Está en la página 1de 190

AMPARO DIRECTO: 237/2012 FISCAL.

JUICIO DE NULIDAD:******************************
QUEJOSO: ********************

MAGISTRADO PONENTE:
LICENCIADO GONZALO HIGINIO CARRILLO DE
LEÓN.

SECRETARIO:
LICENCIADO CARLOS LEÓN CARREÑO LUGO.

Ciudad Victoria, Tamaulipas. Acuerdo del Segundo

Tribunal Colegiado en Materias Administrativa y Civil del

Decimonoveno Circuito, correspondiente a la sesión de veinte de

septiembre de dos mil doce.

V I S T O S los autos para resolver el juicio de amparo

directo 237/2012 fiscal, del índice de la Sala Regional del Golfo

Norte del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa; y,

R E S U L T A N D O:

PRIMERO. Mediante escrito presentado el veintiuno de

octubre de dos mil once, en la Oficialía de Partes de la Sala Regional

del Golfo Norte del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y

Administrativa, con residencia en esta ciudad, ********************, por

conducto de su representante legal ******************** promovió juicio

contencioso administrativo contra la cédula de determinación de

omisiones de pago de aportaciones patronales y/o amortizaciones


2
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

por créditos para vivienda con folio ********** de veintidós de agosto

de dos mil once, emitida por el Subgerente de Recaudación Fiscal

del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores

en el Estado de Tamaulipas, mediante la cual se determinó un

crédito fiscal en cantidad de ******************************

SEGUNDO. Los hechos narrados en la demanda son:

“…1.- Mi representada es una persona moral debidamente


constituida al amparo de las leyes mercantiles y fiscales
mexicanas, que actualmente se encuentran operando al amparo
y protección del Decreto para el Fomento y Operación de la
Industria Maquiladora de Exportación.

2.- Que con fecha 16 de noviembre de 2005, mi representada


acudió ante la institución bancaria **********para realizar el pago
de la Liquidación del Sistema Único de Autodeterminación
(SUA) correspondiente al pago del INFONAVIT a la aportación
patronal sin crédito y de la aportación patronal sin crédito del 5º
bimestre de 2005.

3.- Que con fecha 24 de agosto de 2011, mediante acta de


notificación emitida por el Instituto del Fondo Nacional de la
Vivienda para los Trabajadores, se notificó en el domicilio fiscal
de mi representada la resolución administrativa contenida en la
determinación de omisiones de pago en matera de aportaciones
y/o amortizaciones por créditos para vivienda al Instituto del
Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores contenida
en el requerimiento No. de folio ********** de fecha 22 de agosto
de 2011, emitida de manera por demás ilegal por el C. Lic.
**********subgerente de recaudación fiscal del Instituto del Fondo
Nacional de la Vivienda para los Trabajadores en el Estado de
Tamaulipas, mediante la cual determinaron diferencias en
3
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

contra de **********., en el pago de aportaciones, amortizaciones,


actualizaciones, recargos, multas y honorarios de notificación
en la cantidad total de **********la cual establece textualmente lo
siguiente:

“DETERMINACIÓN DE OMISIONES DE PAGO EN MATERIA DE


APORTACIONES PATRONALES Y/O AMORTIZACIONES POR
CRÉDITOS PARA VIVIENDA AL INSTITUTO DEL FONDO
NACIONAL DE LA VIVIENDA PARA LOS TRABAJADORES.
C. REPRESENTANTE LEGAL ********** FECHA DE GENERACIÓN DEL
REQUERIMIENTO: 22/08/2011
DOMICILIO: **********
LUGAR:
LOCALIDAD: **********
R.F.C. **********
ENTIDAD: **********
********** **********

NÚMERO DE FOLIO: **********


PERIODO LIQUIDADO 2005-05

Quien suscribe en ejercicio de las facultades que le confiere los


artículos 23 de la fracción I, II, V, párrafo segundo, VI y XI de la
Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los
Trabajadores; 1º, 3º, fracciones VIII, XIC, XV, XVI, XVII, XVIII, XXI,
XXII y XXXVII, 4º, fracción III, 5º y 8º del Reglamento Interior del
Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los
Trabajadores en Materia de Facultades como Organismo Fiscal
Autónomo; en relación con el párrafo 4º y 5º Fracción XXVII del
considerando del acuerdo por el que se determina la
circunscripción territorial en la cual ejercerán sus facultades las
autoridades del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para
los Trabajadores, emitido por el H. Consejo de Administración
del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los
Trabajadores, mediante resolución **********publicado en el
Diario Oficial de la Federación el 22 de octubre de 2008, y que
faculta al que suscribe para ejercer sus funciones en materia
fiscal, en la circunscripción territorial que comprende el Estado
de Tamaulipas, el cual establece en su parte conducente: “Que
en razón de lo anterior, y de conformidad con lo establecido en
4
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

los artículos 4º y 5º del actual Reglamento Interior del Instituto


del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores en
Materia de Facultades como Organismo Fiscal Autónomo, es
indispensable delimitar la circunscripción territorial en la que
los Delegados Regionales, los representantes de la Dirección
General, los Subgerentes de Recaudación Fiscal en las
Delegaciones Regionales y los Subdelegados de las Áreas
Jurídicas en las Delegaciones Regionales ejercerán sus
atribuciones en materia fiscal, con el propósito de dar seguridad
jurídica a los contribuyentes fuente a la autoridad, por lo que el
H. Consejo de Administración del Instituto del Fondo Nacional
de la Vivienda para los Trabajadores, mediante resolución
**********, tomada en su sesión ordinaria número **********
celebrada el día 31 de julio de 2008, resolvió lo siguiente: Con
fundamento en el artículo quinto del Reglamento Interior del
Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los
Trabajadores en Materia de Facultades como Organismo Fiscal
Autónomo, publicado en el Diario Oficial de la Federación, el
veinte de junio de dos mil ocho, el H. Consejo de la
Administración aprueba la circunscripción territorial en la cual
ejercerán sus facultades las autoridades fiscales del
INFONAVIT, en los términos siguientes: XXVII, Tamaulipas
dentro de la circunscripción geográfica que comprende el
Estado de Tamaulipas…”. Así como los artículos 2º fracción II y
penúltimo párrafo y 63 del Código Federal, es competente para
determinar, en caso de incumplimiento, el importe omitido de
sus obligaciones fiscales ante este Instituto, señalar las bases
para su liquidación y requerir su pago.

Que con fundamento en lo anterior, se llevó a cabo el proceso


de comprobación del cumplimiento de sus obligaciones
patronales, a través de la revisión de la información que se
conserva en medios magnéticos y digitales proveniente de
documentación original presentada por ese mismo patrón, los
5
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

cuales se integran con los avisos de altas, bajas o


modificaciones de salario de sus trabajadores o de cambio de
situación patronal y la correspondiente a la determinación y
pago del importe de las aportaciones por el programa de
cómputo autorizado por el Instituto que presentó en su carácter
de patrón y que obra en la base de datos de este Instituto,
misma que está obligado a presentar de conformidad a lo
previsto en los artículos 29, fracciones I, II y IV, 31 y 35, de la
Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los
Trabajadores; 3º, fracción II del Reglamento Interior del Instituto
del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores en
Materia de Facultades como Organismo Fiscal Autónomo, 3º,
fracciones I, II, III, IV y VI, 4º, 6º a 16, 18, 19, 24, 40, 41, 42 y 46 del
Reglamento de Inscripción, Pago de Aportaciones y Entero de
Descuento al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para
los Trabajadores, sin que a la fecha se tenga legal notificación
de que haya dado de baja de sus trabajadores o que acredite
que se encuentra en algún supuesto de no obligación para el
pago de sus aportaciones y/o amortizaciones correspondientes
por los periodos indicados a continuación, lo que admite la
existencia de la responsabilidad solidaria que tiene en materia
de descuento a los salarios de sus trabajadores acreditados; así
mismo, en dicha base se encuentra registrada su nombre,
denominación, o razón social, número de registro patronal y
domicilio como patrón, los nombres de los trabajadores a su
servicio, su número de seguridad social, salario base de
aportación y, en su caso, número de crédito de vivienda, así
como el monto de los pagos que ha efectuado a través del
Sistema Único de Autodeterminación o de la Cédula de
Determinación de Cuotas, Aportaciones y Amortizaciones, por
los conceptos de aportaciones al Fondo Nacional de la Vivienda
y/o amortizaciones de crédito otorgados a sus trabajadores por
este Instituto.
6
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Como resultado de lo señalado en el párrafo que antecede, se


comprueba que no dio el debido cumplimiento a su obligación
de pago y/o entero por los conceptos de aportaciones y/o
amortizaciones, detectándose omisión en el periodo y por las
cantidades y conceptos que se identifican en los siguientes
cuadros y que corresponden a todos sus trabajadores inscritos
en este Instituto:

LIQUIDACIÓN DE OMISIONES DE PAGO EN EL PERIODO A REVISIÓN

PERIODO APORTACIONES AMORTIZACIONES TOTAL

2005-05 ********** ********** **********

Las cantidades determinadas resultan de multiplicar el salario


diario integrado de cada uno de todos los trabajadores al
servicio de este patrón, en los términos de los artículos 26
fracciones II y III de la ley del Instituto de Fondo Nacional de la
Vivienda para los Trabajadores y 29, 30 y 31 del Reglamento de
Inscripción, Pago de Aportaciones y Entero de Descuentos al
Instituto de Fondo Nacional de la Vivienda para los
Trabajadores, con base en la propia información proporcionada
por el patrón citado en el rubro y que esta obra en los registros
de la base de datos de este Instituto; por el número de días
correspondientes al periodo sujeto a revisión, multiplicando
este resultado por el 5% para efectos del cálculo de las
aportaciones, y para el caso de las amortizaciones se multiplicó
por el porcentaje o factor de descuentos correspondiente a
cada trabajador acreditado, o bien, se aplicó la cuota fija
determinada por este Instituto, información que hizo de su
conocimiento en los términos de los artículos 25 y 42 del
Reglamento de Inscripción, Pago de Aportaciones y Entero de
Descuentos al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para
los Trabajadores.

La relación laboral entre patrón y los trabajadores por los que


se determina el adeudo se encuentra plenamente acreditada con
7
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

la información proporcionada por ese mismo patrón en


cumplimiento de las obligaciones establecidas en la Ley del
Instituto de Fondo Nacional de la Vivienda para los
Trabajadores, reglamentaria del artículo 123, apartado “A”
fracción XII, de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos; que establece que la fracción I, de su artículo 29, la
obligación de los patrones a inscribirse e inscribir a sus
trabajadores y dar los avisos a que se refiere el artículo 31 de la
misma ley; axial (sic) como lo dispuesto en las fracciones II y III
del artículo 29 citado en el ordenamiento; que establecen las
obligaciones patronales de determinar el monto de las
aportaciones del 5% sobre el salario diario integrado de los
trabajadores a su servicio y efectuar su pago en las entidades
receptoras que actúen por cuenta y orden del propio instituto; y
la de hacer los descuentos a los salarios de los trabajadores y
enterar los importes correspondientes en la forma y para
Retención de Descuentos o que se identificaron en la Cédula de
Determinación de Pago de Cuotas, Aportaciones y/o
Amortizaciones, como lo disponen los artículos 24 y 42 del
Reglamento de Inscripción, Pago de Aportaciones y Entero de
Descuentos al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para
los Trabajadores.

Esta liquidación corresponde a los trabajadores que dio de alta


y con los cuales, por el periodo que se requiere mantiene
vigente la relación laboral con los mismos, cuyos datos de
identificación le fueron proporcionados a través de la cédula de
emisión que este Instituto emite y notifica conjuntamente con el
Instituto Mexicano del Seguro Social. Para el pago de las
cantidades liquidadas en la presente resolución, su monto se
deberá actualizar desde el mes en que debió hacerse el pago
hasta el momento en que el mismo se efectúe, además deberán
pagarse recargos por concepto de indemnización por la acta de
pago oportuno, en términos del artículo 35 y 54 de la Ley del
8
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los


Trabajadores, 17-A y 21 del Código Fiscales de la Federación y
deberá efectuarse en cómputo denominado Sistema Único de
Autodeterminación (SUA), o en su caso garantizarse junto con
la actualización y recargos generados, dentro de los 45 días
hábiles siguientes a aquél en que haya surtido efectos la
notificación de la presente, de conformidad con lo dispuesto en
el artículo 65 del ordenamiento tributario en cita y en términos
del artículo 41 de la mencionada disposición deberá exhibir
original y fotocopia del comprobante de pago en medio
magnético y/o formato correspondiente ante las oficinas del
Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los
Trabajadores que le corresponde de acuerdo a su domicilio.

Con motivo de la omisión del pago de las aportaciones


patronales y/o amortizaciones de crédito para vivienda otorgada
a los trabajadores a su servicio, con fundamento en el artículo
30, fracción V, párrafo segundo, de la Ley Instituto del Fondo
Nacional de la Vivienda para los Trabajadores; 3°, fracciones
XVII y XVIII, de su Reglamento Interior en Materia de Facultades
como correspondiente al 55% de las aportaciones y/o
aportaciones omitidas que han sido determinadas en este
documento, en virtud de la falta de pago que constituyen una
fracción a las disposiciones fiscales en termino de los artículos
antes señalados, misma que asciende a la cantidad que se
indica:

TOTAL CONTRIBUCIONES OMITIDAS

**********

PORCENTAJE DE MULTA ********************

MONTO DE LA MULTA ******************************

Cabe mencionar que si ese contribuyente efectúa el pago de la


multa impuesta dentro de 45 días hábiles siguientes a la
notificación de esta resolución y acorde a lo dispuesto en el
9
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

artículo 75 fracción VI y 76, séptimo párrafo del Código Fiscal de


la Federación, el importe de la multa impuesta se disminuirá en
un 20%, resultando en un 35% de la contribución omitida, en los
términos siguientes:

APORTACIONES OMITIDAS

**********

PORCENTAJE DE MULTA **********

Total multa dentro de los 45 días siguientes **********

Asimismo, en los términos del artículo 137 último párrafo del


Código Fiscal de la Federación, así como 104 párrafos primero y
segundo del Reglamento del Código Fiscal de la Federación, se
determina en esta resolución como honorarios por notificación
de la presente, la cantidad de **********, la cual deberá pagarse a
más tardar en la fecha en que se cumpla con el pago de las
cantidades indicadas en el presente requerimiento.

El pago podrá efectuarse a través del Sistema Único de


Autodeterminación (SUA) o por medio del recibo que al efecto
se le expida en las oficinas de la Delegación Regional del
Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los
Trabajadores que le corresponda. La falta de pago oportuno de
la multa generará a actualización de la misma en términos de
los artículos 17-A y 70, párrafo segundo, del Código Civil Fiscal
de la Federación.

Por lo antes expuesto, a continuación se expone el resumen de


los adeudos fiscales a su cargo determinados en la presente
resolución:

RESUMEN

Importe Actualización Recargos Multa Honorario Total Total con


descuento
Principal De
de multa
Notificación
10
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Aplicaciones ********** ********** ********** ********** ********** ********** **********

Amortizaciones ********** ********** **************


******

*El periodo de vigencia de actualizaciones y recargos


comprende del 18 de agosto al 19 de septiembre del 2011.

Se hace de su conocimiento que una vez transcurrido el plazo


de 45 días contados a partir de aquel en que surta efectos la
notificación del presente, sin haber cubierto las cantidades
arriba indicadas, se extinguirá el pago del crédito fiscal, a través
del procedimiento administrativo de ejecución, en términos de
lo establecido en los artículos 30 fracción III de la Ley del
Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los
Trabajadores, 3º, fracción XII del Reglamento Interior del
Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los
Trabajadores en Materia de Facultades como Organismo Fiscal
Autónomo; 145, primer párrafo, en relación con el 151 y demás
aplicables del Código Fiscal de la Federación, así como de su
Reglamento.

La presente resolución se le notifica en los términos y


formalidades que establecen los artículos 38 y 134 del Código
Fiscal de la Federación, y por las personas acreditadas para el
caso como lo dispone el artículo 3º Fracción X del Reglamento
Interior de Facultades del Fondo Nacional de la Vivienda para
los Trabajadores en Materia de Facultades como Organismo
Fiscal Autónomo, haciendo de su conocimiento que de
conformidad con lo establecido en los artículos 52 y 54 de la
Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los
Trabajadores, si la considera lesiva de sus derechos podrá
interponer recurso de inconformidad ante la Comisión de
Inconformidades de este Instituto, dentro del plazo de quince
días hábiles, contados a partir de la fecha de la notificación del
presente, acorde a lo dispuesto en los artículos 76º, 9º y 24 del
11
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Reglamento de la citada Comisión, o bien acudir directamente


ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, en
un plazo de 456 días hábiles, contando a partir de la fecha en
que surta efectos la notificación del presente, acorde a lo
establecido en el artículo 13, fracción I, inciso a), omitiendo
señalarle, que en caso de solicitar la suspensión al
procedimiento administrativo de ejecución deberá garantizar el
interés fiscal en los términos previstos en los artículos 141, 142,
143 y 144 del Código Fiscal de la Federación y demás
disposiciones aplicables.

CIUDAD VICTORIA, TAMAULIPAS, A 22 DE AGOSTO DEL 2011.

ATENTAMENTE

(FIRMA ILEGIBLE EN COPIA)

LIC. **********.

SUBGERENTE DE RECAUDACIÓN FISCAL DEL INSTITUTO DEL


FONDO NACIONAL DE LA VIVIENDA PARA LOS
TRABAJADORES EN EL ESTADO DE TAMAULIPAS.”

Es claro, que la resolución contenida en el requerimiento antes


transcrito, emitido por el Instituto del Fondo Nacional de la
Vivienda de los Trabajadores (“INFONAVIT”) correspondiente al
requerimiento del pago de las aportaciones y/o amortizaciones
señaladas anteriormente, lesionan el interés jurídico de mi
representada y le causan los siguientes agravios...” (fojas 2 a 4
de los autos de origen).

TERCERO. Por auto de veinticuatro de octubre de dos

mil once, el Primer Secretario de Acuerdos de la Tercera Ponencia

en funciones de Magistrado por Ministerio de Ley de la Sala

Regional del Golfo Norte del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y

Administrativa, registró el juicio de nulidad con el número**********.


12
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

En el referido auto se ordenó desechar por extemporánea

la demanda de nulidad en la vía sumaria; ordenando su notificación

a la parte actora por correo certificado (foja 129 de los autos de

origen).

Mediante escrito depositado en la Administración de

Correos del Servicio Postal Mexicano de Matamoros, Tamaulipas, el

veintiocho de noviembre de dos mil once, ingresado en la Oficialía

de Partes de esa Sala el dos de diciembre siguiente, **********, en su

carácter de representante legal de la empresa

********************interpuso recurso de reclamación contra el acuerdo

de veinticuatro de octubre del mismo año, el cual se admitió a trámite

y se ordenó correr traslado a la contraparte para que en el plazo de

tres días hábiles contados a partir del en que surtiera efectos la

notificación de dicho proveído manifestara lo que a su derecho

conviniera (foja 150 de los autos de origen).

CUARTO. El veinticinco de enero de dos mil doce, la

Sala del conocimiento resolvió el recurso de reclamación mediante

sentencia que concluyó con los siguientes puntos resolutivos:

“I.- Es infundado en un parte el recurso de reclamación


interpuesto por la parte actora, y fundado en otra, pero
insuficiente, para revocar el acuerdo recurrido.

II.- Se confirma el acuerdo de 24 de octubre de 2011, por los


motivos precisados en el Considerando Segundo de este fallo.
13
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

III.- Notifíquese por correo certificado con acuse de recibo a la


parte actora y por oficio a la autoridad demandada.” (foja 161
frente y vuelta de los autos de origen).

Inconforme con dicho fallo, **********, por conducto de su

representante legal ******************** promovió demanda de amparo

directo, en la que señaló como autoridad responsable y acto

reclamado, los siguientes:

“III.- AUTORIDAD RESPONSABLE.- H. Sala Regional del Golfo


Norte del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa,
con sede en Cd. Victoria, Tamaulipas.”

“V.- ACTO RECLAMADO. La resolución administrativa de fecha


25 de enero de 2012, emitida por la Sala Regional del Golfo
Norte del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa
dentro de los autos del expediente administrativo fiscal número
**********que resultó por motivo de la demanda de nulidad
promovida por la hoy quejosa y el recurso de reclamación
interpuesto, sentencia que resuelve lo siguiente (se transcribe).”

QUINTO. Por cuestión de turno, el conocimiento de

dicha demanda correspondió a este Órgano Colegiado, quien por

auto de Presidencia de diecinueve de abril de dos mil doce, admitió

la demanda y la registró como amparo directo 237/2012 fiscal.

Sin que hubiera lugar a tener como tercero perjudicado

al Instituto demandado, toda vez que no fue emplazado al juicio de

nulidad.
14
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Se dio vista al Agente del Ministerio Público de la

Federación adscrito el veinte de abril de dos mil doce, quien no

formuló pedimento.

Mediante proveído de quince de mayo de dos mil doce, se

ordenó turnar los autos al Magistrado Gonzalo Higinio Carrillo De

León, para formular el proyecto de resolución respectivo; y,

C O N S I D E R A N D O:

PRIMERO. Este Tribunal Colegiado es legalmente

competente para conocer del presente juicio de amparo directo, de

conformidad con los artículos 107, fracción V, inciso b), de la

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 44, 46 y 158,

de la Ley de Amparo, 37, fracción I, inciso b) y 145, de la Ley

Orgánica del Poder Judicial de la Federación; este último

relacionado con el Punto Tercero, fracción XIX, Primer Párrafo del

Acuerdo General 17/2012, del Pleno del Consejo de la Judicatura

Federal, relativo a la Determinación del Número y Límites

Territoriales de los Circuitos en que se divide la República Mexicana,

y al Número, a la Jurisdicción Territorial y Especialización por

Materia de los Tribunales Colegiados y Unitarios de Circuito y de los

Juzgados de Distrito, aprobado por el Pleno del propio Consejo, en

sesión ordinaria de dieciséis de mayo de dos mil doce, publicado en

el Diario Oficial de la Federación el veintiséis de junio del propio año;

y que entró en vigor el día de su aprobación; en tanto que se

reclama una sentencia definitiva en materia fiscal, emitida por la Sala


15
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Regional del Golfo Norte del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y

Administrativa, que tiene residencia en el territorio donde este

Órgano Colegiado ejerce su jurisdicción.

SEGUNDO. El acto reclamado quedó acreditado con el

informe rendido por la autoridad responsable y las actuaciones que

remitió.

La sentencia se notificó a la quejosa por correo

certificado el veinticuatro de febrero de dos mil doce, según

constancia que obra a foja 165-ciento sesenta y cinco de los autos

de origen; surtió efectos el veintisiete siguiente, conforme a lo

dispuesto en el artículo 70 de la Ley Federal de Procedimiento

Contencioso Administrativo; el término de quince días que establece

el artículo 21 de la Ley de Amparo para la presentación de la

demanda, inició el veintiocho de febrero citado y feneció el

diecinueve de marzo del mismo año, de ahí que si el escrito de

demanda fue presentado en la Oficialía de Partes de esa Sala

Regional el catorce de marzo del mismo año, se realizó dentro del

término legal.

Los días hábiles fueron el veintiocho y veintinueve de

febrero de dos mil doce, así como uno, dos, del cinco al nueve, del

doce al dieciséis, y diecinueve de marzo del mismo año; e inhábiles

en términos de lo dispuesto en el artículo 23 de la Ley de Amparo, el

tres, cuatro, diez, once, diecisiete y dieciocho de marzo de dos mil

doce, por corresponder a sábados y domingos.


16
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

TERCERO. El acto reclamado se apoyó en las

siguientes consideraciones.

“… SEGUNDO.- Esta Sala procede al estudio del único agravio


formulado por la parte actora, en el que manifiesta que el
acuerdo de 24 de octubre de 2011, por medio del cual se
desechó por extemporánea la demanda interpuesta en el
presente juicio a través de la vía sumaria, le causa los
siguientes agravios.

A.- Aduce la recurrente que la resolución encuadra en el artículo


58-3, fracción V, de la Ley Federal de Procedimiento
Contencioso Administrativo, toda
imponer una sanción pecuniaria al particular, incluye otra
obligación, como lo es la de realizar el cálculo de dichos
créditos hipotecarios e integrarlos a las cuentas individuales de
cada trabajador para la amortización del mismo en el periodo
solicitado; y que por lo tanto, resulta improcedente la vía
sumaria, por lo que, en consecuencia la autoridad demandada
señaló el término de 45 días hábiles en su resolución a efecto
de que la actora pudiera promover el juicio contencioso en
contra de la misma, pues consideró que la resolución
encuadraba en el artículo citado con antelación.

Por su parte, la autoridad demandada fue omisa en desahogar la


vista que se le mandó dar en relación con el recurso de
reclamación interpuesto por la parte actora en contra del
proveído de 24 de octubre de 2011.

A juicio de los Magistrados Integrantes de esta Sala, los


argumentos de agravio son infundados, toda vez que, no se
actualiza la hipótesis normativa consagrada en el artículo 58-3,
fracción V, de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso
Administrativo, puesto que, si bien es cierto, la resolución que
se pretende impugnar efectivamente le impone una multa al
17
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

actor, lo cierto es también que, el objeto principal de la


resolución es la determinación de un crédito fiscal en cantidad
líquida, esto por la omisión en el cumplimiento de pago de
aportaciones por parte de la actora a dicho instituto, por lo que,
derivado de dicho incumplimiento se le impuso una multa,
misma que tiene el carácter de accesorio de la contribución
principal, sin que de dicha resolución, se desprenda que se le
imponga una obligación adicional, al actor.

Por lo anteriormente expuesto es menester de esta Sala traer a


la vista lo dispuesto por el artículo 58-2 de la Ley Federal de
Procedimiento Contencioso Administrativo, vigente a partir del
7 de agosto de 2011, según se desprende del decreto publicado
en el diario oficial de la federación el 10 de diciembre de 2010, el
cual es del tenor literal siguiente:

“ARTÍCULO 58-2. Cuando se impugnen resoluciones definitivas


cuyo importe no exceda de cinco veces el salario mínimo
general vigente en el Distrito Federal elevado al año al momento
de su emisión, procederá el juicio en la vía sumaria siempre que
se trate de alguna de las resoluciones definitivas siguientes:

I. Las dictadas por autoridades fiscales federales y


organismos fiscales autónomos, por las que se fije en cantidad
líquida un crédito fiscal;
...

Para determinar la cuantía en los casos de los incisos I), III) y V),
sólo se considerará el crédito principal sin accesorios ni
actualizaciones. Cuando en un mismo acto se contenga más de
una resolución de las mencionadas anteriormente no se
acumulará el monto de cada una de ellas para efectos de
determinar la procedencia de esta vía.

La demanda deberá presentarse dentro de los quince días


siguientes a aquél en que surta efectos la notificación de la
18
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

resolución impugnada, de conformidad con las disposiciones


de esta ley ante la Sala Regional competente.”

Del artículo citado con antelación, se desprende que cuando se


impugnen resoluciones definitivas cuyo importe no exceda de
cinco veces el salario mínimo general vigente en el Distrito
Federal elevado al año al momento de su emisión, procederá el
juicio en la vía sumaria siempre que se trate de alguna de las
resoluciones definitivas previstas en el mismo, dentro de las
cuales destaca las dictadas por autoridades fiscales federales y
organismos fiscales autónomos, por las que se fije en cantidad
líquida un crédito fiscal, y que para determinar la cuantía en los
casos de los incisos I), III) y V), solo se considerará el crédito
principal sin accesorios ni actualizaciones.

Asimismo, del último párrafo de dicho artículo, se advierte que


la demanda deberá presentarse dentro de los quince días
siguientes a aquel en que surta efectos la notificación de la
resolución impugnada, de conformidad con las disposiciones
de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo
ante la Sala Regional competente.

Ahora bien, a fin de dilucidar el carácter que tienen las


aportaciones del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda
para los Trabajadores, es menester de esta Sala, traer a la vista
lo dispuesto por los artículos 2o, 29, fracción I, II, IIy IV y 30
fracciones I y VI de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la
Vivienda para los Trabajadores, los cuales señalan:

“Artículo 2o.- Se crea un organismo de servicio social con


personalidad jurídica y patrimonio propio, que se denomina
"Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los
Trabajadores", con domicilio en la Ciudad de México.”

“Artículo 29.- Son obligaciones de los patrones:


19
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

I.- Proceder a inscribirse e inscribir a sus trabajadores en el


Instituto y dar los avisos a que se refiere el artículo 31 de esta
ley;

II.- Determinar el monto de las aportaciones del cinco por ciento


sobre el salario de los trabajadores a su servicio y efectuar el
pago en las entidades receptoras que actúen por cuenta y orden
del Instituto, para su abono en la subcuenta de vivienda de las
cuentas individuales de los trabajadores previstas en los
sistemas de ahorro para el retiro, en los términos de la presente
ley y sus reglamentos, así como en lo conducente, conforme a
lo previsto en la Ley del Seguro Social y en la Ley Federal del
Trabajo. En lo que corresponde a la integración y cálculo de la
base y límite superior salarial para el pago de aportaciones, se
aplicará lo contenido en la Ley del Seguro Social.

Estas aportaciones son gastos de previsión de las empresas y


forman parte del patrimonio de los trabajadores.

Los patrones, al realizar el pago, deberán proporcionar la


información relativa a cada trabajador en la forma y con la
periodicidad que al efecto establezca la presente ley y, en lo
aplicable, la Ley del Seguro Social y la Ley de los Sistemas de
Ahorro para el Retiro.

El registro sobre la individualización de los recursos de la


subcuenta de vivienda de las cuentas individuales de los
sistemas de ahorro para el retiro, estará a cargo de las
administradoras de fondos para el retiro, en los términos que se
establecen en la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro y
su Reglamento. Lo anterior, independientemente de los
registros individuales que determine llevar el Instituto.
20
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Es obligación del patrón pagar las aportaciones por cada


trabajador mientras exista la relación laboral y subsistirá hasta
que se presente el aviso de baja correspondiente. Si se
comprueba que dicho trabajador fue inscrito por otro patrón, el
Instituto devolverá al patrón omiso, a su solicitud, el importe de
las aportaciones pagadas en exceso, a partir de la fecha de la
nueva alta;

III.- Hacer los descuentos a sus trabajadores en sus salarios,


conforme a lo previsto en los artículos 97 y 110 de la Ley
Federal del Trabajo, que se destinen al pago de abonos para
cubrir préstamos otorgados por el Instituto, así como enterar el
importe de dichos descuentos en las entidades receptoras que
actúen por cuenta y orden del Instituto, en la forma y términos
que establece esta ley y sus disposiciones reglamentarias. La
integración y cálculo de la base salarial para efectos de los
descuentos será la contenida en la fracción II del presente
artículo.

A fin de que el Instituto pueda individualizar dichos descuentos,


los patrones deberán proporcionarle la información relativa a
cada trabajador en la forma y periodicidad que al efecto
establezcan esta ley y sus disposiciones reglamentarias;

IV.- Proporcionar al Instituto los elementos necesarios para


precisar la existencia, naturaleza y cuantía de las obligaciones a
su cargo, establecidas en esta ley y sus disposiciones
reglamentarias;

…”.

“Artículo 30.- Las obligaciones de efectuar las aportaciones y


enterar los descuentos a que se refiere el artículo anterior, así
como su cobro, tienen el carácter de fiscales.
21
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los


Trabajadores, en su carácter de organismo fiscal autónomo,
está facultado, en los términos del Código Fiscal de la
Federación, para:

I.- Determinar, en caso de incumplimiento, el importe de las


aportaciones patronales y de los descuentos omitidos, así como
calcular su actualización y recargos que se generen, señalar las
bases para su liquidación, fijarlos en cantidad líquida y requerir
su pago. Para este fin podrá ordenar y practicar, con el personal
que al efecto designe, visitas domiciliarias, auditorías e
inspecciones a los patrones, requiriéndoles la exhibición de
libros y documentos que acrediten el cumplimiento de las
obligaciones que en materia habitacional les impone esta ley.

VI.- Determinar la existencia, contenido y alcance de las


obligaciones incumplidas por los patrones y demás sujetos
obligados en los términos de esta ley y demás disposiciones
relativas, para lo cual podrá aplicar los datos con los que
cuente, en función del último mes cubierto o con apoyo en los
hechos que conozca con motivo del ejercicio de las facultades
de comprobación de que goza como autoridad o bien a través
de los expedientes o documentos proporcionados por otras
autoridades fiscales;”

De los artículos en cita, se advierte que, el Instituto del Fondo


Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, es un organismo
de servicio social; que las personas con carácter de patrones
cuentan con varias obligaciones, dentro de las que se
encuentran; proceder a inscribirse e inscribir a sus trabajadores
en el Instituto y dar los avisos a que se refiere el artículo 31 de
esta ley; determinar el monto de las aportaciones del cinco por
ciento sobre el salario de los trabajadores a su servicio y
22
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

efectuar el pago en las entidades receptoras que actúen por


cuenta; pagar las aportaciones por cada trabajador mientras
exista la relación laboral; hacer los descuentos a sus
trabajadores en sus salarios, conforme a lo previsto en los
artículos 97 y 110 de la Ley Federal del Trabajo, que se destinen
al pago de abonos para cubrir préstamos otorgados por el
Instituto; proporcionar al Instituto elementos necesarios
establecidas en esta ley para precisar la existencia, naturaleza y
cuantía de las obligaciones a su cargo.

Del mismo modo, refieren los dispositivos legales en cita, que


las obligaciones de efectuar las aportaciones y enterar los
descuentos a que se refiere el artículo 29, así como su cobro,
tienen el carácter de fiscales y que el Instituto del Fondo
Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, en su carácter de
organismo fiscal autónomo, está facultado, en términos del
Código Fiscal de la Federación, para determinar, en caso de
incumplimiento, el importe de las aportaciones patronales y de
los descuentos omitidos, así como calcular su actualización y
recargos que se generen, señalar las bases para su liquidación,
fijarlos en cantidad líquida y requerir su pago.

Asimismo, señala que determinará la existencia, contenido y


alcance de las obligaciones incumplidas por los patrones y
demás sujetos obligados en los términos de esta ley y demás
disposiciones relativas, para lo cual podrá aplicar los datos con
los que cuente, en función del último mes cubierto o con apoyo
en los hechos que conozca con motivo del ejercicio de sus
facultades de comprobación.

Del mismo modo, es importante señalar lo dispuesto por el


artículo 2o de la Ley del Seguro Social, el cual se transcribe:

“Artículo 2. La seguridad social tiene por finalidad garantizar el


derecho a la salud, la asistencia médica, la protección de los
23
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

medios de subsistencia y los servicios sociales necesarios para


el bienestar individual y colectivo, así como el otorgamiento de
una pensión que, en su caso y previo cumplimiento de los
requisitos legales, será garantizada por el Estado.”

Del dispositivo legal citado con antelación se desprende que la


seguridad social tiene por finalidad garantizar, entre varias, la
protección de los medios de subsistencia y los servicios
sociales necesarios para el bienestar individual y colectivo.

Asimismo, es trascendente transcribir lo dispuesto por los


artículos 2o, fracción II y 4o del Código Fiscal de la Federación,
los cuales señalan lo siguiente:

“Artículo 2o.- Las contribuciones se clasifican en impuestos,


aportaciones de seguridad social, contribuciones de mejoras y
derechos, las que se definen de la siguiente manera:

II. Aportaciones de seguridad social son las contribuciones


establecidas en ley a cargo de personas que son sustituidas por
el Estado en el cumplimiento de obligaciones fijadas por la ley
en materia de seguridad social o a las personas que se
beneficien en forma especial por servicios de seguridad social
proporcionados por el mismo Estado.”

“Artículo 4o.- Son créditos fiscales los que tenga derecho a


percibir el Estado o sus organismos descentralizados que
provengan de contribuciones, de sus accesorios o de
aprovechamientos, incluyendo los que deriven de
responsabilidades que el Estado tenga derecho a exigir de sus
funcionarios o empleados o de los particulares, así como
aquellos a los que las leyes les den ese carácter y el Estado
tenga derecho a percibir por cuenta ajena.”

