Está en la página 1de 11
ESPECIALIDAD DE CAMPAMENTO II AR 051 Club de Conquistadores ALFA & OMEGA Misión Chilena del
ESPECIALIDAD DE CAMPAMENTO II AR 051 Club de Conquistadores ALFA & OMEGA Misión Chilena del

ESPECIALIDAD DE

CAMPAMENTO II

AR 051

Club de Conquistadores ALFA & OMEGA

Misión Chilena del Pacífico

Especialidad de Campamento II

Requisitos

1. Tener como mínimo once años. Para aprobar este requisito el Instructor encargado de la Clase Progresiva debe verificar la edad real del Conquistador por medio de la cédula de Identidad y/o Certificado de Nacimiento.

2. Desarrollar una filosofía personal de buen comportamiento en los campamentos. La filosofía debe abarcar la cortesía con los demás campistas y la preservación de la naturaleza. Requisito de desarrollo personal y práctico.

3. Conocer los siguientes elementos que afectan la elección de un buen lugar para acampar:

a. Viento: Siempre se debe considerar el viento, puesto que este determinará muchos aspectos del campamento. Por lo general en nuestro país, este tiene una dirección de Sudoeste a Noreste en la planicie, no así en la cordillera. También el viento determinará la ubicación de los siguientes servicios: Fogata, baños y mástiles.

b. Agua: El agua, factor importante del campamento, no debería jamás pasarse por alto, puesto que de este necesario elemento dependerá el éxito del campamento. Los puntos más importantes a considerar son :

a. Si esta se pude beber directamente de la fuente.

b. Si no es así, habrá que purificar, estancar y luego hervir.

c. Delimitar la fuente de agua para obtener agua para beber, aseo personal y limpieza de

utensilios personales y cocina.

c. Fauna o vida silvestre: El medio silvestre es una de las bellas bendiciones otorgadas por nuestro Creador, por lo tanto, debemos cuidarlo y respetarlo como si fuera nuestro hogar. Algunas de las recomendaciones son:

a. No cortar árboles innecesariamente.

b. No destruir los matorrales, a no ser que sea estrictamente necesario.

c. No arrojar papeles, nylon, envases plásticos o desperdicios a los ríos, mar, lagos, etc.

d. Tener cuidado con el uso de detergentes en los ríos, ya que estos destruyen la vida

acuática.

e. Si quiere usar jabón o shampoo, es preferible sacar el agua en un balde.

f. Para defecar usar las letrinas y una vez terminado cubrirlo con tierra.

g. La basura se debe dosificar, enterrando lo que se puede (madera, papeles, etc.) y lo

demás regresarlo a la ciudad para depositarlo en los basureros (reciclar).

d. Madera: Antes de encender el fuego, habrá que recoger un poco de leña para tener una reserva que sea suficiente para por lo menos media hora de encendido éste. La madera para quemar deberá ser de tres dimensiones: ramitas parecidas a cerillas de madera, que formará la madera para encender (yesca); madera de un grueso medio, para empezar el fuego y para secar, si fuere necesario, los troncos que darán las brasas; leños gru1esos para mantener encendido el

fuego. Se buscará leña seca, muerta, de ser posible con la corteza lisa, ya que así se desliza el agua sin que pueda penetrar dentro del tronco.

e. Condiciones climáticas: Dentro de los factores a considerar para cualquier actividad al aire libre está el clima, pues en nuestro país, las estaciones climáticas son claras y determinadas, por lo que no costará demasiado adelantar un pronóstico. Por otra parte, tenemos algunos factores que nos avisan la posibilidad de buen o mal tiempo.

a. El viento norte nos avisa que habrá fuertes lluvias.

b. En invierno y de noche, la luna llena anuncia mucho frío.

c. Cielo con nubes cúmulos y con luna anuncia fuertes vientos.

4. Demostrar habilidad para proteger la naturaleza y la fuente de agua que será utilizada, con medidas de higiene personal y limpieza a la hora de cocinar. Somos Hijos de Dios, por lo tanto las palabras de nuestro Dios en Gen 1:28 "Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra", debemos escucharlas y obedecerlas. Señorear, gobernar, proteger y cuidar la tierra que Dios nos ha dado, y esto se debe manifestar en el lugar de campamento de las siguientes maneras:

A. No cortar árboles, incluso para si es necesario tener leña para el fuego, se debe cortar las ramas

secas de los árboles, secas también las ramas, palos, troncos que se ocupen para las

construcciones.

