Está en la página 1de 6

ENAMORAMIENTO

El enamoramiento comúnmente confundido con el amor, hace referencia a un estado en el


que una persona magnifica las cualidades positivas de otra y que suele tener lugar al
comienzo de una relación amorosa. Y es un estado emocional producto de la alegría, en el
cual una persona se siente poderosamente atraída por otra, que le da la satisfacción de
alguien quien pueda comprender y compartir tantas cosas como trae consigo la vida. Desde
el punto de vista bioquímico se trata de un proceso que se inicia en la corteza cerebral, pasa
al sistema endocrino y se transforma en respuestas fisiológicas y cambios químicos
ocasionados en el hipotálamo mediante la segregación de dopamina.
El enamoramiento se basa en los gestos y la comunicación emocional, motriz, sexual,
intelectual e instintiva. Los gestos se basan físicamente también y se llevan a cabo al
moverse, mirarse, acariciarse y hablarse.
El enamoramiento puede ser de dos tipos:
Externo: donde te enamoras de lo que tus ojos ven.
Interno: te enamoras de como es el individuo (sus sentimientos)
Las características principales del enamoramiento son sintomáticas, las cuales según la
mayoría de los autores son:
 Deseo de intimidad y unión física con el individuo (tocarlo, abrazarlo, besarlo e
incluso relaciones sexuales).
 Deseo de reciprocidad (que el individuo también se enamore del sujeto).
 Temor al rechazo.
 Pensamientos frecuentes sobre el individuo que interfieren en la actividad normal
del sujeto puro.
 Pérdida de concentración.
 Fuerte activación fisiológica (nerviosismo, aceleración cardíaca, etc.) ante la
presencia (real o imaginaria) del individuo.
 Sensibilidad ante los deseos y necesidades del otro.
 Atención centrada en el individuo.
 Idealización del individuo, percibiendo solo características positivas, a juicio del
sujeto y atenuando o justificando las características negativas.
El proceso de enamoramiento suele comenzar con una atracción física inicial hacia otra
persona. A continuación, se potencia con una atracción personal y se dispara
definitivamente cuando se presenta un conocimiento o sospecha de que existe reciprocidad
en la atracción (que esa persona se siente también atraída física y personalmente hacia
nosotros). El estudio científico de los factores psicosociales y biológicos implicados en el
enamoramiento y el amor no solo ha generado la aparición de intervenciones cada vez más
eficaces en el ámbito de las relaciones de pareja, sino también la difusión de métodos para
atraer y conquistar a la pareja.
Si tuviésemos que ubicar al enamoramiento en los estadios que normalmente disponen las
relaciones amorosas, el mencionado se debe colocar en la primera etapa de la relación,
donde cada uno de los miembros de la pareja percibe del otro solamente lo positivo. Por
supuesto que se trata de una etapa o fase en la que prima la concepción ideal del otro, que
muchas veces dista de lo real.
Un número creciente de científicos sociales han construido diferentes modelos teóricos que
describen y explican el enamoramiento:
 Imagen de pareja: Afirman que nuestro aparato psíquico tiene guardada la imagen
de la pareja que buscamos y que ésta despierta como una alarma cuando nos
topamos con la persona que encaja con estos rasgos.
 Correspondencia: Busca a una persona con rasgos físicos, sociales, culturales,
intelectuales, etc... Parecidos a los del sujeto y con la imagen de su propia familia
imaginaria.
 Reflejo familiar: Afirman los biólogos y algunos científicos que las personas se
enamoran buscando cualidades o el amor dado por sus familiares recesivos, por
ejemplo, en el caso de las personas heterosexuales, un hombre se enamora porque
quiere seguir recibiendo el amor de su madre, y una mujer se enamora porque
quiere seguir recibiendo la protección y el amor de su padre. Es decir que en el amor,
según esta teoría, lo que buscan estas personas es su progenitor opuesto.
 Espejo: Nos enamoramos de quien anhelamos ser o bien de lo que tiene el otro, es
decir, nos sirven de espejo y por eso nos enamoramos.
 Perpetuar la especie: La defienden algunos biólogos bajo el amparo de la psicología
evolucionista, afirmando que este sentimiento evolucionó y se quedó impregnado
ya que buscamos a la pareja adecuada para perpetuar la especie y esto se hace
después de una evaluación por «instinto» y buscamos a la mejor persona con la cual
nuestros genes se mezclen de la mejor manera y podamos dejar descendencia. Esta
hipótesis tiene en cuenta la realidad animal de la persona.
 Creación de gustos: Es cuando la persona durante la infancia empieza a cuadrar sus
gustos y, conforme va creciendo, los va haciendo más sólidos. Entonces, encontramos a
una persona que se asemeja a lo que se creó desde esa infancia, como por ejemplo: el
color del cabello; si un niño ve a alguna niña y le gusta, y esa niña tiene un cabello de
color rojo, ese color de cabello va a buscar, siempre y cuando esa persona le haya
causado el impacto suficiente para crear un gusto de ese momento y desde ahí va a
buscar ese estilo de cosa que le impactó.

