Informe de Investigación

Percepción de profesiones – Estereotipos
vigentes en torno a profesionales

Instituto de Ciencias Sociales de la Fundación UADE

¿Cómo están vistos los profesionales de carreras “tradicionales” en
comparación a las más “nóveles”? ¿Qué atributos se asocian a quienes ejercen
ciertas carreras? ¿Cuáles son los profesionales mejor percibidos? ¿Cuáles son
los peor percibidos? ¿De qué modo incide la naturaleza de una profesión en los
estereotipos vigentes sobre quienes la ejercen?

1. Introducción

El Instituto de Ciencias Sociales de Fundación UADE realizó una investigación con el
objetivo de relevar información acerca de estereotipos vigentes respecto a
determinadas profesiones (Ingeniería, Contaduría, Abogacía, Psicología, Medicina,
Relaciones Públicas, Marketing y Diseño Gráfico).

Las profesiones suponen formas de hacer determinadas tareas que se vienen
desarrollando a lo largo de los años, consolidándose así un cuerpo de conocimientos
relativamente estable y un modo específico de ejercerlo (que, muchas veces, se
traduce en carreras universitarias). En este sentido, puede afirmarse que, producto de
la repetición en el tiempo de dicho ejercicio, en torno a cada profesión, la sociedad irá
cristalizando determinados estereotipos sobre quienes las lleven adelante, al igual que
sobre cómo han de practicarse, remunerarse, valorarse, etc.

El estudio se centra en el Ámbito Metropolitano de Buenos Aires (AMBA) y toma como
punto de partida un trabajo previo de similares características, iniciado en 2014 por el
Instituto de Ciencias Sociales de la Fundación UADE.

2. Principales resultados

 Los médicos e ingenieros están concebidos como los profesionales más
honestos y trabajadores.
 Los abogados son percibidos como los más deshonestos y egoístas, sin
embargo también se los considera profesionales trabajadores y estructurados.
 Los Licenciados en Marketing, al igual que los Licenciados en Relaciones
Públicas son vistos como los más extrovertidos y desestructurados (esta
última valoración es compartida con los diseñadores gráficos).
 En contraposición, quienes ejercen carreras más “tradicionales”, a saber, los
ingenieros y los contadores (y en un segundo plano, los médicos y
abogados), son contemplados como los más estructurados. De igual modo,
para las carreras asociadas a las ciencias exactas (Ingeniería y Contaduría) se
conciben como profesionales introvertidos.
 Psicología es la profesión en torno a la cual hay menor cristalización de
preconceptos. Si bien se los entiende como personas honestas, extrovertidas,
trabajadoras, altruistas y desestructuradas, la valoración de ninguna de estas
concepciones superó el 50% de la muestra considerada.
 El altruismo es un atributo asociado a quienes se dedican a la salud. En
ese sentido, los médicos (en mayor medida) y los psicólogos, fueron los
únicos para los cuales se ponderó significativa dicha virtud.

MÉDICOS

100%
90%
80% 76%

70% 62% 60%
60% 53%
50%
40%
30%
20%
10%
0%
Trabajador Estructurado Honesto Altruista

Los médicos son percibidos como:

Trabajadores: la profesión está asociada a la idea de sacrificio tanto en su ejercicio
(por las horas de trabajo que exige) como en los esfuerzos que demanda cursar la
propia carrera. Se los percibe como personas dedicadas y comprometidas al ejercicio
de una profesión que insume mucho tiempo de su vida personal.

Estructurados: la idea de organización está vinculada también a la del médico como un
profesional trabajador y sacrificado, se presume que el nivel de esfuerzo que requiere
la profesión sería imposible de lograr si la persona no fuera estructurada en su
ejercicio. Del mismo modo, se los ve como metódicos para lograr diagnósticos certeros
al momento de trabajar con pacientes.
Honestos: como se mencionara, los profesionales de la salud son asociados con
atributos personales favorables. En este caso, la honestidad se vincula a una demanda
propia de la medicina, en la medida en que lidiar con temas de salud obligan al médico
a ser sinceros y frontales para con las personas que atienden.

Altruistas: el atributo se destaca notablemente en relación a otras profesiones, se los
entiende como personas solidarias (en la medida en que eligen que su vida gire en
torno a la salud del prójimo). La dedicación atribuida al estudio y ejercicio de la carrera
(en detrimento de su vida personal) refuerzan esta noción.

La profesión del médico, del mismo modo que sucedió en la investigación de 2014, se
mantiene asociada a atributos sumamente positivos, sin presentarse variaciones en las
principales cualidades atribuidas a quienes ejercen la carrera.

