Está en la página 1de 3
“Los grandes movimientos del alia de la especie vie nen al principio Como UN LADRON EN LA Noche, ¥ he aqui gue luego subitamente se les descubre poderosos y_ mun distes. WELLS, Si, como un ladrén en la a noche, ha Hegado la nueva conciencia. zQuién la ha sentido ilegar? No ladraron los perros centinelas. No hay nades en el Capitolio. Pero la hueva conciencia aquf esti en el silencio anunciador, en las tinieblas_predecesoras, Lasentimos ltir en el viejo cuerpo de Ia Raza, como side la cegada fuente volviera manar cl agua. viva. El muerto corazbn, la oculta entrana, reinicia su dindmica de péiidulo. Lento, lento, casi imperceptible ‘Veni ya, ia nueva conciencia ha llegado, Corre la sa- via por el viejo tronco. Era una masa informe, shitGrica. No vivia, pareca eter. na como las montafas, como el cielo, Lin su rostro de es. finge, las euencas vacas fo declan todo: sus ojos ausentes nov miraban ya el desfile de as cosas. Era un pueblo. de Piedra. Asi estaba de inerie y mudo; habia ofvidado su Ristori. Fuera del tempo, comd el cielo, como las. monte: laf, ya no era un ser varable, perecederor human. Ca: recia'de conciencia. El bien y el mal, el dolor o el plicido viv, Dios, el mundo, habtan perdido, para 6 todo valor. Era una Raza muerta- Le mataron los invasores hasta a. sus dioses. La-Espafolada habia esido sobre et jardin Inxaco conta nplaabley universal fuera desrctoa de Pasaron os siglos; para la. Raza era ayer, Los agos tados campos se “desenlumecen des sucho de. pietra, Hay un leve agitar de alas, quedamnente se persibe un ler tisimo arrastrarse de orugas; algo como sordo preludio de Teja snfoni, La naltalez vive e milagre prime La masa informe de los pueblos uiiertos se tambien'y- todos Nueva Vida, Hay un milagro primavera de las raz. los sepuleros tornardnse matrices de la {DEADNos vivint De todas partes sale el grito uniforme. Los hombres de la montana y dela planicie, de la hon- donada y de la cumbre ululan el grito ani, Lo lanzan al cielo como una saeta vibrente y sonora, No se escucha otro clamor, como si todos los hom: bes solo fueran aptos para emilir esa sola vibraciGn vocal Dejadnos vivir! Es ia raza fuerte, rejuvenecida al contacto con la tierra, que reclama su derecho ala accidn, Vacia bajo el peso aplastante de la vieja cultura extrana, “Aprisionada en la ferrea armadura del conquistador, la Pujante energia del alma alborigen se consume. Estalla la Protesta, y el grito undnime resuena de cumbre en cumbre hasta convertirse en el vocerfo edsmico de los Andes. La cultura bajaré otra vez de los Andes. De las allas mesetas descendié la tribu primigenia a poblar planicies y valles. Desde el sagrado Himalaya, desde Ibero-Amerikanisches Institut PreuBischer Kulturbesitz TEMPESTAD EN LOS ANDES el Altay misterioso arranca el impulso vital de los pueblos fundadores. En el camino. las razas se juntan yen can, se mezclan y se separan, Cada una se afr esericia, pese a fomologias temporarias. El arbol étnico vive de sus rafces, aunque sus ramas se enreden en la me afta del bosque, aunque su copa se vista de exéticas flo- res. La Raza perdura. Eclipses, quebrantamientos, inferioridad_y_opresién: todo lo ‘resiste. Vive en alzas y bajas, en florecimientos y decadeneias: el brillo 0 ln sombra no Te afectan en lo intimo. Puede ser hoy un imperio y maflana un hato de es clavos. No importa. La raza petmanece idéntica a si mis- ma, No son exterlores alavios, epidérmicas reformas, ca paces de cambiar su ser. El indio vestido a la europea, hablando ingl sando a la occidental, no pierde su espirit No mueren las razas, Podran morir las_culturas, su és, pen exteriorizacién dentro del tiempo y del espacio. La taza keswa fue cultura titikaka y despues ciclo inka. Perecie fon cus fonmas, Ya mathe Sige’ movoltos Tlavanai oi Fabrica ary baie Kosko Dar oy hess tnbreivn todas ns aistotes, Des Fismo, Mas, de la humana nebuloss, casi antropopitee meee deberotet tamiear que det cites teion Fee