Está en la página 1de 3

Critica musical del Recital de 5to semestre de cambio de nivel por Abiram Mejía Pérez.

Este concierto fue realizado el día 11 de diciembre de 2017 en la sala de big band de la escuela de música a las 12:00 de medio día, con motivo del cambio de nivel del alumno Abiram Mejía de la academia de batería de la licenciatura de Jazz y Música Popular. El repertorio abarco diversos estilos musicales, pero enfocado principalmente al Jazz.

La logística del concierto abarco desde la difusión de Flyers en las redes sociales hasta los carteles pegados en los pasillos de la escuela con algunos días de anticipación. El día del recital se desplego un grupo de personas con aproximadamente 2 horas de anticipación para que el evento saliera con excelentes resultados. Fueron ellos quienes se encargaron de mover sillas, y mesas para los maestros que calificarían, así como como los distintos amplificadores y pedestales para los músicos de acompañamiento quienes llegaron con sus respectivos instrumentos a conectarse prácticamente y checar sus niveles de volumen. Los músicos de acompañamiento fueron, David Smith en el Sax tenor, Tom Kessler en el contrabajo, y Augusto Deco en el vibráfono. Por su parte, el baterista quien sería calificado ese día llego con mucha más anticipación por la complicación de la instalación de su instrumento en ese aspecto. Posteriormente las personas ingresaron minutos antes del evento y se dio inicio con aproximadamente 10 minutos de retraso justo después de que alguien entregara los programas de mano para cada persona. Fue así como transcurrió cada uno de los temas de los cuales hablare en géneros abordados durante el concierto. Finalmente, al término del concierto el alumno calificado dio algunas palabras de agradecimiento para las personas presentes y para sus maestros. Al termino se levantaron las sillas por parte de la mayoría de los alumnos ya que en seguida se realizaría un ensayo de la big band de la escuela de música.

Los generos utilizados durante el concierto fueron enfocados al jazz y los temas crearon diversos momentos en el recital. El tema con el que se abrió el concierto fue Acknowledgement, el primer movimiento de la famosa suite de John Coltrane titulada A love supreme, y que es principalmente Har Bop. El segundo tema fue Evidence de Thelonious Monk, que también es genero Hard Bop. Este estándar aguarda ciertas características rítmicas que lo hace atractivo en comparación a otros temas de esta época. Seven Steps to Heaven de Miles Davis fue también hard bop pero mas fusión, debido a la constante revolución y transformación a la que Miles estaba expuesto debido a su estilo. Im a Fool to Want You de Joel Herron contrasto totalmente con lo escuchado anteriormente hasta ese momento ya que se trata de una balada de jazz con una melodía sumamente bella y pulcra. Hasta ese momento es lugar estaba sumamente lleno, ya que incluso había muchas personas paradas escuchando la actuación de los músicos. Posteriormente y en seguida los músicos tuvieron un segmento de improvisación libre simultánea, creando un momento efervescente y nervioso a la vez, pero sobre todo poderoso. Cabe destacar la actuación del saxofonista David Smith en este tema e improvisación posterior.

El concierto fue cerrado con el tema Jazz Crimes de Joshua Redman, este tema es de características más contemporáneas ya que tiene un estilo Funk y jazz.

El vestuario utilizado por cada músico fue disparejo, ya que cada músico llevaba puesto la ropa que por lo menos, yo comúnmente les veo puesta, David camisa y pantalón, Tom playera y pantalón de mezclilla, Augusto camisa y Pantalón de mezclilla, y Abiram una camisa chiapaneca y un pantalón de tela. Nada formales en realidad. Sin más, este fue el vestuario que cada músico utilizo ese día durante la actuación que sin duda entregada a la música de una manera espectacular. Por parte de los sinodales, ellos llegaron mucho más formales al evento en el calificarían la actuación del baterista.

La puntualidad de parte de los músicos que participaron en este recital fue certera ya que se presentaron aproximadamente unos cuarenta minutos antes de que comenzara para poder conectarse y acomodar sus respectivos instrumentos. Por parte de lo sinodales, ellos estuvieron presentes aproximadamente unos diez minutos antes. La puntualidad de las personas que acudieron a escuchar el recital fluctuó debido a que la mayoría llegaron mucho tiempo después y llegaron conforme transcurría la actuación del recital no impidiendo claro todo lo que acontecía en el espacio donde tocaban.

Acerca del rider técnico, voy a mencionar tres parámetros que me parecen esenciales para poder comprender esto y que sustraje de pagina web:

http://monitorlatino.com. En primer punto, las características generales del sistema fueron las siguientes, no se utilizaron monitores, ni se utilizo mesa de control sonora ya que cada musico se auto-sonorizo, no hubo tarimas debido a las características de la sala. El stage plot del baterista estaba al fondo de lado izquierdo y su back line fue: hit hat, crash, tom de aire, tom de piso, tarola redoblante, bombo. El contrabajista estaba al fondo y al centro, y su back line fue un contrabajo. El vibrafonista estuvo colocado, al fondo de lado derecho y su backline fue: un vibráfono y sus cuatro baquetas. La microfonia del recital no fue mucha ya que se utilizaron 3 micrófonos para la batería, uno para cada uno de los demás instrumentistas. El rider se asemeja mucho a la siguiente imagen:

para la batería, uno para cada uno de los demás instrumentistas. El rider se asemeja mucho

Mis observaciones personales acerca de este recital fueron las siguientes:

considero que la actuación de cada uno de los músicos fue sumamente profesional y sobre todo entregada al performance del momento, es de resaltar sin duda que cada uno de los que actuaron tuvieron sus momentos de protagonismo. A decir acerca del calificado, que fue el baterista, tuvo una excelente actuación en cuanto sus momentos de improvisación hasta cuando fungió como acompañante que fue la mayoría del tiempo. Me pareció demasiado interesante la capacidad de recrear todos los estándares tocados ya que son temas comúnmente escuchados dentro del repertorio de cualquier combo de jazz, logrando crear clímax en determinados segmentos de los temas. La conexión y el momento creado fue efectivo ya que parecía que todas las personas presentes estaban incluidas en ese momento musical. Las personas presentes en el recital, en comparación a otros ambientes, estaban batiendo palmas, algunos gritaban, e incluso danzaban cuando la música se los pedía, y justamente por eso es que siento que fue un concierto sumamente inclusivo. Los sinodales estuvieron de alguna manera parcos ante la situación a excepción de uno que estuvo un poco mas activo y con un comportamiento más cercano a los de los demás espectadores comunes. Mas allá de mi experiencia como critico y como espectador, me gustaría reflexionar acerca de la importancia de este tipo de conciertos, ya que uno pude escuchar mucha música nueva y muy poca tocada en Tuxtla, lo que hace que el publico tenga nuevas ideas, nuevas concepciones artísticas y se amplíe el panorama de opciones para todos los músicos y artistas sin excepción.

Alfonso Fabian Ruiz Lopez

Tecnologías de la información y comunicacion 1