Está en la página 1de 26

Impuesto selectivo al consumo aplicado al tabaco en la Republica Dominicana

Propósito del impuesto selectivo al consumo de tabaco y su


importancia en el desarrollo de la economía en República
Dominica.
Introducción

El estado dominicano financia sus gastos en base a los ingresos principalmente


por la recaudación tributaria.

En el año 2012, la economía dominicana enfrentó cambios en cuanto a los


impuestos, con la aplicación de la reforma fiscal que contempla el aumento de
los ingresos del Estado para amortiguar el déficit en el que el país se encontraba.
Para aumentar los ingresos, se pretende seguir la Estrategia Nacional de
Desarrollo, la cual plantea reducir la evasión fiscal, elevar la calidad del gasto
público, la eficiencia y transparencia y destinar un 4% del PIB a la educación pre-
universitaria.

El objetivo de la reforma fiscal es generar un incremento estable en la presión


tributaria equivalente a un 2%-2.5% del PIB (la presión tributaria para el 2011 fue
de un 13.2% del PIB) a través del aumento de la tarifa impositiva (el ITBIS) de
un 16% a un 18%; la aplicación de un 10% al Impuesto sobre la Renta de
dividendos, intereses para las personas físicas; eliminando la deducción de
gastos educativos; Impuesto a la Propiedad Inmobiliaria de un 1% por persona
a propiedades valoradas en más de RD$5 millones; aumento del impuesto a la
transferencia inmobiliaria de un 3% a un 4.5%; aumento a la primera
matriculación del vehículo de un 17% del valor más un recargo por emisión de
CO2 por kilómetro, y, finalmente, aumentando el impuesto selectivo al consumo
de bebidas alcohólicas (de un 7.5% a un 15% en tres años) y al tabaco.

El Artículo 361 de la Ley 11-92 (Código Tributario), establece un impuesto al


consumo de los bienes y servicios incluidos en el Capítulo IV de dicha Ley. El
Artículo 362 del Código Tributario, establece que este impuesto gravará la
transferencia de algunos bienes de producción nacional a nivel del fabricante, su
importación y la prestación y locación de los servicios descritos en la referida
Ley.
Ley 285-85 modificada por la Ley 312-85. Esta Ley crea un impuesto provisional
en adición a los ya existentes aplicables a varios productos fabricados en el país.
a. RD$0.10 a cada litro de ron
b. RD$0.10 a cada litro de ginebra
c. RD$0.10 a cada litro de whisky d. RD$0.06 a cada litro de cerveza
e. RD$0.10 a cada cajetilla de 20 cigarrillos de tabaco rubio
Resumen

A nivel mundial, la regulación del mercado de tabaco y otros productos elaborados de tabaco
han sufrido fuertes cambios en los últimos años. Los impuestos que gravan el consumo de
tales productos se utilizan con dos fines básicos: El primero, es aumentar los ingresos
tributarios del Estado y, el segundo, es utilizarlos como política de salud pública que impida la
proliferación de su consumo. En el caso dominicano, estos impuestos han experimentado
diversas fluctuaciones en sus tasas. Este documento analiza y determina los motivos de estas
fluctuaciones, mediante el estudio de las reformas tributarias y otras leyes; además compara
los niveles de recaudación del ISC del tabaco con el costo que representa para el Estado tratar
enfermedades ocasionadas por su consumo. Finalmente, se llega a la conclusión de que aún
falta desarrollar políticas de salud pública relacionadas al impuesto, pues hasta el momento
sólo está cumpliendo el objetivo recaudatorio.
Propósito del impuesto selectivo al consumo de tabaco y su importancia en el
desarrollo de la economía en República Dominica.
Introducción

1 metodología

2 Fundamentación teórica

2.1 Política fiscal

2.2 Política tributaria

2.3 Sistema tributario

2.4 Tributos

3 Impuestos en República Dominicana

3.1 Impuesto selectivo al consumo en la República Dominica

3.2 Regulación de productos derivados del tabaco

4 Recaudación y destino del ISC al tabaco

4.1 La producción legal y la recaudación de tabaco en República Dominicana.

4.2 Las dimensiones de la ilegalidad del tabaco

4.3 Destino del ISC del tabaco

5 El tabaco en República Dominicana

5.1 El tabaco Dominicano

5.2 Orígenes

6 Relación entre recaudación y gasto fiscal en salud pública

6.1 Costos para la economía

6.2 Costo de tratamiento a enfermo por tabaquismo en la Republica Dominicana

6.3 Medidas de salud pública adoptadas para disminuir el consumo del tabaco

Conclusiones

Referencia Bibliografica

Anexos
Definición del problema

Recaudación tributaria
Los productos derivados del tabaco se encuentran gravados con el impuesto selectivo al
consumo (ISC) y el impuesto a la transferencia de bienes industrializados y servicios (Itbis). La
recaudación efectiva por concepto del ISC de los Productos de Tabaco fue de RD$272.1
millones, lo que representa una disminución de RD$47.8 millones respecto de mayo 2011, cifra
equivalente a un decrecimiento interanual de 15%. A su vez, la recaudación efectiva respecto
al estimado muestra un nivel de cumplimiento de 67.2%, igual a un déficit de RD$132.9
millones.

