Está en la página 1de 248

Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 1
MMVII
© De la Obra

Título de la Obra : Solos de un Virtuoso


60 Transcciones de los Solos de Tavito Vásquez
Nombre del Autor : Juan Colón
Primera Edición : Julio del 2007
Diagramación y Diseño: Miquea Guaba
Foto de la Portada: Papo Colón
Este libro se terminó de Imprimir en : XXXXXXXXX
Santo Domingo, D.N., República Dominicana
Año 2007
Solos
de un
Virtuoso

Por: Juan Colón


INDICE
Prólogo 6
A la familia del Maestro 7
Agradecimientos 8
Biografia de Tavito Vásquez 10
Carta abierta a mi Padre Daniel Colón (Lucero) 14
Comentarios 18
Incongruencias 21
Razones 33
Un Pueblo 35
Transcripciones en orden alfabético 36
Recomendaciones 38
Amoríos 40
Anoche le dí 42
Antonio mi hijo 45
Arroyito Cristalino 48
Caña Brava, (Versión No. 1) 52
Caña Brava, (Versión No. 1) 54
Carmencita 56
Compadre Pedro Juan 59
Con el Alma, (Versión No. 1) 62
Con el Alma, (Versión No. 2) (Grabado en Vivo) 66
Dora 80
El Balito 82
El Campirolo 84
El Ciclón 88
El Gallo Floreao 91
El Guabá 94
El Hombre Marinero 96
El Merengón 99
El Negrito del Batey, (Versión No. 1) 100
El Negrito del Batey, (Versión No. 2) 102
El Negro Felíz 105
El Papujito 114
El Regalito 126
El Rompecabeza (El dueño de tus Amores) 127
El Tabaco 129
El Tropezón 131
Fiesta Cibaeña 133
Fiesta en la Joya 135
Hay que tener Dos 138
Jovinita 140
La Cotorrita 143
La Manigüa 146
La Maricutana, (Versión No. 1) 149
La Maricutana, (Versión No. 2) 151
La Rigola, (Versión No. 1) 155
La Rigola, (Versión No. 1) 159
La Subidota 161
Leña 163
Llegó la Guardia 165
Llegó la Nochebuena 167
Los Saxofones 170
Mataron una Salea 174
Me quiero Casar 177
Mi Cibaeña, (Versión No. 1) 180
Mi Cibaeña, (Versión No. 2) 192
Monte Adentro 194
No te Sale Na’ 198
Pantalón Corto 201
Que Bonitas Son 206
Rosa 208
San Francisco 210
Santa Rosa de Lima 215
Saquen este Borracho 219
Sin Merengue 221
Soplando 224
Teresita 226
Volvimos de Nuevo 229
Yo me quiero Casar 231
Yo no puedo 232
Yo no tengo Tienda 234
Procedencia de los Solos 238
Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
PROLOGO
Cuando el ser humano esta en la fase de formación en su carrera, necesita de
grandes ayudas y herramientas, estas las encuentra en libros, revistas, periodicos, hoy
dia en internet, también la computadora es otra de las grandes herramientas a utilizar.

El músico cuando quiere alcanzar grandes niveles de formación y conocimientos no


requiere de muchas de estas herramientas, porque la musica es algo que nace del alma,
y por ello todo lo siente en su corazón.

Sin embargo, siempre a todo musico le gustaria tener las caracteristicas de un vir-
tuoso, porque en estos tipos de personas se encuentran todos los elementos dados por
el creador, para crear estilos propios, tener una técnica descomunal, interpretaciones que
dejan perplejos hasta a los mas grandes y mejores interpretes e instrumentistas. Mas
solo nos queda estudiar el legado de estas almas iluminadas por el dedo magico del cre-
ador.

Obras como esta son de gran ayuda, para aquellos músicos que llevan en su interior
ese deseo inmenso e infinito de ser grandes conocedores e interpretes en su instrumen-
to.

Estudiar a virtuosos es tan dificil como entenderlos, descifrarlos, transcri-


birlos, tarea nada facil...

Al conocer nuestro folclore y saber de la importancia de mantener los valores de


nuestra cultura, de ese legado musical que en el siglo pasado fue creado por grandes com-
positores, músicos e interpretes, me resta hacer la recomendación sincera y de corazón
a transmitir nuestra música en sus formas orginales, manteniendo su patrón rítmico, ca-
dencia y sabor...

Gracias a dios que en el firmamento musical de vez en cuando aparecen pequeñas


luces, como esta, que se hacen presentes, y al mirarlas nos sorprendemos de su grandeza
y de la importancia de su permanencia, convirtiendose en un legado para las generacio-
nes presentes y futuras, y que comprendan que no todo está perdido, para que siempre
sintamos el gran orgullo de ser Dominicanos.

!Que viva el Merengue!

Miquea Guaba

Pág. 6 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso

A la Familia del Maestro

Mi eterna gratitud a la Familia Vásquez por su desinteresada ayuda con la


aportación de interesantes datos y fotografías del Maestro Tavito.

Que estos esfuerzos logren la tan anhelada meta de honrar como se merece la
memoria de nuestro gran coloso, Tavito Vásquez.

Gracias a sus hijos:


Cecilia, María Elena, Arelis, Miguel, José y Angela.

Gracias especiales a la Sra. Susana Castro de Vásquez (Viuda) por sus dorados
momentos y proveerme de tanta información. También a sus hijas, Consolada, Ana
(Any), Susana (Susy), Betania y Samuel(hijo menor).

Quiero expresar mi gratitud especial a Esther, quién me ha dado junto a su


esposo Raúl incondicional apoyo, y su tiempo en incontables llamadas.

No tengo como expresarle s lo agradecido que me siento. Solo puedo decirles que
este trabajo es para honrar la memoria de un hombre llamado Tavito que fue do-
tado de un talento para dejar su legado de virtuosismo para la eternidad de nuestro
pueblo

La obra está hecha.


La historia le dará su merecido lugar.
Gracias hermanos míos por su invaluable ayuda.

Sinceramente,
Juan Colón

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 7
MMVII
Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
AGRADECIMIENTOS
Quiero darle las gracias a muchos seres humanos que de una manera desin-
teresada me dieron todo su apoyo en los diferentes procesos que pasé para hacer
realidad este libro.
A mi querida esposa Lourdes por su silente apoyo y sus tacitas de café llenas
de aroma de amor, su apoyo ha sido crucial en mi vida en todos los aspectos, estando a
mi lado de una manera incondicional.
A Julie Sussman Pérez (saxofonista), por cederme las transcripciones de los
temas: Compadre Pedro Juan, Teresita, El Guabá, A la Rigola y Leña; Yoni Javier
(saxofonista), quién pasó la gran mayoría de los originales al formato de las com-
putadoras; Aristides Incháustegui por facilitarme grabaciones de los años 1940-
50-60, los cuales sin su valiosa ayuda hubiera sido casi imposible por mi parte
conseguirlas; Crispín Fernández quién me facilitó grabaciones de Luis Vásquez y
Luis Kalaf respectivamente.
A mi amigo “El Duende” (Fallecido) por su gran apoyo emocional quién me
llamaba con regularidad para preguntarme por mi estado de ánimo.
A mi hermano Pedro Climes (Fello), por su valiosa cooperación con los datos de la
biografía de Tavito y su apoyo en esta obra. Fello ha sido hombro de gran apoyo en mo-
mentos duros que he vivido a través de este proyecto.
Este trabajo solo ha sido posible con la ayuda de estos grandiosos seres
humanos en quienes existía un factor común, el amor por nuestra música y el
respeto hacia nuestro gran virtuoso del merengue.
También le agradezco a aquellas personas que prometieron ayudarme y luego se
esfumaron, ellos también me enseñaron una valiosa lección sobre la amistad. Aprendí que
solo fuimos amigos mientras mis servicios eran necesitados por ellos para luego de una
manera depravada y fría me hicieron sentir el peso de la falsedad que nos unía.
Dar al César lo de César y a Dios lo de Dios es una grandiosa enseñanza. Vi lo difícil
que es para el ser humano aceptar los dones del prójimo. Solamente le interesa que su
Ego adquiera mayor reconocimiento y claro está, remuneración también.
Ignorar un trabajo como este deja mucho que decir. Lo hubiera entendido su hubi-
eran sido solos tocados por mi. Estos solos son la vida del músico más grandioso que ha
nacido en nuestro país.
Sus fallas: No haber tenido un apellido de “respeto” ni ser llamado “maestro”. No
lo necesitó. Fue un músico extraordinario que desarrolló su propia personalidad. No copió
de nadie. Su enorme talento habló por si mismo.
Fue usado por todos los interesados para vanagloriarse. Nadie le dio el pago justo por
ninguno de sus trabajos. Sus pagos fueron migajas. El no lo vió así porque estaba con-
ciente de que los virtuosos pasan desapercibidos porque la misma sociedad los condena
por haber nacidos superiores.
A las personas que siempre me apoyaron, no las puedo llamar simplemente per-
sonas. No. Fueron ángeles especiales, nunca faltó una palabra de aliento y un profundo
grado de respeto por lo que estaba haciendo. Solo un silencio lleno de amor, paz, integri-
dad, lealtad. Son un puñado muy reducidos que no hay dinero, posición, prestigio, que le
pueda pagar su incondicional apoyo.

Pág. 8 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso

Es muy gratificante cuando al final de todo la Vida te permite en su gran miseri-


cordia, ver con los ojos del alma y hablando el lenguaje universal, ver la falsedad misma
de los autotitulados. Es mejor seguir en silencio y verlos como se afanan por añadir una
pulgada mas a su estatura.
Gracias sinceras a todos ustedes, mi eterna gratitud, por apoyarme in-
condicionalmente en esta locura y haber aprendido tan valiosas enseñanzas.

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 9
MMVII
Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
BIOGRAFIA DE TAVITO VASQUEZ

Cleto Octavio (Tavito) Vásquez: Nació en la ciudad de Santiago de los Caballeros en


el año 1928 y fafallece en la ciudad de Santo Domingo de Guzmán, el día 26 de enero del
año 1995.
Viene de una familia eminentemente musical, su padre Miguel Angel Vásquez, tam-
bién sus hermanos y tios sus primeros conocimientos los recibe de su padre a los ocho
años, a los doce ingresa a la banda de música del municipio de Santiago tocando clarinete
para luego pasar al saxofón donde desarrolla su virtuosismo.
Entra a formar parte de todos los acontecimientos musicales de la ciudad y de esa
forma comienza su vertiginosa carrera; esta estuvo llena de sorpresas por haberse dedi-
cado de lleno al desarrollo de la improvisación dentro del merengue.
Fué integrante de diferentes orquestas de la época: Orquesta Maravilla, Orq. Liras
del Yaque y la de Los Hermanos Vásquez, las cuales eran de las principales orquestas.
Es en el mundo de los grupos de música típica donde su carrera causa impacto dentro de
los músicos y su crecimiento se hizo indetenible.
Se traslada a la ciudad capital (Santo Domingo) y al poco tiempo pasa a formar
parte del personal artístico de “La Voz Dominicana” en la orquesta de planta como saxo-
fonista. Al mismo tiempo se incorpora en un programa radial de música Típica con el
Conjunto “Alma Criolla” donde se hace famoso por sus grandes interpretaciones causando
esto que todos los artistas de la época sintieran el deseo de incorporar las interpretacio-
nes de este genial músico en sus grabaciones.
La presencia de Tavito Vásquez en el merengue produce un aumento en la veloci-
dad del mismo; esto produjo un cambio en la forma de tocar y estableció una nueva
forma en el papel del saxofón dentro del merengue, quizás sin proponérselo fue el único
responsable de causar una verdadera revolución musical que produjo sus frutos en todos
los instrumentistas.
A partir de estos momentos los músicos se vieron precisados al uso de la improvi-
sación y a desarrollar ese concepto dentro del merengue el cual no había sido usado por
ningún instrumentista de nuestra música. Si bien existieron otros antes que el, éstos
no tuvieron las condiciones excepcionales como improvisadores.
Trabajó como músico exclusivo de “La Voz Dominicana” por muchos años junto a
destacadas figuras del arte nacional e internacional logrando alcanzar gran notoriedad por
sus virtuosas interpretaciones en el instrumento que dominaba.
Participó como acompañante en las grabaciones de los mejores cantantes y conjuntos de-
stacados: Joseito Mateo, Ñiñí y Elenita Santos, Luis Vásquez, Luis Kalaf, El Trio Reynoso,
Conjunto Alma Criolla, Franco, Rafelito Román, Ramón García y su Conjunto Típico Cibao,
Orquesta José Reyes, fue saxofonista de la Orquesta Angelita terminado luego como direc-
tor musical.
Tavito tuvo mucha influencia del gran saxofonista norteamericano Charlie Parker
a quien escuchaba a través de los programas radiales que se producían en la ciudad
capital. Ha sido calificado por muchos músicos extranjeros como: Paquito D’Rivera,
Gato Barbieri, Mario Rivera (Dominicano), y los más notables músicos nuestros como “un
verdadero virtuoso”; capaz de jugar con el tiempo, con las melodías, tocando frases her-
mosísimas en diferentes lugares sin perder su alto contenido rítmico, y por ser al mismo
tiempo el pionero en darle carácter profesional dentro del merengue al concepto de la
improvisación y de servir como bujía de inspiración para todo aquel que sintiera el deseo
de lograr tocar el saxofón.

Pág. 10 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso

Al mismo tiempo ser motivo de inspiración también lo era de frustración porque las
cosas que tocaba sonaban fáciles y cuando queríamos tocarlas nos dábamos cuenta la
complejidad de lo que aparentaba ser fácil, característica de los genios como él.
El nombre de este gran artista lamentablemente solo fue escasamente local, muchos
músicos nunca tuvieron el valor de aceptar públicamente y reconocer que en el maestro
teníamos un verdadero virtuoso en todo el sentido de la palabra.
Logró un desarrollo técnico con el instrumento que pudo eliminar las clásicas barre-
ras de tonalidades que tenemos, no le importaba cuántos Sostenidos (#) y/o bemoles
(b) tuviera la canción, todo lo que pensaba podía llevarlo con extrema facilidad al instru-
mento.
Este es uno de los problemas más graves que pueda enfrentar cualquier instrumen-
tista, sin importar el género que interprete.
He trabajado con innumerables músicos nuestros de extraordinarios talentos pero
ninguno con las condiciones excepcionales que tenía este grandioso músico.
Sufrió muchas desilusiones de sus propios compañeros, nunca fue considerado
como figura prominente de respeto dentro de nuestra música; se usaba su figura para
darle profesionalidad a determinado programa ya sea radial o televisivo, estaba bien con-
sciente de que cualquier programa que quisiera captar audiencia musical solo tenía que
tenerlo como invitado especial.
No era un hombre dado a la publicidad, tampoco usaba los medios para que se le pusiera
en las páginas de los diferentes diarios del país.
Creía fielmente en su deber como músico, estaba consciente de cual era su misión
y el precio de ingratitud con que le pagaríamos.
Nunca tuvo secretos para todo el que quería preguntarle algo, él sabía que tenía
condiciones especiales, lo habíamos hablado en muchas ocasiones, pero lo que hacía ad-
mirable a este virtuoso era su humildad. Nunca nos miró por encima del hombro,
siempre tenía un consejo listo para dar, una exhortación, una tarea, un estímulo.
Estaba seguro de la maldad del hombre y del nivel del ego de quienes lo rodea-
ban. Sabía que nunca iba a ser aceptado, eran tiempos muy difíciles donde el color y el
status familiar jugaba un papel preponderante en toda nuestra sociedad. En la nues-
tra siempre hemos tenido un racismo oculto, el cual lo negamos y claro está tampoco lo
vamos a admitir.
Durante muchos años traté de descifrar dentro de mí los sentimientos que me pro-
ducía la presencia del maestro y de saber que siempre tuvo un momento para mí; el
respeto especial que me inspiraba era algo más profundo que el que normalmente
existe entre maestro y alumno, era algo que estaba por encima de todos los obstáculos,
se empeñaba en dar lo mejor de sí, y es que cuando un ser humano está consciente de
cual es su leyenda personal, de cual es su misión y lo más increíble !hasta cuando iba a
seguir tocando!, y cuando se acercaba su final.
Una vez me dijo, que cuando a una música folklórica se le cambia su patrón rítmico esta
tendía por ley desaparecer, y después de un corto silencio agregó, ”mire Juan”…
si al merengue se le cambia su patrón rítmico este va a desaparecer: lo comenzamos a ver
con el llamado cambio de “A lo Maco”, el cual no es nada nuevo, es producto de un ritmo
nuestro que murió hacen muchos años, lamentablemente somos un pueblo con muy poca
memoria y por dinero hacemos lo imposible por lograr que lo negro parezca blanco.

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 11
MMVII
Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón

Recuerdo en nuestra última conversación la cual tuvo lugar más o menos seis
meses antes de su fallecimiento, me dijo, ”maetrico”, usted no volverá a verme tocar de
nuevo, aprovécheme ahora, “le dije” que va maestro tendremos al Maestro Tavito
por muchos años, a lo que me respondió, no, no, ya estoy terminando, me tengo que ir,
el Señor me está llamando y usted sabe “maetrico”, cuando el hombre es llamado de allá
arriba, uhhhh, hay que irse, me voy contento por que quiero morir tocando”, así murió el
maestro.
Más que musical el legado que nos dejó como ser humano es de tanto valor como
el musical. Solo quería vivir en paz con el y con Dios, anhelo típico de los grandes hom-
bres, me despido con una frase del gran científico Albert Einstein la cual dice así: “Intenta
no ser un hombre de éxito, Intenta ser un hombre de valor”, esta frase se la dedico al
maestro por haber luchado de esta manera y con su ejemplo habernos demostrado que
ser famoso no era la prioridad de su vida, era enmendarse a sí mismo para ser un hombre
de valor ante Dios y los suyos.
Es más que un honor para mi haber transcripto algunos de los solos de este genial
músico el cual llevó con honra el sello de ser considerado merenguero, fue un verdadero
merenguero hasta la tambora sin lugar a dudas.

Pág. 12 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 13
MMVII
Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
CARTA ABIERTA A MI PADRE
DANIEL COLON (Lucero)

New York, USA


13 de Junio del 2007

Querido Padre:

Siempre sentí a mis espaldas tu calor cada vez que me sentaba a la


dura tarea de continuar con las transcripiciones de los Solos del maestro
Tavito para lograr hacer este libro y me sentía seguro al saber que hubiera
contado con tu valioso apoyo de no haberte ido. Hubiera querido mostrar-
te cada paso realizado.

Sé que te sientes contento con este trabajo por muchas razones de las
cuales solamente voy referirme a dos de ellas, la primera: es por el profundo
respeto hacia el Maestro Tavito y la relación personal que los unía y la se-
gunda: porque con tu media sonrisa me estabas dando la aprobación para
este trabajo y como pudo ser posible terminarlo, solo asimilando las grandes
lecciones de la vida que necesitaba y que fueron las herramientas principales
para la finalización de este trabajo.

!Lamento tu partida!, la cual no te permite físicamente ver el trabajo,


pero a través de los ojos del alma nos hemos comunicado y has podido
verlo terminado; la respuesta que buscaba de ti la recibí cerrando los ojos
y abriendo las puertas del espíritu, y abrir las puertas a los ojos del alma
donde todos los humanos hablamos un solo lenguaje y un solo sentimiento
de amor puro nos une.

¡Oye Viejo mío!, no hay día del mundo que no recuerde cuanto me diste
y cuanto me enseñaste, espero al menos en la música no haberte defraudado
del todo, pero debo confesarte que hubo una de las lecciones que no pude
aprender y es ahora finalmente cuando he alcanzado abrir las puertas de la
vejez que vengo a darme cuenta que se necesita estar preparado para saber
que no sabemos nada y que nuestros mayores enemigos los tenemos dentro
de nosotros mismos, y en aquellos que no han logrado entender que la pre-
paración del individuo viene con la aceptación de que escuchando y leyendo
la vida de grandes hombres es que podemos aprender a encontrar el camino
que nos conduce a tratar de ser honestos con nosotros mismos.

Si así sucediera, lograríamos aprender de nuestros propios errores y


Pág. 14 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso
poner en práctica una de las más severas sentencias que el Señor nos mandó
para mejorar un poco nuestro vivir y reza así, “Porqué miras la paja en el ojo
ajeno y no echas de ver la viga que está en el tuyo propio”.

Cada minuto de mi vida te recuerdo y quiero manifestarte que en


nuestras conversaciones siempre te decía cuanto te quería y cuan orgulloso
me sentía de que tu fueras mi padre; aprovecho de nuevo esta oportunidad
para dejarte saber que nunca en mi vida he sentido tanto amor, respeto y
admiración hacia un ser humano como lo he sentido por ti.

Me siento orgulloso de poder llamarte padre y de saber que estarás en


mi corazón, y en mi alma por siempre; y si la vida me diera la oportunidad
de volver a nacer y me preguntaran a quien quiero como padre, no vacilaría
en elegirte, mi alma y mi espíritu se volverían a regocijarse en la tierra hasta
que nos encontremos en algún lugar donde solo el Creador tiene las llaves
para entrar.

Siempre te voy a necesitar y a seguir escuchando tus consejos tal como


me enseñaste a aprender dentro del silencio, a conocer mis debilidades, mis
limitaciones, las barreras a saltar y entender que cuando deseas hacer reali-
dad un sueño, el universo humano completo conspira en tu contra para que
lo logres.

Que mientras más silente soy, mi aprendizaje es mas seguro. Que por
cada palabra que dejo de hablar aprendo el doble dentro del silencio.

Me acuerdo de una de tus famosas frases cuando nos despedimos a mi


ingreso a la Banda de Música de la Marina de Guerra, “Hijo, cuando vayas
hacer algo, hazlo con vergüenza y dignidad, porque la música es el alma de
los pueblos y un pueblo sin música es un pueblo muerto, eres embajador del
lenguaje universal del sonido, trabaja en pos de eso”.

Cuando tenía unos veinte años trabajaba en una de las más prestigiosas
orquestas del país, uno de los músicos de mayor jerarquía y prestígio de esa
orquesta me dijo, muchacho, deja la música y dedicate a vender zapatos, tu
no tienes madera para esto, cuando nos vimos de nuevo le conté el incidente
a mi padre y estas fueron sus sabias palabras, “mi hijo, antes de nacer, Dios
te dio un talento, pero si tu crees que no lo tienes, entonces no vale la pena
luchar, lucha por lo que tienes, porque solo tienes una vida por delante y no
puedes prestar oídos a quien no reconoce la gracia divina, mientras más te
preocupes por hacerlos sentir bien, más despiadados serán los ataques en tu
contra, es un proceso de la vida que nunca podremos entender, pero asi es
como ella se manifiesta”.
60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 15
MMVII
Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
Estas palabras se clavaron en mi corazón por siempre y gracias a tus
palabras hoy puedo decir que lo poco o mucho de talento que Dios me dio,
me ha permitido ser un ser humano con deseos y sueños para ver nuestro
folklore representado por auténticos líderes con amor y respeto, que se em-
peñen en dejar preparado el camino para nuestras generaciones venideras
y que el amor, el respeto hacia su música sean las bases para sus tareas de
líderes, en un país donde agoniza el folklore porque lo único que mueve a
nuestras figuras principales así sean cantantes o productores, es el desme-
dido afán de dinero, reconocimiento social y fama.

Viejo lo que más me molesta, es que ”No existe el deseo de hacer músi-
ca con el alma, ni tampoco dejar que otro lo haga”... estamos inmersos en
una degradación folklórica que se necesitan personas dispuestas a dejar su
primer amor en pos de la preservación de nuestras raíces músico-cultural.

Contigo tuve los mejores años de aprendizaje. Aprendí a amar mi


música, mis intérpretes, sentirme orgulloso de nuestros compositores, como
también sentir dolor por ver como murieron. En sus corazones su mayor
prioridad era la de componer, ya sea improvisando sobre la marcha o senta-
dos en sus enramadas cantándole a nuestra idiosincrasia.

Emigré a este país para poder apreciar la grandeza de nuestra músi-


ca, estudiar las raíces del Jazz, sus compositores, sus mejores saxofonistas,
trompetistas, para entender el orgullo que tiene el músico de enseñar sus
raices. Aprendí que en un lugar con apenas tres horas de vuelo existía
uno de los tesoros folklóricos más diversos del caribe, era mi lugar, mi terru-
ño, mi cuna, mi identidad, mi todo, lo único que me hace sentir dominicano
a carta cabal, mi música y alguno de sus intérpretes.

Se lo difícil que es esta tarea de tratar de sacar a la luz este trabajo,


he tenido grandes enseñanzas en este proceso. La Vida en su sublime sa-
biduría me ha ido mostrando los verdaderos caminos, me ha enseñado qué
es la amistad, el trabajo, la dedicación, la dignidad laboral, el respeto hacia
nuestros valores.

No queremos trabajar, no queremos iniciar ningún proyecto que desde


el principio no signifique una sustancial ventaja económica. Pero sí estamos
atentos a cualquier indefenso que quiera trabajar por nuestra música, apa-
recen las organizaciones, los abogados encargados de hacerte la vida impo-
sible.

Solo tú viejo mío y el Creador saben cuantas horas, días, semanas y


años me ha tomado este trabajo. Si lo pudiera transferir a pagos de salarios
Pág. 16 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso
fuera un hombre rico por lo menos en nuestro país.

Gracias mi querido viejo por creer en mi, por tu gran apoyo sin el cual
este sueño jamás hubiera sido una realidad.

A ti mi querido viejo te dedico este trabajo con alma y corazón.

Gracias por darme todo.

Te quiero hasta el fin de mis días.

Tu hijo,
Juan

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 17
MMVII
Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
COMENTARIOS
Transcribir los Solos del Maestro Tavito fue una tarea ardua, donde la pa-
ciencia, perseverancia, tenacidad, jugaron un papel importante. Llevar
las ideas tocadas de un músico virtuoso al pentagrama es algo muy difícil por
las complejidades ideológicas del intérprete en sí.

En muchas ocasiones sentí grandes momentos de frustración por lo


difícil de un determinado pasaje musical y tener la suficiente paciencia para
escucharlo docenas de veces hasta lograr la aproximación más exacta para
llevarlo al pentagrama. En mi mente tenía que estar procesada la idea
completa para transcribirla con fidelidad. Es un reto de grandes conse-
cuencias por el simple hecho de ser un músico virtuoso al que se transcribe.

Transcribir es uno de los mayores desafíos para un músico. Éste


necesita establecer una comunicación muy íntima con el intérprete. Cuando
se transcriben las ideas de un músico de estas alturas, solamente el amor, el
respeto y la admiración pueden lograr la química que se necesita para que se
produzca la verdadera alquimia entre ambos.

Siempre se requiere estar consciente de que en el proceso de transcri-


bir se logra en muchas frases la idea aproximada ya que algunos de estos
pasajes musicales se tocan totalmente libre de la atadura rítmica, es un pro-
ceso en el cual quien lo hace resulta altamente beneficiado por que su oído
logra un desarrollo especial, producto de la repetición y una extraordinaria
precisión para escribir lo que escucha al momento.

Al transcribir se está contribuyendo al enriquecimiento del folclore, ya


que se puede preservar de mejor manera la obra de un coloso musical como
lo fue este virtuoso nuestro.

También se logra crear en el estudiante una mejor conciencia en cu-


anto a lo folclórico, lo cual lo llevará a tener amor y respeto por sus raíces
y sus intérpretes; aprendiendo de ellos y reconociéndolos como sus ídolos y
modelos a seguir.

Cuando el estudiante ve una página de música donde se en-


cuentra un Solo de un virtuoso, el impacto es mucho mayor que cu-
ando no logra ver la hoja de música y al mismo tiempo escucha la
interpretación musical, esto produce un enorme efecto de orden psi-
cológico donde aumenta considerablemente su sentido de admiración
y respeto por los grandes músicos que han trillado el camino y que

Pág. 18 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso
demuestran que la práctica hace la perfección.

Ojala que este trabajo sirva de inspiración no solo al músico joven, sino
también a los músicos profesionales que decidan tomar los trabajos de otros
grandes músicos nuestros y llevar sus obras al pentagrama musical, y a los
empresarios, instituciones comerciales, culturales, que crean conciencia en la
imperiosa necesidad de preservar los tesoros de nuestra música.

Que sus obras no desaparezcan en el olvido ni la apatía hacia nuestros


valores. A no enfocar el interés solamente en aquellos que han logrado ser
famosos y tienen esto a su favor, ya que en nuestro medio han existido músi-
cos geniales que sus trabajos han pasado desapercibidos por no importarles
a las personas que tienen la sartén por el mango, como decimos...

Músicos como Juan Andujar ”Catarey”, virtuoso de la tambora, conga y


emprendedor de una verdadera revolución rítmico-musical, han pasado a la
oscuridad sin pena ni gloria, y muchos otros que no han tenido el apoyo de
sus compañeros.

Estamos viviendo una sociedad muy egoísta. A nadie le importa el éxito


ajeno, ni mucho menos ayudar a rendirle honor a quién honor merece.

Que los grandes músicos que tenemos vivos sean menos egoístas y dis-
pongan un poco de su tiempo en trabajar por preservar nuestros cantos y rit-
mos; dejar escritos sus conocimientos, su forma de escribir, que aprendan a
tener reciprocidad y gratitud para con la vida, ya que esta le ha dado tanto.

Este ha sido mi compromiso con mi música, siento que he sido escogido


para transcribir la música del saxofonista más grande de todos los tiempos en
nuestra música, y que murió sin pena ni gloria como reza el refrán, cuando
debió tener las paredes de su casa llenas de todo tipo de reconocimiento,
pero nació y vivió como viven los auténticos, esperando la ingratitud de los
hombres.

La parte más crítica de los procesos de transcribir es que hay que estar
preparados para aceptar a los detractores que como los demandantes, siem-
pre están al acecho buscando las fallas y las excusas para arrebatarte tu tra-
bajo. Los detractores no buscan dinero en este caso, lo que buscan es como
minimizar el trabajo ajeno. !Claro!, producto de la envidia y falta de capa-
cidad para hacer el trabajo, no les queda más que destruir el espíritu de
lucha de todo aquel que quiere contribuir con la preservación de su identidad
folclórica. Los demandantes son los que solo ven de la vida el hacer dinero a
costa de los que trabajan con ahínco y dignidad.
60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 19
MMVII
Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
En nuestro país es algo muy difícil porque no hay apoyo, y si no estás co-
nectado peor aun. Muchas veces reconocen que lo que quieres proyectar es
realmente una gran obra, un gran aporte, pero hasta eso les duele y mucho
más reconocer el don que tiene la persona que hizo el trabajo. En este caso,
muchas personas les duele en el alma reconocer el virtuosismo de Tavito.

Es una dura realidad nuestra pero estoy preparado para eso, desde hace
muchos años cuando trabajaba con los grupos, en los estudios de grabacio-
nes, en los dos CDs que he hecho, siempre se me ha criticado. Algunos
dicen que no tengo sonido, otros que no tengo swing, que parezco un ameri-
cano tocando merengue, que no se tocar Jaleos de ningún tipo de merengue,
y todas esas maneras de críticas.

Pido disculpas a todo aquel que tenga un ejemplar en sus manos.

Transcribir un genio musical de esta estatura deja mucho que decir. Se


que encontrarán errores de transcripción. Traté de hacer de este trabajo mi
apostolado por muchos años y ha sido una dura batalla, al final la gigantesca
obra de Tavito Vásquez hablará sola.

No pretendo justificarme, conozco mis limitaciones musicales, hice lo


mejor que Dios me permitió, creanme, hubo momentos en que la frustración
me hacía abandonar por completo el intento. Solo por la fuerza y el amor de
Dios para con conmigo, se pudo terminar este trabajo.

Gracias al maestro por darme el honor inmenso de este trabajo.

Se que tengo algo muy valioso y que nadie podrá arrebatarme, el amor
y respeto por mis raíces musicales y la intensidad por lo que siento y vivo.

Amo mi música.

Gracias
El Autor

Pág. 20 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso
INCONGRUENCIAS
Tavito como todo virtuoso tenía sus momentos de jocosidad y de in-
congruencias en si. Siendo un músico con extraordinaria técnica y férrea
disciplina en el estudio, (porque de otra manera) una destreza de tal magni-
tud ningún instrumentista podría desarrollarla si no tiene un gran sentido de
disciplina en el estudio. Sin embargo, pese a esa genial destreza y disciplina,
le era muy difícil mantener un Jaleo por mucho tiempo sin sentir la inquietud
de cambiarlo. Con esa actitud dejaba colgado al acompañante.

Muchas veces tocaba Jaleos tan difíciles que cuando su acompañante


lograba aprendérselo ya el se sentía cansado de repetirlo y lo cambiaba,
dejando al otro saxofonista en el aire, quedando uno como un verdadero
aprendiz de tonto. Me pasó tocando tenor junto a el muchas veces, esas
aptitudes lo hacían parecer muchas veces prepotente, lo cual no era cierto.

Era un músico con una energía sin límite.

Era un ser humano que siempre estaba dispuesto a prestarte la ayuda


necesaria para que aprendiera algo que necesitara de el.
En una fiesta se le rompió la abrazadera de la boquilla (esto es como un
anillo que agarra la caña y la mantiene pegada en la abertura de la boquilla
permitiendo producir el sonido), esto pasó en pleno baile, y el maestro con
toda su astucia, se quitó uno de los cordones de su zapatos, amarrando la
abrazadera de la boquilla y pudo seguir tocando como si nada hubiera ocur-
rido.
Muchas veces por falta de dinero y/o por descuido, cuando se le caía
una zapatilla al saxo, en vez de llevarlo al reparador, compraba un chicle, lo
masticaba un poco, luego lo pegaba a la zapatilla y esta a su vez de la cuenca
de la llave que la sustenta pegada al instrumento.

Cuando las zapatillas se cuarteaban, producto de la saliva corriendo al


pasar el tiempo por todo el cuerpo del instrumento, usaba el papel niquelado
del interior de las cajetillas de cigarrillo para cubrir las grietas, y aun asi to-
caba de una manera inexplicable y precisa.

