Está en la página 1de 46

TEMA 1

Orígenes del derecho notarial, concepto, objeto e importancia.

1.1 El derecho notarial en la época colonial.

Vinculado al descubrimiento de América, se conocen algunos casos de


escribanos o notarios que en alguna u otra forma intervinieron en el magno
acontecimiento del descubrimiento y en las primeras manifestaciones de la
conquista Española.

En un artículo publicado en la revista internacional del Notario intitulado ´´Los


Notarios en el descubrimiento de América´´, el autor reconoce como el primer
hombre en ofrecerle su ayuda a Cristóbal Colon a Don Luis de Santa gel,
funcionario de la corona de Aragón, que desempeño en 1481, el cargo de
escribano de ración o jefe de la tesorería del rey Fernando Católico.

1.2Historia del Notariado en la República Dominicana.

Desde los comienzos de la civilización humana, el hombre siempre busco la


forma de darle carácter formal a sus contrataciones, para ellos desde la
antigüedad el hombre utilizo pruebas como la testimonial para afianzar sus
negociaciones, y a partir de allí siguió evolucionando los medios hasta llegar a
la prueba escrita y perfeccionarla hasta lo que hoy en día conocemos los actos
etapas contribuyeron de una forma u otra con la formación y organización del
derecho notarial dominicano.

Varias leyes se promulgaron y se dictaron diversos decretos tendentes a


regular el ejercicio notarial en la República Dominicana, pero no fue sino hasta
el 11 de mayo de 1857, cuando el Presidente de entonces Buenaventura Báez,
promulgo la ley no. 472 de escribanos públicos, que constituye la primera ley
sobre notario en el país, ya que a mas de regularlo, denomina por primera vez
en nuestra legislación a los escribanos con el nombre de notarios.

1.3Primera ley sobre el notario en República Dominicana.

Varias leyes se promulgaron y se dictaron diversos decretos tendentes a


regular el ejercicio notarial en la naciente República Dominicana, pero no fue
sino hasta el 11 de mayo de 1858, cuando el presidente de entonces
Buenaventura Báez, promulgo la ley No. 472 de escribanías públicas, que
constituye la primera ley sobre notariado en el país.

La promulgación de esta nueva norma significo la opción explicita a favor de la


utilización del nombre de ´´notarios´´ dejando atrás la denominación de
escribano utilizada en el pasado.

La ley constaba de 21 artículos divididos en tres títulos que establecían las


disposiciones generales en sus artículos del 1 al 6, las obligaciones de los
escribanos en sus artículos del 7 al 17 y las disposiciones finales contempladas
en los artículos del 18 al 21. Esta ley fue refrenada por Félix María del Monte
en su calidad de Ministro de justicia e Instrucción Pública.

1.4 Concepto de Derecho Notarial. Notario.

Esta rama del saber jurídico ha sido objeto de numerosas definiciones. La


doctrina, la jurisprudencia y las legislaciones de diferentes países han
abordado el tema. De entre estos conceptos vamos analizar solo algunos.

Derecho Notarial, según el III congreso Internacional del Notario Latino, es un


´´Conjunto de disposiciones legislativas, reglamentarias, uso, decisiones
jurisprudenciales y doctrinas que rigen la función notarial y el instrumento
publico notarial´´

El Derecho Notarial es el ordenamiento jurídico de la función notarial, así como


también se puede definir como el estudio del conjunto de normas jurídicas
contenidas en las diversas leyes que regulan obligaciones y modalidades a que
deben ajustarse el ejercicio activo de la función de Escribano.

El Derecho Notarial es el conjunto de normas jurídicas de fondo y forma


relacionados con la escrituración y que determinan a la vez las facultades y
deberes del notario en el ejercicio de su augusto ministerial público. El Derecho
Notarial es la conducta del Notario, o sea en cuanto autor de la forma publica
notarial.

El Derecho Notarial es aquella rama científica del Derecho público que,


constituyendo un todo orgánico sanciona en forma fehaciente las relaciones
jurídicas voluntarias y extrajudiciales mediante la intervención de un
funcionamiento que obra por delegación del poder público.

El Derecho Notarial es un conjunto de doctrinas o de normas jurídicas que


regula la función del escribano y la teoría formal del instrumento público.

El Derecho Notarial es parte del ordenamiento jurídico que, por conducto de la


autenticación y legalización de los hechos hace la vida normal de los derechos.

NOTARIO. De igual manera, el término Notarial ha sido definido en múltiples y


diversas ocasiones. En el primer congreso del Notario Latino Celebrado en
Buenos Aires, Argentina, en 1948, se definió oficialmente el Notario como estas
palabras:

´´El Notario latino es el profesional del Derecho encargado de una función


pública consistente en recibir, interpretar y dar forma legal a la voluntad de las
partes, redactando los instrumentos adecuados a ese fin y confiriéndoles
autenticidad, conservar los originales de estos y expedir copias que den fe de
su contenido.´´ En esta definición, quizás un tanto descriptiva del quehacer del
notario, es indiscutible que están contenidos todos los elementos esenciales de
la función notarial.

La definición que aporta la ley Dominicana es como continua:

´´El Notario es un oficial publico instituido para recibir los actos a los cuales las
partes deban o quieran dar el carácter de autenticidad inherente a los actos de
la autoridad pública y darles fecha cierta, conservarlo en depósito y expedir
copias de los mismos.´´

1.5 Concepto de Oficial Público.

Se considera funcionario público todo el que por disposición inmediata de la ley


o por elección o por nombramiento de autoridad competente participe en el
ejercicio de funciones públicas.

Nuestra ley actual dice que: los Notarios son Oficiales públicos´´ como
establecía en su artículo primero la antigua ley NO. 770.

Los Notarios están investidos por el Estado de fe pública para autenticar


hechos y actos que ante ellos pasan y se otorgan. De ese concepto surge la
interrogante de si los notarios son o no funcionarios públicos.

1.6 Objeto de estudio del Derecho Notarial.

El objeto de estudio del derecho notarial no es único y depende de la posición


que se asuma dentro de las posiciones doctrinarias que se disputan la
supremacía de sus opiniones. Existen dos grupos:

a) Los Instrumentalistas: son quienes centran su preocupación en el


instrumento publico notarial por considerar que el elemento esencial,
principal y final de estudio del derecho norial es el documento o acto
notarial y;
b) Los Teorizantes: son denominados así quienes concentran el objeto
del Derecho notarial en el notario y su conducta, aduciendo que todo
cuanto regula el derecho notarial se refiere al agente o protagonista de
la función notarial, a su responsabilidades, sus obligaciones, al régimen
de la función y al procedimiento de ella.

Si se entiende que el Derecho Notarial es el conjunto sistemático de normas,


conceptos y principios que regulan todos los referentes a la actividad notarial,
entonces el objeto del mismo debe ser y es ´´la institución notarial´´.

Cuando se habla de institución notarial no solo se hace referencia a la


organización como cuerpo, con sus leyes orgánicas, disposiciones, cualidades,
atribuciones, derechos, obligaciones e incompatibilidades del notario, sino
también a la función notarial íntimamente relacionada con teoría general del
documento público. Además, a los colegios profesionales que agrupan los
notarios y sus respetivos regímenes.

1.7 Importancia de Derecho Notarial.

Su importancia viene de regular toda la actividad de la sociedad relacionada


con los negocios jurídicos que tienen necesariamente que encontrar la forma
en el Derecho Notarial. En mejores expresiones, el valor es por la necesidad
social de la constatación de hechos y deber de conservarlos.

1.8 Principios del Derecho Notarial.

Los principios constituyen el punto intermedio entre la existencia y la autonomía


de una rama del derecho. En el caso del Derecho Notarial se pueden indicar
los siguientes:

A) Principios de fe pública o principio de seguridad jurídica:

Es la presunción de veracidad en los actos autorizados por un notario. Es esa


certeza, eficacia, firmeza, verdad que tiene el poder público representado por el
notario cuando este interviene en cada acto, documento o contrato. Es la
autoridad legítima para que otorgue autenticidad en la relación de verdad entre
lo dicho, lo ocurrido y lo documento.

B) principio de la forma: Es la adecuación del acto a la forma jurídica que


mediante el instrumento publico se está documentando. El notario debe
conocer con exactitud cómo se debe exteriorizar la expresión de voluntad de
las partes, teniendo especial cuidado en los requisitos de validez de cada una
de las figuras jurídicas.

C) principios de autenticidad: mediante la firma y el sello se establece que un


hecho o acto ha sido comprobado y declarado por un notario. El instrumento
autentico es aquel que está garantizado en su certeza, seguridad jurídica por
haber intervenido el notario como delegado del Estado, por lo que dicho
documento tendrá presunción privilegiada de veracidad y gozara de una
credibilidad que hará prueba por sí mismo de su contenido.

D) Principio de inmediatez: Relación directa e inmediata del notario al


presenciar hechos u actos que tenga que documentar. Es la presencia física en
el mismo momento que ocurren los acontecimientos, y que el notario constata y
documenta. La función notarial demanda un contacto entre el notario y las
partes, y un acercamiento de ambos hacia el instrumento público.

E) Principio de Rogación: La intervención del notario siempre es solicitada,


no puede actuar por sí mismo o de oficio. Dentro de las funciones del notario
están la de calificar el negocio o acto jurídico que las partes quieren celebrar o
el hecho que se dispusieron comprobar.
F) Principio de unidad de actor: Este principio se basa en que el instrumento
publico de perfeccionarse en un solo acto. Establece la simultaneidad en el
tiempo respecto de las distintas etapas, y de los testigos, es su caso, debe ser
única y sin interrupción o suspensión del documento o instrumento público.

G) Principio de Registro o Protocolo: Es principio esencial del notariado


latino la conservación integra del documento para, llegado el caso, expedir
copias totales o parciales del mismo. Estas copias autenticas tienen el mismo
valor que el original y gozan de una doble presunción de legalidad y de
exactitud. Exige el protocolo o libro de registro foliado, numerado, firmado y
sellado, en donde se encuentran todas las escrituras ordenadas
cronológicamente. Al considerarlo como principio, se le tiene como un elemento
de necesidad por las ventajas que reporta a las garantías de seguridad jurídica,
eficacia y fe pública.

H) Principios de consentimiento: El consentimiento es un requisito esencial y


debe estar libre de vicio, si no hay consentimiento no puede haber autorización
notarial. La ratificación y aceptación, que queda plasmada mediante la firma de
o los otorgantes, expresa el consentimiento.

i) Principio de publicidad: Los actos que autoriza el Notario son públicos; por
medio de la autorización notarial se hace pública la voluntad de la persona.
Este principio de publicidad, tiene una excepción, y se refiere a los actos de
última voluntad, testamentos y donaciones por causa de muerte.

j) Principio de Extraneidad: El notari no puede no puede ser parte interesada


en el documento en que interviene, tampoco lo puede respecto de sus
parientes hasta cuarto grado de consanguinidad.

TEMA II

La Función Notarial.

2.1. Requisitos Para ser Notario.

Para ser Nombrado Notario se requiere:

1-Ser Dominicano y estar en el pleno goce de los derechos civiles y políticos.

2- Tener por lo menos veinticinco años de edad.

3- Poseer el título de Doctor Licenciado en Derecho o de notario.

4- Ser de buenas costumbres lo cual se comprobará por medio de certificación


expedida por el síndico del municipio donde el interesado tenga domicilio.
5-poseer capacidad física y mental para el desempeño de las funciones
notariales.

6- No haber sido condenado judicialmente por crimen o delito contra la


propiedad o las buenas costumbres, lo cual se comprobara por certificación
expedida por la secretaria de Estado de .Actual procuraduría general de la
República.

2.2. La jurisdicción Notarial. Competente

Los Notarios están obligados a residir en el lugar que le haya sido señalado por
la Suprema corte de justicia para ejercer sus funciones, Bajo pena de
destitución. Pero podrán actuar en todo el radio de la provincia a la cual
pertenece dicho municipio, cuando sean requeridos y debidamente autorizados
por el juzgado de primera instancia del Distrito a que pertenezcan.

Los jueces de primera Instancia podrán otorgar por motivos atendibles,


extensión de jurisdicción a los notarios de los municipios de su dependencia,
para que estos puedan actuar en otro municipio fuera de su Distrito.

En los municipios donde no hubiere Notario, o si habiéndolo este se encontrare


ausente o imposibilitado temporalmente para ejercer sus funciones, el juez de
paz lo sustituirá sujetándose a lo prescrito en la presente ley. Cuando en un
municipio hubiere más de un juez de paz las funciones del notario serán
ejercidas por aquel que designe el juez de primera instancia del Distrito Judicial
correspondiente.

