Está en la página 1de 12

Una exploración inicial sobre la naturaleza de la administración y de la teoría administrativa 31

Una exploración inicial sobre la


naturaleza de la administración y
de la teoría administrativa

Mario Gabriel Gómez Urquiza


Profesor de la División de Estudios de Posgrado
de la Facultad de Contaduría y Administración, UNAM

1. A manera de introducción solamente puntos de partida de la exploración. No


pretendo ni imponer criterios ni suplantar autorida-
Toda formación profesional implica, muy frecuen- des, pero considero indispensable tener una no-
temente, una deformación profesional. Esa defor- ción preliminar de lo que busco antes de iniciar la
mación nos lleva a ver el mundo de una manera búsqueda propiamente dicha. Desde luego habrá
especial y, lo que es más grave, a no ver determi- términos que, contra mi voluntad, se queden sin
nados aspectos del mundo. Los licenciados en definición y dejaré a la intuición la solución del
administración no nos escapamos de esa situa- problema de su significado. Esto, por un lado, no
ción que reconozco en mí y en muchos de mis será por falta de ganas, sino por falta de capacidad
colegas. No fue sino hasta que traté de profundizar personal y, por el otro, porque recuerdo el teorema
en el conocimiento de la administración, que tomé de Göedel que nos indica que ningún sistema
conciencia de este problema que compromete, en formal es cerrado. Es decir que la verdad de todas
primer lugar, la visión que tengo de mi propia las proposiciones de cualquier sistema de pensa-
disciplina. Esa conciencia me permite abordar esta miento no puede ser decidida por ese propio siste-
disciplina de mi elección con otros ojos; voluntaria- ma (desde luego, de muchas sí). Si ése es el caso
mente más ignorantes, pero a la vez más percep- para sistemas tan estudiados como las matemáti-
tivos. Las reflexiones que a continuación siguen cas, acepto que mis intentos, dadas mis limitacio-
son resultado de esa visión. Dada la naturaleza de nes, sólo podrán rendir modestos frutos.
estas ideas y para dar un tono personal al escrito,
el documento está redactado en primera persona.
2. Preguntas, afirmaciones y dudas iniciales
Trato de partir del principio, sin nociones preconce- sobre la administración y el conocimiento
bidas; sin más equipaje que un diccionario, una
mediada experiencia de vida, un gusto por la lectu- La pregunta fundamental de este trabajo es ¿qué
ra, una modesta capacidad de raciocinio y una es la administración? Para contestarla, y de acuer-
limitada capacidad de percepción. Intentaré definir do con la intención ya expresada, comenzaré des-
los términos clave en la medida que vayan apare- de el principio.
ciendo. Debe entenderse que las definiciones son

○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ Revista Contaduría y Administración, No. 196, enero-marzo 2000 ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○


32 Mario Gabriel Gómez Urquiza

La primera afirmación que puedo hacer es la de que También me doy cuenta de que los integrantes de
existo. Tomo los hechos de que puedo pensar y de mi especie interactúan de una forma que no se
que puedo percibir como pruebas de mi existencia. debe al azar, sino que conforman conglomerados
Esa afirmación la doy por verdadera y probada. con patrones de interacción. Encuentro que los
integrantes de mi especie han asignado diversos
La segunda afirmación que hago es que el universo nombres a esos conglomerados: industrias, em-
también existe. Ésta no la puedo probar y la tomo presas, asociaciones, sociedades, organizacio-
como verdadera a priori. Es, entonces, un postula- nes, etc. Veo, asimismo, que muchos de esos
do que no puedo probar y que doy por verdadero. conglomerados condicionan a sus miembros para
que actúen de manera coordinada para la obten-
La tercera afirmación es que puedo conocer el ción de fines más o menos concretos y que a ese
universo a través de mi razón y de mi percepción. dar sentido o guía a la acción común algunos la han
Tampoco esta afirmación la puedo probar y, de bautizado como “administración”. Algunos huma-
igual manera, la doy por verdadera a priori. Es, nos han estudiado administración y, a través de su
entonces, otro postulado. estudio se han forjado un concepto de ella. Poste-
riormente, trataremos de precisar este concepto.
Entiendo por “conocer el universo”, la capacidad de
formar en mi mente una imagen racional y con- Veo que otros hombres han iniciado en un ámbito
gruente de ese universo. Para tener una certidum- más general; con mucho mayor éxito y talento
bre razonable de que esa imagen es verdadera búsquedas similares a la mía; sin embargo, mi
debo poder contrastar imagen contra realidad.1 pregunta inicial es específica (la administración).
Me doy cuenta que gran parte de mi vida he estudia-
Lo anterior me lleva a que el conocimiento, para do administración, pero nunca me puse a reflexio-
serlo, debe ser verdadero. Me doy cuenta de que nar si al estudiar la materia estaba yo adquiriendo
todo conocimiento que adquiera sobre el mundo es conocimiento, sobre qué estaba adquiriendo cono-
incierto; que debo vivir en la duda constante porque cimiento y qué clase de conocimiento estaba yo
nunca estaré cien por ciento seguro de la absoluta adquiriendo.
verdad de mis conocimientos, exceptuando las
introspecciones y algunas verdades tautológicas y A estas alturas considero necesario hacer un pa-
matemáticas. Sin embargo, tengo el postulado de réntesis para expresar las siguientes ideas. En-
que el verdadero conocimiento del mundo sí existe, cuentro que mi reacción ante determinadas cosas
y de que tal vez me puedo ir acercando a él poco a que percibo al tratar de formarme una idea del
poco, moldeando el conocimiento imperfecto con mundo no es solamente racional, sino también
la esperanza de que se parezca al absoluto, como emocional. Comprendo el motivo por el que me
en un trabajo de demiurgo, de artesano, aproximán- dicen que la emoción puede turbar la razón, pero no
dome en algunos casos tal vez mucho o tal vez comprendo por qué nadie me dice que la razón
poco. Ésta es a la vez una enorme duda y también puede enturbiar la emoción. Encuentro (emocio-
una esperanza.

