “La atención a los alumnos con necesidades educativas
especiales se iniciará desde el momento de su detección. A tal fin, existirán los servicios
educativos precisos para estimular y favorecer el mejor desarrollo de estos alumnos y las
Administraciones Educativas competentes garantizarán su escolarización”.
Las propuestas para la escolarización de este alumnado, así como la identificación
de los que requieran apoyos y medios complementarios a lo largo del proceso educativo,
se efectúan por parte de la Administración educativa competente, fundamentadas en una
evaluación psicopedagógica que tiene en cuenta tanto las condiciones y características
del alumno/a, como las de su entorno familiar y escolar.

la programación didáctica: componentes y realización 175


Tema 10. Atención al alumnado con necesidad específica de apoyo educativo
La Administración educativa promoverá especialmente la escolarización en las
condiciones más favorables en la etapa de educación infantil del alumnado que se encuentre
en situación de desventaja por razones familiares y sociales.

2. ALUMNADO CON NECESIDAD ESPECÍFICA DE APOYO EDUCATIVO


La Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, de 8 de diciembre de 2013,
en lo referente a este tipo de alumnado mantiene los siguientes principios de equidad que
dan respuesta a la intervención:
1. La Administración garantizará el acceso y la permanencia en el sistema
educativo del alumnado con necesidad específica de apoyo educativo.
2. Corresponde a las Administraciones educativas asegurar los recursos
necesarios para que los alumnos y alumnas que requieran una atención
educativa diferente a la ordinaria, por presentar necesidades educativas
especiales, por dificultades específicas de aprendizaje, TDAH, por sus altas
capacidades intelectuales, por haberse incorporado tarde al sistema educativo,
o por condiciones personales o de historia escolar, puedan alcanzar el máximo
desarrollo posible de sus capacidades personales y, en todo caso, los objetivos
establecidos con carácter general para todo el alumnado.
3. La atención al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo se
realizará de acuerdo con lo recogido en el Título II de la LOMCE; en la Ley
9/1999, de 18 de noviembre, de Solidaridad en la Educación y en la presente
Ley.
4. La escolarización del alumnado con necesidades específicas de apoyo
educativo se regirá por los principios de normalización, inclusión escolar
y social, flexibilización, personalización de la enseñanza y coordinación
interadministrativa. Con objeto de proporcionar la respuesta educativa
adecuada, este alumnado podrá escolarizarse en aquellos centros que
dispongan de recursos específicos que resulten de difícil generalización.
5. La escolarización del alumnado con necesidades específicas de apoyo
educativo garantizará las condiciones más favorables para el mismo. La
Administración educativa realizará una distribución equilibrada de este
alumnado entre los centros docentes sostenidos con fondos públicos, en
condiciones que faciliten su adecuada atención educativa y su inclusión
social. A tales efectos, se podrá reservar hasta el final del periodo de matrícula
una parte de las plazas de los centros públicos y privados concertados.
6. En la escolarización del alumnado con necesidades específicas de apoyo
educativo se favorecerá la adopción, entre otras, de medidas organizativas

176 la programación didáctica: componentes y realización


Tema 10. Atención al alumnado con necesidad específica de apoyo educativo
flexibles y la disminución de la relación numérica alumnado-profesorado,
en función de las características del mismo y de los centros.
7. Con objeto de hacer efectivo lo previsto, la escolarización del alumnado sordo
durante la enseñanza básica se llevará a cabo, preferentemente, en centros
que dispongan de intérpretes de lengua de signos española u otros medios
técnicos como recursos específicos.
8. La Administración promoverá, en colaboración con otras administraciones,
la adopción de planes integrales de compensación educativa en las zonas
desfavorecidas económica, social y culturalmente que acogen a población
con riesgo de exclusión.

Para llevar a cabo esta labor será necesaria la detección y atención temprana de
cada uno de los casos, para ello:
1. La Administración establecerá el conjunto de actuaciones dirigidas a la
población infantil de cero a seis años, a sus familias y al entorno con la
finalidad de prevenir, detectar e intervenir de forma precoz sobre cualquier
trastorno en su desarrollo, o riesgo de padecerlo.
2. De la misma forma, se actuará para identificar lo antes posible al alumnado
con altas capacidades intelectuales.
3. La aplicación de las medidas específicas, encaminadas a alcanzar el máximo
desarrollo personal, intelectual, social y emocional que este alumnado necesite,
se iniciará en el segundo ciclo de la educación infantil y se mantendrá,
mientras sean necesarias, durante todo el periodo de escolarización.