Del primer artículo citado con antelación, se desprende que son


contribuciones las aportaciones de seguridad social a cargo de
24
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

personas que son sustituidas por el Estado en el cumplimiento


de obligaciones fijadas por la ley en materia de seguridad
social.

Del segundo precepto legal en cita, se advierte que son créditos


fiscales los que tenga derecho a percibir el Estado o sus
organismos descentralizados que provengan de contribuciones
o sus accesorios.

De todo lo anteriormente expuesto, se colige, que el Instituto del


Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, es un
organismo de servicio social, que las obligaciones de efectuar
aportaciones y enterar los descuentos a que se refiere el
artículo 29, así como su cobro, tienen el carácter de fiscales,
que ante el incumplimiento a lo señalado, dicho instituto tiene el
carácter de organismo fiscal autónomo.

Se dice que las aportaciones y enterar los descuentos


realizados a los trabajadores, así como su cobro tienen el
carácter de fiscales, toda vez que como se dijo el Instituto del
Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores es un
organismo de servicio social que brinda créditos para vivienda
a fin de colaborar a la protección de los medios de subsistencia
necesarios para el bienestar individual y colectivo, por lo que,
dicha finalidad forma parte de la seguridad social, y al ser esto
así, dichas aportaciones están clasificadas como
contribuciones. Así, al ser contribuciones, forman parte de los
créditos fiscales, establecidos en el artículo 4 del Código Fiscal
de la Federación.

En el caso concreto, la parte actora acudió a juicio a efecto de


impugnar la cédula de determinación de omisiones de pago de
aportaciones patronales y/o amortizaciones por créditos para
vivienda con folio ********************de 22 de agosto de 2011,
emitida por el Subgerente de Recaudación Fiscal del Instituto
25
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores en el


Estado de Tamaulipas, mediante la cual se determinó un crédito
fiscal en cantidad de **********

De lo anterior se colige que, la parte actora incumplió con sus


obligaciones de pagar las aportaciones patronales y/o
amortizaciones por créditos para vivienda, es decir, incumplió
con sus obligaciones fiscales, para lo cual, el Instituto del
Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, haciendo
uso de sus facultades de comprobación como órgano
fiscal autónomo, procedió a determinar en cantidad líquida
las obligaciones incumplidas, mismas que se hicieron del
conocimiento del actor mediante la resolución con folio
****************************** de 22 de agosto de 2011, en donde
además, se le fincó una multa y se establecieron las bases para
su liquidación.

Por lo anterior, la resolución impugnada se trata de una


resolución definitiva dictada por un organismo fiscal autónomo,
por la que se fijó en cantidad líquida un crédito fiscal, cuyo
importe no excede de cinco veces el salario mínimo general
vigente en el Distrito Federal elevado al año al momento de su
emisión.

En conclusión, se actualiza la hipótesis normativa referida en la


fracción I del artículo 58-2 de la Ley Federal de Procedimiento
Contencioso Administrativo, artículo que entró en vigor el 7 de
agosto de 2011, según se desprende del decreto a través del
cual se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones
de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo
y de la Ley Orgánica del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y
Administrativa, publicado en el Diario Oficial de la Federación el
viernes 10 de diciembre de 2010.
26
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

No es óbice a lo anterior, que la actora manifieste que su


resolución encuadra efectivamente en el artículo 58-3, fracción
V, de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso
Administrativo, toda vez que además de imponerle una sanción,
le impone otra obligación, como lo es la de realizar el cálculo de
los créditos hipotecarios e integrarlos a las cuentas individuales
de cada trabajador para la amortización del mismo en el periodo
solicitado.

Pues si bien es cierto que la resolución en controversia le


impone una sanción a la actora, lo cierto es también que, no le
impone una obligación adicional como lo señala la recurrente,
toda vez que, la resolución únicamente se constriñe a
determinar un crédito fiscal en cantidad líquida por el
incumplimiento de la obligación a la que alude la actora, es
decir, por el hecho de que la ahora demandante no realizó los
cálculos, retenciones y enteros a que refiere el artículo 29 de la
Ley del Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los
Trabajadores.

Por lo tanto, ante el incumplimiento de la obligación de trato, es


que la actora se hizo acreedora a la imposición de un crédito
fiscal y en consecuencia a la imposición de un multa (como
accesorio de lo principal), mas no a la obligación de realizar el
cálculo de los créditos hipotecarios e integrarlos a las cuentas
individuales de cada trabajador para la amortización del mismo
en el periodo solicitado, puesto que de la resolución que se
pretende impugnar, no se desprende que así lo sea.

Además, cabe señalar que, al hacer el señalamiento la ley de la


imposición de otra obligación, esta se refiere a una obligación
completamente distinta a las obligaciones con las que ya
contaba el actor antes de la emisión de la resolución, lo que en
la especie no se actualiza, toda vez que si el recurrente alega
que la resolución le impone la obligación de realizar el cálculo
27
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

de los créditos hipotecarios e integrarlos a las cuentas


individuales de cada trabajador para la amortización del mismo
en el periodo solicitado, esta es una de las obligaciones con las
que ya contaba en un principio y por el solo hecho de tener el
carácter de patrón, según se desprende del artículo 29 de la Ley
del Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los
Trabajadores, sin que el actor desvirtúe tal prerrogativa, ni
acredite estar en algún supuesto de excepción.

En conclusión, no se actualiza la hipótesis normativa señalada


en la fracción V, del artículo 58-3, de la Ley Federal de
Procedimiento Contencioso Administrativo.

B.- Manifiesta la parte actora que en el escrito inicial de


demanda, en el primer agravio, estableció la ilegalidad de la
notificación de la resolución que se pretende impugnar, por lo
que considera que la demanda debe de admitirse.

Por su parte, la autoridad demandada fue omisa en desahogar la


vista que se le mandó dar en relación con el recurso de
reclamación interpuesto por la parte actora en contra del
proveído de 24 de octubre de 2011.

A juicio de los Magistrados de esta Sala, el argumento de


agravio es infundado, toda vez que, si bien es cierto la parte
actora impugnó en su escrito inicial de demanda la notificación
de la resolución que pretende controvertir, lo cierto es también
que la recurrente reconoció que la notificación de la resolución
controvertida, se practicó el 24 de agosto de 2011, como se
advierte de las fojas 1 (reverso) y 2 de los autos, sin expresar
que conoció la resolución de trato en una fecha diferente a esta.

Por lo anteriormente expuesto, es importante traer a la vista lo


dispuesto por la fracción I, y penúltimo párrafo del artículo 16,
de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo,
el cual señala lo siguiente:
28
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

“ARTÍCULO 16.- Cuando se alegue que la resolución


administrativa no fue notificada o que lo fue ilegalmente,
siempre que se trate de las impugnables en el juicio
contencioso administrativo federal, se estará a las reglas
siguientes:

I. Si el demandante afirma conocer la resolución


administrativa, los conceptos de impugnación contra su
notificación y contra la resolución misma, deberán hacerse
valer en la demanda, en la que manifestará la fecha en que la
conoció.

III. El Tribunal estudiará los conceptos de impugnación


expresados contra la notificación, en forma previa al examen de
los agravios expresados en contra de la resolución
administrativa.

Si resuelve que no hubo notificación o que fue ilegal,


considerará que el actor fue sabedor de la resolución
administrativa desde la fecha en que manifestó conocerla o en
la que se le dio a conocer, según se trate, quedando sin efectos
todo lo actuado en base a dicha notificación, y procederá al
estudio de la impugnación que se hubiese formulado contra la
resolución.

Si resuelve que la notificación fue legalmente practicada y,


como consecuencia de ello la demanda fue presentada
extemporáneamente, sobreseerá el juicio en relación con la
resolución administrativa combatida.”

Del artículo citado con antelación se desprende, en lo


substancial, que cuando la actora alegue que la resolución
administrativa fue ilegalmente notificada, si la actora afirma que
conoce la resolución de trato, deberá hacer valer en la demanda
29
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

los conceptos de impugnación contra su notificación y contra la


resolución misma, y manifestará la fecha en que la conoció,
asimismo, refiere que si se resuelve que no hubo notificación o
que fue ilegal, se considerará que el actor fue sabedor de la
resolución administrativa desde la fecha en que manifestó
conocerla.

En la especie, la parte actora reconoce como fecha de


notificación de la resolución que se pretende controvertir, la
señalada en el acta de notificación, visible a foja 36, es decir, el
24 de agosto de 2011, tal y como se desprende de su escrito
inicial de demanda, visible a foja 1 (reverso) y 2 de autos, sin
que se advierta del contenido de dicho escrito, que la actora
manifieste que efectivamente tuvo conocimiento de la
resolución en comento en una fecha diferente a la señalada con
antelación, por lo tanto, aun y cuando la parte actora alegue que
la notificación de la resolución resulta ilegal, al no establecer
una fecha de conocimiento diferente a la señalada en el acta de
notificación, se debe de tener como legalmente notificada del
acto administrativo en comento el 24 de agosto de 2011.

C.- Manifiesta la parte actora que toda vez que la autoridad


demandada fue omisa en proporcionarle información en cuanto
al medio de defensa y al término con el que contaba para efecto
de interponer la demanda de nulidad, la actora tenía el doble del
plazo que establecen las disposiciones legales, esto de acuerdo
a lo establecido en el artículo 23 de la Ley Federal de Derechos
del Contribuyente.

Por su parte, la autoridad demandada fue omisa en desahogar la


vista que se le mandó dar en relación con el recurso de
reclamación interpuesto por la parte actora en contra del
proveído de 24 de octubre de 2011.
30
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

A juicio de los Magistrados de esta Sala, el argumento de


agravio es fundado, toda vez que, la autoridad demandada
omitió señalar correctamente el medio de defensa respectivo, y
el plazo con el que contaba la actora a fin de interponerlo.

Por lo anteriormente expuesto, es importante traer a la vista lo


dispuesto por el artículo 23 de la Ley Federal de Derechos del
Contribuyente, el cual señala lo siguiente:

“Artículo 23.- Los contribuyentes tendrán a su alcance los


recursos y medios de defensa que procedan, en los términos de
las disposiciones legales respectivas, contra los actos dictados
por las autoridades fiscales, así como a que en la notificación
de dichos actos se indique el recurso o medio de defensa
procedente, el plazo para su interposición y el órgano ante el
que debe formularse. Cuando en la resolución administrativa se
omita el señalamiento de referencia, los contribuyentes
contarán con el doble del plazo que establecen las
disposiciones legales para interponer el recurso administrativo
o el juicio contencioso administrativo.”

Del artículo citado con antelación se desprende, en lo


substancial que los contribuyentes tendrán derecho de que en
la notificación de los actos dictados por las autoridades
fiscales, se indique el recurso o medio de defensa procedente,
el plazo para su interposición y el órgano ante el que debe
formularse, asimismo refiere el precepto legal en cita que
cuando en la resolución administrativa se omita el señalamiento
de referencia, los contribuyentes contarán con el doble del
plazo que establecen las disposiciones legales para
efectos de interponer el recurso administrativo o el juicio
contencioso.

En el caso concreto, la autoridad demandada, señaló en la


resolución controvertida visible a fojas 31 a 34 de los autos, que
31
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

en caso de que la parte actora considerara lesiva la resolución


de trato, ésta podría interponer recurso de inconformidad ante
la Comisión de Inconformidades de ese Instituto, dentro del
plazo de 15 días hábiles contados a partir de la fecha de
notificación de la misma, o bien acudir directamente ante el
Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, en un plazo
de 45 días hábiles, contados a partir de la fecha en que surtiera
efectos la notificación de la resolución impugnada, acorde a lo
establecido en el artículo 13, fracción I, inciso a), de la Ley
Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo.

Así las cosas, la autoridad incurrió en un error al proporcionar


la información necesaria en cuanto al medio de defensa con el
que contaba el actor y el plazo para interponerlo, lo que se
traduce en una omisión de su parte, esto es así, toda vez que la
finalidad de que la autoridad demandada informe al particular
sobre los medios de defensa y los plazos con los que cuenta
éste para la interposición de los mismos, es que no se deje en
estado de indefensión al particular, por lo que, si en el caso
concreto la autoridad demandada señaló erróneamente la
información al actor, en cuanto a la vía y por ende al plazo con
el que contaba a fin de interponer el juicio contencioso
administrativo, aduciendo que el plazo con el que contaba el
ahora recurrente, era mayor al que en efecto le correspondía
conforme a derecho, esta Sala estima, que la actora debe contar
con el doble del plazo para tal efecto establecido.

Por lo anteriormente expuesto, y al contar la actora con el doble


del plazo que establece la ley aplicable, como lo es el artículo
58-2 de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso
Administrativo, ésta contaba con 30 días hábiles contados a
partir de que surtiera efectos la notificación de la resolución
impugnada, a efecto de interponer juicio de nulidad, por lo que,
si la notificación de la resolución impugnada se realizó el 24 de
32
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

agosto de 2011, según se desprende de la constancia de


notificación aportada por la demandante, la cual se encuentra
visible a foja 36 de los autos, dicha notificación surtió sus
efectos al día hábil siguiente, es decir, el 25 de agosto de 2011,
y empezó a correr el plazo de 30 días (el doble del plazo
establecido por el artículo 58-2 de la Ley Federal de
Procedimiento Contencioso Administrativo) para interponer la
demanda de nulidad en la vía sumaria, el 29 del mismo mes y
año, feneciendo el plazo el 11 de octubre de 2011.

Por lo tanto, si la parte actora depositó por correo certificado el


escrito inicia de demanda, el 12 de diciembre de 2011, tal como
se advierte del sello estampado por la Administración de
Correos del Servicio Postal Mexicano de Matamoros,
Tamaulipas, visible a foja 128, y que reconoce la misma actora
en su recurso de reclamación visible a foja 135 de los autos,
aun contando con el doble del término para tal efecto, ésta
resulta extemporánea.

En conclusión, el agravio en estudio resulta fundado, pero


insuficiente para revocar el acuerdo recurrido.

En consecuencia, el recurso de reclamación interpuesto por la


parte actora, deviene infundado, por lo tanto, se confirma el
acuerdo de 24 de octubre de 2011, por medio del cual se
desechó por extemporánea la demanda de nulidad interpuesta
en el presente juicio, por los motivos precisados en el cuerpo
considerativo de este fallo.”

CUARTO. Como conceptos de violación, la parte quejosa

aduce lo siguiente:

“… PRIMERO.- Que mediante el presente concepto de violación


que hace valer mi representada, cuando el Instituto del Fondo
Nacional de la Vivienda de los Trabajadores emitió su
33
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

determinación de omisiones de pago en materia de


aportaciones patronales y/o amortizaciones por créditos para
vivienda de fecha 22 de agosto de 2011 cita el artículo 13,
fracción I, inciso a) de la Ley Federal de Procedimiento
Contencioso Administrativo, en caso de que se considere lesiva
de sus derechos podrá acudir directamente ante el Tribunal
Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, en un plazo de 45
días hábiles, contados a partir de que surta efectos la
notificación, situación que toma mi mandante dentro del
término legal que se le otorga y el H. Tribunal Federal de
Justicia Fiscal y Administrativa resuelve que la demanda
interpuesta por mi mandante resulta extemporánea, toda vez
que no se presenta dentro del término de 15 días hábiles de
conformidad con lo dispuesto en el artículo 58-2 de la misma
Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo,
imponiendo que este requerimiento debió de tramitarse por la
vía sumaria, situación que resulta en una violación a las leyes
de procedimiento y defensa jurídicas de conformidad a lo
dispuesto en el artículos 1o, 14 y 17 de la Constitución Política
de los Estados Unidos Mexicanos, así como incorrecta
interpretación que está realizándose de los artículos 13 y 58-2
de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo,
lo anterior de conformidad con las siguientes consideraciones:

Iniciaremos nuestro primer concepto de violación por la


omisión en el análisis de los argumentos expuestos por mi
representada ante que el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y
Administrativa en el recurso de reclamación en lo que
corresponde a la incorrecta citación para la presentación de la
demanda de nulidad en los requerimientos que se impugnaron
mediante demanda de nulidad emitidas por el INFONAVIT.
34
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Como hemos expuesto en el requerimiento de fecha 22 de


agosto de 2011 emitido por el INFONAVIT en contra de mi
representada estableció:

"La presente resolución se le notifica en los términos y


formalidades que establecen los artículos 38 y 134 del Código
Fiscal de la Federación, y por las personas acreditadas para el
caso como lo dispone el artículo 3º, fracción X del Reglamento
Interior del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los
Trabajadores en Materia de Facultades como Organismo Fiscal
Autónomo, haciendo de su conocimiento que de conformidad
con lo establecido en los artículos 52 y 54 de la Ley del Instituto
del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, si la
considera lesiva de sus derechos podrá interponer recurso de
inconformidad ante la Comisión de Inconformidades de este
Instituto, dentro del plazo de quince días hábiles, contados a
partir de la fecha de la notificación del presente, acorde a lo
dispuesto en los artículos, 7º, 9° y 24 del Reglamento de la
citada Comisión, o bien, acudir directamente ante el Tribunal
Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, en un plazo de 45
días hábiles, contando a partir de la fecha en que surta efectos
la notificación del presente, acorde a lo establecido en el
artículo 13, fracción I, Inciso a), omitiendo señalarle, que en
caso de solicitar la suspensión al procedimiento administrativo
de ejecución deberá garantizar el interés fiscal en los términos
previstos en los artículos 141, 142, 143 y 144 del Código Fiscal
de la Federación y demás disposiciones aplicables...".

Es decir partiremos de la base que el INFONAVIT determinó en


sus requerimientos que si se optaba por la presentación de la
demanda de nulidad, luego entonces se contaba con un término
de 45 días hábiles para la presentación de la misma, hecho por
lo cual mi mandante atendiendo dicha citación para
35
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

continuación del proceso, presentó dentro de dicho término


legal su demanda de nulidad.

No obstante lo anterior, el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y


Administrativa en una interpretación de lo dispuesto en el
artículo 58-2 de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso
Administrativo resuelve que la demanda de nulidad es
presentada de manera extemporánea fuera del término de 15
días hábiles que le otorga este artículo aún y que el mismo
INFONAVIT haya señalado un plazo de 45 días hábiles para la
presentación de la demanda de nulidad.

Derivado de lo anterior se manifestó que el INFONAVIT se


encontraba violando en perjuicio de mi representada lo
dispuesto en el artículo 23 de la Ley Federal de los Derechos del
Contribuyente, mismo que determina textualmente.

“CAPÍTULO V.

Medios de defensa del contribuyente:

“Artículo 23.- Los contribuyentes tendrán a su alcance los


recursos y medios de defensa que procedan, en los términos de
las disposiciones legales respectivas, contra los actos dictados
por las autoridades fiscales, así como a que en la notificación
de dichos actos se indique el recurso o medio de defensa
procedente, el plazo para su interposición y el órgano ante el
que debe formularse. Cuando en la resolución administrativa se
omita el señalamiento de referencia, los contribuyentes
contarán con el doble del plazo que establecen las
disposiciones legales para interponer el recurso administrativo
o el juicio contencioso administrativo.”

Nota: Lo subrayado lo realizamos para resaltar este punto en la


disposición legal.
36
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Ahora bien, en el caso en particular en relación a lo que


menciona el Magistrado Instructor de esta H. Sala, en cuanto a
que se considerarse como extemporánea la presentación de la
demanda de nulidad porque en la vía sumaria solo se tiene un
plazo de 15 días hábiles para su presentación y siendo que mi
representada presentó su demanda el día 12 de octubre de 2011,
es decir, se presentó estando dentro del término legal de los 45
días hábiles otorgados en su resolución la propia autoridad
fiscal para interponer el medio de defensa correspondiente.

Determina la autoridad demandada en la resolución de fecha 25


de enero de 2012 en su página 14:

"Así las cosas la autoridad incurrió en un error al proporcionar


la información necesaria en cuanto al medio de defensa con el
que contaba el actor y el plazo para interponerlo, lo que se
traduce en una omisión de su parte, esto es así, toda vez que la
finalidad de la autoridad demandada informe al particular sobre
los medios de defensa y los plazos con los que cuenta este para
la interposición de los mismos, es que no se deje en estado de
indefensión al particular, por lo que, si en el caso concreto la
autoridad demandada señaló erróneamente la información al
actor, en cuanto a la vía y por ende el plazo con el que contaba
el ahora recurrente, era mayor al que en efecto le correspondía
conforme a derecho, esta Sala estima, que la actora debe contar
con el doble de plazo para tal efecto establecido...".

De lo anterior, se desprende que la Sala del Tribunal ahora parte


demandada, observa en su análisis que efectivamente nos
encontramos con una resolución que incurre en el error de
proporcionar erróneamente la información correspondiente para
la impugnación de ese requerimiento y que lo más importante
es garantizar la segundad jurídica del gobernado y está de
acuerdo en otorgarle el doble de plazo para su defensa, pero,
sólo le otorga el plazo de 30 días para su defensa, siendo
37
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

completamente ilegal tal afirmación, ya que el plazo que debería


haber otorgado es el de 90 días hábiles que es el plazo que más
beneficia a mi representada.

Es decir, reconoce que de manera ilegal fue citada mi


representada a proceso pero no le concede el derecho de su
defensa realizando una ilegal interpretación de lo regulado por
el artículo 23 de la Ley Federal de los Derechos del
Contribuyente, violando con ello lo dispuesto en los artículos
14, 16 y 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, no obstante de reconocer la ilegal citación de la
autoridad, no le concede el derecho de defensa legal a mi
representada, es decir viola su garantía de seguridad jurídica y
a un proceso para defensa, al reconocer la ilegalidad de la
resolución en la citación a defensa debe de reconocer al menos
el término otorgado, por la autoridad de 45 días hábiles, que es
el que el INFONAVIT otorgó a mi representada y es el que al
menos debe de considerarse.

Derivado de este análisis, se solicita al Tribunal Federal de


Justicia Fiscal y Administrativa que le otorgue en favor de mi
representada el benéfico procesal del doble del término para la
presentación de su demanda de nulidad que en este caso
utilizando el término de la vía tradicional siendo de 45 días
hábiles, mi mandante deberá de contar con 90 días hábiles si la
aplicación de este concepto es viable para el Tribunal Federal
de Justicia Fiscal y Administrativa, ya que atendiendo lo
dispuesto en el artículo 17 de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos, toda persona tiene derecho a que
se le administre justicia por tribunales que estarán expeditos
para impartirla, es decir esta disposición legal deberá de
garantizar en todo momento el derecho fundamental a la
impartición de justicia, siendo que en el supuesto esto no está
sucediendo, porque no obstante de la violación del INFONAVIT
38
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

para citar a audiencia a mi representada en un término


diferente dentro del proceso, el Tribunal Fiscal no le otorga el
beneficio a mi representada.

En este orden de ideas la idea de la implantación de términos


procesales pera la presentación de la demanda de nulidad por
parte de los gobernados que buscan defender sus derechos es
con el fin de que exista una regulación procesal y tanto la
autoridad responsable del acto impugnado como el gobernado
estén en igualdad de condiciones procesales para defenderse y
para confirmar sus actuaciones, en el supuesto en el que nos
encontramos, el INFONAVIT manda a citar en forma incorrecta
a mi mandante para que se pueda defender en la siguiente
instancia y el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y
Administrativa al momento de otorgar el beneficio consagrado
en el artículo 23 de la Ley Federal de los Derechos del
Contribuyente limita su actuación al término procesal de 15 días
señalado para el recurso de inconformidad ante la propia
autoridad y el marcado de manera ilegal en el artículo 58-2 de la
Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo,
siendo que el término que debería de otorgar a mi mandante es
el del artículo 13, fracción I de la misma ley que es de 45
días y este término duplicarlo para otorgarle 90 días.

Al respecto nos sirve de apoyo lo dispuesto en la presente


Jurisprudencia, con No. de Registro 166465, Localización:
Novena Época. Instancia: Segunda Sala. Fuente: Semanario
Judicial de la Federación y su Gaceta. Tomo XXX. Septiembre
de 2009 Página: 493. Tesis: 2a./J. 113/2009 Jurisprudencia.
Materia(s): Administrativa, misma que textualmente determina:

“CONTRIBUYENTE. LA DUPLICIDAD DEL PLAZO PARA


RECURRIR, PREVISTA EN EL ARTÍCULO 23 DE LA LEY
FEDERAL DE DERECHOS RELATIVA, ES APLICABLE
RESPECTO A TODOS LOS ACTOS DE LAS AUTORIDADES
39
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

FISCALES, NO SOLO EN RELACIÓN CON LOS DERIVADOS DEL


EJERCICIO DE LAS FACULTADES DE COMPROBACIÓN. El
artículo 23 de la Ley Federal de los Derechos del Contribuyente
establece que cuando en la notificación de los actos de las
autoridades fiscales no se indique cuál es el recurso o medio de
defensa procedente en su contra, el plazo para su interposición
y el órgano ante el que pueda hacerse valer, se duplicará a favor
del contribuyente el plazo legal para impugnar. Ahora bien, tal
derecho es aplicable a todos los actos de las autoridades
fiscales y no sólo a los derivados del ejercicio de las facultades
de comprobación, porque el diverso precepto 1o. de la propia
ley establece que el objeto de ésta es regular los derechos y
garantías básicos de los contribuyentes en sus relaciones con
las autoridades fiscales, lo que conlleva la aplicabilidad de ese
cuerpo legal a todos los actos que aquéllas dicten; sin que
obste para ello, lo dispuesto en el artículo segundo transitorio
del ordenamiento invocado, en el sentido de que sus
disposiciones sólo serán aplicables al ejercicio de las
facultades de comprobación de las autoridades fiscales, que
inicien a partir de la entrada en vigor de la ley. Lo anterior es
así, en virtud de que esa norma de tránsito solo determina el
ámbito temporal de aplicabilidad del ordenamiento, en relación
con los actos iniciados a partir de su entrada en vigor, pero no
puede tener el alcance de modificar su objeto y ámbito material
de validez, en la medida en que las normas transitorias son
disposiciones auxiliares para delimitar el inicio de vigencia del
cuerpo legal, su aplicabilidad, la pervivencia, abrogación o
derogación de ordenamientos anteriores y la ultractividad de las
disposiciones abrogadas o derogadas a hechos o actos
acaecidos con anterioridad a su vigencia; por tanto, las reglas
transitorias son instrumentos para dar efectividad al
ordenamiento creado, reformado o modificado, pero no deben
contradecir los principios y postulados de la norma principal,
40
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

debiendo prevalecer esta última, cuando la disposición


transitoria la contravenga.” (Cita precedente).

Así mismo, es importante precisar que efectivamente la


autoridad fiscal ahora demandada, sí estableció en su
resolución los términos con los que contaba mi representada
para interponer sus medios de defensa, por lo que no estamos
en el supuesto que establece la disposición legal de que éste no
se establezca; en el presente caso, la autoridad concede el
plazo de 45 días hábiles a mi representada para la presentación
de su demanda de nulidad, plazo que solicitamos a ese H.
Tribunal reconozca y conceda a mi mandante en términos de lo
dispuesto en la Ley Federal de los Derechos del Contribuyente
para que se tenga por acordada la admisión de su demanda de
nulidad.

En este orden de ideas, ese H. Tribunal deberá de considerar


que el INFONAVIT autoridad demandada determinó en su
resolución:

1.- El medio de defensa que procede en contra de la citada


resolución.

2.- El plazo para su interposición (15 días para el recurso y 45


para la demanda de nulidad) y

3.- El órgano ante el cual debe presentarse;

Cabe destacar que cuando en la resolución se omita dichos


señalamientos, el contribuyente contará con el doble del plazo
que establecen las disposiciones legales que más le beneficie
para interponer el recurso administrativo o el juicio de nulidad;
sin embargo, en este procedimiento la autoridad omite indicar el
término de 15 días que indica ese H. Tribunal ya que sólo
precisó el plazo para impugnarla de (45 días), los tipos de
medios de defensa que podía promover el interesado, por
41
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

ejemplo ya sea el recurso de inconformidad o juicio de nulidad;


así como los órganos ante los cuales debía presentar el escrito
conducente; lo anterior, nos lleva a que en este supuesto por el
error en que incurrió la autoridad, ese H. Tribunal deberá de
conceder a mi representada el término de 45 días que la propia
autoridad otorgó con ello se protege su garantía constitucional
a la defensa jurídica y seguridad jurídica de mi representada de
poder impugnar la resolución que lesiona sus intereses
jurídicos, por lo anterior, ese H. Tribunal deberá de conceder el
doble de plazo más benéfico a mi representada que en este
supuesto es de 90 días.

La autoridad en su resolución, establece textualmente lo


siguiente:

“…o bien, acudir directamente ante el Tribunal Federal de


Justicia Fiscal y Administrativa; en un plazo de 45 días
hábiles...".

Nota: Lo subrayado lo realizamos para resaltar este término.

Por lo anterior el acto antes de la expresión "o bien", entre la


cita de ambas medios de defensa; al respecto, debe tomarse en
consideración que conforme al Diccionario de la Lengua
Española, Editorial Espasa, página 1,601, la letra "o", les una
conjunción disyuntiva que: "...Denota equivalencia, significando
o sea, o lo que es lo mismo..."; por lo cual, la expresión "o
bien", utilizada por la autoridad, remite a la idea de que es viable
promover, ya sea el recurso de inconformidad o el juicio de
nulidad; donde se valora el hecho de al detallarse el plazo para
impugnar el acto (que incluso es afín para los medios de
defensa respectivos), y posteriormente, se expusiera cada
medio de defensa de que se trataba y ante quién debía
presentarse el escrito de mérito; así como que la cita de los
medios de impugnación fuera concatenada con la expresión
42
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

disyuntiva "o bien"; sin que el hecho de que la autoridad otorga


el término de 45 días a mi representada el cual, por alguna razón
extraña a mi representada ese H. Tribunal de manera por demás
autónoma y unilateral violando en perjuicio mi representada su
garantía de defensa legal y seguridad jurídica consagradas en el
artículo 14 de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, solo pretenda otorgar a mi representada el término
de 15 días hábiles para la interposición de su demanda de
nulidad y no respeta el de 45 que se otorga en la resolución que
se impugna dejando con ello en completo estado de indefensión
a mi representada y ni siquiera puede ser escuchada en juicio
para defenderse.

Los recursos y medios de defensa legales tienen como finalidad


el dar a los afectados la mejor oportunidad legal de defender
sus derechos y no el crear situaciones procesales confusas que
vengan a entorpecer la defensa de esos derechos.

Por lo anteriormente expuesto a ese H. Tribunal, es importante


considerar que cuando en la procedencia del juicio fiscal o del
recurso administrativo elegido por el afectado es dudosa, o
cuando su improcedencia no es absolutamente clara, debe
oírsele en defensa de sus derechos cuando acude a ese medio
de defensa y admitir la demanda interpuesta, como también
debe oírsele cuando para la protección de sus garantías
individuales de seguridad jurídica y derecho de defensa legal, lo
anterior ya que la protección del orden constitucional y legal es
más valiosa, para la conservación del estado de derecho, que
los tecnicismos legales que pueden resolver cuestiones
ambiguas de procedencia, en forma ambivalente y en derecho
derivado de estas situaciones técnicas debe de concederse la
admisión de la demanda de nulidad Interpuesta por mi
mandante.
43
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

La interpretación que ese H. Tribunal está realizando a la


procedencia de la demanda de nulidad entraña el peligro grave
para la seguridad jurídica a mi representada violándose con ello
lo dispuesto en los artículos 14, 16 y 17 constitucionales, la cual
queda en una situación de inseguridad que la priva del derecho
a un correcto proceso legal, por razones atribuibles a
únicamente como el caso que nos ocupa a un error de la
autoridad fiscal ahora parte demandada al otorgar, un plazo de
45 días hábiles para la presentación de la demanda de nulidad a
mi representada, término legal que se solicita a ese H. Tribual se
otorgue y se conceda la admisión de la demanda de nulidad
presentada.

Al respecto, tenemos que el artículo 23 de la Ley Federal de los


Derechos del Contribuyente establece que cuando en la
resolución de los actos de las autoridades fiscales no se
indique cuál es el recurso o medio de defensa procedente en su
contra, el plazo para su interposición y el órgano ante el que
pueda hacerse valer, se duplicará a favor del contribuyente el
plazo legal para impugnar, derecho que es aplicable a todos los
actos de las autoridades fiscales, en consecuencia al
observarse lo dispuesto en la resolución administrativa que se
impugna y al no indicarse este medio de defensa que ese H.
Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa determina,
se solicita se considere en favor de mi representada el término
de los 45 días hábiles para la presentación de su demanda de
nulidad o se amplié el término en 90 días siendo este el de
mayor beneficio a mi mandante, siendo este el término mayor
que se estableció de la resolución que se impugna y en
consecuencia se emita el acuerdo donde se admita a trámite la
demanda de nulidad presentada.

Adicionalmente, es importante determinar que el INFOMAVIT,


aun y siendo citado al recurso de reclamación interpuesto por
44
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

mi representada, dicha autoridad no manifiesta NADA al


respecto, consintiendo plenamente los argumentos expuestos,
situación que el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y
Administrativa debió de tener por aceptado dicho error y con el
cual deberá de conceder a mi mandante la oportunidad de
continuar con su demanda de nulidad, al no poder ese H.
Tribunal suplir la queja por parte de la autoridad fiscal, situación
que de oficio está determinando el Tribunal la improcedencia
aun y sin que el INFONAVIT haya manifestado algo al respecto,
violándose con ello lo dispuesto en los artículos 14 y 16 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos al llevar
a cabo esta interpretación de oficio siendo que aun y que la
autoridad consiente plenamente el acto al no manifestar nada, el
Tribunal le concede la razón.

Sirve de apoyo a lo expuesto por mi mandante los siguientes


criterios:

“DERECHOS DEL CONTRIBUYENTE, LEY FEDERAL DE. PARA


CONTAR CON EL BENEFICIO DEL DOBLE PLAZO PARA LA
INTERPOSICIÓN DE LOS MEDIOS DE DEFENSA, CONFORME
AL ARTÍCULO 23 DE DICHA LEY, ES NECESARIO QUE LA
AUTORIDAD OMITA EL SEÑALAMIENTO DEL PLAZO DE SU
IMPUGNACIÓN Y NO SOLO LA FORMA DE COMPUTARLO.- El
artículo 23 de la Ley Federal de Derechos de los Contribuyentes,
establece que éstos tendrán a su alcance: 1.- Los recursos y
medios de defensa que procedan, en los términos de las
disposiciones legales respectivas, contra los actos dictados por
las autoridades fiscales, así como y que al notificarse dichos
actos se debe indicar: el recurso o medio de defensa
procedente; 2.- el plazo para su impugnación; y, 3.- el órgano
ante el que debe formularse. Por tanto, cuando en la resolución
administrativa se omita alguno de esos señalamientos, los
contribuyentes contarán con el doble plazo que establece la
45
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

disposición legal comentada para interponer el recurso


administrativo o el juicio contencioso administrativo. En
consecuencia, no es válido que el demandante alegue que para
tener cumplido el requisito, era necesario que en la resolución
impugnada se indicara que se contaba con un plazo de cuarenta
y cinco días siguientes a aquél en que haya surtido sus efectos
la notificación, pues el hecho de que la autoridad sólo señalara
que se contaba con un plazo de cuarenta y cinco días hábiles
siguientes a la fecha de notificación y no de la fecha en que
surtiera sus efectos, dicha situación no puede dar lugar a tener
por incumplida la disposición legal señalada, máxime cuando la
autoridad no sólo Indicó el plazo, sino también los nombres de
los medios de defensa que procedían y los nombres de las
autoridades ente quienes se debían presentar.” (26) (Cita
precedente).