Al formarme una idea del universo (al conocerlo)


encuentro formas de existencia y relaciones entre 1
Adaptado de Mario Cicero Franco y Sotero Moreno Camacho,
Ciencia, método, caos y anticaos. Apuntes para la materia teoría
éstas. Una de las formas de existencia que encuen- y técnica de la entrevista, México, Facultad de Psicología, UNAM,
tro es la especie humana, a la cual pertenezco. 1996.

○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ Revista Contaduría y Administración, No. 196, enero-marzo 2000 ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○


Una exploración inicial sobre la naturaleza de la administración y de la teoría administrativa 33

nalmente) que el trabajo de otros hombres me es “acción y efecto de administrar”, definición que no
profundamente afín y sospecho que dice verdades nos aclara gran cosa; en administrar leemos: “go-
profundas y universales sobre otros hombres. En bernar, regir”2 . Decididamente el principio de la
el Quijote y en El Principito veo reflejadas verdades búsqueda no es muy prometedor. Me introduzco en
profundas sobre el hombre y que valen más que algunos libros de lo que pretendemos estudiar y
muchos cursos. De hecho, en los consejos que encuentro algunas definiciones que, a falta de otra
Don Quijote le da a Sancho al encomendarle la virtud, son por lo menos más largas y algo se puede
Ínsula Barataria figura más de un concepto que elaborar sobre ellas. Estos libros son algunos de
llamaríamos administrativo sin demasiado esfuer- los que en mi práctica profesional y docente he visto
zo. Encuentro en Beethoven y en Rodin mucha que se han utilizado con frecuencia, en diferentes
más esencia humana que en muchos artículos de épocas, en la formación de los futuros profesionis-
los llamados científicos; sin embargo, aun cuando tas en administración.
tomo como muy valiosos esos conceptos y per-
cepciones, aunque estén en mi mente no son Terry afirma que “la administración es un proceso
racionales. No pueden ser trabajados con las re- distintivo que consiste en planear, organizar, ejecu-
glas de la lógica y por lo mismo tengo que dejarlos tar y controlar, desempeñado para determinar y
atrás. Pienso que uno de los grandes retos que lograr los objetivos manifestados mediante el uso
tenemos todos los humanos es el de integrar la de seres humanos y otros recursos”3 ; a su vez
enorme verdad de la belleza, con la enorme belleza Cunningham asegura que es “el arte de lograr
de la verdad, para tener una sabiduría entera que cosas por medio de la gente”4 ; mientras que Kast
pudiera contemplar al hombre y al mundo de una se niega a dar una definición corta de administra-
manera global. Los hombres somos animales ra- ción, pero nos dice que comprende lo siguiente:
cionales y emotivos. En nuestro esfuerzo por apre-
hender el mundo siempre dejamos algo fuera. Los Coordinar los recursos humanos, materiales y finan-
profesionistas de la administración tenemos el mis- cieros para el logro efectivo y eficiente de los objeti-
mo problema al estudiar nuestra disciplina y no vos organizacionales.
debemos olvidarlo. Relacionar a la organización con su ambiente externo
y responder a las necesidades de la sociedad.
Desarrollar un clima organizacional en el que el
individuo pueda alcanzar sus fines individuales y
3. ¿Existe la administración? colectivos.
Desempeñar ciertas funciones específicas como
La primera pregunta que tenemos que hacernos es determinar objetivos, planear, asignar recursos, or-
¿existe una cosa llamada administración? La pre- ganizar, instrumentar y controlar.
gunta puede parecer ociosa. Hay una carrera que la
estudia; los anaqueles de bibliotecas y librerías
están llenos de libros al respecto. Pero igualmente
hay muchos libros en los que se menciona a los
dragones, incluso existen dibujos de ellos y se dice
2
Ambas definiciones fueron tomadas de Diccionario de la Real
que un santo (San Jorge) mató uno; sin embargo, Academia Española de la Lengua, 19ª ed., Madrid, 1970
no existen tales monstruos. Para iniciar nuestra 3
George R Terry, Principios de Administración, México, CECSA,
búsqueda debemos encontrar una descripción, 1981.
4
William Cunningham, Ramón Aldag y Christopher Swift, Introducción
aun cuando sea tentativa, de administración. Recu- a la administración, México, Grupo Editorial Iberoamérica, 1991.
rrimos al diccionario y encontramos que significa

