Está en la página 1de 23

I.

INTRODUCCION

El presente trabajo se basa en el cálculo del caudal máximo y diseño del sistema de drenaje de
la Av. Pedro Villón de la ciudad de Huaraz, región Ancash, como primer paso se calculó el
caudal máximo de diseño con la ayuda del método racional.
El sistema de drenaje urbano debe está dirigido al logro de unos objetos, es decir, los fines o
intenciones hacia las cuales se dirigen las acciones a llevar a cabo. Estos objetivos son dos: uno
básico y el otro complementario, tal cual se establece a continuación:
Primero, básico. Evitar al máximo posible los daños que las aguas de lluvias puedan ocasionar
a las personas y a las propiedades en el medio urbano.
Segundo, complementario. Garantizar el normal desenvolvimiento de la vida diaria en las
poblaciones, permitiendo un apropiado tráfico de personas y vehículos durante la ocurrencia de
precipitaciones.
Las áreas seleccionadas fueron designadas de acuerdo a las condiciones de aporte de dicha
zona, en dichas áreas intervienen parques, techos, pistas y veredas los cuales fueron distribuidos
de acuerdo a la zona.
Finalmente se diseñó el sistema de drenaje para la Av. Pedro Villón en la ciudad de Huaraz,
región Ancash.

II. OBJETIVOS

2.1. Objetivo General

Dimensionar el sistema de drenaje de la Av. Pedro Villón.

2.2. Objetivos Específicos

 Determinar la precipitación máxima de 24 horas.

 Determinar el Coeficiente de escurrimiento.

 Determinar el caudal máximo.

 Determinar los parámetros hidráulicos.


III. MARCO TEÓRICO

3.1.Avenidas máximas con fines de diseño

3.2.Relación precipitación – escorrentía

Es muy común que no se cuente con registros adecuados de escorrentía en el sitio de


interés para calcular los parámetros necesarios en el diseño y operación de obras
hidráulicas. En general, los registros de precipitación son más abundantes que los de
escorrentía y, además, no se afectan por cambios en la cuenca, como construcción de
obras de almacenamiento y derivación, talas, urbanización, entre otros. Por ello, es
conveniente contar con métodos que permitan determinar la escorrentía en una cuenca
mediante las características de la misma y la precipitación.

Los principales parámetros que intervienen en la relación lluvia – escorrentía son los
siguientes:

a. Área de la cuenca
b. Altura total de La precipitación
c. Características de la cuenca (forma, pendiente, vegetación, entre otros.)
d. Distribución de la lluvia en el tiempo
e. Distribución en el espacio de la lluvia y de las características de la cuenca.

Se han desarrollado una gran cantidad de métodos para analizar la relación lluvia –
escorrentía. En el presente capitulo, se verán solamente los métodos más representativos
de cada grupo y los que más se adaptan a nuestro país.

3.3.Método racional

Se utiliza normalmente para calcular el caudal de diseño de obras de drenaje urbano y


2
rural en cuencas hastade10 Km , de acuerdo a la siguiente expresión:

𝐶∗𝐼∗𝐴
𝑄= …………………………… (1)
360
Donde:

Q : caudal máximo en m 3/seg.


C : coeficiente de escorrentía, dado en la tabla1 para drenaje rural y en la tabla 2 para
drenaje urbano.
A : área de la cuenca en hectáreas
I : intensidad de la lluvia de diseño de igual duración al tiempo de concentración y de
frecuencia igual a la adoptada en mm/hr. Se extrae de las curvas de Intensidad –Duración
– Frecuencia (I-D-F).

El tiempo de concentración es igual a:

𝑇𝐶 = 𝑡𝑂 + 𝑡𝑉 …………………………… (2)

Donde:

t0: es el tiempo de concentración del flujo superficial y t V es el viaje por el


canal o cauce.

tv: se estima con la velocidad en el cauce, asumida u obtenida con una fórmula
de flujo uniforme.

El valor de t o se puede obtener con alguna de las expresiones de tiempo del


recorrido (Lo ) del flujo superficial, tales como:

𝑛𝑜 ∗ 𝐿𝑜
𝑡𝑜 = 1.45 ∗ ( )0.467 …………………………… (3)
√𝑆𝑜

Donde:

to: (minutos)
Lo: (metros)
So: (en m/m)
no: (la rugosidad de Manning); todo para el terreno.

