Está en la página 1de 6

1

Pontificia Universidad Javeriana


Facultad de Filosofía
Carrera de Filosofía
Cátedra de Juan Duns Escoto
Héctor Hernando Salinas Leal
Santiago Rueda Sotomayor
El Doctor Sutil
14 de mayo de 2015

EL DOCTOR SUTIL: DE LA ÉTICA FRENTE A LA CUESTIÓN CUATRO


EN CUESTIONES SOBRE EL LIBRO DE CATEGORÍAS DE ARISTÓTELES1

“Pues bien, te diré, escucha con atención mi palabra,


cuáles son los únicos caminos de investigación que se
puedehpensar.2”
Parménides de Elea, fragmentos

El siguiente texto tiene como fin presentar una visión Ética escotista la cual nos hemos
determinado a trabajar en pasajes específicos dentro de la cuestión cuatro en Cuestiones
sobre el libro de Categorías de Aristóteles. Ésta es encontrada al momento en el que Escoto
aborda la pregunta problema si el ente es unívoco a las diez categorías. Para desarrollar
esta pregunta Escoto implementa dos vías investigativas posibles mediante las cuales él se
enfrenta al texto aristotélico en búsqueda de la respuesta; la del lógico y del metafísico.

_______________________________
1
Traducción parcial de Héctor Salinas para la cátedra Juan Duns Escoto, U. Javeriana, abril 2015.
2
La división frente al siendo se es de Parménides recalca en que solamente existes dos caminos por los cuales
el hombre, junto a su investigación, pueden pensar; el camino de la persuasión, acompañado por la verdad, y
el otro que no es y es necesario que no sea. Ubicamos como epígrafe a Parménides para poder nosotros hacer
referente al quiebre que la ética escotista realiza frente a los caminos investigativos que se pueden tomar. El
dualismo en Parménides frente al camino del ser y la imposibilidad del no ser deja como oscuro una vía
investigativa la cual no será tomada para dar con su tesis. Como consiguiente nosotros exponemos el ámbito
de la doble mirada escotista para la investigación, la cual no deja a un lado ni al lógico ni al metafísico para
así luego tener una visión más amplia del terreno a investigar.
2

El siguiente texto viene a ser compuesto a partir de una contextualización frente a lo


tratado –regidos siempre mediante la ética escotista- dentro de la pregunta problema
número cuatro en Cuestiones sobre el libro de Categorías de Aristóteles, ordenada de la
siguiente manera; posición afirmativa seguida de la negativa, y tesis primera,.

Realizada la contextualización en base al texto y su temática, nos dedicaremos a ya la


exposición del sentido ético escotista hallado en el texto junto a un inventario de sus
contribuciones para la realización de una investigación efectiva y completa. Promulgando
la objetividad dentro de nuestro ejercicio ganamos un enfoque amplio y completo en lo
cuestionado sin perder la unidad de su objeto.

Exponiendo los elementos primarios que la construyen, junto a sus funciones y


principios operatorios que lo componen, tanto lógicos como metafísicos, damos con una
investigación certera y completa de lo tratado gracias a la ética escotista junto a la
demostración de su utilidad frente al tratamiento de problemas filosóficos y cómo éstos se
desenvuelven con menor dificultad al momento de abordarlos.

De esta manera, trataríamos el texto bajo diferentes acercamientos rigurosos, la postura


afirmativa (10), la negativa (18-20), y la conclusión, para mostrar diversas aproximaciones
a éste sin dar la espalda a las demás por el hecho de comprenderlo a partir de una visión
única. Haciendo un análisis de éste a partir de distintos sentidos obtenemos la demostración
de la visión Ética escotista por el cual realizamos en el presente.

Con lo que llega a ser tratado frente a lo que le concierne a la Ética, dentro del autor
Juan Duns Escoto, se ve que no ha sido mucho. Esto se vuelve evidente cuando lo ponemos
en tela de juicio junto a sus demás puntos investigativos. Justamente esto es lo que más
motiva al desarrollo del presente para poder dar nosotros con el sentido ético escotista
ubicado en la cuestión cuatro. Sentido ético por el que Escoto rige su investigación,
arrojando ésta una cantidad de conclusiones y argumentos –tanto a favor como en contra-
3

los cuales evitan al máximo la ambigüedad y los oscuros que pueden generarse cuando al
texto sólo se le entiende bajo la mirada o bien sea del lógico o bien del metafísico.

Esta mirada doble del problema permite al filósofo obrar no únicamente mediante sus
preferencias para la solución de éste. En cambio, esta mirada doble frente al problema
mueve al filósofo para que éste no considere única e irrevocable su disposición por la cual
se encaminará a dar con la respuesta. El filósofo, operando bajo la premisa de la ética
escotista que proponemos, se convierte en un faro de investigación más objetivo, trata sus
problemas con mayor claridad y distinción, se encamina sin preferencia en ambos sentidos
investigativos, evitando recaer siempre en los rincones lógicos o metafísicos de su
preferencia, y así concluyendo con un trabajo riguroso, precioso y objetivo frente a lo
tratado por el filósofo.

Realizando un análisis de la ética escotista encontramos el método donde se ha


fundamentado el comentario de Escoto a la Metafísica de Aristóteles.

