Está en la página 1de 318

Fraude Forense:

La evaluación de cumplimiento de la ley y de las culturas de la ciencia

forense en el contexto de la mala conducta examinador

Presentado por

Brent E. Turvey, MS

Student ID: 13057167

Presentado en cumplimiento total de los requisitos del grado de

Doctor en Filosofía

septiembre 2012

Criminología Departamento Facultad de

Humanidades y Ciencias Sociales

Bond Universidad de

Queensland, Australia
Abstracto

fraude forense se produce cuando los examinadores forenses proporcionan testimonio jurado, opiniones o documentos (por

ejemplo, informes y hojas de vida profesional) con destino a la corte que contiene conclusiones engañosas, opiniones o

conclusiones, que ofrece deliberadamente con el fin de asegurar una ganancia injusta o ilegal. Tal conducta tiene un impacto

devastador sin lugar a dudas: destruye la reputación de los examinadores forenses involucrados, si no sus carreras; erosiona la

confianza pública en las instituciones en las que se emplean; que puede dar lugar a condenas volcados, la responsabilidad

individual e institucional, y juicios civiles costosos; y es corrosivo para la fe colectiva en el sistema de justicia en su conjunto.

Sin embargo, debido a la falta de investigación sobre el fenómeno del fraude forense que se ve agravada por las restricciones

sobre los posibles denunciantes, en conjunto con los rechazos de las partes interesadas de la ciencia forense, hay una

percepción general de que el fraude forense es principalmente el resultado de unas pocas “manzanas podridas” en lugar de ser

cultural o sistémica de origen. Esta tesis analiza el problema del fraude forense, tanto teórica como empíricamente, para

evaluar las relaciones entre las variables examinador, el lugar de trabajo, en materia de prueba, y de impacto.

La presente investigación muestra que la mayoría de los examinadores forenses trabajan para los servicios policiales o

gubernamentales, y casi exclusivamente para la policía y la fiscalía. cultura de cumplimiento de la ley se define a menudo por

los rasgos que ofrezcan a las motivaciones y racionalizaciones para una subcultura desviada interno, cultivando activamente

el fraude dentro de sus filas. Eso También suministra los miembros de otro modo legales con las habilidades, incentivos,

motivaciones y racionalizaciones para ignorar, proteger, e incluso públicamente

la defensa de sus compañeros de trabajo ilegales. La investigación sugiere que las circunstancias de empleo y las características

culturales, de conformidad con Diferencial teoría de la asociación, la teoría del aprendizaje social, y Tensión de rol, aumentar la

probabilidad de que los que están alineados con la policía va a cometer, tolerar, ocultar, o defender actos de fraude evidente.

ii
La presente investigación también muestra que la integridad científica requiere honestidad, el uso del método científico,

escepticismo, objetividad, transparencia, y una serie de otras normas científicas bien establecidas. Se prohíbe la fabricación

(también conocido como forja o seco-labbing); falsificación (también conocido como cocción); supresión de resultados

desfavorables (aka cherry-picking); plagio; autoría fantasma (también conocido como honorario o la autoría de regalo); falsificación

de credenciales científicas; y la total indiferencia hacia las normas de la práctica que garanticen la integridad científica. En este

contexto, la mala conducta científica (también conocido como fraude) se entiende principalmente para ser el resultado de fallas

institucionales para defender los valores científicos y nutrir la cultura científica; estos son responsabilidad de una institución para

detectar, investigar y correcta. Más específicamente, los corruptos no pueden ser contratados, o retenidos, por cualquier

empleador sin un cierto grado de negligencia institucional, la apatía, la tolerancia, o incluso el estímulo. Por lo tanto, es erróneo

culpar fraude forense únicamente en las acciones de los examinadores aislados. Además, como se hizo más clara a través de las

lentes de Diferencial teoría de la asociación, la teoría del aprendizaje social, y Tensión de rol, los mandatos de la integridad científica

son incompatibles con los valores de orden público y las presiones culturales. En consecuencia, el empleo o la alineación de los

examinadores forenses con aplicación de la ley es inadecuada y lleno de peligros innecesarios.

Con el fin de establecer y evaluar las variables contextuales que influyen en el fraude forense, esta

tesis doctoral trató de examinar y correlacionar los rasgos de los examinadores forenses fraudulentos

(n = 100); la naturaleza de su fraude; sus lugares de trabajo; y el impacto de su mala conducta. Fue

un alcance limitado a los casos de fraude en relación con el examen de las pruebas físicas, y reveló

en los Estados Unidos de 2000 a 2010. Los datos finales fueron evaluados inicialmente con una serie

de matrices de correlación, y luego examina más de cerca el uso de regresión múltiple jerárquica

análisis. Los resultados apoyan la afirmación de que el fraude forense tiende a ser el resultado de

causas culturales, patológicos y sistémicos en lugar de los motivos estrechas de un solo individuo.

Adicionalmente,

iii
fraude forense. Sobre la base de resultados estadísticamente significativos, se identifican y analizan los factores

potencialmente causales específicos. Posteriormente, se proponen estrategias de gestión de fraude que sugieren estos

hallazgos.

iv
Declaración de originalidad

En esta tesis se presenta a Bond University en cumplimiento de los requisitos del grado de

Doctor en Filosofía. Esta tesis representa mi propio trabajo original hacia este grado de investigación y no contiene ningún

material que ha sido sometido previamente a un título o diploma en esta Universidad o cualquier otra institución, excepto

cuando se hace el debido reconocimiento.

_________________________

Brent E. Turvey

v
Expresiones de gratitud

Esta investigación no hubiera sido posible sin el apoyo y el aliento de los de la Facultad de Humanidades de la

Universidad de Bond. Esto incluye a los permisos dados, esas garantías con las críticas y votos que mantenían todo en

la pista durante todo el proceso. En ese sentido, me gustaría agradecer al profesor Raoul Mortley por su constante

apoyo y la confianza de principio a fin. Sin embargo, la mayor deuda se debe al profesor Paul Wilson, mi supervisor

primario. Proporcionó medidas igualmente inestimables de genuino entusiasmo templado por las ediciones científicas

sólidas y sin dejarme se apartan de las tareas reales antes que yo - como es mi costumbre. Esto no podría haber sido

fácil. No hay duda de que su experiencia, orientación y compromiso con la realización de esta investigación hacen que el

resultado final mejor en todos los frentes.

También me gustaría dar las gracias a mis amigos y colegas, tanto en aplicación de la ley y las ciencias

forenses por sus ideas, consejo y retroalimentación mientras avanzaba a través de las etapas a veces

desgarradoras de observación y el descubrimiento exigidos por difícil tema de este proyecto: W. “Jerry ”Chisum

(Criminalista, Departamento de Justicia de California, ret.); Craig Cooley, JD (antes del proyecto de la inocencia

en la Escuela de Derecho Cardozo en Nueva York); Capitán Thomas “Duke” DeLaHunt (Crowley Maritime, ret.);

De c. Joe Delery (Examinador Forense del Departamento de Policía de Nueva Orleans); Ronald Miller, MS

(Forensic Investigator, Vancouver, WA); Det. Rick Ragsdale (Departamento de Policía de Stockton, ret.); Det.

(Departamento de Policía de Nueva York, ret.) John Savino; y el Dr. John Thornton (Criminalista, Universidad

de California - Davis).

También es necesario reconocer la tutela de gran valor y ayuda de mi amigo y colega el Dr. Shawn Mikulay. Él

me enseñó el valor del análisis de regresión jerárquica, cómo ejecutar dicho regresiones, y cómo interpretar

fielmente con precaución científica. Esto no fue tarea fácil, y sin su ayuda esta parte de la investigación se

habría caído plana.

Por último, me gustaría dar las gracias a mi familia por su apoyo y aliento a lo largo de mi candidatura. Se ponen al día con una gran

cantidad dada mi general intensa carga de trabajo y otros proyectos de escritura - y esto añadieron que mucho más a la carga. En su

mayoría, sin embargo, estoy agradecido a mi esposa Melissa - para escuchar, asesoramiento, y en general ayudar a mí para conseguir

allí cuando yo no estaba.

vi
Dedicación

Este esfuerzo de investigación está dedicada a Thomas DeLaHunt “Duke” (1924-2012) - un capitán de buques de transporte

desde Alaska hasta el Oriente, un mentor de confianza, y un amigo. Su vasta experiencia y consejo con respecto a la política

de la criminalidad y la corrupción dentro de la policía durante la escritura de esta tesis eran esenciales. Su voz se pierde.

vii
Tabla de contenido

Capítulo 1 Introducción 1 - 16

Capítulo 2 - Fraude Ocupacional 17-44

Capítulo 3 - Ciencia Forense: Una cartilla 45 - 56

Capítulo 4 - El fraude y la Aplicación de la Ley de Cultura 57-80

Capítulo 5 - Fraude y Cultura Científica 81-119

Capítulo 6 - Contrastando con Integridad Científica

Ley de Cultura de Aplicación 120-143

Capítulo 7 - Fraude Forense: Una revisión de la literatura 144-170

Capítulo 8 - datos, parámetros y resultados de frecuencia 171-196

Capítulo 9 - Análisis multivariado: Resultados y Discusión 197-225

Capítulo 10 - Conclusiones 226-257

referencias 258-307

viii
Figuras, gráficos y tablas

Figura 2-1: ACFE Fraude Ocupacional y Abuso del


sistema de clasificación 27

Figura 2-2: de Cressey triángulo del fraude 34

Tabla 6.1:. Aplicación de la Ley de Cultura v integridad científica 140

Gráfico 8.1: Examinador de Ciencias de la Educación 185

Gráfico 8.2: Descripción del examinador de empleo 187

Gráfico 8.3: Examinador Historia 188

Gráfico 8.4: Aproximación al Examinador de Fraude 190

Gráfico 8.5: Los empleadores 191

Gráfico 8.6: Frecuencia de Fraude por tipo Evidencia 193

Gráfico 8.7: Consecuencias examinador 194

Tabla 9.1: del empleador y del examinador de variables correlacionadas


con enfoque de Fraude 199

Tabla 9.2: del empleador y del examinador de variables correlacionadas

con el tipo de evidencia 200

Tabla 9.3: del empleador y del examinador de variables correlacionadas

con Impact 201

Tabla 9.4: regresiones jerárquicas de empleador,


Descripción de trabajo y variables examinador sobre

Enfoques de Fraude 204

ix
Tabla 9.5: regresiones jerárquicas de empleador,
Descripción de trabajo y variables examinador de impacto del

fraude 211

Tabla 9.6: regresiones jerárquicas de empleador,

Descripción del trabajo y del examinador de variables en la

evidencia afectados 216

X
Capítulo 1

Introducción

“Cuando un experto sabe que le ofrecía a sí mismo para ser un charlatán o de otra manera estar ofreciendo falso

testimonio, la situación es como la de cualquier otro testigo que es

perpetrar un fraude en la cancha. Tales actos son ilegales, así como poco ético “.

Michael J. Saks (2001) Profesor

de Derecho y Psicología Sandra Day O'Connor,

la Facultad de Derecho

Esta tesis analiza y correlaciona los rasgos de los examinadores forenses fraudulentas; su fraude actividad relacionada; y sus

lugares de trabajo. Para garantizar la puntualidad y proveer a la comparabilidad, es limitada en su alcance a los casos

revelados en los Estados Unidos de 2000 a 2010. Se trata de un estudio que busca informar y añadir a nuestra comprensión

teórica de una todavía potente cepa específica del fraude de los empleados en el sistema de justicia criminal. Basándose en

los hallazgos de este estudio, se identifican y analizan los posibles factores causales. Posteriormente, se proponen

estrategias de gestión de fraude relevantes.

Fondo

Los acontecimientos que se han acumulado a lo largo de la carrera de este investigador para confirmar la

necesidad de este estudio, y proporcionar la motivación suficiente para su finalización, son numerosas y en

curso. La primera tuvo lugar inmediatamente después de la finalización de los estudios de grado de este

investigador en ciencia forense en 1995: un trabajo de investigación que se había proporcionado en línea fue

tomada en su totalidad y presenta en otro lugar bajo el nombre de otro. Tras el descubrimiento y de la

investigación, se supo que la persona responsable, un psicólogo forense, no fue ajeno al fraude. A

continuación, el Presidente del programa de Ciencia Forense de la Universidad Nacional de San Diego,

California, se supo que el plagiario había sustraído la investigación de otros en al menos un diario canadiense.

1
La Oficina del Forense del Condado de Orange mediante la impresión de las tarjetas de visita engañosas. Más aún, su hoja

de vida profesional estaba lleno de información y afiliaciones incompleta y engañosa. En última instancia, y después de una

denuncia presentada por este investigador, este individuo se vio obligado a renunciar a su calidad de miembro de la

Academia Americana de Ciencias Forenses, y contemporáneamente dejó de ser el Presidente del programa de Ciencia

Forense de la Universidad Nacional. Que alguien haría estas cosas tan abiertamente, y mucho menos un profesional de

gran relevancia aparente en la comunidad de la ciencia forense, y que nadie se había quejado por escrito Parada

estudiante recién graduado de la ciencia forense, dejó una impresión.

Durante los últimos 17 años de práctica forense, este investigador ha observado o aprendido de innumerables casos de fraude forense

arrepentido por los profesionales de todo el Estados Unidos, y en todo el mundo. Un resultado grave, con los defraudadores probadas

despojados de su empleo, penalizados por sus respectivas organizaciones profesionales y cargos criminales no es en absoluto típico. A

menudo, el fraude se reduce al mínimo, ignorado, o en casos extremos, simplemente negados por aquellos en la comunidad de la

ciencia forense. Por ejemplo, Budowle (2007), hablando para el laboratorio del crimen del FBI, insiste en que “la mayoría de las

personas hacen buenos trabajos”, que el fraude forense no es un problema importante, y que todos los problemas son “más a menudo

posible error humano”; Collins y Jarvis (2007), hablando en nombre de una organización formada por los asociados con la Sociedad

Americana de Directores de Laboratorio Junta de Acreditación de Laboratorios Delito (ASCLD-LAB), de manera similar afirman que “los

científicos forenses son los seres humanos. Como tales, a veces se cometen errores y, en algunos casos muy raros, empujar los límites

de la conducta ética.”; y, en respuesta a las múltiples y continuos escándalos de fraude Comisario desde 2005 en el Laboratorio del

Ejército de EE.UU. de Investigación Criminal (USACIL), el Comando de Investigación Criminal del Ejército, que supervisa el laboratorio,

ha concedido solamente que "Al igual que con todos los laboratorios forenses de todo el condado, error humano hace que ocurren de

vez en cuando"(Taylor y Doyle, 2011) -, en esencia, haciendo caso omiso de la cuestión del fraude por completo Como tales, a veces se

cometen errores y, en algunos casos muy raros, empujar los límites de la conducta ética.”; y, en respuesta a las múltiples y continuos

escándalos de fraude Comisario desde 2005 en el Laboratorio del Ejército de EE.UU. de Investigación Criminal (USACIL), el Comando

de Investigación Criminal del Ejército, que supervisa el laboratorio, ha concedido solamente que "Al igual que con todos los laboratorios

forenses de todo el condado, error humano hace que ocurren de vez en cuando"(Taylor y Doyle, 2011) -, en esencia, haciendo caso

omiso de la cuestión del fraude por completo Como tales, a veces se cometen errores y, en algunos casos muy raros, empujar los límites de la conducta ética.”; y, e

1 Para una mayor discusión, véanse los capítulos 6 y 7 con respecto a Teoría de Apple mal.

2
examinadores de distancia, o negar su existencia, a pesar de la evidencia continua y, a veces abrumadora del

problema. Esto marca la pauta de las actitudes y argumentos que deben seguir necesariamente de sus subordinados,

como se discutirá en capítulos posteriores.

Diferente de la de muchos grupos de interés de la ciencia forense, la perspectiva de este investigador se ha mejorado por lo

menos los siguientes eventos importantes en la comunidad de la ciencia forense en los últimos diez años:

DiFonzo, 2005;; 1. El curso y en algunos casos los casos de gran escándalo de laboratorio del crimen, para

incluir varias instancias de fraude y error, en los últimos 15 años (véase el debate general en Cooley,

2004, 2007a, 2007b y repiten y DiFonzo stern, 2007; Giannelli, 2010; y Thompson, 2008) 2.

2. La publicación de la Academia Nacional de Ciencia Informe sobre la ciencia forense (alias El

informe de la NAS; Edwards y Gotsonis, 2009). El informe de la NAS era una investigación de

todo el sistema financiado por el Congreso y la revisión de las disciplinas de las ciencias

forenses y prácticas de laboratorio forense relacionados. Fue iniciado por el Congreso de los

Estados Unidos debido a la publicación de una serie en curso de estudios jurídicos críticos con

respecto al sesgo evidente y la falta de la ciencia en la práctica forense; la aparición continua de

fraudes muy publicitados forenses, errores y escándalos de laboratorios forenses en los Estados

Unidos; y el número cada vez mayor de exoneraciones por ADN proviene de nuevo a las

pruebas forenses defectuoso o engañosa documentado por grupos tales como el Proyecto

Inocencia (ver http: // www.innocenceproject.org; véase también Garrett, 2008 y Garrett y

Neufeld, 2009).

2 Numerosos escándalos específicos de laboratorio del crimen se aducen lo largo de esta tesis, según sea necesario.

3
científicos y sus empleadores aplicación de la ley. También reconoció la falta de investigación

empírica sobre la naturaleza y causa de fraude y error forense.

3. La publicación de Error prevenible: Un Informe sobre la mala conducta de la Fiscalía

California 1997-2009 por el Proyecto norte de California Innocence (Ridolphi y Possley, 2010). Este

estudio de la señal del sistema de justicia criminal más grande en los Estados Unidos (California)

encontró mala conducta fiscal más común de lo que se pensaba anteriormente, incluida la

relacionada con la supresión o desvirtuar las pruebas físicas. También se encontró que cuando se

produce la conducta dañina (p.3) “los facultado para hacer frente a los tribunales estatales y federales

problema-California, los fiscales y el Bar-repetidamente Estado de California no toman medidas

significativas. Tribunales no informan de mala conducta del fiscal (a pesar de tener la obligación legal

de hacerlo), los fiscales niegan que haya ocurrido, y el Estado de California Bar casi nunca se

disciplina a ella.”Esto está claramente relacionada con, y no es sorprendente similar a,

Estas experiencias y hechos, expandido en innumerables encuentros profesionales con los examinadores fraudulentas como

parte del trabajo de casos regulares, han proporcionado una fuente duradera de la motivación para el esfuerzo de la

investigación actual.

Las definiciones de los términos clave

Para contextualizar esta tesis, y facilitar la continuidad entre este y cualquier futuro o proyectos relacionados, es necesario

para poner en funcionamiento al menos los siguientes términos clave de antelación: mala conducta científica, forense /

examinador médico forense, el fraude forense,

y perjurio. Otros términos pertinentes se definirán según sea necesario.

La mala conducta científica

4
De acuerdo con las directrices aprobadas por la Oficina de Investigación Integridad Estados Unidos,

mala conducta científica se define por actos que incluyen la fabricación de datos, la falsificación de los

resultados, y el plagio. Sin embargo, también se ha argumentado que incluya autoría fantasma y la falsificación

de credenciales (Krimsky, 2007). Mientras que la ilicitud de la falsificación de credenciales científicas y

fabricando los datos son bastante sencillo, la práctica de larga data de la autoría fantasma en la comunidad

científica requiere alguna explicación. Como se explica en Krimsky (2007; pp.450): “Ghost autoría se produce

cuando la persona cuyo nombre aparece en la publicación no estuvo involucrado, ya sea en hacer la

investigación, la elaboración de las ideas detrás del artículo, o por escrito el artículo. Alternativamente, puede

ocurrir cuando un individuo que ha hecho contribuciones sustanciales al manuscrito no es nombrado como un

autor o cuyas contribuciones no son citados en los reconocimientos.”Esta práctica también se conoce por

algunos como‘la autoría de regalo’(Jones, 2003 ; p.245). Esencialmente,

Los examinadores forenses

Los términos examinador forense y médico forense en general, se referirá a cualquier profesional que analiza e

interpreta los hechos, pruebas o datos con la expectativa de testimonio en la corte. Como se explica en Turvey

(2011; p.xxii):

Los investigadores criminales tienen la tarea de servir al sistema de justicia penal mediante el establecimiento de los hechos objetivos y

las pruebas de un caso dado. examinadores forenses tienen la tarea de analizar las pruebas e interpretar los hechos de manera objetiva.

examinadores forenses se definen por el hecho de que ellos anticipan testimonio en la corte. Como se explica en

Thornton y Peterson (2007; p3):

La característica única que distingue a los científicos forenses de cualquier otro científico es la cierta expectativa de que van a aparecer

en la corte y testificar a sus resultados y ofrecer una opinión en cuanto a la importancia de estos hallazgos. El científico forense dará

testimonio no sólo a lo que son las cosas, sino a lo que significan cosas.

5
Este establece que un científico forense no se limita a probar o examinar la evidencia y luego registrar los resultados;

que están destinados a explorar, entender y explicar su significado a un abogado, juez o jurado. La calidad de la

definición de un examinador forense es la posibilidad de que serán llamados a presentar sus resultados, bajo pena de

perjurio, en un tribunal de justicia. Posteriormente, se les pedirá a explicarle a la corte lo que significan esos hallazgos y

cómo llegaron a ellos. Esto puede ser tan sencillo como registrar información sobre las identificaciones de drogas, pesos

y cantidades en efectivo; o puede ser tan complejo como la reconstrucción de la escena del crimen y determinar la

causa y forma de muerte.

por lo tanto, los examinadores forenses se encuentran en un amplio espectro de profesiones. Esto incluiría criminalistas y otros

científicos forenses, tales como patólogos forenses, toxicólogos forenses, arma de fuego y examinadores de la herramienta,

odontólogos forenses, el crimen reconstructores, perfiladores criminales, criminólogos forenses, psicólogos forenses e incluso

victimólogos forenses. También incluiría una serie de agentes de la ley procesamiento de evidencia o testimonio como expertos

en una variedad de áreas especializadas, tales como la cultura de bandas, asalto sexual, perfiles de distribuidores de drogas,

perfiles de laboratorio de drogas, y el análisis de casos de vinculación. El alcance de la presente investigación es limitada, sin

embargo, a los examinadores forenses que trabajan directamente con evidencia física.

Fraude forense

fraude forense se produce cuando los examinadores forenses proporcionan testimonio jurado, opiniones o documentos (por

ejemplo, informes y hojas de vida profesional) con destino a la corte que contiene conclusiones engañosas, opiniones o

conclusiones, que ofrece deliberadamente con el fin de asegurar una ganancia injusta o ilegal. Como se define en la presente

investigación, fraude forense es necesariamente la que se ha comprometido por un examinador forense. Es distinto de los

actos engañosas que pueden ser cometidos por otros, como testigos de datos, agentes de patrulla, abogados y jueces.

6
fraude forense, aunque sin duda una forma de mala conducta científica, no implica necesariamente perjurio. El perjurio es

acusada de un delito. Es el acto de mentir o hacer declaraciones falsas verificable sobre un asunto material bajo juramento o

afirmación en un tribunal de justicia o en cualquier declaración jurada por escrito (Negro, 1990). Una violación de las leyes

penales específicas, no es suficiente para que una declaración es falsa para alcanzar el umbral de perjurio; que debe ser una

declaración intencionalmente falsa sobre un hecho de un material hecho relevante para el caso que nos ocupa. Como se explica

en Turvey (2008, p 734.):

El acto de mentir o hacer declaraciones falsas verificable sobre un asunto material bajo juramento o afirmación en un tribunal de justicia o en

cualquier declaración jurada por escrito. Un acto criminal, no es suficiente que la declaración es falsa para ser considerado perjurio; que

debe ser con respecto a un hecho material

- un hecho que es relevante para la situación. En consecuencia, no todas las mentiras bajo juramento se consideran perjurio.

Por ejemplo, en el Título 18 del Código de Leyes de EE.UU., §1621 “El perjurio general” establece que el perjurio implica una

persona “habiendo tomado un juramento ante un tribunal competente, funcionario o persona, en cualquier caso en que una ley

de los Estados Unidos autoriza un juramento para ser administrado, que va a declarar, declararse, deponer, o certificar verdad, o

que cualquier testimonio escrito, declaración, deposición, o certificado por él suscrito, es cierto, voluntariamente y contraria a

tales estados de juramento o suscriba cualquier cuestión material que no cree que es verdad “.

Tal como está, no todos intencionadamente falsas declaraciones hechas bajo juramento por un médico forense se

consideran perjurio - ni son todos los examinadores forenses que dan falso testimonio bajo juramento acusado de un

delito. La decisión de llevar este tipo de cargos se hace según el criterio de la Fiscalía del Distrito en la jurisdicción donde

ocurrió el falso testimonio.

Joseph Serowik, Criminalista

Laboratorio del Departamento de Policía de Cleveland

7
En 1988, Michael Green fue condenado por violación, sin embargo fue exonerado más tarde por las pruebas de ADN y

lanzado en 2001. Como se informó en Gillispie (2004; p.A1):

Edward Blake, un pionero en el uso de ADN para las investigaciones criminales que fue contratado por los abogados de Green, llegó a la

conclusión de que Serowik "fabricado intencionalmente pruebas falsas en contra de Green, declaró en el juicio del Sr. verde con una total

indiferencia hacia la verdad, y cometió fraude científico. "

Blake escribió que Serowik volvió una toallita en pruebas de cargo en contra de Green haciendo suposiciones que no tenían ninguna

base científica. Serowik dijo al jurado que el hombre que usa la toallita para limpiar a sí mismo después de haber violado a un paciente

de cáncer en mayo de 1988 la Cleveland Clinic Hotel tenía el mismo tipo de sangre que Green. Serowik también testificó que el semen

en la toallita podría haber sido dejado por sólo el 16 por ciento de la población masculina. Sin sus suposiciones erróneas, Blake

escribió, Serowik debería haber concluido que ningún hombre podría haber sido excluido como posible fuente del semen en la toallita,

haciéndolo sin sentido en el procesamiento verde.

Serowik también testificó que un cabello encontrado en la toallita comparte similitudes con el pelo tomado de la cabeza de verde, y llegó a decir

que la probabilidad de que procedían de dos personas diferentes era aproximadamente 1 de cada 40.000. Pero otro experto contratado por los

abogados de Green dijo Serowik no debería haber hecho esa afirmación porque los análisis del pelo no son lo suficientemente precisas para el

cálculo de probabilidades.

Además, Serowik admitió que no tenía ni idea de qué parte del cuerpo del pelo viene, haciendo comparaciones científicamente

incorrecto. La determinación de la parte del cuerpo un pelo viene de no sólo es esencial, es fácil de hacer, escribió Max M. Houck,

director de la Iniciativa de la ciencia forense y profesor de la Universidad de Virginia Occidental. Con el entrenamiento adecuado,

escribió, es casi tan difícil como distinguir un Volkswagen a partir de un Cadillac. El hecho de que Serowik al parecer no podía hacerlo,

junto con su mal uso y la tergiversación de las estadísticas, llevó Houck a la conclusión de que "José Serowik demuestra una falta

fundamental de conocimiento acerca de la realización de exámenes forenses para el cabello.”

"Señor. Serowik se le permitió llevar a cabo exámenes para el cabello sin educación adecuada, capacitación, supervisión, o protocolos,

"escribió Houck." Se llevó a cabo estos exámenes en numerosos casos, hecho repetidamente los mismos errores, y no buscó ningún tipo

de formación por expertos cualificados en los exámenes de pelo forenses ".

Houck y Blake señalaron que Serowik fue supervisado por alguien que sabía mucho menos sobre las disciplinas científicas que se

ocupan de lo que hizo. Y sin embargo era [Víctor] Kovacic, el supervisor del laboratorio, que supervisó y firmó el análisis del cabello en

el caso verde. Un oficial de policía retirado que ha dirigido el laboratorio de criminalística de Cleveland desde 1985, Kovacic reconoció

en febrero que no tenía

8
experiencia tanto en el análisis del cabello o la serología (el estudio de los fluidos corporales) y que sus técnicos podría haber

tomado una hallazgos y él no habría sabido la diferencia. Fue una "desviación grave de las prácticas aceptadas" para tener una

experiencia serólogo supervisado por alguien sin experiencia o formación en el campo, Blake escribió en su informe.

En última instancia, el señor Green demandó a la ciudad de Cleveland y ganó un acuerdo que incluía

1,6 millones de dólares y una auditoría forense obligatoria del trabajo de casos de ambos, el Sr. Serowik y el

Laboratorio de Crimen de la Policía de Cleveland (una muestra aleatoria); Esto resultó en la revisión de

aproximadamente 100 casos ( Green v. Ciudad de Cleveland, et al, 2004). Durante su declaración jurada por esa

acción, el Sr. Serowik de acuerdo en que sus suposiciones acerca de la evidencia en el caso verde, y su posterior

testimonio de expertos, eran “inapropiados” (Gillispie, 2004). A pesar de reconocer su falso testimonio, el Sr. Serowik

no fue acusado de perjurio.

Inicialmente, el Laboratorio de Crimen de la Policía de Cleveland retuvo el Sr. Serowik como empleado, pero lo retiró

del trabajo de casos forenses. Sin embargo, más tarde en 2004, fue puesto en licencia y en última instancia termina

(Milicia, 2007). El Sr. Serowik no fue acusado de ningún delito relacionado con su falso testimonio.

Como resultado de la auditoría obligatoria de trabajo de casos y el testimonio del Sr. Serowik, otras dos

condenas fueron interrogados por el Proyecto Inocencia, que informó de que (Salzberg, 2007):

Nuevas pruebas de ADN muestran que las convicciones dos de los hombres por un asesinato 1997 se basaron en el testimonio fraudulento de

una ciudad del analista forense Cleveland - cuyo testimonio falso también condenados por error a otro hombre que fue exonerado en 2001 y dio

lugar a una auditoría de los casos, por un 16 años período en el que reveló graves problemas en al menos una media docena de condenas -

Proyecto Inocencia dijo hoy. En documentos legales presentados hoy, el proyecto de la inocencia y el Proyecto Inocencia de Ohio pidió a los

tribunales estatales desalojar las convicciones de Thomas Siller y Walter Zimmer.

En 2009, a causa de la declaración del señor Serowik, la condena del señor Siller fue desocupado y se le

ordenó recibir un nuevo juicio (Puente, 2009).

9
Este caso de fraude implicado por una aplicación de la ley forense empleado en relación con las pruebas y los expertos

credenciales físicas. Según el expediente, el Sr. Serowik dio testimonio intencionalmente falsa y engañosa sobre sus

hallazgos, lo que quería decir, el estado actual de la literatura, la ciencia forense y su experiencia. Como tal, sus actos de

fraude después de haber sido descubiertos durante los parámetros establecidos para este estudio (2000-2010), los datos

del Sr. Serowik se incluyen en el conjunto de datos final. Véase el Capítulo 8: datos, parámetros y frecuencia Resultados

para detalles con respecto a los criterios de inclusión específicos y los datos recogidos.

Razón fundamental

fraude forense existe como un tema delicado ya menudo prohibida en la comunidad de la ciencia forense. La frecuencia y

las condiciones de su aparición no se han estudiado en un grado significativo, y los incidentes se oculta regularidad del

escrutinio público para mantener la reputación de las agencias de policía y los laboratorios de delitos que han sufrido su

mancha. Como se discutirá, esto es, al menos en parte, un reflejo de la realidad de que aquellos que tienen conocimiento

directo de fraude forenses tienen un interés creado en mantener estos casos se convierta en conocimiento público.

Conserva la imagen de la organización o el laboratorio, y por extensión a los suyos, a la preocupación por la credibilidad

presente testimonial y perspectivas futuras de empleo.

Además, los médicos forenses son, por definición, involucrado en trabajo de casos sensibles. En función de sus contratos de

trabajo, que pueden operar bajo acuerdos de confidencialidad o cláusulas de confidencialidad que ellos creen que se oponen

a la comunicación de ningún tipo sobre el trabajo de casos activos - en especial la que se refleja negativamente en su

empleador. El miedo a perder los ingresos relacionados con el empleo, y cualquier perspectivas futuras de empleo, es

generalmente suficiente para muchos que no pueda causar una violación, incluso en el interés público.

10
La mayoría de los científicos forenses son empleados directamente por las agencias de policía o por los laboratorios forenses asociados

con la aplicación de la ley y el enjuiciamiento (Peterson y Hickman, 2005). En consecuencia, la discusión abierta y estudio de fraude

forense ha sido considerado un “tercer carril” en la comunidad forense (Cooley y Turvey, 2011). Una breve explicación es necesaria: la

tercera banda es el método de proporcionar potencia eléctrica a un ferrocarril, tal como un sistema de transporte masivo, por medio de

un conductor expuesto. Cualquier persona que toca el tercer carril se murió en el acto por un aumento de la electricidad. Lo mismo

sucede con la cuestión del fraude. Tal discusión pasa necesariamente por la revisión crítica de las acciones y motivos de la policía, los

fiscales y sus agentes científicos. Estas no son las comunidades profesionales que generalmente son receptivos a la crítica o revisión, y

son frecuentemente hostil a los esfuerzos externos o independientes que implican ya sea (Alcaparras, 2008; Chin y Wells, 1998;

Cooper, 2009; Dorfman, 1999; Mollen, 1994; y Shockley-Eckles, 2011). En consecuencia, cualquier médico forense que plantea estas

cuestiones relacionadas o corre el riesgo de tocar el tercer carril de estar en el objeto de la hostilidad y la burla dentro de la comunidad

laboratorio de aplicación de la ley y el gobierno. Esto significa poner en riesgo no sólo el empleo, sino también a los amigos, colegas, y

la identidad profesional cualquier médico forense que plantea estas cuestiones relacionadas o corre el riesgo de tocar el tercer carril de

estar en el objeto de la hostilidad y la burla dentro de la comunidad laboratorio de aplicación de la ley y el gobierno. Esto significa poner

en riesgo no sólo el empleo, sino también a los amigos, colegas, y la identidad profesional cualquier médico forense que plantea estas

cuestiones relacionadas o corre el riesgo de tocar el tercer carril de estar en el objeto de la hostilidad y la burla dentro de la comunidad

laboratorio de aplicación de la ley y el gobierno. Esto significa poner en riesgo no sólo el empleo, sino también a los amigos, colegas, y la identidad profesional 3.

Este silencio cultural compartida respecto a la existencia y persistencia del fraude forense se ha traducido en una

ausencia de datos claros o emergentes para permitir el estudio científico en curso del fenómeno. El problema que

enfrentan en la comunidad de la ciencia forense, y entendido por muchos en el sistema de justicia criminal, se describe

en Castelle (1999):

abogados de defensa criminal con experiencia desde hace mucho tiempo se dieron cuenta de que el perjurio policía persigue a los juzgados en todo

el país. De manera similar, los abogados con experiencia significativa con la ciencia forense están empezando a darse cuenta de que la ciencia

forense fraudulenta puede ser igualmente endémica y, con resultados trágicos, pueden penetrar en el sistema de justicia penal en todos los estados.

. .. con una regularidad deprimente, los científicos forenses respetados concederán su propio conocimiento de las instancias de

"seco labbing" - falsificación de datos por ex colegas y empleados que tienen

3 El se tratará más adelante en el capítulo 7 - Fraude Forense: Una revisión de la literatura.

11
encontrado en sus propias carreras. Debido a que es seguro asumir que la mayor parte del fraude en la ciencia forense que se

produce no se detecta, la cantidad de fraude que ha sido revelado osos implicaciones inquietantes para cualquier estimación de la

cantidad de fraudes que pasa sin previo aviso.

fraude forense, en la configuración actual, sigue siendo un misterio empírica sin explorar, sin desarrollar y sin

resolver.

La evidencia anecdótica es ampliamente disponible, sin embargo. defraudadores individuales, como criminalistas Fred Zain

de Virginia Occidental y Joyce Gilchrist de Oklahoma, incluso han alcanzado un nivel de infamia. Sin embargo, un

panorama más amplio de fraude forense es deficiente, como se explica en Cooley (2006), donde analizó la crisis actual

laboratorio del crimen (P.513):

El estado actual de los laboratorios forenses de Estados Unidos, y su falta regular de personal calificado, ha obligado a Barry Scheck (2004, p. 4), el

abogado defensor, experto en ADN, y cofundador de El proyecto de la inocencia, para concluir, “Todo el mundo debe saber nuestros laboratorios del

crimen están en una crisis, recuperándose de una epidemia de escándalos que reflejan décadas de trabajo de mala calidad, por lo general a partir de

los malos actores que producen resultados incompetentes o fraudulentas, pero a veces a partir de metodologías que han sido expuestos como poco

fiable.”

Aunque algunos pueden argumentar que los comentarios de Scheck deben ser vistos a través de una lente de cautela, dado su lealtad a la

barra de defensa criminal, hay que reconocer que su posición queda reforzada por numerosos médicos y forenses administradores de alto

rango. Por ejemplo, Milton E. Nix, director de la Oficina del laboratorio de criminalística de Investigación de Georgia, admitió al Congreso,

“Usted puede encontrar esto una declaración inusual, pero estoy totalmente de acuerdo con la Asociación Nacional de Abogados de Defensa

cuando se trata de calidad y exactitud de los exámenes de laboratorio y análisis del crimen”(‘modernización laboratorio Criminal’, 2001). Del

mismo modo, Barry Fisher, director del laboratorio del crimen del condado de Los Ángeles, hizo el siguiente comentario con respecto a la falta

de supervisión laboratorio criminal (como se cita en Graham, 2001, p. 10): “No creo que nadie puede decir lo que realmente está pasando [en

los laboratorios del crimen de la nación]. . . . La verdad es que no sabemos “.

El sistema de justicia penal necesita un sentido de trabajo de lo que está pasando con respecto al alcance y la frecuencia de

fraude forense en los tribunales, agencias de policía y los laboratorios forenses financiados por el gobierno. Hasta que esto se

ha logrado, no es posible anticipar y corregir las circunstancias que permiten que el fraude se produzca, deje el fraude por sí

solas resolver directamente cuando se revela eficaz. Ese es el propósito de esta tesis: para definir el fraude forense; a

12
identificar su presencia en el sistema de justicia; para contribuir a que el sentido de su naturaleza y origen; y en última instancia

para ayudar a informar la legislación relacionada y política de la agencia. En el proceso, se espera que también contribuirá a las

políticas y procedimientos de desarrollo necesarias para mantener la integridad del sistema de justicia criminal.

Es importante señalar que, en el entorno actual de la ciencia forense, la investigación empírica sobre el tema del fraude

forense es necesario si sólo por su ausencia absoluta (Edwards y Gotsonis, 2009). Sin embargo, también es evidente

que la gran mayoría de los científicos forenses, siendo empleado o alineado con la acusación, no se sienten libres para

llevarla a cabo ellos mismos (Inman y Rudin, 2006). Se debe caer a los que son por lo general no afiliado, como el

presente investigador, para evitar consecuencias políticas o sanción institucional. Es con un profundo conocimiento de

tales realidades que esta investigación se ha llevado a cabo.

Alcance y originalidad

Una serie de artículos de revisión de abogados y los libros de texto se ha publicado que tocan de manera anecdótica, o

ideográficamente, sobre la cuestión del fraude cometido por los examinadores forenses (véase en general Castelle,

1999; Cooley, 2004; Cooley, 2007; Cooley y Oberfield, 2006; Connors et al, 1996; Giannelli, 1997; Giannelli, 2001;

Giannelli, 2002; Imwinkelried, 2003; Kelly y Wearne, 1998; Koehler, 1993; Midkiff, 2004; Pyrek, 2007; Raeder, 2007;

Saks, 2003, Saks y otros, 2007; Samuel, 1994; Scheck y otros, 2000; Starrs, 1993 y 2004; Turvey, 2003 y 2011; y

Wilson, 1992). Todas estas obras de referencia al problema del fraude forense mientras que sólo rozar su superficie,

para mostrar que puede suceder y sucede sin ningún sentido de la frecuencia, consecuencias, o la respuesta de la

comunidad. Además, estas obras se originan casi en su totalidad de la comunidad jurídica, salvo Pyrek (2007), un

periodista; y Starr (2003 y 2004), Midkiff (2004), Turvey (2011) y Wilson (1992)

- todos los médicos forenses. Por otra parte, ninguna de estas obras representan la investigación formal sobre el fraude forense per

se; sino que existen como notas técnicas, entrevistas recogidas, o discusiones con respecto a los estudios de casos seleccionados.

13
No ha sido sólo un estudio previo específico para casos de fraude forense. Esta fue una revisión descriptiva de

datos limitados de 42 casos con una tipología de motivación propuesto por la presente investigador (Turvey, 2003).

En este estudio, el alcance era altamente inclusivo, los datos se limita, la discusión fue superficial, y los resultados

fueron mucho carácter preliminar.

La tesis actual, por lo tanto, no sólo es original, pero se ha llevado a cabo desde una perspectiva única - la de un

científico forense actualmente practicando y testificar. Será, y por primera vez, proporcionar examen significativo de

la naturaleza y la amplitud del fraude forense. Esto se logra mediante el examen de los casos existentes en el

dominio público a tal profundidad, y de una manera tal, como nunca antes.

Como ya se ha mencionado, la naturaleza y el alcance del fraude forenses han sido esencialmente no examinada por la

comunidad de la ciencia forense, y por lo tanto se desconoce en un sentido empírico formal. Esta investigación trata de llenar

ese vacío existente en la literatura. Sin ella, esta el desarrollo e implementación de estrategias para prevenir este tipo de

fraudes, y hacer realidad la reforma forense, estarán bajo-informada e incluso puede ser equivocada.

El valor de esta investigación debería ser evidente: para definir la naturaleza del problema del fraude forense en la

comunidad forense; para ayudar a entender los contextos sociales y motivaciones personales que facilitan el fraude forense;

para ayudar a desarrollar estrategias informadas para mitigar el fraude forense; y para mantener el sistema de justicia

criminal honesto con respecto a los tipos de reformas necesarias para identificar y prevenir el fraude forense. También

contribuirá a, y estar basada en las teorías criminológicas asociados a emplear el fraude y la criminalidad en general.

Declaraciones de tesis

14
Actualmente, la opinión imperante en la comunidad de la ciencia forense en relación con el fraude forense es que es sólo un

problema menor, rara vez ocurre - similar a unas cuantas manzanas podridas que estropean el barril. Como se explica en

Thompson (2009; p.1028): “El discurso público sobre este tema ha interpretado de ciencia forense líos como el producto de

la insuficiencia intelectual y moral individual. De acuerdo con la cuenta estándar, el problema se limita a unas pocas

'manzanas podridas', y la solución se desprende de un análisis por las manzanas podridas deben ser identificados y, o bien

re-entrenado o reemplazado.”Puntos de vista similares se expresan en Edwards y Gotsonis (2009) y Pyrek (2007), donde el

fraude de plano por los médicos forenses se presenta como un evento “raro”, generalmente contenida en un solo individuo

que ha perdido su brújula profesional. En contraste, las hipótesis principales de este investigador son los siguientes:

1. fraude forense tiende a ser el resultado de causas culturales, patológicos y sistémicos en lugar de los motivos

estrechas de un solo individuo, ya que se permite que las circunstancias que lo rodean para desarrollar y

persistir por aquellos en el entorno forense inmediata.

2. A pesar de defensa (por ejemplo) los médicos forenses privados se caracterizan habitualmente como sesgada o

mercenarios, los que trabajan en nombre del estado (la policía y la fiscalía) son responsables de una cantidad

sustancial, si no la mayoría, de los casos conocidos de fraude forense .

La investigación actual y posterior disertación tratará de apoyar, ampliar o refutar estas declaraciones, así

como explorar los orígenes de fraude forense.

Descripción enfoque

Esta disertación sistémicamente esbozar las principales formas de fraude relacionados con los empleados se encuentran

en aplicación de la ley y de las culturas científicas. Como parte de estos capítulos iniciales, se excluyen de los datos

actuales bajo examen se discutirá, y general

15
se tendrán en cuenta las teorías de fraude de los empleados. En capítulos posteriores se ocuparse específicamente de los

tipos de fraude que existen en las ciencias forenses, para incluir una revisión de la literatura específica a este fenómeno.

causas y orígenes de fraude forense teóricos también se tendrán en cuenta, a través de las lentes de criminológicos

relacionados de rutina Actividades teoría, diferencial teoría de la asociación, y la tensión de rol. Una vez que el marco teórico

se ha fijado en su lugar, se explicarán los métodos de recogida de datos y los resultados para el presente estudio, y

entonces la investigación hallazgos y se considera conclusiones. Esta tesis concluirá con las discusiones sobre las

estrategias propuestas para permitir la prevención y gestión de fraude forense, según lo sugerido por un análisis estadístico

de los datos actuales.

dieciséis
Capitulo 2

Fraude ocupacional

"Cara Falso debe ocultar lo que el corazón falso sino que sabe"

Macbeth: Acto 1, Escena 7, Shakespeare

En el primer capítulo, hemos esbozado un enfoque para el fraude forense como sub-tipo de empleado (también conocido

como ocupacional) fraude. El propósito de este capítulo es proporcionar una discusión y revisión de la bibliografía básica

relacionada con el fenómeno del fraude ocupacional y suministrar una comprensión de cómo criminólogos y la comunidad

jurídica han abordado el tema en general. Esto es distinto del tratamiento de fraude por parte de las comunidades de

aplicación de la ley o científica, que será examinado en los capítulos siguientes.

Como se explica en Diccionario ley de negro ( Negro, 1990) fraude es una distorsión intencional de hechos y la verdad

con el propósito de inducir a otro a renunciar a algo de valor que poseen, o renunciar a un derecho legal que de otro

modo podrían retener. Se define adicionalmente como (p.660): “Un falso presentación de una cuestión de hecho, si

por palabras o por conducta, por acusaciones falsas o engañosas, o del ocultamiento de lo que debería haber sido

divulgada, que engaña y se pretende para engañar a otra ...”Más aún, se describe como“Cualquier cosa calculada

para engañar, ya sea por un solo acto o su combinación, o por supresión de la verdad, o sugerencia de lo que es

falso, ya sea por la falsedad directa o indirecta, por el discurso o el silencio, boca a boca, o buscar o gesto.”este

conjunto exhaustivo de definiciones, en general consistentes con la literatura criminológica revisado por este

investigador (por ejemplo, Albrecht y Albrecht, 2003; Albrecht, Albrecht, Albrecht, y Zimbelman, 2011; Bolton y Hand,

2002; Brytting, Minogue, y Morino, 2011; y Kranacher, Riley, y Wells, 2010), deja poca luz del día para el prevaricador

intencional. Fraude Es, en definitiva, cualquier acto u omisión de acto purposed a ganancia a través de una declaración

falsa, la distorsión, o la ocultación de los hechos.

17
En este capítulo se discutirá la literatura criminológica asociado con el fraude ocupacional y comenzar el proceso de

relacionarlo con el esfuerzo de investigación actual. En primer lugar, el fraude se considerará como una violación estatutaria.

En segundo lugar, los actos de fraude se diferencian de los actos de negligencia. En tercer lugar, el fraude ocupacional será

definido y discutido. En cuarto lugar, el triángulo del fraude será presentado y evaluado. Por último, se discutirán los rasgos

pertinentes de los autores del fraude ocupacional, basado en la investigación empírica más reciente disponible. Cada sección

proporciona una comprensión para la próxima, dictando el orden de presentación. se aducen como sea necesario ejemplos

de casos demostrativos asociados con el sistema de justicia, la participación de los ambos incluidos y excluidos del estudio

actual.

Fraude como Violación Estatutaria

Por sí mismo, el fraude es el término general en lugar de una específica, con diferentes implicaciones dependiendo del

contexto (Albrecht y Albrecht, 2003; Ostas, 2007). Por lo tanto, el uso del término “fraude” para describir a una persona o

una acción puede implicar que las leyes penales e incluso civiles han sido violados. Sin embargo, esto no siempre va a

ser el caso.

Históricamente, los estatutos han sido inconsistentes, no proporcionar una cobertura universal de los muchos tipos de

fraude que pueden ocurrir (Branham y Kutash, 1949; Newsome, 1995). Por otra parte, no todas violación estatutaria que

se produce resultará en pruebas suficientes para satisfacer las cargas legales específicas de la jurisdicción donde ocurrió

(Albrecht y Albrecht, 2003). Cada jurisdicción legal en los Estados Unidos y en todo el mundo, tiene su propio

interpretaciones peculiares en relación con el fraude como un concepto legal con múltiples estatutos correspondientes en

los libros (Albrecht, Albrecht, Albrecht, y Zimbelman,

2011). Dentro de estas jurisdicciones, el concepto general de fraude es el mismo pero con cobertura variable,

como se explica en Brown y Hepler (2005; pp.264-265):

Los elementos de fraude [requieren] una tergiversación intencional de hechos materiales; la dependencia por parte del receptor; causalidad y

daños. Muchos de estos elementos se omiten en los estatutos de fraude al consumidor. Mientras que la mayoría de los estatutos requieren algún

aspecto de la voluntariedad, algunos no lo hacen.

18
Brown y Hepler (2005) proporcionan un ejemplo de esta disparidad legal en los Estados Unidos, citando el uso selectivo de los

uniformes de prácticas comerciales engañosas y las prácticas de venta del consumidor medio Hechos por los diferentes estados

en el desarrollo de las leyes de protección de fraude al consumidor (pp.266-267 ):

Aproximadamente treinta estados han adoptado una legislación en base al menos en parte, en los uniformes de prácticas comerciales engañosas

o uniforme de consumo prácticas de venta Hechos. Estos actos se caracterizan por una lista de prácticas prohibidas. Colorado, por ejemplo, las

listas de cuarenta y tres categorías de actividades prohibidas ... Mississippi, por el contrario, se enumeran sólo once categorías de actividades

prohibidas.

En otras palabras, se puede cometer el mismo acto fraudulento en dos jurisdicciones legales diferentes (por ejemplo, estados

o países), pero que acto fraudulento puedan violar las leyes penales y / o civiles en sólo uno de ellos. Dado el gran número de

leyes penales y civiles relacionados con el fraude que están en vigor, y la cobertura incoherente proporcionada por las distintas

jurisdicciones legales estos estatutos, no existe una definición jurídica única de fraude puede existir que cubre todas las

posibilidades (Kapardis y Krambia-Kapardis, 2004) . Por consiguiente, fraude se ve mejor como un constructo delito con

posibles repercusiones legales que varían dependiendo de dónde y cómo se ha comprometido.

A pesar de la falta de homogeneidad en las leyes de fraude criminal en los Estados Unidos, los delitos relacionados con el fraude son

una parte necesaria de los datos de criminalidad de informes por los organismos policiales de Estados Unidos para el programa

Uniform Crime Report (UCR) a cargo de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, 2004 ). El FBI ofrece una breve discusión que

tanto define el fraude criminal y proporciona ejemplos para la presentación de las agencias (p.140-141):

La perversión intencional de la verdad con el propósito de inducir a otra persona u otra entidad de seguridad sobre ella

desprenderse de algo de valor oa renunciar a un derecho legal. la conversión fraudulenta y la obtención de dinero o bienes por

falsos pretextos.

El fraude implica ya sea el delincuente recibir un beneficio o la víctima incurrir en un detrimento. El beneficio o

perjuicio podrían ser “tangible” o “intangible.” Los intangibles son los que nada

19
no puede ser percibida por el sentido del tacto. Pueden ser beneficiosas, por ejemplo, un derecho o privilegio, una promoción, una mayor

reputación; o un detrimento, por ejemplo, la pérdida de reputación, sentimientos heridos.

Los ejemplos de los casos de fraude comunes son donde algo de valor, como un reproductor de DVD o un automóvil, se alquila por un

período de tiempo, pero no se devuelve. Este delito, la conversión de mercancías legalmente poseída por depositarios, se clasifica como el

fraude y el robo no. En tales casos, los delincuentes originalmente tenían la posesión legal de la propiedad (la propiedad fue alquilada o bien,

prestado, o la persona que era de alguna manera que se confíe su posesión) y por medio de engaño (que prometió devolverlo) mantienen la

propiedad.

Las agencias deben incluir en esta clasificación:

Cheques sin fondos, con excepción de las falsificaciones y la falsificación de juegos

pretextos / estafa / confianza falsos Dar una estación de servicio de servicio completo

sin pagar auxiliar de la tarjeta de crédito / cajero automático Máquina Fraude

suplantación de Bienestar Fraude Fraude Wire

Los intentos de cometer cualquiera de los anteriores

Esta estrecha definición excluye a muchas otras formas de fraude criminal, como el fraude fiscal, el fraude

hipotecario, fraude de Medicaid / Medicare, y malversación 4.

UCR programa del FBI divide esfuerzos de recopilación de datos sobre la delincuencia aplicación de la ley en los esquemas

de la Parte 1 y Parte 2 ofensa. “Parte 1” delitos son los crímenes violentos más graves, e incluyen homicidio criminal, violación,

robo, asalto agravado, robo, larcenytheft, robo de vehículo de motor, y el incendio (FBI, 2004). El Programa de la UCR requiere

recoger “datos sobre todos los delitos de la Parte I que hayan llegado al conocimiento del orden público o no implican

detenciones” (FBI., 2004, p 139). El fraude se considera un delito “Parte 2” por la UCR, lo que significa que las fuerzas del

orden sólo necesitan reunir y presentar información de detención (FBI, 2004; p.139). Esto excluye necesariamente los casos

que involucran quejas sin posterior detención de presentación de informes. En consecuencia, los datos de fraude recogidos

por el FBI es

4 Malversación de fondos tiene su propia lista separada UCR.

20
limitado a demandas penales donde se ha producido un arresto; no abarca todos los casos notificados de

fraude.

De acuerdo con los datos más recientes de aplicación de leyes publicadas por el programa UCR del FBI, el número total de

detenciones estimados para el fraude en los Estados Unidos ha disminuido de manera constante cada año desde 2005, de

321.521 a 187.887 en 2010 (FBI, 2006; FBI, 2007; FBI, 2008; FBI, 2009a; FBI, 2010; y el FBI, 2011). Sin embargo, los datos UCR

sufre de algún importante construido en limitaciones. En primer lugar, y como ya se ha mencionado, los datos no incluye todos los

casos reportados de fraude, sólo los crímenes de la estrecho alcance definido que resultó en una detención. Además, el número

de agencias de la ley de informes de datos de criminalidad al programa UCR cambia de año en año, como informar a la UCR no

es obligatorio. Esto, en combinación con las leyes de fraude inconsistentes a través de las jurisdicciones legales diferentes, hace

que cualquier estadística posteriores del crimen UCR sólo una estimación aproximada. En otras palabras, lo que se informa a la

UCR es un porcentaje desconocido de casos reales. Esto hace comparaciones cruzadas de los datos recogidos por la UCR

inapropiada de un punto de vista empírico, ya sea una ciudad a otra o de un año a otro (FBI, 2009b), ya que se espera que el

cambio basado en el número de agencias de informes; diferentes interpretaciones y representaciones de los estatutos locales; y

cualquier modificación realizada al personal ya los presupuestos que puedan afectar a la capacidad de concentrarse en

determinados tipos de delitos.

A pesar de la disminución constante de detenciones totales estimados para el fraude penal por la UCR del FBI, y teniendo en cuenta

las limitaciones del programa, la mayoría de los investigadores están de acuerdo en que los delitos relacionados con el fraude es en

realidad en aumento (Wolfe y Hermanson, 2004; Albrecht, Albrecht, Albrecht, y Zimbelman 2011). Estos mismos investigadores

también están de acuerdo en que no es posible conocer la cantidad de fraude criminal está ocurriendo en realidad (como con cualquier

crimen). Esto se debe al hecho de que hay muchos tipos diferentes de fraude, la mayoría de los cuales o bien no está al descubierto o

no se informa a las autoridades cuando es (Kapardis y Krambia-Kapardis, 2004; Señor,

2010). Como se explica en Albrecht, Albrecht, Albrecht, y Zimbelman (2011; p.5):

21
Aunque la mayoría de las personas e incluso la mayoría de los investigadores creen que el fraude está aumentando en tamaño y frecuencia, es

difícil saber a ciencia cierta. En primer lugar, es imposible saber qué porcentaje de los autores de fraudes están atrapados. ¿Hay fraudes

perfectos que no son detectados, o están todos los fraudes finalmente descubrieron? Además, muchos fraudes que se detectan son manejados

en silencio por las víctimas y nunca se hacen públicos. En muchos casos de fraude de empleados, por ejemplo, las empresas simplemente se

esconden los fraudes y silenciosamente terminar o transferir sus autores y no hacen los fraudes pública. Las empresas y los individuos que han

sido defraudados son a menudo más preocupados por la vergüenza de hacer fraudes pública, y los costos de la investigación de fraude, lo que

lo son sobre la búsqueda de la justicia y castigar a los autores de fraude.

Debido a sus múltiples formas, la alta frecuencia de casos conocidos, y los altos costos relacionados (discutidos en breve), en

general se considera que el fraude penal debe ser una preocupación primordial para los investigadores, los investigadores y los

empleadores en todos los ámbitos - sin importar el porcentaje real de los defraudadores hacen públicas (Kapardis y

Krambia-Kapardis, 2004; Karcz y Papadakos, 2011; Señor, 2010; codorniz, 2010; y RTTN, 2010).

La diferenciación de fraude y negligencia

El fraude se distingue de la negligencia, la ignorancia y el error en virtud del hecho de que es intencional, que

implica un cierto nivel de cálculo (Albrecht y Albrecht, 2003).

Negligencia es: “el hecho de no utilizar el cuidado que una persona razonablemente prudente y cuidadoso utilizaría en

circunstancias similares” (Negro, 1990; pp.1032). En el ámbito profesional, que es: “una conducta que cae por debajo del

estándar establecido por la ley para la protección de otros en contra riesgo irrazonable de daño ... se caracteriza

principalmente por inadvertencia, imprudencia, falta de atención, y similares” (Negro, 1990; pp 0,1032). Por el contrario, el

fraude no es casual en la naturaleza, ni es no planificado (Albrecht, Albrecht, Albrecht, y Zimbelman, 2011; Negro, 1990; y

Lord, 2010). Aquellos que cometen el fraude saben lo que están haciendo y son deliberados en sus esfuerzos. También

son conscientes de que no es ético, ilegal, o de otra manera inapropiada. Si bien esto puede parecer un umbral

infranqueable, es relativamente sencillo para investigar y establecer si uno sabe lo que debe buscar.

22
En los términos más generales, la intención fraudulenta se establece mediante el examen de la documentación de las

decisiones y los comportamientos asociados con los sospechosos. Como se explica en Coenen (2008; página 8): “La

manipulación de documentos y pruebas suele ser indicativo de esa intención. partes inocentes normalmente no alteran

documentos y ocultar o destruir pruebas.”Otros indicadores pueden incluir obstruir una investigación de fraude al mentir u

ocultar la información pertinente, una historia conocida de comportamiento fraudulento, eludiendo salvaguardias, y siendo el

receptor directo de los beneficios de sospecha de fraude actos (Coenen, 2008).

Evan Thompson, científico forense Crime Laboratory

Patrulla Estatal de Washington

Este caso fue descubierto durante el curso de los esfuerzos de recolección de datos que se describen en el Capítulo 8:

datos, parámetros y frecuencia resultados. Se trata de un científico forense contratado por el Laboratorio de Criminalística

Washington State Patrol, una división de la Patrulla Estatal de Washington (WSP, una agencia de aplicación de la ley en

todo el estado). El jefe de este laboratorio del crimen, que emplea a personal científico no jurados, depende directamente del

Jefe de la PSA.

Los hechos de este caso, publicado ampliamente en los medios de comunicación en el momento, están documentados en

el informe oficial elaborado por el Consejo de Investigación Forense del Estado de Washington (FIC; McEachran, 2008). El

FIC era sólo una de las entidades para investigar este asunto y hacer recomendaciones (p.2):

Durante el curso ordinario de los pares y la supervisión de la obra del científico forense Evan Thompson, se descubrieron deficiencias. Debido a

las preocupaciones fue colocado en un programa de mejora de trabajo en abril de 2006. Durante este proceso de revisión de un error fue

descubierto el trabajo del Sr. Thomson en relación con el análisis de trayectoria de la bala. Debido a la preocupación expresada sobre este tipo de

trabajo por el Sr. Thompson, fue retirado del trabajo de casos trayectoria de la bala el 2 de octubre de 2006. A medida que la revisión por parte de

los supervisores de laboratorio crimen tuvo lugar, los errores técnicos y violaciónes de los procedimientos de operación de laboratorio fueron

descubiertos, y el Sr. . Thompson se eliminó de todas las responsabilidades de trabajo de casos

23
el 13 de noviembre, los expedientes de 2006. El Sr. Thompson fueron revisados ​y se descubrieron irregularidades, y luego una revisión

trabajo de casos centrado se llevó a cabo del trabajo del Sr. Thompson. Durante este proceso el señor Thompson renunció al Laboratorio de

Crimen de Estado efectivo el 6 de abril, 2007.

Con el fin de examinar a fondo el trabajo del Sr. Thompson, el Dr. Barry Logan contrajo con dos examinadores independientes de armas

de fuego, Mateo Noedel, y Dwight Van Horn. Ellos se dirigían inicialmente para examinar 13 casos de que el señor Thompson había

completado. Otro trabajo de casos también fue examinado por los dos examinadores. El Sr. Nodell informó que descubrió trabajo que fue

mal organizada y mal documentado ...

Para que quede claro, los errores que se identificaron en el trabajo del Sr. Thompson no estaban destinados demostrable

para ocultar o falsificar la evidencia. Por el contrario, los errores reflejan la falta de larga data de interés en el seguimiento de

los procedimientos de laboratorio adecuados y una falta de cuidado en general con respecto a los hallazgos documentan.

casos específicos que se incluyen la liberación de información a los fiscales sobre armas de fuego antes de análisis

supervisores podría revisar el caso y firmar en ella, y por separado el fracaso para identificar el diámetro de una bala en un

informe forense según los protocolos de laboratorio (Sullivan,

2007). Mientras que evidencia la ineptitud y la incapacidad para aprender a pesar de las reiteradas sanciones por parte

de los supervisores, que no había evidencia de manifiesto que esta conducta se pretende engañar a nadie por ninguna

ganancia particular. Al parecer, el Sr. Thompson simplemente se negó a seguir los pasos necesarios al realizar su

trabajo, era sin motivación para cambiar al ser colocado en un “programa de mejora de trabajo”, y finalmente fue retirado

trabajo de casos.

Vale la pena notar que esta actitud hacia el trabajo de casos no se distinguía el Sr. Thompson, como el laboratorio de

criminalística de PSA era conocido por descuido, la deficiencia y el fraude, incluso abierta durante los años previos a su

renuncia forzada (Curtis y Bowman, 2007; Johnson, 2008; McEachran, 2008; Seitz, 2008; Steiner, 2008; y Teichroeb,

2004). Sin embargo, sus errores fueron algunos de los descubiertos, investigados y serán publicados. Él consiguiente

optó por renunciar en lugar de enfrentar otras consecuencias administrativas o judiciales relacionados (por ejemplo,

suspensión, pérdida de credibilidad sala). Al escribir estas líneas, el Estado de Departamento de Seguridad Pública de

Arizona en la actualidad emplea el Sr.

24
Thompson como científico forense en su Laboratory Crime Regional del Norte en Flagstaff.

Este caso se refiere a un científico forense que hace el examen de pruebas y tareas afines dentro de los parámetros

plazo establecido para la presente investigación. Sin embargo, dada la ausencia de fraude demostrable, el Sr.

Thompson y los errores descubiertos en asociación con 13 de sus casos fueron excluidos necesariamente del

presente estudio. Se proporciona este caso, sin embargo, para mostrar cómo la negligencia puede ser distinguida de

fraude en un contexto forense. Los criterios específicos para su inclusión en el presente estudio se discuten en el

Capítulo 8: Resultados de datos, parámetros y frecuencia.

Fraude ocupacional

fraude laboral es un subtipo de fraude asociada con el lugar de trabajo, en referencia a una gama de mala

conducta que incluye tanto las infracciones penales y no penales (Coenen,

2008). También puede ser referido como el fraude interno, fraude de empleados, malversación, fraude y lugar de

trabajo, dependiendo de la organización o investigador (Albrecht y Albrecht, 2003; Coenen, 2008). A los efectos

de esta investigación, los descriptores fraude laboral y fraude de empleados se usarán indistintamente.

Desde 1996, la Asociación de Examinadores de Fraude Certificados (ACFE) ha publicado un informe anual Informar a las

Naciones de Fraude y Abuso Ocupacional, que proporciona un desglose de los costes, los métodos y los autores de fraude

dentro de los Estados Unidos, en comparación con otras naciones importantes de todo el mundo (RTTN, 2010). Los define

ACFE

fraude laboral como (p.6): “El uso de una ocupación para el enriquecimiento personal a través del mal uso o mal

uso de los recursos o activos de la organización que emplea” Esta definición es intencionalmente amplio,

destinado a cubrir toda la gama de faltas cometidas por los empleados en cualquier nivel dentro de una

organización. Incluye todo, desde el robo de artículos fuera del gabinete de suministro de personal laboral

25
utilizar, a la falsificación de órdenes de trabajo o de tiempo sábanas, a formas complejas de la sobrecarga, la ocultación de la

deuda, y la malversación (RTTN, 2010). En su esfuerzo continuo para estudiar este fenómeno profitmotivated, la ACFE ha

roto el fraude ocupacional en tres tipos generales: (1) apropiaciones indebidas de activos; ( 2) corrupción; y (3) (declaraciones

fraudulentas RTTN,

2010). Cada uno tiene muchos sub-tipos para tener en cuenta la variedad de fraude que se encuentra comúnmente en

asociación con el lugar de trabajo (ver Figura 2-1: ACFE Fraude Ocupacional y de abuso Sistema de Clasificación).

Las siguientes definiciones se aplican, tomada de Kranacher, Riley, y Wells (2010; p.4).

la apropiación indebida de activos son “el robo o uso indebido de los activos de una organización”, incluyendo cosas como las

ganancias de skimming, el robo de propiedad de la compañía, y el fraude de nómina. Corrupción es “el mal uso ilegal o indebido

de influencia en una transacción de negocios para procurar un beneficio personal, en contra de la obligación de un individuo a su

empleador o los derechos de otro,” incluyendo cosas como aceptar sobornos, aceptar sobornos, y participando en las relaciones

comerciales con conflictos de intereses inherentes. son declaraciones fraudulentas “La tergiversación intencional de información

financiera y no financiera a engañar a otras personas que están confiando en él para tomar decisiones económicas,” incluyendo

exagerar los beneficios, la subestimación de las deudas y gastos, o hacer falsas promesas con respecto a la seguridad y el

potencial de una inversión.

El costo estimado del fraude ocupacional a empresas de Estados Unidos, en términos de pérdida de ingresos para los empleadores

o clientes, es de aproximadamente 5-7% en promedio (Dorminey, Fleming, Kranacher y Riley, 2010; Señor, 2010). Producto Interno

Bruto (PIB) es el término utilizado para es el valor de todos los bienes y servicios que produce un país determinado. Los Estados

Unidos tienen un PIB de

14.66 billones de dólares USA (CIA, 2011), lo que se traduce en algún lugar alrededor 733,000,000,000.00 $ y $

1,002,620,000,000.00 de pérdida estimada de fraude por año.

26
Figura 2-1: ACFE Fraude Ocupacional y Abuso del Sistema de Clasificación ( RTTN,
2010; p.7)

27
24 oficiales de policía

Departamento de Policía de Hamilton, Hamilton, Massachusetts

Este caso fue descubierto durante el curso de los esfuerzos de recolección de datos que se describen en el Capítulo 8:

datos, parámetros y frecuencia resultados. Se trata de la desintegración de una “tradición” de fraude entre múltiples

agentes de policía empleados por el Departamento de Policía de Hamilton en Massachusetts. En este departamento en

particular, se requiere que todos los oficiales de policía para mantener la certificación del estado como técnicos de

emergencias médicas (EMT) según lo estipulado en sus contratos de trabajo. Cabe señalar que este no es un requisito

inusual para cualquier departamento de policía. Como se informó en Codorniz (2010; p.6):

En 2008, se presentó una denuncia por un oficial de policía para los OEM [Oficina de Massachusetts de Servicios Médicos de

Emergencia] con respecto (su empleador) servicio de ambulancias del departamento de policía. El oficial demandante alegó que en

2006 y 2007, el departamento de policía patrocinado programas de actualización y formación continua de EMT [técnico médico de

emergencia], pero eso nunca se conoció el número de horas requeridas para completar estos programas. También informó de que el

instructor primario y otros agentes de policía firmarían listas de asistencia de la EMT, y luego se van sin asistir a programas de

formación. Dichos agentes podrán presentarse documentos a los fabricantes de equipos originales que contenían información falsa e

inexacta con el fin de renovar sus licencias de EMT (MA. DPH OEMS de 2008, agosto de Investigación de Quejas Informe # 08-0705).

Durante el proceso de investigación, los investigadores OEMS adquirieron suficiente evidencia y testimonio a la conclusión de que había

una “cultura” de falsificación de documentos y programas, que no sólo participan los dos años citados en la queja, pero comenzaron

aproximadamente en 2000 (MA. DPH fabricantes de equipos originales 2008, agosto de Investigación de Quejas Informe # 08-0705).

Los OEM llevó a cabo una auditoría de registro de fallo en los años 2006 y 2007, para garantizar los pacientes recibieron un tratamiento adecuado

por los agentes de policía. La auditoría reveló que de las llamadas de ambulancia, el 93 por ciento y 89 por ciento respectivamente, o bien carecían

de la atención al paciente adecuado o la documentación apropiada para apoyar la atención proporcionada al paciente. La investigación reveló que

los agentes de policía habían basado sus decisiones de tratamiento en los protocolos de tratamiento obsoletas. además, el

28
dos ambulancias con licencia de la ciudad llevado a medicamentos vencidos y no tienen una licencia de control de drogas para realizar este tipo de

medicamentos (MA DPH OEMS de 2008, agosto de Investigación de Quejas Informe # 08 hasta 0705;. MA-DPH fabricantes de equipos originales

de viaje Auditoría Registro # 08- 0705 ).

La investigación concluyó que los OEM 24 policías involucrados en la falsificación de los registros de asistencia entrenamiento y no eran elegibles

para la renovación de la licencia de EMT para varios años. Estos agentes de policía utilizan el título de la EMT y proporcionaron la atención al

paciente como proveedores sin licencia, que representaban una amenaza para la salud y seguridad del público. Además, los agentes de policía

enviadas a sabiendas documentos falsos y los honorarios de la agencia estatal, indicando sus registros de entrenamiento eran un reflejo

verdadero y exacto de su formación. Por otra parte, el personal del servicio de ambulancias departamento de policía facturado compañías de

seguros de los pacientes y reciba el pago por los servicios de los proveedores sin licencia (MA. DPH OEMs, 2008, agosto, Queja Informe de

Investigación # 08-0705).

Los OEM inició acciones legales contra el servicio de ambulancia al revocar inmediatamente la licencia de ambulancia, y en contra de los

agentes de policía, mediante la programación de múltiples DALA [División de Derecho Administrativo de Apelación] audiencias. Los OEM que

se refiere a sus resultados de las investigaciones a las divisiones OAG y fraude de seguros OIG para la acción penal (MA. DPH fabricantes de

equipos originales,

2008, agosto de Investigación de Quejas Informe # 08-0705).

La discusión del caso # 3. El departamento de policía y el personal comprometido con conocimiento de múltiples actos de fraude, hurto y fraude de

atención médica, al permitir a los pacientes a ser tratados por los proveedores sin licencia y presentar las reclamaciones de seguros para el

reembolso. Además, los agentes de policía recibieron dinero suplementario y pago de horas extras con el fin de asistir a las clases de formación

para obtener una licencia como técnicos de emergencias médicas. La cantidad de dinero que cada agente recibió fue de aproximadamente $ 4,470

cada año (Landwehr, 2008, 2009; Manganis, 2008).

Originalmente, se le pidió al denunciante en este caso para guardar silencio sobre las acusaciones y permitir que

funcionarios de la ciudad para manejar los problemas internamente (Landwehr, 2008).

Este caso se refiere a una red de fraude por parte de quienes trabajan en el sistema de justicia criminal en varios niveles,

como se menciona en la sección de discusión provisto de codorniz (2010). Para ser más específicos, se trataba de

apropiación indebida de activos y falsas declaraciones en por lo menos. apropiación indebida de activos describe con

precisión el esquema ideado para falsificar la formación y las credenciales para el beneficio. Declaraciones falsas son

evidentes si uno simplemente elimina el componente financiero innecesario de la definición de la ACFE; el fraude se

demuestra por la tergiversación intencional de la información para engañar a los demás

29
que están confiando en él para tomar decisiones. Esto describe con precisión el uso de credenciales falsas o no

ganadas, dando a los supervisores y el público la falsa impresión de que están siendo atendidos por los técnicos

sanitarios debidamente formados y acreditados.

Sin embargo, dado que estos casos de fraude no implicaban los designados específicamente como examinadores

forenses en el desempeño de funciones relacionadas con la evidencia, sino más bien las fuerzas del orden no forense, los

datos relacionados se excluye necesariamente del presente estudio. Los criterios específicos para su inclusión en el

presente estudio se discuten en el Capítulo 8: Resultados de datos, parámetros y frecuencia.

Mitchell T. Griffin y Cathy L. Decker, de laboratorio Gestores HealthTec

Labs, Merced, California

Estos casos fueron descubiertos en el transcurso de los esfuerzos de recolección de datos que se describen en el

Capítulo 8: datos, parámetros y frecuencia resultados. Se trata de un laboratorio de toxicología privada antes que

operan en Merced, California llamada HealthTec Labs. El laboratorio era propiedad y operado por una pareja de

hermanos: Mitchell T. Griffin y Cathy L. Decker.

HealthTec laboratorios era uno de los muchos laboratorios privados en California contratados por agencias estatales y empresas

privadas para llevar a cabo relacionadas con el empleo o tribunal ordenó pruebas de drogas en los empleados y los acusados

​(Conway, 2003). Por ejemplo, Servicios de Protección Infantil (CPS) y los tribunales se referiría a los padres con condenas

relacionadas con drogas a HealthTec laboratorios de ensayos con el fin de o bien recuperar o mantener la custodia de sus hijos.

Los resultados certificados de las pruebas de drogas proporcionadas por HealthTec laboratorios serían utilizadas como evidencia

administrativo para suspender y despedir a un empleado, o en un contexto forense (también conocido como corte) para ayudar a

un juez decidir cuestiones de custodia. Se ha informado de que los CPS, la agencia estatal encargada de investigar los casos de

30
abuso y abandono infantil, representaron aproximadamente el 20 por ciento de los negocios de HealthTec Lab (Conway,

2003).

De acuerdo con el comandante Larry pizarra con la Merced / Mariposa Grupo de Trabajo de Narcóticos, quejas habían

estado llegando durante al menos tres años en relación con HealthTec laboratorios; En concreto, se sospechaba que la

venta de pruebas de limpieza a los padres que buscan la custodia de sus hijos posteriores a la CPS de llevárselos por

delitos relacionados con las drogas (De la Cruz, 2003). En diciembre de 2002, el Grupo de Trabajo de laboratorio

Narcóticos probó una mujer sospechosa con resultados positivos para las drogas. Aproximadamente dos semanas

después, HealthTec realizó una prueba de drogas en el mismo sospechoso hembra con resultados negativos, lo que

sugiere que había sido limpio de cualquier droga durante al menos 90 días (Conway, 2003a). Sabiendo que esto es falso,

el Grupo de trabajo del narcótico se inició una investigación oficial que resultó en Gran Jurado testimonio del señor

Mitchell a finales de agosto de 2003. Posteriormente, ambos sospechosos fueron detenidos por falsificar registros. El Sr.

Mitchell fue dada cargos adicionales de perjurio por mentir al Gran Jurado, por posesión de metanfetamina, y por estar

bajo la influencia de la metanfetamina (Conway, 2003b; De La Cruz, 2003).

El esquema de fraude perpetrado por el Sr. y la Sra Mitchell Decker se informó en Conway (2003a):

En los casos de CPS, [comandante Larry] pizarra dijo Griffin sería pedir a los padres de $ 200 para los resultados de la prueba limpia. Que

supuestamente pidió al menos una persona de drogas a cambio de resultados de pruebas de limpieza ...

En una operación encubierta, el grupo de trabajo envió en varias personas que agentes sabía que había drogas en su organismo, basado en las

pruebas por separado. Griffin vendió resultados de las pruebas mostraron que las personas que no estaban usando drogas, dijo la pizarra.

Una prueba negativa para los medicamentos no garantiza que un padre va a recuperar la custodia de sus hijos, pero una prueba positiva es

suficiente para posponer la custodia.

31
HealthTec no llevó a cabo el trabajo de laboratorio, dijo pizarra. En lugar de ello, Griffin y Decker enviaron muestras al Laboratorio Omega, una

compañía legítima en Ohio.

Omega realiza dos tipos de pruebas de drogas: exámenes de pre-empleo para los $ 36 y las pruebas forenses, admisible en la corte,

$ 260.

El condado, para los casos de CPS, ordenó las pruebas forenses y pagó HealthTec $ 100 por cada uno.

Las autoridades dijeron que HealthTec sustituiría muestras para garantizar pruebas de limpieza.

Al mismo tiempo, sería la orden $ 36 exámenes pre-empleo, Slate dijo - y recoger $ 100 del condado.

Los resultados para cada selección de empleados regresaron con una anotación: "Este formulario no debe utilizarse para

fines forenses (judiciales)." Que la notación sería cubierto con líquido corrector y una fotocopia del formulario se envió a

CPS, dijo pizarra.

Además, el / Mariposa Grupo de Trabajo de Narcóticos Merced al descubierto al menos un caso en el que

el Sr. Griffin “habría ofrecido a devolver a un cliente de $ 200 de vuelta a cambio de alguna metanfetamina”

(De la Cruz, 2003).

De interés es el informe del Grupo de trabajo del narcótico que habían advertido CPS sobre las prácticas

comerciales sospechosas de HealthTec más de una vez en los años previos a la investigación (Conway, 2003b). Entonces

Jefe de CPS Kathy Hassett negó haber dado información útil acerca HealthTec, que Mariposa del Grupo de

Trabajo Merced / Narcóticos declaró era incorrecta por parte de ella (Conway, 2003). Sin embargo, los Servicios

Sociales Directora Ana Pagan admitió que varios meses antes de las detenciones “juez del Tribunal Superior

Frank Dougherty dijo un representante de CPS corte que el juez ya no aceptaría los resultados del ensayo del

fármaco HealthTec”, que deberían haberlos alertado al escándalo (Conway , 2003a).

En cualquier caso, una vez que se confirmó que CPS continuó refiriéndose a los casos HealthTec para las pruebas de drogas a

pesar de estas advertencias, Jefe CPS Kathy Hassett fue temporalmente

32
reasignado y se inició una investigación de CPS en la materia por el Estado (Conway, 2003b). Los resultados de la

investigación del Estado en el manejo de este asunto de CPS no se hicieron públicos. Sin embargo, a partir de

2011, Kathy Hassett sigue siendo el director de los servicios de manutención infantil re-nombrado para el condado

de Merced, bajo la supervisión de Ana Pagan (Condado de Merced, 2011).

El fraude en estos casos puede ser descrito como incluyendo apropiación indebida de activos, la corrupción y declaraciones

falsas. Esto debido al hecho de que se trataba de sobre-facturación al estado para las pruebas que no se realizaron como se ha

descrito; se trataba de aceptar sobornos para las pruebas de drogas limpias; y se trataba de documentación falsa y engañosa en

lo concerniente a las pruebas de drogas que fueron proporcionados a la corte.