También se puede usar la expresión de onda cinemática en cuencas unidimensionales:

7.44 ∗ (𝑛𝑜 ∗ 𝐿𝑜 )0.6


𝑡𝑜 = ………………………… (4)
𝐼𝑒0.4 ∗ 𝑆𝑜0.3

En esta expresión, Ie es la intensidad de la lluvia efectiva (mm/h) y los otros parámetros


son los mismos de las expresiones antecedentes.

En cuencas donde el almacenaje del cauce predomina ante el del flujo sobre el terreno,
el tiempo de concentración (tc) se obtiene como un todo mediante expresiones empíricas
como la de Kirpich:

𝐿3
𝑡𝐶 = 0.0195 ∗ ( )0.395 …………………………… (5)
𝐻

Donde:

tc :tiempo de concentración en minuto.

L : longitud del cauce en metros.

H : diferencia de elevación en metros.

El método racional asume que la duración de la lluvia es igual que el tiempo de


concentración. También asume que la escorrentía se obtiene cuando se alcanza el tiempo
de concentración.

La fórmula racional se usa prácticamente en todos los proyectos de drenaje vial, urbano
o agrícola.
Tabla N° 01: Coeficiente de Escorrentía para zona rural.

Cobertura Pendientedeterreno
Vegetal Tipo de Suelo Pronunciada Alta Media Suave Despreciable
>20
>50% >5% >1% <1%
%
Impermeable 0.8 0.75 0.7 0.65 0.6
Vegetación Semipermeable 0.7 0.65 0.6 0.55 0.6
Permeable 0.5 0.45 0.4 0.35 0.3
Impermeable 0.7 0.65 0.6 0.56 0.5
Cultivos Semipermeable 0.6 0.55 0.5 0.45 0.4
Permeable 0.4 0.35 0.3 0.25 0.2
Pastos Impermeable 0.65 0.6 0.56 0.5 0.45
Vegetación Semipermeable 0.56 0.5 0.45 0.4 0.35
Ligera Permeable 0.35 0.3 0.25 0.2 0.15
Hierba Impermeable 0.6 0.55 0.5 0.45 0.4
Grama Semipermeable 0.5 0.45 0.4 0.35 0.3
Permeable 0.3 0.25 0.2 0.15 0.1
Bosque Impermeable 0.55 0.5 0.45 0.4 0.35
densa Semipermeable 0.45 0.4 0.35 0.3 0.25
vegetación Permeable 0.25 0.2 0.15 0.1 0.05

Nota: Para zonas que se espera puedan ser quemadas, deben aumentarse los coeficientes como
sigue:

 Cultivos: multiplicar por 1.1

 Hierbas, pastos, vegetación ligera, bosques y densa vegetación: multiplicar por 1.3
Tabla N° 02: Coeficiente de Escorrentía para zona urbana.

Descripcióndelárea Desde Hasta

Zonas Comerciales Centro de la


ciudad Los alrededores
0.7 0.95
0.5 0.7
Zonas Residenciales
Unifamiliares 0.3 0.5
Propiedad horizontal aislada 0.4 0.6
Propiedad horizontal unida 0.6 0.75
Zonas Residenciales Sub Urbanas 0.25 0.4
Apartamentos 0.5 0.7
Zonas Industriales
Liviana 0.5 0.8
Densa 0.6 0.9
Parques y Cementerios 0.1 0.25
Campos de Juego 0.2 0.35
Patios de Ferrocarriles 0.2 0.35
Áreas Improvisadas 0.1 0.3
Tipos de Superficies
Pavimento 0.7 0.95
Ladrillo 0.7 0.85
Techos 0.75 0.95
Suelos Arenosos, con césped
Planohasta2%dependiente 0.05 0.1
2%-7%de pendiente 0.1 0.15
> 7%dependiente 0.15 0.2
Suelos pesados, Césped
Planohasta2%dependiente 0.13 0.17
2%-7%de pendiente 0.18 0.22
> 7%dependiente 0.25 0.35

3.4.Sistema de Drenaje

La función principal de un sistema de drenaje es la de permitir la retirada de


las aguas que se acumulan en depresiones topográficas del terreno, causando
inconvenientes ya sea a la agricultura o en áreas urbanizadas o carreteras.

El origen de las aguas puede ser:


 Por escurrimiento o escorrentía superficial.

 Por la elevación del nivel freático, causado por el riego, o por la elevación del
nivel de un río próximo.