B. No interferir el terreno, si debo hacer un agujero, debo taparlo al final del campamento.

C. El mover rocas o piedras incluso puede interferir el hábitat de insectos o animales.

D. El área de la cocina, la del fogón, debe ser cuidadosamente limpiada, para impedir la propagación

del fuego, preferentemente ocupar un lugar que anteriormente sirvió como fogata, para no dañar más el medio ambiente natural.

Cómo tratar el agua. Tener cuidado con el uso de agua potable, aunque sea de uso común en un poblado, nuestro organismo no está acostumbrado, así que igual debemos usar procesos de purificación en ella.

Es muy, pero muy importante la higiene al cocinar en un campamento, la mayoría de los problemas de salud de un campamento (graves) tienen relación con la manipulación de estos.

a. Mantener frescas frutas y verduras (no al sol),

b. Cocinar bien todos los alimentos.

c. No llevar alimentos que necesiten refrigeración, como leche o carne (Es obvio que carne no

debemos llevar a campamento).

5. Participar de un campamento de fin de semana, con al menos dos pernoctes. Requisito Práctico.

6. Participar de un culto durante el campamento y realizar alguna de las siguientes actividades:

a. Estudio de la Lección de Escuela Sabática

b. Historia

c. Testimonio

d. Dirigir los cantos

7. Saber cómo encender de forma segura un fogón o una estufa y una lámpara de campamento. Cómo encender un fogón de forma segura:

1º paso: Como primer paso, tenemos que tener en cuenta el ambiente que nos rodea, y los materiales adecuados a la hora de encender una hornalla. Estos son: buena iluminación en cocina; repasador/trapo; tacho de basura; fosforo o en su defecto encendedor; y fundamentalmente, el buen funcionamiento de la cocina de gas. 2º paso: Al tener al menos 1 de las 4, 6 (o más que suelen tener algunos hornos), usted podrá colocar una olla o el elemento que quiera, a la hora de cocinar o calentar agua, leche, etc.; o el alimento que usted vaya a comer. Ahora sí, necesitaremos uno de los elementos que hemos nombrado en el paso número 1. Estos son los fósforos, al abrir la caja de fósforos, tomaremos uno, y lo rasparemos en cualquiera de los costados de la caja, donde hay una cinta generalmente negra, la cual sirve para encender correctamente el fosforo. 3º paso: Ahora arrimaremos el fosforo ya encendido a la hornalla que queramos encender, mientras abrimos la perilla dependiendo de la hornalla a usar, donde activara la salida de gas por las mismas.

Generalmente la primer perilla enciende el horno (para encenderlo se aplica el mismo método que con las hornallas), y las demás perillas, varían depende el horno. 4º paso: Se sopla el fósforo para que este se apague (la punta quedara de color negra), y lo más conveniente es tirarlo al tacho de basura para no fomentar la suciedad en la mesada o en cualquier parte de su cocina. Es probable que esta punta negra, largue un poco el polvillo y ensucie su mesada, lo cual es conveniente tener un repasador/trapo a su alrededor, así poder mantener el orden y la limpieza del ambiente que lo rodea. 5º paso: ¡Listo! Ya es hora de obtener un calentamiento/cocción, con su horno u hornallas. Y recuerde, una vez que haya terminado de utilizar su cocina de gas, es conveniente apagarla completamente. Hay casos donde se han generado incendios o pérdida de gas. Recuerde no dejar trapos, servilletas, bolsas, botellas, ni cualquier elemento que pueda ser encendido, o inflamable. Cómo encender una lámpara de forma segura:

Para un uso seguro de estos artefactos, es importante saber regular la presión que se le aplica al tanque de combustible, y (teniendo en cuenta que dicho tanque posee una pequeña válvula a rosca para descarga de elevadas presiones que pudieran generarse); estar atento por si hay que desalojar presión ante el peligro de que pudiese explotar y provocar un serio accidente.

8. Conocer las normas de seguridad en el uso de un hacha o un machete. Demostrar la capacidad para cortar leña correctamente.

