Está en la página 1de 7

Estructura y química

Arcillas
La arcilla es una roca sedimentaria descompuesta constituida por agregados de silicatos de aluminio
hidratados, procedentes de la descomposición de rocas que contienen feldespato, como el granito.
Presenta diversas coloraciones según las impurezas que
contiene, desde el rojo anaranjado hasta el blanco cuando
es pura.

Físicamente se considera un coloide, de partículas


extremadamente pequeñas y superficie lisa. El diámetro
de las partículas de la arcilla es inferior a 0,002 mm. En la
fracción textural arcilla puede haber partículas no
minerales, los fitolitos. Químicamente es un silicato
hidratado de alúmina, cuya fórmula es: Al2O3 · 2SiO2 ·
2H2O.

Se caracteriza por adquirir plasticidad al ser mezclada con agua, y también sonoridad y dureza al
calentarla por encima de 800 °C. La arcilla endurecida mediante la acción del fuego fue la primera
cerámica elaborada por los seres humanos, y aún es uno de los materiales más baratos y de uso más
amplio. Ladrillos, utensilios de cocina, objetos de arte e incluso instrumentos musicales como la
ocarina son elaborados con arcilla. También se la utiliza en muchos procesos industriales, tales como
en la elaboración de papel, producción de cemento y procesos químicos.

Clasificación de arcillas
Las arcillas se pueden clasificar de acuerdo con varios factores. Así, dependiendo del proceso
geológico que las originó y a la ubicación del yacimiento en el que se encuentran, se pueden
clasificar en:

 Arcilla primaria: se utiliza esta denominación cuando el yacimiento donde se encuentra es


el mismo lugar en donde se originó. El caolín es la única arcilla primaria conocida.
 Arcillas secundarias: son las que se han desplazado después de su formación, por fuerzas
físicas o químicas. Se encuentran entre ellas el caolín secundario, la arcilla refractaria, la
arcilla de bola, el barro de superficie y el gres.

Si atendemos a la estructura de sus componentes, se distinguen las arcillas filitenses y las arcillas
fibrosas.

También se pueden distinguir las arcillas de acuerdo con su plasticidad. Existen así las arcillas
plásticas (como la caolinítica) y las poco plásticas (como la esméctica, que absorbe las grasas).
Química y estructura
Estos minerales se constituyen de láminas de tetraedros con una composición química general de
Si2O5 en donde cada tetraedro (SiO4) está unido en sus esquinas a otros tres formando una red
hexagonal. Aluminio y hierro pueden parcialmente reemplazar al silicio en la estructura mientras.
Los átomos de oxígeno ubicados en los ápices de los tetraedros de estas láminas pueden, al mismo
tiempo, también formar parte de otra lámina paralela compuesta de octaedro. Estos octaedros
suelen estar coordinados por cationes de Al, Mg, Fe3+ y Fe2+. Más infrecuentemente átomos de Li,
V, Cr, Mn, Ni, Cu o Zn ocupan dicho sitio de coordinación.

Las relativamente grandes superficies de los minerales de la arcilla pueden adsorber iones y
moléculas ya están cargadas de electricidad estática.2

Los minerales arcillosos son formados principalmente por la meteorización química de las rocas, es
decir que estos minerales son producto de la alteración de minerales preexistentes en la roca. Estos
minerales son tan diminutos que sólo pueden ser vistos utilizando un microscopio electrónico.

Los principales elementos químicos constituyentes de estos minerales son átomos de: silicio,
aluminio, hierro, magnesio, hidrógeno y oxígeno. Estos elementos atómicos se combinan formando
estructuras atómicas básicas, que combinándose entre si forman láminas, la que al agruparse
forman estructuras laminares que finalmente al unirse por medio de un enlace forman un mineral
de arcilla.

Las estructuras laminares mostradas en las figuras se forman cuando varias unidades atómicas
básicas se enlazan covalentemente mediante los iones de oxígeno u oxidrilo. Entre las estructuras
laminares se tiene la lámina tetraédrica y octaédrica.
En la Figura 1.4a se muestra una lámina tetraédrica llamada sílice, que está formada por tetraedros
enlazados que comparten dos átomos de oxígeno, la forma simbólica de representar esta lámina es
por medio de un trapecio. La Figura 1.4b muestra una lámina octaédrica formada por octaedros de
aluminio enlazados que forman una estructura dioctaédrica llamada alumina o gibsita,
simbólicamente está representada por un rectángulo con letra G. La lámina de la Figura 1.4c,
corresponde a una lámina formada por octaedros de magnesio que forman una estructura
trioctaédrica llamada brucita, simbólicamente está representada por un rectángulo con letra B.

