Está en la página 1de 26

·" ( 142

8. CRECIMIENTO ( EPIDOMETRIA)

El crecimiento es el aumento de la masa forestal en el tiempo, ya sea


individualmente, en núrr.e ro de árboles, o también el aumento de cier-
tas características como D. A. P, A. B, altura, copa, rarees, valor
econ6mico, etc.

Como se ve es una de las mediciones más importantes en trabajos de


silvicultura, ordenaci6n, e'eotJcm/o...) ~dc .
I

Todos los problemas del crecimiento y su cálculo, involucran el tiem-


po como variable, a la cual es necesario prestar gran atenci6n, pues i-
gualarla puede a veces producir errores de consideraci6n, sobre todo
cuando se establecen "correlaciones sin sentido", ( aquellas en las cua-
les se ignora el tiempo).

Un ejemplo sería la correlaci6n que se pudiera establecer entre costos


de protecci6n por Ha y área basal del árbol. Matemáticamente puede dar-
se con los datos expuestos una correlaci6n, pero aunque desapareciesen
los costos el A. B seguirá creciendo, con lo cual la pretendida correla-
ci6n resulta falsa.

En cambio, la relaci6n tiempo, AB, si puede siquiera intuirse.

Claro que existen casos en donde el tiempo actúa tan sutilmente que no
se hace necesario tenerlo presente, como por ejemplo cuando'se trata
de estudiar la relaci6n entre D. A. P y altura en rodales de la misma
edad.

Parte de las dificultades que el tiempo introduce en los estudios de co-


rrelaciones se debe al caracter cíclico de muchas de las variables aso-
ciada s con él.

Por ejemplo cuando se toman promedbs a las temperaturas diarias(ba-


ja de noche, alta del medio día) y promedios anuales, aparecerán dos
ciclos diferentes. Los factores climáticos SOn marcadamente cíclicos y
por ende el crecimiento de los árboles que depende en gran parte de
ellos.

El ciclo más importante, y mu largo; es el que se basa en la vida del


árbol o del rodal. En general el árbol crecerá lentamente en su prime-
ra juventud, luego acelera su crecimiento durante cierto tiempo y lue-
go viene un decrecimiento hasta volverse despreciable en la senectud.

En general en silvicultura se trabajará en base a ciclos corridos, elimi ..


nando algunos cortos para poder tener estimativos buenos a largo plazo.-
( 143

Por ej. los datos diarios del crecimiento en un árbol quedan automática-
mente aislados cuando se cuentan anillos de crecimiento, etc. También
el hecho de toma r muestras representativas ayudan a la estimaci6n, su-
perando los ciclos individuales.

El crecimiento de los árboles consiste en estiramiento y aumento de raí..


ces, elongaci6n de tallos y ramas. El crecimiento lineal de todas las par-
tes del árbol resulta de la actividad del meristema primario, el crecimien-
to diametral; del cambium, el cual produce nueva madera y corteza entre
esta y la vieja madera . .

El crecimiento está influenciado por capacidades genéticas interactuando


cOn procesos ambientales como factores climáticos, edáficos, competiti-
vos, etc .los cuales pueden compendiarse en el "sitiol!.

8.1. Métodos para expresar el crecimiento de árboles y rodale~

El incremento en un árbol, o rodal puede ser calificado por el per{odo de


tiempo durante el cual ese proceso ( crecimiento) ocurre. Además, se pue-
de estudiar el crecimiento en base a la altura, diámetros, área de la base,
volumen, etc. y cada uno de estos puede expresar de acuerdo a alguna nor-
'lna de aprovechamiento, o, silvicultura!.

Como lo importante en el estudio del crecimiento es conocer el ciclo de la


edad del árbol o rodal en si, libre de las variaciones climát i cas, se en -
cuentran varios métodos cuya diferencia es prácticamente mínima, y se
acude a períodos de tiempo que van desde un día hasta una década o un si-
glo.

8.1.1. Incremento corriente anual

Es la diferencia entre las medidas torrn das al fin y al principio de un


año en especial.

8.1. 2 Incremento anual peri6dico

Es el promedio anual para u!!período de n años. Se obtiene dividiendo


la diferencia de medidas entre dos extremos de un per{odo, por el nú-
mero (n) de años transcurridos.

8.1. 3 Incremento peri6dico

Es el incremento ocurrido entre los años extremos de un período.


8.1. 4. Incremento medio anual
.'
Es el promedio anual para una edad determinada. Se encuentra di-
vidiendo el tamaño total acumulado por la edad.

8.2. Curvas de Crecimiento

Cuando el tamaño de un organismo o una dimensi6n especnica de él (vo-


lumen, peso altura, diámetro, área basal, factor m6rfico, etc.) es gra-
ficado con respecto a su eqad, la curva aparecida se llama curva de cre-
cimiento, aunque en muchas ocasiones la curva lo que muestre sea incre-
mentos acumulativos n. una edad dete rminada.

Las curvas qne resultan para varios parámetros del árbol o rodal son
s orprendentemente similares, presentando todéts una forma sigtrtoidal
( ./"), empezando todqs en el origen (o, o ) con excepción de la curva
D. A. P versus edad ya que pasan algunos años antes de que la planta pre-
s ente D. A. P.

Como se expres6 antes, el nombre dado a estaE¡ curvas no es estrictamen-


te correcto, ya que lo que se viene a mostrar son relaciones entre un par~­
metro cualquiera (D.A. P, Volumen, etc.) contra la edad. La verdadera cur-
va de crecimiento es la que corresponde al crecimiento anual corriente.