Atendiendo al error de la autoridad demandada, nos sirve de


apoyo la siguiente tesis visible en la R.T.F.J.F.A., Ano III, Sexta
Época, No. 26, Febrero de 2010, p. 324, misma que determina:

“CASOS EN LOS QUE EL TÉRMINO LEGAL PARA IMPUGNAR


EL ACTO ADMINISTRATIVO ANTE EL TRIBUNAL FEDERAL DE
JUSTICIA FISCAL Y ADMINISTRATIVA SE DUPLICA.- De
conformidad con lo dispuesto por el artículo 23 de la Ley
Federal de los Derechos del Contribuyente, la autoridad se
encuentra obligada a señalar en la resolución el recurso o
medio de defensa procedente en su contra, asimismo el plazo
para su interposición y el órgano ante quien debe formularse, al
momento de notificar la determinación fiscal; y, que en caso de
que en la resolución administrativa se omita informar al
gobernado el derecho, la vía y el plazo que tiene para combatir
aquélla, se duplicará el plazo que las leyes prevén para
interponer el recurso administrativo o el juicio contencioso; por
lo que si de conformidad con lo dispuesto por el artículo 13,
46
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

fracción I, inciso a), de la Ley Federal de Procedimiento


Contencioso Administrativo el término para la presentación de
la demanda es de cuarenta y cinco días siguientes a aquél en
que haya surtido efectos la notificación de la resolución
impugnada, entonces, de conformidad con el artículo 23 de la
Ley de los Derechos del Contribuyente, cuando la autoridad
omita señalar en la resolución impugnada el recurso o medio de
defensa procedente en su contra, el plazo para su interposición
y el órgano ante quien debe formularse, el término para la
presentación de la demanda es de noventa días.” (Cita
precedente).

De anteriormente expuesto en el presente agravio y con


fundamento en el artículo 23 de la Ley Federal de los Derechos
del Contribuyente, al encontrarse ese H. Tribunal en posibilidad
y al tratarse de un evidentemente error por parte del INFONAVIT,
por lo que se solicita se otorgue al menos los 45 días que la
autoridad otorga a mi mandante o se conceda la duplicidad del
término mayor en beneficio de mí representada que sería de 90
días hábiles para la presentación de esta demanda de nulidad y
con ello se revoque el acuerdo de fecha 25 de enero de 2012,
concediendo la admisión de la demanda de nulidad interpuesta
por mi representada.

SEGUNDO: La resolución administrativa emitida por el H.


Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa de fecha 25
de enero de 2012, se encuentra violando en perjuicio de mi
representada lo dispuesto en los artículos 14 y 16 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos al
realizar una indebida interpretación de lo dispuesto en los
artículos 2 del Código Fiscal de la Federación al pretenderle el
trato de Contribución Fiscal a los Créditos otorgados por el
INFONAVTT a los trabajadores de mi representada y por la
indebida interpretación que el Tribunal Federal de Justicia
47
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Fiscal y Administrativa se encuentra realizando de las


excepciones establecidas para los juicios sumarios del artículo
58-3 de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso
Administrativo, lo anterior de conformidad con los siguientes
conceptos de violación:

De esta manera, el tribunal ahora parte demandada determinó


que:

"A juicio de los Magistrados Integrantes de esta Sala, los


argumentos de agravios son infundados, toda vez que, no se
actualiza la hipótesis normativa consagrada en el artículo 58-3,
fracción V, de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso
Administrativo, puesto que, si bien es cierto, la resolución que
se pretende impugnar efectivamente le impone una multa el
actor, lo cierto es también que, el objeto principal de la
resolución es la determinación de un crédito fiscal en cantidad
líquida, esto por la omisión en el cumplimiento de pago de
aportaciones por parte de la actora a dicho instituto, por lo que
derivado de dicho incumplimiento se le impuso una multa,
misma que tiene el carácter de accesorio de la contribución
principal, sin que dicha resolución, se desprenda que se le
imponga una obligación adicional, al actor...".

Continúa el tribunal en su resolución y establece:

"… Ahora bien, a fin de dilucidar el carácter que tienen las


aportaciones del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda
para los Trabajadores, es menester de esta Sala, traer a la vista
lo dispuesto por los artículos 2o, 29, fracción I, II, II y IV y 30
fracciones I y VI de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la
Vivienda para los Trabajadores, los cuales señalan…”.

"Asimismo, señala que, determinará la existencia, contenido y


alcance de las obligaciones incumplidas por los patrones y
demás sujetos obligados en los términos de esta ley y demás
48
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

disposiciones relativas, para lo cual podrá aplicar los datos con


los que cuente, en función del último mes cubierto o con apoyo
en los hechos que conozca con motivo del ejercicio de sus
facultades de comprobación.

Del mismo modo, es importante señalar lo dispuesto por el


artículo 2o de la Ley del Seguro Social, el cual se transcribe:

Artículo 2°.- La seguridad social tiene por finalidad garantizar el


derecho a la salud, la asistencia médica, la protección de los
medios de subsistencia y los servicios sociales necesarios para
el bienestar individual y colectivo, así como el otorgamiento de
una pensión que, en su caso y previo cumplimiento de los
requisitos legales, será garantizada por el Estado.

Del dispositivo legal citado con antelación se desprende que la


seguridad social tiene por finalidad garantizar, entre varias, la
protección de los medios de subsistencia y los servicios
sociales necesarios para el bienestar individual y colectivo.

Asimismo, es trascendente transcribir lo dispuesto por los


artículos 2o, fracción II y 4o del Código Fiscal de la Federación,
los cuales señalan lo siguiente:

Artículo 2o.- Las contribuciones se clasifican en impuestos,


aportaciones de seguridad social, contribuciones de mejoras y
derechos, las que se definen de la siguiente manera:

II. Aportaciones de seguridad social son las contribuciones


establecidas en Ley a cargo de personas que son sustituidas
por el Estado en el cumplimiento de obligaciones fijadas por la
Ley en materia de seguridad social o a las personas que se
beneficien en forma especial por servicios de seguridad social
proporcionados por el mismo Estado.

Artículo 4o.- Son créditos fiscales los que tenga derecho a


percibir el estado o sus organismos descentralizados que
49
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

provengan de contribuciones, del aprovechamientos o de sus


accesorios, incluyendo los que deriven de responsabilidades
que el estado tenga derecho a exigir de sus servidores públicos
o de los particulares, así como aquéllos a los que las leyes les
den ese carácter y el estado tenga derecho a percibir por cuenta
ajena.

Del primer artículo citado con antelación, se desprende que son


contribuciones las aportaciones de seguridad social a cargo de
personas que son sustituidas por el Estado en el cumplimiento
de obligaciones fijadas por la ley en materia de seguridad
social.

Del segundo precepto legal en cita, se advierte que son créditos


fiscales los que tenga derecho a percibir el Estado o sus
organismos descentralizados que provengan de contribuciones
o sus accesorios.

De todo (o anteriormente expuesto, se colige, que el Instituto


del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, es un
organismo de servicio social, que las obligaciones de
efectuar aportaciones y enterar los descuentos a que se refiere
el artículo 29, así como su cobro, tienen el carácter de riscales,
que ante e incumplimiento a lo señalado, dicho instituto tiene el
carácter de organismo fiscal autónomo…”.

Determina la Sala del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y


Administrativa:

"De lo anterior se colige que la parte actora incumplió con sus


obligaciones de pagar las aportaciones patronales y/o
amortizaciones por créditos para vivienda, es decir, incumplió
con sus obligaciones fiscales…”.

Antes que entrara al desarrollo de este concepto de violación,


donde jurídicamente mi representada expone ante ese H.
50
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Tribunal Colegiado las razones jurídicas donde fundamente el


hecho de la ilegal interpretación que se da a lo dispuesto en el
artículo 58-3 de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso
Administrativo, siendo que hay una carga adicional llamada
CRÉDITOS HIPOTECARIOS, analizaremos lo manifestado por la
Sala en la página No. 9, tercer párrafo, mismo que
transcribimos.

Esa Sala Regional, autoridad demandada está violando


flagrantemente en contra de mi representada con esta
afirmación unos de los principios constitucionales más
importantes de nuestra Carta Magna que es el de legalidad y
seguridad jurídica, siendo que sin haber realizado los más
elementales análisis legales que en esta materia se deben de
realizar, está sentenciando y afirmando que mi representada
efectivamente incumplió con sus obligaciones de pagar las
aportaciones y/o amortizaciones por créditos de vivienda,
afirmación que viola los artículos 14 y 16 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos ya que está juzgando
y sentenciando en este documento algo que no ha analizado ni
revisado y resulta por demás ilegal hacer dicho planteamiento
en este momento procesal, es decir esta sentencia que mi
mandate incumplió una obligación cuando en realidad ni
siquiera le ha dado la oportunidad legal de defenderse en este
proceso.

Por lo anterior, solicito atentamente a ese H. Tribunal Colegiado


analice la afirmación realizada por la autoridad demandada y
determine que la misma esta dictada contaría a derecho y que
se encuentra violando en contra de mi representada sus
garantías constitucionales de seguridad y legalidad ya que
resulta ocioso de su parte pretender emitir dichas afirmaciones
sin haber sido juzgada, de lo contrario que demuestre que en
esta sentencia analizó y revisó cada uno de los agravios que se
51
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

hacen valer en contra de los requerimientos emitidos por el


INFONAVIT.

Por lo anterior, resulta evidente que la resolución administrativa


emitida por la Sala Regional del Golfo Norte del Tribunal Federal
de Justicia Fiscal y Administrativa es contraria a la ley y debe de
decretarse la nulidad de la misma, lo anterior debido a la forma
ilegal en que fue dictada.

Continúa la Sala Regional en su página 10 y concluye en la


página 11:

"Además, cabe señalar que, al hacer el señalamiento la ley de la


imposición de otra obligación, esta se refiere a una obligación
completamente distinta a las que ya contaba el actor antes de la
emisión de la resolución, lo que en la especie no se actualiza,
toda vez que si el recurrente alega que la resolución le
obligación de realizar el cálculo de los créditos hipotecarios e
integrarlos a las cuentas individuales de cada trabajador para la
amortización del mismo en el periodo solicitado, esta es una de
las obligaciones con las que ya contaba en un principio y por el
solo hecho de tener el carácter de patrón, según se desprende
del artículo 29 de la Ley del Instituto Nacional para la Vivienda
de los Trabajadores, fin que el actor desvirtué tal prerrogativa,
ni acredite estar en algún supuesto de excepción.

En conclusión, no se actualiza la hipótesis normativa señalada


en la fracción V, del artículo 58-3 de la Ley Federal de
Procedimiento Contencioso Administrativo...".

De lo anterior, tal y como se expuso ante la propia autoridad


ahora demandada, está intentando establecer un criterio
diferente a las excepciones del artículo 58-3 de la Ley Federal de
Procedimiento Contencioso Administrativo, el cual establece
textualmente los casos en los cuales no procede la tramitación
de la demanda de nulidad vía sumaria:
52
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

“ARTÍCULO 58-3. La tramitación del juicio en la vía sumaria será


improcedente cuando:

I. Si no se encuentra en alguno de los supuestos previstos en el


artículo 58-2.

II. Simultáneamente a la impugnación de una resolución de las


señaladas en el artículo anterior, se controvierta una regla
administrativa de carácter general;

II. Se trate de sanciones económicas en materia de


responsabilidades administrativas de los servidores públicos o
de sanciones por responsabilidad resarcitora a que se refiere el
Capítulo II del Título V de la Ley de Fiscalización y Rendición de
Cuentas de la Federación;

IV. Se trate de multas por infracciones a las normas en


materia de propiedad intelectual;

V. Se trate de resoluciones que además de imponer una multa


o sanción pecuniaria, incluyan alguna otra carga u obligación”.

Es decir, tenemos que en la resolución administrativa que se


impugna, se pueden observar que además de las aportaciones
de seguridad social que se reclaman a mi representada se
encuentra una carga adicional que corresponde pagar al
trabajador y que mi mandante es solo un retenedor misma que
se identifica como las amortizaciones de los créditos
hipotecarios de los trabajadores que se Indican por la autoridad
que supuestamente estuvieron mal calculados:

Es importante precisar que en la resolución emitida por el


INFONAVIT establece en su hoja 1 de 3 de la resolución que se
impugna:

LIQUIDACIÓN DE OMISIONES DE PAGO EN EL PERIODO A


REVISIÓN
53
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

PERIODO APORTACIONES AMORTIZACIONES TOTAL

2005-05 ********** ********** **********

Al respecto, observamos que el INFONAVIT está requiriendo de


mi mandante una carga adicional que es el pago de las
amortizaciones de los créditos hipotecarios que los
trabajadores de mi representada celebraron con el H. Instituto
del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores.

En su página 3 de 3 el INFONAVIT determinó el resumen del


crédito, donde claramente se puede apreciar que principalmente
se trata de créditos hipotecarios a cargo:

RESUMEN
Importe Actualización Recargos Multa Horario de Total Total con
Notificación descuento
Principal
de multa

Aplicaciones ********** ********** ********** ********** ********** ********** **********

Amortizaciones ********** ********** **********

*El periodo de vigencia de actualizaciones y recargos


comprende del 18 de agosto al 19 de septiembre del 2011

Es decir además de imponerse en contra de mi mandante una


multa o sanción pecuniaria, existe la obligación de realizar el
cálculo de dichos créditos hipotecarios e integrarlos a las
cuentas individuales de cada trabajador para la amortización del
mismo en el periodo solicitado.

Esta amortización tal y como la ha descrito por el INFONAVIT en


su propia ley, en su artículo 30 establece:

"Artículo 30.- Las obligaciones de efectuar las aportaciones y


enterar los descuentos a que se refiere el artículo anterior, así
como su cobro, tienen el carácter de fiscales.

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los


Trabajadores, en su carácter de organismo fiscal autónomo,
54
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

está facultado, en los términos del Código Fiscal de la


Federación, para:

I.- Determinar, en caso de incumplimiento, el importe de las


aportaciones patronales y de los descuentos omitidos, así como
calcular su actualización y recargos que se generen, señalar las
bases para su liquidación, fijarlos en cantidad líquida y requerir
su pago. Para este fin podrá ordenar y practicar, con el personal
que al efecto designe, visitas domiciliarias, auditorias e
inspecciones a los patrones, requiriéndoles la exhibición de
libros y documentos que acrediten el cumplimiento de las
obligaciones que en materia habitacional les impone esta ley.

Las facultades del Instituto para comprobar el cumplimiento de


las disposiciones de esta ley, así como para determinar las
aportaciones omitidas y sus accesorios, se extinguen en el
término de cinco años no sujeto a interrupción contado a partir
de la fecha en que el propio Instituto tenga conocimiento del
hecho generador de la obligación. El plazo señalado en este
párrafo sólo se suspenderá cuando se interponga el recurso de
inconformidad, previsto en esta ley o se entable juicio ante el
Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa.

La prescripción de los créditos fiscales correspondientes se


sujetará a lo dispuesto en el Código Fiscal de la Federación;...”.

Es decir, el INFONAVIT se encuentra efectivamente facultado


para el requerimiento del importe de las aportaciones
patronales y de los descuentos omitidos, así coma calcular su
actualización y recargos que se generen, señalar las bases para
su liquidación, fijarlos en cantidad líquida y requerir su pago,
pero como lo hemos expuesto, este numeral no contempla lo
referente a las amortizaciones, por no tratarse ésta de una
carga propia del patrón, si no que se tratan de pagos de deudas
de créditos hipotecarios, ya que si bien es cierto que los
55
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

artículos 29 y 30 de la Ley del INFONAVIT le conceden a dicho


instituto la facultad para determinar el importe de las
aportaciones patronales y las bases para su liquidación en caso
de incumplimiento por parte de los sujetos obligados y requerir
su pago, incluso determinar recargos, debido que los
trabajadores celebran con la referida institución un Contrato de
Otorgamiento de Crédito parada Adquisición de Vivienda,
crédito del cual el Instituto requiere de pago al patrón respecto
a diversas amortizaciones relacionadas con dicho crédito.

Las amortizaciones o créditos hipotecarios no tienen la


característica de contribuciones federales, por consiguiente NO
SON CONTRIBUCIONES.

Se expuso al Tribunal Federal de Justicia Fiscal y


Administrativa que el crédito de INFONAVIT no es otra cosa que
un crédito hipotecario que se otorga al trabajador y que este
está obligado a pagar a través de los descuentos que el patrón
la hace mientras tenga una relación de trabajo subordinada y
cuando este no tiene esta relación subordinada, entones debe
de pagar por otros medios, representando una carga adicional
para la empresa ya que debe de realiza el cálculo y pago
mediante un procedimiento especial de cada una de las
aportaciones de estos créditos de cada uno de los trabajadores
requeridos por la autoridad fiscal, siendo esto una carga
adicional para mi mandante y es lo que está considerando el
citado artículo 58-3 de la Ley Federal de Procedimiento
Contencioso Administrativo.

Mi representada, con el requerimiento emitido por el INFONAVIT


considera que cuenta con la carga adicional de pago de
diversos créditos hipotecarios que celebraron sus trabajadores,
además es importante precisar que el solo pago de las
cantidades determinadas por la autoridad no es suficiente ya
que mi mandante tendría que realizar el cálculo y pago en cada
56
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

una de las cuentas individuales de cada trabajador para el pago


de estos créditos hipotecarios, indicándose el número de
crédito que se cubre en cada una de las cuentas individuales de
cada trabajador.

Sirve de apoyo a nuestro agravio lo expuesto la Jurisprudencia


visible en la R.T.F.J.F.A., Año I, Sexta Época, No. 2, Febrero de
2008, P. 21, la cual determina textualmente lo siguiente:

“CÉDULAS DE DETERMINACIÓN DE CUOTAS, APORTACIONES


Y AMORTIZACIONES EMITIDAS POR EL INSTITUTO MEXICANO
DEL SEGURO SOCIAL Y EL INSTITUTO DEL FONDO NACIONAL
DE LA VIVIENDA PARA LOS TRABAJADORES, CONSTITUYEN
RESOLUCIONES DEFINITIVAS IMPUGNABLES ANTE EL
TRIBUNAL FEDERAL DE JUSTICIA FISCAL Y
ADMINISTRATIVA.- El artículo 11, fracción I, de la Ley Orgánica
del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa vigente
hasta el 6 de diciembre de 2007, establece que el Tribunal
conocerá de los juicios que se promuevan contra las
resoluciones definitivas, entre otras, las dictadas por
autoridades fiscales federales y organismos fiscales
autónomos, en que se determine la existencia de una obligación
fiscal, se fije en cantidad líquida o se den las bases para su
liquidación. Ahora bien, las cédulas de determinación aludidas
son formatos impresos utilizados por los sujetos obligados para
efectuar el pago correspondiente de las aportaciones a pagar,
de los que si se omite presentarlos ante la autoridad ésta hará
efectivos los importes legales conforme a los datos con los que
cuenta, haciendo efectivos los accesorios correspondientes y
procediendo a la exigencia de los pagos, mediante el
procedimiento administrativo de ejecución, por lo que, si dichas
cédulas contienen una propuesta de determinación de cuotas a
enterar, es evidente que establecen la existencia de una
obligación fiscal y dan las bases para su liquidación, además de
57
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

que en caso de no presentarlas, la autoridad procederá a su


exigencia de pago, en consecuencia, dichas cédulas son
impugnables ante este Tribunal pues constituyen resoluciones
definitivas.” (Cita precedente).

Por lo anterior, de conformidad con lo dispuesto en los artículos


21 a 24, 40, 41, 42 y 46 del Reglamento de Inscripción, Pago de
Aportaciones y Entero de Descuentos al Instituto del Fondo
Nacional de la Vivienda para los Trabajadores; la
responsabilidad solidaria del patrón para llevar a cabo la
retención de los descuentos respectivos que harán las veces de
amortización del crédito otorgado por la autoridad a su
trabajador, inicia a partir de que recibe el aviso correspondiente
por parte de la fiscalizadora, ya sea mediante el aviso
formalmente emitido; o bien, cuando en una propuesta de
cédula de determinación correspondiente, la autoridad integre
los datos de los trabajadores acreditados; donde destaca que
acorde a la exégesis de dichas normas, los efectos del aviso en
comento, en la modalidad en que se formule, no rigen hacia el
pasado.

Es decir esta responsabilidad que establece la ley de tener una


carga adicional, ni siquiera fiscal del patrón, si no que esta es
propia del trabajador ya que este constituye su crédito
hipotecario de su vivienda personal, situación que no analizó en
su resolución el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y
Administrativa violando en perjuicio de mi representada lo
dispuesto en los artículos 14 y 16 constitucionales al no realizar
una correcta interpretación de los planteamientos jurídicos
expuestos en mi representada en el recurso de reclamación
interpuesto.

Por lo anterior, resulta ilegal la interpretación que la autoridad


está realizando a lo dispuesto en el artículo 58-3 de la Ley
Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo y virtud
58
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

de esta violación se solicita el amparo y protección de la justicia


federal en favor de mi mandante.

TERCERO: Representa este concepto de violación el error en


que incurre la autoridad demandada considerando la legalidad
absoluta de las actas de notificación para emitir la resolución
que se Impugna sin haber realizado un análisis de lo expuesto
por mi mandante en demanda de nulidad, esta forma de
actuación se encuentra violando en perjuicio de mi
representada lo dispuesto en los artículos 14 y 16 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, de la
ilegalidad en la interpretación del artículo 137 del Código Fiscal
de la Federación y del artículo 16 de la Ley Federal de
Procedimiento Contencioso Administrativo.

Al respecto, en nuestra demanda de nulidad, se expuso la


ilegalidad de las actas de notificación y del proceso que siguió
el INFONAVTT ya que como lo expresamos desde que se
mencionó la misma esta se emitió de manera ilegal, es decir mi
representada está demandando la ilegalidad de las actas de
notificación no si hubo o no notificación, por lo que existe una
confusión en su análisis por parte del Tribunal Federal de
Justicia Fiscal y Administrativa de carácter técnico.

Mi representada no acudió a la demanda de nulidad indicando


que no se había realizado la notificación ni mucho menos que la
desconocía, simplemente acudió para señalar que la misma se
había realizado de manera por demás ilegal violando con ello
los más elementales principios establecidos en el artículo 137
del Código Fiscal de la Federación.

Para lo cual establecimos que de conformidad a lo dispuesto en


el artículo 137 del Código Fiscal de la Federación el cual
textualmente establece:
59
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

“Art. 137. Cuando la notificación se efectúe personalmente y el


notificador no encuentre a quien deba notificar, le dejará
citatorio en el domicilio, sea para que espere a una hará fija del
día hábil siguiente o para que acuda a notificarse dentro del
plazo de seis días, a las oficinas de las autoridades fiscales.

Tratándose de actos relativos al procedimiento administrativo


de ejecución, el citatorio será siempre para la espera antes
señalada y, si la persona citada o representante legal no
esperaren, se practicará la diligencia con quien encuentre en el
domicilio o en su defecto con un vecino. En caso de que estos
últimos se negasen a recibir la notificación, ésta se hará por
medio de instructivo que se fijará en lugar visible de dicho
domicilio, debiendo el notificador asentar razón de tal
circunstancia para dar cuenta al jefe de la oficina exactora...”.

Por lo anterior tenemos que deben de analizarse las


notificaciones que se realiza de manera por demás ilegal a mi
mandante.

De lo anterior, vamos a presentar diversos elementos que ese H.


Tribunal Federal podrá considerar para determinar la ilegalidad
de esta notificación:

1.- La persona con la que el actuario entiende el citatorio y la


notificación parecen ser las mismas, pero este no logra en
ninguna de los dos actos identificarla o al menos cerciorarse
que con la persona con al que se atiendo es efectivamente la
que dice que es.

2.- En el citatorio de manera ilegal y confusa por una lado indica


que con la persona con la que se atiende dicha diligencia NO SE
IDENTIFICA y en el mismo formato manifiesta que esta persona
si de identifica y aun más afirma que sus rasgos físicos
coinciden con su identificación. Siendo esta una contradicción
violatoria al acto de notificación.
60
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

3.- Aun más, si la persona con la cual atiende la diligencia no de


identifica, aún y diciendo que es empleado de la empresa (todos
los empleados de la empresa tiene al menos un gafete de
identificación) lo hace firmar el citatorio.

4.- Que podemos observar que la persona que firma el citatorio


no es la misma persona que firma la notificación, situación que
resulta evidentemente muy clara.

5.- Posteriormente en la cédula de notificación nuevamente


supuestamente atiende la diligencia con una persona que no se
identifica, más aún no obstante que menciona el actuario que
esta persona es empleado de la empresa, no se cerciora de
dicho hecho.

6.- Aun más, se advierte de la cédula de notificación que al


momento de solicitar la presencie del representante legal, solo
se indica "NO ESTAR EL REPRESENTANTE LEGAL".

Por lo anterior, tenemos que hay que advertir que la Suprema


Corte de Justicia de la Nación estableció que las formalidades
básicas de las notificaciones personales en materia fiscal,
consisten en las siguientes:

a) El notificador debe constituirse en el domicilio del


buscado para la práctica de la notificación personal ordenada;

b) En caso de no encontrarlo, le dejará citatorio para que lo


espere a una hora fija del día hábil siguiente;

c) En la constancia de notificación constará cuál es !a


persona que se busca y cuál su domicilio;

d) En su caso, por qué no pudo practicarla;

e) Con quién entendió la diligencia; y

f) A quién le dejó el citatorio.


61
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Por lo tanto, tenemos que el INFONAVIT no cumplió con los


requisitos de legalidad; que deben de contener las actas de
notificación levantadas conforme al artículo 1371 del Código
Fiscal de la Federación, no solo que el notificador indique que sí
había, precedido citatorio, sino también que señale el nombre a
quién le dejé dicho citatorio, situación que como podemos
observar no sucede en el presente caso, violándose en perjuicio
de mi representada lo dispuesto en el artículo 14 y 16 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y de lo
dispuesto en el artículo 137 del Código Fiscal de la Federación,
en consecuencia podrá determinarse cómo ilegal el acta de
notificación de este procedimiento.

En el caso en particular que nos ocupa, la Sala del Tribunal


ahora parte demandada confunde los términos de la existencia
de la notificación, con la Ilegalidad de la misma ya que es
importante que se determine su ilegalidad ya que la misma
resulta el único soporte con el que el INFONAVIT pretende
determinar que la resolución que notificó a mi representada fue
firmada en original.

CUARTO: Que mediante el presente concepto de violación que


hace valer mi representada, cuando el Instituto del Fondo
Nacional de la Vivienda de los Trabajadores emitió su
determinación de omisiones de pago en materia de
aportaciones patronales y/o amortizaciones por créditos para
vivienda de fecha 22 de agosto de 2011 cita del artículo 13,
fracción I inciso a) de la Ley Federal de Procedimiento
Contencioso Administrativo, en caso de que se considere lesiva
de sus derechos podrá acudir directamente ante el Tribunal
Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, en un plazo de 45
días hábiles; contados a partir de que surta efectos la
notificación, situación que toma mi mandante dentro del
término legal que se le otorga y el H. Tribunal Federal de
62
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Justicia Fiscal y Administrativa resuelve que la demanda


interpuesta por mi mandante resulta extemporánea, toda vez
que no se presenta dentro del término de 15 días hábiles de
conformidad con lo dispuesto en el artículo 58-2 de la misma
Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo,
imponiendo que estos requerimientos deberán de tramitarse por
la vía sumaria, situación que resulta en una violación a las leyes
de procedimiento y defensa jurídicas de conformidad a lo
dispuesto en el artículos 1°, 14 y 17 de la Constitución Política
de los Estados Unidos Mexicanos, así como incorrecta
interpretación que está realizándose de los artículos 13 y 58-2
de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo,
lo anterior de conformidad con las siguientes consideraciones:

“AMPARO DIRECTO. EN LOS CONCEPTOS PE VIOLACIÓN


PUEDE PLANTEARSE LA INCONSTITUCIONALIDAD DE LAS
NORMAS GENERALES APLICADAS EN PERJUICIO DEL
QUEJOSO EN EL ACTO O RESOLUCIÓN DE ORIGEN.”

Se plantea a inconstitucionalidad del artículo 58-2 de la Ley


Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo:

"Artículo señalado como Inconstitucional":

Artículo 58-2.- "Cuando se impugnen resoluciones definitivas


cuyo importe no exceda de cinco veces el salario mínimo
general vigente en el Distrito Federal elevado al año al momento
de su emisión, procederá el juicio en la vía sumaria siempre que
se trate de alguna de las resoluciones definitivas siguientes:

I. Las dictadas por autoridades fiscales federales y


organismos fiscales autónomos, por las que se fije en cantidad
líquida un crédito fiscal;
II. Las que únicamente impongan multas o sanciones,
pecuniaria o restitutoria, por infracción a las normas
administrativas federales;
63
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

III. Las que exijan el pago de créditos fiscales, cuando el


monto de los exigibles no exceda el importe citado;
IV. Las que requieran el pago de una póliza de fianza o de
una garantía que hubiere sido otorgada a favor de la
Federación, de organismos fiscales autónomos o de otras
entidades paraestatales de aquélla, ó

V. Las recaídas a un recurso administrativo, cuando la


recurrida sea alguna de las consideradas en los incisos
anteriores y el importe de esta última, no exceda el antes
señalado.

También procederá el juicio en la vía sumaria cuando se


impugnen resoluciones definitivas que se dicten en violación a
una tesis de jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de
la Nación en materia de inconstitucionalidad de leyes, o a una
jurisprudencia del Pleno de la Sala Superior del Tribunal Federal
de Justicia Fiscal y Administrativa.

Para determinar la cuantía en los casos de los incisos I), III) y V),
solo se considerará el crédito principal sin accesorios ni
actualizaciones. Cuando en un mismo acto se contenga más de
una resolución de las mencionadas anteriormente no se
acumulará el monto de cada una de ellas para efectos de
determinar la procedencia de esta vía.

La demanda deberá presentarse dentro de las quince días


siguientes a aquél en que surta efectos la notificación de la
resolución impugnada, de conformidad con las disposiciones
de esta Ley ante la Sala Regional competente."

En el presente concepto de violación se solicita el amparo y


protección en contra del Decreto por el que se reforma,
adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal
de Procedimiento Contencioso Administrativo y de la Ley
Orgánica del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y
64
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Administrativa, en el referido Decreto se adiciona un Capítulo XI


de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo
bajo el Título de "Del juicio en la vía sumaria", publicado en el
Diario Oficial de La Federación el día 1o de diciembre de 2010,
estas reformas en cumplimiento al artículo tercero transitorio
entraron en vigor el pasado 7 de agosto de 2011.

Partiremos de lo dispuesto en la iniciativa de propuesta de la


citada reforma.

En sesión del 3 de diciembre de 2009 la cual determinó en


su exposición de motivos:

“LEGISLATURA: LXI. AÑO: I.

DIARIO: 30

PERIODO: PRIMER PERIODO ORDINARIO.

FECHA: DIC. 3, 2009.

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE


REFORMAN LOS ARTÍCULOS 1-A. 13,66, S7, 68 Y 70; ADICIONA
EL CAPÍTULO XI DENOMINADO "DE LA VÍA SUMARIA" AL
TÍTULO SEGUNDO, QUE COMPRENDE EL ARTÍCULO 58 Y SE
DEROGA EL ARTÍCULO 69 DE LA LEY FEDERAL DE
PROCEDIMIENTO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO.

(Presentada por los grupos parlamentarlos del PAN, PRD y PRI)

"Los suscritos, Senadores de la República a la LXI Legislatura


del Congreso de la Unión, integrantes de los grupos
parlamentarios del Partido de Acción Nacional, Partido de la
Revolución Democrática y Partido Revolucionario Institucional
con fundamento en lo dispuesto en los artículos 71, fracción II,
de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y
55, fracción II, del Reglamento para al Gobierno Interior del
Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos,
65
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

sometemos a la consideración de esta honorable soberanía, la


iniciativa con proyecto de Decreto por el que se reforman los
artículos 1-a, fracciones XII y XIII, 13, primer párrafo, 66, 67, 68 y
70; se adiciona el capítulo XI denominado "De la Vía Sumaria" al
título segundo, que comprende el artículo 58 T y se deroga el
artículo 69de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso
Administrativo, bajo la siguiente:

Exposición de Motivos:

Desde su creación en 1936, el entonces Tribunal Fiscal de la


Federación, hoy, Tribunal Federal de Justicia Fiscal y
Administrativa ha tenido a su cargo la instrucción y resolución
del juicio de control de la legalidad sobre los actos de la
administración pública federal, el que par su objeto y fin ha
gozado de una aceptación destacada entre los particulares que
lo instauran con gran frecuencia para controvertir las
resoluciones que consideran afectan su esfera jurídica.

La cantidad de demandas que actualmente ingresan a este


Tribunal, provoca que el tiempo en que se desarrolla el
procedimiento contencioso administrativo, sea en muchas
ocasiones mayor a dos años, lo que implica un cuestionamiento
inconveniente a la impartición de justicia en la materia, al
resolverse los asuntos después de un prolongado lapso
independientemente del carácter complejo o simple de la
tramitación del juicio o del grado de dificultad para su
resolución, lo que desde luego atenta contra la garantía de
justicia pronta y expedita contenida en el artículo 17
constitucional.

Ante estas circunstancias, es imperativo simplificar los


procedimientos que se tramitan ante el Tribunal. Así, la
Iniciativa que hoy se presenta a su consideración, contiene una
serie de adecuaciones al procedimiento contencioso
66
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

administrativo para aquellos casos más sencillos en los que es


conveniente simplificar la tramitación y abreviar los plazos para
obtener una solución pronta a la controversia.

La presente iniciativa plantea por tanto modificar la Ley Federal


de Procedimiento Contencioso Administrativo, con el propósito
antes mencionado, incorporando, con la denominación de la vía
sumaria, un medio procesal más rápido y sencillo para la
resolución del citado procedimiento, en casos que por su
materia no representan mayor complejidad y reduciéndolos
además con el criterio de la cuantía, ya que casi el 70% de los
juicios que se litigan ante el Tribunal, tienen una cuantía inferior
a quinientos mil pesos, por lo que se propone que por la vía
simplificado o sumaria se tramitarán aquellos juicios de una
cuantía inferior a cien mil pesos, es decir, cinco salarios
mínimos elevados al año.

Advertida la necesidad y justificación de esta modalidad en el


juicio contencioso administrativo federal, la primera cuestión
que está propuesta, consista en precisar la alternativa más
conveniente para abreviar y simplificar el procedimiento
jurisdiccional que nos ocupa.

No sólo se requiere reducir tiempos para la emisión pronta de la


sentencia, sino identificar los supuestos en que, una vez
dictada ésta, la probabilidad de impugnación sea reducida y
que, lograda con mayor rapidez su firmeza, sea también ágil y
puntual su cumplimiento.

En ese propósito, la iniciativa postula un método orientado por


los siguientes criterios:

a) Identificar los supuestos de procedencia de la vía sumaria en


que, objetivamente, se asegure el logro de las finalidades antes
mencionadas;
67
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

b) Precisar un monto adecuado que identifique su relativa


importancia cuantitativa;

c) Confirmar que la pretensión deducida en juicio sea


exclusivamente de anulación del acto impugnado, lo que
facilitará dar certeza al cumplimiento de la sentencia;

d) Reducir los supuestos en que se requiera la ampliación de


la demanda y con ello, de los puntos cuestionados o, en el
supuesto extremo que se presente, exista la alternativa de
notificación ágil de las incidencias del juicio, y;

e) Disminuir los casos en que se planteen cuestiones


incidentales que dilaten el proceso o que alternativamente,
las susodichas incidencias solo puedan ser formuladas, tan
luego quede fijada la litis.

Conviene precisar que el juicio sumario se plantea como una


modalidad de la estructura general del juicio, que de adoptarse,
será de tramitación exclusiva en los supuestos específicos de
procedencia, razón por la cual al incorporarse mantiene el
derecho del actor para optar por el juicio en línea, en ambos
casos, es decir por el procedimiento genérico o por la
modalidad más rápida.

De esta manera, la vía sumaria resulta neutral para la aplicación


de todas y cada una de las características del juicio en línea,
incluido el supuesto en que la autoridad, al tener el carácter de
demandante, se encuentre obligada a seguirlo en línea, en los
supuestos en que proceda la vía sumaria.

