Está en la página 1de 4

INTRODUCCIÓN

La sociología es la ciencia social que se encarga del análisis científico de la


estructura y funcionamiento de la sociedad humana o población regional. 1 Estudia
los fenómenos colectivos producidos por la actividad social de los seres humanos,
dentro del contexto histórico-cultural en el que se encuentran inmersos.

En la sociología se utilizan múltiples técnicas de investigación interdisciplinarias


para analizar e interpretar desde diversas perspectivas teóricas las causas,
significados e influencias culturales que motivan la aparición de diversas
tendencias de comportamiento en el ser humano especialmente cuando se
encuentra en convivencia social y dentro de un hábitat o "espacio-temporal"
compartido.

Al ser una disciplina dedicada al estudio de las relaciones sociales humanas,


siendo estas de carácter heterogéneo, la sociología ha producido diversas y en
ocasiones opuestas corrientes. Tal situación ha enriquecido, mediante la
confrontación de conocimientos, el cuerpo teórico de esta ciencia.

Los orígenes de la sociología están asociados a los nombres de Karl Marx, Henri
de Saint-Simon, Auguste Comte, Herbert Spencer, Émile Durkheim, Georg
Simmel, Talcott Parsons, Ferdinand Tönnies, Vilfredo Pareto, Max Weber, Alfred
Schütz, Harriet Martineau, Beatrice Potter Webb y Marianne Weber.

Algunos de los sociólogos más destacados del siglo XX han sido Talcott Parsons,
Erving Goffman, Walter Benjamin, Herbert Marcuse, Wright Mills, Michel Foucault,
Pierre Bourdieu, Niklas Luhmann y Jürgen Habermas. En la actualidad, los análisis
y estudios más innovadores de los comportamientos sociales corren a cargo de
autores como George Ritzer, Anthony Giddens, Zygmunt Bauman, Ulrich Beck,
Alain Touraine, Manuel Castells, Slavoj Žižek, entre otros.

Históricamente, se sabe que el Apocalipsis o Revelaciones fue escrito a finales del


siglo I o principios del siglo II, cuando las persecuciones romanas contra los
cristianos se hicieron más cruentas, en tiempos del emperador Domiciano (que fue
César del imperio romano a fines del siglo I).4 Este, como algunos otros
emperadores, exigían (ya sea por simple vanidad o como estrategia de coerción a
sus súbditos) que sus estatuas fueran adoradas a lo largo de todo el imperio, cosa
que los cristianos se negaban a hacer por motivos religiosos: los Césares se
autoproclamaban 'Señor de Señores', además de 'hijos de Dios', títulos que los
cristianos reservan exclusivamente para Jesucristo.5

Por ello, el Apocalipsis conllevaría también un trasfondo histórico que haría


referencias múltiples a estas persecuciones y a los consejos que el autor daría a
sus lectores, cristianos, de mantenerse en la fe para soportar las angustias,
poniendo la esperanza final de la nueva Jerusalén como premio seguro para los
que fueran firmes
INTRODUCCIÓN

La sociología es una ciencia que se dedica al estudio de los grupos sociales


(conjunto de individuos que conviven agrupados en diversos tipos de
asociaciones). Esta ciencia analiza las formas internas de organización, las
relaciones que los sujetos mantienen entre sí y con el sistema, y el grado de
cohesión existente en el marco de la estructura social.

Podría decirse que la sociología existe desde mucho tiempo antes que se
desarrollará como ciencia o que se delimitará su objeto de estudio. En el siglo V
antes de Cristo, Heródoto se dedicó a realizar completas descripciones de las
costumbres y los rituales de diversos pueblos. Ibn Jaldún (1332-1406), por su
parte, fue quien proclamó la noción de Ilm el Iytima (la ciencia de la sociedad o de
lo social).

Resumir el Libro de Proverbios es un poco difícil, porque a diferencia de muchos


otros libros de la Escritura, en éste no hay una trama o un argumento que se
encuentre en sus páginas; tampoco existen en el libro los personajes principales.
Es la sabiduría lo que está en el escenario central – una grande y divina sabiduría,
que trasciende el total de la historia, los pueblos y las culturas. Aún una lectura
superficial de este magnífico tesoro revela las sustanciales palabras del sabio rey
Salomón que son tan relevantes ahora como lo fueron hace unos tres mil
años.Dentro de sus treinta y un capítulos de este libro, se encuentra en su
contenido un innegable sentido práctico para las respuestas racionales y sensibles
a toda clase de dificultades complejas. Ciertamente, Proverbios es el gran libro de
“cómo hacerlo” que jamás se ha escrito. Aquellos que tienen el buen sentido de
adoptar para sí las lecciones de Salomón, descubrirán rápidamente, que la piedad,
la prosperidad, y la alegría son suyas con pedirlo.
CONCLUSIÓN

La sociología es la ciencia que se encarga de estudiar la vida grupal de los seres


humanos. La sociología es una ciencia joven y reciente, el término de sociología
fue utilizado 1838 por Augusto Comte, en su obra "Filosofía positiva". La
sociología es de carácter empírico ya que se basa en la acumulación de
conocimiento.
La sociología tiene un campo de estudio muy amplio entre esta podemos
encontrar la Sociología Rural, Sociología Urbana, Sociología Política entre otras.
Los métodos de estudio de la sociología, los más frecuentes son: Experimentos,
Estudios de observación, muestra y estudio de clases.
Entres sus funciones: Modalidad geográfica, consiste en atribuir características
que tienen las diferentes sociedades humanas por causa de su determinación
geográfica.
Modalidad política. Estas modalidades la que permite explicar la formación y
desenvolvimiento de la forma y cambios de poder político en la comunidad.
Modalidad religiosa. Explica la influencia de la religión en todos los fenómenos
sociales.
Modalidad económica. Esta goza de mayor aceptación, ya que en él
desenvolvimiento de las personas se basa en lo económico.