El notario que no hubiere abierto su estudio sesenta días (60) después de


haber sido nombrado o de haber sido autorizado a trasladarse a otro municipio
se considerara como renunciante.

Los Notarios podrán trasladar su residencia para ocupar una vacante en otro
municipio, con autorización de la suprema corte de justicia.

2.3. La función Notarial.

La función notarial es la actividad que el notario realiza conforme a las


disposiciones de la ley. Posee una naturaleza compleja: Es pública, en cuanto
proviene de los poderes de Estado y de la ley, que obran en reconocimiento
público de la actividad profesional del notario. De otra parte, es autónoma y
libre, para el notario que la ejerce actuando con fe pública.

El notario se integra por los notarios con las funciones, atribuciones y


obligaciones que la ley ordena y, siendo una institución privada, el desarrollo de
sus actividades consiste en escuchar, interpretar y aconsejar a las partes;
preparar, preparar, redactar, certificar, autorizar y producir el instrumento, para
ello debe seguir fielmente el cumplimiento de los subsiguientes consejos:
Escuchar. Cuando alguna persona desea celebrar un contrato o se encuentra
envuelta en un problema jurídico, acude al notario y el plantea sus conflictos los
cuales deben ser escuchados con atención.

Interpretar. El notario, después de escuchar a sus requerientes, se sensibiliza


y busca los motivos y causas que han tenido para llevar a cabo una operación,
interpretando su voluntad y pretendiendo descubrir sus deseos y el modo de
satisfacerlos dentro del ámbito jurídico.

Aconsejar. Una vez que los problemas han sido establecidos por las partes y
asimilados por el notario, este, dentro de su repertorio jurídico, se encuentra en
aptitud de dar un consejo eficaz.

Preparar. Para la preparación y redacción de una escritura pública se necesita


cumplir requisitos previos a la firma. Por ejemplo, en las traslativas de dominio
de un bien inmueble, debe obtenerse: el registrador de títulos, la certificación
de no gravámenes; contar con el título de propiedad; acta de matrimonio del
traspasador, a fin de examinar el régimen bajo el cual contrajo matrimonio; y,
cuando existan, satisfacer los requisitos administrativos. Cumplidos estos, se
produce a redactar el documento.

Redactar. Las partes han expresado su deseo. El notario califica y determina el


tipo de acto jurídico de que se trata y procede a la redacción de las clausulas,
en las que vuelca su creatividad de profesional del derecho, demostrando su
calidad de jurisconsulto.

Certificar. En la certificación, el notario de fe adecuando la función notarial al


caso particular. Es la parte donde manifiesta el contenido de su fe publica, que
es: fe de existencia de los documentos relacionados en la escritura; fe de
capacidad de los otorgantes y, finalmente, fe de otorgamiento de la voluntad.

Autorizar. La autorización de la escritura es el acto que convierte el


documento en autentico, el notario ejerce sus facultades, da eficacia jurídica al
acto de que se trate, permite en el caso de un hecho que las circunstancias
asentadas produzcan los efectos de prueba plena.

Conservar y reproducir. El notario satisface plenamente a los ideales de


seguridad jurídica, no solo por la actividad de examinar y redactar que integra
su función, sino también porque responde a los principios de conservación y
reproducción del documento.

2.4. Incompatibilidades y prohibiciones de la función Notarial. Las


funciones del Notario son incompatibles con la de cualquier cargo o empleo del
orden judicial, salvo las de abogado de oficio, y las indicadas en la ley de
notario y en el incido a) del art. 87 de la ley de organización judicial.

Se prohíbe a los Notarios, bajo pena de destitución:


a) Ejercer sus funciones fuera de su jurisdicción si no es en alguno de los
casos previstos en la ley.
b) Escritura actos y legalizar firmas o huellas digitales en que sean partes
ellos mismos o sus parientes y afines en líneas directa, o que contengan
disposiciones a favor del notario o de cualquier de las personas
especificadas más arriba;
c) Constituirse fiadores o garantes en los actos que escritura, o de los
prestamos que se hubieren hecho por su mediación, o que ellos hayan
sido encargados de hacer constar en acta autentica o bajo firma privada;
d) Interesarse en asuntos a propósito de los cuales ejerzan funciones;
e) Colocaren bajo su nombre personal y sin el consentimiento del dueño,
dineros que hayan recibido, aun bajo la condición de pagar intereses.

Igualmente, se prohíbe a los Notarios, también bajo pena de destitución,


escriturar actas autenticas o legalizar firmas o huellas digitales de actas bajo
firma privada, en las cuales sean partes las personas públicas o privadas,
físicas o morales o sus representantes, a quienes presten servicios
reenumerados permanentes como empleados, abogados, asesores o
consultores retribuidos mediante el sistema de igualas o de cualquier otro
modo, o que contengan alguna disposición en relación con las mencionadas
personas físicas o morales.

2.5. Nombramiento. Los Notarios son nombrados por la Suprema Corte de


Justicia, de manera vitalicia, cumpliendo previamente los requisitos
establecidos en la ley No.301 sobre Notarios, salvo perdida de investidura en
los casos establecidos en dicha ley.

El Notario una vez nombrado y dentro de los sesenta (60) días posteriores a
nombramiento está obligado a aperturar su estudio o despacho, y quien no
hubiere abierto su estudio sesenta días (60) después de haber sido nombrado
o de haber sido autorizado a trasladarse a otro municipio se considerara como
renunciante.

2.6. Formalidades anteriores a la apertura de la notaria.

Una vez cumplido los requisitos establecidos en el art. 5 de la ley No. 301
sobre Notarios, los Notarios están obligados a residir en el lugar que les haya
sido designado por la Suprema Corte de Justicia.

Los Notarios no podrán ejercer sus funciones sino después de haber prestado
ante el juez de primera instancia del Distrito Judicial de su residencia,
juramento de cumplir fielmente las obligaciones de su ministerio.

Los Notarios depositaran en la secretaria del juzgado de primera instancia su


firma, la cual no podrán variar sin autorización de la Suprema Corte de Justicia.

2.7. Las formalidades posteriores a la legalización de firma.


Art.-33 Los Notarios están obligados a conservar los originales de las actas
autenticas que escrituren y tendrán un protocolo de las mismas. Cuando se
trata de legalización de firma solo deberá hacerse mención del acta
correspondiente en un registro que se llevara al efecto.

Contenido y formalidades.

Deben de redactarse en papel sellado de protocolo y contener.

1-Numero de orden;

2- El lugar y la fecha;

3- El nombre y apellido de los signatarios;

Una descripción breve y sustancias del contenido del documento que autoriza
la firma o firmas que se legalizan, con indicación del papel en que estén
escritos, tanto el documento como el acta de autentica y

5-Firma del Notario.

Art.40.- Los Notarios serán responsables de la integridad y conservación de los


protocolos. Si se deterioran por falta de cuidado, deberán responderlos a sus
expensas, incurriendo además en multa o sanción disciplinaria, según se
estimare conveniente.

Art.41.- Los Notarios llevaran un libro índice de todas las actas autenticas que
escrituren. Este índice contendrá la fecha y naturaleza del acta, los nombres de
las partes y testigos y la relación del registro.

Art.42.- El libro índice será firmado y sellado en la primera y última hoja por el
Presidente del juzgado de primera instancia del Distrito Judicial a que
pertenezca el Notario, libre de derecho.

2.8. Las legalizaciones, diversos tipos.

Las legalizaciones tienen un principio de seguridad que es lógico. No se puede


hacer una legalización independientemente del acto cuya firma se esta
legalizando. El acto y la legalización son un todo conjunto a pesar de tener
diferentes naturalezas.

Existen tres (3) formas únicas de legalizar una firma, de certificar la probable
concentración de un consentimiento entre partes:

1.-Precencial; 2.- Declarada y 3.-de huellas-Ágrafa.

Presencial: una legalización presencial supone: que acto bajo firma privada
llega en blanco. Esto significa que las firmas no han sido puestas aun. Se
procede a colocar las firmas y luego a la identificación de los firmantes. La
identificación supone el mecanismo visual de la comparación de la cedula con
las persona firmantes. En la legalización presencial no se necesitan ningunas
otras generales. Tiene como característica que la fecha es de hoy. Es la única
fecha que tiene el nombre (la de hoy).El notario puede conocer o no conocer a
las personas que firman.

Declarante: Esta en el art. 57, supone que el acto no viene en blanco, sino que
había sido firmado anteriormente a la visita de las personas a la notaria.
Supone una declaración de que los firmantes dicen por ante el notario que esas
firmas son las de ellos. Esto tiene también un proceso de identidad: Antes de
tomar la declaratoria hay que identificar a las personas. La fecha es de hoy, y el
aspecto de conocer a las partes es opcional.

Los firmantes del acto aparecen por ante el notario y le dicen al notario que
firmaron ese acto en tal fecha y que las firmas que aparecen en el papel son
las de ellos. El notario les pregunta quienes son, confronta a los individuos con
las cedula y luego procede a legalizar el acto. Si el acto es de otra fecha el
notario lo puede legalizar si la declaración de todas las partes está presente. La
declaración de una de las pates no amerita una legalización respecto de otra
de las partes. El notario dice que ´´le han declarado que esa es la firma que
utilizan en todos los actos de subida civil´´, no se pone la declaratoria de´´ por
ante mi´´, sino que simplemente le han declarado.

En el art. 56 de la ley, se establece la legalización de huellas o ágrafa.

Lo que quiso decir el legislador era que las personas no supieran leer ni
escribir, pero en realidad lo que dijo en la ley fue que la persona declare que no
sepa firmar o que no supieran. Pero hay gente que no sabe leer ni escribir,
pero saben firmar. Si una persona sabe poner una cruz, y dice que esa es su
firma, sabe firmar.

TEMA III

Los Actos Notariales

Los Actos Auténticos y los Actos bajo firmas Privadas.

El sistema de derecho notarial dominicano es principalmente literal, por lo que


la actividad del notario en ejercicio de la función que le es propia, es
esencialmente documental, lo que significa que sus actos deben constar por
escrito, con lo que se reitera la importancia que tiene que cumplir con las
solemnidades de ley al momento de las redacciones de los actos.

Por regla general, deben celebrarse por escritura pública todos los actos o
contratos para los cuales la ley exija esta formalidad.
3.1. Actos Auténticos. Concepto.

El acto auténtico es aquel que ha sido otorgado por ante oficiales públicos, que
tienen derecho de actuar en el lugar que se otorgó el acto, y con las
solemnidades requeridas por la ley.

Art. 1317 del C.C. Es acto auténtico el que ha sido otorgado por ante oficiales
públicos, que tienen derecho de actuar en el lugar donde se otorgó el acto, y
con las solemnidades requeridas por la ley.

Es el documento autorizado con las formalidades debida por un Notario u otro


funcionario con fe pública en el lugar de la celebración del acto.

Acta Notarial, es el instrumento original autorizado, en el que se relaciona un


hecho o acto jurídico a solicitud de parte interesada que el Notario asienta en el
protocolo bajo su fe con la obligación de conservar.

Doctrina. El acta notarial es el documento público autorizado por notario,


producido para probar hechos, solemnizar o dar forma a actos o negocios
jurídicos y asegurar la eficacia de sus efectos jurídicos.

3.2. Condiciones de Autenticidad.

Para que exista el acto auténtico tal como habla la ley, se exige el concurso de
cinco elementos o condiciones:

a) Que exista un funcionario público, esto es, algunas de las personas a


quienes la ley otorga la facultad de conferir fe pública en virtud de su
intervención en determinados actos;

b) Que el acto autorizado por el funcionario público, es decir, que se celebre con
su intervención personal;

c) Que el acto que se autoriza sea de su competencia, esto es, que esté
comprendido en el número de aquellos a los cuales, según la ley, puede atribuir
fe pública;

d) Que se observen las formalidades establecidas por la ley, o sea, que se


redacten en español, sin abreviaturas, blanco, lagunas ni intervalos, etc., y

e) Que el acto se autorice en el lugar en que el funcionario ejerce sus


atribuciones, es decir, que el Notario o el funcionario público actúe dentro de su
jurisdicción territorial.

3.3. Los requisitos de forma y fondo.

Para muchos doctrinarios la idea de actas auténticas como principio del


notariado latino supone la aceptación de que el derecho notarial es el derecho
de las formas, es decir, que se rige mucho más por formas que por fondos. En
realidad, la dualidad entre fondo y forma en los actos auténticos supone
justamente un intercambio entre unas y otras cosas.

Requisitos de Forma

Requisitos de forma que establece la ley 301:

1.- El papel: tiene condiciones de dimensión, resistibilidad y de color y de


formato.

