Está en la página 1de 2

Biografía

De formación prácticamente autodidacta, aprendió a tocar la viola, instrumento que tocó en la


Orquesta Berlin Blüthner entre 1907-1910 y luego en la Orquesta Filarmónica de Berlín.

En 1911 hace su debut con Pierrot Lunaire de Arnold Schoenberg cuando sustituye a un enfermo
Schönberg en la dirección de la gira mundial del estreno de la obra y tres años más tarde, en 1914,
se convierte en el director de la Orquesta Sinfónica de Riga con sólo 23 años. Al estallar la Primera
Guerra Mundial, Scherchen fue detenido e internado en Rusia, donde tomó contacto con las ideas
revolucionarias haciéndolas suyas.1

Al terminar la contienda volvió a Berlín para fundar la Neue Musik Gesellschaft y el Scherchen
Quartet en 1919. Un año más tarde también se encargó de dirigir la revista Melos, publicación que
llegó a convertirse en el órgano más importante de la difusión de la nueva música en Alemania. En
1922, Scherchen recibió el primer puesto importante de su carrera al ser nombrado director de los
conciertos de los museos en Frankfurt del Meno sucediendo a Wilhelm Furtwängler. Esta labor la
desarrolló por poco tiempo debido a los frecuentes choques con un público musicalmente muy
conservador. Pero a Scherchen siempre le atraían las nuevos retos y durante los años veinte del
siglo XX fue uno de los directores alemanes más activos.

En 1922 se hizo cargo de la Orquesta de Winterthur, formación con la que trabajaría hasta 1947.
Esta labor la alternó con la dirección musical del teatro de Königsberg a partir de 1928 y como
principal director invitado de la Orquesta Sinfónica de la Radio del Este de Alemania.

Con la subida al poder de los nazis, dirigió en Bélgica, Austria y se estableció en Suiza donde dirigió
la Orquesta de la Radio de Zurich durante décadas.

Probablemente es más conocido por su arreglo orquestal (y grabación) de El arte de la fuga de


Johann Sebastian Bach. Otro notable hito es su grabación de 1958 de la Sinfonía Heroica de
Beethoven para el sello discográfico Westminster (posteriormente editado en CD), conteniendo lo
que aún es (hasta 2006) el primer movimiento más rápido que se haya grabado.

Fue responsable del estreno de muchas obras importantes de Alban Berg, Arnold Schönberg,
Albert Roussel, Luigi Dallapiccola, Boris Blacher, Max Reger, Iannis Xenakis y otros, así como sus
registros discográficos, entre ellos la Séptima Sinfonía de Gustav Mahler. Scherchen fue el
encargado de ofrecer el estreno mundial del Concierto para violín de Alban Berg en Barcelona el
19 de abril de 1936.
A partir de 1944 Scherchen se hizo cargo de la Orquesta de la Radio de Zurich y, ya finalizada la
guerra, impartió clases en la Bienal de Venecia y en Darmstadt. La relación con la Orquesta de
Winterthur se rompió en 1947 debido principalmente a que Scherchen no quiso renunciar a
mantener contactos artísticos con los países del este de Europa. A lo largo de la década de los años
cincuenta Scherchen fundó en Gravesano, cerca del lago de Lugano, un centro de investigaciones
para experimentos electroacústicos. En 1959, y por espacio de un año, Scherchen aceptó el puesto
de director de la Orquesta de la Filarmonía Alemana del Noroeste, último de sus cargos
permanentes. A principio de los años sesenta Scherchen dirigió con frecuencia en EEUU en calidad
de director invitado, siendo allí homenajeado como el último gran anciano de los maestros
alemanes.1

Murió en el podio de la Orchestra del Maggio Musicale Fiorentino en 1966 mientras dirigía
L'Orfeide de Malipiero.