A continuación distinguiremos los cuatro grupos que distingue la LOMCE, en el


artículo 71.2; “alumnos y alumnas que requieran una atención educativa diferente a la
ordinaria, por presentar necesidades educativas especiales, por dificultades específicas
de aprendizaje, TDAH, por sus altas capacidades intelectuales, por haberse incorporado
tarde al sistema educativo, o por condiciones personales o de historia escolar, puedan
alcanzar el máximo desarrollo posible de sus capacidades personales y, en todo caso, los
objetivos establecidos con carácter general para todo el alumnado.”:
- Alumnado que presenta necesidades educativas especiales: “aquel que
requiera por un periodo de su escolarización o a lo largo de toda ella,
determinados apoyos y atenciones educativas específicas derivadas de
discapacidad o trastornos graves de conducta”.

la programación didáctica: componentes y realización 177


Tema 10. Atención al alumnado con necesidad específica de apoyo educativo
• Escolarización (LOMCE art. 74):
· Principios: normalización e inclusión e igualdad de acceso y
permanencia en el sistema educativo.
· La escolarización en Unidades o Centros de Educación Especial (CEE)
sólo cuando sus necesidades no puedan ser atendidas en el marco
de las medidas de atención a la diversidad de los centros ordinarios.
Podrán permanecer en los CEE hasta los 21 años.
• Evaluación y promoción: lo establecido en la normativa vigente.
- Alumnado con altas capacidades: (LOMCE, art. 76).
• Escolarización (LOMCE art. 77): el gobierno establecerá las normas para
la flexibilización de la duración de cada etapa para estos alumnos con
independencia de su edad.
• Promoción: lo establecido en la normativa vigente.
- Alumnado de integración tardía en el sistema educativo español (LOMCE,
arts. 78, 79).
• Escolarización:
· Educación primaria: “Quienes presenten un desfase en su nivel de
competencia curricular de más de un ciclo, podrán ser escolarizados
en el nivel inferior al que les correspondería por edad”. “Para este
alumnado se adoptarán las medidas de refuerzo necesarias que
faciliten su integración escolar y la recuperación de su desfase...”.
“En caso de recuperar dicho desfase, se incorporarán al grupo
correspondiente a su edad” (Decreto 68 CLM, art. 9. apartado 4 y Real
Decreto 126/2014 artículo 14).
· E.S.O: “Se escolarizará atendiendo a sus circunstancias, conocimientos,
edad e historial académico previo informe del responsable de
orientación del centro docente, en el que se indique el curso más
adecuado a sus características y conocimientos previos y el programa
individualizado necesario para facilitar su normalización” (Decreto 69
CLM, art. 10, apartado 4).
- Alumnado con dificultades específicas de aprendizaje (LOMCE, art. 79 bis).
· Corresponde a las Administraciones educativas adoptar las medidas
necesarias para identificar al alumnado con dificultades específicas
de aprendizaje y valorar de forma temprana sus necesidades.
· La escolarización del alumnado que presenta dificultades de
aprendizaje se regirá por los principios de normalización e inclusión
y asegurará su no discriminación y la igualdad efectiva en el acceso
y permanencia en el sistema educativo.

178 la programación didáctica: componentes y realización


Tema 10. Atención al alumnado con necesidad específica de apoyo educativo
· La identificación, valoración e intervención de las necesidades
educativas de este alumnado se realizará de la forma más temprana
posible, en los términos que determinen las Administraciones
educativas.

EVALUACIÓN DEL ALUMNADO CON NECESIDADES ESPECÍFICAS DE APOYO


EDUCATIVO: (Órdenes de 04-06-07 de evaluación en E.P. y E.S.O. –CLM-):
- La evaluación de los ACNEAE tendrá las mismas características que las del
resto del alumnado.
- En Primaria cuando de la evaluación se deriven dificultades significativas para
alcanzar los objetivos, previo informe del orientador, el referente serán los
objetivos, competencias básicas y criterios de evaluación que se determinen
en su plan de trabajo individualizado.
- En Secundaria cuando de esa evaluación se derive un plan de trabajo
individualizado, coordinado por el tutor y previo informe y asesoramiento
del orientador/a, el referente de la evaluación y promoción serán también
los objetivos, competencias básicas y criterios de evaluación del mismo.