Hacha El hacha debe ser transportada con mucho cuidado pues es un arma. Por lo tanto cuando se va de campamento se debe llevar el hacha con el filo protegido, y en la mochila, o con el resto del equipo embalado. Con respecto a la mochila se utiliza en esta posición por seguridad y por el fácil acceso al mismo. La funda del hacha además de tener el emblema del club y/o unidad debe poseer algunos vivos de tela por si se pierde, así será más fácil de localizar. Se debe transportar como enseñan las siguientes imágenes.

Se debe transportar como enseñan las siguientes imágenes. Teniendo en cuenta que JAMÁS SE CORRE CON
Se debe transportar como enseñan las siguientes imágenes. Teniendo en cuenta que JAMÁS SE CORRE CON

Teniendo en cuenta que JAMÁS SE CORRE CON UN HACHA NI SE JUEGA CON ELLA.

Entrega del Hacha:

El hacha JAMÁS SE TIRA, se entrega en la mano con un pequeño golpe para provocar el acto reflejo del cierre de la misma y siempre agarrando el que entrega el hacha por el hierro y del lado contrario al filo.

reflejo del cierre de la misma y siempre agarrando el que entrega el hacha por el

Precauciones:

Nunca jugar con el hacha, es un arma y no un juguete, al que no comprenda esta diferencia por más experto que sea debe ser privado de su uso.

Nunca correr con un hacha en la mano, siempre caminar.

Llevarla en forma correcta.

Asegurarse cuando se trabaje que no haya personas en posiciones peligrosas.

Revisar el hacha antes de usarla, su filo y si el mango está firme y en buenas condiciones.

Si te sientes cansado, deja de cortar y descansa. Así será menos probable que pierdas el control sobre la herramienta.

Recordar que:

Un conquistador jamás corta un árbol verde a menos que sea necesario y aun así lo piensa dos veces.

Jamás clava el hacha en un árbol en pie; tampoco se debe clavar en la tierra pues deben hallarse piedras o elementos enterrados que la arruinen. El hacha en el campamento tiene un lugar, como cada cosa. Se debe poner en la forma indicada en la figura 6, las demás son incorrectas pues pueden producir accidentes al tropezar con el hacha.

Uso del hacha.

Debemos empuñar el hacha firmemente, pues ello evitara que se nos formen ampollas .Hay que fijarse que el hacha esté en condiciones (acuñado, estado del filo y del mango).Se toman las mismas precauciones con las personas que rodean a el hachador, es decir las mismas no pueden estar en la zona en que el hacha hace su trayectoria para dar el golpe, pues si se zafa el hierro o se rompe el mango no lastimara a nadie .Por ello los observadores deberán encontrarse a 10 mts. de distancia.

Cuando se ataca el leño se debe hacer en un ángulo de aproximadamente 45º a 60º, nunca a 90º, salvo que ello sea necesario.

Se debe fijar la vista en el corte.

Se debe tener en cuenta que en el recorrido del hacha no exista ninguna rama que interfiera; para verificarlo se debe hacer con el hacha un movimiento como lo indica la figura.

 Se debe golpear rítmicamente, de nada sirve empezar con fuerza y en el medio

Se debe golpear rítmicamente, de nada sirve empezar con fuerza y en el medio de la tarea detenerse a descansar.

Se golpea alternativamente a derecha y a izquierda del corte, un golpe para levantar la viruta y otro perpendicular al primero para separar la viruta.

y otro perpendicular al primero para separar la viruta.  Siempre se debe usar un apoyo,

Siempre se debe usar un apoyo, pues de esa manera el impulso no se pierde.

Jamás debe hacharse sobre la tierra, pues la misma absorbe parte de la fuerza del golpe y si se entierra puede arruinar el filo.

Siempre que se pueda, tratándose de pequeños palos, la madera debe estar agarrada con la mano a fin de afirmarla y evitar que salga disparada y lastime a alguien.

Levanta la leña y el hacha al mismo tiempo, y golpéalos con fuerza contra el tronco

.
.