○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ Revista Contaduría y Administración, No. 196, enero-marzo 2000 ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○


34 Mario Gabriel Gómez Urquiza

Desempeñar varios roles interpersonales, de infor- administrativo”, por lo que para efectos de este
mación y de decisión.5 trabajo prefiero cambiarlo por el de “institución for-
malmente constituida” o simplemente “institución”.
Algunos autores latinoamericanos nos presentan
otras definiciones: El proceso al que llamamos administración —y que
varios autores desglosan como planear, dirigir y
Fernández Arena indica que “la Administración es controlar— implica planear para algo y para al-
una ciencia social que persigue la satisfacción de guien, dirigir a alguien y controlar a alguien. Es
objetivos institucionales por medio de una estructu- decir, implícitamente hace una división entre los
ra y a través del esfuerzo humano coordinado” 6 . que administran y los administrados, lo cual es un
sesgo sutil que ni siquiera es intencional y que
Chiavenato señala que “la tarea básica de la admi- otorga, de facto, a unos el derecho de manejar a
nistración es la de hacer cosas a través de las otros, lo que también traiciona una particular visión
personas”7 . del mundo.

Reyes Ponce define la administración como “un Ahora bien, algunos autores desglosan este proce-
conjunto sistemático de reglas para lograr la máxi- so en planeación, organización, dirección y control
ma eficiencia en las formas de estructurar y mane- (o algo parecido) y lo denominan “proceso adminis-
jar un organismo social” 8 . trativo”. No nos queda claro si siempre el proceso
de administrar implica el “proceso administrativo” o
En estas definiciones podemos encontrar una con- según los autores puede darse una cosa sin la otra.
fusión fundamental, que radica en la clasificación
que los diferentes autores dan acerca de la admi- Es importante hacer notar que al mencionar la
nistración en el campo del saber humano, llevándo- palabra proceso debemos distinguir dos connota-
la desde la ciencia hasta el arte, pasando por ciones: 1) el proceso es un fenómeno natural que
aquellos que no arriesgan ninguna clasificación. se produce siempre que se dan determinadas
Asimismo, en estas ideas encontramos algunas condiciones. Tal sería el caso del proceso de com-
semejanzas; todos están de acuerdo con lo si- bustión y del proceso de fermentación, 2) el proce-
guiente: so es un conjunto de acciones desencadenadas
propositivamente y que se producen sólo previa
a) La administración es un proceso. Es algo que intención. Un proceso de este tipo puede producir-
alguien hace. se o no, puede hacerse bien o mal sin que las
b) La administración es un proceso en el que
interviene activamente la gente.
c) La administración es un proceso en el que
interviene la gente en un ente llamado organi- 5
Fremont Kast y James Rosenzweig, Administración en las organi-
zación. zaciones (enfoque de sistemas y contingencias), 4a. ed. México,
McGraw Hill, 1988.
Harold Koontz, Cyril O’Donnell y Heinz Weihrich, Administración, 8ª
Desde luego el concepto de organización que ma- ed., México, McGraw Hill, 1984.
6
José Antonio Fernández Arena, Introducción a la administración,
nejan estos autores no es el que Weber maneja en UNAM, 1972.
su libro Economía y sociedad y se puede prestar a 7
Idalberto Chiavenato, Introducción a la teoría general de la adminis-
confusiones, principalmente con uno de los pasos tración, 3ª ed., México, McGraw Hill, 1989.
8
A. Reyes Ponce, Administración de empresas, México, Limusa,
de lo que los administradores llamamos “proceso 1974.

○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ Revista Contaduría y Administración, No. 196, enero-marzo 2000 ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○


Una exploración inicial sobre la naturaleza de la administración y de la teoría administrativa 35