Salud pública
Es de conocimiento general que el tabaco es un producto sumamente nocivo para la salud.
Aparte de ser altamente adictivo, es un factor de riesgo en enfermedades respiratorias,
cardiovasculares y en distintos tipos de cáncer, la Organización Mundial de la Salud le atribuye
la causa del 90% de los casos de cáncer al pulmón, por lo que a nivel mundial es considerado
un problema de salud pública. Es por esto que el impuesto que grava a los cigarrillos es
también utilizado como una política de salud pública, bajo la premisa de que un mayor precio
de venta ocasionaría una reducción de su demanda. Además, el Estado en su afán de proteger
a la ciudadanía tiene como una de sus obligaciones brindar servicios de salud, lo que
representaría un fuerte nivel de gasto público al tratar pacientes con enfermedades
ocasionadas por el consumo de cigarrillo y la problemática social que se genera alrededor del
tema.
Justificación

Está claro que, en sus orígenes, los impuestos gravados al tabaco constituían una fuente
importante de recursos para el Estado. En ese entonces se desconocía o se negaba los
potenciales efectos del tabaco en la salud, por lo que su propósito único era recaudar más
dinero, con el transcurso de los años. Ahora que está comprobado su efecto nocivo, el
concepto de este impuesto ha sido interpretado como una medida para reducir el consumo, lo
que podría ocasionar confusiones a la hora de tomar decisiones referentes al tema, pues los
gobernantes pueden tener intenciones diferentes al propósito con el que fue creado el
impuesto. Como se menciona en el párrafo anterior, es de conocimiento público los efectos
del tabaco en la salud. Estos efectos generan un costo social para el Estado, pues entre sus
deberes está brindar servicios de salud a sus mandantes. El Estado no solamente tiene el costo
de los tratamientos de pacientes con enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco,
sino también el gasto de programas destinados a brindar información sobre el tema, y un
costo por la problemática social que también se le atribuye a este tipo de productos. No hay
datos concretos sobre este costo, por lo que sería importante determinar si la recaudación del
ISC de los productos derivado del tabaco cubre este costo social. De hacerlo no habría mayor
inconveniente pues se hablaría de un buen resultado del impuesto, pero si no alcanza a cubrir
estos costos, el Estado se enfrentaría a un gran problema y tendría que revisar la tarifa del
impuesto en base a ese costo. La implementación de una tarifa adecuada, le permitirá al
Estado alcanzar su objetivo de una recaudación eficiente y sostenible con la que, además,
podría llevar a cabo programas sociales enfocados al tratamiento de enfermedades
ocasionadas por el consumo de tabaco. Los argumentos antes expuestos justifican el
desarrollo de esta investigación, además se justifica su viabilidad desde el punto de vista de la
información pública que se podrá obtener de distintas entidades como impuestos Internos
DGII, encargado de la recaudación tributaria, el Ministerio de Salud Pública y, finalmente, se
podrá recurrir a las empresas involucradas en el sector productivo del tabaco.

Delimitación

El presente trabajo, al ser referente a un impuesto recolectado por el Gobierno Central a


través de impuestos internos DGII, se encuentra delimitado a nivel de la Republica
Dominicana. En cuanto a la delimitación temporal, se centra en el período comprendido entre
los años 2010 y 2014, debido a que en este período se establece la modificación tributaria más
importante que ha tenido el impuesto selectivo al consumo en el caso específico del tabaco en
la Republica Dominicana con la implementación de la ley 253-12.
Objetivo

Objetivos General

Analizar la creación y propósito del impuesto selectivo al consumo de tabaco, a fin de


determinar su importancia en el desarrollo de la economía Dominicana.

Objetivo Específicos

 Analizar los costos generados para el Estado por causa de fumadores, con la
recaudación del impuesto.
 Analizar las políticas sociales que el Estado ha ejecutado con los ingresos recaudados
por concepto de ISC.
 Analizar los efectos que tuvo la ley 253-12 en la recolección del impuesto selectivo al
consumo del tabaco.
Antecedentes

El impuesto selectivo al consumo (ISC) tiene su historia entre aplicaciones de Impuesto, Leyes y
Decretos, que además fueron derogados con la Ley de Régimen Tributaria Interna en el año de
1992. Recalcamos algunos a continuación:

Artículo 361. Se establece un impuesto selectivo al consumo de los bienes y servicios incluidos
en el presente Título.

Artículo 362. Este impuesto gravará la transferencia de algunos bienes de producción nacional
a nivel de fabricante, su importación y la prestación o locación de los servicios descritos en
este Título.
2. Fundamentación teórica

2.1 Política fiscal

Conjunto de instrumentos y medidas que toma el Estado con el objeto de recaudar los
ingresos necesarios para realizar las funciones que le ayuden a cumplir los objetivos de la
política económica general. Los principales ingresos de la política fiscal son por la vía de
impuestos, derechos, productos, aprovechamientos y el endeudamiento público interno y
externo. La política fiscal como acción del Estado en el campo de las finanzas públicas, busca
el equilibrio entre lo recaudado por impuestos y otros conceptos y los gastos
gubernamentales. Es el manejo por parte del Estado de los ingresos vía impuestos, y la
deuda pública para modificar el ingreso de la comunidad y sus componentes: el consumo y la
inversión. Su objetivo se expresa en tres aspectos: Redistribuir la renta y los recursos con
ajustes de tipo impositivo, contrarrestar los efectos de los auges y las depresiones y
aumentar el nivel general de la renta real y la demanda.

2.2 Política tributaria

Forma parte de la política fiscal y puede definirse como el conjunto de directrices,


orientaciones, criterios y lineamientos para determinar la carga impositiva directa e
indirecta a efecto de financiar la actividad del Estado.