3. RESPUESTA A LA DIVERSIDAD
“La respuesta educativa a la diversidad es un conjunto de actuaciones dirigidas al
alumnado y a su entorno con la finalidad de favorecer una atención personalizada que
facilite el logro de las competencias básicas y los objetivos de la Educación Primaria”…y
“Secundaria Obligatoria” (Decreto 68 CCM, art. 9, apartado 1 y Decreto 69 CCM, art. 10
apartado 1).
Esta respuesta se concreta en: “las medidas curriculares y organizativas recogidas
en el Proyecto Educativo” (Decreto 68 CCM, art. 9, apartado 2).
Algunos ejemplos de medidas organizativas y curriculares: el apoyo en el grupo
ordinario, los desdoblamientos de grupo, las adaptaciones del currículo, la oferta de
materias optativas, la integración de materias en ámbitos, los programas de diversificación,
el refuerzo escolar, programas específicos para el aprendizaje del español (RD 126/2014 y
RD 1105/2014 de enseñanzas mínimas de E.P. y E.S.O.).
El Centro educativo, en el ejercicio de su autonomía y singularidad, debe establecer
las medidas organizativas y curriculares según su realidad concreta y de tal manera que
cualquier alumno/a pueda beneficiarse de todas aquellas medidas que mejor se adapten a
sus características, intereses y motivaciones para el desarrollo de las competencias básicas.
Algunas medidas se dirigen únicamente a determinados alumnos/as con necesidades
educativas específicas de apoyo educativo:

la programación didáctica: componentes y realización 179


Tema 10. Atención al alumnado con necesidad específica de apoyo educativo
- Adaptaciones que se aparten significativamente de los contenidos
y criterios de evaluación del currículo para atender al alumnado con
necesidades educativas especiales. Dichas adaptaciones se realizarán
buscando el máximo desarrollo de las competencias básicas; la evaluación
y la promoción tomarán como referente los criterios de evaluación fijados
en dichas adaptaciones. Se incorporará esta medida en el Plan de Trabajo
Individualizado (RD 126/2014 artículo 14 y RD 1105/2014 artículo 9 de
enseñanzas mínimas de E.S.O. y E.P.).
- Programas específicos para el aprendizaje del español para el alumnado de
incorporación tardía al sistema educativo español y con desconocimiento del
idioma español. Esta medida es simultánea a la escolarización del alumno/a en
su grupo ordinario con el que compartirá el mayor tiempo posible del horario
semanal. Estos programas se elaborarán y desarrollarán “desde el respeto a la
cultura y lengua de origen, la atención necesaria para su rápida integración
social y educativa desde el respeto al principio de la inclusión” (RD 126/2014
artículo 14 apartado 5 y RD 1105/2014 artículo 9 de enseñanzas mínimas
de E.S.O. y E.P., Decreto 68 CCM, art. 9, apartado 4 y Decreto 69 CCM, art.
10 apartado 5).
El tutor o tutora, con el asesoramiento de la persona responsable de
orientación, integrarán en el Plan de Trabajo Individualizado, las medidas
simultáneas a la escolarización, tendentes a conseguir los objetivos –programa
específico para el aprendizaje del español, PROA y/o refuerzo (Decreto 68,
artículo 9, apartado 5 y Decreto 69, artículo 10, apartados 5 y 6).
- Flexibilización (en caso necesario) de la escolarización para el alumno con
altas capacidades intelectuales. Se incorporará esta medida en el Plan de
Trabajo Individualizado. “...podrá flexibilizarse de modo que pueda anticiparse
un curso al inicio de la escolarización en la etapa o reducirse la duración de
la misma, cuando se prevea que es la medida más adecuada para el desarrollo
de su equilibrio personal y su socialización...” (RD 126/2014 artículo 14
apartado 4 y RD 1105/2014 artículo 9 apartado 5 de enseñanzas mínimas
de E.S.O. y E.P., Decreto 68, artículo 9, apartado 6 y Decreto 69, artículo 10,
apartado 7).

3.1. EL PLAN DE TRABAJO INDIVIDUAL.


“Una vez identificadas y analizadas las necesidades específicas de apoyo educativo
y el contexto escolar y familiar del alumnado, las respuestas a la diversidad se concretan
en un PLAN INDIVIDUALIZADO DE TRABAJO” (Decreto 68 CCM, art. 9, apartado 3 y Decreto
69 CCM, art. 10 apartado 3).