Para casi todas las situaciones vivas de crecimiento, se conserva la for~


ma sigll'\oidal para tales curvas, aún para perrodos cortos de tiempo, y so-
lo cambian las formas aproximadas al cambiar los parámetros.

""f-
" ~
nV Curva # 1 (tamaño vs tiempo)
tr
.).~ V
~ I?
tlempo{t.\

h
Curva #2 ( dT / dt.:=: incremento o c:J;'eci-
I i\ miento promedio)
\
IJ !\.
'\
~ _.- po
tI empo (t.)

r\ , Curva # 3 ( d 2 T ::: aceleración (cambio de


... --
dt velocidad del crecimien-•
\ /' to) .
./


( 145
"
El crecimiento del árbol puede conocerse a partir de estas curvas y
de sus derivadas. Corno se puede ver en lasfiguras anteriores.

Durante la juventud la rata de crecimiento aumenta rápidamente has-


ta un punto máximo, donde aparece un punto de inflexi6n, la acelera-
ci6n de este proceso se aprecia en la curva No. 3, primero se incre-
menta levemente y por poco tiempo, luego decrece a un punto hasta
cero que corresponde con el punto de inflexi6n de la curva No. 2.

Durante la madurez y senectud la rata de crecimiento decrece con


cambios relativos en la aceleraci6n.

Estas curvas aunque podrían obtenerSe directamente de los datos a-


portados por mediciones por separado, generalmente se obtienen a
partir de la curva indicadora de crecimiento curva No. 1 y luego se
derivan de ellas las curvas de crecimiento corriente, de acuerdo a
la definiciÓn dada para tal fin, o buscando una expresi6n matemática
a la curva No. 1.

Corno cada árbol, cada especie, etc. tienen su tiempo d" Aeado, vuel-
ven aún más relativa entre ellos el concepto de juventud, madurez,
etc. •

Corno se trata de averiguar el crecimiento del árbol, poco importa


en si el parámetro que se compare con la edad, pues todos tienen una
forma ca racter!stica de J
y sirven para lo propuesto, sean de D.A P,
altura, volumen etc, corno se apreciará en la figura siguiente.

rr,
1
~
"5 v v ~7 •
<, ,
.
I ti

Iz
I
oq 30
... /' q V J
g zs .... 5 o
V
10
/
q
cw
20
¡¡
/ : ..
lo. /
./

,
f
/
? IS ~.)I
,/ v
~ r
~I o ,~2 '9 .
.... 1 V z
/
6
V
O
"1/ ",.. V
O ó I~'¡O ~• It.
-
••
/0 l.~ 30 110 61> le ll> ?OC> oJo 50
E 1:>4 t) AÑ O" ~[).A[) 4,.,.0,"
l:bA~ 1\ ~O~

I
~U€\JA~ TJPJcAS PAIl~ IWDJ'AR. c.eEC!/HIEIJTo J:f,.} vA) ,,~aol.


( 146
De cada una de estas curvas y usando la definjci6n dada en el nmneral
8.1 es posible encontrar las otras curvas así:
....
e .,
k I
o.í ti
V t\
'"' .4 v
\ ) l\
'.' V ~
I , ,
1/
r\
\ /
1'\ '. ~ V
;'\.,.
......
.l

I
"- r- -
t
v
14 V
(1/
oV
O
ID
A
le 3" ." &0
DA t> ,,¡:jo.., " .0
'o
EDAD
aQ 30 .0 50
A.JOS.
u
10 20
l"bAO
;JO 40

Ailo!>
4>1

Curvas Típicas Indicadoras Del Crecimiento Anual Corriente

Otra forma de expresar el crecimiento consiste en mostrar el creci-


miento promedio para la vida del árbol.

.5

'/ ......... 4
V
"" .......
~
r--...... .~
......... V
V .2.
I . L
v
111
v [¿
o¡ 1II
tal
o
Il/ V
o. A

o 2 o :\ o ~o s., u O
111301

Curvas Trpicas Indicadoras Del Crecimiento Medio Anual de Un Arbol

Existe una relaci6n mny importante entre las curvas que se presentan
en esta pag, a saber las de crecimiento o incremento anual corriente y
las del crecin1iento anual medio, como se ilustrará en la figura siguien-
te.

1"" -
1\ h

V f',.
)
, .,.
~ 1/
1...... 1\

\ .".,.
¡-,.,.,. /
1I ~ f' ..... 1.1 f\ J ~

~ \ V V
~
l'
i ' t-....
"

Crecimiento Anual Corriente - - -


CrecÍlniento Medio Anual 1 ~~ • " ...
. . ... ~

Como se aprecia ambas curvas se cruzan en ~~l punto máximo de la


segunda curva.. El análisis queda. por hacer apreciando las gráficas.

8.3. ?orcentaje de Crecimiento


Otro método para estimar el crecimiento del árbol, es haciendo un


tratamiento similar al que se usa en valoraci6n para crecimiento de
capitaleª,-con respecto al interés como pago del tiempo. Acá se con-
sidera al árbol como similar al capital, y el intere's se asume como
el crecimiento porcentual.

Existen varias maneras oe expresar este crecimiento. Por ejemplo


el porcentaje de crecimiento en volumen a cualquier edad, es el cre-
cimiento anual corriente en volumen, entre el 'volumen en si.

La figura siguiente muestra las curvas características de porcenta-


je de crecimiento en altura, D. A. P Y en volumen basadas en los da-
tos que originaron las gráficas anteriormente expuestas.

/'

,
\
\
\
\
3
1\ 1\
\
2
\
\ 1\ 1\
'\
I
\ I " ......
~ 1\.
i'--. '-
'\
-.; ¡....,

- -
o o ac "el ~. ¡u> •• ti" "'o
10
.,FbA o
f,O
MJ 01> - 10
EbAD A..10!.

