Está en la página 1de 5

Unidad Académica De Medicina

UNIVERSIDAD AUTONOMA DE GUERRERO

FACULTAD DE MEDICINA.

ANATOMÍA Y DISECCIONES I

CASO CLÍNICO: Fractura del miembro superior

Dr. Abraham Cervantes Sánchez

Dra. Miriam Cervantes Galván

Por: Franko nava arcos

Acapulco., Gro. A 09 de Febrero del 2017

CASO CLÍNICO.

Unidad académica de medicina, Av. Solidaridad S/N, Col. Insurgentes, C.P. 39300, Tel/Fax (744) 4-45-59-21 ACAPULCO, GRO. MAIL:
medicinauag@hotmail.com
Unidad Académica De Medicina

FRACTURA MÚLTIPLE EN MIEMBRO SUPERIOR.

INTRODUCCIÓN.

INTRODUCCIÓN

Las hernias perineales primarias son, dentro de las hernias pélvicas, excepcionales
. En la literatura mundial se han descrito menos de 100 casos, siendo su frecuencia
mayor en la mujer. Se clasifican en anteriores o posteriores en función de su
localización con respecto al músculo transverso del periné. En su etiopatogenia se
implican tanto factores congénitos como mecánicos que favorecen la relajación del
suelo pélvico .

CASO CLÍNICO.

Mujer de 77 años que ingresa en el servicio de Ginecología y Obstetricia por recidiva


múltiple de prolapso uterino que protruye comprimiendo pared vaginal posterior y
tumoración en región isquiorrectal del lado izquierdo, que desaparece a la presión,
por lo que somos consultados. El diagnóstico clínico es de hernia perineal anterior.

Se realiza un tránsito baritado donde se demuestra la presencia de dicha hernia


pélvica conteniendo asas de intestino delgado, además de múltiples divertículos
duodenales y yeyunales. Para intentar definir el tipo y localización de la hernia
pélvica se realizó una resonancia nuclear magnética que mostró un descenso de
diafragma pélvico con abertura amplia que permite el paso de un asa de intestino
delgado hacia un gran saco perineal. Vejiga y recto de localización normal.

Unidad académica de medicina, Av. Solidaridad S/N, Col. Insurgentes, C.P. 39300, Tel/Fax (744) 4-45-59-21 ACAPULCO, GRO. MAIL:
medicinauag@hotmail.com
Unidad Académica De Medicina

INTRAOPERATORIO.

Se procedió a la reparación quirúrgica. En un primer tiempo, se efectúa un abordaje


laparotómico reponiendo asas intestinales herniadas y útero prolapsado en cavidad
abdominal, uteropexia al promontorio sacro y cierre completo de la pelvis mediante
sutura de ambos ligamentos redondos a peritoneo posterior. Posteriormente se
abordó el defecto perineal, liberando el saco herniario y ante la falta de tejidos
consistentes debido a las intervenciones previas, se implanta un “cigarrillo” de
polipropileno

Unidad académica de medicina, Av. Solidaridad S/N, Col. Insurgentes, C.P. 39300, Tel/Fax (744) 4-45-59-21 ACAPULCO, GRO. MAIL:
medicinauag@hotmail.com
Unidad Académica De Medicina

POSTOPERATORIO.
El postoperatorio transcurrió sin complicaciones. La paciente fue dada de alta al
séptimo día tras la cirugía. No obstante, se produjo rechazo posterior del material
protésico, por lo que fue precisa su extracción tras comprobar la permanencia de
las asas intestinales y útero a nivel abdominal. La paciente permanece asintomática,
sin recidiva herniaria ni del prolapso uterino.

DISCUSIÓN.
Las hernias perineales son protrusiones del contenido abdominal a través de los
músculos y de la aponeurosis que forman el suelo de la pelvis. También se
denominan globalmente hernias pelvianas, junto con las hernias obturatrices e
isquiáticas. Se clasifican en primarias (congénitas o adquiridas) y secundarias
(derivadas de cirugía como amputación abdominoperineal o prostatectomía radical).

A Scarpa (1821) se le atribuye el primer caso clínico aunque la primera descripción


se recoge publicada por De Garengeot en 1736.

Estas hernias son raras, sólo superan en frecuencia de aparición a las ciáticas.
Habitualmente ocurren entre la quinta y octava década y se ve con una frecuencia
cinco veces mayor en la mujer. Esta relación puede deberse al traumatismo del
parto y pelvis más ancha. Por otra parte, se piensa que un fondo de saco de Douglas
elongado y de gran profundidad constituye una forma de predisposición congénita,
como de igual forma lo es la fusión incompleta del proceso vaginal en las hernias
inguinales del varón al nacer. Otros factores etiopatogénicos son obesidad, ascitis,
esfuerzos defecatorios repetidos e infecciones pélvicas recidivantes.

En nuestra paciente se encontraban algunos antecedentes como la obesidad,


multiparidad y el estreñimiento crónico, con el consiguiente esfuerzo defecatorio.
Unidad académica de medicina, Av. Solidaridad S/N, Col. Insurgentes, C.P. 39300, Tel/Fax (744) 4-45-59-21 ACAPULCO, GRO. MAIL:
medicinauag@hotmail.com
Unidad Académica De Medicina

BIBLIOGRAFÍA.

1. Broadbent MR, Quaba O, Hadjucka C, McQueen MM: The epidemiology of


multifocal upper limb fractures. Scand J Surg. 2003; 92: 220-223.

2. Kaas L, van Riet RP, Vroemen JP, Eygendaal D: The incidence of associated
fractures of the upper limb in fractures of the radial head. Strategies Trauma Limb
Reconstr. 2008; 3(2): 71-74.

3. Van Riet RP, Morrey BF: Documentation of associated injuries occurring with radial
head fracture. Clin Orthop Relat Res. 2008; 466: 130-134.

4. Lee PC, Su JY, Yeh WL: Adult Monteggia fracture with ipsilateral distal radius
fracture: case report. Chang Gung Med J. 2000; 23(1): 38-42.

5. Espinoza-Ervin C, Starr A, Baysal D: Case Report. Lateral dislocation of the elbow


joint accompanied by a supracondylar/intercondylar humerus fracture in an adult.
Injury Extra. 2006; 37: 440-443.

Unidad académica de medicina, Av. Solidaridad S/N, Col. Insurgentes, C.P. 39300, Tel/Fax (744) 4-45-59-21 ACAPULCO, GRO. MAIL:
medicinauag@hotmail.com