Está en la página 1de 2

Job 28:1 La plata tiene su mina el oro un lugar donde se purifica.

Job 28:2 El hierro se extrae de la tierra, una piedra fundida se hace cobre.
Job 28:3 Se descubre el secreto de las tinieblas, se busca hasta el último extremo en la piedra oscura y opaca.
Job 28:4 Un pueblo extranjero abre galerías en lo recóndito donde nadie ha penetrado, y se suspenden y
balancean lejos de los humanos.
Job 28:5 La tierra, de donde sale el pan, está envuelta en sus entrañas por el fuego,
Job 28:6 allá donde las piedras son zafiros y contienen polvo de oro.
Job 28:7 El ave de rapiña no conoce ese sendero ni el ojo del buitre lo ha advertido;
Job 28:8 las bestias feroces no han pisado por ese camino
ni el león jamás lo ha atravesado.
Job 28:9 El hombre aplica su mano al pedernal, y estremece los cimientos de las montañas.
Job 28:10 Abre canales en las rocas, su ojo busca todo lo que sea precioso.
Job 28:11 Explora las fuentes que brotan de la tierra y saca a la luz lo que estaba escondido,
Job 28:12 pero la sabiduría, ¿de dónde viene, dónde se hallará la inteligencia?
Job 28:13 Ignora el hombre su camino, no lo encontrará en la tierra de los vivos.
Job 28:14 El abismo dijo: “No está en mí.” Y respondió el mar: “Tampoco la tengo.”
Job 28:15 No se puede dar por ella oro fino,ni comprarla por plata;
Job 28:16 no se valora con oro de Ofir, ni con el ágata preciosa ni el zafiro.
Job 28:17 No se comparan con ella ni el oro ni el cristal, ni se la cambia por un vaso de oro puro.
Job 28:18 Corales y cristales ni se nombren. Conseguir la sabiduría vale más que extraer perlas.
Job 28:19 No la puede igualar el topacio de Etiopía, ni con el oro más puro se valora.
Job 28:20 Entonces ¿la sabiduría de dónde sale?, ¿habrá un lugar de la inteligencia?
Job 28:21 Ha estado oculta a los ojos de todo ser viviente y aun a las aves del cielo.
Job 28:22 El infierno y la muerte confiesan: No la conocemos más que de oídas.
Job 28:23 Sólo Dios conoce su camino, sólo él sabe dónde está,
Job 28:24 él que mira hasta los extremos de la tierra
y ve todo lo que existe debajo de los cielos.
Job 28:25 Cuando determinó la fuerza de los vientos
y fijó a las aguas su medida;
Job 28:26 cuando impuso leyes a la lluvia
y un camino al fragor del trueno,
Job 28:27 entonces la vio y le puso precio,
la examinó y conoció sus secretos.
Job 28:28 Entonces dijo al hombre: “Mira, el temor del Señor es la sabiduría; y huir del mal es la
inteligencia.”“

Hch 7:22 Y fue enseñado Moisés en toda la sabiduría de los egipcios; y era poderoso en sus palabras y obras.

Pro 13:20 El que anda con sabios, sabio será;


Mas el que se junta con necios será quebrantado.

Ecl 8:1 ¿Quién como el sabio? ¿y quién como el que sabe la declaración de las cosas? La sabiduría del hombre
ilumina su rostro, y la tosquedad de su semblante se mudará.

Pro 2:1 Hijo mío, si recibieres mis palabras,


Y mis mandamientos guardares dentro de ti,
Pro 2:2 Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría;
Si inclinares tu corazón a la prudencia,
Pro 2:3 Si clamares a la inteligencia,
Y a la prudencia dieres tu voz;
Pro 2:4 Si como a la plata la buscares,
Y la escudriñares como a tesoros,
Pro 2:5 Entonces entenderás el temor de Jehová,
Y hallarás el conocimiento de Dios.
Pro 2:6 Porque Jehová da la sabiduría,
Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.
Pro 2:7 El provee de sana sabiduría a los rectos;
Es escudo a los que caminan rectamente.