PSICÓLOGOS

100%
90%
80%
70%
60%
50% 41% 40% 40%
40% 36% 35%
30%
20%
10%
0%

Los atributos principalmente asociados a los psicólogos son:

Honestidad: su trabajo les exige ser sinceros con sus pacientes, cualidad que se ve
potenciada al destacarse sus habilidades de observación y reflexión (las que pueden
aplicar a sí mismos). En este sentido, la profesión misma demanda ser abiertos y
empáticos con el otro.

Extroversión: la extroversión es entendida en el marco del ejercicio de la profesión. Se
concibe a los psicólogos como personas que han ido desarrollando “herramientas” o
habilidades sociales, las cuales les permiten lograr vincularse con el otro. En muchos
casos se ha destacado la idea del psicólogo como alguien extrovertido “a discreción”
(es decir, en el ejercicio de su disciplina), sin perjuicio de lo cual, algunos encuestados
los conciben como introvertidos (analíticos para consigo mismos).

Trabajo: la capacidad de trabajo del psicólogo se asocia al carácter metódico del
ejerció de sus funciones, el profesional de la salud mental ha de ser constante y
dedicado, atento a la sensibilidad de los temas que manejan. Se los concibe como
personas comprometidas a lo que hacen, en la medida en que la profesión misma se
los exige.

Altruismo: al igual que con los médicos, el altruismo surge como un atributo
destacable en la medida en que se elige como medio de vida el dedicarse al bienestar
(en este caso mental) del otro.

Desestructurados: para el caso de los psicólogos, el abordaje cualitativo no pudo dar
cuenta de este perfil (si bien la idea de un profesional “bohemio” se ha mostrado en
algunos casos). Sin perjuicio de ello, es dable destacar que, a lo largo del trabajo, las
profesiones de carácter social han sido percibidas como desestructuradas en su
ejercicio.

Con respecto a los psicólogos, es de destacar que son los profesionales que
menor intensidad mostraron en sus ponderaciones (ninguno de los atributos
superó el 41% de la muestra). El cambio más significativo en relación a 2014, es la
aparición del atributo “desestructurado”, cuya valoración mostró un aumento.

INGENIEROS

100%
90% 82%
80% 74%
70% 67%

60% 55%
50%
40%
30%
20%
10%
0%
Estructurado Trabajador Introvertido Honesto
Los ingenieros son contemplados como profesionales:

Estructurados: se los concibe como personas rígidas, sumamente organizadas, prolijas
y metódicas. En algunos casos la noción de estructura toma una connotación negativa
al pensarse en ellos basados en ciertos estereotipos sociales como personas aburridas,
de mente cerrada y pensamiento lineal, sin perjuicio de lo cual, son considerados como
sumamente inteligentes.

Trabajadores: el ingeniero es percibido como alguien meticuloso, dedicado y aplicado
para con su trabajo (aspirando a la perfección en el ejercicio de sus funciones).

Introvertidos: se considera que el ingeniero está tan abocado al ejercicio de su
profesión, la cual de por sí es percibida como “poco social”, que tienden a ser personas
introvertidas, de limitadas facultades interpersonales. Al contrario de como se observó
con carreras vinculadas a la comunicación, el carácter “estructurado” de los ingenieros
los hacer ver como personas con dificultades para el manejo de las relaciones humanas
y la dinámica fluctuante que suponen.

Honestos: al ser personas estructuradas y objetivas, los encuestados entienden que los
ingenieros son personas muy serias y directas en sus intercambios con terceros.

Al igual que con los médicos, los ingenieros son profesionales asociados a cualidades
positivas. Esta concepción no ha mostrado variaciones significativas en relación a las
observadas en 2014.

ABOGADOS

100%
90%
80%
70% 62% 60%
60% 57% 55%
50%
39%
40%
30%
20%
10%
0%
Deshonesto Extrovertido Estructurado Egoista Trabajador
A diferencia de los psicólogos, en torno a los abogados giran preconceptos
relativamente intensos. La percepción del alcance de su profesión se limita (en muchos
casos) al derecho penal, con una concepción demasiado “mediatizada” (la figura de un
abogado inescrupuloso que defiende criminales sin importarle lo que hayan hecho).

Deshonestos: surge la idea de un profesional capaz de torcer la ley conforme la
situación se lo permita. Se los concibe como personas manipuladoras en tanto la
práctica profesional les demanda reinterpretar hechos según sus necesidades. Esto
podría relacionarse con cristalizaciones de imaginarios vinculados a ciertas profesiones
que no necesariamente están vinculados a la práctica profesional real sino a
constructos de percepción social.

Extrovertidos: su trabajo les demanda ser buenos oradores, al mismo tiempo que
hábiles en el manejo de las relaciones interpersonales. Como se mencionara
anteriormente, el concepto de persuasión (al momento de exponer un caso) ha sido
recurrente entre los entrevistados, tomando en muchos casos una connotación
negativa al hablarse de “manipulación” o incluso engaños con la finalidad de lograr un
cometido.

