Está en la página 1de 1

Convenio No.

111 sobre la discriminación en el empleo y ocupación, 1958

Ninguna persona puede ser discriminada en su empleo u ocupación por motivos de


raza, color, sexo, ideas políticas, creencias religiosas, condición social…

Hoy en día, En el Perú existen muchas personas que buscan empleo y son
discriminadas ya sea por el color de su piel, por sus creencias religiosas o
simplemente porque se es mujer. Hay personas con los estudios y la preparación
adecuada para cubrir un puesto de trabajo determinado, pero a la hora del contrato
son rechazadas por un motivo ajeno a los requerimientos del empleo. Este convenio
compromete a todos los Estados que quieren eliminar todo tipo de discriminación en
materia de empleo y ocupación.

El Convenio sobre la discriminación, se refiere básicamente a los tratos de las


empresas sobre sus trabajadores, respecto a su una seria de criterios como raza,
color, sexo, religión, opinión política, ascendencia nacional, origen social y otros
criterios que puedan ser especificados por el Estado, previa consulta con las
organizaciones representativas de empleadores y de trabajadores, vulneraciones a
estos criterios, que tienen que ver tanto con el empleador como el trabajador
subordinado a este, se podria decir que es básicamente discriminación basada en
motivos de raza y color podría incluir la discriminación en el empleo y en la ocupación
basada en si la persona es indígena o no. Las mujeres indígenas suelen estar
discriminadas por múltiples motivos, por ejemplo, origen étnico y sexo. La
discriminación, o diferencia de trato, puede servir para privar o restringir el acceso de
una persona a las mismas oportunidades que los demás.

Que tiene por efecto anular o alterar la igualdad de oportunidades o de trato en el


empleo y la ocupación. la seguridad de la estabilidad en el empleo; la negociación
colectiva; la igualdad de remuneración; las prestaciones y los beneficios de bienestar
relacionados con el empleo; y otras condiciones de trabajo como la seguridad y la
salud en el trabajo, las horas laborables, los períodos de descanso y las vacaciones.

Este convenio se aplica a todos los aspectos del empleo y la ocupación, tanto públicos
como privados, y abarca: el acceso a la educación, orientación profesional y
formación; el acceso al empleo y la ocupación, el acceso a los servicios de colocación;
el acceso a las organizaciones de trabajadores y empleadores, sindicatos entre otros.
Lo que creo es que en relación a este convenio el Estado debe formular y llevar a cabo
una política nacional que promueva la igualdad de oportunidades y de trato en materia
de empleo y ocupación. Esta política debe aplicarse tanto al sector público como al
privado. El estado debe cooperar con las organizaciones de trabajadores y
empleadores en la preparación y aplicación de su política nacional de promoción de la
igualdad. A su vez, dichas organizaciones deberán promover la política nacional de la
igualdad en el lugar de trabajo y en la propia organización. Los métodos para formular
y llevar a cabo una política nacional que promueva la igualdad son las leyes, las
políticas de igualdad, los acuerdos colectivos y las actividades de educación y
formación.
Lo que he podido notar es que no habla el convenio sobre la discriminación en criterio
de la edad de la persona, pues por eso también son discriminados, o por algún
discapacidad que tengan, pues hoy en día hay oportunidad laboral para cualquier
persona pero el trato que se le da a cada a una es diferente, ya que nadie sabe que
hay convenios que los protegen. Pero en el caso de edad no hay legislación o artículo
que defienda esta figura, quizás o que no han visto caso pero si hay y son muy
comunes solo que no transcienden más allá de un tema con el empleador y el
trabajador.