En otra ocasión se le rompió el collar, que apollado al cuello sirve para


sustentar el instrumento, en seguida buscó un pedazo de soga, improvisando
uno y siguió como si nada hubiera pasado.

Recuerdo uno de mis momentos con el maestro, le pregunté, ¿cómo


se siente sabiendo que el era un virtuoso?, me contestó diciendo…
“mire maetrico (me llamaba así) desde que yo era niño sabía que iba a ser
un gran revolucionario de la música, mientras Charlie Parker lo hacía en los
60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 21
MMVII
Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
tados Unidos, Carlos Gardel lo hacía “poi allá en la Argentina”, yo lo estaba
haciendo aquí en Dominicana.

Tavito no tuvo en sus manos los grandes libros de estudios modernos de


la época. Solo tuvo el famoso método clásico de saxofón “CLOSET”, un libro
hecho para desarrollar la técnica del instrumento basada en los principios de
la disciplina para tocar las obras de los clásicos. Su habilidad natural era algo
pasmoso, asombroso, increíble.

Con solamente escuchar a través de la radio algunos saxofonistas


norteamericanos, como Charlie Parker, John Coltrane, Stan Getz, Dexter Gor-
don, de una manera genial al dia siguiente Tavito tocaba un solo de meren-
gue y magistralmente insertaba los conceptos Jazzisticos escuchados, tocaba
progresiones como si les fueran del todo familiar a su vocabulario como im-
provisador.

Insertaba las escalas de Blues en los merengues (El Tabaco, Caña Brava,
etc.) para darle el sonido del Blues. Eso lo venía haciendo desde sus años
con el Conjunto “Alma Criolla” y continuó haciéndolo a través de su colosal
carrera musical.

Supo mezclar todo lo escuchado realmente, fue en una de sus mejo-


res épocas como improvisador cuando tocaba en la Boit del Hotel Cervantes,
donde estuvo tocando por espacio de varios años. El era mi inspiración
para poner en práctica lo que estudiaba en la orquesta del maestro Rafael
Solano, a la cual ingresé con apenas 19 años de edad. En esa época se es-
cuchaba mucho el Jazz en la capital dominicana a través de Norin Hatton y
Federico Astwood, locutores pioneros en la radio en ese mundo fascinante del
Jazz.

Después de un tiempo cerraron la Boit del Hotel Cervantes y comenzó a


tocar en un bar que era llamado “Blues-Bar” situado en el malecón de Santo
Domingo, donde su estilo cambió un poco. Allí tocaba más Jazz, las piezas
musicales venían ese mundo. El era la atracción del lugar. La gente solo iba
los días que el maestro tocaba.

Años más tarde trabajó junto al maestro Héctor de León en uno de los
salones del hotel Jaragua. Sin importar el tipo de música que se tocara, ver
a Tavito tocar era un acontecimiento. Nunca mostró interés por tocar saxo
tenor, baritone o flauta, estaba hecho para tocar el saxo alto.

Tavito entró a la competencia por así decirlo con extraordinarios músicos


curtidos en el Jazz, Héctor de León, Sócrates de León (Choco), Rafael Solano,
Pág. 22 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso
Agustin Mercier (pianista cubano), Nando de León, Angel (Bobolón) Vásquez,
Guillo Carías, Felíx del Rosario, Fausto Castro, Jorge Taveras, Michael
Camilo, Manuel Tejada, Gustavo Rodríguez, Tavito podía tocar sin ningún
problema cualquier tipo de música que a ellos se les ocurriera.

Una de sus facetas prodigiosas era el tocar una misma frase con acentos
diferentes, logrando que pareciera una idea nueva. Su genialidad rítmica le
permitía darse esos lujos. Nunca tocó una frase fuera de tiempo, fuera de la
clave del merengue, fuera de concepto. Todo era encadenado.

Uno de sus Solos más hermosos lo hizo en el transcurso de su años


tocando merengue “El Hombre Marinero”, al escucharlo da la impresión de
que se sentó en su casa a escribir todas sus ideas, también en los merengues
“Los Saxofones”, “El Negrito del Batey”, “Caña Brava”, “Compadre Pedro
Juan”, todos estos Solos son impresionantes, con una belleza y sentimientos
increíbles.

Tenía una condición extraordinaria para tocar las frases rápidas con
total dulzura, al tener un gran dominio técnico todo sonaba fácil. Es una
cualidad típica de los músicos excelentes. Aunque él mismo no se con-
sideraba un intérprete genial, estaba consciente de que tenía mucho que dar
y enseñar. Nunca paró de tocar, ni en sus momentos donde la salud lo estaba
quebrando.

Fue una roca con el instrumento en la mano. A través de los años fue
mostrando un alto grado de mansedumbre. Hombre entregado al Señor en
su Vida. Su máxima prioridad era cumplir la misión que le había sido enco-
mendada por el Señor Jesús. Lo admiraba cuando veía que se negaba a to-
car los Sábados, sin importar la cantidad de dinero que le ofrecieran. Tenía
como él mismo me decía, “Un compromiso Sagrado con el Señor”.

Después de un semi retiro por los años 1970-72, en los cuales prác-
ticamente desapareció de la vista de todos. Fue una de sus etapas más
críticas en su vida personal. Estuvo en una especie de reclusión unos cinco
años donde su búsqueda de lo Divino era el escudo que necesitaba para re-
organizar su vida. Regresando al mundo de la música, grabó un disco de
merengues instrumentales. Esta grabación marcó su etapa como solista. Ya
no grababa para nadie.

Los grupos típicos tenían sus propios saxofonistas, pero uno de ellos,
lo invitó y grabaron juntos. Ese artista fue Rafelito Román, uno de nuestros
más grandes acordeonistas de nuestros tiempos. En esta grabación están
los temas: Teresita, El Guabá, San Francisco, El Campirolo, Santa Rosa de
60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 23
MMVII
Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
Lima, El Rompecabeza, San Francisco, etc. Todos los solos de esta grabación
son impresionantes.

Su concepto rítmico es mucho más preciso que en muchas grabaciones


anteriores. Era su costumbre en muchos Solos, jugar con el ritmo, tocando
frases y conceptos un poco detrás del tempo y ritmo (algo muy difícil de
mantener por algunos compases), luego de una manera magistral entra de
nuevo al ritmo sin perder sus coordenadas musicales. En esta grabación
muestra su magistral dominio del tiempo.

En su mente para la improvisación usaba el patrón de las melodías del


Jazz, (AABA), esto significa ocho compases de letra letra A, un intermedio y
voler a los primeros ocho compases. Casi siempre eran patrones divididos en
ocho compases. Básicamente era la composición armónica del Jazz en esos
tiempos para improvisar.

También grabó en vivo con Bartolo Alvarado (El Cieguito de Nagua), en


esa grabación sus solos están muy influenciados por los patrones del Jazz, en
especial los patrones de acordes disminuidos que se usaban sobre el acorde
V7(Séptima Dominante), en especial los usados por John Coltrane, extraor-
dinario tenorista norteamericano. En “El Negro Felíz”, “Con el Alma”, “El
Papujito”, “Fiesta Cibaeña”, “Monte adentro”, algunos de ellos toca sin parar
unos diez minutos, la grabación no tiene buen sonido por ser improvisada y
en una fiesta, en otras palabras En VIVO. No se tuvo el cuidado de buenas
equalizaciones, pero si se puede apreciar en su totalidad su gran genialidad y
los avanzados conceptos que tenía acerca del intrincado mundo de la impro-
visación.

La primera visita del gran saxofonista Argentino “El Gato Barbieri” al


país fue para presentar un concierto en el anfiteatro Altos de Chavón. Como
artista extranjero no quería contraparte criolla. Tampoco quería que la banda
que fuera a tocar usara el mismo equipo de sonido que el usaría.

La contraparte criolla era un grupo dirigido por el pianista Manuel Tejada


y el saxofonista del grupo era el maestro Tavito. Como es natural a Gato no le
importaba quien fuera. Pero las cosas de la vida surgen en los momentos me-
nos esperados. Para sorpresa de Gato Barbieri, su camerino estaba cerca de
la tarima cuando el grupo local comenzó a tocar. Al principio Gato Barbieri
no le puso atención al grupo. Imagínese, un artista que en esos años (1981-
82) estaba pegado en el mundo Jazzistico, no le iba a poner ningún caso a
un grupo criollo y mucho menos de un país tan pequeño como el nuestro. A
medida que el grupo fue tocando tuvo la oportunidad de escuchar a Tavito.
Gato Barbieri no tuvo más remedio que ir donde estaba el grupo y escuchar
Pág. 24 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso
el concierto detrás del escenario.

Al bajar el grupo, el entusiasmo de Gato era tan grande que abrazó al


maestro y le dijo que después de escucharlo el no quería subir a tarima.

Dentro de sus grandes fanáticos estaba Paquito D’ Rivera, el cual me


manifestó en una conversación que su padre lo llevaba a Santo Domingo al
hotel Cervantes a ver a Tavito tocando. Y cuando tuvo la oportunidad con el
grupo Irakere iba a verlo tocar. Para impresionar a Paquito hay que ser un
virtuoso como el también lo es.

En una ocasión estaba Tavito en la casa del gran saxofonista Mario Rive-
ra (quién es su gran admirador), llegaron algunos músicos norteamericanos
a compartir con Mario, creció el entusiasmo en la sala y Mario invitó a Tavito
a tocar, cogiendo él la tambora y el maestro Tavito el saxo.

Tavito comenzó a tocar, sin saber quienes eran los que estaban en el
grupo. Dentro de los invitados habían dos grandes ídolos de Tavito en el
mundo del jazz, Cannoball Adderley y Coleman Hawkin, dos de los músicos
más prominentes en el mundo del Jazz. Ellos siguieron hablando mientras
comenazaban a tocar un merengue. Todo se paró de repente cuando el mae-
stro comenzó su Solo y jamás se volvió a hablar. El maestro paralizó todo
tipo de conversación. Cannoball no sabía que decir, estaba atónito pues es-
taba escuchando un gran improvisador en un lenguaje desconocido para el.
Quedaron impresionados todos por la genialidad de este gran músico.

Una de sus extraordinarias cualidades como solista era el saber


construir excelentes ideas sobre un patrón pobre en armonía, como la del
merengue en su forma original. Sus patrones están basados en Dominante
(V7 y la tónica I). Dentro de esas limitaciones se las arreglaba para con-
struir y desarrollar una obra gigantesca y unos solos impresionantes. Se
desconectaba del patrón a seguir y entraba en los modos de las escalas, los
acordes relativos, los diferentes tipos de escalas en especial la de Blues.

Su oído era tan prodigioso que aún sin saberse los cambios armónicos
de algunos temas, podía improvisar logrando una fuerte compenetración con
los acordes a seguir, logrando solos magistrales. Esa cualidad solamente
los virtuosos la tienen. Tenía el oído perfecto (Perfect Pitch), cualidad de
virtuosos.

Uno de los escollos más grandes que tuvo el maestro en su desarrollo


fue el ser merenguero. El merengue siempre ha sido un genero musical
menospreciada en nuestro medio, es tan claro que apenas hace unos años
60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 25
MMVII
Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
que las puertas del Teatro Nacional les fueron abiertas. Existen grandes
músicos que han descollado internacionalmente y nunca les ha interesado
grabar un merengue, ¿saben porqué?, no es un género respetable musical-
mente hablando, dentro de los músicos. Aún dentro de muchos de nuestros
mejores productores hoy día, solo por los beneficios económicos recibidos es
que el merengue ha sido parte de sus vidas.

Tavito en muchísimas entrevistas repetía con mucho orgullo la frase,


“soy un gran merenguero”, “soy un gran merenguero”. Aún los músicos
antes mencionados los cuales eran todos dominicanos con la excepción de
Agustin Mercier, su plato fuerte nunca fue ni ha sido el merengue. He traba-
jado con la gran mayoría de ellos y se como sienten a través de la música.

Cuando formé (quien escribe) parte de la Orquesta Sinfónica Nacional,


escuchaba con mucha frecuencia músicos expresarse de una manera déspota
y despreciable. Hablaban muy mal de los músicos populares. Decían que no
éramos músicos. Somos un país donde le rendimos culto a los grandes
maestros de la música culta. No digo con esto que no se lo merecen, porque
de sobra es hablar de los genios del mundo clásico. A nuestros músicos nun-
ca les ha importado imponer el merengue como nuestra herencia musical. Lo
hemos sepultado y dejado solo como música para bailar y eso ha permitido
el deterioro, el cual es casi imposible rescatarlo. Quienes lo han logrado im-
poner como nuestra música no lo han hecho por amor a ello, lo han hecho
por los grandes beneficios económicos obtenidos y no les ha quedado más
remedio que defender el género musical nuestro.

Las generaciones pasadas y actuales no les interesa en lo absoluto el


merengue como género de identidad cultural, lo ven como fuente de produc-
ción monetaria, el que les permitirá en corto tiempo ser ricos y tener lo que
la sociedad les demanda, carro de lujo, jeepeta, casa, ropas lujosas, y otros
menesteres los cuales no voy a mencionar, por no ser el caso ni tampoco la
finalidad de este trabajo.

Tavito luchó solo porque simplemente lo utilizaron para beneficiarse de


sus solos geniales. Nunca fue remunerado con un pago decente. Recibía
miserias en el pago de su trabajo, tanto como músico, así como solista.
El dinero que recibió por grabar su primer disco como solista, fue una
suma tan ridícula e irrespetuosa que es mejor ignorarla. Al recordarlo siento
vergüenza de conocer a dicho artista-empresario.

Conocían de sobra que dentro de el no existían las agallas para pelear


por su dinero. Fue usado por hombres poderosos para que los deleitara con
sus geniales interpretaciones a cambio de un pago miserable y ni siquiera
Pág. 26 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso
en los momentos de su muerte se hicieron presentes para ayudar a su fa-
milia. Solo lo utilizaron para sus deleites.

Aunque luchó desesperadamente por darle la gloria al folclore nuestro


y que nuestros músicos se sintieran orgullosos de llamarse merengueros,
no solo como saxofonistas, en todos los instrumentos, lamentablemente no
pudo lograr tal meta. Nadie es profeta en su tierra.

Quizás un cinco por ciento de todos los saxofonistas nuestros ten-


gan memorizado algún solo del maestro. Nunca se atrevieron a estudiar al
maestro. A transcribir sus solos, a compartirlo con los demás estudiantes,
porque la tarea de transcribir es muy tediosa y complicada. Tediosa por lo
mucho a trabajar para sacar un solo y complicada porque muy pocos músicos
nuestros pueden llevar al pentagrama lo que escuchan de algún intérprete.
Sin embargo en la cultura del músico norteamericano y europeo en general,
transcribir es esencial para el desarrollo auditivo en todos los aspectos.

El músico que no es capaz de transcribir una idea de un solista determi-


nado no puede ser buen improvisador, porque sus ideas serán siempre muy
limitadas. Solo podrá asimilar otras ideas cuando las vea escritas.

Transcribir le desarrolla al músico el oído melódico y armónico. Melódico


cuando escucha una melodía y es capaz de llevar al pentagrama las notas de
dicha melodía, y Armónico cuando es capaz de identificar un acorde por el
solo hecho de escucharlo. Estas dos reglas son básicas en un músico de
desarrollo profesional que se quiera dedicar a cultivar el difícil mundo de la
improvisación.

De una manera increíble Tavito podía transcribir lo que oía, aunque sus
conocimientos del teclado eran muy limitados, casi nada, entendía el acorde
o su relacionado. Tenia una idea excelente del acorde principal y sus rela-
cionados (conocía muy bien los modos, las escalas en todas sus fases y los
acordes relativos, etc).

Muchas veces le llegué a preguntar si encontraba alguna tonalidad


difícil, en una ocasión me contestó “maetrico, las notas son todas iguales”,
queriéndome decir con esto, que en el instrumento no podía existir preferen-
cias de tonalidades, todas son difíciles o fáciles, dependiendo la destreza del
instrumentista.

Una de las técnicas en el mundo del Jazz es tocar una misma frase
en tonalidades diferentes, esto ayuda grandemente a desarrollarla. Tavito
tenía sin saberlo, un dominio excelente de esa técnica.
60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 27
MMVII
Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
Digo sin saberlo porque un día hablamos sobre eso y le mostré un libro
de Jazz del gran músico Oliver Nelson, “Patterns for Jazz”, y me dijo, !oiga!,
pero así es que yo estudio, !yo no se!, pero, yo sentí dentro de mi que había
que tocar todo en los doce tonos que la música tiene.

Además de excelente saxofonista, era muy buen arreglista. La mayoría


de las veces al hacer un arreglo no usaba el piano. Arreglaba mucho para
la banda de la Policía Nacional, donde trabajó como asimilado por muchos
años.

Innumerables músicos anhelabamos tocar bailes siendo contraparte la


Orquesta de la Policía Nacional. Ver a este maestro tocar, era un espectáculo.
Su seguridad al tocar la transmitía de inmediato. Era un intérprete seguro de
lo que iba hacer y que lo que saldría por el instrumento seria algo perfecto.

Si se detienen a escuchar algunos de sus Solos, o todos los recopilados


en este libro, no van a encontrar uno mediocre. Todos sus Solos son grandio-
sos, aptos para usarlos en el Conservatorio de Música y en todas las escuelas
como materia de análisis musical, como libro de técnica. Esta materia es
muy común en las Universidades de música de los Estados Unidos, Europa, y
los países desarrollados.

Allí se estudia a través de esta materia la forma de los solistas, sus


enlaces armónicos, su concepto rítmico, sus ideas, sus conocimientos ar-
mónicos, su manera de pensar acerca de la música, en fin, todo lo que sea
necesario para conocer a fondo la capacidad del instrumentista.

Muchos músicos usan los Solos de Charlie Parker, John Coltrane, y otros,
para estudiar, no solo los saxofonistas, también Bajistas, Trompetistas, Trom-
bonistas, por lo beneficiosos que resultan técnicamente hablando. Para el
fortalecimiento de la técnica y también para el enriquecimiento en acumular
nuevas ideas.

Esto se pudiera lograr en nuestro país si alguien le interesara el


valor musical de nuestra música. De lo contrario estamos perdiendo nuestra
identidad. Lo único que identifica los pueblos es su herencia musical.
La mayoría de las personas a cargo de las grandes instituciones musi-
cales del país nunca les ha importado el merengue como herencia musical.
Siempre nos han querido meter por boca y nariz que la música de los grandes
maestros clásicos es nuestra música.

Estamos perdiendo un tesoro con dejar que nuestra juventud desconoz-


ca en su totalidad la genialidad de este gran músico.
Pág. 28 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso
Se debería hacer una campaña de concientización a lo largo y ancho de
todo el país, para que los estudiantes de música conozcan, sin importar el
instrumento, algunos de los Solos de este virtuoso. Y no hacerlo solo un día y
Yá, no, dedicar tiempo a educar nuestro pueblo también. Enseñarle a través
de su música a establecer la diferencia de un músico de un combo, uno de
una sinfónica, uno de música típica y quién es un virtuoso.

He notado que cuando en nuestro país se habla de un virtuoso musi-


cal, no se incluye a Tavito. Se ponen muchos ejemplos de músicos jóvenes
del mundo clásico, los cuales aunque son excelentes intérpretes, no conocen
nuestra idiosincrasia musical, ni mucho menos como interpretarla.

De haber nacido el maestro en un país con conciencia musical, hubiera


sido un genio en el mundo entero. Lamentablemente nació en un medio
donde vivió aislado de todos y solamente se acercaban a él, cuando lo necesi-
taban como intérprete.

Muchas veces llegó a manifestarme su frustración por la falta de apoyo,


por la falta de dinero, por la falta de conciencia, y lo que más le dolía era que
todo venía de sus propios compañeros, quienes solo buscaban sus glorias. Él
conocía a perfección quienes eran y cómo eran. Su error (diría yo) fue dejar
que todo siguiera. Antes lo veía como un error, luego entendí que solo Dios
podía tomar justicia por sus manos. El maestro estaba en lo correcto, en su
mente no existía el deseo de ser famoso ni rico. Sabía muy bien lo falso que
era todo eso y tenia (debido a su convicción cristiana) una idea perfecta de
la justicia divina. Por eso no peleó, en algunos momentos, como es natural
flaqueaba, pero luego ser reponía y seguía.

Estaba consciente de cual era su misión en la tierra y como la Divinidad


lo había preparado, para terminar sabiendo lo que había comenzado.

Además del maestro, solamente he conocido dos cantantes que siempre


han dicho con orgullo que son merengueros: Joseito Mateo y Johnny Ventura,
siempre han demostrado su orgullo por su herencia musical.

Nunca tuvo deseos de ser líder. Sabía que sus metas estaban muy di-
vorciadas de la realidad que lleva consigo ser el líder. Para ser líder tenía que
claudicar a sus principios cristianos. No se pueden lograr las dos cosas
al mismo tiempo, por eso prefirió ser sombra de los hombres y brillar en el
firmamento del Señor.

Como hombre seguidor de la doctrina cristiana, no tocaba los Sábados,


pertenecía a la organización de la Iglesia Adventista, guardando ese día
60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 29
MMVII
Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
como “Día del Señor”. No había trabajo que lo hiciera dejar de ir a la igle-
sia.

Se sentía feliz y mucho más cuando podía tocar para el Señor. Cumplía
con su obligación con el Señor, sabía que solamente la misericordia de Dios
era la que lo había rescatado del alcohol. Su vida fue dura, tuvo que sufrir
mucho y muchas pérdidas en su vida personal lo desgarraron. A pesar de
todo eso supo seguir su vida y buscar la paz interior que solo el Señor puede
dar. Por encima de todo dolor humano, de toda enfermedad, de toda esca-
sez, dio lo máximo de si mismo.

Tavito no sentía atracción con los diferentes tipos de saxofones por su


sonoridad. Le molestaba la sonoridad tan aguda del soprano y la opaca del
tenor. Su alma estaba conectada a un saxo alto, instrumento que en sus
manos parecía un juguete. Cuando tenía el instrumento en sus manos se
transformaba como un niño.

Le pregunté en varias ocasiones que como se podía lograr una técnica


como la de el, en una de ellas me contestó, “cuando usted sienta el saxofón
como un juguete, entonces podrá tocar bien, esto es un asunto que es parte
de usted, de su cuerpo, de su ser; siéntalo como tal y ya verá”.

Tavito nunca mostró señales de nerviosismo al tener que compartir tari-


ma con nadie. Tampoco ser invitado en un programa musical de televisión ni
en ningún tipo en especial. Era seguro de si mismo no solo en lo relacionado
con el medio local, también cuando tuvo que ir al extranjero.

A su manera explicaba las cosas y usaba muchos ejemplos de la vida,


de la Biblia, para darle al interesado la ilustración necesaria para hacerse en-
tender completamente.

No tuvo rivalidad con nadie. Si, fue un intérprete que cuando le tocaba
el turno había que pararlo. Amaba la improvisación, a través de sus Solos
expresaba su dolor, su frustración, la falta de humanidad en quienes lo uti-
lizaban, se desahogaba y sabía que solo Dios entendía lo que pasaba por su
mente y como le dolía el alma. Demostraba con creces su capacidad y se reía
cuando era aplaudido. No mostró nunca interés en ser figura de la TV, de los
medios de comunicación, siempre se mantuvo en un lugar discreto.

Grabó un disco de música cristiana tocando hermosas melodías que son


populares en las iglesias. Nunca quiso imponer su fe a nadie, si se hacia
respetar cuando alguien quería discutir con él acerca de su fe. Respetaba a
todos pero era muy celoso con su fe, muriendo dentro de ella.
Pág. 30 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso
Nunca hizo alarde de su capacidad. Tampoco envidiaba la de sus otros
compañeros. Existía una pequeña rivalidad entre Tavito y Sócrates de León
(Choco), este último excelente saxofonista pero no tuvo dentro del género
del merengue la prominencia como solista.

La superioridad del maestro era aplastante. Algo que muchos saxofonistas de


la época no veían con buenos ojos. Era temido por todos los saxofonistas a
la hora de subir a un escenario a improvisar. Había que ser muy valiente para
hacerlo y saber de antemano que ningún improvisador reunía las condiciones
de el, que en el género del merengue este iba a ser insustituible.

Uno de sus hijos fue saxofonista, pero no tenía la genialidad de su pa-


dre. Muchas veces para hacerse notar en el ambiente musical tenía que iden-
tificarse y decir, soy el hijo de Tavito Vásquez, buscando con esto ser acep-
tado. Una de sus hijas, Esther (la cual recién tuve el honor de conocer)esta
dentro del mundo cristiano y tiene su carrera como cantante, extraordinaria
voz, bien afinada y dulce.

Tavito no tuvo que identificarse nunca en ningún aspecto. Fue un músi-


co con espontaneidad. Tocaba sus ideas sin temor. No le prestaba atención
a las críticas en su contra acerca de su sonido. Siempre me decía, “maetrico,
lo importante es tocar, pero tocar sin miedo, el Señor Jesús era el hombre
más perfecto y lo crucificaron.

Siempre tenía palabras de aliento para todos. Tampoco dejaba saber


sus precariedades económicas por las que estaba pasando junto a su familia.
Su sentido de dignidad era muy alto. No mendigaba el pan de cada día.
Tenía una fuerte convicción de que un hijo de Dios no mendiga pan.

Dentro de sus alumnos se han destacados grandes saxofonistas dentro


del género del merengue: Bolívar Quiñones, Papo Cadenas, Crispín Fernán-
dez, David Santana, etc., excelentes saxofonistas que han grabado un alto
porcentaje de todos los merengues desde el año 1975 hasta el 1990. A pesar
de sus grandes condiciones como intérpretes, no desarrollaron sus habili-
dades como improvisadores, para seguir los pasos del maestro.

Solo Quiñones logró un gran sitial como improvisador, aunque su carrera no


tuvo buena orientación ni mucho menos apoyo. Ser un solista de la magnitud
del maestro implica involucrarse en una tarea titánica. Es como aprenderse
los secretos del maestro para después tratar de hacer algo que el no haya
hecho.

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 31
MMVII
Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
Es imposible que un saxofonista nuestro haga un Solo de merengue sin
usar las ideas de Tavito, su influencia es innegable. Tenía un vocabulario
musical casi infinito para improvisar. Es como Charlie Parker y John Coltrane,
es imposible hacer un solo sin que sea notoria la influencia de uno de esos
dos gigantes del jazz.

El único saxofonista que casi no tuvo influencia del maestro Tavito fue
Félix del Rosario (genial saxofonista y arreglista), y tuvo mucho que ver los
diferentes instrumentos tocados por ambos. Tavito se destacó como un Al-
toista y Félix se descata como un Tenorista. De haber tocado Félix el saxo
Alto, hubiera sido imposible evitar tener la fuerte influencia del maestro.

Tavito dio lo máximo de sí, para demostrar porqué su paso por la histo-
ria musical nuestra sería imborrable.

El legado de Tavito no tiene precio, ni tiene desperdicio. Cada Solo es


un libro de estudio.

Esta obra ha sido hecha con todo el amor, respeto y admiración hacia
el Maestro Tavito Vasquez. Me ha sido casi imposible lograr que alguien en
nuestro medio se haya podido interesar. No he podido vencer grandes obs-
táculos que existen, por lo cual desde mi lugar de residencia pretendo hacerlo
realidad, con la única ayuda que nunca me ha faltado pero que me obsesioné
en otras formas, solo la ayuda del Señor es la que necesito para que todo el
crucigrama se una y pueda verse la totalidad de toda la obra.

Espero su manifestación.

Pág. 32 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso
RAZONES
La razón principal de este trabajo es dejar por escrito la obra de un
músico virtuoso que como en todos los países desarrollados se recogen su
trabajos para dejarlos no solamente como un legado, sino también como
libros de textos en las universidades de música.
En los Estados Unidos por ejemplo, se encuentran libros de los grandes
Jazzistas que inmortalizaron esa música, y no sólo los grandes de épocas
pasadas, también de jóvenes que han trascendido, se han comenzado a reco-
ger sus interpretaciones.
Esta sería la primera vez en nuestro país y quizás en la mayoría de
nuestros países latino-americanos que se transcriben las ideas musicales de
un músico solista de estas alturas.
Estos tipos de libros no solamente son usados por sus respec-
tivos instrumentistas (saxofonistas), los usan quienes quieran estudiar y ver
como pueden aplicar estos conocimientos a sus instrumentos, además de las
ventajas de tener las ideas escritas. Estas ayudan a incrementar la técnica.
En las universidades y colegios de música se les enseña a estudiar,
analizar y apreciar la extraordinaria contribución de estos grandes músicos
los cuales han marcado toda una era y/o época.
En nuestra música este libro sería la enciclopedia más completa que como
legado haya dejado un virtuoso de la talla del inmortal Tavito Vásquez.
También nos permite estudiar las formas de caminar dentro de la ar-
monía y como utilizar los enlaces armónicos, para pasar de un acorde a otro,
manteniendo una línea melódica a través de su interpretación.
Suerte a todos los que quieran incursionar dentro del alma de este gran-
dioso saxofonista.
Es un reto de gran magnitud estudiar las obras de los virtuosos porque
corremos el riesgo de sentirnos frustrados cuando logramos entender la
monumental obra que han dejado y las grandes condiciones como instru-
mentistas que se necesitan para convertirse en un verdadero profesional.
La gran diferencia con relación a los virtuosos y a los que no lo somos
es que todo lo que ellos interpretan suena fácil, no importa que tan complejo
sea el pasaje musical, la idea, no importa, en sus manos los instrumentos
parecen juguetes, y es en el pentagrama donde finalmente nos damos cuenta
que lo que estamos tratando de imitar es nada más que a un virtuoso.
Otra de las razones de este trabajo en específico es que se reconozca en
todo sentido de la palabra el virtuosismo de este saxofonista; se le ha cata-
logado como un gran saxofonista, y debe ser como un virtuoso, ahí están im-
presos sus trabajos para dejar testimonio perenne de su monumental obra.

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 33
MMVII
Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
Sus trabajos hablan por si solo, pueden ser considerados como la obra
maestra de su misión en nuestro medio. Vivió como un mendigo y murió
como mueren los virtuosos, pasando casi desapercibido en todos los ambien-
tes de nuestro medio artístico.
Este trabajo debe estar en cada hogar donde exista un estudiante de
música, sin importar el instrumento a ejecutar.
Amó su música y murió por ella, quedando su alma satisfecha por
haber seguido, a pesar de innumerables obstáculos, su leyenda personal, y
por encima de todo lograr su eterno legado y su bien ganado nombre de:

“El Virtuoso del Merengue”

Pág. 34 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
RECOMENDACIONES
Quiero iniciar estas recomendaciones con una simple pregunta:

¿Estás preparado para estudiar los Solos del Maestro Tavito Vásquez?

Parecería una pregunta un tanto dura, pero les aseguro que después de
leer estas recomendaciones cambiará de parecer.

Recuerdo la fecha exacta, 15 de Septiembre del 1976, en uno de mis


viajes a New York, los cuales esperaba con ansias para visitar a mi maestro
y tomar unas cuantas clases. Antes de hablarle de una gran preocupación
que venía arrastrando del viaje anterior, al comprar el Omnibook de Charlie
Parker, en el que se encuentran notables Solos de ese gran saxofonista.

Del Omnibook memoricé dos Solos, tenía ansias de tocárselos a mi


maestro, era mi deseo mostrarle algún tipo de progreso.

Al tocarselos unicamente me escuchó y al final no dijo nada. Se paró


y fue a su estante de discos y libros, sacó un LP y me dijo, cuando oigas la
cuenta comienza a tocar “Donna Lee”; al escuchar el conteo no pude tocar,
no entendía los acordes que sonaban ni la velocidad de la pieza.

Entonces con un gran sonrisa me dijo: “Para construir una casa, lo pri-
mero que se hace es la Zapata”, “para un carro correr necesita de combustible
y gomas, además de alguien que haya construido correctamente el motor”.

En otras palabras, pretendes tocar la música de un gran improvisador


sin saber por los senderos que el tuvo que transitar.

Quiero que me toques la escala del acorde dominante en todos los tonos
ahora mismo.

Despues de escuchar esto me fuí desalmando poco a poco hasta que se


me fue el gran encanto por tocar a Donna Lee.
Entonces me dijo:
“Para tocar a Charlie Parker, tienes que andar por los métodos profesio-
nales de saxofón como: El Closet, El Método Universal, y libros de Escalas,
Modos, y Progresiones; entonces... estarás entrando al sendero que te lleva-
rá a aprender a tocar”.
En otras palabras, el maestro me estaba diciendo que no estaba
preparado para tocar a Parker, ni mucho menos para improvisar...

Pág. 38 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso
Ahora querido hermano, a ti que estas leyendome te digo lo siguiente:

Tavito Vásquez es un Solista de la categoría de los mas grandes en el


mundo de la improvisación.

Además del Closet y el Método Universal, te recomiendo mis dos libros


los cuales preceden a este:

“Jaleos: (Como aprender a tocar Jaleos)” y “El Saxofón, (Visión de


como la Técnica llegó a mí)”.

El libro de Jaleos está hecho con el objetivo de ayudar a crear la zapata


de lo que es el intrincado mundo del Jaleo en nuestro merengue, permitién-
dote luego tocar los Jaleos de una forma fluída y natural. Y el libro de Técnica
te dará toda la base para interpretar e improvisar con belleza y profesionalis-
mo cualquier pieza musical, fue inspirado por el virtuosismo mostrado por el
maestro Tavito Vásquez en sus Solos.

Por todo lo que me dijo mi Maestro, es ahí el motivo por lo que fui
aprendiendo durante el camino, las largas horas que tuve que estudiar para
entender como pensaban grandes improvisadores como Charlie Parker, John
Coltrane, Tavito Vásquez, etc., es de donde nace el querer ayudarte a que
puedas lograr tener un mundo real en tus manos, el mundo de los Virtuo-
sos.