2.3 Sistema tributario

Los tributos forman parte de los instrumentos de mayor importancia con los que cuenta el
Estado para promover el desarrollo económico, sobre todo porque a través de éstos se
puede influir en los niveles de asignación del ingreso entre la población, ya sea mediante un
determinado nivel de tributación entre los distintos estratos o a través del gasto social, el
cual depende en gran medida del nivel de recaudación logrado.

Un sistema tributario es un sistema de derecho, un conjunto de normas jurídicas que se


integran en el ordenamiento jurídibco global, y forman parte de él, y se aplican mediante
procedimientos y relaciones jurídicas. Un sistema tributario es un conjunto coherente de
instituciones jurídicas llamadas tributos, insertas en el ordenamiento jurídico general.

Es decir que el sistema tributario está formado por el conjunto de tributos que estén
vigentes en un país y época determinados, establecidos por una norma de rango legal y
exigido en razón del cumplimiento de un presupuesto. Esto explica que cada sistema
tributario sea distinto a otro, ya que cada uno de ellos está integrado por los variados
impuestos que cada país adopte, según sea su producción, formas políticas, tradiciones y
naturaleza geográfica de los mismos. Pero, independientemente de la naturaleza de tributos
que cada país adopte, existen ciertas características generales que un sistema tributario
debe cumplir
2.4 Tributos

Como noción general se dice que los tributos son las prestaciones en dinero que el Estado
exige en ejercicio de su poder de imperio en virtud de una ley y para cubrir los gastos que le
demanda el cumplimiento de sus fines.

Es decir, son prestaciones obligatorias y respaldadas por una ley, pues no hay tributo sin ley
previa que lo establezca. Como todas las leyes que establecen obligaciones, la norma tributaria
es una regla hipotética, cuyo mandato se concreta cuando ocurre la circunstancia fáctica
condicionante prevista en ella como presupuesto de la obligación. Tal condición fáctica e
hipotética se denomina hecho imponible; es decir, toda persona debe pagar al Estado la
prestación tributaria graduada según los elementos cuantitativos que la ley tributaria dispone
y exige.

El objetivo del tributo es fiscal; es decir que su cobro tiene su razón de ser en la necesidad de
obtener ingresos para cubrir los gatos que le demanda la satisfacción de las necesidades
públicas. Además, el tributo puede perseguir también fines extra fiscales, o sea, ajenos a la
obtención de ingresos.
3 Impuesto selectivo en Republica Dominicana
3.1 Impuesto selectivo al consumo en República Dominicana
Es el impuesto que grava las transferencias de algunos bienes de producción nacional a nivel
de fabricación, así como su importación; servicios de telecomunicaciones, de seguros y pagos
a través de cheques.

• Productos del Alcohol

• Productos del Tabaco

• Servicios de Telecomunicaciones

• Pagos realizados con cheques por las entidades de intermediación financiera, así como los
pagos realizados a través de transferencias electrónicas

• Seguros en general

• Otros bienes establecidos en la Ley

Base Legal: Título IV Ley 11-92 d/f 16/05/92 y sus modificaciones

TASAS DEL IMPUESTO

Este impuesto se pagará con tasas diversas en función del bien o servicio al cual se aplique,
entre los que citamos:

• Productos del Alcohol: Montos específicos en función de la cantidad de litros de alcohol


absoluto.

• Productos del Tabaco: Montos específicos en función de cajetillas de cigarrillos y 130%


para los cigarros

• Servicios de Telecomunicaciones: 10%

• Cheques y Transferencias Electrónicas: 1.5 por mil (0.0015)

• Servicios de Seguros en general: 16%

• Otros bienes establecidos en la Ley: Montos específicos según el bien.

PRODUCTOS DEL ALCOHOL

En adición a los montos específicos que debe pagarse en función de la cantidad de litros de
alcohol absoluto establecidos para cada tipo de bebida alcohólica (ver tabla de valores
Código Tributario Título IV, Art. 375 Párrafo I Modificado por el Art. 26 de la Ley 495-06) los
productos del alcohol, bebidas alcohólicas y cerveza pagarán un impuesto selectivo al
consumo del siete punto cinco por ciento (7.5 %) ad-valorem sobre el precio al por menor de
dichos productos. La base imponible de este impuesto será el precio de venta al por menor
tal y como es definido por las normas reglamentarias del Código Tributario de la República
Dominicana.

IMPUESTO SOBRE SUCESIONES Y DONACIONES

¿Qué es el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones?

Es el impuesto que grava toda transmisión de bienes muebles o inmuebles por causa de
muerte o donación. Base Legal: Ley 2569 d/f 4/12/1950 y sus modificaciones.

¿Quiénes pagan este Impuesto?

En el caso de las Sucesiones, el pago del impuesto se cargará a los herederos, sucesores y
beneficiarios del fallecido (De cujus).

En lo que se refiere a las Donaciones, el impuesto se cargará a los favorecidos y recaerá


sobre el valor de los bienes donados.

Tasa del Impuesto

En el caso de las Sucesiones, la tasa a pagar es de un 3% sobre la masa sucesoral (Herencia),


luego de realizadas las deducciones correspondientes. Mientras que para las Donaciones, la
tasa es de un 25% del valor de la donación.

PLAZO PARA LA PRESENTACIÓN DE LA DECLARACIÓN JURADA

Sucesiones: Dentro de los 90 días después del fallecimiento (se otorgan prórrogas para la
presentación de la Declaración Jurada de hasta 105 días, cuando el Contribuyente no haya
podido completar la documentación requerida para el expediente).

Donaciones: Dentro de los 10 días después de realizada la donación (sin derecho a prórroga).