Curvas Típicas Indicadoras Del Porcentaje de Crecimiento de un Arbol

Como se aprecia las formas de las curvas es aproximadamente similar


La tendencia decreciente o descendente de las curvas resulta más de au-
mentos en altura, diámetro o volumen en que se basan los porcentajes
que de cambios en el crecimiento anual corriente. Aunque este tipo de
curvas para muchas situaciones no es recomendable, pues ocultan mu-
cho ciertas informaciones que no permiten hacer predicciones futuras,
muestran por lo menos un concepto importante y es el hecho de que
el porcentaje de cl"ecimient~ varía inersamente con la edad, o también
que el porcentaje de crecimiento varía en raz6n directa con la recípro-
ca de la edad, con lo cual en esta última situaci6n se puede definir una
recta.


-- -• • •

• •

• ( 148

Para calcular el porcentaje de crecimiento se proponen varios mé-


todos.

8 . 3.l. Con la F6rmula de Interés Simple para el Volumen

Is = Vf - Vi x 100%
nVi

Donde: ls ::: % de incremento anual a base del Vi.

V f ::: volumen final

Vi ::: volumen inicial

n ::: m1mero de años del período (tiempo).

8 .3 .2 Con la Fórmula del Interés Compuesto

"" Vf - 1 ) x 100%
Vi

Donde: lc ;::: % de incremento o crecimiento anual

8.3.3. F6rmula de Pressler

Para evitar el uso de tablas de interés compuesto, Pressler bas6


la simple rata de interés en un valor promedio por perrodo, (Srrl-So)j2
el cual tiene el efecto de reducir la rata lo más cercanamente posi-
ble a la rata del interés compuesto •

• P % ;::: (Sn- So • ) x 200


(Sn + So) n

Donde Sn y So tienen el significado de Vn y Vi.

8 .3.4. F6rmu1a de Kunze

Similarmente al anterior Kunze elabora su fórmula ponderando los


límites del perrodo) ~s ,lec/y C(M5U/~l'd"do el P8d(:U:/~ YI (.,.,./) f -rÍ(l102
2

K %::: \ Vf - Vi 200
L
V"-:f-!:..:-(n---l)~+'--V"""i'-:"(n-+-l~)



8 . 4. Curvas de Diámetro contra Altura

Cuando dos variables se correlacionan con otra variable común por se-
parado, ellas aparecerán correlacionadas entre si. Como se ha visto,
la altura de un árbol y el diámetro, están correlacionados con la edad '
del árbol, luego debe existir una corre1aci6n entre diárre tro y altura.
Algunas de tales curvas, las cuales se grafican a mano alzada, espe-
cialmente cuando se trata de la confecci6n de tablas de volúmenes loca-
les, parecen tene r relaciones que pueden identificarse por f6rmulas ma-
temáticas, dejando presente que cada curva puede variar su forma de
un árbol a otro, de una especie a otra y entre bosques. A continuaci6n
se muestran algunas de las relaciones obtenidas por varios autores, las
cuales pueden servir para verificaci6n y correcci6n. (1,,)

8.4.1. Fó',.mll1a de Trorey (19321

H = 4. 5 + bD - cD 2

8.4.2 F6rmula de Meyer (1940.J •

H :::: 4. 5 + H ( 1- e - aD )

8.4.3 F6rmu1a de Stoffels y Soest (1953)


lag H :::: a +b lag D

8.4.4 F6rmula de Henrieksen (1950)

H :::: a +b lag D.

Estas f6rmu1as presentan H :::: altura total en pies

D :::: D. A. P en pulgadas

e :::: base de los neperianos

a, b, c ::: constantes ( se deternlinan por míni-


mos cuadrados generalme.nte)

8. 5. Análisis de Troncos

" ,

Aunque este tema aparentemente tiene poco aplicaci6n cuando los árbo-
les no muestran anillos de crecimiento fácilmente corre1acionab1es con
la edad, se espera que en poco tiempo se superen las dificultades presen-
tadas por las aparentes variacione~ del clima (ciclos climáticos y pueda

-

• ( 150

ser tan usable en el tr6pico, esta teoría, como lo es en zona templa-
da.

Un registro del crecimiento pasado de un árbol puede ser sacado en un


análisis del tronco, pues este permite mostrar como ha crecido el ár-
bol en diáme tro y altura y como ha cambiado su forma al inc rementar
su tamaño.

Para llevar a cabo este análisis es necesario contar y medir los ani-
llos de crecimiento en una secci6n transversal a diferentes alturas so-
bre el piso, o también por medio de Qarrenos de incrementos, si el ár-
bol no es muy grande ni de m;¡,dera dura. Generalmente estas circuns-
tanciaR hacen preferible estos estudios en los lugares de aprovechamien-
to cuando se cortan los árboles.

El procedimiento a seguir es simple y se dará paso a paso. (/6)

1. Tumba y corte del árbol en secciones transversales a longitudes de-


seadas sobre el piso.

2. Determinar y registrar especie, D.A.P, altura total, años por alcan-


zar la altura de toc6n a medir y edad total.

3 . Medir y registrar la altura del toc6n, longitud de cada secci6n, y lon-


gitud hasta la cima.

4. Medida y registro del diámetro promedio en la cima de cada secci6n.

5. Trazar un radio promedio en cada secci6n transversal y contar los


anillos desde el cambium h¡;¡.cia adentro, marcando el principio de ca-
da número de anillos para el período deseado. Registrar asi mismo
el número de anillos de cada secci6n transversal.