Además de la cuantía para limitar la vía sumaria se propone


utilizar el criterio de la materia, el tipo de resoluciones
definitivas que se consideran, son fundamentalmente los actos
administrativos en materia fiscal que tradicionalmente han sido
68
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

la materia principal de impugnación en el juicio que se sigue


desde que el Tribunal fue establecido.

Destacan singularmente los actos administrativos de


Imposición de multas por infracción a las normas
administrativas federales, que en la experiencia práctica se
componen de una amplia variedad, entre las que sobresalen,
por su frecuencia, las multas de tránsito federal, las de
protección al consumidor y las fiscales, por lo que, abrir una
modalidad de carácter sumario, resultará indiscutiblemente
favorable a los intereses de los justiciables.

Asimismo, se propone incluir las resoluciones eminentemente


fiscales, en las que se determinan contribuciones federales con
importes bajos, así como los actos de ejecución para hacerlas
efectivas.

Un tercer grupo, estaría formado, de aprobarse la presente


Iniciativa por resoluciones que requieran el pago de una fianza
o, en general de una garantía otorgada a las autoridades
fiscales para asegurar el pago de contribuciones federales.

Finalmente, se considera necesario incluir dentro de la


procedencia de esta vía, las resoluciones recaídas a algún
recurso administrativo, cuando la resolución recurrida sea
alguna de las anteriormente mencionadas, dado que, por la
opcionalidad en la interposición del recurso, es indispensable
que en la fase jurisdiccional, también sean consideradas dentro
de la vía sumaria, a condición de que el importe de la recurrida
no exceda el límite fijado para ese efecto.

También es el caso de aquellas resoluciones administrativas


que se emitan con violación a una tesis de jurisprudencia en
materia de constitucionalidad de leyes, ya que en estos casos
no tiene por qué darse un procedimiento engorroso o dilatado,
69
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

pues en todo caso el Tribunal deberá pronunciarse sobre la


ilegalidad del acto así emitido.

Complementariamente se considera esencial, aclarar que


también procede la vía sumaria, en los casos en que la
impugnación comprenda más de una de las resoluciones
previstas, para lo cual se debe condicionar a que el monto del
crédito principal o de cada uno de los actos impugnados, no
rebase el tope.

Asimismo, se estima importante establecer la regla conforme a


la cual se enmiende, procesalmente hablando, la interposición
equivocada de esta vía, así como en los supuestos en que por la
naturaleza de la controversia, se vulnere alguno de los criterios
que norman la presente iniciativa, como ocurre si la
impugnación controvierte también una regla administrativa de
carácter general o se trata de un asunto en materia de
responsabilidades de los servidores públicos.

La presentación de la demanda en la vía sumaria, tendrá la


particularidad de realizarse directamente ante la Sala Regional
competente, dentro de los veinte días siguientes a aquél en que
haya surtido efectos la notificación de la resolución impugnada,
con lo que se abrevia de forma substancial el plazo de cuarenta
y cinco días, que se establece para tal efecto, en el juicio
normal.

En igual término, el demandado o el tercero deberán ser


emplazados a fin de que conteste la demanda la primera o se
apersone en el juicio el segundo, con lo cual hay una reducción
adicional del tiempo destinado a este efecto en el procedimiento
general, y se abona el terreno para el logro de la principal
finalidad que es la prontitud en la fijación de la litis.

Una de las cuestiones más discutidas en la estructura del juicio


contencioso administrativo federal la representa la fase de
70
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

cierre de la instrucción. La iniciativa postula un mecanismo con


el propósito de dar mayor certidumbre en la precisión de una
fecha como la correspondiente a la conclusión de la fase de
instrucción.

Para ello se prevé que el magistrado instructor en el mismo auto


en que se admita la demanda señale día y hora en que se cite a
las partes como fecha de cierre de instrucción, la cual no debe
exceder de los sesenta días siguientes; momento en que con la
presencia o no de aquéllas, se revisen las actuaciones del
expediente, se reciban los alegatos y se confirme si procede
declarar cerrada la instrucción.

También se contienen reglas simplificadas por lo que se refiera


a exhibición de pruebas y promoción de incidentes.

Al cierre de instrucción, si el expediente se encuentra concluido


el magistrado instructor deberá declarar cerrada la instrucción.
concluyendo el acto y notificando a las partes presentes que
procederá a formular el proyecto de sentencia, la cual y también
como un aspecto muy novedoso que hoy se propone se
pronunciará por el propio Magistrado Instructor actuando como
unitario, con lo cual se potenciarán de manera verdaderamente
notable los recursos humanos del Tribunal, pues en una misma
Sala regional de tres integrantes, se contará con cuatro órganos
resolutores; tres magistrados que actuarán como instructores y
unitarios en los juicios sumarios, mas la propia Sala Regional
que seguirá conservando su competencia en la vía ordinaria.

En los casos de sentencia que anulen la resolución impugnada


y la recurrida para determinados efectos y, en general para
aquéllas que pretenden la reposición del procedimiento o del
acto impugnado, la iniciativa reduce a un mes el plazo de la
autoridad para dar cumplimiento a la sentencia.
71
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Finalmente en las disposiciones transitorias se prevé que la


modalidad del juicio en la vía sumaria comience a regir a los
ciento veinte días siguientes a la fecha de su publicación en el
Diario Oficial de la Federación.

Los esfuerzos por tramitar de manera ágil y oportuna los juicios


en materia administrativa ante el Tribunal Federal de Justicia
Fiscal y Administrativa, se verán cristalizados con la
instauración de la vía sumaria que se suma a la creación del
juicio en línea, por reformas ya aprobadas por esta soberanía y
que pronto entrarán en vigor. No obstante, estas importantes
reformas estarían incompletas si no se aúnan con reformas que
simplifiquen de manera definitiva las notificaciones practicadas
en el Tribunal.

En efecto, de nada serviría la agitación y simplificación de los


juicios que hoy se prevé, si no se modifican las reglas que
actualmente regulan las notificaciones en el juicio contencioso,
pues hoy día, cualquier esfuerzo por tramitar el juicio en un
plazo más breve se pierde ante la gran cantidad de
notificaciones que por falta de una legislación clara, tienen que
practicarse de manera personal, lo que no sucede en otros
procedimientos que se tramitan en los tribunales mexicanos,
incluso algunos de trascendencia constitucional, como lo es el
juicio de amparo.

Así, se estima indispensable modificar el Capítulo Primero del


Título Cuarto de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso
Administrativo, referente a las notificaciones, en virtud de la
necesidad de simplificar y facilitar la integración de los autos en
el juicio, para complementar los beneficios que traerán
aparejados el juicio en línea y el juicio por la vía sumaria.
72
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Es de todos conocido, que las reglas contenidas en el referido


apartado de la ley, ya no resultan acordes con la circunstancia
actual del juicio.

De una parte es muy numeroso el listado de supuestos en que


deben efectuarse notificaciones personales a los particulares y
si bien existe la alternativa para emplear el correo certificado
con acuse de recibo, este medio ya no es eficaz por lo dilatado y
por la incertidumbre que genera debido a sus deficiencias.

Es también sumamente prolijo, el número de notificaciones


destinadas a las autoridades que tienen que despacharse por el
ya cuestionado medio del correo certificado con acuse de
recibo.

Asimismo es amplio, Impreciso y confuso el empleo de la


notificación por lista, la cual ha venido paulatinamente
transformándose en un listado electrónico que aparece
regulado insatisfactoriamente en las disposiciones actuales.

Ante estas circunstancias, la presente iniciativa postula


simplificar lo más posible el sistema de notificaciones, con el
propósito de reducir las hipótesis de notificación personal a los
particulares y por oficio a las autoridades, a los supuestos más
significativos.

Efectivamente, siguiendo similares criterios de orientación, se


propone reducir, de manera equiparable, la notificación por
oficio a las autoridades.

Simultáneamente esta iniciativa postula ampliar la cobertura del


boletín electrónico como el tipo de notificación que por
excelencia deberá practicarse en el juicio contencioso, salvo en
los casos anteriormente regulados en los que la notificación
proceda personalmente o por oficio. Así, se postula regular con
mayores elementos, las características del boletín electrónico,
73
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

dado que constituye el tipo de notificación que mayor


perspectiva ofrece para el juicio contencioso administrativo
federal incluso en la vía tradicional…”.

El 10 de diciembre de 2009, se determinó:

LEGISLATURA: LXI. AÑO: I.

DIARIO: 33

PERIODO: PRIMER PERIODO ORDINARIO.

FECHA: DIC.10, 2009.

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE


REFORMAN, ADICIONAN Y DEROGAN DIVERSAS
DISPOSICIONES DE LA LEY ORGÁNICA DEL TRIBUNAL
FEDERAL DE JUSTICIA FISCAL Y ADMINISTRATIVA Y DE LA
LEY FEDERAL DE PROCEDIMIENTO CONTENCIOSO
ADMINISTRATIVO.

(Presentada por el C. Senador José Isabel Trejo Reyes, del


grupo parlamentario del PAN).

PRINCIPIOS, CRITERIOS Y FUNDAMENTO DE LA INICIATIVA:

Del juicio en la vía sumaria.

En nuestro país, el procedimiento contencioso administrativo


federal se ha consolidado como un mecanismo real y seguro
mediante el cual los particulares pueden solicitar que se hagan
valer sus derechos, al cuestionar la legalidad de los actos de la
administración Pública federal.

El prestigio del Tribunal y la solidez de sus resoluciones han


incrementado la demanda de atención por parte de los
particulares que se estiman afectados por un acto de autoridad
y, como consecuencia, se ha prolongado el tiempo para la
74
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

tramitación de un asunto, independientemente de su


complejidad.

Nos encontramos ante la indiscutible necesidad de proponer


alternativas que permitan al Tribunal atender esta demanda de
justicia, a través de procedimientos sencillos y breves, que al
mismo tiempo otorguen la suficiente certeza y seguridad de las
partes.

En tal virtud, se propone adicionar un Capítulo XI al Título II de


la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo
que permita a los particulares optar para que a su juicio se
tramite a través de un procedimiento abreviado ante el Tribunal,
mediante la vía sumaria.

El juicio en la vía sumaria procederá en contra de las siguientes


resoluciones definitivas, siempre y cuando el importe del
asunto no exceda de cinco veces el salario mínimo general
vigente en el Distrito Federal, elevado al año:

1. Las dictadas por autoridades fiscales federales y


organismos fiscales autónomos, por las que se fije en cantidad
líquida un crédito fiscal.

2. Las que únicamente impongan multas o sanciones,


pecuniarias o restitutorias, por infracción a las normas
administrativas federales.

3. Las que exijan el pago de créditos fiscales, cuando el


monto de los exigibles no exceda el importe citado.

4. Las que requieran el pago de una póliza de fianza o de


una garantía que hubiere sido otorgada a favor de la federación,
de organismos fiscales autónomos o de otras entidades
paraestatales de aquélla.

5. Las recaídas a un recurso administrativo, cuando la


recurrida sea alguna de las consideradas en los incisos
75
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

anteriores y el importe de esta última no exceda el antes


señalado.

6. Las que se dicten en violación a una tesis de


jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en
materia de inconstitucionalidad de leyes, o a una jurisprudencia
del Pleno de la Sala Superior.

Para que el particular pueda optar por la vía sumaria, es


indispensable que presente su demanda dentro de los quince
días siguientes, a aquél en que surta efectos la notificación de
la resolución impugnada. Si el plazo se excede, deberá hacerlo
por la vía ordinaria. En aras de dar certeza al procedimiento
contencioso administrativo en la vía sumaria, el particular que
haya ejercido esta opción, no podrá modificarla.

El plazo para que el demandado conteste la demanda, así como


para que el tercero perjudicado se apersone en juicio, es
igualmente de quince días. Como podrá observarse, el periodo
para la fijación de la litis en la vía sumaria se reduce
considerablemente.

Se propone que el plazo para el desahogo de la prueba pericial


sea de tres días, salvo el correspondiente a la rendición y
ratificación del dictamen, el cual será de cinco días, dichos
actos se llevarán a cabo en el mismo evento.

En este orden de ideas se simplifican y abrevian los plazos para


la sustanciación de los incidentes, así como de los recursos de
reclamación.

Por lo que hace al cierre de la instrucción, el Magistrado


Instructor está obligado a pronunciar sentencia dentro de los
diez días siguientes.

Un aspecto de suma importancia para la tramitación del juicio


en la vía sumaria consiste en que, conforme al artículo 34 de la
76
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Ley Orgánica del Tribunal, será competente para conocer de


este juicio el Magistrado de la Sala Regional al que por turno le
corresponda. En este contexto, se faculta al Magistrado
Instructor para tramitar y resolver un asunto por la vía sumaria,
lo que permitirá reducir considerablemente los plazos para la
emisión de la sentencia definitiva.

Cabe señalar que, en caso de que el juicio se promueva por


personas morales que formen parte del sistema financiero, en
términos de la Ley del Impuesto sobre la Renta o tengan el
carácter de controladoras o controladas de conformidad con
dicha ley, deberá conocer la Sala Regional de manera colegiada,
igualmente cuando el demandante resida en el extranjero o se
impugnen resoluciones emitidas por la Administración General
de Grandes Contribuyentes del Servicio de Administración
Tributaria.

Es importante señalar que si bien el juicio en la vía sumaria se


prevé en un capítulo especial, estableciéndose las
disposiciones específicas que lo rigen, se deberán aplicar las
disposiciones de la ley que no se contrapongan al mismo…”.

Es decir, fue la intención del legislador, tal y como lo podemos


observar en la exposición de sus motivos, adoptar un juicio
optativo para los gobernados en la vía sumaria como un medio
procesal más rápido y sencillo para la resolución de los juicios
tramitados ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y
Administrativa que no representen mayor complejidad y
reduciendo los tiempos con el criterio de la cuantía.

En las propias iniciativas que fueron las que originalmente


introdujeron este tema, como lo podemos observar se preveía la
procedencia de la vía sumaria solo si el actor contaba con
ciertos requisitos respecto a la cuantía, presentaba su demanda
de nulidad dentro de los 15 días siguientes a aquél en que
77
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

surtiera efectos la notificación de la resolución impugnada y


manifestara su acuerdo de aceptación por notificación de la
resolución impugnada y manifestara su acuerdo de aceptación
por la citada vía, entendiéndose que en el caso de no estar de
acuerdo y exceder de dicho plazo de 15 días, el contribuyente
no podía acceder a ese beneficio de una justicia de mayor
rapidez, por consiguiente la demanda de nulidad sigue siendo
procedente pero por la vía ordinaria y deberá de cumplirse con
los tiempos que determina dicha vía tradicional.

De un análisis de lo dispuesto en el artículo 13, fracciones I y


del 58-2 ambos de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso
Administrativo tenemos que:

“Artículo 13.- El demandante podrá presentar su demanda,


mediante juicio en la vía tradicional, por escrito ante la Sala
Regional competente, o en línea, a través del Sistema de
Justicia en Línea, para este último caso, el demandante deberá
manifestar su opción al momento de presentar la demanda. Una
vez que el demandante haya elegido su opción no podrá
variarla. Cuando la autoridad tenga este carácter la demanda se
presentara en todos los casos en línea a través del Sistema de
Justicia en Línea.

Para el caso de que el demandante no manifieste su opción al


momento de presentar su demanda se entenderá que eligió
tramitar el juicio en la vía tradicional.

La demanda deberá presentarse dentro de los plazos que a


continuación se indican:

I. De cuarenta y cinco días siguientes a aquél en el que se dé


alguno de los supuestos siguientes:

a) Que haya surtido efectos la notificación de la resolución


impugnada, de conformidad con lo dispuesto en esta ley,
78
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

inclusive cuando se controvierta simultáneamente como primer


acto de aplicación una regla administrativa de carácter general.

Es decir, el artículo 13 de la ley, establece que opción de acudir


a otras vías que no sean las tradicionales, pero obliga en caso
de no indicarse la vía a tramitarlo por esta vía con un término de
45 días hábiles para la presentación de la demanda.

Es decir, el término de 45 días hábiles es el término obligatorio


para los contribuyentes para presentar su demanda de nulidad.

Por otro lado, el artículo 58-2 de esta ley, establece:

“Artículo 58-2.- Cuando se impugnen resoluciones definitivas


cuyo importe no exceda de cinco veces el salario mínimo
general vigente en el Distrito Federal elevado al año al momento
de su emisión, procederá el juicio en la vía sumaria siempre que
se trate de alguna de las resoluciones definitivas siguientes:

I. Las dictadas por autoridades fiscales federales y


organismos fiscales autónomos, por las que se fije en cantidad
líquida un crédito fiscal;
II. Las que únicamente impongan multas o sanciones,
pecuniaria o restitutoria, por infracción a las normas
administrativas federales;

III. Las que exijan el pago de créditos fiscales, cuando el


monto de los exigibles no exceda el importe citado;

IV. Las que requieran el pago de una póliza de fianza o de


una garantía que hubiere sido otorgada a favor de la
Federación, de organismos fiscales; autónomos o de otras
entidades paraestatales de aquella, ó

V. Las recaídas a un recurso administrativo, cuando la


recurrida sea alguna de las consideradas en los incisos
anteriores y el importe de esta última, no exceda el antes
señalado.
79
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

También procederá el juicio en la vía sumaria cuando se


impugnen resoluciones definitivas que se dicten en violación a
una tesis de jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de
la Nación en materia de inconstitucionalidad de Leyes, o a una
jurisprudencia del Pleno de la Sala Superior del Tribunal Federal
de Justicia Fiscal y Administrativa.

Para determinar la cuantía en los casos de los incisos I), III) y V),
sólo se considerará el crédito principal sin accesorios ni
actualizaciones. Cuando en un mismo acto se contenga más de
una resolución de las mencionadas anteriormente no se
acumulará el monto de cada una de ellas para efectos de
determinar la procedencia de esta vía.

La demanda deberá presentarse dentro de los quince días


siguientes a aquél en que surta efectos la notificación de la
resolución impugnada, de conformidad con las disposiciones
de esta ley ante la Sala Regional competente.

Es importante precisar, que NO se establece en esta disposición


legal que aquel Contribuyente que se encuentre en cualquiera
de los supuestos de este artículo SERÁ OBLIGATORIA esta vía,

Hasta aquí parece ser que estas disposiciones, no tiene ninguna


trascendencia procesal, simplemente sí no se establece en la
demanda de nulidad la vía que deseas seguir u obtener el
beneficio de la vía sumaria, simplemente continuaras el proceso
normal por la vía tradicional.

No obstante lo anterior, con 7 de agosto de 2011 entraron en


vigor las reformas de esta nuevo capítulo donde se incluye el
nuevo juicio en la vía sumaria que ahora la autoridad
demandada pretende le otorga la característica de obligatorio en
la vía sumaria, por lo que mi representada considera que la
determinación de la procedencia de la vía sumaria a partir
únicamente del criterio de cuantía vinculado con otras diversas
80
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

hipótesis, presupone indebidamente el manejo de este tema por


parte del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa ya
que está aplicando esta vía como un medio procesal
obligatorio; dejando al gobernado en completo estado de
indefensión, ya que el gobernado tendría que inicialmente
determinar si al acto que se va a impugnar es un crédito fiscal
emitido por una autoridad fiscal autónoma, así como si el monto
por el que procede el juicio sumario comprende el histórico de
la contribución o incluye su indexación y recargos (la situación
como el caso que nos ocupa se complica aún más ya que la
resolución que se notifica contiene la determinación de
diversos créditos fiscales por diversos montos (Aportaciones y
amortizaciones), pues la ley en el penúltimo párrafo del artículo
58-2 establece que cuando en un mismo acto se contenga más
de una resolución no se acumulara el monto de cada una de
ellas para efectos de determinar la procedencia o no por la vía
sumaria), o bien se trata de los otros supuestos de procedencia
referentes a multas, requerimientos de fianzas o resoluciones a
recursos.

Así es esta disposición legal, e impone al contribuyente la carga


adicional de identificar la naturaleza jurídica de la resolución
que lo afecta, es decir, debe precisar prácticamente desde el
momento en que la misma se le notifica, en atención a la
brevedad del plaza, si procede la supuesta obligada vía sumaria
o no procede, que reduce a la tercera parte la Regla General de
los 45 días hábiles para la impugnación de las resoluciones o
actos de las autoridades.

Lo anterior, se pone de manifiesto si se toma en cuenta que los


contribuyentes que pierdan el plazo para la promoción de la
demanda de nulidad en la vía sumaria, en los conceptos de
procedencia si esta se considera obligatoria, entonces existe
por ejemplo en los asuntos con el Servicio de Administración
81
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Tributaria (SAT) el recurso de revocación que su término de


interposición es de 45 días hábiles, provocando que el
contribuyente tenga forzosamente que promover un Recurso
Administrativo de Revocación únicamente para hacer
procedente la vía jurisdiccional, siendo esto completamente
incongruente y una figura jurídica que pretendía dar rapidez a
los procedimientos fiscales se vuelva un obstáculo para los
gobernados.

Por lo anterior, no debe de perderse de vista que el motivo


principal por que se decide instrumentar por parte de nuestros
legisladores el Procedimiento Contencioso Administrativo en la
vía sumaria, es la necesidad de dar cumplimiento a uno de los
preceptos constitucionales más importantes establecido en el
artículo 17 y que tiene por objeto garantizar al gobernado que la
impartición de la justica sea pronta y expedita, pero aún más,
esta disposición garantiza una tutela jurisdiccional
efectivamente accesible, situación que como podemos observar
en el citado artículo 58-2 que ahora pretende imponer el
Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa en contra de
mi representada, no sucede correctamente ya que el mismo
resulta violado dicho principio fundamental de la constitución,
lo anterior debido a que el mismo no debe distinguir dos clases
diferentes de contribuyentes (los ricos y los pobres), es decir
los que tienen créditos cuya cuantía es menor a 5 veces el
salario mínimo elevado al año y los que tienen créditos
mayores, creando con ello esta disposición legal una
desigualdad procesal violatoria del propio artículo 17 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
identificando como inconstitucional dicha disposición legal.

Mi mandante considera que en la práctica y la forma en que se


pretende aplicar por la autoridad demandada, el artículo 58-2 de
la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo es
82
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

contrario a lo dispuesto en el artículo 17 de la Constitución


Política de los Estados Unidos Mexicanos ya que al establecer
la vía sumaria imponen a los contribuyentes obligaciones
excesivas y se restringe de hecho su acceso al sistema de
justicia bajo criterios jurídicos discriminatorios.

Los principios de legalidad y seguridad jurídica que se


encuentran consagrados en los artículos 14 y 16 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se
respetan por las autoridades legislativas cuando las
disposiciones de observancia general que crean, por una parte,
generan certidumbre a los gobernados sobre las consecuencias
jurídicas que producirán y, por la otra, tratándose de normas
que confieren alguna facultad a una autoridad, acotan en la
medida necesaria y razonable tal atribución, en forma tal que se
impida a la respectiva autoridad actuar de manera arbitraria o
caprichosa en atención a las normas a que debe sujetarse al
ejercer dicha facultad tal y como lo ha sostenido la Suprema
Corte de Justicia de la Nación Tesis jurisprudencia P./J.
190/2008.

En el presente procedimiento, puede observarse que se está


vulnerando los derechos de mi representada al pretender
imponer como obligatoria la vía sumaria, produciéndose una
grave afectación a los derechos fundamentales de mi mandante
pues se está dejando al criterio de los Magistrados del Tribunal
Federal de Justicia Fiscal y Administrativa que conocen de
estos supuestos de la aplicación obligatoria o no de esta vía,
violando el artículo 58-2 de la Ley Federal de Procedimiento
Contencioso Administrativo el derecho de acción y defensa de
los particulares consagrado en el artículo 17 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos, generándose una
distinción procesal que restringe el acceso a la justicia al
establecer distintas obligaciones procesales (términos para la
83
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

interposición de los medios de defensa) a sujetos que se


encuentran en igualdad de condiciones.

Ese H. Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa está


olvidando lo dispuesto en el artículo 1° de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos el cual establece
textualmente:

“Artículo 1o.- Las normas relativas a los derechos


humanos se interpretarán de conformidad con esta
Constitución y con los tratados Internacionales de la materia
favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más
amplia…".

En este sentido, nos encontramos en presencia de una norma


inconstitucional, ya que el artículo 58-2 de la Ley Federal de
Procedimiento Contencioso Administrativo viola lo ordenado en
el artículo 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, ya que impide que toda persona que se vea
conculcado alguno de sus derechos fundamentales o cualquier
otro tipo de derechos pueda acudir ante el Tribunal Federal de
Justicia Fiscal y Administrativa para obtener la reparación de la
violación.

Agrega que el contenido del artículo 58-2 inconstitucional,


porque incuestionablemente vulnera el acceso a la impartición
de justicia, al limitar por cuestión de cuantía la interposición de
los medios de defensa sin que exista una justificación real.

Que es inconstitucional el artículo 58-2 de la Ley Federal de


Procedimiento Contencioso Administrativo por violarse lo
ordenado en el artículo 17 de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos, en relación con el diverso 8° de la
Convención Americana Sobre Derechos Humanos suscrita en la
Conferencia Especializada Interamericana Sobre Derechos
Humanos de San José de Costa Rica, porque vulnera el acceso
84
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

a la impartición de justicia, al limitar la temporalidad en la


interposición de los medios de defensa.

Por otra parte, en la sentencia recurrida el Tribunal Federal de


Justicia Fiscal y Administrativa considera que la aplicación de
la citada disposición legal, no impide al gobernado acceder a la
justicia de manera pronta y completa, ya que de la
interpretación que le otorga considera que el término de 15 días
hábiles para esta vía no conlleva una discriminación entre los
gobernados al considerar que en la vía tradicional unos cuentan
con 45 días hábiles y los de cuantía menor solo cuentan con 15
días hábiles para presentar sus demandas, siendo esta forma de
aplicación completamente ilegal.

En todo caso, debe entenderse que la garantía de seguridad


jurídica, en su expresión genérica, exige del legislador el
establecimiento de normas que otorguen certeza a los
gobernados y que al mismo tiempo sirvan de orientación a la
autoridad para imponer la sanción que en cada caso
corresponda.

La aplicación de la citada disposición legal la cual se describe


como inconstitucional se encuentra lesionando el interés
jurídico de mi representada al restringirla de poder acceder a su
Defensa Jurídica, toda vez que determina un plazo de tan solo
15 días obligatorios para interponer su medio de defensa
cuando en la vía tradicional se cuenta con un término de 45 días
hábiles, siendo discriminatorio y violatorio de los principios
fundamentales consagrados en los artículos 14, 16 y 17 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
derivado de lo anterior se solicita el Amparo y Protección de la
Justicia Federal para dejar sin efectos la sentencia emitida por
el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa de fecha
25 de enero de 2012.
85
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Al respecto, tenemos el siguiente planteamiento:

a) Inconstitucionalidad del artículo 58-2 de la Ley Federal de


Procedimiento Contencioso Administrativo, al ser violatorios
de las garantías de seguridad, certeza jurídica y su derecho de
acción y defensa establecidas en los artículos 14, 16 y 17
Constitucionales, toda vez que el legislador omitió establecer
que esta vía no puede ser obligatoria, sino que representa una
opción para los contribuyentes, ya que esta omisión crea
una desigualdad jurídica entre los contribuyentes con asuntos
menores a cinco salarios mínimos elevados al año y los
superiores a él, desigualdad que resulta inconstitucional si no
se establece este criterio de opción y se pretende aplicarse
como obligatorio.

b) Además, el artículo señalado como Inconstitucional y


que está lesionando el interés jurídico de mi representada al no
contemplar que se trata de una opción que pueden tomar o no
los particulares que se encuentren en dicha situación crea
evidentemente una contradicción al texto de los artículos 14,
16 y 17 Constitucionales, al pretender que existen dos tipos
de contribuyentes los ricos y los pobres y que es obligatoria la
vía sumaria y por consecuencia los términos en ella
establecidos, resultando esto completamente inconstitucional.

c) Que es inconstitucional el artículo 58-2 de la Ley Federal


de Procedimiento Contencioso Administrativo al establecer un
procedimiento sumario que viola la garantía de audiencia
consagrada en el artículo 14 constitucional, pues no permite
una adecuada y oportuna defensa del gobernado, ya que éste se
encuentra impedido para defenderse en la vía tradicional que
los demás contribuyentes si cuentan, ya que esta vía sumaria
debería de ser algo opcional y no una imposición legal.

d) La parte quejosa hace derivar la inconstitucionalidad del


86
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

precepto argumentando en esencia que es violatorio del artículo


17 constitucional y como consecuencia de ello, de las garantías
de seguridad jurídica y debido proceso, al limitar a mi
representada para acudir a la demanda de nulidad en contra de
los requerimientos del INFONAVIT solo por la
inconstitucionalidad del artículo 58-2 al no determinar que se
trata de una vía opcional y no obligatoria, siendo esto
discriminatoria en el proceso.

Al respecto mi mandante lo único que solicita es queje permitan


tener acceso en este caso al medio de defensa para hacer valer
sus argumentos legales en contra de las requerimientos
emitidos de manera ilegal por el INFONAVIT.

Sirve de apoyo a lo expuesto en el presente agravio y que ayude


a ese H. Tribunal Colegiado a decretar la suspensión definitiva
de la sentencia que por esta vía se impugna, debido a la
inconstitucionalidad de que resulta de la Ley Federal de
Procedimiento Contencioso Administrativo de acuerdo al
criterio anteriormente expuesto…”.

QUINTO.- Examen de constitucionalidad del artículo 58-2

de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo,

publicado en el Diario Oficial de la Federación el diez de diciembre

de dos mil once.

I.- Consideración previa.

El Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a

través de la jurisprudencia por contradicción de tesis titulada

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN EN AMPARO DIRECTO. EL

ESTUDIO DE LOS QUE DETERMINEN SU CONCESIÓN DEBE

ATENDER AL PRINCIPIO DE MAYOR BENEFICIO, PUDIÉNDOSE


87
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

OMITIR EL DE AQUELLOS QUE AUNQUE RESULTEN

FUNDADOS, NO MEJOREN LO YA ALCANZADO POR EL

QUEJOSO, INCLUSIVE LOS QUE SE REFIEREN A

CONSTITUCIONALIDAD DE LEYES” (Novena Época, Semanario

Judicial de la Federación y su Gaceta XXI, febrero de dos mil cinco,

página 5), ha considerado que se puede omitir el estudio de

conceptos de violación que, aunque resulten fundados, no mejoren

lo ya alcanzado por el quejoso, inclusive los que se refieren a

constitucionalidad de leyes.

Asimismo, del criterio en estudio se aprecia que también

se determinó que debería quedar al prudente arbitrio del órgano de

control constitucional determinar la preeminencia en el estudio de los

conceptos de violación, atendiendo a la consecuencia que para el

quejoso tuviera el que se declararan fundados.

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN EN AMPARO DIRECTO. EL


ESTUDIO DE LOS QUE DETERMINEN SU CONCESIÓN DEBE
ATENDER AL PRINCIPIO DE MAYOR BENEFICIO,
PUDIÉNDOSE OMITIR EL DE AQUELLOS QUE AUNQUE
RESULTEN FUNDADOS, NO MEJOREN LO YA ALCANZADO
POR EL QUEJOSO, INCLUSIVE LOS QUE SE REFIEREN A
CONSTITUCIONALIDAD DE LEYES. De acuerdo con la técnica
para resolver los juicios de amparo directo del conocimiento de
los Tribunales Colegiados de Circuito, con independencia de la
materia de que se trate, el estudio de los conceptos de violación
que determinen su concesión debe atender al principio de mayor
beneficio, pudiéndose omitir el de aquellos que, aunque resulten
fundados, no mejoren lo ya alcanzado por el quejoso, inclusive los
que se refieren a constitucionalidad de leyes. Por tanto, deberá
88
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

quedar al prudente arbitrio del órgano de control constitucional


determinar la preeminencia en el estudio de los conceptos de
violación, atendiendo a la consecuencia que para el quejoso
tuviera el que se declararan fundados. Con lo anterior se pretende
privilegiar el derecho contenido en el artículo 17, segundo párrafo,
de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
consistente en garantizar a los ciudadanos el acceso real,
completo y efectivo a la administración de justicia, esto es, que en
los diversos asuntos sometidos al conocimiento de los tribunales
de amparo se diluciden de manera preferente aquellas cuestiones
que originen un mayor beneficio jurídico para el gobernado,
afectado con un acto de autoridad que al final deberá ser
declarado inconstitucional.”

En ese tenor, y con base en tal facultad, se considera

que en el presente asunto es pertinente realizar el estudio de

constitucionalidad de la norma que hace valer la inconforme en sus

conceptos de violación, pues como se verá, su estudio se encuentra

íntimamente vinculado con el tema de legalidad; por ende, ha lugar a

realizar un pronunciamiento sobre los temas de constitucionalidad

que sostiene la quejosa.

II.- Constancias que precedieron el dictado de la

resolución que puso fin al procedimiento de origen.

Así, es pertinente referir que mediante escrito de cinco de

octubre de dos mil once, depositado en la Administración de Correos

del Servicio Postal Mexicano de Matamoros, Tamaulipas, el doce de

octubre de dicha anualidad, ********************, demandó la nulidad

de la cédula de determinación de omisiones de pago de

aportaciones patronales y/o amortizaciones por créditos para


89
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

vivienda con folio ********************de veintidós de agosto de dos mil

once, emitida por el Subdelegado de Recaudación Fiscal del Instituto

del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores en el

Estado de Tamaulipas, mediante la cual se determinó un crédito

fiscal en cantidad de noventa y tres mil trescientos setenta pesos con

setenta y dos centavos moneda nacional.

Por acuerdo de veinticuatro de octubre de dos mil once,

se desechó por extemporánea la demanda de nulidad interpuesta

por el promovente.

Inconforme con ello, la empresa accionante interpuso

recurso de reclamación en contra el referido proveído.

Por auto de dos de diciembre de dos mil once, se admitió

a trámite el recurso de reclamación, corriéndose traslado a la

demandada para que en el plazo de tres días hábiles, manifestara lo

que a su derecho conviniera.

Así, el veinticinco de enero de dos mil once, la Sala

responsable confirmó el auto de cuenta, pues determinó que no era

procedente la vía ordinaria, en términos del artículo 58-3 de la Ley

Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo, porque en la

resolución determinante del crédito solo se había impuesto una

sanción económica a la empresa quejosa por el incumplimiento de

sus obligaciones para realizar el cálculo y entero de los créditos

hipotecarios que sus trabajadores mantienen por el Instituto

demandado.
90
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Asimismo, determinó que eran infundados los

argumentos de la recurrente al controvertir la notificación de la

resolución determinante del crédito, pues consideró que si la actora

había confesado la fecha en que tuvo conocimiento del acto

administrativo, el cual coincidía con el de la data en que se llevó a

cabo la diligencia de mérito, consecuentemente -en su concepto- a

nada práctico llegaría analizar la misma si de cualquier forma la

actora estableció la fecha de conocimiento de la citada resolución.

Igualmente, desestimó los argumentos de la actora en los

que señaló que la resolución determinante del crédito existía un

error, dado que la autoridad demandada le hizo de su conocimiento

una vía errónea a la procedente en el caso, violando con ello el

artículo 23 de la Ley Federal de los Derechos del Contribuyente;

declarando infundado el mismo, pues la Sala responsable consideró

que el único efecto de tal equivocación era duplicar el plazo de la vía

ordinaria, pero que ni siquiera aún en ese supuesto, la demanda

podía estar presentada en tiempo.

Resolución que constituye el acto reclamado en el

presente juicio de amparo directo.

II.- Análisis de los argumentos que atribuyen

inconstitucionalidad del artículo 58-2 de la Ley Federal de

Procedimiento Contencioso Administrativo publicado el diez de

diciembre de dos mil diez.


