Está en la página 1de 5
PUJOL Maura, Ma. Antonia, «Un método de aprendizaje» en: Cuadernos de pe. dagogia, No. 145, Fontalba, Esparia, 1987, pp. 13-15 -2849- UN METODO DE APRENDIZAJE Una retlexién acerca de la utilizacior de los talleres como metodologia alternativa basada en los intereses y en la actividad de! alumno. NTONIA PUJOL MAURA En estos momentos se ha Puesto muy de moda esie tipo de organizacién y os evidente que tiene unas grandes po- sibilidades, pero hay que ser cons. ciente de que no es la Unica manera, ila solucién para el completo dosa- rrollo del proceso educative. La ensefianza solo pusde ser truc- tifera con un trabajo activo por parte Ge los escolares en e! plano docente. De ahi que todos los maestros sion- tan necesidad de crear unas condi- ciones Sptimas para que sus alum- os realicen el proceso de aprendiza- je de una manera satistactoria. La importancia de este aspecto es conocida desde hace mucho tiempo. ‘Ya_en su época, Comenius decia: sHay que despertar en los nifios, por toges los medio posibles, 6! ardoroso atan de saber y estudiar. Y con este afan de encontrar nue. vas formas metodolégicas, los edu- cadores nos preguntamos: La qué os. ‘dedido que no todos fos alumnos de una misma clase realicen los aprendi- zajes: de a misma forma, ni en oi mismo tempo? De ta motivacién # Ia planificacién Muy a menudo, la causa radica en que los maestros no siempre logra- mos despertar en nuestros alumnos, @! grado de atencién deseado mi el afan de aprender. Dicho de ovo Auncones y taleres, dos propuestas complement modo, ne siempre se consigue esti- Asefianza, lo cual sue! falta de ' terés, de atencién y, por tanto, al .racaso en ol proceso de aprendizaje. La tarea del maestro de- era consistir en encauzar el deseo do aprender de los nihos, motivando- les y organizando su actividad esco- lar, de forma que su deseo pueda ser complacido, y elevar, a mismo po, Su grado de participacion, auto- Romia e interés La motivacién es una conoicion pri- mordial para un posterior aprendiza- conducie @ 285 je. Cuanto mas pequefo es ot nifio, més se apoya la ensenanza en la motivacién y atencién involuntaria: con el tiempo. y a partir de este desarrollo de. las capacidades voliti- vas. ol alumno podra. cada vez mds. salizar los aprendizajes sin este s0- Porte, como unico elemento de punto Ge partica. Muchas veces, ta utiizacion de un método se realiza sin tener en cuenta su correcta aplicacién. sin contar con fel contexte idéneo ni Ia planilicacion necesaria y sin comprobar posterior mente los resultados. La planiicacion ha de responder a los objetivs que nos hemos propuesto conseguir, ya que el punto de partda para una Correcta actividad docente deberd re- Caer en su organizacion, tenierido en cuenta que ésta ha de contamplar las Giversas formas de tratiajo: el trabajo Bersonalizado, en pequefos grupos y Colectivo. Asi, esta alternancia d tereses provoca también una alter- Rancia de comportamientos y permite expresar libremente las pre i personales, las actitudes, etc. Es no- torlo que @! niho podra beneticiarse enormemente si cuenta con un am biente que le tavorezce distintas for- mas de trabajar. En estos momentos, come una for- ma novedosa, so ha puesto de moda» orgenizar parte de la activi- ad escolar, en base s rincones y/o tallores, A qué responde cada una de es- formas metodolégicas? Es importante aclarar que no hay unas materias especiticas que deban impartirse con este tipo de orgar cién sino que todas y cada una de elias son susceptibies de formar par- te de un taller y/o rinosn, Rincones y talleres, dos Propuestas distintas Creo _necesario clarificar cudles son fos criterios que he seguido para Giterenciar y definir tos rincones de trabajo, los rincones de juego y los tallores. Los rincones de trabajo, a diteren- Gia de los rincones de juego, respon- den a una actividad individual y per sonalizada. La actividad cognitiva ro. Sulta_mas positiva cuando contiene elementos de Investigacion, desper- !ando al pensamiento auténomo ¥ @ fenfoque creador para hallar ‘solucio- Fes a los distintos problemas o i cégnitas ante los que se pueda en. contrar el alumno. La organizacin de tos rincones de trabajo se caracteriza precisamente or el hecho de que cada paso que Fealiza el nifo le incita a una actividad Individual cohscfiMe. activa y. muy ‘menudo, creadora. De tal manera qu {a actividad cognitiva se convierte on laboratorio de un trabajo mental, ra- cionaimente crganizado y creative. ‘Los rincones de juego responden la necesidad del nino de encauzar ‘sus deseos @ partir de la actividad lddica y asi llegar @ un mayor grado de integracién en el grupo-ciage y adquirir tas conductas exigidas para una correcta socializacién. 