Sólo existen dos tipos de papel notarial en R.D.: uno que se describe como el
papel notarial para originales mecanografiados y para compulsas (tiene escudo
y dos rayas a los costados) y otro que tiene características similares pero que
es para manuscribir notarías (sólo tiene las rayas) y no sirve para las
compulsas. Existe un tercero, derivado de la precariedad de la R.D. que
solamente tiene el escudo.

Las partes componentes de este papel:

1.- El escudo nacional.

2.- El nombre y el título del sujeto que lo posee, el municipio y la mención


“República Dominicana”.

Toda otra mención que aparezca en el papel de mecanografiar y de la


compulsa resulta sobrante y por lo tanto legal.

Es evidente que del borde de la hoja al término de las menciones sólo habrá 3
pulgadas. El papel completo medirá 13” o 14” de largo por 8.5” de ancho. En
la ley estas dimensiones están expresadas en centímetros.

La página tendrá dos marcas de márgenes que del lado izquierdo de la parte
frontal de la hoja tendrá dos bandas paralelas y de la parte derecha de la
página frontal tendrá una sola banda, las bandas pueden ser utilizadas rojas o
verdes, son bandas de advertencia. La razón de ser de las dobles bandas
tiene su utilidad, porque ambas bandas no tienen el mismo uso. En la parte
posterior de la hoja tendrá de la parte izquierda una banda y del lado derecho
dos bandas, esto es así porque las dos bandas deben coincidir en el lomo del
protocolo.

En el año 89 se reformó la 301 que determinó que el sello que se le había


quedado de determinar se incluyó en la ley del notariado, y el sello dice que
debe llevar en el centro el escudo nacional.

La última línea debe ser la número 22. Hay que salvar 3 pulgadas desde el final
del texto al fondo. Por detrás debe ser tratada igual que por delante.

Nota: la hoja de las bandas y el escudo se usa para mecanografiar notarías y


para las compulsas.
La que se usa para manuscribir notarías, tiene 4 páginas, tiene dos fojas
dobles. Esta es más clásico que aparezca sin escudo, los notarios le ponen a
las primeras el nombre y la denominación notarial que corresponda. Si se
buscan en la librería, le llaman “hojas de testamento”. Esto no quiere decir que
estas hojas no son privativas para los actos de testamento.

Las garantías de un acto manuscrito por un notario son indiscutibles.

El papel que sólo tiene el escudo nacional. Es más barato. Se utiliza para
actos mecanografiados. No se puede utilizar para actos bajo firma privada.
Hay notarios y abogados que dicen que eso es intrascendente.

Los márgenes: el margen izquierdo de la parte anterior (de la primera página)


sirve para las firmas o huellas o rúbricas. La ley actual no distingue del uso de
las rúbricas y las huellas, ni entre las rúbricas y las firmas, y son cosas
totalmente diferentes. La firma de los comparecientes, testigos y notario es la
grafía real del consentimiento con el contenido. La firma representa el cruce de
consentimiento, que cada uno de los firmantes en un acto auténtico tendrá la
posibilidad de decir que estampando su firma está de acuerdo con el contenido
del acto.

Las rúbricas son más difíciles de encontrar hoy, sobre todo porque rúbricas
eran representaciones de anagramas personales.

Las rúbricas y firmas no tienen diferencia, pero se estila que quien cargue las
obligaciones haga firmas. En una compra-venta, entonces el comprador pone
firmas y el comprador, rúbricas. Los notarios ponen a firmar a los vendedores y
a rubricar a los compradores.

Nada obsta que en este margen se pongan todas las firmas de las personas.
Se estila también que el notario firme todas las hojas. Pero si ha manuscrito el
acto completo, para qué es necesario que el notario firme todas las hojas.

En el margen va la firma, no el sello. Hay notarios que sellan todas las hojas, y
eso es incorrecto.

El margen derecho de la hoja y el izquierdo del anverso, está reservado para


tres figuras: el error, la enmienda y la corrección de texto.

Puede ocurrir que el acto tenga un error material, o que el compareciente haya
olvidado alguna cuestión o que simplemente haya la necesidad de corregir un
texto que fue interpretado por equívoco de la voluntad del compareciente ante
el notario.

Los errores pueden ser dos en una foja o tres en el acto, según la ley. Si un
acto tiene 4 errores, el acto se anula, si tiene 3 errores en la misma foja, se
anula.
Pero los errores no se enmiendan sino por el procedimiento permitido por la
ley. Hay errores insalvables, son aquellos que corresponden al objeto mismo
del acto.

Si se está haciendo un pagaré notarial (cuyo objeto es consignar una suma de


dinero debida) y el pequeño error fue que el pagaré era de un millón y el notario
le puso 10,000.

El error puede darse en el momento en que se está escriturando el acto puede


enmendarse el error en el mismo cuerpo del acto, sin utilizar el margen

Ej.: “seis (8) vacas (E) seis (6) vacas”

Si se utiliza el margen, se pone una llamada en el margen “(E) seis (6) vacas
(E)” y luego la firma del notario y de las partes y luego un sello en el margen,
no en el lugar del acto que tiene el error”.

El error se debe enmendar en el momento actuario para que los


comparecientes le firmen, si se ha registrado el acto en el registro no habrá
ninguna mención de error y no quedará registrado el error y aunque se arregle
después el error no valdrá para fines de transcripción de compulsas. La
compulsa sale sin el error.

¿Qué es una enmienda? Una enmienda es cuando falta algo y se dan cuenta
después de que el acto se ha completado. Se hace un llamado en el margen
(EN) se agrega lo que se quedó y luego las firmas de las partes y del notario.

La enmienda, cuando se transforma en compulsa debe ser insertada en el


cuerpo mismo del acto.

La corrección de texto es que usted oyó “seis vacas solamente” y lo que le


dijeron fue “seis casas solamente”. Si no se rehace el acto, se hace una
corrección del texto, se puede hacerse al margen igual que las enmiendas.
También puede ponerse luego del cierre colocando lo siguiente: “después de
leído el texto la compareciente decide corregir el texto en lo siguiente..., y luego
de leído nuevamente el texto me permite sustituir el texto con el anterior en las
líneas xxx.”

La corrección del texto debe ser antes del registro y estar apadrinada por la
firma de los comparecientes y testigos.

Atributos del Acto

Debe ser escrito en español en un único y solo contexto, sin lagunas ni


interlíneas ni tachaduras, superposiciones. Los números cuánticos deben ser
escritos en letras y en números. Los números de datos no se escriben en
letras, sino en números (ej.: la cédula).
En los actos notariales no se pueden salvar errores con tachaduras de ningún
tipo, ni siquiera las tachaduras contables.

Deben ser escritos con tinta indeleble los que son a mano, y con tinta que
interese la solución de continuidad de las hojas aquellas que son
mecanografiadas, por lo tanto aquellas máquinas “ribbon tape” no son usables
para el derecho notarial, porque no interesa a la solución de continuidad del
papel.

Requisitos de Fondo.

a) La Introducción: Que se subdivide en Encabezamiento y Comparecencia.


El encabezamiento contiene: número de la escritura, lugar y fecha, hora si se
trata de testamento o donación por causa de muerte, las palabras ante mi,
nombre del notario autorizante y su calidad: Notario.

b) La comparecencia contiene: los nombres completos de los otorgantes,


edad, estado civil, nacionalidad, profesión, ocupación u oficio y domicilio. La fe
de conocimiento de las personas que intervienen o su identificación. Razón de
haber tenido a la vista los documentos fehacientes que acrediten la
representación en nombre de otro, si fuere el caso. La intervención de
intérprete y testigos de ser necesario; la declaración de los otorgantes de
encontrarse en el libre ejercicio de sus derechos civiles; y la nominación del
acto o contrato.

b) El Cuerpo: que se subdivide en antecedentes o exposición y


estipulaciones:

En los antecedentes o exposición se consigna la descripción del objeto que va


a ser causa del negocio jurídico, elementos indispensables para la
contratación.

Por su parte en la estipulación o parte dispositiva, se formula la declaración de


voluntad de los otorgantes que da vida al acto o negocio jurídico que desean
celebrar, reconocer, modificar o extinguir.

Algunos autores a esta parte de la escritura (el cuerpo) le denominan de


Reservas y Advertencias.

Finaliza el cuerpo con la aceptación del acto o contrato.

c) Conclusión: Es cuando se da el cierre del instrumento y no debe de


aparecer en cláusulas, el notario debe de dar fe de todo lo expuesto y de todos
los documentos que se han mencionado, también se procede a advertir de los
efectos legales y de la obligación que tienen el sujeto activo de presentar el
testimonio al respectivo registro. En el otorgamiento, parte de la conclusión,
debe de darse lectura de instrumento, en caso de tratarse de donación por
causa de muerte o testamento, esta debe de hacerla el testador o quien él
designe, dentro de los testigos y se concluye con la aceptación, ratificación y
firma del instrumento. Las palabras ANTE MI, luego la firma del notario.

3.4. Escritura. Nulidades.

Art. 21.- Las actas serán elaboradas por los Notarios a mano con tinta
indeleble o a máquina, en un solo y mismo contexto, en el anverso y reverso de
la hoja de papel, en idioma español, sin abreviaturas, blancos, lagunas ni
intervalos.

Contendrán los nombres, apellidos nacionalidad, número de Cédula de


Identificación Personal, calidades, domicilio y residencia de las partes así como
de los testigos cuando la ley requiera la presencia de éstos. Las fechas y las
cantidades se expresarán en letras. Los poderes de los comparecientes serán
anexados a la escritura original; pero cuando sean auténticos y contengan
otras disposiciones, serán devueltos a las partes, dejándose la debida
constancia. En el acta deberá hacerse mención de que la misma ha sido leída
a las partes y cuando fuere necesaria la asistencia de testigos, de que ha sido
leída en su presencia. No se derogan las disposiciones del artículo 972 del
Código Civil.

Nulidad: es carencia de valor, falta de eficacia, incapacidad. Inexistencia


ilegalidad absoluta de un acto.

La nulidad constituye la incapacidad de un instrumento público para producir


efectos jurídicos, por mediar algún vicio en su contenido o en su parte formal.
Es, en otras palabras, un vicio que impide a un acto notarial la producción de
sus efectos como consecuencia de la falta de condiciones necesarias y
relativas, sea de calidades personales de las partes; sea de la esencia del acto.

La ley entrega dos tipos de nulidades a las que hay que recurrir cuando se trata
de atacar un documento: la llamada Nulidad de Fondo, Absoluta o
completa y la conocida como Nulidad de Forma, Relativa o parcial.

Nulidad de Fondo, Absoluta o completa: Se produce cuando no se ha


cumplido con la ley al celebrar el negocio jurídico, es decir, que el documento
es ineficaz porque el acto o contrato que contiene está afectado por un vicio
que lo invalida.

Nulidad de Forma, Relativa o parcial: Es cuando la infracción de la ley es con


respecto a la forma del documento que contiene el negocio jurídico. Por
ejemplo, cuando existan adiciones entre renglonaduras y palabras adicionadas
que no se expliquen al margen del documento, cuando se colocan números,
etc. Es la que más interesa en el aspecto jurídico-notarial porque afecta al
documento considerando en sí mismo, y como continente de un acto o negocio
jurídico.
Regla General. Los actos hechos en contravención a las disposiciones de los
artículos 11,15,16,17,23,29, 31 y 47 de la Ley No. 301, sobre Notariado, serán
nulos si no están firmados por las partes y, si lo están, su validez se reduce a la
de los actos bajo firma privada.

Son apropiados para ser demandados por nulidad los instrumentos


notariales levantados en las subsiguientes situaciones:

1.- Si el notario no se encuentra en pleno ejercicio de sus funciones porque


tiene una sanción que lo obligue a suspender sus actividades en forma
temporal o definitiva en cuyo caso no puede autorizar ningún instrumento. O en
el caso de no haber prestado juramento ante la SCJ.

2.- Si el abogado realmente no es notario, si siendo notario, no está autorizado


a realizar el acto o intervenir en el mismo. El acta será nula en los actos que no
le correspondan por ley realizar y será válida respecto de aquellos que si se
encuentren es sus funciones.

3.- Hay nulidad total cuando el notario actúen forma ventajosa o parcial, toda
vez que al intervenir tenga interés por él, por su cónyuge, sus parientes o los
parientes de ambos hasta el cuarto grado inclusive.

4.- El documento tiene nulidad total si fuera firmado por las partes o autorizado
por el notario fuera de su demarcación territorial, excepto en alguno de los
casos previstos en la Ley. (Art. 10 de la Ley No. 301)

5.- Son anulables totalmente los instrumentos redactados en idioma distinto al


español. Lo mismo que si no están firmados por las personas interesadas o no
cuentan al menos con la huella digital como signos de otorgamiento.