91
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

La empresa peticionaria de amparo señaló que es

inconstitucional el artículo 58-2 de la Ley Federal de Procedimiento

Contencioso Administrativo, pues estima que es violatorio de las

garantías de seguridad, certeza jurídica y su derecho de acción y

defensa establecidas en los artículos 14, 16 y 17 de la Constitución

Federal, toda vez que el legislador omitió establecer que esta vía

no puede ser obligatoria sino que representa una opción para

los contribuyentes, ya que esa omisión crea una desigualdad

jurídica entre los contribuyentes con asuntos menores a cinco

salarios mínimos elevados al año y los superiores a él, desigualdad

que resulta inconstitucional si no se usa criterio de opción y se

pretende aplicarse como obligatorio.

Que al no contemplar que se trata de una opción que

pueden tomar o no los particulares que se encuentren en dicha

situación crea evidentemente una contradicción al texto, al pretender

que existen dos tipos de contribuyentes los ricos y los pobres y que

es obligatoria la vía sumaria y por consecuencia los términos en ella

establecidos, resultando completamente inconstitucional.

Que al determinar un plazo de quince días obligatorios

para interponer el medio de defensa cuando en la vía tradicional se

cuenta con un término de cuarenta y cinco día hábiles, siendo

discriminatorio y violatorio de los principios fundamentales

consagrados en los artículos 14, 15 y 17 de la Constitución Federal,

señalando que el acceso a la justicia de manera pronta y completa,


92
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

para unos es de quince días (cuantía menor) y para otros de

cuarenta y cinco días (cuantía mayor).

Que fue la intención del legislador, tal como se puede

observar de la exposición de motivos, adoptar un juicio optativo para

los gobernados en la vía sumaria como un medio procesal más

rápido y sencillo para la resolución de los juicios tramitados ante la

responsable que no representan mayor complejidad y reduciendo los

tiempos con el criterio de la cuantía.

Que no obstante ello, el artículo 58-2 de la Ley Federal

de Procedimiento Contencioso Administrativo no establece que

aquel contribuyente que se encuentre en cualquiera de los

supuestos de ese artículo será obligatoria esa vía.

Que no obstante ello, el siete de agosto de dos mil once

entró en vigor la reforma en cuestión, donde se incluye el nuevo

juicio en la vía sumaria que la autoridad responsable le otorga la

característica de obligatorio, dejando al gobernado en completo

estado de indefensión, pues el justiciable tendría que inicialmente

determinar si el acto que se va impugnar es un crédito fiscal emitido

por una autoridad fiscal autónoma, así como si el monto por el que

procede el juicio sumario comprende el histórico de la contribución o

incluye su indexación y recargos, complicando más la situación el

penúltimo párrafo del numeral en comento que establece que

cuando en un mismo acto se contenga más de una resolución no se


93
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

acumulará el monto de cada una de ellas para efectos de determinar

la procedencia o no de la vía sumaria.

Que de lo anterior, se aprecia que le impone al

contribuyente la carga adicional de identificar la naturaleza jurídica

de la resolución que lo afecta, es decir, debe precisar prácticamente

desde el momento en que la misma se le notifica en atención a la

brevedad de la plaza, si procede o no la vía obligada sumaria.

Los anteriores conceptos de violación se estiman

infundados, pues este Órgano de Control de Derechos Humanos en

modo alguno considera que el numeral que se tilda de

inconstitucional transgrede los principios de acceso a la tutela

jurisdiccional y el diverso de igualdad, con base en las siguientes

reflexiones.

En principio, debe decirse que son infundados los

conceptos de violación en los que la empresa quejosa sostiene que

la intención del legislador federal al prever lo atinente al

procedimiento sumario en la Ley Federal de Procedimiento

Contencioso Administrativo, fue establecer un trámite optativo para

el gobernado, es decir, que dicha persona podía intentar tanto la

sumaria como la ordinaria.

Sin embargo, ello es inexacto, pues aun cuando es

verdad que en una de las dos exposiciones de motivos que

componen el inicio de esta etapa legislativa, una fracción

parlamentaria planteó la opción de tales vías, lo cierto es que la


94
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

misma sucumbió ante el dictamen que posterior a ella llevaron a

cabo las Comisiones de Hacienda y Crédito Público, Comisión de

Justicia y Comisión de Estudios Legislativos del Senado de la

República, la cual, propuso el numeral en la forma que hoy se tilda

de inconstitucional, el cual es del siguiente tenor:

“ARTÍCULO 58-2.- Cuando se impugnen resoluciones definitivas


cuyo importe no exceda de cinco veces el salario mínimo
general vigente en el Distrito Federal elevado al año al momento
de su emisión, procederá el Juicio en la vía Sumaria siempre
que se trate de alguna de las resoluciones definitivas
siguientes:

I.- Las dictadas por autoridades fiscales federales y organismos


fiscales autónomos, por las que se fije en cantidad líquida un
crédito fiscal;

II.- Las que únicamente impongan multas o sanciones,


pecuniaria o restitutoria, por infracción a las normas
administrativas federales;

III.- Las que exijan el pago de créditos fiscales, cuando el monto


de los exigibles no exceda el importe citado;

IV.- Las que requieran el pago de una póliza de fianza o de una


garantía que hubiere sido otorgada a favor de la Federación, de
organismos fiscales autónomos o de otras entidades
paraestatales de aquélla, ó

V.- Las recaídas a un recurso administrativo, cuando la


recurrida sea alguna de las consideradas en los incisos
anteriores y el importe de esta última, no exceda el antes
señalado.

También procederá el Juicio en la vía Sumaria cuando se


impugnen resoluciones definitivas que se dicten en violación a
95
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

una tesis de jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de


la Nación en materia de inconstitucionalidad de Leyes, o a una
jurisprudencia del Pleno de la Sala Superior del Tribunal Federal
de Justicia Fiscal y Administrativa.

Para determinar la cuantía en los casos de los incisos I), III) y V),
sólo se considerará el crédito principal sin accesorios ni
actualizaciones. Cuando en un mismo acto se contenga más de
una resolución de las mencionadas anteriormente no se
acumulará el monto de cada una de ellas para efectos de
determinar la procedencia de esta vía.

La demanda deberá presentarse dentro de los quince días


siguientes a aquél en que surta efectos la notificación de la
resolución impugnada, de conformidad con las disposiciones
de esta Ley ante la Sala Regional competente.” (Reforma
publicada el diez de diciembre de dos mil diez en el Diario Oficial de
la Federación).

Como se ve, el numeral que se tilda de inconstitucional

alberga la figura del juicio en la vía sumaria cuando se impugnen

resoluciones definitivas cuyo importe no exceda de cinco veces el

salario mínimo general vigente en el Distrito Federal elevado al año

al momento de su emisión, estableciendo qué tipo de decisiones son

las que serán materia de la misma, y cuál el lapso que tiene el

gobernado para promover la misma.

Sin embargo, como se adelantó, en un inicio la propuesta

sustentada en una de las exposiciones de motivos establecía la

opción que fenecido el término de quince día procedería la vía

ordinaria, lo cual se pone de relieve con la parte relativa de la

exposición de motivos emitida por el grupo parlamentario del Partido


96
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Acción Nacional en el Senado de la República, dado en el salón de

sesiones el ocho de diciembre de dos mil nueve, quien -en lo

conducente- señaló:

“PRINCIPIOS, CRITERIOS Y FUNDAMENTO DE LA INICIATIVA:

Del Juicio en la vía Sumaria.

En nuestro país, el procedimiento contencioso administrativo


Federal se ha consolidado como un mecanismo real y seguro
mediante el cual los particulares pueden solicitar que se hagan
valer sus derechos, al cuestionar la legalidad de los actos de la
administración pública federal.

El prestigio del Tribunal y la solidez de sus resoluciones han


incrementado la demanda de atención por parte de los
particulares que se estiman afectados por un acto de autoridad
y, como consecuencia, se ha prolongado el tiempo para la
tramitación de un asunto, independientemente de su
complejidad.

Nos encontramos ante la indiscutible necesidad de proponer


alternativas que permitan al Tribunal atender esta demanda de
justicia, a través de procedimientos sencillos y breves, que al
mismo tiempo otorguen la suficiente certeza y seguridad a las
partes.

En tal virtud, se propone adicionar un Capítulo XI al Título II de


la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo
que permita a los particulares optar para que su juicio se tramite
a través de un procedimiento abreviado ante el Tribunal,
mediante la vía sumaria.

El Juicio en la vía Sumaria procederá en contra de las


siguientes resoluciones definitivas, siempre y cuando el importe
del asunto no exceda de cinco veces el salario mínimo general
vigente en el Distrito Federal elevado al año:
97
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

1.- Las dictadas por autoridades fiscales federales y organismos


fiscales autónomos, por las que se fije en cantidad líquida un
crédito fiscal.

2.- Las que únicamente impongan multas o sanciones,


pecuniarias o restitutorias, por infracción a las normas
administrativas federales.

3.- Las que exijan el pago de créditos fiscales, cuando el monto


de los exigibles no exceda el importe citado.

4.- Las que requieran el pago de una póliza de fianza o de una


garantía que hubiere sido otorgada a favor de la Federación, de
organismos fiscales autónomos o de otras entidades
paraestatales de aquélla.

5.- Las recaídas a un recurso administrativo, cuando la recurrida


sea alguna de las consideradas en los incisos anteriores y el
importe de esta última no exceda el antes señalado.

6.- Las que se dicten en violación a una tesis de jurisprudencia


de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en materia de
inconstitucionalidad de leyes, o a una jurisprudencia del Pleno
de la Sala Superior.

Para que el particular pueda optar por la vía sumaria, es


indispensable que presente su demanda dentro de los quince
días siguientes, a aquél en que surta efectos la notificación de
la resolución impugnada. Si el plazo se excede, deberá hacerlo
por la vía ordinaria. En aras de dar certeza al procedimiento
contencioso administrativo en la vía sumaria, el particular que
haya ejercido esta opción, no podrá modificarla.

[...]

Por lo anteriormente expuesto y fundado, me permito someter a


la consideración de esta Honorable Soberanía, la siguiente
Iniciativa con proyecto de:
98
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas


disposiciones de la Ley Orgánica del Tribunal Federal de
Justicia Fiscal y Administrativa y de la Ley Federal de
Procedimiento Contencioso Administrativo

ARTÍCULO PRIMERO.- Se REFORMAN los artículos 2, fracción


II; 8, párrafos tercero y cuarto; 14, fracción XIV, segundo
párrafo; 18, fracciones II y VII; 23, fracción VII y VIII 25, primer
párrafo; 30, fracciones I, XII y XIV; 31; 33; 37, primer párrafo y
fracción X; 38, fracción X y 41, fracciones IV, V, XI, XIX. XXIX y
XXX, 47, fracción VII y VIII, 53, primer párrafo, 55, segundo
párrafo; se ADICIONAN el artículo 2 Bis; la fracción XV al
artículo 14, recorriéndose las demás en su orden; la fracción IX
al artículo 23, recorriéndose la última en su orden; las
fracciones XV del artículo 30, recorriéndose las demás en su
orden; la fracción XI del artículo 37, recorriéndose las demás en
su orden; las fracciones XI y XII del artículo 38, recorriéndose
las demás en su orden; la fracción XIII Bis del artículo 41, la
fracción IX del artículo 47, la fracción IV y el segundo párrafo del
artículo 53; y se DEROGA la fracción XV del artículo 18 de la Ley
Orgánica del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa
para quedar como sigue:

[...]

Artículo 58-2.- Procederá el Juicio en la vía Sumaria, en los


supuestos en que se impugne alguna de las resoluciones
definitivas que se indican a continuación, siempre que su
importe no exceda de cinco veces el Salario mínimo general
vigente en el Distrito Federal elevado al año en el momento de
su emisión:

I. Las dictadas por autoridades fiscales federales y organismos


fiscales autónomos, por las que se fije en cantidad liquida un
crédito fiscal;
99
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

II. Las que únicamente impongan multas o sanciones,


pecuniaria o restitutoria, por infracción a las normas
administrativas federales;

III. Las que exijan el pago de créditos fiscales, cuando el monto


de los exigibles no exceda el importe citado;

IV. Las que requieran el pago de una póliza de fianza o de una


garantía que hubiere sido otorgada a favor de la Federación, de
organismos fiscales autónomos o de otras entidades
paraestatales de aquélla;

V. Las recaídas a un recurso administrativo, cuando la recurrida


sea alguna de las consideradas en los incisos anteriores y el
importe de esta última, no exceda el antes señalado.

VI. Las que se dicten en violación a una tesis de jurisprudencia


de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en materia de
inconstitucionalidad de Leyes, o a una jurisprudencia del Pleno
de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y
Administrativa.

Para determinar la cuantía en los casos de los incisos I), III), V) y


VI), sólo se considerará el crédito principal sin accesorios ni
actualizaciones. Cuando en un mismo acto se contenga más de
una resolución de las mencionadas anteriormente no se
acumulará el monto de cada una de ellas para efectos de
determinar la procedencia de esta vía.

La vía sumaria procederá siempre que el actor presente su


demanda dentro de los quince días siguientes a aquél en que
surta efectos la notificación de la resolución impugnada, de
conformidad con las disposiciones de esta Ley ante la Sala
Regional competente. Excedido este plazo, la demanda sólo
procederá por la vía ordinaria.

En ningún caso se podrá cambiar la vía elegida, una vez iniciada


la tramitación del juicio para estos efectos el actor deberá
100
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

señalar en su escrito inicial de demanda la vía por la que haya


optado. En su defecto procederá la vía ordinaria” (el énfasis es
añadido).

De lo anterior, se aprecia que el mencionado grupo

parlamentario propuso la adición de la mencionada Ley Federal de

Procedimiento Contencioso Administrativo, a través de la

implementación de la vía sumaria en el procedimiento contencioso

respectivo a fin de que el tribunal fiscal en cuestión pudiera atender

el incremento excesivo de demandas que recibe, por lo que se

estimo adecuado poner en funcionamiento la referida vía, pues -en

su concepto- tendía a conferir un procedimiento sencillo y breve, así

como a otorgar la suficiente certeza y seguridad a las partes

Asimismo, se advierte que la propuesta referida, tendía a

generar la opción del gobernado de elegir entre la vía sumaria a

través de la promoción del juicio en el término respectivo (quince

días), o bien, excediéndose del mismo, se propuso que procedería -

en automático- la vía ordinaria.

Aquí, cabe hacer mención que la propuesta no fue

aderezada con justificación alguna respecto de por qué se le daba

opción al contribuyente de combatir una resolución “de cuantía

menor” tanto en la vía sumaria como en la ordinaria.

Es así, porque el referido grupo parlamentario, en lugar

de justificar tal posición y referirse a la opción de mérito,

simplemente se limitó a señalar que -para dar certeza jurídica al

gobernado- se garantizaría que si eligió dicha vía sumaria, la misma


101
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

no podría ser modificada por él; sin embargo, en modo alguno

explicó o razonó por qué debía conferírsele la opción del ejercicio de

la acción.

Lo anterior fue objeto de debate, razón por la cual las

Comisiones de Hacienda y Crédito Público, Comisión de Justicia y

Comisión de Estudios Legislativos del Senado de la República,

mediante dictamen de veinte de abril de dos mil diez, determinó -en

la parte conducente- lo siguiente:

“III CONSIDERACIONES DE LAS COMISIONES:

PRIMERA. De conformidad con lo dispuesto por los artículos 85,


86, 89, 93, 94 y 103 de la Ley Orgánica del Congreso General de
los Estados Unidos Mexicanos; 60, 63, 64, 65, 87, 88 y 93 del
Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de
los Estados Unidos Mexicanos, estas Comisiones Unidas
resultan competentes para dictaminar las Iniciativas con
proyecto de Decreto descritas en el apartado de antecedentes
del presente instrumento.

SEGUNDA. Estas Comisiones Dictaminadoras coinciden


plenamente en la necesidad de atender la actual demanda social
de los juicios contenciosos administrativos federales,
estableciéndose medidas para el fortalecimiento de los
procedimientos y la reducción de plazos, en aras de respetar la
celeridad que debe preponderar en la impartición de justicia con
la que el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa
debe actuar.

TERCERA. Las que dictaminan estiman acertado otorgar la


posibilidad a los particulares para que puedan impugnar las
resoluciones definitivas de “menor cuantía” haciendo uso de un
“juicio en la vía Sumaria”, lo cual será benéfico para todas las
102
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

partes que intervienen en el desarrollo del juicio contencioso


administrativo federal, puesto que los juicios se tramitarán de
manera Unitaria, en vez de Colegiadamente, evitando dilaciones
innecesarias.

Hay que hacer énfasis en que el hecho de simplificar el


procedimiento que seguirán las medidas cautelares y la
suspensión, está en pro de la celeridad que debe imperar en la
impartición de justicia, sin menospreciar la calidad en las
resoluciones, acuerdos y demás actos que versan en los
procedimientos contenciosos administrativos.

CUARTA. Estas Comisiones Dictaminadoras consideran


necesario determinar que no sea optativo el juicio contencioso
administrativo en la vía sumaria, sino que en los supuestos
procedentes, el trámite se realice en esta vía, de conformidad a
lo dispuesto por el Capítulo XI del Título II de la Ley Federal de
Procedimiento Contencioso Administrativo. Lo anterior, en
virtud que con ello se dará certeza jurídica al gobernado, en
relación con el procedimiento procedente para la tramitación del
juicio.

Por otro lado, estas Dictaminadoras consideran que en aras de


que la impartición de justicia sea general, pronta y expedita,
todos los supuestos en que exista jurisprudencia de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación o del Pleno de la Sala Superior
del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, proceda
el juicio en la vía sumaria, sin importar el límite de la cuantía, ya
que resultaría paradójico que se requiera un juicio tradicional
para cuestiones que han sido resueltas con anterioridad por las
instancias superiores.

QUINTA. Las Comisiones que dictaminan también estiman que


las medidas propuestas por las Iniciativas a dictamen, relativas
a las notificaciones del juicio, cumplen con el objetivo de evitar
dilaciones innecesarias en el procedimiento y hacer más ágil la
103
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

tramitación y resolución del juicio contencioso administrativo,


por lo que las comparten y aprueban.

SEXTA. Estas Comisiones Dictaminadoras consideran que con


las medidas propuestas por la Iniciativa presentada por el
Senador José Isabel Trejo Reyes, relativas a las facultades de la
Junta de Gobierno y Administración del Tribunal Federal de
Justicia Fiscal y Administrativa, para crear las comisiones que
sean necesarias de acuerdo con los temas y materias
jurisdiccionales que requieran atención inmediata, se
perfeccionará del desarrollo del Tribunal, dado que los órganos
y unidades que se encuentran inmersos en las mismas, son
parte vital para que el ámbito jurisdiccional y la garantía de
impartición de justicia pronta y expedita, se vean consumadas,
promoviéndose así la transformación y adecuación constante
de todos los organismos que forman parte del Tribunal.

SÉPTIMA. Estas Comisiones Dictaminadoras comparten la


propuesta de que durante los periodos vacacionales en las
Salas Regionales, también se establezca que debe permanecer
de guardia un actuario que dé trámite a las medidas cautelares
urgentes, por lo que la aprueban en sus términos.

OCTAVA. Con independencia de lo expuesto y aprobado en las


consideraciones anteriores, estas Comisiones Dictaminadoras
estiman conveniente realizar diversas precisiones a los textos
originales aprobados contenidos en las iniciativas en dictamen,
con la finalidad de dar mayor certeza jurídica a los actores y a
las instituciones jurídicas, consagradas en el ordenamiento de
naturaleza adjetiva que se analiza en el presente dictamen.

Por lo anteriormente expuesto y fundado, estas Comisiones


Dictaminadoras que suscriben, se permiten someter a la
consideración de esta Honorable Asamblea, la aprobación del
siguiente proyecto de:
104
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

DECRETO POR EL QUE SE REFORMAN, ADICIONAN Y


DEROGAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY FEDERAL
DE PROCEDIMIENTO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO Y LA
LEY ORGÁNICA DEL TRIBUNAL FEDERAL DE JUSTICIA FISCAL
Y ADMINISTRATIVA.

ARTÍCULO PRIMERO.- Se REFORMAN los artículos 1-A,


fracciones III, XII, XIII y actual XV; 13, fracción I, inciso a); 14,
sexto párrafo; 24; 25; 27; 28; 29, fracción I; 30; 48, primer
párrafo, así como la fracción I, inciso a), segundo párrafo,
fracción II, incisos a, b) y d); 52, fracción V, inciso c); 58,
fracción III; 62; 65, primer párrafo; 66; 67; 68; 69; 70; 75, tercer
párrafo, y 77, primer párrafo; y se ADICIONAN una fracción XIV
al artículo 1-A, recorriéndose las demás en su orden; un párrafo
segundo a la fracción I y un séptimo párrafo al artículo 14; el
artículo 24 Bis; el párrafo cuarto al artículo 51, recorriéndose el
actual cuarto párrafo en su orden; el Capítulo XI denominado
“Del Juicio en la Vía Sumaria” al Título II, que comprende de los
artículos 58-1 a 58-15, a la Ley Federal de Procedimiento
Contencioso Administrativo, para quedar como sigue:

(...)

Capítulo XI

Del Juicio en la Vía Sumaria.

[...]

Artículo 58-2.- Cuando se impugnen resoluciones definitivas


cuyo importe no exceda de cinco veces el salario mínimo
general vigente en el Distrito Federal elevado al año al momento
de su emisión, procederá el Juicio en la vía Sumaria siempre
que se trate de alguna de las resoluciones definitivas
siguientes:
105
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

I. Las dictadas por autoridades fiscales federales y organismos


fiscales autónomos, por las que se fije en cantidad liquida un
crédito fiscal;

II. Las que únicamente impongan multas o sanciones,


pecuniaria o restitutoria, por infracción a las normas
administrativas federales;

III. Las que exijan el pago de créditos fiscales, cuando el monto


de los exigibles no exceda el importe citado;

IV. Las que requieran el pago de una póliza de fianza o de una


garantía que hubiere sido otorgada a favor de la Federación, de
organismos fiscales autónomos o de otras entidades
paraestatales de aquélla, ó

V. Las recaídas a un recurso administrativo, cuando la recurrida


sea alguna de las consideradas en los incisos anteriores y el
importe de esta última, no exceda el antes señalado.

VI. Las que se dicten en violación a una tesis de jurisprudencia


de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en materia de
inconstitucionalidad de Leyes, o a una jurisprudencia del Pleno
de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y
Administrativa.

Para determinar la cuantía en los casos de los incisos I), III) y V),
sólo se considerará el crédito principal sin accesorios ni
actualizaciones. Cuando en un mismo acto se contenga más de
una resolución de las mencionadas anteriormente no se
acumulará el monto de cada una de ellas para efectos de
determinar la procedencia de esta vía.

La demanda deberá presentarse dentro de los quince días


siguientes a aquél en que surta efectos la notificación de la
resolución impugnada, de conformidad con las disposiciones
de esta Ley ante la Sala Regional competente.”
106
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

De lo anterior, se aprecia que las aludidas comisiones

dictaminadoras determinaron:

 A).- Establecer medidas para el fortalecimiento de


los procedimientos y la reducción de plazos, en
aras de respetar la celeridad que debe preponderar
en la impartición de justicia con la que el Tribunal
Federal de Justicia Fiscal y Administrativa debe
actuar.

 B).- Conferir al gobernado la posibilidad de


impugnación de las resoluciones definitivas de
“menor cuantía” haciendo uso de un “juicio en la vía
Sumaria”, de manera Unitaria, en vez de
Colegiadamente, evitando dilaciones innecesarias,
favoreciendo la celeridad que debe imperar en la
impartición de justicia, sin menospreciar la calidad
de los demás actos procesales.

 C).- La determinación de que no sería optativo el


juicio contencioso administrativo en la vía
sumaria, sino que en los supuestos procedentes, el
trámite se realice en esta vía, ello, en virtud que
con ello se dará certeza jurídica al gobernado,
en relación con el procedimiento procedente
para la tramitación del juicio.

 D).- Que en aras de una justicia pronta y expedita,


todos los supuestos en que exista jurisprudencia de
la Suprema Corte de Justicia de la Nación o del
Pleno de la Sala Superior del Tribunal Federal de
Justicia Fiscal y Administrativa, proceda el juicio en
la vía sumaria, sin importar el límite de la cuantía,
ya que resultaría paradójico que se requiera un
juicio tradicional para cuestiones que han sido
107
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

resueltas con anterioridad por las instancias


superiores.

Como se ve, las citadas Comisiones señalaron por qué

razón no debía ser voluntaria la vía en que debían tramitarse los

asuntos de menor cuantía, o aquellos en que exista jurisprudencia

de la Suprema Corte de Justicia de la Nación o del Pleno de la Sala

Superior del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa,

pues dicho legislador federal consideró que ello tendía a dar certeza

jurídica al gobernado, en relación con el procedimiento procedente

para la tramitación del juicio, además de que -en el caso de un

precedente derivado de un criterio jurisprudencial- sería paradójico

constreñir a las partes a la vía ordinaria para cuestiones que han

sido resueltas con anterioridad por las instancias superiores.

Lo anterior pone de manifiesto lo inexacto de los

argumentos de la quejosa cuando sostiene que la intención del

legislador fue la de conferir al gobernado la opción de impugnar sus

determinaciones “de cuantía menor” en las vías sumaria y ordinaria

(esta última una vez vencido el plazo dado a la primera); pues como

se vio, la propuesta inicial sucumbió ante el dictamen de las

Comisiones de Hacienda y Crédito Público, Comisión de Justicia y

Comisión de Estudios Legislativos del Senado de la República.

En ese tenor, quedó como única opción la vía sumaria

para aquellas decisiones cuyo importe no exceda de cinco veces el

salario mínimo general vigente en el Distrito Federal elevado al año

al momento de su emisión, o que se trate de asuntos con


108
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

precedentes jurisprudenciales, aun cuando la propia disposición

legal no contenga el enunciado de que la referida vía es obligatoria.

En efecto, contrario a lo afirmado por el quejoso en una

porción de sus conceptos de violación, se considera que aun cuando

la norma en comento no disponga que la misma es obligatoria, tal

omisión no da lugar a considerar que la misma es optativa,

precisamente porque de la redacción del numeral en comento no se

aprecia el menosprecio del legislador sobre la referida vía sumaria.

Al contrario, de su redacción se aprecia su irrestricta

observancia en tratándose de resoluciones de “cuantía menor”, pues

el legislador refiere taxativamente:

“Cuando se impugnen resoluciones definitivas cuyo importe no


exceda de cinco veces el salario mínimo general vigente en el
Distrito Federal elevado al año al momento de su emisión,
procederá el Juicio en la vía Sumaria (…)”

De lo anterior, es clara la intención del creador de la

norma, pues como se ve, en ningún momento titubea respecto de la

vía procedente, ya que en dicha porción jamás alude que el

gobernado podrá acceder a la vía sumaria o que a lo mejor el

inconforme estará en su derecho de intentarla; al contrario, de

manera frontal establece cuál es el mecanismo de impugnación de

las decisiones de mérito; sin que el hecho de no conferir una opción

al gobernado de impugnar las mismas a través de la vía ordinaria,

pueda considerarse violatorio de garantías fundamentales, en

especial, el relativo a la tutela jurisdiccional precisamente porque a


109
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

través de dicho presupuesto constitucional, el Constituyente reserva

al legislador ordinario la forma y términos del diseño procedimantal

en las controversias, lo cual se desprende del párrafo segundo del

artículo 17 de la Constitución Federal, que establece:

“Artículo 17. (...) Toda persona tiene derecho a que se le


administre justicia por tribunales que estarán expeditos para
impartirla en los plazos y términos que fijen las leyes, (...)”

Esta garantía consiste -básicamente- en el derecho que

los gobernados tienen para solicitar a determinados órganos

legalmente competentes que ejerzan la función jurisdiccional, la cual,

es una potestad atribuida a determinados órganos para dirimir

cuestiones contenciosas entre diversos gobernados pero, al mismo

tiempo, es un deber impuesto a esos órganos, pues los mismos no

pueden negarse a administrar justicia, ni a utilizar los mecanismos

jurídicos establecidos por el legislador para el ejercicio de la función

jurisdiccional.

Por otro lado, la garantía de la que se habla no es

absoluta ni irrestricta a favor de los gobernados; esto es así, porque

el Constituyente otorgó a los órganos legislativos secundarios el

poder de establecer los términos y los plazos en los que la función

jurisdiccional se debe realizar.

En efecto, el propio Constituyente estableció un límite

claramente marcado al utilizar la frase en los plazos y términos que

fijen las leyes, misma que no sólo implica las temporalidades en que

se debe hacer la solicitud de jurisdicción, sino que incluye, además,


110
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

todas las formalidades, requisitos y mecanismos que el legislador

prevea para cada clase de procedimiento.

Lo anterior significa que al expedirse las disposiciones

reglamentarias de las funciones jurisdiccionales pueden fijarse las

normas que regulan la actividad de las partes en el proceso y la de

los Jueces cuya intervención se pide, para que decidan las

cuestiones surgidas entre los particulares.

Esa facultad del legislador tampoco es absoluta, pues los

límites que imponga deben encontrar justificación constitucional,

aspecto que se observa sucedió en el presente caso, pues el

creador de la norma argumentó qué tipo de decisiones serían

tramitadas bajo este novedoso esquema procedimental y por qué

razón se implementaba la vía sumaria, pues razonó en el sentido de

que era importante establecer medidas para el fortalecimiento de los

procedimientos y la reducción de plazos, en aras de respetar la

celeridad que debe preponderar en la impartición de justicia con la

que el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa debe

actuar.

Asimismo, el legislador señaló que se debía conferir al

gobernado la posibilidad de impugnación de las resoluciones

definitivas de “menor cuantía” haciendo uso de un “juicio en la vía

Sumaria”, de manera Unitaria, en vez de Colegiadamente, evitando

dilaciones innecesarias, favoreciendo la celeridad que debe imperar


111
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

en la impartición de justicia, sin menospreciar la calidad de los

demás actos procesales.

Igualmente, como se vio, el legislador explicó la razón de

por qué no sería optativo el juicio contencioso administrativo en la

vía sumaria en los supuestos comprendidos para ello, aludiendo que

tal medida iba encaminada a dar certeza jurídica al gobernado para

clarificar cuál era el procedimiento adecuado para la tramitación del

juicio.

De lo anterior, se estima que el legislador no fijó o diseñó

la vía sumaria de manera caprichosa, sino que explicó por qué era

necesaria la implementación de un procedimiento con plazos más

breves que el diverso tramitado en la vía ordinaria, y qué tipo de

resoluciones serían las que debían combatirse mediante la referida

vía, lo que -en su concepto- tendía a lograr un objetivo de mayor

jerarquía constitucional; de lo que se infiere que la porción normativa

sí cumple con tal principio de legalidad y seguridad jurídica, y por

ende, no puede reprocharse su proceder o tildarse de

inconstitucional.

Sirve de apoyo a lo anterior los siguientes criterios

emitidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, bajo los

siguientes criterios jurisprudenciales:

“JUSTICIA, ACCESO A LA. LA POTESTAD QUE SE OTORGA AL


LEGISLADOR EN EL ARTÍCULO 17 DE LA CONSTITUCIÓN
GENERAL DE LA REPÚBLICA, PARA FIJAR LOS PLAZOS Y
TÉRMINOS CONFORME A LOS CUALES AQUÉLLA SE
112
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

ADMINISTRARÁ NO ES ILIMITADA, POR LO QUE LOS


PRESUPUESTOS O REQUISITOS LEGALES QUE SE
ESTABLEZCAN PARA OBTENER ANTE UN TRIBUNAL UNA
RESOLUCIÓN SOBRE EL FONDO DE LO PEDIDO DEBEN
ENCONTRAR JUSTIFICACIÓN CONSTITUCIONAL. De la
interpretación de lo dispuesto en el artículo 17, párrafo
segundo, de la Constitución General de la República se advierte
que en ese numeral se garantiza a favor de los gobernados el
acceso efectivo a la justicia, derecho fundamental que consiste
en la posibilidad de ser parte dentro de un proceso y a
promover la actividad jurisdiccional que, una vez cumplidos los
respectivos requisitos procesales, permita obtener una decisión
en la que se resuelva sobre las pretensiones deducidas, y si
bien en ese precepto se deja a la voluntad del legislador
establecer los plazos y términos conforme a los cuales se
administrará la justicia, debe estimarse que en la regulación
respectiva puede limitarse esa prerrogativa fundamental, con el
fin de lograr que las instancias de justicia constituyan el
mecanismo expedito, eficaz y confiable al que los gobernados
acudan para dirimir cualquiera de los conflictos que deriven de
las relaciones jurídicas que entablan, siempre y cuando las
condiciones o presupuestos procesales que se establezcan
encuentren sustento en los diversos principios o derechos
consagrados en la propia Constitución General de la República;
por ende, para determinar si en un caso concreto la condición o
presupuesto procesal establecidos por el legislador ordinario se
apegan a lo dispuesto en la Norma Fundamental deberá tomarse
en cuenta, entre otras circunstancias, la naturaleza de la
relación jurídica de la que derivan las prerrogativas cuya tutela
se solicita y el contexto constitucional en el que ésta se da.”
(Novena Época, Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación,
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo XIV,
septiembre de dos mil uno, página 5).
113
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

“ACCESO A LA JUSTICIA. SÓLO EL LEGISLADOR PUEDE


IMPONER PLAZOS Y TÉRMINOS PARA EL EJERCICIO DE LOS
DERECHOS DE ACCIÓN Y DEFENSA ANTE LOS TRIBUNALES.
La reserva de ley establecida en el artículo 17 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos, por la que se
previene que la impartición de justicia debe darse en los ‘plazos
y términos que fijen las leyes’, responde a la exigencia
razonable de ejercer la acción en lapsos determinados, de
manera que de no ser respetados podría entenderse caducada,
prescrita o precluida la facultad de excitar la actuación de los
tribunales. Esto es, la indicada prevención otorga al legislador
la facultad para establecer plazos y términos razonables para el
ejercicio de los derechos de acción y defensa, pero sólo a él y
no a alguna otra autoridad.” (Novena Época, Primera Sala de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación, Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta, tomo XIX, mayo de dos mil cuatro, página
511).

“GARANTÍA A LA TUTELA JURISDICCIONAL PREVISTA EN EL


ARTÍCULO 17 DE LA CONSTITUCIÓN FEDERAL. SUS
ALCANCES. El citado precepto constitucional establece cinco
garantías, a saber: 1) la prohibición de la autotutela o ‘hacerse
justicia por propia mano’; 2) el derecho a la tutela jurisdiccional;
3) la abolición de costas judiciales; 4) la independencia judicial,
y 5) la prohibición de la prisión por deudas del orden civil. La
segunda de dichas garantías puede definirse como el derecho
público subjetivo que toda persona tiene, dentro de los plazos y
2
términos que fijen las leyes, para acceder de manera
expedita a tribunales independientes e imparciales, a plantear
una pretensión o defenderse de ella, con el fin de que a través
de un proceso en el que se respeten ciertas formalidades, se
decida sobre la pretensión o la defensa y, en su caso, se ejecute
esa decisión. Ahora bien, si se atiende a que la prevención de
que los órganos jurisdiccionales deben estar expeditos -
114
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

adjetivo con que se designa lo desembarazado, lo que está libre


de todo estorbo- para impartir justicia en los plazos y términos
que fijen las leyes, significa que el poder público -en cualquiera
de sus manifestaciones: Ejecutivo, Legislativo o Judicial- no
puede supeditar el acceso a los tribunales a condición alguna,
pues de establecer cualquiera, ésta constituiría un obstáculo
entre los gobernados y los tribunales, es indudable que tal
derecho a la tutela judicial puede verse conculcado por normas
que impongan requisitos impeditivos u obstaculizadores del
acceso a la jurisdicción, si tales trabas resultan innecesarias,
excesivas y carecen de razonabilidad o proporcionalidad
respecto de los fines que lícitamente puede perseguir el
legislador. Sin embargo, no todos los requisitos para el acceso
al proceso pueden considerarse inconstitucionales, como
ocurre con aquellos que, respetando el contenido de ese
derecho fundamental, están enderezados a preservar otros
derechos, bienes o intereses constitucionalmente protegidos y
guardan la adecuada proporcionalidad con la finalidad
perseguida, como es el caso del cumplimiento de los plazos
legales, el de agotar los recursos ordinarios previos antes de
ejercer cierto tipo de acciones o el de la previa consignación de
fianzas o depósitos” (Novena Época, Primera Sala de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación, Semanario Judicial de la Federación
y su Gaceta, tomo XIX, mayo de dos mil cuatro, página 513).