1 taller, en cambio, corresponde al trabsjo que los alumnos podran reali- zar con un grupo de compateros. Muchas veces para el nifo, indivi. Gualmente, los demas componentes dol grupo Son un modelo, unestimula ara su integracién activa en la socie- dad. Trabajo conjunto y ayuda reci- Proca hacen que se fortalezcan las Rlormas de convivencia; a partir de ‘aqui, fos aprendizajes podrén respon- dor a necesidades tanto individuales como colectivas, Los talleres no deben programars ‘como una tarea para llenar un hueco dentro.de la actividad escolar, sino que deben responder @ una progra- macién y @ un proceso didéctico y {2vOlutivo que se contrapone a ta m todoiogia de la improvisacion didéc- tica, EI objetivo que nos proponemos, con ta organizacién de 1os talleres, e: que nuestros alumnos realicen activi. dades y aprendizajes utiles, tanto on © aspecto social como en el cogniti- vo. Debemos .crear espacios para ue los nifios, y an especial los pe- ‘quotes grupos. puedan ejercer ‘su 286 capacidad de trabajar juntos, planiti- ando y organizando la actividad que eberan realizar en el taller. Pero, zqué entendemos por taller? Cuaiquier “espacio, rincén, pasillo, donde se pueda desarroliar una acti. vided especifica, y cuya organizacién ‘material, asi como su ambientacién, favorezca las distintas formas de tra: bajar. Hay que tener en cuenta que no slo son susceptibles de ser trabaja- a5 en talleres las materias mas tc. nlcas ni tas plasticas, sino cualquiera, Podemos organizar ‘talleres de tipo general: un taller de lenguaje. un ta- ler de matemdticas, un taller de ex. Presion plastica; o bien, unos talleres Ge tipo mas especifico: un taller de. feratura © de ortogratia: un taller de Salculo, de utilizacién de ta caiculado- a; un taller de dibujo © de inventos, tc. Todos elios pueden responder a una organizacién que tiene en cusnta las cualidades de tos objetivos det Aprendizaje: que sea pertinente, 1égi- realizable, observ tigacién, trabajo colectivo, planificacién de la activicad or parte del grupo, realizacién de un Proyecto individual o grupal, y expert. mentacién: ademas se puede dar un trabajo interdisciptinario que tavore: 8 las demas adquisiciones. Pero ocurre a ménudo que lo que tendria que ser fruto de una.reflexion ica, que particra del plantea- nto de uN método, su aplicacién y la posterior evaluacién de los resulta- dos. se convierte en una aplicacién format de la metodologia, de forma muy superficial. Esta no cambia la préctica pedagégica; se cae en la sus- titucién de unas actividades por otras, sin que ello responda a una retle- xién. Ocho recomendaciones para empez: Pars que esta metodologia sea realmente una forma de organizar ta actividad docente, o una parte de ella, pues ya hemos visto que el nitio Recesita otras formas de trabajo y, Ro se limite a la mera improvisacion, Seberemos atender una serie de as. pectos. © Anatizar jos tallores que quer: mos organizar. Estos han de respon- der a Ia programacién realizada al iniciarse el curso, y tener en cuenta los objetivos generales y especiticos que queramos conseguir con nues- tros alunos. ‘© Dotinir ios objetivos 2 conseguir en cada uno de ios talleres. Estos objetivos deberén ser tdgicos. sin contradicciones internas y responder a los objetivos generales de nuestro Proyecto educative. Deberan tener en cuenta las capacidades de los alum- nos, y su posible evatuacién. © Seleccionar tos contenidos que ef alumno sdquiriré en el taller. Estos contenides pogran ser de naturaieza cognitiva © relativos a su capacidad, hébitos de aprendizaje. técnicas de expresién, técnicas de estudio, ete. © Dar fas pautas para realizar ef proyecto. Los alumnos deberan tener toda ta informacion necesaria para que su permanencia en el taller sea dad. La organizacién ha de posib al nifio la adquisicién de tos obje! programados, a partir de una a dad consciente, acepténdose el teo experimental, pero no ta imp sacién de resultados. ‘© Seleccionar los materiales o trumentos de los distintos tale! evidente que tanto los mater como los instrumentos que e! ‘encontraré en ol taller dobordn a como un estimuto positive. Por su eleccién seré muy important hecho de tener una lupa, una cal dora, un diccionario, unas letra molde, etc., suscitan en el nif interés por la realizacién de un otros _ejercicios. © Estructurar Jos aprendizajes bido a que fos nifos realizaré aprendizajes con diferentes met logias, deberemos seleccionar serdn los que adquirira de nue los que consolidaré secuencién ‘en el _espacio y en el tiempo. © Evaluar los resultados. Esta luacién de los resultados os mu portante, ya que es muy facil q Fesuttado colectivo diluya ef resu individual de cada uno de nue alumnos. No hay que olvidar, tanto, ta evaluacién individual d det grupo de trabajo. La. evalu: nos ha de permitir verificar s objetivos propuestos se han guide positivamente, si ol pro nes ha ayudado a desarrotiar 6xito nuestra actividad docente debemos aplicar algunas corre nes 0. simplemente. cambiar de todologia. Para terminar esta reflexion. destacar que los talleres no tien intencién de sustituir al maest @ la aportacién del estudio a | de tos libros. Por el contrario, se de una metcdologia que nos ay: conseguir una parte de los obje congnitivos, afectivos, sociales