Está en la página 1de 2

Tips para una Escucha Activa en la

Parentalidad y toda ocasión

1- Estar presente: en contacto, no permitir que la mente divague, bloquear todo otro
estimulo al momento de interactuar con su hijo, y sobre todo cuando este plantee una
temática relacionada consigo mismo.

2- Llevar el ritmo, si se ve angustiado mantener la calma siempre comunicándose al


mismo nivel, si está sentado siéntate.

3- Repetir algunas de las frases que su hijo/a le ha dicho para dar cuenta de que lo
escucha (reflejando)

4- Aclarar: si tiene dudas de su relato, no se quedarse con la duda, aclare.

5- Usar una voz normal, no la de una profesora, no en tono de sermón. Tomar en serio

6- Usar sonidos y expresiones faciales que den cuenta de que se lo está escuchando
(mmm, claro, ooh!, chuta!, caras de sorpresa, asentir, etc.)

7- No sermonear, no explicar todo, no tratar de solucionar su situación (Más ADELANTE


CONVERSAR SOBRE LA POSTURA PROPIA por ejemplo: “¿sabes? He estado pensando en
lo que hablamos recién, ¿puedo hacerte un comentario de eso?”

8- Tener en cuenta su tono de voz y su expresión, tratar de ver como se está


sintiendo, verbalizar lo que ve (“veo que esto te duele o te molesta o te enfurece”), si el
joven niega esto acéptelo no lo rebata, no es necesario (“ah bueno”)

9- Verbalizar por su hijo/a “apuesto que esto te molesto…..”, si su hijo/a dice que no es
así asentir, recibiendo el mensaje entregado por este.

Cuando nuestros se sienten poco escuchados o que no nos


importan o censuramos todos sus temas o preocupaciones,
simplemente buscarán otros para conversar…simplemente no
nos buscarán más.