Está en la página 1de 3

CONTROL RENAL DE ELECTROLITOS Y REGULACIÓN ÁCIDO-BASE A

NIVEL RENAL.
Los electrolitos son sustancias que al encontrarse en una solución acuosa se disocian,
convirtiéndose en iones. A nivel renal los electrolitos actúan en el intercambio de agua
entre los compartimientos líquidos del cuerpo.
La capa visceral del corpúsculo renal, es la que permite la filtración de la sangre que llega
a los capilares glomerulares, logrando el control del equilibrio hidroelectrolítico y además
la eliminación de los productos de desecho.
La regulación de sal y agua en el túbulo renal es el factor más importante para establecer
el volumen urinario. La aldosterona aumenta la reabsorción de sodio en los túbulos
renales.

Manejo renal del sodio


El sodio es el principal ion del compartimiento extracelular. La cantidad de sodio en el
líquido extracelular determina el volumen extracelular determinando así el volumen de
sangre y la presión arterial.
El riñón debe regular el contenido de sodio en el cuerpo, esto lo hace mediante la filtración
y la reabsorción, con el fin de asegurar que la ingesta de sodio sea igual a la eliminación
del mismo.
El sodio se filtra en los glomérulos de cada nefrona y luego es reabsorbido a lo largo de
la misma. La mayor cantidad de sodio reabsorbido se da en el túbulo contorneado
proximal, se reabsorbe 67%, allí se reabsorbe en conjunto con agua. En la rama gruesa
ascendente del asa de Henle se reabsorbe el 25% de sodio, allí no se reabsorbe agua. La
parte inicial del túbulo contorneado distal reabsorbe 5% y la porción Terminal del mismo
3%. En este tampoco hay reabsorción de agua.

Manejo renal del potasio


El potasio es fundamental para el funcionamiento de los tejidos excitables, como los
nervios, el músculo esquelético y el músculo cardíaco.
El potasio está localizado en un 98% en el líquido intracelular y 2% en el líquido
extracelular. Al igual que el sodio, el equilibrio se basa en que la ingesta sea igual a la
eliminación.
El contenido de potasio en el cuerpo es controlado mediante el equilibrio externo y el
equilibrio interno.
El equilibrio externo se da gracias a los procesos de filtración, resorción y secreción. El
potasio se filtra libremente a través de los capilares glomerulares. La resorción se lleva
acabo a lo largo de la nefrona. En el túbulo contorneado proximal se resorbe 67% de
potasio y en la rama ascendente gruesa el 20%.
El equilibrio externo se logra además a la acción de la aldosterona quien se encarga de la
excreción de potasio e hidrogeniones en los túbulos dístales y colectores corticales de la
nefrona; por medio de este mecanismo se pierde el 90% de potasio y el 10% restante es
excretado a nivel gastrointestinal.
El túbulo distal y los conductos colectores pueden resorber o excretar el potasio, esto
depende de la necesidad de ajuste para el equilibrio.
El equilibrio interno se realiza dependiendo del flujo de potasio en los espacios
intracelular y extracelular. Este mecanismo se lleva a cabo mediante la acción de la
insulina y de las catecolaminas que promueven el paso del potasio al interior celular
mediante la bomba Na-K-ATPasa.
Cuando hay ingestión de alimentos se libera insulina con el fin aumentar la captación de
potasio al interior de las células y de esta manera se evite unahiperpotasemia, es decir una
concentración de potasio en el liquido extracelular.

Manejo renal de fosfato


El fosfato es importante ya que es un elemento fundamental del hueso y además es un
amortiguador urinario de H.
El fosfato es filtrado en el glomérulo, luego reabsorbido en un 70% en el túbulo
contorneado proximal, 15% en el túbulo proximal recto. El resto es excretado. El fosfato
necesita unirse a un cotransportador Na-P para ser reabsorbido.
La resorción de fosfato en el túbulo proximal es regulada por la hormona paratiroidea.