circunstancias antecedentes nos indiquen luz al- propiedad de la propia institución. Este patrimo-
guna sobre su ocurrencia. Tal es el caso de llevar nio es manejado por personas a las que llama-
un registro contable que inicia en algunos actos, mos administradores.
transacciones o sucesos y termina en la emisión
de estados financieros. Estoy plenamente consciente de que la administra-
ción se puede (o no) dar en otros lados, pero para
Me parece indudable que la administración es un efectos de este trabajo trataremos de situarlo sola-
proceso del segundo tipo. Para hacer esta afirma- mente en las instituciones.
ción recurro a mi experiencia profesional y a la
definición misma de los términos. Si la administra- En resumen, después de consultar diversos auto-
ción se produjera de manera espontánea (como la res, podemos decir que la administración es un
fermentación) no tendríamos que producir admi- proceso propositivo, que algunos individuos llevan
nistradores, sino algún tipo de “levadura” que la a cabo en las instituciones y que consiste en
disparara. cumplir los objetivos que alguien fijó. Este proceso
recibe el nombre de proceso administrativo y con-
Entonces, volviendo a nuestra pregunta inicial de si siste en una serie de pasos ya identificados. Cuan-
existe la administración, nos encontramos que, si do nos encontramos que administrar es lograr que
existe (suponiéndolo sin conceder), tiene lugar en alguien haga algo, comenzamos a comprender por
un sitio llamado empresa, organización o “institu- qué el diccionario dice que administrar y gobernar
ción”. Llamo “institución” a un conglomerado hu- son conceptos que están tan relacionados. Tal vez
mano con, por lo menos, las siguientes caracterís- la administración se dé ampliamente en otros la-
ticas: dos, por ejemplo, los leones al cazar colectivamen-
te ¿administran la cacería?
a) Está constituido de manera formal, según las
leyes, tiene un nombre y un objetivo social Nos podemos preguntar si el proceso al que ya
expresamente indicado en un documento que le bautizamos como administración existe. La pre-
da origen. gunta sería ¿las personas que trabajan en las
b) Las personas que trabajan en (pertenecen a) la instituciones trabajan para un fin común al que
institución lo hacen de manera consciente y es podemos llamar “objetivo” de la institución? Si la
posible indicar de manera inequívoca quiénes respuesta fuera negativa tendríamos que dar por
son. terminada nuestra búsqueda, pues si no hay traba-
c) En la misma se establecen todo tipo de relacio- jo conjunto para lograr objetivos, por definición no
nes y existe una manera de dirigir las acciones hay administración. Considero que podemos decir
de (los miembros de) la organización hacia fines que por lo menos en algunas instituciones sí se da
y con medios determinados. La manera como el caso. Para ello me baso en mi experiencia y
se determinan estos fines y medios depende de espero que el lector esté de acuerdo conmigo.
las relaciones de propiedad y poder dentro de la
“institución” y de su régimen de constitución Ahora bien; si aceptamos que hay trabajo hacia un
(cooperativo, corporativo...). fin común, entonces ello puede deberse a por lo
d) Tiene un conjunto de recursos que constituyen menos tres tipos de causas: a) existe un condicio-
un patrimonio propio de la institución y diferente nante genético del tipo que se da en las abejas y las
al de las personas que en ella trabajan e incluso hormigas, b) existe un proceso de gobierno, coor-
del patrimonio de las personas que detentan la dinación o administración y c) existe una liga de tipo

○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ Revista Contaduría y Administración, No. 196, enero-marzo 2000 ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○


36 Mario Gabriel Gómez Urquiza

telepático con una inteligencia superior que coordi- encontraremos con que es de tipo fundamental-
na los trabajos. Por conocimiento elemental del ser mente prescriptivo y universal. Es decir, la teoría
humano y economía de medios considero que las nos informa lo que, en concepto del autor, debe
causas tipo “b” son las que debemos aceptar. hacer el administrador para tener éxito (cualquier
Podemos afirmar que por lo menos en algunas definición del mismo que adoptemos). Asimismo,
instituciones existe un proceso al que ya bautiza- la teoría no distingue tamaño o naturaleza de las
mos tentativamente como administración. instituciones ni diferencias culturales.

También nos podemos preguntar si las institucio- Afirmo que la teoría de la administración es pres-
nes que son administradas lo son de acuerdo con criptiva. Trataré de justificarlo. En algunos de los
el “proceso administrativo” o en relación con otros textos lo es abierta y declaradamente; nos indican
principios (o a ninguno). Es una pregunta para la lo que debe hacerse con todas sus letras. En
que no tengo respuesta. Sospecho que las res- cuanto a los que no lo indican de esta manera, nos
puestas de cada institución variarían según su encontramos con una “descripción” del proceso
lugar, tamaño, cultura etc. Y muchas serían des- administrativo; pero esta descripción, en la mayoría
concertantes y nos darían más de una sorpresa. de los casos, no es lo que sucede en el mundo. La
Tendríamos que preguntarnos cómo les va a las pretendida descripción realizada por la mayor parte
empresas que siguen el proceso administrativo de los autores es, desde mi punto de vista, un
¿Son todas, alguna, ninguna? ¿Son exitosas, son modelo a seguir. No nos describen lo que pasa,
más exitosas que las que no lo siguen? sino lo que debe pasar con la implícita intención de
que nos apeguemos a ese cartabón. Por ello afirmo
4. ¿La teoría de la administración es que la teoría que nos ocupa es prescriptiva. Desde
conocimiento? luego, al hacer esta afirmación estoy corriendo el
riesgo de interpretar las intenciones no declaradas
En la sección anterior llegamos a la conclusión de de los autores de estos textos. Mi justificación al
que hay un proceso llamado administración que sí correr el riesgo es el hecho mismo de que sean
existe. Podríamos pensar que la teoría de la admi- textos para enseñar a administrar. Los autores no
nistración es aquel cuerpo de información que están describiendo un modelo hipotético por el
engloba lo que sabemos sobre ese proceso. Y para placer de hacerlo, sino con la intención de formar
no variar surge la pregunta ¿Esa información es nuevos administradores que actúen de acuerdo
sobre la manera como ese proceso se lleva a cabo con ese modelo.
en realidad o cómo debería de ser o qué? También
nos debemos preguntar si esa información es Debo aclarar que estoy separando la administra-
válida, útil, generalizable y en general qué caracte- ción (el proceso) de lo que en los libros se llama
rísticas tiene. “teoría de la organización” en los que se hace
una descripción, con diferentes ideologías y
Una vez contestadas las preguntas anteriores nos marcos de referencia de las principales carac-
debemos preguntar si esa información es realmen- terísticas de lo que en este trabajo llamamos
te conocimiento y de qué tipo para, en su momento, instituciones.
ubicarlo.
Como todos sabemos, los libros de administración
Si revisamos la teoría de la administración (de contienen información prescriptiva, por ello nos
diversos matices) que aparece en los libros, nos debemos preguntar si esa información es conoci-