heb. y aram. generalmente jokmâh, "pericia", "sabiduría"; gr. generalmente sofía, "sabiduría"). Cualidad de buen
juicio desarrollada a partir de la experiencia, la observación y la reflexión. La sabiduría es una función de la mente
educada, que los escritores bíblicos afirman que proviene del Señor (Job 28:20, 23, 27; Sal. 111:10) y la relacionan
con la obediencia a los mandamientos de Dios (Sal. 37:30, 31; Pr. 2:1, 2). Entre los libros canónicos, Job, Pr. y Ec.
pertenecen al grupo de los llamados "sapienciales". "La sabiduría es mejor que las piedras preciosas", dice Job
(28:18). "El temor del Señor es la sabiduría, y el apartarse del mal, la inteligencia" (v 28). Como con Job, la
verdadera sabiduría capacita al hombre para enfrentar con ecuanimidad las vicisitudes de la vida; sólo al
contemplar a Dios y confiar en él puede relacionarse sabiamente con las frustraciones, y las dificultades de la
existencia. David también buscó a Dios para recibir sabiduría (Sal. 51:6). Un salmo atribuido a Moisés pide a Dios
que enseñe a los hombres a contar de tal manera sus días, que logren alcanzar la sabiduría (Sal. 90:12). Aquí,
como en Job 12:12, se considera que la sabiduría se desarrolla con la experiencia por la que Dios permite pasar a
los que le temen. El propósito de Salomón al escribir Pr. era que la gente pudiera "entender sabiduría y doctrina"
(Pr. 1:2). En los primeros capítulos del libro personifica a la sabiduría (3:16-18; etc.). "Sabiduría ante todo -dice-;
adquiere sabiduría; y sobre todas tus posesiones, adquiere inteligencia" (4:7). El libro de Ec. resume la sabiduría
que adquirió Salomón después de muchos años de disipación, durante los cuales se embotó su sensibilidad moral,
adormeció su conciencia y pervirtió su juicio. Al final de su vida su conciencia se despertó de nuevo, y Salomón
comenzó a ver en toda su magnitud la insensatez de su conducta, al punto de darse cuenta de que había llegado a
ser un "rey viejo y necio, que no admite consejos" (Ec. 4:13). Se acercaba ya al momento de su muerte, y no
encontraba satisfacción alguna cuando reflexionaba en su vida disipada (12:1). Sinceramente arrepentido, trató de
retomar la buena senda, y abrumado de espíritu se apartó, cansado y sediento, de las cisternas rotas de este
mundo para beber una vez más de la fuente de la vida. Llegó a darse cuenta de lo insensato de su conducta
anterior, y mediante el Ec. procuró dar una voz de advertencia para salvar a otros de las amargas experiencias por
las cuales él mismo había pasado, con la esperanza de contrarrestar de la mejor manera posible la influencia
negativa de su ejemplo anterior. En el NT la palabra sofía tiene un significado muy parecido ajokmâh. Contrasta la
sabiduría del mundo (1 Co. 1:22; 3:19) con la sabiduría de Dios (Ro. 11:33;1Co. 2:7; 1:21; Stg. 3:13-17). Se dice
que Cristo es la "sabiduría de Dios" (1 Co. 1:24), por el hecho de que su vida y sus palabras manifestaron la
sabiduría divina, y porque la salvación lograda por medio de él demuestra la sabiduría de Dios al establecer la
forma cómo se podía redimir a los seres humanos. Pablo predicaba la "sabiduría de Dios en misterio" (vs 6,7),
refiriéndose al maravilloso y profundo plan de salvación, que ni siquiera los ángeles podían sondear plenamente (cf
1 P.1:12). Los que necesitan sabiduría para hacer frente a circunstancias que están más allá de su capacidad o su
dominio, pueden pedirla a Dios con fe, y se les proporcionará (Stg. 1:5, 6). . Leer mas:
http://www.wikicristiano.org/diccionario-biblico/significado/sabiduria/