Está en la página 1de 2

¿CÓMO PODEMOS INCENTIVAR 4.

TENEMOS QUE PEDIR A DIOS QUE OBRE


UN AVIVAMIENTO ESPIRITUAL? EN NOSOTROS

Primero Dios tendrá que obrar en los líderes de


TEXTO la iglesia. Por lo tanto, tendremos que
humillarnos delante de Dios y reconocer
nuestras deficiencias espirituales. Tendremos
Introducción que pedir que él empiece Su obra en nosotros.
Tendrá que haber convicción de pecado;
Un verdadero Avivamiento Espiritual es una confesión de pecado; reconocimiento de nuestra
obra soberana de Dios. Sin embargo, hay debilidad espiritual; clamor a Dios para que nos
ciertas cosas que podemos hacer para visite personalmente. Tendremos que poner a
incentivar un Avivamiento Espiritual. un lado las cosas de la “carne”, tanto dentro
como fuera del ministerio.

1. TENEMOS QUE DESEARLO NOSOTROS


5. TENEMOS QUE DEJAR DE CONFIAR EN
Si no lo deseamos, Dios no lo dará. Tiene que NUESTRAS ESTRATEGIAS
haber “hambre espiritual”.
Al buscar a Dios lo más probable es que Dios
- Tenemos que desearlo en nuestra vida nos muestre la ineficacia de nuestras
personal. estrategias. Tendremos que estar dispuestos a
- Tenemos que desearlo para la Iglesia. poner a un lado las cosas en que estamos
confiando (por ejemplo, ciertos aspectos de la
OJO: No debe ser un programa más de la adoración; ciertos programas o métodos, etc.).
iglesia. Dios probará nuestra fe.

2. TENEMOS QUE PONER A UN LADO 6. TENEMOS QUE LLAMAR A LA IGLESIA A


NUESTROS PLANES LA ORACIÓN

Muchas veces, lo que obstaculiza un En medio de todo esto, nos daremos cuenta que
Avivamiento Espiritual son nuestros planes y la estrategia principal de Dios es la oración. Es
proyectos para la Iglesia. Mientras confiemos en el método divino para edificar la Iglesia.
nuestros planes, Dios no obrará. No se trata de Tendremos que dar más tiempo nosotros
añadir “Avivamiento Espiritual” a los demás mismos a la oración; luego llamar a la iglesia a
programas. Se trata de entender que tenemos la oración; renovar nuestros conceptos y
que desconfiar de lo que nosotros podemos prácticas en cuanto a la oración.
hacer, para comenzar a confiar exclusivamente
en Dios.
7. TENEMOS QUE BUSCAR LA UNCIÓN DEL
EJEMPLO: Salvación únicamente por fe en ESPÍRITU SANTO
Cristo; no es “fe más buenas obras”.
Las buenas obras vienen después, y Poco a poco nos daremos cuenta que esto es lo
son el fruto de la fe. más importante. Pero tendremos que distinguir
entre una verdadera unción y las falsas
unciones. Para ello, tendremos que dejar a un
3. TENEMOS QUE ESTUDIAR EL TEMA lado lo que vemos alrededor nuestro o algunos
libros que hemos leído, y tendremos que buscar
Por ser algo bastante desconocido, debemos la enseñanza bíblica al respecto. Tendremos
leer libros acerca del tema. Libros que que estudiar la obra del Espíritu Santo en
expliquen lo que es un Avivamiento Espiritual, y mayor profundidad.
libros que describan momentos en que Dios ha
derramado Su Espíritu sobre una nación o
pueblo. El estudio despertará nuestro deseo
por un Avivamiento Espiritual.
8. TENEMOS QUE PEDIR A DIOS QUE
BENDIGA LA PREDICACIÓN

En medio de nuestro estudio del tema nos


daremos cuenta de la centralidad de la
predicación, y de cómo debemos predicar (la
“filosofía” de la predicación). Tendremos que
cambiar nuestra forma de predicar; los temas
que enfatizamos. Tendremos que colocar a Dios
en el centro de la predicación, no el ser
humano. La predicación debe consistir en la
exposición de las Escrituras en el poder del
Espíritu Santo.

9. TENEMOS QUE GLORIFICAR A CRISTO

No habrá Avivamiento Espiritual sin la obra del


Espíritu Santo; y el Espíritu Santo no obrará si
no hay un verdadero y profundo deseo de
honrar y glorificar a Cristo. El propósito del
Avivamiento Espiritual no es llenar la iglesia;
tampoco es lograr muchos convertidos, o tener
cultos más espectaculares. El propósito de un
Avivamiento Espiritual es glorificar a Cristo.

10. TENEMOS QUE PERSEVERAR EN


ESPERAR

No hay ninguna garantía que Dios obre


inmediatamente. Lo más probable es que no lo
haga:

- Porque quiere saber si hemos entendido


bien el asunto.

- Porque Él es soberano, y nos hará sentir


eso.

- Porque quiere ver si estamos en serio en


lo que buscamos.

Conclusión: Jer. 33:3