Estudiar puede ser costoso, por las grandes sumas de dinero que implica
comprar libros y mas libros. En el libro de Técnica, he agrupado conceptos
aprendidos a través de los años, conceptos que no encontrarás en ningún
otro libro y donde lograrás desarrollar un tecnicismo que te permita tocar los
Solos del maestro Tavito.

Tocar el Libro de Tavito requiere una gran preparación técnica, el Solo


mas sencillo del maestro conlleva fuertes horas de práctica.

Recuerda que si podemos tocar los Solos de un virtuoso, nos podemos


convertir en buenos profesionales.

El mejor legado que te puedo dejar son estas recomendaciones,


no dejes que el Ego te haga creer que ya trillaste el camino...

Muchas gracias, sinceramente:


Juan Colón.

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 39
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón

Amorios
(Merengue)

 %A» ¡¡ ,©¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ,©¢ ©¢¢ ¡¡ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ A AA¢©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A,¢©¢¢ ©¢¢ ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢
Í¡ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢¢ ¢ L

 Í¡ Í¡ ¢ N N ¢ ¢¢ N

 »E¡ ,© ©¢ ¡¡ ¡¡¡Í ,©¢ ©¢¢ ¡ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢ A¢©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ,©¢¢ ©¢ ,©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©
7

¡
Í
¡ ¢
¢ ¢
¢ ¡
Í ¢ ¢ ¡
Í
L
¡ ¡
Í ¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢¢

 ¢ N ¢ N N N

 »A¡¡ ,©¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ,©¢ ©¢¢ ¡¡ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ A AA¢©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A¢¢¢¢© ©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢
Í¡ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢¢ ¢ L

 Í¡ Í¡ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ N
€ € € € € €
 » ¡ ,© ©¢ ¡¡ ¡Í¡ ,©¢ ¢©¢ ¡ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A¢©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ A¢©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢©¢¢ ©¢¢ ©¢
A ¢
© E7 A
 E7
¡ ¢ ¢
©
¡Í¡ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ N ¢¢ ¢ ¡L¢

 Í¡ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N
€ € € € € € € €
 A©¢¢ ©¢¢ Ñ¢ ¨ ¡ ¡€ ¡ ¡ €¡¡ ¡ ¡ €¡¡ ¡ A D©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢
¨ ¡ ¡
¡ ¡ ¡

¡ ¡ ¡
¡
Í PÍ ¡
¡ ¡ ¡
¡
Í P©¢ ¢
© ¢
©© ¢ P©
¢ ©¢ ¢
©
¢ ¢
© ¢
©
¢
Solo
¢ ¢ ¢

 ¢ ¬ Í
¡ Í¡ ¡
Í ¡
Í Í¡ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ N ¢
€ € € €
 ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ DA©¢¢¢¢ A¢¢¢© A©¢¢¢¢ PA©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢
EA
©
¢
 P©
¢ ¢
© ¢
© P©
¢ © ¢
A 7

¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢

 N € € N
€ € € € €
€
P A
©
¢ A¢
©  A
©
¢ P A
©
¢  A
¢
© ©
¢
A  A¢
© A

©
¢ A

¢
¢ A

¢
¢  A ©¢¢ A¢© AA©¢¢
A
 A
¢ ¢
©
A
¢ A¢ A
¢ A
¢ A
¢ ¢
A
¢ A¢
¢ A¢ A¢ A¢ ¢
© ¢
©
A
¢ A
 ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¨ » ,©¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢

 € € € N N N

 AA¢©,¢¢¢ E©¢¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ A¢©¢¢ A¢


© AA¢©¢ ©¢ A©¢¢ A,¢©¢ © A A,¢© A¢©¢
» ©,¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢
¢
7

¢

 N ¢ N N

Pág. 40 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“Amorios” pág. 2 de 2

 » ,© ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢ ©¢¢ A¢¢¢¢© ¢© ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ » ¡¡ ¡¡ ¡¡ D©P© P©©
¢ ¢ P©¢¢¢
E7 E7
P©©
¢ ¢ ¢
© ©
¢ ¢
©
¢ ¢ ¢
¢¢¢ ¢ ¢

 ¢¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ N LÍ¡ Í¡ Í¡ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ N
Œ Œ

¢
© P A
©
¢  A
¢
© ¢
©
A
¢  ¢
©
A
¢ AAAÑ¢¢ AAA¢¢© AA©¢¢ A AA©¢¢ AA©¢¢ PAA©¢¢ AA©¢¢ PAA©¢¢ A¢© PAA©¢¢ AA©¢¢
A
©¢  A
¢
© A A
¢ A
¢ A
 ¢¢¢© ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢
A
A ¢
¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢

 N € € € N

  ¢
A
© A©
¢
A
¢ P A
©
¢
A
¢ P A
©
¢  A¢
© ¢
©
A
¢ P©©
¢ ¢ P A
©
¢ P©©
¢ ¢ P©
¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢
 ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢©¢¢ ¢¢ ¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢
© ¢
© ¢
© ¢
© ¢
©
7

¢ ©
¢ ¢
A E

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢
Å ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ N

 € € € € N € Œ Œ
€ €
AAAÑ¢¢  E7 ,¢©

 ¢©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢
E7
¢ ©
,
¢
E7
¢
© ©
¢ ¢
© A
¢
©
¢ A
©
,
¢
¢ ©
¢
¢ A ¢
¢ A
©
¢
¢ ¢
© A
¢
©
¢ A©
¢
¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢
¢
© ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
A

¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ » ¢ ¢ ¢ ¢
N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N

 ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ N
¢ ¢ ¢
Œ


© A©
¢
A A
¢
© A
¢
©
A
¢ A
©
¢
A
¢  AA,©¢ AA¢©¢ AA©¢¢ A©¢¢ A,©¢ A¢©E P©, ©¢

 ©¢¢ ¨ ¨ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©P© ¢
© ¢ ¢
©
¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢
7

¢ ¢ ¢ ¢ ¢
A

¢ ©
¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ­

 N N
Œ

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 41
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón

Anoche le Di
(Merengue)

AA¢©¢
J = 128

 % ©¢ ©¢¢ ©
¢ Ñ
¢
A
¢ ©
¢ ¢
© A
¢
©
¢ A
,
©
¢
¢
AA
©
¢
¢ ©
,
¢ A
©
¢
¢ ¢¢
©
,
¢
¢ ©
¢
¢ ©
,
¢
¢ ©
¢
¢ ¢
¢ ¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢
E

¢¢ ¢¢ ¬ ] ¢ ¢ ¢ ¢

 N N N

Ñ
¢
A Ñ
¢
A A¢
© A
©
,
¢ F m
A
©
¢ A
©
¢
 ¢
  ¢ ©
¢ ¢ ©
¢ ¢
© ©
,
¢
¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢
¢¢¢ ©¢¢¢¢ N ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ N ¢
E 7 B7
¨ ©

 N N

 Ñ¢¢ E ¢
© Ñ
¢  ©
¢ ©
,
¢
¢ ' ©
¢
¢ ©
,
¢
¢ Ñ
¢
¢ 
7

¢ ¢ » ¢ ¢ ¢ ¢
E E B
¨ ©¢¢¢ ¢¢ ­] ¢ ¨ ¬] ¢ ¨ N
NN ¢ N ¢
1. 2.



A ©
¢ A ©
¢ A ©
¢ A ©
¢ Fm7
 » ©¢¢ A,¢©¢¢ A©,¢¢¢ A©¢¢¢ A,¢©¢¢ Ñ¢¢¢  ©
¢ A,¢¢¢ A,¢¢¢ A¢¢¢ A,¢¢¢ A©¢¢¢  A,¢©¢¢ A¢©¢ A©¢¢¢ ©¢¢
B7
¢
E

¢ ¨ » ¢ ¢ ¢

 N N N N

 ©¢¢¢  B ,©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ Ñ¢¢ 


7 E
¢ ¢ ¨ ‘

 N ¢ ­] N

 Solo©¢¢ A©¢¢¢¢ ¢¢© P©B¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢© A¢¢¢¢© ©¢¢ P©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ P©¢ ©¢ E©¢¢¢ ©¢ P©© A©¢¢¢ ¢
©
¢ A©¢¢¢ P©¢
7

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ P©©
¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢
 NN ¢
 ¢ N ¢ ¢ N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N

 ©¢¢ A©¢¢¢¢ B©¢¢ P©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ A¢¢¢¢© ©¢¢ P©¢¢ ¢© A©¢¢¢¢ ©¢ P©¢ E©¢ ©¢¢¢ ©¢ P©© A©¢¢¢ ©¢¢ 
7

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
©
¢ P©
¢
¢ ©
,
¢
¢ ¢ ¨ » ,©¢¢
¢

 ¢ N ¢ ¢ N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N¢ ¢ N

 ¢©¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢©¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ¢© A©¢¢¢¢ ©¢ P©¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢ P©© A©¢¢¢ ¢
©
¢ A©¢¢¢ P©¢
B7

¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢¢¢ ©¢¢¢ P©©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢© ¢¢
E


 ¢  ¢ N
Pág. 42 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“Anoche le Di” pág. 2 de 3

 ¢¢© A©¢¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ B ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢©¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ P©¢ E© ©¢¢¢ Å ,©¢¢
7

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ Å ¨ » ¢ N
¢

 ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ N ¢ N
©¢¢¢ B7 AA©¢¢ ¢¢¢© ©¢¢¢
  ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢©¢ ¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢© AA©¢¢¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢¢
 A
A A
A A
A ¢
©
¢ E A ©
¢
¢ A

©
¢ A
A
¢

 ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
A ©¢¢¢ B7 AA©¢¢ ©¢¢¢
A
 A
  ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢© ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©P© A ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢© AA©¢¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ E¢¢© A©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ A¢©¢¢ ¨ » ,©
¢

 ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢¢¢ N

 ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢© P©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢©¢ A¢¢¢¢© ©¢¢ P©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ P©¢ ©¢ E ©¢¢¢ ©¢ P©©
A ¢
© A©¢¢¢ ¢
©
¢ A©¢¢¢ P©¢
B7
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢¢¢ ©¢¢¢ P©©


¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢
¢ ¢ N

 ¢©¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ B©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢©¢ A¢¢¢¢© ©¢¢ P©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ P©¢ E © ©¢¢¢ Å P©¢¢¢
7

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ » ©
¢
¢ ©
,
¢
¢ ©
¢
¢ P©
¢
¢ ©
¢
¢
¢

 ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ N ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N

 ¢©¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢©¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ P©¢ 3 ©¢ ¢¢¢© ¢© P©© A©¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢ ©¢ A©¢¢¢ ©¢ P©¢
7

¢ ¢ ¢
© P©
¢
B E

¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ N





 ¢©¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢BP©¢¢ ¢© A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢©¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ P©¢ E© ©¢¢¢ Å ,©¢¢ ©¢¢
7

¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢¢ ¢ Å » ¢ ¢ N

 N
©¢¢ B7 AA¢©¢
A AAA©¢¢¢ AAA©¢¢¢ AA©¢¢ A©
  ' ¢¢ ,©¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢ ¢¢ ,© ¢¢¢ ¡¡ ¢©¢ ¡ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ' A¢¢¢¢ ©,¢
 A ¢
©
A
¢ A ©
,
¢ A ©
¢ © ¢
©
E
¢

 ¢ ¢ N ¢¢ ¢¢¢ NL Í¡ ¢ ¡L
Í¡ ¢ N ¢¢ N
AAA¢©¢ AAA©¢¢¢ AA¢©¢
 ¢¢ P©¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢,©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ,©¢ ¢¢ ©,¢ ¢¢ ¢,©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ,©¢¢ AA¢©¢¢¢ ©,¢
A ©
¢ B7 A¢
© A ¢
© A ©
¢ ©
¢
A E A ©
¢
¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢

 ¢¢ N ¢¢ N ¢ ¢ ¢¢ N

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 43
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“Anoche le Di” pág. 3 de 3

¢©,¢¢
  ¢ ¨ ¨ » ,©¢¢ ¢ ©¢¢ ©¢¢ AA¢©¢¢¢ ,©¢¢ E©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢¢¢ ,©¢¢¢ © ,©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢
 ©
¢
A
¢ B A
A 7

¢ N ¢ ¢

 ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ N

¢
© A ¢
©
¢ ¢
© AAA©¢¢¢ ¢
© AAA©¢¢¢
B7 A A E A A
 ¡ ©¢¢ ©¢ ¨ » ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ » ¡ ¡¡ ¡¡Í¡ ¢¢© ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ » ¡ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢
¡Í¡ ¢ ¢¢ N ¡¡L

 ¡
¡
Í ¢ ¢ ¢ ¢ N ¡
Í
L ¡
Í ¢ ¢ ¢ N ¡L Í ¡
Í ¢ ¢ ¢ N
Í¡ ¡ ¡

¢
© A©¢¢¢ ¢
© A ©¢¢¢ E ¢
© AAA©¢¢¢
 A¢ A A ¢ A ¢
© A
  » ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ » ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ » ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ Å » ¡¡ ¡¡Í¡
B7
¢
¡¡ ¡Í¡ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¡¡ ¡Í¡ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¡¡L

 Í ¡
Í ¢ ¢ ¢ N ¡¡ ¡Í¡ N
Í¡
L Í¡
L ¡ Í¡
L
¢
© A ¢
©
¢ ¢
© A ¢
©
¢ ¢
© AAA©¢¢¢ ¢
© AAA©¢¢¢
A A
 ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ Å
B7
¡ A A A A
¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ » ¡ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ » ¡ ¡¡ ¡¡Í¡ ¢¢© ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢
» ¡
E

¢ ¢ ¢ ¢

 N ¡¡LÍ¡ ¡Í¡ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¡L Í¡ Í¡ ¢ ¢ ¢ N ¡L Í¡ Í¡ ¢ ¢ ¢ N
¢
© A©¢¢¢ A©¢¢ ¢
© AAA©¢¢¢ AAAY
 A¢ A
  » ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢© ©¢ ¡ ¡
B7
¡ ¢
© A¢
¡¡Í¡ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢
»
E
¡ ¡ ¡
Í¡ ¡Í¡ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¡¡Í ¡Í¡ A¡¡Í¡ N ¡L
¡L

 Í¡ Í¡ ¢ ¢ ¢ N ­

Pág. 44 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
Antonio mi Hijo
(Merengue)

J = 104

 % » ©¢¢¢E A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ B A©¢¢¢ Å ©


¢ ©
,
¢ ©
¢
¢ ¢
©
¢
» ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ©¢¢¢ ©
¢
¢¢ ©¢¢¢ Å
7 E


 N N N ­]

 » ©¢¢¢ EA,¢©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢B Å ©


¢ ©
,
¢ ¢
© ¢
©
» ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ Å ©
¢
7 E


 ¬] ¢ N ¢ N N ­]
©
¢ AAA¢©,¢ A©¢ AA¢©¢ B7A©¢ AA©¢¢ A©¢ AA©¢¢ A¢© A©¢
 ¢
© ¢
© ¢
© ¢
© ©
,
¢
¢ A
¢
¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ P©¢¢ P©¢¢
¢ ©
¢
¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢
E
‘ Å ¢
Solo


 NN N NN N N
€
A©¢
 ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ,©¢ ¢© ,© ¢© ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢© ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢
B7 E

 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ N ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N


 € N
€ €
€
 AB©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢© A¢¢¢¢© ¢¢¢© ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢E ¨ ¢©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢
7


 ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
€ €
AAA©¢¢¢ A©¢ DAAA©¢¢¢ DA©¢ PAA©¢¢ B7 AA¢© AA¢©¢ PAA©¢¢¢
  ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ,©¢¢ ¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ AA¢©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ E©¢¢ AA¢©¢¢¢ ¢¢© A©¢¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢
 ¢
© ¢ ©
¢ P©
¢ ¢ ¢
© ¢ P©
,
¢ ¢ ¢

 N ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ N

 ,©¢¢ E©¢¢¢ ,©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ B©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ¢¢¢© A©¢¢¢¢ DA©¢¢¢¢ A¢©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢E ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢
7

¢

 ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ Í¡ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N
¢ €
€
 E
¡ ¢
© ¢
©
A
¢ D ©
¢
A
¢ A
¢
©
  ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡Í¡ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢© ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ © » ,© ©¢ ¢© ©¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢
¢
© B7 E

¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ N ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ N


€

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 45
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“Antonio Hijo Mio” pág. 2 de 3

©¢ A©¢¢ A¢©¢ DA©¢¢ A©¢ ©¢


 ¢© ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢¢ A

© ©
¢
A A
A ¢
©
¢ A ¢
© 7 A
¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ E¢© ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢
E B
¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N

 N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
€ € €
©¢¢¢ E AA©¢¢
A
  ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢ ¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ A¢©¢¢
A
©
¢ ¢
© ¢
©
B7A A ¢
© A A
 ©
,
¢ P© ¢ ©
,
¢ ¢
© ¢ ¢

 ¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ N

 ¨ » ,©¢ ©¢ P©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ P©¢ B©¢ P©© ¡ ¡ ¢


© ©¢¢¢ DA©¢¢¢ A¢¢© P©©
A ¢ ¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡
¡ ¢
© ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
©
7

¢ ¢ ¢
© ¡ ¢ ¢ ¢ ¢
E
¢ ¢
© ¢
© ¡
Í ¢ ¢ ¢
¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ N ¢


€ €
 ,©¢¢ ©¢¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ B ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ A¢©¢¢ » ,© ¢© ©¢ ©¢ ©¢¢ E©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ©¢
7

¢

 ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ Í¡ N ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ N
¢ ¢ ¢ ¢ € ¢ ¢ ¢ ¢
€
 ¡ ¡
¡ ,©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢
Segundo Solo
¢
© ¡ ¢ ¢
E
¡¡Í¡ ¨ Å

 NN ‘ N N Å ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ Í¡ Í¡ ¬ ] ¢ ,©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢¢ ©¢¢¢ N
€
 A ©
,
¢ A
A¢©¢¢ A,¢© AA¢©¢ ©¢ A©¢¢
  ¡¡ ¨ ¢© ©¢ ©¢ ¡¡ ¡Í¡ ,©¢¢ ©¢ ,© ¢¢¢© ¢¢© ©¢
B7
¡ ¡
¡¡ ¨ ©¢ ©¢¢ ©¢ Í¡¡¡ ¡Í¡ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢
E
¢
Í
¡

 ¢
¢¢ ¢¢ ¢¢ Í
¡ ¢ ¢ ¢ ¢
©
N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N Í¡ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ­] N
€ €
BA ©
 A©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢¢© ©¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ © ¨ » ,© ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ DA©¢¢¢¢
7 E


 ¢ ¢ N¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ N ¢¢¢ Í¡ ¢ ¢ ¢ N
€
 BA©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ¢©¢ E©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©P©
¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ AP
©¢¢¢ A©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢
¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢
7


 ¢ ¢
N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢¢ ¢ ¢ Í¡ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N € N
€ €
€

Pág. 46 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“Antonio Hijo Mio” pág. 3 de 3

¢
©
BA A ¢
© A
¢
© E A©
¢ A

¢
¢ ©¢¢¢
A
A AA¢©¢¢
 ¢ ¢
©
  ¢¢© ¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢ ¢¢¢ ©¢ P©¢ ©¢ ¢¢ ©¢ P©© ¢
¢ P©
¢ ¢
© ¢ ¢ P©©
¢ ¢ ¢
© P©
¢
¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢
7

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢ ¢
©
¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ N


P ©¢  ©¢ ¢©
 A©¢¢¢¢ ©¢¢ B ©¢¢ ©¢ A¢©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ P©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ P©¢ A¢©¢¢¢ ©¢ P©¢ ©¢ E A©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ AA¢¢¢¢ AA¢¢¢¢ AA¢¢¢ » ,©¢¢ ©¢¢ P©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢
7

¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N

 ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ N

 P©¢¢ ©¢B A¢¢¢¢© ©¢¢ ©¢ P©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢¢© A©¢¢¢¢ EP©©
¢¢¢ ¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡ ©¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ DA©¢¢¢¢
7

¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ Í¡ Í¡ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ N




€ € €
 A¢¢¢¢© ¢¢¢©B¢¢¢© ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ © ¨ ¨ ¢¢© ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ EAA¢©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢ » A,¢©¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢© ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢
7

¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢¢

 ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ N ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ N
Œ € €
 ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ A©¢¢¢¢ A¢¢¢¢© ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ P©¢ ©¢ E©¢ ¢© ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢ P©© ¢¢¢ ¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ P©©
¢¢¢ ¢¢¢ ¢© ©¢¢ P©©
¢¢¢ ¢¢¢
B7

¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢


¢ ¢ ¢ ¢ N


€ €
 A¢¢¢¢© AB¢¢¢¢© ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ P©¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ A©¢¢¢ © ©¢¢ E ¨ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ » ,© A©¢¢¢ ©¢ ©¢
7


 ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ ¢¢¢ N ¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ N ¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ N
€ €
  ¢ © ¢© ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ A¢©¢¢ © A¢©¢¢ E© ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ,©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A,©¢¢¢ ©¢¢¢
 A ©
¢
¢ B7
¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ Í¡ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ Í¡

 ¢¢¢ N ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N N
¢ ¢ ¢ ¢ ¢
€ €
 ©¢¢¢ ©¢¢ Å ©
,
¢ ©
¢ ¢
©
» ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ Å
©
¢
B7 E


 ¢ N N ­

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 47
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón

Arroyito Cristalino
(Merengue)
“Mensaje”, (Nombre original)

J = 125

 % Ñ¢¢¢ 
A ©¢¢A ©
¢ ¡
¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¡Í¡ ©¢¢  ,©¢¢ Ñ¢¢
Melodia

¢ Ñ¢¢
A

¢ ¢ ¢ ¢ Å

 N N N ¢ N

 A¢Ñ¢¢  A ©¢¢ ©


¢ © ©
¢ A
©
¢
¢
¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ Y Ñ¢¢
7

¢ ¢
E
Å

 N N N N

 AÑ¢¢¢  ©¢¢ A¢©¢ ©¢ ©¢¢ ©¢ E ©¢  ,©¢ Ñ¢


¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¨ © ©¢
7 7

¢
E


 N N N ¢ ¢¢¢ ¢¢ N

 Ñ¢E Ñ¢¢ Ñ


¢¢¢ Ñ
¢
¢¢ Y Ñ¢¢
7 A
¢ ¢ Å
 ¢

N NN N ¢ ­]
1.

AA¢©¢ AA¢¢¢© AA©¢¢ A¢Ñ ¢©¢¢ A¢©¢¢


 A¢©¢¢ ¨ A ¨ A¢©¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ ¨ A¢©¢¢ A¢©¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ A
N Å
2.


 NN N ¬] N

 ¢©¢¢ E AA¢©¢¢ A©¢¢ A¢Ñ¢


A
A ©¢¢ ©¢¢ E A¢©¢¢ A¢©¢¢ ¢¢¢© Ñ¢¢ A¢©¢ A¢©¢
 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
7 7

Å ¢ ¢ ¢ Å

 N N N N

 AA©¢¢¢¢ A AA¢©¢¢ A©¢¢¢ A¢Ñ¢¢ A¢©¢ A¢©¢ A AA©¢¢¢¢ AA¢©¢¢ A©¢¢¢ A¢Ñ¢
¢ ¢ ¢
A¢©¢¢ A¢©¢¢
Å

 N ­] N Å N

 ¢©¢¢ E AA¢©¢¢ A©¢¢ A¢Ñ¢


A
A © © ©¢  E A©¢¢¢ A¢¢© ©¢¢ A¢©¢ ©¢ P©¢¢ ©¢ ©¢ P©¢ ©¢ 

 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ,©¢¢
7 Solo 7

Å ¢ N

 N NN € N

Pág. 48 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“Arroyito Cristalino” pág. 2 de 4

©
¢ A¢
© ¢
© ©
¢ € P A
©
¢ A
¢
©  A ©
¢
¢  AAA¢©,¢
A
©
¢ A A
¢
© A¢ A A © A
¢
© A A
¢
©
 ©¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢© ¡¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡¡ ¡¡ ¡¡ P©¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢
A ¢ A A
¢
© A
¢ A
¢ A
 ¢¢ ¢¢ ¢ ¢
 N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N Í¡ Í¡ Í¡ Í¡ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ N N
AAA©¢¢, AA¢©¢ EAA7¢©, A©¢ A©¢ AA©¢¢ A©¢ A¢© A©¢
 ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©  ¢¢ ¢¢ ¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢PA©¢¢¢¢ ©P© ©
,
¢
A A ¢
© A ¢
© D ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢
E7


 N ¢ ¢ ¢ ¢¢¢ N N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N
€
 ©¢¢¢ A ¢¢¢© A¢¢¢¢© A©¢¢¢¢ PAA©¢¢¢¢ AA¢¢¢¢© ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A¢©¢¢ ©¢¢ ©¢ ¡¡ » ¢¢© ©¢¢¢ ,©¢¢ ©¢ A,©¢¢ A¢©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ A¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ P©©

¢ ¢ Í
¡ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢¢

 N ¢ N N ¢ N
¢
© ¢
© ¢
© A
¢
© A¢
©
¢ A¢
© ¢
© AAA¢©¢
 ©¢ ©¢ ©¢ ©¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ P©©
E7
¢¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢  A
¢
© A A¢
© A A ¢
© A A
¢ A A¢ A A¢
© E7 A ¢
©
©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢
¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢

 N N ¢ N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
¢ ¢ €
Œ
 ' ©¢¢ ,©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A¢©¢¢ ¨
A A
‘
Solo #2 A
¨ » ,©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢
 ¢
 N ­ NN ¢ ¢ ¢ ¢ N


¢ E A¢
©  A¢
© ¢
©
A A
¢
©
A
¢ A
A¢©¢¢ AA©¢¢ A©¢¢ A©¢


 Ñ¢¢  ¢
© ¢ ¢
» ,©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ Ñ¢¢¢ ¢©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢
E 7 7

¢ ¨ ¨ ¢ ¢

 N N N N
€

©
 ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©,¢¢¢ ©¢¢A ,©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¡¡Í¡ ¡¡¡Í¡ ¡¡¡¡ ¡¡¡ ¨ »A ¡¡ €¡ ¡¡ ¡ ©¢¢ ©¢ ¢©¢¢ ©¢¢ ©¢
 A¢ A ¢
©
¢ E7
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢

 ¢ ¢ N Í¡ ¡Í¡ ¡¡Í¡ N ¡Í¡ ¡Í¡ ¡Í¡Í¡¡¡ ¡Í¡ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N
€ €
A ¢
© ¢
©
A E7 A ¢
©
A
¢ A
¢
© A
A ¢¢¢© AA©¢¢ A©¢¢ PAA©¢¢ AA©¢¢ A©¢ A©¢ A©¢¢ ©¢ A©¢¢ A©¢¢ A¢¢©
 ¢
© ¢
© ¢ ¢
©
 ¢¢ ¢¢© ©¢ ¢©¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢ ©¢¢ ¢© ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢© ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢
A

 ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ N ¢ ¢
 N N
€ € € € € €

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 49
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“Arroyito Cristalino” pág. 3 de 4


© ¢©¢¢ AA©¢¢ A©¢¢ A©¢ AA©¢¢ A
A
 ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©A ,©¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ DA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©P©
 ¢
©
A
¢ A
¢
© ¢
©
A
¢ A¢ A ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ P©¢¢
E 7

¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N

 N N

 ©¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢ A© ©¢¢¢ A¢¢ ©¢¢ A©¢¢ AA¢©¢¢ ©¢¢ A©¢¢ ©¢ ¡ ¡ A ¢
©
¢ ¢
© ©¢¢¢ A©¢¢ ©¢ ¡
A
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ P©© ¢
© ¢
©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¡Í¡ ¨
7

¢¢¢ ¢¢¢ ¡Í¡ » ¡L


E
¢ ¢ ¢ ¢

 ¢ N N Í
¡ N N
€ €

© A
¢
© ¢©¢¢ AA¢¢© A©¢¢ A©¢ AA©¢¢ A
A
 ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ P©¢¢¢©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ A©¢¢ ¢¢¢© A¢¢¢¢© DA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ ¢¢¢© A©¢¢¢ ©¢¢¢ P©©
¢
©
A A¢ ¢
©
A A¢
© ¢
©
E7A A
¢ A
 ¢ ¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢ ¢©¢ ©¢ ©¢¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N

 € N ¢ ¢ N N

 ¢¢© ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢ A© ©¢¢¢ A¢¢ ©¢¢ A©¢¢ AA©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ AA©¢¢¢ PA ©¢¢¢ AA©¢¢¢ ©¢ A©¢¢
A P©¢¢¢ ©¢¢ ¨
¢ ¢ ¢ ¢ ©
¢ ¢
© ¡ ¡ ¡ ©
¢ ¢
©
E7
¢ ¢ ¢ ¢ P©
,
¢ ©
¢ ¡ ¢
© ¡ ¢ ¢
A
¢ ¢¢ ¢ ¢ € ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ L ©
¢ ¢
© ¡
Í¡ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ Í¡ Í¡ N ¢ ¢ ¢

 € N N
€ €
¢©
 E» A,¢©¢¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢ AA¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ AP A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢ ©¢  A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ DA©¢¢¢ AA©¢¢¢ ©¢¢PA©¢¢¢ ©P©
¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ P©¢¢ Ñ¢
7

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢

 N ¢ ¢ ¢ ¢ N N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ N
A € A¢
© A ¢
© E A ¢
©
A
¢ A
¢
© ¢©¢¢ A©¢¢ PA
A
A ©
¢
A
¢ A

©
¢ A
¢
©  A
¢
© ¢
©
A A ©
¢ A¢©
 ¢
© ¢ ¢
©
 » ¡¡ Í¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ ©¢¢ ¢© ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢
¡ ¡ ¡ ¢ ¢
© ¢
7

 ¡Í Í¡ Í¡ Í¡ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢© ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢


 N N
¢©
 ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ AA¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A
A¢
© A©
¢ ©¢¢¢ A©¢¢ A©¢¢¢ P©¢©¢ ¢Ñ¢¢ ©¢¢ A©¢¢ ©¢ P©©
E7A A
¢
©
¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢¢ ¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢¢ P©¢¢¢¢
A


 N ¢ N N N

 ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ A©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ PA
A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢ ©¢ ©¢ ¡ ¢
© ©
¢ ¢
© P©¢¢¢ Ñ¢¢
7

¢ ¢ P©
¢ ©
¢ ¡ ©
,
¢ ¢ ¢
E
¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢
¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N Í¡  ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ Å

 NN
€

Pág. 50 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“Arroyito Cristalino” pág. 4 de 4

©¢¢¢ AP
 ¨ » ©,¢ ¢©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ A¢¢¢ AA©¢¢¢ AA©¢¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢¢© ©¢¢ A©¢¢ PÍ¡¡¡ Í¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡¡ P©©
 A©
¢ ¢
©

¢ A¢ ¢
© A¢
© A
¢
©
A
¢ A©
A ¢
© A
¢
© PA
©¢¢¢ AA©¢¢¢
A
¢ ¢ ©
¢ ¢
©¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢
A
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¡
Í ¢ ¢ ¢
Solo #3

¢ ¢ ¢ N €

 NN € N ¢ ¢ ¢ ¡Í N ¢ ¢ ¢ N
€

© A©
¢ A¢
© A
¢
©
 ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ DA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ PA©¢¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¨
A¢
© A
¢
© ©
¢
A A¢ A¢ A¢ A¢
© A¢
© A
¢ ¢
©
A A
¢
© A ¢
©
E 7 E 7


 N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N N¢ ¢ ¢ N
AAA¢©¢¢ AA©¢¢ A©¢ AA©¢¢ A¢© AA¢¢© A¢© A AA©¢¢ A©¢ PA
 » ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ¢¢ ¢¢ A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢ A¢¢¢¢© P©¢¢¢ ¢©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ¨
A
¢ ¢ ¢ ¢ ¢

 N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N N¢ ¢ N
€
©
¢ ¢
©
 A©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢ AA¢¢¢ AA©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢ A©
A¢¢¢ AA¢¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ P©¢¢©¢¢ ©¢ ¢©¢¢ DA©¢¢¢ A©¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢ ¢¢© P©¢¢ ©¢
A
E7 E7

¢
©  ¢
© ¢
©
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
© ©¢¢¢
¢ ¢ ¢ ¢ ©
¢ ©
,
¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢
¢ N

 € N € € N
A© PA
©¢ A©¢ PA
©¢¢¢ AA©¢¢¢
 ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢ A¢¢¢¢ Å ¢¢© ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ P©
¢ ©
¢ ¢
© ¢
©
¢ A
¢
©
¢
©¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢A
A A
¢ ¢ ¢ ¢

 ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢
© ¢
© ¢
¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ N ¢ ¢¢ N
€ €
¢
©
A A
¢
©
A
¢ A¢
©  A
¢
© 7 A

© A ¢
©
¢ ¢©¢¢ AA©¢¢ A©¢¢ A©¢ AA©¢¢ A©
A
A ©¢¢¢ AA¢¢ A¢¢©
A A
¢
©
 ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ » ,©¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢© ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢
 ¢ ¢ ¢ ©
¢
E E7


 N € ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
€ €

 A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A,¢©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ¢¢© ©¢ ¡¡


¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N Ñ¡ Å

 ­

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 51
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón

Caña Brava
(Merengue)
(Versión #1)

A Ñ
¢  F m A ©
¢ A ©
¢ A ©
¢ F m

A©¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢
J = 130

 % A¢¢¢ A©¢¢


¢ ©
¢
¢¢ ¢
A¢¢¢ A,©¢¢ AÑ¢¢
¢ ¢
AÑ¢¢
¢ Å

 N N N N
A

¢
¢  F m A
©
¢ A©
¢ A

¢
¢ A

¢
¢ C7 AY A¢Ñ¢¢
 ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ Å
N ¢

 N N N

 Ñ
¢
A  C7 A
©
¢ © A©
¢ ©
¢
A A

¢
¢ C7A
©
¢  ©
, Ñ A
©
¢
A
¢ ¢©¢¢
A
A
 ¢¢ ¢¢ ¢ ¢
¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢
¢ ¢ ¢
¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢
Å

 N N N N
A

¢
¢ C7 Ñ
¢
A A
Ñ
¢ F m
 ¢¢ ¢¢ ¢¢ Ñ¢¢
¢ Y Ñ¢¢ Å
N

 NN N ¢ ­]
1.