En esa línea de pensamiento, cabe referirse a los

argumentos en los que la quejosa sostiene que la vía sumaria debe

ser opcional a la ordinaria, debido a que esta última prevé un lapso

mayor pues -de manera implícita- refiere que el plazo de quince días

es insuficiente para que ella pueda determinar si el acto que va a

impugnar es un crédito fiscal, si el mismo fue emitido por una

autoridad fiscal, si el monto comprende el histórico de la contribución


115
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

o incluye su indexación y recargos, qué sucederá en el caso de

cuando son varios créditos o resoluciones, o bien se trata de los

otros supuestos de procedencia referente a multas, requerimientos

de fianzas o de resoluciones a recursos, lo cual es desacertado.

Asimismo, la quejosa señala que -en su concepto- estima

que la disposición combatida le impone al contribuyente la carga

adicional de identificar la naturaleza jurídica de la resolución que lo

afecta, pues señala que desde que se le notifica (en atención a la

brevedad del plazo), tiene que decidir si procede o no la obligada vía

sumaria, lo cual reduce a la tercera parte la regla general de los

cuarenta y cinco días hábiles para la impugnación de las

resoluciones o actos de autoridad.

Igualmente, señala que al limitar el legislador la

temporalidad de la presentación de la vía sumaria, ello conlleva la

violación a los artículos 17 de la Constitución Federal y 8 de la

Convención Americana Sobre Derechos Humanos suscrita en San

José, Costa Rica, pues vulnera el acceso a la impartición de justicia.

Lo anterior se estima infundado en una parte, e

inoperante en otra.

En efecto, son infundados los argumentos de la quejosa

en los que se duele de la implementación de un plazo de quince días

para la promoción de la vía sumaria es contraria a la garantía

fundamental relativa al acceso a la tutela jurisdiccional pues, como

se razonó, la reserva de ley establecida en el artículo 17 de la


116
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, por la que se

previene que la impartición de justicia debe darse en los “plazos y

términos que fijen las leyes”, responde a la exigencia razonable de

ejercer la acción en lapsos determinados, de manera que de no ser

respetados podría entenderse caducada, prescrita o precluida la

facultad de excitar la actuación de los tribunales.

Esto es, la indicada prevención otorga al legislador la

facultad para establecer plazos y términos razonables para el

ejercicio de los derechos de acción y defensa, pero sólo a él y no a

alguna otra autoridad; por tanto, si dicho creador de la norma

estableció el plazo quince días, razonando en el sentido de que la

vía sumaria propuesta tendía a acotar los plazos previstos para el

juicio ordinario, consecuentemente debe decirse que su proceder es

constitucional, precisamente porque está haciendo uso de su aludida

facultad reservada para él por el Constituyente.

Se afirma esto último, porque la citada facultad

constitucional, se encuentra orientada a garantizar la seguridad

jurídica del justiciable, pues se traduce en la posibilidad de que los

gobernados tengan certeza de que su situación jurídica no será

modificada más que por procedimientos regulares, establecidos

previamente, es decir, bajo los términos y plazos que determinó el

legislador.

De esta forma, se dota al legislador ordinario con la

facultad de emitir leyes procesales mediante las cuales se regulen


117
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

los modos y condiciones para la actuación de los sujetos de la

relación jurídica procesal.

A manera de ejemplo, de los términos y plazos antes

mencionados cabe citar, entre otros, el órgano que debe conocer del

procedimiento (competencia), los plazos y la forma en que se deben

realizar las actuaciones, los medios permitidos para que se acrediten

las pretensiones de las partes (pruebas), cuáles son las personas

que pueden demandar y cuáles pueden ser demandadas

(legitimación), así como el procedimiento que el legislador previó

para el caso concreto (vía), tal como -incuso- lo reconoce la quejosa

en su escrito de demanda, al señalar cuál o cuáles son las

resoluciones o determinaciones que serán materia del aludido medio

de defensa.

Por ende, al prever el legislador distintas hipótesis

respecto a los pasos procesales que componen el trámite en la vía

sumaria, ello es con el objeto de preservar la seguridad jurídica de

los implicados en la tutela jurisdiccional pues solo de esa manera, el

solicitante sabrá exactamente cuándo y ante quién debe ejercer su

derecho, los requisitos que debe reunir para hacerlo, los plazos para

ofrecer y desahogar sus pruebas, etcétera.

De la misma manera, la parte demandada sabrá cuándo

y cómo contestar la demanda, ofrecer y desahogar sus pruebas,

etcétera, ya que esas condiciones pueden variar dependiendo de


118
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

cada uno de los procedimientos establecidos por las leyes

procesales.

Es así, pues es innegable que los diversos

procedimientos que el legislador prevé para el cumplimiento del

derecho de acceder a la justicia existen con la finalidad de garantizar

la seguridad jurídica de los gobernados, precisamente porque el solo

hecho de seguir un procedimiento en una vía incorrecta se violan los

derechos sustantivos de las partes en el proceso, pues no se respeta

esa garantía de seguridad y se rompe con lo dispuesto por el artículo

17 constitucional, debido a que no se administra justicia en los

plazos y términos establecidos en las leyes.

En lo conducente, es aplicable la jurisprudencia por

contradicción de tesis sustentada por la Primera Sala de la Suprema

Corte de Justicia de la Nación, visible en la novena época del

Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta XXII, agosto de

dos mil cinco, página 107, bajo la voz:

“PROCEDIMIENTO SEGUIDO EN UNA VÍA INCORRECTA. POR


SÍ MISMO CAUSA AGRAVIO AL DEMANDADO Y, POR ENDE,
CONTRAVIENE SU GARANTÍA DE SEGURIDAD JURÍDICA. La
existencia de diversas vías para lograr el acceso a la justicia
responde a la intención del Constituyente de facultar al
legislador para que establezca mecanismos que aseguren el
respeto a la garantía de seguridad jurídica, la cual se manifiesta
como la posibilidad de que los gobernados tengan certeza de
que su situación jurídica será modificada sólo a través de
procedimientos regulares, establecidos previamente en las
leyes, esto es, en términos del artículo 17 de la Constitución
119
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Política de los Estados Unidos Mexicanos. Por ello, el solo


hecho de que se tramite un procedimiento en la vía incorrecta,
aunque sea muy similar en cuanto a sus términos a la
legalmente procedente, causa agravio al demandado y, por
ende, constituye una violación a sus derechos sustantivos al
contravenir la referida garantía constitucional que inspira a todo
el sistema jurídico mexicano, ya que no se está administrando
justicia en los plazos y términos establecidos en las leyes.”

Bajo ese tenor, no se considera inconstitucional el

proceder del legislador federal al imponer cierto lapso para promover

la vía sumaria en controversia; máxime porque la quejosa, a través

de sus conceptos de violación, no pone de relieve por qué razón o

circunstancia el lapso de quince días hace materialmente imposible

el acceso a la justicia.

Se afirma ello, porque la empresa quejosa hace diversas

manifestaciones en el sentido de que dentro del periodo aludido ella

debe determinar si el acto que va a impugnar es un crédito fiscal, si

el mismo fue emitido por una autoridad fiscal, si el monto comprende

el histórico de la contribución o incluye su indexación y recargos,

etcétera; sin embargo, no establece razonadamente por qué ese

plazo es objetivamente insuficiente para acceder a la tutela

jurisdiccional; de ahí, que esta parte relativa de los conceptos de

violación se estimen inoperantes, pues como se vio, el Constituyente

reserva al legislador la facultad de establecer a través de su

actividad legislativa, las formas y plazos concretos para que el

gobernado esté en posibilidad de acceder a la justicia.


120
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Además, no debe perderse de vista que el acto legislativo

goza de la presunción de constitucionalidad, incluyendo aquel en

que dicho poder reformador establece el término de quince días para

la promoción del juicio contencioso administrativo en la vía sumaria;

por ende, era imprescindible que el quejoso no solo resumiera qué

pasos debía seguir para establecer si era procedente o no la vía de

mérito, sino señalar por qué es objetivamente imposible acceder a

ella en ese término, es decir, por qué es complicado que en quince

días no pueda establecer si es procedente o no la aludida vía,

precisamente atendiendo a que el referido acto goza de la

presunción de constitucionalidad.

Luego, deben declararse inoperantes la parte conducente

de los aludidos motivos de inconformidad, toda vez que la

impugnación suficiente de una norma jurídica, en función del aspecto

de su constitucionalidad, requiere que se base en premisas

esenciales mínimas a satisfacer en la demanda de amparo directo

de conformidad con lo dispuesto en el artículo 166, fracciones IV y

VII de la Ley de Amparo, numerales de los que se advierte la

necesidad de que la norma jurídica señalada como reclamada, deba

ser impugnada en confrontación expresa con una disposición

específica de la Constitución Política de los Estados Unidos

Mexicanos, mediante concepto de violación suficiente.

En ese tenor, la Primera Sala de la Suprema Corte de

Justicia de la Nación ha determinado reiteradamente que la causa


121
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

requerida en tal situación se apoya en los siguientes elementos

imprescindibles:

 a).- Señalamiento de la norma de la Carta Magna;

 b).- Invocación de la disposición secundaria que se


designe como reclamada y,

 c).- Conceptos de violación en los que se trate de


demostrar, jurídicamente, que la ley impugnada
resulta contraria a la hipótesis normativa de la
norma constitucional, en cuanto al marco de su
contenido y alcance.

Por tanto, si el peticionario de amparo no cumple con la

hipótesis marcada en el inciso c) de las anteriores hipótesis,

consecuentemente no pueden analizarse las afirmaciones

expresadas por la parte quejosa, pues a partir del cumplimiento de

precisión de esos requisitos esenciales, surgirá la actualización del

problema constitucional, así como la procedencia de la declaración

respectiva en torno a la ley secundaria.

Lo anterior, se encuentra contenida en la tesis de

jurisprudencia emitida por dicho Alto Tribunal en el País, visible en la

Novena Época del Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

X, noviembre de mil novecientos noventa y nueve, página 150, bajo

la voz:

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN EN DEMANDA DE AMPARO


DIRECTO. LA IMPUGNACIÓN DE CONSTITUCIONALIDAD DE
DISPOSICIONES LEGALES PRECISA DE REQUISITOS MÍNIMOS
A SATISFACER. La impugnación suficiente de una norma
122
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

jurídica, en función del aspecto de su constitucionalidad,


requiere que se base en premisas esenciales mínimas a
satisfacer en la demanda de amparo directo. Esto es, de
conformidad con lo dispuesto en el artículo 166, fracciones IV y
VII de la Ley de Amparo, se advierte la necesidad de que la
norma jurídica señalada como reclamada, deba ser impugnada
en confrontación expresa con una disposición específica de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
mediante concepto de violación suficiente. La causa requerida
en tal situación se apoya en los siguientes elementos
imprescindibles: a) señalamiento de la norma de la Carta
Magna; b) invocación de la disposición secundaria que se
designe como reclamada y, c) conceptos de violación en los
que se trate de demostrar, jurídicamente, que la ley impugnada
resulta contraria a la hipótesis normativa de la norma
constitucional, en cuanto al marco de su contenido y alcance. A
partir del cumplimiento de precisión de esos requisitos
esenciales, surgirá la actualización del problema constitucional,
así como la procedencia de la declaración respectiva en torno a
la ley secundaria. Si no se satisfacen los requisitos medulares
que se han indicado, el señalamiento de la ley reclamada y el
concepto de violación que no indique el marco y la
interpretación de una disposición constitucional que pueda
transgredir aquélla, resultan motivos de insuficiencia, que
desestiman la actualización de un verdadero problema de
constitucionalidad de ley. En este orden, a la parte quejosa,
dentro de la distribución procesal de la carga probatoria,
incumbe la de demostrar la inconstitucionalidad de la ley o de
un acto de autoridad, excepción hecha de los casos en que se
trate de leyes que hayan sido declaradas inconstitucionales en
las que exista jurisprudencia obligatoria sustentada por el Pleno
de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, o cuando se esté
en presencia de actos que sean inconstitucionales por sí
123
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

mismos. Así la situación, deberá considerarse carente de la


conformación de un verdadero concepto de violación, la simple
enunciación como disposiciones constitucionales dejadas de
aplicar, pues de ello no puede derivarse la eficiente
impugnación de la constitucionalidad de leyes secundarias, en
tanto que no existe la confrontación entre éstas y un específico
derecho tutelado por la norma constitucional en su texto y
alcance correspondientes.”

Igualmente, respecto a la cuestión relativa a la

presunción de constitucionalidad de que gozan las leyes, es

aplicable la tesis aislada emitida por el Pleno de la Suprema Corte

de Justicia de la Nación, visible en la décima época, del Semanario

Judicial de la Federación y su Gaceta, Libro III, de diciembre de dos

mil once, Tomo 1, página 552, que señala:

“PASOS A SEGUIR EN EL CONTROL DE


CONSTITUCIONALIDAD Y CONVENCIONALIDAD EX OFFICIO
EN MATERIA DE DERECHOS HUMANOS. La posibilidad de
inaplicación de leyes por los jueces del país, en ningún
momento supone la eliminación o el desconocimiento de la
presunción de constitucionalidad de ellas, sino que,
precisamente, parte de esta presunción al permitir hacer el
contraste previo a su aplicación. En ese orden de ideas, el
Poder Judicial al ejercer un control de convencionalidad ex
officio en materia de derechos humanos, deberá realizar los
siguientes pasos: a) Interpretación conforme en sentido amplio,
lo que significa que los jueces del país -al igual que todas las
demás autoridades del Estado Mexicano-, deben interpretar el
orden jurídico a la luz y conforme a los derechos humanos
reconocidos en la Constitución y en los tratados internacionales
en los cuales el Estado Mexicano sea parte, favoreciendo en
todo tiempo a las personas con la protección más amplia; b)
124
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Interpretación conforme en sentido estricto, lo que significa que


cuando hay varias interpretaciones jurídicamente válidas, los
jueces deben, partiendo de la presunción de constitucionalidad
de las leyes, preferir aquella que hace a la ley acorde a los
derechos humanos reconocidos en la Constitución y en los
tratados internacionales en los que el Estado Mexicano sea
parte, para evitar incidir o vulnerar el contenido esencial de
estos derechos; y, c) Inaplicación de la ley cuando las
alternativas anteriores no son posibles. Lo anterior no afecta o
rompe con la lógica de los principios de división de poderes y
de federalismo, sino que fortalece el papel de los jueces al ser el
último recurso para asegurar la primacía y aplicación efectiva
de los derechos humanos establecidos en la Constitución y en
los tratados internacionales de los cuales el Estado Mexicano
es parte.”

Por tanto, deben declararse inoperantes los anteriores

argumentos, máxime porque en el caso no se trata de una

legislación o porción normativa que han sido declaradas

inconstitucionales en las que exista jurisprudencia obligatoria

sustentada por el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la

Nación, o se esté en presencia de actos que sean inconstitucionales

por sí mismos, o que se advierta una violación clara y manifiesta a

los derechos humanos.

De ahí, que al no situarse el presente caso en alguna de

las anteriores hipótesis, deberá considerarse carente de la

conformación de un verdadero concepto de violación las alegaciones

de la quejosa cuando sostiene que es inconstitucional la norma de

referencia (y por consecuencia el plazo de quince días), aludiendo


125
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

que dentro del periodo aludido ella debe determinar si el acto que va

a impugnar es un crédito fiscal, si el mismo fue emitido por una

autoridad fiscal, si el monto comprende el histórico de la contribución

o incluye su indexación y recargos, etcétera; pues en este caso

tampoco vierte concepto de violación tendente a demostrar que ese

tiempo resulta insuficiente para redactar el escrito de demanda

correspondiente.

En diverso aspecto, cabe señalar que este Órgano de

Control de Derechos Humanos tampoco considera que la

porción normativa combatida por la empresa quejosa, vulnera la

garantía fundamental relativa a la igualdad prevista por el

artículo 1 de la Constitución Federal.

El principal argumento de la quejosa gira en torno a que

si la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo no

contempla opciones respecto a que los actos se pueden combatir

tanto en la vía sumaria como en la ordinaria, -en su opinión- se crea

evidentemente una contradicción al texto, al pretender que existan

dos tipos de contribuyentes los ricos y los pobres lo cual

completamente inconstitucional.

Que al determinar un plazo de quince días obligatorios

para interponer el medio de defensa cuando en la vía tradicional se

cuenta con un término de cuarenta y cinco día hábiles, siendo

discriminatorio y violatorio de los principios fundamentales

consagrados en los artículos 14, 15 y 17 de la Constitución Federal,


126
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

señalando que el acceso a la justicia de manera pronta y completa,

para unos es de quince días (cuantía menor) y para otros de

cuarenta y cinco días (cuantía mayor).

Son infundados los conceptos de violación planteados.

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la

Nación ha establecido determinados parámetros para determinar en

qué casos existe una vulneración a la garantía de igualdad, que se

estima vulnerada por la quejosa en el caso de que se trata.

Así ha dispuesto que se impone el deber al juzgador de

constitucionalidad de examinar si un determinado tratamiento

normativo obedece a una finalidad constitucionalmente válida y si es

adecuado y proporcional; lo anterior porque se parte de la base de

que el texto constitucional permite en determinados ámbitos al

legislador tener más amplitud para desarrollar su labor normativa

que en otros, en que se imponen más exigencias.

Sobre este estándar, a la luz del artículo 1º de la

Constitución Federal, debe estudiarse con mayor rigor el tema de la

observancia del principio de igualdad en aquellos casos en que la

norma tildada de inconstitucional utiliza alguna de las categorías

empleadas por la norma constitucional, porque los toma como

criterios diferenciadores y ello se proyectó sobre el goce de los

derechos fundamentales de los particulares.

Lo anterior tiene sustento en la jurisprudencia emitida por

la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, visible


127
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta XXXII,

septiembre de dos mil diez, página 185, bajo la voz:

“PRINCIPIO DE IGUALDAD. INTERPRETACIÓN DE LA


CONSTITUCIÓN A EFECTOS DE DETERMINAR LA INTENSIDAD
DEL ESCRUTINIO. Como ha destacado esta Suprema Corte de
Justicia de la Nación, analizar una norma a la luz del principio
de igualdad implica examinar si un determinado tratamiento
normativo obedece a una finalidad constitucionalmente válida y
si es adecuado y proporcional. Pero antes de todo ello, es
imprescindible determinar en cada caso respecto de qué se está
predicando la igualdad o la desigualdad, pues la igualdad es un
principio de carácter fundamentalmente adjetivo que se atribuye
siempre a algo. Este referente es relevante al momento de
realizar el control de constitucionalidad de leyes, porque la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos permite
que en algunos ámbitos el legislador tenga más amplitud para
desarrollar su labor normativa, mientras que en otros insta al
juez constitucional a ser especialmente exigente cuando deba
determinar si ha respetado las exigencias derivadas del
principio mencionado. La necesidad de distinguir la intensidad
con la cual deben evaluarse las distinciones legislativas que se
impugnen obedece al diseño y contenido mismo del texto
constitucional: los principios democrático y de división de
poderes, informadores de la estructura estatal, implican que los
poderes públicos son titulares de un listado de facultades de
creación normativa con distintos grados de libertad de
configuración, cuyos contornos en cada caso concreto deben
ser cuidadosamente explorados por el juez constitucional. De
esta manera, mientras que en algunas cuestiones las
autoridades tienen un margen relativamente acotado para
desplegar sus facultades legislativas -típicamente aquellas con
un impacto central sobre el ejercicio de las garantías
128
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

individuales- en otras tendrán facultades que podrán desplegar


con gran amplitud -como suele ocurrir en materias relacionadas
con la política económica y tributaria-. Individualizar la relación,
materia o ámbito sobre el cual se proyectan los reclamos de
igualdad es, por tanto, necesario para determinar qué tan
intenso o qué tan laxo debe ser el escrutinio que debe realizar
esta Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre la labor
legislativa, y debe ser el primer paso del análisis constitucional
en materia de igualdad. Ello exigirá a los tribunales desplegar
una labor de interpretación del texto constitucional cuidadosa y
no exenta de la complejidad ordinariamente asociada a la tarea
de desentrañar el contenido y los propósitos de las previsiones
contenidas en nuestra Carta Magna. Esta operación
interpretativa debe empezar por la atenta consideración del
contenido del artículo 1o. de la Constitución Federal, que insta a
ser especialmente exigente con el legislador en dos hipótesis
básicas: a) cuando la norma legal analizada utiliza para la
configuración de su contenido normativo los criterios
clasificatorios allí enumerados y b) cuando la norma legal
analizada tiene una proyección central sobre los derechos
fundamentales garantizados por la Constitución Federal.
Determinar si en un caso la norma legal impugnada se inscribe
o no en alguna de las dos hipótesis anteriores no es una
operación semi-automática que el intérprete constitucional
pueda hacer de manera rápida y expedita, sino una tarea que
puede exigir la revisión del texto constitucional entero y el
despliegue de una tarea interpretativa sensible a los fines y
propósitos que dan sentido a las disposiciones
constitucionales.”

El artículo 1 de la Constitución Federal establece que en

los Estados Unidos Mexicanos todo individuo gozará de las

garantías individuales otorgadas por dicho ordenamiento, las que no


129
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

podrán restringirse ni suspenderse sino en los casos y condiciones

que establece, por lo que queda prohibida toda discriminación

motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las

discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la

religión, las opiniones, las preferencias, el estado civil o cualquier

otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto

menoscabar o anular los derechos y libertades de las personas.

En ese sentido, lo que importa con el proceder

interpretativo enunciado es que se protejan de los eventuales y con

frecuencia graves efectos del prejuicio a personas o a grupos que

cuentan con una historia de desventaja o victimización, o cuyos

intereses pueden no ser tenidos en cuenta por el legislador o los

demás poderes públicos del mismo modo que los intereses de todos

los demás, y que se encuentran vinculados con alguna de estas

categorías.

En el caso de que se trata, la aplicación medular del

artículo 58-2 de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso

Administrativo, atañe a la procedencia de la vía sumaria

(improcedencia de la ordinaria), cuando se impugnen resoluciones

definitivas cuyo importe no exceda de cinco veces el salario

mínimo general vigente en el Distrito Federal elevado al año al

momento de su emisión, siempre que se trate de alguna de las

resoluciones definitivas siguientes:


130
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

 A).- Las dictadas por autoridades fiscales federales


y organismos fiscales autónomos, por las que se
fije en cantidad líquida un crédito fiscal;

 B).- Las que únicamente impongan multas o


sanciones, pecuniaria o restitutoria, por infracción a
las normas administrativas federales;

 C).- Las que exijan el pago de créditos fiscales,


cuando el monto de los exigibles no exceda el
importe citado;

 D).- Las que requieran el pago de una póliza de


fianza o de una garantía que hubiere sido otorgada
a favor de la Federación, de organismos fiscales
autónomos o de otras entidades paraestatales de
aquélla,

 E).- Las recaídas a un recurso administrativo,


cuando la recurrida sea alguna de las consideradas
en los incisos anteriores y el importe de esta última,
no exceda el antes señalado; y

 F).- Aquellas, -sin importar el monto- cuando se


impugnen resoluciones definitivas que se dicten en
violación a una tesis de jurisprudencia de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación en materia
de inconstitucionalidad de Leyes, o a una
jurisprudencia del Pleno de la Sala Superior del
Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa.

De lo que se infiere que un criterio rector para las que se

enumeran en los incisos del A) al E), es que su importe no exceda

de cinco veces el salario mínimo general vigente en el Distrito

Federal elevado al año al momento de su emisión, lo cual, la


131
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

quejosa considera violatorio del principio de igualdad, pues refiere

que por ese monto no pueden acceder a la vía ordinaria.

Por tanto, la norma impugnada regula una materia

esencialmente administrativa, y no involucra ni está dirigidas a

regular alguna de las categorías previstas en el artículo 1º de la

Constitución Federal, sino que es una situación procesal que regula

el derecho de las partes a impugnar una determinación frente a una

vía, por lo que atañen a criterios objetivos de administración de

justicia para determinar en qué casos una determinación

determinante de un crédito puede o no ser recurrible mediante la vía

sumaria, o en su caso, mediante la diversa ordinaria.

La razón fundamental de impugnación entonces no

puede analizarse a la luz de un escrutinio intenso de la observancia

del principio de igualdad cuya violación se alega, porque está claro

que la norma impugnada fija que dentro de los juicios contenciosos

administrativos, la cuantía de un asunto determina la procedencia de

la vía sumaria u ordinaria (dependiendo también el tipo de

resolución), aspecto que no constituye un criterio discriminatorio en

relación con determinada categoría de persona en función de alguno

de los factores enunciados en la disposición constitucional, sino que

como toda norma jurídica, es indeterminada, abstracta y general,

porque corresponde a cualquier persona que sea parte en un juicio

en el que la cuantía corresponda a determinado monto.


132
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

En efecto, la norma combatida en modo alguno contraría

el artículo 1º de la Constitución Federal ya que es un criterio general

aplicable a todas las personas que, dentro de un proceso

contencioso administrativo federal seguido ante el Tribunal Federal

de Justicia Fiscal y Administrativa en que se combate una decisión,

se encuentra en el supuesto previsto por el referido artículo 58-2 de

la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo, en

cuanto a que resultará procedente la vía sumaria respecto de las

decisiones establecidas en los incisos anteriores cuyo importe no

exceda de cinco veces el salario mínimo general vigente en el

Distrito Federal elevado al año al momento de su emisión,

Es decir, no hay desigualdad en el trato entre las

personas que se encuentren en ese supuesto, porque todas ellas

estarán impedidas para acceder a la vía ordinaria.

Tampoco existe violación a la garantía de igualdad por el

hecho de que la vía ordinaria puedan intentarlas aquellas personas

cuyas determinaciones excedan este monto.

Está claro que se trata de una norma que reviste la

característica de generalidad porque comprende a todos los sujetos

que intervienen en los referidos juicios de nulidad y se sienten

afectados por una decisión que rebasa el importe referido; sin

embargo, están sujetos a un trato diferenciado en cuanto a la

posibilidad de promover la vía ordinaria, por razón de la cuantía del

crédito, así como por el tipo de la decisión respectiva, y no por


133
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

religión, preferencia, etcétera; lo cual está constitucionalmente

justificado.

En realidad el legislador federal en uso de su facultad

constitucional prevista en el artículo 73 fracción X, creó una norma

procesal administrativa que regula una situación que requería de

ajustar la necesidad de acotar los términos de solución de las

contiendas que constituyen en mayor porcentaje juicios sometidos

ante la potestad del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y

Administrativa.

La razón fundamental de esa conclusión es que con esa

mecánica se permiten alcanzar objetivos constitucionales señalados

como el de una justicia pronta y expedita, previstos en el artículo 17

de dicho ordenamiento, que implica que sólo se utilice la vía

ordinaria en aquellos casos que por su importancia económica, como

criterio toral, requieran del examen de un Órgano Colegiado distinto,

atendiendo a que generalmente la cuantía mayor o menor, también

revela por regla general, la complejidad de las pretensiones y

defensas opuestas por las partes, así como de la decisión de

cuestiones intermedias que exigen ser analizadas con base en

recursos materiales y humanos que actúen en forma colegiada o que

tengan un rango superior jerárquico.

De esa manera, cuando la cuantía es menor o no excede

de cinco veces el salario mínimo general vigente en el Distrito

Federal elevado al año al momento de su emisión, no será


134
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

procedente la vía ordinaria, porque el legislador atendió a la realidad

actual en la que el número de asuntos que se comprenden en ese

rango es mayor que en los de la cuantía superior a aquella cantidad

y, por ende, afecta a mayores núcleos de población que exigen

que sus expectativas de impartición de justicia sean resueltas eficaz

y oportunamente y el que las cuestiones debatidas puedan revisarse

por otra autoridad superior, implica demora y gastos que repercuten

en el patrimonio de las partes, por lo que el parámetro de la cuantía

es racional y privilegia el principio de celeridad procesal y expeditez

en la resolución de los asuntos.

El principio de igualdad tampoco se ve vulnerado por

razón de la cuantía, porque subsiste la observancia de esa

formalidad esencial del procedimiento, como es la de la vía ordinaria

ante el error de apreciación, es decir, si no es combatible en la vía

sumaria, el tribunal podrá recomponer la vía encausándola a la

ordinaria, tal como se aprecia de la redacción del párrafo segundo de

la fracción I del artículo 14 de la Ley Federal de Procedimiento

Contencioso Administrativo, al prever:

“ARTÍCULO 14.- La demanda deberá indicar:

I.- […]

La indicación de que se tramitará en la Vía Sumaria. En caso de


omisión, el Magistrado Instructor lo tramitará en esta vía en los
supuestos que proceda de conformidad con el Título II, Capítulo
XI de esta Ley, sin embargo no será causa de desechamiento de
la demanda, el hecho de que está no se presente dentro del
término establecido para la promoción del Juicio en la Vía
135
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Sumaria, cuando la procedencia del mismo derive de la


existencia de alguna de las jurisprudencias a las que se refiere
el antepenúltimo párrafo del Artículo 58-2; en todo caso si el
Magistrado Instructor, antes de admitir la demanda, advierte que
los conceptos de impugnación planteados por la actora tienen
relación con alguna de las citadas jurisprudencias, proveerá lo
conducente para la sustanciación y resolución del Juicio en la
Vía Ordinaria.”

Como se ve, el legislador diseñó el procedimiento

administrativo de modo tal que, en aquellos casos en que sea

improcedente la vía sumaria, pueda redireccionarse en la vía

adecuada, por razón de la cuantía del negocio o del tipo de decisión

en controversia, lo que garantiza el núcleo de la defensa, como

formalidad esencial del procedimiento y la garantía de celeridad,

citada, porque permite la impugnación de las decisiones judiciales y,

además, que se optimice la función judicial de modo inmediato ante

el órgano jurisdiccional correcto.

Por ende, es que este Órgano de Control de Derechos

Humanos considere que en modo alguno el numeral combatido,

vulnera tal garantía fundamental, pues contrario a lo que opina la

quejosa en una porción de sus conceptos de violación, el acceso a la

tutela jurisdiccional a través de las vías sumaria u ordinaria no se ve

mermado por la capacidad de riqueza acumulada por el gobernado,

sino a cuánto asciende el crédito fiscal que pretende impugnar, pues

ni de las razones expresadas por el creador de la norma, ni del texto

del dispositivo legal combatido se aprecia autorización alguna para

sostener el argumento de la quejosa respecto a la influencia de la


136
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

capacidad de captación de riqueza del gobernado para acceder a un

determinado medio ordinario de defensa, razón por la cual, los

argumentos que vierte en ese sentido se estiman infundados.

SEXTO. Análisis de los conceptos de violación en los

que se aborda el problema de legalidad de la resolución que puso fin

al procedimiento de origen, por considerar que el término de

cuarenta y cinco días previsto para la vía ordinaria debe imperar a

favor del contribuyente cuando la autoridad determinante del crédito

informó erróneamente del plazo para impugnar la decisión combatida

por transgresión al artículo 23 de la Ley Federal de los Derechos del

Contribuyente.

Previamente, debe indicarse que se realizará en primer

lugar el análisis del presente concepto de violación, porque aun

cuando los demás se encuentran dirigidos a un tema de fondo de la

resolución combatida; sin embargo, también es verdad que en una

porción de ellos (al final), aduce que el devenir de la autoridad

responsable vulnera su garantía de audiencia mediante la

transgresión a su derecho de defensa, aspecto que se considera de

mayor preeminencia que el resto, pues como se verá, la quejosa

sostiene que el proceder de la responsable niega su derecho de

acceder a los medios de defensa, lo cual, de ser fundado, tendrá

como consecuencia ordenar la reposición del procedimiento a fin de

tramitar la contienda a través de la vía ordinaria propuesta desde un

inicio.
137
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

En efecto, en una parte de los conceptos de violación, la

moral quejosa aduce que la sentencia reclamada vulnera en su

perjuicio los artículos 14, 16 y 17 Constitucionales, pues la Sala

fiscal responsable determina sobreseer el juicio, sin considerar que

la autoridad demandada había incurrido en un error al proporcionar

de forma equivocada la información correspondiente para la

impugnación la resolución controvertida.

Que de las constancias de notificación de la resolución

impugnada se puede observar que fue citado de manera ilegal al

proceso; ya que el Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de

los Trabajadores lo citó en un término diferente al contemplado en la

ley de la materia.

Precisa, que como en la especie la autoridad demandada

no omitió precisar el plazo, sino que lo hizo incorrectamente, no nos

encontramos en el supuesto previsto en el artículo 23 de la Ley

Federal de los Derechos del Contribuyente.

Como se advierte, de los reseñados conceptos de

violación y del cuadro procesal plasmado en párrafos previos, el

punto toral a definir -materia de la litis- es determinar si la Sala

fiscal responsable vulneró o no en perjuicio del quejoso su

derecho de acceso a la justicia, por considerar como punto de

partida para computar el término para la presentación de la

demanda de nulidad, la fecha en que surtió efectos la


138
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

notificación de la resolución impugnada, aun cuando en esta

diligencia, la autoridad demandada no señaló el plazo correcto.

En ese sentido, debe decirse que lo anterior resulta

esencialmente fundado para conceder el amparo y protección de la

Justicia Federal, aun cuando se tenga que hacer uso de la figura de

la causa de pedir en toda su extensión; siendo aplicable al respecto,

la jurisprudencia P./J.68/2000, sustentada por el Pleno de la

Suprema Corte de Justicia de la Nación, que se encuentra visible en

el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época,

Tomo XII, agosto de dos mil, página 38, que es del tenor literal

siguiente:

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN. PARA QUE SE ESTUDIEN,


BASTA CON EXPRESAR CLARAMENTE EN LA DEMANDA DE
GARANTÍAS LA CAUSA DE PEDIR. El Pleno de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación considera que debe abandonarse
la tesis jurisprudencial que lleva por rubro "CONCEPTOS DE
VIOLACIÓN. REQUISITOS LÓGICOS Y JURÍDICOS QUE DEBEN
REUNIR.", en la que, se exigía que el concepto de violación,
para ser tal, debía presentarse como un verdadero silogismo,
siendo la premisa mayor el precepto constitucional violado, la
premisa menor los actos autoritarios reclamados y la
conclusión la contraposición entre aquéllas, demostrando así,
jurídicamente, la inconstitucionalidad de los actos reclamados.
Las razones de la separación de ese criterio radican en que, por
una parte, los artículos 116 y 166 de la Ley de Amparo no exigen
como requisito esencial e imprescindible, que la expresión de
los conceptos de violación se haga con formalidades tan rígidas
y solemnes como las que establecía la aludida jurisprudencia y,
por otra, que como la demanda de amparo no debe examinarse
139
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

por sus partes aisladas, sino considerarse en su conjunto, es


razonable que deban tenerse como conceptos de violación
todos los razonamientos que, con tal contenido, aparezcan en la
demanda, aunque no estén en el capítulo relativo y aunque no
guarden un apego estricto a la forma lógica del silogismo, sino
que será suficiente que en alguna parte del escrito se exprese
con claridad la causa de pedir, señalándose cuál es la lesión o
agravio que el quejoso estima le causa el acto, resolución o ley
impugnada y los motivos que originaron ese agravio, para que
el Juez de amparo deba estudiarlo.”

En primer lugar, es necesario precisar que el derecho a

la tutela jurisdiccional o de acceso a la justicia se encuentra

constitucionalmente establecido en el segundo párrafo del artículo 17

de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos al

disponer literalmente “… Toda persona tiene derecho a que se le

administre justicia por tribunales que estarán expeditos para

impartirla en los plazos y términos que fijen las leyes, emitiendo sus

resoluciones de manera pronta, completa e imparcial. Su servicio

será gratuito, quedando, en consecuencia, prohibidas las costas

judiciales.”