180 la programación didáctica: componentes y realización


Tema 10. Atención al alumnado con necesidad específica de apoyo educativo
- Elementos del Plan de Trabajo Individual: “contemplará las competencias
que el alumno y la alumna debe alcanzar en el área o áreas de conocimiento,
los contenidos, la organización del proceso de enseñanza y aprendizaje y los
procedimientos de evaluación. En la organización del proceso de enseñanza
y aprendizaje se incluirán actividades individuales y cooperativas, los
agrupamientos, los materiales necesarios, los responsables y la distribución
secuenciada de tiempos y espacios” (Decreto 68 CCM, art. 9, apartado 3 y
Decreto 69 CCM, art. 10 apartado 3).
En el Plan también deben reflejarse las medidas organizativas y
curriculares del centro de las que participa el alumno/a en concreto.
- Quiénes lo elaboran y desarrollan: “coordinado por el tutor o tutora, lo
desarrolla el profesorado en colaboración con las familias y con aquellos
profesionales que intervengan en la respuesta”. Previo informe y con el
asesoramiento del responsable de orientación (Decreto 68 CCM, art. 9,
apartado 3 y Decreto 69 CCM, art. 10 apartado 3, Órdenes de 04-06-07 de
evaluación en E.P. y E.S.O., CLM).
- Alumnado con Plan de Trabajo Individual: alumnado con necesidades
específicas de apoyo educativo.
- Cuándo se elabora:
· ACNEAE: una vez identificadas y analizadas las necesidades específicas
de apoyo educativo y el contexto escolar y familiar.
· En cualquiera de las fases del curso cuando el alumno/a no alcance el
nivel suficiente en alguna de las áreas (órdenes 4-06-07 de evaluación
de E.P. y E.S.O,. punto cuarto).
· Cuando un alumno/a permanece un año más en el ciclo (E.P.) o curso
(E.S.O.) y cuando promociona con evaluación negativa (E.P.) o con materias
insuficientes (E.S.O.) (órdenes 4-06-07 de evaluación de E.P. y E.S.O., punto
cuarto).

4. LA ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD EN EL MARCO DE LA UNIDAD


DIDÁCTICA
La necesidad de ofrecer las mismas posibilidades de formación básica común a todo
el alumnado de un grupo clase tiene que articularse de forma coherente con el principio
de dar respuesta real a las necesidades educativas de todos los alumnos, es decir, con el
principio de atención diferenciada a la diversidad.
Los ámbitos en los que se manifiesta esta diversidad son variados y se establecen
entre ellos complejas interacciones. Tradicionalmente la escuela ha enfatizado uno de

la programación didáctica: componentes y realización 181


Tema 10. Atención al alumnado con necesidad específica de apoyo educativo
ellos, la capacidad para aprender, medida exclusivamente a través del rendimiento escolar,
y ha prestado menos atención a las diferencias de motivaciones, estilos de aprendizaje e
intereses, olvidando la interdependencia de los cuatro factores en el proceso de enseñanza
y aprendizaje.

4.1. ÁMBITOS DE DIVERSIDAD.


Es un hecho que el alumnado se diferencia progresivamente en cuanto a su capacidad
para aprender. Ahora bien, desde los principios que subyacen al currículo, capacidad
para aprender no es sinónimo de “capacidad intelectual” entendida ésta como algo
genérico e independiente de los contenidos que se trabajan, o como algo innato, estático
e impermeable a las experiencias educativas. Muy al contrario, la experiencia educativa
incide en el desarrollo del alumnado, en su capacidad de aprender; por ello, el ajuste de
la ayuda pedagógica por parte del profesorado es tan básico como las condiciones que se
requieren en el alumnado.
La motivación por aprender –y en particular por construir ciertos aprendizajes- el
segundo ámbito de diversidad es un complejo proceso que condiciona en buena medida
la capacidad para aprender del alumnado. La motivación depende en parte de la historia
de éxitos y fracasos anteriores del alumno/a en tareas de aprendizaje, pero también del
hecho de que los contenidos que se ofrezcan posean significado lógico y sean funcionales
para ellos.
El aprendizaje de los alumnos también está relacionado con los estilos de aprendizaje
con los que el alumnado se enfrenta a las tareas escolares. Es necesario analizar si el alumno
es fundamentalmente reflexivo o impulsivo. Hay alumnos que ante un problema se toman
más tiempo para analizarlos y otros que, por el contrario, responden muy rápidamente,
y es importante que el profesor tenga en cuenta esta variable junto con otra con la que
tiene gran relación y que se refiere a si los alumnos utilizan un estilo analítico o sintético
en el aprendizaje.
La capacidad de mantener el nivel de atención en la tarea es otra variable relacionada
con el estilo de aprendizaje. Determinados alumnos son capaces de trabajar durante
períodos largos sin decaer su atención y, por el contrario, otros necesitan interrumpir su
tarea de vez en cuando y volver a ella después de haber descansado, o tan solo la pueden
mantener por períodos cortos en tareas concretas.
El tipo de refuerzo más adecuado para cada alumno es asimismo una dimensión
relevante para el estilo de aprendizaje. Hay alumnos que necesitan ser reforzados
constantemente y otros que no, y alumnos a los que les afecta fundamentalmente los
esfuerzos de tipo social mientras que en otros casos son los refuerzos materiales los que
tienen mayor repercusión. Por último, es necesario prestar atención a la preferencia de
agrupamiento, ya que hay alumnos que se encuentran más a gusto trabajando solos y