 Directamente precipitadas en el área.

Otra función sumamente importante del sistema de drenaje es la de controlar, en los


perímetros de riego, la acumulación de sales en el suelo, lo que puede disminuir
drásticamente la productividad.

Principalmente, el sistema de drenaje está compuesto por una red de canales que
recogen y conducen las aguas a otra parte, fuera del área a ser drenada, impidiendo
al mismo tiempo, la entrada de las aguas externas. Típicamente estos sistemas se
hacen necesarios en los amplios estuarios de los grandes ríos y en los valles donde
el drenaje natural es deficiente.

La red de canales o azarbes debe ser periódicamente limpiada, eliminando el fango


que se deposita en ellos y las malezas que crecen en el fondo y en los taludes, caso
contrario muy fácilmente el flujo del agua se modificaría y se perdería la eficiencia
del sistema.

Cuándo los terrenos que deben ser drenados están todos a una cota superior a la obra
o recipiente donde se quiere llevar el agua drenada, se puede aprovechar la
declividad natural del terreno y el sistema funciona perfectamente con la fuerza de
la gravedad. Caso contrario deberá implementarse una estación de bombeo.

Cuando la zona a ser saneada se encuentra a una cota inferior a las circundantes, y
está disponible un río con un considerable transporte sólido, se puede provocar el
llenado de los terrenos bajos, para permitir el depósito de los sedimentos y así elevar
su nivel.

Esta operación se ha hecho mucho en el pasado, eliminando de esa forma extensas


áreas de tierras bajas. La concepción actual ya no considera conveniente este tipo
de intervención.
En algunos casos se debe recurrir al bombeo de las aguas meteóricas, pues no existe
la posibilidad de que estas salgan naturalmente. Las primeras instalaciones de este
tipo se dieron en el siglo XIX, en Europa, con bombas movidas a vapor.

La introducción de los motores de combustión interna y posteriormente los motores


eléctricos modificaron sustancialmente la capacidad y las características de los
sistemas de drenaje que se hicieron cada vez más flexibles y potentes. En el siglo
XX, la necesidad de ampliar la frontera agrícola y la necesidad de contrarrestar las
enfermedades endémicas que flagelaban la población de las zonas costeras bajas
han dado gran impulso a la implementación de sistemas de drenaje, y generaron la
construcción de importantes sistemas de drenaje que permitieron el drenaje de
vastas áreas

3.4.1. Componentes

Los componentes de un sistema de drenaje típico son:

 Canales de campo o drenes enterrados.

 Canales secundarios y principales, estos canales se caracterizan por ser


generalmente profundos, y su fondo se encuentra a cotas inferiores a las
cotas del terreno circundante. Generalmente los canales de drenaje no
son revestidos, o si deben revestirse para consolidad los taludes, el
revestimiento debe ser permeable, de manera a no obstaculizar la
entrada del agua contenida en el suelo al canal;

 Obras de protección de las márgenes de los canales, principalmente en


las confluencias y en las curvas;

 Obras de control de la erosión en el fondo de los canales (saltos de


fondo)

 Estaciones de bombeo (no siempre necesarias)

3.4.2. Métodos de drenaje:

Clasificación Hay dos métodos de drenaje: drenaje superficial y


subterráneo.
Para decidir el método más adecuado en cada caso, hay que tener en cuenta:

 Origen del agua.


 Volúmenes de agua a evacuar.
 Permeabilidad del suelo.
 Clases de pendientes del suelo.
 Estabilidad estructural de los diferentes horizontes del perfil del suelo.
 Tipo de agricultura a realizar.

El drenaje superficial se usa cuando hay problemas por presencia de agua


en los primeros horizontes del perfil del suelo y su causa es:

 Suelos de ↓ permeabilidad y ↓ pendiente.


 Suelos con grandes irregularidades en su superficie.
 Suelos de ↓ permeabilidad a los que se aplican riegos de aspersión o de
superficie con ↑ intensidad.
 En estos casos, el método de drenaje consiste en crear unas condiciones
de transporte, con pendiente suficiente, para evacuar los excesos de
agua. Esta puede desplazarse sobre la superficie del terreno o por cauces
abiertos en el mismo (surcos, zanjas, canales, etc.), hasta llegar a un
punto de salida.
 La evacuación se hace, generalmente, por gravedad aunque, en los casos
necesarios, se acude al bombeo. El método de drenaje superficial puede
ejecutarse mediante:
 Nivelación, sistematización o refinado del suelo.
 Levantamiento de caballones, surcos, zanjas o canales de evacuación.