De acuerdo a criterio jurisprudencial sostenido por la

Suprema Corte de Justicia de la Nación, el derecho a la tutela

jurisdiccional o acceso a la justicia puede definirse como el derecho

público subjetivo que toda persona tiene, dentro de los plazos y

términos que fijen las leyes, para acceder de manera expedita –esto

es, sin obstáculos- a tribunales independientes e imparciales, a

plantear una pretensión o defenderse de ella, con el fin de que a


140
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

través de un proceso en el que se respeten ciertas formalidades, se

decida sobre la pretensión o la defensa y, en su caso, se ejecute esa

decisión. Consagrando a favor de los gobernados, los siguientes

principios:

1. Justicia pronta, que se traduce en la obligación de

las autoridades encargadas de su impartición, de resolver las

controversias ante ellas planteadas, dentro de los términos y plazos

que para tal efecto se establezcan en las leyes;

2. Justicia completa, consistente en que la autoridad

que conoce del asunto emita pronunciamiento respecto de todos y

cada uno de los aspectos debatidos, cuyo estudio sea necesario; y

garantice al gobernado la obtención de una resolución en la que,

mediante la aplicación de la ley al caso concreto, se resuelva si le

asiste o no la razón sobre los derechos que le garanticen la tutela

jurisdiccional que ha solicitado;

3. Justicia imparcial, que significa que el juzgador

emita una resolución, no sólo apegada a derecho, sino,

fundamentalmente, que no dé lugar a que pueda considerarse que

existió favoritismo respecto de alguna de las partes o arbitrariedad

en su sentido; y

4. Justicia gratuita, que estriba en que los órganos

del Estado encargados de su impartición, así como los servidores

públicos a quienes se les encomienda dicha función, no cobrarán a


141
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

las partes en conflicto emolumento alguno por la prestación de ese

servicio público.

Es aplicable a lo anterior, la tesis sustentada por la

Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, visible

en la Novena Época del Semanario Judicial de la Federación y su

Gaceta XXVI, octubre de dos mil siete, página 209, que es del tenor

literal siguiente:

“ACCESO A LA IMPARTICIÓN DE JUSTICIA. EL ARTÍCULO 17


DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS
MEXICANOS ESTABLECE DIVERSOS PRINCIPIOS QUE
INTEGRAN LA GARANTÍA INDIVIDUAL RELATIVA, A CUYA
OBSERVANCIA ESTÁN OBLIGADAS LAS AUTORIDADES QUE
REALIZAN ACTOS MATERIALMENTE JURISDICCIONALES. La
garantía individual de acceso a la impartición de justicia
consagra a favor de los gobernados los siguientes principios: 1.
De justicia pronta, que se traduce en la obligación de las
autoridades encargadas de su impartición de resolver las
controversias ante ellas planteadas, dentro de los términos y
plazos que para tal efecto establezcan las leyes; 2. De justicia
completa, consistente en que la autoridad que conoce del
asunto emita pronunciamiento respecto de todos y cada uno de
los aspectos debatidos cuyo estudio sea necesario, y garantice
al gobernado la obtención de una resolución en la que,
mediante la aplicación de la ley al caso concreto, se resuelva si
le asiste o no la razón sobre los derechos que le garanticen la
tutela jurisdiccional que ha solicitado; 3. De justicia imparcial,
que significa que el juzgador emita una resolución apegada a
derecho, y sin favoritismo respecto de alguna de las partes o
arbitrariedad en su sentido; y, 4. De justicia gratuita, que estriba
en que los órganos del Estado encargados de su impartición,
142
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

así como los servidores públicos a quienes se les encomienda


dicha función, no cobrarán a las partes en conflicto emolumento
alguno por la prestación de ese servicio público. Ahora bien, si
la citada garantía constitucional está encaminada a asegurar
que las autoridades encargadas de aplicarla lo hagan de manera
pronta, completa, gratuita e imparcial, es claro que las
autoridades que se encuentran obligadas a la observancia de la
totalidad de los derechos que la integran son todas aquellas
que realizan actos materialmente jurisdiccionales, es decir, las
que en su ámbito de competencia tienen la atribución necesaria
para dirimir un conflicto suscitado entre diversos sujetos de
derecho, independientemente de que se trate de órganos
judiciales, o bien, sólo materialmente jurisdiccionales.”

En virtud de lo anterior, debe concluirse que la

prevención de que los órganos jurisdiccionales deben estar

expeditos -adjetivo con que se designa lo desembarazado, lo que

está libre de todo estorbo- para impartir justicia en los plazos y

términos que fijen las leyes, significa que el poder público -se

insiste: poder público en cualquiera de sus manifestaciones,

ejecutivo, legislativo o judicial- no puede, en principio, supeditar el

acceso a los tribunales a condición alguna, pues ésta constituiría un

obstáculo entre los gobernados y los tribunales.

De esa manera, el derecho a la tutela judicial, entonces,

puede verse conculcado por normas o actos de autoridad que

impongan requisitos impeditivos u obstaculizadores del acceso a la

jurisdicción, si tales trabas resultan innecesarias, excesivas y

carecen de razonabilidad o proporcionalidad respecto de los fines

que lícitamente puede perseguir el legislador.


143
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Sin embargo, no todos los requisitos para el acceso al

proceso pueden ser tachados de inconstitucionales, como ocurre con

aquellos que, respetando el contenido de este derecho fundamental,

están enderezados a preservar otros derechos, bienes o intereses

constitucionalmente protegidos y guardan la adecuada

proporcionalidad con la finalidad perseguida, como es el caso del

cumplimiento de los plazos legales, el de agotar los recursos

ordinarios previos antes de ejercer cierto tipo de acciones o el de la

previa consignación de fianzas o depósitos.

Ahora bien, contando con este marco constitucional, es

necesario acudir al plano convencional para conocer los estándares

internacionales en materia de acceso a la justicia.

Lo anterior, porque mediante reforma publicada el diez

de junio de dos mil once en el Diario Oficial de la Federación, el

artículo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos

Mexicanos, contempla ya en sus párrafos segundo y tercero, el

principio de interpretación conforme a los derechos humanos, al

disponer “… las normas relativas a los derechos humanos se

interpretarán de conformidad con esta Constitución y con los

tratados internacionales de la materia favoreciendo en todo tiempo a

las personas la protección más amplia… Todas las autoridades, en

el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover,

respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de

conformidad con los principios de universalidad, interdependencia,

indivisibilidad y progresividad. En consecuencia, el Estado deberá


144
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los

derechos humanos, en los términos que establezca la ley”.

Dicha cláusula de interpretación conforme, se hace

consistir en una guía o pauta interpretativa, para lograr la máxima

efectividad de los derechos humanos. Constituye una fórmula

constitucional para lograr la armonización entre el derecho nacional y

el derecho internacional; es decir, es la técnica hermenéutica por

medio de la cual los derechos constitucionales son armonizados con

los valores, principios y normas contenidos en los tratados

internacionales sobre derechos humanos signados por los Estados,

así como por la jurisprudencia de los tribunales internacionales –y en

ocasiones otras resoluciones y fuentes internacionales-, para lograr

su mayor eficacia y protección (Ferrer Mac-Gregor, Interpretación

conforme y control difuso de convencionalidad en Estudios

Constitucionales, Año 9, No. 2, 2011, p. 549).

En ese sentido, la Corte Interamericana sobre Derecho

Humanos ha establecido que el acceso a la justicia se encuentra

consagrado en los artículos 8.1 y 25 de la Convención Americana.

“Artículo 8.1. Toda persona tiene derecho a ser oída, con las
debidas garantías y dentro de un plazo razonable, por un juez o
tribunal competente, independiente e imparcial, establecido con
anterioridad por la ley, en la sustanciación de cualquier
acusación penal formulada contra ella, o para la determinación
de sus derechos y obligaciones de orden civil, laboral, fiscal o
de cualquier otro carácter.”
145
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Del anterior precepto se desprende, que los Estados no

deben interponer trabas a las personas que acudan a los jueces o a

los tribunales en busca de que sus derechos sean protegidos o

determinados. Consecuentemente, cualquier norma o medida

estatal, en el orden interno, que dificulte de cualquier manera, el

acceso de los individuos a los tribunales y que no esté justificado por

necesidades razonables de la propia administración de justicia, debe

entenderse como contraria a la citada norma convencional.

Por su parte el artículo 25 de la Convención Americana,

dispone literalmente:

“Artículo 25. Protección Judicial.

1. Toda persona tiene derecho a un recurso sencillo y

rápido o a cualquier otro recurso efectivo ante los jueces o tribunales

competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos

fundamentales reconocidos por la Constitución, la ley o la presente

Convención, aun cuando tal violación sea cometida por personas

que actúen en ejercicio de sus funciones oficiales.

2. Los Estados Partes se comprometen:

a).- A garantizar que la autoridad competente prevista

por el sistema legal del Estado decidirá sobre los derechos de toda

persona que interponga tal recurso;

b).- A desarrollar las posibilidades de recurso judicial, y


146
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

c).- A garantizar el cumplimiento, por las autoridades

competentes, de toda decisión en que se haya estimado procedente

el recurso.”

Este segundo precepto convencional, establece la

obligación positiva del Estado de conceder a todas las personas bajo

su jurisdicción, un recurso judicial efectivo contra actos violatorios de

sus derechos fundamentales, mismos que pueden estar reconocidos

en la propia Convención o por la propia ley interna.

En este contexto, la Corte Interamericana de Derechos

Humanos en jurisprudencia pronunciada en la sentencia de

veintiocho de noviembre de dos mil dos en el Caso Cantos, señaló

que la garantía de un recurso efectivo constituye uno de los pilares

básicos, no solo de la Convención Americana, sino del propio Estado

de Derecho de una sociedad democrática en el sentido de la

Convención.

Reconociendo, la misma Corte que para cumplir con lo

dispuesto por el artículo 25 de la Convención Americana no basta

con la existencia formal de los recursos, sino que estos deben ser

adecuados y efectivos para remediar la situación jurídica infringida; o

sea, cualquier norma o medida que impida o dificulte hacer uso del

recurso de que se trata, constituye una violación del derecho de

acceso a la justicia, según lo dispuesto en el artículo 25 de la

Convención.
147
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Este criterio jurisprudencial sustentado por la Corte

Interamericana es acorde al diverso artículo 29 de la propia

Convención Americana que dispone que ninguna disposición pueda

ser interpretada en el sentido de permitir suprimir el goce o ejercicio

de los derechos o limitarlos en la mayor medida.

De igual manera, en el Caso Castañeda Gutman, la

Corte Interamericana mediante sentencia de seis de agosto de dos

mil ocho, determinó que tal derecho a la protección judicial implica

que se regulen los recursos judiciales de forma tal que las personas

tengan certeza y seguridad jurídica de sus condiciones de acceso; y

a efecto de cumplir su obligación convencional de establecer en el

ordenamiento jurídico interno un recurso efectivo en los términos de

la Convención, los Estados deben promover recursos accesibles a

toda persona para la protección de sus derechos.

Destacando, la importancia de que los Estados regulen

los recursos judiciales de forma tal que las personas tengan certeza

y seguridad jurídica de sus condiciones de acceso.

En este orden de ideas, en el Estado Mexicano en la

especie, el legislador previó el acceso a la tutela jurisdiccional en la

Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo, a través

de la promoción –por parte del gobernado- del juicio de nulidad,

señalando que la instancia podrá promoverse -entre otros- a través

de la vía ordinaria o la vía sumaria, según los artículos 13 y 58-2 del

citado ordenamiento, que son del tenor literal siguiente:


148
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

“Artículo 13. El demandante podrá presentar su demanda,


mediante Juicio en la vía tradicional, por escrito ante la sala
regional competente o, en línea, a través del Sistema de Justicia
en Línea, para este último caso, el demandante deberá
manifestar su opción al momento de presentar la demanda. Una
vez que el demandante haya elegido su opción no podrá
variarla. Cuando la autoridad tenga este carácter la demanda se
presentará en todos los casos en línea a través del Sistema de
Justicia en Línea

Para el caso de que el demandante no manifieste su opción al


momento de presentar su demanda se entenderá que eligió
tramitar el Juicio en la vía tradicional.

La demanda deberá presentarse dentro de los plazos que a


continuación se indican:

I. De cuarenta y cinco días siguientes a aquél en el que se dé


alguno de los supuestos siguientes:

a) Que haya surtido efectos la notificación de la resolución


impugnada, de conformidad con lo dispuesto en esta Ley,
inclusive cuando se controvierta simultáneamente como primer
acto de aplicación una regla administrativa de carácter general.

b) Hayan iniciado su vigencia el decreto, acuerdo, acto o


resolución administrativa de carácter general impugnada
cuando sea auto aplicativa.

II. De cuarenta y cinco días siguientes a aquél en el que surta


efectos la notificación de la resolución de la Sala o Sección que
habiendo conocido una queja, decida que la misma es
improcedente y deba tramitarse como juicio. Para ello deberá
prevenir al promovente para que presente demanda en contra
de la resolución administrativa que tenga carácter definitivo.

III. De cinco años cuando las autoridades demanden la


modificación o nulidad de una resolución favorable a un
149
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

particular, los que se contarán a partir del día siguiente a la


fecha en que éste se haya emitido, salvo que haya producido
efectos de tracto sucesivo, caso en el que se podrá demandar la
modificación o nulidad en cualquier época sin exceder de los
cinco años del último efecto, pero los efectos de la sentencia,
en caso de ser total o parcialmente desfavorable para el
particular, sólo se retrotraerán a los cinco años anteriores a la
presentación de la demanda.

Cuando el demandante tenga su domicilio fuera de la población


donde esté la sede de la Sala, la demanda podrá enviarse a
través de Correos de México, correo certificado con acuse de
recibo, siempre que el envío se efectúe en el lugar en que resida
el demandante, pudiendo en este caso señalar como domicilio
para recibir notificaciones, el ubicado en cualquier parte del
territorio nacional, salvo cuando tenga su domicilio dentro de la
jurisdicción de la Sala competente, en cuyo caso, el señalado
para tal efecto, deberá estar ubicado dentro de la
circunscripción territorial de la Sala.

Cuando el interesado fallezca durante el plazo para iniciar juicio,


el plazo se suspenderá hasta un año, si antes no se ha aceptado
el cargo de representante de la sucesión. También se
suspenderá el plazo para interponer la demanda si el particular
solicita a las autoridades fiscales iniciar el procedimiento de
resolución de controversias contenido en un tratado para evitar
la doble tributación, incluyendo en su caso, el procedimiento
arbitral. En estos casos cesará la suspensión cuando se
notifique la resolución que da por terminado dicho
procedimiento, inclusive en el caso de que se dé por terminado
a petición del interesado.

En los casos de incapacidad o declaración de ausencia,


decretadas por autoridad judicial, el plazo para interponer el
juicio contencioso administrativo federal se suspenderá hasta
150
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

por un año. La suspensión cesará tan pronto como se acredite


que se ha aceptado el cargo de tutor del incapaz o
representante legal del ausente, siendo en perjuicio del
particular si durante el plazo antes mencionado no se provee
sobre su representación.”

“Artículo 58-2. Cuando se impugnen resoluciones definitivas


cuyo importe no exceda de cinco veces el salario mínimo
general vigente en el Distrito Federal elevado al año al momento
de su emisión, procederá el Juicio en la vía Sumaria siempre
que se trate de alguna de las resoluciones definitivas
siguientes:

I. Las dictadas por autoridades fiscales federales y organismos


fiscales autónomos, por las que se fije en cantidad líquida un
crédito fiscal;

II. Las que únicamente impongan multas o sanciones,


pecuniaria o restitutoria, por infracción a las normas
administrativas federales;

III. Las que exijan el pago de créditos fiscales, cuando el monto


de los exigibles no exceda el importe citado;

IV. Las que requieran el pago de una póliza de fianza o de una


garantía que hubiere sido otorgada a favor de la Federación, de
organismos fiscales autónomos o de otras entidades
paraestatales de aquélla, ó

V. Las recaídas a un recurso administrativo, cuando la recurrida


sea alguna de las consideradas en los incisos anteriores y el
importe de esta última, no exceda el antes señalado.

También procederá el Juicio en la vía Sumaria cuando se


impugnen resoluciones definitivas que se dicten en violación a
una tesis de jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de
la Nación en materia de inconstitucionalidad de Leyes, o a una
151
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

jurisprudencia del Pleno de la Sala Superior del Tribunal Federal


de Justicia Fiscal y Administrativa.

Para determinar la cuantía en los casos de los incisos I), III) y V),
sólo se considerará el crédito principal sin accesorios ni
actualizaciones. Cuando en un mismo acto se contenga más de
una resolución de las mencionadas anteriormente no se
acumulará el monto de cada una de ellas para efectos de
determinar la procedencia de esta vía.

La demanda deberá presentarse dentro de los quince días


siguientes a aquél en que surta efectos la notificación de la
resolución impugnada, de conformidad con las disposiciones
de esta Ley ante la Sala Regional competente.”

De los anteriores preceptos se advierte, que se prevé el

plazo de cuarenta y cinco días para la promoción de la vía ordinaria,

en tanto que el plazo de quince días, tratándose de la vía sumaria.

Además, que en ambas, se empieza a computar el plazo para la

promoción de la demanda de nulidad, a partir de que surte sus

efectos la notificación de la resolución determinante respectiva.

Conforme al contenido de las anteriores normas se

deben precisar dos premisas fundamentales:

a) La demanda de nulidad deberá presentarse

dentro del término precisado para la vía correspondiente

–cuarenta y cinco o quince días-; y,

b) Dicho término inicia hasta que surta sus efectos

la notificación de la resolución impugnada.


152
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Es decir, la norma procedimental en estudio establece la

garantía de acceso a la justicia para el gobernado a través de la

implementación de plazos para garantizar el derecho de ocurrir ante

la potestad jurisdiccional respectiva; sin embargo, establece como

candado para garantizar tal derecho fundamental, que la

comunicación correspondiente surta sus efectos.

En ese sentido, podemos referir que la notificación es el

acto por el cual se manda hacer del conocimiento de una persona,

alguna providencia, para que la noticia dada a la misma le repare en

perjuicio por la omisión de lo que se manda o intima, o para que le

corra término. Es un acto procesal vinculado estrechamente con la

garantía de audiencia consagrada en el artículo 14 Constitucional,

cuyo propósito fundamental es que ninguna persona pueda ser

afectada en su vida, libertad, propiedades, posesiones o derechos,

sin haber tenido la oportunidad de defenderse en forma adecuada.

De esa manera, de acuerdo a la Suprema Corte de

Justicia de la Nación, la notificación es el acto procesal por medio del

cual se crea la certeza de que el particular afectado por el acto que

notifica tuvo pleno conocimiento de él, lo que supone que su

realización no deje lugar a dudas para que aquél se encuentre en

posibilidad de defenderse del acto.

En este contexto, únicamente se puede hablar de

notificación cuando se han cumplido dos requisitos:


153
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

• El dar a conocer conforme a las reglas procesales

respectivas el acto o resolución de que se trate.

• El que surta sus efectos legales; es decir, se

generen los efectos y consecuencias jurídicas que impliquen ya sea

el acto o resolución de la notificación.

Sobre este último punto, referente a que por su

naturaleza una notificación solo puede afectar al notificado cuando

surte sus efectos o consecuencias jurídicas, la Segunda Sala de la

Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la ejecutoria que dio vida

a la tesis aislada “PROCEDIMIENTO CONTENCIOSO

ADMINISTRATIVO. EL ARTÍCULO 13, FRACCIÓN I, INCISO A), DE

LA LEY FEDERAL RELATIVA, NO VIOLA LA GARANTÍA DE

ACCESO A LA JUSTICIA (LEGISLACIÓN VIGENTE HASTA EL 10

DE DICIEMBRE DE 2010)” (Tesis 2a. LXII/2011, Novena Época,

Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta XXXIV, julio de

dos mil once, página 970), determinó que el surtimiento de efectos

obedece a la necesidad de que el destinatario de la notificación

pueda conocer debidamente el acto que se le notifica para estar en

situación de consentirlo si está de acuerdo con el mismo, o bien,

impugnarlo a través de los medios de defensa procedentes si

considera que es ilegal o inconstitucional.

Asimismo, determinó que cuando una notificación: “surte

sus efectos”, aquélla se perfecciona y a partir de entonces produce

sus consecuencias jurídicas.


154
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Por ende, sentenció que esta institución o figura jurídica

(la de surtir efectos), es distinta al acto de notificar, puesto que

mientras este consiste en hacer del conocimiento de una de las

partes determinada resolución dictada en el procedimiento

respectivo, el surtimiento de efectos es el momento procesal en que

la referida notificación empieza a tener vigencia, sirviendo en el

ámbito procesal de base para comenzar a realizar el cómputo de

cualquier término que corra a cargo de la parte notificada.

En este sentido, dicha Segunda Sala consideró que

cuando la notificación no ha surtido efectos, en los términos del

ordenamiento que la rige, no pueden legalmente computarse los

términos que la ley conceda para la interposición de los medios

de defensa que procedan en contra del acto o resolución

notificada.

De lo antes desarrollado, se infiere que una notificación

se tiene por legalmente hecha cuando ha cumplido con todos los

requisitos que el ordenamiento que lo rige señala, y es a partir de

que surte sus efectos que el notificado está en aptitud de intentar

contra la resolución notificada, los recursos o medios de defensa que

se autoricen en el orden positivo nacional.

La tesis aislada en comento, es del siguiente tenor:

“PROCEDIMIENTO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO. EL


ARTÍCULO 13, FRACCIÓN I, INCISO A), DE LA LEY FEDERAL
RELATIVA, NO VIOLA LA GARANTÍA DE ACCESO A LA
JUSTICIA (LEGISLACIÓN VIGENTE HASTA EL 10 DE
155
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

DICIEMBRE DE 2010). El artículo 17 de la Constitución Política


de los Estados Unidos Mexicanos establece, entre otras
garantías, la del derecho a la tutela jurisdiccional para que a
cualquier persona se le administre justicia por tribunales
expeditos para impartirla en los plazos que fijen las leyes,
emitiendo sus resoluciones de manera pronta, completa e
imparcial. En ese sentido, el artículo 13, fracción I, inciso a), de
la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo, al
prever que la demanda en el juicio de nulidad se presentará por
escrito directamente ante la Sala Regional competente, dentro
del plazo de 45 días siguientes a aquel en que haya surtido
efectos la notificación de la resolución impugnada, inclusive
cuando se controvierta simultáneamente como primer acto de
aplicación una regla administrativa de carácter general, no viola
la garantía de acceso a la justicia sino por el contrario, prevé
que el plazo en cuestión debe computarse a partir del día
siguiente a aquel en que surta efectos la notificación, conforme
a la ley que rija el acto reclamado, por lo que no existe
incertidumbre para el gobernado respecto del momento en que
surte efectos la comunicación del acto de autoridad, con lo que
tiene certeza del inicio del plazo que la ley le concede para
ejercer su derecho y acudir ante el tribunal competente para
hacer valer sus pretensiones.”

Luego, si el surtimiento de efectos obedece a la

necesidad de que el destinatario de la notificación pueda conocer

debidamente el acto que se le notifica para estar en situación de

consentirlo si está de acuerdo con el mismo, o bien, impugnarlo a

través de los medios de defensa procedentes si considera que es

ilegal o inconstitucional, es necesario poner de relieve cuál o cuáles

son los requisitos que la ley (que rige el acto materia de la


156
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

impugnación), establece como obligaciones de la autoridad al

momento de enterar al gobernado el acto que le notifica.

En ese tenor, cabe referirnos lo que disponen los

artículos 135 y 137, primer párrafo, del Código Fiscal de la

Federación, que señalan:

“Artículo 135. Las notificaciones surtirán sus efectos al día hábil


siguiente en que fueron hechas y al practicarlas deberá
proporcionarse al interesado copia del acto administrativo que
se notifique. Cuando la notificación la hagan directamente las
autoridades fiscales o por terceros habilitados, deberá
señalarse la fecha en que ésta se efectúe, recabando el nombre
y la firma de la persona con quien se entienda la diligencia. Si
ésta se niega a una u otra cosa, se hará constar en el acta de
notificación.

La manifestación que haga el interesado o su representante


legal de conocer el acto administrativo, surtirá efectos de
notificación en forma desde la fecha en que se manifieste haber
tenido tal conocimiento, si ésta es anterior a aquella en que
debiera surtir efectos la notificación de acuerdo con el párrafo
anterior.”

“Artículo 137. Cuando la notificación se efectúe personalmente


y el notificador no encuentre a quien deba notificar, le dejará
citatorio en el domicilio, sea para que espere a una hora fija del
día hábil siguiente o para que acuda a notificarse, dentro del
plazo de seis días, a las oficinas de las autoridades fiscales.

Tratándose de actos relativos al procedimiento administrativo


de ejecución, el citatorio será siempre para la espera antes
señalada y, si la persona citada o su representante legal no
esperaren, se practicará la diligencia con quien se encuentre en
el domicilio o en su defecto con un vecino. En caso de que
157
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

estos últimos se negasen a recibir la notificación, ésta se hará


por medio de instructivo que se fijará en lugar visible de dicho
domicilio, debiendo el notificador asentar razón de tal
circunstancia para dar cuenta al jefe de la oficina exactora.

Si las notificaciones se refieren a requerimientos para el


cumplimiento de obligaciones no satisfechas dentro de los
plazos legales, se causarán a cargo de quien incurrió en el
incumplimiento los honorarios que establezca el reglamento de
este Código.”

Por su parte, el Reglamento Interior del Instituto del

Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores en Materia de

Facultades como Organismo Fiscal Autónomo, señala en su artículo

3, fracción XXII:

“Artículo 3. El Instituto es un organismo fiscal autónomo que


cuenta con todas las facultades previstas en la Ley y el Código,
para:

[…]

XXII. Notificar las resoluciones por las que se determinen los


créditos fiscales y, en su caso, hacer efectivo su cobro a través
del procedimiento administrativo de ejecución, sujetándose a
las normas previstas sobre el particular por el Código y su
Reglamento”

Asimismo, el artículo 23 de la Ley Federal de los

Derechos del Contribuyente, dispone:

“Artículo 23. Los contribuyentes tendrán a su alcance los


recursos y medios de defensa que procedan, en los términos de
las disposiciones legales respectivas, contra los actos dictados
por las autoridades fiscales, así como a que en la notificación
de dichos actos se indique el recurso o medio de defensa
158
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

procedente, el plazo para su interposición y el órgano ante el


que debe formularse. Cuando en la resolución administrativa se
omita el señalamiento de referencia, los contribuyentes
contarán con el doble del plazo que establecen las
disposiciones legales para interponer el recurso administrativo
o el juicio contencioso administrativo.”

El análisis conjunto y sistemático de los anteriores

ordenamientos legales, pone de relieve lo siguiente:

 1.- Que el Instituto demandado tiene entre otras


facultades, la de notificar las resoluciones por las
que se determinen los créditos fiscales,
sujetándose a las normas previstas sobre el
particular por el Código y su Reglamento.
 2.- Que las notificaciones surten sus efectos el
día siguiente al de su notificación.
 3.- Que la manifestación en el sentido de conocer
el acto administrativo, surtirá efectos de notificación
en forma desde la fecha en que se manifieste
haber tenido tal conocimiento, solo cuando ésta
sea anterior a aquella en que debiera surtir efectos
la notificación.
 4.- Que los contribuyentes tienen el derecho a
que las autoridades, cuando notifiquen las
resoluciones determinantes de los créditos
respectivos, les indiquen el recurso o medio de
defensa procedente, el plazo para su interposición
y el órgano ante el que debe formularse.
 5.- Que la omisión de tal aspecto en la
resolución, provoca la duplicidad del plazo que
establecen las disposiciones legales para
interponer el recurso administrativo o el juicio
contencioso administrativo.
159
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

 Como se ve, la figura procesal del surtimiento de


efectos -conforme a las disposiciones en estudio-
va de la mano con aspectos relacionados tanto con
la temporalidad de la notificación, como con los
hechos o circunstancias que la autoridad exactora
da a conocer a través de la diligencia de mérito al
contribuyente.

De ahí que ante la falta de uno de ellos, el surtimiento de

efectos no puede emerger a la vida jurídica, constriñendo al

gobernado a acatar u observar un plazo para acceder al medio

ordinario respectivo, dado que no se dan las condiciones necesarias

para ello precisamente porque lo que se trata de salvaguardar es el

efectivo acceso a la tutela jurisdiccional y la seguridad jurídica de

dicho gobernado que ha sido objeto un procedimiento de

comprobación de obligaciones fiscales o administrativas.

Es así, porque el artículo 23 de la Ley Federal de los

Derechos del Contribuyente, contiene las siguientes prerrogativas

fundamentales:

a) Reitera el derecho que tienen los contribuyentes para

impugnar las determinaciones fiscales que les sean adversas;

señalamiento que, sin instituir o desarrollar algún medio de defensa

en específico, pretende materializar el derecho de acceso a la

justicia, consagrado en el artículo 17, párrafo segundo, de la

Constitución Federal, haciendo saber a los gobernados que pueden

combatir las resoluciones fiscales mediante el recurso administrativo


160
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

de revocación y el juicio contencioso administrativo ante el Tribunal

Federal de Justicia Fiscal y Administrativa.

b) Establece como obligación de las autoridades fiscales:

b.1) Señalar en la resolución el recurso o medio de

defensa procedente en su contra, el plazo para su interposición y el

órgano ante el que debe formularse;

b.2.) Al momento de notificar la determinación fiscal, la

autoridad debe hacer del conocimiento al contribuyente las

cuestiones referidas en el punto que antecede, relativas a la

procedencia de los medios de defensa.

En relación con el inciso b.1) que antecede, es necesario

destacar que el señalamiento de los medios de defensa en el texto

de la resolución fiscal o en la notificación, es una facultad reglada, no

discrecional, del órgano del Estado, ya que la autoridad no puede

optar por cumplir o no con la obligación legal que se le exige, según

su libre arbitrio o capricho, sino que necesariamente habrá de acatar

lo que le impone la ley, en aras de salvaguardar tanto el principio de

seguridad jurídica, como el diverso relativo al acceso a la justicia a

que nos hemos venido refiriendo.

Por ello, tal aspecto no se enmarca como un requisito de

legalidad de las notificaciones, sino de la figura procesal relativa al

surtimiento de los efectos de aquella, pues solo cuando el órgano de

estado comunica verazmente cuál era el medio o medios de defensa

procedentes, contra la determinación materia de la comunicación, y


161
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

el plazo que tiene para interponerlos, es cuando podemos decir que

aquélla se perfecciona y a partir de entonces produce sus

consecuencias jurídicas.

Así se considera, porque la Ley Federal de los Derechos

del Contribuyente tiene como finalidad -entre otras cosas- garantizar

al contribuyente el derecho a ser informado y asistido por las

autoridades fiscales y/o administrativas del Estado Mexicano, a

quienes el creador de la norma determinó que “no han sabido ser lo

suficientemente escrupulosos en el cumplimiento de las normas

fiscales”, “pese a tantas facultades de molestia y afectación contra el

contribuyente”, aspectos que derivan de la exposición de motivos de

la legislación de cuenta, al tenor de lo siguiente:

“Durante muchos años México ha sido un país en donde una


gran mayoría de sus habitantes ha carecido de cultura
tributaria.

La persistencia de un sistema de Gobierno en el que estuvo


ausente por largo tiempo el cambio democrático originó un
grave divorcio entre ese Gobierno y su pueblo. Los ciudadanos
y ciudadanas del Estado mexicano no encontraron razones para
contribuir a los gastos públicos; pues la ineficiencia y la
corrupción del sistema desalentaron crónicamente a los
contribuyentes nacionales.

Ante el cambio democrático que vive el país, es indispensable


que el Estado mexicano haga una gran convocatoria a la Nación
para fomentar el nacimiento y fortalecimiento de una cultura
contributiva que permita la progresiva incorporación voluntaria
y espontánea de los contribuyentes al Registro Federal,
permitiendo igualmente la regularización efectiva de quienes ya
162
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

se encuentran en ese padrón, pero no han sabido ser lo


suficientemente escrupulosos en el cumplimiento de las normas
fiscales.

Sucesivas reformas adoptadas por las Legislaturas Federales


se han cifrado tan sólo en dar cada vez mayores facultades
revisoras y de comprobación a las autoridades fiscales, en un
afán por conseguir mayor recaudación por el único camino de la
fiscalización y sanción a los contribuyentes. La indexación de
los impuestos, los recargos, y las sanciones que, en su
momento, llegaron a ser hasta de tres tantos de la prestación
fiscal omitida, han configurado el complejo e inequitativo
panorama del sistema fiscal mexicano, junto con las múltiples
resoluciones de las autoridades hacendarias anuladas o
dejadas sin efecto por los Tribunales Federales, en virtud de
múltiples vicios formales y de procedimiento en que
comúnmente incurren las autoridades de la Secretaría de
Hacienda y en Crédito Público.

Pese a las importantes y numerosas facultades de


comprobación de que están legalmente dotadas las autoridades
hacendarias, y que incluyen, entre otras, la presunción de
ingresos por erogaciones del contribuyente, la presuntiva de
ingresos acumulables y de base gravable, la posibilidad de
efectuar visitas domiciliarias hasta por 18 meses e incluso, en
algunos casos, por tiempo indefinido, la intervención a la caja,
la caducidad hasta por diez años de las facultades de las
autoridades fiscales, la posibilidad de la Secretaría de Hacienda
de regularizar el procedimiento de determinación de créditos en
perjuicio del contribuyente a partir de la sentencia dictada en un
medio de defensa promovido y ganado por él mismo; no han
bastado sin embargo para lograr una mayor recaudación y
actualmente, pese a tantas facultades de molestia y afectación
contra el contribuyente, México sigue teniendo un porcentaje de
163
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

recaudación de los más bajos sobre el Producto Interno Bruto,


internacionalmente comparado.

La solución simplista de dotar todavía con mayores facultades


de fiscalización a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no
puede ser la respuesta legislativa adecuada a esta grave
problemática, pues las experiencias obtenidas avalan
precisamente lo contrario. Los nuevos contribuyentes se
rehúsan a ingresar a un sistema que cada vez resulta más
riguroso y literalmente asfixiante y así México continúa siendo
uno de los países con menor porcentaje de contribuyentes
dados de alta en el Registro Federal, menos de ocho millones
en un país de más de cien millones de habitantes.

Las experiencias internacionales presentan, sin embargo, una


clara tendencia a fortalecer mejor los derechos y garantías del
contribuyente, como un medio más idóneo de incrementar la
recaudación, pues el marco de certeza jurídica y la
consagración legal y sistemática de nuevos esquemas de
defensa y protección de los contribuyentes han incidido de
manera importante en un crecimiento real y efectivo de los
ingresos tributarios, según esas mismas experiencias
internacionales. La eficiencia del Fisco federal depende de que
su incapacidad administrativa sea efectivamente sancionada,
mediante las nuevas garantías otorgadas a los sujetos pasivos
de los tributos.

Es por eso que se propone a la consideración de esta digna


Asamblea el proyecto de Ley Federal de Derechos de los
Contribuyentes y por una nueva Cultura tributaria, que ha sido
inspirado en buena parte en una exitosa legislación española.

El objetivo de la nueva ley es reconocer y enunciar de manera


sencilla los principales derechos y garantías de los
contribuyentes en sus relaciones con la Administración
Tributaria, sin desconocer, por ello, ni invalidar los derechos y
164
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

garantías de que actualmente ya vienen gozando en virtud de


las diversas leyes fiscales vigentes, principalmente el Código
Fiscal de la Federación.