6 . Desde el centro de cada secci6n transversal, medir hacia afuera has-


ta el cambium a través del radio promedio, y registra r la distancia
para cada período de anillos determinado. Si aparecen fracciones de
período ésta se mide y registra primero.

La tabla siguiente muestra los registros para una situaci6n hipotéti-


ca.
( .151
..
Especie= 4uercus sp. n.A. P. = 26 cm Altura Tota1= 16, 36m

Año para 01.;'11.#1' altura 'd_' 1#1 có-:"" =2 Edad Total= 34 años

Fecha Junio 16,1970 Medido por-----

Diam .su # de ani- Distancia a lo largo del Radio Promedio des


pedor 110s enla de la médula por cada 10 anillos (cm)*
Secci6n Long m Sln

cor- cuna
• _ .-
su- _ _ o

teza cm perlOr

1 2 3 4 5 6 7

1
0.32 26cm 32 1.6 6.3 9.7 13
Troza
- - ---
2 4,82 22.1 24 3.3 7.6 11
- -
3 4.82 15,2 17 4.2 7.6

4 4.26 6.9 9 3.4


- ~---- _ .
~---- ---- - -~-

5 2,14 O O •

* Estos valores deben ser doblados cuando se grafique para obtener las curvas
de conc.cidad.

Estos datos se disponen a continuaci6n por medio de una tabla sumaria en la


siguiente forma •
Secci6n #
2 .- 3 4 5
---1 - --
Longitud (ro) ·0.32 4.82 4,82 4.26 2.14
-
Altura de la cima de cada troza "'O. 32 5.14 9.96 14.22 16, 36
- -------.-- -
-
Anillos en la cara superior de cada troza 32 24 17 9 O
- -_.- - ----- -. .. - ._- ---------
Años para el ,~$.,,"'/p /~»A' de cada Secci6n 2 8 7 8 9
- _.- - -- . -- -
_ _ _o

~eñ¿>~i&rra llegar a la altura de la cima de ccrla ... 2 10 17 25 34


La figura de la página siguiente es lé. representaci6n gráfica de los datos obteni-


dos en las dos tablas aquí presentadas.
1.
.j , I • L.
I


'( 1 2
L_ ....
1
:' • "1

• • '1..
. l' •

·
1

!,

,•
+" -1
. , , '1
1.

--1 - 1
,-,-;- "''::='~l !; .
.•1.,
: 1, ,
1
I•
l" • .• -1-.. ~j _ . _J 1
,l
· - t · - i - ... '-+ ---1.-
I I
~, , I '. JI .., ..
...... .,
.
¡ -,, -L I .• - .
_
,:, .+';...' ·-t··· . f - 1---+-
• .
,
1
.• ... .. .-, ;'. it Oo ·.
· ... . ..

i !I

, - '1" ._:. .. . .
I ,
-oO' .,
,
,1
.1 . • _ .•.•• ,
'
-t-
I
t 1 I
1 ••••
::.:
..... 1;. "'1"
I _........~I. ~ ._ ...
I , • , r . .......
- , . ¡. ~ i .. I .,. ,I ..: .. ·-1 .. t; ... - l Oo ·,--:[\
.~
I
1: j'
1. I , '.. I . -.
I
r. e~f.~
i I ,. I I ~
I I I
, •1
I I
, 1• ,.


r' t I •
,I
... ... 1t
, r
I
. .,
':II .....- ..
:I
I
j'
f I !\ .. 'I
.: 1~ . ~ • . fI
I ·1
I I
I
~I
I I1
• I
i
,t.,

" ,
J,' • 1 t
I I
,
]
I
11
1
I

r
¡I ., 1I
I
1,
I
..1, - ,
.. ,, ,.
I
:
t
,• • ••• -j', .
I'
- i, J
,
1 I,

II :. .
'-r--
!
I
"
,11
I
:, tl , JI.
I

- ,I,• ,! I
1I
1
1,
.I
,1

,
:1
• 1 .I
., ,. --j .
I
,
1.
· ¡
...
..
1
,V.JOJ..
~
¡ ,• , I
..
- - - -,
...
IIc\ . I
-ffI ,....

I
I : 1 1, .¡ f. <;)

I
I
1
..... 1
....
vi II I i 1'11 '

'el I I
j L_
__ o ..
I
~,
- - - - - 1rj - -- -1- - 1-
T \- l' ..
I
. 1 ~I
~I ,
I I
I
I
.I I
I
.

1 ::s I I
1 II ...Q ,
~i ' IIJ
I
, el
--- ~ '¡·f~ -..,;¡-;,"/~ · '1 l:;z
1 1 I I~
I .r ·
t I
, , I
-----;-¡-I '
, , ; I ¡
• ., .
¡
I.. , I
~

. ..
( 153

La parte izquierda de la gráfica sale de la segunda tabla y muestra al-


turas a una edad dada. ( se trabaja por secciones y sale de)t).

Las ecuaciones de coiflcidad salen de la primera tabla. Los diámetros


representativos de la misma edad se conectan para formar curvas de
cohi.cidad de edades específicas. La posici6n donde termina cada curva
se estima de la curva de edad versus altura.

La cuenta de los anillos de cada corte se anota frente a él.

Como los años que se necesitan pa'ra crecer desde el toc6n hasta cual-

quier corte puederl§..er deducidos por diferencia en el número de anillos,
es posible agrupando datos de esta naturaleza establecer correlaciones
con árboles mnestras para usar este método en el bosque tropical a
fin de poder determinar edades, etc.

8 . 6 Predicci6n

del crecimiento

Uno de los principales objetivos de estudiar el crecimiento de árboles


o rodales consiste en poder predecir como será este, a partir de los da-
tos recogidos. esto puede hacerse de varias formas.

