Está en la página 1de 2

TECNICAS DE COMUNICACIÓN: APRENDER A DISCUTIR

Para tener un buen matrimonio, los dos deben tener los siguientes derechos relacionados
a la comunicación:

.- Deben poder (siempre que quieran) decir todo lo que sienten y piensan sobre un tema o
situación determinada.
.- Su pareja los debe escuchar en silencio, sin interrupciones y con respeto.
.- Su pareja debe entender lo que usted quiso decir y no otra cosa.

Lo anterior es básico porque si usted no se siente seguro de la reacción de su pareja al


plantear algo complicado o delicado… probablemente optará por no hacerlo. Y ya
sabemos que guardarse las cosas para evitar un conflicto no nos lleva a nada bueno.

Aprendimos que para solucionar problemas lo primero era obtener la información y que
ésta se obtenía a través de la discusión. Entonces se hace indispensable crear una forma
de discutir o “sacar la información” que no nos traiga consecuencias y dentro de cuyo
marco nos sintamos seguros.

Esta técnica ofrece a las parejas una forma alternativa de comunicación cuando hay que
tratar un tema difícil. Y funciona siempre y cuando se respeten las reglas.

Reglas:

A la hora de discutir, obviamente hay dos opiniones y éstas son las que consideramos la
información necesaria para la posterior solución del problema. Por esto es que no hay que
guardarse nada, es necesario vaciar toda la información (todo lo que sentimos o
pensamos sobre el tema en cuestión).
No se trata en esta etapa (de la discusión) se solucionar el problema, sólo hay que
concentrarse en entregar la información tal como lo haría si en su trabajo, su superior se
lo solicitara.
Ésta información debe tener como base el sentimiento; como me siento, lo que a mí me
pasa, lo que yo espero, etc.… JAMAS criticar al otro dando por sentado que lo que usted
piensa es la verdad absoluta.

Por ejemplo: si usted encuentra que su pareja no se preocupa por usted;

Lo correcto es: siento que no te preocupas por mí.


Lo incorrecto es decir: lo que pasa es que no te preocupas por mí.

En la primera versión usted estará dando a conocer un sentir (independiente de que esté
en lo cierto o no), en la segunda estará haciendo un juicio y una crítica a su pareja.

No deben perder nunca la sensación de estar trabajando juntos por solucionar el


problema. Y no deben tratar de pasar al acuerdo de solución mientras no se aseguren
haber puesto sobre la mesa toda la información.

Reglas para el que habla:

1.- Trate construir sus frases en primera persona; lo que usted siente, lo que usted piensa,
refiérase: “según mi punto de vista”, según lo que yo creo”, “de acuerdo a lo que me he
podido percatar”, etc.
2.- Construya frases cortas y terminadas éstas verifique que su pareja entendió
correctamente lo que usted dijo. Simplemente hágale la siguiente pregunta: ¿qué te dije?.
Si usted considera que la respuesta no se ajusta fielmente a sus palabras, repita la frase
(con cortesía) y repita el proceso hasta que se asegure haber sido entendido a la
perfección.
3.- Una vez expuesto su sentir, permita a su pareja tomar la palabra.

Reglas para el que escucha:

1.- Ponga atención en lo que su pareja está diciendo, no piense en lo que le va a contestar,
la idea es que cuando él le pregunte si le entendió, usted sea capaz de conceptuar la idea
correctamente.

2.- En esta posición (de receptor) no interrumpa, ni refute, ni exprese gestualmente su


desacuerdo, pensamientos o sentimientos aunque le desagrade lo que su pareja está
diciendo… espere hasta que tenga la palabra para expresar su punto de vista.

Esta técnica es muy efectiva pero es necesario practicarla, para hacerlo recomendamos
comenzar con problemas pequeños, la idea es ir adquiriendo la habilidad.