En los casos de Sucesiones, las solicitudes de autorización para el retiro de dinero en Bancos
e Instituciones Financieras se dirigirán a la Administración Local correspondiente.

Nota: El incumplimiento de los deberes formales tales como la no presentación de la


Declaración Jurada, suministrar información falsa o inexacta, entre otros, se penaliza con
multas de cinco (5) a treinta (30) salarios mínimos.
3.2 Regulación de productos derivados del tabaco.

BASE LEGAL Ley 11-92, Código Tributario, de la República Dominicana. modificado en algunos
Artículos por la Ley 6-95 El Artículo 361 de la Ley 11-92 (Código Tributario), establece un
impuesto al consumo de los bienes y servicios incluidos en el Capítulo IV de dicha Ley. El
Artículo 362 del Código Tributario, establece que este impuesto gravará la transferencia de
algunos bienes de producción nacional a nivel del fabricante, su importación y la prestación y
locación de los servicios descritos en la referida Ley. La base imponible de este impuesto es:

a. En el caso de los bienes transferidos por el fabricante, el precio neto de la transferencia que
resulte de la factura o documento equivalente, extendido por las personas obligadas a ingresar
el impuesto.

b. Cuando los bienes transferidos a nivel de fabricante sean alcoholes, cervezas, o productos
del tabaco, se tomará como base el precio de venta al por menor, antes de ser aplicado este
impuesto.

c. En el caso de las importaciones se tomará como base el precio de venta al por menor,
atendiendo al valor definido para la aplicación de los impuestos arancelarios, todos los tributos
a la importación o con motivo de ella con excepción del Impuesto sobre las Transferencias de
Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS).

d. En el caso de prestación de servicios el valor que resulte de la factura o documento


equivalente.

Los productos de manufactura nacional en el caso del tabaco que pagarán el impuesto
selectivo en Impuestos Internos son los siguientes:

Producto del tabaco


Cigarros puros (incluso despuntados) puritos 20
y cigarrillos de tabaco o de sucedáneos del
tabaco.
Los demás tabacos y sucedáneos del tabaco, 20
elaborados; tabaco homogeneizado o
reconstruido, extracto y jugos tabaco
IMPUESTO ADICIONAL SOBRE VENTA AL POR MAYOR CIGARRILLOS

RUBIOS

BASE LEGAL: Ley 137-87.

Queda gravada por esta Ley la venta de cigarrillos tipo rubio en el país, independientemente
de los impuestos ya establecidos, del modo siguiente:

a. Por cada millar de cajetillas de 10 cigarrillos…………………....……… RD$50.00 (RD$0.05 por


cada cajetilla de 10 cigarrillos).

b. Por cada millar de cajetillas de 20 cigarrillos………..……………..…....RD$100.00 (RD$0.10 por


cada cajetilla de 20 cigarrillos).

IMPUESTO ESPECIAL SOBRE CIGARRILLOS

BASE LEGAL: Ley 39-88 que establece un impuesto adicional sobre las bebidas alcohólicas y
los cigarrillos de tabaco rubio.

RD$ 0.05 a cada cajetilla de 20 cigarrillo de tabaco rubio

4. Recaudación y destino del ISC al tabaco

4.1 La producción legal y la recaudación de tabaco en República Dominicana.

El comportamiento de las recaudaciones de los ISC al tabaco, el incremento en la actividad


ilegal, y la disminución en las ventas y producción legal indican que se están verificando
efectos no deseados de los aumentos de impuestos de la ley 253-12. Antes de tratar los
efectos que están teniendo los incrementos en los ISC y el ITBIS al tabaco, mostramos la
estructura de dichos impuestos por productos.

La Tabla No. 2 presenta los gravámenes para el tabaco. En el caso de este producto, el
incremento se realizó sobre el ISC específico y el ITBIS. Al igual que con las bebidas alcohólicas,
el ISC específico por cajetilla de cigarrillo aumentará cada año de acuerdo a lo expresado en la
ley 253-12; aplicando el mismo ajuste por inflación descrito anteriormente. En la actualidad, el
total de los tres impuestos representan más de la mitad del precio de venta de una cajetilla,
alrededor de un 55% de este.
Los gráficos 1 muestra el comportamiento de la producción reportada a la Dirección General
de Impuestos Internos, y el de las recaudaciones por concepto de ISC a los productos de
tabaco. este grupo de productos han experimentado reducciones en sus volúmenes. Las
recaudaciones de ISC se muestran en el Gráfico No. 2. Se aprecia que, en términos reales, el
monto recaudado por concepto de ISC a productos del tabaco se ha reducido en los últimos
cuatro años (columnas rojas). De igual forma, las recaudaciones de ISC a las bebidas
alcohólicas han permanecido prácticamente invariables en los últimos cuatro años. En ese
periodo, los ingresos ajustados por inflación solo crecieron 2.6%.
4.2 Las dimensiones de la ilegalidad del tabaco

Como las bebidas alcohólicas y los cigarrillos que proceden del mercado negro o informal no
son producidos en facilidades fiscalizadas o registradas legalmente, su volumen es difícil de
estimar. Sin embargo, en diferentes países existen informes oficiales sobre estadísticas
relacionadas con el contrabando.