Manejo renal de calcio


Es un electrolito importante en la composición ósea.
Por lo que el calcio se encuentra unido a proteínas plasmáticas es filtrado
aproximadamente en un 60%, ya que por su unión a estas proteínas no puede pasar a
través de los capilares glomerulares.
La resorción de calcio es paralela a la de sodio, el túbulo proximal se resorbe 67%, en la
rama ascendente gruesa del asa de Henle 25%, igual que el sodio, en el túbulo distal 8%,
aquí ya no es paralelo al sodio, porque la hormona paratiroidea aumenta la resorción de
calcio.

Manejo renal de magnesio


El magnesio se filtra en los glomérulos en un 80%, el 20% restante esta unido a proteínas
plasmáticas. De este volumen se reabsorbe 30% en el túbulo proximal, 60% en la rama
ascendente gruesa y 5% es reabsorbido en el túbulo distal.

Acción de la hormona ANTIDIURETICA (H.A.D.)


El sistema neurohipofisário es responsable en los mamíferos, de la síntesis,
almacenamiento y liberación de la hormona antidiurética (Vasopresina).
La H.A.D. es sintetizada en el hipotálamo (núcleos supra ópticos y para ventriculares)
junto con la proteína transportadora de H.A.D. (neurofisina). El complejo hormona-
transportador es acarreado en forma intraxonal hacia la neurohipófisis en respuesta a un
aumento de la osmolalidad "efectiva" y/o a una disminución del volumen arterial
sanguíneo efectivo. El cloruro de sodio o el manitol determinan un aumento de la
osmolalidad plasmática, produciendo una liberación de H.A.D. La urea y la glucosa son
estímulos menos efectivos para la liberación de H.A.D.
La H.A.D. no solo se libera en respuesta a un aumento de la presión osmótica, sino
también como consecuencia de otros estímulos, como ser el dolor, los analgésicos, los
anestésicos, las intervenciones quirúrgicas, el acto de fumar etc. Los estimulantes e
inhibidores de la sed, son todos ellos aplicables también a la secreción de H.A.D.

CONTROL ÁCIDO- BASE RENAL.

El cuerpo regula el equilibrio acido básico de tres formas: el mecanismo tampón, el


mecanismo respiratorio y el mecanismo urinario. Mediante estos tres mecanismos se
busca mantener el pH de la sangre.

Un pH de 7 es una solución neutra, cuando están por encima de 7 son sustancias alcalinas
o básicas y por debajo de 7 son acidas. La sangre venosa tiene un pH de 7.35 y la sangre
arterial un pH de 7.45.

Tampones: Son sustancias químicas que impiden el cambio brusco de pH de un líquido.


Actúan sobre sustancia muy acidas o básicas para bajar sus altas concentraciones
disociándolas. Los tampones principales son el bicarbonato sódico y el ácido carbónico.

Mecanismo respiratorio: Se realiza mediante el intercambio gaseoso, en donde por medio


de este se saca al exterior el CO2, disminuyendo de esta forma la concentración en sangre.

Mecanismo urinario: Cuando entran más ácidos que bases a la sangre, se eliminan
primero. Esto se realiza gracias a que los riñones acidifican la orina, dejándola con un pH
de 4.869.
La acción del riñón en el control del estado acido básico es principalmente neutralizar la
producción endógena de iones ácidos no volátiles y así conservar un pH extracelular
adecuado, que varía entre 7.35 – 7.43.
Para mantener este equilibrio, el riñón reabsorbe los bicarbonatos que fueron filtrados y
regenera a nivel tubular los iones bicarbonato, esto se logra gracias a la eliminación de
iones H+ por la orina.
Cuando la sangre se encuentra en el capilar renal se libera CO2 para que luego en el túbulo
renal distal se una con agua para dar origen al acido carbónico, este se disocia en iones H
y bicarbonato, el H pasa por el túbulo a la orina donde desplaza el sodio, este último es
reabsorbido en la sangre.

Linkcografía: