Está en la página 1de 3

SANDWICH DIVERTIDOS

En una hoja de molde haz la figura de la cabeza de un panda.

Luego, ponla sobre el pan de molde y traza la figura de la cabeza del panda. Con la ayuda de un
cuchillo córtala cuidadosamente.

Una vez lista, calcula la distancia donde deben estar los ojos. Luego, con una cucharita coge el
chocolate y dibuja las ojeras del panda en forma de gota invertida.

Deja reposar unos minutos. Pon los ojos de caramelos blancos o algo similar (puedes
encontrarlos en cualquier tienda de repostería).

Finalmente, coge una manga pastelera y dibuja la boca y el hocico del oso panda como
muestra la foto.

Repite el procedimiento con las demás rebanadas de pan de molde, y listo: ¡ divertidos ositos
panda!

Corta las tres rebanadas de pan en círculos de distintos tamaños: pequeño, para el hocico;
mediano, para la cara; y grande, para el cuerpo del cerdito, como muestra la foto. Puedes usar
moldes en forma de aro o los platos que tengas en casa.

Para las orejas: corta la parte más oscura del pan de molde utilizado y forma 2 triángulos.
Para el hocico: con la ayuda de una pajita o un cuchillo, haz los orificios de la nariz del cerdito
en el círculo pequeño.

Ahora, unta la nutela en los círculos pequeño y mediano; luego, pégalos uno sobre otro,
teniendo como base el círculo mayor. Luego, pon las orejitas del cerdito en el círculo mayor.

Finalmente, echa la nutella en la manga pastelera y dibuja la carita del cerdito, como muestra
la foto. Si no tienes manga pastelera, puedes usar una bolsa con un agujero finito.

Para el cuerpo: coge un molde pequeño con forma de aro y corta la rebanada de pan.

Para las alas: corta la loncha de queso con el mismo molde.

Luego, en el queso ya redondo dibuja las alas de la mariquita como muestra la foto. Corta la
figura cuidadosamente.

Ahora, con una pajita haz los agujeros de las alas, como muestra la foto.

Luego, con un poco de queso crema pega las alas en el pan redondo, dando forma a la
mariquita.

Ahora, corta una aceituna negra por la mitad y ponlas como si fueran los ojos.Listo: ¡un
divertido sándwich para tu niño!
Corta el pan de molde, el queso y el jamón en círculos del mismo tamaño con la cortapastas o
un aro.

Coloca las lonchas de jamón y queso entre los círculos de pan y atraviesa con un palito o
rosquilleta para formar las pesas.