En República Dominicana no hay estadísticas oficiales que proporcionen una noción del
tamaño del mercado informal de bebidas y cigarrillos. Por lo tanto, es necesario recurrir a
fuentes que puedan proporcionar una idea de los volúmenes contrabandeados, teniendo en
cuenta que son aproximaciones del mercado informal real. En ese sentido, estimaciones
reportadas en la prensa nacional dan cuenta de que en 2013 entraron al país más de 200
millones de cigarrillos ilegales. Ese monto es más de un 12% del total producido por la
industria local en ese año. El incremento en las noticias de diversos medios de comunicación,
reportando decomisos de contrabandos y falsificaciones de cigarrillos, pueden ser un indicio
del incremento en el volumen de productos ilegales luego de los incrementos de impuestos.
Experiencia internacional

Cigarrillos

¿Cuál es el estado dentro de los Estados Unidos que tiene la mayor cantidad de contrabando
de cigarrillos? No debe sorprender que sea Nueva York. Este estado ocupa el primer lugar,
tanto en consumo de cigarrillos de contrabando, como en el impuesto cobrado por cajetilla. Se
estima que el 56.9% del consumo de los habitantes del estado durante en 2012 fue de
cigarrillos contrabandeados. En 2006, el consumo de cigarrillos de contrabando se estimó en
35.8%. ¿Qué hecho se produjo que motivara a que casi seis de cada diez cajetillas vendidas
pasaran a ser ilegal? El ISC por cajetilla se incrementó en 190% durante ese periodo. Como
podía ser previsto, se produjo un incremento en el incentivo al aumento del mercado informal.

La situación anterior se verifica en otros estados de Estados Unidos. El Gráfico No. 5 ilustra la
relación que existe entre los impuestos por cajetilla de cigarrillos expresados en dólares, y la
proporción del consumo total que proviene del contrabando. El gráfico muestra que los
estados con impuestos más altos tienen mayor flujo de contrabando.
Nota: los números negativos representan el flujo de contrabando que sale de los estados con
impuestos bajos a aquellos con más altos impuestos.

Canadá es un país que, al igual que Estados Unidos tiene un alto nivel de institucionalidad,
ocupando el lugar número siete entre los 192 países evaluados en la edición 2014 del Índice de
Calidad Institucional. De igual forma, se encuentra entre los 10 países con menor percepción
de corrupción, y ocupa el lugar 11 en el mundo en el Índice de Imperio de la Ley. Sin embargo,
a pesar de ser un país en el cual se hacen cumplir las leyes, históricamente ha tenido un
problema de contrabando de cigarrillos.

Al igual que en otros países, en Canadá el contrabando ha estado relacionado con el nivel de
impuestos a los cigarrillos. El Gráfico No. 6 muestra las estadísticas de decomisos de cartones
de cigarrillos y el nivel de impuestos selectivos por cartón. Como se aprecia, entre 1994 y 1997
el impuesto se redujo a la mitad y el contrabando llego a su nivel más bajo. De 456,000
cartones decomisados en 1994, la cifra se redujo a 29,000 en 2001; una reducción de más de
93%. Sin embargo, cuando el ISC fue incrementado en el año 2002 el contrabando se hizo más
rentable y creció a niveles superiores a los de los años anteriores a la reducción de impuestos.
En los años posteriores a 2009, los decomisos de contrabando disminuyeron. En adición a la
implementación de una iniciativa más fuerte para reducir el tráfico de cigarrillos, otro hecho
importante se producía al otro lado de la frontera. En los estados del norte de los Estados
Unidos los impuestos empezaron a ser incrementados. Por tanto, los diferenciales de
impuestos empezaron a disminuir, y el precio de los cigarrillos ilegales subió.
Independientemente del hecho que ocasionara la reducción en el contrabando, el caso de
Canadá muestra la respuesta del mercado de contrabando a los cambios en los impuestos.

También es necesario notar que el volumen contrabandeado en 2012 es superior al que


prevalecía a finales de los 90; una época en que los canadienses fumaban más, como muestra
el Gráfico 7. La prevalencia o porcentaje de la población fumadora ha ido disminuyendo desde
1995. Sin embargo, a pesar de la disminución en la prevalencia del consumo de cigarrillos, el
contrabando no disminuyó proporcionalmente. Este hecho proporciona una idea de qué tan
importante se han convertido los cigarrillos ilegales en el mercado como un todo.

A partir de la información de los gráficos No. 7 y No. 6, se puede observar que en los años en
que los impuestos fueron menores, más personas estaban dejando de fumar. Entre 1994 y
2001, la prevalencia se redujo en 29%. En cambio, entre 2001 y 2008, periodo de incremento
de impuestos, solo disminuyó 18.2%. Otros factores, y no los impuestos, entre los que se
encuentran la edad y la decisión voluntaria de fumar, explican el resultado observado.
Implicaciones de políticas públicas.

La experiencia internacional en países con mejores instituciones que las nuestras indica que el
contrabando llega a desbordar la capacidad de las autoridades para detenerlo. Si los incentivos
son altos, aumenta el atractivo del negocio ilegal; y mayor tiende a ser la participación de
diferentes sectores de la sociedad en el mismo, incluso con involucramiento de mafias
internacionales y grupos terroristas.

La prevalencia de mercados informales a nivel internacional indica que los ISC de alcoholes y
cigarrillos no han probado disuadir el consumo de estos. En sentido general, los consumidores
tienen diferentes opciones cuando estos productos se vuelven menos asequibles. Usualmente,
las personas optan por: i) consumir productos de contrabando; ii) comprar productos falsos,
pensando que compran el original; iii) reducir el presupuesto del hogar destinado a otros
bienes y servicios; o iv) moverse a marcas más baratas. Todas estas opciones tienen sus
implicaciones.

