Está en la página 1de 7

SISTEMA DE GOBIERNO

Sistema o forma de gobierno es aquél por el cual un estado se gobierna. Existe


un amplio rango de formas de gobierno que se han sugerido y usado a lo largo
de la historia en función de la división de poderes existente y las características
de las élites dominantes, en lo que al acceso al poder se refiere.
La que sigue es una lista de formas de gobierno. Notar que en la práctica
política es posible combinar múltiples formas simples en un gobierno.

El Sistema de Gobierno en la Constitución de 1999 de la República Bolivariana


de Venezuela ha nacido enmarcada en una dinámica de contundentes y
profundas transformaciones socio-políticas que de forma sustantiva ha
propiciado que el sistema de gobierno venezolano acoja prácticas inéditas,
visto esto en la procura de mayores espacios y ejercicios democráticos.

El sistema de gobierno presidencial contempla las instituciones que canalizan


dicho principio democrático; es decir, permite que la decisión sobre quién va a
gobernar sea tomada directamente por los ciudadanos. El sistema de gobierno
se divide en cinco poderes

Poder Ejecutivo
Poder Legislativo
Poder Judicial
Poder Ciudadano
Poder Electoral

CAPITALISMO

El capitalismo es un orden o sistema social y económico que deriva


del usufructo de la propiedad privada sobre el capital como herramienta de
producción, que se encuentra mayormente constituido por relaciones
empresariales vinculadas a las actividades de inversión y obtención
de beneficios, así como de relaciones laborales tanto autónomas como
asalariadas subordinadas a fines mercantiles. En el capitalismo, los individuos,
y las empresas usualmente representadas por los mismos, llevan a cabo la
producción de bienes y servicios en forma privada e independiente,
dependiendo así de un mercado de consumo para la obtención de recursos. El
intercambio de los mismos se realiza básicamente mediante comercio libre y,
por tanto, la división del trabajo se desarrolla en forma mercantil y los agentes
económicos dependen de la búsqueda de beneficio. La distribución se
organiza, y las unidades de producción se fusionan o separan, de acuerdo a
una dinámica basada en un sistema de precios para los bienes y servicios. A su
vez, los precios se forman mayoritariamente en un mercado que depende de la
interacción entre una oferta y una demanda dadas por las elecciones de
productores y consumidores, y estos a su vez son necesarios para la
coordinación ex-post de una economía basada en el intercambio de
mercancías.

SOCIALISMO.
Es un sistema que trata del control por parte de la sociedad organizada con
todos sus integrantes, tanto de los medios de producción y comunicación como
de las diferentes fuerzas de trabajo aplicadas en las mismas.

Algunos de los objetivos principales de un orden socialista son la justa


repartición de los bienes y una organización racional de la economía. Para ello
plantea la eliminación de la propiedad privada y la extinción de las clases
sociales.
Según la teoría de Karl Marx el comunismo resulta una etapa superadora del
régimen capitalista. Marx a través del estudio de la historia afirma que las
sociedades se encuentran en constante lucha entre clases, donde siempre se
alcanza una etapa nueva, por ejemplo de un régimen feudal se alcanza uno
capitalista y luego se debería alcanzar un orden socialista. Como método de
estudio para alcanzar dicho resultado utiliza la dialéctica, es decir que propone
una tesis, una antítesis y una resolución en un tercer plano llamada síntesis

El socialismo puede ser no-estatal (mediante la propiedad comunitaria en un


sentido amplio) o estatal (a través de la nacionalización y la planificación
económica de la producción).

COMUNISMO:
El comunismo es un movimiento político que promueve la formación de
una sociedad sin clases sociales, donde los medios de producción sean de
propiedad común. Esto implica que la propiedad privada de dichos medios no
existiría, lo que llevaría el poder a la clase trabajadora.
En su fin último, el comunismo busca la abolición del Estado: si no existe la
propiedad privada de los medios de producción, no existe la explotación. Por lo
tanto, la organización estatal no sería necesaria.

Las bases del comunismo fueron desarrolladas por Karl Marx y Friedrich
Engels a finales del siglo XIX en libros como “El capital”. En el siglo XX, el
revolucionario ruso y líder bolchevique Vladimir Lenin se propuso llevar a la
práctica dichas teorías, a partir de su propia interpretación.

El régimen de Nicolae Ceausescu .A lo largo de la historia han existido diversos


gobiernos comunistas; sin duda uno de los que se ha destacado negativamente
por sus políticas genocidas y programas anticonstitucionales fue el régimen de
Nicolae Ceausescu, quien gobernó Rumanía entre los años 1945 y 1989 y fue
derrocado violentamente por la revolución popular; cabe mencionar que
Rumanía fue el único país de Europa Oriental que consiguió deshacerse de su
líder a través de la fuerza.

