Está en la página 1de 3

Los niños tienen derecho a no ser discriminados

Decálogo de los derechos de los niños

Todos los niños tienen derecho a la no-discriminación. Cada niño o niña tiene el derecho a estar
libre de discriminación por motivos de género, raza, idioma, religión, etnia, orientación sexual u
otra condición, así como a otros derechos humanos fundamentales. La sociedad debe poner en
práctica herramienta para eliminar todo tipo de discriminación infantil.

'La igualdad del ser humano es aquel a ser reconocidos como iguales ante la ley y de disfrutar de
todos los demás derechos otorgados de manera incondicional, es decir, sin discriminación por
motivos de nacionalidad, raza o creencias."

Las niñas, niños y adolescentes tienen el derecho a vivir y crecer en una familia y a participar en
comunidad

Para que la sociedad pueda respetar sus derechos y el gobierno garantizar que puedan vivir y
crecer en familia y comunidad, se deben aprobar leyes que hagan realidad la posibilidad de vivir y
crecer en familia de niños, niñas y adolescentes que perdieron sus cuidados familiares, así como,
apoyar y fortalecer a las familias que están en riesgo de perder los cuidados parentales de niñas,
niños y adolescentes en México.

El Derecho a una Vida Libre de Violencia en la CDMX

La Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer


(CEDAW) considera violencia a “toda acción u omisión que, basada en el género y derivada del uso
y/o abuso del poder, tenga por objeto o resultado un daño o sufrimiento físico, psicológico,
patrimonial, económico, sexual o la muerte a las mujeres, tanto en el ámbito público como
privado." La violencia contra las mujeres y niñas es producto de la discriminación, limitando su
acceso al goce de derechos a la educación, la salud, el trabajo; afecta su libertad de movimiento y
de trabajo y llega a privarles de la vida.

En la CDMX, según la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, todas las mujeres
y las niñas que vivan o transiten en la ciudad, tienen derecho a vivir una vida libre de todo tipo de
violencia en los ámbitos: familiar, educativo, laboral, comunitario e institucional. De acuerdo a la
legislación capitalina los tipos de violencia son:

 Violencia Psicológica. Pueden ser gritos, insultos y actitudes hirientes, que afecten tu
autoestima y dignidad.

 Violencia Física. Cuando agreden directamente el cuerpo, dejando lesiones visibles o no


visibles.

 Violencia Patrimonial. Cuando dañan, destruyen o las despojan de bienes y pertenencias.

 Violencia Económica. Cuando te impiden crecer profesional o laboralmente y deniegan los


recursos necesarios para la manutención de la casa y/o de las y los hijos. Cuando te pagan
menos que a un hombre por igual responsabilidades y tareas.
 Violencia Sexual. Va desde miradas, comentarios maliciosos, tocamientos, frotamientos,
manoseos, fotografías involuntarias de partes de tu cuerpo, exhibición de órganos
sexuales; penetración o violación mediante objetos u organos sexuales.

derecho a la salud

Definiciones web

La Asistencia Sanitaria Universal, asistencia sanitaria pública, asistencia de salud pública o sanidad
pública hace referencia al acceso a asistencia sanitaria completa de todos los residentes de un país
o región geográfica o política sin importar su capacidad económica, situación personal.

Derecho a la Identidad. Desde el momento en el que nacen, los niños y las niñas necesitan forjarse
una identidad. Para ello, el primer paso es inscribir el nacimiento en los registros públicos y de esa
forma contar con un nombre y una nacionalidad.

El Derecho a la Educación

La Educación es un derecho humano fundamental que ocupa el centro mismo de la misión de la


UNESCO y está indisolublemente ligado a la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948) y
a muchos otros instrumentos internacionales en derechos humanos. El derecho a la educación es
uno de los principios rectores que respalda la Agenda mundial Educación 2030, así como el
Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 (ODS 4), adoptado por la comunidad internacional. El ODS 4
está basado en los derechos humanos y tiene el propósito de garantizar el disfrute pleno del
derecho a la educación como catalizador para lograr un desarrollo sostenible.