Las decisiones de buscar alternativas para continuar consumiendo bebidas y cigarrillos inciden
de forma negativa sobre el bienestar y el ingreso de los ciudadanos. En adición, pueden
incrementar los riesgos a la salud, incluyendo la muerte. Además, promueven la informalidad
dentro de la economía. Por último, tienden a disminuir los ingresos fiscales, objetivo que, en la
práctica, es el que predomina como política pública. Tal cual sucedió en República Dominicana
con la implementación del incremento de impuestos que se produjo con la ley 253-12, y como
ha sucedido en modificaciones anteriores al Código Tributario .

Para concluir, es necesario señalar que una verdadera reforma fiscal, que incluya una reforma
al Código Tributario de República Dominicana, debe considerar todos los efectos negativos de
las altas tasas de los ISC sobre bebidas y cigarrillos. Una verdadera reforma tributaria –
necesaria, por demás– debe incluir una reducción de estos selectivos. De igual forma, debe
contener la reducción de los diferentes selectivos existentes sobre otros bienes y servicios, que
también causan distorsiones y hacen más costosa la economía dominicana y la competitividad
del país.
4.3 Destino del ISC del tabaco

5. El tabaco en la Republica Dominicana

5.1 El Tabaco Dominicano

La República Dominicana es el primer país del mundo en volumen de cultivo. Sus cigarros
puros son los más populares en Estados Unidos, uno de los países con mayor arraigo
tabaquero del mundo. Están demostrando en los últimos tiempos su superioridad frente a su
competidor más directo: el cigarro Habano cubano.

Plantación de tabaco dominicano

Las principales cualidades de un buen puro son: combustibilidad, textura, sabor, elasticidad,
olor, color y equilibrio en la composición de nicotinas y aceites. Los cigarros dominicanos
exhiben todas estas características, además de otras, que sólo el experto fumador sabe
apreciar.

Los puros dominicanos han conquistado el 60 por ciento del mercado norteamericano, de
acuerdo con la Asociación de Países Productores de Tabaco. Asimismo, Europa en su totalidad
y gran parte de los países africanos y asiáticos, incluido China, se encuentran entre los clientes
habitúales del tabaco dominicano.

La República Dominicana exporta más del 90 por ciento del tabaco que produce, tanto en rama
como manufacturado en cigarros puros, que tienen prestigio mundial.

La provincia de Santiago es líder en la producción nacional de tabaco y aporta el 80 por ciento


de las exportaciones de este producto.

Los tabacos de la República Dominicana, cultivados a partir de semillas cubanas por expertos
formados también en Cuba, han mejorado tanto en los últimos años que pueden competir hoy
con las mejores marcas cubanas y cuestionar la supremacía del Habano. No obstante, decir
que, aunque el tabaco dominicano no es tan fuerte y especiado como el cubano, su pleno
sabor le ha permitido crear nuevas mezclas para la confección de tripa, más atractivas para
todos los gustos.

Tamboril, República Dominicana

El Tabaco es el nombre popular de la planta Nicotiana tabacum, originaria de la parte Sur de


América, específicamente de la zona comprendida entre Perú y Ecuador.

Los pueblos precolombinos inhalaban el humo despedido por la hoja quemada del tabaco con
el fin relajar la introducción a sus ceremonias religiosas. Los conquistadores españoles,
asombrados por ello, decidieron llevarlo a Europa. Es aquí donde comienza el desarrollo
tabaquero en el mundo.
En República Dominicana el ciclo de producción de tabaco inicia entre julio y agosto, con la
preparación de la tierra. Ya en septiembre comienzan a formarse los semilleros de donde se
sacan plantitas de 35 o 45 días. El crecimiento de la planta se da bajo la más estricta vigilancia,
para cuidarla de plagas y enfermedades que pudieran provocar la pérdida de consistencia y
aroma del producto final. Posteriormente se siguen rigurosos controles en el secado,
fermentación, selección y preparación de las hojas del tabaco. Finalmente, ya en manos de
nuestros artesanos tabaqueros estas hojas se transforman en los deliciosos cigarros
dominicanos.

Estamos sin duda ante el mejor tabaco del mundo en la actualidad. Prestigiosas revistas
especializadas, y expertos fumadores de todo el mundo. así lo avalan. Tabaqueros de La Vega
Dominicana, están impulsando un producto de altísima calidad, muy apreciado en todos los
círculos de fumadores.

La Compañía Tabaquera Dominicana se ha unido a este proyecto de colocar al Tabaco


Dominicano, en lo más alto de los mercados mundiales del sector.

5.2 Origen del tabaco

El tabaco es una planta herbácea cuyo nombre técnico es nicotinia tabacum y se ha convertido
en la droga legal más consumida junto con el alcohol. El hecho de que sea una droga legal no
significa que esté libre de efectos secundarios, pero ese es otro tema que trataremos en otro
artículo porque hoy vamos a hablar del origen del tabaco, de su historia y evolución.

Origen del tabaco en el mundo

El tabaco es originario de América tropical y no es una droga nueva. Ya 3.000 años antes de
Cristoesta planta se había extendido por el Caribe y las poblaciones indígenas de la zona ya la
consumían antes de que Cristóbal Colón llegará hasta tierras latinoamericanas.

De hecho, el tabaco ya aparece en los restos del arte precolombina y los españoles que
visitaron la zona ya contaban que los nativos americanos fumaban hojas secas
de tabaco enrolladas.

Entre los países americanos consumidores de tabaco destacan Brasil, México y las Antillas.

Ese es el verdadero origen del tabaco.