Una forma consiste en prolongar una curva ya obtenida con datos parcia-
les; suponiendo que el crecimiento seguirá esa tendencia.

ce ECJI'(IEAJT o
HIU>Jo AA/VAL.
o
DE L 1>, A.P.
' , .......... eE'ECIHIEAJTO peEI//srO
1 .....
I '1--.
I l "-"
I 1
1 1
I
I
El> 4l> (A A;OS )

Este procedimiento no da seguridades, pero puede usarse para períodos


cortos.

( 154

Otro procedimiento cons iste en comparar datos parciales



con otros eta-
v
borados para más tiempo en una curva gUla.

e {? EC/11/E 1..17 O
HE Ojo A l)vbL-

D Ji' lo D.". P .
I
-I-
1(;-- PQ~DIC:(loAJ-7l
I I
I
I
I I
I I
I

Este método es más confiable, sobre todo si los datos de la curva guía
son de mucho tiempo, pues es casi seguro que van corrigiendo las varia-
ciones climáticas parciales y repitiendo los ciclos climáticos con lo cual
desa parecen las fuentes de variaci6n.

8.6.1. Factores gue inciden en el crecimiento

Para un árbol la rapidez de su crecimiento depende de una serie de


factores (entre los cuales se destaca el tiempo) como: clima, calidad
de sitio, densidad ( competencia entre elementos), etc.

Los tres elementos diálnetro, altura, volUlnen no presentan un ritmo


constante ni paralelo a través de la vida de árboles y rodales, pero en
condiciones normales se presenta una situación como la que se descri-
birá en la siguiente tabla.
( 155

Crecimiento en:
Período del Arbol
Altura Diámetro Volumen

mucha juventud muy rápido lento ninguno - '


JUventud rápido a len- rápido rápido
to

madurez lento regula r rápido


- • -
. •
vejez nlnguno muy lento lento

senectud -- - •
nlnguno decrecimien
to

Lo que fli parece conocerse es que el crecimiento alcanza sus mayores di-
mensiones en la edad media del árbol, pero con variaciones entre ellos co-
rno e s d e e s pe r a r s e .

8. 7 lyi~todos pa ra el cálculo del crecimiento

Existen dos métodos básicos para el cálculo del crecimiento,uno es un mé-


todo indirecto por medio de tasas de crecimiento y otro un método directo
por comparaci6n de inventarios sucesivos. (27)

8.7.1. Métodos lndi rectos

Se calcula el crecimiento por medio de una tasa de crecimiento y la masa


forestal por cualquier otro método ( inventarios, tablas, etc.).

Crecimiento= Masa forestal x tasa de crecimiento

Para el cálculo de la tasa se usan ciertas fórmulas, algunas de las cuales,


por ahora, presentan dificultad para su uso en ciertos bosques tropicales,

pero que conVlene conocer.

8.7.1.1. Cálculo del crecimiento por medio de anillos anuales en el D. A. P .

Tiene como condici6n que el árbol presente anillos anuales de crecimien-


to. Existen varias fórmulas

1. F6rmula de Schneider P% ;:: 400


--
n.D.

i1
(156


Esta f6rmula sirve para árboles tipos individuales supuestamente represen-
tativos de cada clase diamétrica t se seleccionan en el cuartel), P% repre-
senta la tasa media de crecimiento, n, representa el número de anillos en el
último centímetro del D . A. p, y D ::: D. A. P sobre la corteza.

2. F6rmula de Wahle mberg P% = 40R


D.

Como la anterior da el rnismo resultado pero se debe medir la longitud ra-


dial total de los últimos 10 anillos del D.A. P. R= tamaño de los últimos 10
anillos sobre el D. A. P.
" _4 l2.-
3. F6r::llula de Borggreeve. _ _~~_
P% = =..1O:::..O:::..-_L- n
Z D2.

Esta se basa en una serie de datos sobre árboles de tamaños diferentes.


D Y n significan lo mismo que en la Schneider.

4. Fórmula de Pressler P% = 400 (Df - Di)


n (Df + Di)
Esta es f6rmula para un período, en ella. Df::: diámetro sin corteza al
finalizar el período, Di, similar al anterior pero al comenzar período.

8.7.1. 2. ?or medio de mediciones sucesivas de á rboles tipo, o experimentales

Este método consiste en medir unos árboles tipo, representativos de


la masa forestal total a los cuales se les calcula una tasa de crecimien-
to, que sirve para usar en el total del cuartelo rodal. Es necesario me-
dir los árbole'" ~ipo por lo menos dos veces a intervalosde un año o pe-
ríodo. se usan las f6rmulas de Pressler o Kunze ya vistas, o la de John-
son: P% = 100 (1- Di'2 )
n ( Df2)

Nota: La tasa de crecimiento es válida solo para la masa forestal ac-


tualo del último per(odo, nO mide crecimiento neto porque nO
tiene en cuenta el ingreso y egreso de árboles.

8.7.2 Métodos directos para el cálculo del crecimiento

En vez de acudir a una tasa o factor, se buscan valores reale s, lo cual


puede hacerse por diversos :nétodos.
.' ( l: 7

8.7.;2..1. Comparación de lnventario~ Sucesivos

Se basa en la comparaci6n de 'los ~nventilr'J~J consecutivos de la mis-


ma :>arcela, donde se tienen en cuentat.lnto los volúmenes al final y al
-
principio del pe rrodo, comO la cantidad explotada en el transcursO de
éste.

C = V - Vo + E.