El drenaje subterráneo se emplea cuando los problemas se originan por


saturación del suelo, por presencia de capas freáticas altas (libres o
embolsadas) o por escurrimiento lateral de freáticos colindantes

El drenaje subterráneo se realiza mediante:

 Drenes de interceptación, colocados perpendicular o transversalmente a


las líneas de corriente para recoger los flujos de agua libre.
 Drenes de evacuación, orientados según las líneas de pendiente para
conducir el agua a los colectores y emisarios.
3.5.Recomendaciones para elegir el tipo de drenaje:

 Si el régimen pluviométrico es alto o la penetración del agua en la parcela se


hace con gran velocidad y la permeabilidad del suelo es escasa, el mayor
problema suelen plantearlo las aguas de escorrentía por lo que será
recomendable el drenaje superficial.

 En suelos más permeables, en los que se trata de descargar el agua infiltrada


que se encuentra saturando el perfil del suelo, cuando existen freáticos altos o
riesgos de subida de freáticos en alguna época del año, debe acudirse al drenaje
subterráneo.

3.5.1. Drenaje superficial por cauces abiertos

Parte positiva

Son las zanjas realizadas a cielo abierto con objeto de facilitar su


saneamiento resultan económicas, fáciles de limpiar y evacuan cantidades
importantes de agua si su pendiente es adecuada.

Parte negativa

 son un obstáculo para la mecanización y obligan a la división de


parcelas por líneas.

 El sistema suele estar formado por una serie de zanjas abiertas sobre las
parcelas que se reúnen en uno o varios colectores y que desembocan en
un curso natural de agua o emisario.

 Las zanjas suelen presentar sección trapecial o en uve, con las paredes
laterales más o menos inclinadas según los tipos de suelos. En los suelos
agrícolas son habituales pendientes variables entre 1/0,50 y 1/1
(vertical/horizontal). Los suelos con textura más gruesa requieren
taludes con menor pendiente.
Figura N° 01: Zanjas de drenaje: secciones trapezoidal y uve.

 En las zanjas de sección trapecial, la dimensión de la base puede tener


unos 50 cm de anchura y profundidad variable según sea la capacidad
de desagüe necesaria pero, normalmente, no superior a 2 m.

 Para una zanja de 1,50 m de profundidad y paredes laterales con talud


1/1, se tendría en la base superior un ancho de 3,50 m. Esto representaría
ya un auténtico canal de desagüe que entorpecería en forma notoria la
mecanización de estas parcelas.

3.5.2. Drenaje subterráneo por zanjas

 Zanjas rellenas de piedras: Se abren zanjas a la profundidad adecuada y


se rellenan parcialmente de piedras. Es normal completar el relleno de
los 30 o 40 cm superficiales con tierra vegetal procedente,
generalmente, de la excavación.

 Zanjas de drenaje por fajinas: Las zanjas se rellenan con ramas o troncos
de árboles o arbustos, en su parte inferior y después, se completa el
relleno de la zanja con la propia tierra excavada. El principal
inconveniente de este tipo de drenaje reside en la pudrición del material
vegetal.
 Zanjas con canalizaciones de piedras o ladrillos: En la parte inferior de
la zanja se construye una canaleta cubierta de piedras planas (losas) o
ladrillos. Después se rellena con la tierra extraída.

Figura N° 02: Diferentes tipos de drenaje subterráneo por zanjas.

3.5.3. Drenaje - topo

 Con el arado topo se forman en el suelo galerías tubulares que actúan


como cauces de desagüe.

 La eficacia de este método depende de que las galerías se conserven


durante largo tiempo sin destruirse o cerrarse un suelo con un mínimo
de arcillas y que la labor se haga con un contenido de humedad
adecuado.

 Las pendientes de las galerías serán superiores al 3 %o para garantizar


la salida del agua e inferior al 3% para que no se produzca erosión que
destruya las galerías.

 La profundidad de los drenes-topo oscila entre 40 y 80 cm,


generalmente, y la distancia varía entre 3 y 5 m, según niveles de los
freáticos, volúmenes de agua a evacuar y textura de los suelos. – En
suelos arcillosos, la vida útil de este sistema varía entre 5 y 10 años
Figura N°03: Galería de drenaje arado – topo.