6.- Si el notario se constituye en fiador o garante en algún acto que escriture, o


de los préstamos que se hubieren hecho por su mediación, o que ellos hayan
sido encargados de hacer constar en acta auténtica o bajo firma privada.
7.- Si el notario mostrara interés en asuntos a propósito de los cuales ejerza
sus funciones; o colocara su nombre personal y sin el consentimiento del
dueño, dineros que haya recibido, aún bajo la condición de pagar intereses.

9.- Si el notario escritura actas auténticas o legaliza firmas o huellas digitales


en actos bajo firma privada, que autoricen traspasos sobre derechos adquiridos
bajo el sistema de ventas condicionales de inmuebles correspondientes a
apartamentos de los edificios multifamiliares o unifamiliares, construidos por el
,Gobierno Dominicano, o el Instituto Nacional de la Vivienda, e instituidos
en “Bien de Familia”, sin que previamente compruebe que se ha cumplido las
exigencias de las leyes que lo rige.

Son pasibles de demandarse incidentalmente en nulidad los actos que incurren


en violaciones a las formalidades relativas a, verbigracia, no indicarla exactitud
de haber identificado a las partes por la presentación de la Cédula de Identidad
u otro documento legalmente aceptado; la no descripción de las generales de
ley de las partes y de los testigos.
Otra oportunidad de obtener ganancia de causa en una demanda incidental por
nulidad es cuando se demuestra en el tribunal que en el acta cuestionada
aparecen testigos que no son dominicanos o que aun siéndolos, no son
mayores de edad o no están en pleno uso de sus derechos civiles y políticos o
que han sido condenados a penas aflictivas o infamantes.

Sucede lo mismo cuando los testigos en el acta no estén en las cantidades


requeridas por la ley, o cuando no hablan la lengua del compareciente, o
cuando no residan en el municipio del notario. También, si se da el caso de que
los testigos sean marido y mujer o de ser empleados en la oficina del Notario
participante.

Nulidades.

Es carencia de valor, falta de eficacia, incapacidad. Inexistencia ilegalidad


absoluta de un acto.

La nulidad constituye la incapacidad de un instrumento pública para producir


efectos jurídicos, por mediar algún vicio en su contenido o en su parte formal.
Es, en otras palabras, un vicio que impide a un acto notarial la producción de
sus efectos como consecuencia de la falta de condiciones necesarias y
relativas, sea de calidades personales de las partes; sea de la esencia del acto.

La ley entrega dos tipos de nulidades a las que hay que recurrir cuando se trata
de atacar un documento: la llamada nulidad de fondo, Absoluta o completa y la
conocida como nulidad de forma, Relativa o parcial.

3.5. Diferencias entre el Acto Autentico y el Acto bajo Firma Privada.

La 1ra. Condición de los actos auténticos es que tienen forma y fondo


determinados por la ley. Los actos bajo firma privada carecen de forma.

Los documentos auténticos pasan por ante notario (son hechos por notarios).
Los actos bajo firma privada son hechos por quien guste. Lo importante es que
el documento bajo firma privada revela la voluntad de partes y el documento de
carácter auténtico lo que pasó por ante notario.

En los actos auténticos el original es conservado por el notario siempre. En los


documentos bajo firma privada los originales son de las partes.

No existe ningún acto notarial que conste de dos originales, sólo hay un
original. En los actos bajo firma privada solamente existirá tantos originales
como partes haya.

El acto bajo firma privada carece de copias, y los actos notariales siempre
tienen copias.
En los actos bajo firma privada las partes tienen la custodia de los originales,
en los actos notariales es el notario quien conserva el original.

Los actos auténticos tienen fecha cierta siempre. No existe la menor duda de
que el documento existe en el mismo momento en que el notario dice que
pasó.

Los actos bajo firma privada tienen fecha cierta excepcional en tres únicas
oportunidades: cuando son registrados; cuando muere...; cuando son
mencionados en un acto auténtico.

Hay un documento del 4 de enero del 2001, se registra el 24 de mayo del


2001. Ese documento tiene fecha 4 de enero a partir del 24 de mayo. Antes
del 24 de mayo no tenía fecha.

Los actos auténticos son oponibles a todo el mundo. Los actos bajo firma
privada son oponibles a todo el mundo sólo cuando son registrados o cuando
son contenidos en un acto auténtico.

Compra un carro el 4 de enero del 2001 por un acto bajo firma privada. Su
matrícula está bajo el nombre del antiguo propietario. El 2 de febrero choca el
que compró el carro y lo demandan. Si no se ha registrado el acto. El 2 de
febrero ese acto no es oponible y se puede demandar al antiguo propietario.

La oponibilidad de los actos bajo firma privada es absoluta respecto de las


personas contratantes.

Los actos auténticos son hechos por el notario, los actos bajo firma privada
pueden ser terminados por el notario. Un acto bajo firma privada es legal sin la
intervención del notario. Un acto bajo firma privada es válido desde el
momento en que las partes firman dando su consentimiento con lo estipulado.
Un acto bajo firma privada puede ser registrado sin la necesidad de la
instrumentación de un acto notarial final. El registro y la legalización no tienen
nada que ver.

El único efecto de la legalización de firmas es amarrar a los contratantes en un


vínculo auténtico, los contratantes no podrán negarse el uno al otro la firma que
hayan puesto.

3.6. Los Actos bajo firma privada, concepto y características.

Concepto: Se denomina Acto Bajo Firma Privada al acto escrito otorgado por
las partes mismas, con su sola firma y sin intervención de oficiales públicos. Es
cualquier documento formado en el ejercicio de una actividad privada, o
también, el documento privado que una persona redacta por sí misma en su
calidad de simple particular.
Características: Pueden indicarse como elementos distintivos del acto privado
los subsiguientes:

a) Pueden ser firmados en cualquier día, aunque sea feriados, domingos o


fiestas religiosas.

b) No es indispensable poner en el documento el lugar de celebración, ni el


nombre y el domicilio de los firmantes.

c) Las cantidades pueden ser escritas indistintamente en letras o en números.

d) La escritura puede ser impresa, mecanografiada o manuscrita, salvo la firma


que tendrá que ser manuscrita.

3.7. El registro. Valor agregado por el registro de los actos.

El Registro se encuentra dotado de una presunción de exactitud sobre las


actuaciones que publicita. La publicidad ha de ser observada desde dos puntos
de vista: la publicidad formal y la publicidad material.

Por un lado, se entiende por publicidad formal, los distintos medios de los
cuales se vale el Registro para poner en conocimiento la información
publicitada.

La publicidad material se refiere a los efectos que produce la inscripción de la


actuación en el registro, la cual otorga al mismo fecha cierta y factibilidad de
oposición frente a los terceros, de la información publicitada por el Registro.

El original firmado, será registrado en la Oficina del Registro de Actos Civiles,


en cuyo lugar cobrará fecha cierta. En este registro se consignan las generales
de las partes, el objeto del acto, y las cantidades o cualidades del mismo, todo
de manera sucinta. Este requisito último del acto notarial supone no la
instauración simple de la datación cierta, sino que implica la compaginación
con varios controles de existencia del acto mismo.

La fecha, la manuscriturabilidad, el número de orden, el índice, y finalmente el


registro suponen el círculo necesario de la seguridad de existencia de los
actos, que finalmente se cierran en el Protocolo y los requerimientos de
publicidad del artículo 38 de la Ley No. 301 del Notariado que informa la
obligación de comunicar el índice en la Secretaría de la Suprema Corte de
Justicia.

Los actos auténticos están gravados con impuestos que deben ser pagados al
Oficial de Registro Civil, que actualmente se colectan a través de la
Conservaduría de Hipotecas del Municipio correspondiente.

Calculo de los mismos.


Los impuestos a pagar se calculan de la siguiente manera: Un siete (7%) por
ciento por cada mil pesos (RD$1,000.00) y un doce (12%) por ciento por cada
fracción de cien pesos (RD$100.00).

Tema IV

Los testigos en el Acto Notarial

4.1 Los testigos, tipos.

Los testigos que interviene en el instrumento público pueden ser de tres clases:

a) Testigos Instrumentales
b) Testigos Certificadores, de conocimientos o de Identidad
c) Testigos Corroborantes y

Hay un cuarto tipo que es el llamado Testigo de Moralidad que es en esencia el


mismo testigo certificador, de conocimiento o de identidad.

4.2 Los testigos instrumentales.

Son los que presencian el acto de la lectura, consentimiento, firma y


autorización de una escritura pública, asegurando con su firma la veracidad del
relato notarial. Son los coadyuvantes o colaboradores de la fe pública notarial.

Asisten al Notario en la redacción de ciertos actos auténticos. Tienen por


función por afianzar y confirmar con su intervención y su firma la veracidad y fe
de un acto.

4.3 Cantidad requerida.

Art. 32 de la Ley No. 301.

Art. 32.- En todos los casos en que la Ley requiera la concurrencia de testigos,
que no serán nunca más de dos, estos deberán ser dominicanos, mayores de
edad y domiciliados en el municipio donde tiene Jurisdicción el Notario
actuante.

Este artículo modifica en cuanto le sea contrario al artículo 971 del Código Civil.

Las únicas excepciones son para el acta de notoriedad, que requiere la


declaración de siete testigos y para el acta de suscripción del testamento
místico o secreto, que se requieren seis testigos.

4.4 La legalización de firmas.


Es el proceso según el cual el notario certifica las firmas en documentos
privados, cuando le consta de modo indubitable su autenticidad.

Es la declaración escrita por la cual un funcionario público competente certifica


la autenticidad de la firma puesta en un acto público o privado, con el fin de que
éste pueda hacer fe en cualquier parte que se le presente.

Para que surta efecto jurídico en nuestra legislación deben estar presentes seis
elementos que son:
1.- Una declaración escrita.
2. Que actúe un funcionario competente.
3.- La voluntad del signatario de estampar su firma.
4.- La certificación de la autenticidad de la firma.
5.- Que la firma sea puesta en presencia del funcionario público.
6.- La fecha de la declaración escrita o acto.

4.5 Las certificaciones.

La certificación o coletilla notarial, es una adición breve a lo escrito o hablado


que tiene por finalidad reforzar compendiosamente lo que antes se ha dicho o
escrito.

La certificación notarial de la firma es la aseveración que efectúa el notario


competente de que un requeriente capaz para ese acto, suscribe en su
presencia un instrumento privado, sin ningún tipo de coerción.

Es uso generalizado entre la mayoría de los actuarios la utilización de una


forma casi invariable al momento de ejecutar la legalización de firmas en los
actos privados. Más o menos en estos términos:

YO,…., Notario de los del Número para el Municipio de....., matriculado en el


Colegio Dominicano de Notarios bajo el número……, con estudio profesional
abierto en....,CERTIFICO Y DOY FE: Que las firmas que aparecen más arriba,
fueron puestas en mi presencia y estudio profesional, libre y voluntariamente por
la señora y el señor: ….cuyas generales de ley constan en el acto
precedentemente redactado, quienes me aseguran bajo la fe del juramento que
esa es la forma como acostumbran hacerlo en todos los actos de sus vidas
civiles.

En la ciudad d…., Municipio de…y Provincia de….., República Dominicana, hoy


día
( ) del mes de ... del año ……. ( ). –

4.6 Prohibiciones.
La certificación o coletilla notarial, es una adición breve a lo escrito o hablado
que tiene por finalidad reforzar compendiosamente lo que antes se ha dicho o
escrito.

La certificación notarial de la firma es la aseveración que efectúa el notario


competente de que un requeriente capaz para ese acto, suscribe en su
presencia un instrumento privado, sin ningún tipo de coerción.

Es uso generalizado entre la mayoría de los actuarios la utilización de una


forma casi invariable al momento de ejecutar la legalización de firmas en los
actos privados. Más o menos en estos términos:

YO,…., Notario de los del Número para el Municipio de....., matriculado en el


Colegio Dominicano de Notarios bajo el número……, con estudio profesional
abierto en....,CERTIFICO Y DOY FE: Que las firmas que aparecen más arriba,
fueron puestas en mi presencia y estudio profesional, libre y voluntariamente por
la señora y el señor: ….cuyas generales de ley constan en el acto
precedentemente redactado, quienes me aseguran bajo la fe del juramento que
esa es la forma como acostumbran hacerlo en todos los actos de sus vidas
civiles.

En la ciudad d…., Municipio de…y Provincia de….., República Dominicana, hoy


día

( ) del mes de ... del año ……. ( ). –

Conclusión.