C ::: crecimiento bruto en volumen total por perrodo

V :: volumen medido al final del período

Vo ::: volumen medido al principio del período

E ::: Explotaci6n y madera perdida durante el pe ríodo.

Lo mismo del anterior puede hacerse con áreas basales.

Si se quiere encontrar el crecimiento medio anual, basta con dividir


el anterior por el número de años (n) del pe r{odo.

-C ::: crecimiento medio anual == C == V - Vo + E


-
n n.
,,-
El crecitniento bruto C, solo muestra un aumento en volumen o area
basal, pero no dice nada acerca. de los elementos que aportan ese cre-
cimiento. Se acercará el crecimiento neto cuando se tenga en cuenta
la siguiente condici6n:

N,:::No+Ne.

donde:

N, == # de árboles del inventario final

No - # de árboles del inventario inicial

N e ::: # de árboles agotados y explotados.

Esta situaci6n casi nunca se da ya que cas i siempre N,)N o. + Ne por-


que ingresan nuevos árboles con unas dimensiones que no se contabili-
zan en el inventario anterior por no llenar los requisitos (ej.D.A.P mí-
nimos, etc.) y que por lo tanto no pertenecen al crecimiento que se está
calculando.

,
{ 158

~l crecimiento quedará entonces, modificado ·así:

C ::: VI - Vo +E - I

Llamando I al volumen de la · masa que ingresa.

8.7.2.1.1., fanera física de detectar el Ingreso 1


Marcando los árboles medidos y anotando en el formulario, en el in-


venta río final en columna es pecial los á rboles s in marca.

8.7 2.1. 2 ,Contabilidad Forestal

En este método se asume que los árboles ingresados por primera vez
al inventario final pasan a formar parte automáticamente de la prime-
ra categoría diamétrica. Situación esta muy confiable solo para tiem-
pos cortos. se basa en la ecuaci6n

Nt+Ne =No+Ni

donde: Na = # de árboles del inventario final

N e ::: # de árboles agotados o explotados

No = # de árboles del inventario inicial

Ni ::: # de árboles ingresados al inventario final.

Un ejemplo aclara la situación. Para un período de 5 años se presen-


ta:

No. Arboles Volumen

Inventario Inicial No= 1000 Vo -- 1000ma

Inventario Final N - 950 V - 1l00m~


.

Explotaci6n y agotamiento Ne - 150 E -- 100m


3

Se puede calcular Ni = N l - No + Ne = 950 -1000+150 = 100 árboles


si se supone una tarifa adecuada para la primera categoría diamétrica

.
"

de 15m para estos 100 árboles ~ 0.15m x árból.)

El crecimiento del bosque será de:

C ::: 1100 - 1000 + 100 - ( 0.15 x 100 ) ::: 185 m 3

El é = crecimiento medio anu4~ ::: l8Sa:


5 años ano -
Este método de comparaci6n de inventarios sucesivos se practiCla en
el área total a inventariar o sobre grandes parcelas generalmente ma-
yores de 1 Ha.

8. 7.2.2. Método de muestras dinámicas

Sigue exactamente el método anterior pero se practica en áreas pe-


queñas generalmente parcelas menores de 0.75 Has, y generalmente
aleatorias.

En este método se deben enumerar todos los árboles y hacer el levan-


tamiento inicial de cada uno de ellos, con lo cual se puede controlar en
forma casi que absoluta la dinámica forestal.

En estas muestras dinámicas, no se hace explotación con el fin de ejer-


cer un mejor control de la situaci6n, pero el agotarriento y los ingresos
se registran peri6dicamente . Es un método muy expedito para la inves-
tigaci6n, pero pu e le volverse práctico.

8. 7 . 2. 3 . Cálculo del crecimiento por diferencia de tarifas


--------_.----. ----~------------------------

Es un método n1'.ly expedito pa ra bosques ir re guIares, en el tr6pico so-


bre todo, cuando se puede obtener la tarifa. Se requieren como datos
básicos; el volumen por árbol por categoría diamétrica que es lo que se
denomina tarifa, y , la medici6n del crecimiento anual del diámetro de
árboles tipos, el número de árboles en las diferentes categorías diamé-
tricas por parcela, por rodal o por cuartel.

Básicamente este método consiste en:

1. Encontrar la diferenci a de volumen entre dos categorías diamét r icas



SuceSlvas.

2. Buscar el inc rem ~ nto v olumétrico medio por cada centímetro de in-
cremento diamét r ico, dentro de la respectiva categoría diamétrica.



( 160

). Calcular el crecimiento volumétrico de cada·árbol, por medio del


crecimiento pr~medio en los árboles tipos.

4. Calcular la estimación del crecimiento total por medio de los datos


del inventa do .

Para ello, se precisa siempre el medir repetidamente el crecimien-


to diamétrico de árboles tipos o de parcelas de muestreo dinámico
dentro del rodal o cuartel.

El siguiente ejemplo basado en datos hipotéticos muestra el método.


( Ver pago siguiente).

Los datos obtenidos por ejemplo para la categoría 20 se obtienen


as í:

La columna (3) es la diferencia entre los elementos de la columna 2.

0.08= 0.16- 0.08, 0,10= 0.26 - 0.16, etc.

La columna (4) o sea el cálculo del incremento promedio de volumen


en m"por cada cm de incremento diamétrico se obtiene.


0.08 + 0.10 = 0.02250
x2 x 4

El denominador está claro. el 2 por lratarse de unpromedio y 4 por


ser 1 a diferencia entre diámetros (20-16), con lo cual se da el resul-
tado por cada cm.

La columna (5) se obtiene por mp.dici6n directa del árbol muestra en


la parcela.