Estructurados: pese a que muchos encuestados aducen que los abogados “tuercen” las
leyes, los entienden a su vez como personas serias y poco flexibles, en la medida en
que su accionar está limitado a los alcances de las mismas normas que rigen el
ejercicio de su profesión. Nuevamente, el atributo “estructurado” se vincula a carreras
consideradas más tradicionales.

Egoístas: la noción de egoísmo al hablar de abogados gira en torno al preconcepto
mencionado anteriormente. Prima un entendimiento del abogado como alguien capaz
de acudir a cualquier recurso (ético o no) con tal de alcanzar sus objetivos (incluso
“moldear” las leyes a su favor).

Trabajadores: la carga negativa de algunos atributos trabajados se ve compensada por
el carácter tradicional de la profesión. En este sentido se denota una concepción del
abogado como una persona comprometida con su trabajo, el cual llevan adelante con
sobriedad (sobre este punto, destaca la idea de un profesional meticuloso y ordenado
en el ejercicio de su carrera).

Nuevamente, no se detectan diferencias con lo valorado en la investigación anterior, el
estereotipo mantiene su vigencia, si bien puede verse alterado el orden de las
variables.
CONTADORES

100%
90% 85%
80%
70%
60% 55%
50% 42%
40% 36%

30%
20%
10%
0%
Estructurado Trabajador Introvertido Egoista

Los contadores son principalmente percibidos como:

Estructurados: son personas organizadas, lógicas y técnicas. El ejercicio de su
profesión, al trabajar con números, les demanda ser meticulosos y disciplinados,
sobre todo al referirse a dinero.

Trabajadores: como se observará, en las carreras consideradas “tradicionales”, el
atributo “trabajador” es valorado por los encuestados. La constancia que demanda el
poder ser ordenados y prolijos con números, hace que los contadores sean percibidos
de éste modo.

Introvertidos: al no ser concebida como una profesión que demande habilidades
interpersonales, y considerando el carácter “estructurado” que se les atribuye, se
entiende a los contadores como más introvertidos que otros profesionales.

Egoístas: en algunos casos, se destacó el estereotipo del contador como una persona
excesivamente ambiciosa, en una búsqueda constante para generar ganancias. En
otros casos, apareció la noción de “tacaño” en la medida en que son muy cuidadosos
en el manejo de su propio dinero.

Al comparar los resultados con los obtenidos en 2014, no se detectaron variaciones
significativas en la percepción de los contadores, sólo una leve suba en la ponderación
de los atributos “trabajador” e “introvertidos”.
LICENCIADOS EN MARKETING

100%
90%
81%
80%
70% 63%
60%
50%
40%
30%
20%
10%
0%
Extrovertido Desestructurado

Al igual que en la investigación anterior, sigue detectándose un cierto desconocimiento
sobre los Licenciados en Marketing, quienes son vistos casi exclusivamente como
profesionales de la comunicación (muchas veces confundido con publicistas). Por este
motivo, obtienen valoraciones neutrales en casi todos los atributos, excepto aquellos
que han sido comunes a disciplinas sociales (la extroversión y el ser desestructurados).

Extrovertidos: se los considera personas socialmente hábiles, en la medida en que
saben interpretar las necesidades del otro y apelar a las mismas. Al igual que con los
relacionistas públicos, esta capacidad muchas veces conlleva una carga ética negativa,
en la medida en que se vincula a la idea de “manipulación”.

Desestructuradas: el entendimiento de la profesión como creativa (posiblemente
producto de la imposibilidad de escindir su labor de la del publicista), hace que los
Licenciados en Marketing sean percibidos como desestructurados. Se interpreta que su
trabajo no posee un esquema predeterminado, sino que se acomoda a los deseos del
consumidor y la dinámica del mercado.

Al igual que en 2014, se mantienen las consideraciones de los licenciados en Marketing
como “desestructurados” y “extrovertidos”, sin aparecer nuevos preconceptos en torno
al profesional.
RELACIONISTAS PÚBLICOS

100%
89%
90%
80% 73%
70%
60%
50%
40% 37%
32%
30%
20%
10%
0%
Extrovertido Desestructurado Vago Deshonesto

Los relacionistas públicos son considerados como personas:

Extrovertidas: se destacan los atributos de un buen comunicador al pensarse en un
relacionista público. Se los percibe como personas con buenas capacidades de oratoria
(sobre todo persuasión).

Un entendimiento relativamente limitado sobre el alcance de la profesión (el reducirla
al manejo de relaciones interpersonales) hace que se considere el saber desenvolverse
socialmente como requisito único y vital para su ejercicio. En muchos casos, esta
capacidad para establecer vínculos puede tomar una connotación negativa, en la
medida en que se les atribuyen cualidades asociadas a la manipulación en aras de sus
objetivos.