Libertad de pensamiento

Derecho Constitucional

Derecho del individuo a no ser perseguido, sancionado o molestado por sus pensamientos,
opiniones o creencias. Este derecho tiene carácter absoluto (a diferencia de la libertad de
expresión del pensamiento), no precisa de regulación alguna, bastando con la exigencia de su
respeto por individuos y poderes públicos. Su reconocimiento está históricamente ligado al de la
libertad religiosa, como libertad de conciencia, para luego generalizarse en la libertad de opinión.

Es el derecho de cada uno de los ciudadanos a participar en la dirección de los asuntos públicos,
votar y ser elegidos en elecciones periódicas, justas y auténticas y tener acceso a la función
pública, en el marco de procesos democráticos basados en el consentimiento del pueblo que
garanticen su goce efectivo junto a la libertad de expresión, reunión pacífica y asociación,
cualquiera sea la forma de constitución o gobierno que adopte un Estado.

Derecho a la educación, al juego y al descanso

Tienes derecho a ir al colegio, a jugar y a tener aficiones ya que forma parte de tu desarrollo
como persona

Todos los niños y niñas tenéis derecho a asistir al colegio, a aprender y a desarrollar vuestra
personalidad, capacidad y habilidades.
Es muy importante que tengas tiempo y medios para jugar, descansar y realizar actividades
recreativas y culturales propias de tu edad. Jugar te permite pasar tiempo con tus padres, abuelos
o amigos o jugando tú sola o solo con tu imaginación. Ir al teatro o escuchar música te ayuda a
desarrollar tu creatividad y tus conocimientos. Hacer deporte es muy importante para que estés
en forma y para aprender a competir de manera solidaria en equipo. Ir de vacaciones te ayuda a
descubrir nuevos lugares y gente nueva. Los niños y las niñas necesitan descansar para crecer
sanos y fuertes.

Jugar, hacer deporte y también descansar es mucho más que un pasatiempo divertido. Jugar
forma parte, como la educación, de tu desarrollo. Por este motivo, la Convención sobre los
Derechos del Niño ha reconocido el juego y el descanso como un derecho.

No discriminación. Artículo 2

1. Los Estados Partes respetarán los derechos enunciados en la presente Convención y


asegurarán su aplicación a cada niño sujeto a su jurisdicción, sin distinción alguna,
independientemente de la raza, el color, el sexo, el idioma, la religión, la opinión política o de
otra índole, el origen nacional, étnico o social, la posición económica, los impedimentos físicos,
el nacimiento o cualquier otra condición del niño, de sus padres o de sus representantes legales.

2. Los Estados Partes tomarán todas las medidas apropiadas para garantizar que el niño se vea
protegido contra toda forma de discriminación o castigo por causa de la condición, las
actividades, las opiniones expresadas o las creencias de sus padres, o sus tutores o de sus
familiares.

Artículo 3º.

El niño tiene derecho desde su nacimiento a un nombre y a una nacionalidad.

Artículo 6º.

El niño, para el pleno desarrollo de su personalidad, necesita amor y comprensión.


Siempre que sea posible, deberá crecer al amparo y bajo la responsabilidad de sus padres y, en
todo caso, en un ambiente de afecto y de seguridad moral y material; salvo circunstancias
excepcionales, no deberá separarse al niño de corta edad de su madre. La sociedad y las
autoridades públicas tendrán la obligación de cuidar especialmente a los niños sin familia o que
carezcan de medios adecuados de subsistencia.
Para el mantenimiento de los hijos de familias numerosas conviene conceder subsidios estatales o
de otra índole.

Artículo 12

1. Los Estados Partes garantizarán al niño que esté en condiciones de formarse un juicio propio el
derecho de expresar su opinión libremente en todos los asuntos que afectan al niño, teniéndose
debidamente en cuenta las opiniones del niño, en función de la edad y madurez del niño.

2. Con tal fin, se dará en particular al niño oportunidad de ser escuchado, en todo procedimiento
judicial o administrativo que afecte al niño, ya sea directamente o por medio de un representante
o de un órgano apropiado, en consonancia con las normas de procedimiento de la ley nacional.