○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ Revista Contaduría y Administración, No. 196, enero-marzo 2000 ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○


Una exploración inicial sobre la naturaleza de la administración y de la teoría administrativa 37

miento o no y en caso afirmativo, qué clase de rechaza el postulado del medio excluido y podríamos
conocimiento es. expresar nuestras proposiciones iniciándolas con
“En la mayoría de los casos...”, o podemos recurrir
Nos encontramos con el obstáculo de que el cono- a herramientas más formales como la lógica difusa.
cimiento, para serlo, debe ser verdadero, por defi- Llegados a este punto podemos afirmar que por lo
nición, y tenemos que las prescripciones o normas menos alguna parte de la teoría de la administración
no son proposiciones que puedan probarse como es o puede ser conocimiento porque nos indica
verdaderas o falsas. Ejemplificando: “El organigra- cómo administrar, entonces —en caso y en la parte
ma está en la pared de la sala de juntas A”, ésta es que lo sea— es un conocimiento sobre el cómo
una proposición y podemos probar si es verdadera hacer algo; es por consiguiente un conocimiento
o falsa (solamente necesitamos asomarnos a la herramental, de un modo análogo (aunque tal vez no
mencionada sala). “El organigrama debe estar en igual) a la manera en que un cocinero conoce una
la pared de la sala de juntas A”, no es una proposi- receta y puede lograr hacer un platillo. Nuestra
ción sobre algo que existe sino sobre algo que debe siguiente tarea es indagar qué tipo o qué clase de
existir, es decir, una norma y la norma no está conocimiento es la administración. A eso dedicare-
sujeta a prueba. Podemos o no estar de acuerdo mos la siguiente sección.
con ella, podemos decir que es útil o no, pero no
podemos probarla por su propia naturaleza. Po-
dríamos quedarnos allí y decir que la teoría de la 5. ¿Qué tipo de conocimiento es la teoría
administración no es conocimiento de ningún tipo administrativa?
dado lo anterior, pero considero que hay una salida
y es la siguiente: En la sección anterior terminamos de fijar algunos
conceptos sobre la teoría administrativa. En esta
Las prescripciones de la teoría de la administración sección trataremos de situarla dentro del contexto
tienen como propósito que se administre bien; esto del conocimiento humano, pero para ello primero
es que se logren los objetivos propuestos de ante- trataremos de entender algunos conceptos adicio-
mano. De esa manera podemos proponer las pres- nales: a) en relación con las maneras que el hom-
cripciones de la teoría en forma de proposición bre tiene para cambiar las cosas y b) en relación
hipotética (y los silogismos a los que da lugar). Con con las actividades realmente realizadas por el
toda la complejidad, dificultad y problema que ten- administrador.
dría una prueba de esta naturaleza, podemos estar
de acuerdo en que, en principio, es posible, lo cual Considero que el camino del hombre para tratar de
nos puede llevar a probar si las prescripciones, lograr cambios en el universo ha progresado, en
expresadas en esa forma de proposiciones, son orden de desarrollo, de la magia a la artesanía y a
verdaderas o falsas. la tecnología.

Una vez salvada la dificultad volvemos a la pregunta Entiendo por magia aquellas actividades que, bus-
de si la información de la teoría administrativa es cando transformar algún aspecto concreto de la
conocimiento, y tenemos que confesar que no lo realidad, cumplen con las siguientes característi-
sabemos, pero que, también, en principio, puede cas:
serlo. Nos encontramos con proposiciones que a) Se buscan resultados desproporcionados a los
pueden ser ciertas en determinado grado (o en insumos empleados en una extremada econo-
algunos casos sí y en otros no). Esta situación mía de esfuerzo y medios.

○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ Revista Contaduría y Administración, No. 196, enero-marzo 2000 ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○


38 Mario Gabriel Gómez Urquiza

b) La historia o recuento de éxitos en relación con c) Para un observador externo la repetición de