La columna (6) - (5) x (4)


"3
La columna (8) - (6) x (7) - 0,002475 x 4 = O.lOm

3
La columna (9) = (7) x (2) - 4x 0.16 = 0.64 m

Existen otras forma s pa ra calcular crecimiento, en bosques regulares


como los de Mantel y Heyer, y otros pa ra bosques irregulares con las
basadas en el n10delo propuesto por Liocourt, que serán tema de otras
asignaturas más específicas como la ordenación forestal.
Diferencias Incr de Volumen e recimiento mE - Incremento Número Increm. Masa Fo-
D. A. P Volumen Ar- Vol. anual restal de
bol por tarifa Volumétricas en rrfpor e/cm dio anual del ID anual en Vol. de de pa rce- la s paree
(cm) de Arb.Muest en por arbol
(m"3 ) de inc remento en m'?l/año A..rboles las m- /cu1o las m:~
( 1) (2) (3) ~ (4) c tn. (5) (6) ( 8 ) (9)
(7)

16 0.08 - - - - - - -
0.08 ,

20 0.16 0.02250 O. 11 0.002475 4 O. 010 0.64

.0.10
,
24 0.26 0.02750 0.20 0.005500 11 0.061 2.86
O. 12 . I . ,
28
- j

0.38 -
I
- - I
1
- - -

---.....
~
.....
( 162
••
8.8 .[w dones de Crecimiento Volumétrico de árboles
-
E a to del presente manual considera importante presentar apartes de
un a ículo presentado por el Dr. Gabriel Poveda (?,) con respecto al te-
ma propuesto, dejando constancia del poco aporte personal que se podría
a~regar a este tema por considerarlo suficientemente tratado, y que co-
mo anota el autor son pocos los trabajos desarrollados al respecto en el
medio, por lo cual se da el mismo ejemplo que trae el citado autor, pero
que - el ra interesante aplicarla a algunos de los modelos usados yencon-
tl":::l.dos por el Dr. Ignacio Del Valle ('J) en su trabajo de Tesis sobre cre-
cim' ento del Ciprés ( Cupres sus lusitanica) en Antioquia.

Se basa el autor del trabajo mencionado en el conocimiento empírico de


que n árbol de determinada especie en condiciones eco16gicas conocidas
debe seguir una ley de crecimiento que se puede expresar en términos del
a\ mento de la altura, o del peso, o del volumen de madf'ra aprovechable
en funci6n de la edad, a pesar de que puedan existir en las mismas condi-
ciones anotadcts cambios por causas genéticas p ambientales que hacen di-
ferf'nciar a un árbol de otro, u otros, pero siempre encontrando, o pudién-
dos escoger un ejemplar promedio y representativo del bosque. ante con-
diciones similares de suelo, clima, etc. Precisamente para este ejempla r
promedio, se proponen consideraciones válidas para cualquier trabajo de
índole fores tal:

_ Que se requiere gran experiencia forestal para la medici6n de variables


( como D. A. P, altura I volumen maderable) en funci6n de la edad del ár-
bol.

Que se requiere una cuidadosa se1ecci6n estadística de la muestra.

Que es necesario persistir en el trabajo propuesto durante varios años


con el fin de lograr algo valioso en la informaci6n.

8.8.1 Yolumen Maderable de un Arbo1 en Funci6n de la Edad

La variable de más interés en muchos aspectos econ6micos de la ciencia


forest;:tl es el volumen maderable de un árbol m en función de la edad ( X )
m :: F( x), para un ejernplar promedio.

Esta función ,llamada funci6n de crecimiento se puede representar gráfica-


mente mediante la correspondiente curva de crecimiento.
( 16 3
..

---~
'--
lu
~
ti ---------
«
PI
kJ
II
ct
~

~
li4
't I
~ I
....() I
I
> I
I I
I
F
8 V

La F (x) presenta las siguientes propiedades:

1. La F (x) está definida solamente para edades positivas. Dominio K> O,


por lo cual su codominio F (x) > O

2. La F (x) es continua, derivable y no decreciente monot6nicamente a lo


lar go de su dominio, es decir F I (x) ~ O *
3. Hay un valor A para la edad, antes del cual el árbol carece de una can-
tidad de madera que sea apreciable desde el punto de vista econ6mico,
es decir que F (x) = O para una edad menor que A. ( x< A )

4. Después de cierta edad U , cesa prácticamente el crecimiento madera -


ble con 10 cual para x -;>lJ, {'(x) = O * '* .
De lo anterior se desprende que a partir de al gún valor de x (ma yor que
A ), la funci6n F (x) es convexa, e s decir que pa ra dos abcisas x') y x 2 en
esa regi6n (xJ ,xz) con x, L.. X z ' se tiene que:

y si se admite que F (x) es derivable dos veces en el intervalo abierto d e


A hasta V , eso significa que existe un entorno a la ezquierda de U t a l que
F " (x) < O

8.8. 2 Vida Optima Silvícola de un Arbol


....
~ No siemp7# ... cirr~o, 1/4. 941~ por t!o,.,.j"tlc~,"nes.. '/ ~'¡'u.s ~uU$"'~ e,,)~ ~~"'t:III '¡ c'~
~"
e h -s .tt>~.<1I'.s,
. I
Se e/Uff d~t!~t!",.",,~n¡"$ pn .,0/.,,,..,,,,, Jf
I
~t tlcepl-Q,. ~(i,.,. no,n-r"-J4>-
f'tt' >'0 ( •

~.,.. <!uo..,.,.!<> ??~ $f: f,t!''''t!! en .II',.,.¡.~ )'-



( 164

Se puede definir la vida 6ptima silvrcola del árbol ( o, el turno 6ptimo
del rodal coetáneo), como la edad para la cual el volumen de madera al
cortar el árbol, dividido por su edad da el cociente máximo posible; pun-
t o B de la figura anterior pues en él la recta que va del origen a la curva
tiene la máxima pendiente; es decir

F mB ? F (~)
x
paraJ x.

