Está en la página 1de 2

Cáncer de colon

El cáncer de colon, o colorrectal, es el que comienza en el intestino grueso (colon) o en el recto (parte
final del colon).

La mayoría de los cánceres colorrectales comienza como un crecimiento en el revestimiento interno del
colon o del recto llamado pólipo. Algunos tipos de pólipos pueden convertirse en cáncer en el transcurso
de varios años, pero no todos los pólipos se convierten en cáncer.

La pared del colon y del recto está compuesta por varias capas. El cáncer colorrectal se origina en la
capa más interna (la mucosa) y puede crecer a través de algunas o de todas las demás capas. Cuando las
células cancerosas se encuentran en la pared, éstas pueden crecer hacia los vasos sanguíneos o los
vasos linfáticos (canales diminutos que transportan material de desecho y líquido). Desde allí, las células
cancerosas pueden desplazarse a los ganglios linfáticos cercanos o a partes distantes del cuerpo.

Tipos de cáncer de colon

Los adenocarcinomas representan más del 95% de los cánceres colorrectales. Estos cánceres se originan
de las células glandulares que producen mucosidad para lubricar el interior del colon y del recto. Cuando
los médicos hablan de cáncer colorrectal, casi siempre se refieren a este tipo de cáncer.

Otros tipos de tumores menos comunes también pueden comenzar en el colon y en el recto. Entre estos
se incluye:
 Los tumores carcinoides que se originan a partir de células intestinales especializadas
productoras de hormonas.
 Los tumores estromales gastrointestinales se originan de células especializadas en la pared del
colon llamadas células intersticiales de Cajal. Algunos no son cancerosos (benignos). Estos
tumores se pueden encontrar en cualquier parte del tracto digestivo, aunque es poco común
que se originen en el colon.
 Los linfomas son cánceres de las células del sistema inmunitario que típicamente se forman en
los ganglios linfáticos, pero que también pueden comenzar en el colon y el recto o en otros
órganos.
Causas
No hay una causa única para el cáncer de colon. Casi todos los cánceres de colon comienzan como
pólipos no cancerosos (benignos), que lentamente se van convirtiendo en cáncer.

Usted tiene mayor riesgo de padecer cáncer de colon si:

 Tiene más de 60 años.


 Es de origen afroamericano o de Europa oriental.
 Consume muchas carnes rojas o procesadas.
 Tiene pólipos colorrectales.
 Tiene enfermedad intestinal inflamatoria (enfermedad de Crohn o colitis ulcerativa).
 Tiene antecedentes familiares de cáncer de colon.
 Tiene un antecedente personal de cáncer de mama.
Sintomas
Muchos casos de cáncer de colon no presentan síntomas. Si hay síntomas, lo siguiente puede indicar
este tipo de cáncer:

 Sensibilidad y dolor abdominal en la parte baja del abdomen.


 Sangre en las heces.
 Diarrea, estreñimiento u otros cambios en las deposiciones.
 Heces delgadas.
 Pérdida de peso sin ninguna razón conocida.

Pruebas y exámenes
A través de los exámenes de detección, el cáncer de colon se puede detectar antes de que los síntomas
se presenten. Este es el momento cuando es más curable.

Su médico realizará un examen físico y hará presión sobre la zona abdominal. El examen físico rara vez
muestra algún problema, aunque el médico puede sentir una protuberancia (masa) abdominal. Un
examen rectal puede revelar la presencia de una masa en personas con cáncer rectal pero no cáncer de
colon.

Sólo una colonoscopia completa puede ver todo el colon. Este es el mejor examen de detección para el
cáncer de colon.

Los estadios del cáncer de colon son:

 Estadio 0: cáncer muy incipiente en la capa más interna del intestino.

 Estadio I: el cáncer está en las capas internas del colon.

 Estadio II: el cáncer se ha diseminado a través de la pared muscular del colon.

 Estadio III: el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos.

 Estadio IV: el cáncer se ha diseminado a otros órganos por fuera del colon.

Tratamiento

El tratamiento depende de muchos factores, como el estadio en el que se encuentre el cáncer. Los
tratamientos pueden incluir:

 Cirugía para extirpar el tumor


 Quimioterapia para destruir las células cancerosas
 Radioterapia para destruir el tejido canceroso
 Terapia dirigida para evitar que el cáncer crezca y se disemine