Para cortar una leña fina a lo largo, pon el filo del hacha pegado a la leña. Con respecto al corte de horquetas debe seguirse lo dispuesto por la siguiente figura.

filo del hacha pegado a la leña. Con respecto al corte de horquetas debe seguirse lo

El Machete

El cuchillo requiere ciertos cuidados: los golpes pueden aflojar su empuñadura o llegar a quebrar la hoja. Hay que proteger la hoja del óxido y repasar el filo, cada vez que sea necesario, con una buena piedra de afilar, si se utiliza una piedra con motor hay que mantener la hoja mojada para que no se recaliente y no pierda su temple. Muy útil para trozar maleza y ramas, en la práctica es de más utilidad que el hacha y el cuchillo, por lo menos para esas tareas. Son económicos y de fácil mantenimiento y uso, pero muy peligrosos en manos de inexpertos, respecto de los cuidados a tener con el valen los mismo que para las anteriores dos herramientas.

Como llevar el machete.

El mejor lugar para llevar el machete es la mochila, pues es un arma muy peligrosa. Cuando el uso es muy frecuente lo más útil es tener siempre una vaina preparada de tal modo que pueda llevarse colgando horizontalmente de un cinturón a propósito. Así no molestara al caminar y estará a mano cuando se la necesite, es aconsejable que la vaina tenga algún tipo de solapa o correa que sujete el mango, para evitar que el machete se deslice hacia afuera y se pierda.

Consejos

No machetear hallándose calzado con alpargatas o zapatillas a menos que se tenga mucha práctica,

(y aun así sería mejor no hacerlo). Llevar siempre zapatos y no poner los pies y las manos cerca de donde se va a cortar. Vigilar que no haya gente cerca, sobre todo a nuestras espaldas.

Cuando se usa el machete debe llevarse en una vaina de cuero fuerte, no de tela ni de plástico, que no cuidan bien de su filo y su punta.

Ser muy cuidadosos al saltar obstáculos, pasar alambrado o atravesar puentes de troncos. Una caída con un machete en la mano puede tener las más graves consecuencias, lo más indicado seria colocarlos en la vaina o tirarlo adelante donde se va a dar el salto o donde se pueda caer.

9.

Usando maderas o ramas, construir y conocer el uso del “fuego del consejo” o alguna fogata indígena usada para cocinar. Revisar las normas de seguridad para la construcción de fogatas. “Los indios siempre han sido listos para las fogatas. Usaban cuatro clases: la fogata del Consejo, dentro del “tipi” que era algo muy solemne. La Fogata de la Amistad, algo más grande que la fogata del Consejo, para que en ella se calentaran todos los del pueblo. La Fogata de Señales, empleada para enviar señales de humo, y la fogata de Cocina, pequeña y de ascuas muy rojas.” Fuego del Consejo Esta fogata también es llamada tipo americana, o de fuego cruzado, es sin duda la más indicada para cualquier tipo de actividad. Con una chimenea, por donde se alimenta el fuego, es la más usada por ser fácil de armar y puede dar una cantidad muy buena de luz y calor. Con es hecha en capas, el fuego puede iniciarse por encima con la ventaja de ser duradero y alimentarse automáticamente.

Con es hecha en capas, el fuego puede iniciarse por encima con la ventaja de ser

10.

Explicar dos formas de mantener frescos los alimentos sin usar equipos eléctricos.

A. Envolver tus alimentos con plástico de burbujas de esta manera se conservara por mucho más

tiempo todo lo que quieras guardar o llevar.

B. Se puede mantener fría bajo el agua en rió o cubriéndola con tierra un lugar seguro.

Tenga en cuenta que cualquiera de los dos métodos va a atraer animales ya que pueden oler aunque la comida este protegida bajo el agua, por lo que se sugiere que solo se use en caso extremo y en circunstancias especiales. Alimentos en frío; (leche, queso, mantequilla, otros) en algún recipiente dentro del agua, o si está cerca al río mejor. Cubrirlos con una roca u otro objeto pesado para evitar que los animales lo tomen.

11.

Conocer y ejecutar dos maneras diferentes para levantar objetos pesados en un campamento.

Los métodos adecuados de levantamiento y manipulación sirven de protección contra las lesiones y facilitan el trabajo. Debe "pensar" qué va a hacer antes de doblarse para recoger un objeto. Con el tiempo, las técnicas seguras de levantamiento se convertirán en un hábito.

A continuación, se indica los pasos básicos para levantar y manipular objetos de manera segura.

1.

Examine la carga y revise las condiciones de conjunto. Si la carga parece ser demasiado pesada o complicada, no trate de levantarla solo. Compruebe que haya suficiente espacio y que dispone de una buena sustentación. Mantener el lugar "debidamente ordenado" le evitará tropezarse con un objeto o dar un paso en falso.