3.5.4. Drenaje por tubos

 Por la facilidad de la instalación y por los precios moderados de este


sistema, se acude, cada vez más, a los drenes subterráneos tubulares.

Los tubos más utilizados son de barro (arcilla), hormigón y plástico.

 Se fabrican tubos de barro en diámetros de 50, 75, 100, 125 y 150 mm


y longitud variable entre 30 cm y 1 m.

 Los tubos se colocan alineados en la zanja sin ningún tipo de unión ya


que el agua ha de penetrar en el dren por las juntas.

En terrenos muy inestables, es fácil perder la alineación por lo que se


recomienda utilizar en ellos los tubos más largos.

 La utilización de tubos de hormigón es muy similar a la de los de barro


variando solamente el material utilizado. Igual que en el caso de los
tubos de barro, el agua penetra por las juntas.

 Cada vez se utilizan menos los tubos de barro y de hormigón que son
sustituidos por tubos de plástico. De material plástico, los tubos de
cloruro de polivinilo (PVC) son los de uso más frecuente y, de ellos,
pueden destacarse los siguientes tipos:
 Tubos de PVC (5-6 metros) rígidos y superficie lisa para ser utilizados
como colectores de evacuación.

 Tubos de PVC (5-6 metros) rígidos y superficie ranurada para ser


utilizadas como drenes de captación y conducción de agua (arcaduces)
hasta los colectores.

 Tubos de PVC ondulados, de sección circular y abovedada y superficies


perforadas para ser utilizados como arcaduces (Fig. 04 y Fig. 05).

Figura N° 04: Tubo para drenaje de PVC, ondulado y sección


circular, tipo Glassi – Dren.

Figura N° 05: Tubo para drenaje de PVC, ondulado y sección


abovedado, tipo Glassi – dren.

3.5.5. Ventajas de los tubos de PVC ondulados de sección circular y


superficie perforada
 Se fabrican en diámetros variables entre 50 y 200 mm.

 Su flexibilidad les permite adaptarse al fondo de las zanjas aunque éstas


presenten irregularidades.

 Al presentarse en rollos de hasta 250 m de longitud, pueden instalarse


con máquinas en forma continua, con gran ahorro de tiempo y costos
operativos.

 Su resistencia al aplastamiento suele ser cuatro veces superior a la de


los tubos rígidos.

 Gran capacidad drenante ya que las ondulaciones recogen el agua que


penetra en el tubo por los orificios practicados en pared delgada.

3.5.6. Ventajas de los tubos de PVC ondulados de sección abovedada y


superficie perforada

 Se fabrican en secciones nominales de 90, 1 10 y 160 mm.

 Presentan las mismas ventajas que los de sección circular.

 Diferencian dos zonas de trabajo: la superior, en la que van las


perforaciones, es drenante y la inferior, sin perforaciones, es conductora
del agua recogida.

Para la colocación de los tubos de drenaje se utilizan máquinas que


realizan al mismo tiempo la apertura de la zanja y la colocación de los
tubos.

Estas máquinas llevan una gran reja subsoladora capaz de alcanzar una
profundidad de 1,5 m y realizar un corte en el terreno de 12 a 15 cm de
anchura.

3.6.Trazado del sistema de drenaje

El sistema de drenaje puede adoptar alguna de las siguientes disposiciones:


 Sistema de drenes entre zanjas: En zonas llanas, con suelos suficientemente
permeables, en las que existen o pueden abrirse fácilmente zanjas de drenaje, se
dispone un sistema de drenes tubulares subterráneos que recepcionan las aguas
de la zona a sanear y las conducen hacia las zanjas abiertas. La descarga del dren
tubular en la zanja se hace mediante la correspondiente boca de descarga
protegida para impedir la entrada de animales (Figura 06).

 Sistema de drenes paralelos regulares: En terrenos con frecuentes cambios


dependiente pueden establecerse varios sistemas de drenaje paralelos que van
confluyendo a distintos colectores de acuerdo con los cambios de pendientes.

 Sistema de drenes paralelos descendentes o de “peine”: En terrenos con


pendientes uniformes puede hacerse un trazado a base de líneas de drenes
paralelos, siguiendo curvas de nivel, que desembocan en un dren colocado en la
parte baja, perpendicular a los anteriores y que, a su vez, desagua en el cauce de
evacuación.