El Libro de Apocalipsis tiene un enfoque contemporáneo; no trata de la Segunda


Venida, sino de la inauguración de la era del nuevo pacto durante los últimos días
- el período entre el año 30 y el año 70 d. C., desde la ascensión de Cristo hasta la
caída de Jerusalén. Escrito en algún momento dentro de la década final de la
historia de Israel en la forma distintiva del proceso de pacto bíblico, sus principales
profecías habrían de cumplirse en breve. La idea era que la profecía fuera leída en
el marco litúrgico de las iglesias del siglo primero, y así, comienza con siete cartas
a las iglesias de Asia Menor. Cada carta recapitula la estructura en cinco partes de
los pactos bíblicos históricos. Tomadas en conjunto, las cartas recapitulan toda la
historia de los pactos, desde Adán hasta Cristo; y también prefiguran la estructura
entera de Apocalipsis. Los siete sellos establecen el período de los últimos días en
general; las siete trompetas advierten de la tribulación, hasta el primer sitio de
Jerusalén bajo Cestio; y las siete copas revelan el derramamiento final de la ira de
Dios sobre Jerusalén y el templo en los años 67-70 d.C.

El Apocalipsis se escribió para consolar e instruir a las iglesias que están


atormentadas y oprimidas por una forma oculta, agnóstica, estatista del judaísmo
apóstata que se había apoderado de la jerarquía religiosa de Israel. Juan da a
este movimiento varios nombres simbólicos - "nicolaítas", "balaamitas",
"jezabelitas", y "la sinagoga de Satanás" - pero todas estas expresiones se
refierren al mismo culto.
CONCLUSIÓN

En este trabajo aprendí como los seres humanos tratan de hacer algo para salvar
el planeta con diferentes campañas ecológicas , aunque muchas no sean
totalmente apoyadas por la mayoría de la sociedad mundial , no les importa y
siguen en marcha con muchos proyectos que están por salir a la luz como para
tratar de detener el calentamiento global , la caza de animales en peligro de
extinción como los mamíferos y las áreas verdes naturales que sin ellas
simplemente no podríamos sobrevivir en el planeta por que ellas nos proporcionan
el oxigeno necesario. En algunos países ya algunos de estos programas se
aplican, pero otros no por que le dan mas importancia a lo económico que tratar
de salvar lo que nos queda en el planeta. Greenpeace es una las organizaciones
que se creo que para lograr conciencia en la sociedad de lo que podría ocurrir si
no cambiamos nuestras formas de aprovechar todos los recursos, ellos hacen
diversas investigaciones y de ahí desarrollan formas de cómo ayudar al planeta.
Nosotros debemos de concientizarnos de que si no cuidamos nuestro planetas e
extinguirá la vida por nuestras acciones.

La sabiduría de Proverbios se centra sobre todo en los ámbitos de la vida no


regulados por ordenanzas cúlticas ni mandamientos expresos del Señor. Por esta
razón, la mayor parte del libro no se refiere a temas propiamente religiosos. Se
refiere, más bien, a los que son específicos de la existencia humana, ya sea en su
dimensión personal (el individuo) o colectiva (la familia y la sociedad en general):
la educación (13.24), la familia (12.4; 19.14; 21.9; 31.10–31), el adulterio (6.24;
23.27), la relación entre padres e hijos (10.1; 28.24; 30.17), la relación entre el rey
y sus súbditos (14.35; 22.29; 25.6; cf. 16.12), y la honradez en los negocios (11.1;
20.10, 23). En algunas textos se plantean cuestiones generales de moral (cf.
12.17; 15.21), y en otros se proponen reglas de urbanidad y conducta social
(23.1–3; 25.17; 27.1). En todos estos casos, lo evidente es que Proverbios
considera la sabiduría como un principio esencialmente práctico, fundamentado en
la observación, la experiencia y el sentido común, y orientado hacia los múltiples
aspectos de la actividad humana.

Sin embargo, no sería correcto olvidar que la religión de Israel también marcó con
su propio sello esa misma sabiduría que se adquiere por medio de la experiencia.
Prueba de ello es la afirmación que abre la primera de las colecciones de
proverbios: «El principio de la sabiduría es el temor de Jehová» (1.7; 9.10; cf. Job
28.28; Sal 111.10); lo cual significa que la única verdadera sabiduría es la que
entraña una forma de vida basada en la obediencia a Dios y manifestada en el
amor a la bondad y a la justicia (9.10; 31.8–9; cf. 17.15, 23; 18.5). Y en el poema
en el que se elogia a la mujer virtuosa, con el que también se cierra el libro
(31.10–31), vuelve a hacerse mención del temor de Jehová (v. 30).