El punto b sobre la curva correspondiente a este valor 6ptimo coincide


con la tangente a la curva.

De acuerdo a las características admitidas para m, el turno 6ptimo sil-


vicultural debe cumplir entonces que:

F ( B ) = lValor max F {x)]-9 F hl.


B x x

Cuando x sea igual a B, se cumple siempre que:

d ( F(x)) = O
dx

o sea que B F' (B) = F (B).

Es de notar que la edad de más rápido crecimiento del árbol promedio


( o de un rodal coetáneo) es quella en la cual la segunda derivada

d 2 F(x)/d~ = O, es decir:

Valor max (m ) d (dm/dx) O = =


dx
8.8.3 Ancíli~is sobre la F6rmula de Tschinkel para e~ Copressus sp en Antio-

9 U1é!- •

Aunque la f6rmula de Tschinkel na se refiere a un árbol en particular,


sino a un rodal coetáneo, el hecho de tratar el árbol promedio, permi-
te el siguiente análisis, para su f6rmula de Volumen de madera en pie
en metros cúbicos por hectá:rea.

La f6rmula es:

Lag V ::: a + b /x + el - d l/x + IN

en la cual:

V = volumen de madera en pie ( en m! / Ha. ).



,. ( 165
x ::: edad de la plantación ( x > 5 años)
1::: índice de sitio medido en base a la altura de dominantes a los 15 años,
en rnetros.

N = densidad de plantación en número de árboles ¡Ha.

a= 0.7850

b = 51. 87

c = 0,0912

d = O. 2451

0.00007

R = VO. 92 coeficiente de correlación múltiple de la fórmula.


El turno silvicultural definido como la edad para la cual:1.... es máxi mo da:
x

máximo (..:t.) = d {V /x} ::: O


x dx

pero V
·'
= X e
2. 30258 (a + b/x + el - dl/x +fN)
X

con lo cual:

2. 30258( a +b/x + el-dl/x + l N)I 2


d ( v/x ) -e X - 1 ( dI - b)x 2. 3 0258 - X-
dx

Al hacer esta expresión igual a cero, se obtiene el turno óptimo silvicultu-


ral.

X o == 2. 30258 ( dI - b )

Analizada esta situación para rndices comunes en Antioquia como el de


O
I ::: 18, X = 9 años, que evidentemente resulta demasiado corto por razo-
nes de orden práctic:o y técnico en general.
t 166

Para un 1 ::: 21 ( terrenos fértiles) X O = 10,6 años, igual que el conside-


rando anterior.

Se puede demostrar que X O es un máximo por cuanto al hacer


d? ( V/x) / dx 1. <. o.
Cuando se hace d V/dx :: °
se encuentra la edad de más rápido cre-
cimiento del volumen de madera, obteniéndose el resultado

d2 V
dx~

o sea la mitad de la vida 6ptima silvicultural del rodal.

8.8 . 4 .Modelo- Gabrie~ Poveda para Funciones de Crecimiento.

Como la f6rmula de Tschinkel conduce a turnos demasiado j6venes,


reñidos con la expe riencia, no está definida cuando X= 0, es tediosa
de calcular numéricamente, y no permite apreciar que pa ra edades me-
no re s de 5 años no hay madera aprovechable, el citado Dr. Poveda (2')
propone para investigaciones futuras otro tipo de funci6n de crecimi en-
to, que el autor considera oportuno dar a conocer, por cuanto abre nue-
vos horizontes y genera nuevas ideas.:

v (x) = ( ax- K ), con x '/ K = A (6 años para el ciprés ).


x+b a

En la cual V (x) ::: volumen de madera por hectárea o la edad x.

a, b, k ::: constantes reales positivas

con lo cual se obtendrá una gráfica así:

- -- -----------

A.= I</(). EDAD (A~OS.) •

.

• •
( 167
.
Que, como se aprecia, es una de hipérbola que crece con x tendiendo a
~ tota h
1a aSIn '
orlzonta r·"'~l slgnl
1 Y :: a, 1a..,. cua . . f'lca e 1 . m á Xlmo
. vo 1umen d e ma-
dera por Ha que tiende a desarrollar el bosque a largo plazo cuando los
árboles alcancen su madurez silvicultura!.

La determinaci6n del turno 6ptimo silvicultural, definido por la edad


que proporcione el máximo volumen maderable por afio de existencia
del árbol ( o rodal coetáneo), resulta de la condici6n:

d ( V Ix) :: O
dx

como y -- a- k/x
x x+b

d (V/x):: (k/xl) (x+b) - {a-k/x}


dx ( x + b )2

Si se hace esta igual a cero, se obtiene una ecuaci6n de segundo grado.

2
ax - 2kx - bk ::: O

cuya soluci6n real y positiva es XO = K + YK 2 + a b k


a
~
Es fácilmente deducible que d (V/x) 1.... O, con lo cual efectivamente -y
dx 2 X
es máxima.

a la edad obtenida X O , el volumen de madera/Ha será

yO = a Y k2. + a bk
k + ba + Vk 1 + abk
y de acá se deduce el máximo del volumen de madera por hectárea por
afio, Yo /X o .

8. 8 . 5 Conclusiones

No debe escapar la trascendencia que tienen investigaciones de esta na-


turaleza, para darle menos rumbos a la actividad forestal, como gene-
radora de ideas para nuevas búsquedas.