Es testigo, la persona en cuya presencia, por voluntad o por azar, se cumple un


hecho que cae bajo sus sentidos, que puede comprobar y del cual puede
guardar memoria.

Independientemente del tipo de acto que redacte el Notario, es costumbre


hacer constar que actúa en presencia de “testigos instrumentales”, sin tomar en
cuenta que los testigos se diferencian según el tipo de labor que realicen o el
tipo de información que conozcan.

Los testigos son imprescindibles en los actos notariales porque, aunque no


debería ser así, la mayoría de los notarios son abogados en ejercicio y lo cierto
es que son muchos los que anteponen el valor a cobrar por la redacción de un
hecho a cualquier valoración ética y se prestan a todo tipo de falsificaciones. El
hecho de la presencia obligatoria de testigos instrumentales no elimina las
falsedades, pero las aminora.

Los testigos que interviene en el instrumento público pueden ser de tres clases:

a) Testigos Instrumentales
b) Testigos Certificadores, de conocimientos o de Identidad
c) Testigos Corroborantes y
Hay un cuarto tipo que es el llamado Testigo de Moralidad que es en esencia el
mismo testigo certificador, de conocimiento o de identidad.

Tema V

Responsabilidad del notario

5.1 Fundamento de la responsabilidad notarial.

La responsabilidad del notario se fundamenta en dos principios: 1) En relación


directa con el estricto y fiel cumplimiento del oficio notarial que debe
desempeñar el notario, cumpliendo con todos los deberes generales que le
impone la función y 2) en referencia a la responsabilidad que debe tener el
notario ante las personas que le solicitan sus servicios, a quienes no puede
defraudar la confianza que en él hayan depositado; ya que en el caso de
defraudarla, la consecuencia es que se le hace responsable por los daños y
perjuicios provocados.

Esta responsabilidad obedece al deber de obrar conforme a las normas propias


de la función notarial.

5.2 Clasificación de la responsabilidad notarial.

Los más entendidos en cuestiones escribaniles hacen varias clasificaciones de


la responsabilidad notarial. Así podemos resumir que el notario puede ser
sujeto de responsabilidades Civiles, penales, disciplinarias, administrativas y
fiscales.

5.3 La Responsabilidad civil.

La responsabilidad civil es la obligación de reparar y satisfacer por sí o por otro,


las consecuencias injustas de una conducta contraria a derecho, o bien reparar
un daño causado sin culpa, pero que la ley pone a cargo del autor material de
este daño.

También como la responsabilidad resultante de los daños y perjuicios


ocasionados a terceros por incumplimiento de la propia Ley del Notariado, o la
responsabilidad en que incurre el notario por el mal desempeño de sus
funciones, según dispongan las leyes generales.

Tipos de responsabilidades civiles del notario:

1.- Tipo contractual.


2.- Tipo extracontractual.

Para que se dé una o la otra se tiene que combinar estos tres elementos:
a) Que haya antijuricidad, es decir, la violación de un deber legal, por acción u
omisión del notario;

b) Que haya culpa o negligencia de parte del notario; y

c) Que se cause un perjuicio o daño.

Habrá responsabilidad civil cuando el notario, faltando a los deberes propios de


su actividad incumpla obligaciones que tengan origen convencional o legal, por
acción u omisión, culposo o doloso, y que la misma produzca un daño que le
sea imputable según las reglas de la causalidad.

La responsabilidad civil en que incurre el notario, señala Pérez Fernández del


Castillo, nace de la abstención o actuación ilícita, con culpa o no, que dé lugar
a uno de los siguientes supuestos:

1.- Por causar daños y perjuicios al abstenerse, sin causa justa, de autenticar
por medio de un instrumento público un hecho o un acto jurídico.

2.- Por provocar daños y perjuicios en virtud de una actuación notarial morosa,
negligente o falta de técnica notarial.

3.- Por causar daños y prejuicios por la declaración judicial de nulidad o


inexistencia de un acta o escritura pública.

4.- Por originar daños y perjuicios al no inscribir o inscribir tardíamente en el


Registro Público, una escritura pública o actas que sean inscribibles, cuando
haya recibido de su cliente para tal efecto, los gastos y honorarios.

5.- Por el daño material o moral causado a la víctima o a su familia en la


comisión de un delito.

Los arts. 19, 20 y 59 de la Ley 301 del Notariado penalizan al notario por los
daños y perjuicios ocasionados por su violación, pudiéndose actuar contra él
por su incumplimiento del art. 9 de la misma ley y, así mismo, de conformidad
con la responsabilidad común dentro de los términos de los arts. 1382 y
siguientes del C.C.

5.4 La Responsabilidad penal.

La responsabilidad penal es la que asume el notario al redactar los actos


notariales incurre en falsedad y otros delitos conexos, haciendo constar
situaciones de derecho y de hecho que en realidad no existen, o
aprovechándose de su función en beneficio propio o ajeno.

Este tipo de responsabilidad es la derivada de una actuación delictuosa de


parte del Notario durante el ejercicio propio de la función notarial, puesto que,
también, responderá a otras actuaciones delictuales en su posición de simple
ciudadano. Hay que entender que el hecho de ser notario no entraña de por sí
ningún tratamiento distinto del común de las personas.

La responsabilidad penal está fundada en la necesidad de sancionar una


conducta contraria a derecho.

Las características de la responsabilidad penal de los notarios puede tener una


agravación especial en la penalidad, con derogación de la regla “Non bis in
idem”, pues además de la sanción penal puede ser objeto de una penalidad
corporativa, es decir una sanción disciplinaria del Colegio de Notarios.

La razón de la agravación de la penalidad radica en que el Notario delincuente,


no sólo lesiona intereses públicos y particulares directamente afectados, sino
los de la institución que los agrupa o Colegio de Notarios, que siempre quedan
salvaguardados con castigo penal, si el Notario condenado ha de seguir
formando parte de aquella. Por eso el gremio notarial reacciona, además, con
su penalidad disciplinaria llegando incluso a la expulsión o separación del
delincuente.

Algunas infracciones:

- La falsedad en escritura pública o privada contemplada en los arts. 145 y


siguientes del Código Penal y 239 y 240 del Código de Procedimiento Civil;

- La estafa o fraude sancionado por el art. 405 del Código Penal;

- El abuso de confianza que penaliza el art. 406 del Código Penal.

Además, quedan comprendidos dentro de las violaciones que la ley castiga


como crimen o delito, las actuaciones notariales que traspasen los límites de
los arts. 6, 20, 24, 29, 39, 40, 53, 59 y 60 de la Ley 301 sobre el Notariado.

5.5 La Responsabilidad Disciplinaria.

Es la responsabilidad derivada del incumplimiento de la Ley del Notariado o


disposiciones que regulen la actuación propia del notario y de la función
notarial, es decir, cuando se falta a los deberes de la profesión, a la ética
profesional o se atenta en contra del prestigio y decoro del oficio.

La reglamentación disciplinaria s la descripción legal de la ética y los principios


que debe observar quien ejerce una actividad o profesión. Cuando dichos
postulados son infringidos, se incurre en responsabilidad disciplinaria, sin
perjuicio que tales comportamientos a la vez, pueden comprometer a su autor
en otras responsabilidades, como la penal y la civil.

Algunas violaciones disciplinarias:

- Contravenir las prohibiciones e incompatibilidades de su ejercicio;


- Desconocer el derecho y se extralimita en sus funciones;

- Omitir el cumplimiento de los deberes ético-jurídicos establecidos en la ley.

Según la intención del contraventor las faltas disciplinarias pueden ser de dos
tipos: dolosa o culposa.

Dolosa: Cuando se actúa con “una conducta deliberada, voluntaria,


intencional, para producir un resultado ilícito”.

Culposa: “La falta proviene de la imprudencia, la imprevisión, la negligencia, la


impericia o la violación de reglamentos e instrucciones, por ejemplo, cuando el
notario infractor omite el cumplimiento de los requisitos formales o sustanciales
previstos en las normas legales, presta una asesoría descuidada o negligente,
no cumple con sus obligaciones civiles, comerciales, laborales o
administrativas, abandona injustificadamente el cargo, o viola normas sobre
prohibiciones, impedimentos o incompatibilidades.”

Sanción

Art. 8.- Los Notarios serán juzgados disciplinariamente por la Suprema


Corte de Justicia constituida en Cámara Disciplinaria, pudiendo aplicar como
penas, multas que no excedan de Quinientos pesos oro (RD$ 500.00) y
suspensión temporal que no pase de dos años o la destitución, según la
gravedad del caso. Se entiende por falta para los efectos del presente artículo
todo hecho, actuación o procedimiento que un Notario realice en el ejercicio de
sus funciones o con motivo de éste, o prevaliéndose de su condición de
Notario, no penados por ninguna otra ley, y que a juicio de la Suprema Corte de
Justicia y para la conservación de la moralidad profesional, necesite ser
corregida en interés del público.

Art. 61.- Los Notarios solo podrán ser destituidos por la Suprema Corte de
Justicia. La destitución se aplicará: 1ro. Por inconducta notoria; 2do. Por faltas
graves en el ejercicio de sus funciones que no estén previstas en la presente
Ley; 3ro. Cuando el Notario hubiere sido condenado más de tres veces en un
año, por infracciones a la presente ley; 4to. Cuando la destitución es
pronunciada por la Ley

Asimismo, en la parte final del art. 24 de la Ley del Notariado se previene al


notario sobre la posibilidad de ser destituido cuando ejecute en forma
incorrecta la salvedad de las enmiendas o por interlineados u otros defectos en
la redacción de actos auténticos, siempre que sean como consecuencia de
fraude; en caso contrario, la amenaza de una pena de multa de cien pesos
(RD$100.00) sería suficiente.
5.6 La Responsabilidad Administrativa.

El notario se hace pasible de responder administrativamente siempre y cuando


cause daños o perjuicios al re queriente de sus servicios por una violación a la
ley del notario, sus reglamentos u otras leyes.

No debe confundirse con la responsabilidad disciplinaria que se da solo cuando


el notario comete falta a los deberes de su profesión, a la ética profesional o
atenta en contra del prestigio y de coro de la profesión.

Tema VI

El Protocolo Notarial.

6.1. Antecedentes Históricos.

El origen legal más remoto del protocolo parece estar en el derecho Justiniano,
ya que en el capítulo segundo de la Novella XLV, dada en Constantinopla en el
año 537, mandó que los notarios de oriente no escribiesen los documentos en
papel blanco, sino en el protocolo, esto en el papel que arriba llevaba impresa
la fecha de su entrega al notario, el nombre del gloriosísimo conde de las
sacras liberalidades (sacrasrum largitionum), y la fecha de su redacción,
reputándose por falsas las que no se escribiesen en el protocolo.

El papel no podía cortarse, sino mantenerse intacto; y el documento debía


contener, ante todo, el resumen abreviado del acto, vale decir,
el “protocollum”, que era la primera colación, escritura o apuntación como
encabezamiento de la carta. Ello servía de base para la extensión del
instrumento, que se entregaba “in totum”bajo de pena de no valer, razón por la
que el notario no conservaba en su poder el original o matriz.

El Fuero Real fue el primer cuerpo de leyes, de orden general y con sentido
histórico que el derecho español proporcionó con la noción de “protocolo”
. Concluido y publicado a fines de 1254 o a principios de 1255; pero la
Novísima Recopilación, merced a la Pragmática de Alcalá, es el antecedente
más próximo del protocolo.

La Pragmática de Alcalá, dada el 7 de junio de 1503 por los Reyes Católicos,


se refiere a la institución del protocolo disponiendo que debía ser un libro en el
cual los escribanos fueran asentando por extenso las notas de las escrituras
otorgadas ante ellos y de ellas expidieran copias a las partes.
Los españoles llevaban otro libro en el cual se escribían los aspectos
esenciales de los negocios jurídicos a celebrar, antes de la redacción definitiva
del documento, denominándose este libro como “El Minutario”. Después que
las partes interesadas, hubieren examinado, corregido y puestos de acuerdo
con el contenido del minutario, se redactaba el instrumento público en forma
definitiva, sin alteración ni cambio alguno.

La Pragmática del Alcalá, estableció el Protocolo Notarial y en sus


disposiciones ya preveía el caso de una persona que no pudiera firmar.

Con la formación del Sacro Imperio Romano-Germánico, su emperador


Maximiliano I, ordenó el dictado de la constitución “De notariis et
tabellionibus”que se promulgo en Colonia en 1512 y en la misma se realiza una
reforma y ordenación en pro del ejercicio del notariado.

El emperador mandó que “cada notario procure de todos modos tener y


conservar con gran cuidado, y dejar después de sí un protocolo”.