182 la programación didáctica: componentes y realización


Tema 10. Atención al alumnado con necesidad específica de apoyo educativo
otros en cambio prefieren el pequeño o el gran grupo, sin olvidar que se debe favorecer
la interacción como factor determinante del desarrollo.
En cuanto a los intereses de los alumnos, hay que tener en cuenta que en la etapa
de Secundaria, se diversifican y se conectan además con el futuro académico y profesional
que cada alumno imagina para sí. En este tramo educativo los intereses se constituyen,
de esta forma, en Programaciones, unidades didácticas y técnicas de comunicación un
ámbito distinto de la motivación pero complementario a éste y para el cual los alumnos
deben encontrar también una respuesta diversificada.

4.2. LA AYUDA PEDAGÓGICA DESDE LAS PROGRAMACIONES.


Por todo lo anterior, el profesorado debe ajustar la ayuda pedagógica a las diferentes
necesidades de los alumnos y alumnas y facilitar recursos o estrategias variadas que
permitan dar respuesta a la diversidad que presenta el alumnado de estas edades. Las vías
existentes para el tratamiento de la diversidad son varias y no deben contemplarse como
alternativas, sino más bien como simultáneas y complementarias.
- En primer lugar, la propia naturaleza del currículo establecido, tanto en lo
que concierne a su estructura como a su contenido, traduce con nitidez la
preocupación por atender adecuadamente a la diversidad sin renunciar a un
planteamiento global de enseñanza comprensiva.
- En segundo lugar, se proponen unas vías específicas de tratamiento de la
diversidad que van desde las adaptaciones curriculares hasta la creación de
un espacio de opcionalidad para los alumnos, pasando por la posibilidad,
en casos extremos, de introducir una diversificación curricular para algunos
alumnos.

En los proyectos de centro y programaciones, que se realizan en principio atendiendo


a las características más generales y compartidas del alumnado, se deben a su vez prever
adaptaciones específicamente dirigidas a determinados grupos de alumnos y alumnas con
unas características particulares.
Se trata, en definitiva, de atender la atención a la diversidad de forma anticipada,
incorporando en la planificación docente recursos y estrategias variadas para dar
respuestas a las diversas necesidades que, de hecho y por el conocimiento que se tiene
del alumnado en un centro concreto, se van a producir. Así, la mejor manera de atender
la diversidad será elaborar proyectos de centro y programaciones que favorezcan aquellos
cambios habituales que el profesorado introduce en su enseñanza para dar respuesta a las
diferencias individuales en estilos de aprendizaje, motivaciones, intereses o dificultades
de aprendizaje transitorias.