IMPERIALISMO:

Es la práctica de dominación empleada por las naciones o pueblos poderosos


para ampliar y mantener su control o influencia sobre naciones o pueblos más
débiles; aunque algunos especialistas suelen utilizar este término de forma más
específica para referirse únicamente a la expansión económica de los estados
capitalistas, otros eruditos lo reservan para caracterizar la expansión de Europa
que tuvo lugar después de 1870. Aunque las voces imperialismo y colonialismo
tienen un significado similar y pueden aplicarse indistintamente en algunas
ocasiones, conviene establecer ciertas diferencias entre ellas. El colonialismo,
por lo general, implica un control político oficial que supone la anexión territorial
y la pérdida de la soberanía del país colonizado. El imperialismo, sin embargo,
tiene un sentido más amplio que remite al control o influencia ejercido sobre
otra región, sea o no de forma oficial y directa, e independientemente de que
afecte al terreno económico o político.

Imperialismo es una doctrina, conducta, tendencia o sistema de aquellos


regímenes que desean expandir su dominio hacia otro u otros territorios a
través de la fuerza (tanto militar como política o económica).

Un Estado imperialista, por lo tanto, desea imponerse sobre otros países y


ejercer su control. Se trata de naciones que tienen una gran fuerza y que no
dudan en utilizarla, ya sea de manera directa o indirecta, sobre los más débiles.

NACION:

Una nación (palabra que proviene del latín y que significa “nacer”) es una
comunidad humana con ciertas características culturales compartidas y que a
menudo comparten un mismo territorio y Estado. Una nación también es una
concepción política, entendida como el sujeto en el que reside la soberanía de
un Estado.

En la historia, el concepto como hoy lo entendemos nació a fines del siglo XVIII
cuando comenzó la Edad Contemporánea y se empezaron a elaborar las
primeras formulaciones sobre qué es una nación y cómo tiene lugar en
movimientos políticos. Estos estudios están relacionados con los períodos de
Ilustración y, más precisamente, con la Revolución Francesa y luego la
Americana.
En la historia, el concepto como hoy lo entendemos nació a fines del siglo XVIII
cuando comenzó la Edad Contemporánea y se empezaron a elaborar las
primeras formulaciones sobre qué es una nación y cómo tiene lugar en
movimientos políticos. Estos estudios están relacionados con los períodos de
Ilustración y, más precisamente, con la Revolución Francesa y luego la
Americana.

PUEBLO:

Es el conjunto de personas que integran una nación, aunque también puede


entenderse como parte de un país, el de una región o el de una localidad, e
incluso asimilarse al mismo concepto de país o de localidad (especialmente
para una población rural).
No obstante, la definición de pueblo es muy compleja, polémica y no exenta
de ambigüedad; y lo es desde los orígenes de los sistemas jurídicos y
del pensamiento político occidental:
Tal definición se basa, como ese propio texto indica, en conceptos políticos de
la antigüedad clásica; como el recogido por Marco Tulio Cicerón, quien
definió pueblo como "la asociación basada en el consentimiento del derecho y
en la comunidad de intereses" (año 54 a. C.) Sin embargo incluso en aquellas
fechas -desde el tiempo de la República romana- se reconocía el doble uso del
término, tal como es reflejado en la
frase SENATVS POPVLVSQVE ROMANVS (SPQR, el Senado y el Pueblo Romano)
para designar a la totalidad de la población constituyente del Estado, en
referencia a los patricios (que formaban el Senado) y a los plebeyos.
La continuidad de esa influencia tanto del derecho romano como del
medieval permanece en las concepciones socio-legales actuales, en las que
generalmente se entiende pueblo como el "concepto humano del Estado en el
que cada uno de los integrantes tiene la titularidad no solo
de derechos y obligaciones civiles, sino que además, de derechos y
obligaciones políticos.
También puede entenderse como una identificación étnica (racial o cultural),
sobre todo en expresiones como pueblos primitivos o pueblos indígenas de la
actualidad, o pueblos antiguos en épocas históricas pasadas.
En cambio, el concepto de pueblo en las naciones-estado modernas y sobre
todo en las naciones de ciudadanos contemporáneas (muy plurales y
heterogéneas en su composición demográfica, social, antropológica, y cultural,
y que incluso ponen en valor esas diferencias) corresponde a un término propio
del derecho constitucional:

DEMOCRACIA:

En la actualidad, se entiende que la democracia es un sistema que


permite organizar un conjunto de individuos, en el cual el poder no radica en
una sola persona sino que se distribuye entre todos los ciudadanos. Por lo
tanto, las decisiones se toman según la opinión de la mayoría.

También se entiende como democracia al conjunto de reglas que determinan


la conducta para una convivencia ordenada política y socialmente. Se podría
decir que se trata de un estilo de vida cuyas bases se encuentran en el respeto
a la dignidad humana, a la libertad y a los derechos de todos y cada uno de los
miembros.