6.2. Disposiciones legales sobre el protocolo.

Entre los artículos 33 al 40 y el artículo 52 de la Ley No. 301 se encuentran las


reglas referentes al protocolo notarial.

La obligatoriedad de tenerlo para los actos auténticos; volúmenes anuales;


numeración de las actas; foliado de todas las hojas de cada volumen;
márgenes de las hojas, tanto en ambos lados como en la parte de abajo;
apertura y cierre del volumen anual; la posibilidad de la división del volumen
anual en varios tomos; la obligación de protocolizar cada año a más tardar el
día 31 de marzo; la responsabilidad del Notario en relación con la integridad y
conservación de los protocolos.

Los artículos 41,42, y 63, tratan lo relativo al libro Índice de actos auténticos,
mientras que la expedición de Copias es regulada por los artículos del 43 al 50
y lo relativo a las nulidades es tratado en el artículo 51.

Sobre el destino, custodia y/o uso de los archivos notariales hay que estudiar
los artículos 53 al 55, en donde se halla todo lo relativo a licencias,
suspensiones, cesación de funciones de Juez de Paz, muerte, renuncia,
destitución, inhabilitación.

6.3. Requisitos y formalidades del protocolo.

El protocolo se forma con todos los volúmenes de las actuaciones del Notario,
conteniendo cada uno todas las actas que se escrituren entre el primer día de
enero y el 31 de diciembre de cada año, ambas fechas inclusive. Dichas actas
deben llevar el número que les corresponda, escrito en letras y por estricto
orden de fecha. Las hojas deben ser foliadas, es decir marcadas con el número
que les pertenezca y escribírsele en letras y guarismos o dígitos.
Todas las hojas de las escrituras matrices, tendrán un margen blanco de cuatro
centímetros por la parte en que haya de encuadernarse y uno de dos
centímetros por la opuesta. Además se dejará en las dos plantas de la hoja,
otro margen de cinco centímetros por la parte donde comienzan a escribirse los
renglones.
Todas las hojas del protocolo, serán firmadas por el Notario en el margen de
cinco centímetros, a excepción de aquellas que por el contenido del documento
se hallan llenas con notas debidamente firmadas por el Notario, las partes y los
testigos.

Otras formalidades exigidas:

a). Los instrumentos deben de redactarse en español, escribirse a máquina o a


mano de manera legible y sin abreviaturas;

b). Los instrumentos deben llevar numeración cardinal, escribiéndose uno a


continuación del orto, en orden riguroso de fechas, y entre cada instrumento
sólo debe quedar espacio para las firmas;

c). El protocolo debe llevar foliación cardinal escrita en cifras;

d). El cuerpo del Instrumento las fechas, números o cantidades se expresarán


con letras. En caso de discrepancia entre lo escrito en letras y cifras, prevalece
lo escrito en letras;

e). Los documentos que deban insertarse o las partes conducentes que
transcriban se copian de manera textual;

f). Los espacios en blanco que permitan intercalaciones se llenarán con una
línea antes de que sea firmado el instrumento.

6.4. Contenido del protocolo.

En sentido estricto, el libro-protocolo del notario, tal como indica la ley,


contendrá los originales de las actas auténticas que escriture entre el primero
de enero y el 31 de diciembre de cada año, ambas fechas inclusive. A seguida
de cada acta se colocarán los documentos que se anexen al mismo como
comprobantes.

6.5. Apertura del protocolo.

Es ordenado por la Ley del Notariado que desde el primer día de cada año los
notarios abran el volumen del protocolo correspondiente a ese año.

El protocolo se abre cada año con la primera escritura que se hace, la cual
llevará siempre el número UNO y principiará en la línea del folio inicial. La
forma indicada en su artículo 38, para la apertura del protocolo se hace
extendiendo una nota que diga de esta manera:

“Volumen del Protocolo de los Instrumentos Públicos correspondientes al año


de... ( )”.
En la ciudad de….., Municipio de…….., Provincia de……., al primer (1er.) día
del mes de enero del año… ( )”.

6.6. Cierre del protocolo.

El protocolo debe cerrarse cada año, el último día del año natural, pero también
puede cerrarse en cualquier momento que el notario dejare de ejercer la
función.
El cierre debe contener: la fecha, el número total de instrumentos autorizados,
indicando cuántos de ellos son escrituras públicas y el número de actas de
protocolización, si las hubieren; así como el total de folios utilizados;
observaciones si fueren necesarias y la firma del notario.

Señala el segundo párrafo del artículo 38 de la Ley dominicana que debe


extenderse una nota análoga el último día del año para cerrar el volumen que
haga constar lo siguiente:

“Concluye el volumen del Protocolo de los Instrumentos Públicos


correspondientes al año…. ( ), Que contiene…. ( ) Instrumentos y…. ( )
Folios, escriturados durante el mismo por el infrascrito Notario”. En la ciudad
de….., Municipio de…., Provincia de……, a los treinta y un (31) días del mes
de diciembre del año…. ( ). A seguidas se coloca la fecha en letras, la firma y
el sello profesional del Notario.

6.7. Que son el libro Índice, los folios y la minuta.

Libro Índice

Por las disposiciones combinadas de los artículos 41 y 42 de la ley sobre


notariado es obligatorio tener un libro índice con todas las actas auténticas que
se escrituren. Este índice contendrá la fecha y naturaleza del acta, los nombres
de las partes y nombres de testigos y la relación del registro. Deberá ser
firmado y sellado en la primera y última hoja por el Presidente del Juzgado de
Primera Instancia del Distrito \Instancia del Distrito judicial a que pertenezca el
notario y, porque la ley lo indica expresamente, exonerado del pago de
cualquier tipo de impuesto.

Para cumplir con el artículo 63 de la ley, una copia de este índice redactado
conforme al artículo 41 de la legislación notarial debe ser enviada por los
notarios a la Secretaría de la suprema Corte de Justicia dentro del primer
trimestre de cada año, es decir, hasta el día 31 de marzo.

Los Folios
Los folios son las hojas numeradas, selladas y autorizadas que serán
cronológicamente utilizadas y ordenadas y sólidamente empastadas para
constituir los libros. Cada folio se utilizará por ambas caras, constituyéndose
por dos páginas.

Para asentar las escrituras y actas en los folios, deberán utilizarse


procedimientos de escritura o impresión que sean firmes, indelebles y legibles.
La parte utilizable del folio deberá aprovecharse al máximo posible, no deberán
dejarse espacios en blanco y las líneas que se impriman deberán estar a igual
distancias unas de otras.

Minuta

Una minuta es un original de un acto auténtico, del que no puede desprenderse


el oficial público que es su depositario. Es, dicho de otra manera, un acto
original emanado de la autoridad administrativa o judicial, o para nuestro caso
específico, el acto entregado por notario que la ley prescribe que debe
conservarse.

Opinión Personal.

Es obligatorio de tener los actos auténticos; volúmenes anuales; numeración de


las actas; foliado de todas las hojas de cada volumen; márgenes de las hojas,
tanto en ambos lados como en la parte de abajo; apertura y cierre del volumen
anual; la posibilidad de la división del volumen anual en varios tomos; la
obligación de protocolizar cada año a más tardar el día 31 de marzo; la
responsabilidad del Notario en relación con la integridad y conservación de los
protocolos.

El protocolo se forma con todos los volúmenes de las actuaciones del Notario,
conteniendo cada uno todas las actas que se escrituren entre el primer día de
enero y el 31 de diciembre de cada año, ambas fechas inclusive. Dichas actas
deben llevar el número que les corresponda, escrito en letras y por estricto
orden de fecha. Las hojas deben ser foliadas, es decir marcadas con el número
que les pertenezca y escribírsele en letras y guarismos o dígitos.

En sentido estricto, el libro-protocolo del notario, tal como indica la ley,


contendrá los originales de las actas auténticas que escriture entre el primero
de enero y el 31 de diciembre de cada año, ambas fechas inclusive. A seguida
de cada acta se colocarán los documentos que se anexen al mismo como
comprobantes.

DERECHO NOTARIAL

TEMA VII:
El Notario en la Contratación Electrónica.

7.1. El Cibernotario o Notario Digital. Funciones.

En 1993, siete años después de la elaboración de la ley Modelo sobre


Comercio electrónico, de las naciones unidas, la Unión Internacional del
Notariado Latino (UINL) conjuntamente con la American Bar Association
(Colegio de Abogados de los Estados Unidos), iniciaron una serie de estudios
que culminaron en la creación de una figura llamada“Cibernotario”que, con el
paso del tiempo, se ha constituido en objeto de disputas por el protagonismo en
la Certificación Digital.

Funciones:

El Cibernotario anglófono, no es un oficial público como lo es el notario latino,


sino una representante semipúblico al que las autoridades norteamericanas
otorgan funciones claves en el comercio electrónico, las cuales son dos:

Tipo Jurídico: Es la propia del notario latino, asegurando que los


documentos y actos en los que interviene dando fe pública, cumplan con
los requisitos legales necesarios para ser plenamente reconocidos por
los países basados en el derecho civil y común.

Tipo Electrónica: Es la más importante ya que por ésta el Cibernotario


tendrá que tener un nivel de especialización alto en cuanto a
conocimientos informáticos, debiendo actuar como autoridad de registro.
Esta actuación va a comprender no sólo el verificar la legalidad y
capacidad del solicitante, sino que puede ser requerido para investigar
sus datos económicos o penales.

La confianza: Se le encomienda la llamada“notarización” determinación


fehaciente de la fecha y hora de su intervención; igualmente la certificación de
la identidad del emisor de un mensaje comprobado con su firma digital. Y, aún
más, cuantas funciones consideren adecuadas en el futuro.

7.2. La Firma y el Documento Digital.

Gran parte de los países latinoamericanos y del resto del mundo se encuentran
estudiando y analizando los efectos jurídicos de las nuevas figuras que surgen
del comercio electrónico, como son los mensajes electrónicos y las firmas
electrónicas o digitales para actualizar sus ordenamientos jurídicos a las
nuevas exigencias que resultan de la utilización de los avances tecnológicos en
la materia documental.

Francia modificó el Código Civil mediante la Ley No. 2000-230 del 13 de marzo
del 2000, para adaptar el Derecho de la prueba a las tecnologías de la
información relativa a la firma electrónica y, también por el Decreto No. 2001-
272, del 30 de marzo del 2001, para la aplicación del artículo 1316.4 del C.C.
El notariado español mediante la Ley No. 24/2001 del 27 de diciembre del
2001 no solamente establece la incorporación de técnicas electrónicas,
informáticas y telemáticas a la seguridad jurídica preventiva, sino que agregó
un nuevo artículo, el 17-bis, a la Ley del Notariado del 28 de mayo de 1862, en
el sentido de que los instrumentos jurídicos a que se refiere el artículo 17 de
esa ley, no perderán dicho carácter por el sólo hecho de estar redactados en
soporte electrónico con la firma electrónica avanzada del notario y, en caso, de
los otorgantes o intervinientes, obtenida la de aquel de conformidad con la ley
reguladora del uso de firma electrónica por parte de notarios y demás normas
complementarias.

Colombia adoptó la Ley Modelo de Comercio Electrónico mediante su Ley No.


527 del 18 de agosto de 1999, por medio de la cual se define y reglamenta el
acceso y uso de los mensajes de datos, del comercio electrónico y de las
firmas electrónicas. Sin embargo, esta ley reglamenta en forma más detallada
el tema de firmas electrónicas estableciendo las normas generales de las
entidades de certificación y la validez jurídica de los certificados digitales.

En República Dominicana, la ley especial sobre el Comercio Electrónico,


Documentos y Firmas Digitales es la No. 126-02 del 29 de septiembre de 2002,
publicada en la G.O. No. 10172. Además preexiste el Decreto No. 335-03 de
fecha 8 de abril de 2003, publicado en la G.O. No. 10204, que aprueba el
Reglamento de Aplicación de la mencionada ley.

7.3. La Firma Digital. Definición y Características.

Definición Legal:

Se entenderá por Firma Digital, “Un valor numérico que se adhiere a un


mensaje de datos y que, utilizando un procedimiento matemático conocido,
vinculado a la clave del iniciador y al texto del mensaje, permite determinar que
este valor de ha obtenido exclusivamente con la clave del iniciador y el texto
mensaje, y que el mensaje inicial no ha sido modificado después de efectuada
la transmisión”.
Otra Definición:

Una Firma Digital: Es un conjunto de datos asociados a un mensaje que


permite asegurar la identidad del firmante y la integridad del mensaje. La firma
digital no implica que el mensaje esté encriptado, es decir, que éste no pueda
ser leído por otras personas; sino que, al igual que cuando se firma un
documento holográficamente puede ser visto por otras personas.