Desestructuradas: se entiende que al asumirse el campo de trabajo del relacionista
público como uno eminentemente social, de carácter poco rutinario, la práctica misma
de la profesión demanda una personalidad flexible, de fácil adaptación a distintas
situaciones sociales.

Poca capacidad de trabajo: el entendimiento de la carrera como algo estrictamente
social hace que se la perciba como poco demandante, el depender de las habilidades
interpersonales de su practicante (habilidades percibidas como natas) y no de un
“saber hacer” van en contra de la noción de “sacrificio”. En este sentido, resalta la
asociación de la profesión a la organización de eventos (en particular fiestas) como
principal detractor al momento de entender el alcance de su accionar y los esfuerzos
que pudiera conllevar.
Deshonestos: como se mencionó, la extroversión muchas veces se asocia a la noción
de persuasión o manipulación. De este modo, en algunos casos se concibe al
relacionista público como una persona “chamuyera”, poco franca, todas características
relacionadas a posibles estereotipos sociales.

La profesión no muestra variaciones con respecto a lo ponderado en 2014, sólo es
destacable que el atributo “deshonestidad” toma mayor fuerza, pero no la suficiente
como para considerar la variación estadísticamente significativa.

DISEÑADORES GRÁFICOS

100%
90%
80%
70% 67%

60%
50% 43%
38%
40%
30%
20%
10%
0%
Desestructurado Extrovertido Trabajador

Los diseñadores gráficos son percibidos como:

Desestructurados: se los asocia a lo artístico y la libertad que aquello conlleva (un
estilo de vida “bohemio”, si se quiere). Se los concibe como personas sin ataduras,
pasionales, cuyo fuerte radica en su imaginación.

Extrovertidos: se los concibe como tales en la medida en que deben ser capaces de
materializar aquello que piensan y sienten. La idea del diseñador como una persona
joven y desestructurada desemboca en la de una persona sociable (en particular con
sus pares).

Trabajadores: la idea del trabajo se vincula con la noción del diseñador como artista,
una persona pasional en lo que hace. El diseñador “pone en juego su arte” al momento
de trabajar, comprometiéndose a transmitir de forma fidedigna aquello que imagina,
sin detenerse hasta lograrlo.
Si bien la consideración de los licenciados en Marketing como “desestructurados” y
“extrovertidos” mantiene su vigencia, la figura del profesional como “trabajador” es un
concepto nuevo en relación a lo investigado en 2014. Como se mencionara, la
concepción de quienes ejercen la carrera como “artistas dedicados”, promueve su
imagen.

3. Ficha Técnica

Abordaje Metodológico

La investigación tuvo tres etapas distintas.

 La primera implicó el relevamiento documental de todo lo realizado entre
2013 y 2014 sobre el objeto de estudio. Se procuró revisar las encuestas
y sus resultados, al mismo tiempo que se relevaron las entrevistas y
focus groups que se llevaron adelante durante esa etapa.
 La segunda supuso, durante los meses de abril y mayo de 2017, de
distintas entrevistas en profundidad, al igual que ejercicios
autocompletables de asociación libre en torno a las carreras
seleccionadas (se solicitaba a los sujetos de estudio completar
discrecionalmente aquellos calificativos que asociaban a las profesiones
elegidas). Estas herramientas permitieron determinar si era necesario
ahondar y/o modificar el cuestionario (profesiones a trabajar, atributos
y/o concepciones), al mismo tiempo que permitirían contar con análisis
de mayor profundidad al momento de determinar los fundamentos que
hacen a cada estereotipo.
 La tercera etapa, de carácter cuantitativo, supuso la implementación de
un cuestionario autoadministrado (implementado entre junio y julio
2017) que permitió determinar en qué grado eran valorados los distintos
atributos para cada profesión.

Sistema de Consulta

a. Técnica de relevamiento

Abordaje cuali-cuantitativo: relevamiento por medio de relevamiento
documental de trabajos anteriores, entrevistas en profundidad, ejercicios
autocompletables de asociación libre y cuestionarios electrónicos.

b. Instrumento de recolección cuantitativo

Cuestionario de preguntas cerradas con opción de respuesta única o múltiple.

Diseño Muestral
a. Población objetivo

Todas las personas mayores de 18 años del Área Metropolitana de Buenos Aires
con acceso a Internet.

b. Tamaño de la muestra y tipo de muestreo

A partir de una base de 1.531 encuestados, se filtró la base de datos tomado
como referencia el Censo 2010, en particular, por Zona de Residencia (Ciudad
Autónoma de Buenos Aires o Gran Buenos Aires), Género y Franjas Etarias. De
este modo, se trabajó con un número final de 455 casos.