Está en la página 1de 3

1.

Presente un diagrama donde evidencies el desarrollo de actividades con


discriminación auditiva:

a) Sonidos agudos y graves.

El sonido agudo es el que está en la parte alta del espectro auditivo (20 a 20 mil Hz) por
ejemplo el sonar de una ambulancia el cual lastima los oídos (por eso los perros aúllan
porque les lástima el tímpano).

Los sonidos graves son los que están en la parte baja del espectro por ejemplo el sonido de
unos bafles (los que hacen retumbar el salón de baile en las fiestas).

En fin, el sonido agudo es más alto en frecuencia y más fino, y el sonido grave, tiene
menos frecuencia, por eso a veces se le dice bajo al grave y alto al agudo.
La diferencia es la frecuencia; los sonidos agudos tienen más alta frecuencia y se oyen más
delgados o finos, y los graves la tienen más baja y se oyen gruesos.

b) Sonidos largo y corto, fuerte y débil.

Altura

Musicalmente nos permite distinguir entre un sonido agudo y otro grave.


Físicamente depende de la frecuencia de onda, que es la velocidad de la vibración. Se mide
en unidades llamadas hercios (Hz) o ciclos por segundo que marcan el número de
vibraciones por segundo.

Intensidad

Musicalmente nos permite diferenciar un sonido fuerte de otro débil. Físicamente depende
de la amplitud de onda, que es la distancia desde el punto máximo de vibración al punto
de reposo.

Duración

Musicalmente nos permite diferenciar un sonido largo de otro corto. Físicamente depende
de la persistencia de la onda, que es el tiempo que tarda en extinguirse la vibración.

Timbre

Musicalmente nos permite diferenciar si el sonido escuchado procede de una voz o de un


instrumento. Físicamente depende de la mezcla del sonido fundamental con
sus armónicos. Los sonidos armónicos son los que acompañan al sonido fundamental (de
mayor amplitud) y hacen que cada voz e instrumento un timbre particular y
característico.
2. Construye instrumentos de percusión menor con materiales del medio (maracas,
clave, tambor, pandereta y sonajero).

Construcción de un Tambor:

Materiales. Una lata de leche, un cordón para agarrarla, y


luego procedemos a la decoración con foamy. La lata
cilíndrica vacía, cinta aislante o de enmascarar, papel de
construcción, crayones o lápices de colores (opcional), dos
lápices (opcional) y papel tisú (opcional). También
podemos utilizar un recipiente de café, una lata de
palomitas de maíz o una lata de aluminio. Esta será la
base del tambor.

Para el par de palillos (baquetas) para el


tambor. Utilizamos una pequeña bola con un pedazo de papel tisú y la colocamos en la
punta de un lápiz. Se envuelve la bola con cinta de enmascarar o cinta aislante para
sujetarla al lápiz.

3. Elabore de un collage sobre la clasificación de los instrumentos y sus características.


Al estudiar los instrumentos musicales, es frecuente encontrarse con la clásica división de
los instrumentos en tres familias: viento, cuerda y percusión. Este sistema, aunque muy
aceptado, es poco preciso, y así, por ejemplo se incluyen en percusión tanto los
instrumentos propiamente percutidos como cualquier otro que simplemente no sea de
cuerda ni de viento.

Clasificación:

Viento: Los instrumentos de viento generan un sonido cuando se hace vibrar una columna
de aire dentro de ellos. La frecuencia de la onda generada está relacionada con la longitud
de la columna de aire y la forma del instrumento, mientras que la calidad del tono del
sonido generado se ve afectada por la construcción del instrumento y el método de
producción del tono.

Cuerda: Los Instrumentos De Cuerda generan un sonido cuando la cuerda es pulsada. La


frecuencia de la onda generada (y por ello la nota producida) depende generalmente de la
longitud de la porción que vibra de la cuerda, la tensión de cada cuerda y el punto en el
cual la cuerda es tocada; la calidad del tono varía en función de cómo ha sido construida la
cavidad de resonancia.

Percusión: Los instrumentos de percusión crean sonido con o sin afinación, cuando son
golpeados, agitados o frotados. La forma y el material de la parte del instrumento que es
golpeada y la forma de la cavidad de resonancia, si la hay, determinan el sonido del
instrumento.