Lo que abstraemos del ejercicio escotista al momento en el que él comenta el texto


aristotélico es el no delimitar nuestra vía investigativa solamente por el ámbito del Lógico,
ni encasillarse sin salida alguna dentro del espacio de investigación del Metafísico
únicamente. Entendemos lo realizado por el autor medieval como una analogía para evitar
caer en uno de los dos refugios que ya han dividido cierta parte de la historia de la filosofía
en dos hemisferios; La Analítica y la Continental2.

Como muestra de nuestra inconformidad frente a una radical lejanía en la división de


métodos, acercamientos a los textos y postulados contribuidos en la filosofía, frente a lo
que le respecta al lógico y metafísico, optamos, junto a Escoto, por tener una visión más
amplia y no encasillada al momento de estudiar, pensar y obrar con cautela ante una tarea.

_______________________________
2
Realizamos contraste frente a lo Analítico y Continental para mostrar cierta ambigüedad en el vacío que se
genera si el filósofo opta por solamente realizar su investigación bajo una única visión del problema.
Generando así puntos ciegos que dejaría a un lado sin pensar en lo fructífero que pudo haber sido su trabajo si
hubiese decidido tratarlos.
4

Como consiguiente de su obrar, Escoto divide el texto sistemáticamente para exponer las
diversas tesis frente a si el ente es univoco a las diez categorías a base de un tratamiento
lógico-metafísico.

¿El ente es univoco a las diez categorías?

10 que sí

El énfasis en los primeros argumentos recopilados y expuestos al inicio de la cuestión


cuatro se basa en el pos de la construcción de la univocidad del ser. Radicalmente expuesto
como signo de que el ente es univoco a las diez categorías se encuentra el libro IV de la
Metafísica de Aristóteles, en el cual se define como objeto-sujeto de la Metafísica al ente,
tratada la metafísica como ciencia. Por lo tanto el ente vendría a ser univoco a las diez
categorías. Esto se entiende por definición como es puesto en Segundos Analíticos ya que
para que una ciencia se constituya como tal requiere que su objeto de investigación tenga
unidad (univocidad) y para que éste se de en las demostraciones tiene que conocerse qué es.

Pues bien, como método implementado en Cuestiones sobre el libro de Categorías de


Aristótele,s una vez realizados y expuestos los argumentos a favor de la univocidad del ente
a las diez categorías Escoto ahora toma la opinión contraria frente a la cuestión para poder
sistematizar ambos ámbitos y posturas, realizar un análisis lógico de ambas junto al del
metafísico para luego dar con la conclusión de la pregunta problema.

18-20 que no

Ahora bien, si llegase a ser el caso en el que el ente fuese univoco a las categorías,
entonces éstas vendrían siendo su mismo género, haciendo de estas no una lista de
divisiones del ser en 10 voces sino un género generalísimo, es decir, tendrían que venir
siendo sólo una categoría única a la cual otras remiten.

Entonces, donde existiese algo univoco entre las categorías, éstas no se podrían
distinguirse mediante lo que las une sino que se distinguirían entre ellas a partir de algo
5

agregado a cada una. No existiría una diversidad entre ellas sino una diferencia radical. Las
categorías vendrían a convertirse en especies.

A base del análisis del lógico, siendo las categorías distintas y el ente común a todas
éstas, Escoto ahora cuestiona lo que se encuentra en ellas para que sean univocas al ente.
Sería bien o ente o no-ente.

Como bien se sabe, a partir del postulado ontológico de Parménides, no puede ser lo que
no es porque siendo se es, entonces tendría que ser el ente, y si es ente entonces el ente
vendría siendo un concepto, y al momento de agregarle el ente al ente ocurriría el error
lógico conocido como nugatio, lo que vendría siendo una redundancia. Así, pues, mediante
la aproximación lógica hacia el problema, el ente no es análogo a las diez categorías.

Conclusión 1: el ente no es unívoco a las diez categorías.

Así, pues, se llegaría a la primera conclusión gracias al ejercicio propuesto por Escoto de
retomar los argumentos de la historia y sus pensadores, junto a la visión lógica como
metafísica de la cuestión, para dar con su primera conclusión junto a sus justificaciones y
respuestas. De manera en la que se tuvo por provisto una doble vía metódica de
investigación para dar con el resultado más fructífero al momento de entablar conversación
con problemas de carácter filosófico. Siendo ésto el carácter ético escotista para, gracias a
su método y postura implementada para la solución de la cuestión, evitar los oscuros de las
otras vías del saber que se abandonan por no obrar de manera más objetiva.

Vendría siendo evidente que si nosotros como filósofos éticamente guiados obramos por
lo realizado sobre la cuarta cuestión en Cuestiones sobre el libro de Categorías de
Aristóteles, actuamos como un faro que guía, entre la oscuridad que separa las vías de
investigación, a los filósofos que navegan errantes en embarcaciones distintas por el mismo
mar, un mar dividido por líneas invisibles llamado Metafísica y Lógica.

Bibliografía

Aristóteles (1994). Metafísica (T.Calvo, Trad). Madrid: Gredos


6

Aristóteles (1988). Segundos Analíticos. En Tratados de lógica (Órganon, II) (M.Candel, Trad).
Madrid: Gredos

Nestor Luis Cordero (1991). Tesis de Parménides. En Siendo se es. Buenos Aires: Editorial Biblios

Traducción parcial de Héctor Salinas para la cátedra Juan Duns Escoto, U. Javeriana, abril 2015.