Slastres noes wn le krvani e PY De ese rescoldo cultural todavia viven cuatro millone, de hombres en el Peri y seis mis entre el Ecuador, Bo liviay la Argentina. Diez millones de indios eaidos en la penumbra de laseulturas muertas, De las tumbas saldran los gérmenes de la Nueva Edad. Es el avatar de Ia Raza No ha de ser una Resurreccién de El Inkario_con to- das sus exteriores pompas. No coronaremos al Seflor de Senores en el templo del Sol, No vestiremos el unku ‘ih cubririse la trasquilada cabeza con el Hautu, ni calzarinse Tos desnudos pies con la usuta. — Dejaremos tranquila a la elegante llama servicial, No serin momifieados ‘nuestros uerpos miserandos, No adoraremos siguiera al Sol, si premo benefactor. Habremos olvidado "para siempre el Kjjpus: no intentaremos reanimar instituciones desaparect das defintivamente, Habra que renunciar a muchas. be lias cosas del tiempo ido, que aNoramos como romantics poelas. Mas, cunta belieza, cuinta verdad, cuanto bien emanan de la'vieja cultura, ‘del milenario espfritu. andino: {edo fué desvalorizado por Ia presuncidn de superioridad de los civilizadores europelzantes, La Raza, en el nuevo tielo que se adivina, reaparecerd caplendente, nimbada por sus eterios valores, con paso firme hacia un’futuro.de glo: Flas cletas. Es el avatar, la incesante transformacion, ley Suprema que todg lo rige, desde el curso de los mundos estelares asta el. proceso’ de estas otras grandes estrellas ue son las razas que pululan por el globo, erriticas dentro de tin sistema: es el avatar que marca’la reapart ida de los pueblos andinos en el escenario de las culturas. Los Hombres dela Nueva Edad habrin enriquecido sti acervo con las conquistas de la clencia occidental y Ia sa- Didurfa de los maestros de oriente. El instrumento y la hherramienta, Ia méquina, el libro y ‘el arma nos darn el dominio de la naturaleza: 1a filosoffalave-metapsiquica- hard penetrante nuestra mirada en el mundo del espiritu, Eno alto de las cumbres andinas, brillard otra vez el sol magnifico de las extintas edades.. Por sobre las mon- farias, en el espacio azul que. sirve de fondo a. los Andes- bambalinas de lo infinite se produciré la armonia de O- intranda viewer amauta INDIA CCOLLA, males de Jost Sabogat riente a Occidente, cerrando la curva abierta milenios a- tris. Se cumple ef avatar: nuestra raza se apresta al ma Mana: puntos de hz en ta ineb cerebral anncian eh advenimiento de la Inteligencia en la actual agregacion sub: hhumana de los viejo: keswas TEL Sot. DE SANORE * La sociedad alentaba en un espiritu occiden- * tat yet pueblo vivla con el alma en la ti “pra.” Entre esos dos, mundos no. habia inte “ ligencia alguna, no habia conunicacién; no “ se perdonaban ino 2 ofr. SPENGLER. ¢Rusia?, (EI Perit He aqui nuestra historia nacional, el perenne conflicto ‘entrelos invasores y los invadidos, entre Espana y las In- dias, Ia lucha de los Hombres Blancos la. Raza de Bron- ce; guerra sin tregua, todavia sin esperanzas de un pacto de paz, Cinco siglos de cotidiana batalla que consagra y Ibero-Amerikanisches Institut PreuBischer Kulturbesitz ratitica en cada amanecer ef dominio victorioso de com- Giuistador, pero que no di Ue'seguridad’de nuevas ae roras identcss. "Desconfia a que oprime y_ malta Sino mucre la Vietina, se vengari Desgraciadamente para el ano, las fasts no mieten Un ia alumbrard et Sot Je Sangre, el Vawar int todas las aguas se teint de rojo: de. purpura tora. an las inf del Titkaka; de pirpura, an los arroyos erisalinos.‘Subled la ane are hasta las alas y- “neve fas cispides. "Terrible Dia deol de Sangre ‘aDonde eat las fuentes de esta inundacion de rojas ee ha vertido el dnfora Es que sangra el corazén del putblo, El Dolor de un Milenio de Eselavitd rom pid sus diques. Purpura de fos espacios, prptra del Sol plrpart dei eta eres fa Venganza ‘Adin en la noche el Fue go alumbraté Tos mundos Serdel incendio purificador Oh! la esperada Apoea lipsis, el Dia del Vawarinti que no lardard en amane eQuién no aguarda a pre- seitidaauron? El vencedor injusto que shogara' en. si propia san sere al indio rebelde. 