En la práctica, la democracia es una modalidad de gobierno y de organización


de un Estado. Por medio de mecanismos de participación directa o indirecta,
el pueblo selecciona a sus representantes. Se dice que la democracia
constituye una opción de alcance social donde para la Ley todos los
ciudadanos gozan de libertad y poseen los mismos derechos, y las relaciones
sociales se establecen de acuerdo a mecanismos contractuales.
DICTADURA:

Una dictadura es un gobierno que prescinde del ordenamiento jurídico y de la


legislación vigente para ejercer, sin ningún tipo de oposición, la autoridad de
un país. El término se hace extensivo al país con esta forma de gobierno y al
tiempo que dura este tipo de mandato.

La dictadura suele concentrar su poder en torno a la figura de un único


individuo, que recibe el nombre del dictador. Adolf Hitler y Benito
Mussolini son dos ejemplos de dictadores.

Al acceder al poder, ya sea por vía democrática o mediante un golpe de


Estado, el dictador suele formar un gobierno de facto donde no existe la
división de poderes y se impide que la oposición llegue al gobierno por medios
institucionales (se suspenden las elecciones y se prohíben los partidos
políticos, por ejemplo).
La noción de dictadura se remonta a los tiempos romanos, cuando se podía
conceder la autoridad suprema a una persona (el dictador) en los tiempos de
crisis, generalmente vinculados a las guerras.
Con el tiempo, las dictaduras pasaron a ser predominantemente dictaduras
militares, donde el dictador es sostenido por la fuerza militar que se encarga de
la represión de los disidentes y de imponer el terror para evitar el disentimiento.
También puede hablarse de dictaduras constitucionales cuando, bajo el
aparente respeto de la Constitución, un dictador viola la legislación para ejercer
el poder.
Por último, más allá de la organización política y social, se conoce como
dictadura a toda fuerza dominante que ejerce un predominio. Por ejemplo: “La
dictadura de la estética se impone en la vida de las adolescentes”.

EMPRESA:
Una empresa es una unidad económico-social, integrada por elementos
humanos, materiales y técnicos, que tiene el objetivo de obtener utilidades a
través de su participación en el mercado de bienes y servicios. Para esto, hace
uso de los factores productivos (trabajo, tierra y capital).

Las empresas puedan clasificarse según la actividad económica que


desarrollan. Así, nos encontramos con empresas del sector primario (que
obtienen los recursos a partir de la naturaleza, como las agrícolas, pesqueras o
ganaderas), del sector secundario (dedicadas a la transformación de bienes,
como las industriales y de la construcción) y del sector terciario (empresas que
se dedican a la oferta de servicios o al comercio).

Otra clasificación valida para las empresas es de acuerdo a su constitución


jurídica. Existen empresas individuales (que pertenecen a una sola persona)
y societarias (conformadas por varias personas). En este último grupo, las
sociedades a su vez pueden ser anónimas, de responsabilidad limitada y de
economía social (cooperativas), entre otras.

Las empresas también pueden ser definidas según la titularidad del capital. Así,
nos encontramos con empresas privadas (su capital está en mano de
particulares), públicas (controladas por el Estado), mixtas (el capital es
compartido por particulares y por el Estado) y empresas de autogestión (el
capital es propiedad de los trabajadores).
EMPRESARIOS:
Un empresario es aquella persona que, de forma individual o colectiva, fija los
objetivos y toma las decisiones estratégicas acerca de las metas, los medios, la
administración y el control de las empresas y asume la responsabilidad tanto
comercial como legal frente a terceros. El empresario es la persona física, o
jurídica, que con capacidad legal y de un modo profesional combina capital y
trabajo con el objetivo de producir bienes y/o servicios para ofertarlos en el
mercado a fin de obtener beneficios.
El término generalmente se aplica tanto a las altas capas de gerencia -los
llamados directores ejecutivos —por ejemplo Steve Jobs y Bill Gates– como a
los miembros del consejo de administración o junta de directores —por
ejemplo:
Sergio Marchionne y Ramón Aboitiz– o a algunos accionistas (generalmente
"accionistas mayoritarios" o aquellos que poseen múltiples inversiones —por
ejemplo: Warren Buffett y Ricardo Claro– y, generalmente, a los propietarios de
empresas de cualquier tamaño. Se puede sugerir que en el rol del empresario
se encuentran tres funciones distintas: la de propietario, capitalista o financiero;
la de gerente o administrador y la de emprendedor o innovador que
asume riesgos.
Jean-Baptiste Say sugiere en su Traité d'économie politique de 1803 que "es
raro que tales empresarios sean tan pobres que no posean por lo menos parte
del capital que emplean"; que "él es el lazo de comunicación entre los
diferentes clases de productores, como entre los productores y los
consumidores. Él dirige el negocio de la producción y es el centro de muchos
encuentros y relaciones; él hace ganancia de su conocimiento y de la
ignorancia de otros, y de cualquier ventaja accidental de producción"; que "el
mérito del mercader que logra, a través del buen manejo hacer que el mismo
capital sea suficiente para expandir un negocio es precisamente análogo al del
ingeniero, que simplifica la maquinaria o la hace más productiva", y nota al
mismo tiempo que "el empresario está expuesto a todos los riesgos, pero en
cambio se aprovecha de todo lo que puede serle favorable".