intentos reviste la característica de un conjunto procedimientos sí garantiza la repetición de re-
de anécdotas impactantes desde el punto de sultados en un nivel superior al del mero azar y
vista emocional. el conseguir un porcentaje arbitrario de éxitos o
c) Para un observador externo la repetición de una eficiencia dada es más un problema de
procedimientos no garantiza la repetición de economía de recursos y/o de leyes de la natura-
resultados en un nivel superior al del mero azar. leza que de aleatoriedad.
d) No existe una explicación racional causa-efecto. d) Existe una explicación racional de causa-efecto,
con base en un conocimiento profundo de los
Por artesanía entiendo todas las actividades insumos y técnicas empleados y de los princi-
que, buscando transformar algún aspecto con- pios científicos en los que se basan. Es decir, la
creto de la realidad, cumplen con las siguientes tecnología no ofrece la explicación de causa-
características: efecto, solamente la utiliza.
a) Se busca la economía de esfuerzos, pero se
entiende que se requiere un conjunto de insu- La técnica es un conjunto de procedimientos for-
mos proporcional a lo que se desea para lograr malmente establecidos y expresados de tal mane-
los resultados. ra que cualquier persona con la calificación y recur-
b) La historia o recuento de éxitos en relación con sos necesarios pueda repetirlos.
intentos se da por aceptada tácitamente y lo
emotivo se centra más bien en algunos fracasos Partiendo de lo anterior podemos afirmar que tanto
resonantes. la magia como la artesanía y la tecnología tienen
c) Para un observador externo la repetición de sus técnicas, por ejemplo:
procedimientos sí garantiza la repetición de re-
sultados en un nivel superior al del mero azar. a) En relación con la magia, recordemos los ritua-
d) La explicación racional causa-efecto es superfi- les para curar el mal de ojo y las famosas
cial o incipiente. “limpias” de Catemaco.
b) Hablando de artesanía, los médicos, a fuerza de
La tecnología la entiendo como aquellas activida- prueba y error, llegaron a algunos remedios
des que, buscando cambiar algún aspecto concre- efectivos. Recordemos que las primeras vacu-
to de la realidad, cumplen con las siguientes carac- nas prevenían la tuberculosis desde antes del
terísticas: siglo XVIII. La base científica de la inmunización
a) Se busca la economía de esfuerzos, pero se era desconocida, sin embargo la artesanía fun-
entiende que se requiere un conjunto de insu- cionaba.
mos proporcional a lo que se desea para lograr c) En relación con la tecnología, actualmente ve-
los resultados y se puede calcular con una mos que con el conocimiento del código genéti-
precisión arbitraria la cantidad de insumos que co se producen vacunas efectivas y seguras.
deberá emplearse para un resultado total de-
seado. De estos ejemplos podemos inferir que la medicina
b) La historia o recuento de éxitos en relación con ha ido evolucionando de las técnicas mágicas a las
intentos puede llevarse de manera estadística y técnicas científicas.
se dan parámetros de control en relación con las
expectativas de éxito de acuerdo con los insu- En la ingeniería es más difícil encontrar ejemplos
mos y técnicas empleados. actuales de técnicas mágicas, pero baste recordar

○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ Revista Contaduría y Administración, No. 196, enero-marzo 2000 ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○


Una exploración inicial sobre la naturaleza de la administración y de la teoría administrativa 39

la ceremonia muy frecuente en nuestros días de cho puro de administrar (como sea), de algunas de
bendecir la primera piedra de una construcción. las ideas que indica la teoría de la administración ya
Siguiendo su devenir, la ingeniería también pasó mencionada y de la observación personal de los
por una brillante etapa artesanal. El acueducto de individuos que administran, podemos afirmar que
Segovia sigue produciéndonos pasmo dos mil algunas cosas siempre suceden (aunque no pre-
años después de su construcción, a pesar de que tendo que la lista sea exhaustiva, ni mucho menos):
sus artífices no conocían ni el cálculo de estructu-
ras ni la ciencia de la resistencia de materiales. En a) Siempre hay relaciones entre personas. Recor-
puentes, rascacielos y presas encontramos con demos que administrar es hacer a través de
facilidad ejemplos de la etapa tecnológica de la otros.
ingeniería. b) Siempre hay quien manda y quien obedece (el
administrador y el administrado). Se establecen
En nuestra disciplina podríamos suponer que la relaciones de poder entre el administrado y el
etapa de las técnicas mágicas en la administración administrador.
ha pasado a la historia. Yo no estoy tan seguro. He c) Los miembros de la institución forman parte de
visto en mi práctica de consultoría que alguna una sociedad y de una cultura. La institución
empresa inicia una serie de cambios inconexos de influye en la cultura y la cultura en la institución.
menor o mayor envergadura y le llama “reingenie- d) El administrador siempre maneja recursos en la
ría” esperando, sin duda, que la pura magia de la institución. Ese manejo afecta a la propia institu-
palabra logre los resultados impactantes que el ción y a la sociedad y a la economía regionales,
libro del mismo nombre sugiere. Lo mismo puedo nacionales y, en su caso, mundiales en los que
afirmar de palabras fetiche tales como administra- está inmersa esa institución.
ción por objetivos, excelencia y otras. Aun cuando
creo que los administradores no han abandonado Entonces, si queremos desarrollar una teoría de la
del todo las técnicas mágicas, estoy convencido de administración, ésta debe contemplar, por lo me-
que la mayoría se inclinan hacia técnicas artesana- nos, los aspectos arriba mencionados. Ahora bien,
les y, en algunos casos, comienzan a utilizar técni- si vemos con cierta atención podemos darnos
cas tecnológicas. Podemos observar que el as- cuenta de que:
pecto básico de las normas ISO 9000 con su
énfasis en la formalización de la experiencia, con- a) Las relaciones entre personas son estudiadas
forman un conjunto de técnicas artesanales que en por la psicología social.
algunos puntos se apoyan en aspectos científicos b) Al existir el que manda y el que obedece hay
(tecnología). El estudio del peso relativo de los relaciones de poder y éstas son estudiadas por
distintos tipos de técnicas en el diario accionar de la sociología.
los administradores de nuestro país puede resultar c) Los procesos culturales mencionados en el
revelador. inciso correspondiente son estudiados por la
antropología.
Si queremos estudiar la administración como el d) El manejo de los recursos y sus repercusio-
proceso que realmente se da en las instituciones y nes son estudiados por la micro y la ma-
no el proceso ideal de la teoría, debemos analizar croeconomía.
sus puntos más esenciales, incluso cuando en
realidad la teoría no nos informa de lo que hacen los De ello podemos inferir que no necesitamos una
administradores de las instituciones. Pero del he- disciplina nueva para estudiar el proceso que ocu-