Figura N° 06: sistema de drenaje por canalización entre zanjas.

 Sistema de drenes paralelos convergentes o “espina de pescado”: En suelos con


pendientes importantes pero uniforme, pueden disponerse los drenes en líneas
paralelas cortando las curvas de nivel y siendo, a su vez, convergentes en un
colector de descarga.
 Sistemas irregulares: En terrenos muy irregulares, tanto en la dirección como en
la importancia de las pendientes, es necesario establecer un sistema de drenaje
que se adapte a la irregularidad del terreno.

Figura N° 07: Sistema de drenaje por drenes paralelos descendentes.


IV. RESULTADOS

Período de retorno 20 Años.

AREA
LONGITUD INTENSIDAD COEF C
LINEA AREA(Has) ACUM V(m/s) To Tv Tc Q (m3/s)
(m) (mm/hr) ESC. PONDE.
(Has)
1 0.792 0.792 31.65 1.7 4.45 0.31 4.76 51.41 0.8 0.8 0.091
2 0.569 1.362 88.72 1.7 7.19 0.87 8.06 51.41 0.8 0.8 0.156
3 1.348 2.710 99.89 1.7 7.60 0.98 8.58 51.41 0.8 0.8 0.310
4 1.711 4.421 67.60 1.7 6.34 0.66 7.00 51.41 0.8 0.8 0.505
5 3.376 7.796 114.92 1.7 8.12 1.13 9.24 51.41 0.8 0.8 0.891
6 3.346 3.346 16.69 1.7 3.30 0.16 3.46 51.41 0.8 0.8 0.382
7 7.987 11.333 37.72 1.7 4.82 0.37 5.19 51.41 0.8 0.8 1.295
8 2.389 21.518 103.54 1.7 7.73 1.02 8.75 51.41 0.8 0.8 2.458
9 2.016 2.016 52.07 1.7 5.61 0.51 6.12 51.41 0.8 0.8 0.230
10 1.798 3.813 151.85 1.7 9.25 1.49 10.73 51.41 0.8 0.8 0.436
11 9.125 34.457 346.94 1.7 13.60 3.40 17.00 51.41 0.8 0.8 3.937
12 1.664 1.664 121.87 1.7 8.34 1.19 9.54 51.41 0.8 0.8 0.190
13 4.818 40.939 187.10 1.7 10.19 1.83 12.03 51.41 0.8 0.8 4.677
14 0.561 0.561 15.19 1.7 3.15 0.15 3.30 51.41 0.8 0.8 0.064
15 0.156 0.717 41.84 1.7 5.06 0.41 5.47 51.41 0.8 0.8 0.082
16 0.866 1.583 97.07 1.7 7.50 0.95 8.45 51.41 0.8 0.8 0.181
17 0.666 2.249 104.72 1.7 7.77 1.03 8.80 51.41 0.8 0.8 0.257
FINAL 1.670 44.859 195.15 1.7 10.39 1.91 12.31 51.41 0.8 0.8 5.125
Intensidades Calculadas – Estación de HUARAZ

Duración
Período de Retorno (T) en años
(t)
(minutos) 20 50 100
10 51.41 50.52 49.86
20 30.57 30.04 29.65
30 22.55 22.16 21.87
40 18.18 17.86 17.63
50 15.38 15.11 14.91
60 13.41 13.18 13.01
70 11.95 11.74 11.59
80 10.81 10.62 10.48
90 9.89 9.72 9.60
100 9.14 8.98 8.87
110 8.51 8.36 8.26
120 7.97 7.84 7.73

V. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

5.1. CONCLUSIONES

 El valor del caudal máximo en la salida de la avenida Pedro Villón empleando el método

racional resultó 4.302 m3/seg.

 Los parámetros hidráulicos se calcularon en el programa H Canales y están detallados en el


anexo.

 Se analizó cada uno de los tramos y se vio por conveniente que ciertos tramos no necesitan

el sistema de alcantarillado - ver planos.

5.2. RECOMENDACIONES

 Como el tipo de Flujo es supercrítico se recomienda diseñar pozas de disipación de

energía en el tramo.
VI. ANEXOS

6.1. Cálculos en el H canales para el diseño hidráulico del drenaje

A) R – 155

B) R – 158

C) R 159
D) R 160

E) R 161

F) R 162
G) R 165

H) R 166

I) R 168
J) R 172

K) R 173