2No Gis por allt Ia prédica del exterminio, de la caceria Inmisericorde?” Va as mar taneas de Huanta, de. Ca banilas, de Lay Igares mas son ritagas del an Dia Sangriento. El vencido alimenta_en silencio si odio secular, cal- culafiamente el interés ‘compuesto. de cinco sigios feverueles agravios. 2Bas- lack el millén de vitimas blaneas? Desde sui mirador de la montana, desde su atalaya de los Andes, escrita el Horizonte, zSerdn estas celajes de fue go la senal del Vawarnt? Obseea el odio. Volved ta raz6n, hombres de tos Dos Mundos. Ti, hombre "blanco", mest indefinible, contagiado de Ta so: berbia europea, fu presuneldn de. “civiizado" te pierde, No cones en las bocas ininimes. de tus caones y"de ts fusiles de acero, No te cnorgullezeas “de tu maquinaria ae puede falar Es incurable tu ceguera jSigues viendo. en el hom bre de fez bronceada a ‘un ser inferior de otra especie ds. tinta ala tuya, hijo de Adin, nieto de Jehoval Ta ideolo- gia no cambia en lo. cotidiano: reenearnas a. Sepilveda, Eldoctor sslmantino que negd humanidad a fos indios de ‘América ‘Aliznero dominador de cinco_siglos: los tiempos son otros. Es la ola de los pueblos de color quete va aarollar intranda viewer sipersistes en tu conducta suicida. Arrogante colonizador ‘europeo, tu ciclo ha concluido. La tierra se poblard de Es- partacos invencibles, V ti, hombre de Jos Andes, persiste en ti mismo, ei plase tu sino. Obedece el mandato della tierra, si vives con ‘su alma; pero, no te consuma el odio. El amor es demiut 80. Havigndote grande y fuerte, el blanco te respetaré ‘Triunfards sin ensangrentar tus manos. puras de hijo dei campo. ‘Suefien los malvados con el Sol de sanghe;en tu al regenerada solo brillard el rayo del sol que besa la en la santa eépula de todos Tos dias, ‘Como en la edsmica armonta, los dos mundos gira- rin dentro de sus érbitas, recibiendo, por igual, el halito creador del Rey de los astros. EL Pera como Rusia es un pueblo de campesinos. De tos cinco mtiones de hombres. que probablemente care cemos de cifras exactas--viven en'el teritoro. nacional, No Hlega aun milén ef nimero de fos habitants de las chda des y Tos viloron Gastro quintas partes dela total poblacién del Peri ta consttuyen fos abradores indigeras Bolivia, el Ecuador, Colombia, una mited dela Ar senting, ntegran ia colectvidad agra de fos Andes Los problemas de eta gran calectividad andina son co runes a otros pases coma Venezia, como’el, Bras € Imo Méxieo, como la Améria “Cental y Tas Antias, Un fuerte poreeniaje de pobladores de raza aborigen forma et ele ‘mento’ bisico de las nacionalidades amercaas. VViven esas repdblicasen el desdoblamicnio iosalvable de 10s dos. mundos dismiss la minor curopezads, Ia smayoria primitive Somos los priblos felas, ls campesinos eteros, ahi toricos de Spengler. En a capital y las pequenas chads perdidasen las inmensidad del pa intabtado, una simi {icin de cutura occidental jutieselbarni de pueblo "mo derma" con que nos presentamos en el "concierto" de las a stones ca. Mirando las cosas del Pert desde este plano de reali da verdadera, resulta trigicamente grotesco Canto. hace Ios por “parécercivilzados. Ridilo muestro republics. smo democrtico, sdicalo nuestro progreso,risculs, rid los, hasta vencet todo limite, aqueiosintclestales”y a tists que representan a nucsto ‘pueblo -como ta simitsea agreyacion que Rudyard. Kipling llamé el" Bandar—Log”™ ES-un gosto elegant, de abeolata.deconci, cerear los jos a todo fo que desagrada, Que puede importarle. un Senorita del Pals que haya ena sierra cuatro millones de Indios “pojoson"? Suclos, maolentes provinianos, a. diablo. Esos cuatro millones de hombres no’ son ‘iudadanos, estin era del Estado, no pertenecen ala sociedad pera mm VViven desparramados en el eampo, en sus antiquisimos ayllus, De aht Tos extrac volentamente ia» ley. para- que