En última instancia, HealthTec fue cerrado, los propietarios fueron condenados por cargos criminales, y cada una de las 755

pruebas de drogas que habían autenticados para CPS lo largo de los tres años anteriores tuvo que ser re-examinados

(Conway, 2003). El costo financiero conocido de este fraude sería, en el extremo inferior, una estimación de $ 75,500.00,

dada la cuota de $ 100.00 cargada para cada prueba de drogas sospechoso llevado a cabo en nombre del Condado de

Merced. Esto no incluye el costo de horas-hombre para los miembros del personal asignados para revisar estos casos, o

para los que participan en el examen de las cuestiones de custodia que este escándalo revelado. El coste adicional y

consecuencias con respecto al daño causado por dejar a los niños bajo la custodia de los cuidadores adictos a las drogas no

ha sido investigado o tratado por el Condado de Merced públicamente.

Este ejemplo implica varias instancias de fraude por parte de las personas que trabajan en nombre de la justicia. Además, los

dos individuos implicados carecían de educación formal, estaban trabajando en una capacidad forense directamente con las

pruebas físicas, y se certifique la autenticidad de las pruebas de drogas con fines forenses posteriores (también conocido

como la sala del tribunal). Como tal, estos técnicos de laboratorios forenses autoproclamados, que hayan cometido sus

delitos durante los parámetros establecidos en el presente estudio (2000-2010), fueron

33
ambos incluidos en el conjunto de datos final. los datos de impacto no se repitió para los individuos, para evitar la duplicación

de los datos. Véase el Capítulo 8: datos, parámetros y frecuencia Resultados para detalles con respecto a los criterios de

inclusión y los datos recogidos.

El triángulo del fraude

Donald R. Cressey, PhD (1919 -1987) fue un criminólogo estadounidense conocido por su estudio de cuestiones

teóricas y aplica a través de una serie de áreas relacionadas. En su biografía del Dr. Cressey, Akers y Matsueda

(1989) explican que (p.426):

... su presencia en el campo se hizo sentir con mayor claridad en (1) la teoría criminológica; (2) prisiones, castigos y

correcciones; (3) la sociología del derecho penal y la justicia; (4) el crimen organizado; y (5) los delitos de cuello blanco. Tal vez

la influencia más duradera vendrá de su comprensión y uso de la teoría criminológica, en especial su adhesión, análisis y

aplicación de la teoría de la asociación diferencial, ya que impregnó prácticamente todo lo que hizo.

Un autor de varios textos seminales y la investigación (incluyendo Principios de Criminología,

co-editado a la 11 º edición [Cressey, Sutherland, y Luckenbill, 1992], un estándar de la industria hasta poco después de

su muerte), el Dr. Cressey es quizás el más recordado en la literatura actual por su desarrollo de la teoría triángulo del

fraude.

Triángulo del fraude Teoría establece que para que un acto de

fraude laboral que se produzca, tiene que haber una

convergencia de tres elementos: delincuente motivación (aka,

presión o necesidad), oportunidad y racionalización ( Cressey,

1953/1973; véase la Figura 2-2: Cressey del triángulo del fraude) 5.


Figura 2-2: Triángulo del fraude de Cressey

5 Fraude Triángulo Teoría se hace referencia en la literatura sobre el fraude ocupacional, y es esencialmente el mismo que el constructo más
ampliamente aplicada y empíricamente validado de rutina Teoría Actividades (véase el Capítulo 6).

34
Motivación para cometer fraude puede ser experimentado en muchas formas, pero a menudo proviene de una necesidad

económica para pagar las deudas existentes y mantener la posición profesional; un deseo de aumentar de pie, la riqueza o

ganancias; o presión cultural para ajustarse a pre-existentes expectativas dentro de un grupo que ya participan en la actividad

fraudulenta (Coenen, 2008; Donegan y Danon, 2008). De acuerdo con Ostas (2007; p.574): “el análisis económico tradicional

asume que las personas, incluidos los ejecutivos corporativos, están motivados por pecuniaria o material, el interés propio” Sin

embargo, la motivación para cometer fraude también puede provenir de la adicción, donde los estafadores se ven obligados a

robar el dinero, la propiedad, u otros activos con el fin de satisfacer las diversas formas de dependencia crónica, como el juego o el

uso de drogas (RTTN, 2010).

Oportunidad se experimenta en forma de conocimiento y el acceso a los “activos, personas, sistemas de

información, y que habilita a la persona no sólo para cometer el fraude, pero para ocultarlo,” (Coenen, 2008;

p.12). Como se explica en Brytting, Minogue y Morino (2011; p.50):

... el fraude exige también una posibilidad de hacer trampa, combinado con una posibilidad baja de quedar atrapados, es decir, una

'oportunidad' adecuada, creada por ejemplo, sistemas de control interno débiles, poder de anular los sistemas, información privilegiada,

el acceso privilegiado a los recursos, y pronto. Un estafador potencial percibirá una oportunidad cuando cree que puede cometer un

fraude, ya sea con una aceptablemente pequeño riesgo de ser atrapado, o un riesgo aceptablemente bajo de la pena si se detecta.

Donegan y Danon (2008) sostienen que la oportunidad de cometer fraude también se crea, o inhibida, por el apoyo

cultural que existe en un determinado lugar de trabajo (p.10):

... la naturaleza del apoyo social disponible determina si los crímenes ocurren realmente. El apoyo social normalmente mejora los efectos de la

tensión, pero también puede incitar al crimen cuando son proporcionados por un subgrupo desviada. El acceso a un subgrupo desviada ofrece la

oportunidad de aprender las habilidades necesarias para el comportamiento criminal y puede proporcionar apoyo social a los criminales naciente.

35
Triángulo del fraude La teoría sugiere que cuando los conocimientos necesarios, habilidades y el apoyo social están

ausentes, el potencial para cometer fraude disminuye.

Racionalización implica ya sea auto-engaño en cuanto a la aceptabilidad del comportamiento relacionado con el fraude en

“circunstancias especiales”, o el incumplimiento de la ley como la justicia o de alguna manera inaplicable. Coenen (2008) explica

que la racionalización (p.12):

... es el proceso por el cual un empleado determina que la conducta fraudulenta es '' bien '' en su o su mente. Para aquellos con los códigos

morales deficientes, el proceso de racionalización es fácil. Para aquellos con los estándares morales más elevados, puede que no sea tan

fácil; que pueden tener que convencerse de que un fraude está bien mediante la creación de '' excusas '' en sus mentes.

Esto se desarrolla más en Dorminey, Fleming, Kranacher y Riley (2010; p.19):

Cressey indicó que una racionalización moralmente aceptable es necesario antes de que el delito se lleva a cabo. Debido a que un defraudador no

considera a sí mismo como un criminal, debe justificar sus fechorías a sí mismo antes de que alguna vez los compromete. Por ejemplo, el autor

puede racionalizar sus acciones pensando, “Esto es sólo un préstamo y que tendrá que pagar de nuevo después de mi próximo cheque de pago.”

La racionalización permite que la persona para ver el comportamiento ilegal como aceptables, preservando así su imagen de sí mismo como una

persona de confianza.

Brytting, Minogue y Morino (2011) ofrecen la siguiente lista de racionalizaciones comunes desarrolladas y mantenidas por el

estafador para permitir su mala conducta (p.57): “todos lo hacen; que es justo; Tengo (han) otra opción; es sólo un préstamo;

Nadie está herido; Tengo (han) ganado; Ellos lo merecen; que no es un delito; que no les importa; . Que es para una buena

causa”Como corolario, Kidder (2005) informa que (p.390):‘ percibida falta de equidad en el lugar de trabajo es un determinante

importante de la realización de comportamientos 'malos'’La percepción de la desigualdad, o no conseguir lo se percibe el

derecho que le corresponde a, por lo tanto, es un lugar de anidación rica para el desarrollo de estas racionalizaciones

relacionados.

Es importante señalar que racionalizaciones de fraude también podrían ser peculiares a un subgrupo desviada que tolera o está

directamente involucrado en cualquier tipo de fraude u otra actividad criminal.

36
Brytting, Minogue y Morino (2011) mantener (p.50): “Si la identidad de un individuo está ligado a un subgrupo de otros

relevantes tales, el fraude se pueden cometido a pesar de que tienen un excelente conocimiento sobre normas y valores

culturales en una mayor nivel general.”a los efectos de la investigación actual, este concepto es particularmente relevante

para los subgrupos desviadas que operan dentro de la ley, y en relación con Teoria de aprendizaje social, Como se discutirá

en el capítulo 4: Fraude en la Aplicación de la Ley de Cultura.

Aunque Triángulo del fraude Teoría se ha debatido, adaptado, ampliado y perfeccionado a lo largo de los últimos 60

años, su núcleo sigue siendo fundamental para los métodos de trabajo modernos de investigación de fraudes y de

examen (Albrecht y Albrecht, 2003; Albrecht, Albrecht, Albrecht y Zimbelman, 2011; Brytting, Minogue y Morino, 2011;

Coenen, 2008; y Wells,

2010). Además, se contó con regularidad como un punto de partida esencial para nuevas investigaciones sobre el

fraude en diferentes contextos (Aguilera y Vadera, 2008; Dorminey, Fleming, Kranacher y Riley, 2010; Lord, 2010;

Kapardis y Krambia-Kapardis, 2004; Malgwi y Rakovski, 2009; Wolfe y Hermanson, 2004).

Teoría triángulo del fraude no está exenta de crítica, sin embargo (Donegan y Danon, 2008; Dorminey, Fleming, Kranacher y

Riley, 2010). Por ejemplo, Donegan y Danon (2008) ofrecen una visión general de los principales problemas con el triángulo

del fraude Teoría que se pueden encontrar en la literatura. Esto incluye el hecho de que la teoría del Dr. Cressey es una

generalización sobre todo fraude financiero de una muestra de malversadores implicados en fraude en los estados financieros

sobre todo en comparación con otras formas (p.3):

La literatura delitos de cuello blanco ha estratificado en general los delincuentes en categorías de estado superiores e inferiores, con infractores de la

legislación de valores en el primer grupo y malversadores en este último (Weisburd et al 1991;. Langton y Piquero 2007). Estos estudios han

encontrado diferencias significativas entre los delincuentes de alta y baja de estado; por lo tanto, incluso si los resultados de Cressey para

malversadores eran válidos, hay poca evidencia para apoyar el triángulo del fraude como una teoría general de los delitos financieros.

Otra cuestión, a menudo ignorada por los investigadores, es que los tres elementos del triángulo del fraude pueden estar presentes sin

que exista realmente el fraude. Esto ha llevado a algunos a afirmar que

37
el triángulo del fraude no tiene suficientemente ACK de un delincuente preexistente, o predisposición criminal,

con la suficiente explicación. Esto ha llevado al desarrollo del Fraude diamante, presentada originalmente en

Wolfe y Hermanson (2004).

los fraude diamante añade un cuarto elemento al triángulo del fraude: Capacidad individual.

Incluye (Dorminey, Fleming, Kranacher y Riley, 2010; p.20): “rasgos personales y habilidades que juegan un papel

importante en el fraude si realmente ocurrirá dada la presencia de la presión, la oportunidad y la racionalización.” Esto no es

conceptualmente diferente al modelo propuesto en el fraude Krambia-Kapardis (2001), conocido como RP

(racionalizaciones, Oportunidad, y el crimen propenso a persona). La ocurrencia de fraude no es simplemente una cuestión

de crear las condiciones adecuadas; también debe haber una persona situada correctamente con la disposición de

cometerlo. Las circunstancias son una puerta, y la propensión permite alguna noción de alguien que camine a través de él.

Wolfe y Hermanson (2004) identifican seis características de los autores del fraude, considerado como complemento de su capacidad

individual requisito, presentado en Rudewicz (2011; p.2):

1. Posicionamiento: posición o función de la persona dentro de la organización pueden proporcionar la capacidad de crear o explotar una

oportunidad para el fraude. Una persona en una posición de autoridad tiene más influencia sobre situaciones particulares o el medio ambiente.

2. La inteligencia y la creatividad: El estafador es lo suficientemente inteligente como para entender y explotar las debilidades de control

interno y de utilizar la posición, función o el acceso autorizado a la mayor ventaja.

3. El ego: El individuo debe tener un ego fuerte y una gran confianza que no será detectada. Los tipos de personalidad comunes

incluyen alguien que es impulsado a triunfar a toda costa, absorto en sí mismo, seguro de sí mismo, y, a menudo narcisista ...

4. La coacción: Un estafador puede coaccionar a otros de cometer o encubrir el fraude. Un individuo con una personalidad

persuasiva puede convencer con más éxito que otros para ir junto con el fraude o mirar hacia otro lado.

5. El engaño: el fraude con éxito requiere mentiras eficaces y coherentes. Con el fin de evitar la detección, el individuo debe ser capaz de mentir

de forma convincente, y debe mantener un registro de la historia en general.

38
6. Estrés: El individuo debe ser capaz de controlar su estrés, como cometer el acto fraudulento y mantenerlo oculto

puede ser muy estresante.

No todos estos rasgos deben estar presentes para cumplir con el umbral de la capacidad individual sugerido por Wolfe y

Hermanson (2004). Por ejemplo, no todos los defraudadores coaccionar a otros de cometer o encubrir el fraude. Tampoco

deben tienen una posición de autoridad, operar a un nivel de supervisión, tienen un gran ego, o ser exitosos y mentirosos

consumados. El nivel de capacidad individual requerida es dictado por el nivel existente de salvaguardias contra el fraude en

el lugar de trabajo; la menos las garantías, la capacidad de menos individuo que necesita el defraudador para cruzar con

éxito el umbral.

Estos modelos, sin embargo, están impregnadas de Racional Teoría de la Elección, que asume que todas las personas, incluyendo a los

criminales, a tomar decisiones racionales sobre la base de un análisis de coste-beneficio lógica de su comportamiento y los resultados

esperados (Scott, 2000). Esto no es siempre el caso, como se explica en Ostas (2007; p.575-577):

Un número creciente de estudios de comportamiento sugiere que los cálculos racionales ... ... ofrecen sólo una burda aproximación de la realidad.

Esta literatura enfatiza las limitaciones en la capacidad humana para hacer frente a las complejidades e incertidumbres de la vida. Basándose en el

campo de la psicología cognitiva, la investigación reciente demuestra que la gente recurre habitualmente a ciertas heurísticas y sesgos que les

impiden el razonamiento como uno podría suponer la gente racional haría. Por ejemplo, frente a un cálculo complejo e incierto, un ejecutivo puede

ser un exceso de confianza en su capacidad de hacer juicios exactos, y si parece que un acto particular puede ser muy lucrativo, un sesgo

selfserving puede afianzarse y la información negativa puede ser subconscientemente suprimida. Por lo tanto, perspectivas conductuales sugieren

que en algunas situaciones un ejecutivo puede participar en la actividad criminal, incluso cuando un cálculo puramente racional dictaría moderación.

Los errores de cálculo pueden ocurrir en la otra dirección. Por ejemplo, la investigación del comportamiento muestra que las personas tienden a

mostrar un sesgo de conformación, en el que buscan y procesan la información de manera que tienden a confirmar las creencias preexistentes. De

conformidad con este sesgo, un ejecutivo que por lo general se inclina a obedecer las regulaciones financieras y que está predispuesto a creer que

la información privilegiada es muy arriesgado no puede calcular correctamente la ganancia pecuniaria disponible de un comercio ilegal en particular.

En este caso, las limitaciones cognitivas pueden inhibir, en lugar de la conducta de crianza, ilegal. Los errores de cálculo pueden ocurrir en la otra

dirección. Por ejemplo, la investigación del comportamiento muestra que las personas tienden a mostrar un sesgo de conformación, en el que

buscan y procesan la información de manera que tienden a confirmar las creencias preexistentes. De conformidad con este sesgo, un ejecutivo que

por lo general se inclina a obedecer las regulaciones financieras y que está predispuesto a creer que la información privilegiada es muy arriesgado

no puede calcular correctamente la ganancia pecuniaria disponible de un comercio ilegal en particular. En este caso, las limitaciones cognitivas pueden inhibir, en lugar de la conducta

39
Esto proporciona que los motivos racionales no siempre son relevantes o aplicables a los actos delictivos (véase también

Turvey, 2011). Como se explica en Sunstein (2005), las personas (y por extensión los criminales) no siempre son tan lógico,

que deliberada o que brillante, a menudo carecen de lo que se puede denominar como el sentido común. sesgo cognitivo y

metacognitivo deficiencia son sólo una parte del problema, sin embargo (Krueger y Dunning, 1999).

En conflicto directo con los supuestos Teoría de la Elección Racional de 6, ciertas formas de enfermedad mental, trastornos de la

personalidad, antecedentes penales y un historial de adicción también pueden aumentar la capacidad individual para cometer el

crimen, incluyendo el fraude. Sin embargo, el abuso de drogas en curso y la deficiencia mental sin control reducirían necesariamente

la capacidad de los autores del fraude para engañar y manejar el estrés a través del tiempo con éxito. Con el uso crónico de drogas,

el fraude puede ser cometido de una manera que es descuidado con respecto a los métodos exitosos (también conocido como

inteligencia y creatividad), y los autores del fraude también podría exhibir indicaciones físicas y de comportamiento notorios de la

intoxicación y la adicción. En este tipo de casos, un guardián capaz o adecuado se requiere (Krambia-Kapardis, 2004) - como los

empleados compañeros de alerta que también están dispuestos a hacer una queja oficial. Considere el ejemplo siguiente caso:

David B. Peterson, Director Adjunto

Oficina de Detención de Criminales (BCA) Crime Lab, St. Paul, Minnesota

Este caso fue descubierto durante el curso de los esfuerzos de recolección de datos que se describen en el Capítulo 8 Ver:

datos, parámetros y frecuencia resultados. Se trata de un científico forense con la Oficina de Minnesota de Aprehensión

Criminal (BCA), trabajando como ayudante de dirección en el Laboratorio de St. Paul del crimen. Durante el mismo período

de tiempo, también se desempeñaba como presidente de la Sociedad Americana de Directores de laboratorio del crimen

(ASCLD). Irónicamente, ASCLD se promueve como un (ASCLD, 2011): “asociación profesional de directores de laboratorio

del crimen y los gestores de la ciencia forense dedicados a promover la excelencia en la ciencia forense a través del

liderazgo y la innovación” Es

6 Teoría de la Elección Racional está asociado con Actividades rutina teoría, el cual será discutido en el capítulo 6: Comparación de
Integridad Científica con la Policía Cultura.

40
También asociado con la Sociedad Americana de Directores de laboratorio del crimen - Junta de Acreditación de

Laboratorios (ASCLD-LAB), que proporciona la certificación voluntaria para los laboratorios forenses públicas y

privadas de todo el mundo (ASCLD-LAB,

2011).

Según la queja criminal, David B. Peterson fue detenido y acusado de “injustamente e ilegalmente poseer [ing] una o

más mezclas de un peso total de 25 gramos o más que contiene la cocaína, una sustancia controlada de la Lista II,”

(McConkey, 2005 ). Sr. Peterson, un alcohólico en recuperación, cayó bajo sospecha de estar bajo la influencia de

narcóticos después de compañeros de trabajo se fijó en él haciendo visitas repetidas a un armario de almacenamiento de

pruebas. Posteriormente, descubrieron medicamentos sin garantía en el armario de almacenamiento. En base a esto y

su comportamiento errático, sus colaboradores presentaron un informe interno que dio lugar a una investigación criminal.

El Sr. Petersen, un alcohólico, admitió a la policía que en 2004 había comenzado a beber de nuevo después de años de

mantener su sobriedad. Con posterioridad a su patrón de consumo renovada, comenzó acceso ilegal a ras de pruebas

bóveda del BCA y el robo de un ladrillo de cocaína, utilizado por oficiales de narcóticos en las operaciones encubiertas

de drogas, para uso personal. Como se informó en Prather (2005):

Durante una entrevista con la policía, Petersen dijo a los investigadores que había estado sobrio durante algún tiempo, pero había comenzado a

beber de nuevo. En abril de 2004, tomó la mitad de una tapa de la pluma llena de cocaína - aproximadamente 1/8 onza

- a partir de una oferta de cocaína mantenido en el laboratorio. Petersen dijo que luego comenzó extracción de testigos a cabo pequeñas

cantidades de cocaína de un ladrillo en el almacenamiento y tomando la casa de drogas, de acuerdo con la denuncia penal. Petersen estima que

tomó dos cantidades tamaño de una pelota de golf entre diciembre de 2004 y marzo

2005.

Durante ese tiempo, el BCA trasladó su laboratorio a una nueva ubicación St. Paul. En enero de 2005, Petersen recibió una llamada de los

nuevos propietarios de las antiguas oficinas de BCA que informaron haber descubierto un paquete que parecía ser evidencia criminal.

Petersen fue a investigar y encontró un ladrillo kilosized de la cocaína que se había dejado inadvertidamente durante el movimiento.

41
Petersen dijo a la policía este descubrimiento inesperado fue un "regalo de Dios" y que planea utilizarlo para reemplazar la cocaína que

había tomado.

Policía realizaban un registro en la casa de Petersen en 1441 N. Hamline Ave. trazas descubiertas de cocaína en un sótano

escondido detrás de un estante de libros.

El 28 de abril de 2005, el Sr. Peterson declaró culpable de un cargo de posesión de 25 gramos de cocaína. Más

tarde fue condenado a seis meses de prisión, terminados de su posición en el laboratorio del crimen, y se retira

como presidente de ASCLD. Como parte de su rápida eliminación del ASCLD, su “Mensaje del Presidente” para el

invierno 2004 fue bajado de la página web ASCLD sin dejar de referencia o rastro. Además, se le elimine del rollo

de presidentes anteriores (Ver página ASCLD Presidencial; http://www.ascld.org/content/

ASCLD-presidencial-PAGE), sustituido por Earl Wells para los años 2004 y 2005.

Este caso se refiere a un ingresados ​11 meses de comportamiento fraudulento en curso por un

científico forense supervisar a un ASCLD-LAB de policía certificado laboratorio forense. No sólo el Sr.

Peterson participar en repetidos robos en la sala de pruebas de que estaba a cargo de mantener, se

involucró en el fraude al no documentar la alteración de dichas pruebas. Este tipo de alteración

repetida de la evidencia (aka cantidades de skimming para uso personal) tiene un impacto en cualquier

relacionados futuro cadena de registros de custodia y evaluaciones analíticas (por ejemplo, con un

peso y las pruebas). Sr. Peterson era claramente consciente de este impacto, como él mismo admitió a

hacer planes para reemplazar el ladrillo de cocaína que había estado alterando con otro que se había

encontrado durante el inventario (este segundo ladrillo se encontró sin una cadena de custodia). Esto

habría requerido aún más el fraude,

Cuando se considera a la luz del triángulo del fraude Teoría y Fraude Teoría diamante, se hace evidente que los cuatro

elementos están presentes en alguna forma: Motivación, o presión, existía en la forma de una adicción a la cocaína. Oportunidad

existido en la forma de un puesto de supervisión que proporciona el conocimiento, el acceso, la confianza y la

autoridad

42
sobre la evidencia en la bóveda. Capacidad de personal existido en la forma de una adicción preexistente al alcohol, la

posición, la inteligencia y engaño. Sin embargo, este estafador parece haber sido deshecho por su incapacidad para

gestionar el fraude con el tiempo, ya que su habilidad se deterioró y su comportamiento exterior se hizo más sospechoso

con el uso prolongado de drogas y el aumento del estrés de miedo a ser descubierto.

Rasgos de fraude ocupacional autores

Cualquiera puede cometer un fraude, y los que no se pueden distinguir de forma fiable de cualquier otra persona, por lo que

probables responsables difícil de predecir (Albrecht y Albrecht, 2003; Kranacher, Riley, y Wells, 2010). En consecuencia, los

científicos del comportamiento no han sido capaces de identificar cualquier conjunto específico de características cardinales

para servir como un “marcador válido y fiable” para la propensión de un individuo a cometer fraude (Rudewicz, 2011; p.1). Sin

embargo, la investigación empírica existente sugiere cierta información descriptiva interesante con respecto a delincuentes

conocidos autores de fraudes (Kapardis y Krambia-Kapardis, 2004; p.

197):

... la mayoría de los delincuentes graves de fraude son de sexo masculino, edad 35-45 años, casado, de alto nivel de educación, o bien

tienen un grave problema financiero o están ávidos de dinero, no tienen antecedentes penales, ocupar puestos de confianza financiera,

racionalizar su comportamiento, se especializan en defraudar, actuar solo, utilizar documentos falsos para cometer fraude, victimizar a dos o

más personas que conocen, y son culpables de múltiples cargos.

resultados de las investigaciones específicas incluyen los siguientes rasgos de estafadores profesionales:

1. Hombre (80% en Krambia-Kapardis, 2001; 92% Smith, 2003; 67% en RTTN, 2010);

2. Sin educación universitaria (25% con licenciatura y un 3% con un título de postgrado en

Smith, 2003; 38% con licenciatura y el 14% con un título de postgrado en RTTN, 2010);

3. No los antecedentes penales (56% en Smith, 2001, el 70% en Krambia-Kapardis, 2001; 87% en RTTN,

2010);

43
4. Ningún fraude previo (83% en Smith, 2003; 93% en RTTN, 2010).

5. No hay problemas de adicciones (88% en RTTN, 2010).

6. actuado solo (70% en Krambia-Kapardis, 2001; 84% en Smith, 2003);

7. La capacidad de supervisión de los defraudadores varía. En Smith (2003), la mayoría fueron encontrados para ser no-gestión

(71%); en RTTN (2010), la mayoría resultaron ser los propietarios o gerentes (58%).

Una vez más, hay que señalar que esta no es una lista de señales de alerta, y no se han hecho esfuerzos de investigación para

comparar las características de los defraudadores se sabe que las poblaciones no penales (Kranacher, Riley, y Wells, 2010). Por lo

tanto, esta información es solamente descriptivo, y no predictivo.

Conclusión

El fraude es un descriptor criminológica que puede tener consecuencias civiles y penales dependiendo del contexto. Hay

muchas definiciones de fraude criminal, lo que resulta en leyes inconsistentes y la posterior disponibilidad de datos para la

investigación empírica. Sin embargo, el fraude es distinto de error y la negligencia en virtud de la intención.

fraude laboral se ha estudiado sistemáticamente desde 1996, y se cree que resulta en una pérdida de ingresos para las

empresas estadounidenses a un ritmo de aproximadamente el 5-7% de media. Es útil puede ser visto a través del lente del

triángulo del fraude teoría, y en circunstancias más avanzados Fraude Teoría diamante. Sin embargo, estos modelos asumen

una racionalidad inherente a la planificación de autor, la previsión y la deliberación que no necesariamente se justifica.

fraude laboral puede ser cometido por cualquier persona. Por lo tanto, probables responsables son difíciles de

predecir. Hay por lo tanto no hay rasgos cardinales que sirven como un “marcador válido y fiable” para la propensión

de un individuo a cometer fraude.

44
Capítulo 3

La ciencia forense: Una cartilla

“La ciencia forense es la ciencia ejercida en nombre de la ley en la resolución que

acaba de conflicto. Por tanto, se espera que sea la criada

de la ley, pero al mismo tiempo esta expectativa puede muy bien

ser el puerto desde que se puso en marcha la tensión que se

. Existe entre las dos disciplinas”Thornton

y Peterson (2007; p.4)

En el capítulo anterior, hemos explorado la literatura relacionada con la investigación y el examen de fraude laboral general.

Este cuerpo de investigación se centra casi exclusivamente en el estudio de los esquemas motivados financieramente.

También se ocupa principalmente con el sector privado y no actos de fraude cometido por los que trabajan para agencias

gubernamentales. Sin embargo, muchos de los conceptos y teorías subyacentes eran aplicables a los casos asociados con el

esfuerzo de investigación en curso, lo que sugiere cierta relevancia.

Antes de que podamos aplicar estos conceptos al fraude cometido por los examinadores forenses, hay que establecer primero una

comprensión de la comunidad de la ciencia forense y su contexto cultural. En este capítulo se analiza brevemente la literatura en

relación con la naturaleza, la función y los valores de la ciencia forense. En primer lugar, se define la ciencia forense. A continuación,

se discute el papel de la ciencia forense en el sistema judicial. Esto conduce a una presentación de las características cardinales del

científico forense. Por último, en este capítulo se cierra con una discusión sobre el medio ambiente en el trabajo de la ciencia forense

- como nacido de dos culturas.

En este capítulo se sirve al menos dos extremos vitales: alivia el lector de cualquier presunciones falsas con respecto a las

ciencias forenses tomadas de cine, televisión, u obras de ficción, y; contextualiza las ciencias forenses, que sirve como

punto de referencia para el estudio actual.

La ciencia forense - Definido

45
Ciencia forense es la aplicación de la metodología científica, el conocimiento y los principios a la resolución de

cuestiones legales, ya sea penal o civil (Chisum y Turvey, 2011; Houck y Seigal, 2010; James y Nordby, 2003;

Saferstein, 2010; y Thornton y Peterson, 2007 ). Esta definición, por lo general coherente en toda la literatura

de la ciencia forense, es intencionalmente amplio. Hay, de hecho, muchos diferentes sub-disciplinas forenses,

incluyendo (pero no limitados a) la criminalística, la reconstrucción del crimen, la patología forense,

antropología forense, toxicología forense, odontología forense, entomología forense, la salud mental, forense

(psicología y psiquiatría); y la criminología forense (Chisum y Turvey, 2011; Houck y Seigal, 2010; James y

Nordby, 2003; Turvey y Petherick, 2010; Saferstein, 2010; y Seigel, Saukko y Knupfer,

2000).

Criminalística: Algunos antecedentes relevantes

El tipo más común y reconocible de científico forense es el criminalista.

criminalística es la división de la policía científica dedicada al reconocimiento, exploración, y la interpretación de la

evidencia física usando las ciencias naturales, la lógica y el pensamiento crítico (CAC, 2011; Inman y Rudin, 1999; Kirk,

1974; y O'Hara y Osterburg, 1972). Criminalistas están generalmente asociados con el examen de la evidencia física

llevada a cabo por la policía o los laboratorios forenses financiados por el gobierno. Ellos también comprenden una

mayoría (53%) de los casos encontrados en el presente estudio.

Los primeros científicos de laboratorio del crimen se aluda concretamente a título del trabajo y descripción general como

“criminólogos”. Esto se refleja en las páginas de uno de los primeros libros de texto de ciencias forenses publicadas en los

Estados Unidos, Nemesis del delito ( De mayo de 1936). El autor, Lucas mayo ofrecido servicios de laboratorio de criminalística

forense para la policía y otras agencias gubernamentales en un momento en que todavía tienen que desarrollar su propia. En su

trabajo, puede refiere a la práctica de la detección del delito y el examen pruebas como el campo de la “criminología científica” (p.

Ix) y para los que trabajan en ella como “criminólogos científicas” (p. 2). Se refiere además a sí mismo, en negrita en la primera

página, como se

46
“Lucas S. DE MAYO, criminólogo, Director de los Laboratorios de detectives científicos; Presidente, El Instituto

de Criminología de la Ciencia “.

Como se explica por la tarde criminalista- Lowell Bradford (1918-2007), en su artículo sobre el origen de la

Asociación de Criminalistas de California fundada en 1954 (Bradford, 2007;

pag. 5):

Entré por primera vez en el campo de la criminalística en 1947 en el Laboratorio Criminal del Estado de California en Sacramento. ... En esos días,

los términos criminalística y criminalista no estaban en uso. Aquellos de nosotros en el laboratorio criminal del estado tenían títulos de los puestos de

la administración pública de criminólogo. Quedó para James

P. Osterburg a publicar “Una introducción a la Criminalística” en 1949, que marcó el comienzo del uso de los términos

en este país. “Investigación Criminal” de Paul L. Kirk en 1953 seguido de cerca y dio pleno sentido a “la criminalística.”

Duayne Dillon, entonces Jefe del Laboratorio de Criminalística de la Oficina del Alguacil-Forense en el condado de Contra

Costa, California, escribió el prólogo a la segunda edición del texto de Osterburg (mencionado anteriormente en Bradford,

2007). Hay que arrojar luz sobre la cuestión de cómo una precisión criminalista se define, mientras crédito a los autores de Una

introducción a las leyes penales con la aceptación de la comunidad ayudando a engendrar por el término (Dillon, 1972):

Los autores no sólo eran responsables de la introducción de muchos de los principios y prácticas de Criminalística de una

manera organizada, pero eran un factor primordial en la posterior aceptación del término “criminalística” para describir la

profesión dedicada a la revisión, evaluación, y la interpretación de Evidencia física.

Muchos autores de ciencia forense en realidad han acreditado la formulación de la criminalística moderna como una

disciplina para el jurista austríaco y el profesor de Criminología Dr. Hans Gross. Esto debido a que acuñó el término Kriminalistik,

de la que el uso de los términos

criminalística y criminalista fueron derivados (Chisum y Turvey, 2011; DeForest, Gaennslen, y

Lee, 1983; Inman y Rudin, 2000; y Turner, 1995).

47
El termino Kriminalistic se traduce literalmente del austríaco-alemán de Inglés como

Criminología. Por otra parte, una Kriminalist era una referencia a un generalista que estudió las causas del crimen, los

comportamientos y motivaciones de los criminales, y los métodos científicos de su identificación, aprehensión y enjuiciamiento

(Gross, 1906). El término se pretende que sea inclusivo de los agentes de policía, investigadores, personal de laboratorio del

crimen, patólogos forenses, y cualquier persona psychologists- forenses involucrados en la práctica de aplicar la criminología de

trabajo de casos.

Independientemente de la definición original y la intención, el término criminalística fue tomado de los

trabajos del Dr. Hans Gross a finales de 1940. La comunidad de la ciencia forense creciente en los

Estados Unidos necesitaba una forma conceptualmente separada “criminólogos” que trabajan en los

laboratorios del crimen de la policía de los futuros policías y científicos sociales que estudian en la

criminología, justicia criminal, y programas de ciencia de la policía en los colegios y universidades (Morn,

1995 ). El objetivo era ayudar a profesionalizar el examen científico e interpretación de las pruebas físicas

con los principios y prácticas específicos tomados de la criminología, así como las ciencias naturales

(Morn 1995). Los científicos forenses comenzaron a referirse a sí mismos como criminalistas y para su

trabajo como la criminalística (O'Hara y Osterburg, 1972). Este cambio de marca fue ampliamente

aceptada dentro de la comunidad laboratorio de la policía,

Los científicos forenses “real”

La gran mayoría de los profesionales de la ciencia forense a tiempo completo en los Estados Unidos trabajan para agencias de

aplicación de la ley o en los laboratorios forenses gobierno financiados con fondos públicos, proporcionando sus servicios

exclusivamente a la aplicación de la ley y el enjuiciamiento (Thornton y Peterson,

2007). Como se explica en el informe de la NAS 7 ( Edwards y Gotsonis, 2009; p.36):

7 El informe de la NAS se menciona en el Capítulo 1: Introducción, y será discutido más ampliamente en capítulos futuros, incluyendo el Capítulo

10 - Conclusiones.

48
Según un censo de 2005 por la Oficina de Estadísticas de Justicia (BJS), 389 financiados con fondos públicos laboratorios del crimen forenses

estaban operando en los Estados Unidos en 2005: Estos incluyen 210 laboratorios estatales o regionales, 84 laboratorios del condado, 62

laboratorios municipales, y 33 laboratorios federales , y recibieron pruebas de cerca de 2,7 millones de casos criminales. Estos laboratorios son

atendidos por personas con una amplia gama de formación y experiencia, a partir de los científicos con doctorados a los técnicos que han sido

formados en gran parte en el trabajo. están disponibles en el tamaño y la profundidad de los laboratorios forenses privados no los datos, a

excepción de los laboratorios de ADN privados.

Sin embargo, debido al estado fracturado actual y el pasado “cambio de nombre” de las ciencias forenses, hay mucha

confusión sobre quién precisamente los científicos forenses son “reales” - y que no lo son (Inman y Rudin, 1999). Esta

confusión existe dentro de la comunidad de la ciencia forense, y entre los que operan en el sistema de justicia penal,

que ha mal informado los medios de comunicación y el público en general. Una evaluación de la discontinuidad evidente

dentro de la comunidad de la ciencia forense se ofrece en Edwards y Gotsonis (2009; pp 6-7.):

El término “ciencia forense” abarca una amplia gama de disciplinas forenses, cada uno con su propio conjunto de tecnologías y prácticas. En

otras palabras, existe una gran variabilidad en todas las disciplinas de la ciencia forense en materia de técnicas, metodologías, fiabilidad, tipo

y número de errores potenciales, la investigación, la aceptabilidad general y material publicado. Algunas de las disciplinas de las ciencias

forenses se basan laboratorio (por ejemplo, el análisis del ADN nuclear y mitocondrial, toxicología y análisis de drogas); otros se basan en la

interpretación de expertos de los patrones observados (por ejemplo, huellas dactilares, muestras de escritura, marcas de herramientas,

marcas de mordidas, y especímenes como el pelo). La “comunidad forense ciencia”, a su vez, se compone de una serie de profesionales,

incluyendo científicos (algunos con títulos avanzados) en los campos de la química, la bioquímica, la biología y la medicina; Los técnicos de

laboratorio; investigadores de la escena del crimen; y los agentes del orden. Existen diferencias muy importantes, sin embargo, entre el

trabajo de laboratorio forense e investigaciones de la escena del crimen.

Además (p. 36):

No todos los servicios forenses se llevan a cabo en los laboratorios tradicionales del crimen por los científicos forenses entrenados. Algunas

pruebas forenses podrían ser realizadas por un oficial de policía jurado sin entrenamiento o credenciales científicas, aparte de la experiencia.

En jurisdicciones más pequeñas, los miembros de la policía local o al departamento del sheriff podrían llevar a cabo los análisis de pruebas,

tales como exámenes de huellas latentes y comparaciones calzado.

49
El informe de la NAS en última instancia llega a la conclusión de que la comunidad de la ciencia forense es mal enfocada y

muy fragmentada, con estándares claros de práctica, una terminología coherente, o medios normalizados de certificación

profesional. Es decir, la ciencia forense no siempre se practica en un laboratorio; la ciencia forense no siempre es

practicado por alguien que trabaja para hacer cumplir la ley; y la ciencia forense no siempre se practica por los científicos.

En este punto, también es necesario reconocer la distinción que debe hacerse entre

científicos y los profesionales del técnico de la ciencia forense. El informe de la NAS se sale de su manera de explicar

(Edwards y Gotsonis, 2009; p.7):

También hay diferencias marcadas entre los profesionales forenses que han sido entrenados en la química, la bioquímica, la

biología y la medicina (y que traen estas disciplinas para tener en su trabajo) y técnicos que prestan apoyo a las empresas de

la ciencia forense.

La mayor diferencia entre el científico forense y el técnico forense es la de las pruebas frente a la

interpretación (Edwards y Gotsonis, 2009, p 59-60.):

Debido a las muy diferentes pistas profesionales dentro de los laboratorios más grandes, por ejemplo, los técnicos realizan pruebas con los

protocolos definidos, y los científicos con credenciales realizar pruebas especializadas e interpretación. A diferencia de muchas otras

profesiones, las disciplinas de las ciencias forenses no tienen control organizado sobre la entrada en la profesión, como por grados, juntas o

exámenes o licencia ... Los mecanismos de control que tradicionalmente han llevado a cabo a través del empleo y la función de trabajo.

El contraste entre técnico y científico es a la vez sutil y tremenda. Adaptado de Chisum y Turvey (2006, pp XVI-XVII.): Un técnico

es entrenado en los procedimientos específicos que han sido aprendidas por rutina o de repetición. Un técnico forense

está capacitado en procedimientos específicos relacionados con la recopilación e incluso la prueba de evidencia física

encontrada en la escena del crimen. Esto se logra a menudo sin necesidad de emplear o entender el método científico y

los límites de la ciencia forense. Este término describe técnicos de la policía que documentan las escenas del crimen y la

recolección de pruebas, y

50
gran parte del personal forenses que trabajan en los laboratorios forenses gubernamentales que realizan análisis

instrumental. A la inversa, una científico es una persona que posee una comprensión académica y clínica del método

científico y tiene la destreza analítica para construir experimentos que generarán la realidad empírica, que los mandatos

de la ciencia. UN

científico forense es educado y entrenado para examinar y determinar el significado de las pruebas físicas de conformidad

con los límites establecidos de la ciencia forense, con la expectativa de la presentación de sus resultados como evidencia

bajo juramento.

Ambos técnicos forenses y científicos forenses se consideran examinadores forenses, y como tal ambos están incluidos

en el presente estudio (en el presente estudio n = 100, lo que incluye 53 de laboratorio Criminalistas 8, 15 técnicos

forenses 9, 7 técnicos aplicación de la ley, 23 examinadores médico-legales, y 2 examinadores evidencia digital; véase el

Capítulo 8: datos, parámetros y frecuencia Resultados para detalles descriptivos).

El papel de los exámenes forenses

Cuando hay una demanda penal, los investigadores policiales son responsables de la realización de la investigación

penal correspondiente. Esto implica la recopilación de pruebas de todo tipo, entrevistando a testigos, y el desarrollo de

posibles sospechosos. Como se explica en Savino y Turvey (2011; p.88-89): “que responden las fuerzas del orden tienen

un deber de cuidado, la obligación de ser guardianes competentes de las investigaciones criminales que inician y

cualquier evidencia que apoya o rechaza las alegaciones de la actividad criminal . contra los sospechosos

acusados”Esto implica un deber de cuidado que debe incluir la determinación de lo que sucedió; si es o no un crimen ha

tenido lugar realmente; y la identificación y detención de los autores criminales (Kappeler, 2006; SATF, 2009).

8 Un criminalista laboratorio es un tipo particular de científico forense que está capacitado para examinar la evidencia física e interpretar

su significado (ver Chisum y Turvey, 2011).

9 Un técnico forense está capacitado para recoger o poner a prueba la evidencia física usando la instrumentación de memoria, pero carece de la educación

científica y la formación para llevar a cabo los exámenes y las interpretaciones sobre su propio (véase Chisum y Turvey, 2011).

51
examinadores forenses, sin embargo, son responsables de las investigaciones científicas correspondientes

- actuando como una lámina objetivo a cualquier teoría de casos que podrían derivarse de cualquier fuente. La función

única del examinador forense es en última instancia, la de un educador a los tomadores de decisiones en el sistema de

justicia, incluyendo investigadores, abogados, jueces y jurados. Thornton y Peterson (2007) describen el examinador

forense como una “criada de la ley”, al tiempo que reconoce el potencial de conflicto entre los objetivos de la ciencia y el

sistema de justicia criminal (p. 4): “La ciencia forense es la ciencia ejerce en nombre de la ley en la resolución que acaba

de conflicto. Por tanto, se espera que sea la criada de la ley, pero al mismo tiempo esta expectativa puede muy bien ser

el puerto desde que se puso en marcha la tensión que existe entre las dos disciplinas “.

Mientras que el sistema de justicia establece necesariamente dos lados legales contra la otra, los examinadores objetivas

no están destinados a asumir la causa de cualquiera. De hecho, su único valor teórico para el proceso legal es con

respecto a su objetividad. examinadores forenses están ostensiblemente emplean sólo a causa de su juramento de

defender la prueba y su desapasionada nada más interpretación-. Ellos deben ser capaces de demostrar que no tienen

ningún interés emocional, profesional o financiero en el resultado. En otras palabras, no se pueden pagar para garantizar

resultados favorables o testimonios a su empleador, ni pueden ser conectados a su avance para el éxito de un partido

sobre otro. Esto es independiente de ser compensado por el tiempo pasado la realización de análisis, redacción de

informes, y dando testimonio.

También hay que destacar que el médico forense no está destinado a ser un tomador de decisiones en el sistema de justicia - a

pesar de algunas representaciones ficticias mal informados en sentido contrario. Ellos no deciden la culpabilidad o inocencia, no

pronunciarse sobre la admisibilidad de las pruebas en los procesos judiciales, y que por lo general no tienen el poder de hacer

detenciones. Esto es intencional, ya que los objetivos del examinador forense con respecto a la explicación de los puntos fuertes y

los límites de las pruebas deben permanecer ideológicamente independiente para mantener una apariencia de imparcialidad.

52
Rasgos cardinales del examinador forense

En las secciones anteriores de este capítulo hubo alguna discusión con respecto a los rasgos cardinales del médico

forense. Son, en esencia, los rasgos de cualquier científico - las que sean necesarias para mantener la integridad

científica (Gardenier, 2011; Jette, 2005; NAS, 2002; y NAS, 2009). El examinador forense debe desarrollar, mantener

y demostrar

imparcialidad, conocimiento de la metodología científica, y el el empleo de la metodología científica en su trabajo.

Además, existe la correspondiente necesidad de mantener la transparencia de los métodos para que otros puedan

examen entre los resultados que se ofrecen. Estos se discuten en el Capítulo 5: El fraude y la Cultura Científica.

Sin embargo, los examinadores forenses están separados de otros científicos de la probabilidad de que van a ser

llamados a presentar y explicar sus hallazgos, bajo juramento, en un tribunal de justicia. Posteriormente, se les pedirá

a explicar cómo sus resultados se obtuvieron y lo que significan. Tal como se establece en Thornton y Peterson (2007;

p. 4):

¿Qué, pues, del científico forense? La característica única que distingue a los científicos forenses de cualquier otro científico es la

expectativa de que van a aparecer en la corte y testificar a sus resultados y ofrecer una opinión en cuanto a la importancia de estos

hallazgos. El científico forense, o debe, no sólo a testificar lo que son las cosas, sino a lo que significan cosas.

En consecuencia, la anticipación del testimonio de un experto jurado y el ofrenda del testimonio de un experto jurado son rasgos

distintivos que posee el examinador forense. La capacidad de proporcionar testimonio jurado de expertos de ser parte integral de los

exámenes forenses, una personaje digno de confianza

requisito también está presuntamente invocado. Esto es cierto para la mayoría de los que trabajan en el sistema de justicia. Por

ejemplo, “Laboratorio Grupo de Trabajo de la opinión del crimen de California”, el Procurador General del Estado informa sobre

la necesidad de descalificación de empleo relacionados con la historia y el carácter penal (CCLRTF, 2009; p.25):

... Grupo de Trabajo reconoce que los controles de antecedentes son necesarias debido a los criminalistas de roles sensibles y críticos

desempeñar en el sistema de justicia criminal. Errores o falta de profesionales

53
normas por parte de los profesionales forenses pueden conducir, en el peor de los casos, a condenas erróneas. El Grupo de Trabajo sugiere que

los candidatos, así como los que siguen en la universidad que deseen convertirse en los científicos forenses, estar mejor informado de que

cualquier forma de asociación con la actividad criminal o falta de responsabilidad personal podría impedirles empleo en el futuro en un laboratorio

del crimen.

examinadores forenses de todo tipo, como los miembros de aplicación de la ley, debe lograr y mantener la confianza

de la corte con el fin de permitir el privilegio de dar testimonio jurado. Esto incluye evitar actividades o afiliaciones que

evidencia la criminalidad; una propensión a la falta de honradez; o pobre personaje - ya sea pasado o presente. Si se

puede demostrar que un médico forense no puede ser tomada en su palabra, o que tienen una propensión a la

actividad criminal, el tribunal podrá excluir su testimonio.

Una historia de dos culturas

En este capítulo, el papel de los examinadores forenses, y sus rasgos cardinales, se han discutido con respecto a los

requisitos ideales satisfactorias dentro del sistema de justicia. La realidad, sin embargo, es muy diferente. La cultura

ocupacional del médico forense no está enmarcada por un solo grupo coherente con los valores profesionales o

científicos uniformes. Como ya se ha sugerido, que está impregnado de forma rutinaria con objetivos en conflicto,

directivas y expectativas. En concreto, el credo objetiva e imparcial del examinador forense es a menudo en desacuerdo

con la cultura, el código y la conducta generada por las organizaciones que tienden a emplearlos.

Laboratorios de investigación criminal de la policía han empleado tradicionalmente la mayoría de los científicos forenses,

principalmente debido a la aplicación de la ley dominio sobre la escena del crimen y una posterior responsabilidad de la

recolección de evidencia física y las pruebas (DeForest, 2005; O'Hara y Osterburg, 1972; Sullivan, 1977; Thornton y

Peterson, 2007; y Turner, 1995). A pesar del crecimiento de los laboratorios forenses privados, la externalización regular y

el aumento de los servicios forenses del gobierno al sector privado (Peterson y Hickman, 2005; Durose, 2008), y algunos

fondos por mandato judicial para los exámenes forenses independientes

54
provocada por . Ake v Oklahoma ( 1985) y su progenie, esta ocupacionales restos de dominancia (Durose,

2008; Edwards y Gotsonis, 2009). Algunos explicación es necesaria.

En el primer capítulo de esta tesis, la publicación de la Academia Nacional de Ciencia Informe sobre la ciencia forense (también

conocido como el informe de la NAS; Edwards y Gotsonis, 2009) se ha hecho referencia con respecto a lo que demuestra la

necesidad de que la presente investigación. Entre los hallazgos de esta evaluación de cuencas hidrográficas de las ciencias

forenses fue la resolución que una verdadera cultura científica no puede desarrollarse ni siquiera existir subordinada a una agencia

de aplicación de la ley. El informe de la NAS explica que los conflictos resultantes son fiscales, organizativa y cultural, lo que resulta

en el tipo equivocado de la presión examinador (Edwards y Gotsonis, 2009; pp.23-24):

evaluación científica y médica llevada a cabo en las investigaciones forenses debe ser independiente de los esfuerzos de aplicación de la ley, ya sea

para enjuiciar a los presuntos delincuentes, o incluso para determinar si un acto criminal de hecho se ha cometido. Administrativamente, esto significa

que los científicos forenses deben funcionar de manera independiente de los administradores encargados de hacer cumplir la ley. La mejor ciencia se

lleva a cabo en un entorno científica y no en un entorno aplicación de la ley. Dado que los científicos forenses a menudo son impulsados ​en su trabajo

por la necesidad de responder a una pregunta en particular en relación con las cuestiones de un caso particular, que a veces se enfrentan a la

presión a sacrificar metodología apropiada en aras de la conveniencia.

La presión para lograr resultados es nada nuevo en la labor científica, sin embargo el contexto es muy diferente para el

examinador forense. Como ya se ha discutido, el médico forense a menudo se trabaja en un entorno de aplicación de la ley a

favor de que está en desacuerdo con, e incluso hostil hacia, su mandato científica. Por otra parte, una fuerte evidencia ha

surgido en las últimas dos décadas que revelan la influencia consistente y apropiada ejercidas por el Departamento de

Justicia de Estados Unidos, y el FBI, en concreto, sobre la comunidad de la ciencia forense

55
(Edwards y Gotsonis, 2009; Hsu, Jenkins, y Mellnick, 2012; y Moore, 2009) 10. En cualquier caso, cuando las

directivas culturales contradictorias a prueba la labor del médico forense, la cultura dominante (y el control) está

mejor situado para prevalecer.

El informe de la NAS no fue el primero en plantear esta cuestión, o para recomendar la separación cultural. Las

preocupaciones acerca de la influencia de la cultura apropiada aplicación de la ley sobre los examinadores forenses

que emplean, centrándose en sus valores y misiones contradictorias, también se han descrito en obras como

Chisum y Turvey (2006 y 2011); Cooley (2004); Findley (2008); Giannelli (1997); Kirk y Bradford (1965); Risinger,

Saks, Rosenthal, y Thompson (2002); Risinger, Saks, Rosenthal, y Thompson (2003); y Starrs (1993). Hasta hace

muy poco, sin embargo, la naturaleza exacta y las consecuencias de las influencias inapropiadas que la policía

ejerce sobre la práctica forense han sido sin examinar.

Resumen

examinadores forenses están destinados a ser instrumentos científicos objetivos e imparciales - para su uso en la

educación de los procedimientos de investigación y legales. Esto coloca sobre ellos el requisito de que se comportan

de tal manera que se preserve la integridad científica al mismo tiempo mantener la ética personal estrictas. Sin

embargo, la mayoría de los examinadores forenses trabajan para los servicios policiales o gubernamentales en

nombre de la policía y la fiscalía. Este acuerdo de trabajo, que surge de la evolución peculiar de la ciencia forense en

conjunto con la policía, crea competir presiones culturales que han sido reconocidos pero que permanecen sin

examinar de manera acrítica en la literatura profesional forense hasta hace poco.

10 El laboratorio del crimen del FBI sostiene a sí misma como el laboratorio forense estreno en los Estados Unidos, que ofrece servicios de todo tipo a los
organismos policiales nacionales y otros en todo el mundo. También es el laboratorio del crimen más grande en los Estados Unidos, “con unos 500 expertos
científicos y agentes especiales de trabajo en una instalación del estado de la técnica en la zona rural de Virginia, viajando por el mundo en misiones y
proporcionar exámenes forenses, soporte técnico, testimonio de testigos expertos, y la formación avanzada a personal de la Oficina y socios en todo el
mundo”(FBI, 2012). Además, es responsable de mantener un número de bases de datos forenses nacionales, entre ellos los relacionados con las huellas
dactilares y el ADN. Como se discutirá, sino que también tiene una historia de fraude y el escándalo que se extiende desde mediados de la década de 1990
hasta la actualidad.

56
Capítulo 4

El fraude en Aplicación de la Ley de Cultura

"Nos gustaría que, en un mundo ideal, para ver todos los solicitantes

con un expediente limpio, pero obviamente eso no es la realidad. Creo que no

encontrará ningún departamentos que contratan

sólo los solicitantes con antecedentes la inmaculada ".

Lt. Elder Dancy

Ciudad de Atlanta Police Dept.

Unidad de reclutamiento

En el capítulo 2, hemos explorado la literatura relacionada con la investigación y el examen de fraude laboral general. Este

cuerpo de investigación se centra casi exclusivamente en el estudio de los esquemas motivados financieramente. También se

ocupa principalmente con el sector privado y no actos de fraude cometido por los que trabajan para agencias gubernamentales.

Sin embargo, los conceptos y las teorías subyacentes eran aplicables a los casos asociados con el esfuerzo de investigación en

curso, lo que sugiere una relevancia general. En el capítulo 3, aprendimos sobre el papel que la ciencia forense está destinado a

desempeñar en el sistema de justicia, así como los desafíos culturales que practican los científicos forenses pueden enfrentar.

Este capítulo se inicia una exploración más específica de la literatura asociada con el fraude forense. La aplicación

de un enfoque sociológico, y la teoría de Asociación diferencial

(Sutherland y Cressey, 1966), se nos exhorta a aceptar el principio de que hay una “relación entre las condiciones

sociales y culturales y el crimen” (Kennedy y Kennedy, 1972; p.45). En concreto, hay que aceptar que los individuos

desarrollan patrones criminales en alguna parte debido a que se les enseña a hacerlo por sus interacciones con otros

miembros de su grupo primario (Sutherland y Cressey, 1966; Matsueda, 2006; y Fitch, 2011). Una extensión de la

asociación diferencial, Teoria de aprendizaje social sostiene que “las asociaciones entre pares, actitudes, de refuerzo y

de modelado son predictores de la delincuencia y el crimen en general” (Chappell y Piquero, 2004; p.89). Estos bien

considerado

57
teorías criminológicas ofrecen una perspectiva útil para entender el contexto de fraude cometido por los científicos

forenses, y también son necesarias para explicar las actitudes culturales que les dan forma.

Funciones de aplicación de la ley y obligaciones

Cumplimiento de la ley es la rama del sistema de justicia criminal que es directamente responsable de los crímenes

reportados (Sullivan, 1977; Kappeler, 2006; y Turvey y Petherick, 2010). Se compone de varias agencias gubernamentales

que tienen la tarea de la prevención del delito, en respuesta a demandas penales, y la recuperación de la propiedad dentro

de las jurisdicciones establecidas (BOPP y Schultz, 1972). agentes del orden también se encargan de mantener la paz, la

protección de la ciudadanía, y que representa la justicia dentro de una comunidad (Kleinig, 1996; Kappeler, 2006; y Wolfe

y Picquero, 2011).

Las fuerzas del orden tienen la obligación de investigar las denuncias penales, establecer los hechos y determinar si un

delito se haya cometido efectivamente (Bopp y Schultz, 1972; Kappeler, 2006; SATF, 2009; y Savino y Turvey, 2011).

Cuando los agentes creen que un crimen ha sido cometido, sino que también tienen una obligación relacionada a

identificar y detener a cualquier sospechoso (BOPP y Schultz, 1972; Kleinig, 1996). Como se explica en Sullivan (1977,

p 149.): “Es el trabajo de la policía para hacer cumplir la ley. Por lo tanto, los funcionarios deben recordar que son

principalmente hecho buscadores para su departamento y no tienen autoridad o control sobre los poderes judicial o

legislativa del gobierno “.

obligaciones de aplicación específicos y deberes son una cuestión de política de la agencia individual, así como el estatuto local (por

ejemplo, negligencia en el cumplimiento del deber, mala conducta profesional y Fuerza excesiva

reglamentos; falla negligente para supervisar o investigar agravios; y los códigos penales estatales prescriben

excepciones aplicación de la ley; véase, en general Bopp y Schultz, 1972; Hansen y Culley, 1973; Kappeler, 2006;

Kleinig, 1996; y Vaughn, Cooper y del Carmen,

2001). Estas responsabilidades son también una característica de los juramentos o promesas que los agentes deben tener al recibir

sus credenciales de policía, en general, en relación con el mantenimiento

58
integridad profesional, la protección de los ciudadanos y de los bienes, fielmente hacer cumplir las leyes de su estado, y

defendiendo la Constitución de los Estados Unidos (Bopp y Schultz, 1972; IACP, 2011; Kleinig, 1996; Shane, 2010; y Stout,

2011). En algunas agencias de policía, un juramento específica se puede encontrar en la parte trasera de las credenciales

de un oficial, afirmados con su firma o la de un supervisor.

La discreción Aplicación de la Ley y la Integridad

Con el fin de hacer su trabajo, se entiende que los agentes encargados de hacer cumplir la ley tendrán que violar algunas

de las reglas y leyes que el resto de nosotros debe cumplir, entre ellos los relacionados con las ordenanzas de tráfico, la

privacidad, armas de fuego posesión / uso, convulsiones propiedad, el uso de la fuerza coercitiva, y el uso de la fuerza letal

(Bopp y Schultz, 1972; Brennan, Rostow, Davis, y Hill, 2009; Chappell y Piquero, 2004; Kleinig, 1996; Leonard, 1969; y las

Marcas, 2009). En otras palabras, la policía debe a veces romper la ley con el fin de mantenerla. Son por lo tanto exentos

de numerosas convenciones legales (prescritas por las circunstancias específicas) y disfrutar del privilegio de ejercer

autoridad sobre los ciudadanos comunes, bajo los auspicios que están comprometidos en una capacidad oficial (Brennan,

Rostow, Davis, y Hill, 2009; Chappell y Piquero, 2004; Kleinig, 1996; y Waddington,

Esto significa que los empleados por las fuerzas del orden están obligados a caminar una línea muy fina durante el

desempeño de sus funciones. Por un lado, tienen que esforzarse para representar la ley y la justicia a la comunidad a través

de una conducta honesta, justa y profesional. Por otro lado, se les permite únicamente para romper las leyes que los

ciudadanos regulares se requieren mantener. Como se explica en Waddington (1999; p.287): “La idea de que la policía

poseen una ocupación sub-cultura distintiva ... deriva del descubrimiento de que el trabajo de la policía rara vez se rige por

los preceptos legales ... policías ejercen una amplia discreción en la manera de hacer cumplir la . ley”Idealmente, esto

requiere la capacidad de ejercer discreción y sin una gran cantidad de supervisión directa mientras se niegan

sistemáticamente un sinfín de oportunidades para participar en soborno y la corrupción (Chappell y Piquero, 2004; Hickman,

Piquero,

59
Greene, 2001; Kleinig, 1996; Klockars, Ivkovich, Harver y Haberfeld, 2000; Seron Pereira y Kovath,

2004; y Westmarland, 2005).

El ejercicio de la discreción adecuada en estas condiciones es clave para mantener la confianza del público en la

integridad de la ley. Las fuerzas del orden son, por tanto, sirve mejor a la selección y el empleo de sólo los candidatos

de calidad más altos (Vollmer, 1971; Brennan, Rostow, Davis, y Hill, 2009). En parte, esto significa que se les

amonesta a “esforzarse por reclutar, contratar y entrenar solamente a aquellos que demuestran fuertes valores

morales antes de entrar en la academia” (Fitch, 2011; p.1).

Por desgracia, la literatura pone de manifiesto que la selección de incluso los mejores candidatos, con la menor

predisposición a la criminalidad, es insuficiente para prevenir la corrupción en la aplicación de la ley. Como se explica en

Marcas (2009; p.463): “... no hay evidencia para apoyar la teoría tradicional de que la corrupción agencia de policía es

atribuible a la 'BadApple individuo.' Independientemente de otros factores, el presente análisis muestra que la cultura policial

fomenta la corrupción “.

Esta es una refutación de lo que se conoce como Teoría de Apple mal ( BAT) - la idea de que la corrupción es

atribuible a individuos aislados que actúan en contra de los valores y las normas de un grupo. Además refutación de

BAT se encuentra en un historial de investigaciones que demuestran que la autoridad y la discrecionalidad que se

concede a los organismos encargados de hacer cumplir la ley promueve y nutre la corrupción sistémica dentro de

las filas, especialmente cuando los niveles relativamente bajos de la falta de honradez se toleran o racionalizadas

por los supervisores (Benoit y Dubra, 2004 ; Benson, 1988; Chappell y Piquero, 2004; Johnson y Cox, 2005;

Ivkovich, 2003; Kleinig, 1996; Klockars, 1984; Klockars, Ivkovic, y Haberfeld, 2005; Klockars, Ivkovich, Harver y

Haberfeld, 2000; McCormack , 1996; y Rothwell y Baldwin, 2007). Este cuerpo de investigación apoya la idea de

que la cultura policial tanto crea oportunidades y ofrece justificaciones para la corrupción,

60
Rasgos cardinales de Aplicación de la Ley de Cultura

La literatura proporciona numerosos estudios sobre los rasgos cardinales de la cultura aplicación de la ley. Si bien este cuerpo de

investigación no ha identificado una cultura universal de la policía, hay temas recurrentes y elementos. Aunque a menudo

desarrollados para proteger a una agencia y sus miembros, muchos, si no la mayoría de estos rasgos pueden ser vistos como

posibles para facilitar la corrupción.

Waddington (1999) describe la aplicación de la ley como una cantina o de clan sub-cultura, explicando (p.287):

“Los referentes centrales de la 'policía sub-cultura' son bastante claras: su sentido de misión; el deseo de acción y

emoción, especialmente la exaltación de la violencia; un nosotros / ellos división del mundo social con el

aislamiento en grupo y la solidaridad, por un lado, y los componentes racistas, por otro; su conservadurismo

autoritario; y su desconfianza y el cinismo, especialmente hacia el derecho y los procedimientos legales”. Esto se

ve reforzado por la investigación presentada en Terrill, Paulinas y Manning (2003), que la presión en el trabajo, la

ansiedad y la tensión “producir dos resultados que definen la cultura policial - el aislamiento y la lealtad al grupo,”

(p.1006). Poaline (2004) va a informar de que las fuerzas del orden (p.207): “actitudes, valores, y normas incluyen

una desconfianza y suspicacia de los ciudadanos y una receta médica para evaluar a las personas y las

situaciones en términos de su potencial de amenaza (es decir, mantener el borde), un área de descanso bajo o de

orientación cubrir-su-culo a la labor policial que desalentar la iniciación de contactos con los ciudadanos y

supervisores, un fuerte énfasis en los elementos de aplicación de la ley de la función de policía, un

nosotros-contra-ellos actitud hacia los ciudadanos, y la norma de lealtad hacia el grupo de pares.”Cancino y

Enríquez (2004) del mismo modo, tenga en cuenta la siguiente como rasgos centrales: el empleo de “justicia

callejera”, el secreto, la solidaridad y la aceptación de pares represalia por violar cualquiera de estos. Wolfe y

Picquero (2011) están de acuerdo, siempre que (p.334): “Policía se caracteriza por una subcultura muy unida

porque las demandas únicas que se colocan en los agentes de policía,

61
En esta misma línea, Benson (2001) postula que el machismo, el militarismo, el racismo, y un código del silencio son elementos

importantes de la cultura aplicación de la ley, informando (pp 685-686.): “En lugar de actuar sobre la amplia evidencia de

diferencias entre hombres y mujeres de la policía y de reclutamiento y la promoción de más departamentos mujeres-policía en

todo el país son bastiones de ... 'abierta discriminación y el acoso sexual' y las actitudes negativas hacia las mujeres

policías.”Esta es expuesto por la investigación presentada en García (2005), lo que explica que la cultura aplicación de la ley

hace hincapié en la lucha contra la delincuencia, la fuerza y ​la masculinidad, mientras que al mismo tiempo la devaluación de

sus funciones de servicio social internos que están asociados con la feminidad. Ver también Benson (2001), informando de que

(pp 682-683.):

El machismo, o lo que algunos han llamado hipermasculinidad, es el sistema de valores que celebra la fuerza masculina física, la agresión,

la violencia, la competencia y la dominación. Denigra la falta de estas cualidades como débil comportamiento, femenina ...

Los resultados prácticos de este machismo policía es que los agentes masculinos se ven involucrados en confrontaciones hostiles con el

público, el uso excesivo de la fuerza, disparos, el tráfico de drogas, y al parecer, como vemos ahora en el escándalo de Rampart, el

encuadre de sospechosos a través del engaño y la mentira .

Este problema también fue explorado en la investigación presentada por Harris (2000), que reveló que los hombres en la aplicación

de la ley experimentar la cultura intensa presión para no ser percibidos como femeninos u homosexual, y que la violencia y la

agresión son los medios utilizados para afirmar y mantener una fuerte masculina identidad.

Sobre la base de la cantidad de literatura que se hace referencia en esta sección, las recurrentes rasgo-temas de la cultura aplicación

de la ley identificadas por este investigador incluyen:

1. Un sistema de creencias “Causa Noble”

2. La identidad profesional unido al control de autoridad / coercitiva de los ciudadanos

62
3. La identidad profesional unida a la masculinidad y la agresión, hasta el punto de abierta discriminación

y el acoso dentro de las filas policiales

4. Solidaridad / lealtad al grupo

5. Protección feroz grupo imagen y compañero de trabajo de la integridad de

6. engaño como un medio viable para un fin

7. Aislamiento / “nosotros contra ellos” perspectiva / desconfianza de los extraños

8. El cinismo y la desconfianza hacia la ley

9. Secreto / “Código de silencio” / “The Wall Azul del Silencio”

10. El castigo y el ostracismo de los que rompen el código

Causa Noble y Corrupción

cultura de cumplimiento de la ley se define por la creencia de que la suya es una causa noble. Una característica de esta creencia es

que una guerra contra el crimen Actualmente se está librando contra los males particulares o enfermedades sociales (por ejemplo,

drogas, terrorismo, violencia de pandillas), y que los que trabajan para hacer cumplir la ley están en el único lado bueno o moral del

conflicto. Por extensión, cualquier persona que no trabaja con o apoyar aplicación de la ley está en el lado equivocado del conflicto,

proteger o lo malo.

El compromiso con esta noble causa significa un compromiso con la prevención de actividades ilegales y detener a los

delincuentes, también conocida como “conseguir los malos de la calle” (Caldero y manivela., 2004, p 29). Como se

describe en García (2005; p.68):

Se espera que el agente de buscar situaciones donde los crímenes se pueden detectar y delincuentes aprehendidos. En consecuencia, el

buen oficial sostiene a la noble causa de la lucha contra la delincuencia y ayudar a la víctima ... y una imagen de ser aventurero y valiente

... El buen oficial debe llevar una pistola y esposas y 'cargar la torre' a la vista de la delincuencia. Sin embargo, en el proceso de convertirse

en un buen oficial y la internalización de la cultura policial, el buen oficial también se convierte en cínicos y desconfiados de los ciudadanos

que él o ella las políticas ...

63
La dedicación a la noble causa tanto inspira a los valores de la cultura aplicación de la ley y actúa como justificación de

las decisiones individuales de oficiales (Crank, Flaherty, y Giacomazzi,

2007).

causa la corrupción noble, como se le llama, se refiere a actos de corrupción o ilegales cometidos por las fuerzas del orden con

el fin de asegurar o mantener un arresto o condena, o algún otro fin digno (Caldero y Crank, 2004; Crank, Flaherty, y

Giacomazzi, 2007; Martinelli, 2006 ; Porter y Warrender, 2009). Refleja dilemas que enfrentan los agentes encargados de hacer

cumplir la ley en las que deben (Crank, Flaherty, y Giacomazzi, 2007; p.105) “seleccionar entre la ética de la competencia.

Seleccionaron cualquiera de los medios legales, jugando con las reglas de la sociedad, aunque a veces eso significaba dejar

que los delincuentes peligrosos en libertad, o que buscaban un buen fin: que actuaron para impedir que los delincuentes

verdaderamente peligrosos de cometer otros delitos, sin embargo este fin se llevó a cabo “.

La justificación de la corrupción noble causa se debe a la mentalidad de asedio de los agentes del orden que creen o

bien están en guerra o que su causa es justa particular. Este es un sistema de creencias aprendido, y el comportamiento

ilegal correspondiente debe ser culturalmente reforzado y se moldea a través de la experiencia dentro de la cultura del

grupo (Sunhara,

2004). Cuando la cultura aplicación de la ley refuerza un modelo de los fines que justifican los medios, la corrupción causa

noble se convierte en la norma de que cada “buena” funcionario o agente aspira a (en el comportamiento con el Aprendizaje

Social Theory). Esto a su vez exige la aceptación y la confianza en “The Wall Azul del Silencio”, tanto para la supervivencia

individual y organizacional.

El azul de la pared del Silencio

La aplicación de la ley “Código de Silencio”, también conocido como “The Wall Azul del Silencio” ha sido durante mucho

tiempo una característica de la literatura relacionada con la corrupción de la ley, como un fenómeno internacional (Chin

y Wells, 1998; Cooper, 2009; Comisión Knapp, 1972 ; Koepke, 2000; Mollen, 1994; Rothwell y Baldwin, 2007;

Shockley-Eckles, 2011; Skolnick, 2002 y 2005; Wolfe y Picquero, 2011). Se describe como (Chin y Wells, 1998; p.

64
238): “un código no escrito en muchos departamentos que prohíbe que dan a conocer perjurio u otra mala conducta de los

compañeros oficiales, o incluso que testifican la verdad si los hechos podrían implicar la realización de un compañero” Como se

explica en Cooper (2009; p.7) : “lo que mucha gente conoce como el 'Código de Silencio' o 'azul de la pared de Silence'- méritos

preocupación. La subcultura policial está dominado por el Código Cop. Su norma fundamental establece que "policías protegen a

los policías”.

De acuerdo con Koepke (2000), la cultura del secreto se transfiere entre los miembros de las fuerzas del orden, de

acuerdo con la teoría del aprendizaje social, a través de la presión de grupo manifiesta (pp.214-215): “The Wall Azul del

Silencio es una leyenda entre los agentes del orden y es posiblemente la forma más fuerte de la presión de grupo.

Debido a la pared azul del silencio, la brutalidad policial y el perjurio policía ha sido, y seguirá siendo, protegido y

facilitado por la cultura policial “.

Esto se repite en Wolfe y Picquero (2011), que explica (p.334): “Policía se caracteriza por una subcultura muy unida

porque las demandas únicas que se colocan en los agentes de policía, como la amenaza de peligro, así como

escrutinio por el público, generar un entorno de tejido apretado propicio para el desarrollo de sentimientos de

lealtad'(Skolnick, 2005, p. 302). El código de silencio, por lo tanto, se convierte en una actitud subcultural de cómo uno

debe comportarse para ser percibido como un “buen” agente por sus compañeros “.

Gottschalk (2011) describe el problema como sistémica, con todos los agentes implicados en un cierto nivel de corrupción,

en virtud de la participación en cualquier práctica ilegal culturalmente aprobado o su ocultamiento (p.170): “El papel de la

cultura policial en términos de protección el uno del otro reduce la probabilidad de ser atrapado por corrupción. Esto llama

el código, el código de silencio, o la cortina azul, o la pared azul del silencio - la prohibición informal en la cultura del trabajo

de la policía contra la presentación de informes la mala conducta de los agentes de policía compañeros “.

sesenta y cinco
Shockley-Eckles (2011) va más allá, argumentando que la cultura del secreto en la aplicación de la ley protege no

sólo a los miembros en un entorno de trabajo inmediato, sino también los que han “delincuentes”, ha forzado a salir

de una agencia, y luego se trasladó a otra parte (p.292):

Ahora se hace referencia como la pared azul o The Thin Blue Line, la solidaridad que define el trabajo policial no deja de tener sus críticos y

sus defensores. Muchos en la sociedad en general ver el azul de la pared como una fortaleza impenetrable por lo que los agentes de

policía contemporáneos proteger su propia incluidos los que se dedican a la mala conducta, bajo un manto de secreto ...

La cuestión de importancia para la investigación que aquí se presenta de este modo se convierte, ¿hasta dónde llega la lealtad se extiende a sí

mismo cuando los de aplicación de la ley se encuentran trabajando junto con el oficial cuya historia es una de mala conducta en otra

jurisdicción?

Una práctica poco conocida entre la mayoría de la población en general, pero que afecta a todos en cumplimiento de la ley, es el aleatoria oficial

( ver Goldman 2003 y Goldman y Puro 2001, 1987). Según la definición de Goldman (2003) y Goldman y Puro (2001, 1987), el shuffle oficial se

refiere a la facilidad con que los oficiales de dudosa reputación se mueven a través de las jurisdicciones, manteniendo así su certificación de la

policía y continuando a servir en las fuerzas del orden. Estos agentes, que se refiere a los policías como gitano o agentes corruptos, lugar

comunidades en riesgo mientras que a menudo manchar la imagen de toda la policía.

Bien llamado, el shuffle oficial (véase Goldman 2003; Goldman y Puro 2001, 1987) perpetúa la transmisión de la

corrupción policial y la mala conducta en el tiempo y en el espacio.

Todo esto conforma con Wolfe y Picquero (2011), lo que explica (p.334): “La investigación ha demostrado que los agentes que

se adhieren al código de silencio son menos propensos a reportar oficial colega uso excesivo de la fuerza o la corrupción ... y

es más probable . para cometer perjurio durante un juicio”Wolfe y Picquero (2011) están de acuerdo, además, que el problema

es cultural, y que la corrupción oficial persona física es un reflejo de sus asociaciones y percepciones de grupo, en alineación

con la Teoría del aprendizaje Social (p.347):

... los oficiales que se asocian con los compañeros desviados son más propensos a suscribirse a la creencia subcultural a la policía que un oficial

debe proteger sus colegas, independientemente de las alegaciones de mala conducta.

66
Por otra parte, la asociación con compañeros oficial desviadas coloca oficiales en mayor riesgo de creer que la violación de los derechos

constitucionales sospechosos es necesaria si se quiere lograr la justicia y proteger al público de cualquier daño. Por el contrario, los agentes se

adhieran al código de silencio menos estricta y tienen menos creencias que justifican noble causa la corrupción si ven su agencia para

comportarse de vista organizativo sólo formas. Es decir, como las percepciones de los oficiales de justicia organizacional, aumento de su nivel de

actitudes favorables al código de es probable que disminuya el silencio y la noble causa la corrupción.

Si bien hay muchas formas de corrupción aplicación de la ley, Gottschalk (2011; p.170) encontró que el “Muro Azul del

Silencio” proporciona la mayor protección para los agentes de aceptar “gratificaciones” o el uso de “fuerza excesiva”.

Estas son algunas de las formas más toleradas de mala conducta en la cultura aplicación de la ley. Esto se detalla en la

investigación preparado en Chappell y Piquero (2004; p.90):

. .. la aceptación de las comidas y regalos es la forma más común y más extenso de la corrupción policial ... Muchas ciudades, permiten de

hecho a los oficiales aceptan comidas gratis o con descuento. A menudo se acepta comportamiento cuando se trata de un acto de gratitud

hacia la policía, pero a veces el motivo es para comprar la protección de la policía. En otras palabras, algunas empresas ofrecen artículos o

servicios gratuitos a la espera de tiempos de respuesta más rápidos y protección adicional de la policía

No es de extrañar, café gratis, descuentos de comida, y otros pequeños regalos también son la puerta de entrada a través del cual

los oficiales de otro modo legales son iniciados en otras prácticas de grupos corruptos. Esto puede ser visto en una base diaria en

casi todas las ciudades en todo el país, en cualquier restaurante donde múltiples unidades de policía se reúnen para un descanso o

una comida. Oficiales entrarán en este tipo de establecimientos con sus uniformes, o mostrar sus radios de la policía o insignias

visible cuando vestidos de civil. Todo esto con la esperanza, ya menudo la expectativa, de recibir un descuento del cumplimiento de

la ley. Estos “descuentos” son realmente atractivas sobornos, el oficial de mostrar favor, dar una consideración especial, o

simplemente por la seguridad proporcionada por su presencia continua.

Una vez que un agente de la ley renuncia a su integridad al unísono con los demás miembros de su grupo, no importa

cuán pequeño sea el incentivo, se incrementa el potencial de futuro y las formas más graves de corrupción. También

proporciona un motivo para buscar la

67
otro lado cuando algo más grave se da testimonio de la participación de compañeros oficiales. Al tiempo que parece menor para

algunos, cediendo a este tipo de tentaciones iniciales enseña el nuevo oficial para convertirse en moral y éticamente maleable.

Desde el punto de vista de las relaciones públicas, la aceptación de regalos y gratificaciones también refuerza la peor vista de la

policía en manos de los que tienen éxito con las tentaciones: que los servicios de aplicación de la ley son parciales, o de otro

modo para la venta.

El “muro azul del silencio”, o “Código de Silencio”, es una característica distintiva de la corrupción institucional criado en el árbol

genealógico de la cultura aplicación de la ley. It presiones nuevos oficiales en conformidad mediante la explotación de su

compromiso con la lealtad de grupo y la amenaza de represalia entre pares; que protege a los miembros del grupo de larga

duración de la exposición al asegurar que nadie habla a los de afuera, y que “los policías protegen a los policías”; y se permite la

redistribución, o continuación de empleo, de “policías gitanas” que de otro modo habrían sido terminados o en casos extremos

acusados ​por cargos criminales. En esencia, hace que esos agentes de la ley que se adhieren a los mentirosos, ya sea por lo

que informan o no se presenten con respecto a la actividad corrupta.

El uso del engaño

Cuando los agentes de aplicación de la ley carecen de evidencia suficientemente fiable para detener legalmente el principal

sospechoso en una investigación criminal, tienden a concentrar sus esfuerzos en la obtención de una confesión (Magid, 2001;

Thomas, 2007). Una forma de obtener una confesión es a través del uso del engaño. Los tribunales tienden a tener una actitud

variables sin embargo generalmente permisiva hacia el uso policial de engaño para obtener pruebas de cargo de presuntos

delincuentes - para incluir el trabajo bajo-cubierta y estratagemas, donde se hace referencia a las declaraciones falsas de testigos,

declaraciones falsas co-conspirador, y pruebas fabricadas o presentado durante los interrogatorios (Kassin, Drizin, Grisso,

Gudjonsson, Leo, y Redlich, 2010). En consecuencia, el uso de la simulación, el engaño y la mentira son instrumentos estándar que

se encuentran en muchos kits de herramientas de policía.

