Está en la página 1de 3

Unidad 5.

Aplicar Rellenos (XVI)


Un relleno de textura es un tipo de relleno generado aleatoriamente
y que puede usarse para dar un aspecto natural a los objetos.
CorelDRAW proporciona texturas preestablecidas y cada textura tiene un
conjunto de opciones que se pueden cambiar.

Se pueden utilizar colores de cualquier modelo de color o paleta para


personalizar los rellenos de textura. Los rellenos de textura sólo pueden
contener colores RGB; sin embargo, pueden utilizarse otros modelos y
paletas de color como referencia para seleccionar colores.

Para aplicar un relleno de textura lo que haces es seleccionar un

objeto, seleccionar la herramienta Relleno y


allí en el submenú que se abre, seleccionas el botón Relleno de Textura
.

Se abre un cuadro de diálogo Relleno de Textura.


Allí seleccionas una de las Bibliotecas de texturas (1) y luego eliges de
la lista de texturas (2) la textura que te guste.

Encontrarás en el cuadro de diálogo, a la derecha, las distintas opciones


que puedes modificar de acuerdo a la textura seleccionada. Dichas
opciones van a variar según la textura, por lo cual aquí no se puede
generalizar. Por ejemplo en la textura de la ventana anterior (Caoba),
puedes modificar el número de textura, la densidad, el brillo y los dos
colores que la componen. En otras texturas podrás encontrar opciones de
luz, sombra, brillo, etc. En el cuadro de muestra (4) puedes ir observando
los cambios en el relleno, al modificar las opciones y luego presionando el
botón Previsualización.

Si haces clic en el botón


Opciones... (5) es posible
cambiar el tamaño de
mosaico de los rellenos de
textura. Si aumentas la
resolución del mosaico de
textura se aumenta la
precisión del relleno.

Si haces clic en el
botón Mosaico...
encontrarás que
puedes especificar el
origen del mosaico
para determinar el
punto exacto en que
comienzan estos
rellenos. CorelDRAW
también permite
descentrar los
mosaicos de un
relleno, al igual que lo
haces con los rellenos
de patrón. Ten en cuenta que el ajuste de la posición horizontal o vertical
del primer mosaico, con respecto a la parte superior del objeto, afecta al
resto del relleno.

Para crear un relleno personalizado, puedes ajustar la rotación, la


inclinación, el tamaño del mosaico y la posición del centro de la textura.

Si deseas que un relleno de textura cambie en función de las acciones


que realices sobre el objeto relleno, puedes especificar que el relleno se
transforme con el objeto. Por ejemplo, si agrandas un objeto relleno con
una textura que se transforma, la textura se hará más grande, en lugar de
aumentar el número de mosaicos.
Los rellenos de textura constituyen una potente característica que puede
mejorar un dibujo. Sin embargo, también aumentan el tamaño del archivo y
el tiempo necesario para imprimirlo; por tanto es posible que desees
utilizarlo con moderación.

Luego de seleccionar todas las opciones y


realizar los cambios deseados, haces clic en el
botón Aceptar y observarás cómo queda el relleno
seleccionado en tu objeto.