○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ Revista Contaduría y Administración, No. 196, enero-marzo 2000 ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○


40 Mario Gabriel Gómez Urquiza

rre cuando se administra una institución, pues es científicas ya mencionadas (y en todas las de-
un caso particular de las disciplinas ya menciona- más), es un reto mayúsculo y si quienes sintie-
das (sociología, antropología, etc.). De hecho, lo ron la necesidad de una teoría administrativa
que necesitamos hacer es integrar los conocimien- fincada en ellas hubieran esperado a que se
tos de estas disciplinas (y de otras muchas, según desarrollara, seguirían esperando. En ese orden
el caso) para construir un modelo del proceso de de cosas, si los humanos hubiéramos esperado
administrar. a conocer la base científica de la fermentación
para hacer vino hubiéramos seguido abstemios
¿Y la actual teoría administrativa dónde entra en hasta el siglo XIX. Entonces, no se trata de
todo este esquema? ¿Es útil? ¿Debemos des- satanizar el modelo, sino de entender sus limita-
echarla? ¿Qué hacemos con ella? ciones y de corregirlo, así como fortalecerlo con
bases científicas (tomadas de la antropología, la
La teoría administrativa prescriptiva que hasta aho- sociología, etc.), hasta desecharlo cuando ya
ra nos acompaña se ha venido desarrollando para podamos formalizar otro, más sólido y más
llenar un vacío: el vacío de una teoría sólida e robusto.
integrada que sostenga la labor de los administra-
dores sobre bases asimismo sólidas. La teoría
actual está constituida por modelos, recetas, con- 6. A manera de conclusión
ceptos en general, la extrapolación de otras discipli-
nas (frecuentemente de las llamadas “duras” o Mucho se ha discutido sobre si la disciplina objeto
exactas), las modas, o lo que la pura necesidad ha del presente trabajo es ciencia, o arte o qué.
ido amalgamando. Debemos ser justos y admitir Desde mi punto de vista el científico busca cono-
por lo menos dos cosas: cer y si su objetivo no es conocer, no es científico.
El físico busca conocer el universo, no transfor-
a) Esta teoría, que no ha sido levantada por el afán marlo y el administrador busca transformarlo, si
de conocimiento sino generada por la necesi- éste último entiende (conoce) el proceso interno
dad, a pesar de sus inconsistencias y sus vani- que condujo al cambio, que bueno, pero si no, ni
dades, no ha sido inútil. Sí le ha dado una guía a modo. No es un científico; al igual que el ingeniero
los administradores y ésta no ha sido mala. De y el médico busca que ocurran cosas que sin su
cualquier manera ha sido mejor que nada. Abu- concurso no ocurrirían.
sando del símil del cocinero, podemos estar
seguros de que un ama de casa que hace Nuestro campo como disciplina de estudio es jo-
chongos zamoranos no tiene ni idea de las ven, aun cuando el administrar en sí sea tan viejo
reacciones bioquímicas que dan lugar al cuaja- como el hombre. Apenas estamos estructurando la
do de la leche, pero si sigue la receta fielmente administración en ese aspecto. Podemos pensar
los chongos saldrán sabrosos la mayoría de las que en el futuro y, siguiendo el ejemplo de las tres
veces. El problema con la administración es que disciplinas que aquí hemos comparado, tendre-
habiendo tantos grados de libertad en todos los mos a la ingeniería como tecnología apoyada en la
ingredientes, nunca podemos estar tan seguros física, la química, las matemáticas, etcétera; a la
del resultado. medicina como tecnología apoyada en la física, la
química, la biología, entre otras; y a la administra-
b) El reto de construir un modelo del proceso ción como tecnología apoyada en la psicología, la
administrativo, basándonos en las disciplinas economía, la antropología, la sociología, etcétera.