¢ A
©
¢ A
©
¢ ©
¢
A F m
©
¢
A A©
¢ A
Ñ
¢  C7 ¢©,¢¢ AA¢©¢¢ AA¢©¢
A

 Ñ¢¢ A,
¢ ,
A
¢ A
¢ ,
¢
A
¢ ¢
A
¢ A¢ A
¢ ©
,
¢ ©
,
¢ ©
¢
A
¢ A
¢ ¨ » ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ » ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢
2.


 NN N NN N N
F m C7
A Ñ
¢
 A¢¢¢ A ©
¢
, A ©
¢ ©
¢
A,¢©¢ A©,¢¢ A©¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢ Ñ
¢
A¢¢  ©
,
¢ ©
,
¢ ©¢ AA¢©,¢¢ AA¢©¢¢ AA©¢¢¢

¨ » ¢ ¢ ¢ » ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢

 N N N N
F m C7
 » ©,¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢¢¢ » ,©¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢¢¢ » ©,¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢¢¢ » ©,¢ ©¢¢ ©¢¢¢ AA¢©¢¢¢ » ©,¢ ©¢¢ ©¢¢¢ AA¢¢¢¢¢© A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢
Solo A ©
¢ A ©
¢ A©
¢
 N N ¢¢
 ¢¢ N ¢¢ N ¢¢ ¢ N ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N

F m C7 ¢© A©¢¢ A
 ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¨ » ©,¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ AA¢¢¢ AP
A
© P A
©  A
© A
¢
©

¢ A©¢
© A¢ A¢
© ¢
,
A
¢ ¢
A
¢ ¢
,
A
¢ ©
¢
A A
¢ ¢
©
A A
©
¢ ¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢
 ¢ ¢
 N N ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ N
€ € €

Pág. 52 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“Caña Brava (Ver. 1)” pág. 2 de 2

A
¢
© ¢
©
A A
¢
© A¢
© A

©
¢ A ¢
© A 
¢
© ¢
©
A A
¢
© C A ¢
© ©¢¢¢ AA¢©¢ A¢©¢ ©¢ ©¢
A
A 7 ©
¢
A A
¢
©
A
¢ ©¢¢¢ A©¢¢
A
A
 ¢ ¢ ¢
© ¢ ¢
© ¢
© ¢
 ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢ ©¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ P©© © ¢ ¢
¢ ¢¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢
Fm

 ¢ ©¢ ¢
€ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N
 N¢ ¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N
¢© A© Fm ¢
© 7 C7 ©¢
 ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¨ » ,©¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢ AA¢¢¢
A
A ¢ ¢ A
©
¢ A
¢
©
A
¢ ¢
©
A A
¢
©
A
¢ ¢
©
A A
¢
© A ©
¢ A
¢
©
A
¢ P A
©
¢
A
¢ A
¢
©
A
¢ A
¢
A A
¢
©
A
¢ ©
¢
A CA
¢
©
¢

 N ¢ N N ¢¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢¢ ¢¢¢¢ N
€
A
A ©
¢
¢ CA©
¢ mA
 ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¨¢
©
A
¢ A
¢
© F m P A A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢ AP A©¢¢¢ AA¢¢¢© AA¢©¢¢¢ AP
A©¢¢¢ A A©¢¢¢ A
A©¢¢¢ AA©¢¢¢
¢ ‘ Å
Segundo Solo


 € N N N N N
©
¢ 7 ©¢ ©¢ AD
¢
© A
©
¢ ©
¢ m ©¢¢¢ AA©¢¢¢ AA©¢¢ AA©¢¢¢ AP ©¢¢¢ AA©¢¢
 P A
©
¢
A
¢ AP

¢
¢ A
©
¢
A
¢ A

©
¢ A
¢
A
¢
CA ©
¢
A
¢ A
¢
A
¢ A
¢
A
¢ AP
¢
©
A
¢ A
©
¢
A
¢ AP

©
¢ A
©
¢
A
¢  A
¢
©
A
¢ A
¢
A
¢ A
¢
A
¢ A

¢ A
©
¢
A
¢ P A
©
¢
A
¢  A
©
¢
A
¢ A
A A¢
©
¢ A
A© ¢
¢  A
A ©
¢
¢ A
A
 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
F


 N N N N
C7 ¢© ¢
© AD
¢
© A
©
¢ ©
¢ F m AAA©¢¢¢ AAA¢©,¢ AA¢©¢ A,©¢ AA¢©¢ AA©¢¢ A©¢ AA©¢¢
A
¢
A A
A
 ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢©
¢
¢ P A
A ©
¢
¢  A
¢
©
A
¢ A
A¢ AP
'
A A
©
¢
A
¢  A
¢
©
A
¢ A
¢
A
¢ A
¢
A
¢ A
¢
A
¢ A

¢
¢ P A
©

¢  A

¢
¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢
» ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢ ¢

 ¨
N N N N
7 
©
A¢ A
©
¢
A
¢ ¢
©
A ¢
©
A A
¢
© ¢
©
A© A¢ A¢
© A
©
,
¢ A
¢
© ¢
©
A AA©¢¢ AA¢©¢¢
 ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©,¢¢ ©¢¢¢ ¢¢© ©¢¢¢ ©¢¢ Ñ¢¢ ©
, ¢
© ¢
© ¢ ¢
» ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢
C Fm

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¨

 € € N N N N
A
A ©
¢
¢  C,©7A¢© AA¢©¢¢ AA©¢¢ AA©¢¢ ©¢ A©¢ A©¢¢ AA¢©¢ AA¢©¢ AA¢©¢ Fm A
¢
© ¢
©
A A
A ©
¢
¢ A
A ¢©¢¢
 ¢ ¢ ¢
 ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ©¢¢ ¨ » ,©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢
© ¢

 N N ¢ ¢ N N
A
©
¢
A
¢ C A©
¢ ¢©¢¢ AA©¢¢ AA¢©,¢
A
A 7
©
¢
A ¢©¢¢
A
A AA¢©¢ F© m 
 ¢
© ¢
 ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢ ¢©
,
¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢
 ¢
 N ¢ N ­

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 53
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón

Caña Brava
(Merengue)
(Versión #2)

AÑ¢¢  Dm ©¢ A
©
¢ ¢©¢¢ DmA¢©¢  ,©¢ Ñ¢
A
J = 126

¢ ¢¢ ©
¢ ¢
©¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ Ñ¢¢
D % ¢ ¢ Å
 N ¢
 N N ¢ N
AÑ¢¢  Dm ©¢ © A©
¢ ©
¢
A
¢ Y Ñ¢¢
¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢
A7
D ¢ Å
N ¢

 N N N
Ñ¢¢  A ©
¢ ©
¢ ©
¢ A
©
¢
¢ ©
¢  A
©
¢
¢ ©¢¢
A
¢¢ ©
¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ©
, Ñ
¢¢¢ ¢¢¢ Ñ
¢¢¢ ¢ ¢
7 7

¢
A
D

 N N N N
AÑ¢¢ A7 Ñ¢¢ Ñ
¢ Ñ¢¢ Y Ñ¢¢
¢ ¢ ¢¢
Dm
D ¢ N ¢ Å

 N NN ­]
1.

A ©
¢ AAA©¢¢¢ AAA©¢¢¢ AA©¢¢ AA©¢¢ AA©¢¢ AA©¢¢ AAA©¢¢¢ AA©¢¢ PAA©¢¢ A©¢ Dm
¢
© ¢
© ¢
© A
¢
©
¢ A ¢¢¢ Primer Solo A
¢
© ¢
© ©¢¢¢ ¢¢¢ © ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢
¢
© ¢ ¢ © ¢ ¢
© ¢ ¢ ¢
© ¢ ¢ »
Dm Dm

 D N N ¢¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¨ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N N ¨


 N € ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N
2.

AA¢¢¢© PAA©¢¢¢ PA©¢¢ DA©¢¢ A©¢¢ ©¢ ¢©A©¢¢ ©¢  A


¢
© AAA©¢¢¢ AA¢©¢ A©¢ A ©¢,¢ AA©¢¢ AA©¢¢¢ AA©¢¢¢ AAA¢©¢¢ AA©¢¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¨ ¨ » ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ A ¢
© A
¢ ¢ Dm A
D €

 € N N N
AA¢¢¢© A¢¢© ¢©Dm AA¢©¢¢ A©¢¢ A©¢¢ ©¢ A©¢¢ A¢¢© ¢©A7(¢©D9) ©© A7(D9) A ©
,
¢ ©
,
¢ AAA¢©¢,
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
© ¢ ¢ ¢
©
¢ ¢
© ¢
© ©
¢ I ¢
¢ ©
¢
¢ © ¢
¢ A ¢
©
¢ A ¢
¢ P©
¢
¢ ¢¢¢
¢ ¢ ¢ ¢
© ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢ ¨ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
© II » ¢ ¢ ¢
 D ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢
 N N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢
€ N
€
AA©¢¢¢ AA©¢¢¢ AA©¢¢¢ AAA©¢¢¢¢ AA©¢¢¢ PA A ©¢¢¢ A©¢ A
¢
©
A
¢ A ¢
©
¢ A ¢
© ¢
© ¢
© A7(D9)
¢
©
P A
©
¢
,
A
¢ A
©
¢
,
A
¢ ©
¢
A
¢  A
©
,
¢ A©¢ A7(D9)A ¢©¢¢
¢ ¢ ¢ ¢
¢
¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢
©
¢ ¢
© ¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢ ¢
©
¢ ¢ ¢
©
¢ ¢
©
¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢
© ¢
© ¢ ¢
¢ ©¢¢ ¢
¢ ¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
©
¢
D € ¢ ¢

 N € N N N

Pág. 54 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“Caña Brava (Ver. 2)” pág. 2 de 2

A,©¢¢ ©¢¢ AA¢©,¢¢ A¢©¢ Dm©¢ DA©¢¢ ©¢ ©¢ A


¢
©
P AA¢©¢¢ A¢¢© A©¢¢ ©¢ A¢Ñ
¢ ¢ ©,¢¢ ©¢¢¢ ¨ » ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ » ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢
© ¢
D Å

 ¢ N N ¢ N NN
D A
©
¢ A
©
¢ A ¢
© D A ©
,
¢ 7(9)
D A ©
¢ A ¢
© A
¢
© A
©
¢ A
¢
© D A ©
¢ A
A ©¢¢¢
¢
© ¢
© ¢
© ¢
© ¢
© ¢
© ¢
© ¢
©
» ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ » ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ » » ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ »
Segundo Solo Dm A
D

 NN N N N N
D A
©
¢ A ¢
© A
¢
© A
¢
© A ¢
© D A
©
¢ A7(9) D A©
¢ A
¢
© A
©
¢ A
©
¢ A
¢
© D A ©
¢ P A
©
¢ ©¢¢¢
A
A
¢
© ¢
© ¢
© ¢
© ¢
© ¢
© ¢
© ©¢
» ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ » » ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢
Dm
D

 N N N N
AA¢©¢¢ DA©¢¢ ©¢ Dm©¢ ©¢ ©¢ ©¢ A©¢¢ A ©A¢¢¢ AAA©¢¢¢¢ AAA¢©¢¢ AA¢©¢¢ A©¢ A©¢ DA©¢ A©¢ 7(9) © A
©
¢ AA©¢¢¢ AA¢©¢¢ A¢©¢ DA©¢¢
¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¨ » ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
© ¢ ©,
¢ ¢
D ¢ ¢ ¢ N

 N N N
AD ©¢¢¢ A©¢¢¢ Dm D A
©
¢ A ¢
© A ¢
© A ¢
© A¢
© ©¢¢¢ ©¢ A©¢ AA©¢¢¢ ©¢ A©¢ AA©¢¢¢
A
A
¢
©
©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ » ,©¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¨ Å ¢
© ¢
© A7 A7
© ¢
¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢
D ¢ ¢ ¢ ¢ ¨ ¢
¢ ¢ ¢ ¢

 ¢ N N ¢ ¢ N € € € N
¢
© ¢
© ¢
© ¢
© ¢
© © © A ©
¢ ¢©¢¢
A
A A
A ¢©¢¢ AA¢©¢¢ AA¢©¢¢ AA¢©¢¢ AA¢©¢¢
¢ ¢ ¢
©¢¢¢ A©¢¢¢ AA¢¢¢ ©¢¢¢DmA©¢¢¢ AA¢¢¢ ¢©¢¢ A©¢¢¢ AA¢¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢© AA¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ AA¢¢¢ AA¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢ AA¢¢¢ AA¢¢¢ A AA¢¢¢ AA¢¢ AA,¢¢ AA,¢¢ AA¢¢ AA,¢¢
» ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
7

D ¢ ¨ Å

 € € € € N € Œ N N N
AAA¢©¢¢ Dm ©
¢ ©¢, AA¢©¢, A¢© A©¢, A¢©, P A¢©A 7(9)A¢© A©¢ A©¢ A©¢
A ¢
A¢¢¢ A A
A,¢©¢ A©,¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢
A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢© A¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢ A¢©¢  ,©¢¢
D ¨ ¨ » ¢ ¢ ¢ ¢ ¢

 N N N N
¢©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ,©¢¢ ©¢ ,©¢ ©¢  ,©¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ©¢  ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡
Dm A7

D ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ©
,
¢
¢
¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢¢ L ©
¢ Í¡ ¢¢ L Í¡ N Í¡ Í¡ Í¡ L
Í¡ Í¡ L
Í¡ N


A,¢©¢ A,¢©¢ A©¢¢ A,¢©¢ ©¢¢ ©¢ Ñ¢¢
Dm A7

D ©
¢
¢ ©
¢
¢ ¢
©
¢ ¢
©
¢ ©
¢
¢ » ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¨ ¨
¢ ¢ ¢ ¢ ¢

 N N NN

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 55
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón

Carmencita
(Merengue)

 % ¨ E» A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ AA¢©¢¢¢ AA¢©¢¢¢ AA¢©¢¢¢ A¢©¢¢ A¢¢¢© A©¢¢¢ A¢©¢¢  E ,©¢¢¢ Ñ¢¢¢
J = 135
Ñ¢¢
¢ Å

 N N N N

 AA©¢,¢¢ AA©¢¢¢ AA©¢¢¢ AA¢©¢ AA¢©¢ A¢©¢ A¢¢© A¢¢© AY B7


  ¨ » ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢
E
‘

 N N N N

 ¨B » A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢© A©¢¢¢ A¢©¢¢ A¢Ñ¢¢  E ©¢¢ Ñ¢¢
7

¢ ¢ ¢ ¢ Å

 N N N N

Fm7
A¢©¢¢ AA¢©¢¢¢ A¢©¢ B A,¢©¢ A©¢¢ A¢¢¢© ¢¢©
 Å ¢ ¢ ¢ Y Ñ¢¢
7

¢ ¢
E
Å
1.


 N NN N ­]

 ,©¢¢¢ ©¢¢ E A,¢©¢¢ A©,¢¢¢ A©¢¢¢ A,¢©¢¢ B AY ©


¢ ©
,
¢ ©,
¢ A
©
¢
¢ ©
,
¢ ©
¢
» ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ Å
7 B E 7

 ¬] ¢
 N N N ­]


  » © ,© ©, ©¢ ,©¢ Ñ¢¢ ,©¢¢ ©,¢¢ ©¢¢ ,©¢¢ ©¢ © Å
E B7
E B7
¢ ¢ ¢ ¢ Å » ©
¢
¬ ] ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ N ¢

 N ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢¢¢ ­]

 A
¢
©
» ©¢¢ ,©¢¢ ¢¢¢© ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¨ » ©¢¢ ,©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢¢ P©¢¢¢¢
© ¢ © ¢ ¢ ©¢ ©¢
B 7 E
‘
Solo

 NN ¢ ¢
 N N ¢ ¢ N


 ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢© ¢¢¢© ©¢¢ ,©¢¢ © ,©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢© ¢¢© ©¢ ¨ » © ,©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢
7 B E


 ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ N ¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢¢ N ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
€
Pág. 56 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“Carmencita” pág. 2 de 3

 A©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ PAA©¢¢¢¢ AA¢©¢¢¢ » B©¢ ,©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ PA
A©¢¢¢ AP
A©¢¢¢ AA©¢¢¢ AP
A©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ AA¢©¢¢¢ ©
,
¢ ¢
© A
¢
©
¢ A¢
©
¢ PAA©¢¢¢
©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢
7

»
E
¢ ¢ ¢ ¢

 N ¢ N N ¢ N

 AA¢©¢¢¢ PAA©¢¢¢ AP


A©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ AA¢¢¢¢© ¢
© A¢
© A¢
©
¢ PAA©¢¢¢ AP
©¢¢¢ AA©¢¢¢ AA©¢¢¢ PAA©¢¢ AA¢©¢
A ¢
© A
¢
© A¢
©
¢ PAA©¢¢¢
¢
© ¢
» ©¢¢¢ ,©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ©
,
¢ ¢
¢ ¢ » ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢
B 7 E


 N N N N


 AAY ©
¢
» ¢¢
A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ AY ©
¢
¢ ©
,
¢
¢ ©
¢
¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢
7

» ¢ ¢ ¢
B E
¢ N

 N N N €

 ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ Å ©


¢ A,¢©¢¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ AA¢©¢¢¢ A¢©¢¢ ©¢¢ A¢©¢¢  ,©¢¢ ©¢¢ ,©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢
» ¢
¢ ¢ ¢ »
 € ¢
 N N N ¢ ¢ N


© ¢
©
A B7 A ¢©¢¢  AA¢©,¢ A©¢¢ AA©¢¢ A©¢¢ A¢© ©¢ E©¢
A ©¢¢¢
A
 ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ Ñ¢¢ ¢
©
¢¢ ¢¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¨ » ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ©
,
¢ ¢
©
¢
¢ ¨ Å ¨
Solo #2


 € NN N € N N
AAA©¢¢  AA¢©,¢ AA,¢© A©¢ AA¢©,¢ AA¢©,¢ AA¢©B7A,© AA¢©¢ A©¢ A©¢ A¢© AA©¢¢ A©¢ A©¢ A©¢
 ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ,©¢¢¢E©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ,©¢¢ ©¢ ©¢¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ N

 N N € € ¢ N €
 A
¢
© A
A ¢
©
¢ Ñ
¢
A  A ¢
© A
A ©¢¢¢
¡
  ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡Í¡ ©¢ ¡¡ ¡ ©¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢
B7
¡ ¢ ¡ ¢
© ¢
¡¡ ¡Í¡ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢
» ¢
©
E
¢
© ¢ ¢
©
¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ Í¡ N ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ ¢ ¢ ¢ N

 ©
¢ ¡
Í ¢ ¢ ¢ ¢ ©
,
¢ ¢
© ¢
© ¢
©
¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ ¢ ¢ ¢ N
€ € €
A

¢
¢  A ¢
© AA©¢¢¢ A©¢¢ A ¢
© AA©¢¢¢ A©¢¢ E ¡ ©¢ A©¢¢ AA©¢¢¢

  ¢¢ ¡ ¢
© ¢ ¡ ¢
© ¢
» ,©¢¢ ¢¢© ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ Í¡¡ ¡Í¡ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢©Í¡¡ ¡Í¡ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ Í¡¡¡ ¡Í¡ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢
¡ ¡
B 7


 ¢ N¢ ¢ ¢¢ N ¢ ¢ N ¢ ¢ N
€ € €
60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 57
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“Carmencita” pág. 3 de 3

A ¢
© A ¢
© A

©
¢
 ¢¢¢ ©¢ ¡¡ ¡¡ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢©
¢
A ¢
© ¢©¢¢
A ¢
© A¢
©
¢ © ¢ A¢©¢¢ ©¢ ©¢¢
» ,©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢
© ¢ ¢ ¢
© ¢
B7
» ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
E
¢ ¢
©
¢ ¢
¢ ¢¢¢ ¢
©
¢ Í
¡ ¡
Í ¢

 ¢ ¢ ¢ N ¨ N ¨ ,©¢¢¢ ¢ N ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ N
¢
€

 A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢ ¨ B» ,© ©¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢ ¨ » ©,¢ ©¢¢ ©¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢ ©¢ E©¢¢ ©¢¢¢ AA¢©¢¢¢ PAA©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢
7

¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N

 ¢¢¢ ¢ N ¢¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N

A ¢
© A ©
¢
 ¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¨ » ,© ©¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢ ¨ » ,© ©¢¢ ©¢¢¢ E AY
A ¢ A ¢ A©
¢ B7

¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ N

 ¢¢¢ ¢ N ¢¢¢ ¢ N N

 AY B A
©
¢ ,¢©¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢ A¢Ñ¢ 
¢ ¢ ¢ ©
¢
¢ ©
,
¢
¢ ©
¢
¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A¢©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢
» ¢¢
7

»¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ Å
E
¨ ¢

 N N N € N N

 B» ©¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ AA¢©¢¢¢ A¢©¢¢ AA©¢¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢  ,©¢¢¢ ©,¢¢¢ E©¢¢ ,©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ Å
7

¢

 N N ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ­
€

Pág. 58 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
Compadre Pedro Juan
(Merengue)

©¢¢ E ©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢ ¢©¢¢ A¢©¢ ©¢¢ E AY


A A
J = 125
 % Å ¢ ¢ ¨ ¢ ¢
Ñ
¢
¢

 ¢ ¬] N N N

 Ñ¢¢¢ E Ñ ©¢¢ E©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢ ©¢¢
¢
AY 7

¢ ¢ ¨ ¢
B
¢
¢

 N N N N
¢

A
©
¢ A
©
¢ A
©
¢
A
¢ A
©
¢
A
¢ ¢
©
A A
©
¢ Bm7 A
©
¢
A
¢ ©
¢
A A
©
¢ Gm7( 5) A Fm7
©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢ ©¢ D

  Ñ¢¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢
¢ ¨ ¢
¢
B7
¢
¢ ¢
¢ ©
¢
¢ ¢
©
¢ ¢ ¢¢
¢ Å ¢ ¢

 N N N N
 
 C¨m A¢©¢¢ A¢©¢¢ ©¢¢¢ F©¢¢ m©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¨B A¢©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ YE Ñ¢¢
7 7 7

¢ ¢ ¢ Ñ¢¢

 N N NN N ¢ ¢ ­]
1.

 ©¢¢ ¨ E¨ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¨ E Å A¢©¢¢ B A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢ ©


¢
¢ ©
¢ A¢Ñ¢
¢ ¢ ¢ ¢
¢
B 7 7

 NN ¢ ¢ ¢
N ¢ N¬N ] N N
2.

A

¢
¢  E AA¢©,¢ AA¢©¢

  ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©
¢
¢ ©
¢ Ñ¢¢
¢ ¢¢ ¢
E
‘

 N ¢ ­] N
Solo¡¡Í¡ ¡¡¡ ¡¡¡Í¡ PÍ¡¡¡ B©¢ ©© ¢
© ¢
©©¢ P©©
¢ ¢ ¢
© ¢
© ¢
© P©¢
¢ ¢
© ¢
©©
¢ ¢
¢ P©
¢
¢ ©
¢
¢ A©¢¢¢ ©¢¢
P©¢ ¢
©©¢ P©©
¢ ¢  ¢
© ¢ ¢ ¢
7

¢¢ ¢¢¢¢ ¢¢¢¢ ©¢¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢


N ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ N ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
E

N N Í¡



©
¢ ¢
© P A
©
¢ ¢
© P A
©
¢  A
¢
© P A
©
¢  A
©
¢ P ©
¢
A
¢ A
¢
© ¢
©
A
¢
 ¢
©
A
¢ P ©
¢
A
¢  ¢
©
A
¢ AAA©¢¢¢ AA¢©¢ PAA©¢¢ AA©¢¢ PAA©¢¢

©  A
¢
© P A
©
¢  A
¢
© A A
¢
© A A
¢ A A
¢ A
¢ A
¢ A
¢ A A
¢ A A A A
B7
 ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢
E


 N N N

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 59
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“Compadre Pedro Juan” pág. 2 de 3

A ¢
© A
A ¢
©
¢ ¢
©
A P A ©
¢  ©
¢
A P ©
¢
A A
¢
© ¢
©
A A
©
¢ B7 A ©
¢ A ¢
© PAA©¢¢¢ AA©¢¢ A©¢¢ AP
¢
© A©
¢ A
¢
©
  ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢¢© A©¢¢¢ ¨ Å
 A ¢ A ¢ ¢
A
¢ A ¢
¢ ¢
A
¢ ¢
A
¢ A
¢ ¢
A
¢ A
¢  ¢
©
A
¢ A¢ ©
¢
A
¢ P A ©
¢
¢ A ¢ ¢
©
A
¢  A
¢
© A
¢ A¢ P ©
¢
A
¢ A
¢ ¢
©
A
¢  A
E


 N N N N
P ©
¢  ©
¢ P ©
¢  ¢
© B7 P © ¢  ¢
© P ©
¢  ¢
© P ©
¢  ©
¢ P ©
¢  ©
¢ EA©¢¢¢ AA©¢¢ AA©¢¢ A
©¢¢¢ AA¢©¢ A©¢¢ AA©¢¢ A©¢¢
 ¢
©
A
¢ A
¢
©
A
¢ A
¢
A
¢ A

¢ ©
¢
A
¢ A
¢
©
A
¢ A
¢
A
¢ A
¢
A
¢ ¢
©
A
¢ A
¢
©
A
¢ A
A ¢
¢ A
¢
A
¢ A ©
¢
¢ A

©
¢ A
¢
A
¢ A
¢
A
¢ ¢
©
A
¢ A
A ¢
©
¢ A
¢
A
¢ A
¢
A
¢ ©
¢
A
¢ A
¢
©
A
¢ A
¢
A
¢ A
¢
A
¢ A
A ¢ A
  ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢

 N N N N
©
¢ BA ©¢¢¢ AA©¢¢ A¢¢© AA©¢¢ A¢©¢ A©¢ ©¢ 8
  ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ » ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ © ¨ » E,© ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢
 A ¢
© A ¢ A
©
¢ ©
¢ A¢
© ¢
© A 7


 N N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ N ¢¢¢ Í¡ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ N
©
¢ B7 A ©¢¢ AA¢©¢ A©¢ AA¢©¢ A¢©
 ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ AA¢©¢¢¢ A©¢¢¢ E©¢¢ ©¢ A¢©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ A©¢¢¢ ©¢¢ ©¢

© A
¢
©
A
¢ A
¢
© A
A¢ ©
¢
A A
A
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ N

 N ¢ N ¢ ¢¢ ¢ N ¢¢ ¢ ¢¢ ©¢¢ N
¢

 ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ¨ ¨ ¢© ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢ EA©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ A¢¢¢¢© ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ A¢©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ¨
B7
¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢© ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢

 N ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢ N
¢¢¢ ¢¢¢
B7 A ©
¢ ¢
©
A P A
©
¢
A
¢ PAA©¢¢¢ A©¢¢ A¢© ©¢E A©¢¢ ¢
©
A ¢©¢¢
A
A
 ¢
© ¢
  ¢© ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¨ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ©¢¢ ©¢¢
B7
¢
© ¢
¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ N

 N ¢ ¢ ¢¢ N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
B7A ¢
© A ©¢¢ ¢
© AAA¢¢¢© AA¢¢© A¢© ©¢¢¢ EAA¢¢© A©¢¢ A©¢ ©¢
A
 ¢
© ¢ A ¢
© A
¢ A
¢
© A
  ¢¢ ¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ E©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ¨

 ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N
€
A
¢
©  A
¢
© A¢
© P A
©
¢
A
¢ A
¢
©
A
¢ PAA©¢¢¢ AA©¢¢¢ AAA©¢¢¢ AA©¢¢¢

  » ,© ¡¡ ¡¡Í¡ P©¢ ¢© ¢©©¢ P©©
B7

¢ ¢
© ©
¢ P©© ¢ ¢ P©©
¢ ¢ ¢
¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
©¢¢¢ ©¢¢ ©©
¢ ¢ ¢
©
E
¢ ¢
¢¢ Í¡ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢

 N N

Pág. 60 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“Compadre Pedro Juan” pág. 3 de 3


¢ ©
¢
A  A¢© E © 
 A¢ ¢
©
A
¢ A¢
©
B7
¢
© ¢
A
¢ A¢   ¢
A
¢  A
©
¢  ©
¢ 
  ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¨ ©¢¢ ¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢ ¢ ©¢ ¢¢ © ¢¢ ¡¡ ©¢¢ » ¡ ,©¢¢ ¡ ©¢
 B7
¢

 N¢ ¢ N ¢¢ ¢¢ N ¢¢¢ Í¡ ¢ N ¡Í¡ ¢ ¡Í¡ ¢¢ N
 

   ¡ ¡ ¢
© A ¢
©
¢ ¢
© ¢
© A ¢
©
¢ ¢
© ¢
© A ¢
©
¢ ¢
© A©¢¢¢ ©¢¢
¢ ¢
© ¢ ¢
© ¢ © ¢
©¢¢ ©¢¢ ¨ » ,©¢¢ Í¡¡ ¡Í¡ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢
E B 7

¡
¡
Í¡ ¢ ¢

 N ¢ N ¢ N N

 ©¢¢ A¢¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ E©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ¨ ©¢ ©¢ ©¢

¢ ¢

 ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í
€

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 61
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón

Con(Merengue)
el Alma
(Versión #1)

©¢¢ A¢©¢¢ AA©¢¢  E A,¢©¢ A¢Ñ¢ Ñ


¢
A EA©
¢  ,©¢ Ñ¢
 % Å ¢ ¢ ©
¢ ©
¢ ¢
J = 120

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢

 NN N N N


¢ A¢
© A©
,
¢ ©
A¢ ©
,
¢
EA ©
A¢ A¢
© A©
¢ C7A
©
¢
A
¢ ©
¢
A A
©
¢ F m
 Å ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢
E




Pág. 62 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“Con el Alma (Ver. 1)” pág. 3 de 4

AAA©¢¢ DA©¢ A©¢ B7


 ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ DA©¢¢¢ PAA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢  ,©¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢E ©¢¢  ,©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢  ,©¢
¢ ¢ ¢ N € ¢

 N ¢ ¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N

 ©¢¢ ©¢¢ ¢¢©B ¢© ¢¢© ©¢¢ ©¢¢ ©¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢ ¢¢© ©¢¢ ©¢¢ ©¢ P©¢¢¢ E©¢¢¢ ¢¢¢© ¢© ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ A¢¢¢¢© ©¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A,¢©¢¢
7

 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢
 N
¢
© AAA©¢¢¢ AA©¢¢ AAA¢¢¢© A©¢ AA©¢¢ PAA©¢¢
 AA©¢¢ PAA©¢¢ AA©¢¢ A©¢ E A¢© PA
 ¢¢ ¢¢ ¨ » ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ A©¢¢¢¢ AP
A ©
,
¢ A ©
¢  A ©
,
¢ A
¢
©
A
¢ A
¢
A A©¢¢¢ AA©¢¢¢
P AA©¢¢¢¢ ¢¢© A
¢¢¢© A©¢¢¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
B7


 N N N N

 » ,©¢¢¢ A¢¢¢© ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ P©¢¢ B©¢¢ ©¢¢ P©© ¢¢¢ ¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢ EP©©
¢¢¢ ¢¢¢ P©© ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ P©©
¢¢¢ ¢¢¢ P©©
¢ ¢ ©¢¢¢ P©© P©¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢
7

¢ ¢ ¢
¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
¢

 N N ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ N

 ©¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢¢¢© A©¢¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ EA,¢©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢  A,¢©¢¢
©¢¢¢ ©¢¢ ¨ N ¨ » ,©¢¢ ¢
B 7

 ¢
¢ ¢
©
¢ © ¢
¢
 N N N
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
 A¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A,©¢¢¢ © ,© ©, © ,©
¢
© ¢
© ¢
© ¢
© ©
¢ ¢
© ¢
© ¢
© ©
¢ ¢
© © ©  ©
, ¢
©
B7 E


 N N N ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ N

  © ¨ ¨ » ,© ¡¡Í¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ A,©¢¢¢ A,©¢¢¢ A©¢¢¢  A©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ A¢©¢ A¢©¢¢ ©¢¢ ©¢
¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢
B7
¢ ¢ ¢ ¢
©
E
¢
¢ ¢
¢ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ©
¢
¢ ¨ ¢ ¢ ¢
¢ ¢¢ ¢

 ¢ ¢ N A¡¡Í¡ A¡¡Í¡ AÍ¡¡¡ A¡L¡Í A¡¡Í A¡L ¡Í N A¡L ¡Í ¢ N ¢ ¢N
©¢¢¢ A©¢¢ ©¢ AA¢©¢ AA©¢¢ A©¢ E A¢© A©¢¢ ©¢ A©¢ A¢© ©
A
A
 ©
¢ ¢
©
  ¢¢ ¢¢ ¢¢© ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ¨ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢¢
B7
¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ N ¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢

 N ¢¢¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N
¢¢ ¢ ¢ ¢¢

Pág. 64 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“Con el Alma (Ver. 1)” pág. 4 de 4

 ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢B ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ Å E» A,¢©¢¢ A¢©¢¢ A ©¢¢¢ A¢©¢ A¢¢¢© A¢¢¢© A©¢¢¢
¢ ¢
A¢©¢¢ A¢©¢¢  ,©
¢¢¢
7

¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
©
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
© ¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
©
¢ ¢
© ¢
¢ ©
¢
¢

 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N N¢ N

  ©,¢ ©¢¢ ,©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢  ,©¢ ,©¢ ¢©¢ ,©¢¢¢ ¢©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢¢ A¢©¢¢ ©¢¢¢  ,©¢
B7 A

¢¢ ¢

 N ¢¢ N ¢¢ ¢ N ¢¢ N

 ©,¢ E ©¢¢ A,¢©¢ A©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ Y


¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¨ ¨ ©¢¢
 ¢
 N ¢ N ­

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 65
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
Con(Merengue)
el Alma
(Versión #2)
(Tomado de una Presentación en Vivo)