Y es que los mexicanos creían que el tabaco poseía propiedades medicinales y utilizaban esta
planta en sus rituales y ceremonias. Era, por así decirlo, una planta que formaba parte de la
cultura de las personas residentes en estos países.

Sin embargo, con la invasión europea la cosa cambió. Estas connotaciones culturales
desaparecieron y el tabaco comenzó a utilizarse de forma más tradicional, similar a como lo
conocemos ahora.

Pero antes de que eso sucediera, la corona española envió a tierras americanas a un médico y
botánico español llamado Francisco Hernández de Boncalo. Así es como se inició la primera
expedición para el estudio y el análisis del tabaco y de sus propiedades, que tuvo lugar entre
los años 1571 y 1577.
Ya a principios del siglo XVI los españoles comenzaron a cultivar tabaco en la isla de Cuba hasta
que unos años después pasara a cultivarse en Europa, Japón, Filipinas y África.

Es más, el cultivo del tabaco y las transacciones comerciales realizadas con esta planta fueron
reguladas por los gobiernos de todos los países, llegando incluso a crearse monopolios o
severos impuestos sobre su producción o consumo.

Con el paso del tiempo se terminaron estableciendo plantaciones de tabaco en países


determinados como Brasil, Nueva España (Guadalajara) o Cuba. Pero no solo eran los
españoles los que cultivaban y vendían el tabaco, sino que Francia, Portugal e Inglaterra se
introdujeron también en el negocio.

Ya en el siglo XIX el mercado del tabaco y su industrialización estaba totalmente difundida. En


España, su consumo masivo se hizo popular a partir de los años 50 del siglo XX.

La industria del tabaco y el impacto mortal de sus productos cuestan a las economías
mundiales más de US$1 billón anualmente en gastos de atención médica y pérdida de
productividad, según los resultados publicados en el estudio La economía del tabaco y el
control del tabaco.

Esta monografía fue elaborada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Instituto
Nacional del Cáncer de los Estados Unidos.

El documento cita las estimaciones del economista Mark Goodchild, quien calculó que, en
2012, el costo económico total del tabaco era de 1.4 billones de dólares, o el 1.8% del PIB
anual mundial.

Los costos del uso del tabaco incluyen enfermedad, discapacidad, muerte prematura y
consumo e inversión perdidos.

De acuerdo con las evaluaciones del investigador, el costo sanitario de fumar en todo el
mundo fue de US$422 mil millones, representando el 5.7% de los gastos mundiales en salud.

En los países de ingresos altos (6,5%), en la Región de las Américas (6,7%) y en la Región
Europea (6,6%) se observó una mayor proporción de los costos directos del cuidado de la salud
por fumar que en otros países o regiones.

Los costos indirectos estimados totalizaron US $ 357 mil millones para la morbilidad y US $ 657
mil millones para la mortalidad.

Los países de ingresos altos y los países de las regiones europeas y de las Américas gastaron las
cantidades más elevadas proporcionalmente en las enfermedades atribuibles al tabaco (2,2%,
2,5% y 2,4% del PIB, respectivamente).

Alrededor del 80% de los fumadores del mundo viven en países de ingresos bajos y medios.

El costo directo e indirecto de las enfermedades atribuibles al tabaquismo en los países de


ingresos bajos y medios representa aproximadamente el 40% del costo económico mundial del
tabaquismo.

El costo del tabaquismo fue proporcionalmente más bajo en las regiones de África y del
Mediterráneo oriental, lo que refleja en parte la menor prevalencia de tabaquismo y la
intensidad del tabaquismo en estas regiones en relación con las regiones con mayores niveles
de consumo de tabaco, como Europa Oriental.

6. Relación entre recaudación y gasto fiscal en salud publica

6.1 Costo para la economía

La OMS establecen que el uso del tabaco y sus consecuencias se han concentrado cada vez
más en los países de ingresos bajos y medios y, en la mayoría de los países, entre las
poblaciones de bajo nivel socioeconómico.

En este sentido, la publicación destaca que el uso del tabaco en los hogares pobres exacerba la
pobreza al aumentar los costos de la atención médica, reducir los ingresos y disminuir la
productividad, así como desviar recursos familiares limitados de las necesidades básicas.

En República Dominicana

Otra fuente, el Atlas el Tabaquismo, indica que el tabaco daña la salud, el tesoro y el espíritu
de la República Dominicana. Cada año, más de 6,410 de sus personas mueren a causa de
enfermedades causadas por el tabaco, mientras que más de 11,100 niños y más de 871,000
adultos siguen consumiendo tabaco cada día. La complacencia frente a la epidemia de
tabaquismo garantizará que la industria tabacalera siga pisoteando la vida de los ciudadanos
de la República Dominicana y se asegure de que la tasa de mortalidad del tabaco crezca cada
año que pasa. Los defensores del control del tabaco deben acercarse a otras comunidades
para fortalecer sus esfuerzos en esta lucha mortal.

Muertes

% causado por el tabaco: 2010

12.4% de hombres

A pesar de que en promedio menos hombres mueren en la República Dominicana que otros
países de ingresos medianos, todavía 80 hombres son asesinados por el tabaco cada semana,
lo que exige medidas de los responsables de la formulación de políticas.

11.1% De mujer

En la República Dominicana, mueren más mujeres que en promedio en los países de medianos
ingresos.

Según Atlas en la República Dominica en el 2013 14.5% de los hombres usaba tabaco a pesar
de que, en promedio, en República Dominicana, menos hombre fuman que en promedio en los
países de mediano ingreso, todavía 521,900 hombre aun fuman cigarrillo por dia, el síntoma
de una amenaza continua y grave para la salud pública.