La firma digital brinda un mecanismo de seguridad que permite determinar


irrefutablemente el autor de un documento y la integridad del mismo, o sea si
fue o no alterado ese documento desde que se firmó.

Características:

El uso de una firma digital tendrá la misma fuerza y efectos que el uso de una
firma manuscrita, si es única a la persona que la usa y está bajo su control
exclusivo; si es susceptible de ser verificada y está ligada a la información,
documento digital o mensaje al que está asociada, de tal manera que si estos
son cambiados, la firma digital es invalidada; y por último, si está conforme a
las reglamentaciones adoptadas por el Poder Ejecutivo.

7.4. Documento Notarial vs Documento Digital.

El documento electrónico digital introduce un importante elemento en la


tradicional cultura notarial dentro del notariado latino pero, además se debe
destacar el significativo empuje y auge adquirido por el sistema
angloamericano, base legal de su economía.

Por eso es que en la actualidad en el mundo de los negocios es notoria la


influencia de contratos que tienen su origen es ese sistema: el factoring, el
leasing, etc., en los cuales para su formación no se exige la obligatoriedad de
la escritura pública, con lo que se pierde la seguridad jurídica derivada de la
intervención notarial.

Desde el punto de vista formal, un marco jurídico para la firma electrónica no


afectará al régimen jurídico de otras formalidades no contractuales que
precisen firma, sin embargo, el concepto de documento hasta ahora conocido
está experimentando grandes cambios para dar así cabida al documento digital
o electrónico.

Usualmente, el documento realizado por notario ha sido entendido como la


escrituración, a mano con tinta indeleble o a máquina en el anverso y reverso
de la hoja de papel, que realiza este oficial público de lo que oye o ve, a
requerimiento de una parte que desea. De esa forma se conserva memoria
fehaciente, con indicación de día, hora y lugar en que el notario ha captado por
sus sentidos, de manera inmediata, una declaración, un hecho o la suscripción
en su presencia de un documento escrito de un compareciente.

En su elaboración, el documento notarial establece una relación directa entre el


notario, el hecho recogido y la presencia de personas que actúan como
declarantes o testigos. La compulsa o copia de su protocolo se basta por sí
sola, no requiriendo de la intervención de ningún órgano administrativo que lo
certifique a su vez.

7.5. Valor Probatorio del Documento Digital.

La ley manda a que los documentos digitales sean admitidos como medios de
prueba con la misma fuerza probatoria otorgada a los actos bajo firma privada
en el Código Civil y en el Código de Procedimiento Civil, por lo que, en las
actuaciones administrativas o judiciales, no debe negarse eficacia, validez, o
fuerza obligatoria y probatoria a ningún tipo de información, por el solo hecho
de que se trate de un documento digital o un mensaje de datos o en razón de
no haber sido presentado en su forma original.

La Ley No. 126-02 instituye en su artículo 4, que “ No se negarán efectos


jurídicos, validez o fuerza obligatoria a todo tipo de información por la sola
razón de que esté en forma de documento digital o mensaje de datos” y el
artículo 10 establece que para valorar probatoriamente un documento digital o
un mensaje de datos, “ se tendrá presente la confiabilidad de la forma en que
se haya generado, archivado o comunicado el documento digital o mensaje, la
confiabilidad de la forma en que se haya conservado la integridad de la
información, la forma en la que se identifique a su creador o iniciador y
cualquier otro factor pertinente”.

Según el legislador, la fuerza probatoria del documento digital reside en la


confiabilidad del medio técnico que permita certeza sobre su creación,
transmisión y archivo y la jurisprudencia ha reconocido que la presentación de
simples actos bajo firma privada establecen un principio de prueba por escrito,
siempre y cuando el mismo emane “de aquel contra quien se hace la demanda,
estos es, debe ser la expresión de la voluntad consciente, la obra intelectual de
aquel a quien se le opone”.

7.8. Certificación Notarial del Documento Electrónico.

La jurisprudencia nacional otorga a la firma privada tanto valor que ella es


requisito esencial en las escrituras públicas y en los actos bajo firma privada.
Sin firma no hay instrumento, ni público ni privado, porque estamos frente a un
requisito esencial, sin el cual, no hay documento.

Las firmas estampadas en documento bajo firma privada son oponibles cuando
son autenticadas por un notario. ¿Es posible que un notario pueda válidamente
certificar una firma digital? La respuesta es afirmativa, de acuerdo al artículo 6
de la Ley 126-02.

Firma. Cuando cualquier norma exija la presencia de una firma o establezca


ciertas consecuencias en ausencia de la misma, se entenderá satisfecho dicho
requerimiento en relación con un documento digital o un mensaje de datos, si
este ha sido firmado digitalmente y la firma digital cumple con los requisitos de
validez establecidos en la presente ley. Artículo 6.-
En toda interacción con entidad pública que requiera de documento firmado,
este requisito se podrá satisfacer con uno o mis documentos digitales o
mensajes de datos que Sean firmados digitalmente conforme a los
requerimientos contenidos en esta ley. La reglamentación de esta ley
especificara en detalle las condiciones para el us0 de firma digital, certificados
y entidades de certificación en interacciones documentales entre entidades del
Estado o entre personas privadas y entes estatales.

Lo dispuesto en este artículo se aplicará tanto si el requisito establecido en


cualquier norma constituye una obligación, como si las normas simplemente
prevén consecuencias en el caso de que no exista una firma.

La certificación de las firmas manuscritas está dentro de la competencia


material de los notarios, por tanto, es obvio que un notario, en ejercicio de tal
competencia, puede válidamente certificar una firma digital. Además, la parte
in-fine del artículo 1 de la Ley \No. 301, sobre Notario, sostiene que los notarios
tendrán facultad “para legalizar las firmas o las huellas digitales de las partes,
en la forma establecida por la presente Ley”.

Hoy en día, los notarios y los que ejercemos la profesión de abogados


debemos adentrarnos más en el conocimiento de esta área; ya que poco se
conoce sobre el manejo y utilización de estos servicios, tanto por los notarios
como abogados y la ley da facultad al notario para legalizar y darle fe pública a
dichos documentos igual como lo hace con los documentos orográficos.

INDOTEL, es la institución rectora en la vigilancia y control de las entidades de


certificación de firmas digitales, pero ha dado la facultad a la Cámara de
Comercio y Producción de Santo Domingo, como certificadora de este servicio,
el cual se encuentra regulado por el Reglamento General de Aplicación de la
Ley 126-02 sobre Comercio electrónico, Documentos y Firmas Digitales.

Nos queda seguir investigando sobre toda la normativa que regula el


Comercio Electrónico y prepararnos en el área de informática jurídica, para
entrar a ese mundo multipolar.

DERECHO NOTARIAL
Trabajo Final: Procedimiento para Obtener una Firma Digital por una
Persona Moral.
1.- Comercio Electrónico, Firmas Digitales, Certificados y
Entidades de Certificación.Art. 31 Ley 126-02.-

1.1.- Las Firmas Digitales.

El Régimen Legal de las Firmas Digitales en la República Dominicana se


encuentra sustentado por la Ley No. 126-02, sobre Comercio Electrónico,
Documentos y Firmas Digitales, basada en la Ley Modelo de la Comisión
de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional
(UNCITRAL, por sus siglas en ingles), así como por su Reglamento de
Aplicación aprobado por el Decreto No. 335-03,el cual constituye el marco
regulatorio que se aplicará en todo el territorio nacional para la prestación
de servicios de certificación digital en el marco de la Ley No.126-02 de
Comercio Electrónico, Documentos y Firmas Digitales, y regula a las
entidades comprendidas en la Ley y dicho Reglamento.

Son sujetos regulados por la Ley, el presente Reglamento y las normas


complementarias que dicte el INDOTEL, las entidades de certificación, los
proveedores de servicios de firma electrónica y las unidades de registro,
así como los proveedores de servicios o infraestructura de soporte
operacionalmente vinculados con estas en la medida de su relación
contractual.

Este Reglamento deberá ser interpretado de conformidad con la ley,


los reglamentos y normas dictadas por el INDOTEL y se tendrán en
cuenta las normas y recomendaciones internacionales en la materia.

El INDOTEL aprobara las normas complementarias al presente


Reglamento, las cuales podrán ser ampliadas, modificadas o derogadas
de acuerdo con la evolución de los estándares internacionalmente
aceptados.

De acuerdo con el Artículo 2 literal i) de la Ley No. 126-02, se define


como Firma Digital: “El valor numérico que se adhiere a un mensaje de
datos y que, utilizando un procedimiento matemático conocido, vinculado
a la clave del iniciador y al texto del mensaje, permite determinar que este
valor se ha obtenido exclusivamente con la clave del iniciador y el texto
del mensaje, y que el mensaje inicial no ha sido modificado después de
efectuada la transmisión.

El Artículo 6 de dicha ley expresa que “cuando cualquier norma exija la


presencia de una firma o establezca ciertas consecuencias en ausencia
de la misma, se entenderá satisfecho dicho requerimiento en relación con
un Documento Digital o un Mensaje de Datos, si éste ha sido firmado
digitalmente y la firma digital cumple con los requisitos de validez
establecidos en la presente ley.

De conformidad al Art. 31 de la Ley 126-02, el uso de una firma digital


tendrá la misma fuerza y efectos que el uso de una firma manuscrita, si
incorpora los siguientes atributos;

1.- Es única a la persona que la usa;

2.- Es susceptible de ser verificada;

3.- Esta bajo el control exclusivo de la persona que la usa;

4.-Esta ligada a la información, documento digital o mensaje al que esta


asociada, de tal manera que si estos son cambiados, la firma digital es
invalidada, y

5. Esta conforme a las reglamentaciones adoptadas por el Poder Ejecutivo.

Una firma digital será seguracuando puede ser verificada de conformidad con
un sistema de procedimiento de seguridad que cumpla con los lineamientos
trazados por la presente ley y por su reglamento.

Se entenderá que un mensaje de datos ha sido firmado digitalmente si el


símbolo o la metodología adoptada por la parte cumplen con un procedimiento
de autenticación o seguridad establecido por el reglamento de la presente ley.
Cuando una firma digital haya sido fijada en un mensaje de datos se presume
que el suscriptor de aquella tenía la intención de acreditar ese mensaje de
datos y de ser vinculado con el contenido del mismo.

Cuando una o más firmas digitales hayan sido fijadas en un documento digital,
se presume que las partes firmantes tenían la intención de acreditar ese
documento digital y de ser vinculadas con el contenido del mismo.

 Suscriptores o Titulares de las Firmas Digitales:

El Suscriptor: Es la persona que contrata con una entidad de certificación


la expedición de un certificado, para que sea nombrada o identificada en él.

Esta persona mantiene bajo su estricto y exclusivo control el procedimiento


para generar su firma digital; mientras que el Usuario: Es la persona que sin
ser suscriptor y sin contratar los servicios de emisión de certificados de una
entidad de certificación, puede, sinembargo, validar la integridad y autenticidad
de un documento digital o de un mensaje de datos, con base en un certificado
del suscriptor originador del mensaje;
Obtenida la Autorización del servicio de certificación por una Entidad
Certificadora autorizada por el INDOTEL, involucra una Clave Criptográfica
Privada, que es el valor o valores numéricos o caracteres binarios que,
utilizados conjuntamente con un procedimiento matemático conocido, sirven
para generar la firma digital de un mensaje de datos o de un documento digital
y una clave Criptográfica Publica, que es el valor o valores numéricos o
caracteres binarios que son utilizados para verificar que una firma digital fue
generada con la clave privada del suscriptor del certificado digital que ha
emitido el mensaje de datos o el documento digital

 Son deberes de los suscriptores conforme al Art. 53 de la Ley, los


siguientes:

a).-Recibir de las claves por parte de la entidad de certificación o generar las


claves, utilizando un sistema de seguridad exigido por la entidad de
certificación;

b).-Suministrar información completa, precisa y verídica a la entidad de


certificación; Aceptar los certificados emitidos por la entidad de
certificación, demostrando aprobación de sus contenidos mediante el
envió de estos a una o mis personas o solicitando la publicación de estos
en repositorios;

c).-. Mantener el control de la clave privada y reservada del conocimiento de


terceras personas;

d).- Efectuar oportunamente las correspondientes solicitudes de suspensión o


revocación.
Los suscriptores serán responsables por la falsedad o error en la información
suministrada a la entidad de certificación y que es objeto material del contenido
del certificado. También serán responsables en los casos en los cuales no den
oportuno aviso de revocación o suspensión de certificados en los casos
indicados anteriormente.