La ley introduce asimismo medidas novedosas en el sistema


fiscal mexicano, principalmente con dos objetivos: permitir y
promover la incorporación de los contribuyentes, personas
físicas, al padrón tributario, garantizándoles la impunidad por
las actividades gravadas que al margen de la ley hubieran
podido venir realizando hasta antes de su inscripción y
garantizar a los contribuyentes que ya se encuentran inscritos y
que son objeto de auditorías por parte de la Secretaría de
Hacienda, la posibilidad de regularizarse de manera definitiva,
mediante un acuerdo previo con la autoridad fiscal que los
autorice para corregir su situación fiscal sin entorpecer, ni
descapitalizar su actividad productiva, efecto que actualmente
llegan a producir las visitas fiscales. Dentro de este marco, se
sanciona a la autoridad hacendaria con la negativa ficta (no
determinación de contribución omitida) si en los nuevos plazos
legales, para hacer valer sus facultades comprobatorias o emitir
la resolución determinante del crédito, no lo hace. En este
sentido se estima también que la duración prolongada y, a
veces, indefinida de las visitas de auditoría o la repetición de
varias visitas a un contribuyente sobre un mismo periodo y
contribución, práctica no ajena a las autoridades hacendarias,
promueven la falta de certeza jurídica entre los contribuyentes e
interfieren en el desarrollo de sus actividades productivas, de
las cuáles el país está tan necesitado y que no han tenido, por
cierto, hasta ahora, el mejor marco institucional y económico
para su desarrollo.

Asimismo se garantiza a las personas físicas y morales que por


primera vez incurran en una infracción de las leyes fiscales que
traiga aparejada la omisión de contribuciones una multa
165
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

mínima, en lugar de la establecida por el Código Fiscal de la


Federación.

Se estima que este tipo de medidas en lugar de afectar los ya


por ahora pobres parámetros de recaudación de la Hacienda
Pública, coadyuvarían a incrementar de manera notoria la
recaudación, ya que muchos contribuyentes están esperando
una oportunidad accesible que les permita regularizarse sin
tener que pagar los altísimos costos que hoy día representa
omitir una contribución y que en muchos casos son de tal
magnitud que aumentan hasta en mil por ciento la contribución
omitida y paralizan la actividad económica del contribuyente.

La "amnistía fiscal" se convierte en una exigencia relevante en


una sociedad que ha carecido de confianza en sus autoridades
y en la que apenas empieza a perfilarse el cambio democrático,
pero la misma debe instrumentarse no conforme a acuerdos de
facilidades parciales y temporales que sólo medran más la poca
confianza del contribuyente, sino a través de novedosos
mecanismos legales que, dictados por la doctrina tributaria
internacional, permitan la introducción de un nuevo pacto fiscal
entre los mexicanos y su Gobierno, por eso la misma ley
contiene diversas disposiciones sobre información y
transparencia del actuar hacendario.

Por las mismas razones la nueva ley preceptúa la


instrumentación de una Campaña Nacional Contributiva, que
vincule en la conciencia popular el sacrificio económico que
representa el pago de impuestos, con el crecimiento de México
y la política inquebrantable de destinar esas contribuciones al
desarrollo social y al servicio público de la Nación.

La ley que se propone a la consideración de esta Legislatura


tiene, entre otras ventajas, no requerir la creación de nuevos
órganos administrativos a efecto de llevar a cabo su aplicación
y observancia, lo que no es beneficio menor en un Estado que
166
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

precisamente sufre por lo menguado de sus Finanzas Públicas;


sin embargo la ley se refiere y correlaciona con la propuesta
legislativa que ya existe para establecer la Procuraduría o
Instituto de Defensa del Contribuyente, dando así un mayor
contenido y eficacia a la creación del mismo.

Si bien la nueva ley, salvo en los aspectos comentados,


conserva intactas el conjunto de facultades con que hoy cuenta
la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para fiscalizar a los
contribuyentes, se estima que no podrá ser únicamente a través
de la política fiscalizadora y sancionadora, que tiene su peor
expresión en el llamado "terrorismo fiscal" como podrá lograrse
la contribución efectiva del pueblo mexicano a soportar las
cargas fiscales indispensables para los gastos públicos, y que
es de importancia política inaplazable, la efectiva convocatoria
de ese Estado a su pueblo para que al recomponer la relación
jurídico- tributaria en un marco de confianza, buena fe y acogida
a los nuevos contribuyentes y a los contribuyentes
regularizados, se finque un pilar indispensable del nuevo pacto
social que permitirá la prevalencia de la Justicia y la
modernización de la sociedad mexicana.”

De lo anterior, se puede colegir que dicha legislación

tiene como principal objetivo el reconocer y enunciar de manera

sencilla los principales derechos y garantías de los contribuyentes en

sus relaciones con la Administración Tributaria, sin desconocer los

que existen en diversas legislaciones.

Asimismo, pretende permitir y promover la incorporación

de los contribuyentes, personas físicas, al padrón tributario,

garantizándoles la impunidad por las actividades gravadas que al

margen de la ley hubieran podido venir realizando hasta antes de su


167
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

inscripción y garantizar a los contribuyentes que ya se encuentran

inscritos y que son objeto de auditorías por parte de la Secretaría de

Hacienda, la posibilidad de regularizarse de manera definitiva,

mediante un acuerdo previo con la autoridad fiscal que los autorice

para corregir su situación fiscal sin entorpecer, ni descapitalizar su

actividad productiva, efecto que actualmente llegan a producir las

visitas fiscales.

Igualmente, reconoce que el Estado Mexicano conserva

intactas el conjunto de facultades con que hoy cuenta para fiscalizar

a los contribuyentes a través de la política fiscalizadora y

sancionadora, que tiene su peor expresión en el llamado "terrorismo

fiscal"; sin embargo, estatuye como un derecho a favor del

gobernado para soportar las cargas fiscales indispensables para los

gastos públicos, se finque un pilar indispensable del nuevo pacto

social que permitirá la prevalencia de la Justicia y la modernización

de la sociedad mexicana.

No obstante, como se señaló párrafos arriba, el propio

artículo 23 de la Ley Federal de los Derechos del Contribuyente

prevé el supuesto de que ante la omisión de la autoridad demandada

de indicar al contribuyente el recurso o medio de defensa

procedente, el plazo para su interposición y el órgano ante el que

debe formularse; lo procedente será provocar la duplicidad del plazo

que establecen las disposiciones legales para interponer el recurso

administrativo o el juicio contencioso administrativo.


168
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Ahora bien, teniendo de marco las anteriores

consideraciones referentes al derecho a un efectivo acceso a la

justicia en general, y dentro del juicio contencioso administrativo; así

como lo relativo a la notificación y como surte efectos para el

cómputo del plazo para la interposición de la demanda de nulidad; lo

pertinente es ilustrar como en la especie la autoridad demandada

señaló en la parte final de la resolución impugnada, que el término

con que contaba el contribuyente para promover el juicio era de

cuarenta y cinco días.

En efecto, a foja 33 del juicio de nulidad, se puede

advertir en la parte conducente de la resolución impugnada, lo

siguiente:

“La presente resolución se le notifica en los términos y


formalidades que establecen los artículos 38 y 134 del Código
Fiscal de la Federación, y por las personas acreditadas para el
caso como lo dispone el artículo 3°, fracción X, del Reglamento
Interior del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores
en Materia de Facultades como Organismo Fiscal Autónomo,
haciendo de su conocimiento que de conformidad con lo
establecido en los artículos 52 y 54 de la Ley del Instituto del
Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, la
considera lesiva de sus derechos podrá interponer recurso de
inconformidad ante la Comisión de Inconformidades de este
instituto, dentro del plazo de quince días hábiles, contados a
partir de la fecha de notificación del presente, acorde a lo
dispuesto en los artículos 7°, 9° y 24 del Reglamento de la citada
Comisión, o bien, acudir directamente ante el Tribunal Federal
de Justicia Fiscal y Administrativa, en un plazo de 45 días,
contados a partir de la fecha en que surta efectos la notificación
169
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

del presente, acorde a lo establecido en el artículo 13, fracción I,


inciso a), de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso
Administrativo, publicada en el Diario Oficial de la Federación el
1° de diciembre de 2005 y en vigor a partir del 1° de enero de
2006. No omitiendo señalarle, que en caso de solicitar la
suspensión del procedimiento administrativo de ejecución
deberá garantizar el interés fiscal en los términos previstos en
los artículos 141, 142, 143 y 144 del Código Fiscal de la
Federación y demás disposiciones aplicables.”

De la anterior transcripción se evidencia que la autoridad

demandada Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los

Trabajadores, informó de manera errónea a la ahora quejosa, que

contaba con el término de cuarenta y cinco días para promover el

juico contencioso administrativo -vía ordinaria-, y no el de quince

días relativo a la vía sumaria.

Dicha actuación de la autoridad, cuando informa de

manera equivocada cual es el medio ordinario de defensa que el

contribuyente tiene para impugnar su decisión, o cuando establece

un plazo erróneo para acceder a la tutela jurisdiccional, no puede

tener otra sanción, que el que no se surtan los efectos de la

notificación de la resolución determinante del crédito fiscal.

Es así, porque la principal garantía a favor del gobernado

que tutela la Ley Federal de los Derechos del Contribuyente, es

precisamente el derecho a ser informado y asistido por las

autoridades fiscales en el cumplimiento de sus obligaciones

tributarias, así como del contenido y alcance de las mismas; por

ende, cuando la autoridad demandada, en la resolución


170
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

determinante del crédito o su notificación equivoca (aún sin dolo), la

información a la que está constreñida en proporcionar;

evidentemente no surte sus efectos la comunicación oficial de

cuenta, pues no existe veracidad en la información y asistencia

técnica que el Estado Mexicano está conferido a garantizar al

gobernado, a fin de brindarle seguridad jurídica y pleno acceso a la

justicia.

Lo anterior se encuentra sólidamente reforzado al tomar

en cuenta que la omisión de asistir al contribuyente o proporcionarle

determinada información, lo que provoca es que dicho gobernado

tenga que realizar la labor informativa que el legislador federal

trasladó a las autoridades administrativas -como facultad reglada-;

sin embargo, no crea en él una falsa concepción acerca de la forma

en que podrá acceder a la tutela jurisdiccional, lo cual -a todas luces-

sucede cuando le mal informa del medio o recurso ordinario

procedente contra determinada determinación, o cuando establece

un plazo que no es acorde a tal situación de derecho.

En efecto, es verdad que en ambos casos la actuación

del ente moral oficial genera inseguridad jurídica, la cual, dicho sea

de paso, se trató de eliminar con la emisión de la Ley Federal de los

Derechos del Contribuyente; sin embargo, este Tribunal Colegiado

considera que la situación que prevalece en el presente asunto es de

mayor entidad o gravedad, es decir, cuando la autoridad en sede

administrativa determina puntual e indefectiblemente la existencia o


171
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

procedencia de un medio de defensa que a la postre el órgano

jurisdiccional correspondiente señalará que es improcedente.

Así se considera, porque su actuación como autoridad

viene precedida con la fuerza que genera una presunción de

legalidad, lo que -en teoría- genera certeza en el ánimo del

gobernado, por tanto, por mayoría de razón, es obvio que se

acogerá a lo que establece la autoridad en el acto reclamado o en su

notificación.

De manera, que no se puede equiparar la sanción

establecida en el artículo 23 de la Ley en comento, con la inexacta

asistencia técnica brindada por la autoridad demandada, pues se

considera que no se dan las condiciones para construir la norma a

través de la aplicación análoga de tal porción normativa, pues no se

tratan de situaciones semejantes.

Para concluir de esa manera, es necesario partir de lo

dispuesto en el artículo 14 de la Constitución Política de los Estados

Unidos Mexicanos, que literalmente establece:

“Artículo 14. A ninguna ley se dará efecto retroactivo en


perjuicio de persona alguna.

Nadie podrá ser privado de la vida, de la libertad o de sus


propiedades, posesiones o derechos, sino mediante juicio
seguido ante los tribunales previamente establecidos, en el que
se cumplan las formalidades esenciales del procedimiento y
conforme a las leyes expedidas con anterioridad al hecho.
172
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

En los juicios del orden criminal queda prohibido imponer, por


simple analogía, y aun por mayoría de razón, pena alguna que
no esté decretada por una ley exactamente aplicable al delito de
que se trata.

En los juicios del orden civil, la sentencia definitiva deberá ser


conforme a la letra o a la interpretación jurídica de la ley, y a
falta de ésta se fundará en los principios generales del
derecho.”

El precepto constitucional transcrito establece, en su

cuarto párrafo, que en los juicios del orden civil la sentencia se

dictará conforme a la letra o la interpretación jurídica de la ley y, a

falta de ella, con base en los principios generales del derecho. Tal

disposición incluye, entre otras, dentro de la expresión “juicios del

orden civil” a los procesos relativos a las materias laboral, mercantil,

familiar y administrativa, pues el Legislador Constituyente la utilizó

en contraposición de lo dispuesto en el párrafo tercero del mismo

artículo 14, en que se refiere a los “juicios del orden criminal”.

La regla contenida en el artículo 14, cuarto párrafo,

constitucional, a que se ha hecho referencia, debe aplicarse no

solamente para resolver aquellos casos en que al dictar una

sentencia definitiva no existe una norma jurídica aplicable al caso,

sino también para resolver todos aquellos problemas que se

presenten durante la tramitación de un proceso y que tampoco sean

regulados por una norma específica, en atención a que el cuarto

párrafo del artículo 14 constitucional tiene su antecedente inmediato

en el artículo 20 de los Códigos Civiles de mil ochocientos ochenta y


173
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

cuatro y mil ochocientos setenta, de los cuales, el último establecía

lo siguiente: “Cuando no se pueda decidir una controversia judicial ni

por el texto ni por el sentido natural o espíritu de la ley, deberá

decidirse según los principios generales de derecho, tomando en

consideración todas las circunstancias del caso”.

De lo anterior puede inferirse que esa disposición podía

aplicarse a cualquier problema surgido durante la tramitación de “una

controversia judicial”; por tanto, si el artículo 14 Constitucional ofrece

una solución para el acto jurídico procesal por antonomasia, como lo

es la sentencia, y faculta al Juez para acudir a la interpretación de la

ley y a los principios generales del derecho, por identidad de razón,

igual solución debe darse cuando dicha situación, es decir, la falta de

ley, se presente durante el desenvolvimiento del proceso, como

cuando se refiere a las notificaciones que se dictan dentro de aquél.

Precisado lo anterior, y con el objeto de poner de relieve

que en el caso no ha lugar a acudir a la figura de la analogía, es

pertinente señalar que esta nace precisamente como un ejercicio

interpretativo autorizado por el referido artículo 14 de la Constitución

Federal, el cual -incluso- faculta a observar los principios generales

del derecho.

Ahora bien, interpretación proviene del latín interpretatio

y éste, a su vez, del verbo interpretor que significa “servir de

intermediario” o “venir en ayuda de”, de lo que se sigue “explicación”

o “esclarecimiento”. Interpretar quiere decir desentrañar el


174
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

significado de una cosa y, tratándose de la ley, lo que se busca

desentrañar es el espíritu de ella.

Toda ley debe expresar un pensamiento en forma tal que

valga como norma. Quien interprete, pues, una ley, debe analizar el

pensamiento contenido en la ley, debe investigar el contenido de la

ley. Interpretación es lo primero: reconstrucción del contenido de la

ley.

En cierta medida, la interpretación parte de la idea de

que un sistema jurídico, en sí mismo, es completo y congruente y,

por lo mismo, no permitiría la existencia de una laguna, la cual, si

llegare a presentarse, sería sólo en apariencia, pues otra norma

jurídica tendría que regular el supuesto aparentemente no regulado.

Uno de los instrumentos de que se vale la interpretación para dar

coherencia al sistema jurídico es la analogía.

Analogía proviene del griego analogía, compuesto de

aná “conforme a” y de lógos “razón” o “medida” y significa relación

de semejanza entre cosas distintas. En el ámbito del derecho, el

“argumento por analogía” o “el procedimiento argumentativo permite

trasladar la solución prevista para un determinado caso, a otro caso

distinto, no regulado por el ordenamiento jurídico, pero que es

semejante al primero”.

Consecuentemente, el empleo del argumento por

analogía se encuentra sujeto a los siguientes requisitos:


175
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

 a). Que un ordenamiento jurídico presente una


laguna o, como se vio con anterioridad, una laguna
aparente, respecto de un caso no regulado.
 b). La existencia de otra norma jurídica que regule
un caso semejante al que carece de regulación.
Este requisito tiene importancia en tanto que la
semejanza que existe entre uno y otro caso debe
radicar en los elementos jurídicamente relevantes y
no en aquellos accidentales o accesorios. Debe
tenerse en cuenta el objeto y la finalidad de la
norma.
 c). La inexistencia de una voluntad del legislador
contraria a la aplicación analógica. Debe
recordarse que en nuestro sistema jurídico
nacional, la ley es la fuente más importante de
derecho, de manera que el uso del argumento por
analogía puede limitarse por una prohibición
expresa del legislador en ese sentido o bien por la
limitación que se haga del ámbito de aplicación de
una norma que excluyera su extensión a los casos
análogos.

Entendida en ese sentido, es decir, como la aplicación de

las consecuencias jurídicas previstas para un supuesto a otro que

resulta semejante, la analogía puede asimilarse a la supletoriedad, la

cual consiste, precisamente, en la aplicación complementaria de una

ley respecto de otra y que, en doctrina, suele ser conocida como

“integración interpretativa del derecho”, que no es otra cosa que la

aplicación supletoria de usos, costumbres y principios generales del

derecho contenidos en otros ordenamientos, que permitan colmar el

vacío existente.
176
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Sin embargo, como se adelantó, en el presente caso no

se considera que exista semejanza de elementos jurídicamente

relevantes en ambos supuestos, ello si parte de la idea, de los

efectos que causa cada uno.

En efecto, la omisión y el hecho de comunicar al

gobernado aspectos legales de manera inexacta, en modo alguno

son actos que guarden similitud, pues la omisión constituye un no

hacer, abstenerse de brindar un servicio público obligado para la

autoridad exactora (acto negativo).

Así es, el legislador federal -en términos de la exposición

de motivos de la legislación de los derechos del contribuyente- se

encuentra preocupado porque no se transgredan los derechos

mínimos de cualquier contribuyente, como lo es su garantía de

certeza jurídica, de ahí que haya ideado mecanismos tendentes a

salvaguardar tal elemento fundamental y un verdadero acceso a la

justicia, mediante la asistencia jurídica de los expertos en la materia,

como lo son las autoridades administrativas demandadas.

Por ende, estableció que cuando dicha potestad fiscal o

administrativa determina un crédito y omite informar al contribuyente

del o los medios de defensa y los plazos de los que goza para acudir

a ella, establece un beneficio para el justiciable y una sanción para la

autoridad que eventualmente será demandada, que es precisamente

que la prescripción de la acción de nulidad se duplique a favor de


177
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

aquel, en lugar de que el plazo fatal concluya por sus cauces

naturales.

En cambio, en el segundo caso, se trata de un acto

positivo de la autoridad fiscal o administrativa que brinda de manera

deficiente el referido servicio de asistencia técnica; por ende, es que

no se considere acertada la aplicación análoga de la hipótesis

(sanción) contenida en la parte final del artículo 23 de la Ley Federal

de los Derechos del Contribuyente, pues en la omisión, el

contribuyente tendrá que buscar la asistencia técnica que el Estado

Mexicano a través de sus órganos fiscalizadores -por abstención- le

negaron al contribuyente.

De ahí, que no sea aplicable al caso tal hipótesis

sancionadora, precisamente porque la comunicación de datos falsos

no merece la ampliación del plazo prescriptivo, sino un efecto

procesal diferente, relacionado con el surtimiento de efectos de las

notificaciones a fin de que no se sujete al justiciable a un plazo

determinado para acceder a un medio ordinario de defensa, debido a

que no se han dado las condiciones procesales necesarias para ello,

ya que -por un elemental aspecto de justicia- no puede surtir efecto

alguno en la esfera de derecho del gobernado el señalamiento

erróneo de la autoridad sobre qué medio de defensa es el idóneo,

porque desde ese momento lo vincula (de forma errónea) a seguir un

procedimiento que a la postre será declarado improcedente.


178
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

De ahí que esta hipótesis sea, incluso, hasta de mayor

trascendencia negativa para el gobernado, pues permea en aspectos

relacionados con la denegación de justicia, a diferencia de la omisión

de mérito, en la que el ciudadano tendrá que buscar la asistencia

particular para tal efecto, en aquel caso, la autoridad lo vincula a

acceder a un medio de defensa improcedente.

Luego, si la Sala responsable -para iniciar a computar el

plazo para la presentación de la demanda- tomó el día que en su

concepto surtió efectos la notificación de la resolución administrativa

impugnada, no obstante que la autoridad demandada había

señalado un plazo incorrecto, tal proceder no se comparte.

Es así porque tal determinación deja en estado de

indefensión a la actora quejosa, pues constituye un obstáculo al

efectivo acceso a la justicia; ya que al no existir las condiciones

procesales para que surta sus efectos la notificación tal como se ha

razonado, dicho término perentorio no puede empezar a correr y, por

lo mismo, no debe de tomarse como punto de partida para computar

el plazo con que cuenta el actor para la promoción del juicio de

nulidad ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa.

Las anteriores consideraciones son acordes al control de

convencionalidad y a los principios de interpretación conforme y pro

persona, contemplados en los artículos 1 y 133 de la Constitución

Política de los Estados Unidos Mexicanos, mismos que en lo

conducente establecen:
179
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

“Artículo 1. En los Estados Unidos Mexicanos todas las


personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en
esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el
Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su
protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse,
salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución
establece.

Las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán


de conformidad con esta Constitución y con los tratados
internacionales de la materia favoreciendo en todo tiempo a las
personas la protección más amplia.

Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias,


tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar
los derechos humanos de conformidad con los principios de
universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad.
En consecuencia, el Estado deberá prevenir, investigar,
sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en
los términos que establezca la ley (…)”.

“Artículo 133. Esta Constitución, las leyes del Congreso de la


Unión que emanen de ella y todos los Tratados que estén de
acuerdo con la misma, celebrados y que se celebren por el
Presidente de la República, con aprobación del Senado, serán la
Ley Suprema de toda la Unión. Los jueces de cada Estado se
arreglarán a dicha Constitución, leyes y tratados, a pesar de las
disposiciones en contrario que pueda haber en las
Constituciones o leyes de los Estados.”

Del primer precepto constitucional se advierte que, todas

las autoridades del país, dentro del ámbito de sus competencias, se

encuentran obligadas a velar no solo por los derechos humanos

contenidos en la Constitución Federal, sino también por aquellos


180
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

previstos en los instrumentos internacionales celebrados por el

Estado Mexicano, adoptando la interpretación más favorable al

derecho humano de que se trate, lo que se conoce en la doctrina

como principio pro persona. En tanto, que del segundo numeral se

advierte que, los tratados internaciones, una vez que han sido

aprobados y ratificados, forman parte del ordenamiento interno.

De una interpretación armónica y sistemática de ambos

preceptos, se desprende que los juzgadores federales al resolver los

asuntos de su competencia deben realizar un control de

convencionalidad ex officio en materia de derechos humanos.

Efectivamente, así se sostuvo por el Pleno de la

Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la tesis aislada

P.LXVII/2011(9ª.), que surgiera del expediente Varios 912/2011 en

atención a la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos

Humanos en el caso Radilla Pacheco, la cual es del tenor literal

siguiente:

“CONTROL DE CONVENCIONALIDAD EX OFFICIO EN UN


MODELO DE CONTROL DIFUSO DE CONSTITUCIONALIDAD. De
conformidad con lo previsto en el artículo 1o. de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos, todas las
autoridades del país, dentro del ámbito de sus competencias, se
encuentran obligadas a velar no sólo por los derechos humanos
contenidos en la Constitución Federal, sino también por
aquellos contenidos en los instrumentos internacionales
celebrados por el Estado Mexicano, adoptando la interpretación
más favorable al derecho humano de que se trate, lo que se
conoce en la doctrina como principio pro persona. Estos
181
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

mandatos contenidos en el artículo 1o. constitucional,


reformado mediante Decreto publicado en el Diario Oficial de la
Federación de 10 de junio de 2011, deben interpretarse junto
con lo establecido por el diverso 133 para determinar el marco
dentro del que debe realizarse el control de convencionalidad ex
officio en materia de derechos humanos a cargo del Poder
Judicial, el que deberá adecuarse al modelo de control de
constitucionalidad existente en nuestro país. Es en la función
jurisdiccional, como está indicado en la última parte del artículo
133 en relación con el artículo 1o. constitucionales, en donde
los jueces están obligados a preferir los derechos humanos
contenidos en la Constitución y en los tratados internacionales,
aun a pesar de las disposiciones en contrario que se
encuentren en cualquier norma inferior. Si bien los jueces no
pueden hacer una declaración general sobre la invalidez o
expulsar del orden jurídico las normas que consideren
contrarias a los derechos humanos contenidos en la
Constitución y en los tratados (como sí sucede en las vías de
control directas establecidas expresamente en los artículos 103,
105 y 107 de la Constitución), sí están obligados a dejar de
aplicar las normas inferiores dando preferencia a las contenidas
en la Constitución y en los tratados en la materia.”

Lo anterior, aunado a que este Tribunal Colegiado

acorde al principio de interpretación conforme considera que se debe

interpretar las normas, buscando la protección más amplia del

gobernado.

Bajo tal contexto, este Órgano de Control de Derechos

Humanos, disiente del criterio sustentado por el Primer Tribunal

Colegiado en Materia Administrativa del Sexto Circuito, en la tesis

VI.1o.A.19 A (10a.), que se encuentra visible en el Semanario


182
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Judicial de la Federación y su Gaceta, Décima Época, libro VII, abril

de dos mil doce, Tomo 2, página 1724, que es del tenor literal

siguiente:

“DERECHO HUMANO DE PROTECCIÓN JUDICIAL PREVISTO


EN EL ARTÍCULO 25 DE LA CONVENCIÓN AMERICANA SOBRE
DERECHOS HUMANOS. CON EL OBJETO DE TUTELARLO Y A
PARTIR DE UNA INTERPRETACIÓN PRO PERSONAE O PRO
HOMINE DEL ARTÍCULO 23 DE LA LEY FEDERAL DE LOS
DERECHOS DEL CONTRIBUYENTE, EL TÉRMINO PARA
PROMOVER EL JUICIO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO
FEDERAL EN LA VÍA SUMARIA, DEBE DUPLICARSE SI LA
AUTORIDAD FISCAL INFORMA INEXACTAMENTE AL
CONTRIBUYENTE, EN LA RESOLUCIÓN QUE LE NOTIFICA,
QUE DISPONE DEL DIVERSO RELATIVO A LA VÍA ORDINARIA.
El artículo 1o. de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos establece la obligación de analizar el contenido y
alcance de los derechos humanos a partir del principio pro
personae o pro homine. Por su parte, el ordenamiento jurídico
mexicano, con el objeto de asegurar la accesibilidad a los
recursos efectivos que garanticen el derecho humano de
protección judicial contenido en el artículo 25 de la Convención
Americana sobre Derechos Humanos, prevé en el artículo 23 de
la Ley Federal de los Derechos del Contribuyente la obligación
de las autoridades fiscales de indicar al particular, al notificarle
los actos que emitan, el término con que cuenta para la
interposición de los medios de defensa a través de los cuales
puede combatirlos, entre otros elementos que debe informarle,
e indica como consecuencia normativa para el caso de que en la
resolución correspondiente se omita tal señalamiento, que los
contribuyentes contarán con el doble del término que
establecen las disposiciones legales para interponer, según el
caso, el recurso administrativo o el juicio contencioso
183
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

administrativo federal. Por tanto, si la autoridad fiscal asienta en


forma inexacta en el acto notificado que el contribuyente, para
promover el juicio de nulidad, dispone del término de cuarenta y
cinco días que prevé el artículo 13 de la Ley Federal de
Procedimiento Contencioso Administrativo, relativo al
procedimiento ordinario, a pesar de que la vía procedente sea la
sumaria, dado el importe de la resolución en cuestión, y que en
consecuencia el término que en realidad deba observarse en el
caso particular sea el diverso de quince días previsto en el
artículo 58-2 del propio ordenamiento legal; debe concluirse,
efectuando la interpretación del invocado artículo 23 de la Ley
Federal de los Derechos del Contribuyente que más beneficie al
particular en relación con la tutela del derecho humano de
protección judicial, que el proceder irregular de la autoridad
fiscal implica una afectación al gobernado de idéntico alcance al
de haber omitido en su totalidad informarle sobre cuáles son los
medios de defensa de que dispone para combatir tales actos y
el término legal para hacerlos valer, pues en ambas hipótesis el
proceder de la autoridad opera en detrimento de la accesibilidad
del recurso, por lo que debe aplicarse la consecuencia prevista
en esta última norma legal y tomar en consideración, para
determinar la oportunidad de la demanda de nulidad, el término
de treinta días, derivado de la duplicación del lapso de quince
que prevé el citado artículo 58-2 de la Ley Federal de
Procedimiento Contencioso Administrativo.”

Como se ve, dicho Tribunal Colegiado considera que el

señalamiento erróneo de la autoridad demandada en la resolución

determinante del crédito fiscal del medio ordinario de defensa y/o su

plazo tienen como consecuencia que se duplique el plazo de la vía

correcta; aspecto que -como quedó de manifiesto- no se comparte,

pues se considera que la hipótesis prevista en la parte final del


184
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

artículo 23 de la Ley Federal de los Derechos del Contribuyente no

es de aplicación analógica cuando la autoridad determinante del

crédito fiscal comunica erróneamente la procedencia de una vía que

a la postre será calificada de improcedente por el Órgano

Jurisdiccional correspondiente.

Atento a lo anterior, instrúyase al Secretario de Tesis

de este Tribunal para que proceda al trámite correspondiente

para hacer la denuncia de la posible contradicción de tesis ante

la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en términos de lo

dispuesto por los artículos 196 y 197-A de la Ley de Amparo.

En tal virtud, como se adelantó, lo procedente en el caso

es conceder el Amparo y Protección de la Justicia Federal a la

quejosa, para que, con fundamento en el artículo 80 de la Ley de

Amparo, el tribunal responsable:

1).- Deje insubsistente la sentencia reclamada.

2).- En su lugar, dicte otra en la que:

2.1.).- Tome en cuenta las consideraciones esbozadas

por este Tribunal Colegiado respecto al tema relacionado con la

aplicación por analógica del artículo 23 de la Ley Federal de los

Derechos del Contribuyente.

2.2).- Con base en ellos, determine que el hecho de que

en la resolución determinante del crédito no se haya informado

verazmente al contribuyente de cuál o cuáles eran los medios


185
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

ordinarios de defensa que procedían en su contra, tiene como

consecuencia que la notificación de la citada resolución no surtió sus

efectos y, por ende, el plazo de la vía correcta no se pudo

contabilizar en detrimento de la quejosa.

En este contexto, resulta innecesario proceder al estudio

del resto de los conceptos de violación, pues aun resultando

fundados no podrían generar un mayor beneficio para el quejoso, de

lo ya alcanzado en la medida de la concesión del amparo.

Es aplicable al respecto, la jurisprudencia P./J.3/2005,

emitida también por el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la

Nación, visible en el Semanario Judicial de la Federación y su

Gaceta, Novena Época, tomo XXI, febrero de 2005, página 5, cuyo

rubro y texto establecen:

“CONCEPTOS DE VIOLACIÓN EN AMPARO DIRECTO. EL


ESTUDIO DE LOS QUE DETERMINEN SU CONCESIÓN DEBE
ATENDER AL PRINCIPIO DE MAYOR BENEFICIO, PUDIÉNDOSE
OMITIR EL DE AQUELLOS QUE AUNQUE RESULTEN
FUNDADOS, NO MEJOREN LO YA ALCANZADO POR EL
QUEJOSO, INCLUSIVE LOS QUE SE REFIEREN A
CONSTITUCIONALIDAD DE LEYES. De acuerdo con la técnica
para resolver los juicios de amparo directo del conocimiento de
los Tribunales Colegiados de Circuito, con independencia de la
materia de que se trate, el estudio de los conceptos de violación
que determinen su concesión debe atender al principio de
mayor beneficio, pudiéndose omitir el de aquellos que, aunque
resulten fundados, no mejoren lo ya alcanzado por el quejoso,
inclusive los que se refieren a constitucionalidad de leyes. Por
tanto, deberá quedar al prudente arbitrio del órgano de control
186
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

constitucional determinar la preeminencia en el estudio de los


conceptos de violación, atendiendo a la consecuencia que para
el quejoso tuviera el que se declararan fundados. Con lo
anterior se pretende privilegiar el derecho contenido en el
artículo 17, segundo párrafo, de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos, consistente en garantizar a los
ciudadanos el acceso real, completo y efectivo a la
administración de justicia, esto es, que en los diversos asuntos
sometidos al conocimiento de los tribunales de amparo se
diluciden de manera preferente aquellas cuestiones que
originen un mayor beneficio jurídico para el gobernado,
afectado con un acto de autoridad que al final deberá ser
declarado inconstitucional.”

Por lo expuesto y fundado; y con apoyo además en los

artículos 77, 78 y 80 de la Ley de Amparo, así como 35 y 37 de la

Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, se resuelve:

PRIMERO.- La Justicia de la Unión AMPARA Y

PROTEGE a **********, contra el acto de la Sala Regional del Golfo

Norte del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, con

residencia en esta ciudad, consistente en la sentencia de veinticinco

de enero de dos mil doce, dictada en el juicio de nulidad **********,

para los efectos precisados en la parte final del último considerando

de la presente ejecutoria.

SEGUNDO.- Denúnciese la posible contradicción de

tesis respecto del criterio sustentado por el Primer Tribunal

Colegiado en Materia Administrativa del Sexto Circuito, con el criterio

sostenido en la presente ejecutoria.


187
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

Notifíquese; con testimonio de la presente resolución

devuélvanse los autos al lugar de su procedencia y, en su

oportunidad, archívese el expediente como asunto concluido.

Así lo resolvió este Segundo Tribunal Colegiado en

Materias Administrativa y Civil del Decimonoveno Circuito, por

unanimidad de votos de los Magistrados Gonzalo Higinio Carrillo De

León y Sergio Ibarra Valencia, así como el licenciado Jesús Martínez

Vanoye, Secretario de Tribunal autorizado para desempeñar

interinamente las funciones de Magistrado de Circuito, en términos

de lo dispuesto en el artículo 81, fracción XXII, de la Ley Orgánica

del Poder Judicial de la Federación, en relación con el diverso 52,

fracción V, del Acuerdo General del Pleno del Consejo de la

Judicatura Federal, que reglamenta la organización y funcionamiento

del propio Consejo, lo que se acordó en sesión celebrada el ocho de

noviembre de dos mil once, por la Comisión de Carrera J udicial del

Consejo de la Judicatura Federal, en tanto el Pleno de dicho Consejo

adscriba magistrado que integre este tribunal; siendo presidente y

ponente el primero de los nombrados, quien firma hoy veintisiete de

septiembre de dos mil doce, en que lo permitieron las labores de

este Órgano Colegiado, con el Secretario de Acuerdos, que autoriza

y da fe.
188
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL

LICENCIADO GONZALO HIGINIO CARRILLO DE LEÓN.


MAGISTRADO PRESIDENTE Y PONENTE.

LICENCIADO JOSÉ LUIS SALAZAR PARTIDA.


SECRETARIO DE ACUERDOS.

PROYECTÓ Y COTEJÓ: Licenciado **********


M’GHCL/L’CLCL/csch*

--------- El suscrito Secretario de Acuerdos del Segundo Tribunal


Colegiado en Materias Administrativa y Civil del Decimonoveno
Circuito, hace constar y certifica: Que la presente foja corresponde a
la parte final de la ejecutoria dictada en el Amparo Directo 237/2012
Fiscal, promovido por **********. - Doy fe.--------------

LIC. JOSÉ LUIS SALAZAR PARTIDA.


EL SECRETARIO DE ACUERDOS
189
AMPARO DIRECTO 237/2012 FISCAL
El licenciado(a) Iliana Fabricia Contreras Perales, hago constar y certifico que en
términos de lo previsto en los artículos 8, 13, 14, 18 y demás conducentes en lo
relativo de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública
Gubernamental, en esta versión pública se suprime la información considerada
legalmente como reservada o confidencial que encuadra en el ordenamiento
mencionado. Conste.