68
Hay límites sobre el uso aceptable de métodos engañosos, generalmente establecidos por las leyes estatales y las normas

del departamento. Sin embargo, algunos comentaristas de justicia penal sostienen que el engaño y la mentira pura y simple,

es una característica integral de la cultura aplicación de la ley. Una visión de conjunto se presenta en Slobogin (1997), que

ofrece un continuo de falsedad que va desde justificable inexcusable (pp 775-776.):

Muchos de policía, al igual que muchas otras personas, se encuentran de vez en cuando, y algunos de policía, al igual que algunas otras personas,

se encuentran de forma rutinaria y penetrante. La policía se encuentran a proteger a las víctimas inocentes, como en situaciones de rehenes, y ellos

dicen “placebo radica” para asegurar o aplacar a los ciudadanos preocupados. Ellos dicen mentiras para proyectar autoridad inexistente, y que se

encuentran a los sospechosos con la esperanza de reunir pruebas del crimen. También se encuentran bajo juramento, para condenar a los

culpables, proteger a los culpables, o el marco de los inocentes.

Algunas de estas mentiras son justificables. Algunos son reprobables. Mentir bajo juramento es perjurio y por lo tanto rara vez permitido. Por otro

lado, la mentira que es necesario para salvar una vida no sólo puede ser aceptable, pero en general se aplaude (incluso si constituye perjurio). La

mayoría de los tipos de mentiras de la policía de la moral son más turbias, sin embargo.

Un punto de vista más negativo sobre el engaño de la policía se informó en la investigación elaborada por Dorfman (1999;

pp.460-461):

Los agentes de policía se puede esperar que omitir, redactar, e incluso mentir en sus informes de la policía bajo juramento o no juradas; van a ocultar o

falsificar para encubrir la corrupción y brutalidad; que están capacitados para engañar a los ciudadanos durante las investigaciones como parte de las

buenas prácticas de la policía; van a ocultar hechos, e incluso mentir, encubrir la mala conducta de sus compañeros oficiales. Además, la práctica y la

política de comandos da oficiales de todos los incentivos para mentir a cubrir por falta de productividad o para agrandarse para el reconocimiento y la

promoción. Y sí, los policías van a cometer perjurio en nuestros tribunales de justicia.

En cualquier caso, se acepta en general que debe haber límites establecidos contra el uso de tácticas policiales basados

​en el engaño claramente definidos, dado el enorme poder que los agentes de la empuñadura gobierno (Dorfman, 1999;

Kassin, Drizin, Grisso, Gudjonsson, Leo y Redlich, 2010; Magid, 2001; y Thomas, 2007). Sin embargo, a menos que

haya penas sobresalientes asociados con violaciónes de esos límites, parece poco probable que se cambiarán las

actitudes de larga data hacia el uso del engaño.

69
Considere el siguiente ejemplo de un caso de engaño policía ido demasiado lejos (en varias ocasiones y sin

consecuencias):

Mateo cristiana, detective del

Departamento de Policía de San José

Este caso fue descubierto durante el curso de los esfuerzos de recolección de datos que se describen en el Capítulo

8: datos, parámetros y frecuencia resultados. Esto implica el uso del engaño por un detective de la policía en el curso

de un interrogatorio de sospechosos. Como se informó en Griffy (2007a), Mateo cristiano, un detective de la policía

de San José, en California, fabricó un informe del laboratorio del crimen del fiscal de distrito (el laboratorio de

criminalística regional es una división de la oficina del fiscal de distrito: “El Condado de Santa Clara Laboratorio de

Criminalística Fiscal del distrito”). Det. Cristiano utiliza el sello oficial laboratorio criminal para construir el informe

falso, y él también inventó el nombre de una falsa criminalista- a “confirmar” la presencia de semen en una manta en

relación con un presunto delito sexual. A continuación, utiliza este “informe” como prueba durante una entrevista de

sospechosos para obtener una declaración inculpatoria.

Det. Cristiano testificó más tarde que él se olvidó de su engaño cuando se puso el “Informe treta” en su expediente junto

con un informe real de laboratorio que se contradice. El fiscal de distrito procedió a juicio de pensar que tenía pruebas

contundentes física de culpabilidad negar varias peticiones de defensa del acusado preguntando después de los

resultados de laboratorio contradictorios previstos en el descubrimiento preventiva. Cuando se le preguntó al respecto

en el estrado durante una audiencia preliminar, Det. Cristiano testificó falsamente como si el informe del laboratorio

criminalista falso y falso -como eran reales, aunque los hallazgos de laboratorio habían sido en realidad de cargo. El

criminalista inexistente incluso fue colocado en la lista de testigos del fiscal de distrito.

70
Con el juicio se acerca, el abogado defensor fue capaz de hablar directamente con el laboratorio de la delincuencia y el

alcance de la decepción del detective fue revelado. Esta información fue transmitida a la oficina del fiscal de distrito, que

aún tenía que contactar con su laboratorio y verificar el informe. En diciembre de 2006, todos los cargos fueron retirados

contra los acusados. Sin embargo, el uso de informes falsos de laboratorio sigue siendo una práctica habitual para el

Departamento de Policía de San José 11.

Este caso se refiere a un detective de la policía fabricación de un informe de laboratorio falsa con respecto a las pruebas

físicas para obtener una confesión sospechoso dentro de los parámetros establecidos para el marco de tiempo presente

estudio. Sin embargo, no fue empleado como médico forense en cualquier capacidad. En consecuencia, los datos de este

caso fueron excluidos necesariamente de la presente estudio. Los criterios específicos para su inclusión en el presente

estudio se discuten en el Capítulo 8: Resultados de datos, parámetros y frecuencia.

Tolerancia interna para la criminalidad

Las prácticas de contratación y retención de muchos organismos policiales sugieren que existe una tolerancia interna de

un cierto nivel de criminalidad manifiesta en la cultura. Es decir, de ser declarado culpable de un crimen no siempre resulta

en una prohibición automática de la aplicación de la ley de empleo. Tampoco es la terminación del empleo del orden

público automática cuando un oficial está detenido, condenado por el crimen, o se demuestre que ha dado testimonio falso

(Spector, 2008).

En primer lugar, muchas agencias policiales reconocen abiertamente el hecho de que contratan a los reclutas con

antecedentes penales; sin embargo, afirman evitar la contratación de las personas con condenas por delitos graves.

11 En 1990, el mismo departamento de policía había sido advertido por el poder judicial para poner fin a la práctica de crear falsos informes de laboratorio. Sin

embargo, en 2002, “detective Juan Serrano [del Departamento de Policía de San José] describió el uso de informes de laboratorio del crimen Ruse como

'procedimiento estándar' en ese momento” (Griffy, 2007b).

71
Considere el estado de Georgia. Aproximadamente un tercio de los reclutas de la policía fuera de la ciudad de Atlanta tienen

antecedentes penales, y más de la mitad han admitido el uso de drogas. Como se informó en Eberly (2008):

Más de un tercio de los recientes graduados de la Academia de Policía de Atlanta han sido detenidos o citado por un crimen, según

una revisión de sus solicitudes de empleo. Las detenciones iban desde delitos menores como el hurto de cargas violentas que

incluyen asalto. Más de un tercio de los oficiales había sido rechazado por otras fuerzas de seguridad, y más de la mitad de los

reclutas admitido el uso de la marihuana.

Una investigación adicional de los registros estatales reveló 1.384 oficiales con detenciones y condenas por delitos graves

que también se mantuvo la certificación de cumplimiento de la ley la práctica con las Normas Georgia Peace Officer and

Training Council (POST); muchos estaban todavía en servicio activo con las agencias de policía (Moore, 2008). portavoces

policiales en Atlanta citados presupuestos reducidos y fuerte competencia con otras agencias de policía para la necesidad de

relajar las normas de contratación, sino también explicaron que era común para muchas agencias de la ley para contratar a

los solicitantes con condenas por delitos menores (Eberly, 2008).

Tenga en cuenta también la ciudad de Milwaukee, Wisconsin. En la actualidad, el Departamento de Policía de

Milwaukee permite la contratación de candidatos con hasta cuatro condenas por delitos menores y dos delitos por

conducir ebrios (Wooten, 2007). Sin embargo, en respuesta a una solicitud de información, la ciudad se negó a liberar el

número exacto de agentes con antecedentes penales, diciendo que tal esfuerzo sería demasiado onerosa (Wooten,

2007). A pesar de la promesa de hacer estos datos a disposición del público, sin embargo, la Comisión de Bomberos y Policía de

Milwaukee tiene que hacerlo (Barton, 2011).

En segundo lugar, muchas agencias de policía a encontrar maneras de retener hermanos oficiales condenados por fraude,

declaraciones falsas, y los crímenes violentos, incluso más que ellos fuego.

Consideremos el caso de Estados Unidos v. Hayes ( 2009). Este litigio surgió de la legislación federal aprobada en 1996: Posesión

de arma de fuego después de la condena de delito menor delito de

72
La violencia doméstica, 18 USC §922 (g) (9): “ Al 30 de septiembre de 1996, es ilegal poseer un arma de fuego después

de la condena de un delito menor de violencia doméstica. Esta prohibición se aplica a las personas condenadas por tales

delitos menores en cualquier momento, incluso si la condena se produjo antes de la fecha de vigencia de la nueva ley. Un

crimen de violencia doméstica delito menor calificación debe tener como elemento del uso o intento de uso de la fuerza

física o la amenaza del uso de un arma mortal “.

Desde entonces, algunos acusados ​policiales han intentado soslayar las consecuencias de esta legislación

al declararse “abajo a un asalto simple y sencilla es no llamado

violencia doméstica”(Rider, 2010), cuando acusado de delitos que podrían causar que pierdan su derecho a llevar

un arma de fuego - y cualquier empleo relacionado. Un asalto simple, por ejemplo, es una infracción penal sin el

predicado descriptor “doméstica”.

Además, un porcentaje de los agentes del orden y otros empleados del gobierno, ante la posibilidad de perder

retroactivamente sus armas y puestos de trabajo en las consecuencias resultantes de la legislación de 1996. Estas fueron

las personas que habían sido condenadas por delitos violentos contra sus parejas íntimas, pero no terminados

posteriormente por sus empleadores aplicación de la ley (mayo de 2005). La reacción inmediata a la legislación por

aquellos en la comunidad policial incluyó reclamaciones que no era justo, como se informa en Rodríguez (1997):

Una nueva ley federal que hace ilegal para cualquier persona culpable de violencia doméstica para llevar un arma de fuego está amenazando los

puestos de trabajo de los agentes de policía en todo el país decenas.

Oficiales en Texas, Colorado, California, Minnesota y Michigan han sido reasignado o puesto en licencia administrativa como

consecuencia de su detención pasadas. Los números están creciendo, y los afectados reclaman que la ley es injusta e incluso

inconstitucional.

Otros en cumplimiento de la ley han expresado gratitud que la existencia de los delincuentes condenados por violencia

doméstica entre las filas de las fuerzas del orden se ha hecho un problema

73
por la nueva legislación, teniendo en cuenta tales violaciónes un delito de disparo (Davidow y Teichroeb, 2003).

En todo caso, Hayes, un fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos, cierra cualquier resquicio de percepción: se

sostiene que una relación doméstica no tiene que ser una consideración en la condena penal específica; sólo la relación

real entre la víctima y los asuntos de delincuentes. Si alguien es condenado por cualquier crimen que involucra violencia

contra una pareja de hecho, si se trata de un delito menor o mayor, se les prohíbe llevar un arma de fuego por la ley

federal. Si la profesión requiere llevar un arma de fuego, entonces hay que buscar otro empleo en caso afirmativo

condenados. Queda por ver si las fuerzas del orden encontrarán una nueva laguna en este reciente fallo de retener más

personal que tenga convicciones relacionadas.

Tenga en cuenta las acciones del Departamento de Policía de New Haven en el reciente caso del oficial de policía Sam Streater,

como se informa en Kaempffer (2009). En este caso fuera de Connecticut, Oficial Streater fue detenido y condenado por solicitar

una prostituta conocida, Vanessa DiVerniero, mediante el pago de sus $ 20 a tener relaciones sexuales con él en su coche

mientras que fuera de servicio. Fue capturado por una operación encubierta policial que desarrolla en el barrio, e hizo

declaraciones falsas a sus compañeros oficiales sobre sus actividades durante la investigación. Mientras que fue suspendido sin

paga por dos semanas, él no se dio por terminado. El Departamento de Policía de New Haven dejó claro que esto es típico de la

forma en que manejan este tipo de delitos, incluso cuando se refieren a las fuerzas del orden (Kaempffer, 2009).

Tengamos en cuenta que también, hasta hace poco, la Oficina del Sheriff del condado de Los Ángeles empleó una solución más

creativa cuando el personal de jurados realiza actividades delictivas: los delincuentes policiales fueron enviados a menudo a trabajar en

la cárcel del condado de Los Ángeles. Como se explica en Leonard y Faturechi (2011): “Durante años, el departamento transferido

diputados de problemas a bloqueos del sistema como una forma de mantenerlos por parte del público. Otros diputados se les permitió

permanecer trabajando en las cárceles después de haber sido condenado por delitos o

74
cometido una falta grave”. Esto incluyó diputados con condenas relacionados con el fraude, la usura, amenazas de

muerte, asalto, superando a los internos, el contrabando de contrabando en la cárcel, y los informes falsificados

(Leonard y Faturechi, 2011).

Por último, consideremos el caso de Ross Mirkarimi, el Sheriff de San Francisco. Recientemente ha sido condenado por un

delito de violencia doméstica que involucró a su esposa, una actriz venezolana - sin embargo, posteriormente se negó a

renunciar a su cargo y anunció planes de postularse a la reelección (Elias, 2012). En un caso que todavía se está

desarrollando a partir de la escritura de esta tesis, el Alcalde civil de San Francisco se vio obligado a suspender Sheriff

Mirkarimi mientras que las cargas administrativas están llevando a cabo con el fin de facilitar su terminación.

Una tradición de contratar y retener a las personas con antecedentes penales, y no poner fin a los miembros convictos de

un crimen con posterioridad a la contratación, sugiere cierta tolerancia para la criminalidad dentro de la cultura de

cumplimiento de la ley. Esta práctica, a menudo una violación de la política y la ley, socava la credibilidad general de las

fuerzas del orden y la reputación de todos aquellos que emplean. Algunas agencias de la ley están de acuerdo, incluyendo

los de Illinois, como se explica en Barton (2011):

Un oficial que haya sido condenado por un delito puede ser inútil como testigo de cargo sobre todo si se trata de falta de

honradez, dijo el fiscal asistente de distrito del Condado de Kenosha Richard Ginkowski, que trabajó como oficial de policía en

Iowa. La defensa puede utilizar esa información para poner en duda el testimonio del policía.

"Si un oficial es atrapado mintiendo, que diluye su credibilidad en otros casos y los hace menos eficaz como un oficial",

dijo. "Esa es una preocupación significativa."

Esa es una razón por departamentos en muchos otros estados, incluyendo Illinois, las personas se oponen a condenados por ciertos delitos

menores - por lo general implican el engaño, las drogas y la conducta abusiva - a partir de la realización de una placa y una pistola.

"Es simplemente abrumadora cómo la gente en las comunidades realmente creo agentes de la ley tienen que ser celebrada

con esta norma," dijo Kevin McClain, directora ejecutiva de la Ley de Illinois

75
Formación y aplicación de la Junta de Normas. "La gente siente que los agentes de policía deben ser modelos en la sociedad."

No sólo son las personas condenadas por esos tipos de delitos impedidos de ser contratado como agentes de Illinois

- oficiales de trabajo que son condenados por esos delitos se decertificados automáticamente bajo la ley del estado, lo que significa que de

inmediato pierden sus puestos de trabajo y no pueden ser contratados de nuevo, dijo McClain. Cualquier agente que no notifica el estado de una

convicción - ya sea durante el proceso de aplicación o después de la contratación - puede ser acusado de un delito grave.

No debería ser necesario mencionar que también hay hipocresía en la práctica de la vigilancia de la ciudadanía con los

delincuentes condenados; viola el ideal de la integridad personal que se levantó como un mandato contratación necesaria dentro

de la literatura aplicación de la ley ya citada. También alimenta además una tolerancia de cultivo para la corrupción, de acuerdo

con los principios de la teoría del aprendizaje social.

Fraude Teoría del diamante:

La evaluación de las formas más comunes de Aplicación de la Ley de Fraude

Fraude Teoría diamante establece que para que un acto de fraude laboral o empleo que se produzca, tiene que haber una

convergencia de cuatro elementos: delincuente motivación (aka, presión o necesidad), oportunidad, racionalización, y capacidad

individual. Con respecto a la cultura aplicación de la ley, la literatura es evidente que se proporciona a cada uno de estos

elementos a sus miembros incluso cuando inicialmente ausente en un nuevo recluta. En esta sección vamos a revisar dos de

las formas más frecuentes de fraude aplicación de la ley con el fin de evaluar si este modelo es válido cuando se consideran

las prácticas corruptas específicas: El uso incorrecto de bases de datos gubernamentales y Declaraciones falsas, Informes y

testimonio. Una evaluación exhaustiva de todos los tipos imaginables de fraude de aplicación de la ley sería excesiva, y está

más allá del alcance de la investigación actual.

Cabe señalar que cada uno de estos ejemplos involucra o una violación administrativa de la política de aplicación de la ley

que puede conseguir un empleado de la policía suspendido o terminado, o una violación criminal que puede conseguir

acusado, arrestado y condenado incluso

76
de un crimen. Si la violación es administrativa o penal depende en alguna parte de la naturaleza de las leyes

penales locales y cómo se aplican, como hemos aprendido de las secciones anteriores.

El uso incorrecto de bases de datos gubernamentales

Los empleados encargados de hacer cumplir la ley tienen un rápido acceso a la información que el público en general no es así,

como se explica en Berkow (2004): “Los departamentos de policía tienen acceso a bases de datos nacionales del Centro

Nacional de Información Criminal (NCIC) y el Sistema Nacional de Telecomunicaciones Aplicación de la Ley (NLETS) y muchos

otros sistemas tales como sus registros de vehículos de motor del estado, los registros de orden de captura y pedidos de

información.”al entrar a estas y otras bases de datos gubernamentales de propiedad, generalmente se requiere personal para

utilizar una contraseña segura y hacer un registro del caso en curso que su consulta está asociado. En otras palabras, deben

tener una legítima “necesidad de saber” que se adjunta a una investigación oficial.

Los empleados encargados de hacer cumplir la ley acceden con frecuencia las bases de datos del gobierno por razones

personales utilizando de manera fraudulenta. Por ejemplo, de Michigan, Elrick (2001) informes:

En los últimos cinco años, más de 90 agentes de la policía de Michigan, despachadores, agentes federales y guardias de seguridad

han abusado de la Red de Información de Aplicación de la Ley (LEIN), de acuerdo a una prensa libre examen de cientos de páginas de

LEIN registros e informes de la policía.

En muchos casos, los abusadores se volvió una herramienta valiosa para combatir el crimen en un motor de búsqueda personal de direcciones

de origen, para los registros de conducción y para los archivos criminales de interés, amor, colegas, jefes o rivales.

Esto es similar a informes provenientes de California, donde los agentes se encuentran habitualmente culpable de (Cassidy,

2009): “el uso de bases de datos de aplicación de la ley para conocer mujeres, investigar los rivales románticos y mantener

control sobre las ex-novias” Esto incluye el abuso de la ley de California Sistema de Aplicación de Telecomunicaciones (CLETS),

que se conecta a las bases de datos del DMV, estatales y federales. El abuso de este sistema, que es un delito menor, es

77
tan común que en realidad hay una “CLETS MAL USO DE INFORMACIÓN formulario de investigación” que se

incluye con los “CLETS políticas, prácticas y procedimientos” a disposición manual para las agencias de

suscripción.

En un caso más grave de Maryland, Delores Culmer, un oficial de policía del condado de Montgomery, fue acusado de delitos de

drogas y los fraudes relacionados después de usar una base de datos de la policía. Ella utiliza la base de datos para ayudar a su

prometido, un traficante de drogas, intimidar y realizar un seguimiento de su competencia (Comunicado de prensa, 2011). Con el

tiempo se declaró culpable de conducir cheques no autorizados orden judicial el que su prometido, una persona que tenía una deuda

relacionada con la droga a su hermana, y los controles de vehículos en el hermano de su prometido (Castañeda, 2011). Ella renunció

a la policía y fue condenado a cinco meses de arresto domiciliario y dos años de libertad condicional.

Un aspecto pernicioso de este tipo de fraude es que puede continuar incluso después de la jubilación. Agentes de la ley se

retiran al sector privado, o de su terminación, pero pueden continuar teniendo acceso a las bases de datos policiales con

contraseñas no vencidos oa través de sus relaciones con los ex compañeros de trabajo. La capacidad de lograr este tipo de

acceso no autorizado es una consideración importante en la contratación de agentes de la ley retirados por empresas de

seguridad o de seguros privadas.

empleados policiales que participan en el acceso indebido e ilegal de bases de datos policiales tienden a

ser motivado por ganancia personal; tienen la oportunidad

en virtud de su condición de aplicación de la ley y el compañero de trabajo afiliaciones; tienen culturales

racionalización en forma de ya sea causa noble o derecho; y tienen capacidad individual en virtud de su

formación y una cultura que tolera en comportamiento con la teoría del aprendizaje social.

Declaraciones falsas, informes y testimonios

78
Las declaraciones falsas, informes y testimonios son tan comunes en la cultura aplicación de la ley que los agentes de formación de la

policía en realidad desarrollaron su propio término para lo que eventualmente se requieran en la sala del tribunal: “testimiento” (Mollen,

1994; McClurg, 1999). Según lo previsto por la investigación presentada en Dorfman (1999; p.457): “Los jueces, los fiscales y los

abogados de la defensa informan que la policía perjurio es un lugar común, e incluso los propios agentes de policía concede que la

mentira es una característica regular de la vida de un policía.” Este tipo de fraude se produce en todo tipo de contextos relacionados con

el trabajo de los oficiales encargados de hacer cumplir la ley, si se trata de un parte de horas falsificada por horas extraordinarias, días

de enfermedad, o armas de fuego de calificación (por ejemplo, Aseltine, 2011; Boyd, 2011; y Litz, 2011 ); una declaración falsa en un

informe o declaración jurada sobre la observación directa de un sospechoso drogas gota, armas, u otro contrabando (referido como

evidencia “hidropesía”; Alcaparras, 2008; Nube, 1996; Dorfman, 1999; y McClurg 1999); falso testimonio sobre la búsqueda de pruebas

sobre sospechoso cuando fue realmente plantada (referido como “escamas”; Dorfman, 1999; véase también el reciente escándalo que

involucra a la policía de Nueva York Brooklyn Narcóticos con respecto al “descamación” sospechosos inocentes sin antecedentes

penales con el fin de impulsar las detenciones de las horas extraordinarias, una crónica en Jarret, 2011; Stelloh de 2011, y Yaniv,

2011); o falso testimonio en una audiencia previa al juicio, o ante un Gran Jurado, sobre los resultados de las pruebas forenses

para reforzar una acusación antes de ver realmente los resultados (Smith, 2008). Como se informó en McClurg (1999; p.394):

“muchos agentes de policía han llegado a creer que la mentira es un componente necesario y justificable de sus puestos de

trabajo. 'Hacer el trabajo de Dios' es como un agente defendió la práctica de la falsificación con el propósito de detener y

condenar los delincuentes “.

Los empleados encargados de hacer cumplir la ley que se dedican a las declaraciones fraudulentas, informes y testimonios tienden a

ser personalmente motivado por causa noble y la presión de grupo; tienen la

oportunidad en virtud de su estado de aplicación de la ley y la presunción correspondiente de la integridad;

tienen culturales racionalización en la forma de una causa noble o visión del mundo “Us v Ellos.”; y tienen capacidad

individual en virtud de su formación, experiencia, y una cultura que fomenta abiertamente.

79
Conclusión

Las organizaciones de policía proporcionar a los empleados con la formación, la oportunidad y la autoridad para cometer actos de

fraude en una variedad de niveles, lo que requiere un alto nivel de integridad personal a abjurar. cultura de cumplimiento de la ley

se define a menudo por los rasgos que ofrezcan a las motivaciones y racionalizaciones para una subcultura desviada interno,

cultivando activamente el fraude dentro de sus filas. Al mismo tiempo, la ley cultura de la aplicación también proporciona miembros

de otro modo legales con las habilidades, incentivos, motivaciones y racionalizaciones para ignorar, proteger, e incluso

públicamente la defensa de sus compañeros de trabajo ilegales 12. Estas circunstancias de empleo y las características culturales,

en conformidad con fuertes Fraude Teoría diamante, la asociación diferencial Teoría, y, específicamente, Teoria de aprendizaje

social, aumentar la probabilidad de que los de aplicación de la ley se comprometerán, tolerar, ocultar, e incluso defender actos de

fraude evidente.

Además, como Terrill, Paulinas, y Manning (2003) explican (p.104): “El comportamiento coercitivo es implícita, y tal vez

incluso de manera explícita, visto como un correlato sobresaliente de la cultura policial.” Si esto es cierto dentro de una

agencia de aplicación de la ley dada, es lógico pensar que cualquier cultura subordinada en última instancia, será dirigido o

forzado a la alineación con sus valores deben ser nunca un conflicto de intereses. se esperaría que el fracaso de la cultura

subordinada a alinearse para dar lugar a las consecuencias del grupo de pares tradicionales y la venganza que la policía es

conocido y comprometido con (Cancino y Enríquez, 2004; Chin y Wells, 1998; y Cooper, 2009). Esta realidad pone cualquier

médico forense contratado por una agencia de aplicación de la ley en una capacidad débil subordinada dentro de una cultura

que se opone a los principios fundamentales de la praxis científica.

12 Si bien el tratamiento de estas características culturales de la aplicación de la ley puede parecer fechado a algunos, que están en
consonancia con las observaciones de los modernos investigadores policiales, mencionadas -, así como las observaciones de este
investigador. Además, es importante señalar que si bien la comunidad académica maquillaje tomar estas observaciones a su valor
nominal y como establecida, los profesionales de la justicia penal uncomplex es probable que no. Especialmente los creados en el
modelo actual de aplicación de la ley alineado ciencia forense. Hay una desconexión continua y persistente entre los que trabajan en el
sistema judicial y la investigación que se publicó por los que estudian. Como la tesis esta escrito para ser leído por los profesionales de la
justicia penal y los políticos por igual, una contabilidad detallada y cuidadosamente referenciado,

80
Capítulo 5

El fraude y la Cultura Científica

“El esfuerzo científico se basa en la vigilancia, no confía.”

Jonathan King (1999; p.215) Prof. de

Biología Molecular, el MIT

En el capítulo anterior, hemos explorado la cultura de cumplimiento de la ley - el primero de los dos que compiten entornos

laborales que mantienen la nómina y las ciencias forenses. En este capítulo se explora el segundo cultivo asociado con las

ciencias forenses - la de la investigación científica. En concreto, este capítulo se establecerá la naturaleza de la ciencia y

luego definir su cultura mediante la identificación de los rasgos cardinales ideales de la literatura. Esto dará lugar a una

discusión sobre el desarrollo de los términos y definiciones relacionados con el fraude científico; la frecuencia estimada de

fraude científico; y las diferentes manifestaciones de fraude científico en la investigación y en contextos clínicos. También se

demostró, mediante la aportación de ejemplos de casos, que la literatura científica existente sobre el fraude ocupacional es

relevante para contextualizar el esfuerzo de investigación actual.

La ciencia, el conocimiento científico y el método científico

La definición clásica de una ciencia se proporciona en Thornton y Peterson (2007; p.13): “un cuerpo ordenado de

conocimientos con los principios que son claramente enunciado,” además de ser orientada a la realidad y tener

conclusiones susceptibles a la prueba. Giddens (1991) explica, además, que la ciencia implica (p.20): “el uso de métodos

sistemáticos de investigación, la reflexión teórica y la evaluación lógica de los argumentos, para desarrollar un conjunto de

conocimientos sobre un tema en particular” En otras palabras , el desarrollo de cualquier campo de estudio como ciencia

requiere la construcción de una base de conocimiento que es “precisa y sistematizada” (Ross, 1964; p.66).

81
El conocimiento científico es la comprensión, la iluminación o la conciencia que viene de examinar los acontecimientos o

problemas a través de las lentes de la lógica analítica y el método científico; es necesariamente menos falibles que, y

distinto de, el conocimiento común o la mera observación (Ross, 1964; Judson, 2004; y Popper, 2002). La generación de

conocimiento científico en un área en particular (por ejemplo, la química, la biología, la psicología, la sociología, la

criminología o) conduce a su desarrollo como una ciencia. Se sugirió anteriormente, este proceso se pretende que sea

permanente y auto-corrección (NAS, 2002; Popper, 2002; y Ross, 1964).

los método científico es una forma sistemática para investigar cómo o por qué funciona algo, o cómo sucedió algo,

con el desarrollo de hipótesis y los posteriores intentos de falsificación a través de pruebas (Cooley, 2004; DiFonzo y

Stern, 2007; Giddens, 1991; Kennedy y Kennedy, 1972; Popper, 2002; y Thornton y Peterson, 2007). El método

científico puede ser considerado como un camino de conocimiento, de pasos que no se pueden omitir. Inicialmente, la

información empírica (por ejemplo, la observación y la experiencia) identifica una pregunta o un problema. Esto se

convirtió en una hipótesis comprobable para el cual se identifica datos empíricos específico y luego se reunieron de

manera sistemática. Según Popper (2002;

p.1): “Un científico, ya sea teórico o experimentador, pone declaraciones a, o sistemas de enunciados, y pone a

prueba paso a paso”. pruebas Teoría se logra generalmente por uno de cuatro medios: comparación lógica de

conclusiones para consistencia interna; investigación de la forma lógica de una teoría; comparación con otras

teorías; y probar aplicaciones empíricas de la teoría con las conclusiones que se pueden derivar de ella (Popper,

2002). Con las pruebas suficientes, marcada por una constante incapacidad de falsificar, hipótesis de trabajo pueden llegar a ser

las teorías científicas (Popper, 2002; Cuervo y Johnson, 1986). Con el tiempo, con el tiempo, las teorías científicas pueden

sobrevivir para convertirse en principios científicos.

El método científico es universalmente aceptado como el mejor enfoque para la construcción del conocimiento, ya que (Dewey, 1995;

p.397):

... no es sólo un método que se ha encontrado rentable de realizar de tal o cual tema abstruso por razones puramente técnicas.

Representa el único método de pensamiento que ha demostrado ser fructífero en

82
cualquier tema - que es lo que queremos decir cuando llamamos científica. No es un desarrollo peculiar de pensar con fines altamente

especializados; eso es pensando en la medida en que el pensamiento se ha vuelto consciente de sus fines propios y del equipo

indispensable para el éxito en su búsqueda.

Por lo tanto, el método científico es el criterio definitivo para la investigación lógica, la construcción del conocimiento y la

resolución de problemas utilizada por los científicos de todo tipo (DiFonzo y Stern, 2007; Popper, 2002). Debe señalarse que lo

contrario también es cierto. Cualquier investigador o examinador que no comprenda o no utilizar el método científico como

fundamento de la investigación no está participando en la práctica científica.

La ciencia como falsificación

Subsumido en el apartado anterior, una piedra angular del método científico es falsificación.

Esto se consigue sometiendo una teoría a los repetidos ataques con el fin de probar lo contrario, lo que significa que las

pruebas contra los hechos del caso o teorías alternativas (Popper, 2002). Cualquier estudio, método o experimento

diseñado sólo para confirmar una hipótesis o teoría no es, por definición, científico. La prohibición científica contra la

búsqueda únicas pruebas o confirmaciones fue descrito por Sir Karl Popper (1902-1994), el psicólogo austríaco-British

señalado, filósofo y científico (Popper, 1963; pp 33-39.):

CIENCIA COMO FALSIFICACIÓN

Estas consideraciones me llevaron en el invierno de 1919 a 1920 a conclusiones que ahora podrá formular de la siguiente manera.

1. Es fácil de obtener confirmaciones, o verificaciones, durante casi toda teoría, si buscamos confirmaciones.

2. Las confirmaciones deben contar sólo si son el resultado de las predicciones de riesgo; es decir, si, no iluminada

por la teoría en cuestión, deberíamos haber esperado un evento que era incompatible con la teoría-un evento que

habría refutado la teoría.

3. Cada “buena” teoría científica es una prohibición: Se prohíbe que sucedan ciertas cosas. Cuanto más una teoría prohíbe,

mejor es.

4. Una teoría que no es refutable por cualquier evento imaginable es no científica. Irrebatibilidad no es una virtud de una teoría (como la

gente suele pensar) sino un vicio.

83
5. Cada prueba auténtica de una teoría es un intento de falsificar, o refutarla. Testabilidad es falsabilidad; pero hay grados de capacidad de

prueba: Algunas teorías son más comprobable, más expuestos a la refutación, que otros; que tomen, por así decirlo, mayores riesgos.

6. Confirmación de pruebas no debe contar, excepto cuando es el resultado de una verdadera prueba de la teoría; y esto significa que

puede ser presentado como un intento serio, pero sin éxito para falsificar la teoría. (Ahora hablo en estos casos de “corroboración de

las pruebas.”)

7. Algunas teorías genuinamente comprobables, cuando se encuentra que es falsa, todavía están confirmadas por sus admiradores-por

ejemplo, introduciendo ad hoc algún supuesto auxiliar, o por la reinterpretación de la teoría ad hoc de tal manera que se escapa

refutación. Tal procedimiento es siempre posible, pero rescata la teoría de la refutación sólo al precio de destruir, o al menos la reducción,

su estatus científico. (Más tarde he descrito una operación tan rescate como un “giro convencionalista” o una “estratagema

convencionalista”).

Se puede resumir todo esto diciendo que el criterio de la condición científica de una teoría es su falsabilidad, o del refutability, o la

capacidad de prueba.

ser un “criterio” esencial falsificación, la investigación científica exige la objetividad, la duda y el escepticismo en cada

paso. estipulaciones útiles a lo largo de estas líneas se encuentran en Kennedy y Kennedy (1972, p. 4):

Para ser objetivo, un investigador debe estar preparado para aceptar y registrar cualquier hecho que pueda encontrar. No debe dejar

que los sentimientos personales afectan a lo que ve u oye. A pesar de que no tiene que recibir la naturaleza de la información, tiene que

estar dispuesto a investigar. Cuando se inicia una investigación tal, debe ser llevada a cabo con un grado de escepticismo. El

escepticismo no implica el cinismo o la desconfianza en el mundo. Sólo se sugiere que el [científico] debe estar preparado para

distinguir la verdad de la opinión o inclinaciones de los demás.

La ciencia, en consecuencia, no busca la confirmación de creencias o ideas; se busca la erradicación. A falta de esto,

hipótesis o teorías que sobreviven genuinos intentos de falsificación son suficientemente “precisa y fiable” para ser

considerado científico.

Los rasgos cardinales de la Cultura Científica

84
Algunos comentaristas han argumentado que la “cultura científica” es un término indefinido y en disputa “que se utiliza para implicar

una variedad de cosas diferentes” (Cole, 2010; p.439). Esto puede ser cierto en un nivel aplicado, donde las construcciones

científicas específicas pueden ser definidos o inconsistente con ineptitud ejercidas por los que no tienen la educación científica es

verdadera o formación. Sin embargo, un examen cuidadoso de la literatura científica revela la existencia de valores fundamentales

consistentes científicos, ideales y prohibiciones.

La literatura científica está repleta de explicaciones de la ética y obligaciones necesarias para la

consecución de la práctica digna de confianza en todo el espectro de la labor científica, ya sea en la

realización de investigaciones o participar en la práctica clínica (por ejemplo, Anderson, Martinson y

De Vries 2007; Bosch y Tito, 2009; Dewey, 1995; Edwards y Gotsonis, 2009; Elgin, 2011; Hardwig,

1991; Judson, 2004; Kennedy y Kennedy, 1972; Martinson, Anderson, y de Vries, 2005; NAS, 2002;

NAS, 2009; ORI, 1995; ORI, 2000; Popper, 1963; Popper, 2002; Richardson, 2004; Ross, 1964;

Stanbrook, MacDonald, Flegel, y Hébert, 2011; Steneck, 2007; y Tito, Wells y Rhoades, 2008). Este

cuerpo de trabajo, y que lo apoyan, en conjunto proporciona un conjunto unificador de los objetivos

culturales destinados a distinguir a científicos de otros tipos de investigadores. También queda claro

que la cultura científica no sólo se define por las prácticas aceptadas, pero las prohibiciones estrictas.

En concreto, todos los científicos deben adherirse a las normas éticas y normas de la práctica

destinadas a cumplir y mantener lo que se conoce como “integridad científica”;

Robert Merton escribió famoso de normas científicas básicas, o “principios normativos” en la década de 1940, como se

explica en Anderson, Martinson y De Vries (2007; p.4):

Merton (1942) identificó cuatro normas de la ciencia, que expresó como principios de conducta deseable. Vio a los principios normativos

como moralmente vinculante, pero la mayoría de los otros comentaristas ahora los ven como representación de ideales que no son

vinculantes para el comportamiento (Hess, 1997; Ziman,

85
2000). Ellos, sin embargo, llevan el peso de cuasi-consenso de un grupo y por lo tanto influyen en el comportamiento. comunalidad se

refiere a la propiedad compartida de los métodos científicos y hallazgos. universalismo es el principio de que las conclusiones y

cuerpo de trabajo de un científico debe ser juzgado sobre la base de sus méritos, sin hacer referencia a características irrelevantes

personales o de otro de los científicos. desinterés representa el entendimiento de que el trabajo de los científicos debe estar libre de

motivación auto-interés y la búsqueda de la riqueza. escepticismo organizado

requiere que los hallazgos científicos se ponen a disposición para su examen y que este control se realizará de

acuerdo con las normas científicas aceptadas.

Posteriormente, estas normas (o su equivalente) se han aceptado generalmente como las obligaciones fundamentales de los

científicos a sus empleadores, colegas, estudiantes, e incluso el público en general ( Anderson, Martinson y De Vries, 2007; Hardwig,

1991; Jette, 2005; Steneck, 2007; y NAS, 2009). Por ejemplo, Steneck (2007) informa que la cultura científica se encuentra en

última instancia en la información honesta e imparcial (p.xi): “Los investigadores que informan de su trabajo con honestidad,

con precisión, de manera eficiente, y objetivamente están en el camino correcto cuando se trata de una conducta responsable

. Todo el que es deshonesto, a sabiendas, informes de resultados inexactos, fondos de desechos, o permite que el sesgo

personal para influir en los resultados científicos no es “. Mientras Anderson, Martinson y De Vries, (2007; p.4)

“Propuesto dos normas adicionales: gobernancia como un modo de toma de decisiones, y calidad

como un estándar de evaluación”intencionalmente consistente con las normas mertonianas.

La Academia Nacional de Ciencias (alias, el NAS) 13 ofrece más a la ecuación, que describe una relación

específica entre los científicos y sus empleadores. Observan que la cultura de la ciencia existe como una

función tanto de la integridad individual e institucional. Esto comienza con la obligación institucional de crear un

ambiente donde se fomenta la práctica científica y protegido, y la mala conducta no se tolera (NAS, 2002; p.26):

La contribución humana al entorno de investigación está conformado en gran medida por la integridad profesional de cada

individuo, que a su vez está influido por nivel educativo del individuo y formación cultural y ético. Esto resulta en valores y

actitudes que contribuyen a la formación de la identidad del individuo, los rasgos de personalidad únicos, y habilidades de toma

de decisiones éticas.

13 El NAS se formó y se le dio autoridad del Congreso para asesorar al Gobierno Federal de los Estados Unidos sobre cuestiones científicas y

técnicas en 1863. Y lo ha hecho desde entonces.

86
Debido a que cada investigador aporta cualidades únicas en el entorno de la investigación, las constantes deben venir del propio

medio ambiente. Las instituciones de investigación coherente y eficaz debe proporcionar la formación y la educación, las políticas y los

procedimientos y herramientas y sistemas de apoyo. expectativas institucionales deben ser ambiguas, y las consecuencias de la

conducta o mala conducta de cada individuo deben ser claras.

El NAS describe, además, la cultura científica como está compuesta de valores honorables y normas similares a las que

se espera de los ciudadanos legales en la vida cotidiana (NAS, 2009; p.

3):

La investigación se basa en los mismos valores éticos que se aplican en la vida diaria, incluyendo la honestidad, imparcialidad,

objetividad, transparencia, honradez y respeto a los demás.

Un “nivel científico” se refiere a la aplicación de estos valores en el contexto de la investigación. Ejemplos son la apertura en el intercambio

de materiales de investigación, la equidad en la revisión de las propuestas de subvención, el respeto de sus colegas y estudiantes de uno

y la honestidad en la presentación de informes resultados de la investigación.

Esto es consistente con Edwards y Gotsonis (2009), que caracteriza a la cultura de la ciencia como la humildad

gratificante, la apertura y la crítica, ya que se esfuerza por refinarse a través de la auto-corrección (pp 125.):

Los métodos y la cultura de la investigación científica le permiten ser una empresa de auto-corrección. Dado que los investigadores son, por definición, la

creación de nuevos conocimientos, que deben ser lo más cauteloso posible antes de afirmar una nueva “verdad”. También, porque los investigadores están

trabajando en una frontera, algunos otros pueden tener los conocimientos necesarios para detectar y corregir los errores que hacen . Por lo tanto, la ciencia

ha tenido que desarrollar medios para revisar los resultados provisionales y revelando errores antes de que se utilizan ampliamente. Los procesos de

revisión por pares, publicación, las interacciones institucionales (por ejemplo, compartiendo en conferencias), y la participación de los estudiantes

graduados (que se espera que cuestionar a medida que aprenden) todo el apoyo a esta necesidad. Ciencia se caracteriza también por una cultura que

alienta y premia cuestionamiento crítico de los resultados anteriores y de colegas. La mayoría de las tecnologías se benefician de una base sólida de

investigación en el ámbito académico y amplia oportunidad para la estimulación peer-to-peer y evaluación crítica, revisión y crítica a través de conferencias,

seminarios, publicaciones, y mucho más. Estos elementos proporcionan un amplio conjunto de caminos por los que las nuevas ideas y el escepticismo

puede viajar y oportunidades para los científicos a paso de su trabajo del día a día y tienen una visión a más largo plazo. La cultura científica anima las

declaraciones cautelosas, precisas y desalienta declaraciones que van más allá de los hechos establecidos; es aceptable que los colegas para desafían

entre sí, incluso si el rival es más joven. Estos elementos proporcionan un amplio conjunto de caminos por los que las nuevas ideas y el escepticismo puede

viajar y oportunidades para los científicos a paso de su trabajo del día a día y tienen una visión a más largo plazo. La cultura científica anima las

declaraciones cautelosas, precisas y desalienta declaraciones que van más allá de los hechos establecidos; es aceptable que los colegas para desafían

entre sí, incluso si el rival es más joven. Estos elementos proporcionan un amplio conjunto de caminos por los que las nuevas ideas y el escepticismo puede viajar y oportunidades para los c

87
Autocorrección sólo puede venir en un entorno que abarca el pensamiento crítico y el escepticismo. Como

se explica en Brookfield (1987), el pensamiento crítico requiere el cumplimiento estricto de análisis lógico, y

la disciplina para escrutar las fortalezas, debilidades y la racionalidad general de todos los argumentos y

afirmaciones. También requiere (p.6): “continuo cuestionamiento de supuestos”; (Página 8): “desafiando la

importancia del contexto”; (P.9): “imaginar y explorar alternativas” y “escepticismo reflexivo”; y (p.11-12): “la

capacidad de distinguir el sesgo de la razón y el hecho de opinión” El pensamiento crítico requiere la duda y

la prueba, sin importar la fuente de los datos o la fuerza de las afirmaciones acerca de la integridad de los

resultados. Esto significa que los científicos tienen prohibido aceptar ciegamente lo que se les dice por

cualquier persona.

metodología analítica no puede separarse de los datos. Ambos deben ser congruentes específicamente en la estructura,

relevancia y suposiciones. Incluso más importante que cualquier medida de confianza o importancia en la salida es la lógica que

las conclusiones se derivan de los datos ...

Los científicos pueden por error considerar que la obligación ética de aceptar datos de colegas o superiores para el análisis estadístico

y sin atención detallada a todas las consideraciones anteriores. Eso es incorrecto. Sin integridad de los datos, es imposible de lograr

integridad de la investigación.

Este aviso es universalmente aplicable a cualquier contexto en el que se le pide a un científico para asumir la integridad de la

información que se proporcionan desde cualquier fuente: estas suposiciones no son permisibles. integridad científica se debe

ganar en todos los momentos y no presume. Cuando existen debilidades, ellos deben ser reconocidos, considerados, y

después se reportaron en función de los límites fijados contra cualquier interpretación fiable.

La comprensión científica también está destinada a ser regenerativo - en constante evolución como la nueva información se ha

desarrollado y asimilado. En consecuencia, la prudencia y la humildad aconseja para explorar de manera responsable “nueva

verdad” requiere la aceptación de que no hay tal cosa como la absoluta certeza científica (Botkin, 2011). Por lo tanto, el científico

debe mostrar una

88
aprecio por la exploración de las limitaciones de sus hallazgos y conclusiones. También deben aceptar la necesidad de

expresar claramente las limitaciones a los demás, y para admitir que todos los hallazgos científicos “no son verdades

absolutas o inmutables hechos” (Inman y Rudin, 1999; p.164) 14.

A partir de toda esta discusión, un cuadro persistente de las obligaciones científicos básicos asociados con el

establecimiento de la integridad científica es evidente. Como sugiere el NAS, estos se dividen adecuadamente en

valores y prácticas necesarias asociadas ya sea con el científico individual o de su institución / empleador. Este

reconoce la realidad de que cada científico tiene su propia personalidad variables, educación, habilidades, y la identidad

profesional; y que (NAS, 2002; p.4): “Puesto que cada investigador individual aporta cualidades únicas para el entorno

de la investigación, las constantes debe venir del propio medio ambiente.”

Las obligaciones individuales a la cultura científica

• Mantener un carácter profesional ética

• Abrazar el empirismo y el método científico

• Mantener una disposición hacia el pensamiento crítico y el escepticismo

• Mantener la objetividad y el desinterés hacia los resultados predeterminados

• Mostrar humildad ante las limitaciones inherentes y la incertidumbre de los resultados

• Usa análisis lógico y argumentación al interpretar los resultados

• Mantener la honestidad y precisión en la presentación de informes, atribuciones, y la autoría

• Mantener la apertura a la revisión por pares para permitir la validación independiente

• Mantener la transparencia en relación con conflictos de intereses personales

• Demostrar la imparcialidad en pares revisar el trabajo de los demás

• Reportar la mala conducta de los demás

• Evitar la indiferencia imprudente para el mantenimiento de la integridad científica

Las obligaciones institucionales a la cultura científica

14 Viene como una sorpresa para muchos que nada en la ciencia es 100% infalible y “si usted pensaba antes de que la ciencia era certain--

bueno, eso es sólo un error de su parte,” (Feynman, 2001; p.77).

89
• El empleo de personas calificadas con carácter profesional ética

• Proporcionar tutoría y liderazgo promoción de la educación y la integridad científica

• Proporcionar normas de la práctica claramente establecidos y directrices éticas

• Proporcionar oportunidades para la colaboración en curso, la educación y la formación

• Animar a la revisión por pares y auto corrección de la empresa

• Control de calidad: Monitorear y evaluar el entorno de integridad científica

• Mantener la transparencia en relación con los conflictos de intereses institucionales

• Cero presión sobre los empleados para producir resultados a favor de la institución

• Promociones y aumentos de sueldo basados ​en la competencia científica, no los resultados favorables con la

institución

• La tolerancia cero por mala conducta; todas las alegaciones investiguen y sancionen

• Proporcionar protección a los denunciantes; no hay consecuencias negativas o represalias

• Evitar la indiferencia imprudente para el mantenimiento de la integridad científica

Aunque estas obligaciones no son el límite conjunto de lo que requiere la cultura científica, que son generalmente aceptados

como el punto de partida básico para construir y preservar la integridad científica.

También se acordó que “counternorms”, la antítesis de la cultura científica, pueden desarrollarse en el contexto de

(Mitroff, 1974; Pág. 585) “razas feroces, a veces amargas competitivos para el descubrimiento” que involucran

inapropiada ( Anderson, Martinson y De Vries, 2007; p.4 ) “Personal” y “compromiso emocional con las teorías e ideas”

Estos incluyen: el secreto, el particularismo, interés propio, y dogmatismo organizada, al que se han añadido “ administración

en contraposición a la gobernabilidad y cantidad en contraposición a la calidad como un estándar de evaluación,”( Anderson,

Martinson y De Vries, 2007; p.4). Como se demostrará, el fracaso de las normas científicas dentro de un ambiente de

trabajo puede incubar una cultural de counternorms que prevén e incluso fomentar el fraude.

90
Fraude científico: Términos y Definiciones

La literatura es clara con respecto a las obligaciones de los científicos y sus patrones institucionales. Sin embargo, también

existe un acuerdo general de que muchos de los que operan dentro de las diferentes comunidades científicas imprudente o

intencionalmente no entienden, defender y promover esas obligaciones (Judson, 2004; Martinson, Anderson, y de Vries,

2005; Sovacool, 2008; y Tito , Wells y Rhoades, 2008). Esto es en parte debido a un error humano, y el hecho de que ( Anderson,

Martinson y De Vries, 2007; p.3): “[Científicas] normas representan un comportamiento ideal, por lo que es de esperar que

el comportamiento real de los científicos no alcanzará una perfecta adherencia a las normas.” Esta es también, en parte,

debido a los actos de fraude (McDowell, 2010). La necesidad de distinguir claramente la intención fraudulenta de los

inevitables errores humanos ha generado un debate en curso sobre las acciones y motivos específicos que constituyen

fraude científico. Esto ha dado lugar al desarrollo de términos y definiciones específicas que pueden ser utilizados para

investigar el fenómeno.

El gobierno de los Estados Unidos emplea un número desproporcionado de los científicos, y financia una cantidad significativa

de la investigación científica en todo el mundo 15. También requiere que cualquier organización que recibe fondos del gobierno

para tener políticas y procedimientos establecidos para la presentación de informes, la investigación y la identificación y las

prácticas de investigación cuestionables. Conforme a lo dispuesto en la ORI (2009b; p.4): “Todas las instituciones que reciben

fondos de investigación del Servicio de Salud Pública (PHS) las agencias deben tener en archivo una forma de garantía con la

Oficina de Integridad de la Investigación (ORI). Esta seguridad es asegurar que la institución cuenta con políticas y

procedimientos para tratar las alegaciones de mala conducta de investigación, ha proporcionado ORI con información de

contacto de su oficial de seguridad, y presentará un informe anual al ORI identificar cualquier actividad desde el año anterior

exigir investigaciones y las investigaciones sobre las denuncias de posible mala conducta la investigación que involucra la

investigación financiada con fondos del PHS.”con ese fin, los EE.UU.

15 En el año 2003, según se informa en Sovacool (2008; p.271): “Se emplearon entre seis y ocho millones de científicos en la investigación y el desarrollo en

los Estados Unidos. Sus actividades- aproximadamente el 40% del esfuerzo de I + D del mundo
- constituido una industria de $ 300 mil millones, que representa aproximadamente el 3,2% del producto interno bruto del país entero “.

91
las definiciones a fin de crear uniformidad y consistencia durante las investigaciones de mala conducta científica. Estos

están destinados a servir como una guía para las instituciones que reciben dinero de investigación del gobierno - facilitando

su obligación de informar, investigar y detener violaciónes internos de integridad científica (Redman y Mertz, 2005).

Los más graves violaciónes de integridad científica se conocen por la ORI mala conducta científica, que se define como

“fabricación, falsificación dieciséis, o plagio (PFC) en la propuesta, la realización o revisión de la investigación, o al informar

resultados de la investigación”(NAS, 2009; p.3). Como se ha descrito, la mala conducta científica es una referencia a fraude; se

trata de representaciones erróneas intencionales por los científicos diseñados para asegurar una ganancia injusta o ilegal. De

hecho, la literatura trata a los términos “fraude científico” y “mala conducta científica” como esencialmente intercambiables. Sin

embargo, el término “fraude” está cargada de implicaciones legales 17. Como no todas las violaciónes de investigación implican un

crimen, el término “mala conducta” ha sido adoptado como el sustituto oficial cuando se trata de acusaciones de acciones

concretas en el contexto de las investigaciones institucionales internos (Cataño y Turk, 2007; Resnick, 2003; y Reynolds, 2004).

Las principales formas de mala conducta científica hacen operativos en “Políticas para la Investigación mala conducta” de la

ORI (ORI, 2009b; p.5) 18:

(A) La fabricación está recuperando datos o resultados y la grabación o informar sobre ellos.

(B) la falsificación está manipulando materiales de investigación, equipos o procesos, o cambiando o la omisión de datos o resultados de tal

manera que la investigación no se representa con precisión en el registro de la investigación.

(C) El plagio es la apropiación de las ideas, procedimientos, resultados, o palabras de otra persona sin

dieciséis No debe confundirse con el concepto popperiano de la falsificación asociado con el método científico.

17 A pesar de los pasivos y las herramientas legales disponibles, fraude científico rara vez se criminalizó excepto en los casos del perfil extremas o
altas, incluso con las recomendaciones de la comunidad científica de que esto es una reforma necesaria (Bogner y Menz, 2006; Kuzma, 1992 y
2010; Redman y Kaplan , 2005; Resnick, 2003; y Kline, 1993).

18 Es importante tener en cuenta que el error se escinde claramente de las discusiones de mala conducta científica en la literatura como no

intencionales, espera, y en muchos niveles inevitables.

92
dar el crédito apropiado.

(D) la mala conducta de investigación no incluye error de buena fe o las diferencias de opinión.

Estos conceptos se describen con más detalle en Reider (2010; p.445): “El término familiar para la fabricación es

'labbing-seca,' que componen los resultados de los experimentos o ensayos que nunca ocurrió ... El término falsificación se

aplica cuando la investigación se llevó a cabo en realidad, pero los resultados han sido manipulado, modificado o editado de

manera que el trabajo publicado, ya no corresponde a los hallazgos científicos.”aunque no haya enumerado la ORI en un

sentido pedante, se ha demostrado que la mala conducta científica también incluye autoría fantasma, la supresión de

resultados desfavorables, el falsificación de credenciales del investigador, y Acoso sexual cuando estas acciones tienen

potencial para afectar a los resultados o interpretaciones de las investigaciones científicas (Parrish, 1996 y Krimsky, 2007).

A los efectos de la presente investigación, se lleva explicando que autoría fantasma, también conocida como honorario o autoría

de regalo, Es una práctica común, pero muy engañosa, se describe en Krimsky (2007; P.450): “Ghost autoría se produce

cuando la persona cuyo nombre aparece en la publicación no estuvo involucrado, ya sea en hacer la investigación, la

elaboración de las ideas detrás del artículo, o en escribir el artículo. Alternativamente, también se produce cuando un

individuo que ha hecho contribuciones sustanciales al manuscrito no fue nombrado como autor o cuyas contribuciones no

fueron citados en los reconocimientos.”Los ejemplos de fantasma o la autoría de regalo incluyen dar una línea de autor a

un supervisor del laboratorio que ha hecho ninguna contribución significativa a una publicación de investigación

determinado; o un supervisor de tomar la investigación de un asistente graduado y publicarla bajo su propio nombre sin la

atribución 19. Esencialmente la inversa de plagio, que es vista como una práctica deshonesta que viola el pacto entre los

científicos y su lector previsto, si esto incluye supervisores, colegas, políticos, legisladores, o miembros del público en

general. Las razones son sencillas. En primer lugar, se trata de engaño en relación con lo que el trabajo

19 autoría fantasma / regalo es común en muchos entornos de investigación - una larga tradición en algunos círculos que se hace pasar la

práctica científica como legítimo (Judson, 2004).

93
que se hizo y por quién; que es decir que es una mentira acerca de la realización. En segundo lugar, el propósito del

engaño es inapropiada para mejorar la credibilidad de un autor o una publicación; esta ilusión de credibilidad tiene la

capacidad de afectar las creencias y acciones de los demás. Los peligros inherentes de dar crédito a nadie por un

trabajo que no lo hicieron, con respecto a sesgar los resultados y tergiversar el verdadero origen de los resultados

reportados, se discuten en Judson (2004); Marusic, Katavic y Marusic (2007); NAS (2009); y Lexchin (2007).

La falsificación de credenciales científicas ocurre cuando alguien dice haber tenido una formación científica que en realidad

no han ganado, o que en realidad no existen. Esto incluye el relleno de una hoja de vida científica demás competente, con

publicaciones y certificaciones que no se ganan o inexistente. También puede implicar la fabricación de todo un pedigrí,

desde la educación formal para trabajar la historia. En ambas circunstancias, el fraude ha ocurrido que puede ser

considerado como una forma de mala conducta científica - especialmente cuando las credenciales falsas son relevantes

para el empleo, los requisitos legales para la práctica, promociones o solicitudes de dinero de la subvención (Parrish,

1996; Krimsky, 2007; y ORI, 2009a) 20.

En muchas jurisdicciones, existen leyes penales que se aplican a los casos de fraude de credenciales, especialmente cuando se

utiliza para obtener una recompensa económica (por ejemplo, el empleo, promociones, aumentos de sueldo, y las donaciones que

pueden involucra a miles o incluso millones de dólares). Sin embargo, las fuerzas del orden en general, muestra poco interés en

responder o iniciar el procesamiento de los defraudadores científicos acusados ​en estos asuntos (Parrish, 1996). Esto puede ser

debido a la complicidad de muchos organismos encargados de hacer cumplir la ley con respecto a permitir el uso de las “fábricas de

diplomas” para el avance oficial. En otras palabras, la falta de voluntad de una

20 La ORI tiene una larga tradición de hacer valer la mala conducta científica basada en gran medida en los resultados de la falsificación de credenciales, a

pesar del hecho de que no está en la lista como una de las tres formas principales de ética de investigación (Parrish, 1996).

94
agencia o investigador para ir después de aquellos involucrados en el fraude de credenciales puede, en algunos casos el

reflejo de su propia mala conducta similares 21.

Independientemente de los cargos penales, que se aplica de manera uniforme a lo sumo, las violaciónes discutidos en

esta sección son cada coherente con el ORI (2000), que establece que (p.5): “ 'La mala conducta científica' o mala

conducta en la ciencia significa mentira, la falsificación, plagio, u otras prácticas que se apartan serio de los que son

comúnmente aceptados dentro de la comunidad científica para proponer, conducir, o la presentación de informes de

investigación “. Es cierto que la última parte de esta definición ha causado un importante desacuerdo dentro de la

comunidad científica (Judson, 2004 y Reynolds , 2004). Fue criticado por algunos por ser demasiado ambigua, pese a ser

elogiado por otros para reconocer la variedad de fraude que realmente se pueden presentar en la práctica científica

(Redman y Mertz, 2005; Resnick, 2003; Reynolds, 2004; Sovacool, 2008; y malezas, 1998 ). Después, el idioma se

cambió a: “mala conducta Investigación significa la fabricación, falsificación o plagio al proponer, realizar o revisar la

investigación, o en el informe de los resultados de investigación,” (DSSS, 2005; 93.103 Sec.). Esto y definiciones

relacionadas son necesariamente un punto de partida para la mayoría de las publicaciones que analizan la cuestión del

fraude científico.

El Babbage Tipología

El concepto de fraude científico, y su examen, tiene una historia significativa. Charles Babbage, el 19 º matemático

del siglo Inglés, ingeniero e inventor (que desarrolló un concepto original de un ordenador programable) fue el

primero en publicar una tipología formal de fraude científico (Judson, 2004). Como se explica en Babbage (1830;

Ch.5, Sección 3):

21 Hay, sobre todo entre aquellos que buscan la promoción a puestos de alto rango, la tradición de usar “fábricas de diplomas” que dan los
oficiales de títulos universitarios basados ​en la “experiencia de vida”, sin cursos, por una tarifa (por ejemplo, Clayton, 2003; Grolleau, Lakhal y
Mzoughi, 2008; Holguin, 2007; Hutchison, 1999; Schemo, 2008; y Stepankowski, 2009). Esto a pesar de que muchos estados tienen leyes que
prohíben el uso de este tipo de títulos falsos para obtener empleo, multas e incluso prisión (Clayton, 2003) amenazando.

95
Hay varias especies de imposiciones que se han practicado en la ciencia, que son poco conocidos pero, excepto para los

iniciados y que tal vez sea posible hacer bastante inteligible para entendimientos comunes. Estos pueden ser clasificadas

en las cabezas de canulado, forja, recorte, y cocinar.

investigaciones científicas están más expuestos que otros a la mayoría de las incursiones de los pretendientes; y siento que me merecen el

agradecimiento de todos los que valoran mucho la verdad, indicando algunos de los métodos de engañar practicada por los reclamantes indignos de

sus honores, mientras que la mera circunstancia de sus artes conociéndose puede disuadir a los delincuentes futuros.

Como se define en Babbage (1830), canulado se refiere a los fraudes que están “destinados a durar por un tiempo, y

después de ser descubierto, a la burla de los que han acreditado que”; forja se refiere al comportamiento de los “que,

deseen adquirir una reputación de la ciencia, registra observaciones que nunca se ha hecho”; guarnición se refiere

“recorte de pequeños trozos aquí y allá a partir de estas observaciones, que se diferencian más en exceso de la media, y

en pegándolos a aquellos que son demasiado pequeños; una especie de "ajuste equitativo," como un radical que iba a

largo plazo, que no puede ser admitido en la ciencia”; y cocina se refiere a dar “observaciones ordinarias el aspecto y el

carácter de los de más alto grado de precisión”.

De la cocina, Babbage explica además: “Uno de sus numerosos procesos es hacer multitud de observaciones, y de estos

para seleccionar sólo aquellos, que están de acuerdo, o casi de acuerdo. Si se hacen de un centenar de observaciones, el

cocinero debe ser muy mala suerte si no puede seleccionar quince o veinte que hacer para que sirve.”En la actualidad, esta

práctica se conoce coloquialmente como cosecha de la cereza ( Chisum y Turvey, 2011).

El Babbage Tipología sobrevive en la literatura científica moderna, se hizo eco en la definición de mala conducta científica ya

se ha discutido: mentira, la falsificación y el plagio (también conocido como FF-P; ORI, 2009b). Forja es similar a la

fabricación - la invención de los datos o resultados de pruebas no lleva a cabo y las observaciones no se hace. Trimming es

similar a la falsificación - la alteración o manipulación de los elementos presentes para apoyar predeterminadas

96
resultados. La cocción también es similar a la falsificación, y se contabiliza más en otras formas de fraude que se detallan en

la literatura, incluyendo la auto-explicativo supresión de resultados desfavorables.

La continua pertinencia de esta tipología se demostrará como se discuten los ejemplos de casos en este

capítulo y los que están por venir.

El fraude científico: De alto perfil para mundanas

La mala conducta científica, sinónimo en la literatura científica con el fraude, es a la vez penetrante y extensa (Kline,

1993; De Vries, Anderson y Martinson, 2006; Judson, 2004; Marshall, 2000; Reider, 2010; y Resnick, 2003). Como se

informó en Martinson, Anderson y de Vries (2005), los 12 mejores prácticas de investigación cuestionables reportados

por los científicos son (p.737):

1. Falsificación o datos de investigación 'cocinar'

2. Haciendo caso omiso de los principales aspectos de los requisitos humanos sujeto

3. No revelar adecuadamente la participación en las empresas cuyos productos se basan en la propia investigación

4. Las relaciones con los estudiantes, los sujetos de investigación o clientes que pueden ser interpretadas como cuestionable

5. El uso de las ideas de otros sin obtener permiso o dar el debido crédito

6. El uso no autorizado de información confidencial en relación con la investigación propia de uno

7. No presentar los datos que contradicen propia investigación previa de una

8. Sortear ciertos aspectos menores de requisitos-humanos sujeto

uso de datos defectuosos o cuestionable interpretación de los datos 9. Con vistas a los demás

10. Cambio de la metodología o los resultados de un estudio en respuesta a la presión de una fuente de financiación

11. Publishing los mismos datos o resultados en dos o más publicaciones

12. asignación inapropiada de crédito autoría

Algunos ejemplos de alto perfil de la última década incluyen:

• El infame Bell Labs escándalo de enero Hendrick Schon, se describe en Resnik (2003;

pp.123-124):

97
El 25 de septiembre de 2002, un grupo de investigadores independientes encontraron que Jan Hendrick Schön, un físico de 32

años de edad, en los Laboratorios Bell, había fabricado o falsificado datos de 17 trabajos publicados, algunos de los cuales habían

aparecido en revistas de gran prestigio, entre ellos

La ciencia, la naturaleza, y Applied Physics (Cartas Servicio, 2002). El panel investigó un total de 25 papeles con 20

coautores. El 1 de noviembre de 2002, Schön y 7 coautores publicaron una retractación de 8 papeles que había

sido publicado en Ciencia del ejercicio 2000-2001 (Bao et al., 2002). Los papeles levantaron sospechas porque

informaron revolucionarios avances en la electrónica orgánica, la superconductividad, y la nanotecnología.

Schön incluso había recibido un premio de $ 3000 para su trabajo, y Technology Review lo nombró uno de los mejores

jóvenes investigadores de la ciencia (Servicio, 2002). Muchos científicos creen que Schön podría haber salido con sus

fechorías si sus documentos no habían sido tan sensacional.

• En marzo de 2005, el Dr. Eric T. Poehlman aceptó declararse culpable de falsificación y fabricación de datos de

investigación en múltiples solicitudes de subvención federal y artículos académicos 1992-2002 (ORI, 2005). Su

investigación se centró en la obesidad, la menopausia y el envejecimiento. Como se informó en Interlandi (2006):

Poehlman se declaró culpable de mentir en una solicitud de subvención federal y admitió a fabricar el valor de más de una década de datos

científicos sobre la obesidad, la menopausia y el envejecimiento, en gran parte, mientras que la realización de la investigación clínica como un

miembro de la facultad titular de la Universidad de Vermont. Presentó datos fraudulentos en las clases y en los trabajos publicados, y utilizó

estos datos para obtener millones de dólares en subvenciones federales de los Institutos Nacionales de Salud - un delito sujeto a un máximo

de cinco años de prisión. la admisión de la culpabilidad de Poehlman se produjo después de más de cinco años durante el cual se negaron los

cargos contra él, mintió bajo juramento y trató de desacreditar a sus acusadores. En el momento en Poehlman vino limpio, su caso se había

convertido en uno de los casos más expansivas de fraude científico en la historia de Estados Unidos.

El fiscal federal David V. Kirby explicó (ORI, 2005): "Este enjuiciamiento demuestra que los investigadores

académicos serán plenamente responsables por fraude y mala conducta científica Dr. Poehlman desviados

fraudulentamente millones de dólares desde el Servicio de Salud Pública para apoyar sus proyectos de

investigación.. esto a su vez desvió millones de dólares de la reserva de los recursos disponibles para propuestas de

investigación científica válidos. Como esto demuestra el enjuiciamiento, tal conducta no será

98
tolerada ". El Dr. Poehlman fue condenado a un año y un día en una prisión federal, seguido de dos años de

libertad condicional (Interlandi, 2006).

• En mayo de 2006, Hwang Woo-suk, el investigador de células madre de Corea del Sur, fue llevado a juicio y (Dorey,

2010; p.16): “dado una pena privativa de libertad suspendida por su participación en reclamaciones fraudulentas a haber

clonado el primer ser humano embriones y células madre extraídas de ellos.”Él había defraudado colaboradores públicos

y privados de alrededor de US $ 3 millones, la publicación de sus datos inventados y los resultados a lo largo de 2005

(Bognar y Menz, 2006).

• Un informe de 2009 de la ORI reveló el fraude investigación con dos cirujanos que experimentan con

drogas destinadas a ayudar a prevenir el rechazo de órganos trasplantados - el uso de dinero público

(Murdoch, 2009; p.29):

En una serie de estudios diseñados para evaluar dos fármacos anti-tejido-rechazo, el ex Universidad de cirujanos

Alabama-Birmingham Judith Thomas y Juan Contreras experimentos cuidadosamente detalladas en las que sustituyeron

un riñón en monos rhesus con una extranjera y, un mes más tarde, eliminado el riñón nativo restante. Los nuevos

órganos tomaron, se informó. Los fármacos funcionaban.

Pero de acuerdo con un informe de julio de la Oficina Federal de Investigación de Integridad, que segundo riñón nunca fue

removido de al menos 32 de los 70 animales. Los científicos negaron dolo, pero el fármaco prometedor ha sido considerado

falso. Los experimentos también cuestan a los contribuyentes: los Institutos Nacionales de Salud vierte $ 23 de millones de

dólares en el trabajo de más de ocho años.

Estos casos no son representativos de la mala conducta típica científica dada la gran escala, la amplia publicidad, y graves

consecuencias involucradas. Son, sin embargo, el tipo de casos que reciben la atención de los medios de comunicación.

Como contrapartida, tenga en cuenta también los estudios de casos recientes de mala conducta científica publicada

por la ORI entre diciembre de 2010 y junio de 2011:

99
1. Hung-Chang Shu, Ph.D., un post-doctorado / endocrinólogo visitante en la Universidad Estatal de Washington:

“incurrido en falta la investigación en la investigación apoyada por el Instituto Nacional de Ciencias de Salud

Ambiental (NIEHS), Institutos Nacionales de Salud (NIH ), conceder R01 ES012974 ... mediante la fabricación y

falsificación,”experimentos, datos y hallazgos (ORI, 2010; p.6). el fraude del Dr. Chang fue descubierto cuando

regresó a casa a Taiwán y posteriores investigadores no fueron capaces de duplicar sus datos. Se hace

referencia a sus datos originales, que no coinciden con su trabajo publicado (Luiggi, 2010).

2. Elizabeth Goodwin, Ph.D., profesor asociado de la genética y la genética médica de la Universidad de

Wisconsin-Madison: “involucrado en mala conducta científica que involucra la investigación apoyada por el

Instituto Nacional de Ciencias Médicas Generales (NIGMS), Institutos Nacionales de Salud ( NIH), otorga R01

GM051836 y R01 GM073183 ... mediante la falsificación y la fabricación de datos que se incluye en las

solicitudes de subvención”, que falsifican los resultados de investigaciones y sus orígenes (ORI, 2010; p.7).

3. S. Sagar Mungekar, Ph.D., un ex estudiante de MD / PhD en la Universidad de Nueva York de la medicina en el

Instituto Sackler de Ciencias Biomédicas de Posgrado: “incurrido en falta la investigación en la investigación

apoyada por el Instituto Nacional de Ciencias Médicas Generales (NIGMS), Institutos nacionales de Salud

(NIH), otorga R01 GM35769, R01 GM55624, y T32 GM07308, y el Instituto Nacional de Alergia y

Enfermedades Infecciosas (NIAID), NIH, conceder AI007180 T32 ... por fabricar y falsificar datos”en relación

con las tablas y figuras en su PhD, y “también afirmaron haber construido 53 plásmidos informadores

diferentes con RNasa e mutantes, cuando no existen datos de secuenciación para apoyar esta afirmación,”

(ORI, 2011a; p.6).

100
4. Fondo de comercio Meleik, Ph.D., un ex estudiante postdoctoral, Wadsworth Center, Departamento de Salud del Estado

de NY: “dedica a la mala conducta de investigación en la investigación apoyada por el Instituto Nacional de Ciencias de

Salud Ambiental (NIEHS), Institutos Nacionales de Salud (NIH), subvención R21 ES013269-02 ... por la fabricación de

datos para las curvas de crecimiento”y figuras falsamente etiquetados y artículos en una publicación que finalmente se

retrae (ORI, 2011a; pp.6-7).

5. Bengu Sezen, Ph.D., un estudiante graduado en el Departamento de Química de la Universidad de

Columbia: “incurrido en falta en la ciencia en la investigación financiada por el Instituto Nacional de

Ciencias Médicas Generales (NIGMS), Institutos Nacionales de Salud (NIH) , conceder R01 GM60326 ...

basado en la evidencia de que consciente e intencionada falsificado y fabricado, y en un caso plagiado, los

datos reportados en tres (3) papeles y su tesis doctoral”(ORI, 2011a; p.7).

6. Junghee J. Shin, Ph.D., un ex estudiante graduado en New York Medical College: “incurrido en falta la

investigación en la investigación apoyada por el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas

(NIAID) de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), otorga R01 AI048856 y AI043063 R01 ... mediante la

falsificación de los datos”en forma de figuras, tablas e imágenes en su trabajo publicado (ORI, 2011b; p.6).

7. Vipul Bhrigu, Ph.D., ex post-doctorado con la Universidad de Michigan Medical School: “incurrido en falta de investigación

en la investigación financiada por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI), Institutos Nacionales de Salud (NIH), subvención

R01 CA098730-05” ; y “a sabiendas e intencionalmente manipulado materiales de investigación, y la conmutación de las

etiquetas en placas de cultivo ... para causar resultados falsos que se informó en el registro de la investigación,” (ORI,

2011b; p.6). También “manipulado materiales de investigación de laboratorio mediante la adición de etanol al medio de

cultivo celular de su colega, con la intención deliberada para efectuar la muerte de las células en crecimiento, lo que

provocó que los resultados falsos que se informó en el registro de la investigación,” (ORI, 2011b; pp. 6-7).

101
Cuando la policía del campus se involucraron, les mintió sobre su papel y tomó ninguna responsabilidad por lo que

había hecho. El vino limpio, sin embargo, cuando se le informó de que sus actividades en evidencia la

manipulación en el laboratorio habían sido grabados por video vigilancia (ORI, 2011b).

8. Philippe Bois, Ph.D., un antiguo compañero post-doctoral en el Departamento de Bioquímica del Hospital de

Investigación Infantil St. Jude Children: “incurrido en falta en la ciencia y la ética de investigación en la

investigación financiada por el Instituto Nacional de Ciencias Médicas Generales (NIGMS ), Institutos nacionales

de Salud (NIH), conceder R01 GM071596, y el Instituto Nacional del cáncer (NCI), NIH, CA021765 subvenciones

P30, CA071907 P01, R01 CA072996 y R01 CA100603” cuando “se informó a sabiendas e intencionalmente

datos falsificados en dos ( 2) papeles”(ORI, 2011b; p.7).

Estos ejemplos de casos cumplen una serie de propósitos, no menos importante de los cuales es para demostrar la variedad

mundana de fraude que se destapa tradicionalmente en entornos de investigación científica. Es significativo que la mayoría de

los fraudes informó recientemente a y fundada por el ORI implica subordinados de laboratorio, no supervisores de nuevo cuño.

Sólo una instancia involucrada investigador principal (Elizabeth Goodwin). Esto es un marcado contraste con los ejemplos de alto

perfil mencionados.

También es significativo que la mayoría de los casos durante este marco de tiempo involucrado falsificación y la

fabricación en tándem, con la publicación de los datos falsos bajo los auspicios de múltiples co-autores. Esto demuestra

que no es inesperado encontrar varios tipos de fraude cometidos por un solo individuo dentro de un grupo de

investigadores honestos pero confiando. Por otra parte, no es raro que los investigadores tomen la palabra de sus

colegas a su valor nominal, sin lugar a dudas o escepticismo, más allá del punto de publicación. Este tipo de fe es una

violación de la integridad científica, como se explica en el rey (1999; pp 215-216.): “En todos estos esfuerzos de los

criterios de integridad científica profesional eran

102
similar; incluso si el individuo era su mejor amigo, que pidió para ver los datos; y si los datos eran de forma resumida, se

pedirá para ver los datos en bruto. Era común para desafiar la afirmación de un colega que se había llevado a cabo algún

procedimiento con mucho cuidado o precisamente “.

La frecuencia de fraude científico

Si bien numerosos casos de fraude científico son publicados en la literatura y publicitados por los medios de comunicación

cada año, las evaluaciones de frecuencia general son muy amplias. Esto se debe a que los casos confirmados de mala

conducta científica son a menudo no declarados; manejado internamente y no publicitada; y manipulados sin consecuencias

reales salvo quizás terminación. Por estas razones, los casos de fraude científico se consideran simplemente la “punta del

iceberg” (Marshall, 2000; Judson, 2004; Redman y Mertz, 2005; Sovacool, 2008; Steneck, 2002; y la mala hierba, 1998). Sin

embargo, algunos estudios convincentes han sido publicados en la última década, que comienza a raspar la superficie con

respecto a la incidencia y prevalencia en diferentes comunidades científicas.

En un informe de Geggie (2001), una encuesta de 194 consultores médicos recién nombrados que trabajan durante siete hospitales

separados reveló algunas ideas interesantes y actitudes con respecto al fraude en la investigación: el 55,7% de los encuestados

aseguró haber visto algún tipo de mala conducta de investigación; 5,7% admitió a actos previos de mala conducta de investigación; y el

18% admitió a voluntad o la incertidumbre con respecto a futuros actos de mala conducta de investigación.

Anderson, Martinson y De Vries (2007) publicaron un estudio en relación con (p.3) “disonancia normativa en el ámbito de la

investigación”, que define la disonancia normativa como “inconsistencia o falta de consonancia entre las creencias y los

comportamientos relacionados con las normas”. Se llevó a cabo una encuesta de 3.247 científicos de Estados Unidos que trabajan en

la investigación financiada por los Institutos Nacionales de Salud, compuesta tanto de manera uniforme de una muestra mitad de su

carrera (los que habían recibido sus primeras ayudas a la investigación entre 1999 y 2001), y una muestra temprana de su carrera (

los que habían recibido becas de formación postdoctoral durante el año 2000 o 2001). Como se explica en su sección de métodos,

(Anderson, Martinson, y De Vries, 2007; p.6):

103
“[E] l cuestionario se recogen datos para medir la suscripción, promulgación y percepciones de comportamiento típico de otros,

cada uno en términos de normas y counternorms.” Sus hallazgos “revelar una incómoda tensión en el entorno de la

investigación,” (p.13). Ellos encontraron que “[d] ada una elección entre la caracterización de la conducta de sus propios y de

otros como normativo o counternormative, la mayor parte se puso bastante sólidamente en la parte normativa, pero otros

científicos en el lado opuesto,” (página 8). Datos específicos incluye los siguientes (p.8):

En términos de su propio comportamiento, la mayoría de los científicos todavía tienen norma más alta que las puntuaciones counternorm,

aunque porcentajes mucho más grandes, 26 y 32%, tienen la misma norma y anota counternorm, y 5 y la tasa de 7% de su propio

comportamiento como más counternormative que normativa. Por último, y lo más sorprendente es que la mayoría de los investigadores en las

dos muestras, el 61 y el 76%, el rango del comportamiento típico de los científicos que más counternormative que normativa.

En su discusión de los resultados, sostienen sus resultados (Anderson, Martinson, y De Vries, 2007; p.12) “muestran que los

científicos no sólo viven en un mundo de la disonancia normativa: que también están sujetos a presiones e influencias en su

ambientes que ponen en peligro la adhesión colectiva a las normas tradicionales.”también explicaron que la disonancia

normativa proporciona a los científicos lo contrario principios con una justificación a (p.12)“align propio comportamiento de

uno con los demás, en lugar de con los propios principios, en los casos en que los dos son oponen.”Las implicaciones para

la construcción y el mantenimiento de una cultura de integridad científica a nivel institucional, con respecto a la prevención

de la mala conducta, son significativos.

En un informe preocupante por Tilbert, Emanuel, Kaptchuk, y Curlin, (2008), una encuesta de 679 médicos reveló que

46-58% prescribe tratamientos con placebo a sus pacientes sobre una base regular - sin necesidad de contarlas. Según los

informes, los placebos que fueron prescritos incluyen solución salina, pastillas de azúcar, a través de los analgésicos de

venta libre, vitaminas y antibióticos. En la mayoría de los casos, el “tratamiento” falso fue descrita como beneficiosa, con la

salvedad de que no se utiliza normalmente para el tratamiento de los síntomas o condición específica a la mano. Además, el

estudio encontró que el 62% de los encuestados cree que esta práctica era éticamente permisible debido al resultado (Harris,

2008): “Todo el mundo sale contento:

104
el médico está feliz, el paciente es feliz “. Esto a pesar de un aviso de la Asociación Médica Americana

(AMA) desalentar el uso de placebos por los médicos cuando se representa como útiles para su condición

(Harris, 2008).

Más recientemente, Fanelli (2009) ofreció el primer meta-análisis de la investigación en cuanto a la frecuencia con la que los

científicos fabricar, falsificar, o cometen otras formas de mala conducta científica. Implica el examen de 21 encuestas diferentes

llevado a cabo entre 1986 y 2005. El estudio de Fanelli reveló que 1,97% de los científicos admitió haber fabricado, falsificado o

modificado datos o resultados al menos una vez (un resultado bajo se esperaba, como la mayoría de los científicos no quieren

admitir el fraude en su propio trabajo); y 33.7% eran dispuesto a conceder el uso de otras prácticas de investigación cuestionables 22.

Sin embargo, cuando se le preguntó sobre el comportamiento de los colegas, los mismos científicos informaron 14,12% había

falsificado datos o resultados, y tanto como el 72% había participado en otras prácticas de investigación cuestionables. Los

estados análisis final (p.9): “mientras que las encuestas que preguntan por colegas son difíciles de interpretar de manera

concluyente, auto-informes subestiman sistemáticamente la frecuencia real de la mala conducta científica. Por lo tanto, se puede

concluir con seguridad que la fabricación y falsificación de datos -. Prácticas- y mucho menos otra investigación cuestionables son

más frecuentes que la mayoría de las estimaciones previas han sugerido”Estos resultados son consistentes con Anderson,

Martinson y De Vries (2007), con respecto a los científicos informaron que por lo general evitar la mala conducta, mientras que sus

colegas inmediatos no lo hacen - por un amplio margen.

Fraude Teoría Diamond y la mala conducta científica

En este apartado se tendrá en cuenta si la investigación previa relacionada con fraude laboral de carácter no científico, y

fraude Teoría de diamante en concreto, se puede aplicar a la variedad de fraude cometido por los científicos (véase el

Capítulo 2: Fraude Ocupacional). Como se indica anteriormente, Fraude Teoría diamante establece que para que un acto de

fraude laboral o empleo que se produzca, tiene que haber una convergencia de cuatro

22 prácticas de investigación cuestionables incluyen cosas como el recorte de datos y no informar de los datos que contradecían la investigación

anterior.

105
elementos: delincuente motivación (aka, presión o necesidad), la oportunidad, la racionalización, y

capacidad individual. Estos elementos serán considerados y discutidos en los ejemplos de casos que

siguen.

Ann Marie Gordon, MS & Barry Logan, PhD 23

Lab Estado de Washington Patrulla Crimen

Según su hoja de vida profesional, que enumera un doctorado en toxicología forense, el Dr. Barry Logan se convirtió en el

toxicólogo forense del estado de Washington en 1990. En 1999, fue contratado para ser el director de la Patrulla Estatal de

Servicios de Laboratorio Forense de la Oficina de Washington - responsable de la supervisión cuatro laboratorios forenses de

servicio completo, dos laboratorios de satélite, dos laboratorios de huellas latentes, y todos sus combinados 160 empleados.

Sirvió en las dos posiciones al mismo tiempo hasta que renunció en 2008 (Johnson, 2008).

Según su hoja de vida profesional, Ann Marie Gordon tiene una licenciatura en “Genética” y un MS en

“Microbiología e Inmunología”, ambos de la Universidad de California en Berkeley. Fue contratada como

toxicólogo forense para el Laboratorio de Toxicología del estado de Washington (WSTL) en 1998, y promovido a

Gerente de Laboratorio en 2000. Sirvió en esa posición hasta 2007, cuando renunció, mientras que todavía está

bajo investigación por fraude de laboratorio (Johnson y Lathrop, 2007).

Sobre la base de informaciones anónimas relativas a certificaciones fraudulentas de las pruebas relacionadas con el alcohol

en la sangre desde el interior de la WSTL, se puso en marcha una investigación que en última instancia condujo a la

destitución de al menos 100 casos criminales, y el daño a la credibilidad de miles más. De acuerdo con una decisión del

panel de tres jueces conjunta concesión de una “Orden de supresión” en varios casos penales ( Washington v. Amach, et al, 2008;

El juez David Steiner, juez Darrell Phillipson, y Juez Mark Chow), los hallazgos

23 Todos los documentos, exposiciones, y el testimonio que se hace referencia en este caso de ejemplo se puede encontrar archivados en línea en: “King County, 3

JUEZ determinado por el panel,”; url: http://www.waduicenter.com/?page_id=470. citado como


Washington v. Amach, et al ( 2008).

106
de hecho en relación con las acusaciones de fraude y mala conducta por Ann Marie Gordon y el Dr. Barry Logan son los

siguientes, se detalla en la sección de la decisión de la etiqueta “certificaciones falsas” (pp.3-4):

1. Ann Marie Gordon [AMG] se convirtió en Director de laboratorio en WSTL por designación del Dr. Logan.

2. [En 2000] AMG informó el Dr. Logan que su predecesor como jefe de laboratorio había participado en una práctica de tener otros

toxicólogos preparar y soluciones de simulador de prueba para él y, sin embargo, certifica que él había preparado y probado las

soluciones simulador.

3. AMG dijo el Dr. Logan que no estaba de acuerdo con este procedimiento, y entonces fue también informado por el Dr. Logan que no era

aceptable para un toxicólogo que se dedican a esta práctica.

4. No obstante, AMG no participó en esta práctica a partir de 2003. Ed Formoso fue un supervisor de laboratorio; él preparó

y ensayó soluciones simulador para AMG 2003-2007. Esto implicó 56 pruebas de solución de simulador.

5. Cada prueba fue acompañada por una certificación CrRLJ 6.13 AMG que había realizado la prueba y que la prueba era

exacta y correcta 24.

6. Melissa Pemberton era el gerente de control de calidad en la WSTL durante una parte de este tiempo, y sabía que AMG no

estaba realizando pruebas, pero se los acredita.

7. Este engaño fue descubierto después de dos llamadas anónimas recibidas por el Jefe de la Patrulla Estatal de

Washington.

8. La primera fue recibida el 15 de marzo de 2007. El Dr. Logan fue dirigida por Subjefe Beckley a investigar esta

denuncia.

9. El Dr. Logan dirigida AMG y Formoso para investigar la queja 25.

10. AMG y Formoso discuten el procedimiento y acordaron que Formoso ya no realizar pruebas en nombre

de AMG.

11. AMG informó el Dr. Logan que ella no realizó las pruebas de las soluciones, pero que ella firmó los formularios que

indican que ella lo hizo.

12. AMG y Formoso prepararon un informe que indica que no había ningún problema con las certificaciones y que ninguna solución había

dejado el laboratorio con una solución incorrecta en 20 años.

13. El Dr. Logan, AMG, y Formoso sabían, o deberían saber, que este informe era incorrecta y engañosa, pero no

tomaron medidas para corregirlo prevé otra investigación.

14. Melissa Pemberton había corrido viales preparados para AMG por Formoso a través del cromatógrafo de gases junto con su

propia muestra, a sabiendas de que éstas debían ser atribuido a AMG, AMG y que firmaría certificados alegando que lo

hacía.

15. El Dr. Logan era consciente de esto antes de agosto de 2007.

24 El registro es claro que los formularios firmados por Ann Marie Gordon indican que se firman “bajo pena de perjurio” (McEachran,
2008; O'Brien, 2007; y Washington v. Amach, et al, 2008; p.20).

25 La inexactitud de dirigir los cometer fraude para investigar ellos mismos no se perdió en el panel, que se conocen como ( Washington
v. Amach, et al, 2008; p.23): “una situación gritando con ironía.”

107
16. El Dr. Logan y Pemberton testificaron bajo juramento que no es otro que Formoso jamás corrieron prueba para AMG 26.

La decisión del panel de tres jueces ( Washington v. Amach, et al, 2008) pasa a describir otros

problemas significativos con la WSTL bajo la dirección del Dr. Barry Logan y la gestión de Ann

Marie Gordon, incluyendo: varios “defectuoso y procedimientos de certificación erróneas”;

numerosos casos detallados de “fallo de software, errores humanos, mal funcionamiento del

equipo, y Violación de los Protocolos”; el uso continuo de “diligencias probatorias inadecuadas”;

la persistencia de los “Protocolos insuficiente y errónea y la formación”; “El impacto de las

pruebas realizadas en el campo” en general; del WSTL intencional “No divulgación de la

máquina Bias” a los acusados, abogados, o del público; y del WSTL “Sistemática La inexactitud,

la negligencia y Violación de los protocolos científicos” - todo lo cual afectó a “miles de pruebas”.

El panel judicial determinó que toda esta mala conducta combinan para crear una “cultura de

compromiso” en el WSTL. 27.

Aparte de la descripción de falso testimonio (por ejemplo, que no es otro que el Sr. Formoso jamás realizó pruebas para

Ann Marie Gordon), la sala jurisdiccional también dejó en claro que el Dr. Barry Logan era responsable de permitir una

“cultura de compromiso” para desarrollar. Además, el panel provocó testimonios inconsistentes del Dr. Logan en el que

afirmó que no estaba al tanto de las certificaciones específicas que estaban siendo proporcionados por

26 El doctor Logan declaró ante el panel de tres jueces Washington v. Amach, et al ( 2008) a partir de enero 7-9 º,

2008.

27 El Dr. Barry Logan tenía un historial de contratación de los fraudes conocidos forenses para trabajar por el Laboratorio Forense de la Patrulla
Estatal de Washington, incluyendo a Charles Vaughan, ex criminalista con la Policía laboratorio criminal del estado de Oregon hizo famoso por su
papel en las botas y el caso de condena injusta Proctor (Teichrobe, 2004a); y Arnold Melnikoff, ex director del Laboratorio Criminal del Estado de
Montana (1970-1989), hizo tristemente célebre por falsificar la evidencia en múltiples casos de violación y asesinato que con el tiempo fueron
anuladas (Bohrer, 2002). En 2003, la Patrulla Estatal de Washington emitió un informe recomendando que el Sr. Melinkoff ser terminada por una
trayectoria de tres años del incompetencia y llegar a conclusiones que eran “débiles o no soportado por los datos suficientes” (Geranios, 2003; Ver
también el capítulo 7: Fraude Forense - Una revisión de la literatura).

108
su personal de laboratorio en casos de toxicología. Sin embargo, el manual de protocolos de laboratorio para

explicar estas certificaciones en detalle lleva su firma en cada protocolo. Posteriormente, y de acuerdo con

otros hallazgos de fraude, negligencia, impericia, y el error ya se ha mencionado, el panel judicial determinó

que la ignorancia del Dr. Logan, la incompetencia y la negligencia como Director impidió estos problemas sean

identificados, reveló, y se corrige ( Washington v. Amach, et al,

2008; pp.22-23).

Ann Marie Gordon renunció el 20 de julio º de 2007, sólo unos días después de que se inició la

investigación de su mala conducta (Johnson y Lathrop, 2007). En

2008, la Oficina del Médico Forense del Condado de San Francisco la contrató como un toxicólogo forense. Ella

trabajó en ese sistema durante dos años, testificó bajo juramento, antes de que su historia de fraude en el estado de

Washington fue dado a conocer a los fiscales y los abogados defensores locales (Van Der Beken, 2010). Desde

entonces, ha afirmado su derecho de la Quinta Enmienda a permanecer en silencio y no autoincriminarse posterior en

procedimientos judiciales. Ella sigue siendo un miembro de la Academia Americana de Ciencias Forenses (AAFS) en

buen estado, y en fecha tan reciente como 2011 fue sede de la reunión anual de la Asociación Internacional de

toxicólogos forenses (TIAFT) en San Francisco, donde al parecer cuenta con el apoyo continuo de su compañeros

(Verstraete, 2011).

El Dr. Barry Logan renunció al Laboratorio Forense de la Patrulla Estatal de Washington en

2008, un año después de la renuncia de Ann Marie Gordon. la renuncia del Dr. Logan era necesario para “restaurar

la confianza pública y judicial”, de acuerdo con el estado de Washington Jefe de la Patrulla John R. Batista (Batista,

2008). Sin embargo, el propio Dr. Logan está en total desacuerdo con las conclusiones de la sala jurisdiccional en Washington

v. Amach, et al ( 2008) y sólo toma algo de responsabilidad por los problemas que

109
producido bajo su dirección; cree que los problemas con el WSTL fueron "exagerados de manera espectacular"

por los abogados defensores (Johnson, 2008) 28.

El Dr. Barry Logan sigue siendo un miembro de la Academia Americana de Ciencias Forenses (AAFS) en buen

estado; se convirtió en el vicepresidente de la AAFS posterior a su renuncia a la WSTL; y también sigue siendo

un miembro de buena reputación de la Asociación Internacional de toxicólogos forenses (TIAFT), la Sociedad de

toxicólogos forenses (SOFT), y la Sociedad Americana del crimen Directores de Laboratorios (ASCLD). En la

actualidad es el Director Nacional de Servicios Forenses de Servicios Médicos Nacionales Labs, y continúa a

declarar en los casos más importantes en los Estados Unidos (Longo, 2011).

Este caso se refiere a cualquier tipo de fraude por los científicos forenses de control empleados por una ASCLD-LAB

(2011) de la policía acreditado laboratorio forense. Se continuó durante un período de al menos cuatro años

(2003-2007), involucrado cientos de certificaciones falsas, y dio lugar a un falso testimonio para ocultarlas. En cuanto

al mantenimiento de la integridad científica, se abrazaron los estándares de buenas prácticas peores, aculturados, y

luego minimizada por los involucrados en el descubrimiento público. No sólo varios científicos de alto rango certifican

mentiras sobre que se había llevado a cabo pruebas con destino a la corte bajo pena de perjurio, que hizo sabiendo

que era una práctica científica inaceptable. Por otra parte, conspiraron para ocultar cualquier tipo de fraude y error de

los tribunales, fiscales, abogados defensores, los acusados, y el público en general con los informes y testimonios

negarlo.

28 En abril de 2008, el Consejo de Investigación Forense del Estado de Washington (FIC) escribió un informe que condena el fraude entre los subordinados
del Dr. Logan en el laboratorio del crimen. Sin embargo, no se mantuvo el Dr. Logan a sí mismo responsable (McEachran, 2008). Compuesto por
personas designadas por las fuerzas del orden con el mandato de preservar y proteger el sistema de laboratorio, el FIC ignorado hallazgos de fraude de
la corte de Washington
v. Amach, et al ( 2008). También no apareció para contener el Dr. Logan responsables de la negligencia está de acuerdo se produjo bajo su
supervisión - no supervisar adecuadamente Ann Marie Gordon y otros, al no saber qué certificaciones estaban siendo proporcionada por los
empleados de laboratorio a los tribunales, y de no ser consciente de cualquier tipo de fraude y error a pesar de que todos los demás en el laboratorio
era consciente de ello.

110
Desde el punto de vista de la mala conducta científica, estos casos se trataba de falsificación de certificaciones e

informes; una variación de la autoría fantasma; y la supresión de evidencia desfavorable. Desde una perspectiva de

fraude ocupacional, no había oportunidad de participar en el fraude y ocultarlo en virtud de estar en una posición de

supervisión de confianza; había racionalización en virtud de una “cultura de compromiso”; hubo motivación en virtud

de la presión para mantener la ilusión de la competencia de supervisión; y no había capacidad individual en virtud de

posicionamiento, la coacción de los demás sean conformes, el deseo de engañar a los demás con el fin de evitar la

detección, y el ego se manifiesta en la falta de voluntad para aceptar la responsabilidad personal una vez que los

hechos salieron a la luz. Esto es consistente con los elementos necesarios de Fraude Teoría diamante.

Es de gran preocupación que una cultura perdurable de fraude, incompetencia, y el compromiso fue creada y

sostenida durante las permanencias superpuestas de Barry y Ann Marie Logan Gordon. De igual preocupación,

sin embargo, es la complicidad de las comunidades de justicia criminal y las ciencias forenses en general, los

cuales continúan empleando y proteger estos examinadores sin consecuencias significativas. Esto se demuestra

por el hecho de no suspender o revocar asociaciones profesionales; la falta de comunicación de la historia de

certificaciones falsas de los supervisores en nuevo entorno empleo de la Sra Gordon; la minimización de fraude

por parte de los supervisores en nuevo entorno empleo de la Sra Gordon; y el fracaso de ASCLD-LAB para

suspender o revocar la certificación de la WSTL.

Estos criminalistas empleados encargados de hacer cumplir la ley, que hayan cometido sus actos dentro de los parámetros

establecidos y los plazos para este estudio (2000-2010), ambos fueron incluidos en el conjunto de datos final. los datos de

impacto no se repitió para los individuos, para evitar la duplicación de los datos. Véase el Capítulo 8: datos, parámetros y

frecuencia Resultados para detalles con respecto a los criterios de inclusión y los datos recogidos.

111
Raymond Cole, Criminalista

Laboratorio Criminal Sheriff del Condado de San Diego

Este caso se refiere a la falsificación de credenciales científicas pertinentes por un criminalista forense en un

laboratorio acreditado por la policía ASCLD-LAB (2011). Como se describe en Strumpf (2006), que era el trabajo

de Raymond Cole “explicar a los jueces y jurados cómo el alcohol y las drogas alteran los conductores y cómo los

niveles medida policial de intoxicación”. También dio capacitación en análisis instrumental relacionado con los

científicos forenses y policías .

De acuerdo con la nota oficial de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de San Diego (Rodríguez,

2006): “Ray Cole era un criminalista empleada por el Laboratorio de Crimen de la Policía del Condado de

San Diego que ha declarado como testigo de cargo en un número de procesos penales de 1974 a enero

de 2006.”Si no se lee con cuidado, este lenguaje podría dar la impresión de que el número de veces que

el señor Cole declaró que no estaba realmente en los miles. Como se explica con mayor precisión en

Moran (2006): “Un criminólogo que testificó para los fiscales de San Diego en posiblemente miles de

casos por conducir ebrios describe falsamente a su fondo en su hoja de vida durante años, lo que podría

poner en peligro algunas convicciones” Esto es consistente con Strumpf ( 2006), que informa de que el

número está en los miles,

De acuerdo con el testimonio de un juicio de DUI 2003, Cole estimó que había testificó “y más de 4.000 veces” durante su carrera, pero los

representantes de [fiscal de distrito Bonnie] Dumanis, [abogado de la ciudad Mike] Aguirre y el laboratorio de criminalística todos dicen que no

tienen forma de seguimiento de esos casos. En su lugar, se ponen la responsabilidad de sacar a la luz el rastro de su testigo experto en abogados

de la defensa.

[Justin Brooks, profesor de la California Western School of Law y jefe del Proyecto Inocencia de California] dijo que el gobierno,

no a los abogados de defensa, debe ser responsable de notificar a las personas en cuyos casos Cole testificó. “Creo que no es

práctico o conveniente como una solución”

112
dijo, e indicó que durante los últimos 30 años, muchos abogados de la defensa pueden haberse movido, dejar de fumar, jubilados o muerto.

El memorando de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de San Diego continúa relatando

que (Rodríguez, 2006): “Laboratorio de Criminalística del Sheriff ha nos informó que había un error

en la hoja de vida del señor Cole que pueden haber sido previsto en el descubrimiento en los

casos. curriculum vitae del señor Cole declaró que su título de grado 1957 estaba en los estudios

de pre-medicina. Su grado real estaba en Ciencias Políticas.”Si no se lee con cuidado, esta

descripción proporcionada por la Oficina del Fiscal de Distrito podría dejar la falsa impresión de

que este acto de fraude deliberado era similar a un error administrativo involuntario o un error de

contabilidad. Sin embargo, la naturaleza de la información falsa sólo podría haberse ofrecido para

apoyar el empleo como un científico forense y posteriormente reforzar la credibilidad del testimonio

de expertos relacionados en la corte. Sirvió ningún otro propósito. Como el Sr.

Sin embargo, otros representantes de la policía también han mostrado interés en minimizar el fraude del Sr.

Cole, que fue descubierto durante una auditoría interna. Según Chris Morris, jefe de la división penal en la

Fiscalía de San Diego City (Moran, 2006): “La fuerza de su testimonio se basó en sus años como criminalista,

no se cual sea su curso de estudio fue en la década de 1950. ”Si bien esto puede haber sido cierto adelante

en la carrera del Sr. Cole, su empleo inicial se logró de manera fraudulenta. Por otra parte, cada vez que la

hoja de vida falsa se le ofreció a la corte, como prueba de fondo y la credibilidad del señor Cole, se trataba de

un nuevo engaño para proteger el fraude inicial. El hecho de que había mentido sistemáticamente a la corte

113
y también engañado a sus patrones durante 30 años hace su fraude peor, no mejor, con respecto a la fuerza

de la credibilidad profesional 29.

Greg Thompson, director de los servicios forenses del Laboratorio de Criminalística de la Policía del Condado de San

Diego explicó que: “Cuando Cole fue contratado en 1974, un título en ciencias no era un requisito para el trabajo.” Este

intento adicional para minimizar el fraude del Sr. Cole es una admisión que el Condado no siempre ha estado en la

práctica de contratar científicos, o los que tienen una base científica, para realizar trabajo de casos forense en el

laboratorio del crimen. Esta admisión no habla bien de las normas de empleo, o el resto del personal, en el laboratorio

del crimen. Una vez más, esto sugeriría que las cosas son mucho peores, y ciertamente no justifica el fraude

credencial repetida en los tribunales.

Defenderse a sí mismo, el Sr. Cole explicó que en realidad nunca testificó bajo juramento sobre el grado falsa; que

sólo aparece en su hoja de vida (que se proporcionó a los tribunales, los fiscales y los abogados de defensa cada vez

que su testimonio). Este intento de excusar una conducta fraudulenta sugiere que él no siente que ha hecho algo malo

- que los extremos (por ejemplo, su buen trabajo para la policía y la posterior declaración ante los tribunales) justifica

los medios (por ejemplo, la obtención de empleo y la aceptación corte como forense experto por medio de fraude). En

consecuencia, la racionalización del señor Cole parece similar a una causa noble justificación.

Desde el punto de vista de la mala conducta científica, este caso se refiere a la falsificación de credenciales

científicas en un contexto en el que eran material que tanto el empleo inicial y experto en curso testimonio forense.

Desde una perspectiva de fraude ocupacional, no había oportunidad de participar en el fraude y ocultarlo en virtud

de estar en una posición de confianza; había racionalización en virtud de una causa noble; ahí

29 Cabe señalar que las directrices de solicitud de empleo actuales para el Condado de San Diego requieren una afirmación de que toda la
información proporcionada por el solicitante sea verdad; que el suministro de información falsa o incompleta puede dar lugar a la denegación de la
solicitud o la terminación posterior al empleo (Condado de San Diego, 2011). En otras palabras, el condado de toma reanudar el fraude en serio, y
lo considera un delito terminación. Esto es consistente con el lenguaje en la mayoría de los formularios de solicitud de empleo.

114
fue la motivación, en virtud de la necesidad de empleo y la demostración de experiencia en la sala; y no había

capacidad individual en virtud de posicionamiento, la voluntad de engañar a los demás con el fin de evitar la

detección, y el ego se manifiesta en la falta de voluntad para aceptar la responsabilidad personal una vez que los

hechos salieron a la luz. Esto es consistente con los elementos necesarios de Fraude Teoría diamante.

el fraude de este criminalista, habiendo cometido mientras estaba empleado por una aplicación de la ley ASCLD-LAB

laboratorio criminal acreditado, fue revelado dentro de los parámetros establecidos y los plazos para este estudio

(2000-2010). Por tanto, se incluye en el conjunto de datos final. Véase el Capítulo 8: datos, parámetros y frecuencia

Resultados para detalles con respecto a los criterios de inclusión y los datos recogidos.

Edward J. Wolfrum

Audio Servicios Gráficos, Royal Oak, Michigan

Este caso se refiere a un consultor privado que operan en Royal Oak, Michigan. A través de su compañía, Audio

Servicios Gráficos, Sr. Edward J. Wolfrum proporciona un análisis forense de grabaciones de audio. Según lo

dispuesto en la decisión del tribunal de apelación afirmando su convicción ( Idaho v. Wolfrum, 2007):

En 2000, Wolfrum testificó como testigo experto en nombre de un acusado en un caso criminal Cassia Condado. El testificó que, en su

opinión, una grabación de audio sobre la que se basó el Estado como evidencia de la culpabilidad del acusado había sido alterada por

la edición. Como parte de sus calificaciones como un testigo experto, Wolfrum testificó que él llevó a cabo un Ph.D. en matemáticas

avanzadas desde el “Instituto de Tecnología de Michigan.” Wolfrum fue luego acusado de falso testimonio, porque él llevó a cabo tal

grado.

Sr. Wolfrum testificó a la celebración de una en grado avanzado para reforzar su experiencia forense de una

institución que no existe. Posteriormente fue detenido y juzgado por el delito de perjurio, una violación del

Código de Idaho § 18-5401, que ofrece

115
que el perjurio es cometido por una persona que, habiendo tomado un juramento para declarar la verdad, “voluntariamente y

contrario a tal juramento, establece como verdadero cualquier asunto material que él sabe que es falsa” ( Idaho v. Wolfrum, 2007).

En su defensa de la carga de perjurio, Sr. Wolfrum testificó que cuando se refirió erróneamente a la “Michigan

Instituto de Tecnología”, que en realidad significaba la Universidad Tecnológica de Michigan - una conocida

institución de la educación superior. Según el expediente judicial del juicio por perjurio del Sr. Wolfrum ( Idaho v.

Wolfrum, 2007): “el registrador de la Universidad Tecnológica de Michigan (MTU) declaró que la institución no

tenía constancia de Wolfrum jamás asistir o estar registrado en MTU, y mucho menos de haber recibido un

título, y que la institución ofreció ningún título de grado en matemáticas avanzadas.”

Sr. Wolfrum fue condenado por perjurio, y posteriormente fracasó en su apelación. Él no era y no es miembro de

ningún organizaciones forenses profesionales pertinentes y continúa a poseer y operar Servicios Gráficos de

audio. Aunque se ofrecen numerosos servicios y se hace referencia en el sitio web de la compañía en

www.audiographicservices.com, análisis forense no está entre ellos.

Desde el punto de vista de la mala conducta científica, este caso se refiere a la falsificación de credenciales

científicas en un contexto en el que fueron significativos para los experticia médico legal. Desde una perspectiva de

fraude ocupacional, no había oportunidad de participar en el fraude y ocultarlo en virtud de estar en una posición de

confianza; había racionalización en virtud de un posible incentivo financiero; hubo motivación en virtud de la

necesidad de demostrar la experiencia en la sala; y no había capacidad individual en virtud de la voluntad de

engañar a los demás con el fin de evitar la detección, y el ego se manifiesta en la falta de voluntad para aceptar la

responsabilidad personal una vez que los hechos salieron a la luz. Esto es consistente con los elementos necesarios

de Fraude Teoría diamante.

116
El fraude de este experto forense independiente, cometido en el curso del examen de las pruebas físicas y testimonio

en la corte relacionada, se reveló dentro de los parámetros establecidos y los plazos para este estudio (2000-2010). Por

tanto, se incluye en el conjunto de datos final. Véase el Capítulo 8: datos, parámetros y frecuencia Resultados para

detalles con respecto a los criterios de inclusión y los datos recogidos.

Estos ejemplos de casos, que son representativos de la muestra en el presente estudio, sugieren que la investigación previa

relacionada con fraude laboral de carácter no científico, y fraude Teoría de diamante en concreto, puede ser aplicado con

éxito al fraude cometido por los científicos. También sugieren la utilidad de mala conducta científica como un constructo para

la clasificación de los casos de fraude forense. Al mismo tiempo, demuestran aún más la naturaleza limitada de un enfoque

de “manzana podrida” para entender el fraude ocupacional; todos menos Wolfrum evidencia de una conexión permanente a

las culturas de empleo que permitan, minimizan, y en última instancia no penalizan el fraude por sus miembros.

Resumen

La cultura científica se define por una historia de las prácticas que se hace referencia constantemente, valores, obligaciones y

prohibiciones destinadas a lograr y proteger la integridad científica. Estos incluyen la honestidad, el uso del método científico, el

escepticismo, la objetividad, la transparencia, y una serie de otros ideales científicos relacionados y normas. El desarrollo de estas

normas científicas ha implicado la generación correspondiente de términos y definiciones relacionados con la investigación,

identificación y solución de mala conducta científica específicos (denominado comúnmente como un fraude científico). Estas

prohibiciones, con una historia que se remonta a al menos la década de 1830, incluyen la fabricación (también conocido como forja o

seco-labbing); falsificación (también conocido como cocción); supresión de resultados desfavorables (aka cherry-picking); plagio;

autoría fantasma (también conocido como honorario o la autoría de regalo); falsificación de credenciales científicas; y la total

indiferencia hacia las normas de la práctica que garanticen la integridad científica.

117
La mala conducta científica es a la vez penetrante y extensa. casos de alto perfil reportados en los medios de comunicación

durante la última década tienen años generalmente implicados en curso de mala conducta por los que operan a un nivel de

supervisión; millones de dólares malversados ​en cada caso; y entornos culturales donde los intentos anteriores subordinadas a

cumplir con las normas básicas de la integridad científica se han desalentado o castigado. Por el contrario, informaron

recientemente los casos de mala conducta científica tendían a ser más mundana: por lo general, participan investigadores de

estudiantes o recién acuñadas científicos dedicados a la fabricación y falsificación, tanto más allá del punto de publicación.

También tendían a ocurrir sin el conocimiento de los más altos co-autores que aceptaron acríticamente la integridad de los

datos y resultados de los autores del fraude - una violación común de las normas científicas.

A pesar de que el volumen constante de casos de mala conducta científica que se publican en la literatura y difundida por los medios

de comunicación cada año, las evaluaciones de frecuencia general son inconsistentes. Esto se debe a que los casos confirmados de

mala conducta científica son a menudo no declarados; se manejan internamente y no publicitada; y no siempre implican

consecuencias para los responsables. Como resultado, los casos reportados y conocidos de fraude científico se consideran

simplemente la “punta del iceberg” (de nuevo, esto es un problema con la mayoría de los datos de la delincuencia).

La teoría del “iceberg” de la frecuencia estimada es consistente con la investigación de múltiples estudios que han

encontrado que la gran mayoría científicos creen que son generalmente involucrado en la práctica científica ética y honesta

(o, en general dispuestos a reporte de mala conducta auto). Estos científicos también informaron estar rodeado por una

mayoría de los colegas que participan regularmente en la fabricación de datos, falsificación y otras prácticas de investigación

cuestionables. Esta misma investigación continúa sugiriendo que los científicos existen predominantemente en un estado de

“disonancia normativa”, sujetos a “counternormative”

presiones e influencias dentro de sus entornos de trabajo que con el tiempo pueden debilitar la adhesión a las normas

científicas tradicionales.

118
En el contexto del presente estudio, el cuerpo de la investigación relacionada con fraude laboral de carácter no

científico, y fraude Teoría de diamante en concreto, se aplicó con éxito a los casos de fraude cometidos por los

científicos en su entorno de trabajo. Además, los ejemplos de casos aducidos en este capítulo fueron instructiva en

cuanto a la relación entre el fraude, la ciencia, la cultura y el empleo. No sólo sugieren la importancia de la

investigación científica y el fraude laboral a los casos de fraude forense, que también sugirieron las debilidades

inherentes a un enfoque de “manzana podrida” para entender el fraude ocupacional.

119
Capítulo 6

Contrastando con Integridad Científica Aplicación de la

Ley de Cultura

“Las personas adquieren patrones de comportamiento criminal de la

misma forma que adquieren los patrones de comportamiento legal

- a través del aprendizaje en la interacción con otras personas.”El

criminalista Donald R. Cressey, PhD (1919 -1987)

(Cressey, 1952; p.43)

En los capítulos anteriores, hemos explorado los entornos laborales de aplicación de la ley y la ciencia lo que se refiere al

fraude. Dado que estamos analizando el fenómeno del fraude por los examinadores forenses científicos que están más a

menudo empleados por las fuerzas del orden, estos fueron los primeros pasos críticos. En primer lugar, hemos establecido

cómo se presenta el fraude y se considera en cada una de estas culturas profesionales, así como los métodos utilizados en la

evaluación de fraude. Esta exploración de la literatura también confirmó los valores y las consiguientes presiones que existen

necesariamente dentro de las culturas de aplicación de científicos y abogados, todos los cuales limitan miembros para

conformar.

El capítulo actual contrastar los valores establecidos de la cultura aplicación de la ley contra los requeridos

para la integridad científica, y teorizar en el impacto potencial en el examinador forense. En concreto, habrá

una discusión de fraude científico a la luz de

Actividades rutina teoría, la asociación diferencial Teoría, y Tensión de rol contextualizar la importancia de centrarse en los

rasgos culturales e institucionales que puedan influir en los actos de fraude lugar de trabajo. El uso de estas construcciones

criminológicos, podemos yuxtaponer las culturas científica y de aplicación de la ley de una manera informada. Esto revelará la

cepa que la alineación aplicación de la ley puede ejercer en el examinador forense ya se ha subrayado. Sobre la base de esta

comparación de los rasgos y valores, ya la luz de la teoría de la criminología relacionada, se argumentó que la integridad

científica es esencialmente

120
incompatible con la cultura aplicación de la ley.

Prescindiendo de la teoría “Bad Apple”

Antes de una discusión significativa de la teoría criminológica relevante se puede tener, es necesario prescindir de las

explicaciones tradicionales proporcionados por los responsables de la gestión de los problemas de fraude y error en la

aplicación de la ley y de las comunidades de la ciencia forense.

Para evitar la responsabilidad personal y la responsabilidad institucional para casos de mala conducta del empleado, los de un

papel de supervisión o liderazgo son conocidos por hacer declaraciones que se centran principalmente en la impureza

examinador individual y la conducta de los aislados “manzanas podridas”. Este enfoque hacia la explicación mala conducta,

que ignora los factores de supervisión, ambientales y culturales, que se conoce como Manzana podrida, Bad Apple o mal Actor La

teoría (Adams y la espinilla, 2005; Judson, 2004; Marshall, 2000; Resnick, 2003; y Sovacool, 2008). En este paradigma, se

argumenta que el problema de la mala conducta dentro de una agencia o institución está casi resuelto mediante la

identificación, el reciclaje, sancionar o terminar uno o dos individuos con problemas (Judson, 2004) (o “delincuentes”).

autoridades policiales de control, en respuesta a las acusaciones de fraude y error, son conocidos por este tipo de

afirmaciones defensivas - sugiriendo desdén que cualquier caso de fraude conocidos forense se aíslan a “unos

cuantos practicantes delincuentes” o “manzanas podridas” (Budowle de 2007 ; Chemerinsky, 2005; Collins y Jarvis,

2007; Dorfman, 1999; Jarrett, 2011; Martinelli, 2006; Olsen, 2002; Pyrek, 2007; Taylor, 2011; Taylor y Doyle, 2011; y

Thompson, 2009). Estas afirmaciones son útiles ya que protegen la reputación de los empleados y la imagen general

de la institución restante; al mismo tiempo, que no requieren más acciones, investigación o responsabilidad por parte

de los supervisores restantes. Como se explica en Sovacool (2008; p.280):

La culpa sólo unos violadores o instituciones individuales divide a la comunidad científica sobre los culpables y los inocentes, y los

montones grandes cantidades de menosprecio sobre los pocos señalados como violadores.

121
Por lo tanto, crea la ilusión de solidaridad entre la comunidad científica, reafirmando su virtud central. Y mediante el aislamiento de algunos

comportamientos como corrupto, estampa todos los demás como intachable. De esta manera los intereses de los clientes corporativos y de

gobierno de la ciencia son menos propensos a estar bajo ataque.

La justificación para invocar Bad Apple teoría para explicar la mala conducta científica se proporciona en Judson (2004;

p.26): “Los grandes de la comunidad científica proclaman regularmente que el fraude científico es infinitamente rara y que los

autores son individuos aislados que actúan fuera de un trenzado psicopatología. Como corolario, insisten en que la ciencia

es selfcorrecting “Es cierto que hay causas internas y los motivos que obligan a los examinadores particulares a participar en

mala conducta, incluyendo:. Estasis financiera, el beneficio económico, el ego, la vanidad, la promoción profesional, la

necesidad de ocultar la incompetencia, la apatía , adicciones, y otra enfermedad mental (Kumar, 2010; Judson, 2004;

Redman y Mertz, 2005; y la mala hierba,

1998). Sin embargo, estos elementos son sólo parte de la ecuación general. Los investigadores han encontrado que se centra en

“manzanas podridas” individuales sin tener en cuenta la forma en que fueron plantados o se cultivan en un ambiente particular

proporciona una comprensión incompleta del problema en el mejor.

fraude Scientific se concibe en la literatura como que surge en gran parte de tres factores que actúan

por separado o en conjunto: impureza examinador individual (por ejemplo, una falta de ética personal

o integridad); localizada fracaso institucional; y la crisis estructural dentro de una comunidad

científica en general (Sovacool, 2008). Adams y la espinilla (2005) explican además que los actos de

mala conducta científica (p.229) “requieren ambos estados internos (propensión), así como los

recursos externos (oportunidades).” Esto es consistente con las restricciones ambientales y de

empleo que se describen en Dorey (2010 ; p.17):

122
También es generalmente aceptado que la propensión individual es un factor menos importante en la mala conducta

científica que las cepas situacionales externos - incluyendo la presión para publicar, la competencia por la financiación, la

falta de formación adecuada o supervisión, la falta de oportunidades de mentoría de calidad, los mentores de ajuste malos

ejemplos o trabajar en un ambiente que tolera o alienta la mala conducta como un medio para un fin (Adams y la espinilla,

2005; Judson, 2004; Marshall, 2000; Redman y Mertz, 2005; Resnick, 2003; Sovacool, 2008; y malezas, 1998 ). Por lo

tanto, como se explica en Judson (2004; p.149): “La lección debe ser que el laboratorio, su jerarquía, y el entorno

institucional más amplio - factores que pueden ser analizados, anticiparon, quizás modificado - podrá hacer los conflictos

entre un individuo de motivos intelectuales y personales más probable o menos probable. ”La violación de la integridad

científica, incluidos los actos que caen dentro de los parámetros de mala conducta científica, son principalmente el

resultado de fallas institucionales para defender los valores científicos y nutrir la cultura científica; cualquiera de las

infracciones son, por tanto, la responsabilidad de la institución para detectar, investigar y correcta (Adams y la espinilla,

2005; De Vries, Anderson y Martinson, 2006; Eliot, 2000; Franzen, Rödder y Weingart, 2007; Jette, 2005; Judson, 2004;

Kline, 1993; Martinson, Anderson, y de Vries, 2005; NAS, 2002; Redman y Kaplan, 2005; Sovacool, 2008; y la mala hierba,

1998).

En última instancia, conforme a lo dispuesto en Judson (2004; p.28): “que el fraude es casi siempre la obra de individuos aislados,

retorcidos parece inherentemente improbable.” Por otra parte, dada la escasez de investigación sólida en las específicas causas,

orígenes, y las frecuencias de fraude científico, hay una falta de “evidencia” empírica para apoyar la afirmación general de Teoría

de Apple mal; como se argumenta en Judson (2004; pp.26-27): “los grandes hacen estas afirmaciones como una cuestión de fe ...

Sus afirmaciones acerca de la ciencia son poco científica.” Se argumenta en esta tesis, y en consonancia con la literatura científica

presentada en este sección, que los corruptos no pueden ser contratados o retenidos, por cualquier empleador sin un cierto grado

de negligencia institucional o del medio ambiente, la apatía, la tolerancia, o incluso el estímulo. En consecuencia, no es apropiado

para colocar la culpa de la mala conducta únicamente en malas o podridas manzanas; a

123
marginar a la sugerencia de la corrupción sistémica; o para cerrar filas con el fin de proteger la apariencia de

integridad institucional.

Relevante la teoría criminológica:

Las actividades rutinarias teoría, diferencial teoría de la asociación, y la tensión de rol

La elección de cometer un acto de fraude no ocurre en un vacío: por definición, el autor sigue voluntariamente un

camino que les lleva a engañar intencionalmente a otros. La pregunta se convierte en el grado en el que se vieron

limitados o alentados por su entorno a lo largo del camino. En otras palabras, con el fin de entender las causas de

fraude forense, al igual que con cualquier otro acto potencialmente criminal, es necesario establecer y entender la

relación entre el autor y el medio ambiente motivado que permite el fraude que se produzca en primer lugar.

Específicamente, una vez que se ha establecido el nivel de “impureza examinador individual”, la influencia de fracaso

institucional localizada, así como cualquier crisis estructurales dentro de una comunidad científica en general, debe

también ser evaluada. Esto requiere el empleo de las teorías criminológicas apropiadas para la tarea.

En la presente investigación, Actividades rutina teoría, Diferencial teoría de la asociación, y

Tensión de rol demostrado ser valioso para el desarrollo de nuestras declaraciones de tesis. Estas teorías criminológicas

acoger y apoyar la premisa de que el crimen es una función de la elección individual en forma fuertemente por factores

ambientales. Un breve análisis de cada uno es necesario.

En su investigación fundamental que describe lo que ha llegado a ser conocido como Teoría rutina de Actividades ( RAT),

criminólogos Cohen y Felson (1979) explican (p.604): “la convergencia en el tiempo y en el espacio de tres elementos (los

delincuentes motivados, objetivos adecuados, y la ausencia de una vigilancia adecuada) parece ser útil para la comprensión de la

evolución del tipo del delito. . La falta de cualquiera de estos elementos es suficiente para prevenir la ocurrencia de contacto

directo delincuencia depredadora éxito”En otras palabras, RAT propone que (Sasse, 2005; p.547):

124
“Victimizaciones se producen cuando hay una convergencia en el espacio y el tiempo de un delincuente motivado, un

objetivo adecuado, y una ausencia de un guardián capaz.” 30,31

Esta teoría del delito es muy adecuado para ayudar en el presente estudio de la causalidad y la prevención relacionada con el

fraude forense: de acuerdo con Judson (2004), se centra en la ubicación o el lugar (por ejemplo, lugar de trabajo), donde se

produce un crimen, y la correspondiente institucional responsabilidad, en contraposición a las teorías que enfatizan principalmente

los rasgos de la personalidad del individuo (Reid, 2003).

Teoría de la asociación diferencial ( DAT; aka Diferencial Association-refuerzo) se publicó por primera vez en 1947 por Edwin

Sutherland, un criminólogo sociológico, como un medio para (Vold y Bernard, 1988; p 210.): “Organizar los muchos diversos

hechos conocidos acerca del comportamiento criminal en alguna disposición lógica”, o como Cressey (1952 ) explica, para

proporcionar (p.

43): “ una teoría general de la causalidad del crimen “. DAT, en asociación con la teoría del aprendizaje social discutido en

el capítulo 4, se propone que las conductas delictivas, técnicas específicas de criminalidad, motivos criminales, y

racionalizaciones correspondientes por la violación de la ley no son genéticas; que se aprenden a través de la interacción

social directa con los demás; y que los valores criminales varían, dependiendo de la percepción de un individuo de, y

actitudes de sus compañeros debido sociales culturales (Jefferey, 1965; Matsueda, 2006; Sutherland, 1947; Reid, 2003; y

Vold y Bernard, 1986). Como se explica en Cressey (1952; p.43): “las personas adquieren patrones de comportamiento

criminal de la misma forma que adquieren los patrones de comportamiento: lícita a través del aprendizaje en la interacción

con otras personas.” Como complemento de esta teoría, la propensión a la penal el comportamiento se mantiene por el

material y las consecuencias sociales, o su ausencia (Jefferey, 1965).

30 Las variaciones de esta teoría (por ejemplo, la elección racional La teoría y la teoría de la prevención del delito mediante el diseño ambiental) han
sido desarrollados por el criminólogo Ronald Clarke y sus colegas, que empíricamente han probado su relevancia en una amplia variedad de
condiciones relacionadas con el delito (véase en general Clarke y Felson, 2004; y Clarke, Newman, y Shoham, 1997).

31 Cabe mencionar que la rutina Actividades Teoría (formalizado en 1979), es notablemente similar a, si no simplemente una aplicación más amplia
de los conceptos en, triángulo del fraude Teoría (formalizado en 1953; discutido en los capítulos 2 y 4). Sin embargo, triángulo del fraude teoría no
ha sido sometido a las mismas pruebas empíricas, por lo tanto, nuestra mayor dependencia de la rutina Teoría Actividades al considerar los datos
actuales.

125
presente estudio de la causalidad y la prevención relacionada con el fraude forense: se prevé que el desarrollo patrones

criminales por un individuo son un reflejo de su contacto con los que aceptan, racionalizar y participar en actividades

criminales - incluyendo supervisores y compañeros de trabajo (Matsueda, 2006; Ruiz -Palomino y Martínez-Cañas, 2011).

Relacionada con DAT, Teoría General Strain sugiere que la propensión criminogénico surge “del fracaso de las instituciones, las

familias y otras estructuras para proveer a las necesidades funcionales y afectivos de individuos” (Donegan y Danon, 2008;

p.4). Esto puede resultar en sentimientos personales de la alienación, que a su vez se pueden manifestar como anti-social o

incluso el comportamiento criminal. En este paradigma, el comportamiento criminal es vista como una respuesta individual a las

fuentes externas de estrés o tensión (Akers, 2000; Colvin, Cullen, y Vander Ven, 2002).

Tensión de rol, como parte de la Teoría General de tensión, postula que los individuos experimentan dificultades cuando

sea necesario para cumplir con las demandas que compiten o contradictorios roles (Goode, 1960; Hecht, 2001; y

Kennedy y Kennedy, 1972). En concreto, se proporciona que los aumentos de tensión individuales cuando: “demandas

asociados con un rol interfieren directamente con la capacidad para satisfacer las demandas de otro papel” (Hecht, 2001;

p.112). En un contexto laboral, las obligaciones de conducta de los empleados son prescritos por la política institucional y

la instrucción de supervisión; sin embargo, estos pueden ser contradecían o incluso contravienen por las directivas de

múltiples supervisores, sobrecarga de trabajo, y la presión de los compañeros de trabajo para cumplir con las normas

culturales adversos (Pettigrew, 1968). Los individuos que experimentan tensión de rol negociar continuamente con ellos

mismos con respecto a cuál de sus demandas que compiten a seguir para satisfacer,

La teoría de la tensión de rol puede ser utilizado “para iluminar el problema de determinado estructuralmente tensión y conflicto en

las organizaciones” (Pettigrew, 1968; p.206). Esto incluye la tensión de rol en un contexto de aplicación de la ley, donde la lealtad

cultural está muy valorada, la supervisión directa es a menudo insuficiente o ausente, y las demandas de roles cambiar

continuamente de

126
una situación ambigua a la siguiente (Kennedy y Kennedy, 1972; Maahs y Pratt,

2001).

El mismo argumento se aplica a una comunidad científica, donde el deseo de un examinador para mantener la integridad científica

puede estar en conflicto con las presiones profesionales e institucionales (Dorey, 2010; Martinson, Anderson y De Vries, 2005). Por

ejemplo, en un entorno clínico o universidad, puede haber presión sobre los científicos para publicar de forma continua la

investigación con el fin de sostener el empleo, conseguir un avance, o asegurar y mantener la financiación. Destacando la cantidad

sobre la calidad puede adelgazar la ciencia real en algunas publicaciones a niveles inaceptables, o incluso alentar fantasma /

autoría de regalo. En los laboratorios forenses, la misma clase de la cantidad sobre la calidad de la presión se puede aplicar para

mantener el aumento de número de casos o reducir los retrasos a pesar del personal o los déficit presupuestarios - que puede

causar alguna para cortar las esquinas, ignorar los protocolos, y luego para ocultar lo que no se ha hecho. Además, en un contexto

de ciencia forense, hay numerosos ejemplos de aplicación de la ley los empleadores que presionan a los científicos a comunicar los

resultados que están de acuerdo con las teorías sospechosos, o de los científicos alineados aplicación de la ley que perciben la

presión para evitar la aparición de ayudar a la defensa 32.

La aplicación de estas teorías criminológicas como un objetivo en la presente investigación, vamos a yuxtaponer los valores

científicos y la cultura aplicación de la ley “iluminar” responsabilidad institucional (RAT), la presión del compañero de trabajo

(DAT), y la posterior tensión de rol examinador ya que contribuyen al problema de la forense fraude en las siguientes secciones

de este capítulo 33.

Presión Overt para ajustarse

Durante la última década, las influencias subconscientes sobre el examinador forense para sesgar sus esfuerzos en favor de las

teorías del orden público poco a poco se han reconocido en la literatura. Estas influencias se conocen como los efectos del

observador. los efectos del observador son

32 Los ejemplos proporcionados más adelante en este capítulo.

33 debates relacionados adicionales también se encontraron Capítulo 7 - Fraude Forense: Una revisión de la literatura y el Capítulo 10 - Conclusiones.

127
presentar cuando los resultados de un examen forense están distorsionados por el contexto laboral y el estado mental del

médico forense, para incluir las expectativas subconscientes y deseos impuestas por sus empleadores, supervisores y

compañeros de trabajo (Cooley y Turvey, 2011; Edwards y Gotsonis, 2009; Dror, Charlton, y Peron, 2006; Risinger, Saks,

Rosenthal y Thompson, 2002; y Saks, Risinger, Rosenthal y Thompson, 2003). los efectos del observador se rigen por los

principios fundamentales de la psicología cognitiva afirma que las necesidades y expectativas del subconsciente, que

están fuertemente influenciadas por las presiones y las expectativas externas, el trabajo para dar forma tanto la

percepción y la interpretación examinador. Como el término “inconsciente” implica, esto sucede sin el conocimiento del

médico forense. En el contexto de un examen forense, esto incluye una distorsión de lo que se reconoce como prueba, lo

que se recaba, lo que se examina, y cómo se interpreta. Sin embargo, las formas subconscientes de sesgo están más

allá del alcance de la presente investigación.

Actualmente, estamos interesados ​en los examinadores forenses que perciben presión institucional, de supervisión, o

compañero de trabajo abierta para ajustarse a los valores y normas sesgadas (por ejemplo, en

1995, el reconocimiento del Dr. Fred Whitehurst, FBI Denunciantes, bajo juramento, que “había una gran cantidad de

presión ejercida sobre mí al sesgo de mi interpretación”, como se informa en Hsu, Jenkins, y Mellnick, 2012).

Específicamente, estamos interesados ​en la asociación diferencial y posterior esfuerzo de la función que la alineación

aplicación de la ley y la influencia pueden ejercer en el examinador forense. Se ha teorizado que estas circunstancias

hacen que los actos conscientes de fraude por parte de la policía o empleado afiliado examinadores forenses más

probable.

En este punto, algunos ejemplos de los tipos de presiones abiertas sufrido por aplicación de la ley propia y

examinadores forenses afiliadas en el ámbito temporal de esta investigación son las adecuadas.

128
Kathleen Lundy, Laboratorio del FBI Crime

científico forense

Kathleen Lundy llevó a cabo una BS en la metalurgia y fue empleado como un científico forense por el Laboratorio

del FBI Crime; como parte de su trabajo, ella testificaría rutinariamente que las balas o fragmentos de bala

asociados con un delito eran “químicamente” y “analíticamente indistinguibles”, o “compatible con”, cajas de

municiones que se encuentran en poder de las fuerzas del orden (sospechosos Ragland v. Estado de Kentucky,

2006). La prueba química que ella usó en estos casos se hace referencia a análisis bala de plomo como

comparativa (aka CBLA). Como se describe en Giannelli (2007; pp.199-200):

En Ragland v. Commonwealth, un caso de asesinato de Kentucky, Lundy se consiguió en problemas, mientras que

testificar en una audiencia previa al juicio de admisibilidad. Indicó que la composición elemental de un fragmento de bala

calibre .243 retirado del cuerpo de la víctima fue “analíticamente indistinguibles” de balas encontradas en la casa de los

padres del acusado. Lundy testificó además que la Compañía Winchester compró su ventaja bala en forma de bloque

antes de 1996 y luego vuelto a fundir en su planta de fabricación. Durante el interrogatorio en el juicio, sin embargo, Lundy

admitió que sabía antes de la audiencia que Winchester había comprado su ventaja en forma de palanquilla en 1994. Esto

no era una cuestión menor. Más millones de balas podrían tener la misma “fuente” si fueran última fundido por una

fundición secundaria en lugar de por los Winchester. Lundy para posteriormente comenzar a sus superiores que había

mentido, y el 17 de junio de 2003,

Detalles adicionales relativos a las circunstancias de falso testimonio de la Sra Lundy, y la presión que

estaba bajo, se informó en Solomon (2003):

FBI científico de laboratorio Kathleen Lundy, un testigo experto en juicios por asesinato que realiza comparaciones químicas de balas de plomo, fue

acusado por las autoridades de Kentucky a principios de este año bajo el cargo de delito menor de falso testimonio después de que ella reconoció

que a sabiendas dio falso testimonio en una audiencia previa al juicio de 2002 por un sospechoso de asesinato.

Lundy informó a sus superiores del FBI del falso testimonio de un par de meses después de que ocurriera. En ese momento se había corregido

su declaración previa al juicio en el juicio y había sido interrogado al respecto por los abogados defensores.

129
Las autoridades federales decidieron no procesar a ella, pero los fiscales Kentucky llevaron el cargo menor.

En memorandos y una declaración jurada, Lundy declarado que tenía la oportunidad de corregir su declaración errónea en la audiencia,

pero no lo hizo. "Tenía que admitir que era peor que ser evasiva o no corregir el registro. Simplemente no estaba diciendo la verdad",

Lundy escribió en una nota a un superior. "No puedo explicar por qué hice el error original en mi testimonio ... ni por qué, sabiendo que

el testimonio era falso, no pude corregirlo en el momento," Lundy escribió en una declaración jurada posterior. "Estaba estresado por

este caso y el trabajo en general."

Lundy también dijo que era cada vez más preocupados de que un antiguo compañero de laboratorio, metalúrgico retirado William Tobin,

estaba empezando a aparecer como testigo de la defensa en los casos y cuestionando abiertamente la ciencia del FBI en la predicción

del cañón. "Estos retos me afectaron mucho, tal vez más de lo que deberían. También me sentí que había un apoyo eficaz del FBI para

afrontar los retos", escribió Lundy.

Mientras Kathleen Lundy se declaró culpable de falso testimonio y perdió su trabajo en el laboratorio del crimen

del FBI, que ya había testificado como experto en CBLA para el FBI en más de un centenar de casos. Al escribir

estas líneas, esos casos han sido objeto de revisión, y al menos tres condenas obtenidas con su testimonio han

sido revocadas. En última instancia, después de ser declarado ciencia basura por la Academia Nacional de

Ciencias en 2004 (NAS, 2004), el FBI allanó y poner fin a todo trabajo de casos CBLA en su laboratorio.

Si bien este caso se trata de una admisión de fraude por un solo examinador forense, se trata de años de ciencia

cuestionable y testimonio de manera similar agresiva de otros examinadores forenses que trabajan para la misma

agencia. Las circunstancias de este caso comport con RAT (por ejemplo, un delincuente motivado sin la supervisión

adecuada) y DAT (por ejemplo, el aprendizaje por ejemplo falso testimonio acerca de las probabilidades de los

partidos). También revelan la tensión experimentada por el examinador forense para mantener el rumbo con respecto

a la certeza de los resultados y testimonios a pesar de que sabía que la evidencia no lo justifique. Esta presión, los

ejemplos de los supervisores del FBI y co-

130
los trabajadores, y la falta de apoyo institucional percibida, no se puede descartar la hora de considerar su

decisión de cometer fraude en múltiples ocasiones.

Esta aplicación de la ley emplea forense, después de haber cometido sus actos de fraude dentro de los parámetros

establecidos y los plazos para este estudio (2000-2010), fue incluido en el conjunto de datos finales. Véase el Capítulo

8: datos, parámetros y frecuencia Resultados para detalles con respecto a los criterios de inclusión y los datos

recogidos.

Lynn Scamahorn, científico forense del estado de Indiana del

crimen de laboratorio - Evansville

David Camm, un ex soldado de la Policía del Estado de Indiana, fue detenido por matar a su esposa, Kimberly, de 35

años; hijo, Bradley, 7; y su hija, Jill, 5. Fue juzgado y condenado por los tres asesinatos en Marzo de 2002. En 2004,

sin embargo, la Corte de Apelaciones de Indiana revocó estas convicciones. Fue acusado y lo intentó de nuevo en

2006.

Lynn Scamahorn es un científico forense y criminalista ADN con el Laboratorio Regional de Policía

Evansville Indiana Estado. En febrero de 2006, ella subió al estrado de la acusación en el segundo ensayo

de David Camm. Bajo juramento, se reporta que se quebró y contó de nuevo siendo presionado durante el

primer juicio a cambiar sus hallazgos, específicamente que: “Ex-Fiscal del Condado de Floyd Stan Fe

maldijo y gritó y amenazó con acusarla de obstrucción a la justicia si no testificaría mientras se

espera”(Zion-Hershberg, 2006). Como se informó más en Sion-Hershberg (2006):

Scamahorn dijo que durante una pausa en su testimonio en el primer ensayo, la fe la llevó a su despacho y cerró la puerta.

Dijo que cree que quería influir en ella para dar testimonio de que había encontrado el ADN de Camm en la camisa de sudor ...

131
"Me pareció que era algo que no podía decir," dijo Scamahorn, añadiendo que la evidencia que encontró en la camisa de sudor no

apoya esta conclusión.

... Scamahorn dijo ayer que la fe le estaba preguntando acerca de las pruebas de ADN que en realidad era concluyente y podría

haber contenido el ADN de varias personas, incluyendo Camm. Pero no podía determinar quién era, dijo Scamahorn. "Él quería

que yo dijera David Camm estaba en la camisa de sudor, pero no pude", dijo Scamahorn.

La fe también quería que dijera más sobre los fluidos corporales no identificados en una prueba más de lo que se apoya en sus

pruebas, dijo Scamahorn.

Dijo que se ha sentido ninguna presión para influir en su testimonio de Owen o de Keith Henderson, el actual fiscal del condado

de Floyd. "Ha sido más de un esfuerzo de equipo", dijo Scamahorn.

También dijo que le dijo ... La fe de que pudiera hablar con su supervisor inmediato si sentía que ella estaba testificando incorrectamente. Pero Fe

dijo que iba a ponerse en contacto con un coronel de la Policía Estatal de varias filas por encima de su supervisor, dijo Scamahorn. Ella dice que

considera "como una amenaza" para la continuación de su empleo.

En una entrevista telefónica, la fe negó amenazando Scamahorn de ninguna manera. Dijo que recordó su conversación con ella durante

una pausa en el primer ensayo. Pero, dijo, estaban discutiendo su renuencia a decir que un fluido corporal que se encuentra en algunas

de las pruebas era la de una mujer desconocida.

En una carta de queja a su supervisor (F. Joseph Vetter, el sargento primero y director del Laboratorio Regional de

Evansville Policía del estado de Indiana), escrito sólo unos pocos días después de su testimonio en el primer ensayo,

Lynn Scamahorn proporcionó detalles específicos con respecto a la presión aplicada por la oficina del fiscal

(Scamahorn, 2002):

El viernes 8 de de febrero de 2002 en un descanso, el Sr. Fe me llamó a su oficina. No hubo testigos, ya que era sólo el Sr. Fe y yo.

Cuestionamiento estaba ahora en cruz defensa y cruzar de nuevo el escenario. El Sr. Fe cerró la puerta de su oficina y comenzó a gritarme

en voz muy alta usando un lenguaje grosero. Sentí que era un comportamiento totalmente inadecuado y era extremadamente perturbador

para mí debido al hecho de que tenía que volver en el soporte después de las vacaciones. El Sr. Fe estaba molesto por el hecho de que él

me quería decir que una mancha fue identificado como secreciones vaginales o la saliva. A lo que (en la base) dije que podría ser. El Sr. Fe

no estaba satisfecho con esta respuesta. Dijo cómo podría dejar que la defensa me llevan allover el lugar y cuando él (el Sr. Fe) me

preguntó que me trató de la segunda

132
él adivinar y era tan "condenados literal". El Sr. Fe declaró que sentía que estaba siendo sesgada. El Sr. Fe también me quería hacer una declaración

de que David Camm podría incluirse en la camiseta y los tipos de ADN claramente no incluyen David Camm y sentí que esto no es algo que se

podría declaró. Le dije al señor fe que no podía hacer una declaración de la identidad de las secreciones vaginales o la saliva debido al hecho de que

no existe una prueba de identificación para estos tipos de manchas. A lo que respondió el Sr. Fe que estaba siendo "dije cómo testificar" y esto fue

una "obstrucción Clase D de Justicia". Le dije al señor Fe que era ponerse en contacto con mi supervisor en Indianápolis ISP Laboratorio, Paul

Misner y discutir esto. El Sr. Fe dijo que no llame a Indianápolis, que llamaría a Brackman. señor. La fe staled que iba a abrir su propio laboratorio y

su analista podría "decir lo que quisieran". Le dije al señor Fe que si sentía que estaba siendo sesgada luego me disculpé, pero reiteró que no podía

dar fe de las cosas que quería que lo haga. Luego dijo "Han sido horrible a que durante este". En este punto me excusé al baño para poder ir de

nuevo en el soporte. Después de salir del baño, le pregunté detective Sean Clemons del distrito Sellersburg que se siente conmigo por lo que el Sr.

Fe sería menos probable que gritar a mí otra vez. En este punto me excusé al baño para poder ir de nuevo en el soporte. Después de salir del baño,

le pregunté detective Sean Clemons del distrito Sellersburg que se siente conmigo por lo que el Sr. Fe sería menos probable que gritar a mí otra vez.

En este punto me excusé al baño para poder ir de nuevo en el soporte. Después de salir del baño, le pregunté detective Sean Clemons del distrito

Sellersburg que se siente conmigo por lo que el Sr. Fe sería menos probable que gritar a mí otra vez.

Es importante tener en cuenta que el examinador forense en este caso informó adecuadamente la presión abierta y

amenazas por parte de una agencia de aplicación de la ley externa (la oficina del fiscal del condado de Floyd) para

cambiar las interpretaciones de ADN mitad del juicio. Esta es la definición misma de la tensión de rol. Sin embargo, tuvo el

carácter de ignorar estas amenazas y testificó de acuerdo con la evidencia como ella lo percibió. Ella también presentó

una notificación inmediata de estas amenazas con su propio gestor de laboratorio de la policía con el fin de hacer un

registro de mala conducta del fiscal.

Este ejemplo no implica un comportamiento fraudulento por un médico forense. Más bien, este ejemplo sirve

para demostrar que una gran presión para conformar existe, que la cepa papel es real, y que no hay una

manera ética para manejarlo. De acuerdo con DAT, también sugiere la cultura que la oficina del fiscal del

condado de Floyd lo esperado y previsto crear con respecto al personal forense en ella de empleo, y plantea

la pregunta sobre la posibilidad de otros examinadores forenses bajo presión similar a conformar.

133
Robert Stites, mancha de sangre Analista privada

Aplicación de la Ley Consultor

Robert Stites era un policía retirado que testificó como experto en análisis de patrones mancha de sangre para el

enjuiciamiento de los dos juicios por asesinato de David Camm (véase el ejemplo anterior - Lynn Scamahorn). Durante el

segundo ensayo, sin embargo, el Sr. Stites admitió que falsamente declarar sobre su educación, capacitación y

experiencia en la primera, como se informa en Kozarovich (2006):

[El abogado defensor Stacy Uliana] lee de la transcripción de la primera prueba, donde Stites dijo que había testificado como

experto-mancha-patrón de la sangre tres veces anteriores, pero el miércoles admitió que nunca había testificado como experto mancha de

sangre.

Stites también dijo al jurado anterior se dedicaba a su grado de maestría y doctorado, a pesar de que no había sido aceptada a cualquier

programa y no se toma ninguna clase en el momento. De hecho, dijo Uliana, un título Stites' está en la economía, no la medicina forense o el

análisis de mancha de sangre. En el momento de los asesinatos, no se había tomado el curso de un análisis de sangre básico, de 40 horas, la

defensa señaló. No existen estándares o ensayos necesarios para la escena del crimen reconstructores.

Uliana incluso señaló que había fallado Stites química de la universidad básica, que atrajo a una objeción aguda de Fiscal

del condado de Floyd Keith Henderson.

Durante el interrogatorio, Uliana determina también la escena del crimen Camm fue el primero en Stites había procesado como un

especialista en la escena del crimen sin su mentor varilla Englert.

El Sr. Stites admitió ser sin mancha de sangre de formación o experiencia, y sin formación científica o

credenciales, al prestar declaración bajo juramento precisamente lo contrario. Desde un punto de vista mala

conducta científica, dio falso testimonio acerca de su educación, capacitación y experiencia. No está claro, sin

embargo, si también dio testimonio falsa o engañosa con respecto a sus hallazgos. En cualquier caso, no hubo

consecuencias a este examinador para su falso testimonio.

Si bien este caso se trata de una admisión de fraude por un solo examinador forense, es significativo

que se produjo en un entorno de trabajo informó a cubrirla

134
con la presión y la tensión de la oficina del fiscal, que concuerda con DAT y teoría de la tensión papel (véase

el ejemplo anterior que implica Lynn Scamahorn).

Esta aplicación de la ley emplea forense, después de haber cometido sus actos de fraude dentro de los parámetros

establecidos y los plazos para este estudio (2000-2010), fue incluido en el conjunto de datos finales. Véase el Capítulo

8: datos, parámetros y frecuencia Resultados para detalles con respecto a los criterios de inclusión y los datos

recogidos.

Danielle Weiland, Criminalista

laboratorio criminal del Departamento del Sheriff del Condado de Orange

En 2005, la policía detuvo a 20 años de edad James Ochoa por robo y robo de auto cerca de un club nocturno de Buena

Park en el Condado de Orange, California. Aunque ADN encontrado en la evidencia de la escena del crimen no coincidir con

él, el Sr. Ochoa fue presionado por el Fiscal de Distrito a aceptar una declaración de dos años, a mitad del juicio, o frente a

la vida en prisión si el jurado encuentra culpable. Mientras que el Sr. Ochoa estaba sentado en la cárcel por un crimen que

no cometió, la muestra de ADN desconocido de la escena fue emparejado al autor material, un criminal de carrera ya en el

momento de servir en Los Ángeles (Moxely, 2008b).

El Sr. Ochoa fue liberado de la cárcel y presentó una demanda civil por daños relacionados con la detención ilegal,

procesamiento y condena. Durante una deposición para ese caso, Danielle Weiland, un criminalista ADN de laboratorio

criminal del Departamento del Sheriff del Condado de Orange, testificó que los fiscales le habían presionado para

“alterar las pruebas de descargo clave” (Moxley, 2008a) 34. Como se informó adicionalmente en Moxely (2008a):

Wieland realizado numerosas pruebas para determinar si el ADN de Ochoa se puede conocer en artículos del bandido inadvertidamente a la

izquierda en la escena del crimen: una gorra de béisbol negro, una camisa de manga larga a cuadros gris y

34 Es importante señalar que esta prueba no salió durante el proceso del Sr. Ochoa. No había el Sr. Ochoa sido exonerado en una
fecha posterior, no presentó una denuncia civil y no depuso Sra Weiland, este ejemplo de mala conducta del fiscal no habría sido
hecho público.

135
una pistola de aire comprimido. También había ADN dejado en el coche robado que no pertenecía a las dos víctimas. Todas las pruebas

Departamento del Sheriff excluidos Ochoa como contribuyente ADN. Otros dos funcionarios crimen laboratorio independiente doble comprueban y

se confirmaron los resultados de Wieland. En sus registros oficiales, grabó “no puede competir con [Ochoa].”

... El 14 de octubre de 2005, [fiscales] pidieron reunirse con Wieland antes de que ella compartió sus hallazgos con el abogado de la defensa

de Scott Borthwick, un joven abogado con sede en Santa Ana que había tomado el caso pro bono porque pensaba que los funcionarios fueron

los ferrocarriles Ochoa. En esas reuniones por teléfono: uno, dos más en abogado de persona-un distrito adjunto preguntó Wieland hacer algo

que sabía que no fue apoyada por la ciencia y, posiblemente, de plano no ética: Dile Borthwick que el ADN de Ochoa había sido encontrado en

la camisa.

En una declaración civil tomada el mes pasado por demanda por negligencia enjuiciamiento de Ochoa, abogado de Ochoa Patricio A.

Márquez de Morrison & Foerster pidió Wieland, “¿alguien ejerza presión sobre usted para cambiar sus [ADN] conclusiones?”

“Sí”, respondió Wieland. “Camille colina de la oficina del fiscal. . . Ella me llamó y me pidió que cambiar la conclusión de que el

Sr. Ochoa fue eliminado de [ADN encontrado en] el puño izquierdo de la camisa “.

Según la transcripción, dijo Hill a Wieland ella “no le importa” sobre los hallazgos del laboratorio del crimen. “Quiero que él [Ochoa] no

excluye,” Wieland recuerda la colina diciendo.

... Posteriormente, en una confrontación cara a cara, Colina llegó con otros cuatro miembros del personal DA incluyendo la fiscal adjunta

Cristiano Kim, que fue asignado al caso de Ochoa. Ellos argumentaron que testigos y la policía-perro identificaciones de Ochoa como el

bandido (descuidado y contaminada, respectivamente) debe haber sido correcta.

Wieland trajo a sus propios compañeros de crimen de laboratorio como copia de seguridad. De acuerdo con la deposición de Wieland, “Es como que

fuimos ida y vuelta [con la oficina del fiscal] sobre por qué sentimos la muestra se elimina como un contribuyente. Y terminó con nosotros

prácticamente no dar marcha atrás y decir que todavía está excluido, siendo eliminada “.

Hill, un fiscal y el ADN veterano experto que trabajó como especialista forense del Departamento de Policía de Houston, piensa que esto

es un no-historia. Ella se describe como un “abogado / científico” y defiende a su contacto en el caso Ochoa con Wieland. “Yo, de ninguna

manera, hizo algo inusual”, dice a la colina Semanal. “Sobre todas las semanas, que pida al laboratorio de criminalística de reconsiderar

hallazgos. A veces, se hacen cambios “.

136
En 2008, la demanda civil del Sr. Oxchoa resultó con éxito en un pago por parte del Estado de California

por casi $ 30.000 (Moxely, 2008b).

Es importante señalar que, en este caso, el examinador forense percibe la presión abierta y amenazas por parte de

una agencia de aplicación de la ley externa (oficina del Fiscal del Condado de Orange) para eliminar las pruebas de

ADN de descargo. Esto es, de nuevo, la definición de tensión de rol en un contexto laboral que amenaza con

fomentar el fraude (y castigar el comportamiento ético), en el comportamiento con DAT. Al igual que con el ejemplo

previo de Indiana, este examinador forense tenía el carácter, y el apoyo institucional suficiente percibido, hacer caso

omiso de estas amenazas y testificó de acuerdo con la evidencia como lo encontró.

Este ejemplo no implica un comportamiento fraudulento por un médico forense, sino que sirve de nuevo para

demostrar que la presión extrema para cambiar los resultados y existe el testimonio, que la cepa papel es real, y

que no hay forma correcta de responder 35. También sugiere la cultura que la oficina del Fiscal del Condado de

Orange lo esperado y previsto crear con respecto al personal forense en su empleo. En concreto, se demuestra

que al menos un fiscal, Camille Hill (un ex científico forense del Departamento de Policía de Houston Laboratorio

Criminal asediado), veía a sí misma como un “abogado / científico”. En esa capacidad, que está plagada de

conflictos, es significativo que Ms. Hill admitió su oficina pide al laboratorio de criminalística a reconsiderar sus

hallazgos científicos sobre una base regular. Esto, de nuevo, parece ser la definición misma de la presión

apropiada, creando tensión de rol para los examinadores forenses que trabajan en ese ambiente de trabajo.

Estos ejemplos, que son representativos de los casos revelados en el presente estudio, están destinados principalmente

para demostrar los peligros culturales manifiestos sufrido sobre forense

35 De hecho, tenían los científicos forenses en estos casos carecían del carácter para mantener la integridad de sus hallazgos, nos probable es que

nunca hemos aprendido de ella.

137
examinadores empleados por las fuerzas del orden. Alguna asociación diferencial de la experiencia y la tensión en virtud de

las tendencias y los defectos culturales de su agencia; otros experimentan la asociación diferencial y la tensión de la intensa

presión ejercida sobre ellos por los fiscales para alinear su testimonio con los resultados deseados.

Contrastando los valores científicos y Aplicación de la Ley de Cultura

El uso de las teorías criminológicas descritas anteriormente en este capítulo como una guía, y con el pleno conocimiento de que

no puede haber una intensa tensión puesta en aplicación de la ley examinadores forenses empleadas, esta sección yuxtapone los

rasgos cardinales de la cultura aplicación de la ley con los requeridos para la integridad científica, puesto de manifiesto en los

capítulos 4 y 5, respectivamente.

En el Capítulo 4, se estableció que l aw organizaciones de aplicación de proporcionar a sus empleados con la formación,

la oportunidad y la autoridad para cometer actos de fraude en una variedad de niveles. Esto exige un alto nivel de

integridad personal para evitar la corrupción. Sin embargo, la cultura aplicación de la ley se define a menudo a nivel

local por los rasgos que ofrezcan a las motivaciones y racionalizaciones para una subcultura desviada interno,

cultivando activamente fraude dentro de sus filas. Ley cultura de la aplicación también proporciona a los miembros de

otro modo legales con las habilidades, incentivos, motivaciones y racionalizaciones para ignorar, proteger, e incluso la

defensa de sus compañeros de trabajo ilegales. A la luz de la RAT y DAT, estas circunstancias de empleo y facetas

culturales aumentan la probabilidad de que los empleados por las fuerzas del orden se comprometerán, tolerar, ocultar,

e incluso defender actos de fraude evidente.

En el capítulo 5, la cultura de la ciencia se define por una historia de las prácticas que se hace referencia constantemente, valores,

obligaciones y prohibiciones pretende conseguir y proteger la integridad científica. características ideales para la práctica científica

fiable incluyen la honestidad, el uso del método científico, el escepticismo, la objetividad, la transparencia, y una serie de otras normas

científicas relacionadas.

138
Al mismo tiempo, la integridad científica prohíbe la fabricación de resultados (aka forja o seco-labbing); falsificación de datos

(también conocido como cocción); supresión de resultados desfavorables (aka cherry-picking); plagio; autoría fantasma

(también conocido como honorario o la autoría de regalo); falsificación de credenciales científicas; y la total indiferencia hacia

las normas de la práctica establecida. Por lo tanto, a fin de que la integridad científica de prevalecer, debe ser alimentada y

mantenida por los examinadores e instituciones que entienden las obligaciones requeridas.

Como se muestra en Tabla 6.1:. Aplicación de la Ley de Cultura v Integridad Científica, existe un conflicto directo casi completa

entre la realidad de uno y las necesidades de la otra. cultura de cumplimiento de la ley promulga un sistema de creencias causa

noble que tolera la corrupción a niveles variables en función de liderazgo y normas localizada; Como alternativa, la integridad

científica exige tolerancia cero para la mala conducta de cualquier tipo. cultura de cumplimiento de la ley es autorizada y coercitiva,

la formación de oficiales para hacerse cargo, resolver problemas y mantener el control en un continuo de fuerza que incluye

esposas y armas de fuego; Como alternativa, la integridad científica exige que los examinadores de lograr resultados a través de la

investigación empírica y lógica analítica mientras abraza equidad general, sin el uso de amenazas o coacciones de ningún tipo.

cultura de cumplimiento de la ley es esencialmente masculino y agresivo en su enfoque a la solución de problemas;

alternativamente, integridad científica exige humildad conservadora y la consideración de alternativas. cultura de cumplimiento de la

ley recompensa a los miembros de inquebrantable lealtad al grupo y la solidaridad con independencia de las circunstancias;

alternativamente, la integridad científica exige que los hallazgos de otros ser interrogados, hasta el punto de escepticismo ser una

virtud científica. cultura de cumplimiento de la ley abarca el uso de diferentes niveles de engaño como un medio para un fin, y de

otra manera lícita; alternativamente, la integridad científica exige honestidad en todos los niveles de presentación de informes.

cultura de cumplimiento de la ley infunde un “nosotros contra ellos” mentalidad de sus miembros, creando una sensación de

aislamiento de la comunidad y la hostilidad hacia los extranjeros; Como alternativa, la integridad científica requiere examinadores

dar la bienvenida a la revisión por pares y la consulta externa como una parte necesaria de cualquier proceso de validación. cultura

de cumplimiento de la ley está marcado por un secreto global, o “código de silencio”, con respecto a los errores y faltas de conducta

de sus miembros; aquellos que rompen

139
este código son castigados y en casos extremos ostracismo. integridad científica exige la transparencia de todos

metodología, incluyendo los errores, así como la notificación de cualquier y toda mala conducta; los que denuncian la mala

conducta, se refiere como “informantes”, teóricamente tienen derecho a una protección absoluta y sin sanción.

- TABLA 6.1 -

Aplicación de la Ley de Cultura v. Integridad Científica

Ley de Cultura de Aplicación Integridad científica


• Un sistema de creencias “noble causa” / variada • Tolerancia cero por mala conducta

tolerancia para la corrupción


• Autorizada / coercitiva • Lógica, empírica, y justo
• La masculinidad y la agresión • La humildad re: límites de los hallazgos

• lealtad de grupo / solidaridad • El pensamiento crítico / escepticismo

• El engaño como una herramienta viable • La honestidad en la presentación de informes

• Aislamiento / “nosotros contra ellos” • La apertura a la revisión por pares y

validación independiente
• Secreto / “Código de silencio” al error y la • La transparencia de los errores / Informe de

mala conducta toda la mala conducta


• Sanción / ostracismo para los que rompen el • Protección para los denunciantes

“código de silencio”
• Proyecto y la imagen de protección de la • Proyecto y la imagen de protección de la

integridad profesional integridad profesional

Sin embargo, la cultura aplicación de la ley y la integridad científica comparten un rasgo importante: la necesidad de proyectar y

proteger una imagen global de la integridad. Ambos deben mantener la apariencia de la integridad de los extranjeros con el fin

de mantener la funcionalidad institucional. Sin la aparición de la integridad, ni la institución podría recibir fondos externos;

ofrecer informes creíbles o testimonios; mantener un seguro de responsabilidad civil; o mantener la fe de los supervisores y el

público en general. Cuando la percepción de integridad institucional desaparece, la funcionalidad institucional erosiona, a veces

lentamente, hasta que la propia institución se convierte en insostenible.

140
Sobre este tema, las demandas de la aplicación de la ley y la ciencia difieren principalmente con respecto a los medios por

los cuales se logra y se mantiene la percepción de integridad. aplicación de la ley sustenta esta percepción a través de la

citada cultura del secreto, el “Código de Silencio”, y el castigo o la lista negra de los detractores. Además, como se ha

descrito anteriormente, Bad teoría de la manzana se invoca cuando se pone en duda la integridad institucional, y cualquier

persona no cerrar filas se encuentra de repente fuera de ellos. En este paradigma, el secreto es esencial y el resultado es

todo lo que importa - que la percepción de la integridad institucional sigue siendo defendible por falta de evidencia pública

de lo contrario. integridad Scientific, por otra parte, sólo puede ser asegurada mediante el uso de la método científico,

que considera el secreto y el amiguismo como un anatema para la confiabilidad ( Frye v. Estados Unidos, 1923; Judson,

2004; Kennedy y Kennedy, 1972; y Popper, 2002). Para el examinador científica, el cumplimiento estricto de la

metodología científica es más importante que cualquier resultado real, dado que el examen científico busca el

conocimiento fiable y no solamente la confirmación de las ideas preconcebidas. En un paradigma científico, los

resultados son menos importantes que los métodos de investigación que están siendo observados.