 Procedimiento de Verificación de Firma Digital:

De acuerdo al Art. 1.29, del Reglamento de Aplicación de la Ley 126-02,el


Procedimiento de Verificación de Firma Digital: Es el proceso utilizado para
determinar la validez de una firma digital. Dicho proceso debe constar por lo
menos de los pasos siguientes:

a) La verificación de que dicha firma digital ha sido creada durante el periodo


de validez del certificado digital del suscriptor;

b) La comprobación de que dicha firma digital ha sido creada utilizando los


datos de creación de firma digital correspondientes a los datos de
verificación de firma digital indicados en el certificado del suscriptor; y,

c).- La verificación de la autenticidad y la validez de los certificados


involucrados;

Dispositivo de Verificación de Firma Digital: Es el dispositivo de hardware o


software técnicamente confiable que permite verificar la integridad del
documento digital y la identidad del suscriptor;

El documento que se genera es el Documento Digital, que constituye la


información codificada en forma digital sobre un soporte lógico o físico, en la
cual se usan métodoselectrónicos, fotolitográficos, ópticos o similares que se
constituyen en representación de actos, hechos o datos jurídicamente
relevantes; aquí entra e Cibernotario para dar autenticidad al documento.

2.1.3.- Las Entidades de Certificación.

Entidad de Certificación: Es aquella institución o persona jurídica que,


autorizada conforme a la Ley No. 126-02, el Reglamento No. 335-03 y las
normas a ser dictadas por el INDOTEL, está facultada para emitir certificados
en relación con las firmas digitales de las personas, ofrecer o facilitar los
servicios de registro y estampado cronológico de la transmisión y recepción de
mensajes de datos, así como cumplir otras funciones relativas a las
comunicaciones basadas en las firmas digitales;

Podrán ser entidades de certificación las personas jurídicas, tanto públicas


como privadas, de origen nacional o extranjero, y las charas de comercio y
producción que, previa solicitud, Sean autorizadas por el Instituto Dominicano
de las Telecomunicaciones (INDOTEL), y que cumplan con los requerimientos
establecidos en los reglamentos de aplicación dictados con base en las
siguientes condiciones:

a) Contar con la capacidad económica y financiera suficiente para prestar


los servicios autorizados como entidad de certificación;

b) Contar con la capacidad y elementos técnicos necesarios para la


generación de firmas digitales, la emisión de certificados sobre la
autenticidad de las mismas y la conservación de mensajes de datos en
lostérminos establecidos en esta ley;

c) Sin perjuicio de las disposiciones reglamentarias que rijan al efecto, los


representantes legales y administradores no podrán ser personas que
hayan sido condenadas a pena privativa de libertad o que hayan sido
suspendidas en el ejercicio de su profesión por falta grave contra la ética
o hayan sido excluidas de aquella.

d) Los certificados de firmas digitales emitidos por entidades de


certificación extranjeras podrán ser reconocidos en los mismos términos
y condiciones de certificados en la ley para la emisión de certificados por
parte de las entidades de certificación nacionales, siempre y cuando
tales certificados sean reconocidos por una entidad de certificación
autorizada que garantice en la misma forma que lo hace con sus propios
certificados, la regularidad de los detalles del certificado, así

Las entidades de certificación autorizadas por el Instituto Dominicano de las


Telecomunicaciones (INDOTEL) en el país, podrán prestar los siguientes
servicios, sin perjuicio de la facultad reglamentaria del órgano regulador para
modificar el siguiente listado:

a) Emitir certificados en relación con las firmas digitales de personas


naturales o jurídicas;
b) Ofrecer o facilitar los servicios de creación de firmas digitales certificadas;

c) Ofrecer o facilitar los servicios de registro y estampado cronológico en la


transmisión y recepción de datos;

d) Emitir certificados en relación con la persona que posea un derecho con


respecto a los documentos enunciados en los numerales 6 y 7 del Articulo
27 de la presente ley 126-02.

 Entidades Certificadoras Autorizadas por INDOTEL.

e) Resolución No. 166-06: AVANSI S.R.L.


Avenida Independencia, No. 655. Gazcue, Santo Domingo, D.N.,R.D.
Tel. + 1 809 682 3928
Correo Electrónico: info@avansi.com.do***www.avansi.com.do
Aval/Seguro de Responsabilidad: Banco Santander Central Hispano, S.
A.Aval No. 0049-5327-78-2110001569

Resolución No.169-07:CAMARA DE COMERCIO Y PRODUCCIÓN DE


SANTO DOMINGO,
Av. 27 de Febrero esq. Av. Alma Mater No. 228, La Esperilla
Santo Domingo, R.D.(809) 682-2688
Correo Electrónico: digifirma@camarasantodomingo.do
www.camarasantodomingo.do
Aval/Seguro de Responsabilidad: La Colonial de Seguros
Póliza No. 1-2-830-0088463

 Los Certificados Digitales:


Certificado (Certificado Digital): Es el documento digital emitido y firmado
digitalmente por una Entidad de Certificación, que identifica unívocamente a un
suscriptor durante el periodo de vigencia del certificado, y que se constituye en
prueba de que dicho suscriptor es la fuente o el originador del contenido de un
documento digital o mensaje de datos que incorpore su certificado asociado.

Un certificado emitido por una entidad de certificación autorizada debe


contener, además de la firma digital de la entidad de certificación, por lo menos
los siguientes requisitos:Nombre, dirección y domicilio del suscriptor;
Identificación del suscriptor nombrado en el certificado; El nombre, la dirección
y el lugar donde realiza actividades entidad de certificación, la clave pública del
usuario; metodología para verificar la firma digital del suscriptor impuesta en el
mensaje de datos; El número de serie del certificado y fecha de emisión y
expiración del certificado.

Toda entidad de certificación autorizada llevara un registro de todos 10s


certificados emitidos, que se encuentre a disposición del público, en el cual se
deben indicar las fechas de emisión, expiración y los registros de suspensión,
revocación o reactivación de los mismos.

 Órgano Regulador:

El Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) ejerce la función


de entidad de vigilancia y control de las actividades desarrolladas por las
entidades de certificación. Tendrá en especial, las siguientes funciones:

1.-Autorizar, conforme a la reglamentación expedida por el Poder Ejecutivo,


laoperación de entidades de certificación en el territorio nacional;

2.-Velar por el adecuado funcionamiento y la eficiente prestación del servicio


por parte de las entidades de certificación y el cabal cumplimiento de las
disposiciones legales y reglamentarias de la actividad, efectuar las
auditorias de que trata la presente ley;

3.-Definir reglamentariamente los requerimientos técnicos que califiquen la


idoneidad de las actividades desarrolladas por las entidades de
certificación;

4.- Evaluar las actividades desarrolladas por las entidades de certificación


autorizadas conforme a 10s requerimientos definidos en 10s reglamentos
técnicos; Revocar o suspender la autorización para operar como entidad
decertificación;

5.-Requerir en cualquier momento a las entidades de certificación para que


suministreninformación relacionada con 10s certificados, las firmas
digitales emitidas y los documentos en soporte informático que custodien o
administren; entre otras.
 Requisitos para Solicitar Autorización de las Entidades
Certificadoras. Art. 67 Reglam.335-03.-
La Autorización: Es el acto jurídico mediante el cual, en forma escrita y formal,
el INDOTEL otorga a una Entidad de Certificación el derecho a emitir
certificados digitales con valor legal de firma digital y proveer otros servicios de
certificación previstos por la Ley No. 126-02 y sus normas reglamentarias;

La autorización, es el procedimiento en virtud del cual el INDOTEL confirma


que la Entidad de Certificación cuenta con los procedimientos, sistemas y los
recursos humanos necesarios para brindar servicios de certificación digital.

Las Entidades de Certificación deben solicitar autorización para efectuar


transferencias, cesiones, arrendamientos, otorgamientos del derecho de USO,
constitución de gravámenes o transferencia de control accionario en
lostérminos que se establecen en la Ley, este Reglamento y las normas
complementarias a ser dictadas por el INDOTEL.

 Requisitos:
 Demostrar la confiabilidad necesaria de sus servicios de acuerdo con las
normas técnicas y de procedimientos aprobadas por el INDOTEL;

 Garantizar la existencia de un servicio seguro de consulta del registro de


certificados emitidos;

 Emplear personal calificado para la prestación de 10s servicios


ofrecidos, en el ámbito de la firma digital y 10s procedimientos de
seguridad y gestión adecuados.

 Utilizar sistemas y productos confiables que garanticen la seguridad de


sus procesos de certificación;

 Haber contratado un seguro apropiado en lostérminos que señala el


Articulo 16 de este Reglamento;

 Contar con la capacidad tecnológicainformática y de comunicaciones


necesaria para el desarrollo de la actividad de certificación;

 Contenidos de la Solicitud de Autorización:

a) Documentación demostrando su personeríajurídica

b)Autorización del organismo de dirección correspondiente, para iniciar el


procedimiento de obtención de autorización para operar como Entidad de
Certificación, cuando se trate de instituciones;

c) Políticas de certificación para la cual solicita autorización, que respaldan la


emisión de sus certificados, Manual de Procedimientos, Plan de Seguridad,
Plan de Cese de Actividades y Plan de Contingencia de acuerdo con los
requisitos establecidos por las normas emitidas por el INDOTEL;
 Procedimiento de Solicitud:

1.- Recibida la solicitud de autorización, el INDOTEL procederá a analizar la


admisibilidad de la misma mediante la verificación de los antecedentes
requeridos, en un plazo de DIEZ (10) díashábiles.

2.- De ser inadmisible la solicitud, dentro de 10s TRES (3) díashábiles se


procederá a comunicar a1 solicitante tal situación. En dicha comunicación, se
otorgara plazo no inferior a QUINCE (15) díashábiles, para que complete 10s
antecedentes, información o documentación, bajo la advertencia de ser
rechazada la solicitud.

3.- Una vez admitida la solicitud, el INDOTEL procederá a un examen sobre el


cumplimiento de los requisitos y obligaciones exigidas por la Ley y este
Reglamento para obtener la autorización. Este examen se realizara mediante la
elaboración de una auditoria de inicio, ya sea por el INDOTEL o por terceros,
certificando dentro del plazo de NOVENTA (90) díashables contados desde la
fecha de la admisibilidad de la solicitud, prorrogables por una vez e igual
periodo y por motivos fundados, que el interesado cumple los requisitos y
obligaciones para ser autorizado y que dispone de un plazo de VEINTE (20)
díashábiles para presentar la póliza de seguros que exige el presente
Reglamento, so pena de ser rechazada la solicitud.

2.1.4.- Procedimientos o Pasos para Obtener una Firma Digital


por una Persona Moral.

Es importante saber que para la emisión del certificado digital en


República Dominicana el ciudadano, de ahora en adelante el suscriptor,
debe dirigirse a una Entidad Certificadora (EC) autorizada por el Ente
Regulador (ER)- Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones
(INDOTEL), quien a su vez publicará en su portal de Internet la lista de
autoridades certificadoras reguladas por él.

Estas Autoridades de Certificación cuentan con unas Unidades de


Registro que será donde se tomarán los datos del suscriptor
personalmente. La figura que introduce la legislación de la autoridad de
registro, garantiza que el certificado emitido para firmar digitalmente solo
será entregado previa presentación personal del suscriptor.

¿Cómo Obtengo el Dispositivo para Firma Digital?

El proceso para obtener los elementos que necesito para firmar


digitalmente mensajes (par de claves y certificado digital) es el siguiente:
 Me dirijo a una empresa o entidad que tenga el carácter de
Prestador de Servicios de Certificación, solicito de ellos el
certificado digital , esta prestadora remite al suscriptor a una
unidad de registro a los fines de que sea identificado.

 La unidad de registro, subordinada al prestador de Servicios de


Certificación, comprobará la identidad, bien directamente o por
medio de entidades colaboradoras (Autoridades Locales de
Registro), para lo cual deberá exhibirle la cédula. En caso de
tratarse de un representante de una sociedad (administrador,
apoderado, etc.) o de cualquier otra persona jurídica, este deberá
acreditarse documentalmente.

 El prestador de Servicios de Certificación crea con los dispositivos


técnicos adecuados el par de claves pública y privada y genera el
certificado digital.

 El prestador de Servicios de Certificación, entregará una tarjeta


semejante a una tarjeta de crédito, con un chip conteniendo el par
de claves y el certificado digital. Adicionalmente, para firmar se
suele pedir un password o clave personal.

 Con esa tarjeta o chip y un lector especial conectado al


computador personal, podré leer y utilizar la información grabada
en la tarjeta para firmar digitalmente los mensajes electrónicos que
envíe a otras personas.