la programación didáctica: componentes y realización 183


Tema 10. Atención al alumnado con necesidad específica de apoyo educativo
Lo que se debe tener presente al realizar los necesarios ajustes es que, por una
parte, se trata de medidas que tienen carácter ordinario y no precisan de una organización
muy diferente a la habitual, y, por otra, que no afectan a los componentes prescriptivos
del currículo. Así, según las circunstancias, se pueden plantear: metodologías y niveles de
ayuda diversos, proponer actividades de aprendizaje diferenciadas, prever adaptaciones
de material didáctico, organizar grupos de trabajo flexibles, acelerar o desacelerar el ritmo
de introducción de nuevos contenidos, organizarlos y secuenciarlos de forma distinta, dar
prioridad a unos núcleos de contenido sobre otros, profundizar en unos y ampliar otros, etc.
En todos estos casos, los alumnos receptores de tales adaptaciones están recibiendo
una enseñanza que, siendo diferente en algunos aspectos, persigue alcanzar para estos
alumnos los mismos objetivos educativos, trabajando básicamente sobre unos mismos
contenidos.
- Metodologías diversas: el mejor método de enseñanza para alumnos con
unas determinadas características puede no serlo para alumnos con unas
características diferentes, y a la inversa. En este sentido, los métodos de
enseñanza no son mejores o peores en términos absolutos, sino en función
de que el tipo de ayuda que ofrecen responda a las necesidades que en cada
momento demandan los alumnos.
Desde este punto de vista, las adaptaciones en metodología didáctica
son un recurso que se puede introducir en las formas de enfocar o presentar
determinados contenidos o actividades como consecuencia de los distintos
grados de conocimientos previos detectados entre los alumnos, o por la
identificación de dificultades en procesos anteriores con determinados
alumnos, etc. Estas modificaciones no deberían producirse sólo como
respuesta a la identificación de dificultades sino como prevención de las
mismas.
- Propuesta de actividades diferenciadas: cuando se trata de alumnos que
manifiestan alguna dificultad para trabajar determinados contenidos, se debe
ajustar el grado de complejidad de la actividad y los requerimientos de la tarea
a sus posibilidades. Ello exige, por una parte, de un análisis de los contenidos
que se pretenden trabajar, determinando cuáles son fundamentales y
cuales complementarios o de ampliación, y, por otra, el tener previsto un
número suficiente de actividades para cada uno de los considerados como
fundamentales, distinto nivel de complejidad, que permita trabajar estos
mismos contenidos con exigencias distintas. Han de prepararse también
actividades referidas a los contenidos considerados complementarios o de
ampliación con la perspectiva de aquellos alumnos que pueden avanzar
más rápidamente o que lo hacen con menos necesidad de ayuda y que, en

184 la programación didáctica: componentes y realización


Tema 10. Atención al alumnado con necesidad específica de apoyo educativo
cualquiera de los casos, pueden profundizar en contenidos a través de un
trabajo más autónomo.
- Materiales didácticos no homogéneos: los materiales didácticos deben
ofrecer una gama amplia de actividades didácticas que respondan a diferentes
grados de aprendizaje, bien estableciendo en cada unidad didáctica los
diferentes grupos de actividades, bien presentando todas ellas ordenadas
secuencialmente, a modo de banco de actividades graduadas de las que el
profesor, o en algunos casos el alumno, directamente pueda elegir las más
apropiadas.
Este segundo modelo de “banco de actividades graduadas” permite ofrecer
un conjunto de actividades que cubran pormenorizadamente todos los pasos
del proceso, lo que resulta muy aconsejable para trabajar con alumnos con
problemas de aprendizaje que necesitan desmenuzar los contenidos y trabajar
uno mismo de distintas maneras. A su vez, esto no supone un inconveniente
para los alumnos con un ritmo de aprendizaje superior a la media, siempre
que exista la posibilidad de recorridos más rápidos que permitan a estos
alumnos ir saltando a través de las actividades más significativas.
- Agrupamientos flexibles y ritmos distintos: las dificultades que pueden
presentarse trabajando con grupos heterogéneos en esta etapa, sobre todo en
el segundo ciclo en el que las diferencias son más acusadas y los aprendizajes
más complejos, pueden suponer en algunos casos retrasos y bloqueos en
los ritmos de aprendizaje que requieren de estrategias diferenciadas y que
pueden ir más allá de adaptaciones en metodología, materiales o actividades.
La organización de grupos de trabajo flexibles en el seno del grupo básico
permite que los alumnos puedan situarse en diferentes tareas, proponer
actividades de refuerzo o profundización según las necesidades de cada
grupo, adaptar el ritmo de introducción de nuevos contenidos, etc. Este tipo
de adaptaciones requiere de una reflexión sobre cuáles son los aprendizajes
básicos e imprescindibles para seguir progresando, la incorporación de una
evaluación que detecte las necesidades de cada grupo, así como el uso de
materiales didácticos específicamente preparados para las finalidades que
se preparen.

Los elementos prescriptivos del currículo (objetivos, contenidos y criterios


de evaluación) han de ser sustancialmente los mismos para todos los
grupos en los que se organice el alumnado. La metodología será el
elemento primordial a través de la cual se intentará dar una respuesta a
las necesidades de ese alumnado.

la programación didáctica: componentes y realización 185


Tema 10. Atención al alumnado con necesidad específica de apoyo educativo