En el caso de las mujeres en República Dominicana 9.6% fuman, más que el promedio en los
países de medianos ingresos.

Las mujeres fumadoras representan el 9.6% de la población femenina, una proporción más alta
que el promedio de los países de ingreso medio, según el Atlas.

“La compra de tabaco roba a las familias los recursos que necesitan para salir de la
pobreza. Un fumador en la República Dominicana tendría que gastar el 7,2% de la renta
media nacional para comprar 10 de los cigarrillos más baratos para fumar cada día!”, alerta la
iniciativa de la Sociedad Americana del Cáncer y la Fundación World Lung.

Los ingresos combinados de las 6 mayores tabacaleras del mundo en 2013 fueron de USD342
mil millones, un 82% más que el Ingreso Nacional Bruto de la República Dominicana. La
industria es una fuerza poderosa que no teme las acciones de los Estados-nación porque sus
recursos a menudo son mucho más grandes.

6.2 Costo de tratamiento a enfermo por tabaquismo en la Republica Dominicana

El tabaquismo es la principal causa evitable de muerte en todo el mundo, sin embargo, el


aumento de los impuestos al tabaco y la prohibición de la publicidad no han mermado su
consumo.

Pese a esta realidad, más del 80% de los países no aplican impuestos al tabaco con el
máximo rigor, y, por ende, la Organización Mundial de la Salud (OMS), reporta -que al
menos uno de cada diez adolescentes-, entre 13 y 15 años de edad, consume tabaco a
nivel mundial.

Está científicamente comprobado que el consumo del tabaco provoca aumento de


ansiedad, irritabilidad, angustia... esto es producto de la dependencia que desarrollan los
fumadores a la nicotina, uno de las sustancias más adictivas que están en el cigarrillo.

Según explicó el doctor Larry Gómez, encargado del servicio de psicooncología del
Instituto de Oncología “Dr. Heriberto Pieter”, los científicos aseguran que esta sustancia se
toma ocho segundos en llegar al cerebro, específicamente al sistema límbico.

Sostuvo que el tabaco ocasiona enfermedades pulmonares con crisis asmáticas y a largo
plazo desarrolla cáncer de pulmón, el cual está más asociado a su consumo. Otros tipos
de cáncer que se pueden desarrollar son los de la cavidad oral: boca, lengua, laringe y
faringe.

6.3 Medidas para disminuir el consumo del tabaco en República Dominicana

Impuestos para desestimular el consumo

La investigación sostiene que las políticas para controlar el uso del tabaco, incluyendo
impuestos sobre el tabaco y los aumentos de precios, pueden generar ingresos
gubernamentales significativos para el trabajo de salud y desarrollo.

“Los ingresos fiscales anuales de los cigarrillos en todo el mundo podrían aumentar en un 47%,
o 140.000 millones de dólares, si todos los países aumentaran los impuestos especiales en
unos US $ 0.80 por paquete”, indica.
El tabaquismo es la principal causa evitable de muerte en todo el mundo, sin embargo, el
aumento de los impuestos al tabaco y la prohibición de la publicidad no han mermado su
consumo.

Pese a esta realidad, más del 80% de los países no aplican impuestos al tabaco con el
máximo rigor, y, por ende, la Organización Mundial de la Salud (OMS), reporta que al
menos uno de cada diez adolescentes, entre 13 y 15 años de edad, consume tabaco a
nivel mundial.

Está científicamente comprobado que el consumo del tabaco provoca aumento de


ansiedad, irritabilidad, angustia... esto es producto de la dependencia que desarrollan los
fumadores a la nicotina, uno de las sustancias más adictivas que están en el cigarrillo.

Según explicó el doctor Larry Gómez, encargado del servicio de psicooncología del
Instituto de Oncología “Dr. Heriberto Pieter”, los científicos aseguran que esta sustancia se
toma ocho segundos en llegar al cerebro, específicamente al sistema límbico.

Sostuvo que el tabaco ocasiona enfermedades pulmonares con crisis asmáticas y a largo
plazo desarrolla cáncer de pulmón, el cual está más asociado a su consumo. Otros tipos
de cáncer que se pueden desarrollar son los de la cavidad oral: boca, lengua, laringe y
faringe.

La Organización Mundial de la Salud conmemora el 31 de mayo Día Mundial Sin Tabaco,


cuyo objetivo es resaltar el riesgo que este tiene para la salud; y a la vez promover
políticas eficaces para reducir su consumo.

En este año 2016, la OMS y la Secretaría del Convenio Marco para el Control del Tabaco
invitan a todos los países para que se preparen para el empaquetado neutro de los
productos del tabaco, una medida que tiene como objetivo reducir la demanda haciendo
una envoltura menos atractiva para el consumidor y donde se refuerzan las advertencias
sanitarias.

La Liga Dominicana Contra el Cáncer, es una de las instituciones del país que se une a
esta celebración, por lo cual cada año pone en marcha una campaña educativa que se
realizará con el lema: “Nosotros elegimos no fumar, ¿y tú?”.

Los medios de comunicación son los principales portavoces de esta iniciativa, la cual está
dirigida a la población en general, específicamente al público joven, porque es la población
más vulnerable.

El objetivo principal de esta campaña es informar y educar a la población sobre los


severos daños que ocasiona el tabaco a la salud. Además de utilizar los medios de prensa
para advertir al público; también se realizarán charlas en centros educativos (colegios y
escuelas), para alertar jóvenes.