Como se mencionó anteriormente, el conflicto global que existe entre la cultura aplicación de la ley y la integridad científica

es significativo por el hecho de que (Thornton y Peterson, 2007; p.2): “[l] a mayoría de los exámenes forenses se llevan a

cabo en los laboratorios financiados por el gobierno, por lo general situadas dentro de las fuerzas del orden, y por lo general

con el propósito de construir un caso para el procesamiento “Edwards y Gotsonis (2009) nos advierten además que

(pp.183-184):“. la mayoría de los laboratorios de ciencias forenses son administrados por agencias de aplicación de la ley,

como los departamentos de policía, donde el administrador Informes de laboratorio a la cabecera de La agencia. Este

sistema conduce a serias dudas en cuanto a la independencia del laboratorio y su presupuesto”, así como‘las presiones

culturales causada por las diferentes misiones de los laboratorios científicos agencias vis-à-vis las fuerzas del orden’.

141
examinadores forenses empleadas en estas condiciones están continuamente expuestos a una cultura donde se anima a los

miembros (o instrucciones) a cometer, tolerar, ocultar, o defender actos de mala conducta manifiesta 36. Ellos también experimentar

presión variable para ajustarse a, y tomar partido, el espíritu localizada de las instituciones de seguridad de sus supervisores y

compañeros de trabajo 37. Teniendo en cuenta las teorías de la RAT, DAT y tensión de rol, la exposición continua a, y la presión

de la cultura aplicación de la ley aumenta la probabilidad de que los examinadores forenses subordinadas también se

comprometerán, tolerar, ocultar, e incluso defender actos de fraude evidente.

Resumen

Violaciones de integridad científica, incluidos los actos que caen dentro de los parámetros de mala conducta científica, son

principalmente el resultado de fallas institucionales para defender los valores científicos y nutrir la cultura científica; estas

infracciones son, por tanto, la responsabilidad de una institución para detectar, investigar y correcta. Más específicamente, los

corruptos no pueden ser contratados o retenidos, por cualquier empleador sin un cierto grado de negligencia institucional, la

apatía, la tolerancia, o estímulo. Por tanto, es inadecuado, e incluso engañosa, el culpable de fraude forense únicamente en

“manzanas podridas”.

Tres teorías criminológicas han demostrado ser útiles para la comprensión de fraude forense como una cuestión

cultural y ambiental: Actividades rutina teoría, la asociación diferencial Teoría, y Tensión de rol.

Teoría rutina de actividades hace que la mala conducta y la criminalidad más probable entre los profesionales

de la ley y sus examinadores forenses subordinados les da su

36 A pesar de que esta tesis está en sus etapas finales, un nuevo escándalo relacionado con el FBI ha surgido en el que los resultados de las conclusiones
del grupo de trabajo desfavorables con respecto a trabajo de casos forenses en revisión desde finales de 1990 se han suprimido y ocultado
intencionalmente, perjudicando a un número incalculable de los acusados ​( Hsu, Jenkins, y Mellnick, 2012).

37 Algunos de estos examinadores forenses son en realidad poco más que “policías en batas de laboratorio”, sin ningún tipo formal de la educación científica,

de puesta a tierra o de inversión (Giannelli, 2003; Findley, 2008; Moreno, 2004). Véase también el caso Ejemplo: Robert Stites en este capítulo.

142
formación para el empleo y las oportunidades constantes; su feroz lealtad cultural, la tolerancia por mala conducta, y el

código de silencio; y su falta de supervisión constante.

Teoría de la asociación diferencial es más profundo, siempre que el desarrollo de los patrones delictivos por un individuo

son necesariamente un reflejo de contacto desproporcionada con los que aceptan, racionalizar, y participar en actividades

criminales. Evidencia de fraude forense incluso por un solo examinador sugiere que han aprendido de la cultura actual, ya

sea de empleo, o una anterior, que tal comportamiento es institucionalmente aceptable en algún nivel. Por otra parte,

cualquier tipo de fraude y fraude por varios examinadores forenses, es una prueba de la negligencia institucional y de

supervisión intencional - si no es continua presión cultural para cometer actos de fraude.

Tensión de rol a menudo es alta dentro de un contexto cumplimiento de la ley, donde la lealtad cultural está muy valorada, la

supervisión directa es a menudo insuficiente o ausente, y las demandas de roles cambiar continuamente de una situación ambigua a

la siguiente. La cepa de múltiples y competitivas obligaciones de conducta es aún mayor para los examinadores forenses. Esto es

porque la mayoría están destinados a mantener los valores e ideales que están en conflicto directo con la cultura de cumplimiento de

la ley durante el trabajo subordinado al lado de ella o 38.

Bajo el peso del contexto del empleo cumplimiento de la ley, la alineación y las presiones culturales, y teniendo en

consideración completa de las teorías criminológicas discutidos en este capítulo, se teoriza que los ideales ya frágiles

de la integridad científica necesarias para los exámenes forenses objetivas son más propensos a agrietarse, o

fragmento, dada la ausencia de suficientes garantías institucionales.

38 Vale la pena mencionar que, como se discutió en el Capítulo 5 - Fraude y Cultura Científica, los rasgos necesarios para la integridad científica son

ideales, y que la mala conducta científica fuera de la influencia aplicación de la ley no es difícil de encontrar. El esfuerzo científico está cargada, como

se explica, con todo tipo de cepa. cultura de cumplimiento de la ley imponente sobre un científico añade una presión adicional e innecesario.

143
Capítulo 7

Fraude Forense: Una revisión de la literatura

“Si bien no siempre han sido malos laboratorios, su trabajo de mala calidad ha

sido difícil de detectar debido a las peores laboratorios tienden a encontrarse en las

jurisdicciones que históricamente han

laboratorios blindados crimen de escrutinio externo “.

William Thompson, JD, PhD

Departamento de Criminología, Derecho y Sociedad

Universidad de California en Irvine

(Thompson, 2006; p.11)

En el capítulo anterior contrasta los valores establecidos de la cultura aplicación de la ley contra los requeridos para la

integridad científica y la teoría en el impacto potencial sobre el examinador forense a la luz de la teoría criminológica

pertinente. Esto fue apoyado por las revisiones bibliográficas relacionadas con el fraude trabajo de forma general, la cultura

aplicación de la ley, y la integridad científica. También se determinó que los ideales ya frágiles de la integridad científica

necesarias para los exámenes forenses objetivas son esencialmente incompatibles con la cultura aplicación de la ley.

Habiendo revisado la literatura relacionada con el fraude, la cultura aplicación de la ley, y la integridad científica, el presente

capítulo proporcionará el último pilar necesario para apoyar y contextualizar el presente trabajo de investigación: una revisión

de la literatura que ha abordado la cuestión del fraude forense. En primer lugar, se sugiere por qué hay una escasez de

atención que se presta al tema, lo que resulta en la ausencia de una investigación empírica directa. A continuación se

examinará la naturaleza de los estudios limitados (e indirectos) que existen, tanto ideográfica y nomotética. Finalmente, basado

en la literatura relevante, una tipología de fraude forense será discutido y expuso con ejemplos de casos.

Antecedentes: Funcionario Público Restricciones y miedo a la venganza

144
fraude forense tiene un impacto devastador sin lugar a dudas: destruye la reputación de los examinadores forenses

involucrados, si no sus carreras; erosiona la confianza pública en las instituciones en las que se emplean; que puede dar lugar

a condenas volcados, la responsabilidad individual e institucional, y juicios civiles costosos; y es corrosivo para la fe colectiva

en el sistema de justicia en su conjunto. Sin embargo, como se mencionó en capítulos anteriores, existe la percepción de que

los problemas relacionados con el fraude y el error en las ciencias forenses son principalmente el resultado de un “pocos

practicantes delincuentes” o “manzanas podridas” - debido principalmente a las garantías públicas de los jefes de laboratorio

del crimen y supervisores (Budowle, 2007; Collins y Jarvis, 2007; Giannelli, 2007; Olsen, 2002; Pyrek, 2007; Taylor y Doyle,

2011; y Thompson, 2009). A pesar del hecho de que “Apple Teoría malo” se contradice con las teorías criminológicas

establecidos en relación con el fraude y la corrupción (ver Capítulo 6 - Contrastando integridad científica con la Aplicación de la

Ley de Cultura), profesionales de justicia criminal y el público al que sirven tienden a aceptar esta explicación, en tanto ya que

ofrecen poco en el camino de la resistencia a la misma. En consecuencia, ya pesar del amplio espectro de daño que puede

resultar, el fraude forense se le da el reconocimiento relativamente estrecho o atención en la literatura publicada forense.

La escasez de Reveladora literatura y casos que examinan de fraude forense puede ser el resultado de la ignorancia general

con respecto a la naturaleza y alcance del problema. Este estado de ceguera global es quizás posible gracias a dos factores

trabajan en concierto: (1) el carácter secreto institucional protegida por la ley, y (2) los empleados que operan bajo estricta

obligación contractual y auto-interés general relacionada. En otras palabras, la falta de conciencia pública y profesional en

relación con el fraude forense, y la consiguiente ausencia de datos significativos o de investigación, pueden ser el resultado de

la realidad de que aquellos que tienen conocimiento directo también tienen un interés personal, si no una obligación

contractual , para evitar que se vuelva pública.

Gobierno instituciones públicas (aka), incluyendo las agencias de aplicación de la ley y sus respectivos laboratorios del

crimen, las políticas y reglas de conducta en general, que han escrito

145
restringir el habla de sus empleados - dentro y fuera del lugar de trabajo. Considere que la policía políticas son

una adaptación de, o dibujar en gran medida, la “Política de Modelo de Normas de Conducta”, desarrollado por la

Asociación Internacional de Jefes de Policía, que establece (IACP, 2012):

1. Los funcionarios no podrán, bajo el color de la autoridad,

a. hacer cualquier declaración pública que pudiera interpretarse razonablemente como tener un efecto adverso sobre la moral del

departamento, la disciplina, el funcionamiento de la agencia, o la percepción del público;

segundo. divulgar o permitir deliberadamente que han divulgado, cualquier información obtenida por razón de su cargo,

diferente de aquel oficial, propósito autorizado nada; o

do. salvo autorización expresa, hacer declaraciones, discursos, o apariencias que razonablemente podrían ser

considerados para representar los puntos de vista de esta agencia

Un ejemplo de una norma adaptada proviene de Políticas y Procedimientos Manual del Departamento de Policía de

Seattle (SPD, 2012):

IV. Comunicación y Confidencialidad

A. A través de la cadena de mando

1. Los empleados deberán dirigir las comunicaciones a través de su cadena de mando a menos que se indique lo

contrario. Si un empleado cree que tienen información de carácter tan sensible como para requerir la comunicación

fuera de la cadena de mando, el empleado puede comunicarse directamente con cualquier funcionario de mayor

rango, incluyendo al jefe de policía, y en ese momento la responsabilidad para cualquier divulgación posterior de

que la información se encuentra con el oficial de mayor rango.

B. Representación del Departamento

1. La responsabilidad de la gestión del Departamento y la promulgación de la política y el presupuesto recae

en el Jefe de la Policía.

2. Los empleados no deben divulgar información relativa a sus interpretaciones personales de la política del

Departamento, las investigaciones, los patrones de criminalidad, el presupuesto, el despliegue o de otra índole

que pudiera interpretarse como representación del Departamento o el jefe de policía. empleados subordinados

pueden conceder autoridad para representar cuestiones Departamento sobre una base caso por caso, pero sólo

después de delegación por su cadena de mando. empleados específicos (por ejemplo,

146
Relaciones con los medios oficiales) se podrá conceder una amplia autoridad para representar cuestiones

Departamento fuera de su cadena de mando, o en nombre del jefe de la policía (o su representante).

Este tipo de lenguaje es una parte de la mayoría de los contratos de los empleados del gobierno, destinados a mantener la

confidencialidad de los temas sensibles, para proporcionar a la autoridad operativa, y para ayudar a mantener la eficacia general de

la agencia.

Una lectura cuidadosa de este reglamento deja en claro que los empleados del gobierno con preocupaciones o quejas en

relación con los compañeros de trabajo, supervisores, u otros asuntos internos deben informar sobre ellos sólo dentro de la

cadena de mando institucional. Una vez hecho esto, se les prohíbe llevar a cabo dicha cuestión a sí mismos o hablar

públicamente sobre ellos - para que no dañen el “funcionamiento de la agencia, o la percepción del público”. En

consecuencia, a menos que un asunto de interés público está implicado (que es una norma subjetiva en el mejor), los

empleados del gobierno pueden ser castigados, e incluso terminados, debido a que viola estas y otras políticas

administrativas (Ronald, 2007).

Restricciones al discurso de los empleados tienen una larga tradición dentro de las agencias gubernamentales, y actualmente

se beneficien de la protección del Tribunal Supremo de Estados Unidos, que sostiene que ( Garcetti, et al. v. Ceballos, 2006):

“Cuando los empleados públicos hacen declaraciones de conformidad con sus funciones oficiales, no están hablando como

ciudadanos para fines de la Primera Enmienda, y la Constitución no aísla sus comunicaciones de la disciplina del empleador”

En un ambiente de trabajo donde el castigo, la terminación y la pérdida de de beneficios a los empleados (por ejemplo, los

salarios, cobertura médica y pensiones) pueden resultar de compartir asuntos internos fuera de la cadena de mando, el secreto

institucional está casi asegurada, excepto quizás en los casos más extremos (Diehl, 2011; PAPANDREA, 2010; y Wright,

2011) 39.

39 Preocupación por represalias contra los empleados públicos, y el cultivo resultante de secreto, es algo que el Tribunal Supremo de Estados Unidos
reconoce en general y advirtió en contra cuando se pronuncia sobre la legislación anti-represalia posterior a la Garcetti decisión en v Crawford. metro.
Gobierno de Nashville y otros ( 2009), con el argumento: “si un empleado de informes discriminación en respuesta a las preguntas de un empleador
podría ser penalizado sin remedio, empleados prudente habría una buena razón para guardar silencio acerca del Título VII delitos [por ejemplo, las
represalias del empleador en forma de discriminación, ilegal prácticas de empleo y sanción, investigaciones ilegales de los empleados, y la negación
de procedimiento].”

147
En suma, los empleados del gobierno que están en condiciones de tener conocimiento directo, y una comprensión

aplicada, al fraude forense no gozan de libertad absoluta de expresión. Ellos están obligados por contrato a reportar tales

violaciónes estrictamente dentro de su cadena de mando. También están obligados por contrato a abstenerse de discurso

que perjudica la imagen o la eficacia de su agencia. Al seguir con sus contratos de trabajo y mantener los secretos de la

agencia, que preservan su imagen al público, su reputación profesional dentro de la comunidad, y sus continuos y las

perspectivas de empleo 40. Como consecuencia de ello, lo que se conoce públicamente sobre la naturaleza y el alcance del

fraude forense se ve mejor como la punta del iceberg - como se ha sugerido en los capítulos anteriores.

Para aliviar la tendencia a mantener el secreto institucional, los examinadores forenses trabajan para laboratorios forenses o las

fuerzas del orden que reciben fondos federales tienen el propósito de disfrutar de inmunidad frente a las represalias del

empleador cuando actúa como denunciante (Gianelli,

2007). Como se explica en un informe de The Innocence Project (IP, 2009; p.4):

En 2004, el Congreso estableció un mecanismo de supervisión dentro de la ciencia forense Grant Program Improvement Paul Coverdell, el cual

provee fondos federales para ayudar a mejorar la calidad y eficiencia de los laboratorios forenses estatales y locales y otras instalaciones

forenses. Con el fin de recibir los fondos federales, se requiere que los solicitantes para designar entidades gubernamentales externos

independientes para manejar las acusaciones de negligencia grave o mala conducta que afecta a la calidad del análisis forense en instalaciones

que reciben subvenciones Coverdell, y esas entidades de supervisión también deben tener un proceso para manejar tales acusaciones.

Esta inmunidad es teórico, sin embargo, porque las agencias no siempre entienden, respetan y aplican protección a

denunciantes requeridos. Esto puede dar lugar a un informante que se termina por primera vez o de alguna otra sanción que

deberá, entonces su cuenta los gastos legales de su estado probando y haciendo valer las protecciones relacionadas. Como se

informó en Maier (2003):

40 Se puso de manifiesto recientemente, por ejemplo, que los resultados de las conclusiones del grupo de trabajo desfavorables con respecto a trabajo de

casos forenses en revisión desde finales de 1990 se han suprimido intencionalmente y ocultó la
Departamento de Justicia y el FBI de Estados Unidos, dañando un número incalculable de los acusados ​(Hsu, Jenkins, y Mellnick, 2012).

148
... los científicos forenses que cobren de incompetencia o corrupción en contra de sus laboratorios a menudo se encuentran en paro. El ex

experto forense del FBI fue suspendido Whitehurst, luego disparó, antes de establecerse en 1997 para el pago de $ 1,46 millones en una

demanda por despido injustificado. Elizabeth Johnson, ex director de un laboratorio de ADN en la Oficina del Condado de Harris examinador

médico en Texas, ahora a menudo trabaja como consultor para los equipos de defensa criminal, pero se encontró en paro en 1997 después de

no poder ser un "jugador de equipo" y vincular una la sangre del sospechoso de asesinato a la escena de un crimen. Ella fue reivindicado en un

juicio con jurado y se conformó con $ 375,000. Cuando trabajador de laboratorio de ADN Laura Schile llama la atención a los problemas graves

en Oklahoma, se encontró bajo investigación y renunció en 2001 a causa de una "situación de trabajo hostil."

Un ejemplo más reciente incluye Donald Mikko, jefe de la rama de armas de fuego en el Laboratorio de Investigación Criminal del

Ejército de Estados Unidos. Como se informó en Taylor (2012):

A principios de este mes, el Laboratorio de Investigación Criminal del Ejército de Estados Unidos advirtió a su jefe de oficina de armas de fuego,

Donald Mikko, en una nota de sus planes para que le despidan, en parte, por hablar con un reportero de McClatchy Newspapers.

Como parte de una investigación interna, Mikko fue interrogado durante unas cuatro horas y fue interrogado sobre sus contactos con McClatchy,

según su abogado, Peter Lown. La Investigación Criminal Comando del Ejército, que supervisa el laboratorio, puso en marcha la investigación

después de McClatchy publicó una historia a finales del año pasado sobre las pruebas de laboratorio perder.

McClatchy ha escrito más de una docena de historias sobre el laboratorio desde el pasado mes de marzo; las historias incluyen detalles de la

mala conducta de los dos ex analistas que cometió errores graves durante el ADN y las armas de fuego y las pruebas que más tarde fueron

culpables de haber falsificado documentos y destruido cuando se enfrentan a los problemas.

Como resultado de artículos de McClatchy, presidente del Comité Judicial del Senado, Patrick Leahy, D-Vt., Y el senador Charles

Grassley de Iowa, miembro republicano de alto rango del comité, instó a los militares para investigar el manejo del laboratorio de la mala

conducta de uno de los analistas. Una investigación realizada por el inspector general del Pentágono está en curso.

... La investigación militar Penal, abreviado como CID, dice que nunca ha dirigido a nadie para hablar con los medios de

comunicación, y ha afirmado que la serie de historias de McClatchy tiene errores exagerados aislados y mala conducta que no debe

reflejar en la reputación general del laboratorio.

149
Al escribir estas líneas, el resultado para Donald Mikko sigue siendo incierta y su carrera sigue en peligro. Sin embargo,

está claro que sin sus esfuerzos en curso los problemas de fraude y error en el Laboratorio de Investigación Criminal del

Ejército de Estados Unidos habrían permanecido ocultos del escrutinio público y del Congreso.

Sea cual sea la circunstancia, los empleados públicos entienden que las demandas exitosas son personalmente

caros y no siempre terminan bien - un problema que se agrava por la cepa de la suspensión o terminación. Esto pesa

mucho en la decisión de presentar alegaciones contra un empleador o compañeros de trabajo. El resultado de

cualquier reclamo administrativo, investigación o procedimiento legal subsiguiente nunca está garantizado -

independientemente de la evidencia - y puede costar más que el resultado incierto vale para el individuo.

Este estado de cosas priva a la comunidad científica en general de fuentes de datos completas o fácilmente

referenciados, lo que dificulta el estudio independiente significativa. Por ejemplo, considere el informe de la NAS - quizás

la más importante investigación exhaustiva y la revisión de las ciencias forenses publicadas en la historia. Mientras llenos

de hallazgos importantes y sugeridas reformas relacionadas con las ciencias forenses, el informe de la NAS ofrece poca

cobertura directa de fraude forense. Lo hace explicar que (Edwards y Gotsonis, 2009; pp.44-48):

• ha habido muchos grandes escándalos de laboratorio delito que implique tanto el fraude y error;

• un número inquietante de los científicos forenses se niegan a admitir la posibilidad de error en sus métodos, y

son “resistentes” a los resultados de la investigación crítica de las ciencias forenses;

• explicaciones de las limitaciones científicas, demostraciones de rigor científico, y la transparencia de la metodología

son a menudo ausente en el trabajo forense producto de la ciencia; y,

150
• mientras que la percepción de la comunidad parece ser que el fraude forense es rara, la ausencia de comunidad “apertura”

ha obstaculizado seriamente el estudio en profundidad del error, el sesgo, y el fraude cometido por los profesionales de la

ciencia forense.

En última instancia, sin embargo, el informe de la NAS evita abordar la cuestión del fraude forense esquivar a la cuestión del

error médico. Se sugiere que el error no intencional dentro de la comunidad de la ciencia forense es la preocupación más común

e inmediato. Sin embargo, también reconoce que no existe actualmente ninguna investigación para demostrar con precisión la

velocidad o el alcance de cualquiera de fraude o error forense forense (Edwards y Gotsonis, 2009). Esto hace que la necesidad

de una investigación efectiva en los dos áreas críticas para la salud y credibilidad científica de las ciencias forenses.

Esto no quiere decir que el tema del fraude forense ha sido ignorado por completo en la literatura profesional, sino

que se ha limitado con respecto a los datos disponibles y los que son capaces y están dispuestos a expresar

opiniones críticas.

Estudios de casos sin apretar referenciadas: Investigación ideográfica

La gran mayoría de las investigaciones publicadas en relación con el tema del fraude forense ha sido ideográfico en la naturaleza. Es

decir que se compone fundamentalmente de los artículos y libros de texto revisados ​por pares que tocan de manera anecdótica en

casos específicos de alto perfil que resultan de la mala conducta examinador individual. Estos casos generalmente se aducen para

poner de relieve una cuestión relevante, o demostrar una condición significativa o en su defecto dentro de la comunidad de la ciencia

forense. Comúnmente citados casos incluyen (alfabéticamente) 41:

Jacqueline Blake, Analyst DNA

Jacqueline Blake era un examinador forense para Unidad de Análisis de ADN de la Crime Laboratory FBI; se llevó a cabo una

licenciatura en Ciencias en Biología. Como se explica en Murphy (2007) Sra. Blake (p.733): “se declaró culpable de falsificar

informes de‘controles negativos’- los datos utilizados

41 Los datos incluidos y excluidos del presente estudio se describen como tales.

151
. Para demostrar que no hay contaminación ha tenido lugar durante las pruebas”Sus actos de fraude en el Laboratorio

Criminal del FBI extendió por cinco años, lo que lleva hasta su renuncia en 2002, e involucró al menos 103 casos (Botluk,

2007; Cooley, 2004; DiFonzo, 2005; Giannelli, 2007; Murphy, 2007; OIG, 2004; y Pyrek, 2007).

Esta aplicación de la ley emplea forense, después de haber cometido sus actos de fraude dentro de los parámetros plazo

establecido para este estudio (2000-2010), fue incluido en el conjunto de datos finales. Véase el Capítulo 8: datos, parámetros y

frecuencia Resultados para detalles con respecto a los criterios de inclusión y los datos recogidos.

Ralph Erdmann, forense

Ralph Erdmann fue un médico forense de Texas que, en 1992, no refutó la falsificación de al menos seis autopsias en los

condados de Dickens, Hockley y Lubbock para el enjuiciamiento. Falsificó resultados con respecto a los exámenes forenses y

pruebas que nunca se lleva a cabo (también conocido como seco labbing), y dieron falso testimonio relacionado en los

procesos judiciales para facilitar antecedentes penales. Fue condenado posteriormente, recibió 10 años de libertad condicional,

y se trasladó al estado de Washington. Allí, el Sr. Erdmann violó su libertad condicional, manteniendo un “caché de armas de

fuego” y se volvió a cumplir su tiempo en Texas (Underwood, 1997). El Sr. Erdmann se informa, bien conocido entre sus

contemporáneos para adaptar los resultados de la autopsia para adaptarse a las necesidades de aplicación de leyes y teorías

(Cooley, 2007a; Giannelli, 1997; y Giannelli y McMunigal, 2007).

Esta aplicación de la ley emplea forense, después de haber cometido sus actos de fraude fuera de los parámetros plazo

establecido para este estudio (2000-2010), fue excluido correctamente desde el último conjunto de datos. Véase el Capítulo 8:

datos, parámetros y frecuencia Resultados para detalles con respecto a los criterios de inclusión y los datos recogidos.

Joyce Gilchrist, científico forense

152
Joyce Gilchrist era un científico forense para el laboratorio del Departamento de Policía de Oklahoma City. Su reputación de

pro policía y el sesgo favorable al enjuiciamiento era bien conocido por los supervisores, compañeros de trabajo, y las

organizaciones profesionales principios de su carrera, que comenzó en la década de 1980 (Giannelli y McMunigal, 2007) 42. Esto

incluyó la retención de los resultados de descargo de la defensa, lo que demuestra más allá de los límites aceptados de la

ciencia, el reporte falso de resultados, y la contaminación de la evidencia para prevenir las pruebas (Cooley, 2007a). Sin

embargo, su mala conducta científica se fue sin control y por muchos aspectos incluso fue premiado dentro del sistema fiscal

local que sirvió (Giannelli, 2007). Como se informó en Raeder (2007), la Sra Gilchrist era (p.1421) “un químico forense

afroamericano, conocido como 'Magic Negro' por su capacidad para influir en los jurados con evidencia sólo ella podía ver.”

Las cosas llegaron a un punto crítico, sin embargo, después de la exoneración de ADN 2001 de Jeffrey Pierce. Fue declarado

culpable de violación en 1986, basado casi enteramente en el trabajo y el testimonio de la señora Gilchrist. Como se explica en IP

(2009; p.29):

... la Oficina de Investigación del Estado de Oklahoma llevó a cabo una revisión de los casos asignados a Gilchrist de 1980 a 1997. De

los 1.600 casos examinados, se identificaron cerca de 200 que fueron incluidos en la revisión adicional. Una revisión del FBI de su

trabajo 2001 también encontró errores en cinco de los ocho casos revisados ​al azar. Gilchrist testificó en 11 casos en los que el acusado

ya ha sido ejecutado. Ella ha contribuido a al menos otras tres condenas erróneas volcadas a través de pruebas de ADN. Gilchrist se

terminó en 2001 después de 21 años en el laboratorio.

Posterior a esta revisión caso, el fraude y la mala conducta de la señorita Gilchrist se han traducido en múltiples

veredictos volcados, nuevos juicios, y millones de dólares en pagos de liquidación al condenado injustamente (Cooper,

2009; Greiner, 2005).

Esta aplicación de la ley empleada forense, después de haber cometido sus actos de fraude o haber tenido ellos revelaron

dentro de los parámetros plazo establecido para este estudio (2000-2010),

42 Un miembro de la Academia Americana de Ciencias Forenses, múltiples quejas fueron presentadas contra Joyce Gilchrist lo largo de los años,

ninguno de los cuales resultó en sanciones o expulsión.

153
se incluyó en el conjunto de datos final. Véase el Capítulo 8: datos, parámetros y frecuencia Resultados para detalles con

respecto a los criterios de inclusión y los datos recogidos.

David Harding, impresión latente examinador

Un soldado y la huella digital supervisor de estado de Nueva York con la Unidad Forense tropa C, David Harding confesó a

plantar pruebas de huellas dactilares en numerosos casos con el fin de obtener condenas durante el proceso de solicitud

de un puesto de trabajo con la Agencia Central de Inteligencia. Él también implicó a su pareja, soldado Robert Lishansky, y

admitió a la quema de las pruebas físicas para proteger a sus compañeros oficiales de las consecuencias de una

investigación de tiro ilícito (Moenssens, 1993). Como se informó en Young (1996, p.466): “New York State Trooper David

Harding, tras declararse culpable de cargos de perjurio, justificó sus actos de falsificación de pruebas, el uso de pruebas

falsas para obtener confesiones, y falso testimonio acerca de la evidencia en el juicio diciendo que había actuado 'debido a

la creencia de popa el acusado era un peligro para la sociedad.'”Véase también . Chamberlain v Mantello ( 1997); Cooley

(2004); y Risinger, Saks, Rosenthal, y Thompson (2002).

Esta aplicación de la ley emplea forense, después de haber cometido sus actos de fraude fuera de los parámetros plazo

establecido para este estudio (2000-2010), fue excluido correctamente desde el último conjunto de datos. Véase el Capítulo 8:

datos, parámetros y frecuencia Resultados para detalles con respecto a los criterios de inclusión y los datos recogidos.

Arnold Melnikoff, Director de Laboratorio

Arnold Melnikoff fue empleado por el Departamento de Justicia Crime Laboratory en Montana a partir 1970-1989, donde

finalmente se convirtió en el director. Durante ese tiempo, su testimonio ayudó a asegurar la condena de Jimmy Ray Bromgard

por la violación de una niña de 8 años de edad (Cooley y Oberfield, 2008). Como se explica en Olsen (2002): “Durante el juicio

de Bromgard 1987, Melnikoff afirmó cabellos encontrados en la ropa de cama de la niña eran virtualmente indistinguibles de las

de la parte demandada - aunque los expertos están de acuerdo en tales

154
la evidencia no es tan preciso.”Este nivel de certeza con respecto al testimonio comparación cabello era

estándar para el Sr. Melnikoff.

En 1989, el Sr. Melnikoff fue contratado por Barry Logan a trabajar en el Laboratorio de Crimen de la Patrulla Estatal de

Washington; allí trabajó como químico forense realizar pruebas de drogas, entre otras funciones (Olsen, 2003). Sin embargo, su

trabajo en Montana fue atacado como los casos se abrieron camino a través del sistema de apelación, lo que resulta en

múltiples demandas de los acusados ​injustamente condenados (Cooley, 2004; Cooley y Oberfield, 2008). Esto incluyó el caso

Bromgard. En 2002, las pruebas de ADN exonera el Sr. Bromgard después de 15 años de prisión (Olsen, 2003). En

consecuencia, se llevaron a cabo una revisión de su trabajo de casos en Montana y el estado de Washington. Como se informó

en Gerianos (2003):

La Patrulla del Estado revisó 100 casos completados por Melnikoff 1999-2002 y encontró que su trabajo en el análisis de drogas no

cumplía con las normas profesionales.

"La revisión de los casos no refleja necesariamente los errores que se han cambiado las conclusiones básicas extraídas del análisis",

según un informe de patrulla obtenida a través de una solicitud de registros públicos acto de Estado. "Es sólo que a menudo el

producto de trabajo era débil o no soportado por datos suficientes para llegar a conclusiones claras."

El Sr. Melnikoff, un miembro fundador de la Sociedad Americana de Directores de Laboratorio Criminal (ASCLD), también admitió

a estadísticas previamente que fabrican para reforzar su comparación pelo testimonio (Olsen, 2003). En última instancia, sobre la

base de una revisión de su “incompetente” y el trabajo “descuidado” en su sistema de laboratorio, y su testimonio antes falsa, la

Patrulla Estatal de Washington determinó que Arnold Melnikoff debe terminarse (Gerianos, 2003). Su apelación fue denegada por

la terminación en 2005.

Esta aplicación de la ley emplea forense, después de haber cometido sus actos de fraude fuera de los parámetros plazo

establecido para este estudio (2000-2010), fue excluido correctamente desde el último conjunto de datos. Véase el Capítulo 8:

datos, parámetros y frecuencia Resultados para detalles con respecto a los criterios de inclusión y los datos recogidos.

155
Fred Zain, Químico Forense

Fred Zain fue un químico forense para el Laboratorio de Crimen de la Policía del Estado de Virginia Occidental 1980-1989,

después de lo cual renunció y tomó un trabajo como jefe de pruebas para el médico forense del condado de Bexar en Texas

(Chan, 1994). Como se informó en McMunigal (2007; p.437): “Una investigación de Fred Zain, el ex serólogo cabeza en el

Laboratorio de Crimen de la Policía del Estado de Virginia Occidental ... mostró que entre 1979 y 1989, falsificó los

resultados de pruebas en no menos de 134 casos, casi siempre a favor de la acusación.”por lo menos 10 acusados ​habían

volcado sus convicciones como consecuencia. Entre los casos más ampliamente publicitadas de fraude forense, el sesgo

favorable al enjuiciamiento del Sr. Zain y la tendencia a secar de laboratorio resultados favorables se hace referencia en

varias ocasiones en la literatura (Castelle, 1993; Connors, Lundregan, Miller y McEwen, 1996; Cooley, 2004 ; Edwards y

Gotsonis, 2009; Giannelli, 2007; Risinger, Saks, Rosenthal, y Thompson, 2002; y Starrs, 1993).

Esta aplicación de la ley emplea forense, después de haber cometido sus actos de fraude fuera de los parámetros plazo

establecido para este estudio (2000-2010), fue excluido correctamente desde el último conjunto de datos. Véase el Capítulo 8:

datos, parámetros y frecuencia Resultados para detalles con respecto a los criterios de inclusión y los datos recogidos.

La literatura hace referencia a estos estudios de caso es redactado principalmente por los estudiosos del derecho alineados con la

barra de defensa criminal. Estos comentaristas buscan, aparentemente, para evaluar la ciencia forense y su papel en el sistema de

justicia; que son, después de todo, en una posición única y envidiable por completo a experimentar el impacto directo del fraude

forense 43. Su punto de vista colectivo de la profesión y sus profesionales es tenue para decir lo menos. En primer lugar, legal

43 A pesar de la alfabetización científica de unos pocos elegidos, hay que reconocer que la gran mayoría de los abogados tienen un conocimiento
muy limitado de la ciencia forense; no tienen una comprensión real de cómo interrogar a un científico forense con eficacia con respecto al
establecimiento de las limitaciones de sus métodos y conclusiones; y, a menudo demuestran poco interés en aprender bien. Esto es cierto
independientemente de su alineación sala.

156
estudiosos tienden a ver el médico forense verdaderamente objetivo como una excepción; sostienen que muchos, si no la

mayoría son “armas” de alquiler, venta de dictámenes a la puja más alta (Barkacs, Browne y Williamson, 2002). En segundo

lugar, tienden a ver el problema del fraude de laboratorio como endémicas (Castelle, 1999). En tercer lugar, dado el desfile

de las exoneraciones de ADN de alto perfil que involucran examinadores fraudulentas, la evidencia ocultada e

interpretaciones erróneas, que han llegado a aceptar que el fraude forense no siempre puede ser evitado o

“desenmascarado” por el debido proceso limitado ofrecida en el juicio (Imwinkelried, 2003) . Esto les lleva a la ineludible

conclusión de que la gran mayoría de fraude forense pasa sin ser detectado a través de la sala, y que los presupuestos

públicos de su frecuencia son bajos (Castelle, 1999).

Monografías: Estudios de casos con un tema

Separada de la literatura que hace referencia a los casos conocidos de fraude forense con unas pocas líneas con el fin de

elaborar una posición mucho más grande, hay otras obras que se centran en su aparición como un síntoma importante de la

debilidad general de la práctica de la ciencia forense. Mientras que proporciona revisiones en profundidad que abarcan múltiples

ejemplos de casos, estos esfuerzos de investigación no intentan análisis estadístico y la inferencia. Más bien, son antologías con

un tema, contando una historia asociada a un caso particular, el tipo de pruebas, práctica o institución 44. Ejemplos significativos de

las últimas dos décadas incluyen:

charlatanes

Publicado por primera vez en 1982, la Handbook ciencia forense, por el reconocido científico forense Dr. Richard

Saferstein, ha incluido generalmente capítulos revisión de los casos de fraude forense. Estos tienden a enfatizar la

responsabilidad de la ciencia forense para los procesos judiciales a través de la exploración de la ética y la mala conducta

del examinador. los Manual

actualmente se encuentra en su segunda edición y existe como una serie de tres volúmenes. Capítulo 1, escrito por James Starrs,

Profesor de Derecho y Ciencias Forenses en el George Washington

44 Vale la pena señalar que hay una serie de monografías australianos escritas para este mismo propósito, la revisión de la ciencia forense
errónea o sesgada y los abortos involuntarios resultantes de la justicia (por ejemplo, Crowley y Wilson, 2007; Moles, 2004; Sangha, Roach, y
Moles, 2010; y Wilson, 1992)

157
Universidad, se titula “charlatanes entre los científicos forenses,” (Starr, 2004). Capítulo 2, escrito por Charles Midkiff, ex

miembro de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (BATF) Centro Nacional de Laboratorio, y profesor adjunto

en el Departamento de Justicia, Derecho y Sociedad de la Universidad Americana, se titula “Más Montebanks” ( Midkiff,

2004). Un “charlatán” es un charlatán o una falsificación; una palabra derivada de un dicho italiano que significa “subir el

banco” (lo que sugiere un deseo de conseguir en una plataforma y atraer a una audiencia).

Condenados por jurados, Exonerado por la Ciencia

Connors, Lundregan, Miller y McEwen (1996) fue uno de los primeros esfuerzos modernos para informar sobre el tema de las

condenas erróneas reveladas por la ciencia forense, proporcionando una pronta revisión de 28 casos que fueron anuladas

mediante pruebas de ADN. Se incluyó un número de casos que involucró fraude y mala conducta cometida por los científicos

forenses que trabajan para la policía y la fiscalía. Este informe cuenca, titulado Condenados por jurados, exonerado por la

Ciencia: Estudio de casos en la utilización de pruebas de ADN para demostrar la inocencia después del juicio

(Connors, et al, 1996), reveló que (pp.xvi-xvii):

Una segunda cuestión importante es el número de casos en los que no había mala conducta por parte de los expertos científicos de

la acusación. Por ejemplo, el serólogo forense que testificó en contra de Gary Dotson no dio a conocer que, debido a la presunta

víctima fue también un secretor de tipo B, la fracción de la población masculina que podrían haber contribuido el semen encontrados

en las muestras vaginales superó el 60 por ciento, por lo que la evidencia serológica en el caso probatorio de muy poco. En este

caso, el perito de la acusación no voluntario información potencialmente exculpatoria, pero en realidad no mentir bajo juramento.

Como se detalla más adelante en Giannelli (2007; pp.186-187):

Gary Dotson fue declarado culpable de la violación de Cathleen Webb ... Seis años más tarde se retractó, afirmando que ella había inventado la

carga ... Las pruebas de ADN posteriores excluidos Dotson como la fuente del semen la escena del crimen ... En el juicio de 1979 Dotson,

Timothy Dixon [ un grupo de científicos forenses contratados por el Departamento de Aplicación de la Ley] Illinois declararon que el material

seminal encontrado en las bragas de Webb igualada Dotson tipo de sangre ... Él no dio a conocer, sin embargo, que el propio vaginal de Webb

158
las descargas, no necesariamente semen, podrían haber causado las manchas ... Años después, cuando una El Correo de Washington reportero

le preguntó a Dixon por qué no había hablado. Él respondió: “Creo que no pidieron.”

La exoneración Gary Dotson subraya los juegos que algunos examinadores forenses para su enjuiciamiento jugarán

con el fin de conservar y mantener los programas de sus empleadores - al negarse a reconocer que la omisión de

información y dejando una falsa impresión de informes o testimonios es en sí misma una práctica engañosa 45.

Es de destacar que otros tres casos revisados ​en Connors, et al (1996) involucrados fraude cometido forense

abierta por el ya mencionado Fred Zain, asegurando su continua lugar en la literatura que se produciría 46.

Evidencia contaminar: El Laboratorio del FBI Crime

En 1995, el Laboratorio Criminal del FBI sufrió el primero de los numerosos escándalos que plagaría hasta el día de hoy, como

consecuencia de las alegaciones por uno de los suyos: el Dr. Fred Whitehurst - un veterano del FBI de 20 años con un doctorado

en Química. Un delator, el Dr. Whitehurst informó que la evidencia del FBI examinadores estaban siendo presionados para cortar

las esquinas y

45 Vale la pena mencionar que el esfuerzo de la investigación actual reveló una serie de casos en los que este tipo de comportamiento fraudulento examinador
era evidente. En particular, esto incluye la Oficina de Investigación de Laboratorio Criminal, donde una auditoría del laboratorio “determinó que la práctica de no
informar de los resultados de los análisis de sangre más sofisticados fue sancionado por algunos analistas del Estado de Carolina del Norte. En 1997, se
convirtió en política escrito. Que la política se mantuvo en vigor en fecha tan reciente como 2003,”(Locke, Neff, y Curliss, 2010). Como se informó aún más en
Locke, Neff, y Curliss (2010):

En la serología, la policía utiliza pruebas presuntivas rudimentarias en las escenas del crimen para determinar dónde podría ser sangre. Esas pruebas son
falibles, con tendencia a dar falsos positivos. Así analistas dependen de pruebas más sofisticadas, confirmatorias para determinar si una sustancia es, de
hecho, la sangre.

Antes de 1997, la unidad de serología funcionar sin pautas de redacción de informes. Los analistas establecen sus propios criterios hasta 1997; que la política
sancionada la práctica de no informar de los resultados negativos o no concluyentes de las pruebas confirmatorias

Este laboratorio de criminalística escándalo involucrados pruebas y los resultados retenidos en más de 230 casos, el testimonio falso y parcial, y como
resultado el cierre de la unidad mancha de sangre del laboratorio. También dio lugar a la terminación de dos examinadores fraudulentas: Duane Deaver y
Gerald Thomas. Los datos de ambos individuos se recogieron y se incluyen en el presente estudio.

46 Este informe sirvió como un importante precursor del libro inocencia real por Scheck, Neufeld y Dwyer (2000), que detalla las historias
de 10 hombres condenados erróneamente y luego exonerado por ADN con la ayuda del Proyecto Inocencia en Nueva York.

159
resultados de las pruebas de sesgo a favor de los intentos de procesamiento. Como se explica en Peterson y Leggett (2007;

pp.646-647):

... en 1995, el Dr. Frederic Whitehurst, un científico empleado en el laboratorio del FBI, presentó cargos de

trabajo descuidado, redacción de informes defectuoso, y perjura testimonio judicial que afecta a los explosivos,

química, toxicología, y las unidades de análisis de materiales de laboratorio. Bajo la supervisión de Michael R.

Bromwich, el Inspector General del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, y con la asistencia de un

grupo de la cinta azul externa, una amplia investigación de dieciocho meses se produjo, que dejó al

descubierto problemas muy graves. La investigación no justificó la mayor parte de las alegaciones de

Whitehurst, pero se encontró numerosos casos de “errores testimoniales, el trabajo analítico de calidad inferior,

y las prácticas deficientes.” El informe final del inspector general, emitida en 1997,

El Dr. Whitehurst posteriormente demandó al FBI como denunciante, llegando finalmente a un acuerdo de $ 1,46 millones de

dólares por despido injustificado.

El escándalo dado a conocer por el Dr. Whitehurst, y la investigación del inspector general que siguió, precedió a la publicación

de Contaminar la evidencia: Dentro de los escándalos en el Laboratorio Criminal del FBI ( Kelly y Wearne, 1998). Este esfuerzo

detallada impuso una mordaz crítica de la cultura Laboratorio Criminal del FBI y la mala conducta en curso. Se incluye una larga

lista de defectos específicos por agentes del FBI y personal de laboratorio en su trabajo de casos relacionados con

investigaciones de alto perfil como el Unabomber, Ruby Ridge, el primer atentado contra el World Trade Center en 1993, y el

juicio de OJ Simpson.

Comentarios: Crónicas de derecho de la barra de la defensa

Desde finales de 1990, que incluía el primer escándalo Laboratorio Criminal del FBI y el advenimiento de exoneraciones por ADN ya

mencionados, se han producido una serie de revistas jurídicas artículos centrados en la ética científica y el fraude cometido por los

examinadores forenses empleadas en los laboratorios forenses financiados con fondos públicos. Como se mencionó anteriormente,

estas revisiones de la ley son principalmente el trabajo de la barra de defensa criminal. Se hacen a mano utilizando los datos de

160
escándalos de laboratorio del crimen que ocurren en todo el país, en un esfuerzo para exponer la parcialidad de los científicos

forenses que trabajan para la policía, y la falibilidad potencial subsiguiente de lo que a menudo presentado como pruebas físicas

irrefutables de la culpabilidad en el juicio. Una lista de los estudiosos del derecho devotos y sus principales publicaciones se centran

principalmente en el fraude y la mala conducta incluye forense (en orden cronológico por el autor):

• “El abuso de la evidencia científica en los casos penales: La necesidad de Laboratorios de investigación

criminal independiente” (Giannelli, 1997); "Las credenciales falsas," (Giannelli, 2001); “Informes inventados,”

(Giannelli, 2002); y “Los fiscales, la ética y los testigos expertos,” (Gianelli y McMunigal, 2007);

• “La evidencia científica y las obligaciones éticas de abogados,” (Saks, 2001) y “ética en la ciencia

forense: Estándares Profesionales para la práctica de las leyes penales,” (Saks, 2003);

• “La reforma de la comunidad forense para evitar la extrema injusticia” (Cooley,

2004) y “Ciencia Forense Reforma y la pena capital: Un‘’Evaluación” intelectualmente honesto

(Cooley, 2007b);

• “Los crímenes de los laboratorios forenses” (DiFonzo, 2005) y “Diablo con una bata blanca: La tentación

de pruebas forenses en la era de CSI” (DiFonzo y Stern, 2007);

• “Más que cero: Contabilización de error en la identificación de huellas dactilares latentes” (Cole,

2005) y “La prevalencia y las causas potenciales de la condena injusta por huella digital

Evidencia” (Cole, 2006);

• “Más allá de Bad Apples: analizar el papel de la ciencia forense en las condenas erróneas”

(Thompson, 2009).

161
Estos artículos de revisión de la ley, y otros como ellos, en esencia buscan crónica y difunden el fraude, mala conducta, y el

error relacionado con los examinadores forenses y los escándalos de laboratorio del crimen resultantes que podrían ser

relevantes para los litigios. También contextualizar lo que se ha revelado públicamente sobre el fraude forense a los efectos

de una mejor comprensión, y la negociación, el papel que juegan los científicos forenses en los tribunales. Irónicamente, a

menudo incluyen reformas sugeridas que servirían para hacer que las ciencias forenses más científica (por ejemplo, más

válida, la metodología imparcial fiable y, la educación científica y la independencia de laboratorio de la policía) - un esfuerzo

que ha sido generalmente ausentes de la ciencia forense comunidad misma (Edwards y Gotsonis, 2009).

Forensic Science Under Siege

Como antídoto a las críticas de la barra de la defensa, y su cobertura de los escándalos de laboratorios forenses en curso y

los casos de fraude relacionados forense, un periodista llamado Kelly Pyrek escribió un libro titulado Forensic Science Under

Siege ( Pyrek, 2007). La Sra Pyrek investigado las críticas dirigidas contra las ciencias forenses, entrevistando a varios

practicantes de ciencias forenses de alto perfil 47, la mayoría de los cuales eran “partes interesadas” (por ejemplo, directores de

laboratorio del crimen y altos miembros de organizaciones invertidos en el sistema forense actual). Según lo previsto en el Prefacio,

el “sitio” que se menciona en el título es parte de una batalla por la propiedad, el liderazgo y los mandatos precisos de la

práctica de la ciencia forense fiable (pp.xiii-XIV):

... participan en la batalla con más frecuencia son los científicos sociales y estudiosos del derecho frente a los profesionales forenses en una

pelea más, si se quiere, los derechos de propiedad: ¿Quién posee la ciencia forense, que tiene el derecho de dictar a él, y que en última

instancia asumir el liderazgo a través de una campo con un inmenso poder y acceso estratégico a los tres niveles de gobierno de Estados

Unidos y el legislativo, judicial y ejecutivo. La pelea se desencadena por alegaciones de errores, fraude y malversación por parte de

prestadores de servicios forenses que socavan la justicia criminal, y alimentada por los desacuerdos sobre un tablón diversa de temas que

van desde la definición misma de la ciencia y su finalidad, a la admisibilidad de pruebas forenses en un tribunal de justicia, a los efectos de

un cambio de paradigma significativo

47 Este investigador fue entrevistado por la Sra Pyrek por su libro, y fue calculado con precisión en numerosas secciones.

162
algunos comentaristas dicen que está ocurriendo en el nexo de la ley y la ciencia-el lugar donde vive la ciencia forense.

Un argumento muy importante que vamos a explorar es la alegación por los críticos que la ciencia forense es deficiente en la

metodología científica y rigor, con los extremistas que afirman que está completamente ausente en la ciencia por completo y la

respuesta por parte de los profesionales forenses, aturdido por los cargos, que la ciencia forense nació de y está llena de las

ciencias tradicionales.

La conclusión de este trabajo es que la ciencia forense es practicada por así decir, los examinadores que necesitan más

fondos; que los pocos errores de laboratorio reportados son esperado y manejable; que la ocurrencia rara de fraude

forense es el resultado de un pequeño número de “pícaros” y “vaqueros”; y que la comunidad de la ciencia forense es

mejor servido cuando se construye de rasgado abajo en los medios.

Cabe mencionar que dos años después de la publicación de Pyrek (2007), el informe de la NAS en las ciencias forenses

concluyó que había una ausencia de la educación científica, la metodología y la investigación en la mayoría de las ciencias

forenses; que muchos grupos de interés de la ciencia forense están también conectados al sistema roto actual para

solucionarlo; que muchos científicos forenses son resistentes a las críticas y reformas; y que las tasas reales de fraude y error

forense son desconocidos por falta de cualquier esfuerzo de investigación dentro de la comunidad - lo que sugiere la

necesidad de una revisión importante de las ciencias forenses (Edwards y Gotsonis,

2009).

La investigación nomotética: Grupo de Estudios

Se han realizado pocos estudios de grupos que examinan las cuestiones relacionadas con la fiabilidad y la validez del testimonio

de expertos científicos, y sólo uno específico para la naturaleza y la frecuencia de fraude forense. Por otra parte, la investigación

existente no ha venido de los asociados con los grupos de interés de la ciencia forense. Esto es probablemente debido a los

problemas de responsabilidad discutido al principio de este capítulo, en combinación con la ausencia de una cultura de la

investigación científica en general en las ciencias forenses (Edwards y Gotsonis, 2009;

163
Mnookin, Cole, Dror, Fisher, Houck, Inman, Kaye, Koehler, Langenburg, Risinger, Rudin, Siegel y

Stoney, 2011).

La investigación empírica abordar la cuestión del fraude forense ha llegado, en gran parte, de los eruditos legales asociados

con los Proyecto inocencia 48. Esto no debería ser una gran sorpresa, debido a lo siguiente: el advenimiento de exoneraciones

por ADN identificó el problema del fraude forense y la mala conducta como un contribuyente importante a condenas penales

ilícitos (Connors, Lundregan, Miller y McEwen, 1996); el Proyecto Inocencia tiene un gran interés en exponer el fraude y la

mala conducta forense con el fin revocar las condenas erróneas; y el Proyecto Inocencia ha acumulado una gran base de

datos de pruebas de caso y transcripciones de expertos relacionados con los acusados ​exonerado por ADN, maduros para

el estudio (300 exonerados acusados, a partir de la escritura de esta tesis doctoral).

Saks y Koehler (2005)

En un estudio de casos de exoneración 86 de ADN proporcionadas por el Proyecto Inocencia, Saks y Koehler (2005) informaron

de los siguientes datos de frecuencia: errores de pruebas forenses en 63%; mala conducta policial en el 44%; mala conducta del

fiscal en el 28%; y el testimonio falso o engañoso por expertos forenses en un 27%. También informaron de extrañeza frente a los

hallazgos relacionados con las pruebas forenses, explicando que (p.893):

No fue sorprendente saber que a veces se producen condenas erróneas, y que la nueva ciencia y la tecnología puede ayudar a

detectar y corregir esos errores. Tampoco fue sorprendente saber ... que las identificaciones erróneas de testigos son el factor más

común que contribuye a condenas erróneas. Lo que fue inesperado es que el testimonio de expertos forenses errónea la ciencia es

el segundo factor más común que contribuye a condenas erróneas, que se encuentran en el 63% de los casos. Estos datos

probablemente subestiman la contribución relativa de los forenses testimonio experto en ciencias a condenas erróneas.

Considerando que los abogados, policías, y sentar testigos participan en prácticamente todos

48 Según lo previsto en la “Declaración de Misión” en la página web del Proyecto Inocencia en www.innocenceproject.org: “El proyecto de la inocencia fue

fundada en 1992 por Barry C. Scheck y Peter J. Neufeld en la Escuela Cardozo Benjamin N. de Derecho de la Universidad de Yeshiva para ayudar a los

presos que podrían ser demuestre lo contrario mediante pruebas de ADN. Hasta la fecha, 300 personas en los Estados Unidos han sido exonerados por las

pruebas de ADN, incluyendo 17 que cumplió en el corredor de la muerte “.

164
caso criminal, los expertos en ciencias forenses participar en un subconjunto más pequeño de casos-cerca de 10 a 20% de los casos criminales

durante la época en la que estas exoneraciones por ADN fueron juzgados en un principio.

Estos datos sugieren, según los autores del estudio, que los científicos forenses son los testigos judiciales con mayor

probabilidad de presentar “testimonio engañosa o fraudulenta” (p.893).

Gross, et al (2005)

En un estudio más amplio de 340 exoneraciones entre 1989 y 2003, 196 de los cuales no implican pruebas de ADN, Gross,

Jacoby, Matheson, Montgomery, y Patil (2005) encontró lo siguiente: “En 5 [1,5%] de las exoneraciones que han estudiado

hay informes de perjurio por agentes de policía. En un adicional de 24 [7%] tenemos información similar sobre perjurio por los

científicos forenses testifican que el gobierno”(p.19). Este estudio se basó solamente en parte en los casos de El proyecto de

la inocencia, explicando que (p.2): “La mayoría de las exoneraciones que incluimos en esta base de datos se enumeran en

uno o más de los sitios web que son mantenidos por tres organizaciones: la pena de muerte ... Centro de información del

Proyecto Inocencia en la Escuela de Derecho Cardozo ... y el Centro sobre condenas Erróneas en la Escuela de Derecho de

la Universidad de Northwestern. ”Si bien esto es significativamente menor que la frecuencia de fraude forense y error

identificado en Saks y Koehler (2005), los autores reconocen que los resultados allí subestiman el problema debido al hecho

de que (p.19):“La detección de una mentira deliberada es más difícil ; puede que no haya forma sencilla de saber si una

declaración es falsa, y si es así si la falsedad fue intencional.”Por otra parte, los autores no tenían acceso a completar

materiales del caso y transcripciones, por lo que sus conclusiones acerca de fraudes y errores inherentes a la finalidad del

estudio - que era para obtener una estimación inicial de la naturaleza y la ocurrencia de errores judiciales en los Estados

Unidos.

Garrett y Nuefeld (2009)

En el primer estudio publicado de testimonios científicos por expertos de la acusación en los casos en que el demandado fue

eventualmente exonerado, Garrett y Nuefeld (2009) examinaron las transcripciones de 137 ensayos. Ellos encontraron que

(pp.1-2):

165
... en la mayor parte de estos ensayos de inocentes acusados-82 o el 60% de los casos los analistas -forensic por el fiscal proporcionado

testimonio no válida en el juicio, es decir, el testimonio con las conclusiones falsear datos empíricos o en su totalidad sin el apoyo de los

datos empíricos. Este no fue el testimonio de un puñado de analistas: este conjunto de ensayos incluidos testimonio válido por 72

analistas forenses de la acusación y empleados por 52 laboratorios, prácticas, u hospitales de 25 estados. Desafortunadamente, el

proceso de confrontación fracasó en gran parte a la policía de este testimonio no es válido. El abogado defensor raramente analistas

relativas testimonio válido interrogado y rara vez se obtiene expertos propios. En los pocos casos en los que fue desafiado la ciencia

forense no válida, los jueces rara vez proporcionan alivio.

El examen de testimonio en el juicio no reveló toda la imagen, sin embargo. Los autores descubrieron, al evaluar

“revisión posterior a la condena, investigaciones, o el descubrimiento civiles” (p.14), que 13 (10%) de los 137

casos también participan retención de pruebas de descargo. Esto incluye 3 casos que no implican testimonio

válido. En consecuencia, 85 (63%) de los 137 casos bajo implicado ya sea testimonio científica válida o la

retención de las pruebas de descargo.

La naturaleza de la ciencia forense no válido testimonio reportado en Garrett y Nuefeld (2009) incluye:

• Las pruebas no probatorio presentado como probatorio

• las pruebas de descargo descontado

• frecuencia inexacta o estadística presentada

• Estadística proporciona sin soporte empírico

• declaraciones no numéricos proporcionados sin apoyo empírico

• Conclusión de que la evidencia se originó a partir demandado sin apoyo empírico

Con respecto a los tipos de exámenes forenses que participan testimonio válida en los 137 casos revisados ​(con

diez casos que involucran más de un tipo de examen forense), Garrett y Nuefeld (2009) informaron de los

siguientes datos de frecuencia:

• Serología: 100 casos revisados; 57 casos involucrados testimonio no válido

166
• la comparación del pelo: 65 casos revisados; 25 casos involucrados testimonio no válido

• Bite comparación marca: 6 casos revisados; 4 casos se trataba de un testimonio válido

• Las pruebas de ADN: 11 casos examinados; 3 casos se trataba de un testimonio válido

• comparación de huellas dactilares: 13 casos revisados; 1 casos se trataba de un testimonio válido

• Comparación de huella de zapato: 3 casos revisados; 1 casos se trataba de un testimonio válido

• comparación de voz: 1 casos revisados; 1 casos se trataba de un testimonio válido

• la comparación del suelo: 6 casos revisados; 0 casos se trataba de un testimonio válido

Aunque no ahondar en la cuestión de la intención de tal manera que las acusaciones de fraude podrían percibirse allá de

la ignorancia y la incompetencia examinador, este estudio: 1) identifica testimonio científico válido y la retención de las

pruebas de descargo, como factores significativos en condenas erróneas; y 2) identifica los exámenes de ciencia forense

y testimonios específicos que han causado el mayor daño a los acusados ​inocentes.

Turvey (2003)

No ha sido sólo un estudio publicado anteriormente específica para la evaluación de los casos de fraude forense. Fue una

revisión descriptiva de los datos de frecuencia limitados relacionados con 42 examinadores forenses que habían sido

determinados de haber cometido uno o más actos de fraude forense. Estos examinadores fueron divididos en tres tipos: simuladores,

simuladores, y

pseudo-expertos ( Turvey, 2003). Este estudio fue amplia en su alcance: incluyó examinadores forenses de

muchos diferentes disciplinas forenses, de múltiples países, y desde tan atrás como el 1981.

simuladores, el grupo más grande, eran los examinadores forenses que manipularon físicamente evidencia física o los exámenes

forenses; esta fabricación involucrados o destrucción de los hallazgos. Este grupo estaba compuesto de 17 (41%) examinadores

forenses: 13 (31%) examinadores estaban involucrados en los resultados de seco-labbing y 4 (10%) examinadores habían

participado en la plantación de pruebas. Simuladores implicados en seco-labbing, según el tipo de evidencia, se informaron como

sigue (Turvey, 2003):

167
• Resultados de la autopsia: 3

• Las pruebas de drogas: 3

• Pruebas serológicas: 2

• Las pruebas de ADN: 2

• Las huellas dactilares comparaciones: 2

• Las evaluaciones psicológicas: 1

Simuladores involucrados en la siembra de pruebas, según el tipo de pruebas, se informó de la siguiente manera (Turvey, 2003):

• Las huellas dactilares: 2

• El material biológico: 2

simuladamente eran los examinadores forenses que exageraron, embellecido, miente al respecto, o de otra manera tergiversada sus

resultados reales. Este grupo estaba compuesto de 15 examinadores forenses (36% de todos los casos). Encubiertamente, por tipo

de pruebas, se informó de la siguiente manera (Turvey, 2003):

• La evidencia serológica: 4

• Arson / pruebas explosivo: 3

• evidencia de ADN: 3

• Pelos y Fibras comparación: 2

• Comparación de calzado: 1

• análisis bala de plomo: 1

• investigación en ciencias sociales: 1

Pseudoexperts eran los examinadores forenses que fabrican o falsifican credenciales expertos. Este grupo estaba compuesto de

13 examinadores forenses (31% de todos los casos). Las credenciales de los expertos más comúnmente falsificados eran

diplomas universitarios, que se encuentran en 8 (19%) casos. Pseudoexperts, por tipo de credenciales, se informaron como sigue

(Turvey, 2003):

• La educación universitaria: 8

168
• Las certificaciones profesionales: 4

• Experiencia laboral: 4

• afiliaciones profesionales: 3

Un hallazgo importante de este estudio fue que la mayoría de los examinadores forenses cometer fraude también lo hizo mientras

estaba empleado en las agencias gubernamentales, tales como los departamentos de policía (14%) y los laboratorios forenses de la

policía (57%). Al considerar los examinadores forenses que trabajan de forma privada (26%), 3 trabajaron casi exclusivamente para la

aplicación de la ley y el procesamiento. En otras palabras, en 34 (81%) de 42 casos en total, el fraude forense fue cometido en nombre

de la acusación, y más a menudo por el cumplimiento de la ley personal del laboratorio del crimen empleadas (Turvey, 2003).

Si bien limitado en profundidad descriptiva (por ejemplo, no hay datos de impacto, datos empleador limitados, y los datos

examinador limitada), y excesivamente amplia con respecto a la toma de muestras de diferentes tipos de examinadores forenses,

estos resultados preliminares proporcionan asistencia con la configuración del marco y las dimensiones de la corriente disertación 49.

Resumen

Hay una escasez general de la literatura profesional relacionada con el fraude forense. La mayoría de las investigaciones existentes se

encuentra principalmente en forma de estudios de casos ideográficos y monografías publicados por los de la barra de defensa criminal.

Esto es una consecuencia de la ausencia de una cultura de investigación dentro de las ciencias forenses creados en parte por la falta

de incentivos punitivas para la presentación de informes, recopilación y publicación de datos en relación con el fraude que existen para

los empleados públicos.

escala mayor investigación empírica asociada con el fraude forense ha sido tradicionalmente indirecta, a raíz

del examen de los testimonios ciencia forense en relación con

49 Se debe reconocer que 23 de 42 casos en Turvey (2003) cayeron dentro de los parámetros del estudio actual. En consecuencia, más
datos se recogieron para estos 23 casos para su inclusión con otros casos identificados para la disertación.

169
condenas erróneas. En estos estudios (sobre todo por el autor de los estudiosos del derecho con acceso a transcripciones de la

corte), el perjurio de expertos, testimonios científica válida, y la retención de las pruebas de descargo han sido identificados

como importantes factores que contribuyen a abortos involuntarios probados de la justicia. También identifican los tipos

específicos de examen forense y áreas relacionadas de testimonios que han causado el mayor daño a los acusados ​inocentes.

Turvey (2003) proporcionó datos de frecuencia descriptiva preliminares con respecto a una muestra internacional limitada de

examinadores fraudulentas de múltiples disciplinas forenses durante un periodo aproximado de 30 años (n = 42), y también sugiere

una tipología. Sin embargo, el presente estudio tiene como objetivo proporcionar un análisis más fiable y centrado del fraude

forense y sus correlatos significativos - el examen de los datos relacionados con el fraude forense a un nivel que no ha sido

explorado con anterioridad. Esto incluirá, en los capítulos siguientes, los datos de frecuencia descriptivos para los casos incluidos

en la muestra final (n = 100), matrices de correlación y análisis de regresión jerárquica múltiple.

170
Capítulo 8

De datos, parámetros y resultados de frecuencia

“La comunidad legal reconoce ahora, con mayor o menor

urgencia, que nuestro sistema produce convicciones erróneas

basado en la medicina forense desacreditadas

“Pamela R. Metzer (Metzger, 2006; p.491). Asociado Profesor

de Derecho, Universidad de Tulane

Este capítulo describe los métodos utilizados para identificar y recopilar datos para el presente estudio, junto con los resultados

iniciales de frecuencia. En primer lugar, las fuentes de datos son discutidos con respecto a la disponibilidad y fiabilidad. En segundo

lugar, los parámetros de esta tesis se exponen, se establecen los criterios utilizados para la inclusión y exclusión de los casos de

fraude. Se proporcionan algunos ejemplos de casos. Por último, se definen las variables recogidas y analizadas para el estudio, y

los resultados de frecuencia del conjunto de datos finales se presentan. Estos resultados de frecuencia, siendo útil como

evaluaciones preliminares limitados, proporcionan la base para el análisis de correlación compleja y fiable más, y la discusión

relacionada, en los capítulos siguientes 50.

Fuentes de datos

Como se mencionó en el capítulo anterior, hay una ausencia general de la cultura orientada a la investigación dentro de las

ciencias forenses (Mnookin, Cole, Dror, Fisher, Houck, Inman, Kaye, Koehler, Langenburg, Risinger, Rudin, Siegel y Stoney,

2011 ). Esto puede haber sido creado, en parte, por la falta de incentivos para punitivos con respecto a fraude que existe para los

empleados públicos de información, recolección y publicación de datos; y en parte por el deseo de limitar la responsabilidad entre

las partes interesadas de la ciencia forense. Estas circunstancias se combinan para hacer la identificación, análisis y recopilación

de datos de fraude forenses un reto importante.

50 Métodos de análisis de datos y resultados serán presentados y discutidos en el Capítulo 9: Análisis multivariado: Resultados y

Discusión.

171
En última instancia, sin embargo, se identificaron las siguientes fuentes de datos y buscaron información y datos

viables:

Las cuentas de los medios

bases de datos de periódicos eran rutinariamente buscó identificar casos de posible fraude forense utilizando combinaciones de los

términos “laboratorio del crimen”, “fraude”, “forense”, “experto”, “falso testimonio”, “científico”, “técnico”, “renunció”, “suspendido”,

“escándalo”, “terminado”, “disparado”, “charlatán”, y “falso” (por ejemplo, noticias Factiva, Westlaw, y Google). Sin embargo, las

cuentas de los medios de comunicación no se consideraron fuentes fiables de datos finales. Por el contrario, fueron utilizados para

dirigir este investigador hacia registros de la corte, relacionados con los registros oficiales de la agencia y comunicados de prensa,

informes de auditoría, y la literatura revisada por pares.

Case Files descubrimiento de materiales / de Autor

Como parte del trabajo de este investigador como un científico forense desde 1996, una gran cantidad de material descubrimiento

ha sido acumulada a partir de una variedad de organismos que documenta lo largo y ancho del fraude forense cometido por varios

examinadores forenses. Aquellos casos que hayan entrado en el sistema de justicia, que el material descubrimiento es ahora parte

del registro público. Esto incluye memorandos internos de disciplina, informes de exámenes forenses, testimonio jurado, hojas de

vida de expertos, transcripciones de la corte, informes de auditoría interna, y entrevistas realizadas por miembros de varias

agencias gubernamentales.

Registros de la corte

Este investigador ha reunido documentos de la corte, presentaciones, testimonios y decisiones a partir de fuentes de dominio público,

incluyendo los medios de comunicación, decisiones de tribunales de apelaciones de Westlaw y sitios web del gobierno afiliado

(indicado en el referencias sección).

Los registros de la agencia

Este investigador ha reunido los registros públicos disponibles directamente de las fuerzas del orden, los laboratorios del crimen,

gobierno y medios de comunicación que incluyen comunicados de prensa,

172
citaciones, acusaciones, órdenes de detención, memorandos, interdepartamental e informes de incidentes.

Los informes de auditoría

Algunas de las agencias de policía y los laboratorios del crimen gubernamentales que participan en este estudio estaban sujetos a

auditorías internas o independientes revelando el fraude forense, los resultados de los cuales se han hecho (por ejemplo, sitios web,

sitios web departamentales auditor independiente, o sitios web de medios públicos).

Literatura revisada por pares

Una serie de casos de fraude forenses han sido investigados por otros y publicada en la literatura profesional,

como se cita en el capítulo anterior.

Guardar cuentas de los medios, las fuentes de datos utilizadas para la disertación se consideraron suficientemente fiables para el

presente estudio en la medida en que los agentes encargados de hacer cumplir la ley, agencias gubernamentales y los tribunales

también se han basado en ellos para tomar decisiones con respecto a la mala conducta de los empleados, las sanciones y la

responsabilidad institucional.

Debe tenerse en cuenta que la naturaleza de estas fuentes de datos limita el estudio a aquellos casos en el dominio público. Para los

propósitos de responsabilidad esto es deseable, ya que la privacidad es siempre una preocupación. Sin embargo, se ha limitado el

tamaño de la muestra. Esto se aborda en la siguiente sección.

Los parámetros para el conjunto de datos actual

El presente estudio se centra en la identificación de los casos de fraude forense en Estados Unidos. El objetivo era hacer un

conjunto de datos que proporcionaría un tamaño de muestra suficiente, y un grupo suficientemente estrecho de examinadores

forenses como, con el fin de permitir la aplicación significativa de los resultados pertinentes a las preguntas planteadas en la

tesis. A tal fin, se observaron los siguientes parámetros:

173
Calendario y Región

Se ha producido el fraude, o se reveló, en los Estados Unidos dentro de los años 2000 - 2010. Este criterio se estrecha el marco

temporal y la región del estudio a un ámbito relevante en la era post-ADN. limitaciones regionales se impusieron para mantener la

pertinencia de los resultados dentro de los sistemas de justicia similares; los resultados de un estudio internacional no pueden ser

interpretados de forma fiable o aplicarse dentro de las condiciones marco jurídico único de la nación. limitaciones temporales se

establecieron para mantener el estudio relevante para la era post-ADN, donde convicciones y exoneraciones pueden argumentar

que es más fiable dado las herramientas forenses y pruebas disponibles.

En todos los casos, el médico forense, su empleador, y / o el sistema de justicia experimentaron algunas o todas las

consecuencias relacionadas con el fraude dentro de los años 2000 -

2010. Esto significa que los siguientes escenarios son posibles: el fraude se habían comprometido y revelado

durante los años 2000 - 2010; fraude se produjo antes, durante y después reveló, los años 2000 - 2010; o fraude se

comprometió antes y dentro de los años 2000

- 2010, tiempo durante el cual se reveló posteriormente.

Evidencia física

examinadores forenses cometido fraude relacionado con su recolección, conservación, exploración, interpretación y / o

testimonio con respecto a las pruebas físicas. Este criterio excluye a muchos tipos diferentes de examinadores forenses (por

ejemplo, contadores forenses, criminólogos forenses y profesionales de la salud mental forense), y se centra en las ciencias

forenses clásicos asociados con el trabajo de laboratorio del crimen (Turvey y Petherick, 2010). También se excluyen los

casos en que se encuentran los profesionales de justicia criminal no forense de haber participado en las pruebas físicas

fraudes relacionados con ella (por ejemplo, abogados, policías y funcionarios de prisiones).

Decreto externa

174
fraude forense se determinó mediante sentencia o decreto externo a este investigador. Es decir, este investigador no

tuvo parte en evaluar o determinar si el fraude forense realmente ocurrió. Los casos incluidos en la muestra requiere

una sentencia o decreto de fraude impuestas en contra del médico forense en forma de resoluciones judiciales; Las

determinaciones del empleador; y / o declaraciones públicas y confesiones del médico forense.

Los esfuerzos de investigación que utilizan estos parámetros descubrieron 32 laboratorios forenses experimentar crisis importantes en

los Estados Unidos entre los años 2000 y 2010 51. Estos mismos esfuerzos también revelaron 170 examinadores forenses diferentes

acusadas de haber cometido fraude en el curso de su trabajo de casos en diversos grados. De estos 170 examinadores identificados,

70 fueron excluidos, ya que en última instancia cayeron fuera de los parámetros de investigación. Exclusiones se discuten en la

sección siguiente.

El tamaño final de la muestra (n = 100) comprende un número representativo de los examinadores forenses cometer el

fraude dentro de los parámetros del estudio que fueron publicados 52.

De hecho, es razonable deducir que estos casos eran identificables porque se hicieron

51 Vale la pena señalar que ocho grandes laboratorios adicionales de criminalidad en los Estados Unidos han experimentado crisis significativos relacionados

con el fraude, el error y otras conductas indebidas desde el cierre de la recolección de datos en este estudio, durante toda 2011-2012. La mayoría de éstos

siguen experimentando en curso secuelas de: (1) La


Laboratorio del estado de Connecticut del crimen de perdido su acreditación ASCLD-LAB; (2) la Laboratorio del Departamento de Policía de El Paso perdido
su acreditación ASCLD-LAB y fue cerrada; (3) la Departamento de Toxicología de Indiana fue recreado e hizo una agencia estatal independiente; (4) la Laboratorio
de Policía del Condado de Nassau Crime fue cerrada; (5) la Laboratorio del Departamento de Policía de St. Louis está involucrado en una demanda
denunciante posterior al disparo de un químico mucho tiempo para informar de los errores de los compañeros de trabajo; (6) la Laboratorio de
Investigación Criminal del Ejército de EE.UU. continúa sufriendo problemas actuales de gestión y acusaciones internas de racismo, los prejuicios, el
acoso sexual, el error y el fraude - que implican más recientemente, un experto en caligrafía, Allen Southmayd, que malversó casi $ 70,000.00 para
financiar una adicción al juego (que fue detenido y condenado por su crímenes); (7) la Laboratorio del estado de Idaho del crimen de en Pocatello está
actualmente envuelto en un escándalo que involucra a los examinadores forenses se esconden drogas no autorizadas y las pruebas de drogas de los
auditores en múltiples ocasiones - causando una revisión de casi 1.000 casos y la renuncia de tres examinadores forenses; y finalmente, (8) el Laboratorio
del Departamento de Salud Pública de drogas en Jamaica Plain,

Massachusetts fue cerrado debido a la falta de supervisión en la sección de control de calidad, donde se encontró criminalista- Annie Dookhan
haber cometido fraude forense durante un período de nueve años, efectuando más de 30.000 casos (como de este escrito, y en relación
directa a este escándalo, criminalista Annie Dookhan se ha disparado, detenido y acusado penalmente; Linda han, el director de la Oficina de
Ciencias de laboratorio ha renunciado; Julie Nassif, el director de la División de Química analítica, fue despedido, y comisionado del
Departamento de Salud Pública John Auerbach ha renunciado).

52 los esfuerzos de recopilación de datos cerrados cuando 100 examinadores habían sido identificados como haber cometido fraude forense, por lo tanto el
número redondo. Debe tenerse en cuenta que habría sido difícil encontrar muchísimo más fraudulenta que se ajusten a los parámetros del estudio, dadas las
limitaciones en la recopilación de datos ya descritos. Como se mencionó, estos esfuerzos también identificaron 70 examinadores que caían fuera de los
parámetros actuales.

175
público. Una buena analogía sería imaginar que todos los casos de fraude forense son como un volumen desconocido de agua

hervida en una olla sobre un fuego - una olla que no se nos permite abrir. Cuando la olla hierve, podemos observar un volumen

de agua que se libera como líquido o gas. Lo que se observa también puede ser muestreado y medido utilizando diversos

instrumentos. La medida del agua restante en el bote es desconocida. Cuando la olla hierve con respecto a los incidentes de

fraude forense que se derraman en el dominio público, podemos observar y estudiar los casos con cierta expectativa de que

son representativos de lo que queda invisible. Esta realidad limita implicaciones de este estudio de casos conocidos, y nos

obliga a reconocer que las características de los casos no declarada y no descubiertas, que podrían ser muchos, siguen

siendo desconocidos. Sin embargo, esta limitación es cierto para cualquier estudio que involucró a cualquier comportamiento

criminal: los casos sólo lo conocido y reportados pueden ser muestreados para su examen. En consecuencia, esto no es un

argumento legítimo para evitar el estudio de la delincuencia, solamente una limitación.

Casos excluidos

En las primeras etapas de la concepción, esta tesis tenía parámetros más amplios, incluyendo el estudio de los

examinadores forenses que participan en el fraude en las principales disciplinas forenses (por ejemplo, contabilidad

forense, perfiles criminales, y la psicología forense). Sin embargo, pronto se entiende que este enfoque no es apropiado

teniendo en cuenta las cuestiones de interés estrechas en la tesis. Esto es en parte debido a las limitaciones profesionales

diferentes en todas las disciplinas forenses, diferentes estándares profesionales, y porque habría sido excesivamente

algunas disciplinas forenses 53. En consecuencia, los parámetros de este estudio fueron atenuados como se describe en la

sección anterior.

53 Por ejemplo, a diferencia de los científicos forenses que trabaja con pruebas físicas, profesionales de la salud mental forense (por
ejemplo, psicólogos, psiquiatras y consejeros) están autorizadas y reguladas por las juntas estatales en las jurisdicciones en las
que trabajan. Algunos estados individuales mantienen registros públicos abiertos con respecto a aquellos profesionales que han
perdido su licencia, a menudo con una explicación detallada de por qué. En el caso de los profesionales de la salud mental
forense, una búsqueda rápida de bases de datos de la licencia del estado disponibles revela numerosos casos de fraude
relacionados con la facturación (por ejemplo, los exámenes o evaluaciones que no tienen lugar) y la fabricación de los resultados
relacionados con las evaluaciones forenses inexistentes.

176
En última instancia, se excluyeron los datos de 70 examinadores acusadas de haber cometido fraude forense identificado en las

etapas iniciales de la investigación. Esto se debe a examen en profundidad de las fuentes de datos fiables reveló un criterio de

exclusión en relación con el examinador. Ninguno de estos casos involucró múltiples criterios de exclusión. Las exclusiones se

desglosan de la siguiente manera:

Pre-2000 y después de 2010

25 examinadores forenses cometido fraude forense que fue descubierto y desecharse antes del año 2000. Por

lo tanto, estos casos caen fuera de los parámetros temporales establecidos para el presente estudio.

Internacional

25 examinadores forenses cometido fraude forense en los sistemas de justicia fuera de los Estados Unidos (por ejemplo,

Inglaterra, Canadá, Australia, Barbados, Israel y la India). Por lo tanto, estos casos están fuera de los parámetros regionales

establecidas para el presente estudio.

Otros profesionales forenses

14 examinadores forenses cometido fraude mientras se trabaja en profesiones forenses no relacionadas con la

conservación, el examen, la interpretación y / o testimonio con respecto a las pruebas físicas. Esto incluye las

siguientes profesiones: salud mental forense (6); perfiles criminales (5) 54; contabilidad forense (2); y sociología forense

(1). Por lo tanto, estos casos están fuera de los parámetros de trabajo establecidos para el presente estudio.

acusaciones no probadas

6 examinadores forenses fueron acusados ​de haber cometido fraude forense, pero esas acusaciones no habían sido

suficientemente investigados o que no sometan a examen oficial.

54 Los parámetros de este estudio requieren este investigador excluir cinco expertos policiales describen a sí mismos en general, ya que los analistas del
comportamiento (también conocido como perfiladores criminales), tres de los cuales fueron empleados por, o afiliados, el FBI. Tres de estos cinco
falsificado sus credenciales en hojas de vida profesional y su posterior testimonio de un experto; uno de ellos falsamente testificó a examinar la evidencia
de que no tenía; un cargo público renunció en medio de acusaciones de irregularidades; y ninguno ha sido sancionado por cualquier autoridad,
incluyendo aquellos que son miembros activos de la Academia Americana de Ciencias Forenses (AAFS). Ver: Drake v. Portuondo, ( 2006) y Turvey (2011)
para la discusión con respecto a la mayoría de estos examinadores forenses.