○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ Revista Contaduría y Administración, No. 196, enero-marzo 2000 ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○


Una exploración inicial sobre la naturaleza de la administración y de la teoría administrativa 41

Para terminar, considero que tenemos una titánica tar nuevas maneras de coordinar el trabajo hu-
labor por delante, tanto en la investigación como en mano, no sólo la institución como nosotros la
el incorporar esa investigación a la formación de los contemplamos y no sólo el proceso administra-
nuevos profesionales en administración. De mane- tivo que conocemos.
ra personal me gustaría que esa labor se encami-
nara a varias vertientes: Imagino que algunos o muchos de los puntos ya se
están cubriendo y que en algunos se estará avan-
a) Una vertiente fundamental en la que anclemos la zando más que en otros, pero no encuentro ni en la
administración en la filosofía, desde los puntos docencia ni en la práctica profesional —en las que
de vista de la ontología y de la epistemología para me muevo— los indicios que nos permitan aprove-
que nuestro conocimiento tenga bases sólidas; char estos avances para qué, así como la arquitec-
de la lógica, para que las inferencias que obten- tura construye espacios para el hombre y la Inge-
gamos a partir de esas bases sean correctas; niería objetos para el hombre, la administración sea
de la axiología y de la teleología, para evitar la capaz de crear instituciones para el hombre, no
crítica, justa algunas veces, de que los adminis- sólo para explotarlo o enajenarlo —como sucede
tradores han perseguido ciegamente fines me- en algunos casos— sino para ayudarlo a cumplir
nos que nobles y sin valor; de la ética para que sus más altos destinos.
los medios que se usan para lograr los objetivos
siempre estén apagados a la buena vida. No
tengo ni la sombra de una idea de los resultados 7. Dudas finales
que puedan obtenerse de la interacción entre la
estética y la administración, pero no dudo que Y después de decir que la administración de las
deseamos un mundo bello, además de un mun- instituciones, al buscar transformar la realidad, no
do bueno. Imagino que la interacción podrá ser puede ser ciencia, me queda la inquietud de si el
interesante y fructífera. cuerpo de conocimientos que desarrollemos con el
b) Una vertiente instrumental en la que estudie- tiempo (que de hecho ya comenzamos a desarro-
mos críticamente la artesanía administrativa llar) para explicarnos las instituciones y su adminis-
para depurarla y utilizar lo que en nuestro con- tración no se podrá llamar en su momento una
texto es útil. ciencia a pesar de ser un caso particular de mu-
c) Una vertiente estructural en la que construya- chas otras.
mos un modelo consistente y sólido del proceso
de administrar, basándonos en sociología, eco- Después de todo la química es solamente un caso
nomía, antropología, matemáticas, psicología, particular de la física: la física de la última capa de
etc. Esta misma vertiente debemos también electrones de los átomos. La biología es sólo un
enfocarla hacia la “institución”, como objeto de caso particular de la física: la química de algunas
estudio y como el ámbito en el que tiene lugar moléculas autorreplicantes. La psicología es úni-
nuestra disciplina, para generar modelos que camente un caso particular de la biología: una parte
permitan una teoría aplicable a la explicación, de la biología de unos seres que dicen poseer
predicción y control de su devenir. mente o autoconciencia. ¿Y la administración?
d) Una vertiente de frontera en la que ayudemos a …sólo el tiempo lo dirá.
avanzar a las ciencias que nos apoyan en aque-
llos aspectos que más nos ayudan.
e) Una vertiente de creación que nos lleve a inven-

○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ Revista Contaduría y Administración, No. 196, enero-marzo 2000 ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○


42 Mario Gabriel Gómez Urquiza

Referencias

CICERO FRANCO, Mario y Sotero Moreno Camacho, Real Academia Española de la Lengua,Diccionario de la
Ciencia, método, caos y anticaos, apuntes didácticos Real Academia Española de la Lengua Española, 19ª ed.,
para la materia de Teoría y técnica de la entrevista, Madrid, 1970.
México, Facultad de Psicología, UNAM, 1996.
REYES PONCE, A.,Administración de empresas, Méxi-
CHIAVENATO, Idalberto, Introducción a la teoría general co, Limusa, 1974.
de la administración, 3ª ed., México, McGraw Hill, 1989.
RUCKER, Rudy,Infinity and the Mind, New York, Bantam
CUNNINGHAM, William, Ramón Aldag y Christopher Books, 1982.
Swift, Introducción a la administración, México, Grupo
Editorial Iberoamérica, 1991. TERRY, George R., Principios de administración, Méxi-
co, CECSA, 1981.
FERNÁNDEZ ARENA, José Antonio, Introducción a la
administración, UNAM, 1972. WEBER, Max, Economía y sociedad, 2ª ed., México,
Fondo de Cultura Económica, 1996.
KAST, Fremont y James Rosenzweig, Administración en
las organizaciones (enfoque de sistemas y contingen-
cias), 4ª ed., México, McGraw Hill, 1988.

KOONTZ, Harold, Cyril O’Donnell y Heinz Weihrich,


Administración, 8ª ed., México, McGraw Hill, 1984.

Platón, Diálogos, México, Secretaría de Educación Pú-


blica, 1921.

Nuevo teléfono: ASESORÍA FISCAL GRATUITA


de lunes a viernes de 10:00 a.m. a 20:00 p.m.
At'n: L.C. Rosa Fernández Sánchez
55-50-79-98

○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ Revista Contaduría y Administración, No. 196, enero-marzo 2000 ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○

También podría gustarte