La separación entre los iones externos de las láminas de tetraédricas y octaédricas es suficiente para
que ambas láminas puedan unirse por medio de iones oxígeno u oxidrilo mutuamente; esto hace
posible la formación de estructuras laminares de dos o de tres láminas. En la Figura 1.5 se muestra
estas estructuras.

En la estructura de dos láminas mostrada en la Figura 1.5a, las láminas tetraédricas y octaédricas
están alternadas, mientras que la de tres láminas mostrada en la Figura 1.5b consiste de una lámina
octaédrica emparedada entre dos láminas tetraédricas, estas dos formas de estructuras laminares
son generales para formar las distintas variedades de minerales de arcilla.
La variedad de los minerales de arcilla, depende de la distribución de apilación de estas estructuras
laminares, así como del tipo de iones que proveen el enlace de las mismas. La Figura 1.6 muestra
los minerales de arcilla más comunes.

La abundante variedad de minerales de arcilla, está bastante relacionada a la estructura de los


minerales que se muestran en la Figura 1.6, por lo que se pueden identificar a cuatro grupos de
minerales arcillosos que son:
Grupo de la caolinita.- La caolinita (Al4Si4O10(OH)8) es el principal constituyente del caolín y las
arcillas para porcelana. Las caolinitas son producto de la meteorización del feldespato ortoclasa
proveniente del granito y comúnmente se encuentran en suelos compuestos de sedimento. La
caolinita se presenta en hojuelas hexagonales de tamaño pequeño, su estructura consiste en una
distribución de dos láminas de sílice y gibsita fuertemente enlazada. Algunos minerales de arcilla
que pertenecen a este grupo son: la dickita que tiene la misma composición de la caolinita pero con
un orden diferente en sus láminas y la halosita que generalmente aparece en algunos suelos
tropicales, cuyas láminas en forma tubular están enlazadas por moléculas de agua.

Grupo de la ilita.- La ilita es el resultado de la meteorización de las micas, es similar en muchos


aspectos a la mica blanca pero tiene menos potasio y más agua en su composición. Se presenta en
forma de hojuelas y su estructura consiste en arreglos de tres láminas de gibsita con los iones de K
proporcionando el enlace entre láminas adyacentes de sílice. Debido a que el enlace es más débil
que el de la caolinita sus partículas son más pequeñas y delgadas.

Grupo de la montmorilonita.- La montmorilonita es el constituyente principal de la bentonita y otras


variedades similares de arcilla. Las montmorilonitas suelen ser el resultado de la meteorización del
feldespato plaglioclasa en los depósitos de ceniza volcánica. Su estructura fundamental consiste de
distribuciones de tres láminas, cuya lámina octaédrica intermedia es casi siempre gibsita o en otro
caso brucita. Diversos enlaces metálicos además del potasio (K) forman enlaces débiles entre las
láminas. Una característica particular de los minerales del grupo de la montmorilonita es su
considerable aumento de volumen al absorber partículas de agua.

Grupo de la vermiculita.- Este grupo contiene productos de la meteorización de la biotita y la clorita.


La estructura de la vermiculita es similar a la montmorilonita, excepto que los cationes que
proporcionan los enlaces entre láminas son predominantemente Mg, acompañados por algunas
moléculas de agua.

ESTRUCTURA DE LOS FILOSILICATOS

La unidad estructural básica de los filosilicatos son tetraedros de silicio y oxígeno SiO4 4 Dichos
tetraedros se unen compartiendo tres de sus cuatro oxígenos con otros vecinos formando capas, de
extensión infinita y fórmula (2Si2 O5 )2- (capa tetraédrica), que constituyen la unidad fundamental
de los filosilicatos
ESTRUCTURA TETRAÉDRICA

El tetraedro Si-O se encuentra eléctricamente descompensado (el Si aporta cuatro cargas positivas
frente a las ocho negativas de los cuatro oxígenos de los vértices), por lo que ha de unirse a otros
cationes para neutralizar las cargas.
ESTRUCTURA OCTAÉDRICA

Los octaedros se encuentran descompensados eléctricamente (dos cargas positivas si el catión


octaédrico es el Mg o tres si se trata de Al, frente a las 12 posibles cargas negativas que pueden
aportar los seis vértices).

Las capas de tetraedros y octaedros se acoplan dando láminas que al repetirse forma la estructura
cristalina.

http://www.ingenierocivilinfo.com/2010/12/estructura-de-los-minerales-de-arcilla.html

http://campus.usal.es/~delcien/doc/GA.PDF

http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx/sites/ciencia/volumen3/ciencia3/109/html/sec_6.html

http://edafologia.ugr.es/imaginter/arcillas/arcillas.htm

http://depa.fquim.unam.mx/amyd/archivero/Pres_arcillas_29323.pdf