tunpian ss precepts severament emel servicio miltar ‘bligatoro, en el servicio val obligatoro, en el servicio scolar obligatorio, en todos. los servicios obigatoris fy fados por it legislcion y In costume. Para el campesino indo toda relaién_con el Estado y ts sociedad se resuelve en obligacones. El campesio ti diocarece de derechos. Sin embargo, ante Ix Consttucién y los Cédigos es ridicamente igial sus opresores. En distintas épocas se han findado vast asociaciones para protegelo, lucha flantropia se ba gas siempre fara Gl csmpesino de nacstrasslerras El ampesino indo 5m if, un incapag tn menor presse apart, Ur hacer Toga la talora det blanco y del meni. soe E Zo se hat emocionado los finiopos cone) sutrimiento el Indio, 8, habia que extenderles a mano protector. Ibero-Amerikanisches Institut PreuBischer Kulturbesitz aAMaAUuTA Prosndigena, Patronato, siempre el gesto del senor px ra elvesclavo, siempre el aire protector nel semblante de {quiet domina cineo sigios. Nunea el gesio se-ero. de just iy, nunca palabra vil del hombre honrao, no vibiaron jamés los trienos de biblica indignaciin, Ni los pocos apés {oles que en lerras‘det Perl aceron pronuncliron jemas 1a santa palabra regencradora.” En femeniles espasmos de compasign y piedad para el pobrecito indio oprimido, tras: eaurre la vida, 'y pasan las generaclones, ;No haya un alma viril que grite al indio.4speramente el 'sésamo. salvador! Concliya tina vez por todas ta literatura lacrimosa. de los in El eampesino de los Andes desprecia las dulces pala bras de consuelo. : A El murmullo del viento percibido en la alta noche, en ta medrost soledad de la puna, acongojaba st alma: eran Iosimalos espirtusrashumantes que dominaban en las nieblasy asia, con sus garras Invisibles, al mas osado, Pasad, pasad, malos espirtus de la noc. Bien certadas las puertas de. Ia casa del pastor, mugla el vento como una bestia br, en la planiie ‘inte y es cura." Mugla el viento silbaba a” rafosy su sllbido agudo punzaba ef corazbn, Solo consejos cobardes dibale el viento nocturno, Pero, legaba el diay disipubanse tos temores como las sombras il brilar el sol.” En as faenas rurales, en la cami hala por lomas y hoyadas, en el pasioreo, seniiase fuerte, waleroso, agresivo, Quién osara contra él, -Arrogante te paba las montahas, y desde las espides” media la tierra Eomo.un eéndor Tomabala noche. V otra ver el pavor, a cobardia Sualma infantil, de primate anscronico, no «se matic paba del miedo ancestral.” Poblada estaba para 6 Ta noche de poderosos enemigos EL murmullo del viento era. la. ininteigible vor del rmonsiruo. noctume ‘Una vez, sintidse con valor sereno y se puso a escuchar el mural de vento.” Eatbasolo, completamente sol enplenas tinieblas, se podia. maginar aun no llegado al ‘mundo, en el materno caastro, asf debia set de oscuro. ‘Articulabanise fas voces digperss del viento de. la me dianoche.” Escuchando, ensilenco, concentrada toda ela ma.en percibir disintamente ef mensaje misterioso, intuy dl desconocido lenguaje. Si, era ia invitacion a la libertad en'las sombras. Podiasali,sldela a la Hanurainmensa en lanoche, Yano temia a nadie. sald, y se-zambu- Hi en’ las calotriantes tinieblas, y gritéy siloé como. el viento, y corr con el, raudo, —por encima dela tierra, por Sobre las mds altas méntanas, por las quiebras las. ener tijadasaras del suelo, vertignoso como et hurtcit, Aca ante como el clio La palabra habia sido promunciada, y nunca més. sin- tigse medroso ante poderes invisibls, Osado, mataria ahora el monstruo interior Disiparianse. entonces las sombras “gue envolvian su conciencly harlase defintvamente fuerte, fuerte yvaleroso en todas las horas 2Quién podria entonces explotar su ignorancia? SQuién abusaria mis de su debitidad momentinea? Murmullos del viento percibido en ta alta noche, en Ja soledad de i. puna, hablante revelado la verdad reden tora, eran_el sésamo. salvador! SaTSe hombre, y no temas La Palabra hasid pronunciada, intranda viewer