Está en la página 1de 3

LA CLASIFICACIÓN DE KENNEDY

Se fundamenta en la topografía, es decir en las relación que guardan las brechas desdentadas con
los dientes remanentes. Deberemos considerar entonces, cuatro clases de Kennedy y las
subdivisiones correspondientes.

Clase I: Desdentado Bilateral Posterior.

Es decir que presenta ambas zonas posteriores desdentadas permaneciendo el grupo anterior.
Según el número de brechas provocadas en el grupo anterior por las piezas dentarias ausentes,
nos va a dar como resultado las diferentes subdivisiones de la clase.

Clase II: desdentado unilateral posterior.

Presenta la zona posterior de un solo de un lado, desdentada. Esta clase admite también
subdivisiones según el numero espacios desdentados existentes, aparte de aquel que nos de la
clase.

Clase III: desdentado unilateral con pilar posterior.

La característica de esta clase es, que el espacio desdentado se encuentra entre piezas dentarias
remanentes, es decir que hay una brecha posterior de un solo lado pero esta empieza con una
pieza dentaria a la que llamaremos diente pilar. Esta clase también tiene subdivisiones

Aclaración: cuando las brechas son múltiples, debemos considerar la brecha más posterior, la cual
nos determinara la clase y las restantes nos darán la subdivisión.

Clase IV: Desdentado bilateral anterior.

Esta clase no admite subdivisiones. Por que sí presentara más de una brecha desdentada estaría
encuadrada dentro de las clases I, II, III.

Aclaración: esta clase debe tener una brecha que anterior que comprometa ambas hemiarcadas.

REGLAS DE APPLEGATE

1.- La clasificación debe ser después de, y no antes de, realizar extracciones dentales que podrían
alterar la clasificación original.

2.- Si falta un tercer molar y no va a ser reemplazado, no se le considera para la clasificación.

3. Si se haya presente un tercer molar y será utilizado como pilar se le considera en la clasificación.

4.- Si falta un segundo molar y no va a ser reemplazado, porque no existe diente antagonista, no
se le considera para la clasificación.

5.- El área desdentada más posterior será la que determine la clasificación.


6.- Las áreas desdentadas distintas de aquellas que determinan la clasificación se denominan
modificadas o subdivisiones y designadas por su número.

7.- La extensión del área de modificación no tiene valor, el factor determinante es el número de
áreas.

8.- Sólo las clases I, II y III pueden tener subdivisiones.

LEY DE ANTE

Indica que la suma de las longitudes de las raíces deben ser igual o mayor que el espacio edentulo
a reemplazar y también es utilizables en implantes ya que a mayor espacio a reemplazar con
implantes hay mayor índice de flexión por tanto los implantes deben tener mayor longitud y
mayor diámetro.

O sea que si faltan dos dientes uniradiculares mínimo deben ser dos raíces (una de cada lado) las
que soporten a los dientes a sustituir.

¿Cómo se seleccionan los dientes pilares?

Antes de realizar cualquier prótesis, los tejidos de soporte alrededor de los dientes pilares deben
estar sanos y libres de inflamación. Los dientes pilares no deberán presentar movilidad, puesto
que habrán de soportar una carga adicional. Es preciso evaluar tres factores de las raíces y sus
tejidos de soporte:

1. Proporción corona-raíz.

2. Configuración de la raíz.

3. Zona del ligamento periodontal

La porción de la corona-raíz: Va a ser la medida desde la cresta ósea alveolar, de la longitud del
diente, hacia oclusal, comparada con la raíz incluida en el hueso. La porción ideal de corona-raíz en
un diente pilar es de 1:2 y de 2:3, esta última medida es muy difícil de encontrar pero es la mejor.
Y la mínima aceptable es 1:1.
Configuración de la raíz: Los dientes que son uniradiculares, con raíz cónica y sin curvatura en el
tercio apical, pueden usarse pero en puentes cortos, cumpliendo los requisitos antes
mencionados.

Área de la superficie periodontal: Las raíces que son más amplias vestíbulo-lingual que mesio-
distal y que son multirradiculares, darán mejor soporte periodontal.

Intereses relacionados