 % Å ©¢¢¢ A¢©¢¢ E AA¢©¢¢¢ A,¢©¢¢ A¢Ñ¢¢ A¢Ñ¢¢ ©¢¢ ©¢¢ E A¢©¢¢  ,©¢¢ Ñ¢¢
¢ ¢ ¢ ¢

 NN N N N

¢ C7 Fm7
 Ñ¢¢¢ ©¢¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ A¢¢¢ A¢©¢¢ A¢©¢¢ ©¢¢ A¢©¢¢  A,¢©¢ AÑ¢¢
¢ ¢
E
¢ ¢

 N N N N
©
¢
A  Fm7A
©
,
¢ A
Ñ
¢ A
Ñ
¢ B7 A
©
¢ Fm7
 Å ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ©¢¢
¢
©¢¢  ,©¢¢ Ñ¢¢
¢
B7

 ¢

N N N ¢ ¢ N

 ¢
© A¢
© A
©
,
¢ m7
FA
©
¢ A©
,
¢ A
©
¢ A
¢
© A©
¢ ©
¢
A ¢©¢¢ A¢©¢ A¢© EA¢©  ,©¢ Ñ¢
B7 A
A
  Ñ¢¢ B7
¢
©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢
¢ ¢

 N N N ­]

 Å ¨ » ,©¢ ©,¢ ©¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ A¢©¢¢ ¨ ¨ » ,© ©,E ©¢¢ ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢
B7
¢¢ N ¢¢ ¢ ¢¢¢ N ¢¢¢ ¢
E


 N N

 ©¢¢¢ ¨ ¨ » ,©¢ ©,¢ ©¢¢ A,¢©¢¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ A¢©¢¢ ¨ ¨ » ,© ,© ©¢¢ ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢
 ¢¢ N ¢¢ ¢
 N ¢¢¢ N ¢¢¢ ¢ N
 ©¢¢¢ ¨ Å Solo B7 AY AY E AY

 ¬ N N N

 Å » ,©¢¢ P©¢¢¢©¢¢¢ A©¢¢¢ AB©¢¢¢ A©¢¢¢ PA


A©¢¢¢ A
A©¢¢¢¢ PA©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢ P©©
¢ ¢ P© ¢ ©¢
¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢ P©©
¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢
7

¢
E


 N N N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N

Pág. 66 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“Con el Alma (Ver. 2)” pág. 2 de 14

  ,©¢ ¡¡ ,©¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ B ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ DA©¢¢¢¢ A¢¢¢¢© ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ E ¨ Å
7


¢¢ Í¡ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ N ¢
 N
€ €
A ¢
© PAA©¢¢¢ ©¢ DAA©¢¢ B7 A©¢ A ¢
© D A
©

¢ A ©
¢ PAA©¢¢¢ ©¢ DAA©¢¢ E A©¢
 » A,¢©¢¢ A¢¢ A¢¢ P©¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢¢ P©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A¢¢¢¢ D©¢¢ P©¢¢¢ A¢¢¢ P©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A¢¢¢¢ P©¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢© A¢¢¢ A¢¢¢ ¢¢¢© A¢¢¢ A¢¢¢ P©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A¢¢¢¢ D©¢¢ P©¢¢¢ A©¢¢¢¢ D©¢¢
¢
© ¢
©

 N ¢ ¢ ¢ N N ¢ ¢ ¢¢  ¢ N

 P©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢ D©¢¢ P©¢¢¢ ©¢ ©¢¢¢ B ©¢ D©¢¢ ©¢ P©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢¢ A¢©¢¢¢ P©¢¢¢ A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢ AA¢©¢¢¢ ¨ EÅ » D©,¢¢ P©¢¢¢ A©¢¢¢
7

¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ N P©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢ N ¢



 N ¢ N

DAAA©¢¢¢ A©¢ AA©¢¢ B7 A©¢ ©¢


 P©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ D©¢¢ P©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢© ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ AA¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢ ¢©D©¢¢ P©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ P©E¢¢¢ ©¢
A ¢
© A
¢
©
A
¢ A¢
© P©¢¢¢
¢
© D©
¢
¢

 N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢  ¢¢¢ N

¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡¡ DÍ¡¡¡ P©¢¢ B A©¢¢¢ P©¢¢ E A


A,¢©¢¢¢ A©¢¢¢ P©¢¢ A¢©¢¢ P©¢¢ D©¢ A©¢¢¢
 P©¢¢¢ ©¢ D©¢ P©¢
¢
©¢¢¢ ©¢¢ P©¢ P©¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ©¢¢ ¨ » ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢
7

¢ ¢
¢ ©¢
¢ P©
¢ ¡
¡ PÍ¡
¡ ¡
Í ¢
¢ ¢

 ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ DÍ¡ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N N

 P©¢¢¢ ¢© P©¢¢¢ D©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ,© B© ,©¢ ©¢¢ ¢¢© ¢¢¢© ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ E ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¨
7

¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ N




7 P AP
©¢¢¢ AA©¢¢ ©¢ A©¢¢ A¢©
©
,
¢
A BA ¢
© A
  Å ¨ » ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢ D©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢ P©¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ EP©¢¢ P©¢ ¡¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡¡ ¡¡¡


 N ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢¢ ©¢¢¢ ¡Í¡ Í¡ 
PÍ¡¡ N

P A
©
¢
, D ©
¢ DAAA©¢¢¢ DAA©¢¢ B7 PA©¢ A©¢
A
¢ A
 ¡¡ ¡¡ ¡¡ » ¨ » ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢ D©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢ ¢© ©¢¢¢ P©¢¢ ©¢ EP©¢¢ P©¢ ¡¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡¡ ¡¡¡
DÍ¡¡ Í¡ ¡Í¡

 N ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢¢ ©¢¢¢ ¡Í¡ Í¡  PÍ¡¡ N

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 67
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“Con el Alma (Ver. 2)” pág. 3 de 14

P ©
¢
A P A
©
¢ ©¢¢¢ AA©¢¢ ¢© PA©¢¢ A©¢ E ©¢
A
A
,
 ¡¡ ¡¡ ¡ ¡ ¡ ¡¡ » Å ¨ » A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢©¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢
B7

DÍ¡¡ ¡Í ¡¡Í PÍ¡¡¡ PAÍ¡¡¡¡ PÍ¡¡ ¡Í¡ N



 N ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢  ¢¢ N

PAA©¢,¢
 ¡ ¡ ¡
  ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¡¡ PÍ¡ PÍ¡¡ ¡¡ ¡ ¡Í¡ ¡¡ ¡¡ ¡ ¡ ¨ ¡ ¢¢
»
7

‘ Å ¨
B E

 ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ Í¡ N ¡Í¡ Í¡ ¡Í¡ ¡Í¡ ¡Í¡ N


 N N
¢ ¢ ¢
P A
©
¢ PAA©¢¢ DAA©¢¢, AA¢©¢ ©¢ PA©¢¢ AP ©¢¢¢ AA©¢¢ ©¢ B7 A¢¢© A©¢
 ,
A
¢ A ¢
¢ A¢ A
¢ A
¢ A
¢
© A ¢ A
  ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢ D©¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢ P©¢ P©¢¢¢ D©¢¢ ©¢ PÍ¡¡ PÍ¡¡ ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡
¢
© E7 ¡ ¡ ¡


 N ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ N Í¡ ¡Í¡ Í¡ PÍ¡¡ DÍ¡¡ N

© ¢
© A
¢
© ¢
© D ©
¢ ¢
© AAA©¢¢¢ A¢© AA©¢¢
 ¡¡ ¡¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ A
¢
© A¢ A A
¢ A A A
¢
© EA
¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢
» ¢
©
B7

¡Í PÍ¡ ¡¡Í PÍ¡¡ ¡Í¡ DÍ¡¡ PÍ¡¡ N A¡¡Í¡ PAÍ¡¡¡ A¡¡ ¨ ©


, ¢
¢¢¢ N ¢ ¢ ¢ € ¢ ¢ ¢ ¢ N

 Í¡ N
¢
©
A ©
¢
A A
¢
© A
A ¢
©
¢ ¢
©
B7A A
¢
© A
¢
©
A
¢ A¢
© A
¢
© A
©
¢ PAA©¢¢¢
 ¢ P© ¢ ¢ P© ¢ ¢ ¢
© ¢
  ¢¢ D©¢¢ ¢¢ ¢¢ P©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ P©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ D©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢ P©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢ D©¢¢ ¢¢ ©¢ Å » ,©¢¢ ¢¢ ¢ P©
¢
¢ N
E
¢ ¢ ¢ ¢

 ¢ ¢ N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ N
DAA©¢¢¢ P©¢PAA©¢¢
  P©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢¢ ¢© ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ D©¢ D©¢¢ ©¢¢¢ P©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢ E ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢
©
¢
D A©
¢ A B7 D A
 ¢

 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢  ¢ N
€
A
©
¢ ¢
©
A A ¢
© A ¢
© A
A ©¢¢¢ A©¢ AA©¢¢
 ¢
© P©
¢ ¢ © ¢ P©
  ¢¢¢© P©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ©¢¢ ©¢ © ¨ Å¢ ©¢ ¢
,©¢¢ ¢ ¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢
»
B7
¢ N ¢
E


 N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ N ¢¢ N
¢
© AAA©¢¢¢ B7A©¢ AA©¢¢ A¢© AA©¢¢ A©¢ AA©¢¢ A©¢ AA©¢¢ ©¢
 ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ » ,©¢¢¢ ¢¢ ¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ E A©¢¢¢¢ AA¢¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ AA¢©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢
A ¢
© A
A ¢ A
¢
© A ©
¢

 N ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N

Pág. 68 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“Con el Alma (Ver. 2)” pág. 4 de 14

©¢¢¢
  ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢ ¢¢© ¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢ ©¢¢¢ » Å ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ EA©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢¢ ©¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢
 A ¢
© A
A ¢
©
¢ A¢
©
¢ A ¢
© B
¢
©
7

©
¢ A
A
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢ N

 ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢  ¢¢ N

A
¢
© A ¢
© ©
,
¢
EA  A ¢
© ¢
©
A ¢©¢¢ A©¢¢ DA©¢¢ PA©¢
A
A
 ¢
©
  ©¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ »¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢
B 7

 ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ N ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
 N
A
¢
© ¢
© ¢
© AAA¢¢¢©
A ¢
© A
¢ A¢
© A ¢
©
 ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ¢
© ¢
© ¢
© ¢
© ¢
© P©
¢ ©
¢ A¢
©  A
¢
© A
P©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢©¢¢ ¢¢¢ ¢¢ A
¢
© ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
© ¢ ¢ ¢
B7

¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ N ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢


E


 ¢ ¢ ¢ € € € N

 Å A¢¢¢© AA©¢¢¢¢ A


©¢¢¢ A©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢ ¢¢©B ©¢ ©¢ ©¢ A©¢¢ AA©¢¢¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢
¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢¢ ©¢¢ D©¢¢
7 E A

€

 N N € ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢  ¢ N
AAA¢©¢ AA¢©¢¢ E AA¢©¢ ,© AA¢©¢¢ AA¢©¢
 ©¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ¨ ©
,
¢
¢ ¢
¢
¢ ©
,
¢ ¢ ©
,
¢ ¢
¢ ¢ ¢ ©
,
¢ ¢¢
» ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
B7
©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ‘ ¢ ¢ N ¢ ¢ N

 N N
¢©¢¢ ©¢¢¢
  ,©¢¢ ¢ ,©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢© ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ AA¢©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢
 A
A A¢
©
¢ A¢
©
¢ A¢
©
¢ A¢
©
¢ A
A ¢
©
¢
7 A
A ¢
©
¢ A
A ¢
©
¢ E A A
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ N ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ 
B


 ¢ N

¢
© B A ©¢¢¢ A
¢ © A ©¢¢¢ AA©¢¢¢ A
©
¢ A ©¢¢¢ E ©¢ A©¢¢
  ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ ¨ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢
 A
¢ A A
¢ A A
¢ A
7

¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢

 N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢  ¢¢ N
©¢ ©¢ ©¢
 ¢¢¢© ¢© ¢¢© ¢¢¢© ¢© ©¢¢¢ ¢¢© ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ B¢¢© ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢ ©¢¢¢ ¨ » ,©¢¢ ¢¢¢© AA¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ E©¢¢¢ AA¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ AA¢¢¢¢ ©¢¢
7

¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢

 N ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 69
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“Con el Alma (Ver. 2)” pág. 5 de 14

©¢¢¢ ¢¢¢©
  ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢© ©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ B©¢¢ ©¢ A¢¢¢¢© ¢¢© ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ©¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢ E ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢
 A
A A
A 7

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ N ¢¢ ¢ ¢¢ ¢

 ¢ ¢ N
¢
©¢¢¢ ©¢¢¢ B AA¢¢¢© AA©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ E AA©¢¢ ©¢¢¢
  ©¢¢ ¨ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢¢© ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢© ¢¢¢© ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢
 A
A A
A 7 A
A A
A ©
¢
¢ A
A A
A
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢

 ¢ N

¢©¢¢ AA©¢¢¢ ¢¢¢© AA©¢¢ ¢©¢¢ ¢©¢¢


  ©¢¢ ©¢¢ ¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢ ,©¢¢ ¢ ©¢¢ ¢ ,©¢¢ E©,¢¢ AA¢©¢¢¢ ,©¢¢ ,©¢¢ AA¢©¢¢¢ ,©¢¢
 A
A A
¢
©
A
¢ B A A A
A A
A
7

¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ N ¢

 ¢ ¢ N¢ ¢ ¢  ¢ N
A
©
¢  ©¢¢¢ B7 AA©¢¢
A
 ,©¢¢ ¢¢ ¨ » ,©¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢ ¢©¢¢ A¢©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ P©¢¢¢
A
¢ A
¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢
E


 ¢ N ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N
€
©
¢ D ©
¢ A ¢
©
  ¢¢¢© ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ©¢¢ ©¢ © ¨ » ,© P©¢ ©¢ E ©¢¢ P©¢ ©¢ P©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ P©¢¢¢
A¢
© A
¢
© A A P A ©
¢ A ¢ B7 A
 ¢
© ¢ ¢ ¢
©

 N¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ N ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢  ¢ N

D © ¢ B7 P A
© ¢ P A
©
¢ A
¢
© ¢
© P A
©
¢  A
© ¢ P ©
¢
A
¢  ¢
©
A
¢ AAA©¢¢¢ AA©¢¢ EA©
D A
©
¢
 ©¢¢ P©¢¢¢ ¢¢¢ ©© P A
©¢ A A¢
© A
¢ A
¢
©  A
¢
© A
¢ A
¢
© A A
¢ A
¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢¢ Å ¢ A A
¢ ¢

 N N N N
AAA©¢¢, AA©¢¢ AD P A
©
¢ DAAA©¢¢¢ PAA©¢¢ A¢© B7 A©¢ AA¢¢© PAA©¢¢ PA©¢
 » ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ DA©¢¢¢¢ P©¢¢¢ D©¢¢ P©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ DA©¢¢¢¢ EP©¢¢¢ D©¢¢ P©¢ ©¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢
¢ ¢
© A
©
¢ A
¢

 N N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ N

 ©¢¢ ©D© P©¢ ¢


© ¢
© A¢
©
¢ E A
¢
©
¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ PA©¢¢ ©¢
A
¢
© D©
¢ ¢
© ¢
P©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ D©¢ D©¢¢ ¢¢ P©¢¢¢ Å » ,©¢ ¢¢© ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢
7

¢ ¢
B

 ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢
 N ¢¢ ¢ N N

Pág. 70 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“Con el Alma (Ver. 2)” pág. 6 de 14

 P©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢© ©¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ B©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ E©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A
A©¢¢¢¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢
7

¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ N ¢ ¢ ¢ €

 N¢ ¢ € ¢ N¢ ¢ ¢ ¢ € N
€
¢© A©¢ 7 ©¢
 AA¢¢¢ ¨ » ,©¢¢ A¢©¢¢ A¢¢¢ B ©¢¢ A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ AA¢¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢¢© ¢© ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢ E©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢

 ¢ N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢© ¢¢ ¢ ¢¢ ¢  ¢¢ N
¢ ¢ ¢ ¢
©
¢ ©
,
¢ ¢
© AAA©¢¢¢ A¢© AA¢¢© DA©¢ PAA©¢¢ E A©¢ AA©¢¢ A©¢ AA©¢¢
A
¢
© A ¢
© A A A
 ©¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢¢© ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¨ ¨ » ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢
B7

 ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢
 N N ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N

 A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ AA¢©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢ B ©¢¢¢ A¢¢¢¢© AA©¢¢¢¢¢ P©¢¢¢ PA©¢¢¢¢ PAA©¢¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ D©¢¢ P©¢¢¢ DA©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ P©¢¢ E©¢¢¢ AA¢¢¢¢¢© ¢¢© ©¢¢¢ A¢©¢¢ ¨
7

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N

 ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ N

¢
© D A ©
¢
 » ,©¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ P©¢¢ P©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢¢ P©¢ D©¢¢ DA©¢¢¢¢ ©¢ P©¢¢ P©¢¢¢
A B7 A
¢
© P©
¢ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢
¢ ¢
© ¢
¢ P©
¢ ¢
¢ ¢
© ¢
©
¢ ¡
¡
E

¢

 ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N Í¡ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢  ¢¢ N
€
A
¢
© A
¢
© A ©
¢ B7 A ©
¢ A
A ¢
©
¢ ¢
©
A  A©
¢ ¢
©
A ¢
©
A A ¢
© A
¢
©
A
¢ A ¢
© ¢©¢¢ A©¢¢ ©¢
A
A
 ¢
© ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
© ¢ ¢
©
  ©¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢¢© ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¨ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ E

¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢

 N Ÿ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢  ¢ N
AAA©¢¢¢ AA©¢¢ A©¢ AA¢¢© A©¢
  ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ DA©¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ ¨ Å
 ¢ ¢ ¢
© A
¢
©
A
¢ A
¢
© ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢©
» ¢
© ¢
© ¢
©
¢
7

N ,©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ €¢ ¢ ¢  ¢ N
B E


 ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ € N
¢©
 ,©¢¢ ©¢¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ B A©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ AA¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ A¢¢¢©
P A©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ EA©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢
7

¢

 N € N ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ N

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 71
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“Con el Alma (Ver. 2)” pág. 7 de 14

©
¢ P A
©
¢ A
¢
© A
©
¢ ¢
© A
¢
© ¢
© ¢
© AAA©¢¢¢ AA©¢¢ PA©¢ AA¢©¢ A©¢ AA©¢¢ A©¢ A¢© AA©¢¢ A©¢ A¢© EA©¢ A¢©¢ A©¢ A©¢ ©¢
 ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ Å ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢
A A
¢ A
¢ A
¢ B7A A
¢ A  A
¢
© A


 € € N € €¢ ¢ € €¢ ¢ N € € €  €
¢ ¢N

 A

©
¢ A ¢
© ¢¢¢© A©¢¢ ©¢ AA©¢¢ A¢© A¢¢© ©¢ AA©¢¢ A©¢ B A¢©¢ ©¢ AA©¢¢ A©¢ A¢©¢ ©¢ AA©¢¢¢ A©¢¢ ©¢ AA¢©¢ A©¢ AA©¢¢¢ A©¢¢ ©¢ AA¢¢© A©¢
A
A
  ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢
7

€ € € €¢ ¢ N € €¢ ¢ € €¢ ¢ N € € € € N



 A©¢¢¢¢ E©¢¢¢ ¢¢© AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A¢©¢¢ Å A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ AA¢©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ B A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A¢©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢ ¢©¢ ©¢ ©¢¢ ©¢ ¢©¢ ©¢
7

¢ ¢ € ¢ ¢ N ¢ ¢ € N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢© ¢¢ 



 € € € € € € € € ¢ ¢ € ¢¢¢ ©¢¢¢ N
€ €
 Í¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡¡€ ¡¡Í¡ ©¢¢ ¨ ¨ »
E € B 7

Í¡ ¡Í¡ ¡Í¡ ¢ N ¡¡ ¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ N ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ N ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡  ¨ N

 Í¡ A¡¡Í PAÍ¡AÍ¡ PÍ¡ Í¡ PÍ¡ AÍ¡ PAÍ¡ A¡¡Í AÍ¡AÍ¡ Í¡ Í¡ PÍ¡ AÍ¡ PAÍ¡ A¡¡Í
L
¡ A
¢
©  A
¢
© ¢
©
A D ©
¢
A P A
©
¢ AA©¢¢¢ ©¢ ©¢
 »E ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ P© ¢ © ¢
¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡Í¡Í¡¡¡ ¡Í¡ PÍ¡¡ ©¢¢ P©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ P©© ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
7

¡
B
¡ ¡ ¡
¡¡ ¡¡ ¡Í¡ N PÍÍ¡
¡ ¡ PÍÍ ¡¡ N¢ ¢ ¢
 Í¡ AP¡¡Í¡ AÍ¡¡A¡¡Í PÍÍ
¡L
 N N
P ©
¢ ©
¢ AAA©¢¢¢ AA¢©¢
 ¢©¢ ¨ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢© ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ Å » ,©¢¢ ¢¢¢© DA©¢¢¢¢ PAA©¢¢¢¢
A ¢
© ¢
©
A P A

¢
¢ A
¢
A ¢
©
A A
¢
© ¢
©
A B7 A¢
© A

¢
E


 N ¢ N¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ € N
PAA©¢¢¢ AD
©
¢ A
©
¢ P ©
¢ ©
¢ ©¢¢¢ PAA©¢¢¢ AP
  ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ A©¢¢¢¢ A¢A©¢¢¢¢ AA©¢¢ AA¢¢¢© A¢¢¢¢© A©¢¢¢¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢¢
 A ¢ A
¢
A
¢ A
¢
A
¢ A
¢
A
¢ A

¢ A
¢
©
A
¢ E PA
©
¢
A
¢ ¢
©
A
¢ D ©
¢
A
¢ A
¢
© ¢
© ¢
© ¢
©
A
¢ D ©
¢
A
¢ A
©
¢ ¢
© ¢
© P ©
¢
A
¢
B7A
A
€

 € N € ¢ ¢ ¢ ¢ N N
€

¢ A
¢
© P ©
¢
A
A AD
¢
© A©¢
¢¢¢ AA¢¢ AA¢¢ PAA©¢¢¢ AA¢©¢ PAA©¢¢ A©¢¢ DA©¢¢ A©¢ A©¢¢ ©¢ A©¢¢ P©¢ ©¢
A
¢
© A
¢
© A¢ ©
¢
A ¢
©
A A
¢ ¢
©
A A©
¢ A¢
© A
B7
 ¢
© ¢
© ¢
© ¢ ¢ ¢ ¢
E
  ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢© ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢
¢

 ¢ ¢¢¢ ¢¢N € N N ¢  ¢ ¢N

Pág. 72 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“Con el Alma (Ver. 2)” pág. 8 de 14

E A©
¢ A
¢
©
A
¢ ¢
©
A A

©
¢ ¢
©
A  A
©
¢ ¢
©
A ©
,
¢
A P A
©
¢
A
¢  A
©
¢
A
¢ PAA©¢¢ AA¢©,¢ AA¢©¢ B
 ¢ ¢ ¢
  ©¢¢¢ ©¢¢ © ¨ » ,© ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¨ Å ¢
7

 ¢ ¢¢¢
 ¢¢¢ N ¢ ¢ ¢ € N N N
A
©
¢ A
Y Ñ
¢
A P A
©
¢
A
¢ ©¢¢
A
A Y
A
A
Ñ
¢¢¢
A
A  A
¢
A
¢ A
A ¢¢¢
A
A A
¢
A
¢ A
A ¢¢¢ A
A

  ¢ ¢¢
E
¢ ¢¢ ¢
B7


 N N N N
AAAY AAA¢©¢¢  E PAAA©¢¢ AAA¢Ñ¢ A Ñ
¢ A
©
¢
A
¢  A¢©  A©¢
¢¢¢ AA¢,¢
 A A ¢
¢ A ¢
,
¢ A¢
¢ A
A ¢
¢ A
¢
A
¢ A
A
  ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ » ¢¢ ¢ ¢¢
7

Å
B


 N N N N
AAA©¢,¢ PAA©¢¢  AA¢© PAA©¢ E A©¢ PAA©¢¢ AA©¢¢ PAA©¢¢ AA©¢¢ AAA©¢¢¢ AA©¢¢ PAA©¢¢ AA©¢¢ A©¢ PAA©¢¢ AA©¢¢ AA¢© A€© A©
 ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢

 N N N

 A¢Ñ¢¢ B ©¢¢ A¢©¢¢ A¢Ñ¢¢  ©
¢
¢¢
A¢Ñ¢¢ 
7

¢ ¨ Å Ñ
¢
E


 N N ¢
¢ N N
 A¢
 A Y ©
A¢¢¢ ©
¢  A,¢©¢¢ A©¢¢  A,¢©¢ A¢©¢
¢ ¢ ¢ ¢
7

¨ ¢ ¨ N
B E


 N N
A
©
¢
A
¢ A
A Ñ
¢
¢  AAAY
 A
Ñ
¢
A
¢ A
¢
A
¢ A
A ¢
¢ A EA ¢©¢¢ AA¢©¢ A©¢ A©¢¢ PAA©¢¢ AA©¢¢
A
  Å ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢
B 7


 N N N N
P ©
A¢  ©
¢
A A
A ¢
©
¢ A©¢ P ©
¢
A  ¢
©
A P A
©¢ A¢
© A ¢
© A ¢
©
 A¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A©¢¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢¢ A¢¢ A¢¢¢ A¢¢ A¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¨ ©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢
© ¢
© ¢
© D ©
¢
B7 E


 N € N ¢ ¢ N ¢¢ N

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 73
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“Con el Alma (Ver. 2)” pág. 9 de 14

P A
©
¢ P ©
¢
A A©
¢ AAA©¢¢¢ AA¢©¢ AA¢Ñ¢
A
¢ ¢
A ¢
©
A A
©
¢ A ¢
© A ¢
© A¢
 ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ¢¢© ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ A¢¢¢© AA©¢¢¢ A¢©¢¢ E©¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©
¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢
B7


 ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ N N N
A
¢
©  A
¢
© ©
¢
A AA¢¢¢© PA©¢¢ A©¢¢ ©¢ A©¢¢ ©¢ P©¢ ©¢ A©¢¢ ©¢ P©¢ ©¢
 Å ¢
© ¢
© ¢ ¢ ¢
¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢¢ ©¢¢¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ N
7

©
B


 € €
E A ©¢ A
©
A ¢
¢ A ¢
© A
¢
©
A
¢ ¢
©
A A
©
¢ ¢
©
A ©
¢
A  ©
,
¢
A A
¢
© PAP
©¢¢¢ AA©¢¢ ©¢ B7 A©¢¢ A¢©
A
  ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¨ » ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢ D©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢ P©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢
 ¢ ¢ ¢ ©
,
¢ ¢ ¢
¢¢ ¢ ¢ ¢ €

 N N ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ N

P A
©
¢ DAAA©¢¢¢ AAA©¢¢¢ AA©¢¢
 P©¢¢ P©¢ ¡¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡ ¡ ¡ ¡ Å » ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢© A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ P©¢¢¢ D©¢¢
,
A
¢ D ©
¢
A
B7
©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¡Í¡ Í¡ PÍ¡¡ N DÍ¡¡ ¡Í PÍ¡¡ PÍ¡¡¡ ¡¡¡ ¡Í¡ ¡Í¡ N
E


 ¢ ¢ ¢ ¢ PAÍ¡ N ¢ N
¡ ¡ ¡
 ¢¢¢© ©¢¢¢ P©¢¢ P©¢ P©¢¢¢ D©¢¢ ¢© PÍ¡¡ PÍ¡¡ ¡¡ ¡¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¨
E B7
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢© N

 Í¡ ¡Í¡ Í¡ PÍ¡¡ DÍ¡¡ N Í¡ ¡Í¡ PÍ¡¡¡ PAÍ¡¡¡ PÍ¡¡ DÍ¡¡ N
P ©
¢
A P A ©
¢ PAA©¢¢¢ AA¢¢¢© DAA©¢¢ ¢© PAA©¢¢¢ PAA©¢¢ E©¢ A©¢¢ A©¢
 ,
¢
A A ¢ A ¢ A¢ A ¢ A
¢ A
¢
©
¢
  » ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢ D©¢¢¢ ©¢¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢ ©¢¢ P©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢ ©¢

 N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢  ¢¢ N
¡ ¡ A
©
¢
, ©
¢ AAA¢¢¢© AAA¢Ñ¢ A
¢©¢,¢ AA¢©¢ AA¢©,¢
A
¡
 PÍ¡¡ PÍ¡¡ ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡¡Í ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ Å » ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ B7 A
¢ A ¢ A ¢¢ ¢¢ ¢¢
 Í¡ ¡Í¡ Í¡ PÍ¡¡ DÍ¡¡ Í¡ Í¡¡ PÍ¡¡¡ PAÍ¡¡¡ Í¡¡ PÍ¡¡  N
 N N

© P A ©
¢  A©
¢ A
©
¢ B7A
©
¢ A
©
¢ A
©
¢ A
©
¢ A
©
¢ A
©
¢ A
©
¢ A
©
¢ PAA©¢¢¢ DAA©¢¢ PA©¢ D ©¢
A¢ A¢
© A ¢ A¢ A
¢ A
¢
© E A¢
© ©
¢
A ©
¢
A ,
 ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¨ Å » ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢
A
¢ A
¢ ,
A
¢ A
¢ ,
A
¢ ,
A
¢ A
¢ ,
A
¢

 N N N N

Pág. 74 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“Con el Alma (Ver. 2)” pág. 10 de 14

DAAA©¢¢¢ DAA©¢¢ E A¢© A©¢ ¡ ¡


 ¢ ¢
© ¢
  ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢ D©¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢ P©¢ P©¢¢¢ D©¢¢ ©¢ ¢
© PÍ ¡ ¡
¡¡ PÍ¡¡ ¡¡¡ ¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡
B7


 ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ N Í¡ ¡Í¡ Í¡ PÍ¡¡ DÍ¡¡ N
P A ©
¢ D ©
¢ DAAA©¢¢¢ DAA©¢¢ A©¢ A¢©E
A ¢ A
 ¡ ¨ » ¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢ D©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢ P©¢ P©¢¢¢ P©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢ ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡ ¡ ¡
¡¡Í

 ¢¢ ¢N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢ N Í¡ Í¡ PÍ¡¡ DÍ¡¡¡ ¡Í¡ Í¡¡ Å N
¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢
©
A© A
¢ PAP
©¢¢¢ AA©¢¢ ©¢ A©¢¢ A©¢
A
  Å ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢ D©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢ P©¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢ ¡¡¡ ¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡¡ E¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡ ¡ ¡ Å
 ¢
B7


 ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ Í¡ ¡Í¡ Í¡ N PÍ¡¡ DÍ¡¡ Í¡ Í¡¡ PÍ¡¡¡ PÍ¡¡ A¡¡Í¡ N

 ¨ DA©¢¢¢¢ DA©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ PA©¢¢¢ P©¢¢¢ P©¢¢¢ DA©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢ B©¢ ©¢¢ P©¢¢ DÍ¡¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡Í¡ PÍ¡¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡ DÍ¡¡¡ ¡¡¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡
7


 ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ N ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ DÍ¡ PÍ¡ PÍ¡¡ Í¡Í¡¡ DÍ¡¡ Í¡ Í¡¡ N

 ¨ ©¢¢¢ ¢¢¢© A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ P©¢¢¢ D©¢¢ ¢¢¢© ©¢¢¢ P©¢¢ P©¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ P©¢¢ P©¢ ¡¡¡ ¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡ ¡ ¡ ¡¡
E
¢

 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ N ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ Í¡ ¡Í¡ Í¡ PÍ¡¡ DÍ¡¡ Í¡ ¡Í¡PÍ¡¡¡ PAÍ¡¡¡  ¡Í¡ ¡Í¡ N

A
¢
© P A
©
¢
A
¢ D ©
¢
A A
¢
©

  Å ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ P©¢ D©¢ D©¢¢ D©¢¢ ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡¡Í¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡¡
¢
© ¢ P©
¢ B7


 ¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ Í¡ PÍ¡ ¡Í¡ ¡Í¡ Í¡ Í¡ N

 ¡ ¡¡ ¡ ¡ ¨ » ,©¢¢ E ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢ A¢©¢¢ PA


A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢¢ ©¢ B©¢¢ ©¢ ©¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¨
7

¡
¡
Í ¡ ¡
¡ ¡ ¡ ¢ ¢ ¢ ¢

 Í¡ Í¡ Í¡ A¡¡Í N N N ¢ N


  » ,© ©P© A¢
©
¢ ¢
©
A
¢ A¢
©
¢ ¢
© A
¢
©
¢ ©¢¢¢ P©¢ ©¢ A©¢¢¢ ©¢ P©¢
¢ ¢ ¢
© ¢ ¢
© ¢
© ¢
© ¢
¢ ¢
© P© ¢ ¢
© ¢ ¢
© P©
¢ ¢
¢ P©©
¢ ¢ ¢ ¢
© P©
¢
B7
¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢  ¢¢ N
E


 ¢ ¢

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 75
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“Con el Alma (Ver. 2)” pág. 11 de 14

 ¢¢© A¢¢¢¢© ¢¢©P©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢ E¢©¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢ ¨ » ,©¢¢¢ ©¢ P©© A©¢¢¢ B7 © ¢
¢
¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ P©©
A©¢¢¢ P©¢
¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢
¢ ¢
¢ ¢

 ¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢ N ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢
¢ N ¢
¢ ¢ N¢ ¢ ¢ ¢ N

 ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©P© ¢ ¢ ©


¢

©
¢
¢ ¢
© ¢
© E A
¢
©
©¢¢¢
¢ ¢
©P©
¢ ¢
©
A ¢
©
¢
¢ ¢
© P©
¢ ¢
©
¢
¢ P©©
¢ ¢
A
¢
©
¢
¢ ¢
© P©
¢ » ©
,
¢ ¢
©
¢ P©¢¢¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
©
¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢¢ ¢
© ¢ © ¨ ¢¢ ¢ N
B7



A ©¢¢¢ A¢
© A ©¢¢¢ E AA©¢¢ A¢
©
A A¢ A A ¢
© A¢ ¢¢¢ ¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢
  ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢© ©¢¢¢ ¢©¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢¢ ©¢¢ P©©
B7 A
 ¢
¢

 ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N

A ©
¢ A ¢
© A ¢
© A ¢
© A ¢
©
 ©¢¢¢ A¢¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ¨ ©¢¢¢ A¢¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ¢¢© A¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢©¢¢ A¢¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ A¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ P©¢¢
E B 7

¢

 ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢  ¢¢ N

 ¢©¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ P©¢ © E¨ » ,© DÍ¡¡¡ ¡¡ ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ B©¢ ¡¡ ¡¡¡€ ¡¡Í¡ ©¢¢
7

¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢¢

 ¢¢¢ Í¡ N Í¡ Í¡ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¡¡Í Í¡ 
¢ ¢ ¢ N
€ ¢ ¢
  ¨ » ,© ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢¢© ¢¢© ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢ ©¢¢ ¢© ¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢ A¢©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢
 ¢
© ¢
© ¢
© B7A
¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢  ¢¢ N
E


 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
©
¢ ¢
© ¢
© AAA©¢¢¢ AA©¢¢ B7A¢© A ¢¢¢© AA¢©¢ A©¢ AA©¢¢
 A¢ A
¢ A
©
¢ E A ¢
© ¢
© ¢
© ¢
© A
¢ ¢ ¢ A
  ¢ ¨ » ,©¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢© ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢
¢¢

 N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢  ¢ N

©
¢ ©
¢ ¢
©
A
¢ A
©
¢ A ©
¢ ©
¢ ¢
© ¢
© AAA©¢¢¢ AA¢¢© B7A©¢ AA©¢¢ AA¢©¢ A©¢ AA©¢¢
A A A A
¢ EA
¢
© A ¢ A A A ¢
© A ¢
© A
 ¢¢ ¨ » ,©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢
¢

 N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N

Pág. 76 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“Con el Alma (Ver. 2)” pág. 12 de 14

¢
©
A A¢
© ¢
A
© A
¢
© ©¢¢¢ AA©¢¢ E A©¢ AA©¢¢ A¢©
A
A A¢
© ©¢¢¢ AA©¢¢ A©¢ AA©¢¢ A©¢¢ B A©¢¢ A¢© A©¢
A
A
 ¢ ¢ ¢
  ¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢ ¨ » ,©¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢¢
7

¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢

 N¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢  ¢¢ N
B¡7 ¡ ¡ ¡ ¢
© AAA¢©¢
 ¢
© ¢
©
  ¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢© ¢¢© ©¢ ¨ » ,© ¡¡ ¡Í¡ ¢¢ ©¢¢ ©¢ ¡ ©
¢ ¡ ©
¢ A
¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡Í¡ Í¡ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢
¢
¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ Í¡ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ N ¡Í¡ Í¡
E


 ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ N
PAA©¢¢¢ AA¢¢© A©¢¢ PAA©¢¢ AA©¢¢ A©¢ A©¢ A©¢¢ ©¢ PA©¢ P©¢ ©¢ A©¢ ©¢B7
  ‘ » ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢© ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢
 E A ©
,
¢
¢ A
©
¢
A
¢

 N N ¢ ¢ N € ¢ ¢ ¢ N

 ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢© ©¢ © ¨ ¨ »PAA©¢,¢¢¢
¢
©
A A

©
¢ ¢
©
A  A
¢
© ¢
©
AP A
©
¢ EA¢
© A
¢
©
A
¢  A ©
¢ ¢
©
A P A©
¢ B7

€

 ¢ N¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ € ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢¢¢ N
B7 P A ©¢ ©¢ A©¢¢ AA©¢¢
 ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ P©¢¢ D©¢¢ ¢© ¢¢© ¢© ©¢ ¨ ¨ » A,¢¢¢ AA¢©¢¢ AA¢¢¢ PA
A ¢
© P A
©
¢
A
¢ A
¢
© D A ©
¢ A ¢
© D A
©
¢ ¢ ¢
E


 N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N N

 A©¢¢¢¢ PAA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ PA©¢¢¢¢ DA©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢E ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ B ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡Í¡ DÍ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡Í¡
7


 N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ €¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ €¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ PÍ¡N
€

© A ¢
© ©
¢
A A
©
¢
A
¢ A
©
¢
A
¢  ¢©,¢¢ AA¢©¢ A¢©¢
A
 A¢
© A¢
  ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¨ ¨ » ¢¢A¢
©
¢ A ¢ ¢
©
A
¢ A¢
© A¢
©
¢ ¢
A
¢ ,
A
¢ A
¢
¢¢ A ¢ ¢¢ ¢
E

 ¢ ¢
 ¢ € N N N

 Å ¨ » ,© ©  ,©¢¢ ©¢¢ A¢©¢¢ AY E AY
B7
¢¢ N ¢¢ ¢ ¢

 N N N
¢ ¢

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 77
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“Con el Alma (Ver. 2)” pág. 13 de 14

A¢ Ñ E
Y
 A Y
A A¢¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A,¢©¢¢
B7

¨ » ¨ ¨ »

 N N N N


¢
 ¢¢ ¨ ©¢¢ ¨ AY AY E A¢Ñ¢¢ A€¢Ñ¢ Ñ¢¢
¢ ¢
B7
¢ N

 N N N

 B Y Ñ¢¢ » ¢¢ ©
,
¢ Y Y
7

¢ ¨
E E


 N N N N
A¢ P A
©
¢ A
¢
© PAA©¢¢¢ AA©¢¢¢

  Ñ¢¢  ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢¢ D©¢¢ P©¢ ¢© P©¢ ¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡ ©
,
¢
A
¢  A
©
¢ ¢
©
A
¢ A
¢ A
¢
¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
B7
¢
E E

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N Í¡ Í¡ ¡Í¡ ¡Í¡ N ¢
© ¡

¡ ¡ ¨ »

 N N
¢A©¢¢ PAAA©¢¢¢ AAA¢¢¢© AAAA¢©¢¢¢
B7 A
A AAA©¢¢¢ PAAA©¢¢¢ AAA¢¢¢© DAAA©¢¢¢ PAA©¢¢ AA©¢¢ PAA©¢¢ A©¢ A©¢ AE©¢ AA©¢¢ A©¢
 ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢
¢ ¢ ¢  ¢ N

 N N
¢
© P A
©
¢ A
©
¢
, ©
¢ AAA¢©¢, AAA¢©¢ E
A
©
¢  A
©
¢ A A
¢ A A
© A
 ©¢¢ ¨ » ,©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¨ Å
E B7 ¢ ¢ A
©
¢
 ¢ ¢ ¢ ¢ N
 N N N

 » A¢©¢¢ A¢©¢¢ A¢©¢¢ A,¢©¢¢ A©,¢¢¢ A©¢¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ ¨ Å A¢©¢
¢
A,¢©¢ ©¢E A¢©¢ ©¢ A,¢©¢
¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢
¡

¨
E ¡

L
¡ÍÏ
B


 N N N N
A

 ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ A¢©¢¢ A¢©¢¢ A,¢©¢¢ A©,¢¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ A¢©¢¢ A,¢©¢¢



,
¢ A
©¢ A©
¢ B7
Í¡ L
Í¡ N L

 Í¡ Í¡ N N

Pág. 78 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E

 A¢ 7
“Con el Alma (Ver. 2)” pág. 14 de 14

 A,¢©¢¢ A©¢¢¢ E¡¡ ¡¡ ¡ ¡ ¡ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ,©¢¢¢ ©¢¢


¢ ©¢¢
¡ ¡ ¡ ¨ ¨ ¢ N
B


 Í¡ Í¡ PÍL ¡ N ÍL ¡ PÍ¡ N
AAA¢©¢¢ AAA¢©¢¢ AAA¢©¢¢ E AAA©¢¢ AAA©¢¢ DAAA©¢¢¢ PAA©¢¢ AP ¢
© A
©
¢ ¢
© D ©
¢

  ©¢¢ ¨ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ©
¢ ©
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢ ¢
¢ A
¢
¢ A
¢
¢ A
¢
¢ A
¢
¢ A
¢
©
¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
7

¢ ¨ ¢ ¢ N ¢ ¢
B


 N N ¢ N
A
¢
© ¢
© ¢
© A ©
¢
¢ AAA©¢¢¢ AA¢©

© A
¢ A
¢
© A ¢
© A P A
©
¢
 ©¢¢ ©¢¢ ¨ » ,© ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢¢ B7 A A
¢¢¢ ¢ N
E
¢ ¢

 N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ €¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ N
A ¢
© AAA¢¢¢©AA©¢¢ A©¢ AA©¢¢ A©¢ E AA¢©¢ A©¢ A©¢ A¢©E
  Å ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢ ¡Í¡¡¡Í¡ ¡¡¡¡¡ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢ ¡¡Í¡¡¡¡Í¡ ¡¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡¡ ¡¡¡¡¡
 A¢
© A ¢ ¢ ¢ ¢
© ¢ ¢
© ¢
© ¡ ¡ ¡ ¡ B7


 N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ Í¡¡Í¡ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ Í¡ ¡Í¡  Í¡ ¡Í¡¡¡Í¡ N
€ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢¢¢ ¢ ¢ ¢
A ©¢¢¢ A¢¢© ©¢ AA¢¢© A©¢ A©¢¢ ©¢ A©¢ ©¢
  Í¡¡ ¡¡¡ ¡¡ Å Å ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢ ¡¡Í¡¡¡¡Í¡ ¡¡¡¡ ¡¡¡Í¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡ ¨
 ¡ € A
E B7

Í¡ ¡Í¡ A¡¡

 N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ N ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ Í¡ ¡Í¡ Í¡ ¡Í¡ ¡¡N
¡Í ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ Í¡
AAA©¢¢¢ AA©¢¢ A©¢ AA©¢¢ A©¢ AA©¢¢ A©¢ A¢© E AA©¢¢ A©¢ AA¢©¢ A©¢ AA©¢¢ A©¢ A¢© A©¢
 ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ 

 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ©¢¢¢¢ ©¢¢¢ N

  ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢© ©¢ ¡¡Í¡ ¡¡¡Í¡ ¡¡¡¡ ¡¡¡ ©¢¢ ©¢


 ©¢¢ ¨ ©¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ E©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A¢¢¢© A¢¢¢¢© PA©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢
B7

¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¡Í ¡Í¡ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ N ¢

 ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢  ¢ N
¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢
B7 ¡ ¡ ¡ ¡
 ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡Í¡ ¡Í¡ ©¢¢¢ ¨ » ©¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢
 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ N ¡Í¡ Í¡
 N ¢ ­
€ ¢ ¢

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 79
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
Dora
(Merengue)

¢©¢¢ AA¢©¢¢
A
J = 108
A
©
¢ AAA¢¢¢© AA©¢¢ AA¢Ñ¢ AA©¢¢ AA©,¢¢ A©¢¢ A¢©¢ ©¢¢¢ A¢Ñ¢
A
©
,
¢
 % » ©¢¢ ¢¢ ¢ ¢ A A
¢
¢ ¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ A
©
¢
¢ A7 A
©
¢
¢ A ¢
¢ ¢ » ¢ ¢ ¢ ¢
D D


 N N N N
A7 A ©
¢ A
©
¢ ©
¢ ©
¢
A7 A
¢ A
©
¢ A
Ñ
¢ A7 A
¢©¢¢ AA¢©,¢ AA©¢¢ A¢© A¢©D
A
A
©
,
¢ A
¢
 » ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ A
¢ A A
¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ A
¢ A
¢ A ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ Ñ¢¢¢
» ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢

 N N N ­]

,
¢ A
©¢ ¢
© ©
¢
A
¢
 » ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ A
Ñ
¢
¢¢ ©¢¢  ©
,
¢ ©
¢ ¢
© A©¢¢
©
,
¢ ©
¢ ¢ ¢ ¢
» ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢
A7 A7
¢¢
D

 ¬] ¢

N ¢ N N
©
¢
 ¢¢ ©¢¢ Å A¢Ñ¢ D ©¢¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢ AY A7 A,©¢¢¢ A¢©¢ ©,¢¢ A¢¢© A©¢¢¢ A©¢¢ ©¢¢ A©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢ ©¢¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢
Solo

¢ ¢
D


 ­] ¬ N N € € N
 A©¢¢¢ A¢¢¢¢© A©¢¢¢ ©¢¢¢ DA¢¢¢© A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ¢¢¢© A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢

 € € € € N € € € € N
A7A ¢
© ¢
©
A A
©
¢ A
¢
© A¢
© A ©
¢ A ¢
© ¢
©
A A
¢
© A
¢
© ¢
©
A A ¢
© Ñ
¢
A A
©
,
¢ ©
¢
A A
¢
©
A
¢ DA ©¢¢¢ AA¢¢© A©¢¢ A©¢ AA¢©¢ A©¢¢ A¢© ©¢ A©¢¢ A¢© ©¢ A©¢ ©¢
A
¢ © ¢ ¢ ¢
© ¢ ¢
© ¢ ¢
©
 ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ » ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢

 € € € € N N ¢ ¢N
¢
© A Ñ
¢ A ©
¢ 
¢
© A©
¢ AP
¢ A
©
¢ A¢
© A ¢
 ©¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢© ¢¢© ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢¢
AA A¢¢¢ A¢,©¢ A¢,©¢ A¢©¢¢ AA¢©,¢¢¢ DAA¢©¢¢¢ A©¢¢¢ A
A ¢ A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢
¢ ¢
7

¢ ¢ ¢ ¢

 ¢ ¢
¢ ¢ ¢
¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N N N N

© A
© ¢ A¢
©
 ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢©¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ¢¢¢© A©¢¢¢¢ A¢¢¢¢© ©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ D©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢
A¢ A ¢ A ¢
© A¢ A ¢
© A ¢
© AÑ
¢ A7


 ¢ ¢ N ¢ N ¢ ¢ N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N
€ €

Pág. 80 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“Dora” pág. 2 de 2


¢ A
Ñ
¢  ¢©,¢¢ AA©¢¢¢ AAA©¢¢¢ AA¢©¢ PAA©¢¢¢ AP
A
A ©¢¢¢ AA©¢¢ DAA©¢¢ AA©¢¢¢ A¢¢© PAA©¢¢ AA¢¢© A©¢ A©¢¢ PAA©¢¢
A
 ©¢  ¡¡ ©¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢
A7
¢¢ L Í¡ ¢¢ ¢ ¨ »

 N N N N

A¢
© A
¢
© ©
¢
A P A
©
¢ A
¢
©
 ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢© ¢© ¡¡ ¨ Solo #2 A ©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢ DA©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ PA©¢¢¢ A©¢¢¢
A 7

¢ ¢
¢ ¢ ¢ Í
¡ ‘ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢

 N ¢ ¢ ­ NN N
¢
© ¢
©  ©
¢ A
©
¢ P ©
¢  ©
¢ A
¢
© A©
¢ ©¢¢¢ AP
©¢¢¢ AA©¢¢ AA©¢¢ PAA©¢¢¢ A©¢¢ PA
 ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢¢¢¢© ©¢¢¢ PA©¢¢¢¢ A¢¢¢©
P A
©
¢ A
¢
© A
©
¢ A A
¢
© A A A A
© A A A
¢
¢
©
A A
¢ ¢
©
A A
¢ A
¢ A¢ A
¢ ¢
A A ,
¢ ¢
A
¢ ¢
,
A
¢ ¢
A ¢
A A
¢ A

¢ A
¢
©
A
¢ A
A A
A7
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
D


 ¢ N
N N N
 ¢©¢¢ D©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ¢¢¢© P©¢¢¢©¢¢¢ P©© ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ A» ©¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢ A¢Ñ¢¢ ©¢¢  ,©¢¢ »D©¢¢ ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢
¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ P©©
7


 N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ N ¢ ¢ N ¢ N
 ¢¢¢© A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ Å

 ¢ ­
€

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 81
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
El(Merengue)
Balito

A
©
¢ ©
¢
A E ¢©
A¢¢ ©¢¢ Ñ¢¢
J = 120

  % Å ©
¢¢¢ ©
¢ ¢ ©
¢ ©
¢ ¢
¢
7

¢ ¢ ¢
E B
Ñ
¢
¢ ¨ ¨ ¢¢ ¨ ¢ ¢ ¢ ¢

 ¢ NN N N N

 Å E Ñ ©¢¢ A
©
¢
¢ ©
¢ ©
¢ ©¢¢ B A¢©¢ ©¢ Ñ¢
A
©
¢ ¨ ¨ ¢¢¢ ¢ ¨ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢
E E 7

¢
¢

 N N N N
¢
A
©
¢ F m7A
©
,
¢C7
A
©
¢ ©
¢
A ¢©¢
B7 A A
©
¢

  Å ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢
© ©
¢ ¢
¢ ¢ ¨ ¢ ¢ ©
¢¢ ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢
¢ 
Ñ¢¢
E

¢

 N N N N
 A¢©¢¢ A¢©¢¢ E ¨ © ©¢¢  B ©,¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢ A¢©¢¢ A¢©¢¢ B ©¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ Ñ¢¢ E Å
7 7

 ¢¢¢ N ¢ ¢ ¢
 N ¢ N ¢ ­]
 ¢
© ¢
©
A
¢ ©
,
¢
A ©
¢
A
  » ¢©¢ ¢,©¢ ©¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢B7 A©
,
¢ Ñ
¢
A ©
¢ ©
,
¢ ©
¢ ¢
© A ¢
©
¢ A
©
,
¢
¢ ©
¢
A
¢ ,©¢¢ ©¢¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
B7
» ¢ ¢ ¢ ¨
E E

 ¬] ¢ ¢ ¢
 N N ¢ ¢ ¢ N ­]

 Solo ¢
© ¢
©
A
¢ ¢
©
A
¢ ¢
©
A
¢  A
¢
© ¢
©
B AP
¢ A
©
¢ ¢
©
» ©¢¢¢ ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ¨ » ©¢¢ ,©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ Í¡¡¡¡ ¡¡Í¡
¢ ¢ ¢
© ¢
©
E 7 E


 NN N N ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
€
 ©¢¢ E ©¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ ¨ » A,©¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ B©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢© ©¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ,©¢¢ ©¢E ,©¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ©¢
7

¢ ¢ ¢ ¢

 N ¢ ¢¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ N ¢ ¢¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ N
€
E¡ ¡ ¡ ¡
  ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡Í¡ Í¡ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¨ » ©¢¢ ,©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A,©¢¢¢ A¢©¢¢ ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ¨
 ¡ ©
¢ ¢
© ¢
©
A
¢ ©
,
¢
A
¢ A©
¢
¢ ©
,
¢
A
¢ ©
¢
A
¢ B7

 Í¡¡ Í¡
 N N ¢ ¢ ¢ N N

Pág. 82 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“El Balito” pág. 2 de 2

 » ,©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢© ©¢¢¢ A©¢¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A,¢©¢¢ A¢Ñ¢¢ AY A,¢©¢¢ A¢©¢ ,©¢¢ Ñ¢¢
¢ ¢ ¢
 ¢ ¢ ¢
¢ N N N N
Solo ¢© A ©
¢  E A¢© ©

  ¢ ¢
» ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢
E B7
‘ Å

 ¬ ­ ¬ N N

 ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢ P©,¢¢¢ ©¢¢¢ ,©¢E ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢ ©¢ E©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ P©B¢¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢© AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ DA©¢¢¢
7

 ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ N
 ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ N ©¢¢ ¢¢ ¢¢ Í¡ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N
¢ € N
€ € €
A ¢
© A ¢
© A
¢
© A¢
© A
¢
©
A
¢ ©
¢
A
¢
A A

©
¢ B7 A ¢©¢¢ ©¢
 ¢¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢© ©¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢ ¢¢¢ ©¢ P©© ¢
¢ ¢
© ¢ ¢
© P©©
¢ ¢ ¢
¢ ¢
©P© ¢ ¢
© ¢ ¢
©
¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢
E
¢ ¢

 ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢
N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N N ¢ ¢ N

 A¢¢¢¢© ¢© P©¢ ©¢ ¢¢¢© ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢ E ©¢ ¢¢© ©¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ¨ E¢©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ,©¢¢ ©¢ ,©¢¢ B¢© ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡
7

¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ N ¢



 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ N
€ €
 ©
¢
A ©
,
¢
A A
A¢©¢¢ A,¢© AA¢©¢ E' A¢©¢ A,¢© AA¢©¢ ,©¢ A¢©¢ ,©¢ B7 A©¢ ©¢
  ¢ © Å ¢ » ¢
©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ©¢¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢
E
¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢
 ¢
¢¢
 N ¢ ¢ N N N
€
  ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢© ©¢ ©¢ ¡¡ ¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢
¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢
 ©
¢ E
¡ ©
¢ A
¢
© ¢
© P©©
¢ ¢ A ¢
©
¢ A

©
¢ ¢
©
A
¢  A ©
¢ ¢
©
A
¢ P A
¢
©
B 7A

 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
 € N ¢ ¢ ¢ ¢ N
€ € €
€
 ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ¢© ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ E©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢
¢
¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ Í
¡ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¨ Å

 ¢ ¢ ¢ N N ­
€

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 83
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
El Campirolo
(Merengue)

J = 138
 % ©¢¢ ,©¢¢ ©,¢¢ ©¢¢¢ ,©¢¢¢ ©¢¢  ,©¢¢ ©,¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ,©¢¢ ©,¢¢ ©¢ ¡¡L
7 7

©¢¢  ,©¢¢
E E A
¢ ¢ ¢

 ¬] ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ N ¢¢ ¢ Í
¡ ¢ ¢ N

 ©¢ ¨ » ©¢¢ A ,©¢¢ ©¢ A¨ » ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡E ¡ ©  ,© Å » ¡¡ ¡¡


7

 N N ¢¢ ¢ ¢ ­] ¢¢
 Í¡ L Í¡ ¡Í¡ ¡L
Í¡ N N L Í¡ ¢¢¢ ¢¢¢ N Í¡ L
Í¡ N
1. 2.

 ¡¡ ¡ A ¡¡ ©¢  ©,¢ Å » ¡ ¡ ¡ ¡E ¡ ©  ,© Å ¡¡ ¡¡
7

Í¡ ¡Í¡ L
L Í¡ ¢¢ ¢¢ ¬ ] ¡
Í¡ L ¡ ¡
Í¡ N L
¡Í ¡Í¡ L ¡ ¢ ¢
Í¡ ¢¢ ¢¢ N » Í¡ L Í¡ N


AAAY € A¢©¢
 ¡¡ ¡ ¡¡ ©¢  ©,¢A A
©¢¢
E7
€
¡¡ ©¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢ ©
¢
Í
L
¡ ¡ Í
L
¡ ¢ ¢ Å ¨ ¢ ¨
N N ¡Í ¢¢
Solo II
 Í¡
 ¢ ¢ ­] N N
III
III
I

AAA¢Ñ¢  € A
©
¢ A
©
¢
A
¢  A¢ÑA¢ E7 €©¢ A¢©¢
 ¢¢¢ €¡ ©¢ A¢©¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢©¢¢ A¢¢¢ €
¡¡ ©¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢
¡Í¡ ©¢¢¢ ¢¢
A
¨ ¨ ¨

 N N N ¡Í ¢¢ N
AAA¢Ñ¢  € A
©
¢  AÑ € A¢©¢
¢ € A ©
¢ A
©
¢
A
¢ A
¢
A
¢ A
©
¢ ¢
A
¢
 ¢¢ ¡ ¢
¡Í¡ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ €
¡¡ ¢© ©¢¢¢ ¢¢ ¢ ©
¢
A E7
¨ ¨ ¨

 N N N Í¡ ¢¢ N
AAA¢Ñ¢  € A
©
¢  A¢Ñ A¢A© E7
A
©
¢
€¡ ©¢ A¢©¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢©¢¢ A¢¢¢ A
¢ A¢¢¢¢
 ¢¢¢ ¡Í¡ ©¢¢¢ ¢¢ €¡
A
¨ ¨ ¨ ¨ ¡Í¡ ©¢¢¢ N

 N N N
€ A
Ñ
¢ € A
©
¢  AA¢Ñ
 ©
¢ ©
¢
A
¢ A
¢
A
¢ € A
©
¢ A
©
¢
A
¢ A
¢
A
¢ A
©
¢ ¢
A
¢ A
A Ñ
¢
¢ €
 ©¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¡ ©
¢ ¢
¡Í¡ ©¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¡
A E7
¢ ¨ ¨ ¡¡Í ©¢¢ N

 N N N ¢

Pág. 84 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E

 AA¢Ñ
“El Campirolo” pág. 2 de 4

€ A¢© AAA¢Ñ¢¢ €
A
©
¢ A
©
¢
A
¢
A
©
¢
A
¢
A
¢ A
©
¢ A¢
¢ AA¢©¢ E7 €
 ©
¢
 ©¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢¢ €
¡ ©
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¡
¨ ¡Í¡ ©¢¢¢ ¢¢
A
¢ ¨ ¨ ¡Í¡ ©¢¢

 N N N ¢ N
A Ñ
¢ € A
©
¢  AA¢Ñ €©¢ A¢©¢
 ©
¢ € A ©
¢
¢ A
A ¢
¢ € A
©
¢ A
©
¢
A
¢ A
¢
A
¢ A
©
¢ A¢
¢ €
 ©¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¡ ¢ ¢ ¢ ¢
¡Í¡ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¡¡ ©¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢
A E7
¢ ¨ ¨

 N N N ¡Í ¢¢ N
AAA©¢¢ AAA¢©¢ AAA¢Ñ¢ € A
©
¢ A

¢
¢  AA¢¢Ñ
 ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ €¡ ©¢ A¢©¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢©¢¢ A¢¢¢
¡Í¡ ©¢¢¢ ¢¢
A
¨ ‘

 N N N NN
A©¢ A
 Å Solo¨ #2 ¢¢© ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢© ©¢ ¡ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ©¢ ¡ ©¢¢ A©¢¢¢¢ A¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ ¢© ¡¡ ©¢¢ A©¢¢¢¢
E 7


 ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¡Í¡ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¡Í¡ ¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ Í¡ ¢ N

 AA¢¢¢¢¢© A¢¢¢¢© ¢¢© ©¢ ¡¡ ©¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢©E©¢ ¡ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¡ ¨ ¨ A » A,¢©¢¢ AA¢©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢
7

¢ ¢ ¢¢ ¢¢ Í¡ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¡Í¡ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¡Í¡

 N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N

 ©¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ E©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¡ ©¢¢ A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢ A¢¢¢¢© ©¢¢ A©¢ ¡¡ ©¢¢ A©¢¢¢¢
7

©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¡Í¡ ¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ Í¡ ¢ N



 ¢ ¢
 AA©¢¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¡¡ ¨ » ¡E ,© © ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ €© ¡ ©  » A» ¡¡ ,©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡¡ ¡¡Í¡
7

¢ ¢ ¢¢ ¢¢ Í¡

 N ¡Í¡ ¢¢¢ ¢¢¢ Í¡ N ¢ ¢¢¢ ¡Í¡ ¢¢¢ N Í¡ ¢¢ Í¡ Í¡ N
 ©¢¢ ©¢ ¨ ¨ » ¡¡ ¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡Í¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡Í¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡Í¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢
E 7 A
¢ ¢¢ Í¡ N Í¡
L

 ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N Í¡ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N Í¡ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N

 A¢¢¢© ¢© ©¢ ©¢ ©¢¢ » ¡¡ ¡E ¡¡ ¡¡ ¡¡ ©¢¢ ©¢¢ ©


¢ ¡¡ ©¢ ¡¡ ©¢¢¢ ©¢
7

¢ ¢ » ©
,
¢
A
¢
¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢

 ¡
Í¡ N Í¡
L ¡
Í Í
¡ ¡
Í ©
¢
¢ ¢¢ N ©
¢
¢¢ ¢ ¢¢ N LÍ¡ ¢¢ L
Í¡ ¢¢ N
60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 85
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“El Campirolo” pág. 3 de 4

 A¢©¢¢ ©¢ ©¢¢ » ¡¡ ¡ E© ,©¢¢ ©¢¢ © ©¢¢¢ © ©¢¢ » ©,¢ A ©¢ ©¢¢¢ ©¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢
7

¢¢ ¢ Í¡ N ¡L
L

 Í¡ ¢¢¢ ¢ ¢ ¢¢¢ N ¢¢¢ ¢ ¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ N

 ©¢ ©¢¢¢ ©¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢ E ©¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢¢ ©¢ ¢


© ¡ ©¢¢¢ ©¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢
7

¢ » ©
,
¢ ¢
©
A
¢
© ¢
© ¡
©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ N ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ N ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ ¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ N

 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢

 ©¢ ©¢¢¢ ©¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢ E©¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢¢ ©¢ ¢


© ¡ ©¢¢¢ ©¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢
7

¢ » ©
,
¢ ¢
©
A
¢
© ¢
©
©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ N ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ N ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¡Í¡ ¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ N

 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
A €¢Ñ
Solo #3 € ©
¢
A A
A ¢¢¢
 ©¢ ¢¢¢© ¢© ¡¡ ¨ ©
¢
¡¡ ©¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢
A E 7

¢
© ¢
¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ Í
¡ ‘ ¨ Å

 N ­ Í¡ ¢¢ € N N
A ©
¢ A
A ©
¢
¢  A¢A¢Ñ AAA¢Ñ¢
 A € A
 ¨ ¡¡ ©¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢©
¢ A ¢ A ¢ A©
¢ A ¢ E7
€¡ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢
© A ©
¢
Í¡ ¢¢ ¢ ¨ ¡Í¡ ©¢¢ ¢ Å

 € N N ¢ € N N
A ©
¢  AA¢Ñ E7 AAA¢©¢ AAA¢©¢ AAA¢Ñ¢
€ A
©
¢ A
©
¢
A
¢ A
A ¢
¢ A ©
¢ ¢
A
¢ A ©
¢
€¡ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢
 ¨ ¡¡ ©¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢
A
Í¡ ¢¢ ¢ ¨ ¡Í¡ ©¢¢ ¢

 € N N ¢ € N N
A
©
¢ AAA©¢¢ A© A¢AA¢Ñ E7 ©
¢ AAA©¢¢ AAA©¢¢ AAAÑ¢¢
A © A
 ¨ €¡¡ ©¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢
A A
€¡ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢
Í¡ ¢¢ ¢ ¨ ¡Í¡ ©¢¢ ¢

 € N N ¢ € N N
A
©
¢ AAA©¢¢ A© A¢AA¢Ñ 47 E7 € ©
¢ AAA©¢¢ AAA©¢¢ AAAÑ¢¢
A © A
 ¨ €¡¡ ©¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ A
€¡ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢
Í¡ ¢¢ ¢

 ¨ ¡Í¡ ©¢¢ ¢
€ N N ¢ N N
A ©
¢  A¢ 
 € A ©
¢ A
©
¢
A
¢ A
A ¢
¢ A ©
¢ A
A Ñ
¢
¢ A
Ñ
¢
A
¢
 ¨ ¡¡ ¢© ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢
E7
Í
¡ ¢¢ ¢ ¨ N ‘

 € N N N
Pág. 86 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“El Campirolo” pág. 4 de 4

¢
© AAA¢¢¢© AA¢¢© AA©¢¢ A©¢ PAA©¢¢ AA©¢¢ A ¢©¢¢ A©¢¢ PA
 » ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢
 ©
¢ A©
,
¢ A
©¢ ¢
©
A
¢ A

©
¢ A
¢
A
¢ ¢ ¢ ¢
© A
¢
© ¢
©
EA
¢ P©©
¢ ¢ A
¢
© P©©
¢ ¢ A
¢
©  A
¢
© ¢
©
A
¢ A
¢
©
A
¢ A
A
A 7


 ¢
N N N N

¢¢¢ ¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ EA©¢¢¢ PA


 A©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢PA©¢¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢© P©© A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A
¢¢¢© A¢©¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ¢©¢ A©¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢
7

¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢
A
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢

 N N N € N

 A ¢
© A ¢
© A
A ¢
©
¢ ¢©¢¢ AA©¢¢ A©¢¢ A©¢
A
A
 ©¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢
A
¡
¡ ¡ ¡ ¡
¡¡Í¡ ¡Í¡ ¡¡ ¢© ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¨ ¨ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢
E7
¢
© ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢
©
¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ N Í¡

 ¢ ¢
© ¢
© ¡ Í¡ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N N N
A© A¢©
 ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢¢¢¢ ¨ A¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢
A 7
E


 N N ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N
€ ¢

 ¢© ©¢ ¢© ¡¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ € € €©¢ A¢©¢


¡¡ ¡ ¡¡ ©¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢
E7
»
A A
¢ ¢
©
¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ Í¡ Í¡ N ¡Í¡ ¡Í¡ A¡Í ¡
Í ¡ ¡ ¡ ¡ ¨ ¨ ©
,
¢
¢¢ Í¡ ¡Í¡ A¡¡ N ¡Í¡ Í¡ ¢¢ ¡

 ¡ N ¡Í N
AAA¢©¢ A AA A
¢
© AAA©¢¢¢ AAA¢©¢ ¢
© AAA©¢¢¢
¢ ¡ ¢
© A
¢
 ¢¢ ¨ » ©,¢ ¡¡ ¡¡ ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡¡ ¡Í¡ ¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¨ » ,© ¡¡ ¡ ¡¡ ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡Í¡ ¢¢© ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢ E7 A

 ¢¢ Í¡ ¡Í¡ N ¡¡ ¡¡Í ¡Í ¢ N ¢¢¢ Í¡ ¡Í¡ N ¡¡ ¡Í¡ ¡Í ¢ ¢ ¢ N
AÍ¡ A¡Í¡
AAA©¢¢¢ A A¢
© AAA©¢¢¢ A
A¢©¢¢ ¢
© AAA¢¢¢© AAA¢©¢
 ¢¢¢ ©¢ ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡ ¡Í¡ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ » ,© ¡¡ ¡¡ ¡ ¡ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢¢ ¨ » ©,¢ ¡¡ ¡¡ ¡¡A¡¡ ©¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢
¡ ¡ A
¢
© A¢ A A
E7

¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ A¡¡¡Í ¡Í¡ Í¡ N ¢



 ¢¢¢ N Í¡ ¡Í¡ ¡¡ ¡Í¡ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ N Í¡ ¡Í¡ ¡¡ ¡Í¡ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ N
¢ ¢ ¢ ¡
AÍ¡ ¢ ¢ ¢ ¢ AÍ¡
A ¢
© AAA©¢¢¢ AA©¢¢ A©¢
 A ¢ A
¢
©
 ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©
¢ ©
¢ ©
¢ A¢©¢
¢
© ¢ ¨ Å
E7

¢ ¢ ¢ ¢
© ¡
¡ ¡ ¨ » ©
,
¢
¢ ¢
©
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¨ ¢
¢

 ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ N Í¡ A¡Í¡ ¡ ¢ ¢ N N ­

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 87
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
El(Merengue)
Ciclón

E A
©
¢
,
A
¢ A
©
¢
A
¢ A
¢
©
A
¢ A
©
¢
A
¢  A,¢© A,¢©B A¢© A
¢©,¢ AA¢©¢ A¢©¢
A
 ©
,
¢ ©
¢ ©
¢ ©
¢ ¢
  % » © ¢¢ ¢¢ ©¢¢ © ¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢ » ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢
J = 116 7
E

 ¢¢¢ ¢ ¢¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢
 N N N
EA © A¢©
 » © ,©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ © ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢© ©¢¢ ©¢¢ » ,© ©¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢  A,¢©¢¢ A¢¢¢¢ A¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢
B 7 B 7

 ¢¢¢ ¢ ¢ ¢¢¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ N ¢¢¢ ¢


 N ­]

 ©
¢ ©
,
¢
E A
¢ ©
¢
A
¢ A
¢
©
A
¢ ©
¢
A
¢ A
Ñ
¢ ©¢¢  A,¢©¢¢ » ©¢ ¢,©¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ A¢©¢¢ Ñ¢¢E ¢©¢  ,©¢
  » ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢
B7
¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢

 ¬] N N N ­]

 » ©¢¢¢E A,¢©¢¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢ A¢©¢¢ A¢Ñ¢¢ ©¢¢  A,¢©¢¢ A©¢¢¢¢ B ©¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢ Ñ¢¢ ©
¢
¢  ,©¢
7

¢ ¢
¢ ¢
©
¢ © ¢
¢ ©
¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢

 NN N N ¢ ¢ ¢¢ N N
 ©
¢ E A ©
,
¢
¢ ©
A ¢
¢ A
A ¢
©
¢ A ©
¢
¢
  » ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ » ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢ A ©
¢ ¢
© ©
¢ P©
¢ ©¢¢¢ A©¢¢ ©¢
A  ¢,©
¢
© ¢
©
¢ ¢ ¢ ©
¢
¢
B7
©
,
¢ ¢ ¢
© ¢ ¢ ¢
© ©
¢ ©
¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¨ ¢ ¢¢
Solo


 N ¢ ¢ ¢
¢ ¢ € N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N N
 E» ©¢¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢ A¢©¢¢ A¢©¢¢ ¨ ¢©¢¢ A©¢¢¢¢ ©P© ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢ »B ©¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ A¢¢¢© ©¢¢ ¢©¢¢  ,©¢¢
7

©
,
¢ ¢
¢¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¨ ¢ N

 N € N
A
¢
©
  » ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢© ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢ ©P©
A
¢ ¢
©
A A ¢
© E A ©
¢
 E
©
¢ P© ,
¢ © ¢ ¢ ¢
© ¢
© B7
¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©P© ¢¢¢ ¢¢¢
¢ ¢
©

 N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ N ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢ ¢ N ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N

 ,©¢¢ E ©¢¢¢ A¢©¢¢ AA¢©,¢¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ E ©¢¢¢  ,©¢¢ ©,¢¢ B©¢ ©¢¢ A,¢©¢¢ A¢©¢¢ ©¢¢ ©
¢
¢  ,©¢
7

¢ ¨ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¨ ¢ ¢¢

 N N N N

Pág. 88 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“El Ciclón” pág. 2 de 3

AA¢©,¢ A©¢¢ EA,¢© ©¢ A©¢¢ ©¢ P©¢  ©¢ B ¢© ©¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢


 Å ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ Solo ¢
© ¢
© ¢
¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢
© ¢ ¢
© ¢ ¢
© ¢
© ¡ ¡
¡ ¢
© ¢
©
¢
7

¢¢ ¢¢ ¬ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ Í¡¡ Í¡ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢


E


 ¢ ¢ ¢ N N ¢ ¢¢ ¢ N
€ € €

  ¢¢ ©
¢ ¡ ¢
© A©
¢
¡¡ ¡Í¡ ©¢¢ ¢© ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢©¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢
©
A
¢ ¢
© A
¢
© ¢
© B7
¢
©
E E


 ¨ ¢
© ¢
©
¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ N ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N
€ € € € € € €
€ €

¢ A ©¢¢¢ AA©¢¢ A©¢¢ DA©¢¢ A©¢ E ©¢
  ¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢©¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ A¢©¢¢ ©
 ¢
© A
©
¢ A ¢
©
¢ ¢
© A¢ A
¢
© A E B7
¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢

 N ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ Í¡ ¢¢¢ N
¢
€ € € € € 7
©
¢
 » © ,© A¢¢ © » ©¢ ©¢ ©¢ ©¢ A¢¢ © » ¢© ©¢ ©¢ ©¢ A¢¢ © A¢¢ © ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡
E ©
¢ E ©
¢ ©
¢ B
¢¢¢ ¢¢¢

 ¢¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ N ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ Í¡ N
¢ ¢ ¢ ¢ ¢
€ € €
 A¢©¢¢ © ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ A¢©¢¢ ¨E ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A¢©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢

 ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ Í¡ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
¢ € € € € €
€
 A©¢¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ©¢¢¢ B©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢©¢¢ ©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢©¢¢ ©¢¢ ©¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ E©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢
7

¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N

 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
€ € € € € € € € € € € €
  ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ¢¢© ¢© ¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A¢©¢¢ DA©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢© ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢
 A ¢
© ©
¢ ©
¢ B7

¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢

 N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N
€ € € A©¢ € DA©¢ € € €
PAA©¢¢¢ A©¢ B7 AA©¢¢ ©¢
  © ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢© ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢© PAA©¢¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ©¢AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢
 E
¢
© A
A ¢
¢ ¢
©
A
¢ ¢
© E A
P©¢ A ¢
¢ D ©
¢
A
¢ ¢
©
¢¢¢ ¨ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢

 ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N
€
 P©E¢¢ A©¢¢¢¢ P©¢¢¢ ©© A ¢
©
¢ ¢
© A
¢
©
¢ ¢
©
¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ Í¡¡ ¡Í¡ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¡ ¡ ¢
© ©¢¢¢ DA©¢¢¢ A©¢¢ ¢¢© ©¢ ©¢ ©¢ ©¢
A
B7

¢ ¢
¢ ¢

 ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢ N
€
60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 89
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“El Ciclón” pág. 3 de 3

 ©E ¨ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ A¢¢¢¢© ¢¢¢© ¢¢© P©¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ¢¢© ©¢ BP©¢ A©¢¢¢¢ ©¢ P©¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢ ©¢ P©¢ A¢¢¢¢© ¢¢© P©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢
7

¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N




€
A ¢
© E A ©
¢ A ¢
©
 ¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢ ¡¡¡Í ¡¡¡Í ¡¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ¢,©¢¢ ©¢¢ ,©¢¢ ¢¢© ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢
A ¢ A¢ A ¢ A ©
¢ B7 A

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N Í¡ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N



 © ¨ ©¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¢©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ P©© ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢ B A©¢¢¢ PA©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ ©P©
¢ ¢ A©¢¢¢
7

©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢© P©¢¢¢


E
¢
¢ ¢ ¢
¢ ¢ © ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N

 € N N ¢ N
€ €
A
¢
©
A
¢ ¢
©
A  A
©
,
¢ ©
¢
A A¢
© D ©
¢
A A
©
¢
 ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ,©¢¢¢ ¢¢© ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ © ¨ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡
E B7

¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ ¢ ¢

 N ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ N ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ N
€ A
¢
©  €
 E©¢ ©¢¢ P©¢¢¢ DA©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢ AA¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢ DA©¢¢¢¢ P©¢¢¢ AA¢¢¢¢© A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ AA¢©¢¢¢ B A,¢©¢¢ A©¢¢¢ ¢¢¢© ¢¢© ©¢¢ ©¢ » ¢© ©¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢
7

D©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢¢ ,©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ N

 ¢ N ¢

 Ñ¢¢¢ E ©¢¢¢ ¢¢© ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢© ¢¢© ¢¢© ¢¢¢© ¢¢¢© A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ PAA©¢¢¢¢
 AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ PA©¢¢¢¢ B©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢¢© ¢¢© ©¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡
7

¢ ¢¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢ ¢ ¢

 N ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ Í¡ N
¢
€
 ©¢¢ E©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢©¢ » ¡ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A¢Ñ¢¢ B ©¢¢¢  ,©¢¢ ©¢¢¢ ©¢ B ©¢ ¢¢© ©¢¢¢ A¢©¢¢
7 7

¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢

 ¡L
Í¡ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ N ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢ N
¢ ¢

 Ñ¢¢¢ E ©¢¢  ,©¢¢ ,©¢¢ ©¢¢¢ A,¢©¢¢ A¢©¢¢ AA©¢¢¢ A¢©¢¢ A¢Ñ¢¢ ©¢¢¢  ,©¢¢ ¨ » ,© ©¢¢¢ ¢¢¢© A©¢¢¢¢ A¢¢¢© A¢©¢¢ ¨ Å
 ¢ ¢ N¢
 N ¢ N ¢¢¢ N ­

Pág. 90 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
El Gallo Floreao
(Merengue)

 A

¢
,
¢ A

¢
¢ ©
¢
A
¢
A ©
¢
A A

¢
¢ A
©
¢ ¢©,¢ AA¢©¢ AAA¢©¢¢
A
A ©¢¢ ©¢¢ ©¢
¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢
J = 138
 % ¨ » ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢
A E7

¨ » ¢ ¢ ¢¢ ©¢¢

 N N N ¢ ­]

 E7 A ¢
© ¢
©
A A
¢
©
A
¢ A
A¢¢¢© AA©¢¢ A©¢¢ A©¢ ©¢ A©¢ A©¢¢ AA©¢¢ AA¢©¢¢ AA©¢¢¢ AAA©¢¢¢ PAA©¢¢
 A
¢
© ¢
©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢
‘ Å ¨
Solo


 N NN N N
©¢¢¢ A©¢¢ PA
 ¢¢ ¢ ¢ A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A
 AAA ¢
©
¢ A
A ©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢ P©©
¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢
¢ A
¢
©
¢  A ¢
©
¢ ¢
©
A
¢
¢
PA
A©¢¢¢ AA¢¢¢© A
¢ ¢
© A
¢
© EA ¢©¢¢ P©© PA©¢
¢ ¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢¢ ©¢¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢¢ P©¢¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢¢
¢ ¢
7


 N N N N
¢
© AAA©¢¢¢

 ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢¢ ©¢ P©© ¡¡ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ » Å A
¢ ¢ ¢
©
E7
P© ¢ © ¢
A A
¢ ¢

 ¢ ¢ ¢ ¢
© ©
¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ PÍ¡ N ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢
© ¢
€ N
¢
© AAA©¢¢¢ A©¢ AA©¢¢ A ¢
© ©
¢ ¢
© ¢
©
A
¢ ¢
© AAA©¢¢¢ A©¢ AA©¢¢
A A ¢ A A A
¢
© E7 A ¢
©
 » ,©¢¢¢ ¢¢ ¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢
A A A ¢
© A A

 ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ N

 ©¢¢¢ A¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢ ©¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢© A¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢© A¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢© A©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢¢© ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢
A A ©
¢ A ¢
© E7 A
©
¢ A
¢
© ¢
©
¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N


¢
© A
¢
© ¢
© A
¢
© ¢
©

¢ A¢ ¢
© ¢
© E7A ©
¢
,
¢ A
©
¢ AAA¢©¢ AA¢©¢ AAA¢©¢¢ DAAA©¢¢¢ AA©¢¢ AA©¢¢
A A
¢ A A
¢
© A
¢
© A
¢ A A¢
 ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ » Å ¢ ¢ ¢¢ ¢
A A  A ¢
© A A A
¢ ¢
 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N €
 € N N N
€
¢
© ¢
© AAA©¢¢¢ A©¢ AA¢¢© AA¢©¢¢ ©¢ A©¢¢
 A ¢ A ¢
© ¢
©
 ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢
© ¢
© A
¢ ¢ ¢
© ¢
©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢
©
¢
© ¢
E7
¢
©
A


 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
© ¢ ¢
© ¢
©
¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
© ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
N

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 91
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“El Gallo Floreao” pág. 2 de 3

 ©¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ Å ©


,
¢ ©¢¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢ ©
¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ E7
» ¢ ¢¢ ¢
A A
¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ N ¢ ¢ ¢
© ¢ ¢ ¢
© ¢

 ¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ N
 ¨ A » ©,¢ ,©¢¢ A¢©¢¢ ©,¢ ,©¢¢ A¢©¢¢ A ,©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢
¢ ¢ ‘ Å ¨
Solo #2
¢
¢

 ¢ ¢
¢ N ¢
¢ ¢ N ­ ¢ N

III
I
AAAY AAAY AAAY AAAY

A A E7

N

 N N N
AAAY AAAY AAAY E7 AAA¢Ñ¢ AAA¢Ñ¢
 ¢
¢¢ ¢¢¢
A

II
III
III

 N N N N
AAAY A
AY A
A ¢Ñ¢¢ 
AA AA¢¢ E AA¢Ñ¢ AAY
 A ¢ ¢¢
I
III
I
III

A 7
III


 N N N N

 AAY A AAY AAY E 7

‘

 N N N N
A
Ñ
¢  A
¢
© A ©
¢ A
A ©
¢
¢ ©¢¢ AA©¢¢ AAA¢Ñ¢¢ E7 AAA¢©¢¢ AA©¢¢ AA©¢¢ A©¢ PA
A
A A ©¢¢¢ AA©¢¢¢ A©¢¢ A©¢¢ A¢©¢ ©¢ PA©¢¢ ©¢
 ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢
© ¢
© ¢ ¢
©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢
A
¢

 N N N N
¢
© A
©
¢ ¢
© ¢
© A ¢
©
¢ A¢
©  ¢
© A ¢
© AAA¢©¢¢ DAAA©¢¢¢ AA©¢¢ AA©¢¢
 P©© A
¢
© A A¢
© E7 A ¢
© A
¢ A
¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢© ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢  A
¢
© A A A¢ A A ¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ N ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢
A
¢

 N N N

© E7 A A©¢¢¢ AA©¢¢ A©¢ AA©¢¢ AA©¢¢

© A¢ A¢
© A¢
© A
¢
©
 ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢© ©¢¢¢ ¢¢© ©¢¢ ¢© ©¢ ¡¡ ¨ Å
A E7

© A
©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢
¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N Í¡ ¢ ¢

 N N
Pág. 92 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“El Gallo Floreao” pág. 3 de 3

A ¢
© ¢
© ¢
© A ©
¢
¢ A ¢
© A ¢
© ¢
© ¢
© ¢
© AAA¢¢¢© AA©¢¢ A©¢ AA©¢¢ AA©¢¢
A ¢ A A A
¢
© A ©
¢ A A ¢ A ¢ A A A ¢
© A ¢
© A
 ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢
A E7

¢ ¢

 ¢ ¢ ¢ N ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ N N
A
A ¢
©
¢ A ¢
© A ¢
© A
¢
© AA ¢ A ¢
©
¢ ¢
A
© A ¢
© ¢
© ¢
© ©
¢ AAA©¢¢¢ AA©¢¢ A©¢ AA©¢¢ AA©¢¢
© A ¢
A A ¢ A A A
¢
© A ¢
© E7 A
 ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢ » ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢
N ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N
¢ ¢

 ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ N
 ¢
© A
A ¢
©
¢ A ¢
©
¢ A ¢
©
¢ A ¢
© AA ©
¢ AA¢¢¢© AA©¢¢ ©¢ AA©¢¢¢ A©¢¢ ¢
©
A
¢ A
¢
© A ¢
© ¢
©
 ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢ ¨ ¢©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢© ©¢
E7
¢ ¢

 ¢ ¢ ¢ N ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N
€
 © ¨ » ,© ©¢ ©¢¢ ©¢¢ A©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ©¢ A©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ A©¢¢¢¢ P©© ¢¢¢ ¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A¢¢¢© ©¢¢ AA¢©¢¢¢ E » A,¢©¢¢ PAA©¢¢¢ AA©¢¢¢
7

¢¢¢

 ¢¢¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¨ N
€ AAA©¢¢¢ AAA¢¢© AAA¢©¢¢ E7
A ¢
© A
©
¢
A
¢ A ©
¢ A ©
¢ A
¢
© A
A ©
¢
¢
 A¢¢¢ A¢¢ A¢¢¢ A¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¡ ¡¡ ©¢ A©¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢¢¢ A¢¢¢ ¡ ¡¡Í¡
» ¡ ¡
Í ¢ »
A
¢ ¨ ¡ ¢ ¢ Å ¡ ¡

 N¢ Í¡ ¡Í N ¢ €
¡L N Í¡ Í¡ N
¡L
A
Ñ
¢ A ©
¢  A© AÑ A¢ E7
©
¢ A
¢ A ¢ € ¡ € A ©
A¢©¢ A¢¢¢ A¢©¢ A¢¢¢¢ A¢¢¢¢
¢
 ©¢¢ A¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ ©
¢
A

¢ ¨ ¨ ¡¡ ¡Í¡ ©¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ Å

 N ¡Í N € N N
A ¢
© ¢
©
A  ¢
©
A AAA©¢¢¢ AA©¢¢ AAA©¢¢ A©¢ PAA©¢¢ AA©¢¢ A©¢ A©¢ A©¢ A©¢ A©¢ A©¢ A©¢ A©¢ PA ©
¢ A¢
©
 ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢
 ¢
© A
¢
© ©
¢
A
¢ A ¢ ¢
A
¢ ¢
A
¢ ¢ ¢ ¢ ¢
© ¢ ¢
© ¢ ¢
© A ¢ A¢ A
¢
©
E 7

 ¢ ¢
 N N N ¢ ¢ ¢ N
€
 ¢
© A
¢
© P©
¢
 ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢© ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ P©© ©
¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢
©
¢ ©
¢
E7
©
¢ ¢
©
A A
¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ N ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N

 ¢ ¢
© ¢
© ¢
© ¢
¢ ¢ ¢ ¢ €
©¢
 ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ AA¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A¢¢¢¢© A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ©¢ ¢©¢¢
¢ ¢ ¢ ¢ Í
¡ ¢ ¨ ­

 N ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ N ¢

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 93
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
El(Merengue)
Guabá

 % » ©¢¢¢ E,©¢¢¢ A¢©¢¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢ A,¢©¢¢ ©¢¢ B ,©¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ » ©¢¢ ,©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢© A,¢©¢¢ E©¢¢¢ ,©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢
J = 135 7


 N ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ N

 E » ©¢¢¢ ,©¢¢¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A,¢©¢¢ B©¢¢ ,©¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ »B ©¢¢ ,©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A,¢¢¢© E ©¢¢¢  Å
7 7


 N ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢ N ­]
AAA¢©¢  ¢©¢¢ B7 AA¢©¢
A ¢
©  AA¢©¢ E A¢©¢

  ©
¢
¢ ¢
¢ ©
,
¢ A ¢ ©
,
¢ ¢ A
¢
¢ A
©
¢
¢ ©
¢
¢ ©
,
¢ ¢ ¢ A©¢¢¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ©
¢ ¢¢ » ©,¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ©
,
¢ ©¢¢¢ ¢¢
E
Å ¢ ¢ ©
¢ ¢
Solo


 NN N ¢ N ¢ ¢
¢ N ¢ N
A ©¢¢¢ A©¢ AA©¢¢ A©¢¢ AA¢¢¢© A©¢ AA¢©¢ A©¢¢ AA©¢¢¢ E©¢ AA©¢¢
  ¢¢ © ¢¢ ¢¢ ¨ » ,©¢¢ ¢ ¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢
A
©
, ¢
©
¢ B7 A A
 E
©
,
¢ ©
¢ ¢
¢¢¢

 N ¢ ¢ ¢ N¢ ¢ ¢ ¢ N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
A
A ¢
©
¢ E A¢
© A
A ¢
©
¢ B7 A ¢
© A
¢
©
A
¢ A
A©¢¢¢ A©¢ AA©¢¢ A
¢
©
A
¢ A ©
¢ ©¢¢¢ ©¢ AA¢©¢ E A©¢¢ ©¢ AA©¢¢
A
A
 ¢ ¢
© ¢
© ¢
  ¢¢¢ ¢¢© ¢¢¢© ¢¢ ¢¢© ¢¢ ¢¢¢ » » ,©¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢

 N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ N
¢¢¢© E¢© AA¢¢© A©¢¢
  ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢ ©¢¢ B©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢ A¢©¢¢ ¨ » ,©¢¢ ©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ ©¢¢ E©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢
 A¢
©
¢ A
A 7

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N

 ¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N
 ¢¢¢© ¢¢© ¢© ¢¢¢© E©¢¢ ©¢ ©¢¢ » ¢¢© ©¢¢ ¢¢© B¢©7 ©¢ ©¢ ©¢ » ¡ ¡ » ¢
©
¢ ©¢¢¢
¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ N L ¡ ¡ ¡
¡Í¡ ¡Í¡ ¡¡Í PÍ¡¡¡ ¡¡ ¡¡ N ¡ ¨ ©
,
¢ ¢ N
E


 ¢ Í
¡ ¡ ¢
¢
AÍ¡AÍ¡ A¡Í
¢
© AAA¢¢¢© A¢© ¡ ¡ ¡ ¡ ¢
© ¢¢¢© A¢¢© ¡ ¡ ¡ ¡ E
A
II

 A ¢ ¢ ¢
© ¡ A
¢ A ©¢¢¢
I

  ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ Í¡ ¡¡Í¡ ¡¡¡ ¡¡¡ ¢


© ¢
©
¢ ¢ ¢ ¢ ¢
©
¢ ¡
¡
Í ¡
¡ ¡ ¡ ¢
©
B7
»
Í¡ ¡Í¡ N A¡¡ ¨ ,©¢¢¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¡ ¡
¢ Í¡ ¡Í¡ ¡¡ N ¡ ¨ ,©¢¢ ¢ N » ¢

 ¡Í Í¡ A¡¡Í ¢
¢
© AAA¢¢¢© A©¢ ¡ ¡ ¡ ¡
A
 ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¡Í¡ ¡¡Í¡ ¡¡¡ ¡¡¡
B7


 Í¡ ¡Í¡ N A¡¡ ¨ Å N N ‘ N ‘ N
Í¡
Pág. 94 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“El Guabá” pág. 2 de 2

¢¢¢© PAA©¢¢¢ AA¢¢¢© B7AP E A ©¢¢¢ AA©¢¢ AAA©¢¢¢ AA©¢¢ PAA©¢¢ AA©¢¢ AP
  ¢¢¢© ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢¢ A
Solo A ©
¢ A
©
¢ A
©
¢ A
 A A
¢ A
¢ A
¢ ¢
©
A
¢ A
¢
© ¢
©
A
¢ P A
©
¢ ¢
© A ¢
© ¢
© A A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢ ©¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢

 N ¢ NN N N
©¢ P © ¢  ©
¢ EA ©¢¢¢ AA©¢¢ AAA©¢¢¢ AA¢©,¢ PAA©¢¢ AA©¢¢
 ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢ ¢¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢© ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ » ¢¢ ¢¢ ¢¢ » AA,¢©¢¢¢ PAA©¢¢¢ AA©¢¢¢ AA¢©¢¢¢ ¨
A
A ¢ A
A ¢ A
A ¢ B7 AP
¢
©
A
¢ A
©
¢
A
¢ A
¢
©
A
¢ ¢
©
A A
¢
© ¢
©
A P A
©
¢ A ¢
© A
A

 ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N N N
¢
© P ©
¢  ¢
© E A ©¢¢¢ AA©¢¢ AAA©¢¢¢ AA©¢¢ PAA©¢¢ AA©¢¢ AP
 ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢© ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢¢ A
A
A ¢ A
¢
A A
¢
A BAP

A ¢
¢ A
©
A ¢
¢ A
A ¢
©
¢ A¢
© A ¢
© A ¢
© P A
©¢ A ¢
© A
A A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢ ¢© A©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢
¢ ¢

 ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N
A¢¢¢© PAA©¢¢¢ AA¢¢¢© B7AP
©¢ A©¢ A©¢ ¢¢¢© A¢¢© A©¢¢¢ PA©¢¢ ©¢¢ A©¢¢ ,©¢ E© ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡
  ¢¢¢© ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢© A¢¢¢¢ A¢¢¢¢ A¢¢¢¢ ¢¢© A
 A
¢ ¢ ¢ ¢
© ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢
¢ ¡ ¡
Í ¡ ¡ ¡ ¡ ¡¡ ©¢¢

 ¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ,©¢¢¢ ¡Í¡ Í¡ ¡Í¡ N ¡Í¡ ¡Í¡ Í¡ ¢ ¨ N
E ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡¡ ¡¡
 ¨ » B ©¢¢ ©¢ ¢
© ¢
© ¢
© ¡ ¡ ¡ ¡ ¢
© ¡ ¡
¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¡¡¡ ¡¡Í¡ ¡Í¡ Í¡ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¡¡¡ ¡¡Í¡ ¡Í¡ Í¡
7

©
,
¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
©
¢ ¢
©
¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ Í¡

 N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¡Í N
 ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ B ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡¡Í¡ ¡¡Í¡ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢
7

»
E

¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¡¡Í¡ ¡Í¡ N ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¡Í¡ ¡ ¨ ©
,
¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N
¢

 ¢ ¢ N

 ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢© ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ ¨ » ©,¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢
B7 E

¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ N

 ¢¢ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N

 ,©¢¢ ©¢ © ¡ © Å » ,© ©¢ ,©¢¢ ©¢¢¢ » » ,© ¡¡ ¡¡Í¡ ,©¢¢ ©¢¢¢ » » ,© ¡¡ ¡¡Í¡


B 7 E
¢ ¢¢ ¢¢¢ ¡L
Í¡ ¢¢¢ N

 ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ N ¢ ¢¢¢ Í¡ N ¢ ¢¢¢ Í¡ N
¢
 ©¢¢ ©¢¢¢ ¨ » ,© ¡¡ ¡¡Í¡ ,©¢ ©¢¢ » » ,© ¡¡ ¡¡Í¡ ,©¢¢ ©¢¢¢ » » ,© ¡¡ ¡¡Í¡ ,©¢¢ ©¢¢¢ » » ,© ¡¡ ¡¡Í¡
B 7 E

¢ ¢¢¢ Í¡ N ¢¢ ¢

 ¢¢¢ Í¡ N ¢ ¢¢¢ Í¡ N ¢ ¢¢¢ Í¡ ­

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 95
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
El Hombre Marinero
(Merengue)

A ©
¢ A ©
¢ A ©
¢ A ©
¢ A ©
¢ A
A ©
¢
¢  A¢©, A¢©
 % A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢©¢ A ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢
A


 ¬] N N N
A

¢
¢ ©
¢
A ©
¢
A A©
¢ A©
¢ A©
¢ E7 AA¢©¢¢¢  A,¢©¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢
 ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢
E7
¨

 N N N ¢ ¢ ¢ ¢ N
1.

 AAÑ¢¢¢¢ A ¨ AA©¢¢¢¢ ©


©¢¢ ©¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ Ñ¢¢
A
©
¢
¢
¢
A
©
¢
¢
¢ ©
¢
¢
A¢©¢ ©¢
¢ ¢¢
7

¨ ¢
E A A


 ­] ¢ ¢ ¢ N ¢ ¬] N
2.

 A¢©¢¢  A,©¢¢ ©¢¢ A¢©¢¢ A¢©¢ ©¢ A¢©¢ ©¢ E A¢Ñ¢¢


¢ ¢ ¢ ¢
A¢©¢¢ A¢©¢¢ A¢©¢¢ A¢©¢¢ A¢©¢¢
7

¢ ¢ ¢ ¢ N ¨

 N N N
 A
A¢©¢¢  E7 A,¢©¢ A©¢¢ ¢© A
©
¢
 ¢ ¢ ¢ ¢¢ ©
¢
©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢ Ñ
¢ ¢
¢ Ñ
¢ ¡
¡ ¡¡
¨ ¨ Í¡ Í¡ N
A A


 N ¢ ¢ ¢ N ¢¢ ­] ¢¢
1. 2.

 ©¢A ©¢¢ Solo ¡ ¡ ¢


© ¢
©
©¢¢ ©¢¢  ,©¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¨ ¨ Í¡¡ ¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢  ,©¢ ¢¢ ¢¢ ¨ ¨ ©¢ ©¢¢
A E 7

¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N N

 N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢¢ ¢ N

 ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢  ,©¢ ,©¢¢ ©¢¢E ,©¢ ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ,©¢ ,©¢¢ ©¢¢ ,©¢ ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ,©¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ A¨ ¨ ¡¡ ¡¡Í¡
7

¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢¢

 ¢¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N Í¡ N

 ©¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢  ,©¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ ¨ ¨ ¡¡ ¡¡Í¡ » ©,¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢  ,©¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¨ E » ,© ©¢ ©¢
7

¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ N ¢ ¢

 Í¡ N ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ N

Pág. 96 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“El Hombre Marinero” pág. 2 de 3

 ©¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢  P©,¢ ,©¢¢ E©¢¢ ,©¢ ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ,©¢ ,©¢¢ ©¢¢ ,©¢ ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ,©¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¨A Å
7

¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢¢

 ¢¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N N


¢
 » ¢¢  A
©
¢
¢¢  ,©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ,©¢¢ ©¢¢ ,© ©¢¢  ,©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©
,
¢ ©¢¢ ,©¢ ©¢¢  A,¢©¢¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢
E7


A

 N ¢
 N N

 A©¢¢¢¢ ©¢¢ A¢©¢¢ A,¢©¢¢ ©¢¢¢ ,©¢ ©¢¢¢E ,©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ,©¢¢ ©¢¢ ,©¢ ©¢¢  ©,¢¢ ©¢¢¢ ©¢ A©¢
¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ Å
7

¢

 ¢
¢ N ¢ ¢ N N N

 » ¡¡ ©¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ P©© ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡¡ ¡¡ ¡¡ ©¢ ©¢¢ P©¢¢ ©¢¢ D©¢¢ ©¢ E©¢ ¡¡ ¡¡¡ ¡¡ ¡¡
7

Í¡ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ N
L

 ¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ N ¡Í¡ Í¡ Í¡ ¡Í¡ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ Í¡ Í¡ ¡Í¡ Í¡ N
AAA©¢¢¢ AA©¢¢ A©¢ AA©¢¢ AA©¢¢
 ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ » ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢¢© AA¢¢¢¢¢© A©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ » A,©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢ ©¢¢¢
¢
©
E7 A

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N

 N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N
€
¡ ¡ ¢
© AAA©¢¢¢ DAAA©¢¢¢
¡ ¡
 ¢¢© ¢¢© ©¢¢ ¡¡¡ ¡Í¡ ¡Í¡ ¡¡¡ ©¢ ©¢ ©¢¢ ©¢ ¡¡ ¨ ¨ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢
A E7 A
 ¢¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢ ¡Í¡
 ¡
¡
Í N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ Í¡ N ¡Í ¢¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
¢ €
A ¢¢¢© AA¢¢© A¢¢© A©¢ ©¢ A©¢ A¢© A¢©¢ ©¢ EA7©¢
 ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢© ©¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ © ¡¡Í¡ ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡ A¡¡¡ €¡¡Í¡ ¡¡¡ ¡¡ ¡¡ » ©¢¢¢ P©¢¢¢
 A ¢
© P© ¢ E7


 N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ Í¡ Í¡ N Í¡ Í¡ Í¡ Í¡ Í¡ N
€
€
 ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ A©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ PA
A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢ ©¢¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢ ¢
©
¢ ¢
©
¢ P©
¢
¢ ¢
© D©¢ ¢
© ¡
¡ ¡
¡ ¡
¡ ¡ P©
¢ ©
¢
¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ DÍ¡ ¡Í¡ PÍ¡ ¡Í¡ ©¢ ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¨ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢
© ¢
©
¢ ¢
©
¢ A©¢¢¢
¢ ¢
A A
¢ ¢ ¢

 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢¢ ¢ ¢ N N
¢
© 7 A
¢
© ¢¢¢© A
A© ¢ ¢
© ¢
© AAA©¢¢¢ AA©¢¢ A©¢ AA¢¢© AA©¢¢ E7 AA©¢¢ A©¢ ¢
©
 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢¢© ¢¢ ¢¢¢ ©¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢
EA A
¢ A A
¢ A A
¢
© A A A
¢
©
 ¢ ¢ ¢
© E7
¢
© ¢ ¢ ¢ ¢
© ¢ ¢ E7


 N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ N
€
60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 97
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“El Hombre Marinero” pág. 3 de 3

 ©¢ A©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢


© ¡
¡ ¡
¡ ¡
¡ ¡
¡
¡ ¡ ¡ ¡
¡ ¡
¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡
¢
© ¢ ¢
©
¢ ¡ ¡ ¡
Í ¡
Í ¡
¡ ¡
¡ ¡
Í ¡
¡
Í ¡ ¡ ¡
¡
Í ¡

¡ ¡ ¨ »
A A A

¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¡¡Í ¡Í



 N ¡Í¡ Í¡ ¡¡Í¡ ¡Í¡ N Í¡ Í¡ Í¡ PÍ¡ N
L

¡ ¡ E7 A ¢
© ¢
©
A A

©
¢ A
A©¢¢¢ AA¢¢© A©¢¢ EA©¢ 7 ©¢ A¢
© A©
¢ A¢©¢¢ ©¢¢
 E7
¡
 ¡ ¡ ¡¡ ¡ ¡¡¡ ¡¡ ¡Í¡ ¡Í¡ ©© ¢
© ¢
© ¢
© ¢
© ¢
© P© ,
¢
¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ » ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ » ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
E7
©¢ P©
¢
¢ ©
¢
¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢
¡ ¡ ¡
Í¡ PÍ¡ Í¡ Í¡¡ ¡
Í