CAUSAS DEL ENAMORAMIENTO


En cada persona el enamoramiento surge por causas diferentes y especificas. Vemos en
esa persona a un ser encantador que nos cautiva por una serie de cualidades que nos
gusta y nos atraen, su manera de ser, los buenos modales, su manera de comportarse,
belleza, inteligencia, ect. Incluso nos encontramos una causa objetiva y concreta que
justifique los sentimientos que experimentamos.
Tambien podemos nombrar algunas causa que se dividen en dos partes:
Causas necesarias:
-predisposicion:

 Relajacion emocional.
 Vacio sentimental.
 Soledad sostenida.
-Ocasión u ocupacion:

 Momento propicio.
 Animo adecuado.
Causas complementarias:

 Estilo y moda.
 Timbre de voz.
 Belleza subjetiva.
EFECTOS DEL ENAMORAMIENTOS
El amor te atonta: Si bien no ocurre en todos los casos, es un patrón bastante repetitivo.
De hecho, a veces llega a despertar rasgos parecidos a los de un trastorno obsesivo-
compulsivo, en que la persona piensa en su pareja gran parte del día y llega a sentir esto
como algo invasivo.
Produce euforia: En un nivel biológico, el enamoramiento puede funcionar como una
adicción. Psicológicamente, la pareja satisface nuestras ilusiones de amor y como la relación
tiene poco tiempo y no se conocen mucho, la mente tiene lugar para todo tipo de sueños
cumplidos, provocando una sensación de logro que, tarde o temprano, se pone en juego
con la realidad.
Alivia el dolor: Aparte de la explicación por la liberación de dopamina, hay que saber que,
en lo fundamental, somos seres vinculares. Nuestra salud emocional, física y cognitiva
depende fuertemente de cómo cultivamos nuestros vínculos con otros. Una de nuestras
fuentes primordiales de bienestar es la posibilidad de amar y de relacionarnos íntimamente
con otras personas.
Se camina más lento: Es por empatía y el poder que tiene la intimidad en una relación de
pareja. El amor tiene un espacio íntimo, delicado y de ternura, con tiempos más lentos y
flexibles que los que tiene, por ejemplo, andar apurado en la calle.
Ritmo cardiaco se acompasa: Esto ocurre cuando una relación es muy íntima. Por ejemplo,
en la relación sexual, en que los cuerpos se acoplan, se sincronizan también las tonalidades
emocionales de ambos miembros de la pareja.
Cambia el tono de voz: Tiene que ver con el despliegue de la ternura en la relación. Como
la intimidad es grande y las formalidades de la adultez quedan fuera del dormitorio, se logra
una intimidad física que se parece a la que teníamos con nuestros padres cuando éramos
niños y hay una cierta regresión a conductas infantiles, lo que es perfectamente normal y
esperable hasta cierto punto. Sin embargo, es peligroso cuando este aspecto permea otros
ámbitos.
Dilata pupilas: Ciertas investigaciones sugieren que la dilatación de las pupilas está
relacionada con estados emocionales intensos, como estar enamorado.
Hombres más temerarios, valientes y audaces: Esta reacción tiene que ver con la capacidad
de impresionar.
Sube la autoestima: El enamoramiento sirve mucho para reencantarnos con nuestras
sensaciones físicas, con la sexualidad y la autoestima, con la satisfacción del deseo y la
sensación de contar con alguien que nos quiere.
CONSECUENCIAS DEL ENAMORAMIENTO
El enamoramiento intenso dura algunas semanas o tal vez unos pocos meses y en la mayoría
de los casos desaparece tan rápidamente como llegó o cuando la realidad se impone a las
fantasías y se comienza a ver al otro como realmente es.
Súbitamente todos los defectos salen a la luz y el loco amor se transforma en desprecio,
rencor o indiferencia hacia la misma persona que apenas unas horas atrás era la luz de sus
ojos.
Cuando ese enamoramiento es compartido por las dos personas puede dar lugar a una
relación maravillosa y una vez que termina dejar paso a sentimientos asperos y duraderos
Si esta sensación de enamoramiento afecta sólo a una de las partes, puede haber distintas
reacciones de quien es objeto de estas atenciones, hay quien se siente molesto y rechaza
cualquier intento de acercamiento, otro puede burlarse y más de uno aprovecha la situación
para obtener beneficios personales.
Y tambien hay algunas consecuencias que pueden durar a largo tiempo:
 Unión física y búsqueda de intimidad.
 Falta de concentración.
 Miedo a ser rechazado.
 Tener como único centro de atención a la otra persona.
 Búsqueda de reciprocidad.
 Mucha actividad fisiológica cuando el individuo esta presente.
 El individuo interfiere todo el tiempo en los pensamientos de la persona
enamorada.
 La depresion.
SUGERENCIAS SOBRE EL ENAMORAMIENTO

Aceptar su humanidad: Cuando estamos en el periodo de enamoramiento, vemos a la otra


persona perfecta, como la mujer o el hombre ideal que hemos estado buscando. pues si
aceptamos nuestra propia humanidad, aceptaremos la del otro.

No intentes cambiarle: Las relaciones se establecen desde la parte más genuina de


nosotros y cuando nos sentimos aceptados, nos sentimos también queridos.

Ponerse en el lugar del otro y primar el respeto mutuo: Cuántas discusiones se evitarían, si
aprendiéramos a ponernos en el lugar de la otra persona, a entender por qué alguien dice
lo que dice, por qué actúa de determinada manera y respetarlo.

Dedícale tiempo: Muchas veces estamos pendientes de los hijos, la familia, compañeros de
trabajo, amigos... y nos olvidamos de nuestra pareja. Pensamos que como siempre está ahí,
y como vivimos con él o ella, siempre lo va a estar.

Intentar no dejar nunca de sorprenderos: Tener detalles por pequeños que sean, siempre
es algo que se agradece, mas cuando estos no se esperan.