177
Resoluciones incluyen: acusaron pero todavía bajo investigación (2); del juicio y absuelto (1); acusado y expulsado

de una organización profesional, pero más tarde restablecido y se deja que renunciar (1); detenido junto con los

cargos más tarde se redujo (1); y la admisión al error, pero no fraude, sin investigación de seguimiento (1). Bajo las

circunstancias descritas, estos casos caen fuera del parámetro “decreto” establecido para el presente estudio.

Los siguientes ejemplos de casos son representativos de los que fueron excluidos del presente estudio:

Howard B. Ollick, toxicólogo forense examinador

forense independiente

Howard B. Ollick ofreció sus servicios como toxicólogo forense en la práctica privada. Sin embargo,

finalmente fue revelada por el abogado contrario (un fiscal) que su hoja de vida contenía información

falsa y engañosa - incluyendo un doctorado falso. Según Fitzgerald (1998a):

[Fiscal, Tony] Loe notó una discrepancia entre dos de hojas de vida de Ollick. En uno, Ollick escribió que tenía una

licenciatura en ciencias de la escuela de educación en la Universidad del Estado de Ohio; en el otro, que era una

Licenciatura en Artes de la escuela de administración de empresas en el estado de Ohio.

... Ollick también afirmó que se había ganado un doctorado en química orgánica de la FAU en 1973, pero la universidad no

ofrece ese grado. De hecho, el registrador de la FAU encuentra ningún registro de su asistencia a la universidad o recibir un

título allí.

En realidad, el Sr. Ollick no era un experto en toxicología forense, sino que era un técnico de laboratorio

con licencia del Departamento de Salud de Florida. El Sr. Ollick fue juzgado y encontrado culpable de

falsificar sus credenciales y falsificar su educación. Fue condenado a prisión por 3 años (Fitzgerald,

1998b).

178
Este caso se refiere a un examinador forense falsificar sus credenciales en relación tanto con pruebas de

examen y el testimonio de expertos en cuanto a la interpretación de las pruebas físicas. Sin embargo, sus actos

de fraude se cometieron, revelaron, y tratados antes de 2000, poniéndolos fuera del alcance del presente estudio.

En consecuencia, los años de fraude credencial del señor Ollick través de cientos de casos se excluyen del

presente conjunto de datos.

Diploma de Fraude de la Patrulla

Estatal de Washington

En marzo de 2008, Dixie E. Randock, de 59 años, Steven K. Randock Sr., de 67 años, y su hija, Heidi K. Lorhan,

39 de Spokane, Washington se declaró culpable de conspiración para cometer fraude electrónico y el correo. Se

admitió a crear conjuntamente una cadena de al menos 127 instituciones educativas de ficción fuera de su casa.

Durante un período de diez años que vendieron más de 8000 credenciales falsas para “estudiantes” de todo el

mundo a partir de cualquiera de sus fábricas de diplomas con nombres tales como “Regis Universidad Santo” y

“Universidad Robertstown”. Como se detalla en Morlin (2008):

Al menos 300 de los compradores trabajó para el gobierno federal, incluso en puestos en el Departamento de

Justicia, el Departamento de Estado, diversas ramas militares e incluso la Casa Blanca, se ha descrito en las

vistas judiciales anteriores.

La persecución penal anunciada públicamente sólo de un comprador implica un ex supervisor de agente judicial

estadounidense que trabajaba en Spokane y compró un grado de Saint Regis. Se declaró culpable de mentir en una

solicitud de promoción y espera su sentencia.

Los descubrimientos en este caso conducen a una auditoría de las bases de la Patrulla Estatal de Washington (WSP),

para verificar si hay fraude con respecto a las reclamaciones de logro académico en la educación superior. Al igual

que muchas agencias de la ley, el WSP

179
ofrece promociones y aumentos de sueldo basa en parte en los logros educativos. Como resultado de la auditoría,

nueve agentes WSP se colocaron en ausencia bajo acusaciones de fraude por haber comprado diplomas falsificados

con el fin de obtener una recompensa mayor e inevitablemente mejorar sala testimonio (Sullivan, 2008) 55. En última

instancia, ninguno de esos oficiales fueron acusados ​de crímenes o terminado - a diferencia de la US Marshal descrito

anteriormente.

Este incidente involucró a varias instancias de fraude credencial de multiples agentes del orden durante el

plazo establecido para el presente estudio. Sin embargo, estos agentes no han sido asignadas principalmente

como personal forense y el fraude no implican o afectan examen de las pruebas físicas. En consecuencia,

estos casos fueron excluidos del presente conjunto de datos.

Miguel Rivera, Departamento de Policía de Los Angeles

Examiner impresión latente (LAPD)

División de Investigación Científica, Unidad de impresión latente (LPU)

Durante 2007-2008, LPU del LAPD estaba involucrado en un escándalo de huellas dactilares identificación errónea

que resulta en múltiples casos volcados, la terminación de un examinador, la suspensión de los otros tres, y la

sustitución de dos supervisores (Rubin y Winton, 2008; Winton, 2009) 56. La investigación posterior de la LPU por la

División de Auditoría de la policía de Los Ángeles reveló que “las identificaciones erróneas plantean e inmediata y

extensa de riesgos, responsabilidad, y la exposición al departamento”; “Los procesos de garantía de calidad son

insuficientes y requieren

55 Las fábricas de diplomas se dirigen habitualmente empleados públicos, especialmente los de aplicación de la ley, ofreciendo créditos clase de
experiencia de vida. Es bien conocido en la comunidad de aplicación de la ley que la presentación de este tipo de diploma de la universidad como
evidencia de haber completado el requisito de la educación superior es equivalente a fraude. Sin embargo, la práctica está tan extendida dentro de los
rangos más altos que a menudo no se investiga o sin castigo.

56 Unidad de impresión latente del LAPD emplea a casi 80 examinadores civiles (Rubin y Winton, 2008).

180
mejora inmediata”; y que “la moral y el profesionalismo de la LPU y el personal LPU necesitan mejoras para

apoyar y entorno de trabajo eficaz” (LAPD, 2008; p.5-7). Una investigación posterior reveló “que los errores

fueron en parte el resultado del ser de la unidad estropeada por la formación inadecuada, instalaciones

anticuadas, mala supervisión, manejo descuidado de las pruebas y otros déficits” (Winton, 2009). Aunque la

policía de Los Ángeles era claramente responsable de crear un ambiente donde imprudentemente los

mandatos de la buena ciencia fueron ignoradas en gran medida, no había evidencia clara de fraude

examinador - solamente sistémica incompetencia, ineptitud, y la apatía.

En 2009, Miguel Rivera, uno de los de más alto rango examinadores de huellas latentes de la policía de Los Ángeles, y un

supervisor de la Unidad, fue acusado de asalto sexual (Rubin y Winton, 2009). Este caso se refiere a la actividad criminal

por un médico forense durante el plazo establecido para la presente investigación. Sin embargo, sus crímenes no eran

conocidos por estar relacionados con su trabajo como examinador de huellas latentes y no se conoce la participación de los

actos que se ajustan a la definición de fraude forense.

En consecuencia, dada la ausencia de casos específicos de fraude forense en cualquiera de estos escándalos

relacionados (solamente la ignorancia, incompetencia, y la criminalidad), los datos de estos casos fueron excluidos

correctamente desde el presente estudio.

Larry Stewart, científico forense del Servicio Secreto

Servicios de Laboratorio Forense

En 2004, Martha Stewart fue llevado a juicio por conspiración, obstrucción y hacer declaraciones falsas en

relación con la venta ilegal de algunas de las acciones. Ella fue declarado culpable de múltiples cargos. Larry

Stewart (sin relación con Martha), un científico forense con el Laboratorio de Servicios Forenses del Servicio

Secreto, y un testigo de cargo

181
contra Martha Stewart, fue acusado de múltiples cargos de perjurio relacionados con su testimonio de

expertos sobre el análisis de la tinta que se había realizado (Smilon, Hadad, y Gaffney, 2004). Él fue

llevado a juicio y finalmente absuelto de esos cargos (McClam, 2004).

Este caso se refiere a un examinador forense acusado de falso testimonio en relación con su examen de las

pruebas físicas, y llevado a juicio por perjurio, durante el intervalo de tiempo de interés en el presente estudio. Sin

embargo, un jurado federal lo absolvió en el juicio; las acusaciones penales en su contra eran en última instancia,

no probada. En consecuencia, y de un exceso de precaución, este examinador forense fue excluido del presente

conjunto de datos.

Kevin Reed, Armas y Departamento de Policía de herramientas Marcas

examinador Detroit, Servicios de Laboratorio Forense

oficial de policía Kevin Reed fue el coautor de “un informe sobre las pruebas de armas de fuego en el caso de que en

última instancia llevó al cierre del laboratorio del crimen del departamento” (Schmitt,

2009). Un empleado del laboratorio del crimen, el Sr. Reed dio testimonios contradictorios con respecto a las pruebas que

se supone que han sido ejecutarse en múltiples casquillos de bala antes de que una podía alcanzar una conclusión en

cuanto a su origen. Como se informó en Schmitt (2009):

En un momento dado, Reed dijo que ayudó a trabajar en 6 Un informe de junio del 2007, informe de su colega Oficial Tenisha

Bridgewater. El informe encontró que todas las carcasas procedían de la misma arma en los 27 de mayo de 2007 los homicidios de los

habitantes de Detroit DeAngelo Savage, de 33 años, y Tommy Haney, 38. Eso fue más tarde encontraron inexacta.

Una auditoría del laboratorio del Departamento de Policía de Detroit por la Policía del Estado de Michigan encontró que

el 10% de los exámenes de armas de fuego contenía “errores significativos” (MSP, 2008; p.3), así como el 42% de la

tasa de incumplimiento de laboratorio

182
normas de la práctica (muy por debajo de la exigencia de cumplimiento del 100%). Se determinó también que el costo

de una tasa de error de laboratorio 10% no era sólo es inaceptable, sino que tuvo un grave impacto en el sistema de

justicia (p.3):

En total, esto equivale a aproximadamente el 10% de los casos de armas de fuego terminados que tienen errores significativos. En

promedio, la unidad de armas de fuego DPD análisis de 1.800 casos por año. Si esta tasa de error del 10% se mantiene, el impacto

negativo en el sistema judicial sería importante, con una fuerte probabilidad de condenas erróneas y una preocupación válida sobre

numerosas apelaciones.

oficiales de alto rango estuvieron de acuerdo en que el laboratorio del Departamento de Policía de Detroit sufrió de

“numerosos errores cometidos por varios examinadores”, y que los errores encontrados en el laboratorio eran “indicativo de

un problema sistémico” (Patton, 2008). En consecuencia, el Departamento de Policía de Detroit cerró la totalidad de su

laboratorio del crimen y lo había condenado.

Mientras que los empleados y supervisores del laboratorio cerradas afirmaron que la evidencia física había sido

debidamente asegurados y enviados a otro lugar para su análisis o almacenamiento, la realidad era diferente. Un esfuerzo

de investigación realizado por los periodistas locales reveló (Neavling, Ashenfelter y Damron, 2011): “Miles de rondas de

munición real, kits de pruebas selladas y archivos de casos - algunos contienen números de la Seguridad Social de violación

y agresión víctimas - yacían en medio de los escombros en un laboratorio de criminalística abandonada por la policía de

Detroit hace dos años “. con el tiempo, la policía de Detroit admitió que esto era cierto y se dice que fue a trabajar para

remediar la situación.

Este caso se refiere a al menos un médico forense que dio testimonio inconsistentes en una pista de

asesinato múltiple. Sin embargo, no está claro en los archivos si ese testimonio fue el resultado de la

incompetencia o engaño intencional. A medida que el fraude forense no fue establecido con certeza, y no hay

evidencia de sanción o despido, este examinador forense fue excluido del presente conjunto de datos.

183
El presente estudio también excluye los casos en que se encuentran las fuerzas del orden en la evidencia forense no

relacionados tener en participado en un fraude relacionado con la evidencia física. Los casos típicos encontrados por este

investigador incluidos agentes de policía o funcionarios de la cárcel el robo de efectivo / drogas, manipulación de pruebas

físicas, y la plantación de evidencia física 57. Estos casos no implican examinadores forenses, y por lo tanto no cumple con el

umbral inicial para la viabilidad potencial. Asimismo, no se cuentan como parte de los originales 170 casos identificados

potencialmente viables.

Los únicos agentes de policía incluidos en el presente conjunto de datos fueron los empleados por o afiliada a un laboratorio forense

aplicación de la ley, y aquellos cuyas funciones primarias estaban relacionadas con la recolección, preservación, y la prueba de las

pruebas forenses. Esto incluye los técnicos en la evidencia y investigadores de la escena del crimen. Estos profesionales, con

diferentes niveles de la educación científica, tienen una amplia gama de responsabilidades forenses relacionados con el tratamiento

y pruebas de campo de presunción de evidencia física. En muchos casos, están llamados a testificar en la corte y ofrecen lo que

sólo puede ser descrito como testimonio científico de expertos con respecto a cómo se recoge la evidencia física, conserva, y se

examina. Esto a menudo se da como un preludio al testimonio de opinión con respecto a los resultados de las pruebas de campo

presuntivos para fármacos o evidencia biológica.

Las variables y los resultados de frecuencia

Variables se extrajeron de la muestra final (n = 100) y se asignan a una de cuatro categorías: empleado, empleador,

pruebas, y impacto.

Las variables de los empleados

57 En los últimos años, ha habido un flujo constante de grandes escándalos policiales que involucran conspiraciones por varios miembros de las diferentes
unidades de la policía a “escama”, o una planta, pruebas de drogas a los sospechosos inocentes de incentivos financieros, incluyendo los departamentos
en Brooklyn (Yaniv, 2011) ; Dallas (Emily, 2009); Oakland, (Lee, 2009); y St. Louis (Patrick, 2009).

184
variables de los empleados se componen de rasgos específicos para el examinador forense. Esto incluye la educación examinador,

descripción general de trabajo, el estado de supervisión, la historia de un fraude, la historia de la criminalidad, la historia de la

adicción, y su enfoque general de fraude.

educación examinador se dividió en cuatro categorías ponderadas, de los que tienen educación superior cero a aquellos

con una formación en ciencias de nivel graduado (MS o doctorado). Resultados de frecuencia para esta variable son los

siguientes: ED0 58: n = 36; ED1 59: n = 12; ED2 60:

n = 26; y ED3 61: n = 26. Véase gráfico 8.1 - “Examinador de Ciencias de la Educación”.

La categoría de educación individual más grande está compuesto de esos examinadores forenses sin educación superior formal

de cualquier tipo (ED0; 36%). Sin embargo, si combinamos los examinadores forenses que llevan a cabo una educación

universitaria en las ciencias (ED2, el 26%) con los titulares de una educación de postgrado en las ciencias (ED3; 26%), esto se

convierte en el grupo mayoritario por un estrecho margen (n = 52 , o 52%). Más importante, sin embargo, es que si comparamos

todos los examinadores forenses que llevan a cabo sin estudios superiores científicos (ED0

+ ED1 = 48%) con todos los examinadores forenses que hacer (ED2 + ED3 = 52%), la

58 Cero educación universitaria.

59 la educación universitaria, no ciencia.

60 la educación universitaria, la ciencia orientada.

61 la educación de posgrado, la ciencia orientada.

185
representación de todos, pero se nivela. Esto empieza a sugerir que la educación superior en las ciencias, por sí mismo,

no puede ser una variable significativa en relación con el fraude forense en general 62.

examinadores forenses fueron asignados a uno solo de cinco descripciones generales de trabajo: criminalista laboratorio ( JLAB); El

técnico ( JTEC); examinador aplicación de la ley ( JLex); examinador medicolegal ( JMED); y evidencia digital examinador ( JDIG).

Entonces también se clasificaron en cuanto a su el estado de supervisión ( JSUP), con la idea de que los supervisores podrían tener

más acceso, la privacidad y por lo tanto las oportunidades para cometer fraude. Resultados de frecuencia para las variables

Descripción de trabajo son las siguientes: JLAB 63: n = 53; JMED 64: n = 23; JTEC sesenta y cinco: n = 15; JLex 66: n = 7; JDIG 67: n = 2; y JSUP 68:

n = 56. Véase gráfico 8.2 - “Descripción Examinador de empleo” para el detalle excluyendo la variable JSUP.

El mayor categoría individual por la descripción del trabajo está compuesto por aquellos examinadores forenses que trabajan en

un laboratorio del crimen de algún tipo (J-Lab; 53%). Esto es seguido de lejos por los examinadores forenses que trabajan en las

profesiones médico-legales (J-MED; 23%). Esos examinadores forenses que trabajan directamente para las agencias de

aplicación de la ley y que no están asociados con un laboratorio del crimen (J-TEC y J-LEX) podrían combinarse para hacer un

solo grupo. Sin embargo, todavía se clasificarían lo mismo con respecto a la frecuencia global. los

62 Para la discusión, véase el Capítulo 9: Análisis multivariado: Resultados y Discusión.

63 criminalistas de laboratorio.

64 Los patólogos forenses, médicos forenses, enfermeras forenses e investigadores de muerte médico-legales.

sesenta y cinco técnicos de la policía con la recopilación de pruebas, conservación, pruebas y obligaciones de información (por ejemplo, técnicos de la escena del

crimen y técnicos evidencia).

66 Los agentes de policía o empleados, no afiliado con una unidad de laboratorio del crimen o la escena del crimen, que han llegado a confiar en ellos como

expertos en el examen de pruebas y / o interpretación (por ejemplo, los oficiales de incendio premeditado o caninos detectores de drogas, oficiales de

narcóticos, y algunos expertos manchas de sangre de la policía ).

67 Los expertos en la interpretación de las pruebas digitales, incluyendo discos duros de ordenador y los archivos digitales relacionados.

68 Examinadores actuando en calidad de supervisor, ya sea como director de la unidad o Gerente de Laboratorio de algún tipo.

186
categoría más pequeña, por un amplio margen, se compone de los examinadores que trabajan con evidencia digital

(J-DIG: 2%).

Mientras pura frecuencia sugiere que el ser un supervisor puede no ser una variable significativa, por sí mismo, en

relación con el fraude forense (JSUP; 53%), es difícil especular sobre el significado potencial de las otras variables

descripción del trabajo. Podrían ser una función de la relación del personal de laboratorio del crimen a tiempo

completo a otras posiciones a tiempo completo que se encuentran entre otros empleadores. También podrían ser

una función de la rendición de cuentas culturales, lo que sugiere que el fraude forense se identifica más fácilmente

en los laboratorios del crimen debido a la naturaleza científica del trabajo, transparencia de los procedimientos, y

una mayor frecuencia de las auditorías. Como se discutió en capítulos anteriores, la cultura aplicación de la ley es

más cerrado y confidencial, y punitivo hacia los que hablan, exigiendo la lealtad sobre la honestidad. Cualquiera que

sea el caso, la correlación con las pruebas, empleador, 69.

Antes de evaluar la historia forense, se determinó si el fraude forense en cuestión representaba un incidente aislado

o si era parte de un patrón continuo de comportamiento fraudulento. sólo se encontraron 18 examinadores de estar

involucrados en incidentes aislados de fraude. Es decir, el 82% del fraude forense en este estudio se determinó que

era parte de

69 Para la discusión, véase el Capítulo 9: Análisis multivariado: Resultados y Discusión.

187
un patrón continuo de fraude por parte del examinador, a menudo con múltiples examinadores, antes de su descubrimiento. Se

trata de un hallazgo importante dado que, como se verá en los capítulos anteriores, el fraude forense es habitualmente un suceso

aislado que puede ser atribuido a “manzanas podridas”. Esto se explica en el Capítulo 10: Conclusiones, en el contexto de otros

hallazgos relacionados.

examinadores forenses se evaluaron para una una conocida historial de adicción ( ADDX), una historia de fraude ( FRDX), una historia

de otras condenas penales ( CRMX). Resultados de frecuencias para las variables de la historia examinador son los siguientes:

ADDX: n = 23; FRDX: n = 21; y CRMX: n = 17. Algunos examinadores cayeron en más de una categoría. Véase gráfico 8.3 -

“Historia examinador”.

La frecuencia con la que ocurren estas variables, por separado y en conjunto, sugieren que pueden ser significativos en

relación con el fraude forense - y también puede hacer alusión a las medidas preventivas directas 70.

Adaptado de, y consistentes con, las tipologías previstas en Babbage (1830), NAS (2002), ORI (2009b), y Turvey

(2003), examinadores forenses fueron transversal clasifican como teniendo

70 Para la discusión, véase el Capítulo 9: Análisis multivariado: Resultados y Discusión.

188
utiliza uno o más de los tres enfoques generales para cometer fraude, denominado:

simuladores 71, simuladamente 72, y Pseudoexperts 73.

simuladores son aquellos examinadores que manipulan físicamente evidencia física o de las pruebas forenses relacionada.

Esto significa que dichos productos fabricar, manipular o destruir pruebas. Como su nombre indica, están tratando de crear la

apariencia de que algo sucedió cuando no lo hizo, o crear la apariencia de que no pasó nada en absoluto cuando en realidad

lo hizo. Este enfoque al fraude también describe los examinadores que participan en la supresión de la evidencia mediante la

ocultación de su existencia (por ejemplo, esconderlo en un cajón del escritorio, ocultarlo en el estante de pruebas, y eliminar

del registro de pruebas).

simuladamente son aquellos que exageran los examinadores, embellecen, mentira sobre, o cualquier otra forma falsificar los

resultados. No están manipulando la evidencia, simplemente no están diciendo la verdad sobre ella. simuladamente existir en un

continuo que va desde aquellos que mentir abiertamente sobre el significado de los resultados de exámenes a los que se presentan

intencionadamente una visión sesgada o incompleta.

Pseudoexperts son aquellos examinadores que fabrican o falsificar sus credenciales. También se les conoce como

falsificaciones, farsantes, charlatanes y embaucadores. Existen Pseudoexperts en un continuo de gravedad, así, de

aquellos con credenciales válidas que falsifican una credencial o una afiliación, a los que no tienen credenciales válidas

en todo.

resultados de frecuencia para las variables de tipo de fraude examinador son los siguientes: Simuladores (SIM): n = 90;

Disimuladores (DIS): n = 57; y Pseudoexperts (PSE): n = 27. Véase gráfico 8.4 - “Enfoque Examinador de Fraude”.

71 También se conoce como la forja ( Babbage, 1830) o fabricación ( ORI, 2009b).

72 También se conoce como guarnición y cocción ( Babbage, 183), o falsificación ( ORI, 2009b).

73 También se conoce como falsificación de credenciales ( ORI, 2009b)

189
La frecuencia de estas variables evidencia de que los simuladores son los más comunes (90%), lo que demuestra que este es el

método más frecuentemente utilizado por los examinadores forenses fraudulentas. Pseudoexperts son los menos comunes, y aún

así proporcionalmente elevada (27%), lo que demuestra que este enfoque se encuentra en más de un cuarto de todos los casos de

fraude forense. Teniendo en cuenta esta distribución de frecuencias, es evidente que estas variables pueden ser significativos en

relación con el fraude forense cuando se correlacionan con otras pruebas, empleador y variables de impacto. Correlación con

empleado, empleador y variables de impacto es necesario antes de interpretaciones más confiables se pueden hacer 74.

Variables del empleador

las variables del empleador se componen de rasgos específicos a los organismos e instituciones, donde los examinadores

fraudulentas en este estudio trabajaron. Esto incluye la independencia empleador del cumplimiento de la ley, la acreditación de

laboratorio, y la participación de una auditoría.

Los empleadores se dividieron en cuatro categorías ponderadas en relación con su independencia de aplicación de la ley: laboratorios

forenses dentro de las fuerzas del orden (ELAW); laboratorios forenses pública dentro de los organismos gubernamentales (EPUB);

laboratorios forenses privada (EPLI); y auto-

74 Para la discusión, véase el Capítulo 9: Análisis multivariado: Resultados y Discusión.

190
examinadores ocupados (EIE). resultados de frecuencia de estas variables son las siguientes: ELAW: 76; EPUB: 5; EPLI:

9; y EIE: 8. Véase Gráfico 8.5 - “empleadores”.

La frecuencia de estas variables evidencia de que los laboratorios forenses dentro de las fuerzas del orden representan el más grande

de todos los grupos de empleadores (ELAW: 78%). Como la mayoría de los laboratorios forenses son financiados públicamente (ya sea

como parte del cumplimiento de la ley o alguna otra agencia gubernamental), esto podría no ser del todo inesperado. Sin embargo, la

baja frecuencia de otros laboratorios forenses correlacionada con fondos públicos inicialmente con el fraude en la presente muestra

(5%) sugiere que los laboratorios forenses que operan dentro de las fuerzas del orden podrían estar asociadas con un determinado tipo

de fraude. Esto a su vez podría sugerir que la independencia patrón de aplicación de la ley puede tener una relación significativa con el

fraude forense, cuando se correlaciona con otras pruebas, empleador y variables de impacto 75.

Los empleadores se evaluaron con respecto a si eran autorizado. La agencia de acreditación primario asociado con los

laboratorios de ciencia forense es la Sociedad Americana de Directores de Laboratorio Criminal (ASCLD). De los

empleadores en el presente estudio, el 45% (n = 45)

75 Para la discusión, véase el Capítulo 9: Análisis multivariado: Resultados y Discusión.

191
fueron acreditados por ASCLD. No hay empleadores fueron acreditados por cualquier otra agencia. Esta distribución de

frecuencia algo incluso sugiere que la acreditación no puede tener una relación significativa con el fraude forense - sin

embargo esta inferencia preliminar en última instancia resulta inexacta a la luz de los resultados de regresión multivariante

jerárquicas 76.

Los patrones fueron finalmente evaluados con respecto a si descubrieron el examinador fraudulenta durante una investigación

interna o auditoría. De los empleadores en el presente estudio, el 54% (n = 54)) descubrió el examinador fraudulento

durante una investigación interna o

auditoría. Esta distribución de frecuencias relativamente incluso sugiere que el potencial de las investigaciones internas y

auditorías no puede tener una relación significativa con el fraude forense - sin embargo, de nuevo, esta inferencia preliminar en

última instancia resulta inexacta a la luz de los resultados de regresión multivariante jerárquicas 77.

Variables en la evidencia

variables de la evidencia se componen los diferentes tipos de evidencia física que los examinadores forenses cometido

fraude en relación con. Estos tipos pruebas incluían ADN (DNAEV); evidencia biológica distinta de ADN (BIOEV); dinero

(CASHEV); cadena de custodia (CHNEV); los pesos de drogas o cantidades (DRG1EV); resultados de las pruebas de

drogas (DRG2EV); la educación, la formación y la experiencia (EDEXEV); pruebas de huellas dactilares (FNGEV); y armas

de fuego y las pruebas balísticas (Balev). En algunos casos, los examinadores forenses cometido fraude en relación con

más de un tipo de pruebas. resultados de frecuencia para estas variables son los siguientes: CHNEV: n = 59; EDEXEV: n =

30; BIOEV: n = 28; DRG1EV: n = 24; DRG2EV: n = 17; DNAEV: n = 9; CASHEV: n = 8; Balev: n = 5; y FNGEV: n = 4. Véase

gráfico 8.6 - “Frecuencia de Fraude por tipo de evidencia”.

76 Para la discusión, véase el Capítulo 9: Análisis multivariado: Resultados y Discusión.

77 Para la discusión, véase el Capítulo 9: Análisis multivariado: Resultados y Discusión.

192
Las frecuencias de estas variables demuestran que la cadena de custodia es la forma más común de pruebas afectados por

examinadores fraudulentos (CHNEV; 59%). Esto fue seguido de un segundo distante por examinadores forenses que mentido

sobre sus credenciales (30%). Las armas de fuego / pruebas balísticas (Balev; 5%) y pruebas de huellas dactilares (FNGEV;

4%) fueron los menos probable que esté asociado con el fraude forense.

La frecuencia de estas variables pruebas son consistentes con la cadena de custodia de ser necesariamente asociado

con al menos un otro medio de prueba, haciendo que sea más recurrente que otros. Las otras formas de pruebas

generalmente se distribuyen de una manera tal como para sugerir que algunos también pueden tener una relación algo

significativo al fraude forense. Correlación con empleado, empleador y variables de impacto es necesario antes de

interpretaciones más confiables se pueden hacer 78.

Las variables de impacto

variables de impacto se componen de consecuencias para los empleados, empleadores, ya los casos que han entrado en el

sistema de justicia.

Rasgos asociados con la gravedad de consecuencias para los examinadores forenses fueron divididos en categorías

ponderadas para el análisis. Estos incluyen, en orden de gravedad,

78 Para la discusión, véase el Capítulo 9: Análisis multivariado: Resultados y Discusión.

193
examinadores que fueron promovidas (RPM); retenido sin consecuencia o cambio (RET); transferido a otro departamento

(TRAN); alentado a renunciar (RES); terminado (TERM); celebrada civilmente responsable en una demanda (CIVL);

condenado de un crimen (CONV); y los que se suicidaron (SUIC). resultados de frecuencia para estas variables son los

siguientes: PROM: n = 1; RET: n = 37; TRAN: n = 6; RES: n = 32; PLAZO: n = 38; CIVL: n = 15; CONV: n = 48; y SUIC: n

= 2. Véase gráfico 8.7 - “Consecuencias examinador”. Tenga en cuenta que algunos examinadores sufrieron múltiples

consecuencias (por ejemplo, se conserva y responsable civilmente; renunció y responsable civilmente; renunció y

condenado, y termina y condenado).

Las frecuencias de estas variables comienzan a sugerir que ser declarado culpable de un delito, así como de haber cometido

fraude forense no es, por sí misma, un factor significativamente correlacionados: es casi tan probable que ocurra que no

(CONV; 48%). Otras variables de pruebas diferentes niveles de importancia. Correlación con empleado, empleador, y las

variables de la evidencia es necesaria antes de interpretaciones más confiables se pueden hacer 79.

consecuencias del empleador se evaluaron considerando el número de casos de cada uno estaba obligado a revisar (REV) y el

número de laboratorios en última instancia cerrado con posterioridad a la

79 Para la discusión, véase el Capítulo 9: Análisis multivariado: Resultados y Discusión.

194
descubrimiento de fraudes (CIERRE - en algunos casos, el cierre era temporal). Consecuencias para el sistema de justicia

en general se evaluaron teniendo en cuenta, además, el número de casos que han sido revocadas hasta la fecha como

consecuencia directa del fraude (OVER). resultados de frecuencia de estas variables son las siguientes: REV: 42.042;

OVER: 5443; Y cierra: 9.

La frecuencia de estas variables evidencia de un impacto significativo con respecto a los gastos necesarios relacionados con la

revisión de casos y la contratación / capacitación de nuevos empleados que incurren los empleadores; y un impacto significativo

en el costo financiero y la credibilidad del sistema de justicia en relación con los casos que deben ser revocadas y tal vez incluso

a intentar. A medida que el gasto real incurrido para cada caso sea revisado, volcada, y vuelve a intentar varía ampliamente

entre los organismos y jurisdicciones, junto con los costos variables relacionados con cierres de laboratorio y la externalización

de examen pruebas, no es posible estimar el impacto total de manifiesto en este estudio en dólares reales. Esto es no decir

nada de los costos financieros relacionados con el litigio civil condenas erróneas y la responsabilidad que generalmente se

incurre como resultado - que puede dar lugar a juicios civiles que promedian alrededor de medio millón de dólares por cada caso

o más (Bernhard, 2004; sin incluir honorarios legales y el costo promedio de $ 25,000.00 por año a bordo de un preso). Este

problema requeriría estudio separado, pero es seguro para inferir que el costo real en dólares y la credibilidad sería

considerable.

Resumen

Los esfuerzos de investigación que se describen en este capítulo revelaron 170 examinadores forenses diferentes acusadas de

haber cometido fraude en el curso de su trabajo de casos en diversos grados. De estos 170 examinadores forenses, se

excluyeron los datos de los 70, ya que en última instancia cayeron fuera de los parámetros de investigación. Variables se

extrajeron de la muestra final (n = 100), y se asignan a una de cuatro categorías: empleado, empleador, pruebas, y impacto. Las

frecuencias de algunas de estas variables sugieren una relación potencialmente significativa de fraude forense, mientras que

otros muestran poca importancia potencial.

195
En última instancia, estas frecuencias descriptivas proporcionan una primera mirada profunda en las relaciones que puedan

existir en los datos actuales. Ellos tienen utilidad ya que ofrecen inferencias preliminares acerca de dónde buscar los resultados

más significativos. Con el fin de determinar de forma más completa y fiable la significación estadística de estas variables en

relación el uno al otro, pruebas, empleador, y el impacto de las variables se correlacionaron utilizando análisis de regresión

multivariante en el siguiente capítulo.

196
Capítulo 9

El análisis multivariado: Resultados y Discusión

"Las estadísticas son como un bikini. Lo que revelan es sugerente,

pero lo que ocultan es vital.”Aaron

Levenstein (1961-1981)

Profesor Emérito de Negocios de la Universidad de Baruch

Este capítulo presenta los resultados del análisis multivariante realizado en los datos de frecuencia discutidos en el capítulo

anterior. Como se demostrará, los datos de frecuencia fueron útiles, pero preliminar. En primer lugar, la metodología estadística

utilizada se discutirá en breve. En segundo lugar, matrices de correlación y análisis de regresión múltiple jerárquicos serán

presentados y discutidos para cada uno de los tres conjuntos de variables dependientes: acercarse al fraude, el tipo de pruebas, y

Consecuencias. Por último, se tendrán en cuenta las limitaciones de estos resultados, así como las recomendaciones

inmediatas para la investigación adicional relacionada.

Métodos de estadística

Como se ha mencionado en el capítulo anterior, las variables fueron extraídos de la muestra final de examinadores

fraudulentas (n = 100) y se asignan a una de cuatro categorías: empleador empleado, evidencia, y impacto. Para los

análisis presentados este capítulo, las variables en estas categorías se separaron apropiadamente con respecto a la

causa y efecto (Feinberg,

2007). Las variables independientes (también conocido como causal o variables explicativas) en este estudio son los relacionados con examinadores

y ellos los empleadores. Las variables dependientes (también conocidos como variables de efecto o respuesta) son los relacionados con

el examinador de enfoque de fraude; el

evidencia derivado de la estafa de aproximación; y el impacto del fraude por el examinador, el empleador, o el

sistema de justicia.

Las variables independientes primero se examinaron usando matrices de correlación, lo que requiere una matriz para cada uno de los

tres conjuntos de variables dependientes (enfoque a fraude, pruebas, y de impacto). Una matriz de correlación proporciona las

correlaciones estadísticas entre todos los pares de datos

197
conjuntos. Esta es la primera etapa habitual para el análisis de datos que implica múltiples variables. Se tiene la intención

de revelar tanto las relaciones previstos e imprevistos de carácter estadísticamente significativa.

Debido a que esta investigación implica múltiples variables independientes, se decidió que un análisis multivariado fue el

siguiente paso apropiado. Después se tuvo en cuenta los datos, el tamaño de la muestra final, y los objetivos de la

investigación, se utilizó un análisis de regresión múltiple jerárquicos 80. regresión múltiple jerárquica estima la relación

estadística entre un conjunto de variables independientes y variables dependientes individuales o agrupados (Cohen,

Cohen, Oeste y Aiken, 2003) 81. Por definición, los resultados reportados para tener “significación estadística” es poco

probable que han ocurrido por casualidad - lo que significa que las diferencias son probablemente el resultado de variables

de prueba causalmente interactúan entre sí (Aiken y West, 1991). Esto permite una teorización más informaciones

fidedignas sobre la naturaleza de esa interacción, algunos de los cuales se ofrece aquí y luego se hizo un seguimiento de

en el Capítulo 10: Conclusiones.

Las matrices de correlación

Una matriz de correlación proporciona las correlaciones estadísticas entre todos los pares de conjuntos de datos - que

resume todas las relaciones posibles (Grimm y Yarnold, 1995). Como se explicó anteriormente, esto revela tanto las

relaciones previstos e imprevistos de carácter estadísticamente significativa. Cuando la correlación es entre la variable y en

sí, los valores están en

80 En las primeras etapas de esta tesis, se considera otra forma de análisis multivariante, se refiere como más pequeño Análisis Espacial (SSA).
Sin embargo, se entiende que, finalmente, la SSA requiere que los investigadores hacer suposiciones iniciales acerca de la distancia entre las
variables con el fin de presentarlos de manera gráfica. Posteriormente, los datos de los gráficos de la SSA se interpretan basándose en la
distancia entre las variables que se presentan. En esencia, la SSA permite al investigador para asumir la naturaleza de la distancia en las
relaciones que el investigador se pretende revelar, y luego presentarlos como si fueran algo que se ha generado a través de análisis estadístico.
Por lo tanto, aunque útil para la presentación de las relaciones teóricas presuntos pero no probados, SSA no proporciona para el descubrimiento
de relaciones estadísticas desconocidos (véase, en general Bloombaum, 1970, Guttman y Greenbaum, 1998, y Kumar y Ryan, 2009). Dado que
el examen de los datos en el presente estudio es un esfuerzo de exploración, y que a priori suposiciones acerca de las relaciones entre las
variables se deben hacer cuando se emplea la SSA, se decidió que la presentación de datos a través de la SSA sería prematuro, si no engañosa.

81 Si bien esta metodología no es particularmente creativa, ni debe ser, ofrece la mejor esperanza de revelar y explorar las relaciones

estadísticas entre las variables de los casos de fraude forenses conocidas.

198
acuerdo de creación de una diagonal que consiste en 1s. matrices de correlación se presentan en esta sección de la siguiente

manera: Tabla 9.1 - “Patrón y variables correlacionadas con examinador

Aproximación al Fraude “; Tabla 9.2 - “del empleador y del examinador Variables correlacionadas con

Tipo de pruebas “; y en la Tabla 9.3 - “Variables del empleador y del examinador correlacionada con

Impacto ”.

199
200
201
Como se indica en las tres matrices de correlación proporcionadas (Tablas 9.1 - 9.3), hay múltiples variables empleador y el

examinador que se correlacionan significativamente con un número de enfoque, el tipo de pruebas, y variables de impacto en

el 0,01 ** y 0,05 * nivel. La presencia de correlaciones significativas indica que estas variables se afectan entre sí de una

manera que es digno de mención, lo que requiere una mayor investigación y discusión en profundidad 82. A medida que esto se

presenta en la siguiente sección, la discusión detallada aquí sería prematuro.

Análisis de regresión múltiple jerárquica y Discusión

regresión múltiple jerárquica se utiliza para estimar la relación entre un conjunto de variables independientes e

individual o variables dependientes agrupados (Cohen, Cohen, Oeste y Aiken, 2003). Se trata de una secuencia de

análisis llevados a cabo de forma simultánea, como se explica en Grimm y Yarnold (1995; p.52):

El primer análisis en la serie contiene uno o más predictores. El siguiente análisis añade uno o más nuevos predictores a los utilizados en

el primer análisis. El siguiente análisis añade nuevos predictores a los utilizados en el segundo análisis, y así sucesivamente. El cambio

en la R 2 entre los análisis consecutivos en esta serie representa la proporción de la variación en el criterio que se comparte exclusivamente

con las variables recién añadidos. Por lo tanto, el análisis jerárquico es una forma de calcular las correlaciones semiparciales ...

jerárquico de regresión múltiple indica si un conjunto de variables independientes explica un porcentaje de la varianza de

una variable dependiente en un nivel significativo. También puede indicar la importancia de predicción correspondiente de

las variables independientes.

Regresiones jerárquicas se presentan en esta sección de la siguiente manera: Tabla 9.4 - “regresiones

jerárquicas de empleador, descripción del trabajo y variables examinador Los enfoques de Fraude “; Tabla 9.5 -

“regresiones jerárquicas de empleador, descripción del trabajo y variables Examiner Impacto del fraude “; y en

la Tabla 9.6 -

82 datos de frecuencia originales fueron extraídos de la muestra final de examinadores fraudulentas (n = 100). Sin embargo, 10 casos adicionales
fueron omitidos del análisis de regresión en este capítulo debido a los valores extremos en los casos revisados ​“” variable - algunos en los miles.
Estos valores atípicos sesgados la distribución a tal grado que la suposición de normalidad necesaria para el análisis de regresión no se podrían
cumplir.

202
“Regresiones jerárquicas de empleador, descripción del trabajo y variables Examiner evidencia afectado ”. Algunos

discusión de los resultados se presenta aquí, y luego se hizo un seguimiento de en el Capítulo 10: Conclusiones.

Jerárquica análisis de regresión múltiple examinador Enfoques de Fraude

Hierarchical Análisis de Regresión Múltiple demuestra que, en la presente muestra, conjuntos de características de

empleadores, características examinador, y factores de situación explican una porción estadísticamente significativa de la

varianza en el enfoque examinador de fraude (véase la tabla

9.4). Cada resultado estadísticamente significativo se presenta y discute más adelante 83:

simuladamente

características del empleador (R 2 = . 15 **), Descripción del trabajo características (? R 2 = . 17 **), y las características del examinador (?

R 2 = . 02 **) toda representaron una porción estadísticamente significativa de la variación encontrada en disimuladores, F( 12,76) = 3,24,

p <. 01. Dicho de otra manera, el empleador, descripción del trabajo, y las características del examinador en el presente estudio dio

lugar a un total de R 2 de 0,34 **, que representa el 34% de toda la variación encontrada entre disimuladores.

En la Etapa 1 (características empleador), se observaron resultados estadísticamente significativos para disimuladores basado en

Acreditación de Laboratorios (sr = 0,38 **); significativamente más disimuladores se correlacionaron con los laboratorios forenses

acreditados. Este hallazgo sugiere que si está acreditado un laboratorio forense, examinadores fraudulentas son significativamente

más propensos a exagerar, embellecer, mentira sobre, o cualquier otra forma falsificar los resultados de falsificar credenciales o

seco-laboratorio de sus resultados.

83 Aunque no es el tedio innegable en la repetición de pro forma los puntos de discusión en este capítulo, este formato es necesario por
razones de brevedad, claridad y transparencia. Esto permitirá a otros a evaluar con mayor habilidad para la integridad de estos hallazgos
empíricos.

203
Tabla 9.4 - regresiones jerárquicas de empleador, descripción del trabajo, y variables Examiner Los

enfoques de Fraude

Disimuladores beta Pseudoexperts β Simuladores beta

(SR) (SR) (sr)

PASO 1 - EMPLEADOR

patrono de la Independencia . 10 (0.09) . 07 (0.06) - . 23 (-.21) *

Laboratorio acreditado . 42 (0.38) ** - . 03 (-.03) . 01 (0.01)

Auditoría interna - . 10 (-.09) - . 31 (-.28) ** . 49 (0.44) **

R2 . 15** . 10 ** . 39 **

PASO 2 - DESCRIPCIÓN DE TRABAJO . 15** . 10 ** . 39 **

JLAB . 34 (0.09) - . 74 (-.20) * . 46 (0.12)

JTEC - . 24 (-.09) - . 58 (-.21) * . 29 (0.10)

JLex . 07 (0.04) - . 07 (-.04) - . 04 (-.02)

JMED - . 09 (-.03) - . 52 (-.17) . 20 (0.06)

Delta R 2 . 17 ** . 10 ** . 06 **

. 06 **
PASO 3 - EXAMINADOR

incidente aislado - . 09 (-.08) - . 27 (-.22) * - . 03 (-.03)

La educación científica . 12 (0.09) - . 23 (-.19) * - . 04 (-.03)

Historial de adicción - . 04 (-.03) - . 31 (-.25) ** . 17 (0.14)

Historia criminal . 09 (0.07) - . 13 (.10) . 12 (0.10)

Historia del Fraude - . 09 (-.08) . 03 (0.03) . 07 (0.06)

Delta R 2 . 02 ** .dieciséis** . 08 **

Delta R total 2 . 34 ** . 36 ** . 53 **

Nota: N = 90. * P <0,05, ** p <0,01,? R 2 representa el cambio en la cantidad de varianza en la variable dependiente representó el conjunto

de predictores en cada paso de la regresión. total R 2 s no son idénticos a la suma de R 2 y los cambios en R 2 debido al redondeo.

204
Una manera de interpretar este hallazgo es inferir que la estructura y la responsabilidad necesaria para conseguir la acreditación

del laboratorio pueden ser eficaces en la prevención de los no cualificados (Pseudoexperts) a partir de la obtención de empleo

en los laboratorios acreditados, y garantizar que las pruebas físicas se examinó sin manipulación directa de los simuladores. En

otras palabras, que hay algunos resultados positivos y constructivos de acreditación de laboratorios. Esta es una interpretación

razonable.

Sin embargo, este hallazgo demuestra también que la acreditación de laboratorios no elimina el fraude forense. De hecho, puede

ser usado para inferir que la acreditación de laboratorio en realidad fomenta examinadores forenses para cometer un determinado

tipo de fraude - a mentir sobre los resultados de sus exámenes por miedo a cometer errores documentados o en su defecto sus

competencias. Como se discutirá más adelante en este capítulo, esta interpretación está apoyada por los resultados que

demuestran que la acreditación de laboratorio se relaciona significativamente con el aumento de la falsificación de un solo tipo de

pruebas: ADN.

En la Etapa 2 (Descripción del trabajo características), se observaron resultados estadísticamente significativos para

disimuladores basados ​en un? R combinado 2 de 0,17 **, que representan el 17% de toda la variación encontrada entre

disimuladores. Mientras que la? R combinado 2 es significativo, el examen de las variables individuales (JLab, JTEC, JLex, y JMED)

no es revelador. En consecuencia, Paso 2 variables representan lo que se puede denominar como una piscina de la varianza. Es

decir, estas variables son importantes como grupo en relación con disimuladores, pero es probable que exista tamaño de muestra

insuficiente para magnificar y revelan que son factores significativos por sí mismos. Se necesitan más estudios para determinar

qué características de la descripción se correlacionó significativamente encubiertamente.

En la Etapa 3 (características examinador), se observaron resultados estadísticamente significativos para disimuladores basados ​en

un? R combinado 2 de 0,02 **, que representan el 2% de toda la variación encontrada entre disimuladores. Mientras que la? R

combinado 2 es significativo, el examen de las variables individuales (incidente aislado, Ciencias de la Educación, Historia de la

adicción, antecedentes penales,

205
e Historia de Fraude) no es revelador. En consecuencia, Paso 3 variables representan un grupo de varianza. Es decir, estas

variables son importantes como grupo en relación con disimuladores, pero es probable que exista tamaño de muestra

insuficiente para magnificar y revelan que son factores significativos por sí mismos. Se necesitan más estudios para

determinar qué características examinador se correlacionan significativamente encubiertamente.

Pseudoexperts

características del empleador (R 2 = . 10 **), Descripción del trabajo características (? R 2 = . 10 **), y las características del examinador (? R 2

=. 16 **) todo representaron una porción estadísticamente significativa de la varianza que se encuentra en Pseudoexperts, F( 12,76) =

4,15, p <. 01. Dicho de otra manera, el empleador, descripción del trabajo, y las características del examinador en el presente estudio

dio lugar a un total de R 2 de 0,36 **, que representan el 36% de toda la variación encontrada entre Pseudoexperts.

En el paso 1 (características empleador), se observaron resultados estadísticamente significativos para Pseudoexperts basado sobre

las auditorías internas (sr = -.28 **); en la presente muestra, un número significativamente menor Pseudoexperts se revelan en

asociación con auditorías internas. Este hallazgo puede sugerir que las auditorías internas no son efectivos para revelar los que

falsifican sus credenciales - que las auditorías son más a menudo se centraron en la revisión de casos y protocolos, y no las prácticas

de contratación o reanuda examinador. Alternativamente, se puede sugerir que los tipos de laboratorios forenses que imponen las

auditorías internas son menos propensos a contratar a los examinadores con títulos falsos en el primer lugar.

En la Etapa 2 (Descripción del trabajo características), se observaron resultados estadísticamente significativos para Pseudoexperts

empleadas como criminalistas de laboratorio (JLAB, sr = -.20 *) y técnicos (JTEC; sr = -.21 *); en la presente muestra, los examinadores

empleadas como criminalistas de laboratorio o técnicos son significativamente menos probable que falsificar sus credenciales. Con

respecto a los examinadores JLab, esto puede reflejar la realidad de que las posiciones de laboratorio requieren una demostración de

los conocimientos, la habilidad y capacidad que no son fácilmente falsificada; estos examinadores son contratados basan

principalmente en la verificación presentación de credenciales científicas en

206
la biología o la química. Con respecto a los examinadores JTEC, esto puede reflejar la realidad de que los técnicos de la

policía en general no se espera que sean educados en las ciencias, y, posteriormente, se basan principalmente en la

formación y la experiencia adquirida en el trabajo al escribir informes y dar testimonio.

En la Etapa 3 (características examinador), se observaron resultados estadísticamente significativos para Pseudoexperts con

respecto a incidentes aislados (sr = -.22 *), Educación Scientific (sr =

- . 19 *), y un historial de adicción (SR = -.25 **). En la presente muestra, Pseudoexperts son significativamente más propensos a

participar en el fraude prolongado que implica múltiples casos de falsificación; son significativamente menos propensos a tener una

educación científica; y son significativamente menos probabilidades de tener un historial de adicción. Pseudoexperts son

significativamente más probabilidades de haber participado en un fraude prolongado que implica múltiples casos de falsificación de

credenciales, debido al tiempo que toma generalmente para descubrir su actividad 84; También, tienden a cometer fraude con mayor

frecuencia: cada vez que se aplica para un trabajo, una promoción, o declarar bajo juramento (ya sea por acción u omisión).

Pseudoexperts son significativamente menos propensos a tener una educación científica ya que esto tiende a ser el mismo tipo de

credencial que están falsificando. A pesar de que no es inmediatamente evidente por qué Pseudoexperts son significativamente

menos probabilidades de tener un historial de adicción, que puede tener algo que ver con evitar la conducta desviada adicional que

llama la atención no deseada o el escrutinio (esto se ofrece como una sola posibilidad, se necesitan estudios adicionales para

desarrollar un conjunto más completo de posibles explicaciones) 85.

simuladores

características del empleador (R 2 = . 39 **), Descripción del trabajo características (? R 2 = . 06 **), y las características del examinador

(? R 2 = . 08 **) toda representaron una porción significativa estadísticamente

84 Pseudoexperts examinados en el presente estudio fueron generalmente descubiertos por el abogado contrario en el juicio, y no por sus empleadores. Esto refleja
una falta de comprobación y verificación de reanudación por parte de algunos empleadores. También se traduce necesariamente en un subconjunto de los
defraudadores que han cometido fraude de credenciales varias veces antes de su descubrimiento.

85 Véase también el paso 3 (características examinador), en virtud de Educación y experiencia más adelante en este capítulo, para una discusión de los

resultados relacionados.

207
de la varianza que se encuentra en simuladores, F( 12,76) = 7,36, p <. 01. Dicho de otra manera, el empleador, descripción del trabajo, y

las características del examinador en el presente estudio dio lugar a un total de R 2 de 0,53 **, que representan el 53% de toda la

variación encontrada entre los simuladores.

En el Paso 1 (características del empleador), se observaron resultados estadísticamente significativos para los simuladores empleador

en relación con la independencia de la aplicación de la ley (SR = -.21 *) y auditorías internas (sr = 0,44 **). En la presente muestra,

simuladores representan el enfoque más frecuente a cometer fraude forense (90%) 86. Simuladores también son significativamente

menos probable que se encuentran en asociación con los empresarios encargados de hacer cumplir la ley no, y significativamente más

probabilidades de ser descubierto en asociación con auditorías internas.

Los simuladores son significativamente menos probable que se encuentran en asociación con los empresarios encargados de hacer

cumplir la ley no. Dado que los empleadores policiales comprenden el 78% de la muestra, esto podría hacer que algunas personas

argumentan que la policía es más representados, lo que a su vez dar lugar a una mayor correlación con el fraude forense. Sin

embargo, hay otro enfoque para el fraude se correlaciona significativamente con esta variable. Esto sugiere que el hallazgo es un no

necesariamente en función del empleador sobre-representación en la muestra. También es compatible con el argumento de que el

aumento de la independencia empleador del cumplimiento de la ley reduce significativamente la frecuencia de los simuladores. Por el

contrario, se apoya el argumento de que la afiliación aplicación de la ley se asoció significativamente con una mayor frecuencia de

simuladores.

Los simuladores son también significativamente más probabilidades de ser descubierto en asociación con las auditorías internas. Se

podría argumentar que esto puede ser una característica de exceso de representación en la muestra (SIM = 90%). Sin embargo, dado

que las auditorías internos no se asociaron significativamente con disimuladores de cualquier manera (DIS = 57%), esta interpretación

parece menos probable. Más bien, parece consistente con el argumento de que las auditorías internas son más eficaces a revelar

86 Al igual que con todos los enfoques de fraude discutido en esta sección, se debe recordar que estos no son categorías excluyentes.

examinadores fraudulentas a menudo emplean múltiples enfoques.

208
cuando la evidencia física ha sido fabricado, manipulado, o destruidos por examinadores forenses - como se

discutió previamente.

En la Etapa 2 (Descripción del trabajo características) se observaron resultados estadísticamente significativos para los

simuladores basados ​en un? R combinado 2 de 0,06 **, que representa el 6% del total de la varianza encontrado entre los

simuladores. Mientras que la? R combinado 2 es significativo, el examen de las variables individuales (JLab, JTEC, JLex, y JMED)

no es revelador. En consecuencia, Paso 2 variables representan lo que se puede denominar como una piscina de la varianza. Es

decir, estas variables son importantes como grupo en relación con simuladores, pero es probable que exista tamaño de muestra

insuficiente para magnificar y revelar cuáles son significativos por sí solos. Esto es coherente con una observación similar

realizados con respecto a disimuladores en la Etapa 2. Se necesita más estudios para determinar qué características la

descripción se correlacionó significativamente con simuladores.

En la Etapa 3 (características examinador), se observan resultados significativos para los simuladores basados ​en un? R

combinado 2 de 0,08 **, que representa el 8% de toda la variación encontrada entre los simuladores. Mientras que la? R combinado 2

es significativo, el examen de las variables individuales (incidente aislado, Ciencias de la Educación, Historia de la adicción,

antecedentes penales, y la historia de fraude) no es revelador. En consecuencia, Paso 3 variables representan un grupo de

varianza. Es decir, estas variables son importantes como grupo en relación con simuladores, pero es probable que exista tamaño

de muestra insuficiente para magnificar y revelar cuáles son significativos por sí solos. Se necesitan más estudios para determinar

qué características examinador se correlacionan significativamente con simuladores.

Jerárquica análisis de regresión múltiple de Fraude de impacto

Jerárquica análisis de regresión múltiple demuestra que algunos de los conjuntos de características de los empleadores, las

características del examinador, y los factores de situación se explica una parte significativa de la variación en el impacto del

fraude en los examinadores, empleadores y

209
el sistema de justicia (ver Tabla 9.5). Cada resultado estadísticamente significativo se presenta y discute a continuación:

Severidad de características Consecuencias empleadores (R 2 = . 07 *), Descripción del trabajo características (? R 2 = . 06 *), y las

características del examinador (? R 2 = . 17 **) todo representaron una porción estadísticamente significativa de la varianza que se

encuentra en la gravedad de las consecuencias, F( 12,76) = 3,07, p <. 01. Dicho de otra manera, el empleador, descripción del trabajo,

y las características del examinador en el presente estudio dio lugar a un total de R 2 de 0,30 **, que representa el 30% de toda la

varianza encontrado con respecto a la gravedad de las consecuencias.

En el paso 1 (características empleador), se observaron resultados estadísticamente significativos

para gravedad de las consecuencias y acreditado Labs (sr = -.32 **); en la presente muestra,

consecuencias más graves para el médico forense se asociaron con laboratorios no acreditados.

Este hallazgo sugiere que los laboratorios acreditados responden al fraude examinador con

consecuencias menos graves. Esto puede ser el resultado del proceso de acreditación en sí, lo que

requiere protocolos de laboratorio y pautas de conducta examinador estar claramente conservada en

forma escrita; que las respuestas de los organismos a la mala conducta ser cuidadosamente por

niveles; y que las consecuencias extremas, como las tarifas de terminación y penales, se

considerarán pasado. En las agencias no acreditadas, existe una mayor discreción por parte de los

supervisores de imponer sanciones que pueden resultar en consecuencias más graves internas y

externas.

210
Tabla 9.5 - regresiones jerárquicas de empleador, descripción del trabajo, y variables Examiner Impacto

del fraude

Gravedad de las Opinión Casos β Laboratorios

consecuencias β (sr) casos β (SR) volcado (sr) Cierre β

(sr)

PASO 1 - PATRÓN

Independencia - . 08 (-.07) . 18 (0.10) - . 02 (-.02) . 08 (0.07)

Laboratorio acreditado - . 34 (-.32) ** . 19 (0.17) . 05 (0.05) . 21 (0.20)

Auditoría interna . 14 (0.13) . 27 (0.24) * . 14 (0.12) - . 07 (-.07)

R2 . 07 * . 11 * . 03 . 04

PASO 2 - DESCRIPCIÓN DE TRABAJO JLAB

- . 58 (-.16) . 51 (0.14) . 03 (0.01) . 53 (0.14)

JTEC - . 17 (-.06) . 08 (.03 . 09 (0.03) . 13 (0.05)

JLex - . 26 (-.13) . 04 (0.02) - . 01 (-.01) . 05 (0.02)

JMED - . 35 (-.11) . 03 (0.01) - . 03 (-.01) . 08 (0.03)

Delta R 2 . 06 * . 10 ** . 01 . 09

PASO 3 - EXAMINADOR

incidente aislado - . 19 (-.16) - . 15 (-.12) . 02 (0.02) - . 15 (-.12)

Enseñanza de las ciencias - . 14 (-.11) - . 16 (-.12) . 02 (0.02) - . 15 (-.12)

Historial de adicción . 17 (0.13) . 09 (0.07) . 38 (0.31) ** - . 01 (-.01)

Historia criminal . 11 (0.08) . 04 (0.03) . 00 (0.00) . 06 (-.04)

Historia del Fraude . 08 (0.07) - . 12 (.10) - . 09 (-.08) . 03 (0.02)

Delta R 2 . 17 ** . 06 * . 12 . 06

Delta R total 2 . 30 ** . 27 ** ns ns

Nota: * p <0,05, ** p <0,01,? R 2 representa el cambio en la cantidad de varianza en la variable dependiente representó el conjunto de
predictores en cada paso de la regresión. total R 2 s no son idénticos a la suma de R 2

y los cambios en R 2 debido al redondeo. ns = hallazgos no significativos.

211
En la Etapa 2 (Descripción del trabajo características), se observaron resultados estadísticamente significativos para gravedad de las

consecuencias sobre la base de un? R combinado 2 de 0,06 **, que representa el 6% del total de la varianza se encontró relacionada con

la gravedad de las consecuencias. Mientras que la? R combinado 2 es significativo, el examen de las variables individuales (JLab, JTEC,

JLex, y JMED) no es revelador. En consecuencia, Paso 2 variables representan lo que se puede denominar como una piscina de la

varianza. Es decir, estas variables son importantes como grupo en relación con la gravedad de las consecuencias del examinador, pero

es probable que exista tamaño de muestra insuficiente para magnificar y revelar cuáles son significativos por sí solos. Se necesitan

estudios adicionales para determinar qué Descripción de trabajo características se correlacionó significativamente con el aumento o

disminución de la gravedad de las consecuencias.

En la Etapa 3 (características examinador), se observaron resultados estadísticamente significativos para gravedad de las

consecuencias sobre la base de un? R combinado 2 de 0,17 **, que representan el 17% de toda la variación se encuentra dentro de este

conjunto variable. Mientras que la? R combinado 2 es significativo, el examen de las variables individuales (incidente aislado, Ciencias de

la Educación, Historia de la adicción, antecedentes penales, y la historia de fraude) no es revelador. En consecuencia, Paso 3 variables

representan un grupo de varianza. Es decir, estas variables son importantes como grupo en relación con la gravedad de las

consecuencias del examinador, pero es probable que exista tamaño de muestra insuficiente para magnificar y revelar cuáles son

significativos por sí solos. Se necesitan estudios adicionales para determinar qué características del examinador se correlacionan

significativamente con el aumento o disminución de la gravedad de las consecuencias.

casos revisados

características del empleador (R 2 = . 11 *), Descripción del trabajo características (? R 2 = . 10 **), y las características del examinador

(? R 2 = . 06 *), todos representaron una porción estadísticamente significativa de la variación encontrada en el número de casos

examinados, F( 12,76) = 2,34, p <. 01. Dicho de otra manera, el empleador, descripción del trabajo, y las características del

examinador en el presente estudio dio lugar a un total de R 2 de 0,27 **, representando el 27% del total de la varianza encontrado

con respecto al número de casos examinados.

212
En la Etapa 1 (características empleador), se observaron resultados estadísticamente significativos para los casos examinados y

auditorías internas (SR = 0,24 **); significativamente más casos fueron revisados ​por los empleadores, que también estaban llevando

a cabo las auditorías internas. Se espera que este hallazgo; dado que es la naturaleza de una auditoría interna para revelar casos que

han estado o están en necesidad de, revisión. Aquellos empleadores que no realizan auditorías son por lo tanto mucho menos

propensos a identificar los casos que se encuentran en necesidad de revisión por falta de un esfuerzo dirigido.

En la Etapa 2 (Descripción del trabajo características), se observaron resultados estadísticamente significativos para los casos

examinados basan en un? R combinado 2 de 0,10 **, representando el 10% de toda la variación se encuentra dentro de esta

variable. Mientras que la? R combinado 2 es significativo, el examen de las variables individuales (JLab, JTEC, JLex, y JMED) no

es revelador. En consecuencia, Paso 2 variables representan lo que se puede denominar como una piscina de la varianza. Es

decir, estas variables son importantes como grupo en relación con el número de casos revisados, pero es probable que exista

tamaño de muestra insuficiente para magnificar y revelar cuáles son significativos por sí solos. Se necesitan más estudios para

determinar qué características de la descripción se correlacionó significativamente con un número mayor o menor de los casos

revisados. Esto es coherente con una observación similar hecho con respecto a la gravedad de las consecuencias en el paso 2.

En la Etapa 3 (características examinador), se observaron resultados estadísticamente significativos para los casos examinados en

base a una? R combinado 2 de 0,06 *, que representa el 6% del total de la varianza se encuentra dentro de esta variable. Mientras

que la? R combinado 2 es significativo, el examen de las variables individuales (incidente aislado, Ciencias de la Educación, Historia

de la adicción, antecedentes penales, y la historia de fraude) no es revelador. En consecuencia, Paso 3 variables representan un

grupo de varianza. Es decir, estas variables son importantes como grupo en relación con el número de casos revisados, pero es

probable que exista tamaño de muestra insuficiente para magnificar y revelar cuáles son significativos por sí solos. Se necesitan

estudios adicionales para determinar qué características del examinador se correlacionan significativamente con un aumento o

disminución

213
número de casos examinados. Esto es coherente con una observación similar hecho con respecto a la gravedad de las

consecuencias en el Paso 3.

anuló casos

características del empleador (R 2 = . 03), Descripción del trabajo características (? R 2 = . 01), y las características del

examinador (? R 2 = . 12) no representar una parte significativa de la variación encontrada en el número de casos de

volcado, F( 12,76) = 1,18, ns. Esto no era del todo inesperado, dado que la decisión de revocar un caso (por ejemplo,

retirar los cargos criminales y convicciones desocupar) es un asunto legal, o una respuesta judicial, generalmente

externo a la autoridad del empleador o el examinador.

Mientras que el modelo general no cuenta para la varianza estadísticamente significativa con respecto al número de casos de

volcado, historial de adicción (sr = 0,31 **) DID (véase la Tabla 9.5, Etapa 2). En otras palabras, los examinadores con un

historial de adicción se correlacionaron significativamente con un mayor número de casos se volcó. Esto es probablemente un

resultado del hecho de que los examinadores con un historial de adicción también están relacionados con una frecuencia

significativamente mayor de los casos de pesos y cantidades de drogas alterado (DRG1, ver Tabla 9.6). Examinadores

descubiertos cometiendo actos de fraude, en combinación con un historial de adicción, son más propensos a perder

credibilidad general con la corte. Posteriormente, los fiscales y los jueces serían más propensos a apoyar el vuelco casos en

que los resultados de dichos examinadores jugaron un papel.

laboratorios Shut

características del empleador (R 2 = . 04), Descripción del trabajo características (? R 2 = . 09), y las características del

examinador (? R 2 = . 106) no cuenta para una porción estadísticamente significativa de la variación encontrada en el

número de laboratorios Shut (aka, cierres de laboratorio), F( 12,76) = 1,44, ns. Esto no era del todo inesperado, dado que

la decisión de cerrar un laboratorio forense, ya sea temporal o permanentemente, es generalmente

214
externa a la autoridad de los que realmente trabajan para, o directamente la supervisión, el laboratorio 87.

En algunos casos, esta decisión fue hecha por un jefe de la policía en relación con una división interna forense; en

otros, se hizo por una organización como ASCLD-LAB, que suspenderse o revocarse acreditación de laboratorios

que resulta en un cierre de facto hasta acreditación podría ser reinstalado.

Jerárquica análisis de regresión múltiple de la evidencia Afectados

Jerárquica análisis de regresión múltiple demuestra que algunos de los conjuntos de características de los empleadores, las

características del examinador, y los factores de situación se explica una porción estadísticamente significativa de la variación en el

tipo de pruebas afectados por el fraude forense (ver Tabla 9.6). Cada resultado estadísticamente significativo se presenta y discute

a continuación:

DNA

características del empleador (R 2 = . 08 *) representaron una porción estadísticamente significativa de la variación encontrada en las

pruebas de ADN, F( 12,76) = 3,39, p <. 05. Dicho de otro modo, las características empleador en el presente estudio dio lugar a un

total R 2 de 0,08 **, que representan el 8% del total de la varianza encontrado con respecto a la evidencia de ADN.

En el paso 1 (características empleador), se observaron resultados estadísticamente significativos para las pruebas de ADN y

laboratorios acreditados (sr = 0.26 *); laboratorios forenses acreditados en la muestra actual eran más propensos a sufrir de

fraude forense que implica pruebas de ADN. De acuerdo con resultados discutidos anteriormente relativas a la acreditación

estando asociada significativamente con disimuladores, este resultado puede reflejar la certeza y finalidad de las pruebas de

ADN y su análisis, todos los cuales deben ser cuidadosamente documentado. La mayoría de fraude relacionados con ADN

implica seco-labbing, error ocultar, o esquinas de corte por pereza o para mantener competencias examinador individuales - no

para ayudar

87 En la presente muestra, el número de los jefes de laboratorio salir, para declarar que sus propios laboratorios estaban tan mal manejados o
menos plagada de errores que deben ser cerradas fue de cero. Y mientras que los empleados de laboratorio tiene la capacidad de ser delatores,
que no están a cargo de la seriedad con que se toman sus alegaciones, o cómo se investigan a fondo sus acusaciones.

215
absolver o condenar a un sospechoso en particular. Como se ha mencionado anteriormente en este capítulo, estos resultados

pueden, en conjunto, pueden utilizar para apoyar el argumento de que la acreditación del laboratorio puede alentar disimulando

(también conocido como falsificación) de las pruebas de ADN.

Tabla 9.6: regresiones jerárquicas de empleador, descripción del trabajo, y variables Examiner evidencia

afectado
ADN EV β EV β EV β EDEX β Drug1 β Drug2 β Bio
β (sr)
EV ADN
β (sr)
EV ADN dinero Chain EV (sr) EV (sr) EV (sr) EV (sr)
β (sr)
(SR) (SR)
PASO 1 - PASO
EMPLEADOR 1 -
EMPLEADOR PASO 1 - - . 03 (-.02) - . 13 (-.11) - . 15 (-.13) . 05 (0.04) - . 23 (-.20) . 08 (0.07) . 06 (0.06)

PATRÓN Independencia

Laboratorio . 28 (0.26) * - . 41 (-.38) ** -.04 (-.04) - . 01 (-.01) - . 21 (0.19) . 14 (0.13) . 13 (0.12)

acreditado

Auditoría interna . 09 (0.08) - . 36 (-.32) ** 0,46 (0,42) - . 44 (-.39) ** . 26 (0.23) * . 14 (0.13) - . 22 (-.20)

R2 . 08 * . 23 ** . 28 ** . 22 ** . 14 ** . 04 . 06

PASO 2 - DESCRIPCIÓN DEL TRABAJO PASO


2 - DESCRIPCIÓN DEL TRABAJO PASO 2 -
DESCRIPCIÓN DEL TRABAJO JLAB
. 10 (0.03) - . 18 (-.05) . 34 (0.09) - . 67 (-.18) - . 21 (-.06) . 51 (0.14) . 52 (0.14)

JTEC - . 12 (-.04) . 01 (0.00) . 35 (0.13) - . 52 (-.19) * . 32 (0.12) . 10 (0.04) . 25 (0.09)

JLex - . 04 (-.02) - . 10 (-.05) . 01 (0.00) - . 17 (-.09) - . 09 (-.05) . 02 (0.01) . 38 (0.20)

JMED - . 07 (-.02) . 11 (0.04) . 22 (0.07) - . 38 (-.12) . 11 (0.03) . 03 (0.01) . 38 (0.12)

Delta R 2 . 03 . 05 ** . 05 ** . 06 ** .dieciséis** . 10 . 06

PASO 3 - EXAMINADOR
PASO 3 - EXAMINADOR - . 05 (-.04) . 21 (0.17) . 03 (0.03) - . 21 (-.17) - . 01 (-.01) - . 19 (-.16) - . 11 (-.09)
incidente aislado

Enseñanza de . 08 (0.06) - . 15 (-.12) . 00 (0.00) - . 20 (-.16) . 15 (0.12) . 17 (0.14) . 12 (0.10)

las ciencias

Historial de - . 17 (-.13) - . 05 (-.04) . 21 (0.17) - . 24 (-.19) * . 61 (0.50) ** - . 06 (-.05) - . 24 (-.20)

adicción
Historia . 04 (0.03) . 17 (0.13) . 12 (0.09) - . 17 (-.14) . 10 (0.08) . 17 (0.13) - . 06 (-.05)

criminal
Historia del - . 12 (0.10) . 05 (0.04) . 05 (0.04) . 04 (0.03) - . 02 (-.02) . 02 (0.01) . 01 (0.01)

Fraude
Delta R 2 . 04 . 07 ** . 08 ** . 12 ** . 38 ** . 06 . 08

Delta R total 2 . 08 * . 35 ** . 41 ** . 40 ** . 68 ** ns ns

Nota: * p <0,05, p <0,01,? R 2 representa el cambio en la cantidad de varianza en la variable dependiente representó el conjunto de

predictores en cada paso de la regresión. total R 2 s no son idénticos a la suma de R 2

y los cambios en R 2 debido al redondeo. ns = hallazgos no significativos.

216
Esto es aún más consistente, sin variaciones significativas observadas para el ADN con relación a Descripción del trabajo

características (Paso 2) y las características del examinador (Paso 3), lo que sugiere que el fraude relacionados con DNA-es más

probable en función de la cultura de trabajo. laboratorios acreditados requieren un estrecho control de competencias del examinador, y

es posible que el miedo al error puede obligar a más examinadores de ADN para cometer un fraude que otros con el fin de empujar a

través de un gran volumen de trabajo de casos y / o mantener sus certificaciones y competencias individuales (esto se ofrece como sólo

una posibilidad, se necesitan estudios adicionales para desarrollar un conjunto más completo de las posibles explicaciones).

Dinero

características del empleador (R 2 = . 23 **), Descripción del trabajo características (? R 2 = . 05 **), y las características del examinador

(? R 2 = . 07 **) representaron una porción estadísticamente significativa de la variación observada en relación con el fraude con

relación al dinero, F( 12,76) = 3,28, p <. 01.

En el paso 1 (características empleador), se observaron resultados estadísticamente significativos para Evidencia dinero en relación con

la Acreditación de Laboratorios (sr = -.38 **) y auditorías internas (sr = -.32 **). laboratorios acreditados experimentan fraude

significativamente menos forense relacionada con la evidencia de dinero, y las auditorías internas revelan el fraude significativamente

menos forense relacionada con la evidencia dinero. Estos dos resultados pueden estar relacionados, como las auditorías de laboratorio

son más propensos a ser llevada a cabo por laboratorios de buscar o mantener la acreditación. Como un agregado, estos resultados

pueden sugerir que los laboratorios acreditados (y, por extensión, a los que en realidad podría auditar la evidencia) experimentará

menos fraude relacionada con el dinero (por ejemplo, el robo de dinero de las pruebas y la posterior comunicación errónea) a causa de

los protocolos más claros y una mayor rendición de cuentas examinador.

En la Etapa 2 (Descripción de trabajo), se observaron resultados estadísticamente significativos para la evidencia dinero basado

en un? R combinado 2 de 0,05 **, que representan el 5% de toda la variación se encuentra dentro de esta variable. Mientras que

la? R combinado 2 es significativo, el examen de las variables individuales (JLab, JTEC, JLex, y JMED) no es revelador. En

consecuencia, Etapa 2

217
variables representan lo que se puede denominar como una piscina de la varianza. Es decir, estas variables son importantes

como grupo en relación con el número de casos revisados, pero es probable que exista tamaño de muestra insuficiente para

magnificar y revelar cuáles son significativos por sí solos. Se necesitan más estudios para determinar qué descripción de las

funciones características se correlacionó significativamente con la evidencia dinero.

En la Etapa 3 (características examinador), se observaron resultados estadísticamente significativos para la evidencia dinero basado

en un? R combinado 2 de 0,07 **, que representa el 7% de toda la variación se encuentra dentro de esta variable. Mientras que la? R

combinado 2 es significativo, el examen de las variables individuales (incidente aislado, Ciencias de la Educación, Historia de la

adicción, antecedentes penales, y la historia de fraude) no es revelador. En consecuencia, Paso 3 variables representan un grupo de

varianza. Es decir, estas variables son importantes como grupo en relación con el fraude relacionados con el dinero, pero es

probable que exista tamaño de muestra insuficiente para magnificar y revelar cuáles son significativos por sí solos. Se necesitan más

estudios para determinar qué características examinador se correlacionan significativamente con la evidencia dinero.

Cadena de custodia

Fraude relacionado con la cadena de evidencia Custodia es una promesa significativa como variable dependiente, pero

reveló poco en el estudio actual. características del empleador (R 2 = . 28 **), Descripción del trabajo características (? R 2 = . 05

**), y las características del examinador (? R 2 = . 08 **) representan una parte significativa de la variación observada en relación

con la cadena de fraude relacionado con la custodia, F( 12,76) = 3,28, p <. 01.

En el paso 1 (características empleador), se observaron resultados estadísticamente significativos para cadena de pruebas Custodia

basado en un? R combinado 2 de 0,28 **, que representan el 28% de toda la variación se encuentra dentro de esta variable. En la Etapa

2 (Descripción de trabajo), se observan resultados significativos para cadena de pruebas Custodia basado en un? R combinado 2 de

0,05 **, que representan el 5% de toda la variación se encuentra dentro de esta variable. En la Etapa 3 (características examinador),

se observan resultados significativos para cadena de pruebas Custodia basado en un? R combinado 2

218
de 0,08 **, que representa el 8% de toda la variación se encuentra dentro de esta variable. En consecuencia, las variables

combinadas en cada etapa (1-3) representan tres piscinas separadas de varianza significativa. Sin embargo, es probable que exista

tamaño de muestra insuficiente para magnificar y revelan cuáles son las variables significativas dentro de la piscina de cada paso. Se

necesitan más estudios para determinar qué empleador, descripción del trabajo, y las características del examinador se correlacionó

significativamente con la cadena de evidencia Custodia.

características de la educación y la experiencia del empleador (R 2 = . 22 **), Descripción del trabajo características (? R 2 = . 06 **),

y las características del examinador (? R 2 = . 12 **) representaron una porción estadísticamente significativa de la variación

observada en relación con falsa presentación de educación y experiencia, F( 12,76) = 4,23, p <. 01.

En la Etapa 1 (características empleador), se observaron resultados estadísticamente significativos para falsa presentación de

educación y experiencia en relación con las auditorías internas (EDEX EV, = sr

- . 39 **). Es decir, aquellos laboratorios que llevan a cabo auditorías internas tienden a revelar significativamente menos fraude

relacionado con la educación y la experiencia examinador. Esto no era inesperado, ya que las auditorías internas se centran

generalmente en quejas o preocupaciones específicas con respecto al trabajo de casos y protocolos, no necesariamente

cualificaciones examinador. fraude credencial se obtiene por lo general a través de interrogatorio o investigación por el abogado

contrario; es en gran medida una sorpresa para un empleador que no ha hecho su propia diligencia debida, y no como una función de

una auditoría o investigación interna. Esto es consistente con los hallazgos discutidos previamente relacionados con Pseudoexperts

mostrados en la Tabla 9.4.

En la Etapa 2 (Job descripción), se observaron resultados estadísticamente significativos para falsa presentación de educación y

experiencia en relación a los técnicos forenses (por ejemplo, técnicos de la evidencia y investigadores de la escena del crimen;

JTEC, sr = -.19 **). Es decir, los técnicos forenses son significativamente menos propensos a falsificar sus credenciales de

aquellos que sirven en otras capacidades. Esto está probablemente relacionado con el Paso 2 para las características

219
Pseudoexperts (ver Tabla 9.4), lo que refleja la realidad de que los técnicos de la policía en general no se espera que sean

educados en las ciencias, y, posteriormente, se basan principalmente en la formación y la experiencia adquirida en el trabajo al

escribir informes y dar testimonio. Como consecuencia de ello, por lo general no experimentan la presión cultural o relacionada

con el trabajo de falsificar o inflar sus credenciales.

En la Etapa 3 (características examinador), se observaron resultados estadísticamente significativos para falsa presentación de

educación y experiencia en relación con un examinador historial de adicción (sr = -19 *). Los que participan en el fraude de

credenciales son significativamente menos probabilidades de tener un historial de adicción. Esto está probablemente relacionado con el

Paso 3 características de Pseudoexperts (ver Tabla 9.4), lo que refleja la realidad de quienes se dedican a fraude credencial no tienden

a participar en actividades que podrían llamar la atención no deseada o hacer una revisión de su trabajo.

Evidencia Drug1

características del empleador (R 2 = . 14 **), Descripción del trabajo características (? R 2 = . 16 **), y las características del examinador

(? R 2 = . 38 **) representaron una porción estadísticamente significativa de la variación observada en relación con falsa presentación

de pruebas Drug1 (es decir, la falsificación de los pesos de drogas o cantidades), F( 12,76) = 13,60, p <. 01.

En el paso 1 (características empleador), se observaron resultados estadísticamente significativos para pruebas Drug1 en

relación con las auditorías internas (SR = 0,23). Es decir, aquellos empleadores realice las auditorías internas fueron

significativamente más propensos a revelar el fraude relacionado Drug1. Esto se esperaba, ya que una auditoría implica

generalmente un inventario físico y reensayo de pruebas; esto requiere de pesaje y recuento de lo que existe (y averiguar

lo que falta). Por otra parte, es bastante difícil de reemplazar físicamente pruebas de drogas, incluso sin cometer más actos

de fraude.

En la Etapa 2 (Descripción de trabajo), se observaron resultados estadísticamente significativos para pruebas Drug1 basado en

un? R combinado 2 de 0,16 **, que representan el 16% de toda la varianza encontrado

220
dentro de esta variable. Mientras que la? R combinado 2 es significativo, el examen de las variables individuales (JLab, JTEC,

JLex, y JMED) no es revelador. En consecuencia, Paso 2 variables representan lo que se puede denominar como una piscina

de la varianza. Es decir, estas variables son importantes como grupo en relación con las pruebas Drug1, pero es probable

que exista tamaño de muestra insuficiente para magnificar y revelar cuáles son significativos por sí solos. Se necesitan más

estudios para determinar qué características de la descripción se correlacionó significativamente con la evidencia Drug1.