2.

Asegúrese de tener un buen equilibrio. Coloque un pie al lado y el otro detrás del objeto que desea levantar; debe haber entre sus pies la misma distancia que hay entre sus hombros.

3.

Doble las rodillas, no se encorve. Mantenga recta la espalda, pero no en posición vertical. (Existe una diferencia; la espalda se endereza al meter el mentón).

4.

Sujete la carga con la palma de la mano y con los dedos. Es mucho más seguro sujetar las cosas con la palma. Antes de iniciar el levantamiento, meta nuevamente el mentón para estar seguro de que su espalda está recta.

5.

Para empezar a mover la carga, utilice el peso de su cuerpo; luego, levántela con la fuerza de sus piernas. Así hará pleno uso del grupo más potente de sus músculos.

6.

Mientras levanta la carga, mantenga los brazos y codos cerca del cuerpo.

7.

Al llevar la carga, manténgala cerca de su cuerpo. No gire el cuerpo mientras esté llevándola. Para cambiar la dirección, cambie la dirección del pie y gire todo el cuerpo.

8.

¡Mire a dónde se dirige!

9.

Para bajar el objeto, doble las rodillas. No se encorve. Para depositar la carga sobre un banco o un anaquel, colóquela sobre el borde y empújela basta dejarla en la posición adecuada. AL colocarla, tenga cuidado de que sus pies y manos no estén en el medio.

Haga un hábito de estos cinco pasos para levantar cualquier cosa aun cuando se trata de un objeto relativamente liviano.

12.

Preparar las comidas cocinando, friendo y asando los alimentos. Requisito Práctico.

13.

Demostrar cómo elegir un lugar adecuado para las carpas. Armar correctamente una carpa. ¿Qué precauciones se deben tomar al armar una carpa mojada? Limpiar, secar y guardar una carpa.

Si el lugar de acampe está decidido, lo mejor es instalarse de una vez, a fin de no andar acarreando el equipaje innecesariamente. Si no, revistas como la Guía del Acampante, la Oficina de Turismo local o algún comercio de camping podrán darnos buena información. Una vez en el lugar, lo primero es informarse sobre los lugares permitidos para instalar la carpa y las prescripciones, si las hubiera, del lugar (por ejemplo, el reglamento del camping). Un método efectivo para terminar más rápido es dividir las tareas: armar la carpa, buscar agua, recoger leña y armar el fuego, instalar los baños, etc.

El lugar para instalar la carpa debe ubicarse lejos de los baños, del sector de la basura y de los caminos más transitados. Debe ser un lugar alto, seco y protegido de los vientos predominantes, cuya dirección indican la inclinación de los pastos y las ramas de los árboles. No debe estar al sol sino a la sombra, por lo menos durante la tarde. La puerta de la carpa no debe enfrentar al viento, y debe ubicarse preferentemente más baja que la parte trasera, para evitar que si llueve ingrese el agua que corre por el terreno. No debe ubicarse frente a los lagos, debajo de tendidos eléctricos, en cañadones, lechos de arroyos secos o recodos más bajos que el agua; tampoco debajo de árboles secos o cuyas ramas puedan desgajarse, puesto que todos estos son lugares riesgosos. El sitio siempre debe estar limpio y ordenado, lo que además de estético y prolijo evita tentar a alimañas o animales salvajes. Los efectos personales no deben colgarse de ramas o dejarse desparramados durante la noche, ya que pueden humedecerse con el rocío o simplemente "perderse".

Armar una carpa no es difícil, pero conviene practicar en casa si no se tiene el hábito de hacerlo. Hay que limpiar el piso de ramas y piedras que pueden volver nuestra noche verdaderamente insoportable. Quienes duermen de costado suelen hacer un pequeño pozo a la altura de su cadera para evitar que la dureza del piso les moleste durante la noche. Si se cuenta con algún material aislante para colocar debajo de la carpa, mejor. Puede ser un nylon, cartones o un colchón de agujas de pino. Esto aísla del frío y la humedad, y vuelve la dureza del piso más soportable. Salvo excepciones, el armado se realiza "de abajo hacia arriba" y "de adentro hacia afuera".