 ¡
Í N N N N
€ €
AAA©¢¢, AA¢©¢ A©¢ AA©¢¢ A©¢
 A ¢
©
 ¢¢¢ ©¢¢ ¨ Å ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ AA¢¢¢¢© A©¢¢¢ ©¢¢ A¢¢¢© ©¢¢ ¢© A©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢
¨ » ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢
A

 ¢
 N N N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
A
A ©¢,¢ A©¢¢ ©¢ AA¢©¢ A©¢ A©¢¢ ©¢ A©¢

 ©¢¢ » ,©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ¢
© ¢
©
¢ ¢
© ¢
©
¢ ¢
© © ¢ ¢
© ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢
¢ ¢ ¢ »
7

¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ N ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N


E


 ¢ ¢ ¢ €
¢
©
A A
¢
© A ¢
© A
A ¢
©
¢ ©¢¢¢ AA©¢¢ A¢¢© A©¢ ©¢
A
A

 ¢¢¢© P©¢¢¢ ¢¢© D©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ¡
¡ ¡
¡
¡ ¢
© ¢
¡¡¡ ¡¡ ©¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¨ ¨ » ,©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢
© ¢
¡
Í
¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ N Í¡ Í¡ Í¡ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢
A


 N ¢ ¢ ¢ N N
AAA©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢© AA©¢¢
A
 ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ » ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢
 ©
¢ A ¢
©
¢ A ¢
© A
¢
© ©¢¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢
E7
¢ ¢ ¢ ¢ ¢

 N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ N ¢¢¢ ¢¢ ¢¢© ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N
€ ¢ ¢ ¢ ¢ €
A
¢
© A©©¢¢¢ AA¢¢ A©¢¢ A¢© A©¢¢ AA©¢¢¢ AA©¢¢ A©¢¢ A©¢ A©¢ A
 » ©¢ ,©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ ¨ » ,©¢¢ ©¢¢ ©¢¢
 A
©
¢ ¢
© P©
¢ ©
¢ ¢
©
A
¢ A
¢
© ¢
© A
¢
© A
¢ A
A
¢¢ ¢

 N € N N ¢ ¢ ¢ ¢ N
€
E7 A ¢
© AAA©¢¢¢ AA©¢¢ A©¢ AA©¢¢ AA©¢¢ A ¢
© ¢
© ¢
©
¢
© ¢ ¢ ¢ ¢
© A ¢ A
¢ E7 A
¢ A
¢
©
 ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢© ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ Å ¢© ©¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢ D©¢¢
 A¢
© ¢
© E7


 ¢ N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ N

 ¢© ©¢ ©¢ A©¢ ¡¡ €¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡¡ Œ¡¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡


¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ DÍ¡ Í¡ ¡¡Í Í¡ Í¡ PÍ¡ ¡Í¡ N Í¡ ¡Í¡ PÍ¡¡ ¡Í¡ PÍ¡¡ ¡Í ¨ ­

 ¡

Pág. 98 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
El Merengón
(Merengue)

A
©
¢
A
¢  ©
,
¢
A ©
,
¢
A A
©
¢ ©
¢
A A
©
¢
©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ,©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢
G7
Y
C
J = 126 C

% Å ¢

 ¬] N N N

©
¢ AA¢©¢  C A,¢©¢ A©,¢¢ A©¢ ,©¢ A¢©¢ A©¢ A /C©¢ 
©¢¢ ¢¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ©¢¢ Y
7 7

¢ ¢
C Dm
Å ¢ ¢ N

 N N N

A ©
¢ 
Fm7A
©
¢ A ©
¢ Ñ
¢
A BD 7 EmA©
¢  A,¢© A,¢© A¢© ,©
©
¢ A¢©¢ ¢ ,
Dm7
, ©¢ ¢
A¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢ A,¢©¢ A¢¢ ©
¢ A
¢
¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢
7

Å ¢¢ ¢ ¢ ©¢¢ ¢¢ ¢

 N N ¢ N N
AAÑ¢¢ Am7 © © © ©
¢ A
©
¢ ©¢ A
©
¢ ©
¢
A
¢ P Y ©¢¢
¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢
¢ ¢
©
¢
Dm7 G7
¢ ¢ ¢ ¢
C

¢ ¢ ¢ ¢ Å ¢

 N N N ­] N

A,¢©¢¢ AA©¢¢¢¢ ©¢¢ C ,©¢ ©,¢¢ A¢¢¢© ¢¢© ¢© G7 DA©¢¢¢ ©¢¢ Y Ñ


¢ AA¢©¢¢ ©¢
¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢
Solo
» ¢ ¢¢ ©¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢© ©¢¢ ©¢ ¢¢¢ ¢¢¢
C


 NN ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ N N ¢ ¢  ¢ N

A©¢¢¢ DA©¢¢¢ A©¢¢¢ DAC©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢© A7/C ©¢¢ Dm7 A AA¢©¢,¢ AA¢©¢¢ A©¢¢ ©¢ AA©¢¢¢ A©¢¢ AA©¢¢¢ A©¢¢ A©¢¢ ©¢ Dm7 A¢©¢ ©¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ©¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¨ » ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢¢¢ ©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ¢ ¢¢ ¨

 € N ¢ ¢ ¢ ¢¢ N € N N
Fm7 D A AA©¢,¢¢ AA©¢¢¢ DAA©¢¢¢ AA¢©¢¢ DA©¢¢ ¢© ©¢ DA©¢¢ DA©¢¢ BD7 ©¢ ¢© AA¢©¢¢ A©¢¢ ©¢ Am7 A©¢¢
» ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢© D©¢¢¢ ¢¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ D©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ Í¡¡¡ ¡Í¡ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¨ ¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢¢
¡
Em7


 N ¢ ¢ ¢ ¢ N¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢  ¢ N
€
Dm¡7 ¡ ¡ ¡ ¡ D ©
¢
A D A
©
¢ G7(9)
¡¡Í ¡¡Í¡ ¡¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡¡ ¡¡¡ Í¡¡ © ¢¢ ¢¢ D©¢¢ D©¢ ¡¡Í¡ ¨ Å
¢
C
¡
Í ¡
¡ ¡
¡
Í ¡ ¡
Í ¢ ¢ ¢ D©
¢
¢ D©
¢ Y

 ¡Í Í¡ N ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ N N ­

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 99
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
El Negrito del Batey
(Merengue)
(Versión # 1)

 % ¨ © ©¢¢¢ ©¢¢ A¢©¢ E ©¢¢ ©¢¢ ©¢ A¢©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ E A¢©¢  ,©¢¢ Ñ¢¢
J = 135

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢
 ¢

¢ NN N N N
E A ©
¢ A
©
¢
 ©
¢
  ¨ © ¢¢ ©¢¢ ¢
¢ ©
¢
¢ ©
¢
¢ ©
¢ ¢
¢ ©
¢
¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢  ,©¢¢ Ñ¢¢
B7
¢ ¢ ¢ ¢ ¢
E
¢
¢ ¢

 N ¢ N ¢ ¢ N ¢ ¢ N
¢
 ¨ © ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ B ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ B ©¢¢  ,©¢¢ Ñ¢¢
7 7

¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢

 ¢ N N N N
 ¨ © ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢B ©¢¢ ¢© ©¢¢ A¢©¢¢ A¢©¢ ©¢¢ ©¢ E A¢©¢  ,©¢¢ Ñ¢¢
¢ ¢ ¢¢ ¢
7

¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢

 ¢ N N N N

 ¨ © ©¢¢¢ ©¢¢ A¢©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ A¢©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ A¢©¢  ,©¢¢ Ñ¢¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢
E E

 ¢
¢ ¢ N
 N N N
¢

 ¨ ©¢¢E ©¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢ A¢©¢¢ A¢©¢ A¢©¢¢ E AA¢©¢¢¢ A¢©¢¢ A¢©¢ ©¢¢ AA¢©¢¢  A,¢©¢ AÑ¢¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢
7 7

¢ ¢

 N N N N

¢ ©
¢
A FmA
©
¢ A
©
¢ ©
¢
A B7A
©
¢ A
©
¢ GA
©
¢ m7( 5) D
 ¨ ©¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢
¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢
7

¢ ¢ ¢¢
A

 ¢
¢

N ¢ N ¢ N N

¢ Cm7 Fm7 ©¢ A¢©¢ ©¢ ©¢ E ©¢  ,© Ñ
BA¢
 ©
¢
  ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©
¢ ©
¢ ©
¢
¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢
7

 ¢ ¢

N ¢ N N NN

Pág. 100 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“El Negrito del Batey (Ver. 1)” pág. 2 de 2

 » E©¢¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ B©¢¢¢ ©¢¢ A¢Ñ¢¢ ©


¢ A,¢©¢ A©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ E©¢ ©¢ Ñ¢¢
» ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢
B 7 7


 ¬] N ¢ N N ­]
A
©
¢
A
¢ A
©
¢
A
¢  ©
,
¢
A A
©
¢ B7 A ¢
© ©
A¢ AA¢©¢¢ A©¢¢ DA©¢¢ A©¢¢
 ¢
© ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
© ¢
© ¢
© ¢
© ¢ ¢
» ,©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢
E B7
¨
Solo


 NN ¢ N N ¢ ¢ ¢ N N
AAA¢©¢, AAA©¢¢¢ AA©¢¢ AA©¢¢ A©¢ AA©¢¢ AA¢¢© A©¢ A©¢ B7AA©¢¢ A©¢ A©¢ A¢© A©¢ ©¢¢¢ AA©¢¢ A¢¢© A©¢ AA¢¢© A©¢¢ A©¢ ©¢
A
 ©
¢ ¢ ¢ ¢ ¢
  ¢¢ ¨ ¨ » ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢
E
¢ ¢ ¢
© ¢ ¢
© A

 N N N N

  ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢© ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¢© ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢ A¢Ñ¢¢
 EA¢
©
¢ A ¢
© ¢
© A¢ © ¢
© A
A ¢
©
¢ A ¢
©
¢ A ¢
© ¢
© ,©¢¢
B7
¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ Í ¡ ¢ ¢ ¢ ¨ » ¢ N

 N N
€7
A ¢
© A ©
¢ A
¢
© A ¢
© A ¢
©
 ©¢¢¢ A¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢
¢
© ¢
© ¢
© ¢
©
E B B7

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ N



 E A
¢
© ©
A ¢
¢ ¢
© A
A ¢
©
¢ ¢
© ¢Ñ¢¢
A
A AA¢©,¢ B A©¢¢ AA©¢¢¢ A©¢¢ A©¢¢ AA©¢¢¢ A©¢¢ AA©¢¢¢ A©¢¢ ©¢ A©¢¢ A,¢© © A,¢© ¢© A©¢¢ ©¢ ©¢
  ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢
7

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¨ » ¢ N

 N € € N €

 ©¢¢¢ ¢¢© ¢¢© ¢© ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ A¢©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¨ Å
E B7

 ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ N ¢¢
 ­
€

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 101
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
El Negrito del Batey
(Merengue)
(Versión # 2)

A¢©¢ E ©¢¢ ©¢¢ ©¢ A¢©¢ E©¢¢ ©¢¢ ©¢ EA¢©¢  ,©¢¢ ©¢¢


J = 130

 % ¨ © ©¢¢¢ ©¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¨


 ¢
¢ ¢

NN N N N
¢

 ¨ © ©¢¢¢ ©¢¢ A


©
¢
¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A
©
¢
¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢  ,©¢¢ ©¢¢
B7
¢ N ¢
E E
¢
¢¢ ¢ N

 ¢ N ¢ ¢ ¨ N

 ¨ © ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢  ,©¢¢ ©¢¢
B7 B7
¢
¢¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢
¢ N ¢ ¢ ¢ ¢
¢ N ¢ ¢ ¢ ¨ N



 ¨ B© ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ B A¢©¢¢ A¢©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ EA¢©¢¢  ,©¢¢ ©¢¢
7 7

¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¨

 ¢ N N N N

 ¨ E© ©¢¢¢ ©¢¢ A¢©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ E A¢©¢ E ©¢¢ ©¢¢ ©¢ A¢©¢  ,©¢¢ ©¢¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢
7

¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¨

 ¢ N N N N

A¢©¢¢ A¢©¢¢ E A¢©¢ A¢©¢¢ AA¢©¢ A¢©¢ A¢© ©¢ ©¢ A A,¢©¢ A©¢¢



 ¨ ©¢¢ E ©¢¢ ©¢¢¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¨
7

¢ ¢

 N N N N

©
¢ Fm7 ©
¢ Gm7( 5) D
 ¨ ©¢ A¢©¢¢ ©¢¢¢ A¢¢ A¢©¢ A¢©¢ ©¢ A¢¢ A¢©¢ A¢©¢ ©¢ A¢©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢
B7
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢
A

 ¢
¢

N ¢ N ¢ N N
 
 A¢©¢¢ C m©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢F m ©¢¢ ©¢ ©¢¢ A¢©¢¢ B A¢©¢ ©¢¢ ©¢ E Y
¢ ¢ ¢¢
7 7 7

¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢

 N N N NN
Pág. 102 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“El Negrito del Batey (Ver. 2)” pág. 2 de 3

 E » ©¢¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ B ©¢¢ A¢©¢¢ ¨ » B©¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ E©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¨
7 7


 ¬] N ¢ N ¢ ¢ N¢ ¢ ­]


,
¢ A¢
© A¢
©
 » ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©
¢
A
¢ ©
,
¢
A
¢ ©
¢
A
¢ ¢©¢¢
B7A ©¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢
A¢ ,¢©¢ AA¢©¢¢ AA©¢¢¢¢
A
» ¢ ¢ ¢ ¢¢ ©¢¢ ,©¢¢ ©¢¢ ,©¢¢ ¢ » ¢
E E
Å
Solo


 NN ¢ N¢ ¢ ¢ N N
AAA©¢¢¢ AA©¢¢ PAA©¢¢ AA©¢¢ A©¢ PAA©¢¢¢ AA©¢¢¢ A©¢¢ A©¢¢ A©¢¢ ©¢ PA©¢¢ B©¢7 P©©
  ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ P©©
 ¢ ¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢¢ P©©
¢ ¢ ¢
©
¢ ¢
© P©©
¢ ¢ ¢
© ¡
¡ ¡¡ ©¢¢ ©¢ ©¢¢¢
E


 N ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ Í¡ Í¡ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ N
€
A ¢
©
  ¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢© A¢©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢
A
¢
© ©
¢
A A ¢ A
¢
© B7A
 ¢
© ¢ ¢
© ¢¢¢© ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ E©¢ ©¢ ©¢¢ ©¢ ©¢
¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ Å ¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
©
¢ ¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
©
¢ ©¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢¢

 € N € € € N ¢¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N

 ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ E
¢
© A
¢
©  A
¢
© A¢
©
  ¡Í¡ ¡¡Í¡ ¡¡¡ ¡¡ ©¢ ¡Í¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ © ¨ » ,© ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢
 ©¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢©
¢ B7P A

¡Í ¡Í¡ ¢¢ Í¡ ¡Í¡ ¡¡Í¡ ¢¢¢ N



 ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N

E A ©¢ P A
©
¢
A
¢ A
©
¢
A
¢ A¢
©  A
¢
© ¢
©
A A¢
© A
A ¢
©
¢ PAA©¢¢¢
 AA©¢¢¢ A©¢¢ PA
©¢¢¢ AA©¢¢¢ A¢¢©A©¢¢ A©¢¢ P©¢
A
 ¢ ¢ ¢
© P©©
¢ ¢
  P©¢¢©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ P©©
¢¢¢ ¢¢¢ P©© ¢
¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢
E B 7

¢ ¢ ¢

 N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ N N

¢¢¢ ¢¢¢ P©¢¢ ©E¢¢ ©¢¢ ©¢ P©¢¢ ©¢¢ © ©¢ ¢©B ¢¢© ©¢¢¢ A¢©¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¨ » A,¢©¢¢
 E©¢¢¢ A¢¢¢¢© ¢¢¢© P©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ P©©
7

¢

 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ N € ¢ N

  ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢© ¨ » ¢ ¢ ¢ ¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ¢©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢
A ©
,
¢ A©
¢ ©
,
¢ ¢
© ¢
© ©
,
¢ ©
,
¢ ©
¢ ©
,
¢
EA A A A A A A
 ¢ ¢ ¢ ¢
© ¢ ¢
© ¢ ¢
© E
¢ ¢ ¢ ¢ B7


 ¢ N ¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ N
€ € € € €

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 103
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“El Negrito del Batey (Ver. 2)” pág. 3 de 3

 A,¢©¢¢ A¢©¢¢ E A,¢©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢ ©¢E Å » ,©B ©¢¢ ©¢¢¢ A¢©¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢
7


 ¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢¢ N ¢¢¢ ¢ N ¢ ¢ N
€
 ¢¢¢©E ©¢¢ ©¢¢ ©¢ P©¢¢ ©¢¢ ©¢ P©¢ ¡¡¡Í ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡ ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡Í¡ ©¢ ©¢ B©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ¢
© ©¢¢¢ ©¢¢ ¨
7

¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ N ¡Í ¡¡Í ¡¡Í ¡¡¡Í ¡Í¡ Í¡ N ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ Í¡ ¢¢ ¢¢ ¢¢ P©¢¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢
© ¢

 N
P ©
¢
A A
¢
© € A©¢
¢
© ¢ ¢
©
¢¢ A¢©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ A©¢¢¢ A¢¢¢ A¢©¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢
 » ,©¢¢ ©¢¢ ©© ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢¢ A¢¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢ A
7

¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¨
E B
¢ ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢

 N N N N
€
E A ©
,
¢ A
¢
© A
 » ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ' ¢¢ ,©¢ ¢¢ ©¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢©
¢ A
©
¢ ©  ©¢
©
¢ ¡ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¨
B7

¢ ¢
¢ ¢ ¢
¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
© ¢ ' ¢
¢ ¡

 ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢¢ Í¡ N ¢
L ­

Pág. 104 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
El Nego Feliz
(Merengue)

€
(Solo en una presentación en Vivo)


  %
J = 137
€
Ñ
¢ Ñ
¢ B7 A Ñ
¢
¢ Ñ
¢ Y
E A
©
¢ Ñ
¢
¢¢ ¢¢ ¢
¢ ¢ ¢¢ Ñ¢¢¢
E

¢

 ¢ ¬] N N N
A A Ñ
¢ € A
Ñ
¢ 7 PA Ñ
¢
¢ Ñ
¢ € AAAY
 Å Ñ
¢ A
¢¢ A
¢ A
¢¢ A
¢¢ Ñ¢¢
¨ ©¢¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢
E7 E A


 N N N
AAAÑ¢¢ AAA¢©¢ A Ñ
¢ € A¢Ñ AA¢Ñ € A¢Ñ
 ¢¢¢ ¢¢¢ ¢
A¢¢ A¢¢ Ñ
¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢Ñ¢ A¢¢¢ A¢©¢¢  E ,©¢¢ Ñ¢¢
¢ ¢ ¢
7

¨
A B


 N N N N
 € A Ñ
¢ €¢Ñ
 Ñ
¢ ©
¢  A
Ñ
¢ A
Ñ
¢
A
¢ A
A ¢
¢ A
A ¢
¢ A
Ñ
¢
A
¢ B7 A Y
  ¢¢ ¢
¢ Ñ
¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢
¢ ¢ ¢
¢
7

¨ N ¢ N Å ¨ ©¢¢¢ ­]
1.

NN

 N N
A Ñ
¢ € A¢Ñ B7 A¢Ñ A¢Ñ€
Fm7 AAAY
 Ñ¢¢¢ ©
¢
A
¢¢ A ¢
¢ A
Ñ
¢
¢ A¢
¢ ¢
A
¢¢ A¢
¢ A Ñ
¢
¢¢
¨ ¢ ¢ ¢ ¢
2.

E E


 NN N N N NN
AAA¢©¢  AA¢©,¢ AA¢©,¢ BAA¢©¢ 7 AA¢©, AA¢©¢ AA©¢¢ A¢© A ©
¢ 
 Å ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢ ¢¢ A¢¢¢ A,¢¢¢ A,¢¢¢ AA¢©¢¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ ¢©¢
A ©
¢ A
©
¢
E E

Å ¢

 ¬] N N N ­]

 » ,© ¡¡ ¡¡Í¡ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢¢¢© A©¢¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢
P A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ¢
©
¢ ¢© ©¢¢¢ ©¢ ©¢¢
B7
¢ ¢
©
Solo E E

N N ¢¢ Í¡ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ N

 N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N
¢
© B7 A¢
© ¢
© ©
¢
A
¢ ¢
© AAA©¢¢¢ ¢
© A ©¢¢¢ E A ¢
© ¢
© A¢©¢¢ ©¢ AA©¢¢
 ¢
© A¢
© A¢ ¢
© A
¢ A
¢
  ¢¢ ©¢ ¢¢© ¢¢ ¢© ©¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ A
¢ ¢
© A
¢ A¢ A ¢
© A¢ A¢ A
©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢¢
¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢

 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ Å ¢ ¢ ¢ N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
N N

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 105
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“El Negro Feliz” pág. 2 de 9

 ¢© ¢¢© A¢¢¢¢© ¢¢© ¢¢¢© AA©¢¢¢¢ ©¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢ B ¢¢© A©¢¢¢ ¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©
,
¢ ©
¢
¢ ,©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¨ ¨ » ,©¢
7

¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ © ¢
E

¢ ¢ ¢ ¢

 ¢ ¢ ¢ ¢
¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢
© ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ N

 ©¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢© A¢¢¢© A©¢¢¢ ©¢¢¢ BA©¢¢¢ ©¢¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¡¡ ¡¡Í¡ ¡¡ ¡¡ E ©¢ ©¢¢ ©¢¢ » ,©¢¢
7

¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢

 N ¢ ¢ ¢ ¢ €¢ ¢ ¢ N ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ Í¡ Í¡ Í¡ N ©¢¢¢ ©¢¢¢¢ ¢¢¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢ N
©
¢
A A
¢
©
A
¢ A
©
¢ A
¢
© ©¢¢¢ AA¢Ñ¢
A
A ¢Ñ¢¢  E
A
A AAA¢©¢
¢
©
A ¢
A
 ¢¢© ¢¢© ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ A
¢ A
¢ P©©
¢ ¢ A
©
¢
¢ A
¢
¢ A ¢ A ¢
¢ A ¢ ¢¢¢
» ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
7

‘ N €¢ ¢
B

¢ ¢ ¢ ¢

 N € N N
P AAAY² AAAY AAAY AAA¢Ñ¢  E AAA¢©¢¢ AA©¢¢
 A A B 7
A A¢¢¢¢ A¢¢ A¢¢¢

 N N N N
AAA¢©¢¢, AAA¢©¢ AA¢© PAA©¢ A¢,© A©¢ DA©¢ BA¢©7 AA©¢¢ E A ¢
© A
©
¢ ¢
©
A
¢ AAA¢©¢
 ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢© ©¢¢¢ ¨ Å ¨ » ,©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢
¢ ¢ ¢ ¢
© A A
¢ A

 N N ¢ N N
A
©
¢ P ©
¢
A  ©
¢
A A
Ñ
¢
A
¢ PAAÑ¢¢ A
A ¢Ñ¢¢ EDAA©¢¢ PA©¢ D ©¢ D A
A ©
¢
¢  PA©¢,
 Å ¨ » ,©¢¢¢ A©¢¢¢ A¢¢ A¢¢¢ A¢¢ A¢¢ A¢¢¢©
¢ ¢ ¢ A¢¢¢ A¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢ DA©¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢
¢
B7


 N N N N N
A ©
¢
, D ©
¢ 
 ¢¢ ¢¢ ¨ » ,©¢ P©¢¢¢ P©¢¢¢ DA©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ P©¢¢ ¡¡Í¡ DÍ¡¡¡ ¡¡ ¡¡
A ¢ A B7 E


 ¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ N Í¡ PÍ¡¡ DÍ¡¡¡  ¡ N ¡ ¨ Å N
A¡L
¡Í A¡¡Í
¢
© ©
¢
A
¢ AAA©¢¢¢ AA©¢¢ PAA©¢¢
 Å » ©,¢ ¢
© ¢¢¢ ¢¢¢ D©¢¢
©P© ¢
© ©
,
¢ ©
¢ ©
,
¢ ¢
© A A
©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢
¢
© ¢ ¢
© ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
© ¢
B7
¢¢ ©¢¢¢ D©¢¢¢ N ¢¢¢© ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢¢ N ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢ ¢ ¢
E


 ¢ ¢ ¢ N
¢© A©¢¢ AA©¢¢ A¢©B7©¢ A©¢¢ A¢© AA©¢¢ A©¢¢ DA©¢¢ A¢© AA©¢¢ A©¢ ©¢
 AA¢¢¢ A¢¢¢© PA
¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ E¢¢© ©¢ ©¢ ¢© ©¢ ¢
© ©¢¢¢ ©¢¢ ¨
¢ ¢
© ¢

 N € N ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ N ©¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢ N
Pág. 106 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E
“El Negro Feliz” pág. 3 de 9

 » B,© ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A¢¢¢¢© A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢© ©¢¢¢ PA©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ E©¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢¢© ©¢ P©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢
7

¢¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ N



 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
©¢,¢ EAAA©¢¢¢ AA©¢¢ A©¢ PAA©¢¢¢ AA©¢¢¢ A©¢¢ ©¢ PA
  ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ¡¡ ¡ © Å ¨ » ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢¢ AA¢¢¢¢¢© A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢
 B7 A
A
¢ ¢ ¢¢ ¢¢ Í¡ ¡Í¡ ¢¢¢ N

 N N¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N
PAA©¢¢ AA¢©¢ EAA¢©¢¢ PA©¢ P A
©
¢ PAA©¢¢¢ AA¢Ñ¢ B7 A¢©,
A
©
¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢¢ PÑ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ P©¢¢ P©¢ ¡¡ ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡Í¡ P©¢¢ ¢¢ ¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ » A¢¢¢
 ©¢¢¢ ©¢¢ ¢© ¢¢¢© ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©P©
B7 A ¢ ¢
A A A
¢ A
¢
© A
¢
© A
¢
¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢ P©¢ ¡¡¡ ¡Í¡ Í¡ N ¢ ¢ ¢

 € N € ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ PAÍ¡ N
AAA©¢¢¢ A©¢
 ¢ ¢¢ ¨ ¨ » A¢©¢¢ DA©¢¢¢ A¢¢¢© AA¢¢¢¢© A¢¢¢¢© A¢¢¢© ¢¢¢© ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ E©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ©¢ ¢© ©¢ ©¢¢ ©¢¢

 N ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N

€ P A©
¢ PAA©¢¢¢ A©¢ € P A
©
¢ PAA©¢¢¢ A©¢
 ¡¡ ¡¡¡ PÍ¡¡¡ P©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ¡¡Í¡ ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡ ¡¡¡PÍ¡¡¡ P©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ¡¡Í¡ ¡¡¡ ¡¡¡ ¡¡¡ ¢
© ¢
©
¢ A©¢¢¢
¢¢¢ ¢¢¢ ¢¢¢
7

¢
©
B
¡
¡
PÍ ¡
Í

 ¡
Í ¡
¡
Í ¡ ¡

¡ ¡
Í ¡
Í ¡
¡
Í ¡ ¡ ¢
€ PAÍ¡¡ N € PAÍ¡¡ N A¡Ñ¡ ¢ N
€ P A©
¢ PAA©¢¢ A
A ¢©¢¢ B7 P A
©
¢ PAA©¢¢¢
 A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ¢© ¢© D©¢ ¡¡ ¡¡€ ¡¡ ¡¡ ¡¡¡ PÍ¡¡¡ P©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢ ¢ A¢¢ A©¢¢¢ A¢¢¢ A¢¢
¨ ¨ Ÿ
E


 ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N Í¡ PÍ¡¡ ¡¡ ¡Í¡ Í¡ N N
PAÍ¡ €
AAAÑ¢¢¢  A ©
¢
¢ AAA©¢¢¢ AAA¢©,¢ A©¢ E AA,¢© AA¢©¢ A©¢
 ¢¢ A ¢¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢¢ ¢¢© ©¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢
¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢

 N N N
A ¢
©
  ¢¢ ¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢ » A,¢©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ E©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¢© ©¢ ©¢¢ ©¢
A ¢ A ¢
© B7 A


 ¢ ¢ ¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢ ©¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ N ¢¢ ¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¨ N
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢
  » ¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ¢©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ¢¢© ©¢ ¡ ¨ E» A,¢©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢ ©¢ ©¢¢ ©¢¢
©
,
¢
A B7 A
 ¢

 ¢ ¢ ¢¢ N ¢¢ ¢¢ ¢¢¢© ¢¢ ¡Í¡ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ N
¢

60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez Todos los derechos Reservados


Santo Domingo, D.N. República Dominicana
Pág. 107
MMVII
E Solos de un Virtuoso Por: Juan Colón
“El Negro Feliz” pág. 4 de 9

 ©¢¢¢ B ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢¢ DA©¢¢¢¢ PA©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ¢¢¢© ©¢¢ ¨ » A,¢©¢¢ A©¢¢¢ EA©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ ,©¢¢ ©¢ ,©¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ ,©¢¢ A¢©¢¢ ,©¢¢¢
7


 N € ¢ N €
¢ ¢ ¢¢ ¢ N ¢ ¢ N

 ©
¢
A
¢ A
¢
©
A
¢ ¢
©
A
¢ B7A ¢
© A

©
¢ A
©
¢
,
A
¢ ©
¢
A A
A ¢©,¢¢ AA¢©,¢¢ AA¢©¢ A,¢©¢ A¢©  E ©¢
¢
  ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ,©¢¢ ,©¢¢ ¢¢ ,©¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ © ¨ » ,© ¡¡ ¡¡Í¡
¢ N¢ ¢¢ ¢ ¢¢ ¢ ¢¢ N ¢¢¢ ¢¢¢ Í¡ N
¡
¡


 N
¡

€
P Í¡L
Ï

©¢ ©¢
 ¢¢¢© ©¢¢¢¢ AA¢¢¢¢ ©¢¢ A¢¢¢¢© AA©¢¢¢¢¢ ©¢¢¢ A¢¢¢¢© AA¢¢¢¢ ©¢¢ A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢ ¢¢© ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ DA©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ E©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢ ©¢
B7 A
¢
© ©¢¢¢ ©¢¢ ¨
¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ N ¢ ¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢ ©¢¢¢ N ©¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢
© ¢

 ¢ ¢ ¢ N

 Å ¨ » A¢,©¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢ A¢©¢¢ AY AY
B7 E


 N N N N

AY A¢©¢¢ AA¢Ñ¢  A¢Ñ¢¢ E AA¢Ñ¢¢¢ A¢Ñ¢¢ AA¢Ñ¢


 ¢¢ ¢¢
B7


 N N N N


  Y
A ¢©¢¢
EA A,¢©¢¢ A©¢¢¢ A¢©¢¢
»
B7
‘

 N N N

Y
A Y
B7 A A¢Ñ¢¢ AA¢Ñ¢ A¢©¢¢ E AA¢Ñ¢¢¢ A¢©¢¢
 ¢¢

 N N N N
A¢ AAA¢©¢¢ ¢©¢¢  PAA©¢¢,¢ AA¢©¢,¢ AA¢©¢ DAA©¢¢,

¢ A
©
,
¢ A
Ñ
¢ EAA
A A¢¢ A¢¢ A¢¢¢ A¢¢¢
 ¢¢ » ¢
¢ ¢
¢ Ñ
¢
¢
¢
Ñ
¢
¢
¢
 ¢
¢ ¢
¢
7

¨
B


 N N N N

P © A ©
¢  A
A ©
¢
¢ A
A Ñ
¢
¢ A
A ¢Ñ¢¢
¢ ¢
 AA¢¢¢ AA¢©¢¢¢ PAA©¢¢¢¢ A,¢©¢¢ DA©¢¢¢ A,¢©¢¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ¨ » P©,¢¢ A¢¢¢© PAA©¢¢¢ AA¢¢¢ AA,¢¢¢¢ AA¢¢¢¢ AA¢¢
B7 E

¢ ¢ ¢

 € N N N N
Pág. 108 Todos los derechos Reservados 60 Transcripciones de los Solos de Tavito Vásquez
Santo Domingo, D.N. República Dominicana
MMVII
Por: Juan Colón Solos de un Virtuoso E

AAAÑ¢¢
“El Negro Feliz” pág. 5 de 9

¢¢¢ A

¢
¢¢¢ AAA¢©¢¢ AAA©¢¢ AA¢© PAA©¢, A©¢ AA©¢¢ A AAA¢©¢¢  AAA¢©¢¢  AAA©¢¢,¢
A A ¢
© ¢
© ¢
© A
¢
© ¢
©
B7

 ¢¢ A A ¢ ¢ ¢ A©
¢ A A A
¢  A
©
¢ A
¢¢ » ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ » » ¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢

 N N € N N
AAA¢Ñ¢¢ B AAA¢Ñ¢  AAA¢©¢¢ AAA©¢¢¢ AAA¢©¢,¢ AAA¢©¢  B7 AAA¢Ñ¢¢ 
 ¨ ¢¢ ¢¢¢ ¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢¢ ¢¢
Å ¨
E


 N N N N
AAAY AAAY AAA¢Ñ¢  B7 AAA¢©¢¢ AAA¢¢¢© AAA©¢¢¢ PAAA©¢¢¢ AD
©¢¢¢ AAA©¢¢¢ PAA©¢¢ AP
¢ ¢¢ ¢¢ ¢¢ ¢ ¢ ¢¢ A©¢¢¢ AA©¢¢¢ A©¢¢¢
¢ A
A
 ¢¢
E


 N N N N

 DA©¢¢¢ A¢¢¢©EAA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ ©¢¢¢ ©¢¢ ©¢¢ ©¢¢¢ » ¨ » ,© B©¢¢ ©¢¢¢ A©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢¢ A¢©¢¢ PAA©¢¢¢¢ AA©¢¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ A©¢¢¢ ©¢¢ PA©¢¢¢ ¢¢© P©©
¢ ¢ ¢¢¢ ¢¢¢ ©¢
7


¢¢¢ N ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢ ¢¢ N