En la Etapa 3 (características examinador), los resultados significativos se observan pruebas Drug1 en relación a un examinador

historial de adicción (sr = 50 **). Es decir, aquellos examinadores que participan en el fraude Drug1 fueron significativamente más

probabilidades de tener un historial de adicción. Esto no fue inesperado, ya que los examinadores que participan en el fraude Drug1

fueron generalmente robar drogas del laboratorio para gestionar una adicción - aunque algunos estaban vendiendo ellos.

Evidencia Drug2

características del empleador (R 2 = . 04), Descripción del trabajo características (? R 2 = . 10), y las características del examinador (? R 2 = . 06)

no cuenta para una porción estadísticamente significativa de la variación observada en relación con falsa presentación de pruebas

Drug2 (es decir, la falsificación de los resultados de pruebas de drogas), F( 12,76) = 1,61, ns. Dado que el fraude relacionado con la

evidencia Drug2 se produce en el 17% de todos los casos en la presente muestra (n = 100), lo cual puede indicar que existe Drug2

fraude relacionado como un problema cultural o sistémica dentro de la comunidad de la ciencia forense, distribuida de manera uniforme

independientemente del empleador, trabajo descripción, o las variables relacionadas con los empleados.

Características biológicas Evidencia empleadores (R 2 = . 06), Descripción del trabajo características (? R 2 = . 06), y las

características del examinador (? R 2 = . 08) no cuenta para una porción estadísticamente significativa de la variación

observada en relación con falsa presentación de la no-DNA orientada evidencia Biológica (BioEV; por ejemplo, pruebas de

pelo y pruebas serológicas), F( 12,76) = 1,52, ns. Dado

221
que el fraude en relación con la no-DNA orientada evidencia biológica se produce en el 28% de todos los casos en la muestra (n =

100), esto puede sugerir que existe fraude relacionado BioEv como un problema cultural o sistémico dentro de la comunidad de la

ciencia forense, distribuidos de manera uniforme independientemente del empleador , descripción del trabajo, o de las variables

relacionadas con los empleados.

Recomendaciones inmediatos para la investigación relacionada

Análisis de regresión múltiple jerárquica presenta en las Tablas 9.4 a 9.6 reveló numerosos “piscinas de variación”, cada uno

sugiriendo recomendaciones inmediatas para la investigación relacionada adicional para determinar la naturaleza de las

relaciones entre las variables potencialmente importantes específicos examinados en el presente estudio 88.

1) En la Tabla 9.4, Descripción del trabajo características (JLab, JTEC, JLex, y JMED) se combinan para dar cuenta de

17% de toda la variación entre los disimuladores. Esto evidencia que uno o más se correlacionó significativamente

con el enfoque particular de fraude. Se requieren más estudios para revelar cuál.

2) En la Tabla 9.4, las características del examinador (incidente aislado, Ciencias de la Educación, Historia de la adicción,

antecedentes penales, y la historia de fraude) se combinan para dar cuenta de un 2% de toda la variación encontrada

entre disimuladores. Esto evidencia que uno o más se correlacionó significativamente con el enfoque particular de

fraude. Se requieren más estudios para revelar cuál.

3) En la Tabla 9.4, Descripción del trabajo características (JLab, JTEC, JLex, y JMED) se combinan para dar

cuenta de 6% del total de la varianza encontrado entre simuladores. Esto evidencia que uno o más se

correlacionó significativamente con el enfoque particular de fraude. Se requieren más estudios para revelar

cuál.

88 Las futuras investigaciones sugieren los hallazgos de este estudio, en general, se presentan en el Capítulo 10 - Conclusiones.

222
4) En la Tabla 9.5, Descripción del trabajo características (JLAB, JTEC, JLex, y JMED) se combinan para dar cuenta de

6% del total de la varianza encontró relacionada con la gravedad de las consecuencias al examinador. Esto

evidencia que uno o más se correlacionó significativamente con el enfoque particular de fraude. Se requieren más

estudios para revelar cuál.

5) En la Tabla 9.5, las características del examinador (incidente aislado, Ciencias de la Educación, Historia de la adicción,

antecedentes penales, y la historia de fraude) se combinan para dar cuenta de un 17% de toda la varianza encontrados

relacionada con la gravedad de las consecuencias para el examinador. Esto evidencia que uno o más se correlacionó

significativamente con el enfoque particular de fraude. Se requieren más estudios para revelar cuál.

6) En la Tabla 9.5, Descripción del trabajo características (JLab, JTEC, JLex y JMED) se combinan para representar el 10%

de toda la variación encontrado en relación con los casos examinados. Esto evidencia que uno o más se correlacionó

significativamente con el enfoque particular de fraude. Se requieren más estudios para revelar cuál.

7) En la Tabla 9.5, las características del examinador (incidente aislado, Ciencias de la Educación, Historia de la adicción,

antecedentes penales, y la historia de fraude) se combinan para dar cuenta de un 6% de toda la varianza encontrados en

relación con los casos examinados. Esto evidencia que uno o más se correlacionó significativamente con el enfoque

particular de fraude. Se requieren más estudios para revelar cuál.

8) En la Tabla 9.6, Descripción del trabajo características (JLAB, JTEC, JLex, y JMED) se combinan para dar cuenta de 5%

del total de la varianza encontrado relacionados con el dinero. Esto evidencia que uno o más se correlacionó

significativamente con el enfoque particular de fraude. Se requieren más estudios para revelar cuál.

223
9) En la Tabla 9.6, las características del examinador (incidente aislado, Ciencias de la Educación, Historia de la adicción,

antecedentes penales, y la historia de fraude) se combinan para dar cuenta de un 7% de toda la varianza encontrados

relacionados con el dinero. Esto evidencia que uno o más se correlacionó significativamente con el enfoque particular de

fraude. Se requieren más estudios para revelar cuál.

10) En la Tabla 9.6, las características del empleador (empleador independencia, laboratorio acreditado y auditoría

independiente) se combinan para dar cuenta de un 28% de toda la variación relacionada con la cadena de evidencia

Custodia. Esto evidencia que uno o más se correlacionó significativamente con el enfoque particular de fraude. Se

requieren más estudios para revelar cuál.

11) En la Tabla 9.6, Descripción del trabajo características (JLab, JTEC, JLex y JMED) se combinan para representar

el 5% de toda la variación relacionada con la cadena de evidencia Custodia. Esto evidencia que uno o más se

correlacionó significativamente con el enfoque particular de fraude. Se requieren más estudios para revelar cuál.

12) En la Tabla 9.6, las características del examinador (incidente aislado, Ciencias de la Educación, Historia de la adicción,

antecedentes penales, y la historia de fraude) se combinan para dar cuenta de un 8% de toda la variación relacionada

con la cadena de evidencia Custodia. Esto evidencia que uno o más se correlacionó significativamente con el enfoque

particular de fraude. Se requieren más estudios para revelar cuál.

13) En la Tabla 9.6, Descripción del trabajo características (JLAB, JTEC, JLex, y JMED) se combinan para dar

cuenta de 16% de toda la variación relacionada con evidencia Drug1. Esto evidencia que uno o más se

correlacionó significativamente con el enfoque particular de fraude. Se requieren más estudios para revelar

cuál.

224
De nuevo estas recomendaciones de investigación son las sugeridas explícitamente por los datos actuales, con el fin de obtener

una mayor comprensión de las relaciones que sugieren los datos actuales.

limitaciones

El presente estudio no es sin limitaciones importantes. En primer lugar, el tamaño de la muestra, mientras que la mejor representación

disponible de los casos conocidos de fraude forense, era lo suficientemente pequeño como para ocultar la relevancia de algunas

variables significativas dentro, que se refiere como “piscinas de variación” (como ya se mencionó) 89. Mientras que varias variables

principales que afectan significativamente el fraude forense fueron revelados, las variables específicas menores permanecerán ocultos

hasta que la investigación adicional se puede realizar con un tamaño de muestra más grande o más centrado. En segundo lugar,

mientras que las correlaciones estadísticamente significativas se han identificado entre algunas examinador, empleador, pruebas, y las

variables relacionadas con el impacto que permiten la predicción e incluso la manipulación potencial, estos pueden no necesariamente

ser interpretadas causalmente. El estudio adicional es necesario desarrollar un conjunto más completo de posibilidades causales de

los resultados en la mano.

89 Véase el Capítulo 8: datos, parámetros y resultados de frecuencia, para una discusión sobre las limitaciones de la utilización de los datos conocidos en la

investigación relacionada con el crimen.

225
Capítulo 10

Conclusiones

"Uno que fraudulentamente realice una falsa representación de la realidad,

opinión, la intención, o la ley con el propósito de inducir a otro a actuar o

abstenerse de acciones de seguridad sobre ella, está sujeto a responsabilidad al

otro engaño de las pérdidas pecuniarias

lo causado por su dependencia injustificable

sobre la falsedad ".

American Law Institute (1965), vol. 2, p. 55

fraude forense no es un pequeño problema en el sistema de justicia, como se ha demostrado por la investigación

recopilado y presentado en esta tesis. Más allá de la condena de los acusados ​inocentes, que ha sido tabulados en

parte por la investigación publicada llevado a cabo a través del Proyecto Inocencia, puede destruir carreras y crear

inmensa responsabilidad financiera para los servicios policiales, examinadores individuales, y los municipios que los

emplean. También crea gastos incalculables para el sistema de justicia en general, como se ha mencionado en el

capítulo anterior. Por lo tanto, el fraude forense no es algo que debe ser ignorado, minimizado o ignorado lo contrario. Es

un problema grave que requiere la atención de cualquier comunidad profesional de intersección con las ciencias

forenses.

A tal fin, el propósito de este estudio fue desarrollar una comprensión preliminar del forense fraude mediante el examen de si

y cómo los factores, las condiciones de trabajo, y los rasgos culturales examinador interactúan entre sí para realizar

determinados tipos de fraude más o menos probable. En este capítulo final, los resultados presentados en los capítulos

anteriores serán discutidos y conclusiones prestan en consideración de la teoría criminológica pertinente. En primer lugar, los

resultados significativos de mayor importancia en el presente estudio se resumirán y en relación con las tesis expresadas en

el Capítulo 1. En segundo lugar, las reformas sugeridas en la literatura forense antes del estudio serán revisados ​y evaluados

- incluyendo los de la NAS Informe. En tercer lugar, las reformas forenses específicas sugeridas por los resultados del

presente

226
se ofrecerá estudio. Por último, se recomienda futuras investigaciones sobre el fenómeno del fraude forense.

Los hallazgos significativos y pertinentes: A Resumen

En el estudio actual, comenzamos con dos declaraciones de tesis centrales. En primer lugar, que el fraude forense tiende a ser

el resultado de causas culturales, patológicos y sistémicos en lugar de los motivos estrechas de personas individuales, como las

circunstancias que rodean están autorizados para desarrollar y persistir por aquellos en el entorno forense inmediata. En

segundo lugar, que si bien (por ejemplo de defensa) los profesionales forenses privados se caracterizan habitualmente como

sesgada o mercenarios, los que trabajan en nombre del estado (por ejemplo, la policía y la fiscalía) son responsables de una

cantidad sustancial, si no la mayoría, de los casos conocidos del fraude forense. La investigación recopilada y presentada en

este estudio ofrece tanto apoyo teórico y empírico para estas declaraciones.

Soporte teórico

Para demostrar la validez de estas hipótesis, soporte teórico se buscó en la literatura profesional

relacionada.

En el capítulo 2, se estableció que el fraude ocupacional es vista predominantemente a través de la lente de Teoría triángulo del

fraude, afirmando que es el resultado de la motivación situacional, la oportunidad y la racionalización - menudo atado la

percepción individual de injusticia o una afiliación con un sub-grupo de empleados desviada. Algunos investigadores han

comenzado a utilizar Fraude diamante teoría, lo que añade el elemento de la capacidad individual. En general, sin embargo, la

gestión de fraude de empleados se considera la responsabilidad del empleador, que está situado en la mejor manera de

controlar el lugar de trabajo mediante la reducción de factores de motivación, oportunidades y condiciones que pueden conducir

a racionalizaciones pro-fraude. Además, se estableció que no hay variables de los empleados confiables que son adecuados

para su uso como predictores de fraude en el lugar de trabajo: cualquiera puede cometer un fraude, y los que no resulta fácil

distinguir de cualquier otra persona. Esto elimina soporte para centrarse exclusivamente en

227
variables de los empleados en la búsqueda de causas o correlaciones. En consecuencia, esta literatura proporciona apoyo

teórico inicial de la idea de que cualquier forma de fraude ocupacional tiende a ser el resultado de causas culturales,

patológicos y sistémicos - incluyendo fraude cometido por examinadores forenses.

En el capítulo 3, se estableció que la mayoría de los examinadores forenses trabajan para los servicios policiales o

gubernamentales, y casi exclusivamente para la policía y la fiscalía. Estas condiciones de empleo requieren una

consideración tanto de la cultura aplicación de la ley y los mandatos de la integridad científica cuando la investigación de

los factores ambientales asociados con el fraude forense - dada la existencia de competir presiones culturales,

Diferencial teoría de la asociación, y el potencial tensión de rol. En consecuencia, esta literatura establece una base

para el apoyo teórico de la noción de que el fraude forense tiende a ocurrir en nombre de la aplicación de la ley, y que

tiende a ser el resultado de causas culturales, patológicos y sistémicos.

En el capítulo 4, se estableció que organizaciones policiales proporcionar a los empleados con la formación, la oportunidad y la

autoridad para cometer actos de fraude en una variedad de niveles, lo que requiere un alto nivel de integridad personal de

evadir. Se estableció además que la cultura aplicación de la ley se define a menudo por los rasgos que ofrezcan a las

motivaciones y racionalizaciones para una subcultura desviada interno, cultivando activamente el fraude dentro de sus filas. Al

mismo tiempo, la ley cultura de la aplicación también proporciona miembros de otro modo legales con las habilidades,

incentivos, motivaciones y racionalizaciones para ignorar, proteger, e incluso públicamente la defensa de sus compañeros de

trabajo ilegales. Estas circunstancias de empleo y las características culturales, de conformidad con Diferencial teoría de la

asociación, la teoría del aprendizaje social, y Tensión de rol, aumentar la probabilidad de que los de aplicación de la ley se

comprometerán, tolerar, ocultar, e incluso defender actos de fraude evidente. examinadores forenses están empleando en gran

medida por las fuerzas del orden, esta literatura proporciona apoyo teórico para la noción de que el fraude forense puede ser el

resultado de causas culturales, patológicos y sistémicos.

228
En el capítulo 5, se estableció que la integridad científica requiere honestidad, el uso del método científico, el escepticismo, la

objetividad, la transparencia, y una serie de otras normas científicas bien establecidas. También se prohíbe la fabricación

(también conocido como forja o seco-labbing); falsificación (también conocido como cocción); supresión de resultados

desfavorables (aka cherry-picking); plagio; autoría fantasma (también conocido como honorario o la autoría de regalo);

falsificación de credenciales científicas; y la total indiferencia hacia las normas de la práctica que garanticen la integridad

científica. Sin embargo, se estableció que la mala conducta científica (es decir, el fraude) sigue siendo generalizada y extensa

tanto - que obliga a la obligación del empresario de crear un ambiente de trabajo donde se fomenta y protege la práctica

científica, y el fraude no se tolera. Como se explicó anteriormente, Teoría de la asociación diferencial y Teoria de aprendizaje

social ayudar a explicar cómo se transmite la capacidad para cometer fraude dentro de los grupos y sigue siendo generalizada.

En consecuencia, esta literatura proporciona apoyo teórico para la noción de que el fraude forense es principalmente el resultado

de causas culturales, patológicos y sistémicos que son la responsabilidad del empleador de manejar.

En el capítulo 6, se estableció que la mala conducta científica es principalmente el resultado de fallas

institucionales para defender los valores científicos y nutrir la cultura científica; son responsabilidad de

una institución para detectar, investigar y correcta. Más específicamente, se estableció que los

corruptos no pueden ser contratados o retenidos, por cualquier empleador sin un cierto grado de

negligencia institucional, la apatía, la tolerancia, o incluso el estímulo. Por tanto, es inadecuado, e

incluso engañosa, el culpable de fraude forense únicamente en manzanas podridas. También se

estableció que los mandatos de la integridad científica son incompatibles con los valores de orden

público y las presiones culturales - haciendo que el empleo o la alineación de los examinadores

forenses con la policía inapropiada.

229
Apoyo empírico: Los hallazgos en la muestra actual

En el capítulo 7, se estableció que hay una escasez general de la literatura profesional relacionada con el fraude forense,

lo que demuestra la necesidad de la presente esfuerzo de investigación. Sin embargo, el apoyo empírico preliminar para

la noción de que los casos de fraude conocidos forenses tienden a provenir de los examinadores de la policía alineados,

y que tiende a ser el resultado de causas culturales, patológicos y sistémicos, fue sugerido por la investigación asociada

con condenas erróneas, como así como un estudio limitado descriptivo de fraude forense por Turvey (2003).

Con base en los resultados de la muestra actual de datos relacionados con los examinadores fraudulentas, hay apoyo

empírico significativo para las declaraciones de tesis en esta tesis, que se resumen a continuación 90. Además, se muestra

que la ausencia de hallazgos significativos para ciertas variables también fue relevante.

Los datos de frecuencia

En el capítulo 8, los datos de frecuencia para el estudio actual establecen lo siguiente:

Historia examinador: 23% (n = 23) de los examinadores forenses en este estudio se determinó que tenía un historial de adicción; 21%

(n = 21) una historia de fraude; y el 17% (n = 17) una historia de otras condenas penales. Estos resultados se combinan para indicar

que un gran porcentaje de fraude forense fue cometido por los examinadores forenses que no fueron adecuadamente seleccionados

por los empleadores durante el proceso de contratación. Podría decirse que este tipo de la historia debe ser una descalificación de

empleo para aquellos que buscan una carrera en el sistema de justicia criminal (CCLRTF, 2009; véase el capítulo 3 para la

discusión). Que tantos examinadores forenses en la presente muestra se negligentemente contratados y entonces retenidos, a pesar

de historias de adicción

90 Los hallazgos de significación estadística no guardan relación con las tesis de esta tesis se presentan en los capítulos 8 y 9, pero no discuten

aquí.

230
y condenas penales, sugiere una falta de diligencia debida por los empleadores 91. En consecuencia, estos hallazgos

generalmente apuntan hacia la existencia de factores sistémicos sin marcar en cultivo empleo.

Pseudoexperts: 27% (n = 27) de los examinadores forenses en este estudio estaban tendidos sobre parte o la totalidad de su

educación, capacitación y experiencia, y posteriormente clasificados como Pseudoexperts. Que tantos examinadores forenses en la

presente muestra fueron contratados y retenidos por negligencia al tiempo que proporciona este tipo de información falsa en sus

hojas de vida, o en el testimonio de expertos, sugiere una falta adicional de diligencia debida por los empleadores en relación con el

seguimiento de cualquiera. En consecuencia, estos hallazgos generalmente apuntan hacia la existencia de factores sistémicos sin

marcar en cultivo empleo.

Educación examinador: 52% (n = 52) de los examinadores forenses en este estudio tenían una educación universitaria o la

ciencia de posgrado; y 48% (n = 48) tenía una educación no ciencia o ninguna educación. Este hallazgo sugiere, y el posterior

análisis de regresión múltiple jerárquica de acuerdo, que el tener una educación formal la ciencia no está relacionado con casi

todos los de aproximación, impacto, o variables relacionadas con la evidencia bajo examen 92. Es decir, los examinadores

forenses cometer fraude eran tan propensos a tener una educación científica formal como no, lo que sugiere que las causas de

fraude forense no están relacionados con los modelos de educación científicas actuales de una manera u otra. En

consecuencia, este hallazgo apoya

91 Lejos de ser un mero juicio de valor con respecto a la empleabilidad de las personas con antecedentes penales o historial de adicción, la cuestión es uno de
confiabilidad y responsabilidad. ladrones de bancos no deben ser autorizados a trabajar en los bancos; adictos a las drogas no se debe permitir a trabajar con
fármacos; y abusadores de niños se les debe permitir trabajar con niños. Proceder de otra manera es invitar a la transgresión y la responsabilidad. Más
concretamente, los que tienen una mentira historia, que es inseparable de la conducta criminal y la adicción, no se puede confiar para dar testimonio de un
experto jurado en el tribunal bajo juramento. Aquellos que tengan permiso para hacerlo son vistos con desdén por cualquier verificador de los hechos. La
importancia mantener este criterio se pierde a menudo en las personas que trabajan fuera o sólo de manera indirecta con el sistema de justicia, que puede no
estar acostumbrados a tener que dar su palabra bajo pena de perjurio. Es, sin embargo, una cuestión que el tribunal toma muy en serio.

92 Con la excepción prevista de aumento de la educación científica se correlacionó significativamente con menos Pseudoexperts, ya que este es el

tipo de credencial que la mayoría de los Pseudoexperts están mintiendo acerca de poseer
- véase el capítulo 9 para la discusión.

231
centrándose en las causas y remedios culturales o sistémicos en las condiciones actuales 93.

Sin embargo, esto no quiere decir que tener una educación científica tiene relación alguna con el problema del fraude forense.

En algunos casos, los datos revelaron examinadores que no poseen la educación científica que cometió errores y luego trató

de encubrir los actos de fraude. La naturaleza exacta y la frecuencia de este particular fraude forense sub-tipo no fue explorado

en la presente investigación, lo que sugiere la necesidad de un estudio adicional. En cualquier caso, esto vuelve a las agencias

de contratación de científicos adecuadamente cualificados en primer lugar, y la creación de una cultura científica que las

deficiencias en la educación y la formación pueden ser reconocidas y tratadas en comparación con ignorado.

Estado de supervisión: 56% (n = 56) de los examinadores forenses en este estudio se determinaron a estar trabajando en una

capacidad de supervisión. Fue teorizado que los supervisores que podrían tener más acceso, más privacidad, y por lo tanto más

oportunidades para cometer fraude. Esta frecuencia sugiere, y jerárquico de regresión múltiple análisis está de acuerdo, que el

estado de supervisión no está relacionado con ninguna de las variables enfoque, de impacto o pruebas relacionadas bajo

examen. Aquellos cometer fraude forense fueron las mismas probabilidades de ser supervisores no. En consecuencia, este

hallazgo indica generalmente lejos de causas relacionadas con el examinador.

Los incidentes aislados: 82% (n = 82) de los examinadores forenses en este estudio se determinaron estar involucrado en un patrón

continuo de fraude, a menudo con múltiples examinadores, antes de descubrimiento. Este hallazgo es una refutación empírica de Mala

teoría de la manzana 94 como una explicación primaria para el fraude dentro de los datos presentes. En consecuencia, este hallazgo

indica generalmente hacia la existencia de factores sistémicos sin marcar en la cultura de trabajo.

93 Dada la variedad de antecedentes educativos científicos relacionados con las ciencias forenses, y las políticas de contratación variadas de
diferentes empleadores forenses, no es posible hacer recomendaciones significativas con respecto a la educación científica forense basada en los
datos obtenidos en el presente estudio. Por lo tanto, se recomienda más estudios que da cuenta de esta variabilidad, ya que se relaciona con el
fenómeno del fraude forense.

94 Véase el Capítulo 6 para una discusión con respecto a la refutación teórica de Bad Apple Teoría.

232
Aplicación de la Ley laboratorios: 78% (n = 78) de los examinadores forenses en este estudio fueron empleados directamente por las

fuerzas del orden. El correspondiente baja frecuencia de otros (también conocido como gobierno) laboratorios forenses financiados con

fondos públicos inicialmente correlacionado con el fraude en la presente muestra (5%, n = 5) comienza a sugerir que los laboratorios

forenses que operan dentro de los organismos encargados de hacer cumplir la ley podría estar asociado con un tipo particular de fraude

. En cualquier caso, este hallazgo apoya la teoría de que los que trabajan en nombre de la policía y la fiscalía (aunque no

necesariamente el gobierno en general) son responsables de una cantidad sustancial, si no la mayoría, de los casos conocidos de

fraude forense.

Examinadores retenidas: 37% (n = 37) de los examinadores fraudulentas en el presente estudio fueron retenidos inicialmente

por sus respectivos empleadores sin consecuencias graves a pesar de su mala conducta; de éstos, los examinadores de más

peso que participan ser reasignados o temporalmente suspendido. Esto evidencia la negligencia del patrón, y la indiferencia a

la integridad científica, ya que no hay justificación razonable para retener de forma permanente un examinador que ha

cometido fraude forense. fraude examinador debe resultar en la terminación automática, como el examinador ya no se puede

confiar para dar evidencia fiable en la corte y la continuidad de su empleo es un ejemplo tóxicos para otros empleados. Sin

embargo, en consonancia con la cultura aplicación de la ley en general, parece que hay una tolerancia por mala conducta

examinador forense por

233
más de un tercio de los empleadores en el presente estudio 95. En consecuencia, este hallazgo indica generalmente

hacia la existencia de factores sistémicos sin marcar en la cultura de trabajo.

Impacto: Las acciones de los 100 examinadores forenses en el presente estudio dio lugar a los al menos las siguientes

consecuencias, de manera conservadora: 42.042 casos revisados ​para el potencial de los empresarios de laboratorios

forenses; 5.443 casos criminales fueron retirados o volcados; y 9 laboratorios forenses cerrados, ya sea temporal o

permanentemente. Además, se suprimieron 38% (n = 38) de los examinadores fraudulentos, y el 32% (n = 32) con el

tiempo renunció. Estos hallazgos ponen en evidencia un impacto significativo con respecto a los gastos necesarios

relacionados con la revisión de casos y la contratación / capacitación de nuevos empleados que incurren los

empleadores; un impacto significativo en el costo financiero y la credibilidad del sistema de justicia en relación con los

casos que deben ser revocadas y tal vez vuelve a intentar; un impacto significativo en los servicios forenses como el

número de casos de laboratorio debe ser desplazada debido a suspensiones, terminaciones y cierres; 96.

95 Véase el Capítulo 4, la sección titulada “Tolerancia Interna para la criminalidad”. Correspondiente a esta preocupación, hay un escándalo en curso
relacionados con las ciencias forenses a nivel nacional con la participación de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF-B). Kenneth Melson
fue presionado a renunciar a la B-ATF en 2011, después de servir dos años como director interino, por negligencia de supervisión con respecto a la
infame operación “Rápido y Furioso” (Serrano, 2011). Los detalles de este asunto, que implican la venta ilegal de armas de fuego por los que trabajan
para las agencias de aplicación de la ley de Estados Unidos, tales como el B-ATF y el FBI a los carteles de la droga que operan en México, aún están
siendo investigadas y revelaron partir de la redacción de esta tesis doctoral. Sin embargo, se sabe que una de esas armas era un AK-47 utilizado para
matar a agente de la Patrulla Fronteriza Brian Terry, cuya familia ha presentado recientemente una demanda contra el Departamento de Justicia de
Estados Unidos y el B-ATF por 25 millones de dólares. El Sr. Melson es un ex fiscal, sigue siendo un miembro distinguido y ex presidente de la Academia
Americana de Ciencias Forenses (AAFS), y actualmente se desempeña como miembro del Consejo de la Sociedad Americana de Crime Laboratory
Directores Laboratorio Junta de Acreditación (ASCLD-LAB) . A pesar de haber presionado a renunciar durante una investigación en curso por el
Congreso de Estados Unidos en la actividad criminal confirmado que supervisó y sancionada, el Sr. Melson fue posteriormente designado como Asesor
Principal de la Justicia Auxiliar de la Oficina de Política Legal (OLP), para especializarse en cuestiones de política ciencias forenses en el Departamento
de Justicia. Que el Sr. Melson sigue siendo tan prominente en un fijo en la comunidad de la ciencia forense en estas circunstancias, sugiere además una
tolerancia de la comunidad para la criminalidad y la mala conducta de los organismos de ciencia forense involucrados (por ejemplo, la AAFS y
ASCLD-LAB). También demuestra el grado en que estas organizaciones están inadecuadamente alineados con las autoridades policiales y fiscales más
científicos reales.

96 Como se discutió en el capítulo 8, el impacto real en dólares no se puede calcular de manera fiable a partir de los datos actuales, y requeriría

estudio separado.

234
Jerárquica múltiple análisis de regresión

En el capítulo 9, jerárquico de regresión múltiple análisis revelaron correlaciones significativas entre el empleador, descripción del

trabajo, los empleados y las variables relacionadas con el enfoque examinador, el impacto del fraude, y la evidencia afectada 97:

patrono de la Independencia

correlaciones significativas con respecto a la independencia del empleador, correspondiente a las tesis de esta tesis, son los

siguientes (véase también discutió dispuesto en el Capítulo 9):

1. Como se ha mencionado, los simuladores representan el enfoque más frecuente a cometer fraude forense (90%;

n = 90).

2. Aumento de la independencia empleador del cumplimiento de la ley se asocia con una frecuencia

significativamente menor de simuladores.

3. A la inversa, el aumento de la dependencia de aplicación de la ley (es decir, afiliación) está asociado con un aumento

significativo frecuencia de simuladores.

4. La independencia de aplicación de la ley no está asociado con un aumento o una reducción significativa en la

frecuencia de otros enfoques para el fraude.

Estos resultados proporcionan apoyo empírico explícito para la tesis de que las personas que trabajan en nombre del estado,

específicamente la policía y la fiscalía, son responsables de una cantidad sustancial, si no la mayoría, de los casos conocidos

de fraude forense. Estos resultados también apoyan la afirmación de que la cultura de cumplimiento de la ley tiene un efecto

significativo y potencialmente corrupta efecto sobre los examinadores forenses que emplea.

Acreditación de Laboratorios

97 hallazgos significativos no relacionadas con las declaraciones de tesis expuestas en esta tesis no se resumen aquí, pero son presentados y

discutidos en el Capítulo 9.

235
correlaciones significativas respecto de Acreditación de Laboratorios, correspondiente a las tesis de esta tesis, son los

siguientes (véase también la discusión en el Capítulo 9):

1. Si está acreditado un laboratorio forense, examinadores fraudulentas son significativamente más propensos a exagerar,

embellecer, mentira sobre, o cualquier otra forma falsificar los resultados.

2. La acreditación de laboratorios es significativamente correlacionado con el aumento de la falsificación de un solo tipo

de evidencia física: ADN.

3. Los laboratorios acreditados son significativamente menos propensos a imponer graves consecuencias

para los examinadores fraudulentas.

Estos resultados proporcionan apoyo empírico explícito para la tesis de que el fraude forense tiende a ser el resultado de

causas culturales, patológicos y sistémicos en lugar de los motivos estrechas de las personas individuales, como las

circunstancias que lo rodean se debe permitir desarrollar y persistir por aquellos en la inmediata entorno forense.

Auditorías internas

correlaciones significativas con respecto a las auditorías internas, correspondiente a las tesis de esta tesis, son los siguientes

(véase también la discusión en el Capítulo 9):

1. Las auditorías internas se correlacionan significativamente con un aumento en el número de casos en revisión - ya que este

es generalmente el propósito de una auditoría, se espera que este hallazgo.

2. Los simuladores Significativamente más se revelan en asociación con las auditorías internas, lo que demuestra

su eficacia en la identificación de este tipo de fraude forense.

236
3. Un número significativamente menor Pseudoexperts, y Educación y experiencia relacionados con el fraude, se revelan en

asociación con auditorías internas. Esto puede reflejar que las auditorías son más a menudo se centraron en la revisión de

casos y protocolos, y no las prácticas de contratación o reanuda examinador. Como alternativa, esto puede sugerir que los

tipos de laboratorios forenses que imponen las auditorías internas son menos propensos a contratar a los examinadores

con títulos falsos en el primer lugar.

4. Mientras las auditorías internas se correlacionan significativamente con la identificación de más Drug1 fraude relacionado

con la evidencia (por ejemplo, pesos y cantidades), que se correlacionan significativamente con la identificación de un

menor número de casos de fraude relacionados con el dinero y Biológica (no DNA) pruebas.

Estos resultados proporcionan apoyo empírico explícito para la tesis de que el fraude forense tiende a ser el resultado de

causas culturales, patológicos y sistémicos en lugar de los motivos estrechas de las personas individuales, como las

circunstancias que lo rodean se debe permitir desarrollar y persistir por aquellos en la inmediata entorno forense.

Historial de adicción

correlaciones significativas con respecto examinador historial de adicción, correspondiente a las tesis de esta tesis, son

los siguientes (véase también la discusión en el Capítulo 9):

1. Los examinadores con un historial de adicción se correlacionaron significativamente con Drug1 pruebas relacionadas con

el fraude (por ejemplo, pesos y cantidades).

2. Los examinadores con un historial de adicción se correlacionaron significativamente con un mayor

número de casos se volcó.

Un historial de adicción es algo que puede ser proyectado por un empleador, tanto antes como durante el empleo

examinador. Por lo tanto, estos resultados proporcionan explícita empírica

237
apoyo a la tesis de que el fraude forense tiende a ser el resultado de causas culturales, patológicos y sistémicos

en lugar de los motivos estrechas de personas individuales, como las circunstancias que lo rodean se debe

permitir desarrollar y persistir por aquellos en el entorno forense inmediata.

Drug2 y Prueba Biológica

Había una ausencia notable de correlaciones significativas entre las variables independientes en este estudio, y Drug2 y

Biológica (no ADN, aka BioEV) evidencia (discusión detallada proporcionada en el Capítulo 9; véase la Tabla 9.6). Esto puede

sugerir que Drug2 y BioEV fraude relacionado existe como problemas culturales o sistémicos dentro de la comunidad de la

ciencia forense, distribuidos de manera uniforme independientemente de empleador, descripción del trabajo, o variables

relacionadas con los empleados. El fracaso para correlacionar significativamente cualquiera de estos tipos de evidencia sugiere

apoyo empírico para la tesis de que el fraude forense tiende a ser el resultado de causas culturales, patológicos y sistémicas en

lugar de los motivos estrechas de un solo individuo

Reforma informe previo a la NAS en la literatura

En el capítulo 7 - “Fraude Forense: Una revisión de la literatura”, se estableció que la mayoría de las investigaciones en materia

de fraude forense se encuentra principalmente en forma de estudios de casos ideográficos y monografías publicados por los de la

barra de defensa criminal. También se encontró que los pocos esfuerzos de investigación empírica más grandes asociados con el

fraude forenses tienen el mismo origen, lo que resulta indirectamente a partir del examen de los testimonios ciencia forense en

relación con condenas erróneas. No debería ser ninguna sorpresa que esta comunidad también ha sugerido una serie de

reformas correspondientes.

En preparación para el informe de la NAS (Edwards y Gotsonis, 2009; discute en la siguiente sección), muchos

reformadores de justicia penal han pedido a la comunidad de la ciencia forense para ser más científica - a comportarse

con honestidad, imparcialidad, y con humildad hacia la evidencia. Su investigación se ha centrado principalmente en la

exposición de la falta de

238
la investigación empírica en las ciencias forenses, así como los problemas asociados con sesgo

examinador, la ignorancia científica en general, y el error no intencional, todos los cuales contribuyen

a interpretaciones examinador incompetente y exceso de confianza (por ejemplo, Cole, 2005 y 2006;

Dror, Charlton, y Perón, 2006; Findley, 2008; Heller, 2006; Murphy, 2007; Peterson y Leggett, 2007; y

Saks, Risinger, Rosenthal, y Thompson, 2003). Algunos reformadores de justicia criminal, sin

embargo, han sido específica con respecto a las preocupaciones sobre la cuestión de abusar de las

ciencias forenses, incluyendo el problema del fraude examinador (por ejemplo, DiFonzo, 2005;

DiFonzo y Stern, 2007; Giannelli, 1997, 2007; Cooley, 2007a, 2007b; Cooley y Oberfield, 2007; y

Thornton y Peterson, 2002). Al tiempo que revela consistentemente la ausencia de la educación

científica, la investigación empírica,

Sin embargo, algunos reformadores de justicia criminal han defendido la separación completa de la práctica de la ciencia

forense de la supervisión y el control de cumplimiento de la ley - el argumento de que la ciencia alineado con la policía no

puede lograr la independencia y la imparcialidad que la práctica científica requiere (Chisum y Turvey, 2006; Cooley,

2007b; Giannelli,

1997, 2007; Kirk y Bradford, 1965; Starrs 1993; y Ungvarsky, 2007).

El informe de la NAS: Falta de Ciencia y error durante Fraude

Como se mencionó en el primer capítulo de esta tesis, la Academia Nacional de Ciencias de la ciencia forense (Edwards y

Gotsonis, 2009; también conocido como el informe de la NAS) presenta los resultados de una investigación de todo el sistema

financiado por el Congreso y revisión de disciplinas de las ciencias forenses y prácticas de laboratorio del crimen. Fue iniciado por

el Congreso de Estados Unidos en respuesta a la publicación sin fin de opiniones legales críticos con respecto a la parcialidad y

falta de la ciencia en la práctica forense; la aparición continua de fraudes muy publicitados forenses, errores y escándalos de

laboratorio del crimen en todo el país; y el número cada vez mayor de exoneraciones por ADN proviene de nuevo a las pruebas

forenses defectuoso o engañosa documentado por grupos tales como el Proyecto Inocencia. El informe de la NAS representa la

239
primer esfuerzo importante para investigar la comunidad de la ciencia forense por científicos reales - y recomendar reformas

relacionadas.

Sin embargo, el informe de la NAS en última instancia evita abordar la cuestión del fraude forense directamente. En su lugar, se

centra en los problemas de integridad y el error científico forense relacionada. Lo hace mediante lo que sugiere que el desarrollo de

la cultura científica y la gestión de error no intencional dentro de la comunidad de la ciencia forense son las preocupaciones más

comunes e inmediatas. Sin embargo, se reconoce que no existe actualmente ninguna investigación para demostrar con precisión la

velocidad o el alcance de cualquiera de fraude forense o error. En ese espíritu, el informe de la NAS proporciona las siguientes

conclusiones y reformas sugeridas:

1. La comunidad de la ciencia forense está fragmentado y roto, sin una sola voz o propósito; no se puede identificar, ni

arreglo solo, sus propios problemas. Como se explica en el informe de la NAS: “La empresa de la ciencia forense

carece de la estructura de gobierno necesario tirar de sí mismo frente a sus debilidades actuales. De las muchas

sociedades profesionales que sirven a la empresa, ninguno es dominante, y ninguno ha articulado claramente la

necesidad de un cambio o ha presentado una visión para llevarla a cabo,”(Edwards y Gotsonis, 2009; p.16).

Tampoco el proceso de confrontación sido adecuadas para la tarea. En consecuencia, el informe de la NAS

recomienda que el gobierno federal intervenir para ordenar y gestionar las reformas de la ciencia forense - mediante

la formación de un Instituto Nacional de Ciencias Forenses (NIF).

2. La ciencia forense y la aplicación de la ley son incompatibles culturalmente, con misiones distintas en el sistema de

justicia. Por lo tanto, los laboratorios forenses financiados con fondos públicos deben ser “independiente o

autónoma dentro de las fuerzas del orden” (Edwards y Gotsonis, 2009; p.184). En concreto, el informe de la NAS

recomienda que “para mejorar las bases científicas de los exámenes de ciencia forense y para maximizar la

independencia de la autonomía o dentro de la comunidad de aplicación de la ley, el Congreso debería autorizar y

fondos de incentivos apropiados en el Nacional

240
Instituto de Ciencias Forenses (NIF) para la asignación a las jurisdicciones estatales y locales con el fin de

eliminar todos los laboratorios forenses y las instalaciones públicas del control administrativo de las fuerzas

del orden o fiscalías,”(Edwards y Gotsonis, 2009; p.24) . Esto daría lugar a los presupuestos de la

administración y separadas por separado - por lo que esos laboratorios forenses que trabajan

experimentarían menos presión o coacción de la voluntad de los de aplicación de la ley.

3. La mayoría de la comunidad de la ciencia forense carece de los requisitos de escritura terminología y de informes

estandarizados. Esto da lugar a la presentación de informes forenses que está claro y en muchos casos incompletos.

En consecuencia, el informe de la NAS recomienda que la terminología estandarizada y los informes deben ser

desarrollados y el mandato a través del NIF.

4. Muchos examinadores forenses realizan exámenes y testifican sobre las conclusiones posteriores con un

inapropiadamente alto grado de certeza. El informe de la NAS recomienda, “la investigación es necesaria para

abordar los problemas de exactitud, fiabilidad y validez en las disciplinas de ciencia forense” (Edwards y

Gotsonis, 2009; p.22). Esto es porque hay una ausencia de investigaciones científicas que apoyan la

exactitud, fiabilidad y validez de muchas de las ciencias forenses (excluyendo ADN).

5. El informe de la NAS recomienda investigación empírica sobre la frecuencia y la naturaleza de sesgo examinador y

error, con el fin de “desarrollar procedimientos operativos estándar (que sentar las bases de protocolos modelo)

para minimizar, en la mayor medida razonablemente posible, el sesgo potencial y fuentes de error humano en la

práctica forense,”(Edwards y Gotsonis, 2009; p.24). Esto porque hay una escasez general de la investigación

científica sobre el sesgo examinador y error en la práctica forense.

6. El informe de la NAS recomienda la investigación en el desarrollo de “herramientas para el avance de la

medición, la validación, la fiabilidad, el intercambio de información, y

241
ensayos de aptitud en la ciencia forense y establecer protocolos para los exámenes forenses, métodos y

prácticas,”(Edwards y Gotsonis, 2009; pp.24-25). Esto porque hay una escasez general de la investigación

científica en este tipo de herramientas, a causa de una ignorancia científica general de que son necesarias en

el primer lugar.

7. El informe de la NAS recomienda, “la acreditación de laboratorios y certificación individual de los profesionales de la

ciencia forense deben ser obligatorios, y todos los profesionales de las ciencias forenses deben tener acceso a un

proceso de certificación,” (Edwards y Gotsonis, 2009; p.25). Esta acreditación de laboratorio porque es

actualmente voluntaria, y la práctica de la ciencia forense por lo general no requieren una certificación

examinador. El informe de la NAS argumenta que la acreditación y la certificación son necesarios para el cobro de

los estándares científicos y proporcionando la responsabilidad profesional.

8. El informe de la NAS recomienda que los laboratorios forenses desarrollar y adoptar garantía de calidad y procedimientos

de control. En él se explica que “los procedimientos de control de calidad deben estar diseñados para identificar errores,

fraude y sesgo; confirmar la validez y la fiabilidad de los procedimientos operativos estándar y protocolos continua;

asegurar que las mejores prácticas se están siguiendo; y los procedimientos y protocolos correctos que se encuentran a

necesitan mejorar”(Edwards y Gotsonis, 2009; p.26). Esto debido a que los actuales procedimientos de aseguramiento y

control de calidad son inconsistentemente asistieron o totalmente ausente en la mayoría de los laboratorios forenses.

Esto reconoce que los errores, los prejuicios y el fraude no son examinados intencionalmente, y mucho menos la

identificación y gestión, en la mayoría de los laboratorios forenses.

9. En la actualidad, no existe un código uniforme de la ética en todas las disciplinas de la ciencia forense. El informe de la

NAS recomienda que el NIF “debe establecer un código nacional de ética para todas las disciplinas de las ciencias

forenses y animar a las sociedades individuales para incorporar este código nacional como parte de su código de

ética profesional.

242
Además, NIF debe explorar mecanismos de aplicación para los científicos forenses que

cometen graves violaciónes éticas”(Edwards y Gotsonis, 2009; p.

26). Estos códigos profesionales de ética ya existentes son inexistentes, inadecuados o aplican de

forma selectiva dentro de la mayoría de las organizaciones de la ciencia forense.

10. Con el fin de practicar la ciencia forense competente, los examinadores forenses primero debe educarse y

formarse como científicos. Como se explica en el informe de la NAS (Edwards y Gotsonis, 2009; pp.26-27):

examinadores ciencias forenses deben entender los principios, prácticas y contextos de la metodología científica, así

como las características distintivas de su especialidad. Idealmente, la capacitación debe ir más allá de transmisión

aprendiz-como de las prácticas de la educación basada en principios científicamente válidos. Además de la experiencia

práctica y el aprendizaje adquiridos durante una práctica, un estudiante debe adquirir una educación interdisciplinaria

riguroso y capacitación en las áreas científicas que constituyen la base para la disciplina forense particular y la instrucción

sobre cómo documentar e informar el análisis. Un alumno también debe tener conocimiento práctico de los cálculos

cuantitativos básicos, incluyendo estadística y probabilidad, según sea necesario para la disciplina aplicable.

Esta posición asegura que el actual modelo de aprendizaje en el trabajo de otros dentro del sistema forense

rota, a menudo de los que no tienen educación o formación científica, proporciona una base adecuada para

la realización de exámenes forenses. Esta posición también reconoce que los exámenes forenses son

comúnmente realizadas por los no científicos (a menudo llevaba una insignia), sin la asistencia a la integridad

científica, y luego presentarse de manera inadecuada en los tribunales con el aura de legitimidad científica.

11. El informe de la NAS recomienda que los programas de posgrado que se cruzan con las ciencias forenses ser desarrollados

y financiados, para aumentar las oportunidades de educación para los aspirantes a los científicos forenses, para

proporcionar oportunidades de educación continua, y alimentar una cultura de la investigación en la comunidad de la

ciencia forense. Actualmente, hay

243
Son muchos los programas de ciencia forense que operan fuera de las escuelas de justicia penal alineados con o

impartidos por profesionales actuales y anteriores de la ley. Tales modelos son profesional en lugar de académica. En

otras palabras, estos programas están diseñados para producir agentes de policía, los funcionarios de prisiones, los

técnicos de la escena del crimen, o criminalistas de banco para los laboratorios forenses de la policía. Esto se refleja en

los tipos de instructores empleadas demasiado muchos de ellos son profesionales de la justicia criminal, los científicos no

objetivas o estudiosos académicos. En este entorno, la investigación no es compatible, financiado, o visto como necesario

dentro de la ciencia forense. El informe de la NAS explica que (Edwards y Gotsonis, 2009, p 230-231.):

Muchos programas de grado forenses se encuentran en pequeños colegios o universidades con pocos programas de posgrado en la

ciencia y la investigación, donde los recursos son limitados. La falta de fondos para la investigación ha desanimado a las universidades

en los Estados Unidos a partir de los programas de grado forenses basadas en la investigación en desarrollo, lo que conduce a las

limitadas oportunidades para atraer a los estudiantes graduados en este tipo de programas. Sólo unas pocas universidades ofrecen

educación a nivel de doctorado y oportunidades de investigación en ciencias forenses, y estos son los programas de química o biología

con un enfoque de la ciencia forense.

La mayoría de los programas de posgrado en ciencias forenses son los programas de maestría, donde el apoyo financiero para

estudios de postgrado es limitado. Además, la falta de fondos para la investigación significa que las universidades son poco probable

que desarrollen programas de investigación en ciencias forenses. Esta falta de financiación desalienta a los mejores científicos de la

exploración de las muchas cuestiones científicas en las disciplinas de las ciencias forenses. Esto se ha convertido en un círculo

vicioso en el que la falta de financiación mantiene los mejores científicos de distancia y su falta de disponibilidad desalienta los

organismos de financiación de la inversión en investigación en ciencias forenses. organismos de financiación tradicionales nunca han

tenido la misión de apoyar la investigación en ciencias forenses.

Este reconoce la ausencia de fuertes profesionales científicos en las ciencias forenses, y la

necesidad de establecer Ph.D. programas de ciencias forenses que tanto atraer a ellos y al mismo

tiempo generan una investigación de calidad. Este modelo educativo es algo que casi todos los otros

beneficios de la disciplina científica de.

244
12. El informe de la NAS recomienda una revisión completa del sistema de investigación médico-legal de la

muerte, desde el desarrollo de los requisitos educativos nacionales coherentes para los patólogos

forenses, al aumento de la financiación (por ejemplo, dinero para la modernización de las instalaciones

y equipos, los esfuerzos de acreditación y certificaciones examinador). Actualmente “requisitos para

los profesionales varían de nada más que los requisitos de edad y residencia a la certificación por la

Junta Americana de Patología en patología forense,” (Edwards y Gotsonis, 2009; p.28). Con esto se

reconoce una realidad que profesionales de la justicia más criminales son conscientes de, pero en

general prefieren ignorar: que causa y manera de muerte determinaciones se hacen a menudo por

personal no cualificado ignorantes y, sin ni siquiera la comprensión más básica de la ciencia o la

ciencia forense. Sin embargo, estos profesionales,

13. El informe de la NAS recomienda “un nuevo esfuerzo de base amplia a nivel nacional para lograr la interoperabilidad de

datos de huellas dactilares” (Edwards y Gotsonis, 2009; p.31). Como complemento, se recomienda fondos para la

reconversión de los examinadores de huellas digitales actuales, y “la formación de nuevos examinadores de huellas

digitales para obtener los beneficios deseados de una verdadera interoperabilidad.” (P.32). Esto reconoce el hecho de

que la documentación e interpretación de pruebas de huellas dactilares no está suficientemente normalizados; que los

examinadores de huellas digitales no están adecuadamente capacitados; y que las bases de datos de huellas digitales no

siempre se comunican entre sí de manera eficaz (en su caso) como resultado.

Las recomendaciones del informe de la NAS son de amplio alcance y que se caracteriza por lo general observaciones

negativas con respecto a la situación actual de la comunidad de la ciencia forense. Reconocen precisa una alineación

enfermiza con la aplicación de la ley; una ausencia de científicos adecuadamente educados; la ausencia de investigaciones

científicas sobre la metodología, el sesgo, error y fraude; una ausencia de mecanismos para la identificación de error y el

fraude; y la ausencia de estándares consistentes prácticas, directrices éticas y la responsabilidad de gestionar los

examinadores forenses que viole los mandatos de

245
integridad científica. Lo más importante para la presente investigación, el informe de la NAS no niega el problema del

fraude forense. Más bien, se subsume con recomendaciones en relación con el sesgo y el error, que se consideran

de mayor interés inmediato en el entorno actual de deterioro forense.

En general, el informe de la NAS ha contado con el apoyo en la literatura profesional que ha respondido, con el acuerdo

multidisciplinario para centrarse en reducir el sesgo, el desarrollo de los requisitos de educación científica y normas de la

práctica, y abrazar una cultura de la investigación en la comunidad de la ciencia forense (Chisum y Turvey 2011;

Giannelli, 2010; Lentini, 2009; Mnookin, Cole, Dror, Fisher, Houck, Inman, Kaye, Koehler, Langenburg, Risinger, Rudin,

Siegel y Stoney, 2011; y Saks, 2010). Sin embargo, ya pesar de este acuerdo profesional, no hay evidencia de que las

recomendaciones del informe de la NAS están siendo adoptadas y aplicadas en un grado significativo. Esto quiere decir

que no ha habido ningún desarrollo o la financiación de un NIF a partir del cual debe fluir la mayoría de las reformas

recomendadas; aplicación de la ley mantiene el control directo de la mayoría de los practicantes de la ciencia forense; y la

gran mayoría de los examinadores forenses aún carecen de una educación formal ciencia.

Reforma forense sugerido por la investigación en curso

Las preguntas para el presente trabajo de investigación es si las recomendaciones del informe de la NAS, y la

literatura profesional relacionada, son suficientes para tratar y gestionar el problema del fraude forense, y si hay más

reformas específicas sugeridas por los hallazgos empíricos en el presente estudio.

El informe de la NAS aparece escrito en la creencia de que la ciencia forense puede beneficiarse más de la investigación científica, la

normalización, la acreditación de laboratorios, y la certificación examinador. Se sugiere que mediante la enseñanza de los valores

científicos a los profesionales, y les proporciona directrices científicas claras, que el sesgo, el fraude y el error puede ser reducido.

Parece, en esencia, que sugieren que la mayoría de aquellas que emplean los examinadores forenses, así como aquellos

246
la realización de exámenes forenses, tienen intenciones honestas general (aunque a menudo mal informados y equivocados). La

presente investigación no ofrece ninguna razón para dudar de esto.

Sin embargo, por lo que las reglas no garantiza que siempre van a ser seguidos - sólo que será claro para todos cuando

se han roto, y que las consecuencias pueden ser prescritos por adelantado. En consecuencia, las recomendaciones del

informe de la NAS no se refieren específicamente cómo el fraude forense, que implica necesariamente examinadores

forenses con las peores intenciones, se identifica mejor y gestionado. Aunque sí sugieren que puede y debe ser.

Contratación Institucional y Políticas de retención

Los presentes resultados de la investigación indican que el fraude forense podría ser reducido significativamente por el desarrollo

de las prácticas de contratación y retención más rigurosos. Esto incluye los siguientes, que no son estándar para muchos

empleadores de los examinadores forenses:

requisito de la educación científica: En comportamiento con el informe de la NAS, los examinadores forenses deben tener

al menos una educación científica de pregrado. Esto le ayudará con la obligación del empleador para detectar el

Pseudoexperts y promover una cultura que abarca la integridad científica. También podría ayudar a reducir los tipos de

errores científicos que algunos examinadores sienten la necesidad de ocultar con un comportamiento fraudulento.

Reanudar la verificación: empleadores forenses deben participar en un proceso de investigación exhaustiva antes de contratar a

cualquier nuevo personal. Esto debe incluir la verificación de todos los aspectos de los posibles empleados hoja de vida, desde la

adquisición de los certificados oficiales de la universidad y la revisión de las calificaciones educativas, para dirigir la verificación de las

certificaciones y publicaciones. retención de los empleados también debe depender de la verificación de cualquier novedad de hojas de

vida de los empleados. El empleador tiene la obligación de mantener y conservar la documentación relativa a la verificación de cada

elemento en el currículum de un empleado, para permitir la producción a petición como parte de cualquier paquete de descubrimiento a

tiempo antes del juicio (también conocido como,

247
material de Brady, paquete Brady). Una vez más, esto podría ayudar con la obligación del empleador para la detección de

Pseudoexperts y promover una cultura que abarca la integridad científica.

Verificación de antecedentes criminales: Antes de contratar a cualquier nuevo personal, los solicitantes deben ser obligados a

someterse a una investigación de antecedentes criminales a fondo - dentro y fuera del estado. Esto debe hacerse para detectar

candidatos para descalificadores, tales como los que están en libertad condicional, los convictos criminales, y los que tienen un historial

de faltas descalificantes (por ejemplo, el robo, la convicción de la violencia doméstica, condenas relacionadas con las drogas, y las

condenas relacionados con el fraude) . Esto ayudaría con la obligación del empleador para la detección de las personas con un historial

de criminalidad y promover una cultura que abarca la integridad científica.

Médica y Salud Mental de la historia: Antes de contratar a cualquier nuevo personal, los solicitantes deben ser obligados a

someterse a una evaluación médica y de salud mental, para la detección de las personas con un historial de trastornos mentales

(y la medicación relacionada), el abuso de sustancias y la adicción. Esta es una práctica común para muchas empresas de alta

seguridad y los organismos encargados de hacer cumplir la ley. Una vez contratados, puede ser extremadamente difícil despedir

a un empleado con un problema de salud mental o abuso de sustancias previamente no reconocida. Por lo que debe ser razones

obvias, tales individuos no deben ser confiados a la custodia de las pruebas físicas que se pueden incluir sustancias controladas,

ni deben ser invocados para realizar exámenes forenses y de dar testimonio de expertos bajo juramento. Como se discutió en el

capítulo anterior, esta es una de las cuestiones más significativas observadas en asociación con el fraude forense en el presente

estudio. Esto ayudaría con la obligación del empleador para la detección de las personas con un historial de adicción, y promover

una cultura que abarca la integridad científica.

Obligatoria prueba de la droga: Los empleadores deben adoptar una política de tolerancia cero con respecto al abuso de sustancias, y

exigir a todos los empleados que se abstengan del uso de drogas ilegales como parte de sus contratos de trabajo. Como complemento,

los empleadores deben exigir a todos los examinadores forenses a someterse a azar en el análisis de drogas terreno sin notificación

previa de ningún tipo. De nuevo,

248
esta es una de las cuestiones más significativas observadas en asociación con el fraude forense en el presente estudio. Esto

ayudaría con la obligación del empleador para la detección de las personas con problemas de adicción, y promover una cultura

que abarca la integridad científica.

La penalización de expertos fraude hoja de vida: Actualmente, no es necesariamente ilegal que un experto para cometer fraude

curriculum vitae (Véase el capítulo 1, la discusión con respecto perjurio). Tampoco reanudar el fraude necesariamente resulta en la

terminación de un empleado o de su expulsión de una organización profesional. La penalización de expertos fraude hoja de vida

crearía un poderoso desincentivo para proporcionar información falsa en una hoja de vida del experto. También proporcionaría los

empleadores y las organizaciones profesionales con una herramienta poderosa para la expulsión de los que no tienen integridad

profesional.

Reformas a la Cultura Institucional

Los presentes resultados de la investigación indican que el fraude forense podría ser reducido significativamente por el desarrollo

de las reformas culturales específicos dentro institucional. Esto incluye los siguientes, que no son estándar para muchos

empleadores de los examinadores forenses:

Autonomía Forense: En comportamiento con el informe de la NAS, exámenes de la ciencia forense se deben separar

de aplicación de la ley alineación, administración y supervisión. Esto da a los conflictos culturales discutidos

previamente, y que la independencia institucional de la policía se correlaciona con una frecuencia significativamente

menor de simuladores.

Dicha disposición no significa necesariamente que la privatización de la ciencia forense. Se podría significar simplemente la

aprobación de leyes para separar todos los sistemas de laboratorio forense gubernamentales existentes a partir de los

presupuestos de aplicación de la ley, la supervisión, y cadenas de mando. la política y la legislación relacionada deben impedir

cualquier persona que trabaje para cualquier agencia de aplicación de la ley de servir en el carácter de un médico forense, o de

supervisión de cualquiera que es un examinador forense: este tipo de trabajo debe ser la única provincia de científicos capacitados,

dados los numerosos conflictos de interés entre la policía y la cultura científica

249
ya se ha discutido.

Esto se debe hacer a pesar de los costos que se asociarán, teniendo en cuenta las obligaciones financieras de fraude forense

que ya han sido establecidos en relación con los casos de este estudio. Con respecto a los costos adicionales del gobierno,

esto podría requerir la construcción y mantenimiento de separado y modernas instalaciones que a menudo tienen el mandato

como parte de los requisitos de acreditación de todos modos. Con respecto al mercado libre o cadena de preocupaciones de

custodia, debe tenerse en cuenta que muchos gobierno financió laboratorios forenses ya subcontratar a empresas privadas

para los exámenes que no se prestan, o cuando hay un retraso (por ejemplo, el análisis de ADN, toxicológicos análisis y

pruebas de alcohol en sangre).

Transparencia: En comportamiento general con el informe de la NAS, los examinadores forenses y los empleadores deben aceptar el

concepto de transparencia científica completa con respecto a todos los métodos y las conclusiones. Idealmente, esto incluiría la

transparencia con respecto a cualquier prueba en la custodia, exámenes y resultados relacionados, y cualquier testimonio examinador

antes, hojas de vida, certificaciones y competencias - todos los cuales los empleadores tienen la responsabilidad de recopilar,

almacenar y mantener para permitir la producción a solicitar como parte de cualquier paquete de descubrimiento a tiempo antes del

juicio. En resumen, la legislación federal se debe pasar haciendo todos los documentos y comunicaciones generadas por cualquier

laboratorio forense un registro público - para poner fin a la falta de cumplimiento de las resoluciones de descubrimiento y de

admisibilidad de pruebas en poder del

Tribunal Supremo de Estados Unidos en . Brady v Maryland ( 1963) y Melendez-Diaz v. Massachusetts

(2009). Este requisito podría ayudar a reducir y revelar Pseudoexperts y disimuladores.

acreditación: El informe de la NAS recomienda la acreditación de laboratorios como una de las medidas necesarias para lograr y

mantener la responsabilidad científica. Sin embargo, como se discute, la acreditación de laboratorios no se correlacionó

significativamente con cualquier disminución de fraude forense. De hecho, el contrario se observa en los presentes hallazgos. La

acreditación de laboratorios se correlaciona significativamente con un aumento de la frecuencia de disimuladores y los fraudes

relacionados ADN, además de ser significativamente correlacionado con la severidad disminuido en

250
consecuencias examinador. En última instancia, los resultados del presente estudio sólo se pueden utilizar para sugerir que los

esfuerzos actuales de acreditación de laboratorios en realidad puede hacer más daño que bien cuando se trata de la problemática

específica de fraude forense 98. Dado el costo que se asocia con la acreditación de laboratorios, y el prestigio que se utiliza para

implicar, este hallazgo plantea preguntas acerca de su eficacia global.

Amplias y obligatorias auditorías independientes: En comportamiento general con el informe de la NAS, los empleadores deben

someterse, y sus empleados, a auditorías integrales de organizaciones de aplicación de la ley no externos independientes. Como

se ha comentado, muchas auditorías se llevan a cabo en respuesta al caso quejas específicas, y por lo tanto están orientadas

hacia los objetivos en lugar de ser todo incluido. Específicamente, se asocian con un aumento significativo frecuencia de casos de

fraude relacionados con los pesos de drogas y cantidades. Sin embargo, tienden a asociarse con revelando un número

significativamente menor Pseudoexperts, significativamente menos casos de fraude relacionados con el dinero, y

significativamente menos casos de pruebas biológicas (no ADN) fraude relacionado. Esto significa que la mayoría de los fraudes

forense es descubierto por otros mecanismos - tales como las quejas de los compañeros de trabajo o crossexamination por el

abogado contrario. auditorías integrales, que implica la revisión espontánea independiente de los resultados del examen forense,

inventarios pruebas físicas, examinador se reanuda y cualquier testimonio relacionado podría ayudar a identificar tanto el fraude y

el error anterior en el proceso, reducir los posibles efectos perjudiciales. También ayudarían a preservar mejor reputaciones

institucionales relativas a la integridad científica, permitiendo que el sistema de justicia para percibir correctamente que está

siendo identificado el fraude forense y logró debido a los esfuerzos institucionales, más que como resultado de la revisión legal o

denunciantes.

Tolerancia cero para el fraude: empleadores forenses, organizaciones profesionales y empleados

98 Se podría argumentar que la acreditación de laboratorios no está destinado a abordar la cuestión del fraude forense, sino que tiene la intención de
reducir el error examinador y aumentar la responsabilidad general dentro de la comunidad forense, y esto habría comentario justo. Sin embargo, no
hay investigaciones que sugieren que los laboratorios forenses acreditados experimentan menos errores que los laboratorios forenses no
acreditados. En consecuencia, cualquier afirmación sobre la eficacia de la acreditación con respecto a la reducción de errores examinador y
aumentar la responsabilidad no se basan en nada que haya sido verificado empíricamente.

251
tienen la obligación de adoptar una política de tolerancia cero con respecto al fraude forense. Actualmente, este no es el caso: los

empleadores forenses suelen conservar los examinadores fraudulentas; ASCLD-LAB rara vez se revoca la acreditación de

laboratorios que emplean los examinadores fraudulentas 99;

organizaciones de ciencias forenses como la Academia Americana de Ciencias Forenses (AAFS) expulsan con poca

frecuencia examinadores fraudulentas 100; y, mencionado en los capítulos anteriores, los denunciantes a menudo son

castigados por los empleadores cuando la ley está destinado a protegerlos. Esta falta de voluntad colectiva para actuar

cuando se requiere una acción apoya las conclusiones del informe de la NAS (Edwards y Gotsonis, 2009), que encontraron

que algunas fuerzas de seguridad son (p.18): “demasiado aferrados a la actual‘comunidad de la ciencia forense fragmentada’

, que es deficiente en muchos aspectos”; y que la comunidad de la ciencia forense como inconexa, y (p.16): “carece de la

estructura de gobierno necesario tirar de sí mismo frente a sus debilidades actuales”. Esta falta de acción general, crea un

ambiente de

99 ASCLD-LAB prefiere generalmente no suspender o revocar la acreditación de laboratorios. Esto se explica por el entonces Presidente Don
Wyckoff al defender la decisión de no suspender la acreditación del laboratorio criminal del FBI posterior al escándalo Brandon Mayfield, que
ciertamente implicado un problema sistémico con la forma en que los exámenes de huellas dactilares se llevaban a cabo en el momento (Wycoff,
2005; p.39):

La suspensión de la acreditación de un laboratorio, sin una revisión completa de los hechos, hace poco para apoyar a un laboratorio que se deben
tratar inmediatamente con problemas de control de calidad y, de hecho, muestra que ASCLD / LAB realmente no cumple con su objetivo de tratar de
mejorar la calidad de servicio al sistema de justicia criminal. La primera respuesta tenido ASCLD / de LAB sido suspender la acreditación, el derecho al
debido proceso habría sido violada.

... Debido a que el programa de ASCLD / LAB acreditación es voluntaria y nuestro objetivo es alentar a todos los laboratorios forenses para someter su
funcionamiento al escrutinio de la acreditación, el proceso se discutió anteriormente se lleva a cabo de forma rutinaria de una manera confidencial.

Es importante señalar que a pesar de numerosos escándalos durante la última década, el laboratorio del crimen del FBI nunca ha tenido su acreditación
ASCLD-LAB suspendida o revocada. Como explica el Sr. Wyckoff, la misión de ASCLD-LAB es “apoyar un laboratorio” a través de la acreditación voluntaria
(presumiblemente, la lógica es que si los laboratorios miedo de perder la acreditación, que son menos propensos a pagar los costos asociados con el logro y
el mantenimiento de la misma) . Esto no quiere decir que la suspensión o revocación nunca sucede, pero que es raro cuando se trate de fraude forense. En
última instancia, este investigador le resulta difícil ponerse de acuerdo en que la comunidad de la ciencia forense es mejor servido por la continua
acreditación de los laboratorios forenses con problemas sistémicos.

100 El presente trabajo de investigación identificó un solo caso que involucra a una organización profesional de la ciencia forense censurar de forma
permanente un médico forense para el testimonio falso o engañoso en el dominio público dentro de los parámetros establecidos - . Dougherty v Haag et al.
( 2008), con la participación de la Asociación de arma de fuego y la herramienta de Marcos examinadores (ETCA). Sin embargo, se identificaron
numerosos casos de examinadores fraudulentas que permanecieron miembros de pleno derecho dentro de sus respectivas organizaciones profesionales,
más comúnmente la AAFS. Vale la pena señalar que la AAFS, en un memorando de 2004 el entonces presidente Ronald Singer, en respuesta a una
queja de ética contra un experto en manchas de sangre aplicación de la ley, donde fue tomada, ha admitido, “no acción acuerdo con nuestros estatutos
actuales, no es ético para ser ignorantes”(Singer, 2004). Las falacias inherentes en esta posición se discuten extensamente en Cooley (2011). Además,
dado que los datos de afiliación profesional organización no estaba disponible para muchos de los examinadores forenses incluidos en el estudio, esta
variable no fue examinado - aunque tal vez debería en el futuro.

252
tolerancia de fraude dentro de la comunidad de la ciencia forense.

Una serie de recursos relacionados son necesarios para ayudar a comenzar a paliar estas deficiencias. En primer lugar, los

empleadores y las organizaciones profesionales forenses tienen la obligación de desarrollar y mantener un registro público de los

examinadores forenses que han renunciado o han sido despedidos en relación con la actividad fraudulenta. Esto incluiría una clara

descripción de las medidas institucionales adoptadas para revisar los casos afectados y evitar en el futuro el fraude de naturaleza

similar. En segundo lugar, los laboratorios forenses debería prohibirse a los que emplean los examinadores con antecedentes

penales, o una historia de un fraude forense u otra falta. En tercer lugar, las organizaciones forenses deben adoptar políticas estrictas

que requieren la expulsión de cualquier miembro del público que tiene antecedentes penales, o una historia de un fraude forense u

otra falta.

Estos remedios, proporcionando una mayor transparencia y rendición de cuentas, que recorrer un largo camino en la

prevención de los examinadores fraudulentas de transferencia a otras jurisdicciones - un problema identificado en varios casos

en el presente estudio. En primer lugar, sin embargo, que ayudarían a restaurar y mantener la confianza en las agencias y

organizaciones afectadas. Si bien pueden parecer extremas para los no iniciados, en realidad son comunes en las ciencias

con respecto a las publicaciones de la Oficina de Integridad en la Investigación ya citado, y las diversas bases de datos

estatales que catalogan públicamente la revocación de certificaciones o credenciales de los profesionales con licencia (por

ejemplo, , abogados, maestros y profesionales de la salud médicos).

Investigación futura

Las discusiones con respecto a las reformas forenses necesarios en este capítulo conducen a un reconocimiento de que hay muchas

áreas donde los futuros esfuerzos de investigación deben centrarse con el fin de ayudar a anticipar y limitar la frecuencia de fraude

forense. Éstas incluyen:

1. Una investigación más general, en las áreas de sesgo, el fraude y error en relación a las variables

potencialmente atenuantes empleador y el examinador - como lo sugiere el

253
Informe NAS. Las recomendaciones específicas incluirían la investigación en correlatos de sesgo, el fraude y

error relacionados con Drug2 y Biológica (no DNA) pruebas.

2. El examen de las correlaciones entre el fraude, un mayor grado de educación científica. En concreto, los datos

revelaron examinadores que no poseen la educación científica que cometió errores y luego trató de encubrir

los actos de fraude. La naturaleza exacta y la frecuencia de este particular fraude forense sub-tipo no fue

explorado en la presente investigación, lo que sugiere la necesidad de un estudio adicional.

3. El examen de las correlaciones entre el fraude, los tipos de fraude, y la afiliación examinador con las organizaciones

profesionales específicos y códigos éticos (o su ausencia) - para evaluar la eficacia y el impacto.

4. El examen de las correlaciones entre la presencia o ausencia de las variables del curriculum vitae específicas no investigados

por la presente investigación (por ejemplo, tipos de grado específico, la ausencia de títulos de grado, la presencia de

apariciones en los medios, y la ausencia de fechas de entrenamiento) y el fraude forense, con el fin de sugerir señales de

alerta para su uso durante el proceso de contratación.

5. El examen de las correlaciones entre las adicciones específicas, medicamentos, o variables de salud mental no cubiertos

por la presente investigación forense y el fraude, con el fin de informar mejor al proceso de selección de los empleados.

6. El examen de las correlaciones entre las formas específicas de la actividad delictiva, abuso de drogas y el fraude forense, con

el fin de informar mejor las políticas de prevención y los esfuerzos de auditoría.

254
7. El examen de las correlaciones entre los rasgos específicos de los laboratorios forenses acreditados y no acreditadas

que no fueron examinados en el presente estudio, para comprender mejor cómo los impactos de acreditación

diferentes encarnaciones de fraude forense.

8. El examen de las correlaciones entre los resultados de las auditorías laboratorio forense interna y externa, con el fin

de informar mejor las políticas de prevención y los esfuerzos futuros de auditoría.

A pesar de estas recomendaciones de investigación pueden parecer relativamente poco ambicioso, que reflejan dos realidades

importantes: en primer lugar, que son las áreas de investigación sugerido explícitamente por los datos actuales, con el fin de

obtener una mayor comprensión de las relaciones que sugieren los datos actuales; En segundo lugar, la investigación más

ambicioso no debe realizarse hasta que la investigación más básica y fundamental se ha completado a los muchos años de

dirección de abandono empírica que han sido demostrados.

En consecuencia, estas recomendaciones de investigación, en combinación con las recomendaciones específicas para futuras

investigaciones necesarias para comprender los resultados del presente estudio discutido en el capítulo anterior, proporcionan

a la comunidad de la ciencia forense con la dirección y oportunidad significativa para examinar el complejo fenómeno del

fraude forense en el los próximos años.

Conclusión

fraude forense es una preocupación importante para el sistema de justicia criminal. Esto resulta en un costo significativo de volver

a probar la evidencia, volcó casos, desestimó los casos, y las acciones civiles por condenas erróneas. También puede destruir al

mismo tiempo la vida de los acusados ​inocentes, las carreras de los examinadores forenses involucrados, y la credibilidad de sus

empleadores y compañeros de trabajo por asociación. Esto por no hablar de la erosión de la confianza pública en el sistema de

justicia y los que trabajan en ella.

255
Antes de la publicación del informe de la NAS, un grupo persistente de los reformadores de justicia criminal trabajó

constantemente para revelar la ausencia de la educación científica, la investigación, la cultura o en la práctica de la ciencia

forense. También una crónica de la falta de paridad forense entre la defensa y la acusación, pidiendo al mismo tiempo el

debido proceso de los tribunales. Algunos de estos incluso llamó a la separación de la práctica de la ciencia forense de la

supervisión de la ley.

En 2009, la publicación del informe de la NAS incluye las observaciones de que la comunidad de la ciencia forense sufrió

una alineación enfermiza con la aplicación de la ley; una ausencia de científicos adecuadamente educados; la ausencia de

investigaciones científicas sobre la metodología, el sesgo, error y fraude; una ausencia de mecanismos para la

identificación de error y el fraude; y la ausencia de estándares consistentes prácticas, directrices éticas y la responsabilidad

de gestionar los examinadores forenses que viole los mandatos de la integridad científica. También reconoció el problema

de sesgo, el fraude y error en el fraude forense - y la correspondiente falta de investigación empírica suficiente para sugerir

estrategias de gestión informadas.

A raíz del informe de la NAS y sus conclusiones de las cuencas hidrográficas, el presente estudio es un primer esfuerzo

exploratorio en el fenómeno del fraude forense. Aunque preliminares, se ha arrojado resultados que sugieren la

importancia inmediata de reformas específicas. Es compatible con la afirmación de que el fraude forense tiende a ser el

resultado de causas culturales, patológicos y sistémicos en lugar de los motivos estrechas de personas individuales,

como las circunstancias que lo rodean se debe permitir desarrollar y persistir por aquellos en el entorno forense

inmediata. También es compatible con la afirmación de que si bien privado (por ejemplo de defensa) los profesionales

forenses se caracterizan habitualmente como sesgada o mercenarios, los que trabajan en nombre del estado (por

ejemplo, la policía y la fiscalía) son responsables de una cantidad sustancial, si no la mayoría, de los casos de fraude

conocido forense. Actividades rutina teoría, Diferencial teoría de la asociación, y Tensión de rol Teoría proporcionadas

visión útil de las influencias ambientales culturales y otros

256
ejercida sobre el examinador forense.

De mayor importancia, esta tesis también ha revelado áreas específicas de investigación futura que se suman a

la actual de la literatura relevante para nuestra comprensión de cómo anticipar y gestionar los casos de fraude

forense.

257
Referencias

1 Adams, D. y espinilla, K. (2005) “La investigación y la mala conducta del crimen Lecciones de

La ciencia penal sobre la prevención de la mala conducta y la promoción de la integridad”

Responsabilidad en investigación: Políticas y Control de Calidad, Vol. 12 (3); pp.225-240.

2 Aguilera, R. y VADERA, A. (2008) “El lado oscuro de la Autoridad de: antecedentes,

Mecanismos y resultados de la Corrupción de la organización,” Journal of Business Ethics, Vol. 77;

pp.431-449.

3 Aiken, L. y West, S. (1991) Regresión Múltiple: Pruebas e Interpretación

interacciones, Thousand Oaks, CA: Sage Publications.

4 . Ake v Oklahoma ( 1985) Tribunal Supremo de Estados Unidos (EEUU 470 68), 26 de febrero.

5 Akers, R. (2000) Las teorías criminológicas: Introducción, evaluación y

Aplicación, 3 rd Ed., Los Ángeles: Roxbury Publishing Company.

6 Akers, R. y Matsueda, R. (1989) "Donald R. Cressey: Un retrato de un intelectual

Criminologista," Su mensaje sociológico, Vol. 59 (4), octubre; pp.423-438.

7 Albrecht, WS y Albrecht, CO (2003) El examen del fraude y prevención,

Mason, Ohio: Sur-Oeste Educational Publishing.

8 Albrecht, WS, Albrecht, CO, Albrecht, CC, y Zimbelman, MF (2011) Fraude

Examen, 4 º Ed., Mason, Ohio: Sur-Oeste, Cengage Learning.

9 American Law Institute (1965) Reexpresión de Agravios, Segundo ( Vol. 2). St. Paul, MN:

American Law Institute.

258
10 Anderson, M., Martinson, B., y De Vries, R. (2007) “Normativa disonancia en

Ciencia: Los resultados de una Encuesta Nacional de Científicos de Estados Unidos” Revista de Investigación Empírica en

Ética de la Investigación Humana, Vol. 2 (4); pp.3-14.

11 ASCLD (2011) Sociedad Americana de Directores de laboratorio del crimen sitio web; URL: http: //

www.ascld.org.

12 ASCLD / LAB (2011) Sociedad Americana de Administración laboratorio de criminalística / Laboratorio

Junta de acreditación sitio web; url: http://www.ascld-lab.org/.

13 Aseltine, P. (2011) “Capitán de Servicios Humanos de policía acusados ​de falsificar

En cuanto a los registros de tiempo de vacaciones y armas de fuego de clasificación “, Comunicado de prensa, Estado de

Nueva Jersey, Oficina del Fiscal General, 17 de mayo; url: http://www.nj.gov/oag/ newsreleases11 / pr20110517b.html.

14 Aurelio, M. (1997) meditaciones, N. Chelmsford, MA: Courier Dover Publications. Traducción de largo, G.

15 Babbage, C. (1830) Reflexiones sobre la decadencia de la ciencia en Inglaterra, y en algunos

de sus causas, Londres: B. Fellowes Editorial; url: http://www.gutenberg.org/files/ 1216 / 1216.txt;

descargado 8 marzo, 2010.

16 Barkacs, L., Browne, M. y Williamson, C. (2002) "The perspectivista Naturaleza de

El testimonio de expertos en los Estados Unidos, Inglaterra, Corea y Francia" Connecticut Journal of

International Law, Vol. 18, caída; pp.55-102.

17 Barton, G. (2011) “antecedentes penales de Oficiales son difíciles de rastrear,” Milwaukee

Journal-Sentinel, 29 de octubre.

259
18 Batista, J. (2008) “Logan renuncia como Jefe de Oficina Laboratorio Forense del PSA,”

Patrulla Estatal de Washington Comunicado de prensa de la Oficina del Jefe John R. Batista febrero

14.

19 Benoit, J. y Dubra, J. (2004) “¿Por qué ¿Los buenos policías defienden malos policías?”

International Economic Review, Vol. 45 (3); pp. 787-809.

20 Benson, B. (1988) “Una explicación Institucional de la Corrupción de Justicia Penal

Funcionarios,” Cato Journal, Vol. 8 (1); pp.139-163.

21 Benson, R. (2001) “Cambio de cultura policial: La sine qua non de reforma” Loyola de

Los Ángeles Law Review, Vol. 34, enero; pp.681-690.

22 Berkow, M. (2004) “seguridad interna: los terroristas internos” El jefe de la policía,

Vol. 71 (6), junio.

23 Bernhard, A. (2004) “La justicia sigue fallando: Una revisión de los recientes esfuerzos para Compensar

Los individuos que han sido injustamente condenado y más tarde, Exonerated” Drake Law Review, Vol. 52,

Summer; pp.703-738.

24 Negro, HC (1990) Diccionario ley de negro, 6 ª ed., St. Paul, Minnesota: West

Grupo.

25 Bloombaum, M. (1970) “Hacer más pequeño de análisis de espacio,” El Diario de Conflicto

Resolución, Vol. 14 (3); pp. 409-416.

26 Bolton, R. y Mano, J. (2002) “Estadística de Detección de Fraude: Una revisión” Estadístico

Ciencia, Vol. 17 (3); pp.235-255.

260
27 Bogner, A. y Menz, W. (2006) “La ciencia del crimen: El escándalo de Corea y la clonación

el papel de la ética” Ciencia y Política Pública, Vol. 33 (8); pp.601-612.

28 Bopp, W. y Schultz, D. (1972) Principios de Aplicación de la Ley y de América

Justicia penal, Springfield, IL: Charles C. Thomas Publisher.