abajo hacia arriba" y "de adentro hacia afuera". Posicionar primero las estacas del piso, poniendo la

Posicionar primero las estacas del piso, poniendo la primera, luego la opuesta y así sucesivamente, tirando para evitar arrugas o dobleces. Las estacas deben enterrarse inclinadas hacia adentro para evitar que se salgan fácilmente. Luego levantar los parantes o varillas, fijarlos con estacas, luego el sobretecho y luego los "vientos". Como muchas modelos de carpas iglú no necesitan los "vientos" para sostenerse, hay gente que no los coloca. Pero no debe actuarse así y deben colocarse siempre, ya que muchas malas experiencias, como carpas caída o rotas, ocurren por esta mala costumbre. La carpa debe quedar erguida naturalmente, sin pliegues ni dobleces, lo que se logra con una correcta orientación de los "vientos" y las estacas. El sobretecho debe armarse siempre, y no debe tocar la tela interior, ya que así perderá sus propiedades aislantes. Cuando llueve, es conveniente aflojar un poco los "vientos", y no tocar el techo interior de la carpa para evitar la humedad por condensación. Si la carpa se arma en un lugar muy concurrido, conviene colgar pequeñas tiritas de tela de los "vientos" (sogas de fijación). Esto es antiestético, pero evita que la gente tropiece con ellos y los arranque o los rompa. En suelos duros o rocosos, los vientos pueden amarrarse a los árboles o a alguna roca. Para esto conviene siempre llevar algunas cuerdas de más. Dentro de una carpa no se

debe fumar, encender velas, faroles o calentadores, ya que generalmente son de materiales muy inflamables y se dañan muy fácilmente con las llamas y el calor excesivo. Una vez armada la carpa debe distribuirse el resto del campamento. El fuego nunca debe ubicarse entre la dirección del viento y las carpas, ya que chispas o brasas podrían dañarla. Si hay que armar baños, deben estar alejados de la carpa y el aprovisionamiento de agua. El lugar debe identificarse claramente, inclusive dejar alguna señal cuando se abandona el lugar para futuros acampantes.

La carpa debe guardarse preferiblemente bien seca, antes de guardarla es bueno extenderlas al sol para lavarlas y limpiarlas, aunque, si debe guardarla húmeda o mojada, no olvides ventilarla en la primera oportunidad, ya que puede formar moho y hongos.

14. Para dormir:

a. Demostrar la forma correcta de enrollar una bolsa de dormir o colchoneta para llevar a una excursión.

Acuesta la bolsa de dormir en el suelo, sin arrugas o dobleces, ya que si estas están presentes el empacado será irregular y abultado.

Arrodillado comienza a enrollar la bolsa en el extremo que no tiene tiras. Mantén una buena presión apoyando la bolsa con tus brazos al avanzar.

Mantén la bolsa comprimida ya sea con un brazo o tus rodillas y aplica las cuerdas o tiras elásticas.

Coloca la bolsa de dormir atada en su bolsa envoltorio si tiene una.

b. Explicar cómo mantener la bolsa de dormir o colchoneta seca en un campamento.

Mantén seco el saco de dormir. Este es el imperativo número uno. Para asegurarte que se mantiene seco, mantén siempre el saco dentro de un protector impermeable. Esto es muy importante si viajas a través de la nieve o durante las estaciones de lluvia. También es buena idea no consumir bebidas cerca de tu saco.

Es recomendable airear el saco, puedes hacerlo cada mañana o siempre que sea posible, es importante airear el saco durante al menos 10 minutos, preferiblemente al sol. Si está lloviendo, déjalo airear dentro de un coche. También puedes tender el saco dentro de la caseta de campaña si estás de acampada.

Cubre tu saco de dormir con una sábana antes de dormir en él. Esto absorberá la transpiración y evitará que los aceites del cuerpo lo ensucien. Esto puede ayudar a mantener limpio tu saco y evitar que tener que lavarlo ya que el lavado daña los sacos y los desgasta con más rapidez. Estas sábanas se conocen como “sábanas para sacos de dormir” y proporcionan una cama extra de aislamiento con el que se pueden ganar uno o dos grados más.

c. Describir cómo limpiar una bolsa de dormir o una colchoneta.

En primer lugar debes sacar todas las manchas que tenga la tela, luego lavar con detergente y agua en la lavadora o a mano.