29 Bohrer, B. "casos de ex-jefe del crimen de laboratorio que se examinan: las pruebas de ADN liberado a un hombre

después de 15 años" El investigador de Philadelphia, 22 de de diciembre de del 2002.

30 Bosch, X. y Tito, S. (2009) “Desafíos culturales y su efecto en internacional

integridad de la investigación,” La lanceta, Vol. 373 (9664); pp 610 -. 612.

31 Botkin, D. (2011) “La certeza absoluta no es científico” El periodico de Wall Street,

2 de diciembre; url: http://online.wsj.com/article/

SB10001424052970204630904577058111041127168.html.

32 Botluk, D. (2007) “El Centro Nacional de Ciencia, Tecnología y Medio

Ley: Apoyar el papel de la ciencia forense en la administración de Justicia”

Stetson Law Review, Vol. 36 (3); pp.609-620.

33 Boyd, D. (2011) “detective de Fort Worth Fired, acusado de hojas de Falsificación tiempo”

Pie. Worth Star-Telegram, 30 de septiembre.

34 Bradford, L. (2007) “La génesis de la CAC [Asociación de California

Criminalistas],” Noticias CAC, 3er trimestre; pag. 5 (originalmente presentado en el Seminario Semestral

número 100 de la CAC, Huntington Beach, Otoño 2002).

35 . Brady v Maryland ( 1963) Corte Suprema de Estados Unidos (373 US 83).

261
36 Branham, V. y Kutash, S. (1949) Enciclopedia de la criminología, Nueva York:

Biblioteca de Filosofía.

37 Brennan, A., Rostow, C., Davis, R. y Hill, B. (2009) “ Una investigación de

Información biográfica como un predictor de la terminación del empleo entre los agentes de la

autoridad” Diario de la Policía y Psicología Criminal, Vol. 24; pp.108-

112.

38 Brookfield, S. (1987) El desarrollo de pensadores críticos, San Francisco: Jossey-Bass

Editores.

39 Brown, A. y Hepler, L. (2005) “Comparación de Fraude al Consumidor Estatutos Across

los Estados Cincuenta” Federación de Defensa y Corporate Counsel trimestral, Vol. 55 (3); pp.263-308.

40 Brytting, T., Minogue, R., y Morino, V. (2011) La anatomía de fraude y

Corrupción: causas y remedios de organización, Surrey, UK: Gower Publishing.

41 Budowle, B. (2007) “Forensic Science: problemas y Dirección,” Presentación de la

Academia Nacional de Ciencias, Comité sobre la identificación de las necesidades de la comunidad forense

Ciencia 5 de junio; url: http://sites.nationalacademies.org/PGA/stl/ forensic_science /

42 CAC (2011) “Criminalística de la Información” Asociación de Criminalistas de California

página web: http://www.cacnews.org/membership/criminalistics.shtml.

43 Caldero, M. y Crank, J. (2004) Ética de la Policía: La corrupción de la causa noble,

Cincinnati, OH: Anderson.

262
44 Cancino, J. y Enríquez, R. (2004) “Un análisis cualitativo de pares oficial

represalias," Policial: An International Journal de estrategias y gestión de la policía, Vol.

27 (3); pp.320-340.

45 Alcaparras, B. (2008) “La delincuencia, la legitimidad y testimiento” Indiana Law Journal, Vol. 83,

Verano; pp.835-880.

46 Cassidy, J. (2009) “El oficial de policía acusado de mal uso de la base de datos” condado de Orange

Registro, 14 de agosto.

47 Castañeda, R. (2011) “oficial de Ex-Montgomery acusado de ayudar red de drogas admite

ordenador comprueba ilegítimos,” El Correo de Washington, 27 de abril.

48 Castelle, G. (1999) "El fraude Lab: lecciones aprendidas de la 'Fred Zain Affair'," los

Campeón, Mayo; páginas. 12-16, pp.52-57 .

49 Catano, V. y Turk, J. (2007) “El fraude y la mala conducta en la investigación científica: Un

Definición y procedimientos para la investigación,” Medicina y Derecho, vol.26; pp. 465-476.

50 CCLRTF (2009) Un examen de la ciencia forense en California, Sacramento,

CA: Estado de California, Oficina del Fiscal General, California Crime Laboratory Grupo de Trabajo de

Revisión, noviembre; url: http://ag.ca.gov/publications/ crime_labs_report.pdf.

51 . Chamberlain v Mantello ( 1997) Corte de Distrito de Estados Unidos, Dakota del Norte Nueva York, No. 95-CV-1050, 954 F.

Supp. 499.

263
52 Chan, S. (1994) "Las puntuaciones de las convicciones Opinión como Chemist Faces Perjurio

Acusaciones Forense," Los Angeles Times, 21 de agosto.

53 Chappell, A. y Piquero, A. (2004) “La aplicación de la teoría del aprendizaje social de Policía

Mala conducta," El comportamiento desviado, Vol. 25; pp.89-108.

54 Chemerinsky, E. (2005) “Un análisis independiente de la policía de Los Ángeles

Junta del informe del Departamento de Investigación sobre el escándalo de Rampart” Loyola de Los Ángeles Law

Review, vol.34; pp. 545- 657.

55 Chin, G. y Wells, S. (1998) “El‘muro azul de silencio’como evidencia de sesgo y

motivo para mentir: un nuevo enfoque para el perjurio policía” Universidad de Pittsburgh Law Review, Vol. 59,

Winter; pp.233-299.

56 Chisum, WJ y Turvey, B. (2006) Reconstrucción del crimen, Boston: Elsevier Science.

57 Chisum, WJ y Turvey, B. (2011) Reconstrucción Crime, 2 Dakota del Norte Ed., San Diego:

Elsevier Science.

58 CIA (2011) La línea Factbook Mundial, Langley, Virginia: La Central de Inteligencia

Agencia, ISSN 1553-8133, de 27 de octubre; url: https://www.cia.gov/library/publications/ el-mundo-factbook /

geos / us.html.

59 Clark, R. y Felson, M. (2004) Actividad de rutina y la elección racional: vol. 5

(Los avances en la teoría criminológica), Piscataway, NJ: Transaction Publishers.

60 Clarke, R., Newman, G., y Shoham, S. (1997) Elección racional y situacional

La prevención del delito: Fundamentos teóricos, Boston: Dartmouth Publishing Co.

264
61 Clayton, M. (2003) “duplicidad Grado: diplomas falsos son fáciles de comprar en línea, pero

universidades son cada vez más cautelosos” El Christian Science Monitor, 10 de junio.

62 Nube, M. (1996) “Los jueces, 'testimiento', y la Constitución” Sureste de california

Revisión de la Ley, Vol. 69, mayo; pp.1341-1387.

63 Collins, J. y Jarvis, J. (2007) “culpar al sistema judicial de condenas erróneas,

No laboratorios del crimen,” Informe de Laboratorio crimen, 1 ° de Junio; URL: http: //

www.crimelabreport.com/our_analysis/dontblame.htm.

64 Coenen, T. (2008) Fundamentos de Fraude Corporativo, Hoboken, NJ: John Wiley & Sons,

65 LS Cohen, J., Cohen, P., West, SG y Aiken, (2003) Aplicada múltiple

Análisis de Regresión / correlación para las Ciencias del Comportamiento, 3 rd Ed, Mahwah, Nueva Jersey:. Lawrence Erlbaum

Associates.

66 Cohen, L. y Felson, M. (1979) '' Cambio Social y tendencias delictivas: Una rutina

Actividades del planteamiento, '' American Sociological Review, Vol. 44 (agosto); pp.588-607.

67 Cole, S. (2010) “aculturando Ciencia Forense: ¿Qué es la 'Cultura Científica', Y

¿Cómo puede la ciencia forense adoptarla?” Fordham Law Journal Urbana, Vol. 38 (2); pp. 435-472.

68 Cole, S. (2005) “Más que cero: Contabilización de error en la huella digital latente

identificación," Revista de Derecho Penal y Criminología, Vol. 95 (3); pp.985-1078.

265
69 Cole, S. (2006) “Las causas de morbilidad y potenciales de la condena injusta Por

La evidencia de huellas digitales,” Golden Gate University Law Review, Vol. 37, caída; pp. 39-105.

70 Coleman, J. (1985) El Elite criminal: La sociología de la delincuencia de cuello blanco, Nuevo

York: Prensa de San Martín.

71 Colvin, M., Cullen, F. y Vander Ven, T. (2002) “La coacción, apoyo social, y

crimen: Un consenso teórico emergente” Criminología, vol.40; pp.19-42.

72 Connors, E., Lundregan, T., Miller, N. y McEwen, T. (1996) Condenados por jurados,

Exonerado por la Ciencia: Estudio de casos en la utilización de pruebas de ADN para demostrar la inocencia de

prueba, Washington, DC: Instituto Nacional de Justicia, CNJ 161 258, junio.

73 Conway, M. (2003a) “2 dueños de laboratorio arrestado, dice que está dando resultados limpios en

los casos de custodia” Modesto Bee, 30 de agosto; p.A1.

74 Conway, M. (2003b) “Merced CPS Cabeza Reasignado: Director de Servicios Sociales Toma

Durante más de sonda pruebas de drogas” Modesto Bee, De Septiembre 3; p.B2.

75 Cooley, CM (2004) “La reforma de la comunidad forense para evitar el último

Injusticia," Derecho de Stanford y examen de las políticas, Vol. 15; pp.381-446.

76 Cooley, CM (2006) “Reconstruccionistas en un Post-Daubert y Post-DNA

Sala de justicia,”en Chisum, WJ y Turvey, B. (Eds.) Reconstrucción del crimen, Boston: Elsevier Science.

266
77 Cooley, CM (2007a) “El efecto CSI: su impacto y preocupaciones potenciales,” Nuevo

Inglaterra Law Review, Vol. 41, Primavera; pp.471-501.

78 Cooley, CM (2007b) “Forensic Reforma Ciencia y la pena capital: Un

“Intelectualmente honesto” Evaluación” George Derechos Civiles Mason University Law Journal, Vol.17,

Primavera; pp.300-422.

79 Cooley, CM (2011) “El crimen Reconstrucción: El testimonio experto y la ley”, en

Chisum, WJ y Turvey, B. (Eds.) Reconstrucción del crimen, 2 Dakota del Norte Ed, San Diego:. Elsevier Science.

80 Cooley, CM y Oberfield, G. (2007) “El aumento de la fiabilidad de las pruebas forenses

y reducción al mínimo Condenas Erróneas: Aplicación Daubert no es el único problema,”

Tulsa Law Review, Vol. 43; pp.285-380.

81 Cooley, CM y Turvey, BE (2011) “los efectos del observador y examinador Bias:

Influencias psicológicas en la Forensic Examiner,”en Chisum, WJ y Turvey, B. (eds) Reconstrucción Crime, 2 Dakota

del Norte Ed., San Diego: Elsevier Science.

82 Cooper, C. (2009) “Sí Virginia, hay un Código de Policía del Silencio: Procesar

Oficiales de la Policía y la Policía Subcultura” Ley penal Boletín, Vol. 45 (2); pp. 4-20.

83 Cooper, S. (2009) “Ex-DA Bob Macy, químico ex forense Joyce Gilchrist resolver

caso," La Gaceta de Oklahoma, El 17 de junio url: http://truthinjustice.org/gilchrist/macygilchrist.htm.

84 Crank, J. (1998) La comprensión de la cultura policial, Cincinnati, OH: Anderson.

267
85 Crank, J., Flaherty, D. y Giacomazzi, A. (2007) “La causa noble: Un empírica

evaluación," Diario de la Justicia Penal, Vol. 35; pp.103-116.

86 v Crawford. metro. Gobierno de Nashville et al. ( 2009) Tribunal Supremo de los EE.UU. , 555

Estados Unidos 271, 129 S. Ct. 846, 172 L. Ed. 2d 650.

87 Cressey, D. (1952) “Aplicación y Verificación de la asociación diferencial

Teoría," La Revista de Derecho Penal, Criminología y Ciencias de la Policía, Vol. 43; pp. 43-52.

88 Cressey, D. (1953/1973) Dinero de los demás, reimprimir edición, Belmont, California:

Wadsworth Publishing Co.

89 Cressey, D., Sutherland, E. y Luckenbill, D. (1992) Principios de Criminología, 11 º

Ed., Lanham, MD: Altamira Press.

90 Crowley, G. y Wilson, P. (2007) ¿Quién mató a Leanne Holanda? Chatswood, Nueva Gales del Sur:

Nuevos Editores Norte.

91 Curtis, K. y Bowman, B. (2007) Memo a la forense del estado de Washington

Investigaciones Consejo, Asociación de Washington de Abogados de Defensa Criminal, 15 de octubre.

92 Davidow, J. y Teichroeb, R. (2003) “Los policías que abusan de sus mujeres rara vez pagan la

precio," Seattle Post-Intelligencer, 23 de julio.

93 De La Cruz, M. “resultados de las pruebas de narcóticos falsos” (2003) Merced Sun-Star, agosto

30.

268
94 DeForest, P. (2005) “Crime Scene Investigation” en Sullivan, LE y Rosen, EM

(Eds) Enciclopedia de la Aplicación de la Ley, Vol. 1; Thousand Oaks, CA: Sage; pp. 111-

116.

95 DeForest, P., Gaennslen, R., y Lee, H. (1983) La ciencia forense: Una introducción a la

criminalística, Nueva York: McGraw-Hill.

96 Diehl, C. (2011) “Reuniones Abiertas y bocas cerradas: la libertad de expresión de los funcionarios elegidos

Derechos después Garcetti v. Ceballos,” Case Western Reserve Law Review, Vol. 61 (2); pp. 551-602.

97 De Vries, R., Anderson, M., y Martinson, B. (2006) “mal comportamiento normal:

los científicos hablan de la ética de la investigación” Revista de Investigación Empírica de Ética de Investigación

Humana, Vol. 1 (1); pp.43-50.

98 Dewey, J. (1995) “Ciencia como objeto y como método”, Ciencia y

Educación, Vol. 4; pp. 391-398. Reimpresión de Dewey, J. (1909) “Ciencia como subjectmatter y como

método”, Ciencia, Vol. 31 (787); pp. 121-127.

99 DiFonzo, JH (2005) “Los crímenes de los laboratorios forenses,” Hofstra Law Review, Vol. 34 (1);

pp.1-11.

100 DHSS (2005) “Políticas de Servicio de Salud Pública para la Investigación mala conducta,” Federal

Registro, Departamento de Salud y Servicios Humanos, vol. 70 (94); pp. 28369 hasta 28400.

101 DiFonzo, JH y Stern, RC (2007) “Diablo con una bata blanca: La tentación de

La evidencia forense en la Era de la CSI” New England Law Review, Vol. 41, Primavera; pp.504-532.

269
102 Dorfman, D. (1999) “La demostración de la mentira: La credibilidad tribunales de policía,” americano

Revista de Derecho Penal, Vol. 26; pp.455-503.

103 Donegan, J. y Danon, M. (2008) “Strain, Asociación diferencial, y la coerción:

Puntos de vista de la literatura Criminología sobre las causas de la mala conducta del contador”

Contabilidad y el Interés Público, Vol. 8 (1); pp.1-20.

104 Dorey, E. (2010) “Hacer frente al fraude” Química e Industria, Vol. 25, enero; páginas.

16-17.

105 Dorminey, J., Fleming, A., Kranacher, M. y Riley, R. (2010) “Enhancing

La disuasión de los delitos económicos” El CPA Journal, Julio; pp.17-23.

106 . Dougherty v Haag et al. ( 2008) Tribunal de Apelaciones, estado de California, Cuarto Distrito de Apelación, la división tres,

G038335 (Super. Ct. Nº 05CC06993), presentada en Julio del

28.

107 . Drake v Portuondo ( 2006) Corte de Distrito de Estados Unidos, Distrito Oeste de Nueva York, el

99-CV-0681E (Sr), Memorando y Orden 16 de marzo.

108 Dror, I., Charlton, D., y Perón, A. (2006) “La información contextual hace que los expertos

vulnerables a hacer identificaciones erróneas” Forensic Science International, Vol. 156; pp. 74-76.

109 Durose, M. (2008) Censo de subvencionados con fondos públicos laboratorios forenses Crime, 2005,

Oficina de Programas de Justicia, Oficina de Estadísticas de Justicia, CNJ 222 181, julio.

110 Eberly, T. (2008) “Un tercio de Ga. Reclutas oficial tiene registros de la policía,” el Atlanta

Diario de Constitución, Octubre 12.

270
111 Edwards, H. y Gotsonis, C. (2009) El fortalecimiento de la ciencia forense en los Estados

Unidos: un camino a seguir, Washington, DC: National Academies Press.

112 Elgin, C. (2011) “Ciencia, ética y educación” Teoría e Investigación en Educación,

Vol. 9 (3); pp. 251-263.

113 Elias, P. (2012) “Alcalde SF suspende Sheriff, tiene por objeto la eliminación,” San Jose Mercury

Noticias, 21 de Marzo.

114 Elrick, M. (2001) “Base de datos Cops Tap para acosar, intimidar: El uso incorrecto entre la policía

frecuentes, dicen algunos, pero rara castigos” Detroit Free Press, 31 de Julio.

115 Emily, J. (2009) “Cuarto ex agente de Dallas en el escándalo de las drogas falsas obtiene un año

libertad condicional," Dallas Morning News, 31 de marzo.

116 Fanelli, D. (2009) “¿Cuántos científicos fabricar o falsificar la investigación? Una sistemática

revisión y meta-análisis de los datos de la encuesta,” Public Library of Science ONE, Vol. 4 (5); pp.1-11.

117 FBI (2004) Uniform Crime Reporting Handbook, Clarksburg, Virginia Occidental: Uniform Crime

Programa de Informe de la Oficina Federal de Investigaciones; url:

http://www.fbi.gov/aboutus/cjis/ucr/additional-ucr-publications/ucr_handbook.pdf.

118 FBI (2006) Delito en los Estados Unidos - 2005, Washington, DC: Departamento de

La justicia, la Oficina Federal de Investigaciones, la Tabla 29, septiembre; URL: http: //

www2.fbi.gov/ucr/05cius/data/table_29.html.

271
119 FBI (2007) Delito en los Estados Unidos - 2006, Washington, DC: Departamento de

La justicia, la Oficina Federal de Investigaciones, la Tabla 29, septiembre; URL: http: //

www2.fbi.gov/ucr/cius2006/data/table_29.html.

120 FBI (2008) Delito en los Estados Unidos - 2007, Washington, DC: Departamento de

La justicia, la Oficina Federal de Investigaciones, la Tabla 29, septiembre; URL: http: //

www2.fbi.gov/ucr/cius2007/data/table_29.html.

121 FBI (2009) Delito en los Estados Unidos - 2008, Washington, DC: Departamento de

La justicia, la Oficina Federal de Investigaciones, la Tabla 29, septiembre; URL: http: //

www2.fbi.gov/ucr/cius2008/data/table_29.html.

122 FBI (2009a) Uniform Crime Programa de Notificación Preguntas frecuentes,

Washington DC: Departamento de Justicia, Oficina Federal de Investigaciones, de abril; url:

http://www.fbi.gov/about-us/cjis/ucr/frequently-asked-questions/ucr_faqs08.pdf.

123 FBI (2010) Delito en los Estados Unidos - 2009, Washington, DC: Departamento de

La justicia, la Oficina Federal de Investigaciones, la Tabla 29, septiembre; URL: http: //

www2.fbi.gov/ucr/cius2009/data/table_29.html.

124 FBI (2011) Delito en los Estados Unidos - 2010, Washington, DC: Departamento de

La justicia, la Oficina Federal de Investigaciones, la Tabla 29, septiembre; URL: http: // 10tbl29.xls

www.fbi.gov/about-us/cjis/ucr/crime-in-the-us/2010/crime-in-the-us-2010/tables/.

125 FBI (2012) Servicios de Laboratorio, Departamento de Justicia de Estados Unidos, Oficina Federal de Investigación

página web; url: http://www.fbi.gov/about-us/lab.

272
126 Feinburg, S. (2007) El análisis de Classified-Cruz datos categóricos, 2 Dakota del Norte Ed, Nuevo

York, Nueva York: Springer.

127 Feynman, R. (2001) El carácter de la ley física, Cambridge, MA: MIT Press.

128 Findley, K. (2008) “Inocentes en riesgo: Desequilibrio adversario, ciencias forenses, y

la búsqueda de la verdad” Seton Hall Law Review, Vol. 38; pp.893-973.

129 Fitch, B. (2011) “Enfoque de Ética: La ética en Rethinking Aplicación de la Ley,” Ley del FBI

Boletín de Aplicación, Octubre.

130 Fitzgerald, F. (1998a) "Testigo Caras cargos de mentir: Funcionarios Destape False

Cartas credenciales," Sun-Sentinel, 5 de marzo.

131 Fitzgerald, F. (1998b) "falso 'Expert' Encarcelado durante 3 años," Sun-Sentinel, Diciembre 1.

132 Franzen, M., Rödder, S., y Weingart, P. (2007) “El fraude: causas y culpables como

percibida por la ciencia y los medios de comunicación. Los cambios institucionales, en lugar de la motivación individual,

fomentan la mala conducta,” EMBO Reports, Vol. 8 (1); pp.3-7.

133 Frye v. Estados Unidos ( 1923) Corte Suprema de Estados Unidos, 293 F. 1013 (DC Cir. 1923).

134 Garcetti, et al. v. Ceballos ( 2006) Tribunal Supremo de los Estados Unidos, N ° 04-473, 30 de mayo.

135 García, V. (2005) “ Construir el 'otro' dentro de la cultura policial: un análisis de una

Unidad desviada dentro de la organización policial,” Práctica Policial e Investigación, Vol. 6 (1); pp. 65-80 .

273
136 Gardenier, J. (2011) “Integridad de los datos se gana, no se da,” Oficina de Investigación

Boletín integridad, Vol. 19 (3); p.3.

137 Garrett, B. (2008) “A juzgar la inocencia”, Columbia Law Review, Vol. 108, enero;

pp.55-142.

138 Garrett, B. y Neufeld, P. (2009) “no válida la ciencia forense y Testimonio

Condenas erróneas” Virginia Law Review, 95 (1); pp. 1-97.

139 Geggie, D. (2001) “Un estudio sobre la actitud consultores recién nombrados hacia

fraude en la investigación” Journal of Medical Ethics, Vol. 27; pp.344-346.

140 Geranios, N. (2003) "Informe de la Patrulla del Estado insta disparo del científico forense" Asociado

Prensa, 10 de septiembre.

141 Giannelli, P. (1997) “El abuso de la evidencia científica en los casos penales: la necesidad

para Laboratorios de investigación criminal independiente” Virginia Diario de Política Social y Derecho,

Vol. 4; pp.439-470.

142 Giannelli, P. (2001) "Las credenciales falsas" Justicia penal, Fall, Vol. dieciséis; pp.40 y 64.

143 Giannelli, P. (2002) “informes inventados” Justicia penal, Vol. 16, Invierno; páginas.

49-50.

144 Giannelli, P. (2003) “del Tribunal Supremo‘Criminal’ Daubert Casos," Seton Hall

Revisión de la Ley, Vol. 33 (4); pp.1071-1111.

145 Giannelli, P. (2007) “Condenas Erróneas y la ciencia forense: la necesidad

Regular los laboratorios forenses,” North Carolina Law Review, vol.86; pp.163-236.

274
146 Giannelli, P. (2010) “Laboratorios de investigación criminal independientes: El problema de la motivación

y prejuicio cognitivo” Utah Law Review, Vol. 2; pp.247-266.

147 Giannelli, P. y McMunigal, K. (2007) “Los fiscales, Ética, y experto

Testigos," Fordham Law Review, Vol. 76, diciembre; pp.1493-1537.

148 Giddens, A. (1991) Introducción a la Sociología, Nueva York: WW Norton

Empresa.

149 Gillispie, M. (2004) “Los expertos trabajo hecho por culpa técnico de laboratorio de la policía, jefe,” Cleveland

Plain Dealer, Junio ​16; pag. A1.

150 Goldman, RL (2003) “Revocación Estado de Licencias aplicación de la ley de Oficiales

y Procesamiento Criminal Federal: una oportunidad para el Federalismo Cooperativo”

La Saint Louis University Law Review Pública, XXII (1); pp.121-50.

151 Goldman, RL y Puro, S. (1987) “Descertificación de Policía: una alternativa a

Remedios tradicionales para la policía,”Mala Conducta Hastings Constitucional Law Quarterly, Vol. 15,

caída; pp.45-79.

152 Goldman, RL y S. Puro (2001) “Revocación de la certificación oficial de policía”

Saint Louis University Law Journal, Vol. 45 (2); pp.541-579.

153 Goode, W. (1960) “Una teoría de la tensión de rol” American Sociological Review, Vol.

25 (4); pp. 483-496.

275
154 Gottschalk, P. (2011) “desafíos de gestión en aplicación de la ley: el caso de

abusos de la policía y el crimen,” Revista Internacional de Derecho y Gestión, Vol. 53 (3); pp.169-181.

155 Green v. Ciudad de Cleveland, et al ( 2004) Caso No. I: 03CV0906, Corte de Distrito de Estados Unidos para

el Distrito Norte de Ohio, División Este, Anexo A, 8 de junio.

156 Greiner, J. (2005) las acciones de Gilchrist estimulan tercer ensayo,” El Oklahoma, 15 de Junio; url:

http://newsok.com/gilchrists-actions-spur-third-trial/article/1526821.

157 Griffy, L. (2007a) “caso Sexo dependía de informe de laboratorio falsa: ardid del oficial se convirtió en SJ

evidencia," San Jose Mercury News, 16 de diciembre.

158 Griffy, L. (2007b) “falsos informes de laboratorio eran comunes: El juez advirtió sobre el uso de policías

estratagemas,” San Jose Mercury News, De diciembre de de 23.

159 Grimm, L. y Yarnold, P. (1995) La comprensión de la lectura y multivariado

Estadística, Washington, DC: La Asociación Americana de Psicología.

160 Grolleau, G., Lakhal, T., y Mzoughi, N. (2008) “Introducción a la

Economía de los títulos falsos” Diario de Asuntos Económicos, Vol. XLII, No. 3; pp. 673-693.

161 Gross, H. (1906) Investigación Criminal, Madras: G. Ramasawmy Chetty & Co.

162 Gross, S., Jacoby, K., Matheson, D., Montgomery, N. y Patil, S. (2005)

“Las exoneraciones en los Estados Unidos, de 1989 a 2003” Revista de Derecho Penal y Criminología, Vol.

95, Invierno; pp.523-559.

276
163 Guttman, R. y Greenbaum, C. (1998) “Teoría de la faceta: su desarrollo y actual

Estado," El psicólogo Europea, Vol. 3 (1); pp. 13-36.

164 Hansen, D. y Culley, T. (1973) El Oficial de Formación de la Policía, Springfield, IL:

CHARES C. Thomas Publisher.

165 Hardwig, J. (1991) “El papel de la confianza en el conocimiento,” El Diario de Filosofía,

Vol. 88 (12); pp. 693-708.

166 Harris, A. (2000) “Género, Violencia, Raza y Justicia Penal,” Derecho de Stanford

Revisión, Vol. 52 (4); pp.777-807.

167 Harris, G. (2008) “La mitad de los médicos rutinariamente Prescribir placebos” New York Times,

22 de octubre.

168 Hecht, L. (2001) “El conflicto clases, y la sobrecarga de roles: conceptos diferentes, diferente

Consecuencias," Su mensaje sociológico, Vol. 71 (1); pp. 111-121.

169 Heller, K. (2006) “La Psicología Cognitiva de la evidencia circunstancial,” Michigan

Revisión de la Ley, Vo. 105, noviembre; pp.241-305.

170 Hickman, MJ, Piquero, AR, Lawton, BA, y Greene, JR (2001) “Aplicación

la teoría del equilibrio del control de la desviación tilde a la policía” Vigilancia, Vol. 24 (4); pp. 497-519.

171 Holguin (2007) “altos funcionarios tienen títulos falsos” CBS News, 5 de diciembre; url:

http://www.cbsnews.com/stories/2004/05/10/eveningnews/main616664.shtml.

172 Houck, M. y Seigal, J. (2010) Fundamentos de la ciencia forense, 2 Dakota del Norte Ed., San

Diego: Elsevier Science.

277
173 Hsu, S. Jenkins, J. y Mellnick, T. (2012) “Departamento de Justicia crítica de la ciencia forense defectuosos FBI

procesos carecían de transparencia” The Washington Post, 17 de abril; URL: http: //

www.washingtonpost.com/local/crime/doj-review-of-flawed-fbi-forensics-processeslacked-transparency/2012/04/17/gIQAFegIPT_print.

174 Hutchison, K. (1999) “jefe de la policía Sitka engañar por estafa título” el Juneau

Imperio, 29 de junio.

175 IACP (2011) “¿Cuál es el juramento de Aplicación de la Ley de honor?” La Internacional

Asociación de Jefes de Policía de página web; url: http://www.theiacp.org/PoliceServices/ ExecutiveServices /

ProfessionalAssistance / Ética / WhatistheLawEnforcementOathofHonor / tabid / 150 / Default.aspx.

176 IACP (2012) “Política de Normas en el modelo de conducta,” The International

Asociación de Jefes de Policía de página web; url: http://www.theiacp.org/PoliceServices/

ProfessionalAssistance / Ética / ModelPolicyonStandardsofConduct / tabid / 196 / Default.aspx.

177 Idaho v. Edward J. Wolfrum ( 2007) Corte de Apelaciones, Expediente No. 31557, Opinión No. 58, 6 de septiembre.

178 IP (2009) Investigación de problemas forenses en los Estados Unidos, Nueva York, Nueva York: The

Proyecto Inocencia, Inc .; url: http://www.innocenceproject.org/docs/

CoverdellReport.pdf.

179 Ivkovich, S. (2003) “Para servir y Recoger: Medición de la Corrupción Policial” Diario de

Derecho Penal y Criminología, Vol. 93 (2); pp.593-649.

278
180 Imwinkelried, E. (2003) "El testimonio de expertos Defectuoso: En busca del equilibrio en

Admisibilidad," Justicia penal, Vol. 18, Primavera; pp.28-29, 37.

181 Inman, K. y Rudin, N. (1999) Principio y Práctica de Criminalística: La

Profesión de la ciencia forense, Boca Raton, FL: CRC Press.

182 Inman, K. y Rudin, N. (2006) “El Paradigma Shifty, Parte II: Los errores y las mentiras y

Fraude, ¡por Dios!” La Asociación de Criminalistas Noticias de California, Quarter 1; pp. 16-18.

183 Interlandi, J. (2006) “Un descubrimiento no deseada” Los New York Times, 22 de octubre;

url: http://www.nytimes.com/2006/10/22/magazine/22sciencefraud.html.

184 James, S. y Nordby, J. (2003) La ciencia forense: Una introducción a la Ciencia y la

Técnicas de Investigación, Boca Raton, FL: CRC Press.

185 Jarrett, T. (2011) “Juez explosiones policía de Nueva York, Los condenados Rogue detective” el Brooklyn

Tinta, 01 de noviembre; url:

http://thebrooklynink.com/2011/11/01/34082-judge-blastsnypd-convicts-rogue-detective/.

186 Jeffery, C. (1965) “Comportamiento Criminal y la teoría del aprendizaje,” El Journal of

Derecho Penal, Criminología y Ciencias de la Policía, Vol. 56 (3); pp.294-300.

187 Jette, A. (2005) “Sin la integridad científica, no puede haber evidencia Base”

Terapia física, Vol. 85 (1); pp.1122-1123.

188 Johnson, T. (2008) “jefe de laboratorio de crimen de Estado dimite después de los problemas planteados en el DUI

evidencia," Seattle Post-Intelligencer, 14 de febrero.

279
189 Johnson, T. y Cox, R. (2005) “Ética de la Policía: Implicaciones organizativas” Público

Integridad, Vol. 7 (1); pp.67 - 79.

190 Johnson, T. y Lathrop, D. (2007) “Estado encargado del laboratorio se cierra después de que ha acusado de

firmar declaraciones falsas" Poste de Seattle, 31 de Julio.

191 Jones, A. (2003) “¿Puede Autoría Políticas ayudar a prevenir la mala conducta científica?

El papel de las Sociedades Científicas?” Ciencia y Ética de Ingeniería, Vol. 9 (2); pp. 243-256.

192 Judson, H. (2004) La gran traición: El fraude en la ciencia, Nueva York: Harcourt, Inc.

193 Kaempffer, W. (2009) “Cop manchado ciudad dada libertad asistida especial,” New Haven

Registro, 3 de febrero de.

194 Kapardis, A. y Krambia-Kapardis, M. (2004) “Mejora de la prevención del fraude y

detección por perfiles de delincuentes fraude” El comportamiento criminal y Salud Mental, Vol. 14; pp.189-201.

195 Kappeler, V. (2006) Temas críticos en la responsabilidad civil de la Policía, 4 º Ed., Long Grove, IL:

Waveland Press.

196 Karcz, M. y Papadakos, P. (2011) “Las consecuencias del fraude y el engaño en

Investigación médica," Canadian Journal of terapia respiratoria, Vol. 41 (1), Primavera; pp.18-27.

197 Kassin, S., Drizin, S., Grisso, T., Gudjonsson, G., Leo, R. y Redlich, A. (2010)

“Confesiones de policía Inducido: Factores de riesgo y recomendaciones” La ley y el Comportamiento Humano, Vol. 34;

pp.3-38.

280
198 Kozarovich, L. (2006) “La defensa tiene 'muy buen día' en el juicio: David Camm de

abogados atacan la credibilidad del examinador sangre” Noticias y Tribune, 19 de enero; url:

http://newsandtribune.com/davidcamm/x519352896/Defense-has-very-good-day-intrial/print.

199 Kelly, J. y Wearne, P. (1998) Contaminar la evidencia: Dentro de los escándalos en el FBI

Laboratorio Criminal, Nueva York: The Free Press.

200 Kennedy, DB y Kennedy, B. (1972) Sociología Aplicada de la Policía, Springfield,

IL: Charles C. Thomas Publisher.

201 Kidder, D. (2005) “ Es que 'quien soy', 'lo que puede salirse con la' o 'lo que ha hecho

a mi'? UN -Teoría múltiples examen de mala conducta del empleado,” Journal of Business Ethics, Vol. 57;

pp.389-398.

202 Rey, J. (1999) “El esfuerzo científico se basa en la vigilancia, no confiar;

Comentario sobre "La ambigüedad, la confianza y la práctica responsable de la ciencia" (F. Grinnell),” Ciencia

y Ética de Ingeniería, Vol. 5 (2); pp. 215-217.

203 Kirk, P. (1974) Investigación del Delito, 2ª Ed., Nueva York: John Wiley & Sons.

204 Kirk, P. y Bradford, L. (1965) El Laboratorio de crimen: Organización y

Operación, Nueva York: Charles C. Thomas Publishers.

205 Kleinig, J. (1996) La Ética de la Policía, Nueva York, Nueva York: Cambridge University

Prensa.

281
206 Kline, S. (1993) “mala conducta científica: una forma de crimen de bata blanca” Diario de

Farmacia y Derecho, Vol. 2; pp.15-34.

207 Klockars, C. (1984) “Lies azules y placebos Policía: las morales de Policía

Acostado," American Behavioral Scientist, Vol. 27 (4); p529-544.

208 Klockars, C., Ivkovic, S., y Haberfeld, M. (2005) “Mejora de Policía integridad”

Departamento de Justicia de Estados Unidos, Oficina de Programas de Justicia, Instituto Nacional de Justicia,

CNJ 209269, Diciembre.

209 Klockars, C., Ivkovic, S., Harver, W. y Haberfeld, M. (2000) “The Measurement

Integridad de la Policía “, Departamento de Justicia de Estados Unidos, Oficina de Programas de Justicia, Instituto Nacional de

Justicia, CNJ 181465, Mayo.

210 Comisión Knapp (1972) Informe de la Comisión de la Ciudad de Nueva York para investigar

Las acusaciones de corrupción policial y procedimientos anti-corrupción de la Ciudad, Nueva York, Nueva York: Bar Press.

211 Koehler, J. (1993) “Error y la exageración en la presentación de pruebas de ADN en

Juicio," Jurimetrics, Vol. 34, caída; pp.21-41.

212 Koepke, J. (2000) “El hecho de no romper el muro azul del silencio: El circundar

De los vagones para proteger perjurio Policía” Washburn Law Journal, Vol. 39 (2); pp. 211-241.

213 Krambia-Kapardis, M. (2001) Mejorar la capacidad de detección de fraudes del Auditor: Un

Enfoque interdisciplinario. Frankfurt, Alemania: Peter Lang.

282
214 Kranacher, M., Riley, R. y Wells, J. (2010) Contabilidad forense y Fraude

Examen, Hoboken, NJ: John Wiley & Sons, Inc.

215 Krimsky, S. (2007) “La mala conducta científica Definición: Cuando el conflicto de intereses es una

Factor en la mala conducta científica” Medicina y Derecho, Vol. 26; pp.447-463.

216 Krueger, J. y Dunning, D. (1999) “no cualificados y conscientes de ello: cómo las dificultades

Al reconocer Uno de plomo incompetencia propia a inflados autoevaluaciones,”

Journal of Personality and Social Psychology, Vol. 77 (6); pp.121-134.

217 Kumar, M. (2010) “A comparación teórica de los modelos de prevención de

Investigación La mala conducta” Responsabilidad en investigación: Políticas y Control de Calidad,

Vol. 17 (2); pp.51-66.

218 Kumar, V. y Ryan, R. (2009) "en el perdón de medición: Implicaciones de

Análisis espacial más pequeña de la escala de probabilidad perdón" Psicología actual,

Vol. 28 (1); pp.32-44.

219 Kuzma, S. (1992) "La responsabilidad penal por mala conducta en la investigación científica"

Universidad de Michigan Diario de Reforma de la Ley, Vol. 25, Invierno; pp.357-421.

220 Landwehr, S. (2008) “Investigación apaga servicio de ambulancias Hamilton,” los

Salem News, 25 de septiembre; url: http://www.salemnews.com/local/x1150910441/

Investigación-cierra-abajo-Hamilton-ambulancia-servicio-Lyon-a-servir-ciudad-untilfurther-aviso.

221 LAPD (2008) Consulta confidencial con la Unidad de impresión latente ( informe), Los

Departamento de Policía Ángeles, informe División de Auditoría, junio.

283
222 Lee, H. (2009) “Cuatro policías despedido en caso de drogas-orden” San Francisco Chronicle,

25 de abril.

223 Lentini, J. (2009) “ Estándares de Ciencias Forenses: de dónde vienen y cómo

Son usados," Forense Política de Ciencia y Gestión, Vol. 1; pp.10-16.

224 Leonard, V. (1969) La policía, el poder judicial, y el criminal, Springfield, IL:

Charles C. Thomas Publisher.

225 Leonard, J. y Faturechi, R. (2011) “Departamento del Sheriff utilizan el deber de castigar a la cárcel

diputados,” El diario Los Angeles Times, 12 de noviembre.

226 Lexchin, J. (2007) “Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios: El secreto en torno

la Arena Farmacéutica” Medicina y Derecho, Vol. 26; pp.417-430.

227 Litz, S. (2011) “Miami Beach ATV Crash sonda Destapa mentiras, falsas partes de horas”

NBC en Miami, 13 de octubre; url:

http://www.nbcmiami.com/news/Miami-Beach-ATVCrash-Probe-Uncovers-Lies--131629663.html.

228 Locke, M., Neff, J. y Curliss, A. (2010) “ auditoría OSE mordaz dice 230 casos contaminados

por las investigaciones de mala calidad” Noticias El Observador, 19 de agosto; ur: http: //

www.newsobserver.com/2010/08/19/635632/scathing-sbi-audit-says-230-cases.html.

229 Longo, A. (2011) “ ¿Puede la ciencia Oak Ridge puede confiar en el caso de Casey Anthony?” Bahía

Noticias 9, 23 de marzo; url: http://www.baynews9.com/article/news/2011/march/221903/.

230 Señor, A. (2010) “La prevalencia de Fraude: ¿Qué debemos, como académicos, estar haciendo

¿para enfrentar el problema?" Contabilidad y Sistemas de Información de Gestión, Vol. 9 (1); pp. 4-21.

284
231 Luiggi, C. (2010) “Postdoc fudged datos epigenéticos,” El Científico, 22 de septiembre; url:

http://classic.the-scientist.com/blog/display/57696/.

232 Maas, J. y Pratt, T. (2001) “El descubrimiento de los predictores de los oficiales correccionales

Actitudes y comportamientos: un meta-análisis” Correcciones Trimestral de Gestión,

Vol. 5 (2); pp.13-19.

233 Magid, L. (2001) “engañosas Policía de interrogatorio Prácticas: ¿Qué tan lejos está demasiado lejos?”

Michigan Law Review, Vol. 99, marzo; pp.1168-1210.

234 Maier, T. (2003) “dentro de los laboratorios de ADN,” UPI Insight Magazine, 23 de junio.

235 Malgwi, C. y Rakovski, C. (2009) “La lucha contra el fraude académico: son estudiantes

El descubrimiento de la reticentes a encubierta?” Diario de Ética Academic, Vol. 7; pp.207-

221.

236 Marcas, G. (2009) “La integridad, la cultura, y la escala: una prueba empírica de la gran mal

agencia de policía” Leyes y el cambio social, Vol. 51 (5); pp.463-486.

237 Marshall, E. (2000) "¿Que tan común es el fraude? Eso es una pregunta del millón de dólares."

Ciencia, Vol. 290 (5497); p.1662-1663.

238 Martinelli, T. (2006) “Vigilancia Inconstitucional: Los desafíos éticos en el trato

con la noble causa Corrupción” El jefe de la policía, Vol. 73 (10); pp.148, 150, 152-154, y 156.

239 Martinson, B., Anderson, M., y de Vries, R. (2005) “Los científicos comportarse mal,”

Naturaleza, Vol. 435 (9); pp. 737-738.

285
240 Marusic, A., Katavic, V., y Marusic, M. (2007) “El papel de Editores y Revistas en

Detección y prevención del fraude científico: fortalezas, debilidades, oportunidades y

amenazas” Medicina y Derecho, Vol. 26; pp.545-566.

241 Matsueda, R. (2006) “organización social diferencial, la acción colectiva y la delincuencia”

Leyes y el cambio social, Vol. 46 (1-2); pp.3-33.

242 de mayo de LD “El petardeo de las armas de fuego Violencia Doméstica Bans” (2005)

Columbia Journal of Género y la Ley, Vol. 14 (1); pp.1-35.

243 puede, LS (1936) Nemesis de la delincuencia, Nueva York: MacMillan Company.

244 McClam, E. (2004) “Tinta de Expertos de Stewart prueba Borrado” El Correo de Washington, octubre

6; P. E01.

245 McClurg, A. (1999) “Good Cop, Bad Cop: El uso de la disonancia cognitiva Teoría Para

Reducir Policía Lying” UC Davis Law Review, Vol. 32, Invierno; pp.389-453.

246 McConkey, T. (2005) Estado de Minnesota, el condado de Ramsey, la Corte de Distrito, delito grave

La autorización y de la Orden Nº K1-05-818, presentada el 7 de marzo de 2005.

247 McCormack, RJ (1996) “Percepción de la policía y la Normalización de Institucional

Corrupción," La policía y la sociedad, Vol. 6; pp.239-246.

248 McDowell, R. (2010) “dedo gordo, falsificación o fraude?” Espectroscopia, Vol.

25 (12); pp.15-18.

286
249 McEachran, D. (2008) “Informe del Consejo de Investigaciones Forenses en el Washington

Laboratorio de Toxicología del estado y el Laboratorio de Criminalística del estado de Washington,”

Estado Forense Consejo de Investigaciones Washington, 17 de abril; URL: http: //

www.governor.wa.gov/boards/profiles/1000219.asp.

250 McMunigal, K. (2007) “Los fiscales y Ciencia corrupto” Hofstra Law Review, Vol.

36 (2); pp. 437-450.

251 Melendez-Diaz v. Massachusetts ( 2009) Corte Suprema de Estados Unidos, Caso No. 07-591, junio

25.

252 Condado de Merced (2011) Organigrama del Condado de Merced, actualizado en junio de 2011; url:

http://www.co.merced.ca.us/documents/County Oficina Ejecutiva /

org_chart_2011_june.PDF; http://www.co.merced.ca.us/index.aspx.

253 Metzger, P. (2006) “Cheating la Constitución” Vanderbilt Law Review, Vol. 59 (2);

pp.475-538.

254 Midkiff, CR (2004) Más “charlatanes”, en Saferstein, R. (ed.) Ciencia forense

Manual, Vol. 2, 2 Dakota del Norte ed., Upper Saddle River, Nueva Jersey: Prentice Hall.

255 Miles, R. (2004) Un estado de injusticia, Melbourne: Libros Lothian.

256 Milicia, J. (2007) “Audit Lab: Cleveland los jurados no engañado,” La Prensa Asociada,

17 de febrero.

257 Mitroff, I. (1974) “Normas y contra-normas en un grupo selecto de la luna Apolo

científicos: Un estudio de caso de la ambivalencia de los científicos,” American Sociological Review, Vol. 39 (4);

pp.579-595.

287
258 Mnookin, J., Cole, S., Dror, I., Fisher, B., Houck, M., Inman, K., Kaye, D., Koehler,

J., Langenburg, G., Risinger, D., Rudin, N., Siegel, J., y Stoney, D. (2011) “La necesidad de una cultura de

investigación en las ciencias forenses,” UCLA Law Review, Vol. 58 (3); pp. 725-779.

259 Moenssens, A. (1993) “La evidencia científica Novel en los casos penales: Algunas palabras

Por precaución,” Revista de Derecho Penal y Criminología, Vol. 84, Primavera; pp.1-21.

260 Mollen, M. (1994) Informe de la Comisión, la ciudad de Nueva York, Comisión de

Investigar las alegaciones de corrupción policial y los procedimientos anti-corrupción de la Policía, publicada

el 7 de julio.

261 Moore, J. (2008) “Canal 2 Encuentra casi 1.400 oficiales Certificados Con Penal

Archivos," Noticias de acción 2, 8 de diciembre; url: http://www.wsbtv.com/videos/news/-encuentra-casi-1400

certificado por el canal-2-oficiales / vCLXw /.

262 Moore, S. (2009) “La ciencia hallado falto en los laboratorios forenses de la Nación” Nueva York

Veces, 4 de febrero; url: http://www.nytimes.com/2009/02/05/us/05forensics.html.

263 Moran, D. y Gross, S. (2008) “Pon científicos, no policías, en los laboratorios forenses” Detroit Free

Prensa, 8 de noviembre de, 2008; url: http://www.freep.com/article/20081108/ OPINION05 /

81107111/1068 / OPINIÓN.

264 Moreno, J. (2004) “¿Qué pasa cuando Harry el sucio se convierte en un (Experto) Testigo

para el enjuiciamiento?” Tulane Law Review, Vol. 79 (1); pp.1-54.

265 Morlin, B. (2008) “cabecilla fábrica de diplomas se declara culpable,” El portavoz de Revisión,

27 de marzo; url: http://www.spokesmanreview.com/breaking/story.asp?ID=14288.

288
266 Morn, F. (1995) Política Académica y la Historia de la Educación en Justicia Criminal,

Westport, CT: Greenwood Press.

267 Moxley, S. (2008a) “CSI Juegos: Si las pruebas de ADN no encaja en el Condado de Orange,

Alterarla?” Registro del Condado de Orange, 12 de marzo; url: http://www.ocweekly.com/ 2008-03-13 / noticias /

CSI-juegos /.

268 Moxley, S. (2008b) “indebidamente encarceladas OC hombre gana el Estado de Pago,” naranja

County Register, 22 de abril; url: http://blogs.ocweekly.com/navelgazing/2008/04/

wrongly_imprisoned_oc_man_wins.php.

269 ​MSP (2008) “Los hallazgos del Departamento de Policía de Detroit armas de fuego Unidad de Auditoría Preliminar

como de 23 de septiembre, 2008” , informe de auditoría de la División de Ciencia Forense de la Policía del Estado de

Michigan.

270 Murdoch, G. (2009) “La falsificación de los resultados: Los científicos consideran nuevas formas de prevenir

y Spot Investigación mala conducta,” Ciencia popular, Octubre; pp.29-31.

271 Murphy, E. (2007) “Los Nuevos Forense: Justicia penal, la certidumbre falso, y el

Segunda generación de evidencia científica” California Law Review, Vol. 95, junio; pp.721-797

272 NAS (2002) Integridad en la Investigación Científica: crear un entorno que

Promueve la Conducta Responsable, Academia Nacional de Ciencias Comité de Evaluación de

Integridad en la Investigación Entornos, Washington, DC: National Academies Press.

289
273 NAS (2004) Análisis forense de pesada bala Evidencia de plomo, Academia Nacional de

Comité de Ciencia en la evaluación científica de la bala de plomo Comparación elemental Composición, Washington,

DC: National Academies Press.

274 NAS (2009) Ser científico: Una guía para la conducta responsable en Investigación, 3 rd

Ed., Academia Nacional de Ciencias Comité de Ciencia, Ingeniería y Política Pública, Washington,

DC: National Academies Press.

275 Neavling, S., Ashenfelter, D. y Damron, G. (2011) “residuos peligrosos, la evidencia

dejado en cerrado laboratorio del crimen del policía de Detroit,”Detroit Free Press, 27 de mayo.

276 Comunicado de prensa (2011) “Maryland oficial de policía acusado de tráfico de drogas

conspiración y fraude informático: Ella supuestamente usó sus poderes de policía a las bases de datos de aplicación

de leyes de acceso para obtener información relativa a un co-conspirador y sus asociados de drogas” Inmigración y

Control de Aduanas, 16 de marzo, URL: http: // www.ice.gov/news/releases/.

277 Newsome, R. (1995) “Investigación de Fraudes” En: (Ed.) Bailey, W. La Enciclopedia de

La ciencia de la policía, 2ª Ed., Nueva York: Garland Publishing.

278 O'Brien, G. (2007) “Los fiscales del condado de King Sorprendentemente negarse a procesar a

Renunció Director de Anne Marie Laboratorio Criminal de Gordon,” Estado de Washington DUI Blog,

10 de noviembre; url:

http://www.seattle-duiattorney.com/blog/king-county-prosecutorsshockingly-decline-to-prosecute-resigned-crime-lab-manager-anne

279 O'Hara, C. y Osterburg, J. (1972) Una introducción a la criminalística: La

Aplicación de las ciencias físicas a la detección de Crime, Segunda impresión,

Bloomington, IN: Indiana University Press.

290
280 Olsen, L. (2002) “caso de violación Reabierto perros crimen trabajador de laboratorio” Seattle Post-

Intelligencer, 10 de Octubre; url:

http://www.seattlepi.com/news/article/Reopened-rapecase-dogs-crime-lab-worker-1098198.php.

281 Olsen, L. (2003) “trabajador de laboratorio del crimen no calificaron para probar muestras de cabello,” Seattle

Post-Intelligencer, Enero 1; url:

http://www.seattlepi.com/news/article/Crime-labworker-failed-to-qualify-to-test-hair-1104439.php.

282 Oficina del Inspector General (2004) “El Laboratorio de ADN del FBI: Una revisión de Protocolo y Práctica

Vulnerabilidades “, Washington, DC: Departamento de Justicia de Estados Unidos, Oficina del Inspector General,

Mayo.

283 ORI (2010) “Resúmenes de casos,” Oficina de Investigación Integridad Newsletter, Vol. 19 (1);

pp.6-8.

284 ORI (2011a) “Resúmenes de casos,” Oficina de Investigación Integridad Newsletter, Vol. 19 (2);

pp.6-7.

285 ORI (2011b) “Resúmenes de casos,” Oficina de Investigación Integridad Newsletter, Vol. 19 (3);

pp.6-8.

286 ORI (2009a) Manejo de mala conducta - Problemas mensaje, Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Oficina

de Integridad de la Investigación, el sitio web; url: http://ori.hhs.gov/ mala conducta / inquiry_issues.shtml, actualizado 6 de

diciembre..

287 ORI (2000) La gestión de acusaciones de mala conducta científica: un documento de orientación

para los editores, Oficina de Integridad de la Investigación, Washington DC: Departamento de Salud y Servicios

Humanos de Estados Unidos; url: http://ori.hhs.gov/documents/masm_2000.pdf.

291
288 ORI (1995) Directrices para las instituciones y ORI Whistleblowers: Respuesta a

Posibles represalias contra los denunciantes Extramural Investigación, Oficina de Integridad de la Investigación,

Washington DC: Departamento de Salud y Servicios Humanos, 20 de Noviembre de Estados Unidos; url:

http://ori.hhs.gov/documents/guidelines_whistle.pdf.

289 ORI (2005) “Nota de prensa - Dr. Eric T. Poehlman” Oficina de Integridad de la Investigación,

Washington DC: Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos; Marzo 17; url:

http://ori.hhs.gov/misconduct/cases/press_release_poehlman.shtml.

290 ORI (2009b) La Oficina del Informe de Investigación de Integridad Anual 2009, Oficina de

Integridad de la Investigación, Washington DC: Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados

Unidos; url: http://ori.hhs.gov/documents/annual_reports/ ori_annual_report_2009.pdf.

291 Ostas, D. (2007) “Cuando Fraude Pays: Ejecutivo auto-negociación y el fracaso de Auto-

Restricción," American Business Law Journal, Vol. 44 (4); pp.571-601.

292 Papandrea, M. (2010) “Los Derechos de Libertad de Expresión de fuera de servicio Gobierno

Empleados," Universidad Brigham Young Law Review, Vol. 6; pp.2117-2174.

293 Parrish, D. (1996) “La definición mala conducta científica y falsificación de

cartas credenciales," Informe de Ética Profesional, Vol. IX (4); pp.1-5.

294 Patton, N. (2008) “Digno: Hallazgos sobre Detroit laboratorio del crimen atroz” Detroit Free

Prensa, 30 de octubre.

295 Patrick, R. (2009) “policía corrupta ciudad se declara a las drogas, cargos evidencia” San Louis

Hoy, 29 de agosto.

292
296 Peterson, J. y Hickman, M. (2005) Censo de la delincuencia Forense subvencionados con fondos públicos

Laboratorios de 2002, Washington DC: Departamento de Justicia de Estados Unidos, Oficina de Programas de Justicia,

Oficina de Justicia Boletín Estadístico, CNJ 207 205, febrero.

297 Peterson, J. y Leggett, A. (2007) “La evolución de la ciencia forense: Progreso

En medio de las trampas” Stetson Law Review, Vol. 36, Primavera; pp. 621-660.

298 Pettigrew, A. (1968) “Inter-Grupo de conflictos y tensión de rol” Diario de Gestión

Estudios, Vol. 5 (2); pp. 205-218.

299 Poaline, E. (2004) “Arrojando luz sobre la cultura policial: Un examen de los oficiales

Las actitudes ocupacionales,” Policía trimestral, Vol. 7 (2); pp.205-236.

300 Popper, K. (1963) Conjeturas y refutaciones, Londres, Reino Unido, Routledge y Keagan

Paul, Ltd.

301 Popper, K. (2002) La lógica del descubrimiento científico, Nueva York, Nueva York: Routledge.

302 Porter, LE y Warrender, C. (2009) “Un modelo multivariado de la desviación de la policía:

examinar la naturaleza de la corrupción, el crimen y la mala conducta,” La policía y la sociedad,

Vol. 19 (1); pp. 79-99.

303 Prather, S. (2005) “Minnesota supervisor de laboratorio criminal acusado de cocaína

posesión," Twin Cities Pioneer Press, 7 de Marzo.

304 Puente, M. (2009) “convicto del asesinato de Thomas Siller obtiene nuevo juicio debido a la mala calidad

trabajo científico," El Cleveland Plain Dealer, 20 de junio.

305 Pyrek, K. (2007) La ciencia forense bajo cerco, Boston: Academic Press.

293
306 codorniz, MT (2010) “Fraude real o potencial: Una mirada más cercana al médico de emergencia

Servicios (EMS) Formación” Journal of Legal Nurse Consulting, Vol. 21 (4); pp.3-9.

307 Raeder, M. (2007) “See No Evil: Condenas Erróneas y la Ética Fiscal

Ofreciendo de Testimonio de Jailhouse informantes expertos y deshonestos” Fordham Law Review, 76 (3);

pp.1413-1452.

308 Ragland v. Estado de Kentucky ( 2006) Tribunal Supremo de Kentucky, Nº 2002-SC-0388-MR,

2003-SC-0084-TG, 191 SW3D 569, 23 de marzo.

309 Raven, P. y Johnson, G. (1986) Biología, St. Louis, MO: Times Mirror / Mosby

Editorial Universitaria.

310 Redman, B. y Kaplan, A. (2005) “corten la cabeza: necesidad de tipificar

algunas formas de mala conducta científica” La Revista de Derecho, Medicina y Ética,

Vol. 33 (2); pp.345-348.

311 Redman, B. y Mertz, J. (2005) “Evaluación de la supervisión de la Ciencia

Mala conducta," Responsabilidad en investigación: Políticas y Control de Calidad, Vol. 12 (3); pp.157-162.

312 Reid, S. (2003) La delincuencia y criminología, 10 º Ed., Boston: McGraw Hill.

313 Reider, B. (2010) “fabricación, falsificación y otros,” American Journal of Sports

Medicina, Vol. 38 (3); pp.445-447.

294
314 Resnick, D. (2003) “ De Baltimore a Bell Labs: reflexiones sobre dos décadas de

debatir sobre la mala conducta científica” Rendición de cuentas en Investigación, Vol. 10 (2); pp.123-

135.

315 Reynolds, S. (2004) “ORI hallazgos de mala conducta científica en los ensayos clínicos y

financiados con fondos públicos de investigación, 1992-2002” Ensayos clínicos, Vol. 1 (6); pp.509-516.

316 Richardson, A. (2004) “Robert K. Merton y Filosofía de la Ciencia” Ciencias Sociales

de Ciencia, Vol. 34 (6); pp.855-858.

317 Rider, R. (2010) “Estados Unidos v Hayes:. La eliminación retroactiva de su capacidad de ser una

oficial de policia," Officer.com; url: http://www.officer.com/article/10232309/unitedstates-v-hayes.

318 Ridolphi, K., y Possley, M. (2010) Error prevenible: Un Informe sobre la Fiscalía

La mala conducta en California 1997-2009, Santa Clara, CA: Proyecto Inocencia norte de California en la Escuela

de Derecho de la Universidad de Santa Clara.

319 Risinger, DM, Saks, MJ, Rosenthal, R., y Thompson, WC (2002) “The

Daubert / Kumho Implicaciones de los efectos del observador en la ciencia forense: problemas ocultos de

espera y de sugerencia,” California Law Review, Vol. 90 (1); pp. 1-56.

320 Risinger, DM, Saks, MJ, Rosenthal, R., y Thompson, WC (2003) “Contexto

Efectos en la ciencia forense: Una Revisión y Aplicación de la Ciencia de la Ciencia a la delincuencia Prácticas de

Laboratorio en los Estados Unidos” La ciencia y la Justicia, Vol. 43 (2); pp. 77-90.

295
321 Rodríguez, J. (2006) “Ray Cole, ex Criminalista, Condado de San Diego Sheriff del

Laboratorio de crimen “, Nota de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de San Diego a la Oficina

del Defensor Público, la Defensoría Pública alternativo, y la Oficina del Consejo Privado de conflictos, 15

de marzo.

322 Rodríguez, R. (1997) “Algunos dicen que la policía ley de violencia doméstica una amenaza para sus puestos de trabajo”

CNN, Enero 6; url: http://www.cnn.com/US/9701/06/domestic.abuse.cops/.

323 Ronald, K. (2007) “Garcetti v Ceballos:. La batalla por lo que significa acaba de

Comenzado” Abogado urbana, Vol. 39 (4); pp.983-1015.

324 Ross, S. (1964) “ Científico: La historia de una palabra,” Los anales de la ciencia, Vol. 18 (2);

pp.65-85.

325 Rothwell, G. y Baldwin, J. (2007) “Denuncias y el Código de Silencio en

Agencias Policiales: Política y predictores estructural” Crimen y la delincuencia, Vol. 53 (4); pp. 605-632.

326 Rubin, J. y Winton, R. (2008) “LAPD encuentra trabajo huella digital defectuosa: Informe cita

dos casos de falsas acusaciones, pero no se conoce el total” Los Angeles Times, 17 de octubre; url:

http://articles.latimes.com/2008/oct/17/local/me-fingerprints17.

327 Rubin, J. y Winton, R. (2009) “experto en huellas dactilares LAPD acusado de asalto” Los

Angeles Times, 24 de enero; url: http://www.latimes.com/news/printedition/california/-la

me-fingerprint24-2009jan24,0,362282.story.

328 Rudewicz, F. (2011) “El Fraude del diamante: El uso de la debida diligencia para Investigative

Identificar el 'Elemento Capacidad de Fraude',” El Boletín de Gestión Asociación

Turnaround Connecticut, Vol. 4 (1), febrero; pp.1-3.

296
329 Ruiz-Palomino, P. y Martínez-Cañas, R. (2011) “El papel de supervisor de modelado,

Relacionadas con la ética y políticas de la organización, Empleado intención ética: La Moderación impacto de la

ideología moral” Journal of Business Ethics, vol.102; pp.653-

668.

330 RTTN (2010) “2010 Informar a las Naciones de Fraude y Abuso Ocupacional” los

Asociación de Examinadores de Fraude Certificados, url: http://www.acfe.com/rttn.aspx; descargado 15

agosto, 2011.

331 Saferstein, R. (2010) Criminalística:. Una introducción a la ciencia forense, 10ª edición,

Upper Saddle River, Nueva Jersey: Prentice Hall.

332 Saks, M. (2003) “La ética en la ciencia forense: Estándares Profesionales para la Práctica

de Criminalística” Jurimetrics: Revista de Derecho, Ciencia y Tecnología Vol. 43; pp. 359-363.

333 Saks, M. (2010) “Identificación forense: A partir de una basada en la fe '' Ciencia '' a una

la ciencia científico” Forensic Science International, Vol. 201; pp.14-17.

334 Saks, M. (2001) “evidencia científica y las obligaciones éticas de abogados,”

Cleveland State Law Review, Vol. 49 (3); pp.421-438.

335 Saks, M. y Koehler, J. (2005) “El cambio de paradigma Coming en Forensic

Ciencia identificación,” Ciencia, Vol. 309 (5736); pp. 892-895.

336 Saks, MJ, Lanyon, RI, y Costanzo, M. (2007) Trampas y Ética de Expertos

Testimonio: el testimonio de expertos psicológica a los tribunales, Mahwah, Nueva Jersey: Lawrence Erlbaum Associates

Publishers.

297
337 Saks, MJ, Risinger, DM, Rosenthal, R. y Thompson, WC (2003) “Contexto

efectos en la ciencia forense: Una revisión y aplicación de la ciencia de la ciencia a la práctica de laboratorio

del crimen en los Estados Unidos” Justicia ciencia, Vol. 43 (2); pp. 77-90.

338 Salzberg, A. (2007) “DNA prueba Una Analyst Notorious cometido fraude y

La mala conducta que conduce a dos más condenas por negligencia, Inocencia Proyecto Dice,”

Presione soltar, Nueva York, Nueva York: The Innocence Project.

339 Samuel, A. (1994) “ciencia forense y Abortos Involuntarios de Justicia,” Medicina,

La ciencia y la Ley Vol. 34; pp.148-150.

340 Condado de San Diego (2011) “Guía de solicitud de empleo en línea,” Condado de San

Diego, Departamento de Recursos Humanos; url: http://www.sdcounty.ca.gov/hr/jobs/

Online_Employment_Application_Guide.pdf.

341 Sangha, B., Roach, K., y Moles, R. (2010) Las investigaciones forenses y

Abortos involuntarios de la justicia, Toronto: Irwin Ley de Prensa.

342 Sasse, S. (2005) “La motivación y las actividades cotidianas teoría,” El comportamiento desviado, Vol.

26 (6); pp.547-570.

343 SATF (2009) “informes falsos, y caso Unfounding” del Procurador General sexual

Grupo de Trabajo de asalto, Estado de Oregón, Documento de posición, 22 de enero.

344 Savino, J. y Turvey, B. (2011) Handbook investigación de violación, 2 Dakota del Norte Ed., San Diego:

Elsevier Science.

298
345 Scamahorn, L. (2002) Carta a Joseph F. Vetter, sargento primero, Gerente, Evansville

Laboratorio Regional, Asunto “fiscal del condado de Floyd”, de fecha 11 de febrero.

346 Scheck, B., Neufeld, P. y Dwyer, J. (2000) Inocencia real: cinco días para

Ejecución, y otros despachos de la injustamente condenado, Nueva York: Doubleday.

347 Schmitt, B. (2009) “La historia de Detroit policía varía en caso de laboratorio del crimen,” Detroit Free Press,

2 de Abril.

348 Scott, J. (2000) “Rational Choice Theory,” en Browning, G., Halcli, A. y Webster,

F. (Eds) La comprensión de la sociedad contemporánea: Teorías del presente, Thousand Oaks, CA: Sage

Publications.

349 Seigel, J., Saukko, P., y Knupfer, G. (2000) La Enciclopedia de la ciencia forense,

Vol. 1-3, Londres: Academic Press.

350 Seitz, V. (2008) Washington v. Ashanti P. Coats, Tribunal de Distrito del Condado de King, Caso

Nº C00689836 Conclusiones y orden de petición de la Defensa, 7 de enero.

351 Seron, C, Pereira, J., y Kovath, J. (2004) “A juzgar abusos de la policía: "Street-

nivel" frente a la policía profesional” Derecho y Sociedad de Revisión, Vol. 38 (4); pp. 665-710.

352 Serrano, R. (2011) “Kenneth Melson, que supervisó rápido y furioso, pasos de ATF

abajo," Los Angeles Times, 30 de agosto.

299
353 Shane, J. (2010) “La gestión del rendimiento de las agencias de policía: un marco conceptual

marco de referencia," Policial: An International Journal de estrategias y gestión de la policía, Vol.

33 (1); pp. 6-29.

354 Shockley-Eckles, M. (2011) “La cultura de la Policía y la perpetuación del Oficial

Aleatorio: La paradoja de la vida detrás de 'la pared azul',” La humanidad y sociedad, Vol.

35, agosto; pp.290-309.

355 Singer, R. (2004) Nota a la señora Patricia S. Lough, Departamento de Policía de San Diego, con referencia a:

ética queja presentada ante el Comité de Ética AAFS contra la varilla Englert, Noviembre 10 (Memo en el

archivo del autor).

356 Skolnick, JH (2002) “La corrupción y el código azul de silencio,” La práctica de la policía y

Investigación, Vol. 3; pp. 7-19.

357 Skolnick, JH (2005) “La corrupción y el código azul de silencio,” En Sarre, R., Das,

DK y Albrecht, HJ (Eds.) Policía Corrupción: una perspectiva internacional,

Oxford, Reino Unido: Lexington Books.

358 Slobogin (1997) “engaño, Pretext, y Trickery: Lies Investigative por la policía,”

Oregon Law Review, Vol. 76, Winter; pp.775-816.

359 Smilon, M., Hadad, H., y Gaffney, M. (2004) “Servicio de Director del Laboratorio Secreto

Acusado de cometer perjurio A Martha Stewart-Peter Bacanovic de prueba,” Presione soltar, Oficina de Información

Pública, Oficina Fiscal de Estados Unidos, Distrito Sur de Nueva York, 21 de mayo.

360 Smith, R. (2003) El fraude grave en Australia y Nueva Zelanda, Canberra: Australiana

Instituto de Criminología, Serie No. 48.

300
361 Smith, T. (2008) “La policía siempre falso testimonio en caso de violación: El juez considera

despido de acusación contra Marsalis,” Idaho Mountain Express, De diciembre de 3.

362 Spector, E. (2008) “En caso de que los oficiales de policía que se acuestan ser terminado por una cuestión de

¿Política pública?" El jefe de la policía, Vol. 75 (4), abril; p.10.

363 Salomón, J. (2003) “Nuevas acusaciones se dirigen dos científicos crimen de laboratorio del FBI,” Seattle

Veces, 16 de abril; url: http://community.seattletimes.nwsource.com/archive/? date = 20030416 y

babosa = fbilab16.

364 Sovacool, B. (2008) “ Explorar la mala conducta científica: individuos aislados, impuro

Instituciones, o una expresión idiomática inevitable de la ciencia moderna?” Su mensaje bioético, Vol. 5 (4); pp.271-282.

365 SPD (2012) “ Política y Manual de Procedimientos “, Departamento de Policía de Seattle, 1 de Febrero;

url: http://www.seattle.gov/police/publications/policy/spd_manual.pdf.

366 Personal (2008) “policía de Nashville cerró la balística del laboratorio después de los informes falsificados” Memphis

El atractivo comercial, 13 de abril; p.7.

367 Stanbrook, M., MacDonald, N., Flegel, K., y Hébert, P. (2011) “La necesidad de nueva

mecanismos para garantizar la integridad de la investigación,” Canadian Medical Association Journal,

Vol. 183 (12); p.E766.

368 Starrs, JE (1993) “El reverso de la medalla de la ciencia forense: La mefíticas manchas de Fred

Salem Zain,” Científica sleuthing Revisión, Vol. 17; pp.1-8.

301
369 Starrs, JE (2004) “charlatanes entre los científicos forenses,” En Saferstein, R. (Ed.)

Manual de Ciencias Forenses Volumen 2, 2ª Ed., Upper Saddle River: Pearson / Prentice-Hall.

370 Steiner, D. (2008) Washington v. Ahmach, Sanafim, et al., Rey de Distrito del Condado

Corte, el caso núm C00627921, et al., Movimiento Orden Concesión del acusado suprimir, 30 de enero.

371 Stelloh, T. (2011) “Detective es encontrado culpable de plantar Drugs,” New York Times,

2 de noviembre; url:

http://www.nytimes.com/2011/11/02/nyregion/brooklyn-detectiveconvicted-of-planting-drugs-on-innocent-people.html.

372 Steneck, N. (2007) “La evaluación de la integridad de la investigación subvencionados con fondos públicos,” en

Steneck, N. y Scheetz, M. (eds) La investigación de Integridad de la Investigación Actas de la Primera Conferencia de

Investigación ORI sobre Investigación Integridad: Actas de la Primera Conferencia de Investigación sobre ORI Integridad de

la Investigación, Washington, DC: Oficina de Integridad de la Investigación; pp.1-16.

373 Steneck, N. (2007) Introducción a la conducta responsable de la investigación, Revisado

Edición, Washington, DC: Oficina de Integridad de la Investigación, agosto.

374 Stepankowski, A. (2009) “Soldados con diplomas falsos suspendidos, no efectuado” los

Daily News en línea, 31 de octubre; url: http://www.tdn.com.

375 Stout, B. (2011) “Ética y la Integridad Académica en Educación Policial” Vigilancia, Vol.

5 (4); pp. 300-309.

376 Strumpf, D. (2006) “testigo falso: resumen y corte problemática de un experto

testimonio podría poner en peligro cientos” Batir ciudad de San Diego, 15 de marzo.

302
377 Sullivan, J. (2008) “9 soldados de permiso mientras que el estado comprueba sus grados” Seattle

Veces, 21 de octubre; url: http://seattletimes.nwsource.com/html/localnews/

2008290900_diplomas21m.html.

378 Sullivan, J. (2007) “Patrol Estado sondas trabajo de armas de fuego examinador,” Seattle Times,

27 de abril; url: http://seattletimes.nwsource.com/html/localnews/

2003683329_thompson27m.html

379 Sullivan, J. (1977) Introducción a la Ciencia de la Policía, 3ª Ed., Nueva York: McGraw Hill.

380 Sunhara, DF (2004) “Un modelo social-psicológico de la falta de ética y

Comportamiento de la policía poco profesional” Canadiense sobre el examen de la Policía de Investigaciones, Vol. 1, 16 de

diciembre; url: http://crpr.icaap.org/index.php/crpr/issue/view/1.

381 Sunstein, C. (2005) “juicios Grupo: Statistical Means, deliberación, y

Los mercados de información” Nueva York University Law Review, Vol. 80, junio; pp.962-1049.

382 Sutherland, E. (1947) Criminology, 4 º Ed, Philadelphia, PA: Lippincott.

383 Sutherland, E. y Cressey, D. (1966) Principios de la criminología, 7 º Ed., Nueva York:

Lippincott Publishing.

384 Taylor, M. (2011) “Más allá de los pasos en falso, el laboratorio de delito militar enturbia con el descontento”, McClatchy

Prensa, 26 de junio; url: http://www.mcclatchydc.com/2011/06/26/116410/

allá-errores-militar-crime.html.

303
385 Taylor, M. (2012) “El crimen de laboratorio voz de alarma dirigido” McClatchy Newspapers,

20 de Marzo; url: http://www.sacbee.com/2012/03/20/4351021/crime-lab-whistleblower-facing.html.

386 Taylor, M. y Doyle, M. (2011) “Más errores en la superficie en los laboratorios forenses militares como

Senado busca consulta” McClatchy Newspapers, 15 de Mayo; URL: http: //

www.mcclatchydc.com/2011/05/15/114221/more-errors-surface-at-military.html.

387 Teichroeb, R. (2004a) “Científico forense en el laboratorio del crimen ligado a condenas erróneas en

Oregón," Seattle Post-Intelligencer, 27 de diciembre; p.A1.

388 Teichrobe, R. (2004b) "La supervisión de personal de laboratorio del crimen a menudo ha sido laxa," Seattle Post-

Intelligencer, 23 de julio.

389 Terrill, W., Paulinas, A., y Manning, P. (2003) “La cultura de la Policía y la coacción”

Criminología, Vol. 41 (4); pp 1003 -. 1034.

390 Thomas, G. (2007) “Regulación de la Policía engaño durante el interrogatorio,” texas Tech

Revisión de la Ley, Vol. 39, Verano; pp. 1293-1319.

391 Thompson, W. (2006) “manchar en el 'estándar de oro': Comprensión recientes

Los problemas en pruebas forenses de ADN” El campeón, Enero febrero; pp.10-12.

392 Thompson, W. (2009) “Más allá de Bad Apples: analizar el papel de la ciencia forense

en las condenas erróneas” Sudoeste de Derecho de la Universidad, Vol. 37; pp. 1027-1050.

393 Thornton, J. y Peterson, J. (2007) “Los supuestos generales y justificación de

Forensic Identificación,”En Faigman, D., Kaye, D., Saks, M. y Sanders, J. (Eds.)

304
La evidencia científica moderna: El Derecho y Ciencias del testimonio de expertos, vol. 1, St. Paul, MN: West

Publishing Group.

394 Tilbert, J. Emanuel, E., Kaptchuk, T., y Curlin, F. (2008) “placebo prescripción'

tratamientos: Los resultados de la encuesta nacional de los internistas y reumatólogos nosotros” British Medical Journal

(BMJ); 337: a1938.

395 Tito, S., Wells, J., y Rhoades, L. (2008) “Reparación de integridad de la investigación,” Naturaleza,

Vol. 453 (19); pp.980-82.

396 Turner, R. (1995) “La ciencia forense”, en: (Ed.) Bailey, W. La Enciclopedia de

La ciencia de la policía, 2ª Ed., Nueva York: Garland Publishing.

397 Turvey, B. (2011) Perfiles criminales: Una introducción a la evidencia conductual

Análisis, 4 º Ed., San Diego: Elsevier Science.

398 Turvey, B. (2003) “fraudes Forenses: estudio de 42 casos” Journal of Behavioral

perfilado, Vol. 4 (1).

399 Turvey, B. y Petherick, W. (2010) “Introducción a la Criminología Forense,” en

Turvey, B., Petherick, W., y Ferguson, C. (Eds) Forenses Criminología, San Diego: Elsevier Science.

400 Underwood, G. (1997) "La libertad se acerca a Erdmann como juez despeja camino para la libertad condicional"

Lubbock avalancha-Journal, 27 de abril.

401 Ungvarsky, E. (2007) “Observaciones sobre el uso y abuso de la ciencia forense a Lead

Las condenas a falsos” New England Law Review, Vol. 41, Primavera; pp. 609-622 /

305
402 Estados Unidos v. Hayes ( 2009) Tribunal Supremo de los Estados Unidos, N ° 07-608, 24 de febrero.

403 Van Der Beken, J. (2010) “Problemas de SF toxicólogo no da a conocer,” San

Francisco Chronicle, 26 de mayo.

404 Vaughn, M., Cooper, T. y del Carmen, R. (2001) “Evaluación de Pasivos legales en

Aplicación de la Ley: Vistas del jefe de la policía” Crimen y la delincuencia, Vol. 47 (1); pp. 3-27.

405 Verstraete, A. (2011) “Mensaje del Presidente” La Asociación Internacional de

Los toxicólogos forenses, 21 de octubre; url: http://www.tiaft.org/president_message.

406 Vold, G. y Bernard, T. (1986) Theoretical Criminology, 3 rd Ed., Nueva York: Oxford

Prensa de la Universidad.

407 Vollmer, A. (1971) La policía y la sociedad moderna, Montclair, Nueva Jersey: Patterson Smith.

408 Waddington, P. (1999) “La policía (cantina) sub-cultura: Una apreciación” británico

Journal of Criminology, Vol. 39 (2); pp. 287-309.

409 Washington v. Amach, et al ( 2008) Tribunal de Distrito del Condado de King, Caso No. C00627921 et al.,

Decidido 30 de enero.

410 Weed, D. (1998) “Prevención Scientific mala conducta,” American Journal of Public

Salud, Vol. 88 (1); pp.125-129.

411 Winton, R. (2009) “Errores de desencadenar una revisión de los archivos de huellas digitales LAPD” los Angeles

Veces, 15 de enero; url: http://articles.latimes.com/2009/jan/15/local/mefingerprint15.

306
412 Wells, J. (2010) Principios de Fraude examen, 3 rd Ed., Hoboken, NJ: John Wiley

& Sons, Inc.

413 Westmarland, L. (2005) “la ética y la integridad de la policía: Rompiendo el código de color azul

silencio," La policía y la sociedad, Vol. 15 (2); pp.145-165.

414 Wilson, P. (1992) Justicia y pesadillas: éxitos y fracasos de la ciencia forense

en Australia y Nueva Zelanda, Sydney, NSW: New South Wales University Press.

415 Wolfe, D. y Hermanson, D. (2007) “El Fraude del diamante: Teniendo en cuenta el Four

Elementos de fraude” El CPA Journal, Diciembre; pp.38-42.

416 Wolfe, S. y Picquero, A. (2011) “La justicia organizacional y la mala conducta policial,”

Justicia penal y Comportamiento, Vol. 38 (4); pp.332-353.

417 Wooten, B. (2007) “La policía de Milwaukee, la ciudad no decirle pública cuántos agentes han

convicciones criminales," Front Page Milwaukee, 12 de febrero.

418 Wright, RG (2011) “La venganza y el estado de derecho en el lugar de trabajo de hoy,”

Creighton Law Review, Vol. 44 (3); pp.749-768.

419 Wyckoff, D. (2005) “Una carta abierta de ASCLD / LAB a la ciencia forense

Organizaciones” El CAC Noticias, 1er cuarto; p.39.

420 Yaniv, O. (2011) “juzgar impactados por 'cultura del vaquero' de policías,” New York Daily

Noticias, 01 de noviembre; url: http://articles.nydailynews.com/2011-11-01/news/

30348008_1_narcotics-policías-planta-drogas-vaquero-cultura.

307
421 Young, D. (1996) “mal innecesario: Policía de mentira en interrogatorios,” Connecticut

Revisión de la Ley, Vol.28, Invierno; pp.425-477.

422 Zion-Hershberg, B. (2006) “Analista sintió presionado en el primer juicio de Camm,” los

Evansville Courier-Journal, Cerrado miércoles, 1 de febrero.

308

También podría gustarte